You are on page 1of 12

DE “SUJETO SOMETIDO” A “SUJETO DE DERECHO”. EDUCACIÓN SOCIAL Y POLÍTICAS PÚBLICAS Psic. Víct ! "i !

#i
“Siempre habrá distancia entre la sociedad instituyente y lo que está en cada momento instituido, y esta distancia no es un negativo ni un déficit es expresión de la creatividad de la historia, lo que impide cuajar para siempre en la “forma finalmente encontrada” de las relaciones sociales y de las actividades humanas, lo cual hace que una sociedad contenga siempre mas de lo que presenta” ! astoriadis “"utonom#a y "lienación”, $%&' (p! $%)*

Introducción. El tema y su contexto Los fenómenos de la pobreza y la exclusión han estado siempre presentes en Am rica Latina. En la !ltima d cada la aplicación de ciertos modelos socio " económicos lle#o a que en la mayor$a de los pa$ses el ni#el de pobreza relati#a se incrementara afectando especialmente a la población infantil, la desigualdad se amplió y sus mecanismos de reproducción tienden a consolidarse %&E'AL ())*+ En ,ruguay %-../ " ())/+ el n!mero de personas pobres se duplicó y el de indigentes tendió a triplicarse %(,0 #eces mayor+. 12s del *) 3 de los ni4os uruguayos #i#en en condiciones de pobreza %I5E Encuesta &ontinua de 6ogares ())/+. En el ())/ el desempleo alcanzo un promedio anual del -7 3. 8i bien esta cifra se ha reducido el cruzamiento con otros indicadores confirma que los nue#os puestos de traba9o pertenecen al sector informal caracterizado por su precariedad e inestabilidad % 'I: " &5: ());+. La sociedad uruguaya sufrió un proceso de infantilización y endurecimiento de la pobreza comprometiendo aspectos b2sicos como la nutrición y alcanzando importantes ni#eles de exclusión.

la imposibilidad del te9ido social de sostener un creciente n!mero de personas en situación de #ulnerabilidad y carencia desencadenando lo que hemos caracterizado como =proceso de construcción social del desamparo” %>iorgi ()). &omo se4ala ?. &uando desde el Estado se procura reasumir la responsabilidad como garante de derechos dise4ando pol$ticas inclusi#as y ofreciendo espacios de participación a quienes #i#en en condiciones de exclusión. metodológica " instrumental y tica. la ausencia de proyecto =hace dif$cil hablar en nombre propio aunque sea para decir no”. &astel %-. Estas m!ltiples pobrezas asociadas al proceso de exclusión deterioran el e9ercicio de ciudadan$a.8e obser#a una creciente polarización social con segregación territorial y disminución del relacionamiento entre personas de diferente condición con la consiguiente inequidad en el acceso al capital simbólico cultural del que dispone el con9unto social.+.. 'ara eso expondr el proceso de producción social de =su9etos excluidos” las pol$ticas sociales como pol$ticas y sub9eti#idad y la restitución del =derecho a tener derechos” como proceso dialógico en sus dimensiones pol$tica.*+ =cuando sobre las personas recae la ad9udicación de cierta =inutilidad social” quedan tambi n descalificados en el plano c$#ico y pol$tico. Este 9uego de asignación y asunción de roles y lugares sociales configura la producción de su9etos caracterizados por formas de sentir. . <ichos procesos se potencializan con la claudicación del Estado como garante de los <<66. se hace ineludible la interrogante acerca de la dimensión sub9eti#a de estos cambios @Au actores ocuparan esos espacios abiertos a la participación ciudadanaB C si se prefiere @&ómo se transita ese proceso desde el lugar de =su9eto excluido” a =su9eto de derecho”B En este traba9o intentar una cierta aproximación a este problema. pensar y actuar desde las cuales se naturaliza su condición de excluidos.

Estas modalidades de traba9o no tienen la consistencia necesaria se ubica a personas o grupos en lugares cargados de significados negati#os que el . socialmente regulado. la no asignación dentro de su cultura de origen y la negación de una identidad como su9eto colecti#o desde la cual e9ercer su plena ciudadan$a. #alores. El proceso de exclusión compromete la globalidad de la persona y su entorno.&onstrucción 8ocial del =8u9eto Excluido” 'ensamos la exclusión como un proceso interacti#o de car2cter acumulati#o en el cual "a tra# s de mecanismos de ad9udicación y asunciónD con9unto social rechaza y no reconoce como propios. Esto lle#a a una gradual disminución de los #$nculos e intercambios con el resto de la sociedad restringiendo o negando el acceso a espacios socialmente #alorados. La imagen del traba9o asalariado. la exclusión siempre conlle#a pobrezas en tanto inaccesibilidad al capital social. socioD histórico y psicoD simbólico de que dispone la sociedad de referencia. 5o solo por las altas tasas de desocupación abierta sino por el efecto que sobre el traba9ador tienen la desregulación y la precarización. Los cambios en el mundo del traba9o 9uegan un papel primordial en este proceso. <icho proceso alcanza un punto de ruptura en el cual las interacciones quedan limitadas a aquellos que comparten su condición. Esto nos lle#a a afirmar que si bien la pobreza no es siempre exclusión. bienes culturales y modelos as$ como las experiencias de #ida de que los su9etos disponen para la construcción de su sub9eti#idad se #en empobrecidos y tienden a fi9arlo en su condición de excluido. sindicalizado y que operaba como matriz y soporte en la construcción de identidades sociales y sub9eti#idad tiende a desaparecer de nuestra cultura. En el con#ergen la desafiliación de redes sociales. desregulado. estable. En su lugar emerge la tendencia al traba9o informal. la marginación del mundo del traba9o. sin permanencia a tra# s del tiempo que estimula actitudes indi#idualistas entre los traba9adores. cultural. <e este modo el uni#erso de significados.

incidiendo en la din2mica de asunción " ad9udicación de roles y lugares sociales.+. retornos. 'or su parte el lengua9e "que nunca es neutro sino que condensa significadosD opera como #eh$culo de las depositaciones y asigna lugares en el . etc. no ser nadie para otros. 8e des#anece as$ la imagen del traba9ador como su9eto de derecho y actor colecti#o pasando a constituirse en un indi#iduo aislado que act!a desde su necesidad perdiendo capacidad de negociación y autoestima. Las f2bricas y concentraciones de traba9adores son recuerdos del pasado. #ulnerable. =de riesgo” constituyen #erdaderas =operaciones discursi#as” a tra# s de las cuales se imponen posturas acerca de la problem2tica social b2sica. Asignarse y ser asignado es ocupar un lugar en el con9unto de sus seme9antes %EFes -. . traiciones. 8us locales se #en =taperizados” de#ol#iendo en su imagen la des#italización y el deterioro con los cuales las comunidades suelen identificarse.+ Esto genera en los 9ó#enes la ausencia de lugar social y de proyecto colecti#o sobre el cual apoyar el propio.7.para sostener procesos identitarios ni operar como apoyatura de proyectos personales.ni#erso simbólico de la cultura de referencia. Esto lle#a a la acción compulsi#a como forma de expresar que =est2 ah$” que =existe”. Los barrios populares han sufrido un proceso de =desproletarización”. marginado. permite =#i#ir al d$a”. no existir. : rminos como excluido. infractor. ayudan a resol#er lo inmediato pero no habilitan la futurización. Este proceso tambi n se refle9a a ni#el comunitario. ausencias. La ausencia de lugar podr$a caracterizarse como un sentimiento de =afanisis”G ansiedad de no ser. Estimulan una actitud presentista. A su #ez se genera en torno a ellas toda la mitolog$a y la imaginer$a que rodea a =la tapera” %fantasmas.

consideran que sus #idas no #an a cambiar en función de dichos procesos. El =su9eto excluido” se nos presenta as$ como resistente al cambio y refugiado en su rutina aun cuando sta est impregnada de frustración y carencia. 8e trata de la con#icción $ntima de que su #ida no esta en función de factores que el pueda controlar o sobre los que pueda incidir. la ausencia de experiencias que aporten matrices organizati#as. Esta suerte de resignación fa#orece el sometimiento y la renuncia al protagonismo social y pol$tico.+ es b2sico para comprender la actitud de pasi#idad y resignación que caracteriza al =su9eto excluido”. Los procesos sociales y pol$ticos son percibidos como algo a9eno a su mundo. la fragilidad identitaria. ciudadano. 'ol$ticas sociales participati#asG el desaf$o de la sub9eti#idad Las pol$ticas sociales son cursos de acción que la sociedad desarrolla sobre si misma con la finalidad de garantizar los derechos y me9orar la calidad de #ida de sus miembros. El concepto de =locus de control externo” %Iaró 1. Esto se asocia en el plano sub9eti#o a la ba9a autoestima como producto de la introyección de la imagen des#alorizada que la sociedad le de#uel#e. la ausencia de proyecto =hacen dif$cil” "como dice ?. . sino de procesos que se dan en un lugar %locus+ externo a su esfera de acción. entabl2ndose una aut ntica =disputa de significados” que da cuenta del conflicto y las di#ersas posiciones de los operadores en relación a l. su9eto de derecho. &astel " =hablar en nombre propio”. La introyección de la des#alorización. 'or tanto el proceso de exclusión incluye entre sus di#ersas formas de desconexión del te9ido social una p rdida %expropiación+ de la cuota de poder que ha caracterizado históricamente al traba9ador y otras clases subalternas.Estas expresiones se contraponen a otrasG traba9ador. Esto genera #ergHenza y puede pensarse como =pri#atización de la culpa” en relación a la propia pobreza. En una cultura donde se predica que el xito depende de las condiciones y aptitudes personales el fracaso tambi n queda planteado como responsabilidad personal.J 8eligmanJ 1ontero 1.

Esta postura ha lle#ado a re#isar las posturas pasi#o D dependientes procurando una mayor simetr$a con el Estado. Estas pol$ticas se proponen abrir espacios a la participación ciudadana.n lugar asignado a los su9etos definidos como =población ob9eti#o” ψ . con in#olucramiento y control sobre los proyectos crecientes ni#eles de institucionales. 6istóricamente las 'ol$ticas 8ociales en Am rica Latina aparecen fuertemente asociadas al control social y a la manipulación pol$ticas de los sectores excluidos. Las necesidades humanas son consideradas globalmente como necesidades esenciales %no b2sicas+ cuyo grado de satisfacción determina la calidad de #ida. Las pol$ticas sociales participati#as si no incluyen procesos educati#os tendientes a transformar esa sub9eti#idad caracter$stica de los sectores excluidos corren el riesgo de montar un escenario sin actores Do lo que tal #ez . <icha participación requiere su9etos que la asuman. derechos y obligaciones de dichos su9etos.na intencionalidad histórico " pol$tica ψ . Las pol$ticas sociales as$ entendidas operan como procesos de restitución de <erechos y conlle#an obligaciones como forma de inclusión de los su9etos en el espacio social. La idea de que los aut nticos proyectos de promoción humana pasan por la participación entendida como e9ercicio del poder de decisión de los colecti#os ha sido una postura caracter$stica de los sectores m2s a#anzados en lo acad mico y en lo pol$tico.na interpretación y 9erarquización de las necesidades. Las llamadas =pol$ticas participati#as” asignan a los su9etos un rol acti#o como =su9etos de derecho” fa#oreciendo la construcción de ciudadan$a y el logro de autonom$a.En toda 'ol$tica 8ocial podemos reconocerG ψ .na concepción del Estado y su papel ante la sociedad ci#il ψ . 8u correlato 9ur$dico " pol$tico son los <<66. 8u intencionalidad ha apuntado mas a atenuar conflictos sin modificar el mapa de distribución y circulación del poder.

todas ellas atra#esadas por relaciones #inculares donde los operadores sociales. el posicionamiento del otro como su9eto de derecho son acontecimientos sociales que implican redistribución de poderJ y el poder no se redistribuye en forma espont2nea sino que requiere de acciones claras y firmes de parte del Estado. la equidad.sea m2s peligrosoD que esos espacios sean ocupados por otros sectores sociales en nombre de una supuesta representación de los #erdaderos destinatarios generando nue#as formas de =tutela9e” e intermediación arrebatando nue#amente a los excluidos su posibilidad de ser su9etos de enunciación y productores de ciudadan$a. El proceso de restitución del <erecho a tener <erechos incluye #arias dimensiones que se articulan y entrecruzan entre s$G una dimensión metodológico " instrumental. re#ertir la exclusión e iniciar un proceso de =restitución de derechos”. El desarrollo autónomo requiere apoyo y protección. colecti#os o instituciones traba9an desde la implicación. ?estitución del <erecho a tener <erechos La implementación de pol$ticas sociales participati#as requiere estrategias de inter#ención que pasen por el fortalecimiento de los su9etos y sus comunidades para romper el circuito de pobrezas. Esto nos lle#a a introducirnos en el an2lisis de una aparente parado9a que atra#iesa el dise4o de las pol$ticas participati#as. la dependencia y la b!squeda de =pseudo " proteccionismo” en referentes autoritarios. 'or el contrario la desprotección y el desamparo fa#orecen el inmediatismo. La aut ntica protección es aquella que habilita el crecimiento y el desarrollo de las potencialidades. sean personas. <icha estrategia implica articular la habilitación con la deconstrucción de las im2genes sociales funcionales a la exclusión que operan tanto desde el con9unto social como desde el propio su9eto excluido y su entorno. una dimensión tica y una dimensión pol$tica. . La autonom$a.

Entendemos por implicación el mano9o de #$nculos conscientes e inconscientes que atan al operador con la situación y las personas con que traba9a.KK+ @Aue representan ellos para nosotrosB @Au representamos nosotros para ellosB 8on interrogantes ineludibles al momento de analizar los logros y dificultades de estos procesos. La noción de #$nculo introducida por E. . necesidades. %>iorgi -. Incluye intereses. temores. experiencias. deseos. deseos. que de no ser incluidos como material de an2lisis operan como =punto ciego” fa#oreciendo alianzas contrarias al cambio y =contratos narcisistas” donde el xito de la inter#ención pasa por el acercamiento de los su9etos a nuestras posturas y puntos de #ista atentando contra su b!squeda de aut ntica autonom$a. #alores. im2genes. de modo que en la singularidad del encuentro se presentifican las historias personales y colecti#as con su correspondiente acumulación de existentes socio " históricos y psico " simbólicos. 'ichon ?i#iere hace referencia a una modalidad de interacción que incluye a los actores singulares 9unto con las mutuas representaciones sociales.

• R'+)ci . • P.ti-). • I-'. accionar colecti#o+ nos lle#ó a plantear la noción de =punto cr$tico o de apalancamiento”. autónomas que permitan desarrollar capacidades de enunciación ante el estado y sus instituciones. La atención de necesidades materiales habilita ni#eles de simbolización que posibilitan traba9ar sobre la autoestima. ?econocer intereses. organización. En los distintos momentos se 9erarquizan diferentes aspectos reconociendo su interdependencia y cuidando la integralidad.En lo metodológico se trata de un proceso integral que incluye diferentes dimensionesG • S$%&'ti()* traba9ando la autoestima. criticidad. <e este modo la exclusión Dentendida como situación que compromete integralmente a las personasD se desestructura gradualmente a tra# s de un . necesidades y derechos compartidos. Esta noción "tomada de la f$sicaD se refiere a aquellos momentos del proceso en que la acumulación en una dimensión habilita el pasa9e a otra %>iorgi. Este proceso no es lineal.)+* procurar el reconocimiento hacia el otro y desde el otro. respetar las diferencias y ensayar formas de resolución de conflictos con respeto rec$proco. re#alorizando sus recursos para transformar situaciones concretas de su #ida. sub9eti#idad. 6acer circular la autoestima a ni#el del grupo humano. L. Esta relación sin rgica entre distintos aspectos %condiciones materiales. reestructurando la autopercepción.s ci)+* desarrollo de sentimiento de pertenencia.%+ic) / 0 +ític)* incursionar en el espacio p!blico con posturas cr$ticas. ()))+ Esto nos ha permitido superar ciertas dicotom$as que atentan contra la integralidad de los procesos. Esta a su #ez facilita actitudes acti#as al interior de los colecti#os fortaleciendo capacidades organizati#as y desplegando habilidades para afrontar distintas situaciones. ensayar experiencias de accionar colecti#o y matrices organizati#as acordes a su realidad.

g nero. de nuestro comportamiento y de nuestras decisiones. cultura. fortalecimiento. restitución de derechos. 8ignifica en primer lugar y ante todo cobrar conciencia del hecho de que la polis somos tambi n nosotros y de que su destino depende tambi n de nuestra reflexión.. . 1odificar dicho diagrama es siempre un acto pol$tico.proceso tambi n integral que desatrapa al su9eto restituy ndole sus derechos as$ como su autopercepción el reconocimiento social como su9eto de derecho y las capacidades cr$ticas y organizati#as como para operar en el espacio p!blico desde su nue#o lugar. etnia. en otras palabras. edad o condición social. se caracteriza por un determinado =diagrama” que da cuenta de las desigualdades en la distribución de recursos materiales y simbólicos asociados a ciertas diferencias de clase. 5o como administración del =statu quo” ni como gestión eficiente de lo que hay.. encierran una =disputa de significados” mas all2 de lo cual todas estas expresiones condensan significados relati#os a la redistribución de poder.. sino como proyecto de transformación social. emancipación. 'ero M. &astoriadis =8olo la educación de los ciudadanos como tales puede dar un #erdadero contenido al espacio p!blico. &.K+ Esta forma de concebir al su9eto destinatario de las pol$ticas sociales requiere a su #ez un nue#o posicionamiento tico. Entra en contradicción con la tica de la beneficencia =en lo que los operadores "representantes del Estado y la cultura hegemónicaD son portadores de #alores desde los cuales se interpreta el bien y el mal. Las distintas denominaciones que pueden darse a este procesoG producción de ciudadan$a. entendiendo la pol$tica como debate en torno al poder. inclusión. lugar. -. &omo dice &. &ada poca.M no es una cuestión de libros ni de fondos para las escuelas. es participación en la #ida pol$tica” %&astoriadis. se interpretan y 9erarquizan necesidades marcando el rumbo de los procesos y sus referentes para medir xitos y fracasos.

Ante un otro =su9eto de derecho” debemos sostener una = tica de la autonom$a” tica procesual con nfasis en el car2cter dialógico de los procesos. &astoriadis con que iniciamos tico se entrelaza con lo este traba9oG siempre habr2 distancia entre la sociedad instituida "la que hayD y la instituyente "la que so4amos. La = tica de la autonom$a” %>iorgi ())/+ exige el permanente an2lisis de las resonancias afecti#as en los operadores como ancla9e cuando nos proponemos transformar los =tutela9es” y traba9ar hacia una aut ntica restitución de derechos. sólida tangible. <e este modo lo metodológico y con lo pol$tico. . Esto obliga a los operadores a mantener un equilibrio din2mico entre la contemplación acr$tica de #alores funcionales al sometimiento y la imposición autoritaria de nuestros propios #alores. ?espetar al otro como portador de su cultura y sus #alores que a!n en conflicto con los nuestros deben ser respetados. 'ara finalizar #ol#er a las palabras de &. En el #$nculo se introducen experiencias pre#ias =encargos sociales”. compartible. 8e trata de hacer de ese espacio un campo de traba9o para hacer que los sue4os sean realidad. percepciones anticipadas del otro marcadas por su condición social. 5o se trata de que9arse ni ba9ar los brazos cada #ez que constatamos esa distancia. elementos siempre presentes en el lente a tra# s del cual percibimos al diferente y que lle#an a contradicciones entre el discurso teórico y las lógicas pr2cticas.

.BIBLIO"RA1ÍA C)st'+2 R %'!t 34556+ La metamorfosis de la cuestión social.ruguay. marginalidad y 8alud 1ental. PIT / CNT Informe de coyuntura. .. Amorrortu.. D Iarcelona D 1 xico. Is. 'AI<C8 D Is.0. INE 39::@8 Encuesta continua de hogares ())/ D Oeb.>.?.? 345>68 El an2lisis institucional. UNICE1 39::@8 Cbser#atorio de los derechos de la infancia y la adolescencia en . D-.8 La perspecti#a tica ante las transformaciones sociales y culturales en Latinoam rica. '2g.7*. L $!')$2 R'. (.AQ ()). 1onte#ideoD . As. Instituto &uesta " <uarte %())..5I&EP " . Anales del NII &ongreso de ALA? D 1onte#ideo D ())/ <='s2 R'. As. Ed. Amorrortu Is.ruguay . As. "i !#i2 Víct ! 345778 L$nculo. -. ?oca Li#a D1onte#ideo "i !#i2 Víct ! 39::.' 345>5+ :ransmisión de la #ida ps$quica entre generaciones.+.na crónica del asalariado.