Cuadro comparativo

COMUNIDADES DE PRACTICA

E. Wenger uno de sus máximos teóricos definió las comunidades de prácticas como “grupos de personas que comparten su pericia y su pasión sobre unos asuntos e interactúan para seguir aprendiendo sobre esta materia (...) los miembros resuelven problemas, hablan con perspicacia y comparten información. Cuando un grupo de personas, reunidas de manera informal, convierten sus saberes personales o sus saber hacer individuales en valores colectivos que se traducen en prácticas renovadas se dice que se trata de una comunidad de práctica. Con las comunidades de práctica la propia organización se transforma, aprende y progresa. Todas las comunidades de práctica participan de unas características comunes que son: Están constituidas por personas que pertenecen a la misma organización. Sus miembros comparten unos modos de hacer las cosas, unas maneras de referirse a los hechos y unos valores: comparten unas prácticas. Las comunidades son informales, las organizaciones pueden fomentarlas pero no crearlas. Los miembros tienen pasión por los asuntos que cimientan las comunidades. Esta pasión contribuye a que las personas compartan y progresen en sus conocimientos colectivos. En estos grupos hay líderes y organizadores. Los primeros impulsan ideas nuevas y los segundos coordinan las actividades de aprendizaje y las iniciativas propuestas. Estas comunidades son estratégicas porque influyen en el desarrollo de la

COMUNIDADES DE APRENDIZAJE Las comunidades de aprendizaje cumplen varias funciones en relación a la creación, acumulación y difusión del conocimiento dentro de una organización. Para E. Wenger estas funciones son: Son nodos para el intercambio e interpretación de la información. Ello es así porque sus miembros tienen una comprensión compartida. Pueden retener el conocimiento de manera viva. Por ello las comunidades gestionan el conocimiento de manera muy diferente a los bancos o bases de datos o a un manual de procedimientos.

Son muy útiles para compendiar las competencias de una organización. Los miembros de estos grupos discuten las ideas nuevas, trabajan juntos en los problemas de la organización y retienen las mejores soluciones. Mantienen la identidad de las organizaciones. Ello se debe a que estas comunidades se constituyen alrededor de temas o aspectos que unen a sus miembros. Las tecnologías de la información y de las comunicaciones son muy útiles para fomentar y consolidar estas comunidades de aprendizaje, bien las más genuinas como las que puedan resultar de la adaptación, para tal fin, de Gracias a las herramientas tecnológicas algunos grupos informales de las organizaciones pueden convertirse en verdaderas comunidades de práctica o estimular a que personas, de manera espontánea, creen estas comunidades. Pero al mismo tiempo, estos mismos recursos tecnológicos, permiten convertir algunos de los grupos existentes en las organizaciones en comunidades de aprendizajes. Como muy bien dicen los patrocinadores de estas

economía del conocimiento. El análisis de las diferentes experiencias habidas entorno a las comunidades de práctica demuestra que son ámbitos idóneos para realizar los procesos de aprendizaje individual y, al mismo tiempo, desarrollar el aprendizaje organizativo. Una de las señas de identidad de estas comunidades es el aprendizaje. La idea de comunidad de práctica como comunidad de aprendizaje recupera un postulado muy básico en muchas teorías psicopedagógicas: las personas aprenden en sociedad.

iniciativas, con ellas, no tan solo se están poniendo las bases de nuevos sistemas de aprendizaje, sino también nuevos modelos de cómo pueden ser las organizaciones del futuro si ellas se estructuran sobre la base del conocimiento. Porque como muy bien dicen E. Wenger y W. Snyder “está emergiendo una nueva forma organizacional que promete complementar las estructuras existentes y estimular radicalmente el compartir el conocimiento, el aprendizaje y el cambio”. otros grupos existentes en una corporación. Dicho en otras palabras el objetivo fundamental de las comunidades de aprendizaje debe ser el garantizar que las experiencias vividas sean idénticas a las de una comunidad científica profesional: producir conocimiento nuevo. Los elementos de trabajo disponibles para la comunidad serán aquellas que permitan a los participantes contar con los recursos de información, operación e interacción que les permitan construir los conceptos desarrollar las habilidades e interactuar de la misma manera que lo hacen los profesionales del trabajo científico o intelectual.