Educadores Asociados

http://ramiolra.es.tl/

MODELOS DE LA CIENCIA,
METODOLOGÍA

1.1 MODELOS DE LA CIENCIA
A partir de las posiciones epistemológicas vigentes, se han propuesto diferentes características de las ciencias y se ha modelado el proceso de investigación de distintos modos; esto se ha concretado, a su vez, en diversas maneras de clasificar las investigaciones. Por ello, es preciso analizar los diferentes enfoques y paradigmas de la investigación científica para estar en condiciones de comprender mejor el proceso de investigación y las metodologías empleadas para el abordaje de diferentes objetos de estudio, según corresponde a cada ciencia particular; en ese marco se podrá identificar y caracterizar a las ciencias de la educación con mayor rigurosidad y confiabilidad. He ahí el problema y los objetivos del presente capítulo. Es evidente que los conocimientos que elaboran los seres humanos llevan el sello, la marca, de su contexto histórico-social. Adicionalmente, cada persona humana es única y, por tanto, única es también su forma de conocer, interpretar, denominar y transformar la realidad. Sin embargo, tradicionalmente se asumen generalizaciones respecto a los objetos de estudio, o a las metodologías que debieran emplearse en el proceso de investigación, o a los criterios para establecer la verdad y validez de los hallazgos. Esto trae como consecuencia que surjan confusiones, discrepancias y hasta contradicciones entre las distintas maneras de entender la ciencia y de abordar un proceso de investigación.

Por lo expuesto, si se desea abordar con seguridad un proceso de investigación, es necesario precisar, primero, las principales maneras de entender la actividad científica; es decir, los paradigmas predominantes en el contexto científico actual. Entiéndase conceptos, por paradigma el sistema de

categorías, principios, leyes, teorías, códigos lingüísticos,

metodología, instrumentos, etc., aplicado para caracterizar y definir el proceso y el resultado de la investigación científica.

Puede afirmarse que los paradigmas más relevantes en la actualidad se inscriben en dos grandes enfoques generales: u n o , denominado cuantitativo; y otro, conocido como cualitativo.

El cuantitativo es primero, históricamente hablando, aunque aún tiene vigencia, particularmente para el estudio de la realidad objetiva; es decir, de aquellos objetos de estudio constituidos por hechos, fenómenos, que suceden con independencia del sujeto investigador, como todo lo que conforma el ambiente natural. Son los objetos físicos o la relación entre ellos; por ejemplo, el estudio de los seres vivos, en cuanto a su constitución biológica, llámense animales, plantas, cuerpo humano; o también, objetos inanimados, como el universo o cualquiera de sus componentes físicos. El enfoque cuantitativo, además, se caracteriza por orientar el proceso de estudio a la búsqueda de leyes o principios exactos, generalmente

expresados cuantitativamente, en forma numérica, basándose en la observación empírica y en la experimentación; de ahí que es aplicable, fundamentalmente, al estudio de las ciencias naturales. Pero hay otros objetos de estudio en los que predominan aspectos subjetivos, como los sentimientos, intereses, conductas de los seres humanos en relación con sus culturas–sean vistos individual o colectivamente- es decir, hechos sociales. En estos casos, el enfoque cuantitativo no siempre facilita el estudio o garantiza la fiabilidad de los resultados. Es más, hay objetos de

esta naturaleza que simplemente no pueden ser estudiados aplicando este enfoque, pues no son asequibles a la percepción por los sentidos, por tanto, la observación y la experimentación encuentran obstáculos

insalvables para su aplicabilidad. Por ello surge la necesidad de nuevos enfoques metodológicos que conforman el enfoque cualitativo.

Como se verá más adelante, el proceso de investigación implica, de todos modos, una fase de teorización o modelación, en la que por lo que, en estos procesos de investigación no se requiere de absolutamente experimentación, por ejemplo, sino que aquí predominan métodos teóricos, resulta necesario la combinación de métodos inscritos en diversos paradigmas, sin que esto signifique contradicciones epistemológicas.

La

tradición

cuantitativa

o

positivista,

como

dice

Arnal

(2004),

compara

al investigador con un ingeniero que sabe lo que busca, cómo

buscarlo y lo que espera encontrar. Realiza su trabajo de forma lineal, secuencial y paso a paso. Intenta descubrir lo que busca. La tradición cualitativa –señala el mismo autor- compara al investigador con un explorador que sabe lo que busca pero con escaso conocimiento del área en estudio y “mapifica” conforme estudia. El investigador describe lo que encuentra.

El autor citado distingue tres niveles en el debate entre estas dos posiciones: el filosófico-epistemológico, el metodológico y el técnico; es decir, el de los supuestos conceptuales y formas de conocer; el de procedimientos y reglas básicas de la investigación; y, finalmente, el de las técnicas de muestreo, medición, recogida de información y análisis estadístico y otros, respectivamente.

En lo concerniente al primer nivel; es decir el filosófico-epistemológico, en el fondo el debate se centra en la contraposición entre objetivismo y subjetivismo. Los dos enfoques básicos son, por tanto, el realista, positivista, cuantitativo, basado en el enfoque filosófico del realismo; y el naturalista, interpretativo, cualitativo, basado en la concepción filosófica del idealismo. El cuantitativo se apoya en una teoría del conocimiento a través de los sentidos, en una concepción estática del mundo y de la ciencia; en cambio el cualitativo tiene una visión cambiante y dinámica del conocimiento.

Si se realiza una comparación entre ambos enfoques, se puede precisar lo siguiente, nuestra considerando la fuente de adaptación efectuada en las conclusiones de Mc

Gartland y Polgar (Ibidem).

Primero.- Si se tiene en cuenta la percepción de la realidad del sujeto, en el enfoque cuantitativo ésta es reduccionista; se exige la identificación y definición de variables específicas; en cambio en el cualitativo, es holística,

se tiene en cuenta a las personas en el contexto de sus entornos sociales.

Segundo.- La posición del investigador, en el enfoque cuantitativo es objetiva, se basa en la observación medida, precisa; en el cualitativo es subjetiva, se basa en la interacción personal íntima con los sujetos.

Tercero.- Según el origen de los datos, en el cuantitativo éstos surgen de las interrelaciones entre variables específicas; en el cualitativo, de las descripciones de los actos y de los puntos de vista personales relacionados con ellos.

Cuarto.- Por las características de las teorías, en el cuantitativo, éstas son normativas, profundizar personales. en proposiciones generales que explican relaciones causales entre variables. En el cualitativo son interpretativas, se permite la naturaleza y contexto social de los puntos de vista

Quinto.- La comprobación de las teorías, en el enfoque cuantitativo es controlada, permite confirmar empíricamente o invalidar hipótesis deducidas de teorías. En el cualitativo, se realiza mediante consenso; se contrastan las interpretaciones del investigador con las de los sujetos y con las de otros observadores.

Aplicaciones.- En el enfoque cuantitativo, predicción y control de factores relacionados con el fenómeno estudiado en el contexto de investigaciones basadas en aspectos cuantitativos. En el enfoque cualitativo, interacción con las personas, basada en el consenso y relativa a valores, en el contexto de la atención al fenómeno estudiado.

A pesar de todo lo expuesto, en lo que atañe a las metodologías, la mayoría de los defensores de ambos enfoques están de acuerdo en que la

investigación que realicen sea rigurosa y sistemática, aunque sea de formas distintas.

Finalmente, en lo referente al nivel técnico parece que no hay gran problema. En los campos de las ciencias sociales, con frecuencia se aplican técnicas

cuantitativas y cualitativas. Se considera que de este modo, algunas investigaciones básicamente cuantitativas pueden ganar en la comprensión de los fenómenos utilizando técnicas adicionales análisis valoradas cualitativas; y algunas de investigaciones cualitativas tienen mayores posibilidades más estructurados si ciertas variables,

únicamente de forma cualitativa, en ciertas ocasiones son medidas de forma cuantitativa.

De acuerdo a lo expresado, el debate entre los enfoques cuantitativo y cualitativo resulta ilógico tanto para el desarrollo científico como para la reivindicación de preponderancia de uno sobre el otro, por las siguientes razones:

a. Porque ninguno de los dos enfoques es completamente erróneo. b. Porque ninguno puede por sí solo resolver problemas de los campos de las ciencias sociales. c. Porque se puede mantener el rigor de uno y la creatividad del otro. d. Porque ambos ofrecen ventajas que pueden ser aprovechadas según el problema de investigación planteado. e. Porque cada proceso de investigación es único.

Como ya se ha expresado, en este contexto teórico, si se desea abordar con seguridad un proceso de investigación, es necesario precisar,

primero, las principales maneras de entender la actividad científica; es decir, los paradigmas más importantes actualidad. de la

Diferencias entre investigación cualitativa y cuantitativa Investigación cualitativa Centrada en la fenomenología y comprensión Observación naturista sin control Investigación cuantitativa Basada en la inducción probabilística del positivismo lógico Medición penetrante y controlada Objetiva Inferencias más allá de los datos Confirmatoria, inferencial, deductiva Orientada al resultado Datos "sólidos y repetibles" Generalizable

Subjetiva Inferencias de sus datos Exploratoria, inductiva y descriptiva

Orientada al proceso Datos "ricos y profundos" No generalizable

Holista Realidad dinámica

Particularista Realidad estática

FUENTE: PITA Y PÉRTEGAS, EN: INVESTIGACIÓN CUANTITATIVA Y CUALITATIVA.

Aunque no resulta difícil, recurriendo a diversos autores, enumerar muchos paradigmas, con la finalidad de aproximarnos a una comprensión precisa, clara y más práctica que teórica, abordamos a continuación el análisis de los paradigmas convencionalmente reconocidos. Seguimos el análisis propuesto por Vargas (2000):

a. En el enfoque cuantitativo, el paradigma positivista. b. En el enfoque cualitativo, los paradigmas interpretativo y sociocrítico. 1.1.1. EL PARADIGMA POSITIVISTA También se le conoce como empírico-analítico o cuantitativo. Tiene como eje fundamental la causalidad. No hay nada que pueda existir por sí mismo, sino que todo tiene una causa. Esta relación causal se explica con el experimento, la sistematización y control estadístico y teórico. de datos empíricos a través del análisis

El principio epistemológico es la objetividad; es decir, centra el proceso cognitivo en el objeto. El conocimiento de los objetos está en ellos mismos; el conocimiento que el investigador logra de ellos es su reflejo en la conciencia humana.

En el paradigma positivista, la objetividad está garantizada por: • La observación controlada, que da origen a los datos. • Formalización de los datos a través de instrumentos medidos. • Univocidad enunciados. • Codificación numérica. de casi los siempre

Según este paradigma, el proceso de investigación científica supone la existencia del dato inmediato, separado de connotaciones subjetivas.

La

ciencia

es

entendida

como

el

conjunto

de

conocimientos

sistematizados en conceptos, teorías investigación fenómenos.

y leyes generados a través de la

científica, utilizados para describir, explicar y predecir

Los resultados de la investigación científica sólo deben describir fenómenos que uno puede cuantificar y experimentar y la validación de la prueba científica se da a través del uso de tests, instrumentos de colección y tratamiento de los datos, el grado de significación estadística, modelos de sistematización de variables y la definición operacional de los términos empleados.

Finalmente, en el

contexto descrito, el criterio de

verdad, y que da

validez al conocimiento, es la correspondencia de las teorías con la realidad objetiva.

1.1.2. EL PARADIGMA INTERPRETATIVO

También es conocido como humanístico-interpretativo o constructivista. Tiene como eje fundamental la interpretación, entendido como el proceso riguroso por el que se pasa de la experiencia fenoménica a la comprensión de la esencia a través de la recuperación total implícita y del contexto en el cual se inserta el fenómeno. El principio epistemológico es la subjetividad; es decir, centra el proceso cognitivo en el sujeto. El conocimiento de los objetos se produce en el sujeto, en la conciencia humana.

La ciencia es entendida como el conjunto de conocimientos generados por diversos métodos que permiten la comprensión de los fenómenos en sus diversas manifestaciones a través de una estructura cognitiva, con la explicación de los presupuestos, las implicancias y de los mecanismos ocultos en que se fundamentan los fenómenos.

La comprensión supone una interpretación, manera de conocer significados que no se dan inmediatamente, razón por la cual interpretación. precisamos de la

En cuanto al criterio de verdad, ésta es materia de un acuerdo condicionado

social e históricamente.

1.1.3. EL PARADIGMA SOCIO-CRÍTICO También conocido simplemente Se como en crítico. la Tiene que como explica eje la

fundamental dinámica

la acción. de

fundamenta

lógica

interna

los fenómenos. En este paradigma la causalidad es

concebida como la Inter.-relación entre los fenómenos, Inter.-relación entre el todo y sus partes.

El principio epistemológico es la concreticidad dialéctica; es decir, centra el proceso cognitivo en la relación sujeto-objeto. Lo concreto resulta de un proceso que tiene origen empírico-objetivo, pasa por lo abstracto de características subjetivas y forma una síntesis validada en la misma acción de conocer.

La ciencia es entendida como un proceso social que va más allá de la generación de conocimientos; abarca las razones de “porqué” y “cómo” se genera; y el “uso” de esos conocimientos Como producto de la acción del hombre, es considerada como categoría histórica.

El resultado de la investigación científica está dado por categorías, leyes y teorías que proporcionan un conocimiento de la realidad que puede ser perfectible en la dialéctica del proceso histórico. El criterio de verdad, y que da validez al conocimiento, es la praxis. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Arnal, J. (2004). Metodologías de Investigación. Material de apoyo. En Seminario- Taller de Metodología de la Investigación. Chiclayo: USAT. Realizado del 14 al 18 de junio, 2004. Marías, J. (1970). Historia de la Filosofía. Madrid: Editorial Revista de Occidente. Morin, E. (1999). Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. París: UNESCO. Salazar, A. (1984). Iniciación filosófica de la ciencia. Lima: Editorial

educación renovada. Tójar, J.C. (2006). Investigación cualitativa. Comprender y actuar. Madrid: Editorial La muralla, S.A.

Vargas, A. (2000). Conferencias de Metodología de la Investigación para el Programa de Doctorado en Ciencias de la Educación. Lambayeque: Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo. Escuela de Post-grado.

METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN DESDE LOS PARADIGMAS CIENTÍFICOS
2.1. METODOLOGÍAS DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA. TIPOS.

Si la investigación científica es el estudio sistemático y, por tanto, metódico de un problema, debe reconocerse que cada una de las fases del proceso se desarrolla aplicando metodologías “ad hoc” a las características del problema planteado. El método es el sistema de técnicas, procedimientos y tareas que se estructura para poder resolver el problema de la investigación, para lograr los objetivos previstos.

Aunque en términos generales se distinguen métodos teóricos y métodos empíricos, la determinación de la metodología exige la previa asunción de una posición epistemológica respecto a la ciencia y a la investigación

científica, pues de ella se derivarán las metodologías a aplicar.

Los métodos teóricos permiten estudiar las características esenciales del objeto que no son observables directamente. Son aplicables en la etapa de asimilación de los hechos y procesos, en la formulación de la hipótesis y en la construcción del modelo teórico.

Los principales procedimientos que configuran a un método teórico se centran en la abstracción e incluyen el análisis, la síntesis, la inducción y la deducción.

Al hablar de los métodos teóricos, se pueden distinguir el método histórico y los métodos lógicos. Entre los últimos destacan el de la modelación, el hipotético- deductivo, el genético, el sistémico, el causal, el dialéctico.

Los de

métodos acumulación

empíricos

sirven

para

explicar

las

características

fenomenológicas del objeto. Se emplean fundamentalmente en la etapa de información empírica y en la de comprobación

experimental de la hipótesis de trabajo.

Los métodos empíricos conllevan una serie de procedimientos prácticos y medios que permiten estudiar las características fundamentales y relaciones

esenciales del objeto que son accesibles a la captación sensorial. En este tipo de métodos se distinguen recoger, registrar proveniente concretar del objeto de los y analizar la investigación; empleados para la y los información utilizados para

la estrategia de la investigación¸ es decir, el diseño de la

investigación. Los diseños que resultan del empleo de los métodos empíricos pueden ser experimentales y no- experimentales.

A lo largo de toda la investigación científica, los métodos teóricos y empíricos están dialécticamente interrelacionados; debe entenderse que no pueden darse los unos sin los otros. Debe resaltarse el hecho de que en todo proceso de investigación se combina la aplicación tanto de métodos teóricos como empíricos. Los teóricos hacen posible la interpretación conceptual de la información empírica (datos) encontrada, para ir más allá de las

características fenoménicas y superficiales de la realidad. Contribuyen, sí, al desarrollo de las teorías científicas.

Como ya se ha delineado al analizar las características de los paradigmas, podrán aplicarse metodologías cuantitativas o cualitativas, según la naturaleza del objeto de estudio, las características del problema planteado y, por supuesto, los objetivos de la investigación. A cada metodología

corresponde una serie de materiales e instrumentos, tanto para la recogida cuanto para el procesamiento de información.

Es

fundamental

precisar,

sin

embargo

que,

bajo

la

influencia

del

paradigma positivista o enfoque cuantitativo de la investigación, por lo general se habla del método científico, como si se tratara de un solo método aplicable a cualquiera de las ciencias, sean éstas naturales o sociales. Sin embargo, como se ha podido constatar a través del análisis realizado de los paradigmas de la investigación, en realidad debiera hablarse de

métodos

de

investigación

científica,

pues

cada problema de estudio se

encuadra en un paradigma, y a cada paradigma, a su vez, le corresponden determinados métodos.

En base a lo expuesto, a continuación se determinan las características de las metodologías correspondientes a cada paradigma, a fin de poder establecer cuáles pueden aplicarse con eficacia al estudio de las ciencias sociales. 2.1.1. METODOLOGÍA CUANTITATIVA O POSITIVISTA

Es conocida también con el nombre de empírico-analítica. Sus características más saltantes -conforme a lo señalado por Arnal (ibídem)- son:

a. Tiene por finalidad describir, explicar, predecir y controlar en la medida de lo posible. b. Sigue el modelo hipotético-deductivo de las ciencias naturales. El

conocimiento positivista se basa en los fenómenos observables que son susceptibles de medición, análisis matemáticos y control experimental. Sostienen que la realidad es única y por tanto existe sólo un método para estudiarla. c. La realidad es observable, medible y cuantificable y, por tanto, lo

subjetivo queda fuera de la investigación científica. d. Busca llegar a generalizaciones de carácter probabilístico a partir de muestras representativas. e. Parte de una realidad estática que puede fragmentarse para su estudio. f. La objetividad es uno de sus rasgos más importantes.

g. Según este método, el investigador debe ser independiente; es decir, sus valores no deben interferir con el problema de estudio. h. Esta metodología se considera limitada para el estudio de la realidad

social, dada su complejidad, en comparación con el orden y regularidad del mundo natural. i. La metodología empírico-analítica de por lo general utiliza las

modalidades

investigación la

experimental, cuasi-experimental y ex-post-facto. Para

recogida de información emplea instrumentos estructurados válidos y fiables. Los criterios de racionalidad científica son la objetividad, la validez, la fiabilidad.

Según el paradigma positivista, la ciencia se define como el conjunto de conocimientos sistematizados en conceptos, teorías y leyes, generados a través de la investigación científica, utilizados para describir, explicar y predecir fenómenos. Bunge (1995) le atribuye las siguientes características:

1. Fáctico. 2. Trasciende los hechos. 3. Analítico. 4. Especializado. 5. Claro y preciso. 6. Comunicable. 7. Verificable. 8. Metódico. 9. Sistemático. 10. General. 11. Legal. 12. Explicativo. 13. Predictivo. 14. Abierto. 15. Útil.

2.1.2. METODOLOGÍA HUMANÍSTICO-INTERPRETATIVA

Es

conocida

también aunque

con

el

nombre es

de

cualitativa, como

naturalista, tradición

etnográfica,

esta

última

reconocida

una

metodológica cualitativa y, por tanto, se le ubica en el contexto de un número considerable de metodologías similares. En general, se orienta a describir e interpretar los fenómenos y se interesa por el estudio de los significados e intenciones de las acciones humanas desde la perspectiva de los propios agentes sociales. Sus características más saltantes son:

a. Su finalidad es comprender cómo las personas experimentan, interpretan

y se construyen los significados Inter-subjetivos de su cultura.

b. Sigue

un

proceso holístico-inductivo-ideográfico

que

permita

una comprensión global de los fenómenos de

los fenómenos y situaciones que estudia. c. La investigación interpretativa no aspira a establecer leyes o principios

que expresen relaciones de causalidad; más bien, pretende descubrir pautas, patrones y regularidades que permitan comprender el sentido, el significado y la construcción personal y social que los sujetos mantienen en los contextos sociales. d. Sus diseños de investigación son de naturaleza flexible y adoptan un

enfoque progresivo. Para la recogida de información emplean estrategias de tipo cualitativo, como la entrevista, la observación participante, notas de campo y análisis de documentos. e. La investigación etnográfica y el estudio de casos se consideran

modalidades de esta perspectiva metodológica.

2.1.3. METODOLOGÍA CRÍTICA O SOCIO-CRÍTICA

Las

perspectivas

humanístico-interpretativa de paradigma

y

la

crítica

configuran

el

enfoque cualitativo, por tanto, es grande el parecido entre ambas. Es conocida también con los nombres socio-crítico, racionalidad emancipadora o tradición reconstructurista (Arnal, 2004).

A

las

características

de

la

metodología

interpretativa

añade

el

componente ideológico en cuanto a la finalidad de la investigación, a la relación sujeto-objeto y al papel de los valores en el proceso de la investigación. Siendo más o menos flexibles, se pueden señalar las siguientes

características:

a. Asume una visión global y dialéctica de la realidad. b. Asume una visión democrática del conocimiento y de los procesos implicados en su elaboración. c. Emplea una visión particular de la teoría del conocimiento y de sus relaciones con la realidad y con la práctica.

d. Trata de articularse, generarse y organizarse en la práctica y desde la práctica. e. Está comprometida con la transformación de la realidad desde una dinámica liberadora y emancipadora de los individuos implicados en ella. f. El individuo pasa de ser objeto de análisis a sujeto de la investigación.

g. El conocimiento se orienta hacia la mejora social a través de la colaboración y la crítica. h. Los problemas de investigación que le interesan surgen en los contextos reales sociales. i. j. El proceso de investigación es abierto y flexible. En síntesis, la investigación crítica se orienta a la acción, a la

resolución crítica de problemas, a la capacitación de los sujetos para mejorar la condición humana de la emancipación individual y social.

En síntesis, si se admite que el paradigma interpretativo y el sociocrítico configuran el enfoque cualitativo, resulta lícito, entonces, conjugar las características de la investigación cualitativa de la siguiente manera:

a. El foco de la investigación es exploratorio y descriptivo. b. El diseño es emergente, se elabora sobre la información que se recoge. c. El muestreo es intencional, se apoya en criterios internos, no pretende generalizar los resultados. d. La recogida de datos tiene lugar en situaciones naturales, no controladas. e. Enfatiza investigación. f. Los métodos de recogida de información son cualitativos, de el papel del investigador como instrumento principal de la

naturaleza interactiva. g. El análisis de los datos es inductivo, las categorías y patrones emergentes se van construyendo sobre la base de la información obtenida. h. Toma como modelo de informe de investigación el enfoque del estudio de casos.

Atendiendo las perspectivas de Arnal (2004) y de Carrasco y Calderero (2000), estas características configuran, pues, un proceso de

investigación holístico,

contextualizado,

referido

a

lo

personal

e

inmediato,

centrado

en

la

comprensión de una situación social dada y que exige la permanencia del investigador durante un tiempo en el lugar de estudio; un proceso en el que el investigador desarrolla una teoría o modelo de lo que ocurre en la situación social, en base a un continuo análisis de la información.

Esta configuración se concreta en seis fases del proceso de investigación: a. Reflexión, que comprende: • Identificación del problema de estudio. • Propósito y significado de la investigación propuesta. • Revisión de la literatura relevante. • Cuerpo teórico. b. Planificación, que incluye: a. Selección del escenario de investigación. b. Selección de la estrategia de investigación. c. Redefinir el problema y cuestiones de investigación. c. Entrada al escenario e inicio del estudio: a. Negociación del acceso. b. Selección de los participantes. c. Papeles del investigador. d. Muestreo intencional. d. Recogida y análisis de información: a. Estrategias de recogida de la información. b. Técnicas de análisis de la información. c. Rigor del análisis. e. Retirada del escenario: a. Finalización de la recogida de información. b. Negociación de la retirada. c. Análisis intensivo de la información. f. Elaboración del Informe: a. Tipo de informe. b. Elaboración del informe.

Ventajas e inconvenientes de los métodos cualitativos vs cuantitativos. Métodos cualitativos Métodos cuantitativos Propensión a "comunicarse con" Propensión a "servirse de" los los sujetos del estudio sujetos del estudio Se limita a preguntar Se limita a responder Comunicación más La relación entre investigador e horizontal... investigados no constituye un entre el investigador y los auténtico proceso de comunicación. investigados... mayor naturalidad y habilidad de estudiar los factores sociales en un de escenario Son débiles en términos de validez Son fuertes en términos natural validez interna -casi nunca sabemos si interna, pero son débiles en miden lo que quieren medirvalidez externa, lo que pero son encuentran no es fuertes en validez externa, lo generalizable a la población que encuentran es generalizable a la Preguntan a los cuantitativos: Preguntan a los cualitativos: población ¿Cuan ¿Son particularizables son los hallazgos? generalizables tus hallazgos?
FUENTE: PITA Y PÉRTEGAS, EN INVESTIGACIÓN CUANTITATIVA Y CUALITATIVA

2.1.4. TIPOS DE INVESTIGACIÓN CUANTITATIVA De la aplicación de la metodología cuantitativa se derivan tres tipos básicos de investigación: el descriptivo, el co-relacional y el experimental.

A. Investigación descriptiva

Es el primer escalón de la investigación científica, se trata de identificar los componentes del fenómeno u objeto a estudiar y describir sus

características. Conocer sus partes a partir de la descripción (en este nivel todavía debe hablar características de van variables, sólo de factores o no se

elementos cuyas

a estudiarse para luego determinar si tienen un

comportamiento variable o constante). Para formular el problema en esta fase de la investigación, se pueden usar las siguientes preguntas: ¿Cuáles son los elementos que participan en el aprendizaje significativo? ¿Qué factores influyen en el aprendizaje de la matemática? ¿Quiénes son…? etc. B.- Investigación co-relacional Es el segundo nivel de la investigación, busca encontrar el grado de

asociación que existe entre los componentes de ese fenómeno, que generalmente son variables. En este nivel, aunque ya nos referimos a las variables, no resulta apropiado todavía referirse a estas como dependientes o independientes, porqué en este nivel todavía no se exige buscar una relación de causalidad. Conocer implica la búsqueda de relaciones entre componentes del problema. Generalmente las preguntas que se formulan son: ¿Qué nivel de asociación existe entre A, B y C? ¿Qué grado de correlación se da entre las variables A, B, C? C Investigación explicativa. Es la investigación que responde a la interrogante ¿por qué? , es decir, con este estudio podemos conocer por qué un hecho o fenómeno de la realidad tiene tales y cuales características, cualidades, propiedades, etc., en síntesis, por qué la variable en estudio es como es.

En este nivel el investigador conoce y da a conocer las causas, factores que dan origen o han condicionada la existencia y naturaleza del hecho o fenómeno en estudio. Así mismo indaga sobre la relación recíproca y concatenada de todos los hechos de la realidad, buscando dar una explicación objetiva, real y científica a aquello que se desconoce. Necesariamente supone la presencia de dos o más variables

D.- Investigación experimental

Responde a las preguntas ¿qué cambios y modificaciones se han producido?, ¿qué mejoras se han logrado?, ¿cuál es la eficiencia del nuevo sistema?, etc. En este nivel de investigación tratamiento, y dado se aplica un nuevo o

sistema, técnicas

modelo, para

programa, la al

método

mejorar que ha

corregir origen

situación estudio de

problemática, investigación.

La característica de la cuantificación de los componentes, obliga a tener mucha claridad de los elementos o variables que se van a estudiar. Ello exige una frondosa lectura, aún desde el principio de la elaboración del proyecto de investigación con carácter científico. Pues si no se ponen elementos

cuantificables, entonces no se podría operar las variables.

De la aplicación de la metodología cualitativa pueden distinguirse, siguiendo a Tójar (2006), dos grupos de métodos: uno, que incluye a los más

representativos: etnografía, interaccionismo

etnometodología, fenomenología, simbólico, investigación-acción, estudios de los métodos menos característicos: psicología humanista, investigación

caso; el segundo, corresponde a hermenéutica, psicología ecológica,

histórica, investigación heurística, fenomenografía, entre otros. Sin analizar otras propuestas, como la de Sierra (1996), es evidente que la pluralidad es innegable. En cada uno de esos enfoques las unidades de registros y de análisis cambian o son entendidas de otro modo, el lugar de la natural textualidad de lo Cualitativo es diferente, las técnicas pueden o no ser las mismas , pero por lo general unas se adecuan más que otras y los puntos de partida teóricos son los que se transforman radicalmente. Esta diversidad de enfoques permite constatar dos elementos útiles: por un lado, saber que existen diferentes técnicas y diversas formas de hacer investigación cualitativa; y por otro, que sólo a través de sus conceptualizaciones se puede observar que la relación cuantitativo/cualitativo no es aporética como suele pensarse. Para ilustrar este último punto, parece conveniente resumir lo que se ha denominado "fases de la relación cuantitativo/cualitativa

La primera fase se caracteriza por permanecer dentro del puritanismo metodológico, donde la actividad de investigación Se podía relacionarse con la así dicotómicamente con uno u otro "métodocentradas". enfoque. relaciona

llamada "guerra de los paradigmas" metodológicos y las discusiones son

La

segunda

fase

hace

referencia

al

surgimiento

de

un

pluralismo

paradigmático como reacción a la metodolatría, tendiendo a las estrategias de "triangulación". Es una fase centrada en la elaboración y resolución de problemas donde se acepta que existen diversas vías metodológicas para lograr este objetivo.

La tercera fase, que aún hoy se desarrolla, consiste en la superación de la relación cualitativo/cuantitativo desde un punto de vista dicotómico diluyendo un tratamiento aporético de la misma. Centrada en lo relacional, apunta a que la discusión se desplace hacia la mejor articulación entre estrategias que puedan dar cuenta de la conexión entre mecanismos, contextos y agentes.

Con relación al estudio de las Ciencias Sociales, y en especial al de las Ciencias de la Educación, es evidente que por la naturaleza de sus

objetos de estudio, no puede osarse proponer un solo paradigma para el estudio de su problemática. En efecto, los mayor congruencia presentan paradigmas con él que son el

humanístico-interpretativo o constructivista, y el socio crítico, por lo que la metodología propiamente dicha y las modalidades de la investigación dependerán del problema de estudio y del campo de acción en que éste se ubique. No obstante lo expresado, algunas técnicas de la metodología empíricoanalítica podrían ser útiles en algunas investigaciones cualitativas, cuando se trata de situaciones cuyas formas de análisis permiten una

conversión a escalas de

medición que pueden corresponder a tal metodología, o cuando las técnicas e instrumentos de recogida de información correspondientes al paradigma positivista pueden resultar útiles.

En

síntesis,

aunque

predomine

la

tendencia

al

empleo

de

los

paradigmas recomendados, no se puede

ser radical, sino por el contrario,

flexible y, por tanto, expresar que cada problema de estudio, de acuerdo a sus características propias, implicará la configuración de una metodología de investigación que bien podría combinar o sintetizar dos o más de los paradigmas estudiados.

Finalmente, resulta una exigencia referirse al lugar de la informática en la investigación cualitativa. Fundamentalmente por que ante la pluralidad de enfoques y las nuevas relaciones entre lo cuantitativo y lo cualitativo, dichas discusiones no pueden entenderse como un intento de cuantificar lo cualitativo, ni tampoco como la idea de disolver la intrínseca pluralidad de la investigación cualitativa.

El procesamiento y análisis de datos asistido por computadora tiene un lugar especial en este campo disciplinar y muchos son los avances que se han realizado en su aplicación.

2.1.5. TIPOS DE INVESTIGACIÓN CUALITATIVA

Con

fines

más

prácticos que

teóricos, describimos de

manera muy

sucinta, siguiendo siempre a Tójar (ibídem), las principales características de los tipos de investigación cualitativa más representativos.

Etnografía.-

Estudia

los

fenómenos

a

investigar

en

términos

socioculturales. Según el autor citado, “los etnógrafos han desagregado la cultura en conceptos más específicos, como las pautas de socialización, la construcción de creencias y valores, la competencia cultural o las reglas de interacción, para estudiar y comprender su desarrollo y sus formas de expresión” (ibídem: 92). Es frecuente encontrar estudios sobre el idioma, la

población, costumbres y medios de vida, o

sobre formas de comprender eventos de trascendencia en la vida de las personas, como el nacimiento, la muerte, el matrimonio, etc.

Hay coincidencia entre autores como Tójar (ibídem) y Carrasco y Calderero (2000) en cuanto a señalar los procedimientos metodológicos que, por lo general, se cumplen en una investigación etnográfica:

a) Definición de cuestiones relativas a la investigación y marcos teóricos preliminares; b) Acceso al escenario, selección de los informantes clave, inicio de las entrevistas y selección de las estrategias de obtención y registro de información. c) Realización del trabajo de campo, que implica la obtención y codificación de los datos culturales relevantes. d) Análisis de la información y redacción del informe.

Este método, utilizado para estudiar la cultura educativa se denomina etnografía educativa y constituye un medio muy eficaz para el análisis crítico y reflexivo de la práctica escuela. docente. Se usa para describir, explicar e

interpretar los fenómenos educativos que tienen lugar en el contexto de la

Wilcox (citado por Carrasco y Calderero 2000), propone dos líneas de investigación a desarrollar mediante la aplicación de la etnografía educativa: a) exploración de la escuela como instrumento de transmisión cultural en el aula de actitudes, normas de conducta, valores y expectativas; y b) exploración del conflicto cultural en el aula. Incluye investigaciones relacionadas a

enfrentamiento entre la cultura familiar y la escolar y sus repercusiones en el aprendizaje o en el comportamiento de los estudiantes, en los estilos de aprendizaje o las normas de interacción.

Etnometodología.- Se centra en el estudio de los métodos empleados por las personas para dar sentido a sus prácticas sociales cotidianas:

comunicarse, tomar decisiones, razonar, etc. Trata de entender cómo las

personas emprenden la tarea de ver, describir, explicar, interpretar el orden del mundo en que viven. Pone el énfasis en el análisis profundo de las pautas de interacción social, en la manera en

que la gente crea y construye sus formas de vida, el orden y las reglas sociales. La técnica fundamental de este método es el análisis conversacional, la misma que es organizada por las partes y se produce de manera secuencial.

Fenomenología.-

Intenta

describir

la

experiencia

sin

recurrir

a

explicaciones causales; por ejemplo, no se interesa en determinar qué causó una depresión a determinada persona, sino cómo esa persona que es la entiende lo

depresión, cómo la vive, por algo se ha definido a la

fenomenología como la ciencia de los fenómenos que se manifiestan en la conciencia, como la investigación sistemática de la subjetividad. Su meta es el estudio del mundo tal como se presenta en y a través de la conciencia. Su propósito es describir el significado de la experiencia desde la perspectiva de quienes la han vivido.

En

base

a

estas

consideraciones,

también

se

la

define

como

el

estudio

y descripción de la experiencia vital, de los significados

existenciales vividos en la existencia cotidiana (Van Manen, citado por Tójar, 2006).

Como es propio de la investigación cualitativa, el procedimiento metodológico varia según los autores e investigadores; sin embargo, puede encontrarse coincidencias en reconocer algunas fases como las siguientes:

a) Descripción, en la que el investigador explora su propia experiencia del fenómeno. b) Búsqueda de perspectivas diversas (del investigador, de otras personas). c) Investigación de las esencias generales; es decir, se busca captar las características esenciales del fenómeno estudiado y su estructura, según las descripciones. d) Aprehensión de las relaciones esenciales entre las esencias o constitución de la significación. e) Reducción fenomenológica, que consiste en dejar en suspenso los

conocimientos previos, para comprender la realidad a través de los sujetos. f) Interpretación de la significación de los fenómenos estudiados.

Interaccionismo simbólico.- A diferencia de la etnografía, en la que interesa la cultura, sus sub-productos, ahora se trata de los procesos de interacción a través de los cuales tiene significado la realidad circundante. La meta pretendida en el interaccionismo simbólico es estudiar a los individuos en las relaciones de unos con otros y aprender los significados y símbolos en la interacción en situaciones concretas.

La metodología incluye la observación participante, entrevistas, historias personales, autobiografías, estudios de casos, etc. Se aplica para realizar estudios en el ámbito educativo referidos a patrones de interacción en el aula; por ejemplo, cómo se dan los procesos de enseñanza-aprendizaje, cómo se toman las decisiones en el aula, cuáles son los roles de los maestros y los estudiantes en diversas situaciones, etc.

Investigación-acción.- Por lo general, se denomina así al tipo de diseño de investigación orientado al cambio en busca de la mejora del estado actual. Para su aplicación, es necesario que exista un grupo con necesidades comunes y con la inquietud o decisión de mejorar una situación

problemática presente; sus integrantes se convierten en co-investigadores y agentes del cambio que se pretende establecer.

Conforme

a

su

denominación, este

tipo

de

investigación

no

puede

concebirse separada de la acción, siendo su principal estrategia la reflexión. Por lo general, el diseño de la investigación corresponde a una espiral que se inicia con un diagnóstico que permita caracterizar la situación

problemática. Se procede luego a elaborar un plan de acción que contemple actividades orientadas a la solución de problemas priorizados y a tomar las primeras decisiones de cambio. Una tercera fase corresponde a la ejecución del plan. Finalmente, en la cuarta fase, se analizan los resultados de la aplicación del plan, lo que conduce a un nuevo diagnóstico y reinicio de la espiral. También se describe el ciclo como planificación observación reflexión. acción

Este

tipo de investigación demanda un proceso participativo para lograr

transformaciones en las prácticas educativas, sociales y personales

Pueden reconocerse diversas modalidades de investigación-acción; de ellas, las que más destacan son la participativa, la colaborativa y la investigación dentro del aula. La primera es más general y está orientada al estudio de situaciones y problemas reales que afectan a toda la comunidad. En la segunda colaboran todos los sectores involucrados, que son al mismo tiempo co-investigadores y, por tanto, planifican, reflexionan, generan hipótesis, dirigen, extraen conclusiones. Por último, la investigación en el aula se realiza a pequeña escala y comienza potenciando la dimensión personal del profesorado. El profesor reflexiona sistemáticamente sobre su práctica educativa, sobre su trabajo en el aula y en la institución educativa.

No importa la modalidad, en cualquiera de ella ha de cumplirse el ciclo secuencial de la investigación, desde la planificación hasta la reflexión.

Estudios de caso.-

Se realizan buscando

una mayor comprensión de

un fenómeno concreto que puede ser un sujeto, una institución, un programa social o educativo, etc. Es una investigación descriptiva profunda,

exhaustiva. Carrasco y Calderero (ibídem) señalan las siguientes fases del diseño: a) Selección del caso, que se refiere a la identificación de la persona,

institución, programa, etc., que se desea estudiar. Debe complementarse esta fase con una justificación del estudio. b) Descripción de la situación de la manera más clara y precisa posible. c) Recogida de información. d) Análisis de la información obtenida. e) Informe final.

LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN

En

el

caso

de

las

universidades

o

instituciones

dedicadas

a

la

investigación, en congruencia con su misión, cada una organiza y prioriza sus objetos y campos de estudio, estableciendo lo que comúnmente se denominan líneas de investigación. Éstas, a su vez, pueden agruparse por áreas, como en el caso de la investigación educativa.

En la tabla siguiente se ilustra una manera de organizar los objetos de estudio y campos de acción. Debe precisarse, sin embargo, que puede suceder que el estudio no se ubique necesariamente en una de estas líneas, en cuyo caso el investigador podrá establecer una nueva a partir de su estudio concreto.
ÁREAS DE INVESTIGACIÓN Gestión y acreditación educativa Pedagogía, currículo y didáctica LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN • Gestión educativa. • Políticas educativas regionales y nacionales. • Evaluación, acreditación y certificación institucional. • Innovación didáctica. • Innovación curricular • Evaluación educativa • Pedagogía y didáctica creativa • Epistemología de la investigación educativa. • Diagnósticos educativos. • Métodos de investigación educativa. • Innovación educativa • Las TICs en la sociedad del conocimiento. • Integración de las TICs para la innovación educativa. • Herramientas informáticas aplicadas a la investigación, didáctica y gestión educativas. • Interacción mediante comunidades virtuales de aprendizaje. • Educación en valores y tutoría. • Interculturalidad, educación y desarrollo humano y social. • Diversidad cultural y ejes curriculares transversales. • Educación y derechos humanos. • Educación y desarrollo humano. • Desarrollo humano, aprendizaje y comunicación.

Investigación e innovación educativas

Educación virtual

Educación, cultura y desarrollo humano

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Arnal, J. (2004). Metodologías de Investigación. Material de apoyo. En Seminario- Taller de Metodología de la Investigación. Chiclayo: USAT. Realizado del 14 al 18 de junio, 2004. Bunge, M. (1995). La ciencia, su método y su filosofía. Lima: Lima S.R.L. Carrasco, J. y Calderero, J. (2000). Aprendo a investigar en educación. Madrid: ediciones Rialp S.A. Hernández, R. y Otros (1994). Metodología de la Investigación. Colombia:

McGraw- Hill Interamericana. Moreno, J.P. (2005). Paradigmas y tipos de investigación científica. Ensayo científico. Chiclayo: USAT. Morin, E. (1999). Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. París: UNESCO. Scribano, Adrián (2002). Reflexiones epistemológicas acerca de la investigación cualitativa. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires. Sierra, R. (1 996). Tesis doctorales y trabajos de investigación científica. Madrid: Paraninfo. Tójar, J.C. (2006). Investigación cualitativa. Comprender y actuar. Madrid: Editorial La muralla, S.A.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful