You are on page 1of 1

Adriana Salazar Sarmiento 1101005 Seminario Peter Eisenman Hablar de Eisenman implica abordar distintas áreas de su pensamiento, en este

caso la atención va dirigida a dos en especial: su interés por encontrar él por qué del estancamiento de la arquitectura moderna, y su especial interés en el lenguaje y proceso del proyecto. Hacer que los presupuestos del Movimiento Moderno se cumplan y llevar a la arquitectura moderna a esa no alcanzada plenitud va a convertirse en su trabajo.1 Eisenman intenta recuperar los ideales de la arquitectura de la modernidad, ya que no llegó a su término por hacer del funcionalismo su bandera. Las razones para explicar que el espíritu moderno no alcanzara su plenitud, radican principalmente en que el compromiso de la arquitectura moderna esta dado en el funcionalismo, no se mira más allá, claramente la estética cuenta pero la industrialización, la economía y la función, entre otras, en cierta manera intoxican la arquitectura. Según Moneo, para Eisenman la arquitectura se debe producir sin contaminaciones, esta no debe estar atada al lugar, ni a la función, ni a los sistemas de construcción, “la arquitectura en su pureza es, pues, la meta.”2 Hay que pensar en una arquitectura limpia, en la que el uso no determine la forma, sino por el contrario, así, de esta manera los espacios generados se hacen más agradables, la arquitectura se convierte en verdadera arquitectura dado que esta es polivalente, respondiendo a las necesidades de la sociedad sin limitarse a una en especial. Por otro lado Eisenman habla de entender el desarrollo del lenguaje de la arquitectura como algo sometido a unas leyes estructurales propias, las cuales explican la evolución de la misma, con lo cual pretende no “semantizar” la arquitectura, es decir no irse por el simbolismo de la misma, sino por medio de la norma, el comportamiento y del lenguaje de la arquitectura, hacer que esta se explique y hable por si sola. En pocas palabras la clave está en generar un lenguaje autosuficiente. Para lo anterior se hace necesario introducir en la arquitectura el concepto de process, ya que él decía que el objeto por sí solo no comunica las intenciones con las que fue concebido, por ende es necesario dar cuenta de lo que fue el proceso de consolidación de la arquitectura, haciendo que el proceso sea el responsable del proyecto. El proceso es la biografía del mismo, es donde se relatan las actuaciones del arquitecto. A pesar de que el objeto sufra modificaciones, la esencia debe ser la misma y de eso debe dar cuentas el proceso. Como bien diría Eisenman “porque de carton son aquellas maquetas que cuentan la historia del proyecto. Y es en ellas, en definitiva, donde la arquitectura reside.”3

1

MONEO, Rafael. Inquietud teórica y estrategia proyectual en la obra de ocho arquitectos contemporáneos. Ed. Actar, Barcelona, 2004. Pág. 146 2 Ibídem, pág. 148 3 Ibídem, pág. 153