You are on page 1of 5

Observ. Soy inocente soñando pero culpable de haber soñado.

Lo que el sueño no decide, lo decide el sentido que cada sujeto da del mismo. Jacques Lacan dice: De nuestra posición de sujetos somos siempre responsables.

Locura, pasión del imaginario humano El sustento hegeliano explícito hasta aquí es lo que ordena la doctrina de la locura para Lacan. Pero a continuación, en el escrito de 1946, comienza a articularlo con conceptos psicoanalíticos. La relación de la locura con el ideal del o de!iene "undamental para comprender su articulación con la clínica psicoanalítica. La locura, entonces, #incum$e a una de las relaciones m%s normales de la personalidad humana &sus ideales&# 'Lacan 1946, 161(. )e lo que da un c*le$re e+emplo, si un hom$re que se cree re est% loco, igualmente loco est% el re que se cree re . Esto tiene su $asamento en el a"orismo de Lichten$erg empleado como epígra"e en este tra$a+o, que Lacan cita a pi* de p%gina en Función y campo... 'Lacan 19-., /69 n..0(, que se asienta en la estructura misma del o tal como ha sido aislada por Lacan en el estadio del espe+o. 1 continuación "ormula los t*rminos alrededor de la cual girar% su concepción de la locura, #El momento de !irar lo da aquí la mediación o la inmediatez de la identi"icación , para decirlo de una !ez, la in"atuación del su+eto# 'Lacan 1946, 161(. Es decir que la locura depender% de un rasgo de la identi"icación, de la mediación o inmediatez de las identi"icaciones ideales. 2e aprecia entonces claramente por qu* puede considerarse la locura como inherente al hom$re, porque concierne a la identi"icación, constituti!a de la su$+eti!idad en psicoan%lisis. 3ótese que Lacan presenta la posi$ilidad de la locura a partir de una alternati!a entre la #inmediatez# de los ideales, de la identi"icación del su+eto con los ideales, inmediata, o de la #mediación# entre su+eto e ideal. Esa mediación introduce aquí, tempranamente en su o$ra, la concepción de un lugar tercero entre dos. Ese es el sentido de la pr%ctica de la mediación, ho instalada en la intersección entre )erecho Psicología, la mediación entre las partes en litigio. Lo mediato es aquello que en tiempo, lugar o grado est% próximo a una cosa, mediando otra entre las dos, como el nieto respecto del a$uelo. Estas re"lexiones a$ren la posi$ilidad de releer la alternati!a #mediación& inmediatez# recurriendo a nociones posteriores de la ense4anza de Lacan, que guardan relación con la lógica de este escrito. )e allí que ha a destacado que se trata de un escrito #antecedente# de su ense4anza propiamente analítica. Pero esta propuesta de lectura es orientada por el mismo Lacan. En e"ecto, en el

donde Lacan explicita que el o moderno toma su "orma en el calle+ón sin salida dial*ctico del #alma $ella# que desconoce la razón de su ser en el desorden que denuncia en el mundo. /05(.. le+os de ser aquello de que se trata. Estas articulaciones permiten releer el desconocimiento inherente a la locura con esta re"erencia.. # a entonces existía la trama en la que se inscri$e 7la relación entre los registros imaginario sim$ólico8# 'ibídem.a$r% locura si entre su+eto ha$lante e >deal sim$ólico no opera el :tro en su "unción de mediación 11. 6 agrega. a la !ez que cuestiona cierta idea di"undida respecto de que su o$ra e!olucionaría de un tiempo centrado en lo imaginario a un segundo tiempo centrado en el signi"icante.a m<ltiples e+emplos de ello en la ense4anza de Lacan= por indicar tan siquiera uno. 1m$as !ertientes del desconocimiento sostienen la creencia en lo que es.Seminario 10. de 19-. Esta propuesta se asienta en la relectura del texto de 1946 a partir de Función y campo. tanto como !irtual. no sólo una re"erencia al espe+o sino tam$i*n al desconocimiento de la "unción de la pala$ra en tanto el emisor reci$e del :tro su propio mensa+e en "orma in!ertida. @uando Lacan indica que el loco #lo que experimenta como le de su corazón no es m%s que la imagen in!ertida.05( 'El destacado me pertenece(. #En el transcurso de un an%lisis puede ha$er algo que se "orma como un o$+eto. m%s all% de la encarnadura. . Es el o imaginario quien le da su centro su grupo. recomienda la lectura del escrito de 1946 a"irma que #lo que !er%n allí les demostrar% que no es de ahora que trenzo íntimamente el inter+uego de los dos registros# 'Lacan 196/&6. Puede pensarse por tanto que en el lugar de la mediación se localiza la "unción del :tro '"unción independiente de cualquiera de sus encarnaduras posi$les(.. pariente de la paranoia. luego de que+arse de que no se lo comprendió pues las ore+as no esta$an preparadas para oír lo que tenía para decir allí. . no es "orzamiento recurrir a la noción de :tro "or+ada por Lacan una !ez propuestos los tres registros pues permite distinguir &entre tantas otras cosas& las dimensiones sim$ólica e imaginaria del ideal del o. ser% "unción del :tro. Ese lugar tercero que media entre su+eto e >deal. Esa . no explícitamente se4aladas en el escrito de 1946. 16/(. preparando su nue!a "orma de pensar el esquema óptico &en su tercera clase&. Pero este o$+eto... es per"ectamente identi"ica$le a una "orma de alienación. como tal. 6 lo e+empli"ica rele endo el estadio del espe+o acentuando el sost*n de lo sim$ólico como "undamental para la constitución de la identi"icación especular. de ese mismo ser# 'Lacan 1946. sit<a en esa imagen in!ertida que se desconoce. Esta "órmula general de la locura es presentada por Lacan como una #estasis del ser# por oposición al #desarrollo dial*ctico del ser humano# 'Lacan 1946. . 16/(. no es m%s que una "orma "undamentalmente alienada. dando su "ormulación e+emplar con el uso del discurso corriente #haciendo o$ser!ar que el A ce suis-jeA 7esto so 8 de tiempos de Billon se ha in!ertido en el Ac'est moiA 7so o= literalmente. "unción de #mediación#. Cue el su+eto aca$e por creer en el yo es. 45(. En el Seminario 2 Lacan lo toma en igual sentido. 9omando esta sugerencia de Lacan como una indicación de lectura del escrito examinado en este apartado. el circuito de la mediación ser%. estructurado por !ectores orientados que con"orman un circuito. ? & 1 & s'1( & >'1(. en el Seminario 5 se mani"iesta en la "unción paterna en el lugar del :tro mediando entre los t*rminos deseo materno ni4o. esto es o8 del "ranc*s moderno# 'Lacan 19-. una locura# 'Lacan 19-4&--. En el gra"o. 41(.

de+ando solo el lugar para la captura en lo imaginario del o ideal. es decir títere del >deal. # c'est moi#. #Le+os. por "uera de la dial*ctica que necesariamente introduce el lugar del :tro.estasis del ser es la de #una identi"icación ideal que caracteriza a ese punto con un destino particular# 'ibídem. dial*cticamente. >denti"icación al >deal sin re"erencia al :tro. de "i& +ación. aunque lo desconozca. de la $arradura de su di!isión. 3o se trata entonces de "ragilidad. la locura consiste en la ausencia de mediación de lo sim$ólico del >deal del o. de ser la locura el hecho contingente de las "ragilidades de su organismo. la di!isión del su+eto. en una identi"icación sin mediación. Locura li$ertad se articulan entonces de un modo mu preciso. hacen del su+eto un su+eto di!idido. esa in"lación de la imagen especular. li$re de las ataduras del :tro que. se demuestra como la relación del ser con lo me+or que este tiene. identi"icación plena a partir de la cual el su+eto se cree ser lo que es. le da al ser la ilusión de la li$ertad. . 2e ad!ierte lo sarc%stico de Lacan al recurrir a una "igura de títere para representar al hom$re li$re. Puede decirse entonces. 1sí Lacan esta$lece una relación indisolu$le aunque paradó+ica entre locura li$ertad. dicho de otro modo. no es una de$ilidad sino respuesta a una grieta a$ierta en la esencia del ser ha$lante. "igura satírica. #esto es o#. la locura es un modo del su+eto de no querer sa$er nada de la "alta. es su m%s "iel compa4era= sigue como una som$ra su mo!imiento.0(. es la permanente !irtualidad de una grieta a$ierta en su esencia# 'Lacan 1946. ser lo que es sin el :tro. Cuiz%s Lacan conocía esta !inculación por la que hace de la locura un concepto que expresa la in"atuación imaginaria. Detomando la noción de su+eto di!idido introducida dos p%rra"os atr%s &tam$i*n desarrollada posteriormente en la ense4anza de Lacan&. Es decir que en la locura la relación a la identi"icación ideal es un punto de estasis del ser. sólo es posi$le considerarse li$re siendo loco. de detención de la dial*ctica del ser. 1. Pero esto para Lacan es un enga4o pues no es un punto de li$ertad sino de escla!itud. )iana Da$ino!ich indica que #La "alta de mediación alude precisamente a que esta estasis prescinde del reconocimiento no se mediatiza a tra!*s del deseo como deseo de reconocimiento# 'Da$ino!ich 199. La locura es creerse li$re. 16/(. !ale decir. sino que ni aun sería el ser del hom$re si no lle!ara en sí la locura como límite de su li$ertad# 'ibídem(. hasta #$u"onezca# podríamos decir. pues. en la medida en que es a$solutamente dependiente de quien mue!a los hilos que lo agitan. 2e destaca al margen el car%cter de in"atuación que Lacan su$ra a entrecomillado. #Le+os de ser Aun insultoA para la li$ertad.(. #Lo que ocurre es que el +uego de mi títere dir% me+or a cada cual el riesgo que lo tienta cada !ez que se trata de la li$ertad# 'ibídem. la locura es inherente a la li$ertad.. a que el ideal representa en *l su li$ertad# ' ibídem(. Le+os de ser un insulto. @hirolita no sa$ía que @hasman le da$a mo!imiento el aspecto m%s cómico de la escena era la ilusión de autonomía de la marioneta. pues alude a lo re!elado en la etimología de folie en la lengua "rancesa su relación con el t*rmino fat '"atuo(. 6 al ser del hom$re no sólo no se lo puede comprender sin la locura. se articula con la locura. sin relación al :tro. En resumen. 166(. Es decir que la realización plena de la identi"icación del su+eto con el ideal sin la mediación del :tro. 16. Pero esa identi"icación #cu o car%cter sin mediación e Ain"atuadoA he deseado ahora mismo hacer sentir.

156(. por su historia com<n en cuanto t*rminos del sa$er psiqui%trico pero tam$i*n del popular. t*cnicamente por la pro ección de su pasado en un discurso en de!enir# 'ibídem. la locura como la ma or pertur$ación imaginaria se distingue de otras locuras. #no tiene nada que en!idiar al an%lisis hegeliano de la rei!indicación del Aalma $ellaA. en ese sentido. des$orda los límites de la distinción psicosis&neurosis&per!ersión. #3o se !uel!e loco el que quiere# 'ibídem(. dir% Lacan. de la que ace entre los muros de los manicomios como de la que ensordece la tierra con su sonido su "uria# 'Lacan 1949. Para resumir. @on lo cual se aclara. como respuesta posi$le ante el encuentro con la propia di!isión. aunque. Lacan tam$i*n tra$a+a su articulación con la neurosis. en 'nter"ención sobre la transferencia lee el caso )ora con esta concepción de la locura. /5F(. que es &como el matema lacaniano destaca& un elemento del :tro. Pero es nota$le que hacia el "inal del escrito. #)ecir que la locura es la ma or pertur$ación imaginaria como tal no es de"inir todas las "ormas de locura. es disolución 'de lo imaginario. ha$lo del delirio de la paranoia# 'Lacan 19-4&--. Est% loca )ora tam$i*n entonces. puede acontecer en cualquiera de las estructuras clínicas. la que se re$ela contra el mundo en nom$re de la le del corazón. el delirio la paranoia. La primera in!ersión dial*ctica. Amira. no es apresada por la lógica con que se constru en las estructuras "reudianas. #3o so nada de lo que me sucede. quitarse el peso del desorden de su posición atri$u *ndole la responsa$ilidad al otro. le dice. 1hí dice. como demuestra en %l Seminario &( p*rdida. G. la concepción de la locura reaparece !inculada con su concepción de la cura en ese momento temprano de su o$ra. Es pasión del imaginario humano. #la "órmula m%s general de la locura. )e allí que Lacan ha a escrito en la pared de la sala de guardia del hospital en que se desempe4a$a como psiquiatra. o dicho de otro modo. 2e trata entonces de una posición #loca#. respecto de condicionamientos sociales represores. 9< no eres nada de lo que !ale# 'Lacan 194F. @on lo cual descri$e admira$lemente la posición de la locura hegeliana. Es decir. >'1(. En excelente e+emplo del uso que hace Lacan en este sentido se encuentra en a a!resi"idad en psicoan#lisis. . pro ectar la maldad interior en el otro.cuando en !erdad se est% amarrado al >deal. Es decir que se !eri"ica el progreso del su+eto en an%lisis al . inserta en la dial*ctica del narcisismo. de$e distinguirse particularmente de la psicosis. 1hora $ien. Decurriendo al gra"o puede esta$lecerse la locura en el circuito que !a de ? a >'1( pero cortocircuitado en el e+e del estadio del espe+o. #no ha progreso para el su+eto si no es por la integración a que llega de su posición en lo uni!ersal. el circuito de la locura es. cu%l es tu propia parte en el desorden del que te que+asA# 'Lacan 19-1a. 6 en tanto tal. Esta concepción de la locura corresponde entonces a la dimensión de la locura humana que se deduce de la constitución imaginaria del o . en el punto en que no reconoce su implicación complicidad en la relación que su padre mantiene con la 2ra. 9/(. psicóticas. la psicosis es distorsión 'la que Lacan "ormaliza en el esquema > respecto del esquema D en $e una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de la psicosis(. la psicosis no es la li$ertad. de la cual se que+a. ? & i'a( & m & >'1(. patognomónico de la lucha por reconocimiento. La li$ertad es la locura. 1lguien puede posicionarse como #loco#.6. En e"ecto.( & re"iere Lacan. i'a(&m. /1-(.

o sea no proponi*ndose en el lugar del >deal que re"orzaría el e"ecto identi"icatorio que se halla en el origen de la locura. . lo que nos de+aría en tanto analistas.. enloquecer. en la medida en que !a a localizando su singularidad en relación con el :tro. a localizar la singularidad que se constitu e en relación con el :tro . Cue el an%lisis pueda pro!ocar esta con"iguración. 1d!ertencia a los analistas que orientan la cura promo!iendo e"ectos identi"icatorios esqui!ando el pasa+e por lo sim$ólico. lo que del :tro es constituido a partir de la singularidad.05(. La posición del puro dial*ctico apunta a eso. preocupa a Lacan tanto que recurre a ad!ertirlo en m<ltiples ocasiones= por e+emplo. )e este modo se o$ser!a que &se insiste en esto& no se trata para *l de una concepción "ilosó"ica o de un an%lisis sociológico sino de un "enómeno con legitimidad en la clínica psicoanalítica que no se puede desconocer. /9(. #autenti"icar así todo lo que es del orden de lo imaginario en el su+eto es ha$lando estrictamente hacer del an%lisis la antec%mara de la locura# 'Lacan 19--&-6.. como tal. #Cue el su+eto aca$e por creer en el o es. en el campo de. . una locura. por un paradó+ico e"ecto de re$ote.ir cediendo la locura. pero tenemos mil prue$as de que se lo impulsa en esa dirección# 'Lacan 19-4&--. la locura. el an%lisis lo consigue mu rara !ez. Esto es "acilitado por la posición del analista que es de"i& nida allí por Lacan como la #neutralidad analítica 7que8 toma su sentido aut*ntico de la posición del puro dial*ctico# 'ibídem(. Hracias a )ios. dial*cticamente.