UNIDAD 4

Compartir lo aprendido: organizar la información para la exposición oral

Cuando se estudia, cuando se aprende, el principal propósito es satisfacer la curiosidad: conocer el mundo que nos rodea, comprenderlo mejor, responder a interrogantes, a las propias dudas y curiosidades y, a partir de lo que se conoce, plantear nuevas preguntas... Sin embargo, aunque aprender sea “para uno”, en algunos casos lo que se estudia puede ser útil para otros. En esas situaciones, es bueno también comunicar lo que se ha aprendido. En esta unidad vas a trabajar en torno a la comunicación del conocimiento, focalizando la atención en la expresión oral formal. Si pensás en las situaciones de comunicación cotidianas, vas a comprobar que usás mucho más la lengua oral que la escrita. Lo mismo le sucede a la mayoría de los adultos, cualquiera sea su trabajo. Sin embargo, en las diferentes relaciones sociales, no siempre es adecuado comunicarse con la lengua informal; muchas veces se necesita usar un lenguaje formal. Y mientras estés estudiando, en este u otros niveles, vas a necesitar, cada vez más, poder desenvolverte sin problemas a la hora de comunicar aquello que aprendiste: un examen, una exposición ante un auditorio, etcétera. Con ese propósito, encontrarás aquí algunas orientaciones para que puedas preparar un tipo particular de discurso oral: la explicación de un tema académico.

Un encuentro de divulgadores
En las unidades anteriores has trabajado mucho en torno a la escritura. Esta vez, vas a planificar con tus compañeros un encuentro, donde cada uno va a exponer oralmente el tema que eligió para escribir su artículo de enciclopedia. Según las posibilidades que tengan, podrán organizar un encuentro con los chicos de otras escuelas del agrupamiento, invitar a las personas de la comunidad o a todos los que quieran convocar (y puedan asistir) para compartir lo que han aprendido hasta ahora. También podrán aprovechar el encuentro para mostrar la enciclopedia que están armando y dejarla a disposición de la comunidad, en la biblioteca de la escuela. Este será el Primer encuentro del CLUB DE DIVULGADORES. Como ya saben sobre qué temas van a trabajar, y quiénes lo integrarán, el club debería tener un nombre. Es el momento de elegirlo.

MINISTERIO DE EDUCACIóN

53

UNIDAD 4

1. Decidir ante quiénes se va a realizar la exposición oral
Vas a exponer un tema que has estado estudiando en unidades anteriores. Hasta aquí: • elegiste un tema; • buscaste, seleccionaste y organizaste información; • escribiste un texto con toda la información que encontraste; • incluiste ese texto en una enciclopedia escolar. Ahora falta saber cómo exponer todo oralmente. La exposición no consistirá sólo en “contar lo aprendido”, sino en hacerlo formalmente, como un experto, para que los que escuchen aprendan sobre ese tema. Por eso, a lo largo de esta unidad encontrarás orientaciones para hacerlo de la mejor manera posible, y que te servirán también como modelo para preparar tus próximas exposiciones orales formales.
Igual que en la escritura, es de fundamental importancia pensar en la situación de comunicación en la que se producirá la exposición: básicamente, cuáles serán los propósitos y quiénes, los destinatarios. También es necesario conocer otros aspectos de la situación, que son propios de la oralidad, por ejemplo, de cuánto tiempo se dispondrá y en qué espacio se llevará a cabo.

a) Reunite con tus compañeros y tu docente y decidan: 1. cuál va a ser el evento en el que se exponga lo que han aprendido; 2. cuándo y dónde se llevará a cabo; 3. a quiénes se invitará; 4. cuánto durará; 5. de cuánto tiempo dispondrá cada uno para exponer; 6. qué otras actividades se llevarán a cabo en este encuentro; 7. quiénes se encargarán de las invitaciones. b) Distribuyan entre todos el trabajo para organizar el encuentro. Deben tener en cuenta que para organizar este encuentro disponen del tiempo que les lleve terminar esta unidad; es decir, aproximadamente dos semanas de trabajo.

2. Seleccionar la información para exponer oralmente
El primer paso para planificar una exposición oral consiste en seleccionar la información que vas a exponer. Si ya decidieron quiénes serán los destinatarios de sus exposiciones y de cuánto tiempo dispondrán para realizarlas, llegó el momento de seleccionar qué es lo que van a exponer, es decir, decidir cuál es la información que le van a presentar al público. La experiencia de un grupo de alumnos de una escuela rural les puede servir de ejemplo.

54

LENGUA 3

L3

Como ya sabés, hablar y escribir son cosas diferentes. Al escribir tu artículo seleccionaste cierta información que te resultó interesante o útil, y descartaste otra. Este texto te va a servir como guía para la exposición oral, pero será necesario adaptarlo y adecuarlo, pues exponer “hablando” no es simplemente repetir lo que está escrito: es necesario preguntarse qué, de todo lo escrito, es conveniente decir y de qué manera. Por eso, ahora volverás a hacer una selección, pero teniendo en cuenta que hay cierta información escrita que no se puede expresar del mismo modo de manera oral. Esa es la función del plan de trabajo que vas a hacer.

a) En una escuela rural, se organizó un encuentro de teatro. Un alumno realizó una exposición oral sobre el teatro en Grecia, tema sobre el cual había investigado.

1. Leé en voz alta con tus compañeros la transcripción de la exposición que realizó.

Buenos días. Dado que este encuentro trata el tema del teatro, quería aprovechar la ocasión para presentar el tema que he venido investigando a lo largo del año, que es el teatro en la Antigü edad. Muchos de ustedes sabrán que lo que hoy conocemos como “ el teatro”tiene su origen sobre todo en Grecia y Roma. Me detendré en esta ocasión en las características que tenía el teatro en Grecia, y en el próximo encuentro hablaré de Roma. Primero voy a referirme brevemente a describir el contexto, y luego contaré un poco más en detalle cómo se preparaban los griegos antiguos para estas obras, para que se puedan imaginar lo que significaba el teatro para ellos.
MINISTERIO DE EDUCACIóN

El teatro en Grecia

55

UNIDAD 4

Para hablar de los comienzos del teatro en Grecia, nos tenemos que situar en el siglo VI a.C., aunque los datos exactos sobre el origen del teatro griego son escasos. Lo primero que voy a señalar es que drama y teatro son sinónimos porque la palabra “ drama” , significa “ acción”, “actuación”. Al principio las representaciones se hacían en la plaza pública y ante el templo de Dionisios (que era el dios del vino, conocido tambié n como Baco). La mayoría de las representaciones se llevaban a cabo en las fiestas religiosas del dios Dionisios, en su santuario. Es decir, estas representaciones eran de carácter religioso: las presidía un sacerdote y se hacían con motivo de la fiesta de este dios. En el año 500 a.C. se edificó en Atenas, al pie de la Acrópolis, el primer teatro. Este teatro era de forma semicircular, en piedra y al aire libre. En general los teatros estaban instalados en las laderas de una montaña. Tenían tres partes: el anfiteatro, formado por gradas para los espectadores, una plataforma, llamada escena, y el espacio intermedio entre ambos, u orquesta, para el coro (que constaba de 12 ó 15 personas). En estos teatros la acústica era excelente. En Atenas, antes de las fiestas del dios Dionisios, las representaciones teatrales que se iban a hacer se preparaban con mucha anticipación. Lo primero que se hacía era designar a las personas ricas que iban a equipar y costear las representaciones. A estas personas las llamaban coregas. Al grupo de personas que iban a cantar y bailar en las obras, las llamaban coros. También se elegía a un actor principal o protagonista, que tenía bajo sus órdenes a los actores de segundo y tercer papel. Quien los instruía y dirigía, además de armar el escenario, se llamaba poeta. Los poetas “pedían coro” y eran elegidos entre muchos que se presentaban para esta labor. Su tarea era pesada y requería de muchas aptitudes y conocimientos, porque tenía a su cargo todo el espectáculo completo de música, canto, baile, escenografía… Ninguna mujer actuaba en la comedia ni en la tragedia; todos los papeles femeninos eran representados por hombres que usaban máscaras trágicas y cómicas. Siguiendo con el tema de los preparativos de la representación, una vez elegidos los coregas, los poetas y los protagonistas, se hacía una asamblea en el pueblo donde se proveía a cada poeta de un corega (es decir, un rico que iba a equiparlo con todo lo que necesitaba para montar la obra) y un protagonista (es decir, un actor principal). En esta asamblea los nombres de los coregas elegidos se ponían en una urna y se llamaba a cada uno de ellos al azar para elegir un poeta. Por ejemplo, había un corega (recordemos que era el rico que iba a costear la representación) que se llamaba Pericles. En el 472, cuando salió su nombre en la urna, Pericles eligió al conocido dramaturgo Esquilo, que presentaba su trilogía Los Persas. También por sorteo se atribuían los protagonistas a los poetas. Luego se hacía el proagón, que era la presentación general de los poetas, y se celebraba en un edificio al lado del teatro, el Odeón. Cada poeta, en una especie de estrado decía su nombre, los títulos de las obras y los temas que iban a tratar, y el nombre de sus actores. Las representaciones empezaban a la mañana. Cada día se representaban cuatro o cinco obras, durante cuatro días seguidos (que era lo que duraban las fiestas de Dionisios).
56 LENGUA 3

L3

En estas obras había danzas, recitación de versos, canto, música, actuación… La gente veía a veces diecisiete obras en cuatro días. Ahora nos parece mucho, pero en aquél momento estaban muy acostumbrados a escuchar largos recitados de poemas y a prestar atención por mucho tiempo. Las mujeres, aunque no podían actuar, podían asistir a estas representaciones como espectadoras. Los asientos de las primeras filas estaban reservados a los sacerdotes y los magistrados, mientras que el resto de la gente tenía otras ubicaciones. Como las representaciones eran tan largas, la gente tenía que llevarse para comer y beber. A veces los coregas generosos hacían distribuir entre el público pasteles y vino. Sin embargo, como decía antes, estas fiestas eran religiosas, ya que se iniciaban con una purificación hecha con la sangre de un lechón pequeño. Además el sacerdote de Dionisios (porque cada dios tenía su propio sacerdote) se sentaba en el medio de la orquesta, frente al altar de su dios. Al comienzo de cada obra, un heraldo hacía sonar la trompeta y el público aplaudía, silbaba y pateaba. Algunas obras eran más serias, pero otras, como las comedias (que vienen de la palabra “ comos”) eran más alegres y atrevidas. Al final se hacían sorteos y se premiaban las obras. Habían tres premios para cada categoría trágica y cómica: al poeta, al corega y al protagonista. Los premios consistían solamente en una corona de hiedra. Los coregas que ganaban a veces hacían un monumento a Dionisios, como recuerdo de su victoria. Dos días después de terminada la fiesta, el pueblo se reunía en el teatro para evaluar a los organizadores… Ahí decidían cuáles habían sido las mejores obras, o bien hacían sus críticas (que muchas veces eran muy duras), destacaban la labor de algún poeta, la generosidad de los coregas, etcétera. En fin, como pueden ver, estas representaciones eran muy importantes en la vida de los griegos, y significaban mucho más que simples espectáculos para entretenerse. Hay mucho más para decir sobre este tema… Me pareció que era muy interesante compartir con ustedes este pequeño “paseo” por el teatro en la Grecia antigua. Muchas gracias.

2. Teniendo en cuenta que el texto que acabás de leer es la transcripción de una exposición oral, es probable que algunas oraciones te “suenen” extrañas en un texto escrito. ¿Hay partes de la exposición del teatro en Grecia que no serían correctas o adecuadas si estuvieran en un texto informativo de una enciclopedia o libro? ¿Cuáles? ¿Por qué? 3. En el siguiente cuadro se presentan algunas diferencias entre las situaciones de comunicación oral y escrita. Comenten las características que se plantean y, si encuentran otras diferencias, completen un cuadro como el que aparece en la página siguiente en sus carpetas.

MINISTERIO DE EDUCACIóN

57

UNIDAD 4

Al hablar El destinatario (el que escucha o la persona con la que se dialoga) está presente. Esto permite que podamos guiarnos por sus gestos, sus preguntas, su expresión, etcétera. Se dan cosas como supuestas. Por ejemplo, si el que habla dice acá, ahora, mañana, etc., todos saben de qué momento, lugar, etc., se trata. Para hacer las pausas y señalar los énfasis y los acentos, se usan los gestos, el tono de voz, los silencios, entre otras cosas. Se suelen producir repeticiones (de palabras, de frases, etcétera). Como el texto no se puede “volver a leer”, es necesario que sea claro y explicativo, con más ejemplos y reiteraciones de los conceptos que se desarrollan.

Al escribir El lector no está presente. Por eso no nos puede hacer preguntas, aclarar dudas, discutir, etcétera. Se debe explicar el contexto: cuando se dice aquí, dónde es; cuando se dice hoy, mañana, ayer, de qué fecha se habla, etcétera. Para hacer las pausas y señalar los énfasis y los acentos, se usan puntos, comas, cursivas, comillas… Se suelen evitar las repeticiones.

El lector puede volver sobre partes que no comprendió del texto; por ende, se puede incorporar mayor cantidad de información y no requiere de tantas reiteraciones.

b) Volvé a leer tu artículo de enciclopedia y seleccioná toda la información que quisieras incorporar a tu exposición. 1. Hacé una lista con los temas, subtemas y aspectos que quisieras exponer al auditorio, teniendo en cuenta todo lo que analizaste acerca de la oralidad. • ¿Cuáles de las cosas que están escritas conviene decir y cuáles no? • ¿Qué información sería interesante contar o incorporar y cómo? • ¿Cuánta información se puede “decir” en el tiempo del que disponés?

Cuando una persona va a exponer, usa textos personales para guiarse y ayudarse. Algunas personas escriben todo lo que van a decir; otras hacen un punteo de las ideas principales; otras arman esquemas organizadores. La idea es que vos vayas probando y encontrando tu propia manera de hacerlo, pensando en que la forma que elijas te dé seguridad cuando tengas que presentar tu tema ante otros. Es importante que encuentres tu propio modo de organizar la información a la hora de exponer, pero siempre teniendo en cuenta al destinatario, es decir, cuál va a ser la mejor manera de que el tema le quede claro al que escucha.

3. Elaborar un esquema organizador para el desarrollo del tema
En esta actividad, vas a organizar un esquema que te va a permitir pensar el modo en que vas a presentar la información al auditorio, el orden en que vas a hacerlo, los aspectos que querés resaltar, etcétera. Para decidir el o los esquemas que vas a usar (porque puede ser uno o varios) podés elegir entre varias alternativas: un mapa conceptual, un gráfico, un cuadro, entre otras opciones.
58 LENGUA 3

L3

Los esquemas también te pueden servir como ayuda-memoria, para recordar todos los temas, aspectos, nombres, que vas a exponer y como guía para ir desarrollando tu exposición. a) Los esquemas de contenido son muy importantes a la hora de organizar la información. A continuación, leé el esquema que elaboró el alumno para organizar y guiarse en su exposición sobre el teatro en Grecia.

El teatro en Grecia - Siglo Fiestas de Dionisios
En el año 500 a.C. se edificó en Atenas, al pie de la Acrópolis, el primer teatro. Tenían tres partes: El anfiteatro, formado por gradas para los espectadores. La escena, una plataforma. La orquesta, para el coro.

VI

a .C .

Preparación de las fiestas
1. Elección de los coregas. 2. Elección de los coros. 3. Elección de un actor principal o protagonista. 4. “Pedir coro”. 5. Asamblea en el pueblo para proveer a cada poeta de un corega y un protagonista (introducir ejemplo de Pericles, 472, que eligió al conocido dramaturgo Esquilo, que presentaba su trilogía Los persas.) También por sorteo se atribuían los protagonistas a los poetas. 6. Luego se hacía el proagón, que era la presentación general de los poetas, y se celebraba en un edificio al lado del teatro, el Odeón. Cada poeta, en una especie de estrado decía su nombre, los títulos de las obras y los temas que iban a tratar, y el nombre de sus actores.

Cómo eran las representaciones
Las representaciones empezaban a la mañana. Cada día se representaba cuatro o cinco obras, durante cuatro días seguidos (que era lo que duraban las fiestas de Dionisios). • En estas obras había danzas, recitación de versos, canto, música, actuación… • La gente veía a veces diecisiete obras en cuatro días. • Las mujeres podían asistir a estas representaciones como espectadoras. • Los asientos de las primeras filas estaban reservados a los sacerdotes y los magistrados. • La gente tenía que llevarse para comer y beber. A veces los coregas generosos hacían distribuir entre el público pasteles y vino.
MINISTERIO DE EDUCACIóN

59

UNIDAD 4

• Purificación se hacía con la sangre de un lechón pequeño. • El sacerdote de Dionisios (porque cada dios tenía su propio sacerdote) se sentaba en el medio de la orquesta, frente al altar de su dios. • Al comienzo de cada obra, un heraldo hacía sonar la trompeta y el público aplaudía, silbaba y pateaba. • Algunas obras eran más serias, pero otras, como las comedias (que vienen de la palabra “comos”) eran más alegres y atrevidas. • Al final, se hacían sorteos y se premiaban las obras. Había tres premios para cada categoría trágica y cómica: al poeta, al corega y al protagonista. Los premios consistían solamente en una corona de hiedra. Los coregas que ganaban a veces hacían un monumento a Dionisios, como recuerdo de su victoria. • Dos días después de terminada la fiesta, el pueblo se reunía en el teatro para evaluar a los organizadores. Ahí decidían cuáles habían sido las mejores obras, o bien hacían sus críticas, a veces, muy duras.

1. Compará la presentación oral y el esquema que acabás de leer. Tené en cuenta lo que aprendiste en la actividad 3 de esta unidad.

• • • Organizadores gráficos
Los organizadores gráficos son representaciones visuales que organizan las ideas centrales y que ayudan a destacarlas a través de su presentación. Sintetizan y grafican lo que en algunos casos sería muy complejo de mostrar sólo explicándolo. Los cuadros sinópticos, los gráficos de barras y las líneas de tiempo son distintos organizadores gráficos.

b) Un tipo de organizador gráfico muy utilizado es el llamado mapa conceptual. El siguiente texto define este tipo de organizador.

• • • El mapa conceptual
Un mapa conceptual es un esquema en el que se presentan gráficamente las ideas centrales de un tema o de un texto. Allí se van a disponer los conceptos clave con los que se quiere trabajar. Se caracterizan por la jerarquización de los conceptos, los conceptos más generales e inclusivos ocupan el lugar superior del gráfico y los más específicos los niveles más bajos. Los mapas conceptuales son muy útiles para planificar los textos, tanto orales como escritos, y para pensar la relación entre las ideas que van a contener.

60

LENGUA 3

L3

1. Elaborar mapas conceptuales es una tarea compleja y se aprende de a poco. A continuación encontrarás algunas sugerencias para elaborarlos y un ejemplo muy sencillo.

• Armar un listado con las ideas o conceptos centrales. Es fundamental en este paso diferenciar claramente las palabras que son conceptos de las que no lo son. Por ejemplo, seres vivos, animal, perro, gato son conceptos. Tengo, lindo o grande, no lo son. • Agrupar los conceptos que tengan un mismo nivel de generalidad. Por ejemplo, perro y gato tienen un mismo nivel de generalidad y están incluidos en el concepto animal. • Ordenar esos conceptos teniendo en cuenta los niveles de generalidad y abstracción y cuáles incluyen a otros y cuáles están incluidos. Ordenar también los de igual nivel de generalidad. Es útil escribir los conceptos en papeles o cartoncitos para poder moverlos de lugar. Por ejemplo, seres vivos es el de mayor jerarquía porque contiene a todos los demás, en un segundo nivel se encuentra animal y finalmente perro y gato están en este caso en el nivel más bajo o específico. • Una vez que se han definido los distintos niveles se diagrama jerarquizando desde arriba hacia abajo, desde los más generales hacia los más específicos.

En este mapa conceptual se ven claramente las relaciones de inclusión jerarquizadas que se establecen entre los diferentes conceptos.

MINISTERIO DE EDUCACIóN

61

UNIDAD 4

2. El siguiente esquema te muestra una figura general para tomar como modelo al elaborar un mapa conceptual. Leelo y analizalo con tu docente y tus compañeros.

Estructura básica de un mapa conceptual.

3. A continuación analizá el mapa conceptual que realizó el alumno que expuso sobre el teatro en Grecia para organizar su información. Buscá las referencias de cada uno de los conceptos en el texto que expuso el alumno.

62

LENGUA 3

L3

c) Ahora que viste distintos modos de sintetizar contenidos elegí un modo de organizar un esquema para tu exposición. Revisá con tu docente cuáles son las ideas más importantes que no pueden faltar y elegí el modo más apropiado de organizarlas. Tené en cuenta que los mapas conceptuales no se elaboran de una sola vez, es común que tengas que revisarlos varias veces. Para la exposición, también podés recurrir a otros organizadores gráficos que ya conoces, como: los diagramas cartesianos, los gráficos de columnas y los diagramas circulares o de torta.

4. Las partes de la exposición
Ahora vas a organizar la información que seleccionaste en la actividad 2, de acuerdo con la estructura formal que en general presenta toda exposición.
a) Las exposiciones orales formales tienen una estructura similar.

• • • Las partes de la exposición
Toda exposición tiene básicamente tres partes: - La introducción: donde se presenta el tema, se lo justifica, se anticipan las partes de la exposición, se intenta despertar el interés de los receptores y motivarlos a escuchar. - El desarrollo: atendiendo a las relaciones lógicas que se establecen entre las ideas y el tipo de conectores que estas conllevan; el empleo de definiciones, ejemplos, reformulaciones, ampliaciones y síntesis, etcétera. - El cierre: donde el expositor sintetiza las ideas más relevantes, utilizando fórmulas adecuadas para cerrar la exposición.

b) Identificá las partes en las que se organiza la información en la exposición del alumno acerca del teatro en Grecia. 1. ¿Qué información hay en cada parte? 2. Con la guía de tu docente, anotá los elementos que aparecen en cada parte. Por ejemplo, en la introducción: • saludo; • justificación del tema (donde se explica por qué se eligió ese tema y no otro); • presentación del tema (donde se resume brevemente el tema que va a tratar el texto); • anticipación del orden en que se va a presentar el tema. c) Identificá las fórmulas que se usan para introducir cada parte y cada uno de estos elementos. ¿Qué otras fórmulas se podrían usar para cada caso? 1. Conversá con tu docente y compañeros y hacé una lista con las diversas fórmulas. Por ejemplo:

MINISTERIO DE EDUCACIóN

63

UNIDAD 4

Para Justificar el tema.

Fórmula “Dado que…quería aprovechar para…” “El tema que voy a tratar es de vital importancia porque…” “El interés por este tema surgió porque…”

2. Con la guía del docente, anoten entre todos las diversas fórmulas en un afiche para el aula, con el título “Fórmulas para introducir las partes de la exposición oral”. Este afiche será de mucha utilidad cada vez que tengan que exponer oralmente.
d) Volvé a la información que seleccionaste para exponer. 1. Decidí qué va a formar parte de la introducción, qué del desarrollo y qué del cierre. 2. Luego, elegí y anotá las fórmulas que vas a usar para saludar y para introducir cada parte de la exposición.

5. Usar conectores para organizar la exposición
Hasta aquí, escribiste un texto en el que distribuiste la información y elegiste las fórmulas que vas a usar para introducir cada parte de tu exposición. Ahora vas a trabajar sobre el resto del texto. Para ello puede resultar muy útil señalar los conectores que usaste en el texto escrito y pensar si vas a utilizar esos mismos en la exposición oral o si recurrirás a otros.
Para darle un hilo conductor al discurso y que sus ideas resulten claras, ordenadas y coherentes, es necesario hacer un uso correcto y variado de los conectores. Utilizarlos de este modo no es tan sencillo, y requiere un trabajo de reflexión sobre el texto que se ha escrito para exponer. Es importante pensar en el auditorio: es más difícil entender un tema académico mediante una exposición oral, por la simple razón de que al escuchar no se puede “ir y venir” en el texto como cuando se está leyendo. Entonces, hay que hacer adaptaciones de modo tal que se pueda comprender (por ejemplo, reiterar algunas cuestiones complicadas, buscando distintas maneras de explicarlas). Hacerse un punteo de los conectores que van a ir guiando la exposición representa una ayuda interesante. Recordá que existen conectores específicos para cada tipo de relación. a) En la unidad 2 trabajaste con un cuadro de clasificación de conectores. Revisá ese cuadro y completalo, ampliándolo con conectores que son útiles para el desarrollo de una exposición oral, por ejemplo: Para marcar el orden de la exposición Para continuar sobre el mismo punto Para dar ejemplos Para resumir Para establecer una relación de causa - consecuencia Para señalar una condición Para establecer una finalidad Para establecer una relación de oposición - objeción
LENGUA 3

64

L3

b) Volvé al texto que estás armando para la presentación e incorporá los conectores necesarios.

6. Estrategias para exponer oralmente
A veces es más difícil entender un tema cuando se lo escucha que cuando se lo lee, por eso conviene recurrir a diversas estrategias que sirven para que la explicación resulte lo más clara y amena posible. Hay que tratar de mantener el interés de quienes escuchan.
a) Existen algunas estrategias que ayudan a mejorar las exposiciones. Léanlas en voz alta entre todos y decidan cuáles les pueden servir para preparar la exposición.

• • • Estrategias para exponer
Definiciones. Cuando leemos, si hay una palabra cuyo significado desconocemos, podemos recurrir al diccionario, pero cuando escuchamos no tenemos esa alternativa. Entonces, la persona que explica tiene que asegurarse de que las palabras difíciles o que se supone que son nuevas para el auditorio y que no se explican por el texto mismo, sean definidas en la exposición. Esto se puede lograr de diversas maneras: situando el término en el grupo genérico al que pertenece (el hiperónimo, tal como lo estudiaste al considerar el tema “Definiciones”), marcando las diferencias específicas, recurriendo a la etimología, o también utilizando sinónimos, paráfrasis, etcétera. Ejemplos. Son casos concretos que permiten ilustrar los hechos o conceptos. Es conveniente que estén vinculados con la realidad y los conocimientos de quienes escuchan para que les resulten significativos y atractivos. Reformulación de ideas principales. Hay que “insistir” de algún modo en aquello que es relevante. Por ejemplo, se pueden repetir ciertas palabras o reformular expresiones que son “claves” para el contenido del que se está hablando, retomarlas en distintos momentos desde diferentes perspectivas o integrarlas en un nuevo apartado, “recordándolas”. Ampliaciones y síntesis. Hay partes de la exposición que suelen requerir información que amplíe lo que se va a decir, para hacerlas más comprensibles. Del mismo modo, es importante no extenderse demasiado en aspectos innecesarios que pueden volver “pesada” la exposición, o, sencillamente, aburrir al público.

MINISTERIO DE EDUCACIóN

65

UNIDAD 4

• • • Estrategias para dinamizar la exposición
Intercalación de narraciones, anécdotas, comparaciones, metáforas. Sin dejar de lado la formalidad, a veces es oportuno intercalar algún fragmento que salga por un momento de la “fría información” y que dinamice y haga más atractivo el discurso. Preguntas retóricas. Son preguntas cuyas respuestas se sobreentienden. Sirven para reforzar ciertas ideas, para variar el tono del discurso y para apelar a quien escucha. Alusiones a experiencias o conocimientos compartidos. Sirven para acercarse a los intereses de quienes escuchan, para que se sientan tenidos en cuenta, considerados.

• • • Estrategias para lograr credibilidad
Citas de autoridad. Se recurre a un autor, especialista o personaje público conocido y prestigioso que coincida con lo que se expone en relación con el tema que se está tratando, con el objetivo de lograr mayor credibilidad y, a la vez, de transferir algo de ese prestigio a la exposición. Mención de porcentajes, estadísticas, investigaciones, encuestas. En los temas en que resultan pertinentes, sirven para dar mayor credibilidad a lo que se está diciendo.

• • • Estrategias para adecuar el discurso
Es importante modificar el texto en función del auditorio. No es lo mismo que los destinatarios sean los padres, los compañeros o niños pequeños. Esta variable debe ser considerada desde el primer paso, desde el momento de la selección del tema y de la información, pero en el momento de la exposición hay que hacer los ajustes finales (por ejemplo, revisar el vocabulario).

• • • El uso del cuerpo
Cuando hablamos, usamos en general “todo el cuerpo”: hacemos gestos con las manos y la cara, nos movemos, señalamos cosas, etcétera. La actitud corporal es fundamental al exponer. Por eso hay que cuidar la postura, el manejo de las manos, cómo uno se mueve en el “escenario”, la velocidad de la palabra, el tono y el volumen de la voz, etc., en favor de la claridad de lo que se dice, del dinamismo. Por ejemplo, si uno observa que el público se está aburriendo o no está prestando atención, debe recurrir en ese momento a un movimiento, a un cambio de tono, a una pregunta…, a algo que “atrape” nuevamente al receptor.

66

LENGUA 3

L3

b) Seleccioná (con ayuda de tu docente y de tus compañeros) las estrategias que te parezca necesario incorporar a la planificación de tu exposición. Discutí qué recursos corporales se pueden usar para hacer más clara y más dinámica la exposición.

7. Ensayar tu exposición
Llegó el momento de ensayar y practicar tu exposición oral, usando todos los recursos que aprendiste, para lograr, como un buen divulgador, que los que te escuchan aprendan el tema y les queden bien claras las cuestiones que vos ya sabés. Recordá cómo estará compuesto el auditorio. Van a estar presentes todos los que, junto con tus compañeros, hayan decidido invitar. Podrán ser los alumnos de la escuela, docentes, familiares y toda la gente que hayan convocado para el Primer encuentro del Club de Divulgadores. Pensá que lo que digas tiene que ser comprensible e interesante para gente muy diversa, así que vas a tener que esmerarte especialmente en captar la atención de ese público.
Cuando hayas preparado la exposición (es decir, la hayas organizado y estudiado), será interesante que hagas un “ensayo” o simulación como prueba. Conviene que primero practiques en el aula con tus propios compañeros para que ellos “evalúen” si se entiende o no, si resulta atractivo o aburrido, y para que emitan todas las opiniones que te sirvan para mejorar el discurso. Si podés, grabate, para después escucharte y analizar más en detalle los aspectos que debas ajustar.

a) Ensayá tu exposición oral. Acordá con tu docente cómo vas a hacer el ensayo según quién va a ser tu auditorio. 1. Llevá el control del tiempo del que disponés, para evitar tener que finalizar abruptamente o sin hacer el cierre planificado, así como tener que cubrir “vacíos” si sobra tiempo. 2. Es probable que, al hacer el ensayo, quieras hacer modificaciones en tu exposición. Fijate si el cuadro o el texto que preparaste es adecuado o hay que cambiar algo (sacar una parte, aclarar cuestiones, agregar información, etcétera).

8. Finalmente, ¡a exponer!

Llegó el encuentro del Club de Divulgadores, para el que estuviste preparando tu exposición. Juntá coraje, parate frente al auditorio y ¡adelante con tu exposición oral! La preparaste y ensayaste con tanto detalle y dedicación, que seguramente va a salir muy, pero muy bien. El público aprenderá muchas cosas nuevas gracias a tu trabajo… y descubrirás que hiciste un verdadero trabajo de divulgación.
Para la exposición vas a tener tu guía (mapa, cuadro, texto, etc.) a la vista. No es para que la leas, sino para que puedas echarle una ojeada en caso de que lo necesites.

MINISTERIO DE EDUCACIóN

67

UNIDAD 4

9. Hacia una autoevaluación
Más allá de la evaluación que realice tu docente, es bueno que gradualmente te vayas entrenando vos mismo en la posibilidad de reflexionar sobre tus propias prácticas discursivas para ir buscando la manera de mejorarlas.
a) Para saber si la exposición cumplió con los objetivos previstos, si fue clara, interesante, entretenida, podés hacer una pequeña encuesta a quienes te escucharon. Pensá qué le preguntarías al público. Escribí las preguntas que se te ocurran, comparalas con las de tus compañeros. Elijan algunas que permitan recabar opiniones sobre las exposiciones. Cuando propongas las preguntas a algunas de las personas que te escucharon, tomá nota de las respuestas. b) Entre todos, lean las opiniones del público. Luego confeccionen una lista de las cuestiones que tendrían que mejorar para la próxima exposición oral. Es de esperar que estas orientaciones te ayuden a organizarte en tus exposiciones orales. A esta altura, ya está bastante claro que no es nada fácil exponer ante un auditorio (al menos no es más sencillo que escribir un informe o un resumen). Por eso, es imprescindible que le dediques todo el tiempo que sea necesario a su preparación, sabiendo que en la medida que se tengan muchas y variadas oportunidades de exponer, los resultados serán progresivamente mejor.

¿Qué pasos seguiste para organizar tu exposición oral? - Definiste el tema, a partir de lo que ya venías trabajando. - Buscaste toda la información de la que disponías acerca de ese tema. - Escribiste un texto para organizar toda esa información y tenerla disponible a la hora de exponer. - Elaboraste esquemas para organizar tu presentación; para eso usaste el texto que ya tenías escrito y toda la información nueva que encontraste. - Planificaste tu exposición, decidiendo cómo ibas a organizar la información para decirla y qué cosas debías explicar mejor para que se comprendiera el tema con claridad. - Ensayaste la exposición, llevando control del tiempo, adecuando tus esquemas, reelaborando ciertas partes, etcétera. - Expusiste y evaluaste cómo salió la exposición. ¡Trabajaste como un experto divulgador oral! ¡Felicitaciones! Mientras tanto... ¿Cómo vas con la lectura del libro de ciencia ficción? Ya tendrías que haber terminado Crónicas marcianas o avanzando con el que elegiste.

Para finalizar

68

LENGUA 3