Bachillerato

El fenómeno religioso en la sociedad actual - 1 -

TEMA 1. EL FENÓMENO RELIGIOSO EN LA SOCIEDAD ACTUAL.

1. Universalidad del hecho religioso Las representaciones de la "divinidad" que aparecen en las diversas culturas  manifiestan que el hombre es espontáneamente religioso. Esta proliferación de lo  religioso y de los signos sagrados tiene su origen en el ser mismo del hombre, el  cual, de un modo natural y espontáneo, se dirige a Dios como al Ser Supremo del  que procede el mundo y el sentido de la propia existencia. La historia del homo  sapiens   coincide  con  la  del   homo   religiosus.   Podemos   decir  que  la  historia   del  hombre y de la religión va unida.     La expresión acuñada por el filósofo Aristóteles, y tantas veces repetida, "el  hombre es un ser naturalmente religioso" no es un fácil eslogan, sino que responde  a una realidad histórica constatada por diversas ciencias, está fundamentada y no  inventada. En efecto, la Historia de la cultura, en cualquiera de los ámbitos del  saber sobre el origen del hombre, es unánime al afirmar que en los pueblos más  primitivos   las   expresiones   religiosas   abarcan   las   diversas   manifestaciones   de   la  vida. Así, por ejemplo, la Paleontología enseña que, junto a los restos humanos, se  encuentra siempre algún signo de culto religioso.      Cuando   se   estudian   las   culturas   más   primitivas,   en   todas   ellas   figuran  personas   religiosas   (sacerdotes   o   quienes   hacen   sus   veces),   lugares   sagrados  (altares, restos de templos, etc.), objetos sagrados (instrumentos de culto, signos  religiosos, etc.),  tiempos  sagrados  especialmente  dedicados  a los  sacrificios, etc.  Los restos arqueológicos que manifiestan la creencia religiosa son tan numerosos  que abarcan los diversos ámbitos de la vida individual y social de los pueblos.      Esto es lo que ha llevado a algunos filósofos, como Max Scheler, a definir al  hombre   como   animal   religioso.   Esta   constatación   científica   es   hoy   un   dato  incuestionable de la historia. No hay ningún otro animal que tenga esta capacidad  religiosa. 2. Teorías sobre el origen de la religión El siglo XIX fue la época del nacimiento de la ciencia de las religiones. Se  trataba de buscar la causa que había motivado la religión. Esta ciencia, ayudada de  otras, como la paleontología, la arqueología, la antropología, el arte, la filosofía,  etc., llegó a la conclusión de que las creencias religiosas coincidían con la misma  aparición del homo sapiens sobre la tierra.     

Bachillerato

El fenómeno religioso en la sociedad actual - 2 -

Habiendo   acuerdo   científico   en   este   punto,   sin   embargo,   las   distintas  escuelas discrepaban en el análisis de la verdadera causa que motiva el origen de la  religión.   Las   explicaciones   varían   según   las   diversas   concepciones   filosóficas   o  científicas   de   los   estudiosos.   Podrían   citarse   a   lo   largo   del   siglo   XIX   cuatro  interpretaciones diversas:      A.  El   positivismo,   derivado   de   Augusto   Comte   (1798­1857),   explica   la  religión como algo propio de un estadio primitivo de la humanidad. Según esta  teoría,   los   hombres   primitivos   interpretaban   los   fenómenos   naturales   como  debidos  a la intervención  de supuestos dioses. Según  Comte, la moderna  etapa  científica de la humanidad conducirá, poco a poco, a la desaparición de la religión.  Aunque la historia ha demostrado la falsedad de estos argumentos, muchas  de  estas ideas siguen vigentes en algunos ambientes culturales.      B.  El evolucionismo  alcanzó un gran apogeo en el siglo XIX gracias, sobre  todo, a las teorías y descubrimientos científicos de Darwin.  La teoría de los evolucionistas afirmaba que el hombre del paleolítico era un  ser muy embrutecido y que, poco a poco, a medida que fue evolucionando, fue  haciéndose   más   religioso.   La   religión   vendría   a   ser   la   expresión   de   la   plena  racionalidad   y   humanidad   y   el   momento   culminante   de   ese   proceso   evolutivo.  Algunos evolucionistas radicales enseñan que el alma humana sería algo así como  el último paso en la evolución de la materia. C.  El  racionalismo, que  se desarrolla a partir de la llustración, explica   la  religión como un producto creado por la propia razón humana, que se ve obligada  a buscar una explicación a los profundos misterios de la vida humana y del más  allá. No obstante, el racionalismo aceptó la existencia de un fondo religioso que  está como grabado en el alma de los hombres al que llamó "religión natural".  Se  cree sólo en aquello que puede ser explicado racionalmente.     D.  El marxismo, cuyo fundador es Karl Marx, da una interpretación muy  distinta a las anteriores. Para el marxismo, la religión es una "superestructura" (los  pilares  del  capitalismo) del  capitalismo con el fin de tener  dominada a la clase  proletaria. Con la promesa de una vida eterna feliz en el cielo, los poseedores del  capital explotan a los obreros en su propio beneficio. Según la tesis de Marx, la  Iglesia, aliada del capitalismo, alienta la llama religiosa para defender los intereses  de la burguesía. Esta interpretación llevó al marxismo­comunismo a una actitud de  repulsa y persecución contra todas las religiones, en especial contra el catolicismo. 

Bachillerato

El fenómeno religioso en la sociedad actual - 3 -

3. La cultura actual ante la religión. La historia universal de la humanidad, en sus múltiples manifestaciones, ha  sido  una cultura de creencia en Dios. Es decir,  la historia humana es  teísta.  La  negación   de   Dios   es   un   fenómeno   reciente,   propio   de   nuestro   tiempo,   pues   el  ateísmo en otras épocas fue siempre minoritario.    Sin   embargo,   esa   presencia   de   Dios   en   la   vida   individual   y   social   del  universo cultural  de todas las épocas se ha oscurecido  en  ciertos sectores  de la  cultura moderna. De hecho, algunos autores contemporáneos han hablado de la  "muerte de Dios" (Nietzsche), del "eclipse de Dios" (Buber), de la "falta de Dios"  (Heidegger)...   A   pesar   de   ello,   la  cultura   cristiana   sigue   recordando   siempre   la  importancia de Dios. Esta situación contrapuesta entre los "buscadores de Dios" y  los que lo niegan está descrita así por el Concilio Vaticano ll:      “La   razón   más   alta   de   la   dignidad   humana   consiste   en   la   vocación del hombre a la unión con Dios. Desde su mismo nacimiento,   el hombre es invitado al diálogo con Dios. Existe pura y simplemente   por el amor de Dios que lo creó y por el amor de Dios que lo conserva.   Y sólo se puede decir que vive en la plenitud de la verdad cuando   reconoce  libremente  ese  amor  y se  confía  por  entero a su  Creador.   Muchos son, sin embargo, los que hoy día se desentienden del todo de   esta íntima y vital unión con Dios o la niegan en forma explícita. Es   este   ateísmo   uno   de   los   fenómenos   más   graves   de   nuestro   tiempo”  (Gaudium et spes, n. 19).      Ante esta situación actual debemos preguntarnos: ¿qué componentes de la  cultura actual han podido motivar este progresivo alejamiento de Dios en amplios  sectores de la sociedad actual?      Antes de pasar a responder a la pregunta hay que aclarar que también las  actuales condiciones culturales presentan, sin duda, múltiples factores y elementos  positivos:   mayor   justicia   social,   un   ámbito   de   libertad   más   amplio,   un   mayor  aprecio  al  respeto  de  los   derechos   humanos,  reconocimiento  de  la  igualdad   de  derechos entre el hombre y la mujer, mayor solidaridad internacional en ocasiones,  mejores y más extensas posibilidades  de acceso a la información y a la cultura,  disponibilidad de medios técnicos que han revolucionado las formas de vida, etc.      Sin   embargo,   y   respondiendo   a   la   pregunta,   en   la   sociedad   moderna  podemos   encontrarnos   distintos   elementos   que   obstaculizan   la   relación   del   ser  humano con Dios. Estos factores son:       

Bachillerato

El fenómeno religioso en la sociedad actual - 4 -

A. Positivismo. La doctrina llamada positivista afirma que no existe más que  aquello que podemos certificar y demostrar por la ciencia experimental. Por ello,  no sólo la idea de “Dios”, sino otros conceptos como “alma” o “espíritu carecen de  valor pues el método científico no puede acceder a ellos. Algunos positivistas han  llegado a afirma que “de aquello que no podemos hablar es mejor callarse” B.  Agnosticismo.  Como   se   sabe,   el   positivismo   produce   como   fruto   el  agnosticismo, ya que, según aquél, el hombre es incapaz de afirmar con certeza  ninguna verdad que no sea alcanzada a través de un proceso científico, es decir, de  orden experimental, físico. El agnosticismo no niega a Dios; simplemente afirma  que   no   se   puede   demostrar   su   existencia   ­al   estar   fuera   de   nuestro   ámbito  experimental de conocimiento­ y, por ello, el agnóstico se sitúa al margen de toda  práctica religiosa.      C.  Relativismo. Es  frecuente  en  amplios  sectores  de  la sociedad  actual   el  dudar de la existencia de verdades objetivas y permanentes. Por ello se apela con  frecuencia a la propia opinión y al carácter casi sagrado de la conciencia individual  ("yo   pienso",   "a   mi   me   parece",   "obro   según   mi   conciencia"...).   Esta   situación  cultural demanda que se explique con rigor qué es la verdad y que se subraye la  capacidad del ser humano para alcanzarla. Hay que dudar de todo. D. La libertad como valor absoluto. Con cierta frecuencia se suele entender  la libertad como un "valor autónomo", independiente de la "verdad" y del "bien".  De este modo, se absolutiza la libertad y se la convierte abusivamente en fuente  principal  de los  valores  morales. Por eso  se crean  falsos  y frecuentes  conflictos  entre libertad y norma. El relativismo lleva a un empobrecimiento del concepto de  libertad, que se valora en un sentido más bien cuantitativo: hay personas que no se  plantean   tanto   qué   debo   hacer,   sino   cuántas   cosas   puedo   hacer.   Por   eso,   se  considera como "represivo" lo que supone poder hacer menos cosas, o no poder  hacer todo lo que se desee o apetezca. Aquí no se niega a Dios sino que no se  acepta lo que Dios me pide. E.  Consumismo   y   hedonismo.  Entendidas   como   satisfacción   de   las  apetencias sensibles y materiales del ser humano, al margen y, a veces en contra,  de   los   valores   morales,   espirituales   y   sobrenaturales.   La   "sociedad   consumista"  fomenta, por medio de poderosos reclamos, la búsqueda hedonista del placer por  el   placer.   Todo   ello   favorece   un   clima   de   poca   reciedumbre   y   exigencia   en   la  conducta moral, en la lucha ascética, en el compromiso por una acción solidaria en  la   convivencia   social,   etc.   La   actitud   consumista   tiene   íntimas   conexiones   con  múltiples cuestiones éticas en relación con la familia, la sexualidad, la convivencia  social, la concepción de la política, etc.  Vivir el momento presente.

Bachillerato

El fenómeno religioso en la sociedad actual - 5 -

F.  El secularismo.  la unión de todos estos factores ha   dado lugar a una  situación ambiental que se denomina secularismo, una forma de vivir y de pensar  que olvida la realidad de Dios y de sus preceptos en los diversos ámbitos de la  convivencia social.  Se trata de vivir totalmente al margen de Dios. Por ejemplo: ­En   la   vida   política,   el   estado   se   declara   “laico”   y   los   políticos   parecen  ignorar a Dios. ­En la cultura, en contraste con la época clásica, casi nunca se hace referencia  a motivos y argumentos religiosos. ­Ni siquiera se recurre a Dios con ocasión de las grandes catástrofes de la  naturaleza, etc…   Éstas son, en líneas muy generales, algunas de las principales características  o tendencias de la cultura moderna que condicionan, y en ocasiones obstaculizan,  la comprensión y la vivencia del hecho religioso en la sociedad actual. Constituyen  un conjunto de factores ideológicos y existenciales que están en el ambiente y que  tienden a influir en nuestra forma de pensar y de actuar; en ocasiones, sin que ni  siquiera tengamos conciencia de ello.      El resultado final de ese conjunto de factores es, con relativa frecuencia, el  indiferentismo religioso, que lleva a menudo al ateísmo práctico (vivir totalmente  al margen de Dios).     En conclusión: quizás los hombres y las mujeres de hoy están más expuestos  a la tentación de apartarse de Dios que los de otras épocas. Pero, precisamente por  eso, hoy es más necesario que nunca un estudio científico de la fe, con el fin de  evitar   que   la   ignorancia   religiosa   degenere   en   indiferencia,   en   fideísmo   o   en  superstición.  5. ¿Es razonable creer?   La Teología (de theos y logos) es la ciencia sobre Dios. La Teología cristiana  puede definirse como "una ciencia que, partiendo de la fe en la Revelación divina,  saca sus conclusiones mediante la reflexión de la razón para comprender mejor lo  que cree, es decir, los misterios revelados con sus consecuencias".      En esta definición destacan los siguientes elementos:  A. La teología es una ciencia (es decir, un conocimiento firme y seguro, no  una simple opinión);  B. en la que interviene la fe (lo que creemos porque Dios nos lo ha revelado);  C. y también la razón (que reflexiona para comprender mejor lo que cree). 

Bachillerato

El fenómeno religioso en la sociedad actual - 6 -

La   Teología,   pues,   tiene   como   misión   ayudar   a   los   cristianos   a   ser  conscientes de las razones de su fe. La fe es doblemente razonable:  A. Por un lado, si Dios se ha revelado a los hombres, es razonable fiarse de  Dios y creer lo que nos ha revelado, ningún conocimiento humano es tan firme y  seguro como aquél que procede directamente de Dios.     B. Por otra parte, la razón humana, cuando conoce bien los contenidos de la  Revelación, es capaz de encontrar lo que la fe tiene de razonable; del mismo modo,  la razón humana está en condiciones, guiada por la fe, de mostrar que las verdades  reveladas por Dios no repugnan a la razón.      Es   frecuente   que   bastantes   jóvenes   cristianos   tengan   dudas   acerca   de  determinadas verdades de la fe y de la moral católica, que son negadas o criticadas  por determinados sectores de la sociedad actual.      Esta   situación   reclama   que   la   exposición   de   las   verdades   de   la   fe   vaya  acompañada de una cierta apologética, más acorde con la sensibilidad de nuestro  tiempo.   Esta   apologética   muchas   veces   se   limitará   a   "mostrar"   que   tal   verdad  revelada es "razonable", que tiene coherencia interna, que se "justifica" por otras  verdades y que no repugna a la razón.      Conviene destacar que los contenidos religiosos no se fundamentan en el  simple sentimiento y, menos aún, en una cierta tradición cultural, sino que hay  razones objetivas para creer. El cristianismo es un hecho histórico y abundan los  datos   de   la   filosofía   o   de   la   historia   para   justificar   muchas   verdades  específicamente cristianas: la existencia de Dios y su revelación a los profetas; la  existencia  histórica  de   Jesús   de  Nazaret;   su vida,  su  muerte   y  resurrección;  los  inicios y el crecimiento de la Iglesia, el primado de Pedro, la praxis sacramental; la  racionalidad de ciertas exigencias morales, etc.      En resumen, la fe cristiana dista tanto del fideísmo como del agnosticismo:  es un saber sobre una serie de realidades reveladas, pero que son razonables. 

Bachillerato

El fenómeno religioso en la sociedad actual - 7 -

ACTIVIDADES. 1.­ Haz un esquema del tema. 2.­ ¿Qué significa que el hombre es un ser religioso? 3.­   Explicar   las   teorías   sobre   el   origen   de   la   religión.   ¿Qué   diferencias  encuentras entre cada una de ellas? 4.­ Como es sabido, Darwin era profundamente creyente y aceptaba a Dios  como autor de las leyes que rigen la evolución en la naturaleza. Al final de su libro  “Origen   de   las   especies”   escribe:   “Es   grandioso   el   espectáculo   de   las   fuerzas  variadas de la vida que Dios infundió en los seres creados haciéndoles desarrollar  en formas cada vez más bellas y admirables”. ¿Se   encuentra   en   oposición   la   teoría   evolucionista   con   la   fe   en   un   Dios  Creador? ¿Por qué? 5.­ Define: Positivismo, Agnosticismo, Relativismo y Hedonismo. 6.­   Piensa   sobre   algunas   manifestaciones   prácticas   de   la   mentalidad  positivista, relativista, consumista, etc. que se dan en la sociedad actual. ¿Qué consecuencias se derivan de este modo de enfocar la vida? ¿Cuál es el camino para que el hombre y la mujer de nuestro tiempo puedan  encontrar a Dios? 7.­ ¿Cómo se puede definir la teología? 8.­ ¿Por qué afirmamos que la fe es un saber razonable? 9.­   Comenta   la   frase:   “La   fe   cristiana   dista   tanto   del   fideísmo   como   del  agnosticismo; es  un saber  sobre una serie  de  verdades  reveladas,  pero  que son  razonables”. 10.­   Hoy en día se da una curiosa contradicción: en pleno siglo XXI, tan  orgulloso por los extraordinarios avances tecnológicos y científicos, ha surgido un  inusitado interés hacia la magia y la superstición.  ¿A   qué   se   puede   deber   el   extraordinario   auge   actual   de   estas   creencias  basadas en la magia y en la superstición?

Bachillerato

El fenómeno religioso en la sociedad actual - 8 -

¿Se contradicen con la mentalidad científica de nuestro tiempo? Mostrar   algunos   ejemplos   de   estas   prácticas   tomados   de   periódicos   o  revistas. 11.­ Comenta el significado profundo de esta frase del filósofo alemán Max  Scheler: “El hombre, o cree en Dios o se crea un ídolo” ¿Cuáles son los principales ídolos que ha creado la civilización moderna?

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful