You are on page 1of 9

¿Cómo contribuir al lenguaje matemático en la carrera de Cultura Física?

Facultad de Cultura Física “Manuel Fajardo” Isla de la Juventud (Cuba)

Lic. Alberto González Rodríguez MsC. José Lorenzo Calderón Díaz
aglez@cuij.edu.cu

Resumen El presente artículo aborda una de las dificultades que encuentran los estudiantes al comenzar los estudios universitarios en la carrera de Cultura Física en la asignatura de matemática. Dicho problema lo produce el desconocimiento que presentan en el dominio de lenguaje matemático, su simbología y estructuración utilizadas usualmente en las clases de matemáticas, así como la traducción del lenguaje común al lenguaje matemático y viceversa. También se aborda la importancia de la comunicación educativa y se presenta una propuestas de sistemas de acciones para contribuir al desarrollo del lenguaje matemático con algunas consideraciones que el profesor debe de seguir para minimizar las lagunas que presentan los estudiantes de esta carrera en el dominio del lenguaje matemático. Palabras clave: Matemáticas. Lenguaje matemático. Traducción. Acciones. Sistema de acciones. Comunicación. EFDeportes.com, Revista Digital. Buenos Aires, Año 18, Nº 186, Noviembre de 2013. http://www.efdeportes.com/

1/1

Introducción
En los diversos trabajos que tratan sobre las dificultades que encuentran los alumnos al pasar de una enseñanza a otra y, en lo particular del preuniversitario a la universidad, están los relacionados con las nuevas exigencias del contenido de matemática. Las matemática como el resto de las disciplinas científicas, aglutinan un conjunto de contenidos con unas características propias y una determinada estructura y organización interna. Lo que confiere un carácter distintivo al contenido matemático es su enorme poder como instrumento de comunicación, conciso y sin ambigüedades. Abordar la problemática del aprendizaje de las matemáticas lleva a la actualización de los conceptos relacionados con la didáctica de la misma, pues el análisis de la actividad matemática y de los procesos de enseñanza y aprendizaje en la carrera de Cultura Física requiere adoptar un modelo epistemológico más detallado, considerando como objetos matemáticos las propias situaciones-problemas, el lenguaje, las propiedades y argumentaciones además de los conceptos y procedimientos. Junto a estos objetos matemáticos es necesario tener en cuenta en la organización de la enseñanza los procesos matemáticos de resolución de problemas, representación, comunicación, justificación, conexiones e institucionalizaciones. De ahí que al describir con detalles la actividad matemática se puede encontrar los siguientes seis tipos de objetos:  Problemas y situaciones (cuestiones, ejercicios, etc.)

Los conceptos y propiedades deben ser recordados al analizar las tareas. las argumentaciones sirven para justificar las propiedades. por otro lado. a saber: la simbología utilizada en matemáticas y. la estructura y presentación de los contenidos matemáticos. un lenguaje particular. conceptos. acciones. aunque sea gráficamente parecido.) El conocimiento y uso del lenguaje matemático es imprescindible para describir los problemas. Éstas deben ser conocidas con el objeto de poder interpretar lo que se quiere decir con ellas. deductivas. etc. etc. sin posibles equívocos. gráficos. con demostraciones de su veracidad. El objetivo del articulo es reflexionar como el uso adecuado del lenguaje matemático en cada una de las enseñanzas facilitaría la comunicación y disminuye la reacción apática y de rechazo hacia la asignatura por parte de los estudiantes. cambiaría . siendo tajantes. una posible confusión. mientras que también la estructura de su presentación es idónea para su perfecta comprensión.) Conceptos (definiciones. Cuando se enseña lenguaje matemático debe hacerse referencia a dos cuestiones distintas pero interrelacionadas. La simbología matemática está repleta de signos o caracteres gráficos que son como las “palabras” de un idioma. la comunicación. el cual simplifica. Cada uno de estos símbolos es necesario para la perfecta construcción de ideas. lo cual lleva a que el estudiante incremente las lagunas en el aprendizaje de estas ciencia y al llegar a la universidad y encontrar que la exigencia de las explicaciones se basa sistemáticamente en el empleo riguroso de este lenguaje. En la experiencia del trabajo de los autores en su tránsito con profesor de la enseñanza media se pudo constatar como pocos profesores de este nivel emplean en sus clases una simbología matemática rigurosa. y en definitiva hace imposible la comunicación. específico. así como poner a disposición de los docentes que imparten esta asignatura en las carreras de Cultura Física un sistema de acciones que permita contribuir a su desarrollo del lenguaje matemático. que podemos llamar lenguaje matemático. algoritmos. exacta. reglas de uso) Propiedades de los conceptos y acciones. a partir de entonces se propaga el desconocimiento entre los alumnos. sus contenidos. al tiempo que se deben utilizar para decir lo que se quiera. en algunos casos.     Lenguaje (términos. y por otro lado clarifica y designa de una manera exacta. las afirmaciones son presentadas de una manera propia. de manera que la sustitución de alguno de ellos por otro diferente. En este lenguaje. como la mayoría de las ciencias y otras disciplinas del saber. Desarrollo La matemática tiene. Todos y cada unos de los símbolos de escritura definidos y utilizados tienen una tarea determinada. etc. y sin permitir ambigüedades. propiedades y argumentaciones. expresiones. interpretación. Argumentaciones (inductivas.) Acciones (técnicas. De ahí que su desconocimiento por parte de estudiantes y profesores produce errores de construcción.

todas y cada una de las “palabras” matemáticas tienen un significado particular. Sin embargo.totalmente el significado. superando el esquema clásico al incluir factores socioculturales del contexto en el que se desarrollan dichos procesos educativo-comunicacionales. de establecer un intercambio que genera reflexión. crítica y construcción de significados compartidos. Es decir. La comunicación educativa ha tomando fuerza desde la década de los „60. Corolario. que crea las mejores condiciones para desarrollar la motivación del alumno y el carácter creador de la actividad docente. a través de una negociación constante entre los participantes (alumno-profesor y profesor-alumno). autor que corresponde con la pedagogía marxista. no se restringe a la asimilación de contenidos o técnicas. En general. Ohl y Castro. tanto en el aula como fuera de ella. . que expresa la interacción entre los sujetos de la actividad y permite la apropiación sociohistórica de todo el desarrollo de la humanidad por cada uno de los seres humanos. Kan Kalix. a través de experiencias del individuo. Demostración. debido a su identificación como un campo de estudio interdisciplinario que aporta nuevos conocimientos para la explicación de los procesos educativos. Lema. causarían alarmismo. Leontiev la define como la comunicación del maestro con los escolares en el proceso de enseñanza.). no existiendo la posibilidad de sinónimos. 1996: 34). y se permiten errores de “expresión” que. El aprendizaje es el proceso por el cual el comportamiento se modifica producto de la experiencia. etc. Para algunos autores como Sarramona (1988) y Gutiérrez (1974) educar es comunicar y comunicar significa dialogar lo que da lugar a una forma particular de relacionarse. en el caso del ejemplo antes mencionado del estudiante de idioma. estos alumnos tendrán muchas dificultades para avanzar en los conocimientos adquiridos por desconocer la base de las herramientas matemáticas. (Ojalvo.que tiene lugar en el proceso de enseñanza y educación y posee determinadas funciones pedagógicas. por el contrario se da. Teorema. en las asignaturas de matemáticas no se evalúa al alumno el lenguaje matemático. Implica horizontalidad e interacción. de la subjetividad humana. 1994: 2). La presentación de los contenidos matemáticos se realiza mediante enunciados con nombres o etiquetas (como por ejemplo: Definición. define a la comunicación pedagógica como un tipo especial de comunicación profesional -la del profesor con sus alumnos. Proposición. para formar correctamente la personalidad del alumno (Ojalvo: 1994: 3). Moreira. La comunicación constituye un proceso determinante para el desarrollo del pensamiento. de manera que cada una de ellas predice su contenido. se sabe que el aprendizaje no se da por medio de copia o memorización de determinados contenido. De tal forma que en el futuro. sino también por sentimientos y emociones (Matheus.

para que el flujo de los mensajes pueda circular en ambos sentidos. lenguaje que nos permite describir muchos de los modelos de carácter cuantitativo que suceden a nuestro alrededor y sin el cual sería difícil describir y hacer comprensible la matemática misma. por ejemplo. condiciones como:    Postura abierta en el emisor y en el receptor para lograr un clima de mutuo entendimiento. dominio. si bien mayoritariamente lo haga de educador a educando. Aquí las reglas pueden ser operadas sin referencia directa a ningún significado. donde el receptor se va apropiando de el y a medida que lo utiliza va aumentado el conocimiento de la ciencia. radio tienen un significado específico y particular en la ciencia de las matemáticas. unificadas por la unidad de la tendencia a estudiar sus objetos como sistema. palabras como función. problemas de lenguaje. así como desarrolla el pensamiento matemático y su interrelación con los problemas que se le presentan en la vida cotidiana. disminuye el rechazo y la apatía a esta ciencia y por consiguiente está en mejores condiciones para enfrentar los desafíos de los estudios universitarios. el estudiante se apropia de los diferentes contenidos. esta ha de reunir ciertas características. es decir. Es bueno considerar para su aplicación que el enfoque sistémico “…es un término colectivo.Cabe precisar que para que la comunicación educativa sea eficaz en la enseñanza de las matemáticas. que dan sentido a la palabra: ¿primero el pensamiento y después el lenguaje? El lenguaje escrito de las matemáticas opera desde el nivel semántico. Es bueno precisar que cuando se garantiza una adecuada comunicación en este escenario. con el cual se denominan las direcciones metodológicas que aparecen en las diferentes ciencias concretas. Aquí radica la importancia de hablar del lenguaje de la matemática. El emisor debe utilizar un riguroso lenguaje y exigir por el uso adecuado de este en las clases. como en el trabajo simbólico que se desarrolla cuando operamos con inecuaciones o ecuaciones. Piaget (1954) acepta que puede haber un desarrollo paralelo del aspecto lingüístico y el cognitivo. los símbolos y las notaciones tienen un significado claro y preciso. Martín Manuel Socas (1989) advierte que el conocimiento de nuestro lenguaje no bastará para resolver los problemas que plantean las matemáticas. Bidireccionalidad del proceso. en general. que quizás están ambos relacionados en el desarrollo del niño con estrategias más generales subyacentes. y un nivel sintáctico o de relaciones lógicas de los elementos que conforman una expresión matemática. Las dificultades que se encuentran en la enseñanza y aprendizaje de las matemáticas son. que difiere del lenguaje común. Interacción en el proceso. las palabras tienen para las matemáticas un significado propio y distinto del que se le atribuye a estos términos en la vida cotidiana. distinto al existente desde el lenguaje natural.” . que suponga la posibilidad de modificación de los mensajes e intenciones según la dinámica establecida.

propiedades y medios en que se desenvuelve. . subsistemas. teniendo como fundamento la teoría de Lev Vygotski sobre la zona de desarrollo próximo. en el desarrollo de los diferentes procesos y fenómenos de la naturaleza y la sociedad”. elementos. por cuanto su ejecución contempla la iniciativa y la creatividad que aporte cada uno de los sujetos que en ellas participe. capacidades y las actitudes de los sujetos. donde cada una de ellas actúa como eslabón de una misma cadena. colectivo o individuo en cuestión. Existe una estrecha relación entre cada una de ellas. El conjunto de acciones que se propone. las habilidades. tiene que cumplir las siguientes características:      Flexibles. 2. Desde sus propiedades exteriores y totales. a las características de cada nivel. Desarrolladoras. Estos elementos relacionados con la teoría general del sistema y el enfoque sistémico. Los nexos e interrelaciones que se establecen pueden ser internos o externos y tienen sus bases en el principio de la concatenación universal. de modo que también el carácter participativo las identifica en su concepción y desarrollo. El carácter flexible y dinámico significa que se pueden adaptarse a las condiciones concretas en que se apliquen. El carácter desarrollador está presente en las acciones de la propuesta. Dinámicas.Otros autores entre los que se encuentran Orlando Carnota Lauzán (1981) y Trimiño Velásquez (2004) refieren de manera operacional que el sistema es “un todo único integrado por diferentes partes entre las cuales se da una relación dialéctica de independencia. Desde la comprensión del sistema como subsistema de otro más amplio. 3. Cualquier sistema estudiado exige tres niveles diferentes de descripción: 1. relaciones e interrelaciones. desde una perspectiva dialéctica-materialista. que estimulen las potencialidades contenidas en los sujetos y que aún no han sido reveladas hasta tanto se creen las condiciones para ello y exista la necesidad real. El enfoque sistémico reconoce el estudio del objeto como un sistema. Participativas. aunque son relativamente independientes. sustentan la propuesta de sistema de acciones. Desde su estructura interna y del aporte de sus componentes a la formación de sus propiedades totalizadoras del sistema. partiendo siempre de las necesidades diagnosticadas tanto en la esfera del conocimiento. que significa el planteamiento de metas cada vez más complejas. Objetivas. considerando sus objetivos.

o Impulsos que puede dar el profesor. Relacionar los datos que dependen a través de las variables asignadas a estos últimos. Una de las acciones que el docente puede desarrollar en el aula. Acciones encaminadas a desarrollar del lenguaje común al matemático 1. Sistema de acciones para contribuir al desarrollo del conocimiento del lenguaje matemático Es importante que el docente desde la clase cree en el estudiante habilidades para la traducción del lenguaje común al algebraico y viceversa.  Identificar los datos que están relacionados directamente entre si.  Asígnale variables a los datos que están relacionados directamente.  Lee el texto detenidamente en varias ocasiones. siendo riguroso en el uso del lenguaje matemático. a partir del diagnóstico de sus estudiantes. Asignar con variables los datos de los cuales dependen o se derivan los demás. o Impulsos que puede dar el profesor. Precisar los datos de los cuales dependen o se derivan los demás. 5. Comprobar que las relaciones determinadas en el lenguaje algebraico reflejan totalmente la situación dada en el lenguaje común. para la comprensión de los diferentes contenidos en la asignatura de matemática. o Impulsos que puede dar el profesor. 4.  Identifica palabras claves y busca su significado correcto.  Divide y analiza el texto en cada una de las oraciones.  Analiza las variables asignadas y la relación con los datos. lo cual ayudaría a la comunicación del docente y el alumno en el desarrollo del proceso docente educativo y fuera de este. lo cual convertiría el lenguaje algebraico en un lenguaje común para el estudiante en cuanto a la comunicación dentro de los contenidos matemático. 2.La objetividad debe estar presente en cada una de las acciones al estar en función de satisfacer necesidades concretas de la realidad del desempeño profesional del directos. 3. con la premisa de que cada acción complementa el desarrollo de la otra y en su conjunto el desarrollo de la habilidad de comprender de un lenguaje a otro.  Anótalos en algún lugar según relación.  Escribe cada expresión algebraica o cada ecuación que obtengas al relacionar o combinar todos los datos que se te dan. tanto en el plano colectivo como individual de la institución escolar de que se trate. Leer y analizar detenidamente la situación dada en el lenguaje común. o Impulsos que puede dar el profesor. . o Impulsos que puede dar el profesor.  Escribe el dato que asignaste a cada variable.

 Escribe el dato que asignaste a cada variable o a cada expresión algebraica. Asignar las variables a las expresiones algebraicas que aparecen en la situación dada a través de los cuales se va a traducir la situación dada al lenguaje común. o Impulsos que puede dar el profesor. Acciones encaminadas a desarrollar del Lenguaje matemático al común 1. Formular en el lenguaje común. lee nuevamente el texto y verifica que todas las palabras claves se han tomado en cuenta y que el texto está reflejado totalmente en estas.  Expresa en lenguaje común el algoritmo a seguir.  En correspondencia con las operaciones algebraicas. Revisa las variables que asignaste a los datos con los cuales crees que están relacionados directamente todos los demás. 4. o Impulsos que puede dar el profesor.  Del contenido matemático seleccionado o de los datos recopilados de la vida práctica. 3. 2.  Selecciona el contenido matemático o recopila datos de la vida práctica a través de los cuales quieres traducir la situación dada al lenguaje común. precisa el o los datos a través de los cuales se va a traducir la situación dada al lenguaje común.  Deja por escrito ese o esos datos. tomando en cuenta el análisis que has realizado anteriormente. 5. Precisar el área de la Matemática o el contexto de la vida práctica a través de los cuales la situación dada se quiere reflejar en el lenguaje común. o Impulsos que puede dar el profesor. .  A cada dato o datos seleccionados anteriormente asígnales la o las variables o las expresiones algebraicas que aparecen en la situación dada. o Impulsos que puede dar el profesor.  Determina todas las operaciones algebraicas. de cálculo y los signos que aparecen en la situación dada. así como cada expresión algebraica o ecuación obtenida. selecciona las palabras claves que de manera acertada estos representan atendiendo a los datos a los que asignaste las variables o las expresiones algebraicas. o Impulsos que puede dar el profesor. Precisar el dato o los datos a través de los cuales se va a traducir la situación dada al lenguaje común. Analizar detenidamente la situación dada en el lenguaje algebraico. de cálculo y signos que aparecen en la situación y relaciónalas con todas las posibles palabras claves que estas puedan representar.

la . que sirvan para recordar los conocimientos adquiridos en los diferentes niveles. 6. son precisos y tienen un significado concreto. La previsible dificultad inicial. combinando las notaciones más intuitivas y didácticas. las interrelaciones con otros elementos definidos. se puede ver recompensada por la utilidad que el propio alumno irá descubriendo en el uso de un lenguaje preciso y claro En segundo lugar. la presentación y nomenclatura a la hora de introducir nuevos contenidos y sus propiedades. En primer lugar. deberían ir dirigidas en dos ámbitos. o Impulsos que puede dar el profesor a sus alumnos  Traduce el texto elaborado en lenguaje común al lenguaje algebraico y verifica que obtienes la situación dada algebraicamente o una equivalente a ella. la incorporación progresiva del lenguaje matemático en el quehacer diario de las clases de cada una de las enseñanzas hasta llegar al bachillerato. sustituyéndolo totalmente por métodos quizás más pedagógicos pero menos científicos y. sobre todo. junto con la exigencia rigurosa del lenguaje matemático. y particularmente con respecto al problema del escaso conocimiento del lenguaje matemático. de presentar dichos contenidos. tienen un denominador común. sino en la manera. Conclusiones La enseñanza de las matemáticas en niveles anteriores a la universidad incide no en sus contenidos. o que debe ser conocido por el alumno. Así. las formas. de manera que su uso sea habitual.Elabora un texto en el lenguaje común donde reflejes de manera clara y coherente los datos y todas las relaciones o combinaciones derivadas de las palabras claves seleccionadas.  Las posibles acciones a llevar a cabo con el fin de subsanar o amortiguar el problema del insuficiente conocimiento del lenguaje matemático por parte de los alumnos que comienzan los estudios universitarios. Es decir. sino un recordatorio exhaustivo. el escaso uso del lenguaje matemático en estas etapas de la docencia. Comprobar que la situación formulada en el lenguaje común se modela a través de la situación dada en el lenguaje algebraico. no siendo en ningún caso sustituibles por otros. siempre y cuando la materia incluida en estos cursos no sea una ampliación de lo ya conocido. Todos los símbolos contenidos en este lenguaje. la realización en la universidad de cursos de matemáticas básicas. y su uso es necesario para “saber lo que se dice” y “decir lo que se sabe”. que pueden ser más o menos adecuados. aunque sean parecidos en su grafía. los temas. De los contenidos en los dos ámbitos citados. se desprenden ciertas ideas que deberían ir dirigidas a que el profesor debe hacer entender al alumno que:   El lenguaje matemático es la única vía de comunicación en matemáticas. ya sean numéricos u otros. que se parecen poco a los que posteriormente se utilizan en estudios superiores.

Hernández.E. A. Zapata. Anaya. J. y otros (1992). McGraw-Hill. Venezuela. Sociedad andaluza de educación matemática.. S.F. Estándares curriculares y de evaluación para la educación de matemática. Peña & otros (2002). M. factor imprescindible cuando se pretenda ahondar o ampliar en los conceptos dados. 2-3-7. A. Editorial Síntesis. Fausto. en la Universidad de la Cultura Física y el Deporte. debe ser presentado poco a poco. Alvarez. y otros (1996). las estructuras matemáticas. Formación de lectores y escritores autónomos. Madrid.          . Edición en Castellano. Editorial Pueblo y Educación. Serrano. Gascón. Cuba. Matemáticas 2. ICE de la Univ. Socas. Argentina. en definitiva. P. Homo Sapiens Editores. Ediciones Morata. García La Rosa. 26. Pensamiento y lenguaje. Todo lo que se avance en este sentido irá en beneficio de facilitar el impulso que necesitan los alumnos al comenzar en el nivel superior. Universidad de La Habana. la simbología matemática. Delgados & otros (2001). CEPES 1994. “Cambios en el contrato didáctico: el paso de estudiar matemáticas en secundaria a estudiar matemáticas en la universidad”. Bibliografía   Abellanas. (2000). Santiago de Cuba. M. Serie Cultura y Aprendizaje. de manera que su utilización sea habitual y no se produzca un cambio tan brusco al comenzar la carrera de Cultura Física. y otros (1997).A. L. Traducir del lenguaje común al algebraico y viceversa: habilidades básicas para la resolución de problemas en la secundaria básica. Tomo I. Vytgotski. Buenos Aires.falta de rigor matemático. (1998). I. (2004). Matemáticas: ¿Un problema de lenguaje? Fernández. Acta de Jornadas de la VII reunión  ASEPUMA. Año 12. “Algunas consideraciones      sobre la influencia de los estudios previos en las calificaciones de matemáticas para alumnos de la diplomatura de empresariales”. Editorial Fe y Alegría. J. (1999). H. Ed. (1990). Revista SUMA. S. Editorial Armonía. Instituto Superior Pedagógico "Frank País García". Nº 145. CEPES 1994. V. Pimm. (1989). día a día. J. Ballester. Cuestiones de la didáctica matemática. progresivamente. Aprendiendo matemáticas. Parra. Metodología de la Enseñanza de la Matemática. D. La enseñanza de las matemáticas en el aula Colección: Procesos Educativos Nº 18. Ed. Madrid. J (1989). Colera. Revista Teddi (2002). el lenguaje matemático. donde los alumnos se encuentran con una nomenclatura y unas formas de dar las clases muy distinta a la que están acostumbrados. Andonegui. J. En la opinión de los autores. Editorial Fe y Alegría. Matemáticas II.. Masero. Editorial Fe y Alegría. Gómez. El Lenguaje matemático en el aula. Ortega. Cuba. J. D. El desarrollo del pensamiento lógico. S. Thales. Comunicación Educativa. Ojalvo. Mérida. de Zaragoza.. L.A. Iniciación al álgebra. (1997). y Ortega.