Kant es uno de los filósofos más importantes de toda la historia de la filosofía, pertenece a la Edad Moderna.

Destaca por su cambio del racionalismo a la mezcla entre racionalismo y escepticismo, consideró imprescindible hacer una revisión crítica de la razón humana, puesto que la razón es un instrumento útil, pero en el que no cabe depositar una confianza ciega.

Kant considera que tanto racionalistas como empiristas están en el error de creer que el conocimiento es un proceso por el que el sujeto capta un objeto. Para él, todo conocimiento requiere de elementos materiales y formales. El sujeto cognosciente no es un simple receptor de la realidad, sino que la conforma a priori para poder conocerla. Definió su teoría como idealismo trascendental: se trata de someter a juicio a la razón de modo que pueda resolver de modo riguroso las cuestiones que las grandes preguntas de la filosofía nos plantean, y son tres: ¿qué puedo conocer? (crítica de la razón pura), ¿qué debo hacer? (crítica de la razón práctica) y ¿qué me cabe esperar? (religión). Estas tres preguntas se pueden sintetizar en la gran pregunta, ¿qué es el hombre?

Kant dedicó su obra fundamental, “Crítica a la razón pura”, a resolver la cuestión relativa a los límites del conocimiento racional de la realidad. El problema se planteaba al comparar el desarrollo experimentado por la ciencia moderna en los últimos siglos, con el estancamiento que parecía estar sufriendo la metafísica. La investigación sobre las condiciones bajo las cuales se da el conocimiento científico lleva directamente a determinar en qué consiste el contenido de las disciplinas metafísicas. Kant afirmó que las ciencias están compuestas de juicios. Éstos son enunciados emitidos por un sujeto que se compromete con su verdad. Una clasificación de los juicios debe atender a dos criterios: Juicios analíticos, son aquellos en los que la información que aporta el predicado está contenida en el sujeto y que no amplían el conocimiento de la realidad, y juicios sintéticos, son aquellos que se construyen mediante una síntesis entre un sujeto y un predicado que no están relacionados y amplían el conocimiento de la realidad.

La relación del juicio con la experiencia permite distinguir entre juicios a priori (cuya verdad puede ser conocida; son universales y necesarios) y juicios a posteriori (cuya verdad solo puede ser establecida tras una comprobación experimental). Los juicios analíticos son a priori y los sintéticos a posteriori. Además, existen juicios sintéticos a priori que disfrutan de las ventajas de los otros y carecen de sus inconvenientes. Los juicios analíticos a priori tienen su fundamento en el principio de no-contradicción. La Crítica de la razón pura de Kant se encuentra dividida en: “estética trascendental” (sensibilidad), “analítica trascendental” (entendimiento) y “ dialéctica trascendental” (razón). Según Kant, conocer implica al menos dos procesos: captación de información y elaboración de un pensamiento a partir de los datos previamente obtenidos. Se corresponden con las dos facultades cognoscitivas del hombre: la sensibilidad (recibe información) y la lógica (estudia el

El ser humano capta las cosas en el espacio y el tiempo porque es su modo de captarlas. De este modo. Dado que no se posee intuición sensible de ninguna de esas tres ideas.funcionamiento del entendimiento humano). Esta forma está constituida por el espacio y el tiempo. Un principio moral solo . un compuesto de materia y forma. la razón también es una facultad empleada para ordenar la conducta. el uso que se hace de las categorías en este caso es legítimo y no produce verdadero conocimiento. En cuanto a la analítica trascendental. formando razonamientos. Son las formas a priori de nuestra sensibilidad (intuiciones puras) y carecen de materia. El ser humano razona por medio de silogismos (conjunto de enunciados que aseguran sin margen de error que la verdad de las premisas hace que la conclusión sea también verdadera). Los conocimientos que alcanzamos sobre las categorías y que expresamos en los juicios son aplicables a toda experiencia (universales y necesarios). cada uno conduce a una idea de la razón pura concebida como principio incondicionado y objeto de estudio de la metafísica. Un fenómeno es comprendido gracias al trabajo de la sensibilidad y el entendimiento. Kant se ocupó del entendimiento que construye juicios y los encadena. se transforma en la intuición. cuya función es desempeñar intuiciones puras en la sensibilidad. Según Kant. Los distintos tipos de juicios están clasificados en doce categorías. silogismos hipotéticos (idea del mundo concebida como totalidad de los fenómenos físicos) y silogismos disyuntivos (idea de Dios). el mundo y el alma). En lo referido a la estética trascendental de Kant. Las características que hemos descubierto en el espacio y el tiempo son el fundamento de los juicios sintéticos a priori de las matemáticas. desde la sensibilidad puede tener intuiciones sensibles y desde el entendimiento puede considerarse la existencia de conceptos empíricos (creados por el entendimiento a partir de lo captado en la experiencia sensible) y los conceptos puros (unifican lo proveniente de la experiencia). La metafísica no puede convertirse en una ciencia porque sus objetos de estudio están más allá de los límites del conocimiento humano. Existen tres tipos diferentes de silogismos. entendemos lo siguiente: cuando la sensación es captada por el sujeto. Nuestra sensibilidad posee una determinada estructura que se impone sobre la materia de las sensaciones. informándola y constituyendo así el fenómeno que en definitiva captamos. El estudio de dichos juicios desencadenó en los conceptos. La dialéctica trascendental es la que se encarga de estudiar el entendimiento concebido como la facultad de encadenar juicios y formar razonamientos. El objeto captado por la intuición sensible se denomina fenómeno. se va ascendiendo en el grado de generalidad con la esperanza de llegar a un principio absolutamente general que sirva de fundamento último a toda la cadena de conclusiones derivadas. Kant aplica las categorías a aquello de lo que no tenemos intuición sensible (Dios. Se cometen tres clases de errores: silogismos categóricos (unifica los fenómenos psíquicos en la idea del alma).

sus preceptos son hipotéticos y son heterónomas. el alma humana y el mundo como totalidad porque son nóumenos y escapan a nuestra capacidad de conocimiento. una política y otra religiosa. . una acción será moralmente buena si es hecha por deber y con relación a este las acciones humanas pueden clasificarse en acciones contrarias al deber (inmorales). sus imperativos serán categóricos y la razón gozará de autonomía. La ética formal no será empírica. La teoría ética kantiana es original comparada con todas las éticas anteriores. El imperativo categórico dice:“Obra siempre de tal modo que la máxima de tu acción pueda convertirse en Ley Universal”. proporcionan normas de conducta para alcanzar dicho bien.puede ser legítimo si es válido para todo ser humano. Las éticas materiales tienen tres defectos: son empíricas. Las éticas materiales comienzan proponiendo algo que se considera bien supremo. La razón es la facultad sobre la cual se pueden construir los fundamentos de esa esperanza humana. Se denomina voluntad santa) y la existencia de Dios (solo será posible obtener la felicidad a partir de la realización del deber moral si existe un ser omnipotente y omnisciente que pueda garantizar el cumplimiento de la esperanza humana. Para determinar el valor moral de una acción se debe tomar en consideración cómo se estableció la relación con el deber. Kant dice que el deber consiste en el respeto a la ley práctica que queda recogida en el imperativo categórico. Kant rehabilitó algunas de estas ideas: la libertad humana (sin libertad no hay mortalidad). Esta universalidad se logra si su fundamento es la razón. para que todo tenga sentido. La solución a los problemas que generan las éticas materiales consiste en proponer una ética formal. la inmortalidad del alma (necesidad de que el ser humano logre completar la tarea que la moral le encomienda. Respecto a la noción del deber. vacía de contenido que no proponga ningún bien supremo ni dicte normas concretas. La esperanza mira siempre hacia el futuro y puede tener dos dimensiones. La tercera pregunta que conforma la temática de la filosofía tiene que ver con la esperanza del ser humano. Los imperativos son normas que obligan al sujeto a realizar ciertas acciones. La Crítica de la razón pura concluya con la afirmación de que no es posible lograr un conocimiento científico en metafísica porque no es lícito aplicar las categorías a las ideas de Dios. acciones conforme al deber ( el individuo conoce su obligación moral y la realiza) y la acción realizada por deber (verdaderas acciones morales según Kant). Los preceptos mandan de forma absoluta e incondicionada. Dios debe existir). La perfección moral se logra cuando el individuo quiere hacer exactamente aquello que debe hacer. Su teoría es catalogada como ética formal.