El virus del papiloma humano ('VPH o HPV del inglés human papilomavirus) son un grupo diverso de virus ADN

perteneciente a la familia de los Papillomaviridae y representan una de las enfermedades de transmisión sexual más común, conociéndose más de 100 tipos virales que, en relación a su patogenia oncológica, se clasifican en tipos de alto y de bajo riesgo oncológico. La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) considera que los tipos de VPH 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59 y 66 son carcinógenos para los humanos –tipos de alto riesgo oncológico- y que otros tipos, incluidos el VPH 6 y el VPH 11, son posibles carcinógenos para los humanos –tipos de bajo riesgo oncológico-.[1] Como todos los virus de esta familia, los VPH sólo establecen infecciones productivas en el epitelio estratificado de la piel y mucosas de humanos, así como de una variedad de animales. La mayoría de los VPH descritos no causan ningún síntoma en la mayor parte de la gente. Algunos tipos de VPH pueden causar verrugas o condilomas, mientras otros pueden generar infecciones subclínicas, que pueden (en una minoría de casos) dar lugar a cáncer cervical, cáncer de vulva, vagina y ano en mujeres, o cáncer de ano y pene en hombres.[2] La mayor parte de la gente infectada por VPH desconoce que lo está.[2] Todos los VPH se transmiten por contacto piel a piel.

Entre treinta y cuarenta tipos de VPH se transmiten normalmente por contacto sexual e infectan la región anogenital. Algunos tipos de VPH transmitidos por contacto sexual pueden producir verrugas genitales. La infección persistente con algunos tipos de VPH transmitidos sexualmente denominados de «alto riesgo» (diferentes de los que causan verrugas) puede evolucionar y producir lesiones precancerosas y cáncer invasivo.[3] La infección con VPH es la causa principal de casi todos los casos de cáncer cervical,[4] aunque en la mayor parte de las infecciones con este tipo de virus no se produce ninguna patología. En el año 2008 el médico alemán Harald zur Hausen (1936–) recibió el Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de VPH como una causa de cáncer cervical.

La mayor parte de las infecciones con VPH en mujeres jóvenes son temporales, y tienen poca importancia a largo plazo. El 70% de las infecciones desaparecen en 1 año y el 90% en 2 años.[5] Sin embargo, cuando la infección persiste —entre el 5 y el 10 por ciento de las mujeres infectadas— existe el riesgo de desarrollar lesiones precancerosas en el cuello del útero (el cérvix), que puede progresar a cáncer cervical invasivo. Este proceso normalmente lleva entre 15 y 20 años, dando muchas oportunidades a la detección y el tratamiento de las lesiones precancerosas, a menudo con altas tasas de curación.

En los países con recursos financieros suficientes se utiliza el test cervical papanicolaou (pap) para detectar células anormales que podrían degenerar en cancerosas. Un examen cervical (inspección visual) también puede detectar verrugas y otros crecimientos anormales, que aparecen como manchas blancas en la piel cuando se lavan con ácido acético. Las células anormales y cancerosas

La proteína pRb es uno de los principales reguladores del ciclo celular. a nivel mundial. UU.[28] . que funciona uniéndose e inhibiendo la actividad del factor de transcripción E2F. y además las proteínas asociadas p107 y p130. Las vacunas VPH.900 fallecimientos en EE. inactivándolo. normalmente con un asa cauterizante o – más frecuentemente en el mundo desarrollado – por congelación (crioterapia). que normalmente no se dividen y no replican su ADN.pueden elimimarse con un procedimiento simple. el virus debe inducir la síntesis de ADN celular: ésta es la función de la proteína viral E7. adecuados para centros con pocos recursos. entre el 80-85% de los fallecimientos por cancer cervical tienen lugar en los países en desarrollo. se producen 490. lo que permitirá realizar tests de manera sistemática en lugares donde ahora no es posible en África. necesaria para la amplificación del genoma viral. El cáncer cervical presenta una elevada mortalidad en áreas pobres en recursos. Cervarix y Gardasil. E7 se une a pRb. éste activa la expresión de genes implicados en la progresión en el ciclo celular y en la síntesis de ADN. Recientemente se han desarrollado tests de ADN para detectar VPH. de manera que la célula entra en la fase S del ciclo celular y se activa la maquinaria de replicación del ADN. pueden conducir a reducciones mayores. más sensibles que el test pap y la inspección visual.000 fallecimientos. Cuando pRb libera E2F. Se están desarrollando también tests de bajo coste.[6] [7] Sobre todo debido a que el test pap es difícil de mantener en centros con pocos recursos. pero aun así hubo 11. Asia y Latinoamérica. por lo que para replicar sus genomas de ADN de doble hebra utilizan la maquinaria de la célula huésped. consiguiendo mantener el queratinocito diferenciado en un estado propicio para la replicación del genoma viral y la expresión tardía de los genes estructurales. en el año 2008. que previenen la infección con los tipos de VPH que causan el 70% del cáncer cervical (tipos 16 y 18). Los tests pap han reducido la incidencia y los fallecimientos por cáncer cervical en el mundo desarrollado. La proteína diana más importante de E7 es el producto del gen supresor tumoral denominado pRb.000 casos y 3. Como la replicación vegetativa tiene lugar en los queratinocitos diferenciados.000 casos y 270. Los papilomavirus no poseen enzimas para replicar su ADN.[6] [8] Efecto sobre el ciclo de la célula huéspedLos oncogenes virales E6 y E7 modifican el ciclo celular.

lo cual explica en parte las diferencias en su capacidad oncogénica. asociado al efecto anti-apoptótico resultante de la inactivación de p53. por su función central en la reparación del ADN dañado y la activación de la apoptosis (muerte celular programada) cuando las lesiones no pueden repararse. En el caso de las lesiones precancerosas producidas por VPH.Los productos del gen E7 de los tipos de alto riesgo VPH 16 y 18 se unen a pRb con mayor afinidad que proteínas E7 de virus no-oncogénicos. Por ello. ya que la integración del ADN viral en el genoma celular es un suceso que ocurre con muy baja frecuencia. potencialmente tumorigénicas. aunque utilizando diferentes mecanismos. Los papilomavirus oncogénicos. manteniéndola con vida hasta que ha generado una cantidad suficiente de progenie viral. como VPH 6 y 11. La proteína p53 es por ello fundamental para mantener la integridad del genoma y destruir las células dañadas. este tratamiento es eficaz porque VPH produce lesiones superficiales bien localizadas. Por su parte. el virus debe actuar sobre las vías indicadas. La proteína p53 es el producto de otro gen supresor tumoral.[28] La acción conjunta de E7 (inhibiendo pRb) y E6 (degradando p53) produce un efecto sinergístico en la activación del ciclo celular. Las células que han sido transformadas por papilomavirus en células cancerosas son incapaces de replicar el genoma viral. Sin embargo. estudios clínicos muestran que más del 50% de los casos de cáncer en humanos presentan mutaciones en p53. es una potente combinación oncogénica. el objetivo final del virus no es inducir una transformación maligna en la célula huésped. y los VPH no producen infecciones sistémicas. En gran parte.[28] . de manera que se inhibe la apoptosis de la célula infectada. sólo una pequeña proporción de individuos infectados con VPH presentan cáncer. a través de la vía proteolítica mediada por ubiquitina. el tratamiento más adecuado es la eliminación de las zonas afectadas mediante cirugía.[28] [editar] Tratamiento de las infeccionesEl tratamiento de las infecciones con VPH se basa en la actualidad en la utilización de algunas cremas tópicas disponibles. dando como resultado la proliferación descontrolada de las células infectadas por el virus que. el virus del simio 40 (SV40) y los adenovirus han evolucionado generando proteínas que reconocen e inhiben la actividad de p53. De hecho. La función principal de E6 es dirigir la degradación de p53. por lo que el virus no puede replicarse de forma independiente ni generar viriones. el producto del gen E6 de los tipos VPH 16 y 18 se caracteriza por su capacidad de mediar la destrucción de la proteína p53. que se ha denominado «el guardián del genoma». sino replicar su genoma para finalizar un ciclo de vida productivo. ya que éstas sólo contienen una parte del genoma del virus que se ha integrado en su genoma. cuya actividad antiviral no es bien conocida o que actúan activando una respuesta inmune local contra el virus. y para replicarse en células diferenciadas.

la presencia de verrugas no es regla de que esté ausente la posibilidad de la presencia de tipos de alto riesgo del virus. estas verrugas planas no se asocian con el desarrollo de cáncer. Verrugas planas: se ubican comúnmente en los brazos. Los tipos cutáneos de VPH no suele causar usualmente verrugas genitales y no se asocian con el desarrollo de cáncer. como las VPH-1 y VPH-2. Sin embargo. [editar] Cáncer . pero pueden aparecer en otras áreas. y típicamente elevada ligeramente por encima de la piel circundante.Verrugas cutáneas Verruga producida por VPH. resuelve la infección rápidamente sin siquiera desarrollar verrugas u otros síntomas. causan verrugas comunes. Aunque hay una amplia variedad de tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales. como rodilla y codo.Verrugas comunes: algunos tipos «cutáneos» de VPH. generalmente causando dolor al caminar. Como las verrugas comunes. estas planas se presentan más en niños y adolescentes. Verrugas plantares: se encuentran en la base del pie. Sin embargo. Los tipos de VPH que tienden a causar verrugas genitales no son los mismos que causan cáncer cervical. alrededor de la uña o en la cutícula (periungual). en la vasta mayoría de casos. Se puede transmitir el virus a otros aún si no se ha desplegado ninguno de los síntomas de infección. esta no es causa de no hacerse adecuados tests rutinariamente administrados.Pueden ser más difícil de tratar que otras verrugas de diferentes lugares. y crecen hacia adentro. desde que un individuo puede infectarse con múltiples tipos de VPH. cara o nuca. En personas con la función inmune normal. Verrugas subunguales o periunguales: se forman debajo de la uña (subungual).[31] [32] Mucha gente que adquiere verrugas genitales asociadas con tipos de VPH. Estas verrugas tienen una superficie característica de coliflor. los tipos 6 y 11 dan cerca del 90% de todos los casos. [editar] Verrugas genitalesLas Verrugas genitales o anales (Condilomata acuminata o verrugas venéreas) son los signos mas reconocidos de esta infección del VPH genital. encontradas con frecuencia en manos y pies.