:.1 a.

-

1

Modelos de intervención osistenciol, socioeducotivo y teropéutico en

trobojo sociol

I

I,

I

Morío Loreno Molino Molino Morío Cristina Romero Sorn/ Bonnet

I

\

rEl

H
Ediioriol de lo Universidod de Costo Rico
I
J ¡ r u
,1

I I

I

1

l

T

t

M122m

36r..32

Molina Molina, Muía Lo¡ena, 1954Modelos de intenemión asistercialducaf.ivo y terapéuüco en trabajo saial

Lorena Moli¡a Molina, MarÍa Cristina Romero Saint Bomet. - l. ed., t'. reimpr - Sm José, C.R. : Editorial de la Universidad de Cosra Rica,
2004. 304 p. : il.

/

saieMa¡ía

tsBN 997?-67-650-X

l.
Títu1o.

TRABAJO SOCLAL - CASOS. I. Ro-

mero Saint Bomet,

lrlría Cristina, coautora. ll.

clP/t 399
CC/SIBDI.UCR
Edición ¡prob&j¡ prr l¡ Co¡¡sirlo Ediurirl de la Unirersid¡d de Cosb Rica
P¡rn¡ero

Pnrtr¡

crlrcrón

E!¡nprÉsxin: ?qX
LJ.

lü)l

Dtkño

F\iñrdr El*t 5¡oconin l.
Cosu Rrcr

Pn¡}lh¡iJ¡ l¡ rcpnxlucci(ln tr)tf,l o

Elionrl ,ic h L:ni\cr\lJ¡l \le Co(rr Ri.3. CiuJil Llñ\rrsitm¡ "Rclrilr) F$io Sat Jos¿. '\f!i,) lSlCúO'Tcl .1075110'Fu: 1075157.t'ági¡as.rh uw*r'drrori¡l ucre.cr

¡rciat

1i{os los dcrecl¡rs re*r,r¡.!os Hrcho cl dcfrósito Jr lcy.

|.

,t

I
i

Este texto didáctico es el resultado del Proyecto

lnnovador VD-PlE-96-001, auspiciado por la Vcerrectoría de Docencia y la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Costa Rica. El apoyo institucional hizo posible que buena parte del contenido del texto se lograse durante 1996-1997.

La digitación del texto estuvo a cargo de la señora Laura Torres, quien agradecemos proiundamente su rigurosidad e involucramiento con el contenido del libro.

I

¡

lntroducción....
Capítulo I El objeto y una tipología de los modelos de intervención
Lapráctícaprofesíonal

.

....15

ysusconceptualizaciones. Elementosconstitut¡vos:.. Lacomprensión latinoamericana
El ser humano: su.ieto-objeto común de las ciencias sociales Comprensiones acerca del objeto genérico del trabajo social Evolución y diversidad en la conceptualización del objeto La reconstrucción del objeto genérico: apremiante desafío

.......20 ......20 .......22 .......34
. . . . . . .34 . . . . . . 35 . . .41 . . . 44
I
I

Sobrelaconstitucióndel objetodel

trabajosocial

Contribuciones hacia una teoría de la intervención Loontológicode la intervención La epistemología de la intervención Lasfinalidadesy métodosde la intervención ..
La configuración de las nrodalidades de intervención desde el traba.io

. . . . . . .45

.......45

.......54 social social

. . . . .48

t, I
§

! t
I
I

Unbreverecorridohistórico

......58

. . .58

Hacia una definición de los modelos de inten,ención

...59

Capítulo ll El modelo asistencial
El origen y desarrollo de la acción asistencial en trabajo El dilemaasistencia-asistencialismo

social

..

.67

..

......70

Concepciones de la asistencia
Los componentes del modelo asistencial
75 75

Conceptualización Los aportes de Hill y Lutz en cuanto a métodos La categoría promoción social en el modelo asístencial y los métodos clásicos l-: burocratización en la asistencia social

76
7B

79
B5

Capítulo lll EI modelc socioeducativo promoc¡onal
Conceotualización del modelo
91

Lna sinopsis de cada método El método de Trabajo Socíal de grupo Método de desarrollo de la comunidad
Método básico, únicoo integrado La investigaciónparticipativa
,étodo

...

alfabetización-concienciación

. . . .96 . . . . 96 . . l0B

Educaciónpopular

.....123 ....140
..148

..

1j6

Comparaciónentre los métodosdel

modelo...

...156

Capítulo lV El modelo terapéutico en trabajo social
Los antecedentes de la práctica terapéutica en trabajo

social Social

. . . . 168

Los referentes teóricos de los r-¡rodelos terapéuticos en Trabajo

psicoanálisis El neopsicoanálisis
El

....175
..lB3

. .175

Principales aportes del psicoanálisis y del neopsicoanálisis a la conrprensión de la naturaleza hunrana

... existencial l-aler.rpiaCestalt
El análisisiransaccional Las teorías cje base Las tencJencias estructural-iLlrcionalistas y El enioquc sisténrico para tarea

condr-rctisnro La psicologíacJel r,o
EI

......197 .....198
...200

....189
. . . 198

. . I BB

íuncionaiista-estructurales . .206 tera¡téutica . . . . 206

n

it
t

-*I
i
i
¡

La teraPia de Los modelos de la terapia de

familia

familia

" "

' 208 ' ' ' ' 208

Consideracionesfinales...
r

""'215

Anexos Anexo Ne 1 Flujogramas .

.

221

Anexo Na 2 Un modelo para la práctíca del trabajo social

.229

Anexo Ne 3 - . - . .237 Cuía de estudio de las modalidades de intervención con finalidad asistencial Anexo Ne 4 Guía de estudio de las modalidades de intervención con f i nal idad socioeducativa-promocional Anexo Ne 5 lnstrumental para el trabajo de campo Anexo Ne 6
Estrategia socioeducativa-promocional en salud

239

241

277

Anexo Na 7 Marco de orientación operativa para el encuentro terapéutico Anexo N'B La entrevista psicosocial : Concepto, estrategias, elementos' objetivos, formas de conducir, actitudes del entrevistado ' Anexo Nq 9 cuía de estudio de las modalidades de intervención social

'''

' ' ' '279

' ' ' ' '287

confinalidadterapéutica..

"""'291
293

Bibliografía

Índice de esquemos
Esquema Ne

'l:

,

Elementos que definen una práctica La delimitación del espacio de la

profesional

. . .21 . . . .23

Esquema Ne 2: Esquema Nq 3: Esquema Ne 4: Esquema Ne 5: Esquema Ne 6: Esquema Ne 7: Esquema Na B: Esquema Ne 9: Esquema Nq

intervención

Prácticaproíesional.Perspectivalatinoamericana
Los dilemas de la práctica

.......24
. . . . .27

profesional ..

Agentessocialesen la práctica profesional Qué saber del agente

.....28
. . . .29

institución

Quésaberdel
El

usuario intervención intervención .. . .. objeto TrabajoSocial

.......30
...31
. . . . .32

agenteprofesional
delimitación del objeto de

El punto de partida de la
La

I0:
:

. . ....33

Esquema Na 1l
Esqr"rema Ne

Comprensióndel objetodel

......39
. . . .'.42

.12:

EvolLrción v diversiclacJ en la conceptualización del

Esquema Na Esquenra Na Esquenra Na

I3:

La comprensión de la realidad: lo ontológico de la intervención . . . . .

.46

I4: l5:

Discusión de las teorías que explican lo

social

. . . .47

Crisisde

losparadigmas

.....49

t0

a

Esquema Na

l6:

Lacomplejidady

losparadigmas.. intervinciónprofesional íntervención .

.......50
. . . . . 5'l

Esquema Nq '17: Esquema Na 18: Esquema No '19: Esquema Na 20: Esquema Ne 2'l
:

La recuperación del maxismo y posibles

interconexiones

Componentesdela

.....56

Construcción de la estrategia y método para la intervención . . . . . . . . . 57
Características de los modelos de

. . . 61

Losorígenesdelaasistenciasocial
Característicasdel asistencialismo Ca¡acterísticasde laasistencia

.......69 .......71 ......72 ....75

Esquema Nq 22: Esquema Ne 23: Esquema Ne 24: Esquema Na 25: Esquema Ne 26: Esquema Ne 27: Esquema Ne 28:

social atención

Sistemainstitucional

....

Características de los modelos de

. . . . . .76

Burocratizacióndelaasistencia... Laevolucióndelaasistenciasocial
Comprensión integral de la asistencia social. Variables para el estudio de las formas de intervención asistencial

.......80 .......Bl
. . . . . 82

Esqueina Na 29:

asistenciasocial

Las concepciones predominantes en el asistencialismo

y en la

......86
. . . .92

Esquema Na 30: Esquema Na

Las características del modelo

socioeducativo-promocional

3l

:

Modelosocioeducativo-promocional Tiposdeparticipación..
El sistenra

......93
...95

Esquema Na 32: Esquema Na 33: Esquema Na 34: Esquema Na 35:
Esquenra Ne 36:

Componentesyprocesodelapromociónsocial .......94

grupo grupos

......97
. . . . . 98

Corrientes de estudio en dinánrica de

Unaclasificacióndelosgrupos

.....99
tt

Esquema Na 37: Esquema Na 38:

Objetivos del método trabajo social de

grupo

. . . 103

Técnicas de trabajo con grupos utilizadas y utilizables en trabajo social

. . 105

Esquema Ne 39: Esquema Ne 40: Esquema Ne 41
:

Descripción de técnicx Elementosdel

grupales cornunidad .

. . . ]06

desarrollodelacomunídad._
alfabetización-<oncienciación

....109
. . 1.l5
. . . 120

Categorías del método de desarrollo de la

Esquema Ne 42: Esquema Ne 43: Esquema Ne 44': Esquema Ne 45:

Categorías del método

Proceso del método básico: enfoque de E. Ander-Egg .

. . . . . . 125

Principiosypostuladosdel
Enfoque de N.

métodobásico

......127
. .128

Los componentes de la investigación diagnóstica:

Kissnerman

Esquema Ne 46: Esquema Ne 47: Esquema Ne 48: Esquema Na 49: Esquema Ne 50: Esquema Na

Los

nivelesdela

investigacióndiagnóstíca .. social estructura Faleiros Bortef) . planificada

......12g
......,¡31
. . . j 33 . . .134 ...
.l35

Componentes del prediagnóstico
Procesos de la inten,ención

Clasificación de las técnicas del trabajo

Metodología básica para el trabajo social:

5l

:

Enfoque metodológico según Vicente de Paula
Proceso de investigación participativa (Cuy Le

. . . . . . j38
.

Esquema Na 52: Esquema Na 53: Esquema Ne 54:

.

143

Modalicjadesde investigaciónparticipativa
La espiral de la educación

...

..145

popular

..... liO
.......154
.

Esquerra Ne 55:

socioeducatiro-promocronal
Los métodos con íinalidad

Conrpar.:ción de los métodos del modelo

Esquema No 56: Esquenta Na 57:

socioeducativa social

.....

.158

Modelos de atención terapéutica en trabajo

. . . . . 169

12

Esquema Nq 58: Esquema Ne 59:

Terapia psicosocial de Hollis

172

Desarrollo cronológico de los modelos terapéuticos en trabajo social ,Vodelo de sistemas
Resumen de las principales nociones psicoanalíticas

173

Esquema Ne 6O: Esquema N9'Ol: Esquema Na 62: Esquema Ne 63: Esquema Na 64: Esquema Ne 65: Esquema Ne 66:

174
181

182
184 Resumen de las prirrcipales nociones psicosociales Resumén de las principales nocíones del conductismo 188 193

Marco de identificación teórica y operatíva de la acción terapéutica. Positivismo teórico y operativo de la acción . . Marco de identificación teórico y operativa de la acción terapéutica
i\.1arco de

.

193

Esquema Ne 67:

194

Esquema Ne 68:

identiiicación teórico-operativa del quehacer del
196
201

trabajo social
Esquema Ne 69: Esquema Ne 70: Resumen de las principales nociones de la terapia Cestalt Resumen de las principales nociones humanísticas (Roger, Coldsteín, Allport, Murray, Frank, Perls) .

201

Esquema Ne

7l

:

Humanisn-lo . .

.

202 202
.

Esquema Ne 72: Esquema Na 73:

Resumen rJe las principales nociones de la corriente existencial ,arco de identiiicación teórico-operativa de la

acción

terapéutica. Fenomenología
Esquema Ne
7-1:

203

arco de identificación teórico-operativa y su iniluencia en el trabajo social
Principales corrientes en terapia familiar

205

Esquema Na 75:

209

t3

lntroducción

Con este texto didáctico se pretende ofrecer los fundamentos para construir un marco referencial que opere como sustento en la construcción de opciones profesionales en el trabajo social, según la finalidad de la intervención: asistencial, terapéutica y socioeducativa-promocional. Si bien para efectos didácticos se establece tal tipología, esta no constituye la identificación de modelos excluyentes entre sí; más bien la dinámica social exige la complementaríedad según sea la naturaleza de la problemática y de los objetivos particulares de la intervención que delimiten los actores de la práctica profesional:personas usuarias, trabajador socíaf y organízaciones productoras de servicios sociales. Plantear este tema constituye un desafío para [os profesionales y las profesionales de trabajo social porque no solo es aprenriante, sino que es, sobre todo, un deber contribuir a la construcción de respuestas a las interrogantes: ¿con cuáles propósitos realizanros la intervención social?, ¿cuáles son los fundamentos teóricos y epistemológicos que demarcan la orientación de los métodos?, ¿cuáles son los procesos requeridos?, ¿cuáfes concepcíones subyacen en las díversas fornras de investigar y tratar lo social en las situaciones sociales que construyen los diversos actores y que delinritan competencias del trabajo social en una práctica social directa con las personas usuarias de los servicios sociales? lnterrogarnos _v respondernos sobre cuán rigurosos o rigurosas somos en la intervención proíesional v cuán eficientes en el aprovechamiento de los recursos, es también un dilema ético de la proiesión. Las res¡tLrestas c¡tre se oirezcan a dichas interrogantes, serán. la base para comflrender cuál es la valoraciórr social cle la profesión desde diversos ángLrlos. Cabe señalar qLre conr,endría crrestionarse el concepto "interverrción" si este se usara en la acepción "interponer uno su autoridacl", por su connotación verticalista. Comprendenros el concepto señalado conro "tonrar parte en un asunto", y esto sí guarcla conBruencia corr una concepción cle corresponsabiliclacl o cogestión cJel sujeto-objeto de ¡ntervención y el profesional. En el prinrer capítulo, denonrin¿rclo "El objeto ),una tipología de los r¡odelos de inten,ención", el conteniclo tiene clos conrponentes. El prinrero, se ocupa cle retonrar la discusiórr sobre fos efenrentos que car.rcterizan una práctica profesional, [)ara clestacar luego lo relacionado con la diversicJad cle enfoques acerca de córno se conceptualiza el objeto disciplinario cle trabajo

t5

social, lo cual se explica por las diversas concepciones epistemológicas que subyacen en dicha conceptualización. En consecuencia, encontramos un abanico de opciones metodológicas en las que también se reflejan diversas premisas epistemológicas acerca del para qué de la intervención. Al término de este capítulo se sugiere la necesidad de pensar y hacer la intervención social atendiendo [a complejidad del contexto y, en consecuencia, imaginar posibilidades de diálogo entre paradigmas. Es un llamado a la integralidad, a superar las bipolaridades, sin que esto ignifique un llamado al eclecticismo tan estéril como el pen-miento dicotómico. El segundo componente de este capítulo que da origen a los capnulos siguientet en tanto se plantea lá conceptualización de la tipología de lo: modelos. Tales :'nodeios son entendidos como soportes teóricos para que los actores construyan sus esrategias de intervención según sus contextos particulares. entre la ásistencia y el asistencialismo, las premisas epistemológicas ',' algunos aportes para la construcción de respuestas con tal finalidadEl tercer capítulb: "El modelo socioeducativo-prornocional', es una reconstrucción realizada a partir de los diversos métodos iue hemos catalogado con tal r-inalidad. 5e realiza una conceptualización áel modelo mediante el análisis de los aportes Ce Cirersos autores y a partir de ello identificamos las fuentes epistemológicas y teóricas que lo nutrenLa conceptualización del modelo y sus premisas se acompaña de un recorrido evolutivo de los métodos, de manera tal que se captan tendencias adaptativas-funcionales y tendencias críticas-transformadoras, así como el sentido que adquiere la participación y la promoción social. La consulta y síntesis de los aportes de los autores permite oirecer a los lectores y las lectoras, las especifi.idnd"r acerca de cómo estos imaginaron las posibilidades para trabajar con grupos, organizaciones y comunidades, y cómo, al término del siglo XX, captamos el desafío de pensar ,"á y por tanto los diversos aportes que pueden contr¡buir a pensar posibílidades y t-rabajar "n y transformen la exclusión social' que cuestionen En el cuarto capítulo: "El modelo terapéutico en Trabajo Social", se realiza una reconstrucción de los diferentes métodos que se han utilizado en la práctica directa desde sus inicios hasta la actualidad. Aclemás se analizan las vertientes teóricas y epistentológicas recurriendo a las más reconociclas propuestas de conceptualización del fenómeno humano, desde las explicaciones organicistas a las humanistas, yclesde la verticalidad y normatividad a la construcción de soluciones en un encuadre de simetría i' no directividad'

Elsegundocapítulotratasobreel'Modeloasistencial",suoriqen,sudesarrollo,losdilemas

Copítulo
El

I

objeto y uno tipologío de los modelos de intervención

"Lo lécnico sociolaislodo de lo teorío y lo ideologio conduce o uno próctico limitodo y espontoneísto. No se critica o sí mismo y con ello se niego los posíbiÍidades de reformulación" (Foleiros. 197ó: 11ó)

a

Este capítulo se ocupa de la reconstrucción teórica de los modelos de intervención social. Constituye un aporte acerca de los conceptos y rasgos que distinguen dichos modelos de acuerdo con una clasificación realizada con base en criterios de finalidad o propósito de la intervención: asistencial, terapéutica y socioeducativa-promocional. El hecho de plantear este tema constituye un desafío para los profesionales y las profesionales de trabajo social, porque no solo es apremiante, sino sobre todo es un deber, contribuir a la construcción de respuestas a las interrogantes: ¿con cuáles finalidades realizamos la ínten,ención social?, ¿cuáles son los fundamentos ontológico, teóricos y epistemológicos que demarcan la orientación de los métodos?, ¿cómo se conceptualiza al término del siglo XX el objeto genérico del trabajo social?, ¿cuáles son los procesos requeridos para intervenir en lo social?, ¿cuáles concepciones subyacen en las diversas formas de investigar y tratar lo social en las situacíones sociales que construyen los diversos actores y que delimitan competencias del trabajo social en una práctica directa con los usuarios de los servicios sociales? lnteresa aquí destacar aspectos relacionados con los elementos constitutivos de una práctica profesional; el recorrido evolutivo de las conceptualizaciones acerca del objeto del trabajo social y la comprensión de la práctica profesional, desde la perspectiva latinoamericana mirada desde los aportes del Centro Latinoamericano de trabajo social (CELATS) y otros autores. Estos aspectos nos parecen de especial relevancia en tanto que pernriten contextualizar la conlprensión del objeto disciplinario, los objetos particulares y los modelos de intervención en ¡ lo social desde la óptica del trabajo social. Conrprendemos que para construir intervenciones desde un ángulo profesional con una iundamentación ontológica epistémico-teórica y metódica es pertinente clarificar el eUÉ, esto es el OBJETO DISCIPLINARIO y sLr desagregación en los "qué" u objetos de intervención profesional. Esto perrritirá r,incular entonces los PARA QUÉ v los CÓUO de la intervención. Este capítulo inclu;'e unas contribuciones hacia una teoría de la intervención y la coniiguración de una tipología de nrodalidades de intervención desde el trabajo social, clenominadas ASISTE NCIAL, TE RAPÉ UTICA Y SOCIOE D UCATIVA-PROMOCIONAL.

El

objefo y uno tipologio de los mocJetos de

¡ntervención

l9

Lo próctico profesionol y sus conceptuolizociones
Elementos constitutivos
cial, que se inserta en la dinámica de las relaciones sociales reproduciéndolas en su carácter
contradictorio, por lo tanto, sus determinaciones son:;el grado de desarrollo de la profesión, las características de los agentes profesionales iinstitución, usuario, profesional),"fas redefiniciones que exigen los cambios de la cuestión soci¿j ¡',las oporln;i¿ces o limitaciones en el contexto socio-político económico nacional y supranacional.
Los elementos constitutívos (Estruch

La práctica profesional en trabajo social es una expresión especializada de la práctica so-

y Cuell. 197E) cie -na práctica profesional son:

a) b) c) d) e)

delimitación de un carnpo de problemas qtre requiere un determinado tipo de intervención y que construye legiümidad social con las acciones de los actores involucrados. La base empírica y real que permite elaborar una der-inición del campo de acción. La práctica especializada respaldada en una disciplina científica y con alto grado de habilidad del profesional. La autonomía relativa de una práctica proíesional es constituida por una teoría que al delimitar un objeto de intervención provee el conocimiento para estructurar el saberespecializado. El saber especialízado es un saber certificado y fundamentado en un sistema de valores
La

éticos.
En la práctica profesional convergen tres componentes:

a) b)

Las estrategias de desarrollo de los organismos internacionales que condicionan las concepciones y estrategias de la política social que se ejecutan en un aparato institucional público y privado, con características determinadas por el tipo de sociedad política o Estado.

c)

Un contexto particular que delimita un campo referido a la problemática social constituida por la dinánrica de las relaciones sociales generadoras de desigualdad social, y que, en consecuencia, configuran una diversidad de objetos particulares de intervención. Tales objetos se constítuyen a partir de la intersección de las relaciones que establece la organización (pública o privada); el ciudadano demandante de derechos v el trabajador locial o la trabajadora social El tercer conrponente es de orden disciplinario profesional y se vincula con el desarrollo teórico del canrpo, con la conrprensión del objeto disciplinario ¡, las modalidades de intervención directa con los sujetos (individuales o colectivos) qLre nranifiestan o bien construyen con la trabajaclora social objetos de inten'ención. Este conrponente incluye tanibién el desarrollo teórico en lo atinente a cónro se gestionan los sen,icios socialesl. Un aspecto adicional se reíiere a la sistenratización del ejercicio proiesional como fuente enriquecedora de lo disciplinario.

En esle lexio no se desorrolloró lo relotivo ol compo de lo gerencio socrci Po:o elio sugerimos consullor lcs textos de Molino, M.L.y Nidio Morero sobre gerencio sociol 199ó, Gerenc¡a cie Servicios Socioles. 1*7, y Gestión de ,l997, Proyeclos Soclo/es. en proceso de publicoción.

Moce,os oü ,n:eñenc,ó¡ Jjs:é:\c,J..

soa,Jec-:tr:,.3 , :y'opául:c er I:c3c.l

s¡L-

..:,

Esquemo N"

I

Elementos que deflnen uno próctico profesionol
Etico

Sober certiñcodo
\.

\ \
I Sistemo de volores { (i¡¡, humonisto

Alto gnodo de conocirrüeffo generdeodo y sisternotizodo

l:t\ t\ i\
I

l\
\.

\ ,,/
1/
\/

f¿
'\
/

I

t- \ I I

Legitimidod sociol
r1 1t ), ,-L
1-

'

f..
t

it*/ , (

';"É. '¿ 1.. /,t!

¡ <

.

PRA CTICA PROFESION AL
I'l
\
/r ('..''r 'tl

So ber especi olizodo
'.
.

Compo de / problemos / y uno deierminodo
INTERVENCIÓN

.,

'

'J--J

\
\

i t t .,r t

'.J

r',t, ^

,/

Alto grodo de hobilidod

\,:,.

\

\

\ \
ACTORES
+-

Autonomío relotivo constituido por los (formos de ver,i de los SUJETO§ que delimiton un

interoctuontes

'

OBJETO DE INTERVENCIÓN
l¡.,

Fuenle. Eloboroción propio con bose en CELAIS. l9B3

El

objelo y uno tipologio de lo5 modelos de inlervenciÓn

2l

L

a

'

ldentif¡cados esto,s aspectos nos abocaremos a presentar dos comprensiones de la práctica profesional. En el Esquema Na 1 se ilustró sobre los elementos que definen una práctica profesional.

Lo comprensión lotinoomericono2
Esta perspectiva de la práctica profesional desde la compren-sión latinoamericana, destaca que para entender dicha práctica debe tomarse como punto esencial una interpretación crítica del desarrollo de la sociedad latinoamericana, en tanto que la desigualdad social encuentra su explicación a partir de la configuración de las relaciones sociales que expresan un modo de vida de reproducción material, ideológica y política a part¡r de la relación capital+rabqjo. En el manejo de dicha relación, el Estado asume un papel central al asegurar la reproducción de las relaciones, por medio de la política económica y social, ya que mediante ellas garantiza la acumulación del capital y la reproducción de la fuerza de trabajo inserto en el contexto de la globalización y la interdependencía. Con tal comprensión, la práctica profesional del trabajo social puede captarse desde tres ángulos, a saber:

a) b) c)

Un enfoque mecanicista, en el cual dicha práctica es un instrumento al servicio de un poder monolítico y, por tanto, anulador de iniciativas del profesional y de los usuarios. Un enfoque radical, que subraya al.trabajo social como instrumento de transformación social, contestatario de la acción estatal y que subestima el papel de las organizaciones y movimientos sociales de la sociedad civil. Un enfoque de intermediación entre usuarios y servicios sociales enfatiza dicha práctica profesional como una especialización del trabajo colectivo, en el ámbito de la acción estatal ¡,de las organizaciones no gubernamentales, la cual está mediada por las políticas sociales y de esta manera recrea intereses antagónicos que se reproducen en lo institucional y en los grupos poblacionales.

En este enfoque la práctica profesional tiene una explícita dimensión política en tanto el trabajo social es articulador o mediador entre Brupos o individuos en posición subalterna y los programas sociales. De acuerdo con el planteamiento del CELATS, esto, sin duda, configura un entorno complejo y contradictorio en la intervención profesional, de la cual los trabajadores y las trabajadoras socíales asunren su íunción social de diferentes maneras, entre las cuales cabe mencionar las siguientes:

a) b) c)

tiende a transmutar en Llna visión humanitaria del quehacer qüe esconde una supuesta neutralidad. Se esconde en la interiorización de una posición subordinada. en el proceso decisorig institucional. Se hace un ejercicio del poder basado en los recursos que maneja en las instituciones, con respecto a los usuarios.
Se

2

Dicho comprensión ho s¡do recogido. sislemolizodo y difundido por el CELATS Consúltese el iexto Próct¡co ptof es¡onal del f robojo Sociol Guio de onólisis. Limo. Perú, 1983.

t!4odelos Oe intervenc¡ón osislenciol. soc¡oeciucolivo y leropéutico en lrobojo sociol

Finalmente, captar lo contradictorio y complejo se refleja en la comprensión de una práctica profesional que se construye como la síntesis de factores relacíonados con los intereses institucíonales, las expectativas de los grupos meta y de la posición y situación de el trabajador o la trabajadora social ante su espacio laboral. - Estos factores en su interrelación definen las oportunídades y restricciones de la intervención. Cráficamente puede ilustrarse así:

Esquemo No 2

Lo delimitoción del espocio de lq intervención

Entorno

del CELATS.

En los siguientes esquemas, como elaboraciones propias, se sintetizan los planteamientos

El

objeto y uno t¡pologío de los modelos de ¡ntervención

23

Esquemo M 3

Próctico profesionol perspectivo lotinoomericono
Relociónes socioles
son

ñ"odo de vido que ircluye lo repro d.cciTr mcrteril. ¡Oeo*ogico y ffibo c¡re creo m tirc de sociedod porticuk¡r

influjo delcopitol

zubordinociin c ccises centroles
creo creo

sociedod lotinoomericono

I
I I

omplioción del copitol en perjuicio del irobojo
I

relociones de desiguoldod {dnte distinto posiciÓn y

(ficción del pogo) por lo que produce
I

Solorio

Y

Plusvolío voior poso ol copitolisto bojo diversos.formos que odopto lo gononcio
Plus

solo permiie su reproducción sociol

se construye uno reloción loborol

y uno interpreloción ideológico

24

Modelos de intervención osislenciol. socioeducofivo y leropéui,:a

e- rrcsoio socicl

ContÍnuoción Esquemo M

3.1

ESIADO

delconjunto de intereses de lo sociedod

repfesentonte

de fo close hegemónico
oungue no es expresión mono[tico de estos
intereses

csrJTle los intereses

ESTADO

cnzodo por controdiccicnes

gorontizor reproducción de fuezo de trobojo oun sin contor con los medios suficientes

oseguror lo reproducción de los relociones de producción poro servir o los intereses de lo ocumuloción del copitol

olteron medionte sus demondos lo polÍtico del Estodo medionte sus orgonizociones y movimientos

oseguror el control ideológico
Políticos Socioles -Dimensión ideológico diseñodos poro otender lo neóesidod de producción y reproducción de lo fuezo de irobojo y de los relociones socioles

-Dimensión económico porte del plus volor del copifolisto y de los solorios de los trobojodores finoncion el solorio sociol (solud, educoción, viviendo)

El

objeto y uno tipologío de los rr,odelos de

¡nleNenc¡ón

25

i

ff

Esquemo M 3.3

Próiico Profesionol de T.S. es uno expresión mós de lo próctbo sociol

meconic§c
I I

Enfoque

Enfoque rodicol
I I

Y

Y

ol servicio de un poder monoñtico
I

T.S.

es un insirumenio

T.S.

es un instrumento de tronsformoción sociol. Sr-¡besfimb el popel de los orgonizociones políticos

I
es uno especiolizoción del trobojo coleciivolse ofirmo como profesión integrodo ol sector público,'en lo progresivo omplioción delcontroldel ómbito de occión del Estodo,y de lo prestoción de los servicios socioles, de los formo$rgonizotivos de lo sociedod civil y se vinculo con
los octividodes productivos

l
I I

Lo octuoción profesionol es mediodo por el ómbito de los políticos socioles y osí recreo intereses ontogónicos que se reproducen en lo instiiucionoly en los sectores populores

Siguiendo al CELATS, es importante poder reconocer los elenrentos centrales de cada actor o agente interviniente en la práctica profesional. Dichos elementos se resumen en los siguientes esquemas: en los cuales interesa destacar los aspectos nrás signific;itivos a considerar en la reflexión en torno a quiénes son v qué papel jue,e.rn los actores intervinientes en la práctica profesional.

-

Organización públic.r o pri,,,ada Usuarios (indivicluales o colectivos) Trabajador social

Analízar sobre las relaciones cle esa tríada, sus diíerencias, sus semejanzas de intereses, potencialidades y restricciones de cada uno, permiten delimitar el espacio profesional.

zt)

ñlocrelos Ce

,n:e:.eic,ón csisienciol. soc oeolcc;,vo y iaropéli co en lrc§ojo sociol

a

Esquemo No 4
Los

dilemos de lo próctico profesionol

niWegiodo di¡ensi¡n poflico del T.S. corro stie¡lodor o medbdor entre lcs grt-¡pcs sr.rbolternos y ics pfogr6Í]cs r,sñtu-

y conñguro un coróc:er confodictorb y cornpleio de b
intervención profesiond

ogente poftico por excalencio

cionoles hocen del T.S. un

visión humonisto

de de visto su reloción de osoloriodo, encubriéndose en su propio

No obstonte. elT.S. pier-

cisiones

bordinoción en el proceso de tomo de de-

en condición de

El T.S.

se outodescribe
su-

zor su propio poder personol en los relociones con los usuorios

Monipulo los recursos que monejo poro refor-

Limitociones delT.S. es el proceso de su corócter

conirodictorio

lntererses institucionoles Expresión del Estodo

Expectotivos grupos-mefos

espocio ocupocionol

Posición y situocion de lo T.S. onte su

objelo y uno hpolo€io de tos modebs de

intervencióñ

27

a

Esquemo M 5 Agentes soc¡oles en lo próctico profesionol

AGENTES SOCIALES EN LA MACTICR PROFESIONAL

uno reflexi<in sobre qr_riá nes son y que p@d ,uegon los ogentes socicies

cio profesionol si_.¡ocr:e

Lo detimitoción dei e:.c,c-

lnstitución Trobojodor o trobojodoro sociol Beneficiorios
Usuorios

Clientes Grupos meto

Y

Cómo se relocionon Córno se oiferencion Fuezo de codo uno
Semejonzc c dispcridod Ce
i^+^-^^^^
rr

r Er tjSe5

L
I

Definen posibilidodes y limitociones del espo. cio profesjonol

Posición que odopfe el T S írenie o lcs i,rtereses en ccnf licio

_l

¿o

[1cCe]os c1e ¡¡ieL-ención csisienc :cl socioeducolivo y iercpéu:ico en lrobolo sociol

i

r;.

J

:

i

Esquemo No ó

Qué sober del ogente institución

-

Ubicoción

-

Actividod cotidiono

ogente institución

Progromos

Comprender su corócter de close

Cómo se orgonizo el uso de los recursos

-

Servicios que presto

orgonizodos o no de ofrecer o los usuorios

Lo expresión de lo función de,[ Estodo reflejodo en lo misión y en los intentos

De los usuarios, es íundanrental identiiicar su condición social, la relación que construye la institución con él 1, r,iceversa, el papel que se le atribuye.

El

objelo y uno trpologio de los modelos de iniervenciÓn

29

Esquemo No 7

Qué sober del usuorio

- Criterios poro definirlos

-

Noturolezo de lo reloción Usuorio-lnstitución

Qué sobe de los
lientes ficiorios rupos meto

- Consumidor del servicio - Coproductor del servicio - Ciudodono que demondo un derecho y ol cuyo otribuye

Concepción delpopel:

- ldentidod de close

-

Lo compresión de lo necesidod como

individuol y no como sociol

- Los enfoques que subyocen en coq'ipensoción, subsidio. prestoción

Reconocer los corocleristicos de los usuorios, sin dudo olguno es medulor en io gestión de servicios socioles. Algunos preguntos que sugiere el CELATS se resumen seguidomente

30

Modelos cje inteñención osistenciol. socioeducotrvo y teropéutico en trobcjo socroi

Algunas interrogantes para configurar los rasgos de los usuarios aportadas por el CELATS en
la obra citada son:

a) b) c) d) e) 0 g) h) i) j) k)
m)

¿Quiénes se ven afectados por estos problemas. ¿A qué cantidad de población afectan? ¿Por qué se ven afectadas estas personas )- no otras? ¿En qué forma se ven afectadas estas personas por los problemas señalados? ¿Por qué la institución se ocupa de estos problernas t.b por qué no se ocupa de ellos? ¿Qué aspectos del problema quiere tratar la ins-;itución? ¿Nuestra acción está dirigida a todos los a-.pectos ie -ios probie:nas? ¿Sobre cuáles de estos aspectos nos corresponde actuar v sobre cuáles no?

l)

n) ñ)

¿Quién entiende los otros aspeclos ¡' por qr,é? ¿Quién decide sobre cuáles aspectos de un proble:-na ac'iú¿ e' irabajo social y con base en qué toma estas decisiones? ¿Qué podemos hacer para cambiar aquellos aspecios dei prob,er:a sobre los cuales debemos actuar? La forma cómo vive el problema la institución v los usuaric's: el sienificado para nuestra accíón. ¿Quiénes están interesados en su tratamiento y por qué? ¿Sobre qué aspectos vamos a trabajar? ¿Por qué vamos a traba.iar en esos aspectos? ¿Cómo vamos a intervenir?

I
I

El tercer agente es el trabajador social, del cual conviene que se expliciten sus concepciones, su posición y situación de clase social. El siguiente esquema resume asuntos sobre este particular.

I
t
§

tr

i

Esquemc N" 8
El

ogenfe profesionol

f
I

- Foco de la Intervención
Capacidad de "invadif' la esfera de la privacidad cotidiana

I
I

- Agente de una proíesión
Qué sober del trobojodor sociol

socialmente determinada le otorga una direccrón. una finalidad a la práctica profesional que sobrepasa su voluntad individual
Extracción socral Concepción de realidad
Valores

I

-

t_

-

Posición institucional

31

A modo de corolario, la intervención profesional se constituve a partir de la delimitación de las insatisfacciones de las necesidades sociales que son susceptibles de modificar o prevenir. Por ello, la problemática debe conceptualizarse y deíinirse en térm¡nos de intervención. Los siguientes esquemas ilustran lo anterior.

f a-n-c ce ccr-bc ie
P!N;O )E
:

-¡squemO No 9

kl intervenc¡Ón

-{

PARTIDA

'rtll::¡./ENCION

Potenciolidodes e insotisfocciones socioles

punto de portido

I I

i

Y

qué ospecto permite delimitor el objeto de intervención

reconocer lo ceni;ol Ce lo superficiol cel problemo

reconocer el significodo poro el usuoric

reconocer el espocio en el que se mueve elT,S.

rl
Fuenle; - Eloboroción propic

I

10

l"lodelos de inteL*enc Ón cs.srelc,ol, socioeducoiivo ''l :er'JCé-: aa en ircbc,o sccic

Esquemo No'10
Lo delimitoción

delobjeto de intervención

O&JETO DE INTERVENCÓN

de uno necesidod sociol son sutsceptibles de modificor con
nuesiro iniervencón profe§onol

supone delimitor qué ospectos

\Problemótico
t

definirlo en términos de intervención

L
\lnstitución

De qué formo se presento el problemo

Usuorio

Poro elT.S.

Cuól es lo couso Cel problemo poro los tres octores

,'

:

J)
Cuól es lo couso del problemo poro los tres octores

Cómo relocionor los diferentes intereses y visiones de los octores
t

Fuente: - Eioboroción propio

El

objelo y uno tipologio de los modelos de inlervención

rj¡

:
+,

r&

Sobre lo constitución del objeto del trobojo sociol
El ser

humono: sujeto-objeto común de los ciencios socioles

La epistemología es el área del saber a la que hay que recurrir para explicarnos el proceso de constitución de los conocimientos cíentíficos y de los criterios de validez que disti:guen lo científico de lo no científico. Las concepciones epistemológicas acerca de las fuentes del conocimiento clentí;,cc p.ece; resumirse en tres. La concepción empirista que plantea que el conocimiento científico se logra mec;anie el procedimiento intelectual de transitar sin solución de continuidad de lo más simple a lo más complejo, de lo evidente a lo desconocido. De tal manera que el origen del conocimiento está en la información que los sentidos nos ofrecen a part¡r de las cosas; es decir, en las apariencias La concepción idealista que supone un trascender las apariencias y captar las esencias me. diante una facultad especial del intelecto o espíritu humano, la intuición que le permite acce. der de inmediato a la esencia. En este planteamiento se rompe la continuidad entre lo Cado r lo conocido, con énfasis en lo ideal. La posición de la práctica teórica que plantea superar las dos posiciones anteriores mediante una tarea de producción de los conceptos a partir de los datos de la experiencia sensorial v las ideas o elaboraciones abstractas. También existe en esta posición una ruptura entre lo dado y lo conocido, pero con énfasis en lo concreto, lo real. El desarrollo del sentido común, saber cotidiano, se basa en la experiencia inmediat¿ lpráctica), en los datos que nos ofrece lo dado, la apariencia y, son los conocinrientos producidos por los científicos, con base en lo aparente, lo que se constituye en el nrotor del desarrollo de la ciencia. Los avances en la biología, en la física, en Ia astronomía y en la química significarcn un ronrpimiento con el saber de lo aparente, pues nada de lo que proponían para eroiicar lo q,-e ocurre en la evolución de las especies, en la comprensión de las sustancias, en los nro'.in,.ientos del firmamento y en la relación matemática que explica la "caída de los cuerpos", se podía "ver", o sea, no gra gvidgntg. Podentos con-rprender que el conocimiento científico no consiste en reproducir las apariencias sino que es producto de la búsqueda más allá de las apariencias, de lo nreramente empírico, cle la oposición que ofrecen los c.lefensores del statu c¡uo y de la crítica que se puede hacer descle la ideología preexis-tente (conocimiento no científico). El descutjrinriento científico al nrisnro tienrpo que oireció nrecJios e insirunrenios cle conirol cJe la realidaci, cjesennrascaró la íalsa omnipotencia l-runrana. Freud ha señalarlo los tres clescirbrinlientos que atentaron conira el narcisisr¡ro cle l¿ hurn.rniclad:a) la Tierra no es el centro cjel universo; b) el ser humano es proclucto cle la eroi:ción cle las es¡recies aninrales )'; c) la razón no es lo único qr.re gobierna las concluctas f-i urrar¡s, si:.ro por el contrario, aquella es la responsal¡le de una parte de las decisiones v actuacioni,s cle Ios inrl i,,'rcluos, sienclo la ma1,or parte cie los rnotivos, clesconociclos ¡tor el inclivrciuo nri.n¡o. El hecho cle c¡Lie el ser hut¡rano es objetcl cJe sr-r pro¡rio estuclio, cleiernrinó clue ias ci¿-:ci.:: sociale's sc'establecier¿n con'tal carácter, cle nranera tarclía en relación con las cier:ci.t: r¡ir-;rai€s. La ansieclad gener.rcla ante la posibiliclacl clel resc¡uebrajanrrento clel orcJen est.rbleciclo crue ¡:roponía los línrites clel sa[¡er, iire el principal obstácLrlo para el surgintier]to \,, aun hor. l.r consoliclación cle las cier¡ci¡s clur'tiencrr corro objeto cle estuclio a los seres hur-¡r¡nos, la ltsicología, la

:

34

Ñ1ode los cle inle¡vencrÓn

oslslenciarl scc oeducot/vo .r tercirLl.rtrco Lr. lrcSc,c <ac

l
:i

i
&

sociología, la antropología,la filosofía. Cada una de estas ciencias se identifican porque comparten el objeto de estudio y se distinguen por el enfoque con gue cada una de ellas aborda las cualidades del objeto, lo cual significa que el objeto ser humano no es privativo de algunas ciencias, en especial porque el suceso humano ocurre en un contexto socio-cultural, de manera tal que tampoco se trata de una entelequia sino que se refiere a seres humanos concretos y' reales. La importancia de defínir el objeto de estudio radica en el hecho de que en función de él se definirán los métodos de trabajo, los resultados que se obtendrán. las aplicaciones técnicas y, por lo tanto, los contenidos de esa área de la ciencia-

Comprensiones ocerco del objeto genérico del trobojo soclcl
La delimitación del objeto de intervención profesional supone identificar qué aspectos de una necesidad social problematizada son suscept¡bles de satisfacer con la acción del profesio-

nal y del sujeto, Por lo tanto, la definición del problema con precisión en cuanio a lo relacio. nal ambiente-sujeto (causas-consecuencias) y la habilidad de inten'ención iintereses, recursos institucionales, recursos y pericia profesional y las potencialidades y expeoatiras'del sujeto individual o colectivo). Esto conduce, entonces, a aprehender el objeto de intervención a partir de la convergencia de los elementos de las visiones de los tres actores intervinientes. El objeto de intervención (entendiendo que la inten'ención contiene el diagnóstico y pronóstico) teóricamente se define, entonces, como las situaciones emergentes de las muchas relaciones generadas de problemáticas sociales expresadas en lo complejo-concreto de la.vida cotidiana de los actores. Por tanto, de la problemática social pueden identiiicarse diversos objetos de intervención profesional, según sean los distintos espacios ocupacionales en los que se di"'ide el proceso de trabajo referido a la ejecución de las políticas sociales. En esto concordamos con Margarita Rozas (1993), al plantearse que en Ia concreción de la realidad social, la práctica protesional del trabajador social reconstituye una diversidad de objetos. En este aspecto, el desarrollo teórico estadounidense ecosistémico converge con el latinoamericano en tanto que subraya que el objeto de intervención es "la interacción entre los seres humanos y sus ambientes3, por lo tanto la estrategia de intervención tiene como foco central, las interacciones de la situación del sujeto y ello conller.,a acciones de cambio hacia la interacción ambiente-sujeto. La acción profesional entonces vincula la resolución del problenra con los intereses institucionales y con las capacidades de la gente, por lo tanto, se requiere act¡var la participación en la creación, modificación, ntejoranriento o transfornración de los sistemas institucionales y conrunitarios de servicios sociales, de nranera que garant¡cen un ejercicio pleno de los derechos
cJe sus apories teórito-epistenrológicos para construir el marco de reíerencia de la inter\ención. A partir de la finalidad de la intervención, se plantean los distintos modelos del quehacer profesional, de tal nranera que

lrur¡ranos. El trabajacJor social, como parte cJe las ciencias sociales, se nuire

3

GORDON (r9ó9). BARTELEn' (r 970)

Hccen uno reconsrruccrón de los Compton y Golowoy. En: Socioi Work Procesl Ediiorrol Dorse¡' Pres. oporles poro lo comprensión del ob.jeto de intervenciÓn, entre otios ciion o NASV/ (1958), SCHWARIZ (19ól),

.i979.

El

obtero

! e^a 'aar3j-c ae lcs ñrodeios de i.,fec-e¡ción

35

I

1

para cumplir con la finalidad de proveer un bien o servicio o iníormación, se configura el modelo asistencial; para cumplir con la finalidad curativa-rehabilitadora, se configura el modelo terapéutico y por último, para cumplir con la finalidad de promoción socioeducativa se configura el modelo socioeducativo-promocional. La configuración del modelo se produce mediante los siguientes componentes: el qué, el cómo y el marco de referencia que contiene una amplia gama de puntos de vista y enfoques. Ya se ha anotado que la cráctica protesional del trabajo social es una expresión especializada de la práctica social, gue se ii:serta en la dinámica de las relaciones sociales reproduciéndolas en su carácier coniradiccrio- Los iactores que la configuran como un saber especializado y certificado en vírtud del sistema ético y valórico están unidos al conocimiento de un campo de problenna-. que Cemar':c¿n socialmente una intervención. Es de esa función social asignada y reconstruida de donde deriva su legitimidad social. La configuración que adcuiere esa práctica profesional está condicionada por el tejido de factores sociales, políticos, económicos y culturales que dan connotaciones particulares a la relación dialéctica del capital v el trabajo y que, en consecuencia, construye fases o etapas del desarrollo social, lat cuales consiituven el entorno en el que actúan los profesionales y las profesionales en trabajo social. Ahora bien, las formas de "leed o '!ed' ese entorno desde el trabajo social está mediatizado por el desarrollo disciplinario y proíesional. En dicho desarrollo están presentes diversas concepciones ontológicas (cómo aprehendemos o construimos la realidad) v epistemológicas (cómo conocemos y nos relacionamos con el objeto de estudio,r, de las cuales derivan métodos que nos orientan en la intervención (la investigación y modalidades de atención) de los objetos particulares de la acción profesional en la que son partícipes los usuarios, la institución u ONC y el trabajador o trabajadora social. En el desarrollo del trabajo social conocemos una evolución que denota concepciones ontológicas y epistemológicas diversas v además identificamos una búsqueda en la reconstrucción conceptual del objeto genérico del trabajo social. Búsqueda que aún no encuentra respuestas satisfactorias en la comunidad académica de trabajo social. Acompañando la búsqueda indicacla encontramos una proclucción metódica ansiosa de hallar respuestas con rigor científico, pero que tienden a derivar en propuestas de procedimientos que reflejan el privilegio en el "hacer" del trabajo social y omiten la necesaria discusión (que la epistemología subraya) del método como forma de expresar la relación SUJETO-OBJETO. ¿Pero, de cuál OBJETO hablamos en trabajo social? Conviene antes de incursionar en la respuesta, hacer una distinción. El objeto genérico de una disciplina es la expresión teórica cJe una cuestión social demandada por la realidad para cuya aprehensión debe ejercerse una acción rigurosa, metódica y ética v de la cual se derivarán nuevas cuestiones que conciten el interés social )' nuevas respuestas que descubran otias perspectivas. El trabaio social como canrpo clisciplinario en tanto conjunto integrador de conocir'¡rientos episténrico-teórico-nreióclicos se nr.rterializa en acciones profesronales en cada sociedacl y para c'llo rec¡uiere cle l.r icleniiiicacion cle los OBJETOS PARTICULARES DE LA INTERVENCIÓN PROFESIONAL. De acuerclo con CELATS (j983), "una cosa es señalar la situación qLre se presenta como problenrática v otra es cleiinirla en térnrinos cle intervención. Deíinir el problenra oi;jeto de intenención es clelinritar c¡iré aspectos cJe una necesidad soci¿ll son sLrsceptibles de nrodificar con nrlestr¡ inierrenr-ión ¡rroíesional"... P.-lra deiinir el objeto de inten,ención (particularl debe corr¡rren(lerse err c¡ué í,rrnra se presenta el problenra [)ara: la institución u ONC, el usuario )'para el trabajacior o la trabajaclora social; por c¡ué se presenta el problema para los tres y cónro esos actores rel.rciortan los diferentes intereses y visiones".

Los objetos son entonces el resultante de la interacción de tres agentes o actores que construyen contextos locales. Dichos actores son:
a)

C;

Sujeto individual o colectivoa, quíen caracterizado por sus situaciones (carencias y potencialidades), generalmente articuladas a los procesos de exclusión social, demanda, con plena o parcial conciencia, un bien o servicio con propósitos: asistencial, socioeducativo promocion al, y/o terapéutico. En este actor también (siguiendo a Fallas, Hannia, 1996) se incluyen todos los sujetos que si bien pueden o no estar ubicados entre los "excluidos sociales" constituyen =nos un importante sujeto de la acción profesional con fines preventivos. il prcfesional o la profesional en trabajo social, quien como persona recorre un proceso de socialización, de formación humana, académica y profesional que le condiciona a construir sus propias maneras de ubicarse y comprender la realidad social, tiene valores y posiciones ideológicas que influyen sus formas de observar y actuar en lo social. Quien ade.¡ás interpreta y da sentido a su quehacer profesional en cada microcontexto institucional; comunitario o ámbito familiar, grupal en el que ¡nterv¡ene profesíonalmente. La institución u organización pública o priva{p a la que recurre el sujeto-ciudadano demandante de un servicio social y en la que el T.S. es un profesional o una profesional. En este espacio organizacional el quehacer profesional tiene límítes de actuación configurados por las bases legales. políticas, financieras y por los estilos gerenciales, estos iactores permean características de la interacción de los tres actores y contribuyen a la delimitación del obieto específico de la intervención.

Hecha la distincíón entre OBJETO CENERICO Y OBJETOS PARTICULA:RES DE INTERVENClÓN continuemos con el tema sobre la concep-tualización del OBJETO CENÉRICO del trabajo social. En el desarrollo de este apartado deben citarse como antecedentes necesarios los aportes resumidos de Compton y Calarvay (1979) acerca de los estudios sobre este tema hechos por Porter (1929) Shefiield (1937) Bowers (1950), Perlman (1980), Hamilton (1987) quienes dan cuenta de la comprensión estado-unidense y los aportes de Escalada M. (1986) y Carcía S. (.1986), Zamanillo.v Caitán (1991), Young E. (.1992), y Rojas M. (1992) quienes han estudiado el tenra desde el contexto iberoamericano. La agrupación de las conceptualizacionesse realiza a partir de cuatro criterios acuñados por Zamanillo v Caitán (1991), ellos son:
a)

br

La relación individuo-sociedad, en esta categoría se inscriben íundamentalmente ar-rtores que destacan la interacción 1,el Íuncionan¡iento del sujeto, en tales contprensiones sut¡r'ace el íuncionalisnro, en tanto clue la conceptualizacrón de ese objeto reside en los desec¡uilibrios 1, en la adaptación. La necesidad social ¡, los proveedores, en este grupo se ubican aquellas concepciones que iocalizan la atención en Ia relación que se establece entre sujetos con necesidacles y sistemas proveedores que ejercen una iunción de nranteninriento social y control soc ia I íu ncla mer¡ta lnrente.

J

Con respecto ol ernpleo del conceplo de usuorio, benef¡c¡or¡o, clienle, grurpo melo, sujeto se genero uno dis cusión vinculodo o lo concepción de ser humono que denoto cado conceplo.

EI

objelo y uno trpologio de los mooelos de intervención

3/

I
!l t.

¡*

a

c) d)

Su sustrato es estructural-funcionalista en tanto interesa el mantenimiento del sistema haciendo funcional el sujeto que recurre a estructuras proveedoras. La vida cotidiana, se inscriben las comprensiones con asidero fenomenológico. La tensión dialéctica entre actores sociales, forman parte de esta categoría aquellas conceptualízaciones que se sustentan en el maxismo en tanto se explicitan y privilegian la dinámíca contradictoria de la sociedad y la desigualdad, dominación y subalternabilidad de las clases sociales.

el esquema siguiente se resumen las conceptualízaciones acuñadas por diversos autores, las cuales han sido clasificadas atendiendo los criterios indícados. De estas conceptualizacíones convíene destacar algunos asuntos complementarios: F Algunos autores clasificados en el primer grupo, como Porter Lee (1929) se interrogaron sobre ¿qué significa actuar en la interacción?: ¿cambíar al individuo o cambiar el ambiente? Él argumentó que enfocar la intervención es solo uno de los componentes que la interacción lleva a intervenciones incorrectas. Este planteamiento temprano, a nuestro modo de ver, esboza la necesaria comprensión dialéctica de la interacción de los sujetos con su entorno, pero no explícita la intención del cambio. Schwartz, citado por Compton y Calaway (1979), señala que el trabajador social es un mediador que requiere la habilidad para dirigir estrategias hacia la persona, hacia el ambiente y la interacción persona-ambiente; él mismo, también cuestiona la definición del método por el número de personas o tamaño del sujeto en tanto que la interacción individuo-grupo-comunidad es un "sistema relacional" donde el trabajador social aplica nrétodos. Para Ada Sheffield, el concepto de "situación" designa un "segmento de la experiencia ¡, no solamente al individuo", la situacíón vivida la constituyen los problemas reactivos ante los cambios desfavorables de las condiciones de vida. Borvers (1950), tanlbién citado porCompton y Calaway (1979), analizó 30 definiciones sobre el ob.ieto o íoco producidas durante treinta años, de ellas derivó que algunas conceptualizaciones señalaron la atención en:
En

a) b) c) d) e)

Cualquier indii'iduo Toda persona que denranda ayuda Una clase particular de individuo Personas con problenras Las relaciones sociales del individuo.

Bartelett apr-rntó que el íoco no está en los fenónrenos cJe la interaciión social sino c¡r:e es el "íuncionarriento social cle las personas en las situaciones sociales". Perlnran (1989) aslrnre lo del buen fr-rncionar¡riento del ser social para restablecer ei ajuste, pero llanra la atención en qLre el objeto es "aquel tipo de problemas de relación irrterpersonal en los c¡ue la llersona puecle ser avuclada a restablecer slr aiLlste y bLren fr-rncionar¡riento. Cordon Hanrilton (1987) sr-rl;rava el olrjeto en la itrteracción de los iactores sLrbjetivos objetivos clel acoi¡te.-cir-lriento hr.rnralro ccinstituiclo por persona;,sitLración. Estas conr¡rrensiones ponen el acento o en el inclivicluo o en la socieclad o en la interacción cle estos colr la socieclad clue no se cLrestiorra, sincl el suje.to clebe ajustarse a ella. Con este eníoqr.re encontranros estricta coincidencia en la Escuela de Trabajo Social de la [Jnive'rsiclacl cle Costa Rica err cLrya clocLrnrentación curricular se explicita entre los años 40 ¡,

¡,locelos de Inlervención osislenciol. socioeciucolivo y leropéutico en lrobcjo socrol

>c-

_,

hr,t,ar-t'; [tc

I

rr

A¿ +-L-¿:-t"¿*"*

,1

fiol,*r-(^^* iUÜ,

[-r- e
fz.ltr-< -

Esquemo N" I l
Resumen: comprensión del objeto delTrobojo Sociol
CRIIERIO
AUTOR

CATEGORIAS CENTRATES lnteracciór-¡ entre individuo

Sheffielcl (1937)

r iit;:clon . ii'i;

Bowers (1950) A
Bartlerr (s.f.)

El ser hunlano en su srtuacron iorat

Funciona¡¡-liento social de las DÉ::o.r3> las situaciones sociales

er')

tndividuo
Situación
v

Perlnran (1980)

Aquel tipo cle problenras de relacrrt: lni:rpersonal r,n los c¡ue la per;oil '-- a.-j. :¿ayudacla a restablecer su ljusr- r i;i1 func ionanrierrto

Hanrilton (1987)

D* Í,. L,u ( tazq)
Friedlancler (-l969) y lleras y Cortajarena (1979)
i','
,l'í

"lt<t-Ltt* ¿L<*4¿-{.L1!t t¡q^ /-- e-/v4br<*t¿)"*. lt n Birtorrio RECL'RSO-\iCESlD\D <: I¡ iitLración

los f¡ctores srr[:jetir,os ¿oh¿" ú. u-Un

Acontecintient.: hunrano con:iiiuicio por l)ersona y situación o sea la inter.rcción cie

¡

ol>jeti'.o>

ln.,tr t, l,o^,/. c"-¿-

:"F.J t'y.6(i-L i1í ,:l

U¿L- AL

B

/'r'¡-i i

La¿-tJ*

u
Necesidacles

Flasenfelcl Yeskel

Necesicl¡cles v ntarttenir.niento
rt¡,r( .^,',/ r!," ' í..

(1990)
,t. ,1.

social.
.-

. / i: ((

| :. "

Sociales )

Necesiclacles

1,

corrtrol social.

I
I

Necesicl¡rles v canlltio en conciicior-¡e> cle r irl.t llt,tteri.tl r ¡l:ir t.r:ot i.rl
La 1>roblr.rlátic.l rle

Antolín
C

Lóy.tez t1976) Cr:nraer-r

r

icl¡ c()i,(i r'llt¡

Cillernlan y
(1t)7 6)

La cotirlr¿¡teicl.rtl i' lcl co¡rtil'l:crtc i¡1. L.r: rc,.t, ciones virlcul¡rl.rs a tr.rnsicirin ciclo rle r icl¡

La vida

(d

Cotidiana

croeStructrrrales ir

fantiliar 1, conrurric.lciórt
i,,

r

.-i

i.i(iura.

iit:r-

iencl;,. :¡1.,c:

{.,'

i.,

,.,(n',i|rorr Cenlo*.
lt'. f

,
¿

(1987)

"L/v'
't

La irlter¡CCiÓn cle lr)S i..rtit,i-.. :.,1) jri L'. o: \ objetivos clel aco¡tlecintlerrio ltuln¡nt) constituiclo ¡tor la [)ersc]rr¡ l, l¡ situ¡ciórt
+t-I

ll" {,

3?

-úr-u.

. ,r.¡r'lr,$i*Éf

:r!tu-

Conlinuoción Esquemo N" I I
CRITERIO

AUIOR

CATEGORlAS CENTRALES

Ma. Angélica Callardo
(197 4)

Alienación de las masas desposeídas
Los problemas particulares de las clases populares
La
La

V. Paula Faleiros (1973)

Fonseca

y Lima (1974)

acción social del hombre oprimido
praxis social, la situación-problema

Natalio Kissnerman (197 5\
V.C Minais Cerais Brasil (1976)

Contradicción principal: capital-trabajo: la clase trabajadora
Los problemas sociales El pueblo La acción social del honr[¡re oprimiclo y

Herman Kruse (1976)
Ancler Ege
D

{977)

U. Católica Valparaíso Chile (1981)
Mercedes Escalada (1986) Boris Linra (1986)

clonr ínado

Tensión dialéctica entre actores sociales -problenráti
CAS

Los problemas sociales ex¡;resión de contradicción princi¡tal

la

El hombre encarnado en una estructura de clases que genera conflictos de desigualdades y problemas sociales
Efectos de las contradicciones estructurales de la sociedad maniíestadas en las condiciones de vida de las clases subalternas

Carcía

Sr-rsana (1986)

Rozas Margarita (1992)

Problenráticas derivadas de la ¡;roclucciórr y re¡troducción social expresacla er-r las ¡rrácticas coticlian¡s c.íe los aclores
Cénesis de los ¡rroblentas y su vivencia. IN IERACCIÓN I N OIVIDUO-SOCI E DAD La relación ¡troltlénrica ol¡staculiza el cJesarrollo del individuo.

Zanranillo y Caitán
(1

991

)

.tr
Fuente: - Eloboroción propio

40

¡'lodelos de inlervención osislenciol. socioeducolivo y teropéutico en trotloio sociol

(Currículum 60 inclusive, un ob.ieto que reza así: "EL AIUSTE DEL INDIVIDUO AL MEDIO"

.d

sión psicosocial derivada de la situación. y control U4gdgld (i 990) destaca la intermediación y la función social del mantenimiento social, pero, a su vez, se distancia del planteamiento del primer Srupo de autores y del segundo, al señalar que la atención de necesidades puede tener la direccionalidad del cambio en las .ona¡.¡ones dá vida material y en lo psicosocial de las interacciones de los strietos, así como en el nivel macro, .ontribuy"ndo o formulanclo políticas y leyes. En este enfoque cabe también el cuestionamiento al uso clel concepto*necesida-d y no de satisfactores_ arBumentada por Neef Max y otros (1986), en tanto que son las carencias de sai6fffi;'lóqüe no permiie el clesarrollo humano, ya que las necesidacles son clé catecteiüñiuérial y genérico clel ser humano y lo que varía según las culturas son los satisfactores y el ac."ro qr" a ellos se tenga según las relaciones sociales de cada formación social concreta. El tercer grupo destaca aspectos del aquí y ahora de la vida cotidiana y la subjetividad de la interacción. Por ello encontramos sus fuentes epistemológicas en la fenomenología. El cuarto grupo cle conceptualizaciones se diferencia de los anteriores por las raíces del materialisnro histórico, el uso cle la categoría clase social, que subyace en los planteanlientos, con ello, se refleja una ruptura paracligmática en cuanto a comprensión del objeto cle estudio. Adenrás incor¡toran el concepto problentática y se remite su génesis a los procesos nracro estructurales. Esto se nranifiesta con claridad en las conceptualizaciones de los años setenta y ochenta en Antérica Latina. En la clécacla clel noventa se proponen concelltualizaciones c¡ue sintetizan en su íormulación la problemática conro manifestación de lo ntacroestructural, pero, a su vez, recuperan lo psicosocial de la interacción y la cotidianidad de la vicla de los sujetos. Sobresale tamltién en las conrprensiones de los setentas un acento por caracterizar al suieto y la noción de transformación social como direccionalidad de la aprehensión del objeto. Se a¡rrecia en la evolución c¡ue tienen las comprensiones una búsqueda por articular lo general y lo ¡tarticular, el ¡rasaclo y el presente, lo cotidiano y lo estructural.

1942 Y 1 969). En el segunclo grupo de autores, correspondiente al enfoque que privilegia el criterio de ney cesidades sociales y s¡stemas proveedores ha sido criticado duramente por Zamanillo Gaitán (.¡991)por ser una "grave simplificación" del objeto, en tanto que hace referencia a lo empírico y descriptivo y no a comprensiones teóricas ni analíticas. Por otra parte, excluyen la dimen-

Evolución y diversiclod en

lCI

conceptuolizociÓn del objeto

Para el caso cle Costa Rica, la evolución en las conceptualizaciones acerca del Objeto Cenelrico rlel traltajo social se aprecia en el esquema Na I2, identificadas a partir de la document¿ción del currículunr cle la Escuela de Trabajo Social cle la Universidacl cle Costa Rica. En el recorriclo cle las conceptualizaciones se iclentifica el énfasis en una pers¡tectiva del h.tcL'r -aun(lue sea desc{e clos fuentes ¡raradigmáticas clistintas-, pues entre los años 40 ¡, 60 se planIe¿'el ajuste del irrcliviclLro al nredio" y en la década del 70 "1a liberación del honrl¡re y la translornración cle la sociecl.rcl". Los ¡.llantearlientos de las clécadas del B0 y 90 reflejan otra perspectiva c'rr tanto l)onen el énfasis en la a¡rrehensión intelectual de "las concliciones cJe vida de los Sruf)os sociales populares" (198-|)o bien en "las relaciones del Estado y la sociedad civil y ha-

cia adentro cle la socieclad que obstacul¡zan disfrute pleno cle los derechos hunranos" (1993).

El

ofr,jelo y uno lipolooío cje los modelos de

rnleN,ención

41

Esquemo N" l2
Evolución y diversidod en lo conceptuolizoción del objeto
Costo Rico: Evolución de lo compresión delobjeto del trobojo sociol

Ajuste del individuo al med¡o 40-60 La liberación del hombre y la transformación de la sociedad

Las condiciones de vida de los grupos sociales populares

Las relaciones del Estado la sociedad civil y hacia adentro de la sociedad que obstaculizan el disfrute pleno de los derechos humanos

v
Eslo
El

Las expresiones cotidia nas de la desigualdad social, el acceso desigual a las oprtunidades, satisfactores y las interacciones problemáticas y las potencialidades en sujetos individuales y colectivos.

conceptucllzociÓn del objelo djsciplrnorio es uno eloboroción propio de los outoros. esquemo es conslruido o portir de lo revisión de los curriculos de lo Escuelo de Trobojo Sociol, Universidod de Costo Rico

4l

l"4odelos

ce in:arrención csrsiencrol. socioeducctr,/o

7

leropéulico en troOolo sociol

t

I
5

En esta última conceptualización el acento está en lo dialéc+ico de las relaciones globales y el "hacia adentro de la sociedad civil" deja entrever -pero no suficienternente- lo psicosocial de las relaciones individuo-grupo-comunidad, que configuran el ámbito de lo micro y de la co' tidianidad en el mundo del trabajo y de la dinámica familiar y comunitariaEl proceso de las defínicíones del objeto se encuadran en algunas de las siguientes or¡entaciones:

a) b) c) d)

El individuo o determinada clase de individuos Ciertas situaciones que sufren los individuos Necesidades sociales y problemas sociales La génesís de los problemas en lo estructural y ias configuraciones psicosoclales de las interacciones de los sujetos expresadas en la cotidianidad.

sonancia con el desarrollo de los procesos sociales y con la presencia de determ¡nados modos de pensamiento o paradigmas implícitos o explícitos: Pensamiento social de la lglesia Funcionalismo y estructural funcionalismo Pensamiento diverso -heterogéneo forjado en la tradición maxista latinoamericana Fenomenología. Mercedes Escalada (l989) señala que una de las dificultades del trabajo social "para elaborar teoría para su propio consurno es no tener precisión sobre el objeto y una tradición de subestimar la teoría, lo cual dificulta la articulación con la totalidad y la historia". Los principales obstáculos son, según la misma autora:

La concepción de trabajo social es diversa porque esta se diferencía históricarr¡ente eri corF

a) b) c) d)

Se plantean objetivos idealistas para la acción por falta de la comprensión

El uso de un método empirista

de la totali-

dad.

lnsuficiente formación teórica. No se admite la dístinción y complementariedad del problema-objeto-teoría-método.

ra corregir o prevenir aquellos aspectos problemáticos... La falta de definición del objeto de[ trabajo social, la sobrevaloración de los objetivos en detrimento de este y la consideración de un objeto demasiado genérico; fueron causas determinantes que obstaculizaron la teorización en el trabajo social (Escalada M., 1986). Puede concluirse, dice Escalada, que: durante la reconceptualización, el traba.io social deiine sus objetivos en función de la contradicción principal y no de su objeto. Alberto Parisí (1992) apunta que el manejo de las interpretaciones fundamentadas en el estructuralisnro y la fenonrenologÍa no contribuyen a conrprender la complejidad de Io soci.rl, a lo que agreganros entonces que las formas de intervenir en ella, entonces, apuntan a lo aparencial cle los fenómenos y no a su sustancia. Teresa Zanranillo y Lourdes Caitán (1991) anotan en sus elaboraciones que "el principal error en que se ha caído al elaborar una definición genuina del objeto ha sido considerar la materia del

"Su quehacer se define fundamentalmente por su intervención en los procesos sociales, pa-

EI

ottjelo y uno lipologio de los modelos Ce

,n.eryención

43

A

trabajo social desde una perspectiva práctica y no conceptual. Es decir se ha ígnorado que la aprehensión intelectual de los problemas es una cuest¡ón previa al modo de resolverlos". Entonces, cuando no se sabe lo que se busca no s€ comprende lo que se encuentra. Así al término del siglo XX, se plantea como desafío la reconstrucción del objeto genérico del trabajo sociat en térm¡nos de QUÉ CONOCER, para asumir CÓtttO CONOCER, o sea contiene cómo investigar y córrn intenvenir con rigor científico; es decir, concebir el asunto de los MÉTODOS como componerite de una categorÍa superior: los modelos de intervención.

! , I t I I t

,
;

Lo reconstrucción del objeto genérico: oprem¡onte desoño
La búsqueda de la reconstrucción del O3IETO parte de varíos acuerdos entre la comunidad

I
¡

r

académica de trabajo social-

a) b) c) d)

e)

La comprensión teórica de los procesos sociales y la complejidad de la naturaleza humana intluye en la comprensión disciplinaria del trabajo social. La relación capital-trabajo confígura en el trabajo >ocial los márgenes de ampliación o constricción de su función socíal No hay una úníca comprensión del trabajo social. A lo largo de su desarrollo encontramos la asistencial, tecnocrática, reconceptualizada, alternativa, sincrética (Molina L. y Romero, Ma. C., 199-+). Existe desde la Reconceptualización, y es su mejor legado, la comprensión de la realidad social como expresíón de contradicciones estructurales, génesis de la desigualdad social y de procesos de exclusíón, así como la no neutralidad en los procesos de conocimiento e inten'ención. No obstante la anterior anotación, existen consensos importantes en que no es suficiente para el trabajo social basarse en el paradigma ortodoxo del materialisnro histórico, en tanto que los procesos sociales de la dimensión microsocíal para su aprehensión, requieren de otras teorías del particular y, aunque, los procesos sociales de la vida cotidiana están articulados en su génesis a lo nracroestructural, también se requiere de las intermediaciones entre el sujeto individual o colectivo en el mundo del trabajo y de la vida fanriliar y conrrinitaria. La dimensión nracro-micro es un continuum y de igual forma el bienestar y el malestar, así entonces, el trabajo social requiere de la comprensión integral de la interacción de lo socio econónrico v político, como de la comprensión de la clihámica de procesos comunicacionales, cle crisis cle e,,olución del sujeto y cle crisis de existencia y del manejo entre los diversos continuos: - lndir,iduo - colectividad - micro - macro - estabilldad - conilicto sincronía - diacronía orden - caos Este necesario nranejo clesafía la construcción de OBJETOS PARTICULARES DE INTERVENCIÓN y la reconstrucción de métodos para su aprehensión inserto en una reconstruida conceptualízación clel OBJETO CENÉRICO del trabajo social.

t
F

r

F

r r
t
l

r lI

ht

t-

i-

Modelos de inlen,,encón c-q.s:eñciol. socioeducot¡vo y teropéutico en trobojo sociol
t.
I.*!

i,-

e identidad profesional y el estudio de los métodos: CASO - CRUPO y COMUNIDAD se ha traducido en una osucesión de procedimientos técnicos, sin una teoría consistente con lo cual -de acuerdo con Miriam Veras Baptista (1992)- no se consigue sobrepas¿r lo aparencial del objeto, porque la acción profesíonal se reduce a asuntos inmediatos de la cotidianidad. Existe una omisión en la cornprensión de los métodos en su relación con su fundamento ontológico v episernológjco- Tal omisión refuerza las debilidades. h) Definir el rn€todo por el tarna¡rc del sujeto es obsoleto en tanto que individuo, grupo y comunidad es un subsistema relacional de un entorno que lo contiene, en el que se configuran múhiples redes de interacciúr y diversas problemáticas sociales de las que derivan obietoe particulares de íntervención. Hablamos de objetos de intenención en el plural en tanto que el ejercicio profesional es diverso, heterogéneo ! se 'econstituye en cada espacio local de actuación en virtud de las interacciones de los agentes o actores partícipantes. jl De acuerdo con Yamamoto- Neüo, Martenelli citados por Montaño (1995), no es la identidad profesional lo que ca legitimidad a una profesión, es la aceptación social de su función, en la dinámica societal. En ese reconocimiento hay acuerdos de que la asistencia social, la promoción socioeducativa y la terapia en el ánrbito de las interacciones comunicacionales problénráticas de sujetos (grupos y familias) son ámbitos legítimados, así como la administración cie los servicios sociales. k) Existen consensos también sobre la acción preventiva que se realiza con la población "sana" para que puedan generar mecanismos de contención o lucha ante determinados problemas -pero subravanros aquí- la prevención resuelve parcialmente la ínmediatez si no hav decisiones de otro nirel cuando nos referinros a asuntos cuya génesis es de orden nracro estructural \,;o de l.r estructura de la naturaleza hunrana. ll La deiensa per se de la denonrinación clásica de los nrétoclos no fortalece la legitimidad, nrás [rien cleseníoca l¡ ¡tención cle lo nreclul.rr o sea, ¿cuáles son las bases cle la rigurosidad en ei clesenrpeño cle l.r función social?
No es centrando l.r atención en procedimientos exclusivanrente, sino aconrpañar esto con procesos relacionados al QUÉ CONOCER, CÓ,VO CONOCER o sea CÓrvtO INVESTICAR y CÓtr¿O INTERVENIR, lo que nos pernritirá reconstruir el OBjETO CENÉRtCO y dar saltos cualitativos para la producción clel conocinriento ),con ello interactu¡r con las hernranas nrayores de la ciencia sociai en un cliálogo con solidez científica.

La teoría clásica del trabajo social sobrevalora el método como garante de especificidad

Contribuciones hocio uno ieorio de lo intervención
Lo

oniológico de lcl intervención

5i partimo: clel ¡cLr':r'clr-, cie t:r-r:r l-l;.t riel nr¿ieri.rlisnro histórico p¡r¡ conocer la tot¡licl¡cl contradictoria, parece neces¿rio.-¡sur-lrir l¡ crrsis del Estaclo cJe Bienestar entenclicla conto un.r expresión de la crisis de la acunrul.rciirr clel capii.tl. Este gerrera nrec¡nisnros <le ajuste para revalorizarse y estos a su vez producen "efe'ctos ¡)en'ersos". Descie unit óptica crítica, se lee c¡Lre tales ntecanisnros

45

Esquemo No 13 lo ontológico de lo intervención
CRISIS DEL ESIADO DE BIENESTAR Expresióh de crisis de ocumuloción delcopitol

Lo comprens¡ón

de lo reolidqd:

Meconismos de AJUSTE

efectos perversos

respuestos o los problemót¡cos

/
DE SIGUALDAD SOCIAL

\ \
S

\

/ /
L omplejidod
Heteroge neidod

E

\

S T T

o
C
I

o
E

N

E

A
L
E

D

S

A
D

T

A
1

S

Problemólicos derivodos de lo
EXCLUSIÓN SOCIAL

-t-"tlnfO.lciCl ':---Adolcscotr
Acir-rllos

C
I

A
L

le's
I

t:
S

L

-\An.io,",o,

¿Qué invesligomos cje lo clesiguoldod sociol?

¿Cómo so producen y se gestlonon
los servlclos socloles?

Fuentc: - Eloboror:irin pro¡ricr

Mo(iolos rirr ir)lrrvcllt ir'lr osislonciol. soci<loclirr'olivo y lrtr:¡rtitrlico urI lrobojo soclol

§,

i, r ir
I

l. i

j:i

i;
§
li,

L

Esquomo Nu l4
Dlscuslón de los teorios que explicon lo sociol

Asumlr lo polémico moloc.lológlco implico

debote epistemológico

l.
I

nqturolezo de lo inlervención

.l

lógico de lo investigoción

Movimiento de lo complejidod Reolidod temóticos

metodológicos Porodigmos

Perspectivos teórico-

Fuente:- Eloboroción proplo con los oporlos de Miriom Voros Boplislct, 1992

ü obJo[r y uno f ípolo0i() clo

los n]odolos

(io ¡nlorvortcíón

47

potL'r)cr.r¡izan la desigualdad social, la cual se torna cada vez más compleja y heterogénea en sus formas y contenidos. Por ello, resulta apremiante para el trabajo social posícionarse de la investigación en el campo de las PROBLEMÁTICAS de la exclusión social en aquellos sectores sociales de los grupos etáreos, donde la expresión de los efectos perversos es aguda y porque estos a su vez constituyen el espacio legítimo de acción profesional. Acompañando esto es menester también, posicionarse de la investigación en materia de las RESPUESTAS A LAS PROBLEMATICAS con fines asistenciales, socioeducativas promocionales y terapéuticas. Tales respuestas asumidas desde cómo se producen y se gestionán desde lo público y privado ydesde organizaciones comunitarias, afines o no a la óptica estatal (esquema Na 12). Ahondar en la investigación de tales asuntos nos permite aportar desde nuestro ámbito a la comprensión interdisci¡rlinaria de la rc.alidacl y, a sLr vez, producir conocimiento que nutra los modelos de intervcn<:irin.

Lo epistemologÍo de lo intervención
l.rrtto
l«rs
r

cottcrclos/rt'irlcs y srl rcclonstrucción ul (.on( ru,tof;crts,rrlos, Es asf llcc:usario nsunlir lir ¡lolótrrllt' l,r ¡rt'rs¡rt't liv.r lt,tirir o rrrctoclológir ,r, r lt' los ¡r,rrltli¡inrrrs ( lue Or ltrvio l¡nni (1 990) c:ll;rdo ¡ror V'r,ts- li.r¡rtist,r (l()()2) r('sunlc crr las pol,rrirl,rrlt,s (onro sigtrc: "il¡l.l.ionr i,r,/cst.'trtiit; ¡l,rttc/tutlo; sltr gttl,tt/ttttivt'rs.tl; sinr rrittit rf li,tcrrinico; lrisltjr ir r/kr¡iir o; ¡ras.rtk /¡;rest,rrk,; st¡ictrrf¡llicto; tc'orla/¡tn1t.lit,t; r'rt.tlirl;irl/r'¿rnli«l,rrl; y err krs ¡rrirrcipios r¡rrc rillr'rr str cx¡rlir',rr:ión:t,volucirln/r,trrs¡lirllrl; funr lo n.rl/t'strut'lrlr.rl; rt,rltrr r irill fc'nonrcnológit',r, < olrlr.rrlicc irir-1": llctluit'rc rliscutirsc rlcsclc cl trabalo s«¡r'iill accr(a tlc l.ts oportrrrrirl,rrkrs rh'sulx,r.lt cl rkr¡1nl,ttisnlo y lit <'onvivt'r'rciA o cliál<lgo rk'¡r,rrir«li¡inr¡s "A ¡rrrlir de olr,lnt'trlos (lu(' s(' csltt¡cl(trirrt rlt' l¡t rk'st'strut tur.tr itin tkr algtrrtr¡s dc. sus clcnrcnlos", r.llr irs¡recto cottrlltttllvo rlr' l,r 1¡15i5 1'5 1¡l "trrt rliálo¡3r.r" clc lc¡s ¡.»ar.rtligr»as y la insufir.iclrr.i¿r r,le c;arl¿r un() en erxr lusiv;r ¡l.rra clar cuentir tle l.r torrty;lcjirl¡cl rlc k¡ social.'[anrbién cs ncr.csirrio cl clelr¿rtc solrrc. ll objetivirJad/subjctiviclad y l,r itr tual collt«;vcrsia cx¡;rcs.rrla cn cl irr.rr:ion¿rlisr)ro y cn la crftic;r ¿r l¿r nroderniclarl5, se¡¡rin Irr rlcs.trrolll M, Vrrls-lla¡rtistl (1992). Iirrlo c'sto lros llt'v.r ,l ¡)enr'tr',rr c,n l,r t:¡listt'rrrol«rgía cle l,r ¡rr>s nr«;clen¡idacl (ll«¡lnero Ma. Cristirtit, 19()(r) t,rr lo ,rtilrr,ntc it l,t tcoría rlr, l;r r orrt¡rlc¡irlatl, It'oría clt,l sujeto y el corrstructivismo sor ial y cor)stru( ( iolrisnro r ogttitivo. Sr:ñala Nor¡r (..rlr.rllcro rlt'Aragrin (l()()(r) (lu('cs nccoslri<; discutir.rccrca cle las perspectivas analíli<-as r¡rrc corrrlrit('l).r sul)cr.rr las conr¡.rrcnsir¡rrcs llinari¿rs o dLralcs (-onro sr.¡n: lo cornplejo/lo sirnyrlc; lo lirrcal/lo r irctrl,rr (o cs¡,liral);cl torl«¡/la l)ilrto; lo tot¡l/lo lragnterrlarlo;el orden/el caos; lo privarl«rlo ¡ltilrlit«r; lo olrfclivr/lo subjetivo; lo ¡rlrrr;rl/lo sirt¡ittlitr; lo racion¡l/lo irracional; la lógica
r .r

Los rlcs¡fíc¡s ¡lr-¡s llcv.rn cntorrces a ¡ll.rrrtt'.rrrros asunlos dcl tlebate eJristénrico/rnetodoló¡4ico, en <¡uc, investi¡.¡ar rlesrlc «londe lo conrllrerrrlcnlos cs capt¡r cl nrovirniclrto cle la com¡rlejidacl, de

5.

ol ¡r<rror)igmo ¡>osilivislo closdo lo lrodicrón rnorxislo lo onconlrqmos entro olros én Luckos (1923) y lo Escuclo cje Frónkfurl con Horheimer, AcJorno y Morcuse y cjosde el historlclsmo olomón con Wober y lo teorio de lo conrprensión y con llusserl y Dillhey con lo fonomenologio. En cuonto o lo crilico clo lo rocionolidod d<¡l proyecto do modornidod y su promesq do liberoclón y outonomio; lo defenso de lo rcrzón como inslrumenlo de conlro¡ y exploloción encc¡ntromos o Schellln G,, Nielzscho; Kierkegoqrd y en el exislenciolisnro cie Heidegger,
El cuesliono¡nr()r)l()

48

Modelos de intcrv()nción osisloncioi. socioeducol¡vo y teropóulico en troboio sociol

Esquemo No 15
Crlsis

de los porodigmos

CRISIS DE LOS PARADIGMAS

(
elno entrecruzomiento de los porodigmos
morxlsmo ol incurrir en onóllsl generollzontes y no dor cuento y explicor comportomientos concretos

Cómo se osume en trobojo sociol

Qué implicociones tiene

Cómo repercute lo polémico en lo formoción profesionol

¿Cuól es lo novedod que estó troyendo lo contemporoneldod?

Teorfo de lo cornplollclocJ

Noción de
Sujeto

Episternologio Conslructivisto

l:lolrr)lo y ur)o lipoloolo

cJr¡

los rnr>dr¡kts r.lo Jnlorvorlr:iór'l

4q

Esquemo No ió
Lo complejidod y los porodigmos

LOS INVESTIGADORES EN CIENCIAS SOCIALES

RECONOCEN

/ ./l\
/
Funcionolismo

Lo impo§ibilidod de

----'-- "'#il#L

rendir cuento de lo sobre lo bose de un unico

Porodigmo

Monismo
AbordoJe Construcclonlsto

--_/ \

---r
I

cotldlc¡no

lmoglnorlo

LA ALTERNATIVA
lo comunicoción interconexión entre los porodigmos (Benedito Mortins)

guerro oldogmolismo

micro-mocro

Anólisis

esf

Reloción ructuro-sujeto

Procesos estructuroles y los próctlcqs socloles

Modolos do inlervención osistenciol, socioeducollvo y leropéutico en lrobojo soclol

"17 Esquemo No

-

Lo recuperoción del morxismo

y posibles interconexlones

Morxismo con
I I

\___

Eldlólogo do porodlgmos

l
oproximocionos conslruccionlslos

\ -\-\

obordojes eslrucluroles e inlersubjelivos

-\

interconoxión mocro-rnlcro

- cotidiono - lo cueslión del sentido

Desembocq en lo noturoleze de lo investigoción

Es un trobojo de lo rozón en términos de monejo de teoríos poro el descrubimiento de lo reol

ó

de lo reolidod en lo que lo fundomentol

Es

uno fotogrofío

¡i§::'ffi§::
lo reol sin lo presión de los teorios

ES UN TRABAJO RACIONAL O ES UN TRABAJO INTUITIVO
fl objolo y uno lipolo0io do los rno(,olos (lo ¡rrlorvonción

5l

a
rlisyuntiva y/o la lóp,ic.a aditiva. Estas contraposiciones, parafraseanclo a Berma n (1982), son parte de la ambi¡itiedarl funclamental de la posmoclernidad y ello, así como es un medio que peimitc avcntura, conocit¡iento y transformación, a su vez pone en cuestionamiento y amenaza la ,,esl¡lrilirlarl" rlc'lo r¡uc croen-ros saber y clel moclo de hacer; pues, descle la perspectiva c1e la epistcrllolo¡iía clc l.r ¡;ostttttrlc'rnidad(', hoy clel;enros conrprencler los ciiferentes órcjenes cle los niveIcs ltigict¿s clc ex¡tlicacirin t¡ue se manifiestJn er't cJ«¡s sc.ries de nociones:

A: ()xlt'n rr,¡il,r ('(lLrs(l - [initLrrl li: l)«'sortk,n - irrt'grrl.rrirl¡rl -az,u -(,tos - inclcfinirkr
t'sl,t ¡rt'rs¡rt't tiv.t ltay attsencí,r rl(' rlolcrnlin¡cit¡lrcs ontolr'l¡1ir,rs: "y,l no lt,ry lr, ¡...n1, 1,,,y tlist'tt¡sos sollrt'lo rt'al, ya rto hay tot,tlitl,ltl rlt, la vida soci,rl, y,t n(, cxislo ¡¡,1s r¡ra ir¡a¡¡t,tt rli, Io rc¡1, t'xislt'trn r'«rnirrrrto <lc intágeltr:s (l{r¡ntc,r<), MA. Cristina, l9()(r), lrrtcrcs¡ cl rlato inñrcrli,tIo, {lt' lo tllolct tll.tr y rle lrt viviclo. l.loy ttos ¡rrcgutrtanrr)s ¿lcer(.¡ rlt' l,r ¡rgrtitrgt'lci¡ rlc un,r isgrí.r llolÍstic:a cle la ittlcr¡lrc'tación de lo real conto el nrarxistno. Nuoslra c:o¡c g¡lcldl¡ sobrtr 3s¡¡ ('s (ltlo tltl¿t lCoría ¡leneral tiellc relev¿tncia ¡tara la com¡rrr,rrsión rlt'l rlt,s,rtr¡l[¡ r:t¡trlr¡trlictorl6 rlg l.ls rcl.tcit¡l'tcs stlt:i.tlcs, pero rcc¡uierc ctlnt¡-rlentetrtos ¡-rara l.r corrr¡.lt,lrsft1lt rlt,t'rltttr¡ l9s ¿tr.lrlr¡s srlci¡lcs ittter¡lrcttttt sus relaciones socialcs clt los ¡nicrc-¡ contt.lxlos l.,rrrrlll,rrus, co¡rttrrilatlss y rlcscle su ¡;osición y situación de clase social. '[¡rtt[;ién etr cl r.<-¡ntexto clc'la crisis",¡raradignrática -conto ya se serllló- t'esurg,e cl du[-ratu OLl,t-llVlDAD SUU]El'lVlDAD y con él varias salidas, Vera Baptist¡ (1992) anota a CastoriacJís tttlr la inslituc:itin int.r¡.¡inaria cle la socicrl¡d (1983), Agrrcs Hellc.r rlc la escuela cle Buda¡-rest y sLls t]cccsirlaclcs r,ttlit'itlt's y l¡ coticli.uliclacl; y la ll Ceneración cle la escuela cle Fránkfurt entre l.t tlttt: se clestat'¿t l-litlrc'rrlas, cn tanto sintctiza el nrundo del trabajoz la racionalidacj comuni<'¡tiva en contra¡tosit'ir'rn con la irraciollaliclacl instrunrental, el rescate cle la climensión intersubjetiva err el ¡troc't,so cle ¡trorlucción clel conocintiento. En los si¡1uit'nlt's lrcs cs(ptenras, sc sintctizan los aportes de M,V, tla¡ttista (1ggZ) relacionacl«;s con la crisis rlc'los ¡raradignras y la recu¡reración clel marxismo y sr.rs interconexiones, Flaltenrlas ¡;latttc'a t¡ue la ciencia se ¡rrorluce en el ánrbito de la contunicación a partir cle la .lrgttntentación y la crítica, la autocrítica, la reflexión y la autorreflexión, y la revitalización cle la cli¡lóctica. Este apartatlo sc olrece cor.]ro punto cie debate y es una contribución nrás al tenra. Pc'tlsatllos (lue un enloc¡ue integral sobre la teoría de la intervención parte de las siguientes

ltt

¡rrcnt isas:

a)

La realid¡cl social es dinánlica, contraciictoria, canrbiante y en el contexto de las relacionc,s clel capital y el trabajo construye desigualdad social.

Enlendemos por posmodernidod. como opunlo Lyolorcl (1995). el eslodo de lo culturo dospués do.los trcinsformociones que hon ofectodo los reglos del juego de lo ciencio, lo lileroturo y los orfes. Se cuestionon los porodtgmos de ¡o roc¡onolidod que busco lo oprehensión de lo dinómico de lo iotolidod de lo vido sociol, y que desde lo crisis de lo modern¡dod por sus perverslones de lo rozón (deslrucción de Io vido. lo miserio y lo posodillo nucleor) se une ol desenconlo de los utopíos en med¡o de Io cr¡sis del sociolisrno rgol, offe señolo que de Morx o Durkeim lo colegorío TRABAJO es fundocionol porque el mundo del trobojo es lnclusivo, es esenciol de lo existencio de los octores, Hoy se plonteo -siguiendo lo c¡lodo por M, Vero Boptisfoque el d¡scurso octuol orticulo lo dioléctjco del trobojo con lo dioléct¡co do olros relociones socioles.

Modeios de inlervención osistenciol, sociooducolivo y loropéulico en trobojo sociol

b) c) d)
.

(,)

0

nes sociales y viven situaciones hctcrclgéncns que cortfigur;ttt inlt,rcses cambiantcs y contrapuestos. Además de las relacioncs dcl muncle rlcl trallajo, los sujctos sr¡n ;rrlífices cle las rel¡ci<.rnes sociales en el seno cle: la fanrilia (con torlas sus vari;tnlcs), tlc gru¡-t<,rs, cle redcs y c;rganizaciones comun itarias. En el muncl<¡ dc. la cotidianidad y de los nricrocontextos, se rcproducen y se reconstrL¡yen relacic¡rrcs como resultante clc lo l¡lat:r'r.rcstructural y conr() cx¡rrcsitin rlc lrt rli,tltlr tic¡ cle las irtlcrsulljctividatles cle la tl.tltlr¡lczit llumana. l.,t at't lóll ¡lr«rÍt,sit-rtr,rl clcl trabajo soci¡rl sc r:ottstruye y re(onslruy(,cn l.r rlilt.irrit,r s«rt:lt'l,rl ill,rctot'slIUltural, nr.tttilcst;t<la clt l,ts ¡rrol.llenrátic.rs sot í.rlr,s rlt,riv.r«l.rs rlt'l,r tlt'si¡¡rl,rlrlatl y lir r,xt lusión y, r:rr rlicllas ¡-rrolrlcrtnáticas tanrbié'n sc ro(.or)strLryc c,n los usl;.rr:kts r¡ttc §('¡illlplf,lll o st'r:onslriñcn ctt t'l scno del a¡rarato cst,l[,ll rkr,nct¡urckl c;oll lls coltcc¡lt:iorrcs y cslrate¡1i,rs rlc la políticir sor:iitl que rlcriva rlt. lt¡s rc¡,¡írlt'r'rt's llolítir«ls y ¡ulr «ltro l;rrlo, srr configrtrir larnllíótt, cn ;rt¡uellos nlicrot;t.¡ntcxlos t.rrgirtriz;tt;ionalcs t¡ttu arlicr¡l¡n n l¡ sor:icrlad rivil cn l)rocosos sor:iales alter¡raliv«rs it l.r l«i¡-1it;a cstatal. t,t proÍoskltt;tl y ltt ¡lrofcsi«¡nal cn tr.tll,tjo sot'i,tl conslruyc un sistcnl.¡ rc'l.tr:i«rn¿tl rolt cl srtjcto (r onlr.'rrctkrr rlel olrjcto rlt' intr,rvt,lrr irirr); elt (.onsc(:r.lr'¡rr i.r tto It,ry ulr.r rcl.rr iritt ncutral y lir «rlljctivirlad-srrl;jctivirl,rrl ilrtcl,rt lti¿n const,lntcnrcnlr,«r sc.r s('tottt¡rrorrrt'tr', cottslruye itttcrstr[;jc-tivitl,rtlus y l)ro(-r:sos ¡l,rr,r transfr)nn,tr l.t silu.rr itin ilrit i.rl t'l.r ulr,r situación su¡tcrntla,

Los sujetos, en tflnto aclrlres cle la constrt¡ccií;n cle lo soci.tl, «rctt¡littt cliversas posicr<;-

Con las antc,riores prenrisas se cénfigura unir basc ontoló¡¡ica y c¡tistentológica c¡uc contriltuye a la construccién de los pasos (no line¡les) c¡uc transitan cn la investigaci<in y Ia acción en consonancia con la comprensión cle la problernálic¡ en el conterxto rlc la realiclarl social global; la delimitación del objeto de intervención particular, el cr¡al ticnc rlivcrs¿rs f<¡rnras cle interpretarse y por ello requiere acuc.rdos cntre l<-¡s actr¡res en torno al c¡ué, el ¡tara c¡ué, al cót.t'to, porqué, con quiénes y cuándo. Asíse configura el nrétodo de intervc'nciórt c¡ue, lejos de ser de sentido común, se reconstituye sobre la base clel conocimiento g,enerado por el desarrollo nretódico, teórico-epistémico del trabajo social y de las respuestas a dichas interrogantes interconectadas a las potencialidades de los sujetos y a los recursos posibles. En síntesis, podría construirse la sigr-riente conceptualización del objeto genérico del trabajo social que reza como sigue, como punto de partida para discr-rtirse en una conrprensión integral de la intervención.

LA DESICUALDAD SOCIAL . EXPRESADA EN LAS RELACIONES COTIDIANAS, LA DISPARIDAD EN EL ACCESO A OPORTUNIDADES SOCIALES Y LAS INTERACCIO. NES PROBLEMÁTICAS EN LOS MICROCONTEXTOS DE LOS SUJETOS (INDIVIDUALES Y COLECTIVOS) OBSTACULIZANTES DEL DESARROLLO INDIVIDUAL Y SOCIAL EN CONSONANCIA CON LOS DERECHOS HUMANOS

El

objoto y uno tipologÍo do los rnoclolos

cJo

inlcrvonción

53

Una contprensión irrtegradora de li¡ intervcnción en lo social desde la perspectiva del trabajo social, sL/pone iclentificar los conr¡ronenlL.s, sus relaciones internas y las relaciones entre los conrponentes clue confi¡iuran el sistcnra dc intervención. Tales componentes sonl
a)

lr)

r)

Las corrcc¡rciones ontológica y c¡ristcnroló¡iica y su expresión en el problenra social y cl olrjclo rlt' inlc'rvcncícin. Ac'lr)rt,s: r,rsu,rrir)s, tral>ajador sot i,ll, ilrstitut irln u rlr¡¡anizar ir'rn nr¡ ¡¡ttllurttatrtt,ntal tt ot'g.trriz.rt irirr tl rc(l r.'olrtrlritaria. El nlótorkl o st,¿r l.r t r¡nstruccir'¡¡l tk, los l)r(x'csos, r «1mo sc rr,l,rr:ionittt los sUiclos y ( on r¡tr(' lirtalitl,rrl t'rr torno ¡l objr,to c's¡lr:t í[ic«r <le la in lcrvenc i11n.

La razón rle ser clel trabajo social conro ¡rrofesión ratlir:a en h cxlslancln rJo relncionus clc rlisparirlarl social y cn cl acceso desigual a los satisfactores r¡ue ¡rernrll¿rrr c;onslrulr calklackrs rle virla, acorrlcs c<¡rr la realizacirin de los clcrcclros humanos. El ¡rr«rhrslr¡rt¡l cn tralraJo sr¡cl,rl cs cnl«¡nces un act<lr o una actora que ¡rarticil)a en la internrcdiaciórr rlc las o¡xlrlunldatles de acccso a una calir.larl cle vida hunrana. En tal intc.rmediación se configumn dlversos obJatos tlu lntervención en virluc.l c.lc.:

a)
b)

c)
(l)
e)

La ex¡rrcsir'rn ¡;articular de las conlrarlicciones clc la sociedarl y cle la naturaleza del scr hunrano, l¡ virla cotirliana y rlc'las rc¡rrcsentaciones que estc. sujeto tiene de sus necesitl¡rlt's - r'ilrt,n(;i.rs y ¡rcltenci.tlirl¡clcs. La nrisitin itlcológ,ic.r-cconónrit:a subyacente en k¡s propósitos de las organizaciones y conro csl;rs sc o¡roralivizan cle acuerrlr.¡ con un marco legal y las ínterpretaciones que de ellos lr¡r't'n ;rutorirlarlcs aclnrinistrativas y ejecutorcs de las acciones. La c'onr¡rrt,nsi«ir.r c¡uc cl profesional o l¡ profesional en trabajo social haga de la problenrática soc i¿rl y la clclinritaci<in tcórico-operativa clcl objeto cle intervención. La constrrrccir'rn cle la relación con los sujetos interactuantes y con los que construye la nrecliacirln sobrc, la base de ¡rotencialiclades y oportunidades, La finalirl¡cl cle la intervencirin para nrodificar la situació¡r inicial, sea esta asistencial, socioeclr¡cativa ¡rronrocional y tera¡réutica.

Las

finolidodes y métodos de lo intervención

parte cle la intervención el explicitar la finalidad de esta y por ello construimos una tipología de modelos cle intervención que conceptualiza el modelo como la construcción intelectual qLre articula ¡rrcnrisas ontológicas, epistemológicas, teóricas y metódicas. La ti¡rología se apoya en el criterio de la finalidad de la intervención, en tanto esto delimita unos "límites ¡)orosos" clel canrpo disciplinario del trabajo social en consonancia con su función social conro criterio de legitinridad social. Por ello se identifican los siguientes'modelos, construidos a partir de la reflexión académica y sistematización teórica:
Es

Asistencial Socioeducativo - promocional - conrunitario Terapéutico

54

Modolos de inlervención osislenciol, soc¡ooducot¡vo y lcropéulico en lrobojo sociol

En la intervencíón profesional, al cortfigurar nrr-rclalidacles clc. intcrvcnción, estos nloclelos dialogan en función dc'l objeto cle intervención para conjugarse e integrarse en el cómo y cl para qué. La finalidad de la intervención es la categoría que define los nroclelos; por ello, c,stucli.rr las consecuencias de la desigualdad social y clelinritar los objetos de intervención cle esas consecuent'iits, cc¡llslruiclas ¡tor las interacciones prol;lerlatizadas errtre ssjctgs, e¡trc'cstos y t,l t,rIorntl, c's lo r¡ttc't:tlttslllttye lo distintivr¡ cie este cantpo discí¡:li¡ario lla¡larlo tral-¡ajo soli¡1. l.,ts rtllnr:lolles sot:lt'rlarlcivil-Estado se plasnrAn cn las políticas socialgs c¡tcrrrlicl.rs cst.rs c«rttlo frillo:lo l¿t luclr¡, ttt'¡lociaci/¡n o demand¡s cle la sociedad civil y lt¡s intereses cle la socictlad ¡lrllfilt'n, Dt, lns ¡rolftit:as sor:ialc,s, los profesionales del trabajo r,,.-inl "r,,n,,in1nl,,,.l,"-r.,,":" ¡ran rlt' la ¡lr0tlttt:citirr y ¡4cstión tlc'los scrvicios soc'i¡lr:s para lo cual cjcrce¡ r¡¡¡ ft¡lc:i(r¡ rlc'irrIcrmcrliaclón y aclnrln istraclora. Hncia aclentro rlo ln socied¡cl civil los sujctos construyen relaciones intcr¡rersonales en sss Srupos prlmarlos y secttnrlarios rlcl referencias c¡rrt. ¡rueden restrin¡¡ir el rlislrutte ¡tlcno cle ¡;otc'nclalklndas y asplraclones y construyen relacioncs orgánicas en procura rlc. lo¿¡rar el acceso ¡ oportunlclades y clereclros rle una colectivicl¡cl. En el desarrollo de la estratcgia ¡lara cortslruir el objeto de intervc.rrción, el profc,sio¡al o l¡ profeslonal en trabajo social, tiene una función cle nrediación entre los intereses y rc,cursos instituclonales y los prolllemas y ex¡rectativas rlc, los sujetos. Las estrategias metoclológicas están vincul¡clas.r lo epistenrológico cn la búsc¡uecla rlc rcspuestas a ¿cómo conocer y actuar en lo social? Entendemos como social lo expresado en el objeto/sujeto sobre el cual se ejerce una cleterminada acción. El quehacer profesional supone la reflexión entre el deber ser de la disciplina y la organización de lo posible. Entre ambos existe una relación dinámica mediada por la profLsión Jn sí, la institución donde se ejerce y el sector poblacional. La selección y elaboración de una determinada estrategia metodológica está ligada a condiciones ontológicas, epistemológicas y metódicas. El siguiente esquema resume lo expuesto.

El

objolo y uno l¡polo!,icl cie los nrocJokrs riu

intorvcnción

55

Esquemo N' lB

Componentes de lo intervención profesionol

Determino lo porticipoción en lo cuestión sociolque tronsito entre bienestor mOlestor

-->

Potenciolido
Y

Cómo se relocionon observodor-obsorvodo y con qué finolidod
I

los sujotos

Y

METODO: CONSTRUCCIÓN PARA
MODIFICAR/TORTALECER

/ coNcrPCróN ( rcr.rroL:.,.1

CONCEPCIÓN
EPISTEMOLÓGICA

óór.lsrnuccrd
PROCESO DE
INTERVENCIÓN

._[_

REALIDAD SOCIAT

RE

tAClÓN SUJEIO (objeto-suje to)

MEIODO

l'

uent e.

E

loboroción ¡:rol.rit

r

Modolos rJo inlorvcr¡citin osislcncrc¡I, sociooducol¡vo y leropéulico on kobojo sociol

Esquomo No i 9

Conslrucción de lo oslrotegio y método poro lo intervonción

Cómo conocer y octuor en lo sociol

-debe ser" de lo
profesión - Profesión en sÍ - lnstitución - Sector poblocionol

Reflexión

Orgonizoción de lo posible lo intervención

de

Selección de estrotegio según FINALIDAD

I

Contexto de lo problemótlco
A
I

Condiciononies teóricos

Condicionontes metódicos

t
I

t
I I

Objeto de intervención
A
I I

Finolidod

l
I I

'deslguoles

reloclones socloles

Comprensión e interpretoción
A
I I

Concepción de reolidod

opropioción del objeto en su esencio e incidir poro tronsformor

prócticos cotidionos

Ieropéutico

problemóiicos

Asistenciol

necesidodes solisfoctores
Fuonle.i ElcltroroclÓn proplrt

Socioeducolivos

II

ol¡rrlo y uncr li¡roltl¡¡ío tJ0 lcll trt¡xIllos rlc itllr;lvoll<:ir)rl

Ia

Lo configuroción de los modolidodes de intervención desde el trobojo sociol
Un breve recorrido histórico
Lo caritativo y benéfíco asistencial constituyen la cun4de una forma de atención social que en el siglo XIX y durante Ia primera mitad del siglo XX se constituyen en acciones asistenciales. Con la concepción de un Estado benefactor en el siglo XX, que organiza servicios sociales para atenuar las consecuencias que tiene en grupos poblacionales la desigualdad económico-social, se construyen fórmulas macroeconómicas para la redistrib.ución de los ingresos. Esta fornra de atender lo social mantiene vigente una concepción de regalía. Con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, al menos la doctrina (a partir de la década del 50), se expresa una conrprensíón dístinta a la anterior, o sea la de derecho y no dádiva. Desde entonces, ambas comprensiones de lo asistencial coexisten en el quehacer profesional y ello estructura distintas maneras de comprender e intervenir en lo social, en lo indívídual, lo famíliar, lo grupal y lo comunitario. La atención de las situaciones de orden psicosocial están presentes en la naciente profesión, los c'n años clc. la I ¡>osguerra. Hacia 1920, Mary Richmond escribía al respecto, no solo en Io rclcrcnte a las situ¡ciorres <lel indivicluo, sino tar¡bién de las familias. Desde entonces los nro' rlelo.s cle atcnciór) inclivirlu¡lcs, grupales «r ianriliarcs funclar¡lentados en una finalidad tera¡réuIir'.r, su harr crrric¡ucciclo cle la tcoría ¡;sicoló¡.¡ica y csta lla errmarcad<-¡ las opciones dcl métorlo t «rngrtrcrrtt,(on l.rs lrru,rrrisas tc<irico-r,¡ristcrrt«rlt'r¡3icls. Sc llit transitarlo clc conce¡tcioncs irtlra¡tsír¡tricas r c:oncc'¡rr ir¡ncs relacionales clcl sujelo (incliviclr¡al o colectivo)con el entorno y con sus l)ro(('!sos tolllunir:.rtivos, sc h¡ [ransit,rtfo rltl l.t ít-ttc'r¡;rctar:ión cJcl ¡rasirri«l clc. lc¡ "rk,fecluosr¡, rlc Io illlc,nlo rlr.l strjcto" ¡ un inlerós por r'l ¡lresc'r'rtc y a los síntomas (:or)lo cx¡tresión rle t¡rra sitrr¡r irirr irrtcr¡rcrsonal cn cl entorrlr¡ social. [:l rlcs,trrollisnro clc los añ<¡s 60, los ¡nllelos clc su¡;cr,tr el st¡l-lrlos,rrrr-rllo y cl ¡rllcrnalisrrrtr lrxr¡rician cl srrr¡4irrricnto cle l)rocesos rclativos a la organizlción y rlcsnrrr¡ll«; rlc la cr.¡nlunltlarl, ( on u¡l;r connot.rcirin .¡l)arclrtenrente lót nica y a¡tolítica, r¡tre involrtr r,t ¿¡ lr¡s lfrlel'cs r:r.u)lLlll,llus t'll l.rlrores rcl.rtiv.rs ¡ l¡s ncccsicl¿des rlc orrlcll infraestruc'ltrral y los st¡stri¡c t[,oltr.ls c:t¡nfllctos r,'inr:ttl¡rl<ls con l,r ¡roscsiórr clc fa tierr.r, l.r ¡lrrlrluccídrn, cl créclilo, l¡t r onrr,r l,tliz,rlirirr y t,l rlt,tct lro .rl tr,rlr.rjo, l'oslerirlnnt,lrtt'sc introrluct,n crítir:,ts.rl rtrótoclo y sc lcs incor'¡lot,r ll ,tnllisl:, rkr r l,lse sur i,rl ¡' los rlivcrsos intt'rt'sos, así r:on.lo el tlcrccllo.r la ¡;artici¡ración y a l,r t,rlur;rc itln sr¡cl,tl, Asf t'rrIoncr-'s, el tral;ajo soci¡l se inscribe en los nrótc¡rJos de la concienciar irirr-¡l[¡lrctizacitlll dc [,¡rulo Irt'irc, rlc l¡ invt'stig.rr-irin - ¡c'ción - t'clt¡r;¡ciill'r ¡;o¡rulrr, ¡;ronroción sc¡r;i¡l y partici¡racióll sor i,rl, y los uliliz,r t'lr.rrcior.lcs con fin¿lirl.rrlcs gubcrrranlentales o, bicn, finalidades contestiltari¡s a la accir'ln gLrlrcrnanrcnt¡l cle oltli'n sociocclucativo ¡.lromocional. [,] lrrevc rcrorrirlr; lristóri<'o sintc,liz.rrlo c'orr el ¡rro¡rósito de ubic¡r la enter¡iencia y desarroll«r cfe Ias clivcrs;rs lllorl¡lirl¡ck,s (Je ir)l(,rvclrcir'.1r, nos corlrluce ahor¡ ¡ ubicarnos en la décacla rlc'l t)0. testi¡3o rlt, l,l t risis cii, ,lcr¡lrul.rr i«in rli'ca¡rital, tlc crítica clcl Estado benefactor, clei patriarc.rclo, <lcl «lt'tcrior«r rle l¡ r¿liclarl rli'virla y clc la clcstrttcción clcf ¡rtrl-liente. l-os ¡troccsos rlt,,)tullrul¡c'irin gL,r'rcr',ttlores tlc ric¡uez.t-¡;olrreza con rliversas finalidades (lucro o stt¡rervivelrr i.t) sc convicrlctr crt cle¡rrcrlatlorc's clel alr¡bir.nle. Los nrovilllicntos sclci¿rles (laborales, c'ír,iros, rlc nrrijrros, r'c'olti¡.;icos) se pl,ultearr l)royL,ctos allcrnativr-rs ¡ la ¡cción estatal y retoman

5B

MorJoios clo inlurvcr\ción osislonc¡Lrl. sociooducolivo y loropóulico en lrobojo soc¡ol

social; el marco instítucional, la desagregación en programas y proyectos; el impacto de estos y el control que puedan ejercer los grupos-meta de dichas acciones. Sehace imperativo lacuestión de la planificación y la programación y la gerencia social para alcanzar eficiencia y profundizar la democracia en lo económico, social y político. La temátíca de los derechos humanos en cuanto a doctrina, tratados y convenciones internacionales, se torna un tema fundamental por cuanto la vinculación del trabajo social (fundamentos filosóficos, valorativos de la profesión) y los derechos humanos, es evidente{1. Al término de la década del ochenta, los enfoques mícro con los servicios directos y los enfoques macro, tienden a disrninuir la bipolaridad para insinuarse el análisis cle las mutuas relaciones entre lo social y lo individual, entre lo estructural y lo coticlian«¡, entre lo lradicional y Io novedoso. Se torna importante de igual manera, la visión crÍtica y global como la «linrensión dc. lo individual y lo grupal y sus interacciones con el entorno en el mundo clcl tral¡¡jo; y lo índivicluaf y lo colectivo en el mundo de la vida familiar. El aporte para la construcción del cambio social y el apr.rrte al proceso «lc crecimiento personal, constituyen puntos que conforman la brújula cle la intervención ¡rrolcsional en lo sociaf Para la intervención en lo nricrosocíal, los ntorlelos pueclert ser clasific;¡rlr;s en una tipologfa cuyo criterio blslco cle construcción -como ya sc ha afirnl¡rlo- sc reficre a la finalidad de la intervención con el sujeto-objcto. Por ello sc clenominan:ASISTENCIAI-, 5()CIOEDUCAI-lVO - PROMOCIONAL - COMUNITAIilO y TERAI',ÉUTICO.
,

métodos de la educación popular y la investigación acción. Existe una preocupación de la acción estatal en el campo de lo social y así la reflexión sobre las políticas sociales se apropia de un terreno ímportante en la profesión. Las preocupaciones son el origen; los actores, la racionalidad política-técnica de la política

Hocio uno deflnlclón de los modelos de intervención sociol
La definiclón clc r'¡rl¿t uno clc los nlorlclos lonlr'l clr consickrrirci«ilr ;tr¡trcllos t:ottt¡rot-rctrtcs tlc a¡rlicación ¡lrlcticl cn el áml;ito irrstitucional ¡rúl;lico y ¡triv.trlo clc l¡ ac:ririn ¡rrofcsion,rl. So cntlcntlc por rrrorlclo') la irrtc¡;raci(rn cn r¡na uniclad cle los as¡,lcclos «rntolri¡.iicos, <'¡rislciloló¡¡lr:os y ltrllorhrlri¡1ir or de tll¡ lonlra rlt-,lcrnlin,.r(lir cle ¡tr;iclica ¡rro[r'siott;tl. srr

¡r)

M«lrlllo il,.ilslcltr i,tl: Istt,nlrlrkrlo consislc en l)rovccr rrn subsitlio liltancicro y/o nr;ttt'ri.tl, u o[lctcr illfornr¡«'i11ll ¡ rrrr strjclo inrlivirltr¡l o r:olectivo t¡ttc ¡llantea c¿renciit en l¡ s;ttisf,tcaiórt rlc sus ncr;esirlnrfc.s vit¡lcs y corrtirrgcntcs, y (lr.rc l),lr.l su satisfac(:írilr st,rlc¡u¡ntl¡ un¡ arc:i(rn
Irtstilrtc:lott¿rl innrurliata.

B. 9

obslonle, mós qlló do los prlnclplos loóricos. fórmulos Jurícllcos y los proclomoc¡onos polÍlicos lroy urrcr tsolidoc1 on donde se nlogon y so dosconocon los dorechos clvllt¡s, oconómlcos. sociolos y polít¡cos, Wornor Lutz fue el prlmoro quo ulillzó ol concoplo cJo nrociolo en lrobo]o sociol. En l-lill, RicorcJo. Coso individLtol. Buenos Alres: Hurnonllos, 1979.

Lo Declotoclón Unlvorscil do los Dotocltos Humonos (1949) so fundó en lo necosldocj cJo clflrtnor "uno cot'tcopclón común ds los dr.¡tochos y llborlodes fforo forJor un ldool común do todos los puoblos y noclonos". No

El

objolo y uno tipologío do los mocielos do inlorvención

b) '

c)

Modelo socioeducativo-promocional conrunitario: Este modelo consiste en una acción educativa de información y formación a partir de problemas significativos para los actores involucrados. Mediante procesos de concienciación, de capacitación, de movilización de recursos personales, grupales, comunales e institucionales y construcción de redes y alianzas de solidaridad, los actores reconstruyen su realidad y configuran estrategias de acción orientadas a participar en la toma de decisiones, para contribuír a transformar su realidad y con ello tener acceso a una mejor calidad de vida. Modelo terapéutico:
Este modelo se caracteriza por el manejo de las relaciones y de los procesos comunicativos que Seneran tensiones entre el sujeto individual o colectivo y su ambiente. La finalidad es

El proces«r clc trabajo c'stá conforrnaclo por una cadena de producción que genera subproductos c¡ue pueden ser: información, bienes o servícios, y que requieren, según sea la naturaleza de lo que se demanda, de relaciones cle cooperación y de coordinación i nterorga rr i z¿rc ic.¡na L

promover los cambios que el sistema requiera para recobrar el relativo equilibrio propicio para el desarrollo índividual, familiar y grupal que se aspira y que es posible.

La intervención en crisis, el rnanejo del estrés, la interpretacíón de los componentes y las interacciones de la situación problemática, la orientación para descubrir los puntos que originan la situación objeto de intervención, son algunas de las situaciones que configuran la intervención terapéutica. El cuadro de la página siguiente resume el "qué", en términos del contenido de la acción social, el "cómo", o sea, el proceso de trabajo en sus principales elementos, el "para qué" o finalidad de intervención y los métodos tal cual han sido denominados por diversos autores y que forman parte del "cómo" con sus correspondientes bases teóricas. En cuanto a los llamados métodos clásicos del trabajo social, ya cuestionados en cuanto a su denominación por hacer énfasis en c.l tamaño del sujeto y no en cómo se construye la relación entrc sujeto-sujeto (c¡t¡jeto), los henlos incluido como "métodos" en tanto que la acción individualizada ¡:uede cumplir con cualc¡uiera cle las tres finalidades o todas ellas; la acción grupal y la contunitaria tanlbién presenta las r¡risnras caractcrísticas. Del clcsarrollo tlisci¡;lirtario y ¡-lrofesiorral tlel lrabajo sc.rcial, es ¡losible reconstruir las conccpcir¡r¡es; ASlsl'ENCIAL, TtCNOCRÁTICA, t{[(-ONCEtr-TUALtZADA, AUI-EItNATIVA y STNCHÉrtcÁ, r¡ttc si bien sus orígcnt-'s r:orres¡tonclen a tkrtt.rrnirraclas épocas rlel clcvcnir lristórico, tarnblón tr¡rlas t'll,ts t ocxislt,-n t t¡n r)l;lyor o nx'|n()r clonlinio .rl lórnlint.r dcl si¡il«r XX. t)it ll;rs cclncc¡.lciot'tcs se tlc[lll(¡t) (.otIt{) si¡3t"tt'y n}.1r.('(ur l¿r cr¡nstruccirin nrt'torkllti¡3ir:a (Mr¡lirra, L. y M,(., ltotnulr.l, lgg,l),

a)

Asistcllci;rl:
[-a t:ot't< c¡rt:irirr originaria tlel tr,rlrljo s«¡cial asistenc:i;rl, sintlnilrro tJc rllrliva, r«:girlft, t,volucitttta ll¿t'i¿t utr¡ asistcncia téc'nic:¡ corr eníoc¡ut'¡lsicol(l¡1ir:o y con unal sul)ucsta ¡rt'tltucl dtt nculritlitlarl y ol;jelividarl lrcntc a lr problcr'¡rftica sor i,rl, Lst¡l t:r.rnt:r'¡l<:ión lr;i sirlo ittlcgr;ttl.r y h;r siclo su¡rcrad,r cn Lnr¿r concepción sincrótir:,r tlcl lrllr,rJo sor;i¡rl; cc¡n la tlcfiltición tle lo asistc¡rcial conrt-¡ rlcrcclro de la ciud.rtlanla (y rro cotrro rc¡.¡;rlfa tle un l:staclo l¡ertef.tclor) .t ¡->artir cle las insatisf.tcciones a l¡s r¡ecesirl;rrles y rlern¡ntlas sr¡ci,rles t¡ue rct¡uicrt'tl tlt'l.t rc.tliz¡c.ión rlc lt¡s clcrechc¡s hunranos, lc¡ cu¡l supono abrir cspacius para la r.rrgarrizac;i«'rn y la ¡trclrlocirirr social.

Modolos dt¡ inlc¡rvorrci(ll (¡s¡slor)c¡()|, socioeduccrlivo y lor(rt)óulico on lrob(ro soclol

a

Esquemo No 20

Corocterísllcos de los mocjelos de intervención
MODETO

ACCIÓN

soclAr
(qué)

(poro qué)

nñeuoeo

PROCESO DE TRABAJO

rr¡Érooos

MARCOS

DE

(cómo)

REFERENCIA

reónrco

Aslstenslol

un 'sujeto Individuol o colectivo.

derecho

de un servlcio o

Adjudlcoclón

o

necesidodes viloles o contingenles.

de

porciol

Soiisfocclón

o

lotol

moción, bienes

Codeno de subproduclos; infor
servicios orgo-

Sociolizoción
(Hilr).

Comun¡dod

n¡zodo por relociones de cooperoción y coordinoción inlerinstitucionol.

o

Provislón lnslitucionol
(Lutz).

Culluro de lo
pobrezo.

Funcionolismo

gente

Cliente lndi(Lutz).

co-ideologío
del
Estodo Cop¡tolisto.

Función politi-

Rodicollguolitorio. Coso

Moleriolismo

Grupo

histórico.

Socioeducotlvo-promoclo-

nol-comuniforlo

formoclón con
bose en problevos poro los oclores involucro-

lnformoclón y

Lo porticipoción en lo tomo
de
lo lucho por una

mos slgnlficoti-

decisiones,

de

olternoiivos y su e]ecuclón,

dos y definiclón

mejor colidod de vido por por

sos individuoles,

ción. movllizoción de recur-

ción, copocito-

Conciencio-

Grupo
Orgonizoción y Desorrollo Comunol.

Desonollismo

cepolino.
Morxismo Neomorxismo

grupoles e insii-

te de los octores involucrodos.

tucionoles con
lo porticipoción

Método Alfobet¡zoción

Conciencioción Freire. Método Iniegrodo. lnvestigociónPorticiponte.

de los sujetos,

Educoción
Populor.

Teropéutlco

reloclones y de lo comunlcoclón
entre los suletos y el omblente.

MoneJo

de

los

de los lonslones

Dolormlnoclón
grupol,

Promover comblos en el subslstomo de que se trote, poro el logro del equill-

opoyo, lo inlerproloción poro el

Lo orlentoción, el

-

ClínicoSocio-

Normoiivo,

orlodoxo

Psicoonólisis
y

neof reudio-

brlo relolivo ol

esclorecimiento del sujeto indivi-

Con<,luclislo.

duol o colectivo

en

lntervsnción
crisls.

nos-onólisis
PsicologÍo

slstomo,

y lo ojocución do

del slstemo. lndl-

vlduol,
lomlllor,

comblo requoricJo

occlones perllnonles con ol

inlorocclórt),
Coso Gru¡ro Conrurrlciod

Fomilior (comunlcoclón-

lronsoccionol, Gonduclismo

lenciol (fenomenológico).
Sislemótico-

Exis-

Eslrolégico
listo.

Eslrucluro-

ft rcnto ; - Elctl-roro<:lCrn ¡'rro¡

rlt

r

Il

oll]olo y uno lipologic¡ clo

k¡s tnr.¡rlolos ck¡

itllutvrltx;l(rlt

ól

¡

!

lt)

Tecnocrátic.t-¡:

Trabajo social crs una [ornra de acción social que debe contribuir al proceso general del desarrollo econónrico y social de un país y a la satisfacción de las necesídades inmediatas cie los nrarginados desde la óptica estatal exclusívamente, mediante la aplicación de técnicas de trabajo con individuos, grupos y comunídades sin articular la intervención social a los intereses colectivos del pueblo. Se fortalece en el contexto del programa Alianza para el Progreso de los años sesentas, cuya finalidad fue contrarrestar lE efervescencia social generada por las consecuencias del desarrollo desigual y promover un rápido desarrollo del capitalismo en los países.
Reconceptu a lizado: Los años setentas y ochentas son tesligos del cuestionamiento a las concepciones asistenciales tecnocráticas de la profesión y proponen una concepción crítica de la supuesta neutra-

lidad, de explicaciones mecanicístas de la realidad para dar cabida a una interpretación histórico-dialéctica de ella nrisma y a una conciencia social comprometida políticamente con los intereses del pueblo. Esto dio lugar al surgimiento del trabajo social reconceptualizado con fines de concienciación, organizacíón y nrovilízación social para contribuir con la transformación social, nrediantc' la organización clel pueblo para que participe en la toma de decisiones de la vida econó¡.nica y ¡rolítica clel país. El ¡rlante.rnríento nretodológico fue el denominado rllótodo inte¡.iraclo (c'asc¡, g,rurl)o, cor¡uníclacl) quc sLrl)one la realización de un proceso conforrltario ¡tor la sut'esiviclaclcle l¡s siguientcs ('tal)as: ínvestigación diagnóstica, planificación de las .tc'ciollcs, ejecución y evaluación. La a¡rlir:acióu rle este nlétorlo tanlbién estuvo influida por los ¡rlitntcanticntos cle la ech¡cación liberacfora clc l'aulo Freirc. Con ello sc abre el espacio para incorl)orar la invcstiglc:ic'rn-acc:i<in, la invcsli¡iación partici¡-lativa y la eclucación po¡tular en los ¡rtotlclos tlc intt'rvención socir-r-eclucativos y ¡lrornocionalcs clel trabajo sc¡cial. [:rt csta cottct'pt:ititt hay una negacirin rlc los nréloclos tcr:rpéuticos y asislc.ncialcs rlcl calll¡to ¡lro[csiott.tl ¡).u.1 tl.tr c.t[ricla a nrodt,los sor:ir¡-t,rlLrr'.rtivos-¡lronlt¡cion,rles tlcl lrall.rjo soclirl,

Allt'nl.rtivo: l-.l .lnlcrior rottt¡rtuttsi«in siclrta las lr,rst's ¡r,lr.l l,l tlc[inir itln rlcl lr,rlr,rjo sr¡r'i¿rl lllt,trrativo, vt'rlictltt'tlcl tr.rlt,rjo s«rr'í.tl rccottcc¡tti¡aliz.trk¡ t¡trc ¡rl,rntc;l ('onlo tt'sis tt,ntt',tl:"cl tt't'urtrx:cr cl¡(f l,l tllt'nr.ttiv.t cs l.t t¡ttc lcvartta el ¡rroyc'r'to ¡ro¡:trlar rcs¡,lct'lo rlc.l ¡rroyt,t lo tk'un,l sor:icrlld tlctt'rtllilt;lrl¡ t'n l¡ nlt'tlitl,r cll (lr.rr) se artictrl.r, l',lt ilita y reltrtrz,r el rk,s,utollo trr¡¡,ttriz,trlo cle lr¡s lilt.ll)os ¡;o¡tttlart's (ot'no cr)nvot:ator-ia ck'rrrr,r nu(,v¡ ltc,gc,ilortí.t. Isto sll¡)on(,Ultrl ¡rr,1r'llr';t ¡tt'oli'siotl¡l r¡ttc ¡lrivilt'¡iiit l,t crcacirin rle contlicio¡lcs olrjetivas y sultjt'liv,ts r¡uc [,rvtrt('/('¡ln r¡uc" los itttt:rt'st's rlt'los st'r'torcs ¡;t-r¡rrrlarcls searr lrc¡iurrónicos, No sc'trall rlt,trn,r ¡traxis ¡rilit¿tntc si¡t¡ rlt'ttt.lit activiclacl ¡rrolttsiottal (luc¡, en cnrla sittrat'i«in concrurtil, ese r¡rrt'h;r{'t,r 51. ¡lcrl'ila rlt'srle las t otltlir:ir>llcs r¡tte lc'scilal;r la rcaliri¡cl y l.rs.rsigrrar:iol'rts c¡rre lc son ¡tnl¡ri,ts cle la ¡trol'esirin (Ma¡;tiina y olros, 1987).
Sirrcrótico: A ¡:artir <lcl sr'¡itrntlo t¡ttint¡rrcnio clc los ilños oclrcrrt¿ls so gestA re.llnlente un enfoc¡ue intcgral, clue r()cul)('l.t rlt' lo ilnlt'rior lo ¿rsistcnr:ill (no ¡sislclrt ialisrrro), lo tcra¡téutico y lo protllocional. [-«-r ¿tsistcllt i.rl crrtcnrlirlc¡ cc-lnro rlcrc<:llo cle l¡ <:iuc]¿rdallía y no conlo regalÍa de un Istatlo benel¡ctor roll lnir;ts (r Lma trar'¡slonl.l.lcitilr inclivirlual y social a ¡lartir dc las clenlandas

62

Moclolos (jo irtlorvonclón crsistonciol. socioeducolivo y loro¡róulico on lroboio sociol

I

a

soc¡ales que aspiran a la realización de los derechos humanos. Ello conlleva la acción socioeducativa promocional y la gestión de los servi-cios sociales. Una definición del trabajo social sincrético es la siguiente: Trabajo social como una integración de elementos-.afines de las concepciones anteriores y que genera como resultado una disciplina y una profesión con objetivos de cambio social, me-

diante la intervención asistencial, terapéutica, promocional, educativa y concienciadora en la búsqueda de la realización de los derechos humanos en todas sus formas y manifestaciones. Para ello.explicita tres dimensiones de estudio e intervención:

a) b) c)

El subsistenra microsocial c¡uc cornprencle las interaccir;nes cle irrclivicluos, [.rrrrili.rs, grupos y organizaci<¡nes de l¡ase. El subsistema intermedio o ntezzosocialque supone la gerc,ncia clc ¡rrogranras soci.rles públicos y privados, y El subsistema macrosocial al c¡ue responcle la fc¡rmulacíórt y evalu¡r:itin cle las pcllíticas sociales.

Cabe destacar, con respecto a esta conccptualización del trabajo social, c¡uc. lo síncrétíco no comulga con una p«rsición eclccticistA, en la quc los profesionalcs y las ¡lrofesionales practican un conjunto cle lócnicas elcgirlas sol;re la basc tle la ¡:rcfcrenc'i¿r ¡.lt:r'st.rn.ll, cinrcnt¡rl¡ en el oportunismo y la ocurrencia. 1-o sincrótico se (ll)oy(l en la ct¡ntl;itr.tt'iri¡r tlc ¡rrirtci¡rios conrunes a varias escuelas rle ¡rensarrricnto c¡ue ¡-rerrtritcn confornr¡r Lm n)(lrco t'on solidez, lcl c-ual puede justificarse ct.rrtcu¡rtualmcntc y tto solo clc nl¡rtcra pragttrítica. Los modelos de ilttcrvellción cortceptualizaclos corresponclcn t¿unl;ión .l unA construccióll histórica que recLlf)€rra elcrlrentos clcl origett, cvolucirin y estaclo tltl¡rlc tlcl tral;Lrjo soci¿rl cn la actualidacl. Ahor¡ l;icir, los nrorlclos suslcnt¡n un¡ cletcrnrirt¡ch ¡rniclit.r ¡rrolcsional t'rr l,r (lue so exl)resiln conro MODALIDADES DE lN'IERVENCIÓN O DE A'[ENC|ÓN profcsit.rrr.rl rlc

kl sor:i¡1.

El

obielo y uno l¡pologio de los modelos cje

inlervenciÓn

ó3

Copítulo

ll

El modelo osistenciol

práctico exige un merco teórico, osi como conocimiento específico
"Lo

de lo resolución de problemos" (Gollordo, 1973: 5)

lt ('slt'st'¡SLtttrl«l t:n¡lllttlo s(¡ cx[)ono cl ori¡¡orr y cl rk,surrollo clcl nloclcl«r ilsistcnr:i¡l vincula<l<; ¡l I't rlvolu('iril tlt'l lritlritjo sor:ial y su csccnario t'st'nr i.rl, t,l Estaclo rle [Jicncst.lr; sc t'csunto la tlíst ttslrin t,tt lonlt.¡ ¡l rlilcnl;r itsistcncia-itsistcnc i¿rlislrto y l,rs toncepcioncs tlc l.r.rsislc,nci.r sor:i¡1. [:sIos,lspt,t;los constitttyttn t,l ¡rrciltrtbrrlo a la ¡rrcsc,rrl,rr:irin tlcl modc.lcl ínrlic.rrkr en tLr,lntr; ¡ su (.oncc¡rtualización, ntótoclos, el ¡rara quó clcl nrorlekr y srrs frrrrdantc,ntos c¡.ristcrrrolri¡3icr-rs. Il cn¡rftulo se complenrcnta con cl anexo N" l, {¡rrc contiene una lrerranlicnta úlil dcl canrpo rle la ac[nlinistración, la cLral pueclc ser al)rovc(:l¡.tlrlc [)ara reconslruir los l)roc:csos institucionales de la asistencia soc¡al y, a partir rle la invcstigar,irirr empírica en cslc ciurpo, alirlentar cl desarrollo teórico de la asistencia sr.¡cial en el nr,rr(.r.¡ rlc l¡ reconstitución clcl Istaclo 1:osrnoderno. El anexo Ne 2 se refiere a la síntesis de un¿r tracluccitln del tcxto rle l)crlnran Flellen l-larris sobreel llamado "Problent Solving", c1r.rc, pueclc tcrrcr ¡rcrtinencia cn la coltstrurcci<in cle Lnta respuesta asistencial-promocional y, por ellci, sc intluye corlro lucntc cle consulta,
f

origen y desorrollo de lo occión osistenciol en trobojo sociol
El
Existe consenso al reconocer que la asistencia es la modalidad de intervención social ligada a los orígenes del trabajo socíal, caracterizada por la acción voluntaria e innrediata frente a los problernas de fa indígencía orientada por el cristianismo (protestante o católico). En una primera etapa, el ejercicio de la caridad estuvo mediaclo por instituciones eclesiásticas, comunidades relígiosas y organizaciones de laicos, cuya concepción era caritativa. La aparición de los barrios obreros en Londres, Manchester y Clasgory cLryas condiciones de vida reflejaban la explotación que generaba elavance del capitalismo, propició el surgimiento en '1869 de la Charity Organization Society (COS), constituída por hombres universitarios de

El

mociolo osislencio¡

ó7

I ; lr
!.

I

()xftrr«l y (.;rrrrlrri<l¡1(', l).lr.l l)rest.lr asisllnt i,r ",t lr¡s ¿[c« t¿rkls pr.rr los rics¡ir.rs rlc l¡ vitl,r" (Kisncrnr.ul: I()7 |). St' f«lrt¡t¡ron v«rlulltari«ls ¡t,tr.t pr(,sl,lr ,rsislt,nc i.l, ¡trittr i¡l.rlrlt'ntt, rrru¡r'rt,s, l'n lll()O r,xlrll,r t,tr l«ltltlrcs l.t Wonlt,rr's LJnivt'rsity Settlcnlt'rrl, l,r lonlr,rcir'll (luc sL. (l,lll,t lt¡r,tk,oliclrl.¡t ion fil,rtrltri¡rit:o-¡lrolust¡ntc. l:n lti99 r'n Ar¡sterr,l;rnt, sc t.rcó cl lnstittrto (lt, ['orrn;rr ir'trr ¡xrrl cl Scrvi< io Sr¡t:i.tl, t;uyo currículo r:orrtení¡ beneficcll<i.r, tralrajo cn fá1¡ricas, tirllt'rus, llistori¿r rlcl socialisrrro, sintlic'¡lisnlo, cool)cr¿rtivislllo y segr,rrirlatl social. Sitr cnlll.¡rgo, cl t'stt¡cli-il tlt, los ¡lrolllentirs s«l<:iales luc ent:ar¿rrlo 1:or las escuelas clc socir.¡logía. La C()S cre.r cn lutrrlrcs l,r ¡l'iltrt'r.r c,lt,uslls cs«'uclas y crr 1904 sc crea l¡ rle Cic,nci¡s Socialcs dc Livt,rpool. 'La C()S inglcsa cs re¡rrorlucida en Est¿rrlos Uttirlos, cn 189U sLl r'()tl l¡t Isr:ucla tle Fil,¡ntr<l¡ría cle Nireva York, clestina<la a fornrar asistcnlcs sociales y el lnstitutr¡ cle Cienci¡s Sociales rle l¿r Universiclacl tlc Clricago (1903) sc crtclrgaba clel esturlir.¡ de lr.¡s ¡rr«;lllcrrras socialcs. Asf surge el servicio social conro r.rna forma cie ayurla sistemática de orient¿rciórr ¡:rotestante y en Antérica Latina la ¡;rinrera escuela de trabajo st.¡cial surg,e en Chile, en los años 20, Las consecucrncias cle la creciente rlesi¡iualdad social y económica que engendra el capitalismo, los procesos rnigrat<-rrios, las secuelas psicológicas, fÍsicas y económicas de las guerras, requieren de un¿r intervc,nción calificacla denlro de las líneas de racionalidad y modernización. Una segur-rrlu ctapa en cl clesarrollo cJel trabajo social se ubica con el avance de la revolución industrial, r'l c:a¡ritalisnro y las ¡lLrLrrras nruncliales; eslos procesos influyen en la necesidad rle profesionalizar l¡ asistcrrr:ia soci¡l; surgc.n las ¡rrimcras escuelas cle fornración cle asistentes socialcs en [:rrro¡r,r, l:starlos tJnirlos y Arrrórica Latina (1910-1940), En los añr.¡s 30 y 40, cr.rrr la gran clepresión y el proceso de industrialización (tardío en Centroanrérica:añ<.rs 50-60), los trabajaclores asalariados exi¡;en reformas laborales y seguridad social. La interve¡rción social operacionaliza la asistencia con la provisión deservicios socialesen los centros de trabajo y con la educación social familiar. La entrega de un servicio material y el consejo fanliliar o individual con un carácter regulador e influyente en la formación cultural, son parte de la ampliación de los rolesdel trabajo social con carácater normativistal0. La asistencia fue entendida en esa época como auxilios financieros y materiales, consejos y orientaciones resultantes cle la aplicación de las técnicas del psicoanálisis. En los años cincuentas, la asistencia social fue parte de lcs programas de desarrollo comunitario de la Organización de las Naciones Unidas y esta se fortaleció en el marco de las premisas keynesianas durante los años sesentas y setentas en la sociedad latinoamericana. La crisis de los ochentas y los cuestionamientos al Estaclo de bienestar determinan el carácter focalizado de la asistencia social dirigida a la población en situación de pobreza extrema. De acuerdo con Cüendell (1994: 36), podemos contextualizar la asistencia social al término del siglo XX como la estrategia común, tanto de gobiernos neoliberales como de los socialdenrócratas. La estrategia de la política social neoliberal traslada a la sociedad civil y a la lglesia un papel protagónico en el canr¡ro dc. lo social, recordándonos los orígenes mismos del modelo y, con

10, Lo Escuelo Diognóstico (M. Richmond) y lq ¡nf¡uencio dol psicoonólisis. son de gron relevoncio en lo nociente profesión, como se veró en el desorrollo dol copílulo lV.

ÓB

Modolos do inlorvonción osrslonciol, sociooclucc¡livo y loropóulico on lrobojo soclol

Esquemo No 2l
Los orÍgenes

de lo osistencio sociol

FII.ANIROPfA
i
I

<--.._..-.F -\.:__--:.

SOCIEDAD CIVIL

-r
__---v
____rr:

tGtestRs

I

+

ASISTENCIA

FllontroPÍo

SOCIAL

\

Profeslonolizoción
.l890 .l899

Women's University Settlement, Londres
lnst, Formoción poro elServ, Sociol, Amsterdom

1904 Esc. Ciencios Socioles, Liverpool .l925
Esc. Serv. Sociol en Chile

ASISTENCIA

_.---,>

ouxilios finoncieros ouxilios moterioles consejos

---------r-

ASISTENC¡ALISMO
F

uonlo : Eloboroclón proplo

El

modolo

osisienciol

Ó9

t'lltl, c'l [-st.ttkr f),rs,'r .l sor ulr coordin,rrk)r (l('l.l .lcci(irt soci¿¡l l]riv,t(1.t. [)csrle l.r cstratcgl,t iltlostl«.i,tlt,lt'lrttlt'r.tl¡, l.l .lsistctlci¡ social cs l),lrt(,rlc un¡ cottr t'pcir'rrt rlt,l l.sl,rrlo cslr,ttógico ertcl t¡ue l,t gt'rc'ttt i.t tlc lo ¡rrilrlico.tclr¡uiere nr.ryor rclcvall<:ia l)Jr.l ejercor lirlcrraz¡¡o, nl0nej(¡r la lncurlltluntl¡rc y sul)cr¡r los esqucrttas clásicos rle l¿ adnrinistrat:ión y, por l,u)lo, a¡llicar la cont¡rottsac'itirl st¡t'i¿l «:t¡n cIicicncia, A la concc¡rcirin cstratégica rlt,l Est,rrkl s(,uno lir gollcrtrr,tllilidatl, r¡uc olorga tttt st'ttticllr estratégico a las polítir',ts rle control o irrtegrat:it'¡lr ott cl nlrtlCr) du r¡n $ul)uL¡slo rt't()nlo,t l.t socit'tlacl civil y con ellr-¡ rlcscr-¡rrgestionar,rl a¡r.lr,llo ¡lúllllcu rlcl ¡.rror;us<,1 du institut:iotraliz¡r Ia .ttención cle la conflictivirlad social, ¡ror ello adclulcrurr prot¿gon¡snro las ONC y l.r rcftrncioll.rl iz¡ciórr rlc org,anizacic¡rrcs l¡[torales y c<.rrrrunilarias, Por cllo, al cucstit>narse cl paradi¡irtta cllsico clc. la gcrencia cn los asuntos pú[:licos, la ticin cle l¿ asistcnci¿ social sc convicrle en un loco cle atenciórr, aconr¡tañada de la crítica scrvaclor¡ h¡r:ia t'l [-st¡ckt rlc I]ienes[.rr S«¡ci,rl.

El

dilema osistencio-osistenciolismo

Hablanros dc asistc'ncialismo cr¡ando la "¡rrovisión de servicíos" se consideró como la fórnrula icleal ¡rara soluc:iolrar los problerlas sociales. Si bien el asistencialisnro es una de las actívidades sociales que históricamente han desarrollaclo las clasc.s clor-ninantcs l)ara paliar la nriseria que g,eneran las relaciones de explotacién, basadas en la a¡tropiación del plusvalor que S,enera la fuerza de trabajo y que es apropiado por el capitalista y por el Estado como mecanisnro redistributivo, la labor asistencial, surge no solo por iniciativa de los sectores dorlinantes, sino, sobre todo, por la presión ejercida por los sectores
popu
la

res.

tisfacer (aunque de nranera insuficiente) una necesidad, no puede hablarse de asistencialismo, sino de asistencia social. La práctica asistencial no resuelve por sí mísma los problemas estructurales y esta no debe inrpedir Ias reivindicaciones mayores; sin embargo, "el miedo a lo asistencial lleva a la abstracción estéril y al discurso ideológico, alejándose suicidamente de los intereses concretos de los grupos excluidos". La perspectiva de lo asistencial "es imprescindible en el trabajo social, pero nunca puede agotarse ahí Ia acción profesional crítica y comprometida con la justicia social y consecuente con los valores ético-filosóficos de la profesión" (Alayón N.:1992). Lo asistencial, conro mecanismo vigente en las políticas sociales, revela la exclusión e inclusión de los servicios prestados directa e irrdirectamente por el Estado. Por otra parte, las clases subalternas encLrentran en las políticas sociales un espacio que posibilita el acceso a los beneficios, servicíos o cJerechos que, de otra forma, les son negados, Según De Oliveira y otros (1989), las políticas sociales son un es¡:acio cie lucha, confrontación y ampliación de derechos. El lttecatlislno ¿isistcnci¿rl cc¡rlo conlpensaciri¡l cle la carencia convierte en justificable que el Estado valore y selcccione cl ¡;rado rle carencia ¡rara incluir o excluirlos de los servicios ofrecidos

En cambio, si Ia actividad asistencial es asumida como derecho inalienable del pueblo explotado e interpretada desde la perspectiva de la igualdad, la justicia social, o sea como dereclro hunrano, y a la vez se comprende que es solo una acción inmediata ante la urgencia de sa-

70

Mo(.lolos

tlo lr rl<rtvorrción crsislonc¡ol, socioor hlcr

lliv<)

y toro,)óulico on lt(rt)oJo sociol

I

.!

f

Esquemo No 22
Corocterísticos del osistenciolismo

Concepción Estodo = Benefoctor
compensoción sociol ol
solorio indirecto poro estimulor omplior el ingreso y reproducir lo fuerzo loborol

A
S
I

Sorvlclo = regolío/dódlvo como fórmulo poro solucionor los problemos

S

T
E N

orgonlzoción populor

Metconlsmo cJe cooploción de lo

C
I

y comprendido en

Lo occión es ubicodo en el nivel del sentido común
sus

circunstoncios inmedioios

A
L
I

S M

Noción de grotuidod de los servicios como si los ingresos del Estodo no son producidos por el trobojodor o trobojodoro

o

Vocío en sus consecuencios poro lo solución del problemo

Prevolece el burocrotismo
uonte : Eloboroción propio.

F

El

modelo os¡slcnciol

7l

Esquemo No 23
Corcrcterísticos de lo osistencio sociol

Derecho de lo ciudodonÍo en tqnto los corgncios son monifestociones de lo exclusiÓn del sistemo

A
S
I

S

Prestoción de serviclos en donde el LS, es un modiodor y lo occlÓn educotlvo tleno moyor relevoncio que el servlclo concrelo
Usuorio como octor PorllciPonto

T
E N

C
I

Comprender lo finolidod y o qulén beneflcio

A
L
I

S M

Expresión de lo focolizociÓn

o
Expresión de uno fose del

proceso promocionol

Fuenle: EloborociÓn ProPio

72

Modelos cje inlervención osistenciol, socioeducolivo

Y

loropéut¡co en lrobojo sociol

tF !
( (

f

I
{ *

'(

,d

t

{ { {I

t *
{

1 + d

excluldos del mercado, la asistencial es el mecanisnro l)¿lra ello, el cual o¡rera en clos scntidos:

(!n los ltrogrrillrirs s(,( l,tlott. l)t'tttoslrar ol grarlo (lc t:.rrr:nc;i,l cs el "¡)Asl¡;ortc" ¡).lr,l irrgros.rr .tl ,r¡),tr¡to lnstltttt lott;rl y itr¡ttf rr,sltk' tul.t cl(' l,ls funt:ion(!s (lr.ro ¡rcrsistcn cnlrc l.ls .rlrilrut iollcs tlt, krs tralxrfitrlores y lritll,rJ,ttlor,ts soli,tlt,s: l¿t v;tlorac'ión y cllsifir.rción. Il lr;rlr.rjldor st¡t-i,rl cs t'l ¡rrofc§lt¡ll¡tl autr¡riz¡«lo y lc¡¡ltirrr.rtlo l)flra rletcrnrinar cl ¡irarlo rlc carenci¡ y clcfir.rir r¡uiórr cs usu¡ri<-r par¡ l(!ner ilcceso a l«rs scrvlckrs socialcs;adenrás, la tccnokrgía fe da racion.rf írl,r<l.rl ¡.rroccso. Irr eslt,¡ltil'ttrl r(,sl(lo ln cst'llt'i¡ rlc su dist'rr:cionali<l¡rl ¡rrol't'sion,rl y el cjcrcício rlcl ¡rorlcr, L,ts car¡ctcrfsllcas tlu los s('rvicios i¡sistclnci¿lcs solt l,urtl¡ién rellcjo dcl frc',r ntcnos rk'slrrollntl,r ¡rrtr ¡lrtrtrl rlel Isl.t<lo; l,ttnlriún €Xf)Icsrl l,t [ortrt,t rlt'si¡itt.tl para tr.llirr l,rs ctrr.'sli«llcs rt,lt'v.ultes segtin los lntereses'rklnlln,urtos. Los clivt,rs«-¡s (:()nll)on('nlt's del Isl.rrlr-¡ n¡.rr¡ilit,sl.llt l.r tt.rnrlt,nsaclón de lntereses hegettt(lnicos y sulrallcrnos cle l.r t íutl,rtl¡nía. Err la pcrspectiva keytrosianir, la ¡;olítica sr¡<'ial liL,rro r.lna fullc'itin ocontirr¡it,r: srrlrsitli,rr cl consumo o subconsumo mecliante el s¡lario indirccto ¡l.rr.r cstimular y anr¡rliar el in¡;reso de los

*r
É¡;

¡,

a) b)

,G

4 d d

Accíón compensatoria y de control social qr¡e muestra la fase "humanitaria" del capitalismo. Como derecho de la ciudadanÍa y como ¡iarantías buscadas por la población, pues la transformación de las necesidades socioeconómicas y las carencias de los derechos ciudadanos lleva a los movimientos sociales a un proceso de revisión y redefinición del espac¡o de la cíudadanía (Oliveira y otros, 19Bg), tan así es que las clases subalternas, en la lucha por la supervivencia, se organizan por sus derechos económicos, sociales: trabajo, safario, safud, vivienda, educación, ambiente sano.

i1.

*r:

t.;
Iiri
'

i;' lt
t1
$Ái-

i:'
}r.
tr,, a

l.

li'
:

4n.
-{
ffi "J
,.i

d
.,t

! *l: ''§

t
i

d

rq

,..

un reto profesional superar la lectura fetichizada de lo asistencial que implica, por un lado, comprender lo asistencíal como mecanismo histórico de control y compensación y, por otro lado, participar en el diseño de estrategias, de las cuales lo asistencial es tan solo una parte de los derechos ciudadanos.
Es

I 1

it:
I

;

t,

li'

i,,

Concepciones de lo osistencío
En este apartado se presentan tres concepciones de asistencia social. Ellas son:

t ii,
itr
t.

Fs

4i

B'

li'

l:; til
't*l

4 á

FS

r**j¿

1

q
-7

Como concesión de auxilios financieros o en especie; esta concepción concluce equívocamente a interpretar que lo asistencial es la acción filantrópica de la sociec.lad. En cons,ecuencia, la acción asistencial solo puecle ser r-r[¡icacla en el nivel del sentido conrún y comprendida en sus circunstancias inmediatas. En este errfoque el cliente es rece¡rtor cle un subsidio, entendido como una dádiva estatal. Como ¡rrestación de servicios en doncle el trabajador social es un internrecliaclor entre la acción estatal y la cíudadanfa y la acción educativa tiene mayor relevancia que el scrvicío concrelo. La asistencia, conrprenclicla así, supone la nrovilidacl social entre la nrargirración y la integración social, Dentro cle esta concepciórt, el clientc es un agcnte no particilrativo.

I:¡

i,

I'
t.;

h
ii

Ii

ir,

iil i.
,¿r

&

i'

il,i

¡
ti

.rÉ{ [¡ mo(folo (]s¡slcnciol
l§Ét§'

F F

{i

ii,

73

E, f
§

b4

\

t:

[n est¡ cotll¡;rctrsititt, los ¡lroiesion¡lcs sc <lcscnvuelvcn cle moclo paternalista y burocrático, reproducc la relaciórl cle ciomin¡ción, ¡:tres el Estaclo concede beneficios, .ruo iup.ndencia. La ve'rtiente lcctlicista considera c¡ue el "sujeto" dclte tener presencia en la prictica profesic¡nal. ' Cottcepciórl rle la asisterlcia en la rel.tcitin estructur¿l-coyuntural, en tanto que las nlanifestaciOnes clc cnlcr¡¡encias a nivel tlc r:oyuntura son ¡n¡nifestacír¡nes de la estructura y el ac(-cso .t krs servicios scln clcrech<¡s tlt,l citrrl.rcl¡no. Los ¡lro¡4rilttt.ts clc asistcncia soci¡l so tonrinr, asiñrisnx¡, en un cg¡Junto de prúctlcos quc, el Estaclo clcs¡rr«rlla, rlirccta o indirec'la¡ntlrtc, juttto con l¡s t'lascs sulr,iltgr¡its,,rr,', ,,,t rll)dI(tllIu {.rr, ráctcr cotll¡rctlsat«;ric¡ clc las desi¡.itraltl,¡c.lcs s<.¡ciales ¡4encradas ¡xlr cl ntr¡rlo cle prrxllcclón, Para algtttlt¡s la asisletlt:ia es visl¿t cc¡tno nccesaria, pero vacla on sqs consecuo¡clas trnnsfnrnracloras, pttcs procllra intrc¡ducir procesos terapéuticos dc ayurla trtls r¡ue procosos t:o¡,«:tivos cle canll¡io. L¡ cucstiótl cs cotttl)rL¡tlclcr la fillalirlad social dc l¡ ¡sistenci;1, g s(,rl¡ si sc' ill)t.ovocha g¡ l¡encfi< io cle l«rs irrtt:resc's clcl capital o rle la fuerza rle rrabajo, La ¡lrestacidrtl de los servicios asistc'rlciales no es de ¡;or sÍur'¡ c.luntunlo ruvalacJor c1e l.l práctica asisterlt'i¡lista re¡lror|.rctora cle la o¡rresión, clel ¡raternalisnro y la unicJirecciclnalic,lad; la linalidad dc'las accíotres deben corrr¡-rrcnderse en relación con elementos polfticor, roiiolcs y ecorrónricos. Reorientar la práctica asistelrcial clt L¡lta clírección de lucha por la constitución de la ciur1adanía, inrplic;l superar lo a¡rarente ¡rara hacer enlerger una relación entre lo particular-general, un vínculo elltrc'el clestittt-¡ singttlar viviclo y los detenninantes nlacrt-¡estructurales de lJconc1ición social rlcl sujeto. Cada una clc las cotrcc¡tc.iones ex¡tuestas relleja la visión filantrópica, la visión tecnicista y la última visión que no descarta lo asistencial, sino que lo incluye como parte de un proceso socioed ucativr.r-prontoc iona l. Descle el punto de vista técnico-administrativo, la atención social con fines asistenciales en el ámbito ¡rúblico y Jrrivado, implica la construcción de múltiples cac.lenas de producción de gestiones c¡ue tarnbién constituyen interfases sc'gún sea la complejidad de la demanda y el ámbito de conlpL'tencia de la institución para producir un servicio material o la información que satisface (la nrayoría de las veces parcialrnente) una solicitud proclucto de una carencia o bien de una sitr-laciólt contingencial. Cráficamente puede ilustrarse así:

7

4

Mocjelos de inlervención osislenciol. socioeduccrlivo y loropéutico en lrobojo sociol

i

!:
¡i i, i

i!

il

li

ii

Esquemo No 24
Slstemo instituclonol

Servicio

demondo

o lnformoción

reolimentoción

l= lnsumo
P = Proceso R = Resultodo

Fuente : Eloboroción

proplo.

El

modelo osistenciol

Conceptuolizoción
El siguiente cuadro resume el qué, cómo, para qué del modelo asístencial, el cual definimos como:

... ta adjudicación de un clerecho ciudadano a un sujeto inclividual o colectivo. Dicho derecho se expresa en un bien o servicio individual o corlto satisfactor total o parcial de carencias vitales o contingenciales. Es produciclo en una cadenA qLte interconecta subproductos mecliante relaciones de coo¡seración ),coordin¿tción intcrinstitucionitl y/o intrainstitucional.

I:l rr)o(lolo oslslonclol

75

Esquemo No 25
CorocterÍsticos de los modelos de otención

Modelo

Acción soc¡ol lqué)

Finolidod (poro qué)

Proceso de

trobojo (cómo)

tr,tétodos

Morcos de referenclo teórico

Asistsnciol

recho o un sujeto

Adjud¡coc¡on de Sotisfocción por- Codeno de subun servicio o de- ciol o tolol de ne- producto§: infor-

Sociolizoción
(HirD.

-

leciivo,

individuol

o

cesidodes viloles moción, bienes o co- o conlingentes, servicios orgonizodo por relociones de cooperoción y coordinocionol.

tucionol (Lutz).

Provlsión lnsti-

ción

interlnstitu-

Provislón lnstiCllente lndlgento (Lutz),-

Cliente lndigente (Luh). Rodicollguolitorlo.

co-ideologÍo
del Estodo copilolisto.

Culturo de lo pobrezo. Función .polÍti-

tuclonol (Lutz).

mondos

clón de los de-

lnslitucionolizo-

llodlcol, lguolllorlo, Méloclos clóslcog clt¡ lrobcrJo
soclol,

-

clo. Moleriolismo hlslórlco.

de lo

rocrotlzoclón

o

bu-

oslslen-

Fuonlo: - Eloboroclóll proplo.

Los

oportes de Hill y Lutz en cuanto o métodosrt

Ricarrlo l-lill (1970) al síslenratizar lcl r¡uc él cicnon,init mork,los l).u'rr (,1 tlt's,rrrollt¡ rkrl cas«l irlrlivitlt¡¡1, sc rcfit,rc l ar¡ucllos nroclelr¡s tliscñarios prra ".ryud,rr ll tlesvc,rrt,rj,rdo y.rlicnarlo r¡ue <lcben rclacion¡rsc) corl las bLrrocracias gul.lcrnanrerrtalcs, Al conjurrtt¡ rlc nrótorlos, l-lill les denornina MODELO DE SOCIALIZACIÓN y en este incluyc:

(

a) [l "llroclclc¡" rlc socialización. b) El "rlorkrlr¡" rlc ¡rrovisirilt soci.rl. c) El rnoclclo dal " l)roltlt,nt Solvittll". rn), FL M()l)l'l ()
\r--l

.

t)1. S()CIALIZACI()N st'a¡rlica es¡rccíficarrct'r[('.1 grul]os sociales caracterizaclos ¡lor ¡robrez¡ y se basa c-¡r los csturlios antropológic;os de Oscar Lewis en la derrottrirrarl¡ (-ultt¡ra rlc l¡ Pol¡rcz¿i. Scñlla conro funclanrcntal la contprensión clel cliente

1

I

.

do se refioro o procodimienlos.

Los outoros cc¡rrsicJoron que- lo

plonleodo por llill como nrodelos, correspondo o mélodos en tonlo el conlgnl-

76

Modelos do inlorvención osislonciol. socioeducolivo y leropéulico on lrobojo soclol

comoalguiennopreparadoparadesarrollarlosdiversos rolesdeadulto,porello,el trabajador social debía ayudarle a cambiar su comportamiento con el fin de que se conformase a lo consíderado co.mo típico según su edad, sexo y clase social.
Los supuestos del modelo son:
I

1l

-

ciedad.

El mejoramiento progresivo en las condiciones sociales y económicas de los desfavorecidos depende de cantidades masivas de asistencia económica. La discrinlin¡c:ión y la privaciór-¡ es vivicla al nrocJo cle cacla c¡rricn y sc consiclera que pueden ser ayuclados hacia una vida rnás satislactoria clentro cle los n)arcos cle la so-

hr jr

U

ti

I

hi ti: l,

El proceso de trabajo comprende los si¡iuientes contponcntcs:

i) ii)
iíí)

iv)

Enfrentar y sul)erar la actitud clcsconfiacla y clcfensiva clcl srrjet«r ¡rrra lo¡;,rar "la entrada en la situación", Asumir la "invcstigación ¡rrimaria" irlcntilicando las carencias y ¡rroltlenras percibidos por el sujclo. Realizar el "<lí,t¡1nóstico inícial" a ¡r.trtir tlc l.r evalr-racirin rlc l<;s cl.rtt¡s clc las privaciones y sus consecuenci¡s. En el tralanlicnto se debc infornrar artt¡lliatncntc sobrc los recursos y o¡torturriclacles clc los scrvicios s«rci¡lcs existcntcs, con cllo cl tralrajador soc:ial rlcscnr¡;cña un rol conocido en Anlórit'¡ clcl Norte como "brokcl'(c'orredor, bolsista). Al irrtcrrllretar y contl)ilrtir el mtlnrkl rlc l«rs servi<:icls socialcs grarlualrlcnte aytrrla a coltl)rL'r')(lcr y rcs¡rorrrler,

Ins r-rftit'its [utl(l,lnrttll,tles ¡ t,ste nrorkrlo s(' resun]en c,n l.r cLteslirin rk' la cfic'acil rc.rl; Io t:tl¡tl (ri( 11l)rr ,tl l¡torlt'lo ntisr¡lo y trast'icrttlt'l,t conrlrrcnsió¡l rlc ttinto se ot¡3.rniz,r l,r sot:it,tl,ttl y ¡l,tt,t t¡ltiritt ¡rltl,l t'l [:slilrlo, r'on lo t t¡,rl c¿rcn'rr)s ('n l,r srlirrrrrl,r cr ílit.t rcft'ritl¡ ¿rl t ottttr¡l sor i,rl t¡rrc tlt,scnr¡-rcir.r e l tr.rll,rj.rrlor soci¡1.

lr)

t¡uerimientos. El proceso de trat:ajo consiste cn:

f.l MODf l.( ) l)l: l'lt( )VlSl(iN SO(-lAt l)l,url(,,r(krs ¡ror Wonrcr l Lrtz ( l()70) t's ,r¡rlit',rlrlt, ,r tttalt¡ttit'r (:iU(l¿l(l,lno rltte rt't¡tr it'ra rlc un st'rvicio social, r'n (onsrx ui'nr i¿r la ltcc'csicl¡cl stl ll¡sn ¡r¡¡ ¿,f ¡f¡,¡1,1 1t«r, ¡ror cjt'ttt¡llo: scrvicios rk,cir.rclarl.ln«r rliurno, lro¡3lrt's suslilulos, st,rvlr:ios clc,rrlo¡lt'irin, inslitrrt'ir)n(,s l)¡r(l niños, ¡iuarrlc,rías irrf.llltilt's. Atk'nl.is, r,l strjt'to lndivirlu¡l o r:olt'r Iivo puctlu rc«¡ttr,rir rlint'ro u olros re(]Lrrsos. l)ichos sorvlcios r¡ l>iones cstátt organiz,tckrs b.tjo la ógicl,r gulrcnr,lnrclrt.rl y licrrr,rr romo ámbito at¡ucllos fcnilnlcnc¡s r¡uc corrstituycrr reaccioncs clc los inrliviclrros y f,rrlili,rs a sitLraciones qLrc los c:onclrrr:cn a cstar cn nt,tt'sidad clc sclrvir;íos ¡rar.r satisf.rc¡:r sus r.(,-

i) ii)

Trabajar con cada persona qtre solir ite ayLrrla para "irrclivirlu¡lizar ronjurrtarlentc los aspectos problemáticos de sir situ¡ción cle vida y clc. la cx¡rcricncia cle usar servicios y satisfacer sus requerinriento-s sociales". Comprender el significado que tir-'ne para el indiviclLro y la familia el heclro de esperar ayuda. Algunos experinrent.rn verg,tienza y culpa, otros inrposición de autoridad y amenaza a slr autonomía, hostiliclacl, rebelión o clc.presión, Por lo tanto,
modelo crsislenciol
77

El

tlt'l intlivirluo a las tensir¡nt's

iii)
iv)

l),lrtc (l('l rtt(ilo(lo consisl(,(,rl r()('ono('or lil nnlrrralcza y scvcricla«l clc las rcs¡:trusl¡s «le l,r siltritciCrrr y las ¡tnlcrrclnllclaclcs rlls¡lorrlblos ¡rirrir rcs«llvt'f los ltrol>lcmas, [x¡llit,rr t'l,tra y t'otlprt'ttsiv,rnrcnl('l.ls cr¡nrli« ionos cn l.rs r:u¡lcs la a¡¡cttr;ia ¡tucrlt:
,lytttl.rr.
C.t¡n«¡c:ur

v)
vi)

vii) lntcrcsa t¡ntbión trabajar con la fanrilia del sujeto acerca de la situación de adrnisión
¡lrr-rtlrrcc srl rcgrt:so.

la rccl cle otros servicir¡s en la cr¡nrunid¡cl y cóntcl ol sujeto ¡ruede lcncr ¡(1('('so ,t cllos. C.t¡tat:itar al strjeto y la farnilia cn cl irso clc los servit'ios, ,rsl r:r¡t.llo trrattgfar lits nctitr¡clcs rlcferrsivas, depcnrliclrrtcs y hostiles rle I sujcto, Si r:orres¡ron{lt', t:l trabajatl<tr social clcl¡e intrt-rclucir ¿rl srtJc.to cn ll sllt¡¿rt:lón rruev,l t¡uc cttfrctttc (¡tor cjc'm¡rlo: ¡3uarclcría, prisión, cl lrogar tJu lnclancls, etc.) r.r seu, cJcbe ayuclar a c<-rnr¡trender l¡s fornras como el ambic.ntc lnstltuclonal cleflne los rc¡les y .stafu.s clc pacicnte, reclus{), estudiantes, por ejemplcl,

¡ l¿ institr¡ción y, si fuera el casn, ayuclarlos a readmitir al sujeto cuando se

c)

EI "M«rclclo l'roblenr Solving" cle ['erlnran también puecle aplicarse con finalidades asistencialcs y tura¡réuticas. La ex¡rlicaciórr cle este, las autoras la han ubicado en lo corres¡tortrlit'rttc ¡l nrock'lo tc.ra¡réutico; no obstantc., sc incluye c.rt el anexo No 2 de este texto, Lna tr¿rlucción l)ara consulta clc'c¡uienes recuperen los a¡:ortes de Perlman para una intervenciirn ¡rrofesional con finalidacl asistencial.

Lo cotegorío promoción sociol en el modelo osistenclol y los métodos clósicos Al referirn«rs a la connotación clel asistencialisnro, hemos subrayado la respuesta que se agota en el bien o servicio en forma inmediata, y cuando nos referimos a la asistencia social, henros indicado la necesaria acción promocional que conlleva el modelo. Lo pronrocional lo encontranros en el discurso desarrollista y en el discurso de la transfornración social, En el DISCURSO DESARROLLISTA, el atraso, la miseria y el subdesarrollo se explican por la ¡ternranencia de una sociedacl tradicional que debe transformarse. El modelo orientador es la sociedad industrial y nroderna, la economía de nrercado y la democracia liberal. lmpulsar la nroclernización es la nteta. El ntodelo y estrateBia cle i¡rtervención se centra en la educación y la técnica. Mecliante los progranras peclagógicos se intenta transfornrar las nrentalidades, eliminar mitos y creencias que irttpiden el canrbio. El r¡rodelo cJe sociedad que se propone es el capitalista y el canrino es el seguido por los países occidentales e industrializados. En este discurso, no se cuestiona el nroclo de organización social ni las relaciones de subordinación y poder que existen entre los polos tradicional y nroderno. Con este cliscurso la pronroción social fue realizada mediante la aplicación de los llamacJos nrétocios clásicos clel trabajo social: CASO, CRUPO y COMUNIDAD, los cuales expresan
7B
Mocle'ios cJo inlorvL.nción osrslcnciol, socioocit¡cc¡livo y loropóulico on lrobojo soclol

ños, asf como los ¡rro¡gramas de infraestructura t-olrrt¡nitaria son (lxc(¡lcntcs cjcrrr¡-rlos <lc c'llo, El discurso cle la promoción c'n el tlarco clc l.t lr¡nsfornlación soci¡rl r)o ('orrcsl)onrlc ¡l lnodelo asistencial sino al modelo st¡cicteclucalivo ¡rr«rtttotional, en t.uto r¡trc irrr:or¡;or¡ la l)crspectiva cJe los movimientc¡s socíalcs.

iln l)roco(llt!11(!ttlo ('onltin rle lnvt'sli¡iacirlrr <li,t¡itrrlstica, ¡llanoarnit,lllr¡ tlt' l.r intt'rvt'llr irirr, t,ir't:u< lrltt y tv,tlttat;lt1tt, Asf, :;c en( u(,ntr.l iltl('rv(flrr ir'rrr soci¡l r:orr str,jclos irrrlivirlrr,llr,s r¡ r olt,r li. vos (:on fltlcs rltl nslslt'tlc'i.t sot i.rl; L'slo cs, l)r'ov('('r' un bicn <.r scrvit i«.¡ ,rct.rln¡).tri.rrkr rk' l,r ¡lrotnoclón rle p«-rtencialirla«les del sujcto, Los gru¡;o§ rocreativos juvcrrilcs, r[: trrlraj.r<krrcs y rlc ni-

Lo burocrotizoción en lo osistencio sociol
estructura burocrática y la formación de cuerpos de funcionarios. La burocracia tiene un carácter racional: normas, finalidad, medios, procedimientos, impersonalidad. Los servicios de carácter social tienden a configurarse de acuerdo con formas que responden al modelo de la burocracia moderna: reglamentaciones, procedimientos, estructuras diseñadas de acuerdo con principios de centralización, jerarquización y especialización de funciones, estructuras y regímenes de personal con criterios funcionales. En el PROCESO DE BUROCRATIZACIÓN DEL BIENESTAR SOCIAL, cabe desracar que, en el siglo XV, Luis Vives fue pionero al plantear un cambio en las prácticas y las ideologías tradicionales de ayuda a los pobres. Según Cuillén Encarna (1993: 181-194), las orientaciones de las prácticas burocráticas pueden resumirse en:
Para Max Weber, un signo de evolución, de progreso y de desarrollo de una sociedad es la

a)

f

Racionalización de fines-medios relativos a las prestaciones asistcncialcs, (iuc sc nr¿niiestan en:

De una finalidad de MANTENIMIENTO o subsistencia clel necesitaclo ¡ror la PREVENCIÓN, REHABILITACIÓN o PROMOCIÓN. ii) PROFESIONALIZACIÓN del personal y tecnificación de rnecli<¡s cn general con aplicación cle criterios iii) RECLAMINIACIÓN de conteníclos y proceclimientos dc las ayurl.ts o ¡:rcstaciones para facilitar la aclministración cle rccursos y asegurar objctivirlacl cn cl trato al usuario. iv) PLANIFICACIÓN dc activiclacles ¡;ara racionalizar los recursos y anticipar respuestas a problernas previsibles. Los conce¡rtos cle ayLrrla o linrosna sc sustituyen por asistcrrciir, scguros sociales, cJesarrollo conrun itario ¡-lt-rr ejernplo.

i)

b)

La socielarizac:ión de l¡s activiclaclcs cle ayucla al neccsitaclo; csto es, el paso de l¡s res¡tonsabilidarlos clcsde los grupos prinrlri<.rs a los secunrlarios, o sr'¡ clcscle el plano clc. la fanlilin y los vot:inos a lls <;rganizacir)r'l(!s c) institucioncs. Ist<l sc nr.rnilicst.-l cn:

II

nlrxJolo oslslot)(:i()l

79

!

t
1

a

t

i)Sustituc irin clc ayudas gatorio.

dc,

car'.ictcr ¡rriv.rclo y volurrtaric.r por l;rs de carácter público y obli-

ii)llcrlucciCrtr dc'la ir"ltervención dc las organizaciones privadas y locales, en benefício clc las priblicas y nacíonales. iii)Tcnrlencia a la rc'conversii-:n de las funciones públicas a la esfera privada en la atencirin clc lo social (este tercer i'tspecto lo incluyen Molina y Romero).

Esquemo No 2ó

ROCRATIZACIÓN DE LA ASISTENCI

D E M

Formolizoción

reglomentos

A
N D

Jerorquío de corgos y especiolizoción

A
S
rocesos de trobojo

preestoblecidos

codenos de producción
I

cooperocron inlerinslilucionol

coord¡noción intorlnstltuclonol

(
-.

Métodos
Provisión de Servicios
(H¡il)

Problem, Solving (Perlmon)

--Soclollzoclén
(Hilr)

Sujetos

Grupos

I

Col nun ldodos

MocJolos (l()

irllorvo¡xjiól osislorxijol. sock;titlLrt:ollv<) y loroflóulico

r.rn

lrol¡olo sock¡l

En sfntesis,

lo planteadcl ¡lor Cuillérr sc esc¡uer¡r¿rtiz¡ conto

sig,uc.:

Esquemo No 27
Lo evolución de lo osistencio sociol

Tendencio o lo Rocionolizoción

- oyudos o limosnos de porticulores - prestodos

directo y grotuitomente

- personol no profesionol

Tendenclo o lo Societorizoción

- según criterios personoles y

no reglomentodos

se sustifuyen

por

- Servicios prestodos por

i) iD

orgonizociones formoles de corócter público que se rigen por: prlnclplos de otribuciones fijos, ordenodos medionte regtos, leyes

v)

lv)

liD lo octividod burocrótico requiere especiolizoción en los corgos

corgosorgonizodosjerórquicomente

eflclenclo el dosempeño del corgo se reolizo según normos preestoblecidos

Fuenle: Eloborodo con los oportes de Gulllén, Encorno, 1993

Esta comprensión reafirnra la necesidacl cle investigar las c¿rrlenas clo ¡rrorlucción de los servicios asistenciales, para comprencler lc¡s nrótodos clc intcrvención, los recursos c¡ue crfnsumcn, los productos generaclos on cLlanto a cantirlacl y caliclacl, y las fr¡cntes clc financianliento cle rlichos servicios, asf conto inclagar sclbre cónro sc, dclillrita el gru¡to nreta de estos serviciost2. El siguiente csclLlt¡¡lta nos resurne una conrl)r'ensirin irrtegral clc la asistcncia y las varial;lcs ¡:erIinentcs para su esturlio.

y

N'll

fI

ilrorlt¡lo rlsi:;lolrr;irrl

¿|

Esquerno N" 28
Comprensión inlegrol de lo oslslenclo soclol voriobles poro el estudio de los formos do intervenclón osistenciol'

movimienlos socioles

Asistenciolismo dódivo o regolío que cumple lo función políticoideológlco del Estodo copitolisto regulodoro y cooptotivo Ce los

Derecho conculcodo que signlflco reopropioclón de lo riquezo generodo por lo close troboJodoro y quo supono uno pleno coberturo en lo otenclón de los problemos socloles

POLITICAS SOCIALES

o negocioción entre orgonismos <----> close <-> movimientos internocionoles gobernonte socioles

Expresión de lucho

PROGRAMAS ASISTENCIALES

MARCO POLÍTICO.
LEGAL

DEMANDAS DE LOS
SUJETOS

DEL TRABAJO SOCIAL

QUÉ se solicito poro sotisfocción de necesidodes vitoles o contingencioles

quiénes sotlsfocen lo demondo

PARA OUE

y

Modolos clo itrletvt¡n<:ión c:sislOnciol, socic¡ociLlccllivo y lorcrl)óUlico rrn lrr:bojo soclol

Continuoclón Equemo N" 28

Comprensión integrol de lo osistenc'lo sociol voriobles poro el estudio de los formos de ' intervención osistenciol'

CÓMO

SE PRODUCE EL

SERVICIO ASISTENCIAL

y cútcurrente

- Referenciq - provisión de servicios - Creoción de servicios - coordinoción de servicio
-

- lnforme sociol - Estudio sociol Bose de dotos

outomotizodo

- Diognffirco/Recursos - Diog./Potenciolidodes del solicitonte - Oporf unldodes insl¡tucionoies

Tipo de octividodes por secuencio

- Tiempo

que consumen subproductos

- Sujetos involucrodos

PRODUCTO: BIEN O SERVICIO

EVALUACIÓN
EX-POST

I
t

t I §

del cursc TS5l02 Toller lV Este diogromo se conslruye con los oporles propios y de estudiontes .l99¿) (Áreo Teorío y Meiodologío del Trobojo Sociol, I semestre

B

I
§
Et

mooelo osisfenc¡ol

83

É
*É,

En la práoica profesional con finalidad asistencial se realiza un proceso caracterizado por tres fases en el cual las técnicas de la entrevista y la observación se constituyen en herramientas

fundamentales. El piirceo se activa a part¡r del momento en que el sujeto individual o colectivo evidencia directa o indirectamente, añte el profesional o !a profesional la carencia o insuficiencia de satisfactores ante sus necesidades vitales. La solicitud no siempre es explícita y puede ser presentada por otros actore cdrp rer'erencia tlecha por otros niveles intra o extra institucionales, o bien, por algún familiar del usuario que juzga corp r¡ecesario plantear la solicitud. Así, el tipo de solicitud determina el cor¡texto del inicio del proceso. Al presentar esa carencia en su vida prÍvada como un asunto público se realiza una interpretación instítuciona.l y protbsional del p,oblema que amerita una ¡ntervención social. En este ámbito de incursioriar en la vida coüdiana v privada de los sujetos, el trabajador social cuenta con una legitimidad socialmente recorpcirja, o sea es el profesional con autoridad asignada para interrogar acerca de condiciones de vida y con el poder de decidir, el acceso a un bien o servicio que representa ser el satisactor toal o parcial ante la carencia demostrada y corroborada. En este campo de actuación una reflexión necesaria se refiere a cómo se relaciona el sujeto trabafador social con el sujeto 'problematizado" y ello reviste paradojas que están enganchadas en posiciones epistemológicas v axiológicas no siempre conscientes. Entre esas paradojas se ubican:
a)

b)

La separación entre el trabajador social y el sujeto "problematizado" para hacer unaryaloración objetiva, pero ello a su vez dificulta construir el vínculo entre el-usuario y el profesional porque este necesita de datos confiables y aquel se juega la oportunidad de tener acceso o no al sen'icio requerido a partir de fa reconstrucción que hace de la situación. Una débil separación que conduce a iuertes intersubjetividades v ello puede arriesgar la

agudeza en la observación

v la entrevista.

En el manejo de esas paradojas se coníiguran acuerdos relacionales, en donde cada uno de

los sujetos procura deternrinar la naturaleza del vínculo y reafirmarlo, así se estipulan reglas y
se condicionan conductas. En este proceso relacional y asimétrico entre sujeto "problematizado" y proiesional pueden

identificarse fases. Una prinrera iase se caracteriza por la presentación de la solicitud y su explicación por parte ciel usuario.Ha)'recolección de datos nrediante entrevista;,obsen,ación con el usuario, así conro l.r reriíicación en terreno cuando sea requerido, o bien la consulta a otras íuentes institucionales para funciamentar la existencia del problenra. La construcción clel oroblenr.-l en esencia apunta a descubrir las relaciones entre el sujeto y su anrbiente para inierpreiar ias "clisiunciones", en tanto que el sistenta institucional lo c¡ue pretencle es corregir e'sas "disfunciones" de un sistenra, pues desde esta lógica, no se inter¡treta clue el clue no opera es el sisienra nracrosocial en su conjunto, con-lo g,enerador de contradicciones. Ello conduce a otra posrble paracJoja: una interpretación crítica clel origen de los problenras cor-r una hif-¡ótesis de solución íuncional al sistema. En esta fase se continúa con el problenra deiinido e interpretado, o sea:en qué consiste, por qué existe, para quiénes es ¡:rroblenra y con ello encontrar alternativas o hipótesis de solución

B4

Í'

ái

-ll

r

en el marco de la oierta institucional y las potencialidades del sujeto, así como detectar si, además de la solicitud manifestada, hay otras que están implícadas. Algunas áreas significativas de investigar se relacionan con datos del sujeto y su entorno vital, relaciones de parentesco, ciclo vital de la familia, condición socioeconómica y relaciones comunitarias. Puede ayudar en esto el genograma y el ecomapa¡l para identificar vínculos y recursos útiles en la corsucckin de las opck¡oe de solución La segunda fase dd proeso es propiarrrene la evaluación y el proyecto de intervención y se establece un contrato \¡erb¿J en el qr.re d tr¿baiador o !a trabajadora social aporta información sobre los procedimientos burocráticos de la asistencia social y reconoce la posibilidad de trabajar juntos, pará errcontrar soluciorres mediante obligaciones recíprocas. Ello da paso a varios tipos posibles de interacciones:

a) b) c) d)

Realimentaciones mutuas. Cada sujeto reaÍirma sr¡s peculiaridades y con ello la relación es formalizada. El sujetc'problema¡zado'es asimilado por el servicio institucional, le provee el servicio y genera dePendencia total. El servicio institucional es manipulado por el suieto usuario.

terioro de las condiciones de vida y y/o cooperación internacionales. el proveer un salario social mediante servicios directos individuales y mediante sutrsidios a sen,icios colectivos (electricidad, teleíonía, agua). La existencia de estas organizaciones !' su predominio en la vida social es consecuencia del Estado de Bienestar Social, el cual tiene como principio gubernamental el proporcionar ingreso, nutrición, salud, vivienda y educación asegurados para todos los ciudadanos como un derecho y no como caridad. Para ello, el Estado establece reglamentos para deternrinar la elegibilidacl y mecanismos de distribución con un marco de equidad y justicia. Establece uniclades especializadas que concentran conocimiento, habilidades y experiencia que se encargan de la función social de determinar quiénes tienen acceso a los derechos por la vía de la asistencia social. Con ello, a su vez, cumple una íunción ideológica, que reviste de un humanitarismo la iunción de control social de la conílictiviclad v una función económica conrpens.rtoria, de un'sistema que no genera igualdacJ de oportuniclacJes para producir ingresos que garanticen calidad en la vida de los seres hunranos, para sat¡siacer sus necesidades vitales y del desarrollo de sus potencialida{es. Con una concepción neoliberal ciel Estado, la asistencia social conro derecho ciudadano se lransmuta en la acción hur-l.l.lniiari¡ h¡cia los pobres, que debe ser asr-rnricla en nrayor nreciida por la soliclariclad de la soc,eclacj ci,. ii r disnrinuir. así, la responsabilid.rcl pública en el llarnado

La íihalidad

d" ¡nt".r,uni¡On ur¡r,"ncial

se amplía y ,e io.tuiece en consonancia con el dela decisión política de a§umir, mediante recursos fiscales

)3.

El genogromo reflelo gróf,ccmenie tos reiociones prrmorios del sujelo y el ecomopo permile expresor grÓficomente los reloqones dentro del conlexto significotivo del sujeto.

El

modelo osislenc¡ol

B5

er§e,L\i¿TÉód"ILt*-+Y.§L&6i§!t'r,1,!..{if{#}*?i*&r:,r$...

^.

"gasto social". En un Estado de régimen autoritario existe mayor preferencia hacia el asistencialismo, que en un Estado de régimen democrático que aspira fortalecer la democracia social y política, porque este abre espacios legalizados y legítimos de participación ciudadana. Con una concepción conseruadora de política social consecuente con un Estado neoliberal predornina m¿ás el asisterrcialismo que una política social de corte reformista o bien transformadora. En la línea asistencialista se subrayan la concepción pasiva e individualista del ser humano; el origen de la problemática que requiere de un servicio asistencial se ¡nterpreta más bien asociada a iactores de la estructura de la personalidad, que a factores de la estructura social; el concffio del bien o servicio producido es una regalía, no un derecho y la concepción de la estrategia de intervención es no participativa del sujeto "probfematizado". En una comprensíón de la asistencia social'encontramos un peso importante en una concepción crítica del desarrollo social, una part¡cipación act¡va y colectiva de los sujetos "problematizados-. una interpretacíón de la problemática como relacional entre factores socio-estructurales v personales; una comprensión del bien o servicio como derecho y una estrategia de intervención pañicipativa. Lo anter¡or puede esquematizarse en el siguiente esquema resumen:

Esquemo No 29
Los concepciones predominontes en el osistenciolismo

y en lo osistencio sociol

Concepciones
Estodo Tipo de régimen

Asistenciolismo
Esfodo neoliberol

Asislencio sociol
Estodo sociol

Autoritorio Conservodoro
Estoblece con equilibrio Cinómico y disfunciones Posivo/lndividuolisto
Un enfosis en lo eslructuro de

Democrótico
Reformisto tronsformodoro

Político sociol

Reolidod sociol
Ser humono

Autodesorrollo controdictorio

Activo en colectividodes
Reloción entre eslructuro sociol y rosgos de lo personolidod.
- Derecho - Articuloción sociol - Control ol regulor lo porticipoción sociol.

Origen del pro'olemo

lo personolidod del sujeto

Concepcion del bien o
senvicio osistenciol

- Regolío, compensoción y desmovilizoción, - Perdido de cohesión No porticipotivo lndividuolizodo

Concepcion de lo estrotegio de infervención
Peferencics Eiot¡o'cción p¡oo:c

Porticipotivo Promocionol Colectivizodo

¡,.lodelos c,e ,nrervencrón osrslencrol. socioeducolivo y leropéutico en lrobojo sociol

t:

..:

J

.l

E

En

el impacto que el runcionalismo presenta en la práctica profesional de los trabajadores
Por una parte la er¡olución parcial que ha significado asumir en la intervención profesional estas categorías de análisis, con las consecuentes limitaciones en la rigurosidad para la lectura y el aná'sis de los íenómenos y por otra, El énfasis en las orienacior¡es sistémicas en fas últimas décadas, que ha puesto de relieve la íntervención con ramilias y en las organizaciones, utilizando plenamente el bagaje conceptual clásico dd ur¡cíonalisrrp; oor ello se alude a familias funcionales, la de. sestructuración familiar, la runcionalidad de los subsistemas en la organización, el me. joramiento de de*ezas p¿ra respord« a los desafíos del ambiente en forma adaptativa, entre otros. Esto, sin embargo, revela la-c re§ricciones para asumir los nuevos aportes §lanteados en los úlümos años y que han reorientado el tratamiento sistémico.

s
i

¡¡

H

sociales, importa la necesaria distinción de dos aspectos centrales:
a)

,

f

I
:

b)

t r

los supuestos epístemológicos desde un punto de vista propio una El de epoca en la pro¡-esión se ¡ntenta superar hov día por una crítico. acriticismo posición ético-social de la cual no es posíble tusüe€r-, especialmente para quíenes desarrollan nuestro quehacer en relación con el sujeto. Los trabajadores sociales han utilizado este cuerpo teórico-social (o parte'de sus esquemas conceptuales) efectuando una acomodación v ajusie a las nociones valorativas que han impregnado a la proíesión desde sus inicios. En este sentido, no conduce una posición de respeto a la dignidad del ser humano que supone su plena aceptación (en su integralidad) con lo que en de-

Se plantea la importancia de rer

i-r

finitiva plantea ei íuncionalismo: la mantención del statu quo societal. Ello implica'un dilema ético, que es necesario diiuc:Car. Con lo anterior, se plantea la necesidad de revisar los supuestos valorativos que se asumen, \,'a sean ellos universales o particulares, donde evidentemente, no puede separarse la experiencia individual de la formación y el ejercicio profesíonal (Ponce de León y Paiva, 1995: 108i. El modelo asistencial nace desde una epistemología y una teoría social de la cual se deriva una ética profesional que ajusta al Índividuo a la sociedad, con una perspectiva cosificadora y
paternalista. Sin embargo, en este texto se pretende aportar elementos para replantear lo anterior y construir un quehacer desde una perspectiva crítica del contexto de las relaciones sociales vigentes. Así, es posible comprender la intenención social asistencial como parte de un proceso social, en la que el sujeto tiene condiciones para la partlcipación ciudadana ),sus carencias, como resultante macroestructurales, deben ser asumidas desde la sociedad política v la socredad civil en una perspectiva humanizadora de los procesos sociales. Las debilidades anotadas por diversos autores al asistencialismo, brindan las posibilidades para reconstituir la perspecii\ a ce ia asistencia social.

El

rnoOelo os¡sfencroi

a7

I

Copítulo
EI modelo

I

socioeducotivopromocionol

técnico es uno toreo que se realizo en el quehocer profesionoly lo

"Lo construcción integrodo de lo ciencio

(Fcleiros. 197ó;

1

1B)

i

i
¡

'

que han escrito sobre elffietodo de grupo;ñétodo de de-rrollo de la comunidad,tnétodo psicosocial de Paulo Freire;Iñétodo básico;9a investigación participativa f$a educación popular, y se concluye coÍr una conrparación de dichos métodos v sus dir,'ersas íuentes epistenrológicas. En los anexos N! -i, ñ-q 5 )' ¡.-' 6 se incluve una guía de invesiig,ación para conocer la inten,ención con finalidad socioeducatir.'a v un resumen a n-:odo de ejemplo, de la aplicación de este nrodelo en el campo de la salud, asícon"lo un3 lectura conrclementaria de a. Angélica C.rll.rrdo. Pensar y hacer acción socioeducaii,,a-cro:-locional con fines que contribu\an a transfornrar las condiciones de exclusión social, es un Cesaíío ce la praxis del trabajo social en lu erpresión -disciplinaria y profesionai. El texto que se ofrece es abarcador de una fornra de encarar la teoría de la intervención y no pretende ser exhaustivo.

En este capítulo se construye una conceptualización del modelo. Los componentes metódicos del modelo se constru)'en con los aportes de autores consultados,

Conceptuolizoción del modelo
Este

la que los participantes son actores construciores del conocin¡ienio de su realiclacl, con b.tse en problemas significativos a partir de los cuales se plantean las estrategias de acción iiables para contribuir a transiormar una sociedacl que erclure Sran Darte cie sus integr.lntes. En este nrodelo, los sujetos son ios grupos, organizaciones ie base r redes sociales rinculaclos o no a instiLos métodos que tradicionalnrenie er: ir;rrajo soci¿i se han ocupado cle la pronroción social -aunque con distintas bases eyristenrolóS¡cas- son ios siguientes:
,il

modeio tiene en conrúfia neces;ri¿ co:sirucción cie reciesl, ali.rnzas cje soiicl¿ric:aci en

tuiiones públicas.

I
I

Desarrollo de la conrunidacl.

Ei

modeio socioeducclrvo

oromocroncl

9l

Método alfabetización-concienciación de Paulo Freire. Método básico o ¡ntegrado. I nvestigación-acción / i nvesti gac ión-partici pante. Educación popular. acción con grupos y comuintegrado en la propueslos hemos disciplinario, nicia.des en las diversas etapas del desarrolfo que en forma resumida se ta cje lo que denominamos modelo socioeducativo-promocional, preenta en el esquema siguiente.
Estos métodos que se han desarrollado en trabajo social para la

Esquemo

No 30

Los corocterÍsticos del modelo socioeducotivo-promocionol

lrodelo

Acckln soc¡ol
(qué)

Proceso de troboio (cómo)

Finolidod (poro qué)

Métodos

Morco de referencio teórico
Desonollismo

S.c.ceducot¡vo^¡^ma¡i¡nal-¡n-

munricrio

lrrformocjón y for- Conciencioción, rrroción cm bcse copocitoción, en prob,lernos sgl- rrrov¡i?oción de re' nificotivos poro los cursos individuoles octores involucro- grupcles e instiiudos y cef¡nición cionoles con lo de cl-iernotivcs Y pcrlicipcción de los sujetcs. EJ ejecución.

en lo tomo de de. cis¡rcnes. lo occ6n por uno mejor col¡dcd de vido por

Lo porticipoción

Método de gfupo Orgonizoción
y Desorrollo

cepol¡no

porte de los

res involucrcdos.

oci+

Comunol Método

Moteriolismo histórico Fenomenofogíc
Estructurol

Alfobetizoción
ción Freire

ConciencioMéiodo
Acción lntegrodo

funcionolismo
Constructivismo

lnvestigoción-

lnvestigoción
Porticiponte Educoción
Populor

Estrotegio de

Porticipoción
Sociol en.Sclud

dinámica del modelo socioeducativo-promocional se grafica en el esquema siguiente. En el puede observarse que el punto de partida son las necesidades sociales problematizadas ante la carencia de satisfactores, hechas por los actores que cotidianamente viven tales carencias y elio ios nrotiva a construir redes, alianzas, organizaciones o movimientos para que mediante esirateqias de protesta, conirontación o negociación con ei sistema institucional, encuentren soiuciones a sus problenras. Ahora bien, cabe preguntarse ¿Cómo y para qué se articula en la dinámica socioeducativapronrocional el trabajador social ?
La

vl

','loc¿ cs ce ,n'eft ¿1c cn cs.s:¿ncrol

y leropéulrcc en lfcbolo sociol

Esquemo N" 3l Modelo socioeduco tivo-promocionol

Construcción de redes. olionzos. movimientos. estructuros
.3

,r

Actores en lo construcción ciel conocirniento cle su reolicJod y de los estrlégios cJe occión

¡_i.

Alternotivos Necesidodes
socioles

problemotzodos

io3.'2 llci:crcc,ón propio

I

,
.' 'l*'':^

.

I

social se articula en dicha clinánrica, para propiciar rriveles de participación socon la nragniturl i,caliclacl cle lo problentalizaclo, corl las potencialiv consecLtentes ciaf acliva cl¿rles rle los actores v con la ¡tosibilirlacl cle nlovilizaci(rn cle recttrs<¡s. ['ara el lo¡;ro de esa participación c¡ue involucra cir.lclaclanos, orgarrizactones púbficas y privaclas, requiere desarrollar []rocesos de capacitación constructores cle concienciación, tle clesarrollo de habilidades en la
El tral;.ajador

El

modelo Focioeducotivo promocionol

l-r

93

I

toma de decisiones, y §bUre mecanismos para la movilización de recursos comunales, institucionales y de la cooperación internacional. La capacitación para la participación como esfuerzo colectivo, debe consolidarse en una expresión organizada que tenga como misión la lucha por mejorar la calidad de vida para un desarrollo a escala humana. Los dos esquemas que siguen, representan las ideas anteriormente expuestas.
Esquemo N" 32

Componentes y proceso de lo promoción sociol

PROMOCIÓN SOCIAL

CONCIENCIACION

TCMA DE DECISIONES

ESFUEFZOS
COLECTIVOS

ORGANIZADOS

94

l,4ooetos de inleruención osistenciol. socioeducol¡vo y lercpéufico en lrobojo sociol

Esquemo l.le 33
Tipos

de portictpoción

PARTI C I PAC¡ÓT.¡ SOCIAL

o
M
I

N

o
N S U

C

A

c
I

T
V
A

N

A

L

-t

L

T
I

-{

-t 'Í
t t

-t

-i
I

i

ACTOR PASIVO

ACTOR CORBESPONSABLE

i

Fuente: - Eloboroción prop¡o.

La promoción social constituye el conjunto de acciones encaminadas a lograr que sectores de población logren una mejor calidad de vida. Se apoya en acciones de concienciación, de movilización Ce recursos personales, grupaies y del entorno, de la capacitación mediante el desarrollo de conocimientos, habilrdacjes r aciitudes que les permitan a las personas y a los Brupos participar efectivamente en la toma de Cecisiones, lograr el acceso a los servicios,.organizarse según sus intereses; esto es, estimular, reorientar y fortalecer esfuerzos colectivos tendientes a enfrentar problemas y situaciones comunes, con el propósito de mejorar Ia calidad de vida y promo\/er un desarrollo con equidad.

i; r.gg¿,g

SOC;OeCuCC;rvC

p,ol':-,CCiCnC-

95

Uno sinopsis de codo método
En este apartado interesa sintetizar los contenidos básicos de cada uno de los métodos que hemos considerado como constitutivos del modelo socioeducativo-promocional.

El

método de Trobcjo Socicl de gruoo

to de la salud, o en el de la promoción r is¿¡roilo. a implementar múltiples técnícas para superar situaciones por las que atraviesan los er:pos, y les impiden tomar decisiones adecuadas y oportunas, por problemas en la inieracción r en la comunícaciónSegún Homans (1963r. los sifemas ex:erno e intemo que coniorman la vida del grupo, establecen entre sí una relación de intercambio constante. El autor se refiere al s¡stema externo "cuando se habla de dependencía mutua entre el trabajo realizado en un grupo r'los rnoiiros para trabajar, entre la división del trabajo y el esquenra de interacción, en la nredica en cLie tales relaciones satisíagan la condición de que el grupo sobreviva en un ambiente" 963: 133). En el esquema anterior hemos establecido, mediante las flechas a doble vía, la mutua relación, puesto que "el gruoo no se muesira pasivo frente al ambiente, sino que reacciona, y aun define cómo será el an'lbiente... la relación enire grupo r,'anrbiente no es nunca un asunto de una sola dirección" ,l-lon"rans, 1963: 133i. La expresión group i,,n¿rlcs aD¿rece por crimera \ez en el año l9+1, v iue propuesta por Kurt Lerr,'in, quien, a si.i \ez, propone una corriente ie inrestigación dedicada a Ias relaciones entre la teoría y la práctica en psicología social. Considera dicho autor que la dináÁrica de grupos es e.l método Or"Yl,ugrc la teoría con la práctica v sus aportes pueden ir en la línea de, por un ladolsolucionar problenras sociales a partir del'trabajo con grupos pequeños o medianos,y, por otro lado,{ontribuir a la confornracón de una teoría social. Tareas que Leu'in realizó desCe el lnstitute for Social Research, de la Universidad Ann Arbor de \lichigan. Resultan interesanies para el trabajo social los supuestos sobre los que trabaja Leu,in, porque se identifican plenanrente con una profesión que se desarrolla con base en la estrecha relación entre la inten,ención v la ieoría, puesio que. para Lervin la¡¡yesgación,¡ la intervención deben estar estrechanrenie relaclonadas )'que el cambio v la resistencia al cambio constiG;én "l disparador de la dinánrica Ce los grupos. Con el apovo de ¡::onneure rl969r, retonrarenros l.rs principales corrientes que influ,ven en el estudio de los grupos. iilas puecjer rc.ientriic;rse en ei esquenra siguiente, en cloncle se tomarán en cuenta las nociones clares, ios nroci¿los, su nretodología r sus canrpos de investigación.

"Los grupos humarps o¡Tecen una eftorrne riqueza analítica para la investigación de la multiplicidad de procesos psicosociales. Lo imoorante, al participar en trabajos con grupos, o al estudiar sus resultados. es no oiriCar que los -.;siernas grupales reproducen o retlejan la totalidad social concreta" (Campos, l9B5:-lfOr- ko n¿ llevado a profesíonales que trabajan en el ámbí-

Esquemo N" 34 Elsistemo grupo

Sistema externo ambiente físico y social
,--/ Lu tl i; / ¡ l\ I

I
¡

<:---'-->
I

Sistema interno Relaciones interpersonales al interior del gruPo

/"' ¡,'

t!

Er

modelo socroeducolivo pror¡ocroncl

97

Esquemo

No 35

Corrientes de estudio en dinómico de grupos
Corrienle
Lewiniono

Nociones cloves
Referir

Modelos
Experimentol

Metodologío
Verificoción de hipótesis en teneno
,l

Compos de investigocián
Pequeño grupo

ción de compo.

lo sifuoción:

elobjeto o

No-

Grupo: conjunto

de

terdependientes: Noción de
orgonismo.

personos in-

Control y monipuloción de voriobles

Loboroiorio

Sistemo
siones.

de ten-

Equilibri«¡ estoble.

i
I I

lnteroccionisio
Botes

Circunscribirse o lo

interocción grupol

con escoso

refe-

Empiristo-descíiptivo lnductivo
Clínico

rencio ol entorno.

Observoción sisfemótico de los procesos de interocción inmediotos
No directividod Anolítico

en discusión

Pequeño grupc

'l

l

t^ I

3ion I 'S¡COCNCII¡CO I 3ctint i Jccles
I

- Fisicolismo - Enfoque ducto

dinómico de lo con-

Vido cfeclivo de pequeños grupos

Tensión, resisten-

- Circunscripción ol juego de - Negoción
mos socicles

cio, conflicto

interindividuol

identif lcoción

Íluencio de nor-

in-

:-¿^:¿ -=cccrccrón piccrc con bcse en Moisonneuve

(19ó9)

Ei esquenra anterior nos proporciona elementos para considerar que el interés Ce las corrienies consisie en estgdl¡1r, investigar e intervenir en el "conjunto de componentes v procesos ciue aparecen en laiña de los grupos, más en particular en los grupos irente a irente; es Cecir, aQu€llos cu¡,os mienrbros existen psicológicamente los unos para los otros y se encuentran en siiuación de interdependencia y de interacción potencial. Pero no es posible hablar cle grupo solo a cartir de los factores de proximidad, semejanza o interrelaciones; estos solo adquieren un serticlo colecti\/o en el interior de una estructura -ora previa, ora emergente-, que rige el ;uego ie l.ts inieracciones e inrplica, en un plano nrás-o menos consciente, una meta, un nrarco cle reierencia,v una vivencia comunes" (ñlaisonneuve, 1969:23). (Los subrayados son del autor). La interacción es una resultante del contacto que se produce entre las personas que se reú-/

i

nen en grupos y que provoca acciones recíprocas verbalizadas o no, que constituyen la nrate-l ria prinra para el análisis y el trabajo socioeducativo y promocional. 9E
l,loceros de rnteL-enc¡ón osrslencicl, socioeducoivo y ieropéuIco en :rocc c soc;cr

r
Existen varios factores que se toman en cuenta para caracteizar un Brupo: el número dg personas que lo componen, los objetivos y las metas que se propone el grupo, la normativa que lo

ordena, los roles, el liderazgo que lo dinamiza. Cada uno de estos factores determina el tipo de dinámica que identificará al grupo. Se han realizado estudios que demuestran que el número de miembros repercute en la calidad de la participación y la comunicación que se genere al interior del grupo. ,{simisrno, la idenüficación con los objetivos determina variantes en la cohesión y capacidad de cornocatoria v movilizacíón en los componentes del grupo. Acatar las normas, les ofrece a las per-sna-< cue fo.=an parte del grupo, la seguridad de la pertenencia al mismo. Una posible clasificación se basa en cuatro criterios: la relación con la oganización socia!. con las normas admitidas, con las metas colectivas y con el proyecto científico y que puede oF servarse en el esquema siguiente.

;
2

Í

t

I

A-\,, : Uno closificoción de los grupos
Close Reloción con
Los normos

Esquemo

l.J" 3ó

odmilidos

Los metos

colectivos

El

proyecto científico

Espontáneo

lnstitucionalT
{

r

t\,'-

Formal

lnformal \
i'

De Base de.Traba¡o

Natural# .t Laboratorio
Fuenre. Elcboroción píopio con bose en Moisonneuve (19ó9).

I

Según el esquema anterior, podemos hablar de grupos espontáneo' cuando el grupo se forma para desarrollar una actividad o un proyecto propio, indepencienien'tenie de la vida institucional de una sociedad. Lo contrario se refiere a aquellos grupos que forman parte de sistenras institucionales en cJoncle el proyecto que los une deja de ser particular. Por otra parte, siguiendo con la ciasificación propuesta. cuando un grupo no ha ccnsolicjado la nornrativa que lo regirá, estamos frente a los grupos infornraies. Cuando un grupo se une para compartir la afectividad más que la iarea, se conside:a que es grupo de base y no de trabajo, por lo tanto, su cohesión no dependerá del cumplimiento de un las metas operativas establecidas.

1

t

El

inoceio lcc cecucclrvo p.omocronoJ

t I

t

.I

t

l

\

'

te de un experimento de dinámica grupal, pues, de serlo así, estaríamos frente a un grupo de laboratorío que participa en un proyecto científicoPor todo lo anterior, se puede concluir que la morfología que asuma el grupo dependerá de la organización de sus tunciones para cumplir con los propósitos acordados, y de la relación ' existente entre las personas que ciesenpeñan dichas funciones, incluyendo la de liderazgo. , . J-l!d9,rgzS_o gengra d'rterss esilos de diry5lOn, entre los que puede distinguirse el lide raaláüioEiático, el lider-azgo dsnocrático '- d llamado liderazgo laissez-faire o dejar hacer. .En el primer tipo de liderazgo, ia cjirección ciei g*po es centralizadora de información y ta-.. i reas, con lo cual no se posibilia un crecimiento grupal y el sentimiento del esfuerzo compartid6'bn el logro de las metas, generalmente causa cependencia{. En el segundo tipo de tiCerazgo, quien concuce el grupo comparte la información para I .," construir decisiones producto de consensos. orooiia la distribución de responsabilidades. El logro de las metx o el enfrentamiento de difrcuhades. se asume en concordancia con la cohe' sión que el grupo ha alcanzado. estimulaCa rcr':r estilo participativo de conducción. rr ,it' El tercer tipo se refiere a una conducción S:--?¿l en donde >e "deja hacer" a los miembros sin articularse a normas o métodos gr'.loale:; por eilo, la disolución del grupo podría ocurrir más tempranamente de lo imaginado. Con respecto al liderazgo, ñlaisonneuve nos plantea que "... el rolde jefe no está v!¡c-gla-, do tanto a la singularidad Ce una persoea cuanio a la pertinencia de una tunciónde coordina-eién y de estimulación, el liCerazgo, que por lo demás, en ciertas condiciones puede ser cómpartido o delegado. Segúñ el estilo que haya adoptado, el líder puede reservarse el poder de decisión o fi.iarse solo un rolde catalizador que apunta a íacilitar las decisiones colectivas. Así, la función del liderazgo, según los casos, se concentra por entero en la persona de un iefe o se difunde en cierto modo en el seno del 3urpo que entonces, puede llegar a un estado de autorregulación" (1969:32,. La labor socioeiucaiira-promocional con grupos :e orienta.lá producir transio¡maciones concretas en las condiciones de vicia de los que participñ]iéóncomitantementePá-desarroilar la conciencia para tomar las decisiones pertinentes con la calidad de vida. Bion construye el concepto de supuesto_bqsicg para identificar "una creencia emocional de ta que participan todos Ios miembñs del gurpo y que lleva a sus miembros a vivir un determinado tipo de íantasías ¡,deseos esto es, designa una iantasía colectiva y unitaria subyacaente. Cada supuesto básico provoca la emergencia de un determinado tipo delíde?Bion señala tres tipos de supuestos básicos -t1s-:'iuaciones emocionales más típicas de grupo:

Por último, será grupo natural aquel que no esté reunido especíticamente para formar par-

a) b) c)

depend_en!L?,que por lo común se presenta hacra su iniciación:el grupo depende, se apoya en su líder v lo idealizaDe lucha y iu,:-r clue;)or lo.,:qular sr:3ue a la depenCencia: el grupo agrecle o se cleT-ie"¿á á¿ un §é?seguicor, siiuaclo cjentro o iuera del grupo,y el Iíder asume rasgos de caud illo. De emparejantienio: el qrupo tiende a cenirarse en torno a una pareja a la que rodea de un clima emocional de erpectatir.'a r'.de esperanza mesiánicas (Bion, 1972).
p_e

concepciones se basan en la experiencia de Bion con grupos terapéuticos no directivos; es decir, grupos en los que preclomina la expresión emocioi-álTm el acátamiento a reglas específicas a cumplir ni la identificación de un personaje-líder.
Estas

,]00

Modelos oe inlervencron cs¡sie.c ct. soc ceclcctrvo y ieicpeu¡co

e. rccclc

socrol

--^.r-r*.*&u¡iÜ;

v, El apqrte que brinda Bion consiste en identificar los dos planos en la dinámica de un grupo,el racional, consciente y maniíiesto, y ql irracional, inconsciente y reprimido. Esto es importante porque no puede obviarse ninguno de los dos planos en el análisis o en el trabajo con grup9!, ya que, de hacerse así, las propuestas de solución a problemas en la ínteracción, participarían de una visíón parcial del proceso grupal. La teoría que elabora Bion a partir de su práctica, considera los tres esquemas mentales colectir¡os por los gue pasa un proceso grupal, que como dijimos antes, implican una relación fanasirsa enüe los miernbros y que es necesaria de esclarecer para remover los obstáculos que imckjen d c;eimb-.o gupal. Cada supuesto hísico refleja las conductas defensivas cargadas de inmadurez emocional, ) ,t r propias de la irr¡-arrcia la dependencia que busca la segurídad que proporciona un líder caris-/ , . .r .\,, Li'' mático. omnipoterte v protector. Frente a la fantasía de un padre despótíco, se gestan conduc-i tas de ataque-huida en un deseo de aplacamiento de las emociones de cólera y odio. :nesiánico de esperanza y amor del emparejamiento torna al grupo capaz de - El sentimiento ,. la Erea ie construirs€, a partir de la capacidad de colaboración, comprensión y so: r!.. - cornenzar .-, lidaridad. E-stamos. .o ,.-''. -í. ¡rente a la madurez del grupo y, por Io tanto, frente a la posibilídad de Car cunplirníento a as :netas. , i ' perspectiva Desde la de María Teresa Cnecco (1970: 25-33) el trabajo social de grupo en .,,-.: Jmglca_Lai!¡a hace su contribución al trabajo comunal, recuper"-y trasciende la acción terat^' céutica. por tal razón se incluve como parte !g-19¡ modelos socioeducativo - promocionales. ,,

,.. Ei t;-abajo social de grupo tuvo disiinto(orígenes, en relación con los otros métodos. Sus raíces se encuentran en|á fundación y desarrollo de díterentes agencias sociales. Un paso vital, oara el nacimiento de este método, se dio con la creación del primer centro ueEinat; Toynbee Hall, lngiaterra, en el siglo XlX. Estos centros se eipándén rápidamente por otros países, alcan*zando zu mat,or desarrollo én los Estados Unidos. Dgspués de la Primera Cuerra ñ1undial, los servicios a grupos aumentaron en número e imponancia. El término "Trabajadores de grupo" se empezó a utilizar a partir de i920 y era designado a aqueilas personas que trabajan con grupos. Además, se comienza a ver la necesidad de me;lorar Ios servicios que se oírecen a los grupos y se les presenta atención a Ia formulación de principios*fl desarrollo de teorías en otras disciplinas, fueron integrándose gradualmente, entre ellas los conocimientos de educación, sociología ¡r antropología cultural para formar así más tarde la metodología en tiabajo social de grupo. EDJ936 se íundó en Estados Unidos Ia Asociación Americana para el Estudio de Trabajo de .Crupo; estaba compuestl[or. personas que trabajan en el campo de la recreación y de la educación iníormal;además, por sociólogos, trabajadores sociales, psicólogos, filósofos sociales y personal de centros comunales. .En el año 1946, esta asociación se convirtió en asociación proíesional para traba,jadores de pero no es sino hasta 1955 cuJMó se unió a la Asociación de Trabajadores Sociales y _3_lu-pos, -^ lc\rf -^-'-'ngió exclusivanrente a trabajadores sociales, la participación. Crace Coyle, en 1946, du:c ranie el Congreso Nacional de trabajo social en Estados Unidos, sostuvo que el trabajo social .cJe Crupo era parte de la proíesión de trabajo social. En 19-19, se publican libros sobre trabajo social de grupo, pero se carecía de un cuerpo ie conocrmiéntos ordenados, dá marco reierencia, proposiciones teóricas organizadas y conceptualizadas sistemáiicamente. Por bllo. los profesionales empezaron a dedicar esfuerzos para interpretar conjunto conocimientos y lograr exigencias del ejercicio profesional, pues como anota Konopka: "sería ridículo identiiicar hoy día recreación con trabajo social de grupo,
I

.

)

El

modelo socioeducotivo

promocionol l0l

sería como identificar trabajo social de caso con dar limosna. Este método tuvo un desarrollo semejante en Latinoamérica. El trabajo social de grupo, como método, comparte los conocimientos, propósitos, valores y sanciones de la profesión y se distingue de los otros métodos conocidos como caso y comunidad, en que el grupo es la unidad principal a través de la cual se.presta el servicio. Representa una forma de prestar ayuda a individuos dentro de un Brupo pequeño y dentro de este; así, el grupo es considerado como contexto y medio de desarrollo, trata de lograr un cambio en las personas para una mejor interacción, desempeño de sus roles y promoción social. , El proceso de cambio incluye:

,

a)

b)

c)

d)
En

Necesidad cambiar las condiciones de vída de los miembros del grupo. Decisión de un compromiso de trabajo conjunto. Formulación de un diagnóstico con fortalezas y debilidades del grupo, la formulación de metas y medios de promoción. Una evaluación de la situación grupal y los logros alcanzados.

América Latina, factores como los que se enuncian seguidamente, propiciaron un mayor desarrollo del método de grupo para atender la problemática social emergente. En su mayoría los países latinoamericanos experimentaron, entre los años cincuenta y sesenta, una transformación social, especialmente provocada por la urbanización rápida de las ciudades debido a la industrialización y a las migracíones de las áreas rurales hacia las urbanas; motivadas por las piecarias condiciones de vida en el campo, la inseguridad o Ia ansiada opdrtunidad de labrarse un futuro mejor. Por Io tanto, al prcducirse las invasiones en las ciudades, La oportunidad de empleo es insuficiente, y con ello se margina a una proporción alta de la pobláción en los procesos de producción del país, los recursos de educación son insuficien*té§ atender las necesidades de los habitantes. '- para En estos movimientos de urbanización se pueden identificar tres problemas centrales,ta¡os niveles de vida, &flcultad de'adaptación de un medio rural a uno urbano yf as repercusiones de estas situaciones en el individuo y su iamilia. EI cambio de ambiente representa para la familia o el individuo, una modificación a sus normas, valoresy roles. Para que se produzca un adecuado desempeño de roles, se requieren determinados recursos personales que, de no poseerse, producirán un quebrantamiento social con repercusiones en las relaciones familiares. Por la impersonalidad en el ambrente de la ciudad y la presencia o acento de diiicultades entre las iamilias, se amenazó su integridad y se presentaron situaciones en que el grupo iamiliar i,a no podía satisfacer las necesidades de los individuos. Po¡ lo tanto, estas necesidades generaron otros problenras sociales, conro, por ejemplo, el alcoholisnro, la delincuencra iuvenil, el uso de estupeiacientes, el abandono de la niñez y la desintegración familiar. Estas situaciones sociales constitul,eron el contexto en el que el trabajo social de grupo se desarrolló. Algunas de las aplicaciones dei rrabajo social de grupo en tal contexto, según Robert D. Vinter, que podrán sen,ir de ilustración, son:

a)

b)
102

Crupos eniocados a la adaptación del individuo al medio incluyendo orientación general de la r,ida de ciudad, utilización de recursos,y desarrollo de habilidades sociales para desempeñar nuevos roles. El programa de actividades podría incluir discusión en grupo de diferentes aspectos nuevos para la persona, orientación de la vida con base en horarios, visitas a diversos recursos de la comunidad, recreativos, educacionales, espirituales y de bienestar social.

Crupos orientados'a lograr la adaptación del niño en la escuela con el fin de prevenir el alto grado de deserción escolar presentado en algunos países, en aquellos niños que
ieropéulico en lrcbcjo socioi

N1odeios Oe intervención osistenciol. soc¡oeducolivo y

,.rJ .?ó

ffi ¡Á
-jj

c)

presenten dificultades; se incluyó en este t¡po de trabajo el inculcar normas y valores de acuerdo con et sistema es.oior. Crupos orientados a lograr la adaptación de tos índividuos a medios institucionales, co_ mo hospitales, clínicas, cárceles y hogares para ancianos-

Natalío Kisnerman (1981) opta por la definición que ptar¡tea Kornpk¿ Giseb er¡: socra/ Sroup work: a helping process, quien afirma; el servicio'social de srupo (ssc) es un rnétodo del servicio social que ayuda a los individuos a mejoraren su rurrcitr¡amíerrto saial a u.a\€s de intencionadas expgriencias de Srupos y a manejarse más efrcarme.¡e corl ers prob¡ernas personales, de su grupo y de su comunidad. Al igual que Boh y wofg (obietíves of the social l¡vffi ct-r¡ícutwt o¡ tJw ,,ture Kjs¡rerman cree que el SSC tiene tres objetivos básicos:

a)

Restauración: de las relaciones sociales a un nivel de runcior¡amíento óptin-n. La acción puede ser curativa o rehabilitadora. En su aspectocuratirro procuc¡ identiñcar, controlar o eliminar los factores que en el proceso au ¡Átor..krn han originando ei cjqerioro' En su aspecto rehabilitador intenta reconstruir reorgan izar los peúones de intev/o racción que están dañados y construir otro, nu"uoi-

Esquemo M 37

Objetivos del método de trobcjc sccicr Ce grupo

l'OpñGl
Restourocion

de ielociones socioles '¡ a,

probiemos relocicnodos con io interocción .. .

..,-

( ['
Monejo eficoz Ce probtemos
i

{

,_

|-.¡'t.

Mejoror funcioni:miento sociol y colidod de vido

personoles

=t-,'

--\
comuncles

Y

v, -irv.s)
Eloborocjón propio con oportes de l,1otolro (,ssnerrOi. lq3
,

b)

c)

Provisión: incluye tres aspectos sobre los que actúan: nrorilización de i¿ car¡¿cicjacl latente del individuo y del grupo para-a.ctuar v reorganiz..¡'0, a" ior'r;:r';;,'sociajes existentes creados para facilitar el iuncionamiento de los ¡n¿¡"¡auo]. Prevención:de los problemas relacionados con li,",uru..¡on social. Está dirigido a la identificación de eremenros potenciares para ra acción ;";:.1',Xirunr¡on de la población sujeta a riesgo.

;h;;l i;;
:

Ér

i^,CcÉ

sOC.CeCuCCtrvO prcmoc.Oncl

In'¡

El SSC debe verse hoy como un sistema de cambio, que influye en el crecimiento, del individuo y del grupo hacia un mañana que él debe configurar- El SSG pretende que cada miembro del grupo se autoeduque en tanto aprende a servirse del grupo, a sr!rvir a este y a [a comuriÍdad.

' a)
't, i

El servicio social de grupo tiene varios principios básicos:

b) c) d) e) 0 g) h) r) j)

lndivirJr¡a.lización: es el recor¡ocimiento y la comprensión de cada miembro y de cada grupo para poder diteru¡ciar Écnicas que permitan ayudarlo. Ac#i:n autá¡tica e da miernbro: es el reconocimiento de la dignidad humana, las r¡ecesicjades, nptiyrise y personalidad de cada miembro. Aceptar no significa aprobar que grupos e individuos deben ser comprendidos en su carácter evolutivo. Egabiecer r¡ra relación in¡er¡cn:nada de ayuda: el SSC debe esclarecer, desde un primer mornento, cuál es su papel gué puede esperar el grupo de él - ella y qué no debe esperar. Memás de esto, el :ese'o profesional es fundamental. Estimular relaciones pcitñ-*: y coopeGrtivas en el grupo: fomentar, a través de la intervención diruímka la prodrtividad del grupo. Flexibilid¿d apropnada en d prmeso de grupo: es respetar la autodeterminación del grupo efl la torna de decisbr¡es oara que este asuma responsabilidades. Capacitar a los miernbros para que se desenrn¡elvan en el proceso de resolución de problemas: consisie en hacer conriente al grupo que ímporta más lograr la integración grupal que realizar una actividad perte«a. Es común que los grupos se identifiquen con el facilitador o la facilitaCora pero lo más conveniente es que los miembros se identiiiquen entre sí. Ofrecer oportunidades para experiencias nuevas y dííerentes que faciliten la autorrealización del grupo. Uso juicio>o de la apreciación diagnóstica de cada miembro y de la situación total. Es la actitud de no juzgar no culpabilizar o declarar inocente al grupo; respetar el secreto profesionai v no apresurar diagnósticos sino se cuenta con todos los elementos necesarios. E',aluar permanentemente el proceso y el progreso de los miembros del grupo y de la facilitadora. consisie en el análisis, al término de cada reunión, de las situaciones vivenciadas v del nirei de participación Iogrado por iodas las partes que intervienen. Uso cálido, humano y disciplinado de sí mismo por parte del "asistente social de grupo". Es la sensibilidad puesta por el facrlitador o la facilitadora para comprender ei signiíicado de la actuación de cada mienrbro, para responderle de manera apropiada.

Conro profesionaJes podemos conocer todas las técnicas, pero solo un real sentido humano puede "conectarla" con la gente; esio es lo que llamamos emoatía ),para lograr esta no hay técnicas, har una disposición actitudinal. l _|o hav reglas fijas para orientar un grupo, las técnicas no pueden surgir de un propósito enunciatiro sino que deben ser capiadas e internalizadas a Io largo de toda la teoría pues surgen del todo v no de una parte, r'de la experiencia. Las tecnicas pueden unificarse r conrbinarse según sea la necesidad y el proceso que está riviendo el grupo v como nos dÍce lnder-Egg (1981: 165), apoyado en Cirigliano y Villaverde i'1961 ".f Las iécnicas de grupo son n.raneras, procedimientos o nredios sistematizados de organiz.lr r Cesarroiiar la aci,rinac cle q:..r,;o, sobre Ia base de conocinrientos sunrinistraclos por la teoría de la dinánrca de grupos#¡'atendiendo lo relativo a Jos objetivos, la hisloria del gru¡ro, el t4rano, el tienrpo deiormado el grupo. el entorno iísico y socrál, el t¡po de lÍder, las características de los nrienrbros, entre los principale§ aspectos por tonrar en cuenta. ' Una visión resumida de las técnicas para el trabajo con Brupos, se oírece en el esquema Ne 38, v en el esquenra Na 39 se analizan en iorma más detallada, tomando en cuenta las características, los aicances ¡, linritaciones de las técnicas grupales más utilizadas en el trabajo con grupos.
ruq

Esquemo

No 38

Técnicos de trobojo con grupos utilizodos y utilizobles en trobojo sociol
;Ésrcoscts Congreso

bcÉc=r¡

G¡crÉ* ar¡cs
I

Asqmbleo Jomqdos

It+cricos"-" ;rt ñE=iG
iJl '-/:

\
,/

Conferencir¡ irdiviCud
'cñ?e- el grupo S¡mpos¡o Pon€l

icr.e.*enae A esE

\l

I

I

Debote público Meso redorxjo Entrvisto público
Entrevisto colectivo

Debote dir(?ido
Forum

Grupos nominoles Comisión

lncidente
Coso Seminorio
Cue iñ:efv€r^€
t¿t tt .='

q-=.4

= =\

i--:::;t:_t »L=JVU H I I I
+

Phiitips óó

Discusiónimprovisodo

Cuchicheo
Estodo moyor/Gobinete
Riesgos Visión fuiuro Torbellino de ideos
i I

I

I
I

Cooícinc3c
(Sucgruocs o §iupo recuc.)

J...ro i*i- l---f;"or,;;AI]i - *-il
L- :r-r,t" :e
s,'uoc,o.es
I

t r_r^loroioriOvivencjol LvL r-.1 COrnunrCOCrOñ H Cjínico cer rumor Simuloción

(Broinstorming)

Juego de roles Aulorretroto
Trob. con dibujos

I

con crcyo ou-

I f '- Rooio-forum I !- Anol¡srs de textos - Lecfuro comentodo

tL Eara Solooro |,"."1
L-

Trob. con oooel o lóoiz

¡-

Dormotizoción Pontom¡mo IÍteres
Lo Alusión Teotro creótico Teotro imogen

Fuente'. Ander-Egg. Ezequiel. MetodologÍo de frobojo Sociol Aiiconte: Instirulo de Ciencios Socioles Aplicodos. 1981

feotro foro
Role ploy¡ng

El

rnodelo socioeducotivo promocionol

r05

Esquemo No 39
Descripción de técnicos gruPoles
Expcxicboes s¡,Jcesi\Es de e§Pe' Hocer conocer un Problemo o Se coae el ri?€o de q-e ciolistos que tbnen diferentes temo desde diferentes Puntos cu§ón tbü o rncri. RJrttos de visto ocerco de un mi$ de visto. rno terno o problemo. fuede o
no ser seguido de dbcusirán. lnterviene un rnoderdor.

b ds

Expcri¡cbnes oroles de un gruPo Proporciono informoción sobre No ofrece opsrLri+J'Je( P(,q de irdrvidt¡oo (4ó) soUe diferen- difaéntesospectos de un proble' lo pqñcbocjcn od cr.caÉ. ies ospecios de un miYno temo o mo o dlerentes puntos de visto.

problemo.

Un grupo de exPertos, diologo Permite conocs diferentes for- No ofrece opoñ1r¡oce pcrc onfe el grupo en torno o un te' mos de enfrentor o cons¡deror lo porficipoci:n oe,l pt-piccun problemcr. mo determinodo.
El

un debote obierto en torno o
un temo, hecho o Problemo. Lo porticipoción de codo uno

grupo en su totolidod reolizo

de

Permite que un número gronde

Genero.lmenle pcric€cn'cs que tienen mcs nÓbiro c€ nG puntos de visto sobre un temo o cerlo o los que corecen de personos monif¡esten
sus

problemo.

inhibiciones.

sereduceo2ó3minutos.

iiempo se reco¡o s.u.noiúcrr',ear Un gron grupo se subdivide en grupos de ó personos que lo- ArnplÍo lo bose de comunico- te lcs c@rtes Ce b gen:e. ton en ó minutos lo cuestiÓn cion y porncipocron. Hoce Posr- LCS :CCCeS Sug.en Ser iL*-. d:c^r,an'ama¡¡o v¡e¡er ,, t f.*' propuesto. Después se reolizo ble lo discusón y el interccm§o ^;^l6c de puntos de visto de codo uno. sos. uno puesto en común. oún cuondo se hoto de grondes grupos. Sirve poro que en poco
Un grupo reducido

troio un ie- Permite el interccmbio ce expe- | Número lrmrtodo mo o problemo en discusiÓn li- nencios. Ce diferentes puntos de I pontes. bre e informol conducrdo Por visio, de conocimientos. resotver
un coordincdor.
Se estudio un coso reol, se discute y se socon conclusiones.

problemos y evenfuolmenie ic tomo de decisiones.

Esiimulo los pensomienlos origi- I Lo prepcrcciÓ¡ c= ¡,c:ei oles noies, incrto o los decisiones. l es compielc / Ca::c?c= - -

cho iier-r.po

RepresentociÓn

de uno situo- Ocosión oe impregnorse de uno I Necesrtc un cnimccor e¡3€''-:3ción reol por los miembros del situoción, posrb¡lidod de estudior I men;cdo y ce unc c erc grupo. No se troto de 'decir- los relociones humonos. I ourez en el gnico.
ocerco de un Problemo,
de'mostror".
sino

Dromotizoción

Juego de Roles
(Role-Ptoying)

Se determinon los roles coroc- Permite onolizcr uno situocióñ terísf¡cos de uno situociÓn Pro' problemótico poro el grupo, reblemo. El grupo esludio lo con' vrviendo los ospectos conflictivos versoción que mcnlienen ios o irovés de los diferenles postuque represenlon los roles. ob- ros con que se puede enrrenror. servondo relociones que se hon estoblecido entre ellos. repercusiones en el ouditorio Y froses y gestos significotivos. Se obre lo discusión generol.

lAr ser Lno Íe3rese-.:==Ó' rloroviscdo. se a-ec? =a-a' =
I

lmeñie scn
I

riesgc oe

nen. No lie!'c

.c -a:-rc' aa-a'=a' cs'i esa-? ?.'=^. a'

:

3

:-sc-E:: ::

10ó

Modelos de intervención osistenciol. socioeoucolivo y leropéulrco en frobojo socioi

Continuoción Esquemo N" 39

Técnico grupol
Método de
Proyectos

CqrocterÍsticos

Poro quá sirve

Umitociones

Estudio en común de un pro- Hoce odquirir experiencios y, en Derncndo mJcño fierrpo y ee blemo y eloboroción de uno especiot desonollo lo copoci- fuer¿o pcro s.J Frepcr6¡ón. solución. dod de formulor problemos y propone, olletnotivqs de occión.
Estrmulo lo copocidod creodo- Necesito é m c¡crcirrcrr: ideqs o progJestos en torno o ro y §rve poro creor un climo drectú de gn-Do r¡-rr :\auno cuesfiórL $n ninguno res- fovoroble o lo comunicoción y dopcro orgtrrzor / s§€r¡ci@ lricción o limitoción. o lo promoción de ideos y solu- los d¡ferentes @crtea ciones no convencionoles.

(kainstormitp)

Ionente de kleos

Un grupo pequeño presento

Se presento uno ¡mogen (esto- Permite üs¡.jolizor el poso de uno Es ñecesorb ú! 'c3€.-:E.'E= tuo) que expreso uno sifuoción situociorFproblemo o uno sifuG. tocdpord'prerbcokrcreol que se qu¡ere combior. El ción que el grupo esiimo como ción de lcs esisiucs Yc a-e s

leolro-¡mcAen

grupo formo lo imogen (esto- idecr, ten¡endo en cuento el pro, los porticiponfes es-,Ér, lr,L-y.. 'r-tuo) ¡deol. Los ¡ntegrontes de lo ceso o seguir y los dlferentes hib'icfcslo reorae¡=cér: -c =estofuo (el grupo) deben posor fuezos que octuon sobre é1. río red y b e:-sr:r: ::=cca lentomente de uno estotuo o Se estoblece un climo profundo
otro ten¡endo en cuento lo reo- de comunicoción personol. lidod. Discusión posterior.

Semejonte
[ectro-Foro

ol teotro-¡mogen, A lo utilidod señolodo respecto Lo preporoción preuo requ€re pero incluye el diólogo entre los del teoiro-imogen, se oñode lo mucho mós tiempo. personojes y lo posibilidod de posibilidod de moyor porticipo- Se necesiic L¡ :ccr3::c:' :rpeño. intenumpir el rnismo y modifi- ción y mós octivo del grupo.
corlo cuondo un miembro del
grupo desee, sustifuyendo o dicho personoje.

)emrnCnO

Grupo reducido que estudio un Sirve poro profundizor un detec temo intens¡vomente en vorios minodo problemo. sesiones en los que todos porticiones. Es o lo vez uno técnrco de grupo y conocimiento, uno técnico de invesligoción.

cipon oportondo sus inoogo-

Conferencio

Exposición orol, que puede ser Proporcionor informocion o mu- Escosos posjbilidodes ce por:;c;chos en poco tiempo. Ironsrnitir poción entre los miernbros det seguido de coloquio. conocimientos de monero s¡sle- grupo. g e{ confer?nc:cn;e no mótico. Tombién sirve poro moti- ñene uno bueno copociooc de vor y persuodir. .lLU!'Ul , vU--= Lvr ^^-, LU¡-i^^^:Á^ '
--'-.,

en lcls ar rc oorticioo rn

ltgu¡ ilur 19) vg

Y)ruv¡9

y

de personcs o los que

reúne zor y resolver problemcs. uno proolemórico común.

e instrucción. identificcr,

Sirven poro imporTir informocjón

onoli-

Congreso

Qeunión en lo que porlicipo un Sirve poro'omor decisiones regron número oe personos. informoción. etc. Reunion numeroso de petsonos convocodos poro un f¡n delerrninodo. En los osociociones, lo osombleo es lo reunión de iodos sus miembros, debidomenre convocodos y que t¡ene poderes soberonos poro efecios ¡nternos de lo osocioción.
Es un medio poro montener in- Tendencic o ro ccs.. icc e^ : formodos o todos los miembros rroycríc Ce ics lc-.'-^a^-za de uno osocioción, poro impli- rlá l^ ^c^Éhr=^ corles como porte de fo mrsmo y poro que poñ¡cipe efectivomehte en Io morcho generol.

Asamcleo

Fuente: Ander-Egg, Ezequiel. Metodolagío de frobojo Sociol. lnstituto de Ciencios Aplicodos. Aticonte. l96l

El

modelo socroeducof ivo promocioncl

107

Método de desorrollo de lo comunidod
Significodo y olconce del concepto de desnollo de lo comunidod
La ayuda mutua y la acción conjuna corno aspectos propios de una comunidad, han existido a lo largo de toda la historia fa que proc-En a ravés del es¡r.¡erzo comunitario el bien común. todavía l-try día se rnarüiene esta cooperación dentro de la Existen muchos ejemplos, comunidad, pues sus accíones procur¿n alcznzar mffis colrünes, las que trascienden los intere* ses indíviduales. Los programas de desarrollo de la cor¡n¡nidad su6en corno un nuevo ropaje ante las acciones de mutua colaboración entre las personas, a Eavés ie ia historia- Han ido adquiriendo im-

I

ffi

,il

Related Interests

\

I

portancia y son aceptados e incorporados corno instn¡rren¡os de acción gubernamental._El d-esarrollo de la comunidad como máodo logra objetiros dorde la población se incorpora como' -.un elemento activo en el progreso del desarrollo v gerera urul nueva dinámica social (AnderEgg, 1 98a y Kruse, 1969). ' Como técnica de acción social que mejora las concikiones de vida, se inicia alrededor ..' 1950 en países de Asia y África, y existen simultáneamente países que ponen en marcha programas nacionales de desarrollo comunal El desarrollo de la comunidad, según un iníorme de Naciones Unidas, consiste en promover el desarrollo sano y equilibrado meciiante la acción local. Es deíinido como un.proceso destinado a crear condiciones de progreso económico y social para toda la comunidád, con la p¿{' i ticipación activa de esta y la may'or confianza posible de su iniciativa. i,l , i Ia Ander-Egg, son: de comunidad según dei desarrollo ,. '' fundamentales Los elementos
El

V

/

),

para un desarrollo total v equilibrado. El cambio de actitud es importante en las primeras etapas. El lograr una mejor y ma),or participación de la población en asuntos locales es el objeto del desarrollo de la comunidad. Los objetivos esenciales del programa son identificación, estímulo y formación de dirigentes. Mayor participación de nrujeres y de jót'enes. Proyectos emprendidos por esiuerzos propios de la comunidad. La ampliación de un progranra a escala nacional requiere de disposiciones administrativas, contratación de personal, movilización de recursos locales, organización de investigación, experimentos \ evaluación. Los recursos de las ONC',oluntarias se deben aprovechar en programas en comunidades en el plano local, nacional e internacional. El progreso económico v social en el plano local exige desarrollo paralelo en escala nacional.

objeto de ias a«ividaci* es satisiacer las necesidades fundamentales de Ia comunidad. El mejoramiento se logra cor: aciiridades que concentren v elaboren planes múitiples

r08

Modelos de inleNenc,ón csisfencicl. socc€.--cc;ivo y tercpéutico en irccojo socrcl

rytf
40

Elementos del desonollo de lo comunidod

Esquemo

ELEMEMOS DEL DESARROLLO DE LA COMUNIDAD

SalisfacciÍr de
.L¿ ./ .'f

necesidad€s pt;
,;

Cambios de actitudes

,t

Formación de
lr '.i "i .
..,t tt..

iingr,tes

Participación de la población
!i \ r,' (.
l

L..
. i i,

r

,t

Fueníe :

Eicocrcc,ón co. n;cr::,oc.Ón

:e

Áncer-Egg.

19E1

Con la erperiencia acunrulada, este planteamiento resultó insuficiente y por ello las Naciones Unidas canalizan progranras de autoay'uda. UNESCO orienta y promueve programas de educación íurCan:ental. ' Ai surgir propuesias er Ia pequeña indusiria rural r de saneanriento rural, aparecen nuevos ámbitos de inienención o pro\ecios especííicos de cles.rrrollo conrunal tales como:

,

Educación infornral Promoción de la pequeña industria rural Fomento de cooperatiras Extensión agrícoia Econonría donréstica r denrostración del ho3ar Saneai'-¡ienio rur¿l

:/.:-

;...oTo

En 195-1 aparece la erpres,ón "desarrollo cle la conrunidad" y se designa como un nredio insirumental en el lo3ro ce delern¡inados objetiros, que elevan los niveles de vida. En 1955 se consiclera que ei proceso econónrico y social se puede acelerar en las regiones económicanrenie nrenos desarrolladas. Se reconlienda a los Estados que apliquen el "principio del desarrollo de la conrunidac" \ cue presenien un infornre al Secretario Ceneral para que sigan ay'udanco a los gob,ernos a el.rcorar ', lle'.ar a la práctica los proyectos de ciesarrollo de la comunidad, presiánclole: as¡st¿ic,¿ :¿cnica \ pclrJ real izar estudios. En 1956, las \aciones LniCas orociücen un docunrento llamado "Desarrollo de la colrri¡nidaO y sárricios conexos", en ei que se l)ropuso una cleíinición cie desarroilo de l.r conru¡lidacl sigue: "La expresrón desarrollo de la conrunidad se ha incorporado al uso internacional

Ei

mocelo soc)oeoucoivo oromocionoi

r09

para des¡gnar aquellos procesos en cuya virtud LOS ESFUERZOS DE UNA POBLACIÓN SE SUMAN A LOS DE SU COBIERNO para mejorar las condiciones económicas, sociales y culturales de las comunidades, integrar estas en la vida del país y permitirles contribuir plenamente al progreso nacional. Es esta la primera definición oficial y repetida en documentos internacionales. lnten'ienen en este proceso, dos elementos:

ai Participación de la población b, S;¡:initro de servicios técnicos.
HaÉ este mornento, el desarrollo comunal se orienta exclusivamente a las zonas rurales, oe:c É clantea ya la necesidad de emprenderlo en- zonas urbanas; esto debído al problema que

3rese:ta en estas poblaciones a causa del movimiento migratorio del campo a la ciudad. i*ta iecnica comienza a considerarse dentro de la problemática del desarrollo económico y =cr:ei. ajngue hay decisiones que no dependen de la participación popular, si facilitan, comciereran v estimulan. El desarrollo de la comunidad promueve y oríenta el desarrollo econó:'.c: ,. -<:¿1, restablece la cohesión comunitaria, que se puede ver perturbada por crecimien:o ¿conóniico y social desigual. Pueblo y gobierno son los elementos intervinientes en la naturaleza del proceso del desari'oflo de la comunidad y en el que este es esencialmente a Ia vez un proceso educativo y de orsa: ización

-

-

Educativo porque son importantes los cambios cualitativos que se manifiestan en actitudes y en la interacción socral. De organización porque promueve la acción colectiva, reorienta las instituciones y reouiere de la aparición v capacitación de nuevos líderes locales.
que se cumplan dos condiciones, para que se dé este prcceso, educativo y de orga-

Es necesario

nización:

i a) i ll
I

Tener en cuenta las necesidades de la población Prestar asistencia técnica r, íinanciera a la comunidad

cj:í er
Se

La

iescripción de los senicios técnicos nos dice cómo orientar el desarrollo de la comuni-

sus realizaciones tangibles. co¡sidera clue los serrrcios oe.:gricultura son uno Ce ios principales medios para el des¿:rolio ce las conrunidades rurales, pues son un nrodo de educacrón iniornral que influye direcian-renie en la elevación de niveles cle vida de las iamilias rurales v los servicios de nutrición (j: eni¿ior a nrejorar la alinrentación v salud de un pueblo. En ios sen icios de eclucación hav dos manifestaciones principales: la escuela como instru-':'r:. riel Cesarrollo conrunal v la ecl ucación fundamental;la escuela conro instrumento cons. -.: -: ^-oio Ce iorn:¡r a los niños o un centro social al sen'icio cie la conrunidacl. Un nivel :::. É'a'.:co ie la enseñanza lo desenrpeña la.escuela secundarra v Ia enseñanza técnica o pro'=. a,':--, 1 -rs-r1re dilererrtes rornras i rli'.eles, es inrportante que esta enseñanza Sea acompañac1a ci¿ l: ecuc:ciór soci¡1. L¡ enseñarrz.r su¡)erior contribuve al desarrollo cle la conrr-rrriclad, itrepar.rndo a dirigentes para este tipo cle l)rogramas e investigadores para c¡ue estudien los problenr.rs de la r ida conrunal.

I

lC

',ioce,cs ce n1en,e.ció. Csrsie.crcr, soc ceclcclivo y leropéutlco en lrobclo sociol

-

Estas actividades pueden iniciarse en prog,ramas de desarrollo de la comunidad, utilizando métodos de esfuerzo propio, ayuda mutua y cooperación. Los programas de vivienda pueden servir como "punta de lanza" y como "palanca" de los programas de mejoramiento de otras esferas sociales. Se mencionan también los #rulcios de salud que, a través de una serie de medidas básicas y de la participación de la comunidad y de los trabajadores del sector, llevan a cabo una tarea educativa a los miembros de las familias de las comunidades. En 1957 esta técníca se aplica a comunidades rurales, pero con el rápido proceso de urbanízacñlllamó la atención también para los problemas urbanos. Se comienza a partir de 1960, a considerar de una manera más precisa, los aportes alcanzados y la potencialidad del deiárrollo de la comunidad al desarrollo económico. Se asprraba intensificar las actividades de autoayuda y a elevar la comunidad local a la categoría de insti!ución importante en la vida del individuo. En la década del 60, América Latina no tiene e.rperiencias de envergacJura en el campo dei desarrollo de la comun*idad, solo hay una serie de proyectos iniciados en Puerto Rico; los profesionalés no cuentan con mucho apoyo oficial. L¡ situación en Asia y África es l;astante cliferente, los ¡;ro&ramas ya tenfan una trayectoria. En 1952,|a lndia es el primer país c¡ue lx)nc en nrarcha un ¡;lan nacional de desarrollo comunal. Los espccialistas han planteacio el ¡rroblcnr.r clc l¡s rclaciones muti¡¡s entre el clesarrollo económico y el clcsarrollo socral, fa importanci¡ clc l«-ls rccursos hunranos v la necesidad de que la poblaciórr particí1rc activamente en la vicla naci<;nal. Se reconoce que las comunidades ¡;ueden también actuar conro clcnrento amortiguador del choque que supone los canrbios rá¡riclos, y facilitar la necesaria conrl;inación entre lo viejo y lo nuevo, Para que el desarrollo cle la cor¡uniclad puecla cr¡ntribuir a los ¡rrr;gr.lrr.rs n¡cionales, el g,rupo de expertos destacó la necesirlad de rcconocer que ciertas reforn.r.ls tlel.¡cn ¡rrocc'der o aconlpañar a la participación de las comunidacles en ei crccimiento tiel ¡raís. La creación de instituciones y r-rrg.rnizaciones Ir-rcales, conlo cor¡tril;L¡ción al desarrollo comunal, permitirán una comunicación y vincLrlaciólr cntre las corlunici.lcles rle base y las esferas superiores de gobierno Es a partir de 1964 que el desarrollo de la conrunidad c<.rnrierrza ¡ visualizarse conro ínstrumcnto clave para lo¡4rar la participación po¡;uiar en plancs cle cles¡rrollo. Se toma como l)unto <lc refercncla cl ,rño 19G4, ¡>orquc sc llcvó a cabo ert Sarrtia¡io clc Chilc, cl Scrttin¡rirt llegional l-¡tinoanlcrit arto sobrt'cl pa¡.>el cicl dcs¡rrollo de la cornr.rnicl¡cl cn la acelcracitirl clcl

[,n erlucac:lón lnftlrnlnl sirvt, ('onro corrr¡llcttrt,nto t:ducativo, yil (prc ('on1o clcnrclllo cscnt'lnl, ¡luerló sor unoilc Ioi nledios ¡r,rra irriciar cl ¡;rorcso de rlcs.rrrollo rlc l,r t«rnrulri«l.rrl. Lil ¡rrrltnoclótr clecrro¡rcrativ.rs ¡ltrcrk'tlcsurr¡llri.rr trn imJrortantc ¡lit¡rt'l cn l;l crr',r(:itirr rk, l.rs concllcioncs socialcs y glsicológicas inclis¡.lcrts.rbk's ¡l.rra el clcs¡rrrollo ckr l.r rt-rnrunirl¡rl. [:l cr;<.¡Íreratlvlsmo es un medio eficaz f)ara satisfaccr ur)a st'rie de neccsirlarles c'c:onr'rmir:as y soci.rlcs cie las comunidades. Las artesanlas y las pequeñas ilrrlustri¡s solr colrsirlc,radas cor'llo lucrlio ilrstrunrcnt¿rl c¡uc favoreiééTdésárrolfo comunal, ya cluLr gencra,r enr¡rleo y facilitan el a¡;r«rvcchamicnto cle lcls recursos materiales de las comuniclades. Otros instrurnentos de desarrollo cornunal lo son los clásicos servicios sociales, entre los que se destacan laYi¡stencia prestada a familias ¡rara resolver probiemas soc joeconómicos,l{ortalecimiento de relaciones familiares N4omento clel bienestar infantil, así comc¡ aquellos servicios sociales que conciernen al ambiente fisico de las comunidades:y'rvienda y construcciones.

El rfl()(lL.lO SOCiO(.)( lt l( :(,1

iv()

¡)rL,r tr0r;r{x)Crl

ill

desarrollo económico y social. Desde la perspectiva del documento final de este evento, plantea el desarrollo comunal en todo el continente. El tema central del Seminario, giró en torno a:

se

-

Contenido y alcance de la participación popular en la aceleración del desarrollo. Definición de algunos principios y métodos que hagan posible esta participación, en forma deliberada, consciente y organizada.

sarrollo económico y social; el desarrollo de la comunidad por la índole misma de su metodología, contiene elementos para lograr parlicipación popular vinculada al esfuerzo gubernamental. A mediados de la década de los años sesentas, el desarrollo comunitario alcanzó su mayor auge en América Latina, al calor de los programas de la Alianza para el Progreso, que a la vez quá buscaban posibiliclacies para la participación, también con ello se controlaban las acciones contestarias y la efervescencia social misnla.

El postulado básico del documento se formuló así: participación popular necesaria para el de-

concepfas orgonizociÓn de lo comun¡dad desorrollo de lo comunidod
Los
t r'¡rl9

Y

guir,rrrlo.r Anrlcr [gg, cl toncc¡tto cmpczti ir scr útil crt la tlút,rda dcl 20 y l]ara cllo dlt:llo atr' Ior rrrclrr:ion.t I¡s si¡iLtictttcs ctlttl¡lrcllsiotlt's:

l-.r cx¡;rcsiri¡r "or¡4.rrrizaci«1n clc. Ia conlunirlittl" ¡trccecltr ctt algutta nludid¡ al tnclderllo cotl,,rlc;s,rrrell1¡ ,1,,'i., , onlr.rrriclarl", Es l,r lorrr.r nl.is .rnti¡.1tt.t tlc ettcar¿tr cl trabajcl ctjtllutt¡1, lil'

-

¡rara clcsigrr,rr .rr¡ur,llit fasc dc l,t orgattiz.lt itlrr stlt ial t¡ttc c:ttttstittty(,ri¡ csfrr¡rzo ro¡tscicnle cie partc rlc la conrunitl¡tl ¡lara crltttrtll,tr ¡trtllllctttas, W,lltgr l)lttil lt,rrg rcfcrcncia a los rlistintos scntirl<ts on (lLl(' l,t ¡leltlc usrl lrl t)f[-l1111i/rlr irirl rlc l¡ t1¡r¡r¡ ¡iclad, íonla dc.rytrrlar a un grul)o tlt'pelStttl,l5 rl l.(l( oll{x:('I stls lle( t}'

[.i¡rlr,¡r,r¡ Io rrtilizri

siri¡«lcs ( on)tltr('s y a rcsolver t'sils ltcccsiclaclcs. lcss¡ F. Sti'i¡cr ¡tribLryc como ¡ra1;el ¡rrincipal de l.l orientat:ititl tlu l¡ t.otltutliti¡cl, lr¡s ¡rrolrlentas rlt' rrla¡>tacitin y a¡ustc stlcial. Dwi¡iht S¡nrlcrsr¡n y lloltert Polscn alcgrtr-t t¡ue el oltieto de la ttrgattización es desarrollitr rcl¿cit.,¡cs rli,grltlx) c indivirluos (lLrc l)en¡tita a cstos actuilr t.rlnjuntamerlte cc¡n los iirres clc.rlr'.rnz.rr los nr.is ¡ltos v,rlorcs, l)¿lr¿'r ltienest¿r general cle la c<¡nlunidad.

En 1940, err l¿ nlcs¡ rcd<-in«.ia aus¡ticiacla ¡;or la Asociación Anlericana de Escuelas de Tralraj«-¡ Social, sc enc'entrri ¡-lor ¡trinrera vez la conce¡tción dc organización de la comunidad conrr-¡ tócnica dc ¡-¡rotttttt.iiill llutll.ttl.r, aull(lt¡e tlr-¡ llictl dcfinitlA. Irr¡r ntuchc¡s ¿uios gr,rrr ¡;artc cle los tial-lajadorcs sociales clc Arnérir;a Latina concibieron la orgar-rización clc l.r ronruniclaci conro un l)roceso cle adaptación y ajustes de tipo interactivo y asociativo, y un..l tócrrica ¡tara lograr equilibrios entre recursos y necesidades. Leonarcl W. M;ryo cntiencle ¡tor "organización de la cc¡ntunidad", c'l proceso por el cual se trata cle crear un rlcjor balance entre las necc'siclades y los recursos a través de la promoción

I

l2

Modelos de inlcrvención osislenciol. socioeducol¡vo y leropéulico en lrobolo soclol

rlcl fin¡rrclnnrlento, nrlrrtlrtlstraci(;n, extensión y or¡ianización dc' la co¡¡unirlacl. Trata ¡rrinci¡ralnronte clel rlosc'clulllbrk¡ cntre necesiclades y recursos. Artlrur Dunlrnrn lrtslslc en esla concepción cuanrlo habla y la define conro un ¡:roceso clirigirlo hacia la crcac:ión rlc rccurs«rs, h¡bicla cuenla rlo l¡s necesicl.rdcs rlcntro clc una cleternrin¡rl,l lrn¡t googrlflcn r¡ rlc. un c;rm[)o cs¡tecílico rlcl sr-'rvic'io social. En 194t} la Oficin¡ llritánica ¡lara las Col«rni¡s utilizó la expresión "<les¡rrollo rle la conrLrnlrlad" ¡rara clesi¡lttar (tn l)rograma rlc'acr irln ¡.¡ttIrr.'rtt.rrlental. Se conr:il;iri cor]ro "ul-l lrlr¡villlicnto con cl fin de promover el mejorarrienlo clc'l,t virl.r rlc, toda la corlunirl.ltl, r.r.l'r ¡.larticil.r.rt irirr actlva y en lo posible pclr iniciativa de la pro¡ria c<.rrunidad o con estÍnrulos provocados rrrcdiante el empleo de técnicas para motivar respuc.stas activas y entusiastas. El desarrollo de la comunidad se articul.l al movirniento cool)erativo clue fue puesto en práctica en fntima relación con asociaciones gubernanrentales locales. En 1950 se define al desarrollo de la comunidad como técnica que enrplea el servicio social para suscitar la participación de integrantes de una determinada zona, en una empresa de mejoramiento individual y progreso colectivo sobre los propios recursos. Con este concepto, el
Estado pareciera no tener responsabilidad frente a los problemas del subdesarrollo, pues son los miembros de Ia comunidad los que discuten, definen lo que quieren, lo planean y actúan en conjunto para satisfacer sus deseos. Murray Ross definÍa el desarrollo de la comunidad como un proceso por el cual una comunidad identifica sus necesidades en objetivos, halla los recursos para enfrentarse con estas necesidades o alcanzar estos objetivos, actúa con respecto a estos y, al hacerlo así, desarroilan en la comunidad actitudes cooperadoras y formas de actuar, Marco Marchioni define desarrollo de la comunidad como el proceso de modificar y mejorar una comunidad, que se encuentra en el subdesarrollo o mala utilización de recursos; es un proceso llevado a cabo por los miembros de la comunidad y se dirige a aspectos socioculturales y económicos. En el documento "Desarrollo de Ia comunidad y servicios conexos", de las Naciones Unidas, lo definen como estrechamente ligado al gobierno o poderes públicos, al mismo tiempo se silencia toda posibilidad de acciones de desarrollo comunal a partir de las ONC. En los documentos aprobados por CIES (Consejo lnteramericano Económico y Social), se hace una descripción muy precisa en cuanto a la técnica social de promoción del hombre. Se añaden a este documento los de las reuniones de la CEPAL, en los que se da importancia a Ia participación popular como recurso del desarrollo. La promoción popular aparece con diferentes matices y constituye un aporte técnico de interés. Estos programas de promoción popular son la nueva versión del desarrollo de la comunidad y parten del supuesto básico de que la sociedad presenta grandes desigualdades e injusticias; es una polftica de integración y participación. Hay que tener en cuenta dos cuestiones para comprender el significad<¡ del clesarrollo de la comunidad como promoción popular. Dichas cuestiones son:

a) b)

La marginaliclad como característica más significativa clel sultclesarrollo, y La integración de los marginados a la sociedacl gfobal.

A mediados de la clécada del 60, el desarrollo de la comunidad cs consiclerado principalmente como técnica de promoción humana y cle movilizacíón de rccrtrsos humanos.

El

modolo socioedl/colivo promocionol

113

comunidad como instrumento de promoción y participación. En cuanto al concepto central de la promoción popular: la marginalidad se planteó que lo que hay que cambiar es el sistema que produce la marginalidad y el subdesarrollo. La expresión "desarrollo de la comunidad" se entiende en dos alcances diferentes: como proceso y como técnica social. lnteresa al autor Ander-Egg estudiarlo cor-no técnica social, o sea como conjunto de procesos operativos destinados a desarrollar a las comunidades, en donde se aplica esa metodología, pero esta a¡:iicación produce siernpre un proceso, al que se le visualiza como proceso induciclo nrediante una nretodología.

Por el auge de luchas populares, propuestas políticas que propugnan cambios estructurales; esta concepción de promoción popular entra en crisis. Es por ello que condujo a un replanteo profundo de todo lo concerniente a la promoción y participación popular y del desarrollo de la

Corocterísticos del método desorrollo de lo comunidod
A ¡xrs.rr cie Ia rlivcrsirl¡cl rie signil.ir,rtlos clt'clc.rrelitos t,senciales rlcl desarrollo de la conlunirlacl, r's ¡rosibic tar¿tt'leriz¿rrlo así:

il) ll)

c)

rlc la conrunidarl cs ull lnólorjo con tttt cottjuttlt¡ tlu tticllicils (lLlyos lllocL)riinrientos,rl scr l¡rlicados sc tl.rrlr¡('t,rr en ¿rccio¡rt's nlerli¡ntt, lits t:Uitles sc tllodillca cl tr¡r'rsl'onl¡.1 .rlgún aspecto de l.r sor:ierl¿d. Sc a¡roy,r cn ull cont¡cinliento cicntflico tlc lt.r soci¡l y err los nr.rrcos teórict.¡s-intcrprctativos (lL¡c l)roporciolt.tn l,ts ciunci¡ts socialus. Sc rJi[crenci¡ ric otros nlétodos ¡rr-.rr cl objetivo c¡rte ¡rersi¡.1uu, su ruotl.rlitlatJ r-r¡rcrtrtiv,t y cl nivcl crl r¡trc l'rrrrci«-rrra. Elr cualrto.rl objctivr-r, oste cs ( onto l.t ¡rt otttr.rr irltt tlul sct ltutn,tttt-t y l:r nurviliz¿ción clc recursos ínstitricir.lr¡les, rlcdiarrtt, la ¡-:,rrtir i¡r,tr:i11tr ¡rllv,t y tlt,tttocrltit,t rlt' la ¡rolll,rc'itin. Cr¡lno nroclali«iaci o¡;erativa, lrat¡ cle csfuerzos y rlc acciont,s rlrr l,ts l¡¡scs orBnnizil(l,¡s con ínici¿liva y rlircr ción de esas nrisnras lrases. Cort rc.s¡;ecto ill nivel e,t quc. l.rrrrciona, trabaja nretliantc Lllt l)roceso educativo quc desarrolla potencialidades en el inriivicluo, 8,rupo y cornutridacl, Sc, configLrrri ¡ror la integracitirr y fLrsiórt de cuatro ntomc'nttts:
El <lcs¡rroilo

d)
Es

[stririir¡ <lc l¡ realiclad: problcrlas, necesiclacics, recursos y conllictos, Progrlnl¡r itin rlc' .rclivicl,ttlL's. Accirin sr¡r:i.rl conclucida rlc lrt¡ncra racion¡1. Ev¡lr¡ar;iórl rlc' lo realizatlr).

e) f)
I

inr¡rorl,rntt'('n tocl¡s l¡s fast's l.r ¡-l;rrtici¡.lacrón clc la pclblaciÓrl. La actilucl con (luc sc lleven.r cabo los pr«-ryectos y la lonll¡ clc'entpret'tclc'r el trabajo, es nrás inr¡rortlrrtc c¡uc el contcnido nraterial de lc¡s proyectos, Flay desarrollo de la conruniclaci cuancio sc promueve y rrovilizan recursos humanos, mediante un proceso educativo concienciador, que desenvuelva las potencialidades que existen en los indivícluos, grul)os y conrunidad ¡tara lograr su autodesarrollo, La idea y práctica de la participación popular adquiere una centralidad indiscutible en la teoría y práctica del desarrollo comunal; el alcance depende de la concepción ideológica-política de quienes promueven el programa. Es de carácter instrumental, pero la intencionalidad viene dada por el marco teórico referencial y la concepción ideológica-política de quienes lo utilizan.

l4

Modelos de inlervención osistenciol, socioeducoiivo y lercpéutico en lrobojo sociol

Esquemo

No

4l

Colegoríos del mélodo desorrollo cle lo comunidqd

.

Prornoción delser humono Movilizoción de recursos
Porl

OBJEIIVO

lcl¡:oción democrótico

Procoso oducotivo concienciodor

Estudio de lo reolidod

MOMENTOS

Progromoción

Acción Sociol
Evoluoción

PARTICIPACION

cotegorío bósico
I I

v

su olconce depende de lo concepción politico-ideológico

Fuonto: Eloboroclón proplo

l l ll¡orlOk I

s( )( :l(

)o( l

l(

t0livo ¡>rornocionctl

115

Método olfobetizoción-conciencioción
Fundomentos del méfodo
[:l scr hurrano es cuerpo conscierntc., su conciencia lo lleva a estar en constante relación con trl nrunclo. Etr est¡ relación la subjetiviclacl y la objetividacl forman una relación dialéctica en la (lr.lc sc goncra un conocer solidario dcln cl aclLlar y vicevcrsa Detltro clc' esta concepción debcnros ver al ser hu¡nano, y en consecuencia la eclucación, ctl stt irltcracció¡l coll la rcitlidad, qttt'sicnte, ¡tercibe y sollre la cual eJc.rce una ¡trlctlca lransIorlll¡rlor¡. [:s ctr stt rt'litt:iritl cJialéctir¡r r oll l¿r realiclacl (luc se concilte a la ec]ucación co¡lo u¡ t rlltst,lnt(, l)ro( ('so rlt' liller¡ción. [:l st'r lltlrll.ll)o ('¡s scr l'¡t¡ntano y t'l tntttttlt¡ t's lristórir;«r-t ultttr.rl, [:n l.r ¡lcrlirln crt r¡tre lr¡s r¡ls sott illitt.tl)ittlos, t'l sc'r llt¡tltano en t'l ¡ltttt:cso cle transft.rrnrar cl ntt¡ltful sgflc Ils eltx:lc¡s rlg r¡ rro¡tia t ra ltsfrlrll¡r: iC.¡lt. [¡ cclttcaciótl l)¡ra ser vc'rclader¡nrcnte hur¡ranista, ticne que scr liller.rcft.rra, ¡o l)gedo, lx)r l«r tattto, ntani¡ ttl.tr y L¡na cle sus preot'tt¡raciones funclanlcntales clellu ser l¡ tgnla rie collt:lant'ia clel irrrlivicluo (Frc.ire,'lL)73:90-9U). La tonla rlc cc¡ncicncia conro una ol)t:r¿¡ción propia rlcl llonlllrrr y lit r¡Lrjgr, rr.rs¡lln clc l¡¡ con[«lltaci«in con cl rrrtrrtrlo, con Ia realirl¡tl concrcta. l'.rr¡ cl atltor l.l "crlucación como ¡tráctica cle la liberta(1" t'lo rJS l,r lr,ttrsfgrc¡cl¡t rlul salter, ¡u gs t'l tlc¡rdrsito tlc itllorrlr¡ción cn los educ¿rntlos. Es, sobre todo y antes r¡r.rc lec,lo urrri situ;rción vercjatlt'r¡t'llctltt¡ gnoscológica. EcJtrcador-eclucanclo, educando-educaclor, crr ul procescl eclucativo llberarlor, sott atlrbos sujctos cog,noscentes frente a objetos cogn«-rscibles, (luo los rlecJiatizan. la ccltrcacitin tro se clesarrolla en cl forrnalismo hueco, sint¡ en la praxis cle los scres llumarlos. f'raxii en la c¡Lre la acción y la rcflexión solidarias se iluminan óonstantemenre y mutuarllente en ella. La ¡tráctica, inrplicanrkr Ia tcoría, tanrbién inrplica una postura de quien busca el ¡;oder saber y no rle r¡uien, ¡tasivamcnte lo recibe
¡

El

significado de lo probtemotizoción

La nueva ecJucación que acluíse plantea tiene como treta una búsc¡ueda constante de la lilleración y clerttro cle ella, el ¡;apel clel cclucaclor es la de problenratizar a los educanclos, el contenirlo clue los rrrccJiatiza. En el acto cle problenratizar a los educa¡clos él se encuentra igual-

Ia problcnratización no c's un entreteninriento intelectual, alienaclo y alíenante; es inseparable clel acto cognososcente, de las situaciones concretas, parte cJe la acción y a ella vuelve; no hay problenratización sin realidad. La problematización no se linrita al ser individual, sino que implica lo propio del ser hurnano, frente al mundo que es estar en él y con é1, como un ser de trabajo y de acción para transformarlo. Por tanto, en la medida en que se transforma fiuede también se, iuerra de transiormación. Delendiendo a la educación como una situación enrinentemente gnoseológica y dialógica, en consecuencia, en que el educador-educando y educando-educador se solidarizan, problernatizados en torno del objeto cognoscible, resulta obvio que el punto de partida dei
ó

nren[c] ¡troblentat izaclo.

I

I

Modelos do intervención osislenc¡ol. socioeducotivo y leropéulico en hobojo soc¡ol

rliálo¡¡o está cn la búrsc¡uerla dcl conleniclo ¡rro¡.1ritnrático quct rlclrcr,i st'r rlt'finirlo toman<lo rno fundilntcntnl ltt r¡ttt' clcseen saller ltls erlttt ¡llrlos,

<:o-

llducaclói t y cotlcloncloclÓn
L¡ crluc¿rr:lón vtrrl,rrlcr¿r es ¡lraxis, reflexión'y itcción del hollrl-¡re solrru cl tlrt¡ttdo ¡;arit lrattsfrlrmitrlo, st,ñ¡tl¡t trclrt'. L¡ alf¡l¡atlznclóll, y ctr consccuencil lorla l¡ l,tt'c,r de ctlirc¡r, s«rl«r scrJ ;ttttóntic'¡ ctt 1.1 lttt'rlicl¡t cn (luc l)rocilrt' lir intugrar irin tlt'l irlrlivicltro ,t su realitlatl n¿rcioll.tl, t'tl l.t ltlt'rlitl,t t'tl (lttt' lc ¡-rIrrtln c,l nllcrkl a l¡r lillt'rtarl, cn la nlcrlirl¿t ('n (lut'¡ puetla (:ro¿1r cn t'l t'tltl«:atltlo ttt] l)ro(t(lso rle rr,r'rc¡rr:lórr, rlc llrisr¡uurlir, clt'ittrlc¡rtrtt<lt'nr:i,t y;l sr.r vez de soli«laritl¡rl All'¿lx'liz¿r cs sittótti' nto clc conclenciar (Frcire, 197 -l:7''19), Concienclar sl¡¡nlfica un "dcspertar cle la r:oncicncia", un caml¡io tle nlentalirlatl c¡ue inrplica comprenrler, reallsla y correclamenlc, la ullic¡tt:ión de t¡no en la naturaleza y la socieclad. La

capaciclad de analizar crfticamc,ntc) sus c¿lusils y consccuencias y eslaltleccr contparaciones con otras situaciones y posibilidades, y una acciótt eficaz y translornlaclora. l'}sicoló¡¡icanrente, el proceso encierra la conciencia cle la clignirlarl dc uno: una praxis tlc la lil;crt¡cl. Segrln Freire, no puede haber ¡:alabra verclarlcra que no seA un cottjuttto soliclarir.¡ clc dos dimeniiones, reflexión y acción, "clecir la palabra es transfornlar la realiclacl, la ¡:alabra no és derecho de algunos sino de todos los lronlllres y nrujeres. La verdaclera e<lucació.n es diálogo que Se da,en situaciones concretas cle ordcn social, económico y político". ' Para'este autor, dentro de su propuesta no cabe la distinción entre educador-educando, lo que significa que:
a)

b)

c)

Nadie educa a nadie Nadie se educa solo Los hombres y las mujeres se educan entre sí, mediatizados por el mundo.

Freire propone una educación eminentemente problematizadora, fundamentalmente crítica, virtualmente liberadora. Al plantearse al educando-el hombre-mundo como problema, está exigiendo una permanente postura reflexiva, crítica y transformadora una actitud que trasciende el verbalismo y exige la acción, La pedagogía de Paulo Freire no postula modelos de adaptación, ni de transición; postula modelos de ruptura, de cambio y transformación total. Para él concienciar es abrir el camino a la crltica y a la expresión de insatisfacciones personales primero, y comunitarias más tarde. La conciencia crítica es la representación de las cosas y de los hechos conro"se dan en la existencia empírica, en sus correlaciones causales y circunstanciales. La conciencia ingenua, contrariamente, se cree superior a los hechos dominándolos clesde afuera y por eso se juzga libre para entenderlos conforme mejor 1e agrada. is propio de la CONCIENCIA CRíTICA su integración con la realiclacl, mientras que en la conciencia íngenua es su superposición a la realidad. Toda comprensión corresponde tarde o temprano a una acción; la naturaleza de la acción corresponde a la natrtraleza clc' la contprensión, y si la comprensión es crítica, la acción tanrbién lo será. Para lo¡irar esto se hace necesaria una ecJucación que sea capaz de colaborar con el ser hu¡nano en la organización rellexiva

El

mocjalo soci()o(jucolivo promoc¡onol

1r7

de su pensanricttto, llara (luLr asuma posiciorres cada vez más identificadas con el clima dinánliccl rlcl c.lnllli«;. El nrétodo cle Paulo Freire busca las respuestas a la interrogante ¿Cómo ayudar al ser humaIro a conlpronteterse con la realidad? Freire se contesta de la siguiente manera:

a) b) c)

Con urr nlétodo activo, dialogal, crítico Una nrodificación del programa educacional Uso de técnicas tales como la codificación y la descodificación,

en el mundo de la conrunicación escrita. En resumen, el hombre en el mundo y con el mundo, conro sujeto y no solamente como objeto. : A juicio del autor, una educación que lleve al desarrollo y a la democracia debe dar al educando los instrumentos necesarios para resistir el poder del desarraigo frente a una civilización deshumanizadora. Plantea como opción una educación que implique un diálogo constante con otras y otros, que los lleva a revisiones y análisis crítico de lo que les rodea. Frente a una sociedad dinámica en transición no se admite una educación que lleve a los seres humanos a posíciones pasivas, sino aquella que lo lleve a procurar una verdad común, solo se cree en una educación que haga a los seres hunranos cacla vez más conscicntes de su transitividad, críticamente, o sea cada vcz nrás r¡cion¡1, Se hacc treccsaria una ecJucación v¡lientc, c¡ue ciiscuta con los seres humanos su derecho a la ¡rartici¡racicin; c¡ue lo llevc a una nucva p«rsición frente a los problemas de su tiempo y c1e su csllacto y (lue les llc'vc a consolidar ur-ll con<:ierrcia crítica. Cuanto nrás crftico un grupo huma-. ttrl, r'r'r.is ric'ilrlocr.itit o y I)(¡nn()altle es. [stt'¡;larrtelnricnto sol¡re la edur,rt itirr lc <la ¡.iran irn¡.rortancia ¡r la realidad r¡ue nos rodea, [.,] rlt'tl'lot-rat iit y lit t'tlut:;tc irin c]emocrítit..r su l;¡san t'n l¡ crccinci¡ rb r¡ue el sttr ht¡mano no solo ¡rttt.'tlc, sino t¡ttt'tlolrc tliscutir strs ¡rrolrlt,rrr.rs rt.rtitlilrros, el ¡lrolrlr,ñr,r «lc s¡ ¡rals, tle iir ,.,,r.¡liltt'ttlt', tlt'l lnutttlr¡; lr¡s ¡lt'olllcnr.rs clt,,,rr lr,rlr,rjo, «lc srr ¡lro¡ri.t rlcnrr¡r't.rt i.r, l-.t t'tltlt.tt it'rll t's t¡n .ttlo clc ¡nrr-¡t 5, ¡ror lo Iirrrlo, rrr) .rt lo dL. vttlot, llo ¡rttctk.,Iol ttul ,tl t[,l t,lltr, ,rl .ttt¿ilisis rlt'l,t tt',tlitl,rrl; ttt.r ¡rtrccle htiir rlt'l.r rlist:t¡sir1n ( r'(,,r(.lor,t/ ll,rjo ¡rt,ll,t tlt,sr,t't,ttt,r filrs¡t, ¿(-titrto sc' .t¡ltt't)rlt' l cliscutir y a «lt'lr,rlir (()n ur)a crlrrt,rciórr r¡ut, ittt¡tr.lnt,/ l)it:l,r¡tos lrlt,rs, rlO ciltttlri;ttttos itlt'.ts; tlict¿tnlt¡s clasos, rro rk'l¡atilrrc.¡s o rliscutitrtos l¡t¡,1s,'[i.tltitl;ttttgs sgllrc tll r,rltrcanrlo, rro lrllr,rjtut'los ('on ól o ell;r,

El diálogo es una relación horizontal de comunicación entre las personas. El aprendizaje de la escritura y de la lectura de6e¡ ser una llave con la que el analfabeta iniciaría su íntroducción

Foses
f-l

do eloboroción y occ¡ón dol método
nlótotlo t¡ttt'ofrccc I)aulcl Freilr ¡r.rra cl lrabajo colt comunirllrlcs, consiste en:
La olrtclti irilr rlel univcrso "vr.rt.rl.rular" cle los gruf)os cort c¡ttic,nes se trabajará. Sc lrat:t' ¿t travós clc clrcuentros inl«lrnl¡lcs con los nrr¡radorcs tle la zona y durante los cuales trr¡ solo st'ol¡tcrrrlrán los vor¡rlllos c'on senticlo existcncial y crr consecuencia de mayor conlt'ttitk¡ t'ntociortal, sirro, l¿rnrbiór¡, ar¡uellos tÍpicos dcl ¡tueblo, sus expresíones y

a)

llB

Mo( lolos ( lo ir lcl vr-'t

r<

;irlr

osislcn<;i<.ll. socior

rr lr ¡r. rL

livo y

lt.rr

r.r¡:étr

lico

or

r lr crltojo soclgl

b)

vocablos particulares ligados a la experiencia de los grupos. Las palabras generadoras deben salir de este estudio y no seleccionadas por los encargados desde una oficina. La selección del universo "vocabular" estudiado se realiza según varios criterios.

c)

Riqueza fonética Dificultadesfonéticas Valor pragmático de la palabra que significa mayor pluralidad en el compromiso de palabra con la realidad social, cultural y política dada.

d)

La creación de situaciones existenciales típícas del grupo con el que se vá a trabajar, Estas sítuaciones desafían a los grupos, son situaciones problema codificadas que incluyen elementos que serán descodificados por los grupos con la colaboración del facilitadbr o facilitadora. Son situaciones locales que abren perspectivas para analizar problemas nacionales y regionales. Para facilitar el trabajo con los grupos, se recurre a la elaboración de fichas con las palabras y las situacíones generadoras que ayuden a los coordinadores en su trabajo; a la preparación de fichas con la descomposición de las familias fonéticas que corresponden a los vocablos generadores. Una vez presentada la situación, se inicia el debate, solo cr-ranclo el grupo haya agotado, con la colaboración del facilitador la "descodificación" de la situación dada por el educador, pasa a la visualización de la palabra generadora para la visualización, no ¡rara la memorización, Dentrc¡ clcl proceso de al[abetizaciórr lr-re.¡3o clc r¡uc se tc,nninan los ejercicios orales cn los quc no sólo hay conocinriento, .sino rec'o¡rr.rc inric¡lto,

Un aspecto fundamenlal que rlebenros recalcar es que para alfabetiz¡r arlr¡ltos y que no sc)a una alfabetización puranlente mecátrica y nremorizacla, hay que haccr c¡rrc lonrcn concierrcia de su situación-problema para que logre su alfabetización. El ser ht¡nrano t'st¡rá a¡rto para la toma de decisiones concernientes a su realiclacl, cn la nleclida en que un ¡nótoclo activo lc. ayurle a tomar conciencia cle su ¡rro[:lemática, cle su condici(rn de persona, clc srrjcto cn una re¿lirl¿rrl que configura en Bran pilrte sus concliciones cle vicla,
El

contenldo do la occlón socloeducotiva y los derechos humanos

tnor:lón tlcl sc.r hutuano y sus clercclr«rs. El rlusarrollt¡ tlc lit t:ollcicnci¿l os r.rr rct¡uisilo ilrrlis¡lensal>lcr ¡rar.r l,r lur ll,r cll f,rv«rr rlc l,r lr,iltsfot'ltt,tc:i11n clc l,l sr¡r icrl,ttl, ¡:ar,r t,l lo¡iro «lt,«'orrrlit iones ciontinrir.rs y s()( i,rlt's, t trlltrr.rlr't y oxislcttclalcs r¡ttc. garltttit:crr la vitl,r ¡rlcrra y rli¡irr.r rll l«rdos. Conr:lcncla es rlarsc t:rrcnta, siurrr¡rrc ¡rarci;tl, sicrn¡lrc relativ¡, nlrrr;ll,rs vcccs conlrirtlit.lori,r, ¡rctro lntcrnclonal, quc íll)r.tnta lracia al¡;o, lraci¡ un «ronlcrrido, h,rcia un¿r nlcl¡. Conclencla cle los dcrcchos hunlallos cs clarsc (:u(.nt¡ de que "la hunlarriclacl cs una sol¡, cs valiosa c ínterdependiente"; requiere rle nuestra partici¡;ación interrr ional, rlc nuostra inr¡-llic:ar;irirr,

Otros ¡t¡lorcs t,lt lit tlót:nrln clel ¡ltl continúan con el clesarrcllo <lcl pcnslrrricrrtc.r frciriano cn itritu do r:ottstrulr lluov()ri ¡llrarlignras cultr¡rales y str vinculación con los rlcrccllos lrtrnl¡nos. Luis Woinstcln (lgllll) scñ¡la t¡ue cl objctivo rkrl rlcs¡rrollo ¡rersonal lr.r«:i¡ una corrcic¡nt i,r p,otterallzarln cn rclnr:ir1tt t:rln la tr,rsr;r'rlrlcnci¡ ck, los tlcrcchos lrt¡nlanr¡s, r,s cl ¡laso rlcl rliscrlrso Íttrnlnl a ln ¡rnrtit:i¡¡¡t:ld¡n cr¡lecliv;r, cn torkrs los t.s¡r.rr:ios cle la sr¡cic<l¡<l c¡r la rlcforJsil y f)ro-

El

modolo soclooducollvo promoc¡onol

I

l9

ú;u.jt vr.,.'i ;," -i¿

Cotegoríos del método otfobetizoclón - conclencloclÓn

Reflexión

<_ __-_>_
-\___________

Acclón I rqnsformocJoro

Diólogo crÍlico

\_-_,
Nlvelos

de conclencio

EcJucoción liberodoro

t
\

a.

Persono - El pueblo es sujeto

MOMENTOS
5 Alfobetizoclón
2 Selección de Polobros Generodoros

Obtención
Universo

Vocobulor

3 Creoción de situociones existencioles o problemos generodores

4
Descodificoción en cír.culos de estudio

Fuente: Eloboroción propio,

120

Modelos do intervención osislenciol. socioeducoi¡vo y leropéutico en lrobojo sociol

is

de nuestra solidaridad. Solidaridad es sentir y es actuar. Tiene que haber un desarrollo de conciencia que lleve a ese sentir y actuar colectivos que nos lleve a la solidaridad requerida como parte de toda la cultura, como algo presente en todos los ciudadanos. La conciencia humanísta no significa falta de ubicación en las luchas por la emarrcipación, neutralisrnoi o pasividades. Lo que implíca es un reconocimiento de la complejidad del ser hur¡:lno, de todos los seres humanos opresores y oprimidos, de la necesidad de no perder una perspectiva de conjunto, de respetar los derechos humanos. La area es ir a una cor'¡cepción más amplia de los derechos humanos, que incluya la lrrcha por la emancipación en lo polítíco, en lo económico, en lo personal, en lo ex¡stencíal y en lo ecológico. La rreta es el desarrdllo de lo más central del ser humano, SU CONCIENCIA. A su vez, el único medio de conseguir la movilización,la participación, la posibilidad de cambio, es el desarrollo de la conciencia; o sea, la humanización. 5e planiea un cambio de conciencia orientado hacia la capacidad de solidarizar con los de: rechos básico: de todos reconociendo la legitimidad e inestabilidad de los conflictos, luchando por los carrbios. en la dirección de la justicia, en la distribución del poder y en la relación armónica con Ia ¡':aturalezaLa lucha por ios derechos humanos tiene un actor esencial: el ser humano el que posee dos características fundamentales para todo proyecto político. Por un lado, somos seres comple.ios, débíles y fuertes, naturalmente inseguros, pero capaces de transformar el entorno, crear sus propios instrumenios, construir su conocimiento de sí mismo y de su modo de ser. El paso de lo individual a lo colectivo del desapego al compromiso tienen que acomodarse al equilibrio entre las necesidades de creatividad y las de seguridad, las potencialidades dq.eXpresión de la mente y las realidades en cada instante de su necesaria localización. Para Lauro Oliveira (197O:44),lo que entendemos por educación no debe confundirse con lo que llamamos escuela, aunque tendemos a equiparar los dos términos cuando hablanros de ed ucación. En la eclucación, "la iorma de ser" parece nrucho nrás inrportante que la "fornra de tener", si se cree verdaderamente en la libertad y la responsabilidad. Si "lo que se da" en la escuela es controlado y exclusivo. con la elinrinación de toda posibilidad de elección, no hay cónro hablar de libertad y responsabilidad. La pretensión de los educadores de tener influencia decisiva v exclusiva sobre los educandos es nrera aspiración. De hecho, la escuela es sólo un segmento clel ienómeno educativo. Los jóvenes están inmersos en el contexto social que hoy, ntás y nrás a trar'és de los nredios cle conrur-lic.rción v de participación en nrasa, posee cacla vez nrayor poder de iniornración, dejanclo a la escuela en su fornra tradicional sin un gran poder educativo. Tenemos que consiclerar a la eclucación conro un proceso nrucho nrás anrplio en el que la escuela solo es una rariable r¡rás. El íenónreno educativo está ligado en su esencia no al instrunrento, sino a la nreiodología. El área psicológica sobre l.r c¡ue actúa el proceso educativo no exige en su esenci.l un conteniclo, sino un.r "técnica cle acción" ),, conro tal, una nretocJología. Lo c¡ue intporia no es el currículo r el prosrcrnra, sirro la nr<rnera cle desarrollarlos en la práctica. "Educar es pues errseñar a.tctuar, precisanrenle porque el pensanriento no es sino r-rna fornra superior de acción". "CuancJo hal¡lar¡ros de educación pensanros en una educación general v unirersal, destin¿da a ioclos los r-¡rienrbros de la conrunidacl, cacla Lnro con su parte cle res¡torrsabiiiclad v con posibiiiri¡ci cJe deciclir librenrente su clestino..., l.r verros como un proceso r"nLrcho rnás anrplio que en\uelve.l toda l¡ conrunidad, que pone su tónica sobre el indivicluo solo en la nredicJa en que él re¡ resenta el bien común; esta es la nueva connotación rlel sentido social de la eclucación"
.

Il n¡odelo socioeducoiivo

promocionoi l2l

'

' 'r

contexto social, permitiera la existencia de situaciones que llevaran a la integración del individuo en la sociedad, y sobre todo, de la sociedad en el individuo. La solución sería la creación de una forma de compromiso, una act¡tud crítica, compensada por una organízación escolar que se aproxime al ideal, sin perder el contacto con la realidad. La personalidad se forma por la interiorización de dos tipos de conducta: una que representa la forma positiva de actitudes y de actuación, otra que constituye los.§loqueos negativos de integracíón en fo¡'mas rechazables. En consecuencia, la formación de la personalidad no es al8o que pueda hacerse con discursos.'Es una forma de vida, ante la cual el individuo reacciona, incorporando actitudes o preparando resistencias. El papel ciel educador consiste en crear condiciones para que el grupo actúe favorablemente sobre el individuo. Si realmente queremos dar una contribución al cambio social, debemos partir de una actitud realista y crítica de la sociedad, aceptando que el trabajo educativo está proiundarnenie sunrergido en su contexto. El educador debe en cada situación, sea cual sea el tipo de sociedad en la que ejerza su actividad, tendrá que aceptar opciones, ya que no puede trabajar fuera del contexto social;adentás, tendrá que adoptar una actitud crítica permanente que es la única compatible con el concepto de persona libre y autónoma. El concepto de educación que plantea Oliveira implica la idea de cambio, tanto a nivel individual como social. Si nada hay que cambiar, como en una sociedad conservadora, la ecJucación queda reducida a un mero entrenamiento de adaptación y capacitación para el ejercicio de una función social preexistente. Si se admite el cambio, una de las íunciones funclanientales de la educación será la crítica al "statu quo" individual y social v establecer un ni',el cfe aspiración hacia el que se dirige el esfuerzo educativo. La escltela, aLrnque aspire a la fornración de una nueva sociedad, tiende a ser atraícia por- ia costuntbre cle la sociedad en la qLre está inmersa y a transfornrarse en mera agencia de confornrisnro, principalmente porqLre es generalmente financiada por el Estado o por la sociecl.rcJ á la que sirve. El sistenra educativo ternrina por corresponcler iielntente a las aspiraciones clel Estaclo ¡'de las clases sociales clLre lo corrstituyen y controlarr. La escuela pasa a ser nlatr;z ciel ti¡ro cle dinánrica social vigente. Por esa razón es fundanrental la METODOLOCí¡ clentro cle! croceso educ¿rtivo, porque eclucar es transnritir una "técnica cle contportamiento", la ¡:ropia clicJáctica pLrede ser la iórnrula c¡ue rrantenga el proceso educacional aLrténtico. El nrontaje cle l:l it.-lrte sistenrática clel proceso erlucatír,o tiene gran inrportancia conro iuerza de resistencia a l¡ acJhesión a los procesos estrlrcturales y dinánricos cJe la sociedacl. La estrr-rctura y la dinánrica cle la escLrela son tan inrportantes en el trabajo educativo conro los icJeales clel eclucaclor. Ningún

La escuela debería ser la propia imagen de la sociedad que anhelamos en nuestro trabajo educativo, como una antevisión del futuro que se procura realizar. El educador no está preparando individuos: está construyendo un sistema social. Para los que creen en el poder de los individuos en la coriduccíón de los hechos sociales, el sistema educativo se construye sobre una filosofía que crea en la Jibertad, sotidaridad v fra. ternidad. Nadie puede influir en la sociedad desde fuera; es necesario estar inserto en su realidad para que su contribucíón sea aceptada. No se puede dejar para después det período escp lar la decisión sobre la participación en el proceso social. La participación es algo que se debe aprender. Lo social debería ser uno de los elementos fundamentales de la formación de ta persona. es en un clima social donde se produce su estructuración y por causa de la sociedad se modifrca Ia indivídualídad. La escuela debería estructurarse de tal manera que, en lugar de aislarse del

12?-

N:ooürcs

(JL1

rnrL'r\t:nc,ó;r oss!¡ncrcl.

so(,lai--.C,,,,o / t¿.Cí]¿-i.:J ar lr.i3o - :1^

,

a

:r§

r r
I I
t

valor tendrán los programas si la rutina escolar se opone a ellos: libertad, democracia, participación, solidaridad, son actitudes que se crean a trav8 de vivencias duraderas.

I

I
I

Método bósico, único o integrodo
método surge en el contexto de la reconceptualizacior¡ dei ü-abaF social- Dirersos autore como Ander-Egg, Kissnerman, Callardo Clark y Paula Faldros, esc;ibieron soLre e* xnáodo. Al crearse el cuestionamiento del Servicio Social Latir¡oamericano se incorpora el análísis de las desventajas de los métodos clásicos: caso, grupo y desarrollo comunal efl -<u aplicación separada en tanto revela atomización de la aprehensión de la problem¡íüca social. Por ello emergen diversos esfuerzos en América Latina en tomo al tema metodológico. En e§e apartado, se hará referencia a los aportes de Ander Egg, Kissnernan, Callardo, Clark r Faleiros, en la construcción del concepto de método básico, único o integrado Según el desarrollo elaborado por Ander-Egg (1973), método puede de¡-inirse como el camique no se sigue para alcanzar un cierto íin. En trabajo social los fines pueden -r: conocer. ínvestigar, programar y ejecutar. De acuerdo con.eso habrá diterentes métodos. El método es un modo de acercarse a la realidad, entonces la concepción de realidad será determinante para el método. El método requiere de procedimientos v técnícas que prueben su
Este

I
1

I I
-!
1

t
r

I
1

-l

-I

eficacia. Los métodos tradicionales tienen un esquema básico operativo común.

-i 'l
I

I

a) b) c) d) a) b) c) d)

Estudio-diagnóstico Programación. Ejecución(tratamiento) Evaluación

I
I
I I I
I I I

Cora Kasius, citada por Ander-Egg, señala que la estructura esencial es:
Estud io

Diagnóstico Formulación del plan Tratamiento o ejecución.

señala que la propuesta a elal¡orar debe orientarse por un iltarco teórico v de los supuestos fi-

Estos elementos comunes son ton¡aclos conro pLlnto de particla por',Jnder-Egg. c¡uien adenlás

I

I

I

losóficos-ideológicos. Desde 195& se hacen planteamientos en términos de nlétodo básico en Estados Unidos (N.A.S.W.) y en Brasil (Helena lracy Junqueira). Ander-Eg,g plantea que "la metodología del trabajo social comporta tres ntétodos )' sus correspondientes técnicas en cuanto a los fines propuestos en los diferentes ntomentos o fases del proceso global de la praxis clel trabajo social. Métodos y técnicas de investigación Métodos y técnicas de programación Métodos y técnicas de acción

I I I

I

[, mooelo socioeducolrvo promoclonol

t23

Este autor denomina su planteamiento como una metodología de la militancia y el compromiso. El marco referencial de la metodología de la militancia y el compromiso (Ander- Egg,197B:

a) b)

c)

d) e)

'

fuper-ar la concepción de hombre.objeto espectador al que hay que ayudar a iesolver s¡-s necesidades y problemas de adaptación; y la concepción de inspiración desarrollista clue procucl intqrarlo a la sociedad. La propuesta es trabajar con un hombre-sujeto, actor en el proceso histórico, en consecuencia el objetivo del trabajo social será la acción concienciadora que contribuya a las transformaciones estructurales mediante una tarea orBanizacional- -\o se trata de coiregir el orden existente, sino de transformarlo,,. El trabaio social co{r}o u;r proceso educativo al servicio del pueblo y de su proyecto de liberación, puede facilirar a individuos, grupos y comunídades, la realización de su vocación de 'ser más-; para ello el trabajador social debe jugar un papel importante en la maduración, preparación y realización de los cambios que deben operarse a nivet global ¡'personal. La liberación es el horizonte de la praxis. Se define trabajo social por su función de concienciación, movilización y organización del pueblo, para que en un proceso de promoción del autodesarrollo interdepencliente,' individuos, grupos -v comunidades, realizando proyectos de trabajo social, insertos críticamente y actuando en sus propias organizaciones, participen activamente en'la realización de un proy'eclo político que signifique el tránsito de una situación de dó'minación ;'marginalidad a otra de plena participación del pueblo en la vida política, económica 1' social de la nación que cree las condiciones necesarias para un proceso de hurnan izac ión.
Los conceptos contenidos en la deíinición son:

La experiencia del pueblo en la práctica de trabajo social debe ser el punto de partida.

Concienciación: el traba.iador social requiere cierto grado de concienciación; esto es una toma de posición política y una actitud solidaria con la transformación. Concienciar es un juicio crítico de la situación, causas y consecuencias, y una orientación hacia la transiormación. ñ1or,'ilización y org,anización del pueblo: significa crear las condíciones para que el pueblo se exprese ¡'descubra cuáles son sus verdaderos intereses y.cuáles las causas que lo oprimen r nr.rrginar. Organizaciones clel pueblo: son Ias organizaciones de base cie acción comunitaria (ju¡tas vecinales, ceniros sociales, entre otras) que procuran resolver problemas cle la conrunidad; inclur e organizaciones cJe base socioeconónrica (cooperativas, consejos vecinalesl que siruen para cre(tr enrpleo y elevar niveles de vida, también incluye organizaciones de base sociogrenrial (sindicatos, ligas campesinas) cuya finalidacl es la cle_ ienS,l rl. StrS ¡trOJt.C-r: ini..ri-.r:. Particrpación.-)ct¡\a: entenclici.r conro la acción del traba,jaclor social que hace con los c¡ue traltaja el soncleo, la inrestigación, la planiiicación y la ejecución. Se trata cle una acción cle el r no 1;ara el.

l1q

Moce;cs ce iniervención os;§iencrct. sccrc!.cucoiivo y leroÉulrco en lfobojo sociol

"üt
T

I
I
¡

-

Compromiso y militancia: compromiso con el pueblo (clases populares) y milítancía en la profesión, o sea espíritu de lucha, emprender y tomar posiciones.

I
T

Los etopas, foses

y

momentos de

b métodologío

I

I I ,
I

El esquema cont¡ene

la propuesta de cuatro etapas, a saber:

f

a) b) c) d)

lnvestigación-diagnóstico Programación Ejecución Evaluación.

r , I I ¡ l:
t1

Las etapas ejecución y evaf uación no son desarrolladas por el autor. Dichas etapas no son autónomas, son aproximaciones sucesivas, mediante la inserción en la práctica del pueblo se avanza en la investigación, programación y ejecución y la evaluación es en alguna medida permanente. Esra es la "esencia" del método propuesto. No es la investigación el eje referencial, es la práctíca la que adquiere centralídad. La realidad se conoce "desde dentro", por la inserción "ver la sociedad desde la pérspectiva del pueblo, con los ojos del pueblo y vívir sus problemas". . El proceso metodológico se resume en el siguiente cuadro:

t
Esquemo No 43
Proceso del método bósico. Enfoque de E, Ander-Egg

I

Contocto globol o
primer obordoje de lo reolidod

B.

Inserción-inmersión

o) Consulto de documentoción (estodísticos, bibliogrofíot informes, orchivos, enire otros), b) Lecturo de mopos. c) Reconocimiento de lo reolidod. Observoción porliciponie, como preporoción de lo inserción. d) Contoctos informoles: entrevisios individuciles y grupoles. o) Observoción porticiponte o octivo delproceso, no especiodor. b) Convivrr con los que estón en uno situoción problemo, porlicipor
Gromsci señolo "el elemento popuior SIENTE pero no siempre COMPRENDE y SABE; el elemenfo intelectuolSABE, pero no siempre COMPRENDE y especiolmente NO SIEMPRE SABE". Elerror del infelectuolconsiste en creer que se puede sober sin comprender y especiolmenle sin sentir los posiones elementoles delpueblo. Esto conexión orgónico en lo cuolelsentimienlo-posión se convierte en comprensión y, por lo tonlo, en sober. Portir de los necesidodes sentidos de y su nivel de conciencio. Lo inserción debe tener un significodo en Io vido personol poro creor elcompromiso.
en su cotrdionidod,

c) d)

El

modelo socioeducolivo

promocionol

.l25

Continuoción Equemo N" 43 Lo inserción trosciende los efectos y consecuercbs f'ocb los cot¡sos y uno inserción en lo próctico del pueblo. Por elo Peq.Éere 6§ ur¡ n¡or-

C. lnserción crítica

co teórico.

D.

Diagnóstico

o) Nunco se llego oldiognóstico co{Tlo @o ocóctr- Se crpce pofo ocfuor y el octuor es conocef. b) Es el procedimiento por elcuolse intento estoilecer b non¡ote zo, mognitud ylerorquizoción de los necs*Codes y sdernos de lo reolidod sociolque es motivo de esh.rdc¡invesligfiimComporto lo determinociÓn de recunos Osponties y iiere ou ñ nolidod servir de bose poro un hocer y pqo ft¡ndorrrentcr bs es trotegios que se hon de expresor en uno prÓclbo srcrgo Debe tener un corócter desrnitificodor de b recúdoct y acción o) Consiste en el proceso de elecck¡n y selección de o-rscs dterne tivos de occión, con visto o lo osignoción de recLrsos especfircos sobre lo bose de un diogoóstico preliminor. bI Se troto de hocer uno plonificoción con lo porticipociÓn populor significotivo en todos los foses del progrcmo. c) Supone dor resPuesto o: -¿Qué se quiere hocer y con qué finolidod? ú. -¿Dónde se vo o hocer? -¿Cómo se vo o hocer? -¿Cuóndo debe hocerse? -¿Cómo se vo o costeor? -¿Quién o quiénes lo von o hocer? -¿Quién lo vo o dirigir, coordinor y superviscr?

E, Planificación
social

Otro de los autores que aporta una propuesta sobre el método básico, es Natalio Kissnernran, quien lo integra en un marco de referencia que incluye el objeto, objetivos y principios operacionales del trabajo social.

Et

objeto, objetivos y principios operoc¡onoles del método sonj

Objeto es aquello que una disciplina estudia y transforma por su acción' . para el servicio social clásico, el objeto fue el hontbre, o nlejor dicho, las iornras cie prerisión y control del comportanriento para la adaptación a la socieclacl. de conocinrienEi objeto es materia de conocinriento y acción para el trabajo social y' rec¡uiere a ia iircorresponden reflexión, to, reilexió¡, clecisión y acción. Los cJos prinreros, conocinriento v pl'::riricacla' vestigación cliagnóstica y, las últinras, o sea, clecisión y acción, a la intenención sI el objetivo del trába.io social es "dar respuesta a las necesidades hunranas cletectadas en las variables observadas y procLrrar superar las situaciones problenlas que ot:staculizan la realización cJe los seres humanos", es necesario reconocer, señala Kissnernran (1973: 1-27) que:

126

Modelos de ¡ntervenc¡ón os¡stenciol. socioeducotivo y teropéut¡co en lroboio socrol

a) b) c) d) e)

Cada necesidad se manifiesta en una o más variables significativas. Las variables que generan un determinado fenómeno configuran situaciones problema. La frecuencia del fenómeno con las misrnas variables determina su relevancia en lo colectivo y en lo particular. El fenómeno colectivo o particular es estructural cuando trasciende al individuo y exige intervenciones a nivel de la estructuraEl fenómeno es particular, no estructural, ct¡ando las variables e*án en el individuo y exigen intervención a nivel particular-

"el hombre' fue el obieto en tanto que en d ocurrían problemas sociales y el objetivo era adaptarlo a una sociedad equilibrada- Para el trabajo social reconceptualizado, el hombre es un transformador del rnundo, por lo tanto *ieto. que puede optar y mediante la praxis se recrea y transforma su realidad. El hombre es ;a-<€endente hacia un
Para el trabajo social clásico,

mundo mejor. En el documento de Araxá (1967), se destacaron los principios operacionales o rlorrnas que orientanla actuación específica del profesional y los postulados que son los presupuestos éticos ímplícitos en la acción, los cuales se resumen así:

Esquemc N'44
Principios y postulodos del mQtodo bósico

Principios operocionoles
Respeto cle los valores cr-rlturales Establecer una positiva relación proiesional Trabajar en ec¡uipo Tener una perspectiva estructural de la acción

Cenerar participación

Posiulodos Reconocer la clignriJacl de la persona hunrana Adnlitir (lue en cad.r ser hunrano erislen recLrrsos potenciales para su realización Reconocer c¡ue el ser hunrano se re.riiz.-t ei¡ conrunión con los cic,nlás Afirnlar el clerecho de los seres hr¡nr¿nos (le r.lr.l¡ socieclacl que brincle iguales posibilicl.rdes cle realizacíón

t27

Kissnerman destaca dos etapas en lo que él denominó metodología, caracterizadas por la lnvestigación diagnóstica y por la intervención planíficada:
v

tn

estigrckx't d kzg rn

stic

o

La inrestigaciór¡ no es un rrÉtodo auxiliar sino una parte de la metodología y el comienzo de la accbn orotesional. La investigación en rai:ajo social se realiza en una doble dimensión; por un lado, apunta hacia el obfeto para detectar las variables que configuran la situación problema y los comportamiefltos gue asurren las per-sonas aiectadas, con el objetivo de poder actuar y transformarla en otra sitr.nción, que ai n€:a!- a la primera la supera; por el otro lado, apunta propiamente a la dísciplina para cornproba:'si- conocimientos y métodos. En esta rase Kissnerrn¿n i:cluve como componentes relevantes:

a) b) c)

La determinac!ón del objeto.
El campo de Ia

Los niveles expio;'a:orio, descriptivo y explicativo.

::r+-::gación.

En los esquemas sieuientes se resumen los principales elementos qúe caracterizan cada componenie.
Esquemo No 45
Lcs

ccmponentes de lo invesiigoción diognóstico: Enfoque de N. Kisnermon

I

,-I\'ESTIC.\CÍOX DIAC\ÓSTIC{

Objeto

I
I I I I

Carencias y necesidades que generan situaciones problema Universo

-=:_

I
I

Canrpo

___.1
I I

,\luestra

ción problenra)

Exploratorio lestal¡lecer la identidad cle la situaDesc ri ptivo (clescri lti r, conrpa ra r, cleíi

n

i

r,

c

I

car [)ara íornrular el ¡troblema)

asiii-

i
Flen':
E

Explicativo (interpretar, prever las tendencias,
srstenratrzar)

obc:ocion prop,o

COñ OCfoS

de

K.Ssnermon. NOtOliO

]2E

:,':.tre,Os Ce rnier\enc,Or.r .:j;:La.C,ol. Sw: 3c:J-CCrrvO

,,,

lercpéu:

CO

en i:COojO SOCiOI

i

Ji

1:

t

l:n

i

a

Esqremo N" 4ó
Los niveles

de lo investigoción diognóstico
P
R
E

Recoleccón y estudío de fuentes documentoles
I

Reconocimiento del poreo de trobojo
I

D

c) E{P1-CRAIORa

I j

DelimÍtoción delóreo de trobojo Contoctos informoles con grupos y personos

A G

I

|.

ó
S
T
1

N

Coptoción de kl problemótico detóreo

o

C

T;
a
I
I

Formuloción de hipótesis, operocionolizoción de voriobles. morco teórico Construcción del diseño de investigocióÁ

b)

DESCRTPTTVA

I I

Constitución del equipo investigodor y preporoción delóreo poro recibir lo investigoción Recolección de dotos Tobulocion y groficoción
Anolisis e interpretoción

G'C

DD IE AS
I

I I I i

I

I
I

oo
deDE IX AP CL NI

SP TT tl CV

ór

N.R

I I i
I

Formuloción de hipótesis, operocionolizoción voriobles y morco leórico Recolecclón de dotos o experimenloción
Tobuloción
.,:.nólisis

i
¡

l

i

c)

I

EXPTICATIVA

l
I

i

ó'

e inierpretoción

Diognóstico explicotivo. cousol o genético

oo

SA TT tt CV

c

í:en¡e

Eloboroción prop¡o con dotos de Kissnermen. Noiolio

€l

modelo soc¡oeducot¡vo promocionol

129

el NIVEL EXPLORATORIO es fundamental identificar las CARENCIAS y NECESIDADES SOCIALES que han generado situaciones problema; para ello se requiere recoger datos de las
En

fuentes documentales existentes. El paso que sígue es RECONOCER el ÁnfR en lo físico y humano mediante la observación del equipo, para determinar asuntos que necesitan estudiarse aún más o bien para ¡nterpretar lo observado. El tercer paso es DELIMITAR EL ÁREAr4 con tas personas que integran un grupo, una institución o una comunidad. Hecho esto, se procede a establecer CONTACTOS INFORMALES con miembros de grupos, instituciones o pobladores con un triple propósito:

i) ii) i¡i)

.i

Captar el lenguaje; tipo de relaciones de trabajo, familia y vecinos; el trabajo; las actividades recreat¡vas y las religiosas. Para explicar la presencia del profesíonal o equipo en el área y sus objetivos. Determinar un centro local desde donde planear acciones con Ja comunidad.

El quinto paso consiste en CAPTAR la PROBLEMÁTICA del ÁReR desde el punto de vista de los pobladores, lo cual es reflejo de la conciencia de su realidad. Es conveniente aplicar unos pocos parámetros referidos a: cómo se vive, qué problemas existen, a cuántos involucran cada problema,'cómo,son [as relaciones entre vecinos. El equipo debe analizar las respuestás y extraer núcleós centrales de las contradicciones, las predisposiciones a actuar o a permanecer inmersos. Si la conciencia es real, permite lograr soluciones eíectivas, y si es colectiva, concretar una movilización para transformar las situaciones problemas. El develamiento de la realidad se va conformando como un quehacer conciencíador y, por lo tanto, educativo. "El trabajador social y los investigados se van concientizando en ella y mutuamente". El conjunto de temas en interacción que aparecen en las entrevistás y reuniones de los grupos es el universo temático que se extrae de la investigación del pensamiento-lenguaje, los niveles de conciencia de la realidad, sus carencias y necesidades. Es importante también captar si el trabajo social y los pobladores son actores del proceso o hay actores sujetos y objetos receptores de Ia acción del trabajo social El diálogo es la primera tarea que compete al trabajo social, entendido como Io plantea Paulo Freire en su libro Pedagogía del Oprimido:"relación horizontal en la cual la confianza de un polo en el otro es una consecuencia obvia, implicando el testimonio que un sujeto da al otro, de sus intenciones reales y concretas, en la que la diferencia entre el profesional y la otra persona es solo un ni,,,el diferente de percepción cle la realidad."

I4

Grupo. es definico como "uno esiructuro movil" -por lo tonto un estrucf uróndose- de miembros implicodot en uno pedi-nencio o seo exisie un ligomen entre los inlegrontes y uno pertinencio referido o lo copociclocJ de los miembros de cenirorse en lo toreo. lo cuol define un óreo socioemoc¡onol y un óreo instrumen-tol (Kissnermon. Op c;i Cop 4. p 5) lnsitlución. es uno estructuro formcl de relociones y servioos que se preri::nto como un nivel de complejidocies CcCo por los reicciones de roies que lo irilegron, los que corresponden r-il número de loreos cJiversificoclos que ccmponen lo octividod globol de Io mismo y el grodo de desorrollo olconzodo por dichos toreos (Kissnermon Camun¡ood. unicjodes socioles que conformon subculturos diferenles coexistentes en un óreo geogróflco. Lo comunidod se hoce cuondo los grupos insertos en ello se proclomon sujetos de su propio deslino (Kissnermon. Op. cit. Cop. a, p. l9)

Oo.cll Cop

a.

p

1A).

.)30

N4oaJelos

de rnlervúnción osislenc¡ol. socioeoucotivo y leropéuhco en trobojo sociol

'':
trabajo social parte de las necesidades de la gente no de sus deseos personales. El prediagnóstico elaborado con las respuestas de los pobladores es un material adecuado para analizar con los pobladores y determinar líneas de acción; si se requieren más datos, los pobladores también pue{en aportar en la recolección.
El

Esquemo N" 47
Componentes del prediognóstico
PREDIAGNÓSilCO

Técnicas fundamentales: La observación y la entrevista

- Marco histórico, origen y hechos involucrados. .- Marco económico (de qué viven esas familias). . Marco institucional (instituciones que ex{sten, qué hacen, qué servicios prestan) - Marco socia! (relaciones existentes, grupos sociales que se perciben). . Marco político (grupos de poder que se detectan). - Descripción físiia. ', t - Problemática detectada. - Acciones planeadas.
Fuente: Eloboroción propio con bose en Kissnermon, N. 1973.

Co m po nentes

del p red i agnósti co

En el nivel de la INVESTICACIÓN DESCR¡PTIVA, consiste en formular el problema como complejo de variables, determinando la relevancia de estas. Exige explicitar HIPÓTESIS, porque sin ellas es imposible estudiar científicamente los hechos, las variables que se interrelacionan en las hipótesis son "el eslabón" necesario entre la teoría y la investigación y los indicadores son los referentes ernpíricos que van a indicar los fenómenos que señalan las variables y que sirven posteriormente para cuantificarlas. El marco teórico surge de definir los conceptos relativos a las hipótesis. No es correcto abordar una situación problema sin plantearse la convergencia de conocimientos que esta requiere. Elaborar el DISEÑO DE LA INVESTICAC¡ÓN requíere de las definicíones sustanriva, real y, operacional de las variables, con el propósito de aplicar la ENCUESTA que permita reuni.r, de nranera sistemática, datos acerca de determinados hechos, lo cual tanrbíén requiere el uso de la entrevista y la observación participante. La encuesta puede aplicarse al universo o a una muestra. Se sugiere el uso del sociograma de Jacob Moreno, si se pretende ubicar la posición y las interrelaciones de Ios mienrb¡'os de un Brupo o comunidad. Anres de aplicar la encuesta, EL DlsEÑo DE LA INVESTICACIÓN DEBE SER DETALLADAMENTE DISCUTIDO para que el universo del estudio sea infornrado. Los voluntarios encuestadores deben ser capacitados para explicar los objetivos y el trabajo que se viene realizando.

El

modelo socioeducotúc

promoco.ol

l3l

Los investigados deben saber el para qué y reflexionar posrcrionnente acerca de sus resultados. Terminada la recolección de datos, procede la TABULACIÓN y la REpRESENTACITON CRÁflCA para facilitar la discusión. ' El NIVEL EXPLICATIVO busca la causa o génesis de los fenómenos sociales, pues la principal tarea científica es analizar las interrelaciones causales del sistema mismo y como es influido por fuerzas externas y por el impulso prop¡o de su proceso interno. La determinación de las causas con los miernbros del área de trabajo nos permite elaborar un diagnóstico explicairo o gerÉtko para ¡ormular un PRONÓSTICO, que oriente la definición de políticas y la programación, así como identiñcar los desafíos.
:

4 § '+r

s

&

,i
I

nteruención planificocio

j¡l

*
i:

lntervención planificada es el con:oiejo & operaciones sistemáticas tendientes a transformar un objeto (situación problema)- Es un trabajo en la situación problema estructural que refleja los puntos de vista y acciones de cjistir¡tos individuos como estuerzos complementarios. Se requiere una definición política clara para fijar los ob¡"tiuor y las accíones instrumentales. Es una construcción por aproximaciones sucesivas de una visíón de conjunto: de una microorganización a la macroorganización de varíos grupos al íntergrupo de una microunidad cbmunitaria a una zona de la zona a la región de una junta recinal al poder municipal del poder municipal al regional y de este al nacional.
Así el trabajo social tiene dos niveles de actuación:
a)

:r
É.

i:

b)

Microactuación, caracterizada por la individualización, la relación directa y el alcance restringido. Macroactuación, caracterizada por un mayor alcance, ausencia de relación directa o sea es el nir,el de la política v la planiíicación de la iniraestructura social.

El trabajo social reconceptualizado basado en un modelo estructural de cambio, requiere intervenir sinrultáneamente en lo soci.tl, econónrico, cultural v político. Esto no signific.r "terr¡rinar por ahora con lo p.lliatiro ni con lo terapéutico" (Kissnerman, 1973: cap.7:2). La investigación diagnóstica e inten'ención planificada son una unidad indivisible, son coexistentes. Una no e\iste sin la otra. El proceso de la inten,ención planiiicada se resume como sigue:

.l32

Mooelos de rnieh-enclón cislencrol. soc;Llecucotivo y lefopéuirco en !f oDoro socicl

Esquemo t.l" 4fI
Procesos de k¡ intervención plonificodo

l2-

Detuiión de poFticcs

l.'l 1.2 , ,, dsres I 2.1 2.2 2.3 2.4 2.5 2.6 4.1 42
4.J

Estrotegios y tóctico Logistico Progromor y proyector lnstrumentol[oción Locol2oción Proyección Costo
Niveles

Fijor objetivos

Ebborrción e fnpb{:€'r*€ión de

$
4-

Ejecución de

p|cnes
I

Control yevoluoción del

proceso

'f |
I

,Registro

Mediciónyevoluoción

a

.l
C .C1 Ccci?S Ce ( ss.e:íncn. N.
,l973.

§rSIemOI|ZOCron

FUgnte: E,cccrcc ón p.^^

La autora ñ1aría Angélica Callardo (1973:32) nos propone para ejecutar las prácticas de trabajo social, apoyarnos en el método dialéctico y sus correspondientes fases: investígación, sistematizaciórr y exposición, pues, según ella, "a trar'és de la prinrera, se descubre lo existentey se plantea su comprobación experimental. La fase de sistenratización reúne los resultados obtenidos, estableciendo la conexión entre datos y datos, es decir, su interpretación. La últinra fase procura una ordenación consecuente de los resultados, presentándolos en lornra clara" (los subrayados son de la autorai. De esta nranera, Callarclo propone una suerte de superación clel enrpirisn-ro clesconrpronretido y el mecanicisnro que car.-rcteriz.'ur ciertas posiciones del traba.io social. Asintisnro, la autora considera que. operacionalizancJo el nrétodo dialéctico con sus respectivas fases, existe la posibilidad de teorizar clescle la práctica v lograr así autononrí.r teóric.r 5, la funclanrentación conceptual propia clel trabajo social. Otro aporte que poclenros coir:icler¡r cle la autora en nrención, se reíiere a la clistilrción entre el nréiodo v las técnicas. \f, que esl¿s últinras no agotan el hacer profesional, sino, taf y,como nos lo cJeiine, son "el insirunrento auxili.rr cJe ¡rrir-ner orclen, crrya utilizaciór¡ nos perntite arribar de nranera clirecia.r l.r consecL.ciór-r cJe nuestros objetivos" (C¡llarclo, 1973:3!)). A continuación se recul)er(-in en ej rs(penra

Related Interests

-19, Ios cliferenles tipos cle técnic¡s ¡g,rltl)¡das según los objetivos que se persigue'rt. porqL.re consiclerarros (lue la clasificación c¡ue hace la autora contiene gran valor clicláctico.

Et

moot':o socroedlJcol¡vo

pf

omoc o(\ol

taa

Esquemo N" 49
Closificoción de los técnicos del trobojo sociol

-

de sistemotizoción
- tobx..¡loción

conloctos grupoles - comunicoción de obtención de dotos -observoc. porticiponte
- cuestionorios

'

de ínse¡ción
- entrevistos

- prediognóslico - diognóstícos

- informe

porticipodos

\
-dromotizoción - teotro - círculos de culturo - iolleres populore

<-

\

I TÉCN¡C AS
\

-----

>

|

de orgonízocíón - debotes - estudios de grupo - dinórnico grupol - coOocitoción

de plonificoción microsociol -estudio de costos proyectos específicos - progromos - evoluoción

-boletines - muroles - motivociones - comunicocjón

de movilizoción

El nlétodo . ciarse

que prof)one Callarclo consisle en los siguientes componentes, qLre ¡rueclen a¡rreen el esqrrenra Nq, 50.

134

Modelos de inlervenc¡ón osislenciol. socioeoucotivo y teropéurico en trobolo socicl

&,- i.,. j,ii.q*i+e;&;e:{-:J;¿;r{

id é.'§.ü!,s

ril

Esquemo N" 50
Metodologío bósico poro eltrobojo sociol: estructuro
Aproximoclone¡ o lo reqldod Fqmos dsl

cdriri€rúo

n¡*Oo¡ógicoe

hoceso

Técnlco¡

Resullonles Diognósfbo Prefn¡1or

't"Apfox¡tocián

,f
I

->S€rEEr ----¡-NV§EAOÓN --r> €.lrlfr¡ül ¡freciÉ o-<ño-e:=rnc.e¡g rr¡edo ü\,gecEck* - - Cs§€rGú¡ i}. - CorúS.odút c tsgn-ad \rt caes ::E-ükier*o c - lJscs D rb) igT@ - Forrrcoevif - PrctErc V U - Procescs - Ccrd¡a¡ccgtes A Orros /

Related Interests

o, Pqo elconocirrúeñto de lc

-¡>

Reddod:

Otierveion
Enl¡evbtos Porfo el re6§ro de dotos: Hoo
Ftrt

Diorb de

RegÉsho

de Corpo

Corpo

;bcsÉ,-.s

c) Pgo el ocercorrú€nlo o

Perceerirc
cuÉnirc-o:

Arreci€rcr.

iA

V

L

doó

b re*

l.
I

- Recursos - NeceEdodes I - Cc{^ilcc-lcccr€: - kco¡emos ó - r0¡€*C6'//O iernos
oenerodores elc.
Y

:.,-=G;C()lr A -::;qg-:'r' C :--¿liss Lh¡verso - Dete.m¡noción C

U

Con¡¡coci¡r
[rottvoci5n Entrevilos
Pord &a recogido de dotos interpretoción y cuontificoción

Reloción ftof.

'

ce

D:seno

c

ii'tL,esfro
¡

I

""-rY

" iu

I I

ó
N

N

l

Y ftóclico Soci¡l

Aprox¡mcciones o lo recl;coci

C3:CC í:l:€a,lO

iori'r'cs cei

:-etodológicos
DrAGNÓSTiCO DE
LA SITUACIÓN

Procesos

Técniccs
De diognósiico De discución De ufilüoción de recursos

Resullonles

-_.>

---->

Diognósiico

D
U
Y

- Jerorouizoc¡ón - Criieriás E - Urgencios - D.ogromocióñ \/ - Neces¡dodes - S:lccbñes probb-

Grupoles

Prcbierr,os

¡o

Í.,ci¿ontes pcrc lo

A
,

Tclieres oooulCres

Iducolivos. poro copociioc¡Ón y conc¡encioción

L

a:aC.?1C,OCrón

I

4'Ácroximcción

: l^lec:T,,enlcs ce
(= ,
J,-J ,>,

r I U

J
9,|vJ

U= UrUr rú)

.,A
y

De pfoyectos

ñs e!

^.^^.-P vv,v..

1< vJ

i

3'tr,ealcs espec;Í''= : -'-i:

De costos De eioborcción

PROGRAN4AS
I

::) er,S:er,'ies a
-<

oiíos proced'
:a,JCCliyC-

de cóCigos u

Y PROYECTOS
I

.inrenlos pcro lc

: ^-':.--,

:caciencicción

Y CÓDIGOS

I

N

.

:: ::

-

Fioyectcs

^^ :.--.-ñ^
-'- \^^
- V'e'
¡

:C ],JN
re

;\ (,

ccc¡ón

De comuoi-

N

El

mo*feio socroeducotivo

promocionol

'l35

Cor¡tinuacirln @uema

t*

5O

Próciico Sociol
Agoxirnockxres o kr reo¡irod

conocimiento Ab6lrocro

Formos del

metodológicos
EJECIJCÓN
I

Procesos

Técnicos

Resultontes

trAProxinocón

-----+
E

->

-

D

rncr- + Pr.¡eslo cho \/ de progromos y v : proyeclos

YE en

I

Y

Poro lo

Orgonizoción
Poro lo Movilizoción Poro lo

o) Ironsformociones

b)

de lo reolidod:
Plono lnfioestructurol

Concienci:cion

- Descocliñcockin

Orgonizocón Moülizoci5n

Cmocitoción
Pol¡liz@¡ón

A. L'
U

Conciención Ci,culos de culturo - Teoko - f¡teres - Folclore - Diopositivos
-

Plono de los relociones productivos

Plono Orgonizocionol

Tronsforrnociones

C

AJfobetizoc'r5n

A C
I

Desonollo de proyecros

-

de los conciercios: c¡onol: Plono Educolivocrílico:

Plonopromo'

etc.

A
C
I

o

De comunicocón de mosos Técn¡cos poro lo resolución de problemos Técnicos poro lo

Olro

- Conducto crílico - Destrezos técnicos

copocitoción
Oiros

Combio de @nduclo

'I

Y

ó=

Aproximoción

--->Abslrocio

Uberoc¡ón
-)>

'i
I

ó
N
I

Y

I2

Y PRÁCTICA TEÓRICA

Trabajo social

IDEOLOCÍA
Objetivos Objetivos

Praxiología
Tecnología

conocimiento y/o transforn-ración del Objeto

,

]i:"',':';,i8,,r",. 1 - De Eclucación Soci¿l

Metodología: (íornras de acción
-

Planiiic¡clora

J

I -*

Métoclos

para transformar el objeto

IDEOLOCIA

l3Ó

l"'lodeios Ce iniervenc¡ón osislenciol. socioeOucolivo y leropéulico en lrobctjo sociol

Continuación Equena Ne

SO

METODOLOCÍA Y RELACIÓN DTALECNCA TEORíA.PRÁCT¡CA

PRACTICA SOCIAL PRÁCNCA SOCIAL PRÁCNCA SOCIAL

PRÁCflCA TEÓRICA

PRE-DIACNÓSr¡COS

-/

_/
PHÁCTICA TEÓRICA

orncJosrrco
pnocJr"rnctóN
vERtFrtACtÓN

PRÁCICA TEÓRICA

EJECUCóN
PRÁCTCA SOCIAL
PT

cENERT-tzACrÓN

='j'o\ /PT
»
Fuenfe: Gollordo. Mcríc Angél'cc La prox:s det trcbojo sociol en uno dkección c¡entif¡co.

ECRO, 1973.

Ar¡;entina: Editorial

Según Callardo, las ventajas que resultan de la aplicación de este método tienen que ver con las transformaciones en la realidad y en los sujetos que participan en el proceso, puesto que permitirá, por un lado, construir teoría a partir de la praxis (interjuego dialéctico teoría-práctica), Y, por otro lado, atender en especial a las necesídades sentidas de la población involucrada (materiales, organizativas, educati'as, promocionales, entre otras) ),finalménte, la participación activa en todo el proceso permitirá transiormar las representaciones de la realidad de las personas y, con eso, la adquisición Ce una conciencia crítica. En el anexo \e 5 se incluven los componentes cle la parte instrumental para la puerta án práctica del método. Vicente de Paula Faleiros ú976\ hace aportes importantes al métocio del trabajo social. Consiclera que la praxis transformadora es el íundamento cle la sistematización. es lá brsqueda c1e la esencia, o sea ias estructLrras abstractas de Ia praxis. Lo concreto es punto de partida y de llegada y es expresión de nrúltiples deternrinacíones. Las representaciones y percepciones se transíornran en conceptos.

El

modelo soc¡oeducolivo

promocionol

137

t) tf r4t

l
:
j:

{:

I

t:
t.

En la estructura de la sistematización se relacionan dialécticamente la acción, la investigación y la exposición. La acción o práctica es un conjunto de actividades que transforman un determinado obje. to- lmplica una estrategia y una táctica para enfrentar las contradicciones. A la acción transformadora le corresponde superar el espontaneÍsmo; ello imptica asumir una perspectiva teórica, histórica y de totalidad, en tanto que los fenómenos concretos implican ,n. génesis, una trani formación pernanente en las contradicciones de cada época. Las técnícas re{uieren ser utitizadas en una perspectiva de la transformación, tanto en el plano de la investigación como de la acción. Las técnicas de medicíón son ¡nstrumentos fundamentales para vencer los subjetivismos y romper con visiones espontáneas, pero no debe llevar a confundir exact¡tud con objetividad. En el plano operacional, la aproximación a lo cuantitativo y a lo cuatitativo, es una tarea de cada momento de la acción; en ella tambíén adquieren importancia las técnicas audiovisuate y de comunicación. La acción transformadora exige investigación y exposición. La investigación es aproximarse a los fenómenos (no es contemplación) de acuerdo con una perspect¡ta teórica. ia exposición-teorización permíte al interior de: la acción, del cambio y de la investígación, la perspectiva teórica de totalidad y el encuentro con la esencia. En torno al tema metodológico, este no puede aislarse de los fines, el óbjeto y la ideología de los actores.

Esquemo N" 51 Enfoque metodológico según Vicente de Poulo Foleiros

OBJETO

I
trobojo sociol
lnvestigociones
Fines

ACTORES
-ttt'

Praxís transformadora
I

<-

SUJETO DOMINADO

Y

Acción sobre
los controdicciones
I

Exposición Teorizoción

cuontitofivo

,/\

I
I
I

<-->

cuolito livo

Y

Y

estrotegios y

tócticos

encuentro con lo esencio

SISTEMATIZACIÓN

l38

Modelos de inlervención crsislenc¡ol, soc¡oeducotivo y terof:Éutico eñ trobojo soclot

I

i;

ii T; ii

i' !,
j

j.

tr

tl¡

El método del trabajo social es "prescriptivo, transformador, tiene previsión, control y wa, luación de los resultados" (Faleiros, 1976:123). Comprende una serie de etapas identificadas como:

- Prediagnóstico - Programación - Ejecución - Evaluación.
Otros, como en el "Documento de Teresópolis" (Faleiros,1976:.123), denominan:

:

-

Diagnóstico lntervención

En el esquema positivista se divide el diagnóstico de la acción y con ello se aísla la teoría de la práctica. Desde el enfoque metodológico que sustenta el autor, la configuración de 'variables-problemas" se realiza en la acción misma y allí se combinan las exigencias de la cuantificación y cualificación. Los problemas paulatinamente se comprenden en sus contradicciones secundarias y principales, ello requiere tener en cuenta los intereses inmediatos, los elementos nrás activos v las

alianzas.

manera que los datos se recojan según un enfoque globalizador. Las hipótesis permiten sistematizar la realidad, orientar el descubrinriento, el desarrollo del conocimíento y las hipótesis operacíonales orientan la acción. Las hipótesis reilejan las contradicciones del objeto. El ser humano dominado es el sujeto protagonista de la intervención en trabajo social v el traba.io con él exige la toma de conciencia de la irracionalidad de los sistenras econónricos que marginan al hombre. El diagnóstico pretende liberarlo de los nritos inrpuestos por la su¡terestructura y los obstáculos clel conocinriento vulgar y la acción se fundanrentará en una "aproximación objetiva" clel honrbre de sÍ rnisnro y su circunstancia conro un conrplejo de relaciones
socia les. Este proceso de trabajo constituye una temática donde se descodiiican y se secularizan las concepciones y patrones de vida planteadas en las activicJades cotidianas. Lo cotidiano constituve el nivel cle situación del trabajo social. Faleiros recupera el ienra cle la problemática de la concienciación en la relación acción-co-

Los conceptos deben ser significativos relacionados

con la construcción de indicadores, de

.

nrunicación y nos llanra la atención sobre el riesgo de caer en una base idealista cJe la concienciación. Considera los as¡-rectos cle la ¡rroblenratización y el diálogo para vincr.rlar la reileriór ¡l la acción;,evitar el verltalisnro (ltalattra sin acción) y el activisr-no (acción sin reile.rión;, corlo lo clenonrina Paulo Freire en su texto "Peclagogía del oprinriclo". La construcción de la concientización no se cJa en un nrovinriento cJe ideas, sino que se "enraiza" en las situaciones concretas, en las contradicciones, en la lucha por super.tr las situaciones lín-rites qLre se configuran como la situación real de dominación.

El

rnodelo SoCioedrcOtrvO prom -C,onOi

r39

Lo investigoción porticipotivo

(1.P.)

Orígenes de lo investilTockat porticipotivo
Según, Bud L. Hall (l 983:7-15), el trdbaio creativo e intelectual de cientos de personas han enriquecido el proceso coleciro dd desarroll,o de la teorÍa y la práctica de la investigación par-

ticipativa. En aquellos qrre se erruentran csnprorr¡a¡¿os en acciones de investigación, educación de adultos, poder y coooci,rriento popt¡lar aistirá siempre la discusión de canácter interdisciplinario. ' A fines de los años 5O y principios de los 6o, el paradigma de investigación que dominó el ámbito internacional era una viskín del modelc r-orEarnericano y europeo, el que se basaba en el empirismo y el positivismo v cuva característica prirrcipal radicaba en la construcción de instrumentos y en un rigor científico der-inido por la precisiór¡ estadística y replicabilidad de los resultados. Se extendió este paradigrna grrcia a cF.E furopa y Estados Unidos dieron becas internacionales, intercambio cultural y capacitacion a paises del Tercer Mundo. La objetividad y cre. dibilidad científica como métodos de investigack¡n constituyeron manifestaciones de credibilidad científica. La contribución del Tercer Mundo a los métodos de investigacíón representa un ¡ntento por encontrar nuevos caminos en la obtención del conoeimiento. A principíos de los años 60, los cientíiicos sociales latinoamericanos empezaron a explorar formas de investigación más compromet¡das, estimuladas en parte por el éxito de la Revolución
Cubana. La investigación participativa se desarrolla en el Tercer Mundo, surgida de un mundo con problemas urgentes de solución, proveníentes de una crisis de conceptos no funcionales, mientras que Europa y Norteamérica gestan una nijeva conciencia. En Canadá, Stinson desarrolló métodos de evaluación en la línea de la inrestigación-acción para trabajos de desarrollo de la comunidad.
En

abril de 1980 tuvo lug,ar un foro internacional sobre la investigación participativa con los Compartir experiencias en investigación participativa Desarrollar lineamientos de orientación práctica Desarrol lar futuras estrategiaS

siguientes objetivos:

En

el desarrollo de las discusiones se ha demostrado interés por esclarecer los siguientes
El rol del investigacior e\terno: en el proceso de investigación participativa, este rol

aspectos:

a)

b)

pone involucrarse en aprender v desenvolrerse iunto con la conruniciad a lo largo clel proceso educativo. Se inrolucrará en la creacíón de r-¡na auténtica capacidacl ¡rara el análrsis \,[)ara la acción colecti',a asÍconro para clue la gente inrolucrada genere conocintientos nue\ os. El concepto de participación. se aplicó el térnrino part¡cipación para reíerirse a las actividades realizadas a nirel nricrosocial conro el aprendizaje de habilidades de alfabetización, conro a las actiridades nracrosociales de organización popular para la lucha de clases a escala nacional.

sur-

la investigación participativa está en el proceso de movilización de las personas para la creación colect¡va del conocimiento sobre sí mismos y de su propia realidad, acciones que s€ consideran como el componente educativo del proceso. Se discutió acerca de la difererrcia entre participac¡ón y manipulación, ya que a veces en una práctica participativa se esconden intereses que pretenden manipular a las comunidades y a los Brupos; por ello la investigacion participativa es la línea frontal contra dicha manipulación pes qacia para un análisis críüco y colectivo. Se consideró el aspecto metodológico csrp clar¡e y en ese aspecto se planteó el problema sobre cuán participatino puede ser un proceso de inraestigación cuando las relacíones de poder que se dan en las conxln¡dades y en los grupos de tr-abajo no se caracterizan por un efercicio democrático del poder, sino que enfuzan el centralismo y el autoritarismo. c) El conocimiento popular: otras pos¡cior¡es plantean gue una de las metas de la investigación participativa es incorporar el cor¡ocimierrto O¿pular al análisis conjunto realizado entre los pobladores y los intelectuale o agentes exterrosd) El cambio social: otro propósito de la inve*igxión participativa es la movilización de la gente para enfocar con rn¿rlor clarirad las cortndkciones que influyen y conBolan sus vidas. Por ello, las acciones dirígidas a saüsracer las necesidades en el corto ptazo, efarían basadas en estrategias que bur¡n corrlo resultado un cambio social fundamental. e! La relación materialismo histórico e investigación participativa: el concepto de lucha de clases sociales, central en el mátárialismo higórico, es compatible con los propósitos de la investigación partic¡pativa en lo relacionado con la movilización y transformacíón social.
El propósito de

Utilidod de lo investigoción porticipotivo y el poder de los grupos oprimidos
La investigación participativa tiene por lo menos tres posibilidades:
<))

b) c)

Desenmascarar mitos que la estructura de poder impone e impide reconocer la propia opresión de los grupos. Creación del conocimiento popular como fornra de actividad antihegemónica 1, un instrumento en la lucha para el control de lo que debe ser la agenda social. Contribuir a la organización, al concebirse la l.P como un proceso integrado de investigación, educación v acción, esto significa que hav que apovar los esfuerzos de campesinos, grupos de nrujeres, trabajadores, comités de vecinos para clue se reúnan y discutan; para construir asociaciones con otros nrovinrientos socrales: obreros, comunales v ecológicos-

Corocterísticos de lo investigoc¡on poiicipofivo
La búsc¡Lreda de métoclos alternaiiros para producir conocirlientos y contribuir a trasforntar la realiclacl ha generado una serle de respuestas, ubicadas en lo que se llama "lnvestigación-Participativa". Esta nrodalidad se inscribe en las acciones de capacitación que no procuran reproclucir las relaciones existentes sino la producción de canrbios con base en los conocinrientos relevantes para definir sus acciones.

:l moCeio sccioeducolrvo prornoc¡onol

.l41

La investigación participativa (1.P.) comprende todas las estrategias en las que la población involucrada participa activamente en la toma de decisiones y en la ejecución de uno o más fases de proceso capacitadot. El sujettc participa en el proceso desde su planeamiento hasta su evaluación. Diversos autores han escrito sobre este tema, aquí mencionaremos a De Schutter (1983) por haber sintetizado las elaboraciones propias y las de otros. En forma sumaria sobresalen las siguientes características de la investigación participat¡va:
a)

La participación se convierte en estrategia central. Se prevé en el diseño y ejecuc¡ón de

la investigación para identificar problemas y en la selección de alternativas de acciónEsto significa que la población se involucra desde la formulación del problema hasta en la interpretación de los descubrimientos y la discusión de las soluciones. Ello se expres¿l en hechos concretos como: formular objetivos de investigación; definir te'
mas y problemas a investigar; recolección de datos; análisis de datos; formular prioridades;

b)

c) d)

idenüficar recursos; programar actividades; ejecución y evaluación de las mismas. El proceso de comunicáción a través del diálogo es imprescindible en este proceso. Es una investigación permanente dado que las necesidades cambian. Es por definición educación de adultos, o mejor dicho "aprendizaje entre adultos". El aprendizaje compartido entre el agente externo y los participantes no solo se concentra en aspectos formales o escolares sino también en la realidad social e¡ la que están inmersos. Por ello fomenta el estudio de la problemática particular en su relación con los aspectos de la sociedad que le son pertinentes. Se inscribe en los propósitos democratizantes de la sociedad en tanto permite la expresión y reconoce la capacidacl de producir conocimientos a los sectores populares. La participación del funcionario facilitador se define a partir de su contribución teóricopráctica a las acciones de la comunidad, ya sea aportando para facilitar la deiinición de problemas y su análisis con respecto al contexto socioeconómico o bien suministrando iniormación para la toma de decisiones. Los roles cie los participantes en el proceso capacitador no son fijos, dependen de la dinámica. El facilitador o agente externors no solo debe comprender la realidad de los sectores populares sino identificarse con sus necesidades y objetivos. Requiere además de un conrpromiso, una sólida fundamentación teórica en el análisis de la realidad y de las organizaciones populares.

15.

iermino de "intetectuol orgónico" desorrollodo por Gromsci, slgnifico que el liderozgo noce y se nutre de lo silos irobo.jodores y compesinos, no necesoriomente el focililodor tiene gue ser un ogente exlerno. ounque olguierr ojeno fociiite el conccimiento. conciencio y desorrollo necesorio. Poro o1ros. ei i¡lereci-'j orqónicc es lo expresión coiectivc sotlre nuovo conciencio de lo close lrobojodoro o como indlviduos me3^,bros oe lo close obrero compesrno. Uno tercero posición considero que pueden ser intelectuoles de lo close med¡o que olconzoron posición o trcves de lo occión y lo lucho. El consenso de los cjiscusiones señoló con)o prior¡lorio el conceplo lo invest¡gociÓn porlicipolivo sobre el con' cepto ce intelectuol orgónico.

tucción reol de

El

142

Modelos de intervención osistenciol. socioL-ducol¡vo y leropéulico en troboio soc¡ol
51

á

i

ai

I

v

Foses

del proceso de investigoción porticirytivo

Se suelen identificar siete fases en el proceso de investigación participatíva. Ellas pueden representar en el siguiente esquema Aunque se exporlen de ¡orma sucesiva ello.no si§nifica que en la práctica ocurran así, sino que suelen superponerse. Han sido desarrollados dirersos procesos me*odológicos, uno de ellos el de Cuy Le Boterf (1983), que se expor¡e seguidamente-

Esqt,er,c M 52
Prrceso cra kr irves(2oción porticipotivo
(G,{-ry

le tsoterf)

Fose
I

AcfvicH

Toreo
Discusión del proyecto de investigoc'r5n porticipotivo Formulor objetivos. concepios, hipótesis, métodos

Montoje institucionot y meto' A. Eecnripopronrolordebhvestigo- o) dológico de lo investigockin cicn p,rytlcipc¡tiw !-r'rto ccn bs orporticipotivo gcnizcciores representciivcs de b b) pobbcion diseñon ks foreos

c)

$

e) Seleccionon y copociton o los in-

Delimitor lo zono de estudio Orgonizon el proceso vestigodores Eloboror presupuesto Eloboror colendcrio

D
Estudio preliminor y provisionol B. Recoiección de
2

g)

estudio

de lo zono y lo pobloción

en

doios

o) Se locoiizo informoción sobre estrucluro sociol de lo pobloción, do-

C. Conocimiento objetivo e ideniifi- los socioeconómicos y puntos de coción de problemos prioritorios visto de los hobilontes b) Eloboroción de medios poro co-

c)
3

municor resultodos

Discusión de resulicdcs
Anólisis crítico de problemos en co-

Anólisis crítico de los

priorilorios

probiemos D. Consiiiución

Ce círcuios ce

esfud¡o o)

E. Ccpccifcción del cnimodor los círculcs de estudio

de b) Copccitoción

do ciculo oá estudio.

ollernoti,/cs G i:::c,:, ren;cción
búsquedc de

F Explicoción

de los proolemcs y

de invesiigoción socioeconómlco, dinómico de grupos, métodót de educoción populor c) Representoción cotidiono del pro-

sobi'e metodologío

d) Cuestionomiento de lo
clon

blemo

represento-

f)

e) Replonteomiento del problemo
círculos de estudio

lnlercombio de resullodos enlre

los

El r-.,ooeio

socroecucotivo

prornocionol

.l43

a

Cont¡ruocián Eque¡¡lo

lf

52

Fose
4
H. l.

Aclividod
Eloboroción delPlon Ejecucion

Toreo
o) Formuloción conjunto b) Ogonizoción de lo ejecución c) Derutximiento de otros problemos

ftogrorrros y eiecucbn de un ú:ri de occion

Retroolimentoción occión

del Plon de

=_et:-.e:

=ioboroc¡ón

prop¡o con b(]se en oportes de schutter. Antón. 1985.

Mdalidades de to investigociÓn porticipotiva
la investigación participativa comprende todás la estrategias en las que la población involucrada participa activamente en la toma de decisiones y en la ejecución de una o más fases de un proceso de investigación' La búsqueda de esas formas alternativas que posibilitan involucrar a la población ha generado una seríe de respuestas entre ellas:
En un sentido genérico,

a) b) c)

La investigación - acción La investigación militante
La encuesta ParticiPante

En este acápite en torma resumida primero se van a caracterizar en el esquema de la página siguiente las dos primeras y luego se expone lo referido a la encuesta participante'

Lo encuesfo porticipotivo tipo de técnicas permiten participar a la comunidad en cada una de las fases de la bús' queda, análisis e interpretación cle la infornración acerca de su propia realidacl. El proceso cle inyestigación lo realizan en forma conjunta la población y lostécnicos' La población toma las clecisiones para superar los problemas. Entre estas técnicas sobresale la encuesta participativa' La encuesta p.rrticipatiya es una iorr'¡ra dinánrica e interactiva de investigación, pues los pro.ble¡ras, la hipótesis, los instrunrentos y los resultados se precisan progresivamente mediante un diálogo pernranente entre los técnicos y la conrunidad. Permite identificar no solr¡ las necesidacl¿s sir"lo tanrbién los recursos ),aportes c¡ue pueclen hacer los r¡rienrbros de la comunidad para solucionar sus problerltas y tielre cot.lro obietivcls:
Este

i)

Lograr conjurrtanterrte con la contuniclad un conocitlriento cle su realiclad y cle los procesos históricos c¡ue la cotrfornlan'

144

Nlo,jeios de inte^,ención osistenciol. socioeducolivo y leropéulico en irobojo sociol

Esquemo M 53
Modolídodes de ínvestigoción porticipotivo
o) tsnresfgociqr-occión B poo,ern * cütGÍr*rÑs Y rnoclñc+
ci5n

b) tnvestigoción-militonte
S r¡o c-ltuiJod cqr senliJo poekro expúcjto.
fvmcnres qJe

rrercrrrd

*'rc €#-C ffii:

Conceptuolizocii¡

cfcCl o n iuestigocíür cienhfco de b reoF fd pqo l€^/q o cobo uno eliviJod trodorfno@ro

püricpcl pofliccrr¡ente

y se

de

Enfoques

o) fx'qrcon -c ú(cea,ÉlLtcri\ro) b) hvedEocón Es c ¡ccir íec=eccm

c) irv€s.€mr 3f,sé E cE deexpersÉ carssE)
o) AJt€ñrijfrr y ccrlgcf,tE b) Añtdo€rncrirrE y rcir, c) Ec¡-e¡o em¡e

c,e dqros

pcro

cfoerͧ)

.=-c) Req*xe lo iEercilo del irwestlgodo ce mo tár¡irc de ocerccrn¡enlo o kl reolib)

Corocteristicos de lo investigoción

o

e) Devo¡rrioc

='e¡cr, Senc¡a en b cgr¡-ricccül

od

§r,s:fc:
+

de cornfio sociC

Estrecho relociSn con

b estrctegio

globol

c) Corc€rc;occ.
Melos y objetivos

b)

Conoce,. ¡: i3¡¡g ^' s ¡6 grer':;e nierpret rO 'lCS S:I-Ci-rI r-.lCÉá pcf3 CeSCrf}}Or octivicodes cofi,rj.€s o rroves de sus orgo-

Formocón de cuodros copoces de porticipor en lo elcboroción de pofificos y no sólo en su cpl¡coción

nizcclor€s

Corocteríslicos globoles

c) c)

P;eden i--cl2s-)e !A. in cue lo pct oclón

ocicc€ :^'.c :^..-:c:cón
Segur rcs

aoj:',:: .c tA. c,Jece cq,nior I *t--:- - +" - =' -.- I ]:ii;-c--':sc
I : :::-:':-::: :- ',:: :C

Lo próctico soc¡cl es el punto de porlido y condrc;ón necesoíio pcro Io comprensión de ios couscs cie uno situoción de ooresión

o) Como porte del proceso
Diferencio con otros
tipos de investigocion

investigotúo. el conocimiento gu'ro lo proctico y conllevo o lo inten,ención en lo reciüodo y lo reolimentoción del coñocimiento

o)

Es

c) c)

l.A. pero se d¡ferenc¡o en que incorporo o los grupos oesfovor€c¡dos en occiones pofificcs

en gron porte uno formo específico de

le en io recoiecc¡ón de informocrcn
Con:rio.;ye
<

El

Inveslgocc: tiene .Jn ccpel píscaace:c.-

Ventoios

r^ini

o

10

cc-¡píens;ón

iel

srocesc
.^.

-,\

lo rectrdcd concreic
U/ ,r^44 I I :: J-= t^^^ \ =J'-',: -^-

i,t f.^i-a.4n tsÉ. :5 a. t^ rrÁ¡. ^.¡ =^

t^ -. ^- -;1.*

<: ^^^

:)
o)

Limilociones
aa,2'a

Ccrre el r esgo de restcrie imporo¡cic c lc :ecrio Pcr ser ccnieslotorrc. liene mencres posrbja¡lla¡a:Aa

Ambito de ophccción

Fuenle: Sínlesis eloborodo con bose en los oportes de Antón de Schutler (,)983)

!, ¡c3e,o sccioeducotivo

promocronol I45

ii) Crear conciencia de las relaciones sociales económicas

ii¡)

y políticas que condicionan la vida comunal. Estimular la solidaridad para lograr un mayor nivel de organización entre los miembros de la comunidad.

El proceso de la encuesta partícipante guarda rñuchas similitudes con el proceso general de la investigación participativa. En general, las características esenciales que diferencian los enfoques participativos de la investigación social tradicional, son resumidos así por el autor antes citado.

Facilitan la concientciación del investigador y el ínvestigado por su intención de realizar acciones y por el contacto con la problemática social. ii) No se limitan a contemplar la realidad. iii) Son procesos coniuntos que involucran a la población y a los técnicos. iv) Conducen a una actitud activa de la población y son instrumentos de difusión del conocimiento. Al comparar las dos modalidades, denominadas laboratorio experimental, desarrollado por Clodomiro Santos de Morais y la investigación participativa como tecnologías para la tarea capacitadora, cabe señalar lo siguiente:

i)

i)

ii)

iii)

iv)

Ambas constituyen formas complementarías más que alternativas si se visualiza la capacitación como un proceso. El laboratorio experimental puede permitir en la fase de construcción de una empresa contunitaria, iniciar la capacitación de sus socios en sus aspectos doctrinarios, organizativos y de producción. La investigación participativa posibilitaría dar un seguimiento y íortalecer la acción capacítadora. Anrbas mantienen como aspecto central la participación. La encuesta participativa es un instrumento más del proceso de investigación participativa según mi criterio. Ambas formas de capacitación en su planteamiento teórico, requieren de profesionales humanos sólidanrente formados en aspectos socioeconómicos y políticos a nivel nracrosocial, en aspectos de teoría de la organización; sobre el proceso educativo; el proceso de la investigación y sobre formulación, administración y evaluación de proyectos, entre otros.

Si bien un solo índividuo tendrá diiicultades en el manejo integral cle conocinrientos v habiliclacles, se derrva cle ello la necesiclacl clel trabajo interclisciplinario en procesos de investrgación participante, así conro la habilrdaci negociadora para la coordinación interinstitr"rcional,

Alguncss crificas o lct investigcsción porticipotivo

Criífith t1978), citado por Arrtor-r cle Schutter, clescie un(r perspectiva positivista cLrestiona el c.rrácter no neutral clel investigador y el conrpromiso ideológico que se explicita. Lindsey, tanrbién citado por Anton de Schutter, señala c¡Lre la investigación participativa no puede trascencler las íornras sociales ca¡titalistas, pues, aun para los funcionarios corrscientes,
l.iÓ

¡,1cCe'cs oe .nier,,ención osistenc ol. socroeo!colivo y teropéulico en lrobojo socici

les resulta dífícil negar la omnipresencia del sistema sociopolítico. Esta presencia se siente más en la medida que es un asalariado, tal condición límita su libertad de acciónDe Schutter señala que deben dejarse claros los límites del compromiso, pues ni la participación en pí, ni la investigación pueden producir cambios estructurales Según Francisco Mo Crossi (1988: 131), la investigación part¡cipativa ha sido d¿finida como un "enfoque de investigación social mediante el cual se busca la plena particioación de la comunidad en el análisis de su propia realidad, con el objetivo de promover la trangormaci<in social para el beneficio de los participantes en la investigación. Es una actividad eúrativa de investigación y accíón socía1". La l.P. no es, ni pretende ser un nuevo sistema ideológico y científico acabado, ahernaüvo al materialismo histórico. Contrariamente, aspira a iniciar la investigación de kc concreto partiendo del punto de vista del pueblo, en dirección a una transformación social que dimine la pobreza, la dependencia y la explotación. Por siglos la influencia de la ideología en el pueblo ha logrado que este sea ir¡capaz de revelar su propia realidad y de movilizarse para su transformación, lo que la l-P. h:sca es preqisarnente desideologizar al pueblo para que pueda separar los elementos de sr¡ cuttura que le han sido impuestos y que son funcíonales al statu quo, redescubra su propia posición socioeconómica y oriente su acción para superar la situación de opresión a la que ha sido sometido. La l.P. no se propone contribuir al desarrollo de una actividad cualquiera, sino que se vincula con un determinado campo de acciones que conducen al cambio de las condiciones últimas que Beneran la pobreza, la dependencia y la explotación. Es ingenuo pensar que basta el conocimiento del pueblo para que éste se movilice. Se requiere una instantia mediatoria que operacíonalice la "praxis"; la unidad entre la teoría y la práctica que postula la l.P. pasa necesariamente por una organización popular capaz de conducir el proceso en su conjunto. El punto de encuentro entre el investigador y el pueblo "no esta en el nivel de la actividad específica que el investigador o la investigadora pueCa hacer sino en el plano de los lealtades básicas con el proyecto común, lo que implica reconocer el Iiderazgo que se da en la organización y el rol subordinado del "investigaclor". La teoría y la práctica mediatizados por la organización popular, se encuentran así, finalmente en la práctica. Estudiar el problema de la viabilidad de la l.P. es enfrentar el problema de los límites inrpuestos por los parámetros que determinan el funcionanriento del sistema para ir generando transformaciones parciales en dirección a la transformación total. Como se ha dicho, la l.P. es un proceso permanentedeobservación, análisis ¡,acción en el que los participantes avanzan constantemente hacia objetivos nrás seguros de precisión en el análisis, y por lo tanto, de conciencia. En este proceso ascendente la transtormación estructural puede ser definida conro el objetivo estratégico que se alcanzará a nrediano y largo plazo. La siguiente propuesta es para determinar los posibles niveles de acción en una región deternr i nada.

a) b)

c) d)

Definición del objetivo estratégico. Consiste en definir un objetivo estratégico provisional a partir de las necesidades y expectativas de la propia comunidad. Análisis de los obstácr-rlos locales. Esta fase permitirá la ubicación de un conjunto de variables locales que servirán de base para un diagnóstico global a nivel nricrosocial. Análisis de los obst.iculos locales que limitan el logro del objetivo prioritario. Elat¡oración de una estructura causal de los problenras y de los obstáculos para enfrentarlos.

E

l

modelo soc¡oeducotivo promc\:- o{1ol

147

e)

0
8)

Determinación de los objetivos específicos según las potencialidades. Determinación de los diferentes niveles de viabilidad para desarrollar los objetivos. Determinción de los objetivos tácticos y planificación de la acción a corto pfazo.

Educoción populor
Antec.edentes
El desanollo & la cornunkJad ssrrc método de trabajo popular inüodujo por primer a vez quizá el concepto de -participación' v -necesiilad sentida". También en el final de la década del 5O y durante los 60, los aires de rmvación de la lglesia plantean la teología del desarrollo y en Medellín en 1968 la teologra cie la liberaciónEn la decada del 60, Paulo Freire desarrolla en el Brasil su'pedagogía para la liberación". Freire incorporó el análisis de clases -aieno hastra entonces en muchos trabajos populares- y llama fuerternente la atenciofl sobre la :e<esidad de trascender el carácter instrumental y pragmático de la partícipación propuesta en ei Desarrollo de la Comunidad- El método pedagógico de Freire procuró impulsar la conciencia crítica y la movilización social. El trabajo de concienciación se entendió ligado inevitablemente a la alfabetización, se constituyeron círculos de cultura que tur ieron como limitante no tener una vinculación orgánica con los movimíentos socíales. Ello provocó írustración y radicalismos. También en 1968, en México, el sector estudiantil universitarios e intelectuales procuraban sumarse y comprometerse con el trabajo popular, de la misma forma algunos del sector progresista relígioso se sumará a la misma tarea. La íalta de experiencia, de métodos y técnicas condujo a la mitificación del método freiriano. Freire marcó tácitamente una separación entre práctica educativa y práctica socioorganizativa y política ,v ello derivó en una especie de activismo freiriano.

Se continúa cada vez más el trabajo popular, se desmitiíican los mitos, se relativizan las tácticas, se profundiza en lo teórico, en el método y la técnica y sobre todo, se establece con mayor cla-

ridad el compromiso político, aunque no necesariamente partidario de la acción popular. El compromiso se articula al movimiento popular, la concepción clasista e histórica se afina y se mantiene la característica de trabajo con las bases. La educación se considera entonces parte substancial, son momentos "privilegiados, sistemáticos y constantes de reflexión y teorización sobre la práctica". Es a esta nue','a práctica la que se denomina "ecJucación popular" (Núñez, l9B5).

Concepto
La educación popular lE.P.l, de acuerdo con Núñez, es un proceso de formación y capacitación que se da dentro de una perspectiva política de clase y que se vincula a la acción orga-

rrizada del pueblo para lograr el objetiio cle construir una socieciad nueva, de acuerdo con sus intereses. Educación popular es el proceso continuo.v sistemático que inrplica momentos de reflexión y estLrdio sobre la práctica del grupo o de la organización, es la conírontación de la práctica

I

¿8

¡'1c)deios

ce Inie.\ enctón csistencroi. socioecuco:rvo y lercÉulco en lroE,cjo sociol

sigernatizada, con elementos de interpretación e información que permitan llevar dicha práctíca consciente a nuevos niveles de comprensíónLa educación popular es el desanollo de una conciencia crítica y solidaria, en términos de solidaridad de clase y que se convierte en práctica transformadora en la medida que se articula con la solidaridad oryanízada del pueblo.

Métú
B mérodo de la EP. erlge la relación lógica entre objetivos, contenidos, el método de generar la apropíación de contenidos, técnicas para la producción de contenidos y generación de accior¡es tans¡ormadoras- EI vírrr¡lo entre el planteamiento metodológico y la definición política del programa es algo v€rdaeramente substancial a la educacíón popular. Según lo plantea Núñez, es el máodo dialécticc el que permite el proceso acción-reflexión-acción, o sea práctica-teoría-práctica de los grupos popr¡lares- Es el camino que permite tener como punto de partida del proceso la pRÁCnCr R"EAL de la oqganización transformando su realidad. Es partir de la práctica par¿ llerrarla a nu€vos niveles de comprensión en su complejidad histórico-estrucfural y proyecar nuevas accionesEl

outodiognóstico
El PUNTO DE PARTIDA es la combinación de un triple diagnóstico: El reconocimiento sistemático de la realidad objetiva, contextual en la que el grupo u organización vive y realiza su acción. Análisis de las acciones espontáneas inorgánicas que el grupo realiza para transformar su medio, o sea la práctica social de los sujetos. El nível de conciencia e interpretación que sobre la realídad y sus acciones tienen.

ii)
iii)

Este múlt¡ple diagnóstico es el acercamiento adecuado al presupuesto dialécticc "partir de la práctica o de la realidad".

Teorizoción
El resultado inícíal del autodiagnóstico const¡tuye un nuevo nivel de conocimiento e interpretación sobre su punto de partida. Es un avance en el nivel de conciencia. es el ¡rrimer paso de la espiral dialéctica pues es el inicio de la teorización. Esto implica la construcción de CONCEPTOS OPERATIVOS clue responden a su nivel de conciencia; es decir, de conocirniento e.interpretación, tiene que ver con el grado de desarrof lo y su universo cultural. Los conceptos operatir,,os representan categorías de análisis que el grupo maneja y clomina. El conocimiento no se proiundiza sólo con la experiencia, requiere de la teoría; esta es parte esencial del proceso educación-acción. Teorizar no es un hecho irrtelectual aislado de fa ¡rráctica. Signiiica realizar un proceso ordenado de abstraccíón que pernrita el tránsito de la apariencia exter¡or de los hechos a sus causas internas (estructurales e históricas). Significa llegar

El

mooelo socioeducolivo prornocionol

149

Á

üsión crftica y creadora de la práaica social, por cotr¡o impulso orgánico de las acciones. pensar misrr¡o sí de la capacidad así como, adquirir elemento cultural en el cual debe estar co' el Se trata de incorporar en la fase de teorización
a adquirir una visión totalizadora de la realidad y una

locado el proceso educativo comunicacíonal y organizativoRegreso o lo próctico

Constítuye un regreso al punto de partida, pero rio enterdida en el ser¡tido original sino en términos de un avance en lo intelectivo, racional, organizdivo y pdítico de las rci:rres trarsformadoras. El proceso educativo no es sinónimo de evento educatiro icurso. -minarb, er¡tre otros), el propósito es que los participantes mejoren colectivarrrcnte su práctica socl¡oo{í¡ca- Es apropiarse de la realidad y de la práctica transformadora de una rr¡anera corscierrte. crttca ' creativa.

Esquemo ¡,l" 54
Lo espirolde lo educociÓn PoPukT

Acciones tronsformodoros

Próctico interpretodo

Próctico outodiognostic¡cc

Fuente:EloborociÓn propio con los oportes de Corlos Núñez.

,l965

150

Modelos de intervención osislenciol. socloa'c!colrvo y lefopéulrcc e1 :roacio §rC¡oi

Aspecfos pedagógicos y didócticos
Los métodos y técnicas deben guardar coherencia con los planteamientos del proceso educativo. La premisa fundamental a nivel pedagógico es la PARTICIPACIÓN. Solo con una pedagogía basada en la partícipación personalqr.re se enriquece en la participación colectiva, se puede lograr partir de la práctica. Pensar la práctica con pafiic¡pación requiere de la snb¡nrkin de las técnicas educativas y el papel del facilitador. La técnica es el estímulo que propicia la participacih para gffi¿r corocímientos. El proceso educativo requiere de la formulación de un TE¡ A GENERADOR. que logre resumir el aspecto de la realidad que se quiere analizar, V bgre relrionar k¡ partkular de la realidad con lo coyuntural, con lo global y estructural. El tema general se descompone en ejes temáticos que permiten log.¿r r-.rna secuencia ordenada y articulada de los temas.

Rol

det coord¡nodor

El coordinador, promotor, asesor o educador, aunque sea "externo- al proceso popular por origen y situación de clase no es neutral. Su tarea es conducir al grupo mediante la reflexión, el análisis y la síntesis al logro de los objetivos prevístos. El coordinador debe domínar el tema y tener una posición clara. Coordinar es saber integrar v animar al grupo, es saber Benerar y propiciar la participación, es saber opinar 1' saber callar. Es saber preguntar. saber qué preguntar y saber cuándo hay que preguntar. Todo educador debe cultivar el uso del lenguaje que utiliza para comunicarse, manejar la profundidad del pensamiento con sencillez. No podrá haber buena coordinación del proceso sin claridad teórica. compromiso probado, actitud de servicio, dominio de la metodología v conocimiento v manejo del tema.

El

significodo del pueblo

Vamos a entender educación popular (ñ1ejía, l9BB: 273-285) conro una opción básica de transformación social anticapitalista. Su norte está señalado por la disposición a luchar por la construcción de una nueva sociedad, diierente a la que ha llegado el capitalisnro. En el fondo del proyecto de educación popular, emerge un pueblo vivo v actuante en la historia que no puede ser redr.rcido solo a alienación ¡,explotación, conro lo habían hecho algunas teorías críticas. Si el pueblo se nos nr.rniiiesta como otro dlíerente en su cultura ),conro otro dialogante, entonces existe un saber po¡rular, constitu¡do en las prácticas cotidianas, nruch.ls veces no enunciadas verbalmente. Al acercarse al pueblo, reconociencJo su igualdad con-.o diaiogante. se hace neces.rrio colocar su riqueza cultr,rral en fLrnción cle lrrovectos históricos. La educación ¡ropular en ia cliversrcl¡cl v la diierenci.¡ cJe los sectores pop,-rlares. entiencle que debe investigar esos procesos conjuntanrente con las nranrfestaciones cie resisienci.r (lue se dan en las prácticas cotidianas cJe los g,rupos. Pareciera que el problenra cle la educación y en oc.rsiones de lo peclagógico no tr.n ier.r c¡ue ver con la educación popular. Sin embargo, no se puede negar la existencia de la escuela, puesto

:i rn€e

O SOCrOeCuCct¡!'O

proroC,Cn3r

151

que es posible desarrollar un trabajo de educación popular al interior de ella, reorientando la actividad escolar. En el plano pedagógico, las prácticas de educación popular recuperan elementos de la escuela, se basan en desarrollos que se han dado alrededor de su quehacer, en ocasiones los toma tal y como se han desarrollado y en otros los reelabora y los profundiza. La educación popular no se reduce a espacios cerrados que requíeran auta o a programas preestableci&s. 5u actividad se abre a espacios de la vida social de los sectores populaies, espacb que algunos han llamado espacios de socialización. La edrración popular promueve desde sus contenidos, formas y múltiples acciones, la necesiciacj cie forjar valores que sirvan como soporte de la sociedad que deseamos construir consen'ando ta posibilidad de mantener autonomía, capacidad de crítica y libre opción. La educación popular redescubre la realidad y en ese redescubrimiento la amplía, haciendo más grande el espacio sobre el que actua y llevando su planteamiento a todos los espacios sureptibies de transformar. La eor¡cación popular procura ayudar a la creación, fortalecimiento y desarrollo de grupos populares que se organicen y se planteen en térm¡nos del poder inmediato en su grupo, comunidad. coblación, desde una perspecliva de constru¡r realmente el poder popular. Durante mucho:íempo, la educación popular hizo su énfasis en los aspectos concienciadores, luego en tos pedagógicos, en la cultura y luego en la lucha social. La nueva reflexión alrededor dé la educación popular muestra que cada uno de ellos son parte de una totalidad en caminos de liberación donde ningún aspecto puede olvidarse. La educación popular afirma no solo la posibilidad de la emergencia de una educación para el pueblo, sino la necesidad de transíormar todo el proyecto educativo de una sociedad, a partir del punto de vista del trabajo popular. La educadora Rosa Nlaría Torres (citada por Osorio, 19BB:285), en su libro "Discurso y práctica en educación popular", plantea el nrodelo de educación popular a partir de siete elementos:

a) b) c) cll ei ft q)

Se deíine como una práctica social que tiene una intencionalidad y un objetivo político. Es un espacio y una herramienta educativa que potencia la capacidad de los grupos populares para convertirse en sujetos de su propio proceso educativo. Plantea contribuir a la transfornración social, incorpora la dimensión de la "acción", a la vez como un principic orientador, una práctica efectiva y un objetivo de su trabajo político-pedagógico. El adjetivo "popular" de la educación tiene que ver con sus objetivos que se orientan a la construcción de un provecto político-social acorcJe con los intereses populares. Se define conro un nrodelo eclucativo clen-locrático que pretente romper con el verticalismo, el autoritarisnro r,con la práctica bancaria en la relación pedagógica. Se concibe como un proceso de continuidad no limitada. Aspira a ser un proceso integral que rompe con la dicotonría teoría-práctica educaciónrealidad, educación-política, lo local-lo nacional. Se plantea conro Lrna práctica que rec¡uiere sisten¡aticidacl y rigor científico en todas'

las fases.

A:-^cs a'cb

erncs de lc eciucación populor

Se pl.rnte.rn algunas obsen,aciorres, sobre el esquenra participatil,o de la educación popular, c¡ue viene cJesarrollándose de fornra rígida, lo que se expresa en las diiicultacles que tiene la

I

52

ilia,trr-ics o€ ,ni?l' É1C

ó¡

cs stt-,¡a,ci soc

cea-corrvo

)-

teropéutico en trobojo socrol

F I

participación en la práctica concreta de la educación popular. Aquí el "metodologismo" no es deseable y es preciso revisar el asunto metodológico para que las técnicas contribuyan verdaderamente a la comunicación educativa por medios participativos. 5e señala, además, que hay una brecha entre el discurso y la práctica de la educacíón popular, ya que según Rosa María Torres "hay incoherencias entre lo que se dice que hay que hacer y lo que se hace";'cuando se plantea que la educación popular es dialógica, participativa, crítica, integral, procesal, entre otras, lo que se está planteando es que DEBERÁ SER dialógica, procesal, crítica e integral" (Iorres, 1988: 290). El gran desafío integrador de la educación popallar es la articulación de una propuesta políticoeducativa capaz de asumir los procesos claves que viven actualmente los movimientos populares en nuestros países. Estos movimientos nacen del ámbito puramente social, del ámbito de resolución de las necesidades que se proyecta a lo político. De esta forma trascienden lo puramente coid-nno. a través de acciones creadoras que procuran también reorganizar o transformar la política. La educación popular debe enfatizar su tarea histórica de rescatar los fragmentos de la vida social que la política autoritaria tiene reprimidas, recuperando la autonomía de lo social y la posibilkJad de "ser político' sin ser solo eso. El análisis de los máodos anteriores nos permiten contar con un marco de orientación teón'ca y metodológica para emprender el trabajo a nivel promocíonal; sin embargo, es de gran imoortancia revisar esquemas tradicionales que aún perduran y que muchas veces dan al traste con procesos muy laboriosos, como por ejemplo el papel del agente externo y sus concepciones de realidadl6.

'a

, cces' 3ei conlexio ce íelcc;ones) unos necesorios negociociones en donde siluor el discurso poro que tena3a'3c Tcnfo ei serlico con'.ún como io crencio tienen que seí conf exluolizodos poro lener olgún significo:tr :'l:::o i':.is c.ó ce ,o r€erooucción oe lo ex¡stenie. Por elemplo los movilizociones puntuoles nos señolon s-^i;-.os pero son ios movrrnienlos populores qu¡enes morcon tendencios. cuondo reflexionon sobre sus movizcc cr,es y les don uno cont,nuiooo. y es desde oquí desde donde cobe enconlror sent¡dos emoncipodores o ics prÓcticos populores ("De los movirnientos socioles o los metodologíos port¡c¡potivos").
JO

experimentos que necesitoriomos estó yo ohí, en vivo y en situoción, y odemós no suelen esperor o que llegue e¡ cienl¡sto. Ante lo necesidod urgente de respuesto, estos procesos prócticos suelen incluir evoluociones por onÓllsis comporodo con otros experiencios semejontes, y tombién de su propio historio. Y odemós obteniendo clgunos resultodos. coso que en Ios c¡encios socioles no obundo. Precisomente se poso de simple movilizoción o movim¡ento populor cuondo se do esto reflexiÓn colectivo. y oporecen formos orgonizolivos poro continuor esto proxis Así nos enconlrornos con elementos metodológicos y técnicos de oproximoción o lo reol¡dod (muy lo:'ci,.'os). o:=n-ós ce oo-.3lr,tes cci3s en situoción. Desde el socioonólisis se ho col¡ficodo o ¡os principol3s ce estos sucesos "c..o.rzoccies h,stór;cos" (comuno de Porís, guerro civil espoñolo, moyo del ó8, entre otros) y s€ l^o posiuiodo qle so1 cs clclrzod3:es y no los onolistos quienes reolmente hocen el onólisis, según vere' ':ics Nc se lroto ce lo'/uejic ci sentrdo ccl.ún y o lo cotidion¡dod sin mós. ni ol relolivismo del "fodo vole'. Co::,o 3i r',c pudiese hoDer n,nguno oprox¡Ír-,cciÓn objetivo (los objelos son sujetos) y iodo fuero subjetivo. El conoc :n enic espontÓneo cporece en lo histcrio como en los recién nqcido§. sin distinguir objeto y sujeto, como nos .ecLerdo F Bouzo (1988) y en combro io qencio se fundo sobre el distonciomiento. lo que lo ho llevodo.o ve3es 3 uno "orrogcncio riimitoco' "Nc se puede y no se debe hoblor. propiomenle, de uno rupturo entre cien. o / senljcc común" Por ejemplo. Io semiotico, cemo nos recuerdo G.Abril (1988), montiene uño triple dimen: Ó: s ¡;Óciico, sernónirco y progmot¡co Y esto último (Peirce. Cicourel. Fobr¡) morco (por los "deÍticos" o "inde-

En ios ciencios socioles frecuentemente nos encontromos con objetos de esludio rebeldes, con sujetos que por msrnos se constiluyen en rnovimientos socioles, o con movilizociones que se consiituyen en sujetos. Y no solo cuesijonon o cr¡t¡con ios técnicos que les onolizon, s¡no que odemós proclicon sus propios experimentos de pruebo y error. Y consiguen sus propios resultodos económicos, socioles o políticos. Es decir. que muchos de los

El

modelo socioeducolivo promoc¡onot

ls3

7

Esquemo No 55
Comporoción de los métodos del modelo socioeducotivo-promocionol
Método
de Gn¡po

Obietivos
ciones problemos cor¡uies unir esfi¡ezoc y desono[or occiones poro
ldentif¡cq kls situo-

l- trobojo sociol

-

d

o¡t§te ol med¡o d¡rigicros por el o lo

T.S.

el htegrocbn Prornoción y seMcio Seconstilr.ryecon orgorüoción sujetoscon nec+ s¡dodesco{rxnes con bojo nivel dá

dod

Cotegoríos Grupo :undomentoles Prlorilorlo El grupo es b uni- Adoptockh
pdncipol Sociolizoci5n

poro preslor

dogrtódbo
Freq,cion

del méloe E&it:o fn¡egbcih F-rct:rr6p
Pbesriarllc
Eld-ocfin

Proc-eso

Bose

vijo,

@ odoplocicn y
repercus¡ones en

d¡fcr.'ttodes

indivin¡o y

fom¡[os

2- Desonollo de

lo comunidod

Sqtbfocer neces¡dc

regiones económide lo comunidod cornentemenosde con lo porticipoeión sorrollodos, morgide los poblodores nodos que requie poro restoblecer lo ren iniegrorse o lo sociedod globd cohes¡ón

des furdornentoles

Comunidodes en

Necesidodes
sentiJos Porficipocion Formoción de
dir(Tentes

- Bprmy técnbo - Foses
o)
b)
Estrdio
reclitJod

o) ñrcircÉs:c b) Es¡urr.¡cis¡¡'¡o
k:

de

Combb de
octitudes
vicios técnicos

Promoción de

fu

octivirJodes

m¡n¡stro

de ser-

Movilizoción de
fecufsos

c) Acción srcicl cl) Evoluocón de reol¿odo

b
:¡ r^r;^- ^ - ^. ^

3- Alfobetizoción

conciencioción

c¡encio poro comprender reolisto y
posición que se ocu-

Desperlor de lo con-

El

pueblo

Educoción libe-

rodoro

poro

conectomente lo

trorsformor Close socicl

'=JL,.r,.Lv

el

po en lo sociedod y

Conciencioción/congruencio crit¡co

onólisis crítico.

cousos, con§ecuencicrs y posibilidodes

DiólogGreloción
horizonlol

de uno

occión

Porlicipocirxr
Desrn¡ñfcor io

trorsformodoro

rec
i-

lidod-problemof zoción Proxis-pueblo Combio sociol

4-o) Método bósico (Ander-Egg)

Acción coñcienciodoro que conkibuyo o los tronsformociones estructurqles medionle uno toreo orgonizocionol del

Orgonizociones del pueblo Juntos de vecinos, cooperolivos, sindicolos

Mil¡toncio con el
PUEBLO

Compromiso con lo profesíón T.S. ol servicio del

lnvestigcción diognósiico Ploneomienfc
Ejecución E,nt ¡¡.ie

El rc'ericis.r,c nstórCO eS ,O f_rOCmenlcoón. p€ro e praceso r.i.etcdcié-

pueblo poro supe-

pueblo Tronsformoción-

aañ

ror lo dominoción y morginol¡dod

/combio soc¡ol
gonizoción

Conciencioción.
movilDoción y or-

o-e. es r'ós c:-

^,añ^

3ñi.

-

lnserción crítico
en lq reolidod

Porlicipoción

oclivo

l5¿

Mocielos de iniervención osisfenciol, socioeducolivo y leropéulico en troL,ojo sociol

Continuoción Esguemo N" 55

Mátodo
4-b) Método b&íco
0Gsnern¡or¡)

Obfetivos
Do
respuesto

Grupo Prloritorio
los

Colegoños
Fundomenloles
Perspectiv¡ es¡nrtural de la Traboio en
ser

del método
nóOc¡

Proceso

Bose Teórico

necesiiodes ht¡rncr

o

Mlcro

y mocr}
ds

procuor supers los §tuoclones proble.

nos deteclodos y

orgontzoc¡ffi
Grupoe0ecrۤ

accih

Partícipacih

wpo§

rnos qJe obslrculllo reolizoción de los seres hurnc nG efl lo micro y

ur

Cornunidocl zono ZonoReglon
Vecinos-

Eqipo Potencialírjad del
huma¡n

lor<df¡it¡ d+ B núe¡i:fc¡'ro lir gdr¡+ útsc es b tre rA. &sí-. a- rErri:n pero d
pEc-É¡

delTroboio Socil

mocrooctuoción

Municipalidad

Derecho a ¡¡nar so ciedad can eqrilad Respeto a rabes
culturales

kt!{rb

ru¿gurc

ptm¿¡¡atr

lnve«igaclrr
Planificri<lrr
Evaluacion

¡d verd,xiñgr siEernaiaiÍ
Trpo
ci5n

eiro¡cih en

Fam*;ft dep. ñeGitivi$c Iti- v pt¡re= :r
crrt-

í:ffi> r€ 3EC rc=C:f€.e=n ft=¡=ClÉe. e5 rrES H

& irtnsrri¿i=c:

Sistematizaciri¡

4{)

Metodologfa Bási-

ca (Gallardo, C.)

Atender las r¡ecesidades sentidas de la población.

Los desposeídos.

Aproxímrires
cesivas.

rr

Derr*i

Elaborar teoría

ldentificacion de
contradiccixE5Partícipacirn
lnvestigación Sistematización Exposicioo

+erga

tdsrc

Transir¿r

a

partir de la praxis. Participación activa de los involucrados para lograr conciencia crítica.

Tmrizacioo
5er humano desposeíTo{alidad coocreta. Problematiz¿ción. Investigacióo Diagnóstico.

4d)

Metodología (Fa-

leiros)

Transformación de tuaciones límites.

do.

Acción tr¿níormado.a.

Contradicciores.
lnvestigación ctranti y cualitativa. Sistematizacióo.

Acción. Sigtemat¡zación-€¡poticion.

5- lnvestigación participativa

Participación de la co munidad en el análisis de su propia realidad, con el objelivo de pro-

El pueblo y sus organi-

Participación

Montaie institucional de la inrestigación participativa

Materialismo

zaciones

Desideologizaciónconcienciación
Organizacioo popular Transíormacior¡ social Diálogo

dialéttico
Etnografía

mover la transfornración social

[studio prelimínar v provisional de la zo na y la población

Fenornenología

Análisis critico de

lo: problemas priorit¿rros

Prog:'::1.:r
ción

r

ajÉ{r-

coniihuc

Ei

nrodelo soc,oec-cc'

/c orcmocrc.o,

.]55

,,¡*.

# t&
Continuocirón Esqt¡erno /\P 55

ffi
'ii

l

Mátodo
& Fá-aclm

Obietivos
ci¡in en Frsfútiva

ftiorilodo
gxbb

Grupo

Fundomenloles
Reflexión sobre
la

Cotegoríos

delmétodo

Ptoceso

Bose Teórlco
Dialéctica
malerialista

pcrrar

tomrrcn

Y

c2prita' Org¡nizacixtes del

pohb é l¡ cl¿sq viu.dá ¡ h rci¡r ogrizb # r.Éb
9&.:X*ir:!?;L18L62

Conciencia crñica,
solidaria de cl¿se

ráctica

Materi¿lism
histórico

do6 de l¿ realiíad Relack¡o pl¿n¡e¿ca del prqrarna

Pniaica tranúrnu-

codefniciir pdítiArtod¿gúrto
Regeso a
ca:

miento melodológi-

Partic¡paciÍ¡

ú

rcile¡ii¡

h

pñácti-

ar¡¡i¡is¡s

pata

d

y Értesis logro de 106

obiedYos

fuente: E¡cooroc,óo

fcgo

coc ocse en

los outores

ciiodos en el ,exto.

Comporoción entre los métodos del modelo
El siguiente cuadro sinóptico nos permite establecer comparaciones en diversos aspectos entre los métodos que en el desarrollo del trabajo social se han aplicado con finalidad socioeducativapromoc¡onal adaptativa o cuestionadora de la realidad social de los sujetos, en consonancia con el período histórico que los origina y los propósitos de la intervención. Los criterios de comparación tienen que ver con los siguientes componentes de cada método, a saber, se compara, en primer lu8ar, los objetivos a los que apunta cada método, ya que este es un componente que establecerá diierencias en cuanto a lo que pretende lograr el método en su acción social. Por otra parte, se consideró conveniente determinar las diferencias que marcan, entre ios métodos analizados, qué grupo poblacional se constituye en meta de las acciones llevadas a cabo. Asimismo, se ha establecido el componente, categorías fundamentales, para determinar en cada uno de los métodos, los pilares conceptuales que sustentan las acciones, o sea, que le otorgan la dirección a la naturaleza de la ¡ntervención en el ámbito de lo social, lo cual establece un abanico de posibilidades de categorizar las acciones desde lo adaptativo, pasando por lo re-

íormista, hasta llegar a un compromiso de una práctica transíormadora deJa realidad social. Por últinro, dos conrponentes a conrparar, indisolublenrente unidos, el procedimiento nretodológico y su base teórica. Pues, se puede notar conro cada uno de los métodos presenta diferencias en cuanto a tales componentes. Tales diferencias consisten en que dada la corriente cle pensanriento que actúa de apovo teórico, así serán las concepciones de realiclad sobre las qLre se asentarán los pasos a seguir para hacer operativo el método y sLl consustancial finalidad.

Los

oportes de los méiodos de promoc¡ón sociol

El origen de lo nretoclológico con Lrna íinalidad socioeducativa en forma primigenia se detecta con el nrétodo de TRABAjO SOCtr\L CON CRUPOS. La finaliciacl fue transitando de lo

l5Ó

f'lodelos de iniervención cslslenc,oi. so3,Goucclrvo y fercpéulrco en trobo.to soctol

adaptativo-integrat¡vo a lo proinocional de los sujetos miembros del grupo; sin embargo no alcanzó el planteamiento teórico definir una finalidad promocional con miras al cambio de las situaciones sociales. En el desarrollo histórico del trabajo social y como estrategia de la Alianza para el Progreso, se ubica el ¡ufrOoo DESARROLLO DE LA COMUNIDAD. Este amplía la coberrura de atención hacia bs comunidades con mayores carencias, pero cont¡núa subrayando la finálidad integraüva-adaptativa- De este método son relevantes para la construccíón del modelo socioedr¡cativo prornociornl los conceptos referidos a "partir de las necesidades sentidas", "participación de la cornunidad- y'cambio de actitudes", aunque el concepto de partícipación es resrirydo a aquelio que sea rurrcional, tolerable al sistema sociopolítico; por lo tanto, la participackin tiende a ser cooptada en los,procesos de formación de dirigentes. Los aportes de F¿ulc Freire a la educación no formal resultan de especial significación al campo del Tr¿bap Soial. en tanto plantea una perspectiva crítica, transformadora, dialéctica de la priíd;ca educati!? r'. i su vez, introduce en el análisis la catefloría 'pueblo", "los niveles de conciencia-, - la cmjiircalln&codificación", el "diálogo" y la "participación". La perspectiva innov-adora furian¿ sin ó..da alguru, concuerda con el morr¡ento de ruptura del enfoque clásico del t-abajo social y abre un iecundo camino en el campo de la promoción y la educación no formal. Concomitanter:,€::te con el desarrollo del pensam¡ento y la acción alfabetizadora de Paulo Freire, los trabajadores sociales en Anrérica Latina cuest¡onan la perspectiva atomizada de los métodos clásícos: caso, grupo y comunidad para encarar las situaciones problemas. Ello motiva la construcción de.un esquema conceptual referencial operativo, que integra en un proceso sucesivo las etapas reíerentes al conocim¡ento y a la acción. a esto le denominan Método Básico, lntegrado o Único. Procuran, con ello, integrar lo común que tiene el proceso metodológico de fos métodos clásicos, a saber:

-

La investigación de la situación
El diagnóstico

La planiíicación
La ejecución de acciones

La evaluación

Sin embargo, esta linealidad metoclológica refleja un matiz desupuesta neutralidacl, porque no se explicita un análisis de contradicciones de la realidad y se asunre, más bien, un camino más tecnocrático que un explícito conr¡rronriso con las acciones del pueblo. tos íreirianos en cuanio a la relevanci.r clel diálogo, la particip.rción, l.r clesicleologización- concienciación a partir ciel análisis crítico cle l.¡ realidad, para pronroer la transíor¡¡ración cle las

La lN\¡ESTICACION PARTTCIPANTE hace una erplícita recuperación de los planteamien-

siiuaciones. Recupera la categ<-rrí.r lrtreblo, lrero solo erplicit.rr la.rrticul.rción clel proceso socio-eclucativo a una accrón polítrca clel pueblo €D un.'r cle las alternativas cle la investigación ¡ participante denonrinacla inrestigación-rrilitante. La EDUCACIÓ: POPULAR recupera las perspectivas de l.r transfornración y subraya clescJe el punto de vista del metodo la coherencia con el nraterialisnro clialéctico. El concepto de praris, la relación oráctica social-teoría-1rráctica social reílexión y acción, constitr-rye, sin ducJa, un saito cualitativo en la perspecliva cle la coherencia entre los funclar¡rentos teóricos, epistenrológicos v el nrétodo. En el esquema siguienie se ilustra el recorriclo cronológico de los nrétoclos y las principales categorías que los iclentiíicarr.

El

modelo sociocducolrvo Oroñ)ocionol

157

Esquemo

M 5ó
srcieducotivo

Los métodos con finolidod

ADAPTATIVA

INTEGRATIVA

PROMOCIONAL
sin

corócter

tronsformodor

DESARROLTO DE

tA COMUNIDAD

\
\

;\='--=)iUAU=)
SENTIDAS

t

ALFABETIZACIÓN

CONCIENCIACIÓN
Perspectivo crítico fronsformodorc Ce lc próctico educotivc
I

l

conciencio diologo y conciencioción

Niveles de

Y

Port

ciccc ón

l58

¡"locjelos de inlerveñción osisleñcrol

SOC

OeCICol,

Related Interests