You are on page 1of 2

DISCURSO DE GRADUACION

Estimados maestros, compañeras y demás participes de la institución corazonista, amigas que


han querido acompañarnos en este acto de graduación.

Me gustaría dirigirme a mis compañeras de promoción para agradecerles la oportunidad de


dirigirles estas palabras en representación de todas ellas. En este feliz y emotivo momento en el
que nosotras le ponemos fin a nuestro paso educativo en el colegio.

Al decidirme venir aquí y decir estas palabras, pasaron tantas anécdotas, pensamientos y
vivencias que llegaron a mi mente, no creía tener el suficiente valor para venir acá y compartirlo
con todos. Recordar aquellos primeros días en este colegio, para algunas duro, para otras no se
les dificulto conseguir amigas tan rápido, como con tantas personalidades, tan diferentes. Lo
mucho que compartimos con nuestras ideas, en clase a la hora de realizar un proyecto de curso,
una representación, una izada de bandera, todas esas cosas que nos hacían unirnos más y más.

Cada día que pasamos entre nosotras es como un minuto menos que se va, y cada vez nos
vamos acercando a la final de nuestra vida escolar. En estos últimos 9 meses tan duros, con
todos nuestros esfuerzos que nos dejaban recuerdo de toda clase, pero sabíamos que
volveríamos a reencontrarnos tras las merecidas vacaciones. Pero esta vez la cosa es diferente,
no volveremos a reunirnos como lo hacíamos antes a finales de septiembre, cada uno seguirá
por su lado, cojera caminos diferentes, y esta etapa tan importante de nuestra vida habrá
finalizado.

Pero no hay por que entristecernos queridas compañeras, porque son muchos los gratos
momentos de los que nunca nos olvidaremos. Seguro que todavía podemos recordar con
frescura lo chiquitas que éramos en el grado sexto, o la primera vez para algunas que entraron
por primera vez al colegio como lo dije antes, nos parecía tan inmenso y que en cierta manera
nos asustaba. Pero ya somos grandes, y hemos recorrido un largo camino que seguro no ha
sido en vano.
Lo que mas podríamos recordar cuando veamos las fotos por el Facebook, serán esas
convivencias que nos hacían sentirnos felices, la hora de la piscina, el almuerzo, los buenos
ratos, las risas, y muchas cosas mas.

Maria Alejandra Venegas Orduña 1102 código: 40


DISCURSO DE GRADUACION

En el transcurso del camino se han ido incorporando nuevas compañeras, nuevas amigas, no
importa si llevan aquí toda la vida o tan solo un par de años; lo importante es que todos juntos
nos hemos ido enriqueciendo y formando juntos, a través del respeto, el amor, la confianza y el
cariño.
Personas tan importantes como lo han sido las directivas, la enfermera, en la cooperativa, etc, no
los podemos dejar en un segundo plano, porque sin ellos no hubiese sido posible que
hubiéramos avanzado como personas.
A las hermanitas, que de una u otra forma, así hubiera sido con regaños, nos enseñaron el valor
del amor a nuestros prójimos.
A nuestros queridísimos maestros, pasando por todos aquellos que nos enseñaron todas esas
materias difíciles como lo eran la de matemáticas, en sexto que empezábamos con filosofía,
química, física, algebra, entre otras difíciles, pero fuimos aprendiendo con todos ellos, y que
sepan que fueron una gran parte de nuestro desarrollo educativo básico.
Y ahora, como algo ultimo para decir, nunca dejen de soñar, las pequeñas fantasías se pueden
hacer realidad. Tienen que confiar en ustedes mismas y luchar por lo que quieren, es por sus
sueños.

Maria Alejandra Venegas Orduña 1102 código: 40

Related Interests