La Nueva Era Del Libro- Camila Alzate

LA NUEVA ERA DEL LIBRO. Problema: Muerte o innovación del libro.

Camila Alzate Torres.

Prácticas Discursivas II. Jorge Humberto Márquez.

Universidad Nacional de Colombia. Sede Medellín. 2013.

de la reducción de los tiempos muertos. son compatibles y renunciando a la necesidad de diferenciarlos. la lectura se empezó a volver una constante en el proceso de enseñanza desde tempranas edades y así fue inscribiéndose como una herencia cultural. La invención de la imprenta representó una revolución cultural que abrió una nueva panorámica de las posibilidades existentes tanto de aprendizaje como de ocio. entre muchas otras que encontraron un posicionamiento destacado gracias a la imprenta. de la eficiencia. Las nuevas tecnologías han tomado preponderancia en la mayoría (si no en todos) de los diferentes escenarios de nuestras vidas. El libro no ha sido ajeno a tal transformación. tanto el nuevo como el tradicional. Además la reproducción masiva de las obras permitió que se diera la lectura privada. El libro fue la forma en la que la tradición oral consiguió sobrevivir en el tiempo y gracias al cual aún quedan registros de lo que éramos. El libro en la historia. mujeres. la revolución francesa. lo que somos y lo que seremos. De igual forma el libro impreso sirvió como conducto a ideas que empezaban a resonar levemente y encontraron en la impresión de folletos y la distribución masiva de sus textos la forma de implantar su semilla en la sociedad y crear movimientos de masas. burgueses. Ya no eran sólo unos pocos los que leían.1. creando aun la ilusión de que ambos soportes. Constituyó un paso significativo para que la información fuera accequible a todos los sectores de la sociedad. 2. Ahora la interconectividad es lo que nos caracteriza. Cuando la lectura se volvió un acto privado. como nuevo canal de transporte de la información ha impuesto su papel preponderante por encima de los soportes tradicionales. Nobles. Ejemplo de esto puede ser la reforma protestante de Lutero. han ido sucediéndose diferentes revoluciones técnicas que nos acercan cada vez más al camino de la practicidad. ya cada quien tenía la libertar de interpretar lo que leía según sus criterios personales. Los diferentes cambios culturales que ha implantado la aparición del libro impreso han conformado en cierta forma lo que somos ahora. La aparición del e-book Con el tiempo. El internet. los textos existentes eran en su mayoría religiosos que eran leídos en voz alta para una comunidad que escuchaba y le asignaba a tales escrituras el significado sugerido por su interlocutor. Antes de la imprenta. . el comunismo. Mucha gente tiende a definir el e-book o libro electrónico como un libro impreso sujeto al proceso de digitalización. ya no era un privilegio excluyente. encontramos todo lo que queremos simplemente buscando en la red. ahora ha encontrado su paralelo virtual que transmuta el sentido otorgado tradicionalmente al texto impreso. El hecho de que se generalizara la impresión de los libros motivó todo un movimiento cultural en el cual los individuos de la sociedad se llenaron de curiosidad por las cosas que podrían estar inscritas en esos códigos y alentando el deseo de querer descifrarlos.

Haciendo una especificación más clara. el hecho de no poder ver por encima del lomo el separador que resalta y que nos da una idea sensorial del avance en la lectura puede hacer que los ritmos se cambien. 2010) Los dispositivos electrónicos de lectura. pero a la vez dejan en un segundo nivel la tarea del editor. de hipervínculos que remitan a videos. con muchas de sus funciones facilitan la personalización del texto a gusto del lector. como objeto táctil. de sonidos complementarios al texto. 3. Cambio en la forma de lectura Los principales cambios que se dan respecto a la lectura conciernen a la interfaz por medio de la cual se tiene acceso a los textos. el dispositivo por el cual se puede proceder a leer libros electrónicos tiene un diseño que con los años ha tratado de volverse más cómodo y práctico. Generalmente es del tamaño de un libro de bolsillo y es muy liviano. y no sólo esto. podemos decir que la denominación de e-book se le otorga a dos definiciones en particular: la primera corresponde al contenido que es digitalizado y al cual se accede por medio de un dispositivo electrónico. Esta pérdida de referencialidad obliga a un cambio de mentalidad y de expectativas por parte del lector…” (Cordón García. “El libro electrónico se opone al fetichismo del libro como objeto sensual. la tipografía. de igual manera se le denomina e-book al aparato (dispositivo electrónico) que es empleado para leer el contenido digitalizado. confundiendo las barreras en las cuales uno deja de ser el otro. palpable de lo que se está leyendo modifica de entrada nuestra aproximación al libro. La mera posibilidad de consultar el significado de una palabra desconocida que encontramos en un texto en el mismo interfaz por el cual se accede al este. El e-book reader. permitiéndole elegir el tamaño de la fuente. y en el que lo leído y por leer es una simple indicación numérica. tales como el sentir el olor de un libro nuevo o un libro viejo. adicional a esto tiene espacio para contener miles de obras en un solo dispositivo. Y ese fetichismo ha sido tradicionalmente un componente hedonista del placer intelectual de la lectura” (Gubern. Con esta mediación también se ven eliminados los elementos paratextuales con los que cuentan los libros impresos: la . pero en el que únicamente se contempla la página que se está leyendo en ese momento. “La pérdida de estos elementos contextuales es inevitable en un dispositivo en el que se pueden almacenar cientos de libros. 2010). la preferencia de determinadas editoriales o el hecho de poder subrayarlo y hacerle anotaciones en las esquinas. que ve su participación en el producto final coaccionada por la autonomía del lector. Arévalo. entre otras cosas que hacen más agradable la lectura. el espaciado. visual y oloroso a la vez. La aparición del hipertexto es la nueva revolución cultural. Esto permite que se abran nuevas posibilidades de integrar la acción de la lectura por medio de imágenes. También hay sentimientos que cambian en cuanto a aspectos más “emocionales”. nos cambia la definición del libro tradicional. & Martín Rodero. Así vemos como se hace una asociación directa tanto al texto como al medio por el cual se accede a él. El hecho de no tener una noción física. es decir. entre otras opciones dadas por la nueva interface.

Pero la única condición para la lectura era. Este inconveniente le es indiferente al libro impreso. reemplazados por la sola pantalla. yendo en detrimento del típico estudiante que recurre a su memoria para evocar su conocimiento y a favor del estudiante que analiza e interioriza los textos que lee. & Martín Rodero. la prevalencia de una forma sobre otra si la nueva representa una ahorro de espacio o de tiempo manteniendo o incrementado la cantidad de información disponible. la pantalla. esto es. el pergamino. 2010). hace que no se vea como necesario aprender de memoria los textos o el interiorizarlos.” (Cordón García. ya que los individuos al no verse tan restringidos en cuanto a la localización y búsqueda de información. ¿efímeras o duraderas? El lenguaje escrito se ha valido de múltiples soportes en los cuales inscribirse para su reproducción parcial o masiva. que la luz no permite una lectura cómoda. sino también nuestra forma de pensar. Así encontramos que la piedra. la tapa. pero la nueva era de la tecnología nos abre paso a un elemento bien conocido. el tipo de papel. El paso obligatorio por la pantalla como medio de lectura es de hecho uno de los mayores inconvenientes que encuentran los lectores a la hora de acceder a los libros electrónicos: que cansa los ojos. la lectura en los medios virtuales ha sido muy criticada ya que no permite la aproximación a las diferentes técnicas de mnemotecnia por las cuales era más sencillo interiorizar los contenidos de la lectura y hacerla una fuente de conocimiento. Durante miles de años los cambios que se han experimentado en los soportes de lectura (…) han sido cambios casi exclusivamente ergonómicos en respuesta a una necesidad de lectura más rápida y cómoda y a la ley de economía interna de la información. La pantalla es un interfaz. El posicionamiento de los e-books en nuestro medio no ha cambiado sólo nuestra forma de leer. otorgándole a la lectura virtual la caracterización de efímera y pasajera. Por un lado. 4. gracias a la conexión a internet. La imposición de la pantalla como mediador a la hora de recibir la información de los libros electrónicos marca una pauta en la historia del texto. la disponibilidad permanente de todo tipo de información. entre otros elementos se ven suprimidos en el dispositivo electrónico. “Por primera vez en la historia de la trasmisión del conocimiento estaríamos experimentando la sustitución de un sistema desintermediado a uno intermediado. Según esto. con todo lo que ello implica. son algunos de los argumentos más frecuentes por los cuales las personas huyen a la lectura en e-book readers o por medio de la pantalla de un computador. Anteriormente hemos . se enfocará más en su selección e interpretación. cada uno de ellos adaptado a las circunstancias culturales y con el ánimo de preservación del contenido grabado en él. Nuevas plataformas.portada. Otra postura contraria a esta prefiere ver la deslocalización del conocimiento y la información como un punto fuerte que tienen los textos virtuales en el proceso de aprendizaje. que la lectura en la pantalla es perjudicial para la visión. Arévalo. el papiro y la hoja de papel han sido los materiales más renombrados en cuanto a la evolución de la historia del “libro”. cuya lectura es cómoda en la mayoría de las situaciones externas y no hay temor de desgaste de la vista. paradójicamente. la del saber leer.

estamos sujetos a la duración de la batería. 2010).” (López Suárez & Larrañaga Rubio. las modas antes duraban años. Ya no vivimos en un presente plácido. no podremos seguir leyendo. buscando innovar y ser llamativos para el consumidor. por la manera en que nos permite aproximarnos al texto con facilidades y dificultades de por medio. sino que tenemos que esforzarnos constantemente en prepararnos para el futuro” (Eco & Carrière. y que. el oficio de editor. Esto. puedo aventurarme a decir que los e-books y los libros impresos no se sustituyen y tienden más bien a complementarse. poniendo en duda la viabilidad del libro impreso. Finalmente. nos imponen uno nuevo. ¿desplazará el libro electrónico al libro impreso? La introducción del e-book a nuestro contexto ha creado controversias. adquiriendo nuevas aplicaciones. Tales eventualidades no suceden si tenemos un libro impreso. 5. pero ¿en verdad se están volviendo más prácticos o a la postre terminan siendo obsoletos? Los nuevos tiempos avanzan a una velocidad más acelerada que antes. nos proponen. Se trata. El mercado de los libros electrónicos va en crecimiento y es cada vez mayor la cantidad de personas que se libran de sus prejuicios y son capaces de ver las ventajas de esta nueva propuesta de lectura. Se están imponiendo nuevas delimitaciones y se están superando ciertas barreras que antes habían perjudicado la apropiada expansión de los textos. autor y el papel del lector. hemos visto casos como el del diskette o el disco de vinilo que entran en desuso. Cuando usamos un dispositivo electrónico para leer. de un problema de fragilidad del presente. Como el ejemplo anterior pueden existir muchos que nos hagan cuestionar qué tan duraderos serán los soportes en los cuales consultemos la información que requerimos y si acaso esta no se vuelva obsoleta con ellos. ya que no pueden competir con los elementos que las reemplazan. Esta cuestión fue en un principio la que motivó el planteamiento de este informe de investigación. Constantemente los diferentes dispositivos electrónicos que permiten la lectura de los ebooks se han ido actualizando. ahora sólo bastan semanas para que se renueven. indiscutiblemente propone una forma diferente del acto de la lectura. “Se trata de una reformulación del concepto de hipertextualidad que posibilita la tecnología. En base a los textos consultados y al criterio personal. indudablemente nos hace cuestionarnos sobre la viabilidad de los nuevos soportes y si sí es verdadera esa supuesta superioridad sobre los manejados tradicionalmente. mejorando los diseños.indagado en cómo el hecho de que exista este elemento modifica la noción de la lectura con respecto a lo que era anteriormente. un aspecto que exige un tratamiento más extenso. Se está renovando la estructura social que concierne al libro. Si esta se acaba y no tenemos cerca ninguna conexión que nos permita recargarla. Aunque sea bastante repetido que la creación de nuevas técnicas no vaya en detrimento de las anteriores. más bien. En este caso no se trata de un problema de memoria colectiva que se pierde. 2005) . “tardamos dos semanas en entender algo de un nuevo programa informático y en cuanto empezamos a controlarlo.

El libro impreso: ¿un clásico desplazado por el libro electrónico? Documentación de las Ciencias de la Información.. 53-80.. Arévalo.-C. A. 257-267. Muñoz de Solano y Palacios. H. Nadie acabará con los libros. & Carrière. . M. Eco. B. (2001). (2010).Bibliografía. Lumen. Anales de Documentación. U.. Metamorfosis de la lectura. López Suárez. 303-322. Los libros electrónicos son. R. J. A. (2010). J. & Martín Rodero. (2005). Cordón García. A. & Larrañaga Rubio. J. (2010). Documentación de las Ciencias de la Información.. Gubern. Anagrama. El E-BOOK: Aspectos culturales y socioeconómicos del sistema editorial online.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful