PROCESOS DE EXCLUSIÓN SOCIAL, ESTRATEGIAS DE VIDA Y POLÍTICA PÚBLICA: LOS CARTONEROS Autores/ E !os"tores: Brancoli, Diego.

Frassetti, Juan Pablo. Introducción: El presente trabajo de investigación surge a partir de las prácticas realizadas en el Progra a de !ecuperadores "rbanos #P!"$, dependiente de la %ubsecretar&a de 'edio ( biente del )obierno de la *iudad (utóno a de Buenos (ires. El is o debe entenderse co o una re+le,ión en torno a los procesos de e,clusión social producidos en las -lti as d.cadas, centrándonos, por un lado, en las estrategias /ue los sujetos perjudicados por ellos i ple entan a +in de lograr su reproducción, 0 por otro lado en el análisis del papel del Estado en dic1os procesos, co o as& ta bi.n las intervenciones estatales, 3a aparición ediante las pol&ticas p-blicas, relacionadas con la posibilidad de lograr una inserción de a/uellos sujetos des2integrados al conjunto social. asiva del cartoneo puede entenderse co o una respuesta de las unidades +a iliares a los procesos de e,clusión social e,acerbados por la crisis del trabajo asalariado. 3as pro+undas odi+icaciones acaecidas en las -lti as d.cadas en la +or a de organización del trabajo, generaron un escenario caracterizado por a plias categor&a. Esta os, pues, en el centro de la deno inada cuestión social, la cual 1a0 /ue interpretarla a partir del derru be del trabajo asalariado en tanto organizador social +a iliares lograban reproducir su e,istencia para su ediante el cual los sujetos 0 las unidades aterial, es decir el acceso a los bienes 0 servicios necesarios a0or&as de sujetos en estado de vulnerabilidad. Esto, en un arco donde las antiguas protecciones relacionadas a la condición salarial se dilu0en con la crisis de esta

anutención +&sica, 0 por el cual se a+ir aba su e,istencia social, en tanto vector principal de

construcción de identidad e integración social. *onsidera os /ue el trabajo co o eje proble ático será central en el escenario social por un largo per&odo de tie po, con+igurando a nuevos actores sociales 0 los escenarios #presentes 0 +uturos$ en los cuales desarrollare os nuestra práctica pro+esional. De all& la i portancia de re+le,ionar en torno a los procesos de e,clusión social, los nuevos actores sociales 0 la categor&a de trabajo co o estructurante de dic1os procesos, en tanto +unda ento para la construcción de conoci ientos /ue se trans+or en en bases sólidas de acciones 0 pol&ticas apuntadas 1acia la b-s/ueda de procesos inclusivos. E3 4!(B(J5 E6 35% P!5*E%5% DE E7*3"%I86 2 I6*3"%I86 3a lla ada sociedad salarial se constitu0ó en una solución provisoria a proble as in.ditos planteados por la industrialización #pauperis o, condición de cuasi e,clusión del obrero del cuerpo social$ 0 se caracterizó por la integración de los trabajadores al cuerpo social, ediante re+or as relacionadas con esa era retribución ovilidad is a condición laboral. El -lti o siglo supuso la novedad de /ue el salario superaba la

por la tarea, daba lugar a derec1os 0 prestaciones, a pliando las posibilidades de participación, dina izar la producción. El trabajo ad/uiere una centralidad /ue estaba dada por un doble proceso: por un lado era is o /ue los sujetos 0 las unidades +a iliares lograban reproducir su e,istencia acceso a los bienes 0 servicios necesarios para su e integración social.

0 progreso social ade ás de +o entar la i portancia del asalariado co o consu idor /ue contribu0e a ediante el

aterial, es decir el

anutención +&sica. Pero por otro lado, ta bi.n era el

edio por el cual se a+ir aba su e,istencia social, en tanto vector principal de construcción de identidad

9

En

(rgentina, la e,presión

ás acabada de este tipo de sociedad puede encontrarse con la

i ple entación del Estado Bene+actor, en los dos pri eros gobiernos peronistas. El Estado en esa .poca i ple entó un +uerte proceso de industrialización basado en la lla ada pol&tica de sustitución de i portaciones, paralelo a un proceso de inclusión de los sectores trabajadores, relacionadas con el ediante pol&ticas p-blicas undo laboral. (s& /uedaron asociadas a la +igura del trabajador una i portante serie

de protecciones sociales cristalizadas en derec1os laborales. Por otro lado, a .stas se le adicionaba una serie de protecciones brindadas desde pol&ticas p-blicas /ue aseguraban a las +a ilias acceso a la salud, a la vivienda, etc #derec1os sociales$. 3a anterior oposición capital2trabajo encontrará a/u& una ella. Esta .poca producirá en la subjetividad del asalariado nacional un +uerte i pacto, a partir del cual, las nociones de dignidad, seguridad 0 utilidad social /uedarán relacionadas con la categor&a de trabajo. :abla os de un pa&s en el cual los sujetos, reproducción ediante el trabajo se insertaban en la sociedad: logrando su aterial, cubiertos por una red de protecciones i ple entadas desde el Estado, 0 entablando ediados de la d.cada utación en t.r inos de negociación entre los diversos actores involucrados en el proceso laboral, con la asunción del Estado co o árbitro central de

diversas +or as relacionales /ue los insertaban en estructuras dadoras de sentido. 3a trans+or ación 0 posterior desaparición de este tipo de sociedad debe situarse a del ;<=. 3as pol&ticas i ple entadas por la junta ilitar /ue to ó por la +uerza el poder, se orientaron a

una vuelta a los viejos principios del liberalis o econó ico clásico, con el objetivo de lograr una odi+icación en la relación de poder entre capital 0 trabajo, relación /ue no con+or aba a las pretensiones e presariales. Pero será en la d.cada del ><= cuando privatizaciones, reestructuración del productiva del pa&s. 3a desocupación estructural ad/uirió un carácter asivo, se inicia un proceso de desalarización 0 e,pansión del trabajo in+or al, se rede+inen los siste as nor ativos 0 legales /ue estructuran las relaciones laborales #desregulación, +le,ibilización 0 precarización de la +uerza de trabajo$, produci.ndose a su vez, una distribución cada vez Esta trans+or ación del ás concentrada del ingreso. ás o enos arcada de relaciones undo laboral /uiebra los lazos sociales 1ilvanados en torno a la categor&a del ediante la aplicación de pol&ticas de corte neoliberal estos principios se re+orzarán 0 se acentuará este proceso: apertura econó ica indiscri inada, ercado laboral 0 abandono por parte del Estado de +unciones relacionadas con la protección social producirán pro+undas trans+or aciones en la estructura social 0

trabajo. 3a +ragilidad relacional no e,presa sólo la ausencia

vinculares, sino ta bi.n debe entenderse co o ?...la ausencia de inscripción del sujeto en estructuras dadoras de sentidos....@9, estructuras /ue insertan a los sujetos en apuestas co unes, ve1iculizando intereses 1o og.neos. 4odas estas situaciones a+ectan las identidades sociales, las cuales con la p.rdida del trabajo pierden la base +unda ental /ue las constitu&a. Esta os en el centro de la cuestión social, a la cual 1a0 /ue entender co o resultado de la crisis de la condición salarial. 6o 1a0 ?nueva@ cuestión social, si no nuevas su ani+estaciones de a/uella originaria #o eta or+osis co o e,presa *astels$, centrada en la contradicción 4rabajo A *apital.

En este escenario social surgen nuevos actores cu0as tra0ectorias nos 1ablan de la tra0ectoria de trabajadores a sujetos des2ligados del conjunto social. 3a noción de desa+iliación 1ace re+erencia a estos

Castel, Robert. La Metamorfosis de la Cuestión Social. Una Crónica del Salariado. Bs. As., Editorial Paidós, 199 , !! "#$%"#1.
1

B

procesos

ediante los cuales un sector de la población se convierte en innecesarios para el desarrollo de la undo popular, la

reproducción de la sociedad. Estos sujetos se caracterizan, ta bi.n, por su 1eterogeneidad: en el interior del distribución regresiva del ingreso produjo un incre ento de los contingentes absoluto 0 relativo del n- ero de pobres as& co o de la intensidad 0 cronicidad de su pobreza, lo /ue i plica la ruptura de la 1o ogeneidad de dic1o undo 0 crecientes niveles de desigualdad en su interior. (nte la retra&da estatal, ellos elaborarán diversas estrategias, acciones, posturas /ue 1ablan de la b-s/ueda de alternativas de reinserción en el cuerpo social. 5breros de +ábricas recuperadas, pi/ueteros, cartoneros son e,presión de este sector de desa+iliados en busca de inclusión. 'ás allá de las di+erencias entre estos actores, la cultura del trabajo ad/uirida en la sociedad salarial antes analizada, sigue presente en su subjetividad. El tra0ecto recorrido nos 1abla de la constitución del estatuto del trabajador 0 la crisis del trabajo, de la creación de protecciones sociales 0 su posterior desaparición, es decir de lo /ue pode os lla ar una vulnerabilidad desprotegida. *(!456E5: "6( E%4!(4E)I( E6 B"%*( DE I6*3"%I86 3a recolección de residuos por parte de sujetos 0 +a ilias co o +or a de subsistencia puede re ontarse a +ines del % 7I7 , cuando surge un nuevo actor /ue co ienza a ser lla ado @ciruja@, 0 surge co o un sujeto arginal en relación a la totalidad de la población. iles de +a ilias en la -nica posibilidad de (nte los procesos de e,clusión producidos en las -lti as d.cadas, la estrategia de recolección de residuos, estrategia 1istórica de individuos aislados, se convierte para lograr su reproducción. ( partir de la crisis pol&tico2econó ica del B<<9 1an ingresado a esta actividad nu erosos desocupados, desalentados por no conseguir e pleos. 3a +alta de trabajo en principio genera ausencia de ingresos +a iliares, pero ta bi.n desestructura la cotidianeidad +a iliar, obligando a sus reproducción. 3a a0or&a de los recuperadores desarrollan su actividad en el arco de la +a ilia interviniendo todos los ie bros en las di+erentes tareas /ue i plica la actividad: recolección, preparación, separación 0 co ercialización. :asta a1ora se 1an registrado en el Progra a alrededor de >.<<< cartoneros /ue realizan su actividad en la *iudad de Buenos (ires, de los cuales casi el D< E no reside en la gran cantidad de is a. 3a *iudad de Buenos (ires igraciones diarias a la constitu0e un gran atractivo para los recolectores del conurbano bonaerense 0a /ue per ite encontrar una aterial reciclable en un espacio geográ+ico reducido. 3as *iudad se constitu0en en una acción deliberada de la estrategia. 3a 1eterogeneidad de la nueva pobreza plantada en el apartado anterior tiene relación con los resultados de la adopción de esta estrategia, al vincularlos con los distintos capitales sociales /ue lograron construir los agentes. De esta +avorable. Estos sujetos cu0as tra0ectorias 1ablan de una pasada pertenencia a la clase con un a0or capital econó ico lo /ue les 1a per itido encontrar la edia, encaran la actividad anera as anera de adoptar esta estrategia sin anera aparecen distintas e,periencias, algunas integradas por sujetos con a plias redes de ás relaciones previas a la recolección /ue les per ite desarrollar la actividad de una +or a, diga os, ie bros a rediseCar arreglos internos tendientes a su

la urgencia de la b-s/ueda del sustento diario, lo /ue les da espacio de tie po articular de

F

e+iciente 0 digna la estrategia de recolección, logrando

ejores resultados econó icos, al

is o /ue

tie po evitando algunos aspectos estig atizantes propios de la actividad Por otro lado se encuentran los sujetos con carencias básicas estructurales 0 para los cuales la estrategia se convierte básica ente en el -nico edio de conseguir ingresos, ediante los cuales logran la a0or&a de los supervivencia aun cuando los costos son altos en t.r inos de dignidad. *on respecto al ejercicio de la actividad, en pri er t.r ino 1a0 /ue decir /ue, en la recuperadores no se reconoce a la is a co o un trabajo.

El 1ec1o de ?vivir de la basura@, encierra una di ensión si bólica en torno a esta actividad, /ue i plica el no reconocerse co o trabajadores de un sector, sino co o personas /ue se encuentran realizando una actividad por necesidad /ue abandonar&an si +uera posible subsistir de otra 4a bi.n se encuentra un sector anera. inoritario de cartoneros /ue considera su actividad co o trabajo. %i

pensa os en las representaciones construidas en torno al trabajo en cuanto a la dignidad, es co prensible intentar si bólica ente 1o ologar la actividad de recolección a la idea 1abitual de trabajo, 0a /ue ediante este proceso se lograr&a reconstruir, en parte, a/uella subjetividad /ue con+or aba su identidad. (l no reconocerse a0oritaria ente la is a co o un trabajo, ni las personas /ue la ejercen sujetos arco de +rag entación, pertenecientes a un colectivo, el ejercicio de la actividad se produce en un individualidad 0 1eterogeneidad. 3a práctica de la venta de la recolección de los residuos reciclables #papel, cartón, plástico, etc.$ se constitu0e en el centro de la estrategia, cu0os ingresos variables 0 dependen de varios +actores. En principio, es necesario insertar esta práctica en el ?ca po del negocio de la basura@, entendido el ca po, en t.r inos de la propuesta conceptual de Bourdieu, co o un espacio relacional, en el cual los diversos actores poseen grados diversos de capital, de cu0a propiedad dependen las posiciones 0 relaciones de +uerzas entre los is os. El ca po del negocio de la basura tuvo un gran creci iento a partir del proceso de devaluación de principios del B<<B, 0a /ue la convertibilidad +avorec&a en t.r inos econó icos la i portación de los insu os de las industrias relacionadas con reciclado. En el circuito in+or al de reciclaje, los cartoneros #cu0o capital econó ico consiste básica ente en sus 1erra ientas$, venden lo /ue recolectan a los depósitos, /ue se distinguen entre s& por la espacio disponible para el acopio, el tipo de /ue utilizan tanto para retirar aterial /ue co pran 0 la posesión de agnitud del edios de transporte, onetarios por unidad +a iliar o individuo son

ateriales en la vivienda de algunos cartoneros co o para su traslado a las

+ábricas, deno inación /ue ad/uieren las e presas /ue reciclan 0 el -lti o eslabón está constituido por las papeleras, centralizadas en G ó H grupos econó icos. (s&, entre el aterial recuperado por los cartoneros 0 las papeleras /ue agregan alg-n valor a dic1os enos dos tipos de ediaciones /ue no 1acen ás /ue un ca bio de anos, ateriales e,isten por lo

ajustando el precio del papel o cartón a su conveniencia. %e puede entonces caracterizar al negocio de la basura por su alt&si a concentración de la ri/ueza, siendo ><<< los cartoneros registrados, la el itad del total seg-n esti aciones, 0 cinco las papeleras /ue consu en aterial recuperado por ellos. Por eje plo, el PE4 # aterial de las botellas de plástico$ /ue en los

galpones es co prado a los cartoneros en I <,B< por Jilo #I B<< por tonelada$, en el puerto para e,portación es vendido en K<< dólares por tonelada. Por otro lado, la *iudad pagaba a las e presas privatizadas de recolección por tonelada de residuos /ue se entierra, con lo cual a partir de la irrupción convirtieron en a1orro para el )*B(. K asiva de sujetos volcados a la recolección 0 separación de ateriales reutilizables, las e presas dejaron de ganar en el aCo B<<F BG.<<<.<<< de pesos, /ue se

El papel dese peCado por los cartoneros en la cadena econó ica del reciclaje los sit-a en un nivel de era sobrevivencia, con ingresos /ue apenas alcanzan para su reproducción biológica. 3as di+erentes posiciones ocupadas en el ca po del negocio de la basura per iten di+erentes niveles de reproducción social de los actores sociales /ue en ellas intervienen. 3a recuperación se constitu0e co o una estrategia de supervivencia de los cartoneros, 0 va asegurando la reproducción del acopiador 0 de los inter ediarios 1asta llegar a la industria. (s&, las cadenas de recuperación contribu0en tanto a lógicas de reproducción de supervivencia, co o a lógicas de acu ulación de grandes grupos e presariales. E,cluidos de la sociedad reproducción ediante la ausencia de trabajo, integrados en los árgenes del ca po del negocio de la basura, aplicando estrategias paralelas, los cartoneros logran ediante la recolección una

aterial cercana a los u brales de supervivencia. %e parece en algo .sto a la condición ás abiertas, desigualdades de posiciones 0 poder 0 una ausencia notoria de

proletaria de la cual el pauperis o era la e,presión centralL En a bas condiciones se encuentran posibilidades econó icas regulación. 3a i ple entación de la estrategia del cartoneo per ite a los cartoneros relacionarse con una variedad de actores vinculados con la actividad. (1ora bien, las vinculaciones relacionadas con esta estrategia son diversas, algunas con+lictivas, otras ali entan solidaridades entre los actores. 3a relación con la Polic&a se constitu0e en algunos casos co o la -nica /ue esta población tiene con el Estado. %e aterializa en situaciones de re/uisa de carros o secuestro de los is os, represión, abuso 0 al trato, cobro de coi as para desarrollar la actividad. *on respecto a la relación con vecinos, la i portante actor social. Este nuevo actor genera en los vecinos reacciones a biguas 0 contradictorias. Por un lado despiertan en algunos senti ientos de solidaridad, /ue se cristalizan en acciones de a0uda a los sujetos, separando ateriales, otivadas por el conoci iento personal con el cartonero /ue pasa por su cuadra a diario. uc1os casos Este tipo de relaciones es la /ue per ite a los cartoneros revalorizar su actividad, 0 en a pliar su capital social. %in e bargo, para uc1os vecinos la actividad del cartonero no es reconocida co o una estrategia arco de la tendencia actual leg&ti a /ue per ite al recuperador 0 su +a ilia subsistir. Esto sucede en el tanto co o el potencial responsable de los delitos del barrio. Este tipo de posturas no sólo i plican una +uerte estig atización sobre los cartoneros, sino /ue se dirigen a la actividad is a, desvalorizando su utilidad social 3a estig atización 1a alcanzado l& ites en barrios edios co o 6uCez, donde el tren *artonero 1a sido lla ado por los vecinos A 0 reproducido por asivos de co unicación2 co o el ?tren de los violadores@. Estas representaciones son en uc1os casos construidas por los edios de co unicación 0 los discursos pol&ticos /ue to an al otro di+erente co o peligroso. %i parti os del reconoci iento /ue las identidades sociales se constru0en en +unción de las 3as en iradas de los ?otros@ #grupos 0 sectores di+erentes$, estas is os cartoneros sobre su actividad, generando is a, no reconoci.ndose a si representaciones a+ectarán pro+unda ente la construcción identitaria de los cartoneros. is as tienen repercusiones en la concepción de los uc1os casos vergMenza por el ejercicio de la actividad 0 negación de la agnitud /ue 1a to ado la actividad en los -lti os aCos no tiene antecedentes, por lo cual en el escenario del barrio, el cartonero se 1a constituido en un nuevo e

de cri inalizar a la pobreza, visualizándose al cartonero co o la encarnación de la inseguridad, 0 por lo

is o co o ?cartonero@, ?recuperador@, ni co o parte de un colectivo. G

Esta situación de di+icultad en la construcción identitaria es el principal obstáculo en la con+or ación de un colectivo con posibilidades de constituirse en un actor /ue opine 0 opere sobre las actuales condiciones del ejercicio de la actividad. Esto ta bi.n di+iculta la adscripción de los sujetos en una estructura a plia capaz de resigni+icar el sentido de su actividad. 3a participación en instancias organizadas tales co o las cooperativas logran insertan a los sujetos en colectivos capaces de dar sentido, una de las +unciones principales /ue cu pl&a el trabajo. Esto ocurre sólo en las e,cepcionales e,periencias organizativas de este sector. %ólo una &n+i a parte de los cartoneros están agrupados de alguna +or a, no obstante gran parte de ellos participar en alguna asociación. *on respecto a las relaciones interpersonales entre los +or as is os cartoneros, ellas se con+iguran de dos is a situación genera un a0oritarias. Por un lado, el senti iento de co partir una ani+iesta ganas de ás

reconoci iento /ue se traduce en solidaridades en el ejercicio de la actividad. Esto presenta una potencialidad para el a+ianza iento de lazos relacionales entre los cartoneros, pero la negación de una identidad cartonera estable act-a co o obstáculo a dic1o a+ianza iento. Por otro lado, la lógica de la co petencia i puesta por la cultura neoliberal aparece co o un segundo obstáculo para el a+ianza iento de relaciones ás solidarias 0 la con+or ación de una identidad grupal. 3a sociabilidad de la actividad está signada por los v&nculos sociales /ue surgen a partir de tres es+eras de relaciones: las propias de la actividad de recolección, los v&nculos con la autoridad policial 0 las relaciones vecinales 0 co unitarias en general. Estos conjuntos de relaciones llevan la i pronta de la discri inación, la violencia, la indi+erencia, la tutela, 0 el respeto entre pares. *(!456E!5% N P53O4I*( PPB3I*( 3a aparición del Estado, "n ediante el P!", co o un nuevo actor en torno a la estrategia de recuperación asividad de la is a. por el n- ero de personas a+ectadas, sino no debe entenderse sólo co o respuesta a la

proble a social no se constitu0e co o tal sólo

+unda ental ente por la capacidad de sujetos con diversos intereses en i poner un estado de cosas, re+erido a un estado perjudicial desde alg-n punto de vista, co o una situación proble ática para la sociedad en su conjunto. 3os proble as sociales no son realidades objetivas, sino construcciones sociales. N es ediante las disputas en torno a su de+inición en donde los proble as son construidos. 3a de+inición odalidad de su resolución. /ue resulte de esa pugna de intereses lleva 0a i pl&cita la posibilidad 0 intervienen en esta disputa: 3os vecinos de la ciudad asu en una posición centrada en ele entos vinculados a la 1igiene urbana. 3as e presas privatizadas de recolección de residuos visualizan en la actividad una a enaza de sus intereses econó icos, argu entando su propiedad sobre el aterial apropiado por los cartoneros. *ercano a estas posturas se ubican posiciones de un sector de la oposición pol&tica al )*B(, cristalizada en los dic1os del candidato a je+e de gobierno 'auricio 'acri /uien e,presó /ue la basura es propiedad privada, por lo cual los cartoneros se encontrar&an en una situación delictiva. Por otro lado 1alla os grupos aislados de cartoneros /ue co enzaron a presionar en torno a la legalización de la actividad, co o base de sus intereses. Por -lti o el Estado local, inserto en el centro de esta pugna de intereses. El conte,to en el cual se produjo esta disputa en torno a la de+inición del cartoneo co o proble a social se caracterizó por la e,pansión asiva de la actividad luego del proceso de devaluación 0 el escenario electoral del aCo B<<F /ue apura los tie pos pol&ticos para dar alg-n tipo de respuesta sobre un te a /ue H

En la construcción del proble a del cartoneo, varios son los actores con intereses di+erentes /ue

parec&a convertirse en eje de debate electoral. Estos dos ele entos centrales constitu0eron la co0untura desde la cual 1a0 /ue co prender la aparición del cartoneo en la agenda p-blica. 3a pro ulgación de la 3e0 >>B 0 la subsiguiente i ple entación del Progra a de !ecuperadores "rbanos per ite analizar el resultado de esa pugna de intereses arriba e,presada, e,presada en una deter inada anera de de+inir la proble ática cartonera. observar saldos de los di+erentes intereses en pugna, con una arcada edioa bientales para +unda entar la intervención del Estado, argu entos En principio resulta +ácil prevalencia de argu entos

ligados a los de andas e intereses de los vecinos. %i bien la legalización es parte de las de andas de los cartoneros, .sta ta bi.n debe entenderse co o una necesidad para el posterior ordena iento de la actividad, con el +in de nor atizar la 1igiene urbana. De esta anera al /uedar el proble a de+inido +unda ental ente co o una cuestión re+erida al edio a biente es lógica la inserción del P.!.". en el á bito de la %ecretar&a de 'edio ( biente, i ple entándose as& una intervención +unda entada en criterios edioa bientales, 0 no en la b-s/ueda de +avorecer en t.r inos socio 2 econó ico de los sujetos /ue realizan la actividad. "n indicador interesante es la creación de la +igura del !ecuperador "rbano re plazando la del cartonero, dos +iguras /ue di+ieren en la carga si bólica /ue se le asigna a la realización de la actividad. 3a +igura del !ecuperador será identi+icada con la de trabajador, con una actividad co unidad en t.r inos a bientales. 3o /ue se logra un velado control social. Pero por otro lado, al 1acer re+erencia al cartonero co o trabajador, 0 ocultando las necesidades /ue encierra, se niega una intervención basada en la condición de pobreza desde la cual se estructura la i ple entación de esta estrategia. De este odo, la intervención estatal se aleja de las causas de la i ple entación asiva de esta estrategia por a plios sectores e,cluidos del los sujetos. (l no ser conceptualizada la situación de .ste -lti o en torno a sus necesidades, sino sobre la actividad /ue realiza en tanto trabajo, la responsabilidad por la reproducción de las unidades recae +uerte ente sobre el conjunto de esas bienestar. Esta intervención estatal debe en arcarse en las actuales pol&ticas sociales, +rag entarias 0 +ocalizadas sobre deter inados grupos con carencias de integración, centrándose sobre dic1os d.+icits 3as pol&ticas de á bitos locales sie pre presentan estas caracter&sticas, 0a /ue los á bitos locales son ultideter inados por lógicas econó icas /ue los e,cenden por lo cual sus intervenciones se dirigen a e+ectos de causas /ue no controlan. 6os parece i portante tener esto en cuenta a la 1ora de intentar analizar cual/uier pol&tica local, co o es el presente caso. 3a aparición del P!" co o nuevo actor se tradujo en un reconoci iento de la actividad del cartoneo, sin traducción práctica en el ca po del negocio de la basura "n obstáculo principal para el reposiciona iento de los recuperadores en dic1o ca po es la ausencia de todo tipo de regulación de la actividad econó ica para lo cual seria esencial la intervención del Estado corrigiendo las desigualdades /ue genera el ercado. :o0 sólo opera sobre los cartoneros co o el -nico ; is as unidades, en lo /ue Esping2(ndersen lla a un siste a +a iliarista de pol&tica social, es decir una pol&tica /ue reenv&a a la es+era +a iliar e individual la responsabilidad por su undo laboral, acentuando las estig atizaciones /ue 0a pesaban sobre ediante la cual los sujetos logran su reproducción, pero ta bi.n con la cual prestan un servicio bene+icioso para la ediante esta nueva +igura es un doble proceso: por un lado la legiti ación de una intervención de ordena iento de los sujetos /ue la realizan, lo /ue i plica is a 0 as& +avorecer los intereses de los vecinos centrados en la

ele ento del proble a. "na intervención del P!", co o pol&tica p-blica, sobre los restantes ele entos /ue co ponen la cadena econó ica del reciclado, per itir&a iniciar un proceso redistributivo de la ri/ueza generada por la actividad, +avoreciendo a los actores del capital social de estos sectores ( partir de esto, la posibilidad de intervenciones en torno a la asociatividad de los sujetos puede constituirse en un ele ento válido en la a pliación de dic1o capital. Esta l&nea de intervención deber&a co ple entarse con otra dirigida a lograr estructurales en torno al trabajo no parecen En este sentido, el á bito odi+icarse en el corto plazo. arco +.rtil para el desarrollo de acciones odi+icaciones en las visiones /ue los sujetos 0 la co unidad tienen sobre la actividad, teniendo en cuenta /ue las condiciones edioa biental proporciona un ás d.biles. El aspecto relacional se presenta co o estrat.gico a la 1ora de pensar en la construcción o reconstrucción

tendientes a la revalorización de la actividad cartonera. Por/ue si lo /ue se busca es incluir, ello nunca se logrará, co o dice *astel, desde la inutilidad, sino al contrario desde la aptitud de los sujetos para crearse creando su undo. *56*3"%I56E% En este trabajo intenta os adentrarnos en los procesos de e,clusión acontecidos en las -lti as d.cadas, producidos por el derru be de la condición del trabajo. Para ello nos centra os en el +enó eno de los cartoneros, en tanto nuevo actor e ergente de esta situación. 3a actividad presenta una potencialidad no sólo para una reproducción de supervivencia, sino para un consu o a pliado de sus ie bros. (1ora bien, la actividad regulada sólo por las +uerzas del ercado, genera condiciones de sujeción e injusticias en la práctica de la actividad. En este aspecto la ausencia del Estado legiti a estas relaciones de producción, abandonando a los sujetos con enor capacidad de incidencia en las decisiones sobre las regulaciones en torno a la actividad. El ediadora 0 protectora. is os estado delega as& la responsabilidad de la reproducción a las unidades +a iliares, alejándose de su antigua +unción *on respecto a la capacidad de generar una inserción relacional de los sujetos, la estrategia per ite reconstruir relaciones, pero ellas se constitu0en en con+lictivas con otros actores, d.biles entre los la antigua adscripción a la cultura del trabajo 0 en pugna con los otros actores. 3as pol&ticas i ple entadas a nivel local, en torno a una +ocalización sobre deter inados colectivos, co o en este caso, se uestran incapaces de generar un proceso de integración de estos sectores, en los ediante el trabajo 0 el Estado Bene+actor. t.r inos en los cuales se 1ab&a realizado en el pasado sujetos. Estas relaciones parten de una luc1a si bólica en torno a sus identidades, reconstruidas a partir de

Desde nuestra pro+esión considera os co o eje +unda ental a intervenir el aspecto organizativo El desarrollo de esta perspectiva se ve li itado por el encuadre institucional /ue le da el ejecutivo local al proble a de los cartoneros. Por otro lado la actividad se institucionalizó co o individual apo0ada en los pará etros i puestos por la cultura neoliberal de individualis o 0 co petencia. !o per con esta cultura i plica un trabajo en si En este is o, trabajo necesario si considera os a la asociatividad i prescindible para disputar la ri/ueza generada por la actividad. arco, el trabajo social debe aportar su saber 0 cuestiona iento para lograr, tanto en el trabajo cotidiano co o en la construcción de conoci ientos las 1erra ientas necesarias tendientes a +ortalecer las identidades 0 los lazos /uebrados entre a/uellos /ue cree os /ue otro pa&s es posible.

D