UNIVERSIDAD YACAMBÚ VICERRECTORADO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO MAESTRIA EN EDUCACIÓN AMBIENTAL NÚCLEO PORTUGUESA

REALIDADES Y RETOS EN EL MANEJO DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS

Autora Cordero Adriana Tutor Jorge Milanés

Araure, Abril de 2014

Basado en el incremento poblacional que hoy en día se visualiza en el mundo, ha hecho que se evidencie, un progresivo deterioro en el ambiente, ocasionando que la calidad de vida del ser humano se vea afectada de forma irreverente, uno de los principales motivo de que la contaminación haya incrementado, se debe por el mal uso indiscriminado de residuos sólidos, debido a que, el hombre solo piensa en satisfacer sus necesidades sin tomar en cuenta el daño que ocasionan, convirtiéndose en un ser humano egoísta, que vive solo pensando en adecuarse a la tecnologías y a las nuevas ciencias sin importar las afectaciones del entorno en el cual habita. Por ello que, surge la educación ambiental como base fundamental, para que el hombre sea capaz de comprender la complejidad de la naturaleza y este desarrolle una cálida interacción, formando nuevas costumbres desde sus componentes naturales y socioculturales, mediante estrategias interdisciplinarias que abarquen todos los ámbitos, debido al grado tan alto de contaminación, que se ha observado en las ultimas décadas, comenzaron a surgir participación de organismo gubernamentales como no gubernamentales para el desarrollo, protección y mejoramiento del planeta para generar un desarrollo sostenible mundial. En relación a esto, el país Venezuela no escapa de esta situación, en este sentido, Rosell (2013) investigadora del Centro Ambiental Regional para Europa Central y del Este, evidencio que, en Venezuela no se hacen buenas prácticas para el manejo de residuos sólidos, generando así, cantidades masivas de basura, sin embargo, existe la Ley de Gestión Integral de la Basura, pero esta no es aplicada, puesto que, existe un mal manejo en hacer uso de la misma y otros por desconocerla, ocasionando que, la población no tome hábitos ambientalista, a pesar de este problemática, la nueva visión de la política ambiental venezolana está orientada al logro del desarrollo sostenible en el marco del mejoramiento sustancial de la calidad de vida, la conservación del patrimonio natural, la protección ambiental. Si se diera un buen cumplimiento de los derechos y deberes de estas leyes, se podrían formar ciudadanos que fortalezcan, el desarrollo del país bajo una dimensión ambientalista.

De igual forma, la autora comenta que, en el Estado Lara, se realizó un plan de gestión de desechos, en el cual, no tuve ningún éxito, puesto que, no existe ni divulgación, ni propaganda de cómo se puede reciclar o reutilizar, además de que, no hay una regulación de los basurales y rellenos sanitarios, ocasionando deterioro no solo ambiental sino también en la salud. Por otra parte, la contaminación se ha hecho un problema global, pero a pesar de esto, existen otros países que si están tomando precauciones y han generado medidas para restaurar el daño ocasionado, creando planes, leyes, cumbres y tratados en el cual, han hecho disminuir el índice de contaminación en sus países, creando nuevas culturas socio-ambientalista, Rosell, pone como ejemplo a los países Argentina y Uruguay, debido a que, han implementado una alta cobertura sobre programas dedicados al manejo de los residuos sólidos y esto ha permitido un crecimiento y mejora en el ambiente. En otro orden de ideas, las problemáticas actuales sobre la contaminación pueden ser solventadas, si se aplica la educación ambiental en todas las áreas de conocimiento tanto educativo como laboral, político cultural y económico, puesto que esta, busca un proceso que desarrolle diversas acciones formativas, para caracterizar principios que rijan al hombre en su acción en relación con el ambiente, creando una concienciación de una verdadera actividad de intervención población. Con lo anteriormente planteado, se puede decir que, los problemas ambientales no pueden ni resolverse ni prevenir mediante soluciones de carácter exclusivamente políticos, para poder enfrentar esta batalla ambientalista, se debe desarrollar una conciencia de todos individuos de todas las poblaciones que existen y se relacionan con la naturaleza; además de, adoptar medidas dirigidas a impulsar relaciones entre el hombre y sus semejantes y entre los hombres y de estos con su ambiente. Aunado a esto, deben crearse valores que, estimulen un nuevo mecanismo educativo que, tenga como finalidad, desarrollar capacidades científicas, tecnológicas y estrategias que promuevan la participación de toda la población en general, bajo y cooperación de la

leyes que velen por el bienestar del ambiente como el bienestar del hombre, formando en el ciudadano actitudes que impulse a cumplir el compromiso, para un desarrollo integral y así poder construir un futuro sustentable.