MAZÓN C., Manuel Enfrentamiento y Actualidad. La Inteligencia en la Filosofía de Xavier Zubiri . Universidad Pontificia de Comillas, Madrid, 1999, pp. 342.

El “estar” en la metafísica de Zubiri, constituye como la categoría fundamental de realidad. Estamos en la realidad. Ese estar tiene un aspecto constitutivo fundamental, es dinámico. La realidad es un “de suyo” que “da de sí”. […] La consideración conjunta de e stas nociones de estado y habitud, nos lleva en este momento a verlas desde la perspecti va de lo “dinámico”. El estar en el mundo de los seres vivos supone como una especie de “tensidad”, es la manifestación, por así decirlo, del dar de sí como dinámico. (p. 39) ..esta forma de estar en el mundo trae a primer plano, el modo general de estar en el mundo. Esto para Zubiri es el tiempo. Es la consideración metafísica del tiempo desde la perspectiva del dar de sí de la realidad. Su consideración nos llevará ala confluencia entre el modo de haberse el animal y las estructuras temporales. “El tiempo como forma general del dinamismo es lo que responde a a la pregunta cuándo. Toda realidad está en alguna parte, está en un dónde. Toda realidad emerge y es emergente en un cuándo” (EDR 281) (p. 40) El “estar” conlleva siempre un aspecto de modalización, es la respectividad, como nota constitutiva de la realidad; y la habitud o modo de haberse como modalización de esa respectividad en los seres vivos. Según las diversas modalizaciones, así será lo modal del tiempo en ese devenir de actualización. (p. 40) Lo tempóreo y lo espacioso como tal son para Zubiri modos de estar. Esto, en los seres vivos, evidentemente son modos habitudinales, i.d., suponen modos de estar siendo. […] El dar de sí es expresión del “modo de haberse”: he ahí la huella de la habitud. (p. 41) Las cosas empiezan y terminan donde empieza y termina el “de suyo”. […] la realidad es algo formalmente sentido, no concebido. […] “Impresión no es la designación de un objeto sentido, sino que es la designación del modo como algo es sentido […] E n la intelección sentiente (o sentir intelectivo), por ser sentiente, lo aprehendido es también primariamente en modo de impresión. Sólo que lo que lo impresiona no son solamente cualidades estimulantes, sino cualidades estimulantes “reales”. Lo cual sign ifica que en la intelección sentiente, la impresión tiene dos momentos: uno, el momento de cualidad sentida, otro, el momento de su formalidad real. (SE 415) (pp. 41-42) La función propia de la esencia, constituir “físicamente”: “esta función talitativa estructurante es una verdadera función, porque talidad no es sinónimo de determinación categorial, sino aquel carácter constructo según el cual cada nota es „nota -de‟” (SE 456) (p. 43) “La cosa „inteligente‟ y volente no sólo es algo „de suyo‟ sino que, por ser „tal‟, su función es mucho más vasta que el ser „de suyo‟, porque „hace‟ que por respecto a „tal‟cosa, el ente mismo en cuanto tal sea intrínsecamente verdadero y bueno” (SE 461) (p. 4 4) El respecto mismo del ex, es la dimensión: es el in en el ex como momento del „de suyo‟, o en el constructo de realidad. La dimensionalidad talitativa de la cosa se actualiza en los respectos: de riqueza, solidez y estar siendo. Y tiene una función transcendental muy determinada: mensurar la perfección de lo real qua real. La solidez, mensura la estabilidad. El estar siendo, la duración. (p. 45) La habitud como cualidad de la formalidad de realidad humana, se expresa fundamentalmente en el tener que hacerse la vida, en este caso el hombre. (p. 46) “Entiendo por realidad de algo el que estas notas pertenezcan a la cosa „de suyo‟, es decir que no sean tan sólo signos de respuesta […] tiene lo que llamaré formalidad de lo real […] La existencia misma pertenece al contenido de realidad y no a la formalidad de realidad. Todas las notas, además de un contenido propio y de su propia existencia, tienen una formalidad de alteridad distinta según sea el aprehensor. Para el animal la formalidad de lo aprehendido es mera estimulidad; para el hombre lo aprehendido es „de suyo‟, es realidad” (HD 18) (p. 46) Cuanto más en profundidad las cosas van quedando ante nuestra inteligencia en su ser “de suyo”, más es posible sentir ese mod o de quedar en lo transcendental de la cosa. Los efectos de ese sentir afectan a nuestra propia realidad de un modo muy determinado, que Zubiri llama la inquietud de la vida. Esto es lo “hexico”, lo que de alguna manera nos tiene poseídos como lo real en nuestra realidad de inteligencia sentiente. Podríamos calificarlo del problematismo de lo absoluto, o el modo “absoluto” de habernos con lo real. (p. 47) Hay un dinamismo de las estructuras que se expresa en una determinada habitud. […] Es el dinamismo de la resp ectividad. Ya vimos cómo la respectividad es una nota constitutiva de la realidad. Decir realidad es decir siempre respecto de algo. Es lo estructural del dar de sí como constitutivo. Es la actividad como constitutividad. (p. 47) La expresión habitudinal de las estructuras vivientes se patentiza en las características de independencia y control sobre el medio. {…] Éste es el ámbito de lo héxico, o modo de haberse el animal con lo que le afecta en su quedar (-estar-) ante él […] Los seres vivos, los organismos, no son sustancias: son estructuras. Estructuras materiales […] pero son estructuras. Lo característico de la vida es un a estructuralidad y no una sustancia […] es un dinamismo estructural: es una estructura dinámica. (p. 48)

sino unidades que la inteligencia puede desplegar como contenido del despliegue de actualidad de la propia inteligencia en sus estructuras de saber. según el “de suyo” de las mismas: “La inteligencia es la capacidad que el hombre tiene de enfrentarse con las cosas. Este carácter o función dominante. Y esa formalidad es apertura). El acto como tal no se agota en lo “érgico”: “No es lo mismo el acto que la acción. Es lo funcional de la realidad que se impone a las cosas. es como se constituye el sistema completo de recursos” (EDR 233) El modo de quedar las cosas en su realidad como recursos y posibilidades supone. de ahí que la categoría de habitud en Zubiri va a su stituir. de un proceso evolutivo. Tener que realizarse como persona. sino que el momento de realidad así inteligido. como hemos visto. aquello de que son posibilidades son acciones […] las posibilidades son posibilidades para unas acciones propias y enteras de la sustantividad en cuanto tal. o que las cosas me puedan. Su naturaleza no es un sistema de datos naturales que posee sino que es algo distinto: es un sistema de dotes con que cuenta. del <poder>. constituye el ámbito del modo de haberse el hombre con las cosas. en los seres vivos subyace. Y esa reversi ón en identidad es lo que metafísicamente he llamado la intimidad” (EDR 224) Este haber llegado a la intimidad y el volver desde ella hacia las acciones humanas. en el sentido de ser un ente cuya entidad consiste en tener que realizarse como persona. Y precisamente en forma de dotes de mi propia índole y de recursos que las cosas presentan. el hombre tiene poder y está constitutivamente apoderado por aquello que hace. cuyo término es la posesión de la propia realidad vivida […] “El h ombre existe ya como persona. 50) “Este ser. Porque aquello de que las posibilidades son posibilidades. y volveremos sobre ello. y anula (o deja entre paréntesis por lo menos) el poder que tienen las posibilidades que no han sido apropiadas sino que han sido rechazadas […] En su apropia ción causal. sino desplazamiento. responde la intencionalidad de Husserl. la realidad está abierta a poder ser „meramente actual‟ (su „todo‟ de realidad… plenitud.” (EDR 218) (p. (EDR 232) (p. expresado en el me. La actualización de la posibilidad tiene una forma que es el apoderamiento […] La persona no es suya sino en el apoderamiento eventual de la realidad.…desde el punto de vista de la realidad en su dinamismo. con las demás realidades y consigo mismo como realidad. no es otra cosa que lo héxico o la necesidad de un modo concreto de enfrentamiento para la viabilidad de la propia realidad. las cosas adquieren la formalidad de realidad como posibilidad.  El „en‟ de toda intelección es respectividad fundante de toda posible relación (suj. 51) El aspecto érgico de la habitud consiste en fijar precisamente a la acción. (p. (p. 50) El término de habitud radical humana es ser persona (auto-posesión): ante la persona. Es lo que hace que el concepto aristotélico de dinamys resulte insuficiente para aprehender las posibilidades. -obj. a esta categoría clásica de “naturaleza”. Una esen cia de tipo nuevo en virtud de su inteligencia. Pues necesito averiguar por qué todo pensamiento piensa algo-de. precisamente como lo fijado de esa imposición. la accionalidad es co-posibilidad y las construcciones que de aquí deriven constituyen el ámbito de lo histórico. en muchos análisis. 51) “…su propia naturaleza interviene como recurso de unas posibilidades en una forma muy determinada. pero s ólo como estar…:actualidad. Las acciones son sistemas dinámicos. que al ser modalmente sentiente. No son estratos. por así decirlo así un modo real que hace posible el que yo pueda…. Pero esto evolutivo en su dimensión transcendental. Este poder no es algo que surja abstractamente de la realidad sin más. expresa lo esencial de esta actualidad…: Intelección. sino la actualidad de mi realidad en cada uno de los actos de mi vida […] El ser de la realidad sustantiva consiste en revertir por identidad a la realidad de quien es acto segundo. un sistema funcional de actos. es la presencia en este ámbito héxico .)  La intelección en cuanto tal no se limita a constituir formalmente la intelección. en repliegue sobre sí misma y en continua apertura a lo y a los demás. „meramente‟. como modo de haberse en general con las co sas. (EDR 236) (p. A ese momento del algo-de. 51) …para Zubiri la noción clásica de “naturaleza” queda reducida a “dotes”. enfrentándose con su propia real idad abierta a las cosas en lo que tienen a su vez de apertura. La acción es un sistema funcional. y ello comportará metafísicamente la inteligibilidad de lo “modal” […] “Esto que le impone la existencia es lo que le impulsa a vivir. A la unidad de acción. sino de la realidad en cuanto funcionaliza el sistema de acciones a través de las cuales las distintas realidades se van configurando como tales. tener que elaborar su personalidad en la vida” (NHD 427) En esta “imposición” de la vida hay que ver la figura de la “habitud”. 67) Esta fundamentación de lo “héxico” pasa por la comprensión filosófica del “tener”. 52) Por ser formalmente abierta. y ello es no solución. (p. no es de actos. (p.  Como la intelección es sentiente…: resulta que primaria y radicalmente esta mera actualidad intelectiva es actual en respectividad sentiente: en impresión de realidad. 49) Lo funcional se expresa en lo accional. (p. en tanto que realidades […] Y como animal de realidades es una esencia nueva. […] Esta modalidad de la suidad es nota constitutiva de la realidad humana como esencia abierta es precisamente por la inteligencia. es el ámbito de lo érgico. Y a estos dos órdenes subyace lo estructural. en el mí y en el yo no es mi realidad. la unidad héxica o habitudinal. Y ese „de‟ caracteriza al ser entero del hombre. El . (p. la inteligencia es fruto. 57) Hegel olvida que todo pensamiento piensa algo. un sistema rigurosamente hablando. „funciona‟ “héxicamente”. que es un sistema funcional. En el caso del hombre aparece claro en la capacidad de lo que Zub iri llama la “apropiación de posibilidades” […] “mi apropiación confiere poder a una posibilidad. determina en respectividad dos grandes dimensiones: el Sentimiento y la Voluntad. por decirlo así.

que lo mismo puede acertare que errar. que perderá sentido activo para significar tan sólo el conjunto de caracteres constitutivos de “lo que” es: algo sólido. perdurar en. va a atraer la atención de sus sucesores en forma tal. Dios” (p. De un lado. No es un conjunto de pensamientos que el i ntelecto forja. creo que nos sitúa en la idea que Zubiri tiene de la estructura de “fun damentalidad. con entera independencia de la Naturaleza y del nacer. El “es” se refiere entonces tan sólo al resultado.” (NHD 224) (p. 94) “toda experiencia surge solamente gracias a una situación. uno. a la posibilidad de un orden o ámbito héxico. mas no recibe de ellas el impulso para la vida: recibe. y lo entiende como siendo. con verdad o sin ella. El ser es siempre ser de lo que hay. 98) “…el griego jamás concibió a la mente como una especie de foco inalterable en el fondo del hombre. hay la vicisitud ontológica de “llegar a. 70) No es una relación de causa a efecto. una reconformación estable de nuestra propia naturaleza humana. (p. es lo estructural de lo poseído que se manifiesta en lo modal del habernos. (NHD 192) […] El análisis del “horizonte” pertenece a los elementos constitutivos de la experiencia y. grac ias precisamente a su interna limitación. deidad. (p. 72) “Los Padres griegos expresan adecuadamente esta idea con la palabra hexis. modo vital de “estar”. (p. la sustancia misma de la mente y del logos. 71) …la idea de “héxis” […] no es un modo de vida. Y este haber se constituye en la radical apertura en que el hombre está abierto a las cosas y se encuentra con ellas. […] A este nivel de experiencia humana. Toda experiencia tiene un perfil propio y peculiar. por ello. Toda actuación es érgica precisamente por estar en un ámbito héxico (en la filosofía de Zubiri. el ente. El “es” fue así. El “modo de haberse” los hombres con las cosas. el lugar natural de la realidad…” (NHD 190) (p. pone al hombre en contacto con lo í ntimo de las cosas. que le permite aprehender unas cosas y unos aspectos de ellas con exclusión de otros. 104) “La sustantivación de este acto es la primera vaga intuición de la idea del ser: tó eón es el “estar siendo” de un impersonal. a lo sumo. que se constituye. Pues bien: al independizarse el “es” del “nacer” se independiza también de esta realidad humana. Y este perfil es el correlato objetivo de la situación en la que se halla instalado el hombre. (p. sino el poseer una espec ie de tacto profundo y luminoso que nos hace ver certera y infaliblemente las cosas…” (NHD 214) (p. sino manera de habéselas: una segunda naturaleza.69) La fuerza del “estar haciéndose”. el “estar siendo” se convierte en “lo que es”. 81) “Experiencia significa algo adquirido en el transcurso real y efectivo de la vida. (NHD 437) (p. como sabemos pone de manifiesto el ámbito de lo héxico) (p. de ot ro. y no a la fuerza activa que conduce a él. Es un pensar certero e infalible. hábito. tiene su punto central en el logos griego. no. en la dúctil trama de un contenido. Pero esta acción al sustantivarse produce una grave escisión. las cosas son posibilidades. en cierto modo. el análisis del sentir. fruto eso sí del modo de haberse. es decir. (p. sino el haber que el espíritu cobra en su comercio efectivo con las cosas. entero. será una de las dimensiones del poder del logos griego.hombre tiene. Así. el “es” conduce a la idea de cosa” (NHD 223) (p. sobre todo en lo que Parménides nos dice „acerca de lo que es‟. El ser pierde su caráct er activo: es la idea de cosa y los procesos físicos son simples vicisitudes adventicias de las cosas. La experiencia del hombre […] es el lugar natural de la realidad. nos encontramos con que este „es‟. pues. la expresión de este modo de tener en común. continuo. necesaria para el existir humano. que. es sólo un “modesto” modo de haberse y que supone la estructura de la realidad en la que “está”. un modo de quedar algo ante la mente. etc. (p. Así “des-naturalizado”. pero en este respecto es una especie de “sentido de realidad”. La experiencia es. o dejar de” ser eso que es. No significa costumbre. 98) “Lo propio de la mente pensante no es ser facultad de pensar. va a consistir en llegar a “tener” asuntos comunes. Es importante resaltar esta determinación del “logos” griego. l a tal mente (“héxis”) […] así como la Naturaleza es “lo que está siendo”. en este sentido. así también la mens es un “sentido del ser” que se afirma por sí mismo en la realidad. 70) Este ámbito de lo héxico radica en la apertura: “El hombre entiende. “des -animado” y “des-mentado” adquiere un rasgo autónomo: el “es” . que hacerse entre y con las cosas. […] la presencia de la “hexis” como categoría de los sere s vivos constituye […] la razón de la inteligibilidad del modo “sentiente de inteligir”: el ámbito héxico. lo que hay. Yo diría que por aquí habría que comprender esta idea zubiriana de “la” deidad. una situación y un hori zonte. 95) Esta posibilidad de hacerse la vida.” (NHD 200) (p. 71) El “habérselas” en el preciso sentido de lo “héxico”. compacto. efectivamente. como un fino pálpito. 1 02) “Si nos fijamos en el aspecto positivo. que aún tiene en el filósofo de Elea un sentido activo. cuyo resultado tiene que ser y es la “convivencia”! humana. 104) Como la “idea de cosa” supone un mundo determinado. estímulos y posibilidades de vivir.

118) …las cosas no se dan así de fáciles al entendimiento. 107) “La firmeza de la opinión procede tan sólo de quien la profesa. porque nada tiene consistencia firme. Se r significa “parecer” {…] Esta referencia es esencial a las cosas usuales de la vida y lo que las constituyen en tales. El “es” es lo común a todos. Lo que en ella acontece es simplemente que las cosas “aparecen” ante el hombre” (NHD 231) […] La opinión acabará siendo la expresión de las fijaciones o “héxis” que van a determinar el sentir humano. Por eso es una actitud esencialmente filosófica. La influencia de la medicina ha sido. a su vez por el sentido del ser. Es encontrarse con los demás filósofos en las cosas sobre que se filosofa” (NHD 265) (p. en este proceso socrático de retracción. El aparecer y parecer van tomando cada vez más la acepción de “sentir”. hay un modo „eficaz‟ de hacerlas presentes. en la ciudad. del opinante mismo. Aristóteles dice. 110) La mente se dispara a los principios de las cosas. significa más bien „que es‟. Y en ella se asienta la adquisición de la verdad y la realización del bien. al contrario del logos que también tiene la pública). hay que saber acercarse a ellas. por ello. el científico. como la postura de los sofistas: es el sentido de su vida misma. (pp. significa la “manera de ver las cosas”. que de suyo no tiene el menor sentido primariamente moral. 107) “…en esta evaporación del “es” se desvanece también el hombre mismo. Esta es una especie de “habitud”. y sólo entonces dan éstas la respuesta en que se constituye el acuerdo con ellas: la verdad” (NHD 41) (pp. desde ahora. Es el saber interrogar a la naturaleza para que nos presente las cosas en su orden de inteligibilidad. de los principios es lo que hace posible una ciencia verdadera y una vida buena. una ley verdadera no es sino un intento para dominar el curso de aquéllas. en su visión total –dirá con el tiempo. sino de intelección y de dicción. 118 -119) “La verdad es un acuerdo con las cosas. este modo de existir en la pólis. hay que formar al hombre” (NHD 234) (p. 106-107) “Todo es discutible. virtud. pretende nutrirse del “es” y apoyarse en él. Descubrirla racionalmente es la misión del Sabio. el ser es inconsistente […] Y por extraña paradoja. El ser del hombre se convierte en simple postura” (p. 109) “Todo el conjunto de capacidades de vida que el hombre adquiere en su trato con las cosas. héxis. eso que las cosas son transparece a través de lo que otro dice […] hasta el punto de que la prime ra intuición de que algo es verdad. o modo de haberse con las cosas. que la Sabiduría es. La Sabiduría ha dejado de ser una visión de ser para convertirse en ciencia: el Sabio irá apartando progresivamente su mirada en la Naturaleza para fijarse en cada cosa.” (NHD 230) […] pero en cuanto dialoga. esto es. Ciencia y Política son “virtud” (NHD 262) […] La Sabiduría es algo que se busca […] No es algo que las cosas depositan en el hombre sin más que por usarlas en el trato corriente. ni entenderlas en la ciencia: es algo que se conquista por un impulso que arrastra al hombre desde la vida corriente y científica a los principios últimos” (NHD 263) “El ethos socrático ha conducido al bios de la inteligencia. (NHD 264) (pp. 113-114) “La historia de la filosofía no es cultura ni erudición filosófica. pero sobre todo con las cosas futuras. el “con” de la convivencia. 10 8) La descripción de la mente pensante (que sólo tiene dimensión privada. estructural-. 105-106) El “es” de la conversación indica la verdad que de los asuntos p oseemos. y esto es una héxis […] “En los principios supremos están principialmente todas las cosas. proviene de algo en que todos están de acuerdo […] El “es” sólo hace posible la convivencia salvando lo que dice cada cual…” […] el “es” como principio del diálogo y fundamento de la convivencia. La mente se ha convertido entendimiento y volcado en el logos: el “es” ya no es objeto de visión. a la idea de la racionalidad de las cosas. […] En este aprender a acercarse a las cosas. si la vida requiere opiniones firmes. el que va y viene de ellas a la mente: “Cuando el „es‟ se introduce temáticamente en el diálogo. (NHD 247) (p. Cada a severación pretende ser verdadera. en este sentido. […] “en su situación concreta el hombre esboza un proyecto. Y ese “ser” acabará significando “ser sentido”. un modo de acercarse a las cosas e interrogarlas. es el camino que conduce a las cosas. va a querer encontrar apoyos científicos. en este punto. el conocimiento de lo más universal.como cópula…” (NHD 225) […] El órgano que lleva a cabo esta interpretación del universo es el logos […] Un logos que es de la cosa. determinada. sino inclusive para pensarlas. (NHD 233) (p. de suerte que el pensamiento propende a ser de nuevo un modo de percibirlas. precisamente por eso son supremos. me parece de lo más cercano a lo que constituye la “héxis” […] “La retracción de Sócrates no es una simple postura. […] “El sistema de preguntas nace de la estructura total de la situación de la inteligencia humana” (NHD 41) Es desde la consideración de la Inteligencia humana. el Sabio será. […] Cada cosa tiene su naturaleza. y por tanto. decisiva […] la importancia de la salud y de la enfermedad no solamente para percibir las cosas. (NHD 240) (p. vista desde el presente. La vida intelectual es entonces la progresiva creación de fórmulas que permiten . Este es el concepto griego de areté. la verdad. antes que del individuo que la expresa […] La idea de las muchas cosas lleva a la idea del ser como razón. (NHD 228) (pp. De ahí que. 114) “…a esta patencia de las cosas puede darse radicalmente el nombre de verdad” (NHD 38) (p.” (NHD 227) […] “Las cosas han cobrado estructura racional: ser es razón. Este hábito. desde donde el tema de la verdad aparecerá en toda su complejidad y „eficacia‟ para la comprensión de la realidad. (NHD 247) […] escrutar con el nous de cada cual la voz que dicta lo que “es” la virtud.

por el modo del “hacia” en cuanto “hacia”. ya sea para diferenciar. (p. (p. Al momento de la verdad como existiendo „desde un a situación determinada‟ si se entiende esta situación como un estado objetivo del espí ritu. 122) El pensamiento sitúa las cosas a distancia suficiente como para que “adquieran” la capacidad. hará falta determinar la estructura formal de é ste. para la mente. aunque no sea de la misma manera. nos está indicando el modo héxico con que Zubiri describe la actividad pensante. sino un momento entre otros. siguiendo en esto a Platón. una resolución de la unidad de la cosa en su puro detalle. La forma mentis está constituida por el modo intrínseco y formal del enfrentamiento o lanzamiento hacia lo real. o si se quiere consistente de por sí. La búsqueda de ese algo que le descubra al griego la razón de ese siempre. (p. tenemos la desvi ación del positivismo. para los hombres. A su vez el conocimiento de ese „lo que‟. Al momento de verdad como „modo de interrogar a la realidad‟ si se toma este interrogatorio como la necesidad humana de hacerse con el dominio de las cosas. ya sea para unir. entendiendo a su vez ese ser. La exterioridad es así el carácter formal del detalle en cuanto sensible. el acontecer como tal no es más que la manifestación de un alguien que tiene álg o´(ousía) por lo que puede manifestarse siempre.d. por su momento de campalidad es realidad funcional. no como actividad. en el siempre. y el eidos es lo determinado en virtud de una unidad previa que caracteriza precisa y necesariamente unas cosas respecto de otras… (p. pero no acontece en ella” (NHD 120) […] El entramado del acontecer de los fenómenos y el encontrarse el hombre dándose cuenta de que esa urdimbre. todo ello pertenece al ámbito del sentir. ante todo. prolongación natural del positivismo” (NHD 42) (p. 121) Zubiri va a ver en esta consideración. Y ello es lo que constituye a cada cosa como un „algo‟ (p. 121) Al momento de la verdad como „expresión de lo que hay en las cosas‟. el pulular de los aconteceres encuentra su inteligibilidad en la capacidad de la mente humana de poner orden legal en el dónde-cuándo-antes. en un sentir. 123) Eso que llamamos “cosa” no es algo primario. tanto momentualmente. si se quiere. de que sólo en una situación determinada le es dado al hombre la verdad de las cosas. por ser del pensamiento. sino todo lo contrario. Pero es que lo héxico como tal. en el cosmos griego. „como tal‟. todos esos momentos quedan sumidos en el “aei”. 139) …toda cosa real. sentir cada nota será sentirla en un dónde y en un cuándo” (NHD 114) (p. Uniendo esta idea con la anterior. hállese o no plasmado en un cuestionari o explícito” (NHD 43) (p. porque es la estructura formal del detalle en cuanto tal. 133) Este objeto de pensamiento. El dinamismo de las situaciones históricas es lo que condiciona el origen de nuestro modo de aproximarnos a la realidad. 161) …mens (moción intelectiva) expresa el carácter concreto de la razón (IRA 150). -139) Si en el mundo de la ciencia. 135) La calificación de todo „algo‟ depende fundamentalmente del horizonte respecto del cual se mueve la mente humano como intelig encia laborante. presente ante la mente ese desdoblamiento entre „el que‟ y el „lo que‟ d e la cosa. de “ser”: El m ás modesto de los datos sensibles es para el pensar una expresión de algo que es. definitorio de su esencia. por decirlo así. A su vez. El hombre como realidad viva es para Zubiri „un zoion que articula un bios‟: (la idea de habitud va a brotar de la madurez intelectual de estas consideraciones). si se toman éstas como datos empíricos. dará siempre el sentido de la realidad de cualquier fenómeno. tenemos la desviación del pragmatismo. el siempre como repliegue de todo acontecer. 138. Esta situación de “posesión”: -el cómo de “tenerlas” es paradójicamente “colocarlas a distancia”-. […] todo lo real “por” ser campalmente real es real funcionalmente “por” alguna realidad. referir unas notas de la impresión a otra s. Es el pragmatismo. De tal manera que la existencia de cada cosa ha de coincidir con su modo propio de ser’ permanente‟. no un aspecto excluyente de la inteligencia. 136) “Como la patencia de toda nota se constituye. pero esta manera está ya dada en el modo general con que el hombre por su bios está situado ante aquéllas. ve Zubiri en el dinamismo de la historia el ámbito determinado para la actividad intelectual: […] “…la verdad no puede ser lograda más que por una manera especial de acercarse a las cosas. se da solamente en un „colegir‟ i. como en su complicada intersección con otras impresiones. era y será. 138) …en Aristóteles. […] “Algo que estuviera sustraído a esta condición no sería real para la ciencia: podrá existir. que los planteamientos estructurales de la Episteme griega hayan quedado como recubiertos y como en el olvido para esa misma mente humana. Su verdad se mide tan sólo por su eficacia. y no por las modalidades que este .manejar la realidad con el máximo de sencillez. considera cada una fuera de las otras. (pp. Este acontecer se vuelve inteligible rigurosamente en el esquema temporal del es. La sensibilidad toma cada nota separadamente de las demás. ha hecho sin dud a. sino como „principio-de‟ (p. es lo que constituyó lo „directo‟ de su inteligencia laborante. y lo que importa no es el acontecer en su despliegue. después y cómo. Este “por” es algo sentido. tenemos la desviación del historicismo. En la sensibilidad tenemos. La determinación de la impresión. 137) Si de „realidad‟ queremos hablar en un mundo kantiano. constituye el mundo de sus posibilidades de entender los fenómenos de muchas y variadas maneras. (p. las cosas como fenómenos son realidad en tanto en cuanto acontecen. Sino que ésta determina com o cosa algo que tiene eidos. no concebido (IL 39) (p.

Como tal. En cuanto el mundo es respectividad de lo real qua real. Algo que se hace presente desd e su mera realidad: está presente. su estructura es apertura. (pp. que a su vez es fundamento de la respectividad en cuanto remitente. La historicidad de la verdad racional no consiste en decurso ni tempóreo. […] Hay una actualidad intrínseca: cuando algo se hace presente desde sí mismo. Los momentos de esta unidad estructural se recubren […]: lo „de suyo‟ está abierto a su propia suidad (respectividad constituyente). Cuanto entre la simple potencia y la actualización media el esbozo de una posibilidad posibilitante. Lo que en este facere se hace es el verum en cumplimiento. cuya expresión es el „estar‟. sino por su hacerse. suidad. El aspecto intelectivo está fundado en formalidad real de la cosa misma. La presencia. Sin alguna suficiencia no hay verificación. la verificación “confirma” en encuentro). pero el encuentro en sí no es conformidad sino algo que envuelve la conformidad pero de una manera nueva: es confirmación. En este aspecto la verdad racional es formal e intrínsecamente verdad histórica. La actualidad propia de lo real es el estar de la realidad constituido por la “actuidad respectiva de lo real”. son suficientes. sino que consiste en un modo de constitución de la actualidad de lo real: es ser actualidad posibilitada. Verificar es traer el mundo al campo. La esencia de la actualidad radica en el estar de algo real desde sí mismo. (pp. (IRA 268)Verificar es siempre y sólo ir verificando. no afecta a la menor o mayor plenitud d el acto de la realidad tal. por ello pueden estar. 185-186) …el carácter formal de la verificación es adecuación. Y lo que no es ni verificable ni refutable: experiencia suspensiva. Es la actualidad intelectiva del cumplimiento mismo: es un hacer de actualidad (IRA 264). y en última instancia. […] El estar se entiende desde la respectividad constituyente. (pp. El encuentro consistirá en ser cumplimiento de lo esbozado (IRA 263). Así lo ya verificado constituye: el progreso. 187-188) “La actualidad es siempre el carácter de una realidad respecto de otra. Este “con” es justo la modalidad de la coincidencia en la intelección racional. Por otro lado. El momento de excedencia de la verificación. (La veridictancia “constata” en conformidad. El inteligir en “hacia” es una necesidad intelectiva (IRA 266). […] El momento del „de suyo‟ es el momento de realidad. (IRA 267). Mentalidad es el modo intrínseco y formal de habitud del lanzamiento hacia las cosas reales (científica. Verificación es un verum facere. La realización de posibilidades es en lo que consiste esencialmente lo histórico. El estar o no estar presente. […] Esta respectiv idad en cuanto que está presentándose. Dos excepciones: si la razón escogida fuere tal que fuera la única posible. (IRA 304). ni temporal de actualidad. el cumplimiento inadecuado de lo esbozado en la probación física de realidad. puede modificar y modifica de hecho alguna propiedad. Pero este „suyo‟ del „de suyo‟ está a su vez abierto por ser real: es el momento mundanal. es el aspecto mundanal de toda cosa real en cuanto real. De ahí: la excedencia. concordancia y convergencia son tres modalidades de la suficiencia. Esta experiencia se da y es la manera de abrir nuevas formas de verificación (dialéctica de la razón). es un “co -transcurrir” en actualidad. Esta unidad de actualidad es lo que constituye el que las cosas nos den la razón. Facere no es poiesis. (IRA 301). es lo razonable (IRA 275). Este principio es la respectividad de lo real. El inteligir mismo es ahora actividad. Esta apertura. De ahí. el verificar. entonces la realización es más que hecho: es suceso. etc…) (IRA 152). […] la verificación tiene siempre carácter de necesidad. (IRA 155). Es a su modo. es fundamento de actualidad. (IRA 304). actualidad cumplida. [Actualidad] será entonces un estar presente que no dependa de ningún „hacer‟. no afecta a eso que son las propiedades de la realidad que se presenta. La necesidad con que lo real campal nos lanza “hacia” el mundo es justo que hace posible el mundo en lo sen tido: es la posibilidad misma de la verificación. es decir. La verdad racional es “encuentro” de conformidad. dicho de otro modo. La verificación. en virtud de un „hacerse‟. lo inverificable es lo refutable: es una experiencia negativa. y este respecto es „presencia‟ de algo en algo” (RTSE 49). 178-179) ¿Qué es verificación? Se busca formalmente lo esbozado como real. El momento de suficiencia de lo real es s ustantividad. […] La actualidad como tal pertenece pues. es la concreción del “hacia” en cuanto tal. la actividad intelectiva es la actualidad del momento constituyente de lo real en cuanto actualizado desde el fondo de sí mismo. (IRA 294). Entiéndese este „desde sí‟ como un „en‟. Esta actualidad por el hacerse. La estructura de l o actual hay que entenderla desde un „en‟ o principio radical de unidad. La esencia misma del esbozo como intelección: la apropiación de las posibilidades de una opción libre. La verdad racional tiene por un lado un carácter de encuentro: es verdad lógica. poética. en virtud del hacerse. por las distintas acciones que tiene que llevar a cabo para estar presente. 193 -194) Las cosas en cuanto reales están.lanzamiento o búsqueda pueda tener en función extrínseca de las modalidades de aquel que busca (IRA 151). El análisis de este „respecto formal‟ va por aproximación descriptiva: hay una actualidad extrínseca a la realidad presente. Es coincidencia determinada por lo real mismo. (IRA 302). por su propia índole ha de ser algo posible en principio: es el carácter de posibilidad. Esto es la experiencia. el campo es sólo lo sentido del mundo. (IRA 295). „en‟ su realidad mismo (momento formal). La intelección racional por ser cumplimiento es formalmente histórica. 194-195) . De aquí su carácter propio: verificación en tanteo (IRA 271). por tanto. ya que se fundamenta en el „estar‟ presente. Significa dar carácter de verdad firme a lo esbozado como verdad. (pp. pero no por el mero estar presente. Facere es actualización. al ámbito de la realidad. El verum facere. pero no se puede verificar la razón misma que se alega. 186-187) Carácter intrínseco de la verdad racional. respectividad. es praxis (agere). digamos que deja de ser „mera‟. Consecuencia. u n estar presente no sólo desde su hacer-se (momento intrínseco) sino desde sí. Se puede verificar la verdad de que se da razón. Es la forma hab itual concreta de la búsqueda racional. […] Esta actualidad hace referencia a algo físic o. La intelección vialbe. (IRA 299). La mera presentidad. más en concertó pertenece al ámbito de estar de algo como real. (pp. (pp. un carácter de cumplimiento: es verdad histórica. pende formalmente del estar y no del hacerse. […] la presencia de una persona. Si el esbozo a verificar consiste en la afirmación de la realidad de una cosa ignorada. Cumplimiento de lo que “podría ser” en lo que “realmente es”. por ejemplo. Es un facere propio de un fundamento. en una reunión. algo físico.

y por otra. por ser aprehendido. fuerza de realidad]. (p. sino no-érgico. sino un estar situa do de „algo suficiente‟ en el orden constructo. así impuesta. „Quedar‟ es estar presente como autónomo. Sólo el hombre „r ealiza la experiencia‟ de lo real. según Zubiri. “Antes de ser un momento de contenido. La unidad del momento de formalidad (a diferencia de su contenido) es siempre constitutivamente inespecífica: estructura transcendental. aquí está la hiperformalización: altera realitas [la fuerza de imposición. No. no es realidad. 197) No hay por una parte realidad. pero lo que es ese ncialmente distinto es el modo como su formalidad „queda‟ en la impresión: este „en propio‟ es „de suyo‟. 14. 201) …esta formalidad „modula‟ los tres momentos de la impresión: el hombre siente que „está‟ afectado (se). Toda situación es respecto de algo: a niveles estructurales (digamos de constitución radical –por entendernos-). queda. sino que también opera como tal. la suidad es un momento de la formalidad misma de realidad” (IRE 121) al ser formalidad abierta. El carácter de autonomía no es idéntico al contenido: autonomía. la impresión determina el proceso del sentir. „estamos en‟ lo aprehendido: la aprehensión es por esto ergon. p. momento de formalidad (carácter descriptivo): autonomía de la nota en impresión. Sentir en cuanto intelectivo: ahí está el momento de alteridad. p. Impresión sensible es siempre: contenido en formalidad. El estar para Zubi ri es algo dinámico. (IRE 35). sino que a lo que llamamos inteligencia no es más que un estado (o. así lo sentido en la impresión me ha instalado en la realidad misma de lo aprehendido. si se quiere. 206) ¿qué es formalmente este „estar presente‟? Como hecho tenemos la impresión de realidad. etc. Lo radical es un devenir de actualidad: un devenir que no es noético ni noemático. Ser real es serlo respectivamente a aquello que es „de suyo‟: la respectividad transciende de sí misma. 201) …la inteligencia como héxis. 196) Actualidad carácter de algo que es actual. o habitud es siempre un modo de haberse. 204) Cambian los contenidos del „de suyo‟ pero no el „de suyo‟ en cuanto tal: mismidad.Para X. 7. 197) El momento de alteridad abre el panorama a la consideración metafísica de lo fundante (ese es el ámbito de lo metafísico. 206) . […] Esta alterid ad se „impone‟…. Así. Esta actualidad tiene su propia estructura que “emerge” de la propia re alidad en su quedar y en cuanto quedar. La unidad de estas estructuras va a ser a su vez el modo cómo. La formalidad de reali dad está abierta a ser un momento del mundo: mundo. Sus diversos modos emergen de la unidad estructural de la inteligencia. La alteridad no sólo nos hace presente una nota. 202) …la Intelección es mera „actualidad‟ de realidad. una habitud. y por ahí no sólo vemos que es una realidad –un de suyo-. Para Zubiri este ser no es un „algo‟ en sí. momento físico… (p. (p. en expresión de Zubiri. Es un estar presente desde sí mismo (desde su propia realidad). o modo de quedar) de un ente „sentiente‟. fundamentalmente por el modo d e estar ante las otras cosas en cuanto reales. Zubiri la realidad –nominada como un “de suyo”-. ni modifica ninguna de sus notas reales) (p.): lo propio de lo real inteligido es estar presente en la impresión de realidad: ese estar presente consiste formalmente en un estar como mera actualidad en inteligencia sentiente. 196) …la estructura del momento „del mero quedar‟ de una realidad que se constituye como “de suyo”. Estamos en el ámbito de actualidad: la alteridad es un momento en el „estar‟ o quedar. Significa ello que de alguna manera nos lleva a la comprensión de „aquello‟ que está. Si formalización es autonomización. sino respectivamente a aquello a lo que está abierto. actualidad. Al contenido lo hace realmente „suyo‟: así reificado y suificado es real en „la‟ realidad. Este „suyo‟ es prius. (n. Porque las cosas actúan. que queda como algo „en propio‟. ni quita. Pertenece a la realidad misma de lo actual (no añade. 203) Los sentires son analizadores de la aprehensión de Realidad. (p. (IRE 39) (pp. es el quedar de formalidad. o un referente relacional en el ámbito de la comprensión de los fenómenos. en esta afección se nos presenta algo „otro‟. independiente del contenido. no-ergia. es ella la que está (puesta. desvelada. lo fundante). 17. inteligimos (p. se suscita el interés por saber qué son. viene a ser una estructura que en sus elementos más simples se reduce a un constructo cuyo momento posicional nos abre al panorama de lo que es la situación de cualquier ente. (p.consiste en autonomizar „relativamente‟ entre sí cada uno de los tres momentos del proceso sentiente (pero jamás rompe la unidad estructural del proceso del sentir) (IRE 41) [formalización es „cómo‟ queda el contenido (IRE 45)] (n. el „de suyo‟ es „ya‟ previo a la aprehensión: anterioridad de mera formalidad. p. […] pero no es efectivamente otro. (p. apertura respectiva. Sólo está presente como otro: el contenido „queda‟ ante el sentiente como algo otro. (p. 205) …la inteligencia sentiente entiende la realidad en todos sus modos y los transciende en la unidad de todos ellos. sino una nota que en una forma o en otra. intendida. (n. Esta situación hace referencia ante todo a la propia constitutividad de la cosa. este respecto es constitutivo y afecta en primer término al modo de „estar‟. En principio el contenido puede ser igual que el del animal. 200-201) El aspecto radical de la formalización –procesualmente considerada. „Estar‟ es un momento de la cosa mism a. y esa operación es real en la medida que se hace a sí mismo como realidad.

[…] tan presente como la cosa „en‟ la inteligencia. A sí. […] común actualidad de realidad: estructura. Ser es independiente de toda intelección. ser pura y simple realidad. está presente la inteli gencia „en‟ la cosa. sino como principio de actualidad. Apunta directamente a las formas y modos de realidad. 209) Esta coactualidad refluye sobre el carácter intelectivo de esta actualidad. está en él. (p. […] la intelección de la actuación de las cosas es consecutiva a la intelección de lo real en actualidad. es justo el ser. 207) …actualización es un tipo de respectividad.en tanto que real. (p. Hay una refluencia : esta instauración refluye haciendo que (…) instaurada como real en el mundo. 216) . (estoy sintiendo). 213) …realidad en cuanto realidad (no es concepto). devenir de actualidad: esta actualidad es lo que constituye la unidad formal del acto de intelección sentiente. sino modos: el modo como estas notas son „suyas‟. significa: „estar instaurado‟ en la realidad. talidad.…tener o perder actualidad hace referencia a una especie de presencia física: es momento de lo real (Pero no de la nota física suya [actuidad]: el momento de acto de una nota física es actuidad) (p. 208) …el contenido no actúa. La instauración en el mundo „hace‟ (que…) la sea pura y simplemente real. Lo real está abierto al mundo: estar presente en el mundo. La actualidad de la intelección es la misma actualidad de lo inteligido. Persona: formal y reduplicativamente suidad real. (p. Inteligizar el logos es considerarlo como un modo de actualización intelectiva común. [Formas de estar y modos habitudinales de enfrentamiento] (p. cada nota o sistema constituye una forma de realidad: pero el contenido no sólo determina formas de realidad. esté presente desde sí mismo. Su propiedad se funda en la aprehensión sentiente del „en propio‟: Autós-autoposesión (ámbito héxico): el hombre. […] esta actualidad tiene carácter de „prius‟. (p. 214) …la realidad es lo que da verdad a la intelección. 213) …antes de estar entendido (inteligencia concipiente) en la cosa real.[…] lo que se siente no son las actuaciones. (p. apertura respectiva de la impresión de realidad en cuanto impresión de pura y simple realidad: por ello inteligimos sentientemente lo real como „instauración‟ en el mundo. mera actualidad. relativamente suelto: no es parte del mundo. Unidad del estar presente. (anterior a lo aprehendido). La instauración de las cosas reales: figura (integración): el hombre. es tener actualidad en él: esta actualidad de lo real en el mundo. mundanidad. pero „replegándose‟ en su propi a realidad. sino formal y reduplicative por su carácter mismo de realidad. Actualidad „común‟ de lo inteligido y de la intelección: comunidad de mera actualidad. El cuerpo trasciende de toda integración: el cuerpo es personal. esto es. Refluencia consiste en determinación de actualidad: alcanza a todos los momentos. Ser es actualidad: estar –presente desde sí mismo. auto-posesión. sino lo que en ellas me está presente según lo que es „en propio‟. nada es intelectivamente actual sino respectivamente a una intelección. esté presente en el mundo meramente por estar instaurada en él. o modo de haberse. (p. En la impresión de realidad. pero antes de la aprehensión. Y esta actualización es verdad porque envuelve la realidad. Para una inteligencia sentiente. es un momento físico de lo real. Lo aprehendido es „en propio‟. (p. la esencia de la actualidad: estar presente desde sí mismo por ser real. 209) „hacia‟…: modo que se actualiza en la impresión. Realidad en cuanto tal es algo que continúa estando abierto). según lo que es „de suyo‟ (p. S ujeto y objeto se fundan en la actualidad común de la intelección sentiente. tal vez el aspecto más radical de lo real actualizado en inteligencia sentiente. de ahí que la aprehensión es siempre y sólo actualidad de lo que es „en propio‟: actualidad de una actuidad (realidad). Es actualidad de sentir por ser ya actualidad de realidad. a su forma y a su modo de realidad. y sólo lo „de suyo‟ es respectivo en apertura mundanal. Cada cosa real es un momento de la pura y simple realidad. Lo primario es el „de suyo‟: y este momento es instauración en la realidad. Realidad en cuanto realidad. no como organismo ni como sistema solidario. raíz de la subjetividad. Es un momento abierto a distintas instauraciones (actualidad [ser]. actualidad que consiste en un quedar […] su form alidad de realidad reposa sobre sí misma (es una habitud radical: una possessio. que no se cierra a posibles nuevas actualizaciones. en el „de suyo‟. no hace sino quedar en su realidad. el ser es aprehendido sentientemente en ella: aquí inci de la diferencia entre Actuidad y Actualidad. 210) …la instauración en la realidad. (p. La actualidad común. Esta actualidad de realidad tiene el momento de prioridad del „de suyo‟. es „de suyo‟ en la aprehensión. es física instancia en la realidad. Conciencia es co-actualidad intelectiva de la intelección misma en su propia intelección. Es la apertura del ámbito del „mí‟. la formalidad de realidad es un prius de la aprehensión misma. 207) …es inexorable que todo lo real en su formalidad misma de realidad (y no sólo por sus notas). cuyo despliegue no es actuación sin actualidad –devenir de actualidad. pero lo es formal y precisamente. 212) …por razón de la constitución. El „en‟ es verdadear. no por el sistematismo de sus notas. este momento es instauración. héxis. al estar meramente actualizada en ésta. En la unidad de estos tres momentos consiste la actualidad „radical‟ de lo real ¿Dónde está así de radical? En la pura y simple respectividad mundanal.

243-244) …la inteligencia como héxis o habitud tiene ese momento de quedar afectada. 217) …logos como intelección: va a ser unidad de simple aprehensión y afirmación. fuerza la apertura de la realidad en lo sentiente de nuestra inteligencia. 227-228) La evidencia surge del momento héxico de la exigencia. ya además una respectividad común a la intelección impresiva de lo real y a lo real mismo. tenemos la mera actualidad de realidad. Algo que se „termina‟ en el sentido de lo concreto. como tal. n. La evidencia es determinación. esta apertura se me da en impresión. Este ajustamiento es precisamente la función principial o canónica que en la intelección racional ejerce la realidad campal. dirige el pensamiento.d. El dinamismo de la evidencia es propio de la realidad en distancia.…toda forma de intelección está determinada por lo real mismo: determinación es arrastre. digamos. 243) La insistencia en la razón como actualidad de realidad supone el tener en cuenta que la realidad como tal no tiene ni que actualizarse como razón. Esta inteligencia sentiente es mera actualidad de realidad. [Estamos ante lo estructural de la inteligencia como habitud: es la descripción del ámbito héxico. La intelección tiene también su modalización o determinación en su radical „desde‟. la fuerza de imposición de la realidad. i. Para Zubiri. La nota principial de esta “realidad” es la apertura. 224) …lo que constituye este movimiento [intelección en distancia] es un estado intelectivo. 217) …la fuerza de la inteligencia consiste en fuerza de aprehensión de realidad. en la impresión humana esto constituye el orto de la inteligencia. como ya sabemos. canónicamente. La estructura primaria de la intelección no es noemática sino noérgica. (pp. activada por y en la realidad. (p. la “reversión” no es un “ir-hacia” sino un “estar-tenso-en”.. Sobre el intentum está fundado. podamos realizar la nu eva intelección. (p. de ahí sus limitaciones estructurales. Esta actualización –o modo que pensar. Y este ergon es el intentum. n. He aquí otro momento héxico de la razón: las cosas en su realidad campal siguen dándome qué pensar. (p. 232) La razón de las cosas es de las cosas por ser reales. [De aquí ha de partir el análisis de la Voluntad tendente y el Sentimiento afectante. como razón conceptiva). 45]. que no puede ser otro que la realidad en su <quedar> [Creación de un ámbito héxico y plasmación estructural. o si queremos en mi inteligencia en cuanto sentiente. 57] (p. 44] (p. inteligencia sentiente. todo lo eventual que se quiera pero e stado: “estado”. principialmente. (p. y su contenido será siempre sentiente. 217) Toda modalización responde siempre a una “de -terminación”. No sólo eso sino que mi pensamiento se va a dirigir desde esa actualización de la realidad […] Nuestra inteligencia no es más que una “héxis”. es ante todo un “quedar en” lo que queda. es inteligencia. si lo aprehendido q ueda como sin referencia a una respuesta. en esto estriba su diferencia con la aprehensión primordial. llamadas en nuestro análisis logos y razón. 245) . Y este “quedar” no es una “relación” sino una “respectividad”. nos tiene retenidos en una intelección expectante: „como estamos ya en lo real. 227) Este movimiento de „retracción‟ lleva consigo el poner en primer plano la consideración de “la” realidad como ámbito héxico d esde el que se va a realizar la acción intelectiva del logos. (p. tanto la noesis como el noema. está ajustada. (pp. como algo „en propio‟. o la “ratio actualitatis”. aprehensión primordial es actualización. (p. es algo mediaddo y por tanto logrado y no dado. (p. (p. lo está también de su intelección en logos […] es el enriquecimiento de la realidad mi vida como cons tructa con lo real. la metáfora de la resonancia de la realidad en las cosas “notificantes” de lo real. por supuesto. „rematado‟. „Evidencia‟ es determinación. hacen posible esa liberación de lo que las cosas son en realidad. (pp. es la máxima radicalidad posible. i. desde-hacia…: es la marcha intelectiva. Pero siempre se hará „desde‟. Pero esta realidad “se actualiza”… y se reactualiza. en su unidad. Ahí está la clave de lo estructural: el “desde”. la aprehensión de esta impresión. las cosas reales c obran justamente esa nueva función modal que es ser principio y canon” (IRA 100) En Zubiri. (ni menos. 223) En el ámbito de la aprehensión. para que “desde” “la” realidad conseguida. Pero el nous es un ergon. de ahí la expresión de <despli egue de actualidad> empleada a cada paso por Zubiri. (IL 70) (p. De esta actualidad de la fuerza de imposición de Realidad (y todo ello constituye el ámbito héxico) n. El momento de retracción y el momento de estar sobre las cosas. Esta ratio actualitatis es la máxima expresión estructural de lo que la inteligencia como “héxis” puede dar de sí. Estamos poseídos por la realidad y su actualización “pensante” es la razón. Sólo la realidad actualizada campalmente es el „desde‟ de la actualización en razón. 244 -245) “…las cosas no sólo notifican. sino que son aquello que resuena lo notificado […] Y en cuanto resonadores. […] no todo lo que está excluido de la aprehensi ón primordial de realidad.e. 226) El intentum constituye un estado y por ello es algo érgico. 223) La actualidad en cuanto intelectiva es un despliegue de los momentos de realidad que las cosas van dejando en mí.

247) La razón es actualización. es decir. es un verdadero estado que afecta al “de suyo” de la realidad humana como realidad sentiente. […] marcha es realización de posibilidades “cumplida” […] Encuentro y cumplimiento son los dos momentos de realización de la verdad racional. pero “se” siente a sí mismo estimulado. pues supone ampliación del ámbito de realidad. 264) El modo de presencia de las cosas. Y su aprehensión me deja instalado e “instalándome” cada vez más en la realidad. constituye el ámbito accional de la razón sentiente. 248) La estructura –principialidad canónica. como “de suyo” referencial. como posesión (en sentido intransitivo. todo lo que afecta a la inteligencia en sus determinaciones. Cuanta más centralización aparece. y su modo estructural es la actualidad. (p. como modo de darse la realidad profunda respecto a un contenido campal. y más actualidad es realización de-. fuerza a ésta necesariamente a ser realización de un contenido realmente nuevo. esencia de lo histórico). como condición para la intelección es determinante de la habitud: “es menester que las cos as reales nos estén presentes en un modo especial de enfrentarnos con ellas. ( p. Dice gráficamente Zubiri: “es la actualidad del verdadear de lo real” (IRA 306) (p. Y esto es héxis. (p. Esta instalación supone lo “héxico” como expresión de la respectividad. Y lo dinámico está en función de la índole de lo que me afecta. La funcionalidad de las acciones va haciendo posible la actualidad de esta formalidad. posesivo que me posee) de aquello que me afecta y en el modo determinado como me afecta. en la búsqueda racional. La habitud pende del sentir. Pero lo importante es que el saber consiste en ese modo de actualidad intelectiva en el que. hace posible la realización en nueva construcción de lo que sea la cosa en la realidad. Hay aquí una „progresión‟ hasta la i nteligencia sentiente. ¿Por qué?. -en-: “in-novación”. tenemos la posibilidad de poder vivir más “humanamente” en el intento. (p. sino desde nosotros mismos. sencillamente porque fundamentar el contenido del campo es hacer de la realidad algo más que lo dado como contenido de la estructura campal: es el “más” de la realidad campal que. expresión a su vez del equilibrio dinámico de los organismos vivos […] Esta formalización es un estado que responde a la capa cidad de enfrentamiento que va acumulando –por decirlo así. (p. por excelencia. La consideración modal de esta situación de actualidad es la calificación de la inteligencia como héxis. Por ser inteligencia sentiente. 267) Los momentos que configuran el sentir: suscitación-movimiento tónico-respuesta. que comportarán a su vez muy diversas maneras de atemperarse a la realidad en las cosas a las que tendemos. en virtud de lo que le estimula.de “posibilidades” ante una inteligencia. supone por parte de ésta. Este “me” es expresión de la formalización. capacidad de apropiación. Es la unidad de lo lógico y lo histórico en el cumplimiento del esbozo de posibilidades. como un definir y como un demostrar. Es la creación racional. de más actualización en la posesión de realidad: “es el gran problema humano: saber estar en la Realidad”. hasta la centralización del sentir a niveles cerebrales en los animales superiores y especialmente en el hombre. es lo que comporta la verificación como cumplimiento. 267) En la consideración biológica de un organismo pluricelular aparece una especie de progresión desde lo que podemos llamar la posesión del propio estado en equilibrio vital. […] Es la accionalidad o actividad racional. (IRA 352) (p. por lo de sentiente. (p. 247) El modo de creación racional tiene un nombre bien determinado. (p. cuyo contenido siempre será expresión de una mentalidad concreta. Lo estimulante queda como algo en propio respecto a la fruición que el hombre siente de y en sí mismo. creativa de modos de comprender la realidad aprehendida. retenidos por lo real. como fundamento de la intelección racional. 262) Para Zubiri este estar en la realidad se ha desarrollado en la historia del pensamiento como un discernir. Y más realización…intelectiva (que es de la que aquí tratamos). […] “mens es inteligencia en lanzamiento […] mente expresa el carácter concreto de la razón […] la figura de un modo de habérnoslas con lo inteligible […] habitud (IRA 150) […] mentalidad es el modo intrínseco y formal de habitud de lanzamiento hacia las cosas reales (IRA 152) (p.sistema de referencia-. de su modo de estar o quedar el animal en los procesos de estimulación. Esta realidad me es dada en impresión. siempre abierto. queda en un estado distinto del de la mera estimulación: siente el estímulo. será libertad en ámbito experiencial. 246) La expresión de este fundamento „esencial‟ es un logos nominal-constructo. la “realidad” que se expresa desde su propia actualidad: es la estructura de “posesión -actualidad” que da razón del sentir humano en el pensamiento de Zubiri.el animal para funcionalizar sus estructuras vitales.…”la” realidad o mundo. 259) La presencia –por así decirlo. (p. diríamos que se “impone” por la fuerza misma del modo de actuali zación racional. 261) La presencia de lo histórico en el ámbito de la verdad real. tienen un tipo de unidad tal que el hombre. según un modo nuestro de enfrentarnos con ellas” (NIH 101) (p. . La realidad para servir de fundamento sólo puede hacerlo posibilitando la realización de un contenido de construcción libre. siempre es de realidad. Apropiación de posibilidades (en otro contexto. las cosas reales no nos están presente. más nos acercamos a eso que Zubiri llama el “me” „que tenemos los hombres‟ (EDR 181). 266) Lo constitutivo de la habitud se pondrá de manifiesto desde el desarrollo del sentir. 250) …actualidad –volvemos siempre a lo mismo-. En este sentido. Pero lo lógico y lo histórico sólo se dan en el ámbito de la actualidad.

La mismidad es esencial y formalmente un acto de poseerse” (EDR 185) (p.quedan ante éste en un carácter primario –propio de ellas-. 269) La actuación de las cosas sobre el viviente modifican su „estado‟. es algo “de suyo”. significa simplemente que la totalidad del ser de uno vaya normalmente envuelta en las actividades que desarrolla para ser el mismo que ya era. al análisis de lo estructural. responde efectivamente al significado de la “héxis” como “posesión” como dar de sí en el hombre. i. que va configurando nuestra habitud de inteligencia sentiente en cuanto sentiente. su tonicidad. o de realidad estimulante) […] El carácter de las cosas así actualizado en el respecto de la habitud es formalidad. (p. […] Es la presencia de lo humano. si se me permite el vocablo. y el hombre necesita inventar sus respuestas para restablecer el equilibrio vital. Pero en realidad no es un acto. son actos de comportamiento intelectual. por decirlo así. Tiene dos momentos: el momento de „pathos‟ y el momento de „alteridad‟: se hace presente algo otro para el animal. aprehensión. tiene como dos vertientes. En el ámbito del dar de sí. 267-268) El modo de haberse con las cosas: (subyace a toda acción animal) es lo que hace posible toda acción de suscitación y respuesta. que es determinante. y que las califica primariamente. 268) El enfrentamiento animal: es enfrentamiento en impresión. actualización impresiva de algo objetivo. la respuesta modifica por ampliación o retracción. (p.. Nuestro modo de habernos con las cosas tiene una dimensión digamos social. es ámbito de realidad. En el momento de afección tónica es. en el sentido formal y estricto del sentir humano. Por esta habitud: las cosas –y el viviente. esto que sea la habitud. (p. el ámbito de la actividad vital en que el viviente consiste” (SH 12) (p. de la realidad humana. afección y respuesta no son tres accione s sucesivas. 270) “los tres están unitariamente inscritos en el „estímulo‟. El sentir huma no tiene un ámbito muy concreto. El carácter de la actualización de la cosa: es el modo de quedar la cosa que afecta y en cuanto que afecta. bien que en forma distinta en cada uno de ellos. La característica fundamental de esta actividad. sino tres momentos cualitativamente diversos de una acción única y indivisa: „comportarse estimúlicamente‟. 270) La actividad del viviente. que vamos a llamar comportamiento (unidad de los momentos de suscitación. 269) Del comportamiento vamos al modo de enfrentamiento o índole del animal. es el ser algo procesual: el animal deja de estar en un estado para pasar a otro estado. su posición como realidad desde una inteligencia sentiente nos hará comprender. Es la expres ión del “de suyo” en su grado máximo posible de intimidad como dinamismo. Esta acción única es lo que llamo sentir” (SH 14) (p. Sería nuestra primera idea de mundo como unidad de lo real en cuanto real. (p. En el momento de respuesta. es una actividad “que va dirigida hacia sí mismo […] vivir es autoposeerse” (SH 12). Por una parte este comportamiento muestra al viviente más o menos independiente de las cosas y con el consiguiente control sobre ellas. llamada comportamiento. 273) La expresión zubiriana de autoposesión. por el tipo de formalidad. En este continuo pasar consiste la actividad del ser vivo. el estímulo es lo suscitante: es „estimulación‟. la impresión es presentación. la configuración de la propia mismidad (p. Y por otra parte. […] En la medida en que los demás van fijando el elenco de posibilidades en el manejo de mis habilidades. En este aspecto: Las cosas y el viviente mismo no actúan ni suscitan.d. 276-277) . (p. En el momento aprehensor. la estimulación es „efección‟ estimulada. afección y respuesta). 271) La aprehensión de las cosas como realidad es el acto elemental de toda actividad intelectual. y en todo caso por modulación. tan sólo „quedan‟ en cierto respecto para el viviente (puramente estimúlico. (p. proyectar. 275) La visión directa. 269) La respuesta del viviente supone pasar de un estado a otro estado. 270) Afección: momento por el que el tono vital del viviente queda alterado […] este estado: es un equilibrio dinámico…reversible “la respuesta efectora restablece el equilibrio alterado por la suscitación” Y modificable: “en muchos casos. es el orto de lo re al en nuestra propia unidad de actualización intelectual. La habitud hace posible que las cosas entre las que está el viviente constituyan en su totalidad el medio […] el medio se halla constituido por el modo de estar presentes las cosas en el enfrentamiento. es enfrentamiento: es la habitud subyacente a todos aquellos actos..Digamos que se quiebra la unidad clausurada de los tres momentos. 275) Toda la actividad vital está en función de este sedimento o modo de haberse que en su dimensión constitucional tiene como término (si así se puede hablar). 275) “Poseerse no significa tener una acción reflexiva. „incitación‟. Hay una auténtica mediatización en el trato con las cosas. la habitud radicaría en el sí del “dar de sí”. desde dentro. es estímulo (p. (pp. juzgar. Y no es un juego de palabras. La invención de respuesta supone todo un proceso vital del que va a depender el bienestar (y por supuesto la viabildad) del animal humano. y desde esta situación. (p. Por tanto. Por este momento. sino una habitud: concebir. Aprehender las cosas como realidad. El ámbito héxico. etc. (pp.

si a ella no llegan. o rechazo de lo real que nos afecta: “En el habérselas con las cosas lo importante es querer. no. El momento suyo del “de suyo” hace del contenido realidad “suya”. propiamente tal. De ahí que podamos afirmar que la esencia del enfrentamiento humano es la unidad de atemperamiento como resultante de la unidad de actualidad aprehensora y opcional de respuestas determinadas y conformadoras. De ahí que lo primero que tengamos sea nuestra propia inteligencia como nota-de la propia sustantividad. (p. y que va poniendo de manifiesto la unidad de lo real: es la apropiación de la realidad como unidad estructuralidad de todo lo que me acontece en dimensión de la apertura de la realidad. (p. Esta unidad medial del me hace que el hombre vaya situándose en la unidad del medio (ecológico. que es fruición de la realidad y preferencia desde un previo tender” (SH 577) (pp.que supone la mediación del “me” del hacernos cargo de la realidad. 278) El hombre tiene que ir conformando su propia realidad en el hacerse cargo de lo que le impresiona. ya se encuentra el momento de querer y el momento tónico o de satisfacción. (p. Por eso. eligiendo esto y dejando lo otro por un tanteo. útiles. Lo mismo debe decirse de la volición. Es la posesión de la realidad en el disfrute o rechazo de la cosa concreta. El hombre no es una especie de autoafirmación sobre una idea. y de la realidad por el contenido “reificado”. que correspondería propiamente al momento de querer. Y este es un proceso global. 282) “Al enfrentarse con la realidad llamábamos inteligencia. 282) La vida consiste formalmente en el íntimo modo de poseerse. en definitiva. porque la inteligencia no tiene cosas con que estar en la realidad. 280) Comunicación y reificación son los momentos talitativos de la rea lidad en función del contenido. sino por este arranque natural que es la hiperformalización. (p. en el caso del hombre se modaliza. configuradora de mi experiencia vital. i. Pero este habérselas. 279) La estructura del estar. etc. 281) …mi propia realidad actualizada en mi inteligencia hace que las cosas me sean presentes.El desbordamiento de la propia realidad consiste en más apertura y esto tiene su punto constante del dar de sí en eso que Zubiri llama la “aprehensión primordial de realidad”. no sólo porque la intelección es sentiente y la volición tendente. 278 -279) Hacerse cargo de la situación es habérselas con las cosas como realidad. gratificantes. estamos en el mismo orto de la impresión de realidad y del momento del querer. 283) . […] El querer y el atemperamiento serán los momentos expresivos de esta realidad metafísica en que consiste el saber „estar‟ en la realidad. 281) En la realidad así actualizada en la determinación del contenido por la formalidad de realidad. 278) El estar situados en la realidad hace que la realidad estimulante se transforme en instante. de ahí que el contenido sea real en “la” realidad (momento transcendental) (p. histórico. es sobre su propia realidad que el hombre se va autoafirmando. o de la actualidad. la zoe no es sólo raíz. supone la posibilidad del enfrentamiento. (p. sino todas las estructuras de la sustantividad humana. momento intelectivo del hacerse cargo de la realidad. se constituyen lo que Zubiri llama las formas y modos de realidad. Por tanto. 30. y su modalización es realización en habitud. (p. p. La zoe es por lo pronto la raíz de la apertura al mundo. Es la experiencia de la propia realidad intimada con lo que de real me voy apropiando de “la realidad” […] hacerse la vida atemperándose intelectual y volentemente. es el momento vivencial de mi trato con ellas. su dar de sí será el despliegue de esa actualidad actualizando intelec tivamente los modos y formas de realidad.” (SH 573) (p. social. […] estar entre las cosas sirviéndome de lo real que se actualiza en mi sentir intelectivo. afecta a todo el ser humano como poseído y poseedor de realidad. ni de autoafiramción queremos habalr. y esto es el objeto formal de la inteligencia sentiente: captar lo real en los modos y formas dados en la impresión de “realidad”. haciendo que las estructuras vayan dando de sí. 283) “La profunda conexión de bios y zoe explica la unidad radical de la vida. héxico) que va dando de sí. Es fundamento porque lo que se llama zoe no comprende únicamente las estructuras sensitivas. Fruición (o su signo contrario). el aspecto de bios es reclamado y sustentado por el aspecto de zoe. o ámbito del enfrentamiento. constitu ye el orto del vivir humano. al habérselas con las cosas en un mundo abierto llamaremos ‘volición’” (SH 572) Para Zubiri el estar en la realidad conlleva la fruición consiguiente. las de la propia realidad. En la compacticidad de que nos hablará en IRE de la impresión de realidad.e. (p.. y el proceso de continua actualización en logos y razón. Y no le llegan hasta que el organismo se hiperformaliza. […] Ese estado constituye el medio en que mi propia realidad y la realidad de las cosas van configurando mutuamente la realidad desde mi propia realidad y desde la realidad de las cosas. que a su vez se expresará accionalmente en la serie de actos operativos que constituyen lo que Zubiri va a llamar el argumento de la propia vida. sino también fundamento de bios. 277) …la vida supone un despliegue en tensión dinámica. (p. Zubiri define el carácter de la vida humana como la afirmación de la propi a sustantividad poseída en esa tensión dinámica. (n. Y el querer se realiza porque pongo yo mi preferenc ia en una realidad concreta por lo que es querida. La inteligencia se ve a sí misma como “mera actualidad de realidad”. y en primer lugar.

De ahí su insistencia en la categoría de “situación”. (p. […] Esta unidad de notas organizadas y solidarias es lo que llamamos cuerpo y funciona como principio de actualidad (o de presencia) del hombre en el Universo. (p. y esta actualidad es algo muy concreto. me tenga retenido en lo fruente de lo aprehendido: el momento héxico. 287) …cada hombre es un “cuerpo de realidad”. de la invención y consiguiente realización de posibles. Los principios de compenetración constitutiva de la propia sustantividad se ven expresados por la concreción de la línea de las potencias: “la concreciónd e un organismo mentalizante. las cosas adquieren la formalidad de realidad como posibilidad. La actividad del hombre es por ello creadora del ámbito héxico necesario para su vivir. Las cosas quedan como deseables. o habitudinal está en la posesión (retención en el orden operativo) del “de suyo” de lo que me impresiona. tendente y atemperante. en la gama cuasi infinita de los atemperamientos a la realidad. Desde el punto de vista transcendental es función de la inteligencia. Este ámbito héxico se nutre por decirlo así de la capacidad que tengo y voy adquiriendo en el trato con lo real de las cosas. La presencia es manifestación del “estar”. Las cosas nos fuerzan a ello. Este ámbito va descubriendo en la actualización intelectiva de la razón lo radical de la vida como capacidad de auto-posesión.La idea de “medio” es clave para entender en su complejidad esta “héxis” o habitud en la dimensión que Zubiri le da al nivel de la constitución de las realidades vivas. que es nuestro modo de quedar o estar presentes.. El acto que desde mí se produce es la preferencia con la que expreso el valor de la cosa. en inteligencia sentiente. por la que la nota está ordenada a la constitución de la sustantividad en cuestión. como tal. 284) Actuamos en función de la organización solidaria de nuestras notas psico-orgánicas. primero porque está ahí. De las cosas tomo lo real. Es una aptitud de la cosa. La función en potencia. o de un sentimiento afectante” (SH 10 1) (pp. De ahí que toda estructura. 291-292) La actividad humana es siempre y necesariamente unitaria en la unidad psico-orgánica de todos sus actos. y de ahí la inco nclusión como expresión de nuestro modo de quedar ante las diversas posibilidades de realización de la propia realidad como aprehensiva. la accionalidad es co-posibilidad. Esta posición expresa la unidad sistemática en las notas físico-químicas del organismo. es sistema de principios. o de posibilidades realizandas y realizadas. a la capacidad intelectiva de más aperturalidad. aparte de sus funciones potenciales de actuación en el orden de la cualidad orgánica tiene una función de carácter principial: „hacer orgánicamente que la sustantividad exija hacerse cargo de la realidad de la situación para realizarse‟ (SH 93). Y lo mismo hay que decir del sentimiento como atemperamiento a la realidad: “El sentimiento es principio temperamental de inconclusión […] talitativamente sentimiento es momento estuctural de tonicidad en lo real. actuemos de una man era o de otra. y es lo real lo que me fuerza a preferir. (pp. o en el simple estar de su forma personal de ir siendo. Si tomamos concretamente el organismo. se vuelven recursos para mi propia realidad que necesita “hacerse”: “si las cosas crean al hombre una situación es porque le ponen en la necesidad de tener que realizar esa doble y unitaria operación de inteligir y preferir para poseerse en realidad. que las ciencias de la naturaleza estudian con tanto esfuerzo. es la co rporeidad como expresión de nuestra propia realidad como “de suyo”. supone en las cosas un momento de deseabilidad. como la “mera actualidad” de realidad. i. (p. o de una voluntad tendente. 293) . 288) La nota en su dimensión talitativa tiene como dos funciones. Transcendentalmente. por la que está ordenada a la acción. (p.. es principio de estar en la realidad como temperie” (SH 94). y por eso se convierten en „instancia‟” (SH 641) […] La situación humana se especifica por este carácter abierto en su trato con las cosas. y porque en la propia sustantividad se expresa “la” realdia d en que cada uno está: somos cada uno “el lugar de la realidad” […] Cada nota expresa pues el modo de ser actual la realidad. Esto me deja en situación de trato con lo real. Esta posesión como momento habitudinal. es creación de realidad. (p. El ámbito de preferencia es ámbito situacional donde las cosas adquieren los matices de preferendas. y la realización de esta preferencia es posesión y esa posesión va más allá del acto como tal de posesión. y ello porque cada nota tiene posición funcional. la de convenir. y el estar del hombre es actualidad. 289290) El hombre siente sobre su propio actuar la presencia de lo real que se deja poseer en el estar actuando. Solamente en virtud de un lugar que ocupa u n viviente pueden definirse situaciones para él. (p. Esta exigencia supone positivamente la entrada en función de otro algo que pone en funcionamiento un prime ro en su función propia: la exigencia de adaptación del sistema nervioso p. La inteligencia ( -la más cercana a los análisis filosóficos-).e. es modo de haberse. 286) La opción de respuesta estará ajustada tanto a la propia realidad como a las realidades otras en la medida en que la fuerza aprehensiva de lo real. Pero desde el punto de vista de la realidad que somos hay mucho más y si se quiere “prius”. en los que contin uamente “divertimos” nuestra actividad intelectual. (p. La totalidad de la sustantividad humana en su “estar” como momento de la unidad mundanal y su actualización fragmentaria en todos los esbozos racionales. Esta función transcendental vista desde la voluntad como habitud resulta que es la determinante de la propia forma de realidad. precisamente aquello que las hace cosas para mí. es estado héxico. […] conlleva la continua definición de la propia vida. Desde este punto de vista la inteligencia se constituye en su ámbito héxico como principio de realizabilidad. preferibles y preferidas. 284) La idea de formalización aparece en este contexto en toda su virtualidad. o de una inteligencia sentiente. El conjunto orgánico. 292) El término de la habitud radical humana es ser persona (auto-posesión): ante la persona. Y la función como principio.e.

etc. por decirlo así natural. (p.) quedan actualizadas en las dimensiones estructurales de la verdad real. (pp. 294) …optar desde la realidad sentida conlleva tres momentos definitorios de la voluntad como modo de haberse: “la volición es última y radicalmente la determinación de una posibilidad como modo de mi ser” (HD 243). 296) La aprehensión de este poder es la fuerza de la realidad sobre nuestro modo de habernos con las cosas. 293) En este trato con las cosas surge el modo como me “acerco” a ellas. cuyo contenido siempre será la capacidad de saber realizar posibilidades. es la opción de posibilidades y el carácter es pecífico de lo optativo que ya no depende de las facultades naturales como tales. Si la inteligencia es una “habitud”. “la apertura a lo mental”. tiene un carácter superior al de pura posibilidad. (SH 535) (p. 300) La apropiabilidad estará en función. Zubiri lo llama la religación al poder de lo real. no cabe duda. como poderosidad incoada. que lo que ellas tienen de realidad. Son las vidas de los demás en tanto que poderes incoados dentro de la vida mía. (pp. Pero como mi vida necesariamente se hace desde la realización de posibilidades: es el momento de forzosidad. de ahí vendrá el “poder” de apropiación de unas posibilidades sobre otras […] El carácter de “apropianda” que determina ese más o menos de posibilidad de apropiación vi ene a definir la situación humana real y concreta. en concreto. Pero en ese darnos realidad. pero tiene que hacer algo de lo que quiere hacer dentro de lo que puede. Este ámbito de apertura es muy determinado. […] En la búsqueda del fundamento vamos indagando nuevas maneras de aprehender el poder de lo real en el modo cómo las cosas (en el sentido más amplio de su significación: mi propia realidad. radicalmente. (p. sea una habitud. precisamente por l o desconcertante del poder de la realidad que se transparece y se oculta en el “más” de realidad de la cosa real. es la constitución del medio. El poder indica sólo presencia de realidad que presiona. en el sentido de lo que tradicionalmente se entiende por potencias naturales. 294) El proceso orgánico en su desarrollo. El estar en lo aprehendido como tal aprehendido es nominalmente estar en la verdad. Y lo que determina esta definición es la posibilidad que tiene más capacidad o poder de ser apropiada. Llama a ello Zubiri. de la felicidad apropiada que ya poseemos. Aquello que yo quiero se apodera de mí […] Imponerse no es arrastrar. El hecho de la inconclusión de nuestros impulsos es lo que hace posible este ámbito de la realidad como inespecífica. y por ello el hombre tiene que tomar posición ante el poder…desde su propio sistema de habitudes. […] eso que son las posibilidades constituye el contenido de la realidad en su actualización para el hombre. es el “de suyo” de la realidad que nos retiene en su estar constituyente de nuestra propia realidad. Zubiri tiende a que nuestro trato con las cosas viene en origen determinado. En el haber de la habitud está inscrito formalmente en cuanto alteridad el poder. 295) “Solamente hay poder cuando hay posibilidad deci dida. Más conducente. Querer las posibilidades es apropiárselas. es el sentido profundo del sentirnos poseídos por la realidad. de un poder” (SH 409). pero algo más que ofrecer: es estar ahí como poder. De ahí. Podríamos decir que el <pre> de la preferencia es la presencia de la habitud en la opción. […] El momento de dominancia [dado como estructura de las notas por ser reales] es momento de habitud y decisivo para entender cómo la vida del hombre se hace desde la opción que comporta el hecho de que “realidad” es de por sí algo inespecífico […] la “inespecificidad” es apertura activa a lo que específicamente queremos ser. y que no por ser propia deja de ser enigmática: por eso precisamente porque nos vamos haciendo desde el poder de lo real. es el momento de apropiación. También que el campo de realidad es “inexorablemente” campo de opción […]. “El deber no es una posibilidad entre otras. los otros. Esta apropiación supone una opción ante la diversidad de posibilidades. precisamente por el modo cómo las cosas quedan ante mí y cómo yo me he respecto de ellas. Es el momento de opción. Y este querer hacer es una especificación de la actividad cerebral. (p. pero es un carácter que le viene de una posibilidad apropiada. de la que necesita para y e n su trato con las cosas y desde la que realiza las experiencias de mayor inserción en el “más” de cada cosa real. A esta convulsión de realidad llama Zubiri “enigma”. Cuanto más se opta por “la” realidad en lo real de las cosas más enigmáticamente experimentamos la presencia del poder de lo real. (SH 316) […] el poder es posible porque hay una habitud previa. […] Las cosas nos exigen estar en la realidad que ellas mismas nos presentan. El carácter intelectivo de esa actualización es la verdad. los acontecimientos. y consiguientemente de mantener el estado de felicidad. De ahí que la voluntad. nos dan más de realidad. hace posible la capacidad psíquica del ser humano y con ello la viabilidad del hombre y de la especie. Ni qué decir tiene que este carácter es la fijación héxica que hace posi ble el ámbito . la voluntad de estar en la verdad: tal vez sea la expresión más radical que se pueda acuñar del modo de haberse el hombre con la realidad. 294-295) “El hombre ciertamente no puede hacer todo lo que pudiera querer.…la propia realidad en su respectividad radical se siente dominada por la realidad en cuanto tal. (p. 296-297) …la fuerza de los sentimientos consiste en el impacto que me produce el “de suyo” de la cosa en su quedar ante mí…afectándome : y esto es algo héxico. (p. Habría que decir que estamos en el ámbito propiamente humano. Pero hay una nota que en su accionalidad hace que la estructura humana dé de sí hacia cotas de realidad que no son tan naturales. Esta posicionalidad mantenida es lo radical de eso que llamamos la voluntad. La opción es algo prendido de nuestra habitud de sentir realidad. Por esto lo que positivamente constituye el término objetivo de un acto de voluntad es conferir poder a algo. Esta experiencia es encuentro con lo real en el fondo habitudinal de las posibilidades humanas. sino aquella que es ás conducente a la felicidad del hombre. es lo posesivo de realidad. La opción pone un punto de realidad precisamente con eso que venimos llamando “la apropiación” de posibilidades.

y por otra parte integración de estados psico-orgánicos. que en el orden la volición marca la diferencia entre volente y voluble. 309) El hombre como animal de realidades. a un tiempo. que indica el modo de quedar de las acciones que configuran nuestro modo de habernos para el logro de nuestra propia auto-posesión. en la que el hombre va desplegando y construyendo su propia personalidad […] Después de querer. Es decir tengo vida propia por mor de la apropiación. o de los demás como posibilidad mía. abocado por el juego de sus tendencias. y el deber es un deber moral. sino apropiación naturalizante en y por una actividad psico -orgánica superior” (SH 541) […] La configuración consiste en determinar un modo de ser y de actuar en el campo de realidad. Entreverado a través de estos momentos de la volición ve Zubiri el asentamiento de la libertad como “el último rasgo modal qu e va configurando el último aspecto de la intimidad personal. optar y ejecutar. (pp. que presuponen la condición moral del hombre” (SH 143) (pp. esta apropiación es la vía única de cómo los demás entran a formar parte de nuestra vida. se ve movilizado a querer.  Séptimo. mundo sentido. se incrusta en cierto modo en la naturaleza volente que ha querido. pero la connotación héxica está en que los ejecuta colectivamente. 305-306) La vida del hombre se determina en formas y modos de realidad. […] las posi bilidades o bien emergen de uno mismo. (SH 149) (pp. Esto no se le ocurrió a los griegos. ¿de qué? de la vida de los demás. o sea de la felicidad tenida (el momento de posesión es primario). diremos que estamos ante una expresión metafórica del ámbito héxico. Es lo concreto del “estar”. lo decisivo es ue por ser apropiadas. Desde el síndrome de alarma hasta las actitudes de la emotividad agresiva. es el momento de expectación. lo importante. El bien es un bien moral. No hay huellas ni de lo psíquico en el cerebro. 30 3-304) …etapas de la volición:  Primero. es más porque está en un cuerpo social. el medio humano. es el ámbito héxico de nuestro propio mod o de hacernos la vida realmente. no pende exclusivamente de la voluntad. (p. Acostumbrémonos a no identificar el problema moral con el problema del bien. pasando por la mera advertencia y el mero cuidado mental.  Segundo. impulsar. En el ámbito de la habitud. sino también de la complexión de las tendencias. una como disposición previa optimista o pesimista. Si de huellas queremos hablar. Hay propiedades tan propias como las psico -físicas. Ahora. Para que se dé el “querer” como “quiero” efectivo. Y en estas propiedades en nada se connota que sean buenas o malas. El concepto de “ousía” se agotó en las propiedades que surgían de la “physis”. 304-305) Por la apropiación de posibilidades vamos configurando nuestra propia personalidad.  Sexto. He aquí el ámbito héxico. Esa movilización es previa a la voluntad. De ahí que la unidad estructural e n la que consiste la sustantividad humana sea el “prius” de las unidades accionales que nominamos como sentir.  Cuarto. encauza los impulsos allí donde se dé la opción en lo inespecífico de la realidad.  Tercero. (pp. Todo acto vital se desarrolla estando en la realidad. […] Así. “hacen del hombre una realidad además de física. distintas capacidades de decidir. el momento de apetencia. Pero ese “estar” en la realidad es todo un proceso de actualización “de lo que hay en las cosas y de lo que ell as son y. la apropiación es como una segunda naturaleza. y la apropiación como acto de una actividad psico-orgánica es concretamente integración” (SH 540). el hombre se percatga inmediatamente de si es bueno o malo aquello que las tendencias proponen: la situación de alerta. y la actividad cerebral neuro -funcional. es lo constitutivo del cuerpo social. que constituyen la voluntad. la realización de esta posibilidad tiene un nombre concreto es “integración”: “la opción es apropiación de una posibilidad de ser. 302-303) La apropiación de posibilidad tiene como tres momentos. que transcendentalmente es mundo como ámbito –si queremos en otra expresión (que Zubiri reserva para la actualización intelectiva)-. el momento de firmeza. autonomizado como tal momento. con el problema del deber.  Octavo. (pp. un momento de urgencia que no es volitiva. lo querido se incorpora. la estructura de alerta y de la vigilancia puede ser muy distinta. que transcurre entre los dos extremos del sosiego y la tranquilidad. sino puramente vital. 309-310) . Bueno. por hablar así. reactualización del estar efectivamente en ellas en forma de me y de mí” (SH 304) Este “me” es apropiación y como tal “engendra” habitud. ni del cerebro en la psique. los actos siempre serán del individuo que es quien los ejecuta.de la realidad posibilitante de la vida humana. la urgencia de tener que decidir. 308) Los impulsos son necesarios para que haya control. moral. y esto es inevitable. […] el bienestar en concreto depende de la capacidad de apropiación de las posibildiades desde la posibilidad ya apropiada. El cerebro configura la mente y la mente el cerebro. el hombre. el de decisión y el de complacencia: la acción concreta de esto es el querer. que es inespecífica. es ineludible el contro l de los impulsos como posibilidad. pues por lo que respecta a este momento del análisis podemos decir que estas fases enumeradas de unidad accional son siempre “la acción de un estado psico orgánico sobre otro estado psico-orgánico” (SH 538). Y esta integración no es integración nerviosa. Es lo que expresa el “mí”. inteligir. es “integración personal”: “la integración personal no es mera apropiación. y el de la ansiedad disparada. (p. dice Zubiri. ¿y cómo?: haciendo “de la vida de los demás una posibilidad de mi propia vida” (SH 306). es la „patía‟. desde la que se cree que todo es accesible por el mero hecho de que se quiera. Desde esta realidad quedo constituido en “cada cual” para los demás y ellos para mí. el momento de complacencia o satisfacción.  Quinto.

316) Si considero la realidad sustantiva del hombre desde la actualización que supone el “yo”: el yo como tal. Entiendo aquí por persona la realidad sustantiva cuyas propiedades son formalmente suyas. (p. Cuando exteriorizamos nuestros “pensamientos” precisamente en el sentido que solemos decir de la mentalidad propia. puesto que nos hace ser. habría que afirmar que estamos dinámicamente en la realidad. Si la otra persona me afecta en cuanto persona (es la situación del creyente respecto de Dios). o impelencia. Desde la perspectiva de esa “la” realidad. según la vía religiosa en cuestión (de ahí que los Padres griegos hablaran de la “deificación” como una “héxis”). sino como mías. (p. Las acciones de los demás las capto. pero no como resultado de una decisión que podríamos llamar voluntaria. siempre en expans ión hacia la factura de mi propia personalidad. lo héxico ya “está” fijado en el individuo concreto por tradición. sino que éste se enfrenta positivamente con la función como tal. ¿haciendo qué?. tenemos la “institución”. Lo positivo de la vinculación viene dado desde la misma estructura de la inteligencia sentiente como habitud. A este fenómeno radical llama Zubiri el momento de “religación”: “los tres moment os de ultimidad. Pero puede –dice Zubiri-. porque lo que nos hace es ser en la figura del propio ser sustantivo […] La realidad como última. Pero el haber. sino por las cualidades que realmente tiene esa persona. “que me afecte no tanto por lo que tiene de persona. Estamos ante lo que Zubiri llama “la deidad” como expresión del poder de lo real. o habitud con Zubiri nomina lo que nominalmente entendemos por mentalidad […] Esta mentalidad que para Zubiri es “un haber”. se trata de la tradición. en cuanto tales otros y otros yoes. 317) “…el éxtasis de pura volición es lo que metafísicamente constituye el amor. abarca naturalmente lo que entendemos como un modo de vivir. pero que.El hombre es de suyo un ser que se vincula a los demás. Zubiri lo descubre “negativamente” en el echar de menos: “el echar de menos es la vivencia radical negativa de toda forma de vinculación. Qué duda cabe que ello va a condicionar un comportamiento determinado en los individuos. 313) …la “comunión”: es la compenetración de las personas. pero distinguiendo que lo propio de la tradición es el modo de entrega. como es el hombre. Sólo Dios tiene éxtasis absoluto de pura volición […] En el caso de una realidad sustantiva personificada. Esa entrega en la radicalidad de l a alteridad divina –es también evidente-. esta exteriorización que hace posible algo mucho más grave en el sentido filosófico y que amplía el horizonte del ámbito héxico a cotas muy sugestivas. LA entrega es momento de eso que llamamos “amor”. las aprehendo no como otras que yo. (p. que me atrae y me impele en última instancia hacia mi propia realidad. tan concreto como la cohes ión que da el poder lo poseído como real. tiene el momento héxico de lo “posibilitante” y lo posibilitante es sede de “poder”. es lo central de la autoposesión. a pesar de no ser Yo y de ser lo más otro que nosotros. se entrega un modo de “haber determinado”. es la presencia de la intimidad. (p. 312) …funcionalidad (entendemos como tal la capacidad operativa del momento de tradición) (p. es lo último de mi ser. sólo en el proceso de maduración del propio individuo irá apareciendo en su campo de realidad la realidad de los otros. el momento de ser “mío”. Tiene el momento primario de la “distancia”: “sin que coincidan formal ni materialmente la distancia y la compenetración. no. Si se prescinde de que sean suyas. 313) Esta “héxis” tiene sus direcciones de realización. Ya sea en forma de posibilidades. es la idea de la solidaridad. Esta idea de la solidaridad se encuentra como héxis orlada por el cojunto de hombres que no forman parte de ella. sin embargo la compenetración se constituye en la línea de la distancia” (SH 270) (p. como posibilitante y como imponente es aquello que constituye la religación” (PFHR 40). ya como atracción. El ámbito de la intimidad. la entrega por mi parte engendra un modo de haberme con Dios y que responde al espíritu religioso concreto. o a Dios como poder en su modo de haberse. constituye paradójicamente lo más nuestro. He ahí el ámbito héxico. independientemente de que sea persona. como algo ya terminado. una manera de entender la vida. es la institucionalización de la función. es un amor que real y efectivamente se abre en su relatividad al amor absoluto. peus la propia vida “con” y “desde” la realidad. son los demás los que determinan esa vinculación como modo. (p. Al ech ar de menos el hombre se siente disminuido” (SH 255). ese sistema entero de propiedades me está afectando en una hexis en que la otra persona interviene despersonalizada” (PFHR 97) […] Es el perfil histórico que queda fijado en mí en virtud de los otros. de posibilitación y de imposición caracterizan a la realidad como algo que no soy yo –mi Yo-. es lo refluente de mi propia realidad que tiende a realizarse en “la” realidad. De ahí también ha de entenderse cómo la entrega sólo se puede dar a este nivel héxico o habitudinal (de ahí que teológicamente pueda decirse que es un “don”). de ahí la radical unidad del hombre en su religación a “la realidad”: la unidad mundanal de la realidad en cuanto realidad es algo concreto. en un agapé en la que real y efectivamente va a constituir su propio ser sustantivo […] el hombre se da en esa experiencia . tiene siempre la connotación del “yo-mismo”. 312) “…la héxis adquiere un carácter especial: uno depende del otro. que son los demás” (SH 269) (p. 314) El poder aparece en el ámbito de lo héxico. 312) Cuando la colectividad no sólo desempeña una función colectivizante del individuo. […] Siente el poder de Dios. Esta influencia de los demás en el origen de mis vivencias va configurando esa héxis. La realidad se expresa a estos niveles por su nota de “respectividad”. (p. 311) No se trata tanto del contenido de lo que se entrega cuanto de la forma de entrega: es le modo de estar en la realidad.

[…] tiene que aprender a moverse. que así se va configurando en apertura. que nos arrastra hacia nuestra propia realización. ser e intimidad. (p. el hombre es también actor de su propia vida. que Zubiri describe como último. por el mero hecho de ser reales. Se inicia el período de formalización que culminará en la hiperformalización. Si cada persona es su propia figura. Es importante observar que en todos estos procesos. (p. sino que es la inclinación a mi realidad en cuanto se está definiendo en la cosa real concreta” (SH 372) Aquí es donde se enraiza la habitud humana. y el hombre va enriqueciéndose frente a la realidad o en ella. No hay por una parte realidad. Est a autoposesión se da sin la separación de la madre. y de las estructur as que la hacen posible. El entramado de habitudes constituye el asentamiento de mi propia realidad en la autoposesión de mi propia intimidad. modalidad y flexibilidad. 328) La fruición consiste formalmente en el atenimiento real y físico a la realidad: “este atenimiento no es la mera inclinación h acia un bien. y el hombre sobre las demás cosas: es la realidad en su condición de poder” (PFHR 44) (p. y el sentirlo como presencia del poder de lo real. o modo de haberse con las cosas desde la realidad sentida. de lo que es precisamente la deidad” (n. […] “es esa condición que las cosas reales tienen. 51. (p. (p. Y como toda vida tiene su ámbito de destinación. 324-325) El estar en situación supone iexorablemente que nuestra vida tenga su forma […] en el hombre es la posibilidad . sino que ha sido una auténtica historia en la que el hombre ha adquirido formas progresivamente crecientes. A su vez tendrá que ir quedando claro que eso que llamamos el estar poseídos por la realidad. […] además es la fuente de todas las cosas. 325) La sustantividad como hilo conductor del argumento de la vida humana hace que el hombre sea primero agente de sus acciones enb cuanto determinantes de eso que se llama la naturaleza de cada cual. Esta especie de dilatación del medio hace que el animal humano venga a la intemperie. 329) . el hombre como “animal de posibilidades”. el hombre como “animal de realidades”. 318) En el trato “intelectivo” con ese poder de lo real. Se va así determinando el “ser de lo sustantivo” que es en lo que consiste la suficiencia metafísica en su actualidad concreta. además. Es la realidad en su condición de p oder. actualiza un ámbito que hemos llamado héxico. precisamente por su capacidad de hacer posible nuestro modo concreto de ser. (p. La historia de las religiones no es simplemente la historia de los destrozos que el hombre ha hecho en la religión. Al entregarse. 318) “En el curso de la historia el hombre se ha ido enriqueciendo como tipo humano . 321) En este proceso se van estabilizando por fijación las estructuras psicosomáticas. es una habitud. A medida que la realidad se va enriqueciendo ante los ojos del hombre. (p. y todas ellas sobre el hombre. y a su vez se va dando un proceso de liberación de actividades: “se constituyen órganos específicos de sensación y con ellos aparecen sensaciones estimulantes de tipo divers o” (SH 559). lo cual inexorablemente ha llevado a la actualización en mayor riqueza del poder mismo de la deidad: la deidad es algo más complejo que un simple poder innominado. esta figura es la realización de la actividad psico-orgánica que va incorporando nuevas cualidades a mi realidad. estamos como enrolados en proyectos no sólo de origen opcional. p. además. a una realidad posibilitante. y por otra poder. puede decirse que se modaliza en la fórmula de. que llega a niveles cuasi-institucionales de lo que llamamos la educación. el hombre ha ido actualizando racionalment e eso que es la transcendencia. desde el punto de vista de la habitud humana. sino y sobre todo de tipo destinacional que superan las propias opciones y las condicionan. cuya unidad en despliegue va dando de sí todo este orden héxico. Se trata de una experiencia última […] el hombre se entrega. y nunca totalmente erróneas. A este proceso llama Zubiri proceso automórfico: “la vida es en esta fase posesión como automorfismo” (SH 560). Es la presencia de los otros. (p. (pp. 318) “El poder de la deidad nos aparece en cierto modo como algo cíclico que va flotando sobre todos los eventos que constituyen e l nacimiento y la muerte de las cosas. 326) La fórmula de Zubiri. sede de un poder. Autor de sus decisiones en el ámbito de sus posibilidades. 326) La habitud como realización estructural podríamos determinarla como realidad. De ahí que el alumbramiento constituya para el recién “la independencia del medio” como una separación. […] Hay una reorganización del automorfismo de la estructuras y una adaptación dolorosa al medio. especialmente de las cosas vivientes […] Es. un poder de fundamento solidario de las cosas reales […] La vida como una organización de las cosas […] Es el poder del éxito […] El poder de la deidad es el poder del futuro” (PFHR 47) (p. posibilitante e imponente (o impelente). nunca los realiza el niño solo. el poder de la deidad aparece como un poder enormemente complejo. no sólo en automatismos sino en movimientos libres y en tanteos de fijación del propio campo perceptivo del mundo exterior. de tener un dominio las unas sobre las otras. 319) …la inteligencia como mera actualidad de lo real.interna a Cristo como fundamento de su ser. el hombre adquiere su consistencia de posiblitación en Cristo” (PFHR 254) (p. 317) …esa “deidad” hay que considerarla formalmente como un ámbito héxico. […] son las estructuras habitudinales las que crean la posibilidad de volver inteligible todo el mundo “tendencial” humano.

me refiero […] pura y simplement e a estar acostumbrado a ser libre” (SSV 148). 331) Es el hombre quien porta en sí por la dinámica de su sistema de habitudes el ser sujeto. libertad. digamoslo así. (p. esta fijación de realidad “querida”. es decir tiende y de hecho con el acto de voluntad se incorpora a la realidad sida.…la apropiación de posibilidades es lo que nos capacita para seguir adelante. en la configuración propia. es indicativo de lo que podemos llamar la capacidad humana. Capacidades tenemos muchas. Es la apertura de la realidad. en segundo lugar. de sus propiedades libremente contraídas. potencia su propia tendencia. (p. es algo que constitutivamente el hombre es en virtud de la inconclusión misma de sus tendencias. y lo concreto de nuestra decisión en la elección de cada acción que va a ser definitoria de nuestra figura. o ámbito héxico. “En la vida individual. […] poder-ser-la-propia-figura: estar en condición de poder. dice Zubiri “es incapaz de dar razón de que haya nada que tenga un carácter de deber. Y con esto no me refiero a la habitud. es una buena expresión de la dinámica del ámbito héxico. 331-332) “Vivir es poseerse. 330) …el “deber” como un poder en el ámbito de la habitud humana. el hombre va trazando en la medida de sus posibilidades personales la figura concreta de su dominio. El hombre es responsable: en la apropiación de posibilidades trazamos un ámbito mucho más amplio que el podría proporcionarnos la posibilidad concreta en cada momento. y esta capacidad de aspirar a la felicidad en la apropiación de posibilidades es ámbito de moralidad. impositivo de deberes. que la sociedad podrá imponerme todo un conjunto de deberes. al menos de un tipo determinado de realidad viva […] Al amparo de esta idea hay un uso efectivo y necesario de la libertad: “Hay una cosa que es la habitualidad de la libertad. (p. mejor una realidad debitoria […] Esto es grave. que busca la felicidad en la apropiación de posibilidades. El animal responde a estímulos concretos. 331) El hombre en su querer pugna por ser dueño de sí. (p. su propia capacidad de querer: es una voluntad de poder.” (SSV 153) (p. De esta habitualidad de orden operativo no podríamos hablar si la libertad no perteneciera al ámbito héxico de la persona. hace de su ser querido un ser real y efectivo” (SSV 84). y apoderamiento. hexis. en la vida social y en la pública. ni a la volición habitual libre con que el hombre funciona en su vida. origen comú n de la volición. lo cual. eso pende de la estructura misma del hombre (SH 424) […] En el fondo de toda moral lo importante no es el sistema de deberes que la sociedad determina. “adquiere la forma de habitud. pero llevan el análisis a su raíz y en referencia a la libertad. la habitualidad de la libertad es esencial” (SSV 149) (pp. 330) La responsabilidad es “responder” a través de posibilidades. En esta forma de apoderamiento en que consiste la libertad y el culmen del hombre. lo que importa es la idea que se tenga del hombre” (SH 425) (p. ¿no será una actualidad de la realidad en cuanto tendente? Entonces la habitud y la actualidad pertenecen a la comprensibilidad de la realidad. Apoderado de sí mismo lo está el hombre velis nolis. desde el que se construirán éticas determinadas. puede postularse una unidad estructural entre capacidad. y de hecho así se hace. 331) El ámbito de la habitud. pero la sociedad. el hombre hace un poder. no es algo a que el hombre tenga que llegar. Este poder es algo ligado inexorablemente a la capacidad de felicidad. por decirlo así. La libertad va emergiendo de la inconclusión de las tendencias. 333) . El carácter es la expresión de lo héxico como la fuerza que poseo y me posee en el ir realizando posibilidades. Esta emergencia de libertad. Es ta posibilidad o posibilidades que tienen poder de configurarme son las que constituyen mi pr opio “carácter”. Este poder ejercitado va engendrando libertad: “la libertad es también algo que se va haciendo y deshaciendo” (SSV 143). y la forma suprema de poseerse es estar apoderado de sí mismo en un acto de libertad. que pasa a ser realidad querida.