You are on page 1of 5

LA FAMILIA ROMANA

• La familia romana era una


institución de la antigua Roma, que
estaba compuesta por todos los
que vivían bajo la autoridad del
cabeza de familia , incluidos
los esclavos.
• La familia romana era legalmente
tan fuerte que ciertas cuestiones
que hoy se tratan en los juzgados o en los templos, entonces se trataban
en casa, bajo el mando del cabeza de familia. La familia era básica en
la sociedad romana.

 EL PADRE; PATER

• El pater familias era el hombre romano que no dependía de


nadie y de quien dependían los demás, la mujer nunca podía
ser cabeza de familia.

• La patria potestas le permitía disponer de la vida de cualquier


miembro familiar, darle muerte e incluso venderle. También
decidía si reconocer a un hijo o no, concertar casamientos…

• La mujer no formaba parte de la sociedad civil ya que sus


antepasados también era así, ya
que la discriminaban por no se
hombre por el contrario el
hombre provenía de cargos
civiles y por eso tiene tanto
importancia en la sociedad
romana.

• El adoptio era un proceso que


consistía en que las familias
romanas podían adoptar algún
miembro, este pasa a ser el hijo
legitimo del matrimonio. Por el
contrario si adoptaban a la familia entera, en primer lugar
adoptaban al cabeza de familia, esa familia quedaba en el
patrimonio de ésta y este proceso era llamado arrogatio.
Puesto que la autoridad familiar la tiene el padre (manus)
podía liberar a un hijo mediante la emancipación.
 LA MUJER E HIJOS EN LA VIDA
ROMANA.
• La mujer romana era compañera y
cooperadora del hombre romano,
compartían la autoridad sobre los hijos,
estaban juntos en banquetes o
celebraciones… A pesar de todo esto, ella
tenía una libertad muy limitada ya que en
las ceremonias importantes no podía estar
recostada y además no podía beber vino
sino mulsum.

• Ésta no tiene ninguna participación en la vida


pública, su oficio es cuidar y criar a los hijos, vigilar a las
esclavas, bordar y hacer tareas de la casa. Éstas eran sus
únicas profesiones. Tampoco tenía derechos y no podía ser
cabeza de familia.

• La educación era
liberal, ya que era mixta. Niños
y niñas aprendían lo mismo,
hasta pasar de la educación
infantil, dónde las mujeres de
condición social baja dejaban
de estudiar. Por el contrario, las
privilegiadas gozaban de
estudios de literatura griega y
latina e incluso aprendizaje de
la lira, del baile y del canto.

 MATRIMONIO ROMANO
• Los romanos, eran institucionalmente monógamos.
Así que cuando tenían relaciones sexuales continuadas, con
voluntad de convivencia y de vida en común, pasaban a tener
como un contrato, en el que se establecen lazos no sólo entre
dos personas, sino entre dos familias.

• Sólo podían contraer matrimonio si ambos


contrayentes eran ciudadanos romanos, y si tenían la suficiente
madurez sexual o muestras de ésta. Esto es, que gozaran no
sólo del status libertáis sino también del status civitatis (que
fueran libres y además, ciudadanos) Cualquier otra unión era
considerado un concubinato (estaba mal visto).

• Los hombres se consideraban aptos para casarse a


los catorce años y las mujeres a los doce. Los hijos nacidos de
este matrimonio (matrimonium iustum) serían sometidos a la
patria potestad.

• El casamiento de dos jóvenes dependía casi


exclusivamente de los padres; pocas veces se tenían en cuenta
las inclinaciones de ellos. Una vez decidido el matrimonio, el
primer paso era la celebración de los esponsales, donde los
padres concertaban el casamiento de los hijos y establecían
la dote que la joven aportaría al matrimonio.

• Antiguamente los
desposados ya quedaban
obligados a la fidelidad recíproca
y si el matrimonio no se
celebraba en el plazo estipulado,
se podía perder la dote.
Consultados los dioses, si los
agüeros eran favorables, se
cambiaban los anillos, que tenían
un valor simbólico.

• Ante la ley, sólo los


ciudadanos romanos tenían
derecho a contraer matrimonio. La tradición conservó el
recuerdo de tiempos en los que los patricios no podían casarse
con una plebeya.

• Hubo dos formas de matrimonio que estuvieron


sucesivamente en vigor:

• Matrimonio cum manu: la mujer pasaba a


formar parte de la familia de su marido y
estaba sujeta a su poder marital (manus).

• Matrimonio sine manu o libre: en él, la esposa


continuaba perteneciendo a la familia paterna
y conservando los derechos sucesorios de su
familia de origen.

 LA CEREMONIA DE BODA
• La boda constituía uno de los acontecimientos más importantes
dentro de la vida familiar.
• El día de la boda era escogido con cautela ya que mayo serÍa un
auguro peligroso, mientras que la mejor época era la segunda
quincena de Junio.

• En la víspera de la boda la joven consagraba a


una divinidad sus juguete
s de niña. Después, se
acostaba con el traje
nupcial y una cofia de
color anaranjado en la
cabeza. Eran
características de la
vestimenta nupcial
el peinado y el vestido con
velo. El traje era
una túnica blanca que
llegaba a los pies, ceñida
por un cinto. De
la cabeza de la esposa
caía un velo de color anaranjado (flammentum) que le cubría la
cara.

• En todos los actos del rito matrimonial la futura esposa era


asistida por la pronuba, una matrona casada una sola vez.
El rito empezaba consultando los auspicios: si el resultado no era
malo, quería decir que los Dioses eran favorables a esta unión.

• Terminada esta parte, tenía lugar la firma de las tabulae


nuptiales (contrato matrimonial) delante de diez testigos; después
la pronuba ponía las manos derechas de los esposos una encima
de la otra y con esto los esposos se comprometían a vivir juntos.

• El día de después del casamiento había un banquete íntimo


(repotia) para los parientes de los esposos.

 EL DIVORCIO.
• El divorcio romano sólo podía efectuarse con el
consentimiento de los cónyuges (affectio maritalis), es decir el
matrimonio podía anularse.

• El primer paso debía darlo el hombre, pidiéndole a


su mujer delante de un testigo las llaves de la casa diciéndole:
Tuas res habeto (“coge tus cosas”).

• En principio, el matrimonio patricio no podía


disolverse (arreatio) pero pronto los romanos inventaron una
ceremonia de efectos contrarios a la primera, a la que
llamaron difarreatio.

• El matrimonio podía disolverse por varias causas:

• Divortium ex iusta causa: como, por ejemplo,


el adulterio de la mujer o el marido.

• Divortium bona gratia: por causas no


imputables a algunos de los cónyuges
(esterilidad, impotencia, etc.)

• Divortium sine causa: cuando alguno de los


cónyuges repudiaba al otro sin que mediase
causa que justificara este comportamiento.

• Divortium communi consensu: de mutuo


acuerdo.

Realizado por:

 Miriam Sánchez Martínez


 Mª Ángeles Pérez Soria
 Celia Ruiz García