You are on page 1of 2

Lillo, Marcelo. Niebla City. 1ra edición. Santiago de Chile: Seix Barral, 2012. 263 p.

El libro comienza con una frase que eventualmente marcara toda la trama del libro: “¿Qué importa un cadáver si ya estamos todos muertos? (p, 9). Frase que eventualmente ganara más y más importancia a medida que avanza la historia y es preciso recordar desde un comienzo. La novela relata la historia de dos amigos muy disparejos, un octogenario retirado y un cincuentón ex-policía. El texto transcurre en un desolado lugar llamado Niebla City, un pequeño pueblo alejado del mundo donde residen estos dos amigos, dispares en edades y gustos pero unidos por la soledad y la miseria. La trama de la historia gira en torno a unos asesinatos que irrumpen de manera sorpresiva en la localidad de Niebla City justo después del terremoto del 27 de febrero. El tema del terremoto es tocado a la ligera y es usado para hacer algunas críticas sociales un tanto repetitivas: “la psicosis por comprar, por acaparar lo que tal vez no se usaría jamás, por disputar ciertos productos como si fuesen tesoros, era lo que se vivía el domingo 28 de febrero”(p.112). Por lo que pasa sin pena ni gloria. De esta forma, lo que pareciera tener real importancia son los asesinatos, dando la primera impresión de ser una novela policial de lleno. Las descripciones son un detalle muy llamativo a lo largo del relato, hay una excelente estetización de lo que es un ambiente lúgubre, casi místico, pero al mismo tiempo criollo. Los personajes caen en clichés byroneanos ya vistos con anterioridad. Tipejos rudos con pasados oscuros u olvidados, buscando una anhelada soledad y redención de lo que fue una época pasada no muy favorable Una forma de rebeldía contra la existencia. La narración se divide en dos partes, una primera parte que es la narración del octogenario y curioso personaje al cual llaman “viejo pájaro” y una segunda narrada por su amigo ex policía de más de 50 años, Fox. La estructura de novela policial existe y está presente en el relato, sin embargo esta novela apunta a más. Esto se ve en detalles, como que el octogenario viejo pájaro, solamente ha leído las tragedias griegas por más de 30 años, por lo que las conversaciones existenciales sobre el destino no son pocas. Así, destino será la temática decisiva en la novela, también lo serán la muerte y lo que la preside. La forma de abordar estos temas recuerda a Silent Hill, famoso juego en donde el protagonista sufre un accidente automovilístico en el que desaparecía su hija y este trataba de encontrarla en la ciudad de Silent Hill. Esta ciudad llena de Niebla y vacía de almas funciona como un limbo en donde el personaje va siendo guiado por fuerzas superiores para llegar a la trágica conclusión de que él ya había muerto en el accidente y se encontraba en una especie de limbo donde tenía que completar su tarea. Niebla City funciona de una manera parecida, los dos protagonistas se ven atrapados en este pueblo a causa de sus remordimientos y su pasado. Un lugar donde se llega voluntariamente casi como castigo: “Eso es Niebla City, hermanita, una constante repetición, un lugar donde no te vas a morir nunca porque ya estás muerto por el hecho de llegar allí” (p. 228). Así, atrapados, muertos en vida en un repetitivo limbo autoimpuesto, ven como el destino les otorga una posibilidad de redención, una suerte de juicio final que juzga la resolución del caso y las

se puede entender que la novela si bien. esto queda en segundo plano. Pues. no funciona completamente como novela policial por lo obvio del final y lo cliché de la estructura y los personajes. Niebla City pasa a ser un limbo donde uno recibe el juicio final. toda su vida condensada en una situación límite en la que fueron arrojados por el destino. una última prueba. De esta forma. .decisiones que tomaron para llegar a la verdad. funciona muy bien como un exótico e interesante drama existencial más ambientado en lo criollo. En resumidas cuentas.

Related Interests