EL SIGNIFICADO DE LAS PALABRAS

Material realizado por la Lic. Ingrid Geertsen a partir del Diseño Curricular (Tomo I, páginas 21-33) La idea de provocar cambios en el curriculum no es sólo una variación de nombres, de categorías; la idea es que sea un instrumento al servicio de la transformación, que facilite a la escuela y a sus docentes intervenir en la educación desde otra perspectiva.

prescriptivo

diseño espacio curricular y recorridos

Ya no hablamos de

disciplina o materia

sino de

y unidades,

Pero, de todas formas, tenemos que seguir planificando…

¿PARA QUÉ?
Las definiciones, selecciones, opciones que realizamos los docentes, forman parte de un tejido institucional, donde se discute o interactúan -en algún nivel de intercambio- las siguientes cuestiones:

Estos interrogantes parten y se van constituyendo en relación a ciertos planteos teórico-epistemológicos, a demandas que circulan dentro de la comunidad educativa en relación a la escuela que se tiene y se quiere, a las utopías sociales que se sostienen o de las cuales se reniega.

1

Como sujetos sociales, en cada propuesta de enseñanza, nosotros, los docentes, ponemos en juego eso que venimos siendo y haciendo en relación a nuestra formación. Pero lo que ocurre en el aula no es atribuible únicamente a nuestras intenciones. La situación de enseñanza excede permanentemente nuestras anticipaciones y tensiona lo que hasta el momento teníamos como conocido. Esto tiene relación con la convergencia de los múltiples intereses de otros actores: el equipo de área, los pares de otras “disciplinas”, los grupos de estudiantes, la institución educativa, la comunidad a la que esta pertenece, lo que quiere el estado... Ahora bien, la instancia de planificación es una posibilidad para que podamos tomar distancia de lo que hacemos, para que podamos observar nuestras prácticas docentes y, gracias a otros aportes, en el diálogo con los otros que nos interpelan (especialistas, colegas, asesores, directivos… y, fundamentalmente, estudiantes) revisemos tales prácticas (las volvamos a ver con nuevos ojos). Así entendida, la planificación deja de ser un mero trámite administrativo donde volcamos la distribución de contenidos en el tiempo anual y cumplimos con lo que quiere “la Dire”. Así entendida, la planificación pasa a ser una herramienta que nos permite pensar, discutir y acordar el posicionamiento ético y político que asumiremos institucionalmente frente a la enseñanza.

¿POR QUÉ HABLAMOS DE “ESPACIOS CURRICULARES” Y NO DE “DISCIPLINAS”?

Como pretendimos explicar, en la elaboración de toda planificación intervienen, entre otros factores, 1. lo personal, 2. lo científico-disciplinar y 3. lo institucional. En relación a lo CIENTÍFICO-DISCIPLINAR cabe resaltar que la escuela secundaria no forma científicos ni artistas, ni comunicadores, ni guías de turismo, ni especialistas en ninguna ciencia, sino que ofrece una formación general básica en vistas a la futura vida ciudadana y a las futuras decisiones laborales-profesionales de los estudiantes. Lo que en primer lugar necesita el sujeto que transita la escuela secundaria es comprender el mundo, la sociedad, la vida cotidiana, los vínculos y convivencia ciudadana; a partir de ello es que se nos propone a los docentes pensar en espacios curriculares y no en propuestas científico-disciplinares. Espacios curriculares desde los cuales sean posibles las preguntas más que las respuestas anticipadas, los problemas ante todo… Espacios que constituyan una red, posibiliten diversas combinaciones y encuentros entre contenidos de varias “disciplinas”, distintos entrecruzamientos y “torsiones”. Lo METODOLÓGICO-ESTRATÉGICO adquiere entonces nueva dimensión. Los docentes al planificar debemos pensar ante todo, ideas, formas y modos posibles, respecto a cómo los contenidos pueden ser abordados para alcanzar mejores aprendizajes.

¿CÓMO ENSEÑAR?
Una estrategia es un método de acción propio de un sujeto en situación de juego, que con el fin de lograr sus objetivos sufre al mínimo y utiliza al máximo, no sólo las reglas sino también las incertidumbres y los azares de ese juego, Por esa razón, una estrategia no es algo rígido, sino que puede ser modificada, adecuada a la necesidad del juego.

2

El Diseño Curricular, retomando lo dicho en el Documento Nº 3 “Desde lo epistemológico a lo metodológicoestratégico”, destaca dos estrategias fundamentales: 1) La lectura y la escritura en tanto prácticas culturales, lo que implica considerar a tales prácticas como una responsabilidad de todos nosotros y no sólo de los profesores de Lengua. Ninguno de los que hemos elegido la carrera docente, sea cual fuere nuestra especialidad, podemos delegar la tarea de preparar a los estudiantes para la lectura y la escritura, es decir, todos debemos “introducirlos e involucrarlos en la cultura letrada.” (pág. 25) 2) De la misma manera, la enseñanza de la resolución de problemas se torna imprescindible en la educación en todos los niveles del sistema y no es sólo competencia de la “profe” de Matemáticas. “Su tratamiento en la escuela queda ampliamente justificado porque facilita la adquisición de aprendizajes con los que los estudiantes aprenden a aprender y es ésta, en última instancia, la razón más importante para considerar su inclusión en la enseñanza” (pág. 27)

¿CÓMO EVALUAR?
En relación a la evaluación de los aprendizajes –no como control, sino como oportunidad para nuevos aprendizajes-, en el Diseño Curricular se piensa esta instancia como formativa y procesual, sustentada en la diferenciación y regulación de los aprendizajes, es decir como medio para poder estimar el camino ya recorrido por cada sujeto evaluado y, simultáneamente, el que a cada cual le resta por recorrer.1 (Ver Documento 4)

ABANDONAR EL ENFOQUE CURRICULAR TRADICIONAL
Con frecuencia se afirma que la enseñanza es una actividad poco sensible a los cambios. Porlán se inclina por sugerir que “esto se debe a una imagen estereotipada de lo que es enseña; y lo que es denominado como curriculum tradicional no es percibido como una opción posible entre varias, sino como la manera normal de hacer las cosas, es decir la única opción posible…”2 La idea de que enseñar es transmitir verbalmente contenidos, de que el conocimiento es la suma de unidades conceptuales verdaderas y de que aquello que se escucha y se memoriza se aprende, son ejemplos de lo que se está sosteniendo. No obstante lo dicho, existen varias formas de enseñar, existen diferentes enfoques. Entre ellos, lamentablemente, sobresale el enfoque curricular tradicional que, según se explicita en el nuevo Diseño Curricular, presenta importantes déficit:   Falta de actualización científica rigurosa, ya que no coinciden las creencias que lo sustentan con el estado actual de ciertas disciplinas (epistemología, psicología, sociología). Un sustrato ideológico antidemocrático, en franca contradicción con los principios que se postulan deseables en nuestra sociedad.

El nuevo Diseño Curricular sostiene que sólo desde propuestas de enseñanza creativas, críticas, novedosas y complejas que aborden los problemas y contradicciones de los enfoques curriculares anteriores, se podrán diseñar y experimentar alternativas de cambio progresivo en el currículum. Se trata, sugiere Porlán, de combinar inteligentemente y con amplias dosis de flexibilidad lo que el profesor interpreta como conveniente y lo que el estudiante siente como interesante. Pero, en ese espacio, cabe aclarar cuál es el rol del profesor. El Diseño Curricular sugiere, por ejemplo, los siguientes ítems.  
1

Incluir dimensiones no tenidas en cuenta por los estudiantes, Aportar contraejemplos,

Perrenoud, P. (2008): La evaluación de los alumnos. De la producción de la excelencia a la regulación de los aprendizajes. Entre dos lógicas. Buenos Aires, Colihue. 2 Porlán, R. (1993): Constructivismo y escuela. España: Editorial Diada.

3

   

Organizar las actividades y tareas en torno a problemas, Ayudar a establecer relaciones, Provocar dudas, Indicar posibles soluciones…

Debe tenerse en cuenta que una metodología basada exclusivamente en la transmisión de los contenidos, tal como la concibe el curriculum tradicional, concibe los conocimientos como algo absoluto y formal, susceptibles de ser enseñados y aprendidos racionalmente y desvinculados de la realidad. Sin embargo, muchos de los fracasos escolares de los estudiantes se deben, como bien sabemos, a la dificultad que ellos tiene para relacionar con su vida diaria los conocimientos aprendidos. Por lo tanto las nuevas alternativas de cambio deben partir del hecho de que el conocimiento auténtico está en la realidad y que a través de procedimientos rigurosos se logra descubrirlo. Si la enseñanza se reduce a la secuenciación y organización de contenidos no es posible encauzar otros problemas productivos, prácticos, dilemas o intereses de los estudiantes. Los recorridos –como veremos a continuacióntienen esa prioridad: encauzar problemas productivos, prácticos, dilemas o intereses de los estudiantes y, en pos de ellos, enseñar los contenidos. En vez de planificar unidades (secuencias de contenidos), se nos sugiere planificar recorridos, es decir, secuencias de enseñanzas para poder establecer nuevas relaciones entre las prácticas y las teorías.

¿POR QUÉ HABLAMOS DE “RECORRIDOS” Y NO DE “UNIDADES”?

A partir de lo dicho, en el Diseño Curricular se propone planificar a partir de “Recorridos”, para significar las múltiples posibilidades de tratamiento de los contenidos. Los recorridos se asocian a una propuesta más flexible. Los recorridos ofrecen diversidad de posibilidades para el abordaje de contenidos desde nuevos enfoques, permiten pensar nuevas dinámicas y otros movimientos. Es una forma de promover “experiencias de aprendizaje variadas, que recorran diferentes formas de construcción, apropiación y reconstrucción de saberes, a través de distintos formatos y procesos de enseñanza que reconozcan los modos en que los estudiantes aprenden”3 Básicamente el recorrido es un nuevo formato que posibilita salir de la cuadrícula disciplinar que representa una manera fragmentada de abordar distintos conocimientos (contenidos) con diferentes metodologías, generalmente inconexos que distan de dar cuenta de una visión compleja de la realidad que estudian las ciencias. En el marco de lo explicitado, el Diseño Curricular propone la búsqueda de nuevos espacios y posibilidades curriculares, que viabilicen la integración inter o multidisciplinaria. Y el recorrido no es más que la forma de canalizar esa propuesta. En vistas de lo inter o multidisciplinario es que las capacitaciones sobre recorridos retomaron los ejes transversales (aunque no son la única forma de re-pensar las prácticas docentes).

3

CFE (2009): Resolución 84 Lineamientos Políticos y Estratégicos de la Educación Secundaria Obligatoria. Bs. As. Argentina.

4

LO TRANSVERSAL
 LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS: las nuevas prácticas de alfabetización (mediática, digital, electrónica) hacen referencia a la capacidad de leer y escribir distintos tipos de textos, signos, artefactos, matices e imágenes a través de las cuales se modifica el modo de vinculación y compromiso con la sociedad en un sentido amplio. Tener en cuenta, a la hora de planificar, la introducción de las nuevas tecnologías, sobre todo como ámbito productivo de acceso al conocimiento y de recreación de la cultura, es una oportunidad para reducir la brecha tecnológica que se ha acrecentado en estos últimos tiempos. LA EDUCACIÓN AMBIENTAL: la comprensión del ambiente como un sistema complejo, constituido por factores físicos, socio-culturales, económicos y políticos, interrelacionados entre sí, debe impulsar la construcción de una nueva racionalidad social reflexiva y crítica de la racionalidad económica y homogeneizadora dominante. La educación ambiental constituye una geografía del saber que de-construye el paradigma imperante, estimulando el diálogo de saberes con fronteras permeables. La educación ambiental ha de partir de un enfoque sistémico, donde lo uno y lo múltiple se piense conjuntamente. Donde se integren lo cierto y lo incierto, orden y desorden, en sus características antagónicas y complementarias. LA CONVIVENCIA EDUCATIVA: si se pretende llevar adelante una formación holística de los sujetos es necesario orientar las prácticas pedagógicas hacia la resolución conflictos en el marco de una convivencia pacífica. Para ello surge la necesidad de un cambio cualitativo en el rol de cada integrante de la comunidad educativa, como así también revisar y legitimar el lugar que ocupa la escuela para la sociedad en su conjunto. Construir la convivencia exige de la voluntad de comunicarse, la predisposición para otorgar y solicitar participación y la creación de espacios para lograrlo. El papel de los docentes en este proceso es primordial. Entonces, para poder ser Educadores para la Paz, es imprescindible contar con herramientas y estrategias alternativas de resolución pacíficas de conflictos que redundarán en una mejor convivencia escolar. EDUCACIÓN SEXUAL ESCOLAR: los modos de actuación, los valores, conocimientos y concepciones que se interiorizan a partir de la interacción de los sujetos entre sí, como seres sexuados que viven y se desarrollan en un contexto socioeconómico, posibilitan una determinada construcción simbólica, cultural, económica, política y social de la sexualidad. El Marco Orientador del Programa de Educación Sexual Escolar promueve a la misma como una labor de comunicación de conocimientos, actitudes y valores que se inicia en el seno de la familia y se va completando en el proceso de socialización. La escuela contribuye no sólo por la difusión de saberes que pueda organizar dentro de su oferta educativa, sino también porque la misma dinámica escolar favorece el encuentro entre pares que resulta ser la fuente más importante de búsqueda de conocimientos de los adolescentes. LOS PUEBLOS ORIGINARIOS: ante la necesidad de generar instancias de formación que permitan reconocer, analizar y modificar prejuicios que condujeron y conducen a la discriminación racial de este componente étnico, se ha incorporado este tema transversal. Al promover el conocimiento y la comprensión de culturas que habitaron y habitan el suelo argentino, con sus tradiciones, creencias e historias particulares, se espera contribuir a una actitud de valoración, respeto y tolerancia para con la diversidad cultural. PREVENCION DE CONDUCTAS ADICTIVAS: dada la necesidad de abordar la prevención de conductas adictivas en el ámbito educativo, se propone el enfoque de la Educación Preventiva, modelo que impulsa el abordaje del tema desde la tranversalidad, centrando la atención en el rol del docente como educador capaz de promover una mirada integral, desde dispositivos y herramientas pedagógicas pertinentes sostenidas en el currículum. Esta impronta totalizadora implica al mismo tiempo la especificidad de temas inherentes a la construcción del sujeto en situación escolar, y del que enseña, como coparticipe del hecho educativo. La complejidad del contexto social y sus emergentes requiere buscar nuevas formas de sentir, pensar y actuar que orienten en el conocimiento de la realidad, la adquisición de criterios y herramientas para posicionarse y tener la posibilidad de decidir por conductas saludables.

5