Tomado del libro Grandes Temas Bíblicos Por Lewis Sperry Chafer. Editorial Clie. IN ICE E TE!

"S

Introd#cci$n por L. S. C. La Biblia% La Palabra de ios La Biblia% Inspirada por ios La Biblia% S# Tema y Prop$sito La Biblia como re&elaci$n di&ina La Trinidad de ios ios el Padre ios el 'i(o% S# pree)istencia ios el 'i(o% S# encarnaci$n ios el 'i(o% S# m#erte &icaria ios el 'i(o% S# res#rrecci$n ios el 'i(o% S# ascenci$n y sacerdocio ios el 'i(o% S# re*reso por s#s santos ios el 'i(o% S# re*reso con s#s santos ios El Espírit# Santo% S# personalidad ios El Espírit# Santo% S# "d&enimiento ios El Espírit# Santo% S# +e*eneraci$n ios El Espírit# Santo% S# !orada , Sellamiento ios El Espírit# Santo% S# Ba#tismo ios El Espírit# Santo% S# plenit#d Las ispensaciones Los Pactos Los "n*eles Satan-s% s# personalidad y poder Satan-s% s# obra y destino El hombre% s# creaci$n El hombre% s# caída El pecado% s# car-cter y #ni&ersalidad Sal&aci$n de la pena del pecado Sal&aci$n del poder del pecado C#atro aspectos de la (#sticia Santificaci$n La se*#ridad presente de la sal&aci$n La Se*#ridad Eterna de la sal&aci$n La elecci$n di&ina La I*lesia% s#s miembros La I*lesia% S# Prop$sito , Comisi$n La I*lesia% s# ser&icio y mayordomía La I*lesia% s# c#lto en la oraci$n y la acci$n de *racias La i*lesia% S# or*ani.aci$n y ordenan.as La I*lesia% El C#erpo y la Esposa de Cristo El s-bado y el día del Se/or Los *entiles en la historia y las profecías Israel en la historia y las profecías 'echos 0#e preceden la se*#nda &enida de Cristo La Gran Trib#laci$n La se*#nda &enida de Cristo Las res#rrecciones El (#icio de Israel y las naciones

El El El El

+eino !ilenial (#icio de Satan-s y los -n*eles caídos 1#icio el Gran Trono Blanco Cielo N#e&o , La Tierra N#e&a

Introd#cci$n por L. S. C. 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 Para cada capít#lo se ha a/adido #na lista de pre*#ntas4 con las c#ales se espera 0#e p#eda res#ltar el est#dio m-s 5til4 tanto para #so indi&id#al como de *r#pos. El est#diante 0#e est6 &ersado ya en tales c#estiones deber- e)aminar cada pasa(e de los citados y contin#ar el est#dio de cada tema hasta 0#e todas las pre*#ntas p#edan ser contestadas de memoria. Las doctrinas de la Biblia son la m6d#la de la re&elaci$n4 y el est#diante atento de la Biblia tiene 0#e 0#edar impresionado con el 6nfasis del N#e&o Testamento sobre la 7sana doctrina7 8!t. 9%:;< 1n. 9%=>3=9< 'ch. :%?:< +o. >%=9< Ef. ?%=?< = Ti. =%@< ?%>4=>< >%=< : Ti. @%=A4=>< ?%:3@< : 1n. B?AC.2 No conociendo las doctrinas de la Biblia4 el hi(o de ios estar-4 incl#so siendo sincero4 7lle&ado de #n lado a otro4 arrastrado por todo &iento de doctrina4 por artima/as de los hombres4 y la maliciosa ast#cia4 con las c#ales en*a/an en espera de sed#cir y lle&ar a la mentira74 siendo de ello s#ficiente pr#eba los m#chos creyentes de b#ena fe 0#e son arrastrados a modernos c#ltos y here(ías. Por otra parte4 el prop$sito di&ino es 0#e el sier&o de Cristo deba estar plenamente e0#ipado para 7predicar la palabra4 a tiempo y f#era de tiempo4 y para redar*Dir4 reprender y e)hortar con toda paciencia y doctrina7. Estos capít#los se p#blican con la p#ra y cristiana intenci$n de 0#e sir&an para honrarle a El4 c#ya *loria y *racia son s#premas e infinitas4 y 0#e al*#nos de entre los hi(os de ios reciban #na ay#da precisa y adec#ada 7para hablar de las cosas 0#e constit#yen la sana doctrina7. * Los libros de la Biblia se abrevian de acuerdo a como aparecen en la versión Reina-Valera de 1960. 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC. La Biblia: La Palabra de Dios 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 Incl#so para #n lector ocasional de la Biblia4 pronto se pone de manifiesto 0#e est- leyendo #n libro f#era de lo #s#al. "#n0#e c#bre miles de a/os de la historia h#mana y est- escrita por m-s de c#arenta escritores h#manos4 la Biblia no es #na simple colecci$n de escritos4 sino todo #n Libro 0#e posee #na fascinante contin#idad. Se le llama 7La Biblia74 de la palabra *rie*a biblos, 0#e si*nifica 7Fn libro7. S# e)traordinaria característica es debida al hecho de 0#e es ciertamente la Palabra de ios4 a#n0#e haya sido escrita por a#tores h#manos. Se ofrecen dos líneas de e&idencia 0#e apoyan la concl#si$n de 0#e la Biblia es la Palabra de ios% =C la e&idencia interna< los hechos hallados en la propia Biblia y la propia afirmaci$n de la Biblia concerniente a s# ori*en di&ino< :C la e&idencia e)terna< la nat#rale.a de los hechos dados en la Escrit#ra4 0#e apoyan s# car-cter sobrenat#ral. A. EVIDENCIA INTERNA En cientos de pasa(es4 la Biblia declara o afirma por sí misma ser la Palabra de ios 8 t. >%>3B4 =93=;< 1os. =%;< ;%@:3@G< : S. ::%@=< Sal. =%:< =:%>< =B%93==< B@%G< ==B%B4 ==4 =;4 ;B3B@4B93=AA4 =A?3=AG4 =@A< Pr. @A%G3>< Is. GG%=A3==< 1er. =G%=>< :@%:B< n. =A%:=< !t. G%=93=B< ::%:B< !r. =@%@=< Lc. =>%=9< 1n. :%::< G%:?< =A%@G< 'ch. =9%==< +o. =A%=9< = Co. :%=@< Col. @%=>< = Ts. :%=@< : Ti. :%=G< @%=G3=9< = P.=%:@3:G< : P.@%=G3=>< "p. =%:< ::%=;C. Las Escrit#ras declaran4 de m#chas formas di&ersas4 0#e la Biblia es la Palabra de ios y 0#e s# afirmaci$n es clara e inteli*ible para c#al0#iera. La afirmaci$n constante de los escritores del "nti*#o Testamento4 los del N#e&o y del propio 1es#cristo4 es 0#e la Biblia es la inspirada Palabra de ios. Por e(emplo4 el Salmo =B%93== declara 0#e la Biblia es ciertamente la Palabra del Se/or4 y nombra seis perfecciones4 con s#s seis correspondientes transformaciones de car-cter h#mano4 0#e la Palabra c#mple. 1es#cristo declar$ 0#e la Ley tiene 0#e ser c#mplida 8!t. G%=93=;C. En 'ebreos =%=3:4 no solamente se afirma 0#e ios habl$ en el "nti*#o Testamento a los profetas con palabra de ios4 sino 0#e tambi6n lo hi.o S# 'i(o en el N#e&o. La Biblia s$lo p#ede ser recha.ada Si se recha.an s#s constantes afirmaciones de ser la Palabra de ios. B. EVIDENCIA EXTERNA La Biblia no s$lo afirma y reclama para sí el ser la Palabra de ios4 sino 0#e apoya estas afirmaciones por ab#ndantes e&idencias 0#e han con&encido con frec#encia incl#so a los lectores m-s esc6pticos. 1. La continuidad de la Biblia. Fno de los m-s sorprendentes y e)traordinarios hechos respecto a las Escrit#ras es 0#e4 a#n0#e f#eron escritas por m-s de c#arenta a#tores 0#e &i&ieron a lo lar*o de #n período de m-s de =4>AA a/os4 la Biblia es4 no obstante4 #n Libro y no #na simple colecci$n de >> libros. S#s a#tores proceden de los m-s di&ersos l#*ares y sit#aciones de la &ida< hay reyes4 campesinos4 fil$sofos4 hombres de Estado4 pescadores4 m6dicos4 er#ditos4 poetas y a*ric#ltores. Hi&ieron en diferentes c#lt#ras4 en diferentes e)periencias e)istenciales4 y con frec#encia f#eron completamente distintos en car-cter. La Biblia tiene #na contin#idad 0#e p#ede ser obser&ada desde el G6nesis hasta el "pocalipsis.

La contin#idad de la Biblia p#ede ser constatada en s# sec#encia hist$rica 0#e comien.a con la creaci$n del m#ndo presente hasta la de los n#e&os cielos y la n#e&a tierra. El "nti*#o Testamento re&ela temas doctrinales tales como la nat#rale.a del propio ios4 la doctrina del pecado4 la de la sal&aci$n y el pro*rama y prop$sito de ios para el m#ndo como #n todo4 para Israel y para la I*lesia. La doctrina est- pro*resi&amente presentada desde s#s principios en forma de introd#cci$n4 hasta s# m-s completo desarrollo. El tipo est- se*#ido por el antitipo4 la profecía por s# c#mplimiento. Fno de los temas contin#ados de la Biblia es la anticipaci$n4 presentaci$n4 reali.aci$n y e)altaci$n de la persona m-s perfecta de la tierra y los cielos4 n#estro Se/or 1es#cristo. El relato de tan fascinante Libro4 con s# contin#idad de desarrollo4 e)i*e #n mila*ro m#cho mayor 0#e la inspiraci$n en sí misma. e ac#erdo con esto4 los creyentes de la Escrit#ra4 si bien reconocen la fact#ra h#mana de &arios de s#s libros4 s# contin#idad y s# *#ía se deben a la inspiraci$n del Espírit# Santo. 2. La extensión de la revelación bíblica. En s# manifestaci$n de la Herdad4 la Biblia es ine)tin*#ible. "l i*#al 0#e #n telescopio4 se adentra en el #ni&erso desde las infinitas alt#ras y prof#ndidades de los cielos4 hasta la tremenda hond#ra del infierno y capta las obras de ios desde el principio hasta el fin. Como #n microscopio4 re&ela los m-s dimin#tos detalles del plan y el prop$sito de ios y la perfectísima obra de la creaci$n. "l i*#al 0#e #n estereoscopio4 sit5a a todos los seres y ob(etos4 tanto si est-n en los cielos como en la tierra4 en correcta relaci$n4 los #nos con los otros. "#n0#e m#chos de los libros de la Biblia f#eron escritos en los comien.os del conocimiento h#mano4 en #na 6poca en 0#e s#s a#tores i*noraban por completo los modernos desc#brimientos4 lo 0#e ellos escribieron4 sin embar*o4 no ha sido n#nca contradicho por posteriores desc#brimientos4 y los anti*#os escritos de la Escrit#ra se hallan sorprendentemente adaptados a modernas sit#aciones. En el amplísimo conte)to de s# re&elaci$n4 la &erdad bíblica alcan.a hori.ontes insospechados 0#e &an m-s all- del desc#brimiento h#mano4 alcan.ando4 como de hecho lo hace4 desde la eternidad del pasado4 a la eternidad del f#t#ro4 re&elando hechos 0#e s$lo ios p#ede conocer. No e)iste otro libro en todo el m#ndo 0#e haya intentado si0#iera presentar la Herdad de #n modo comprensible como lo hace la Biblia. 3. La influencia y publicación de la Biblia. Nin*5n otro libro ha sido (am-s p#blicado en tantas len*#as e idiomas4 por y para tan diferentes p#eblos y c#lt#ras4 como la propia Biblia. S#s p-*inas est-n entre las primeras 0#e f#eron impresas c#ando se in&entaron las prensas de la moderna imprenta. !illones de copias de la Escrit#ra han sido p#blicadas en todas las principales len*#as del m#ndo4 y no hay #na sola len*#a escrita 0#e no ten*a4 al menos4 #na porci$n impresa de la Biblia. "#n0#e los esc6pticos4 como el franc6s Holtaire4 infiel y her6tico4 han predicho con frec#encia 0#e la Biblia 0#edaría rele*ada al ol&ido en el paso de #na *eneraci$n4 e incl#so a#tores del si*lo II han pronosticado 0#e la Biblia pronto sería #n libro ol&idado4 lo cierto es 0#e la Biblia contin5a p#blic-ndose en n5mero creciente y en mayor n5mero de len*#as 0#e antes. Jtras reli*iones han sobrepasado a la Cristiandad en n5mero de se*#idores4 pero no han sido capaces de ofrecer nin*#na re&elaci$n escrita comparable a la Escrit#ra. En n#estra 6poca moderna4 la infl#encia de la Biblia contin5a s# ritmo de dif#si$n incesante. Para los no sal&os es la 7espada del Espírit#7 8Ef. >%=9C y para los sal&os es #n poder efecti&o4 santificante y 0#e limpia de toda mancha 81n. =9%=9< : Co. @%=94 =;< Ef. G%:G4 :$C. La Biblia contin5a siendo la 5nica base di&ina para la ley y la moralidad. 4. El contenido de la Biblia. El car-cter sobrenat#ral de la Biblia se aprecia en el hecho de 0#e trata tan libremente con lo desconocido y4 desde l#e*o4 inco*noscible4 como con lo 0#e es conocido. escribe la eternidad en el pasado4 incl#yendo la creaci$n antes de 0#e el hombre e)istiese. Se re&elan la nat#rale.a y las obras de ios. En las profecías bíblicas se manifiesta la totalidad del pro*rama di&ino para el m#ndo4 para Israel y para la i*lesia4 c#lminando en esta 5ltima4 0#e es eterna. En cada materia presentada y descrita4 s#s declaraciones son decisi&as4 concretas y est-n al mar*en del tiempo. S# nat#rale.a comprensi&a ha hecho a s#s lectores sabios en la &erdad 0#e se relata tanto en el tiempo como en la eternidad. 5. La Biblia como literatura. Considerada como obra literaria4 la Biblia es tambi6n al*o s#premo. No solamente contiene la historia *r-fica4 sino la profecía en detalle4 la m-s bella poesía y el drama4 relatos de amor y de *#erra4 las espec#laciones de la filosofía y c#anto se relaciona con la &erdad bíblica. La &ariedad de la prod#cci$n de s#s a#tores est- contrastada por la m#ltiplicidad de s#s materias. Nin*5n otro libro de literat#ra tiene tantos lectores apasionados de todas las edades y de todos los. *rados de inteli*encia y.er#dici$n. 6. La autoridad sin prejuicios de la Biblia. El car-cter h#mano de los a#tores de la Biblia4 carece de pre(#icios en fa&or del hombre. La Biblia re*istra y se/ala4 sin &acilar4 el pecado y la debilidad de los me(ores hombres4 y ad&ierte *r-ficamente a a0#ellos 0#e confían en s#s propias &irt#des de s# condenaci$n final. "#n0#e escrito por h#manos4 es #n mensa(e de ios hacia el hombre4 m-s bien 0#e #n mensa(e del hombre para el hombre. "#n0#e al*#nas &eces habla de cosas terrenales y de e)periencias h#manas4 tambi6n describe con

claridad y a#toridad cosas tanto de los cielos como de la tierra4 &isibles o in&isibles< re&elando hechos acerca de ios4 de los -n*eles4 los hombres4 del tiempo y de la eternidad< de la &ida y la m#erte4 del pecado y la sal&aci$n4 del cielo y del infierno. Seme(ante libro no podría haber sido escrito por el hombre 3si h#biese tenido 0#e ele*ir hacerlo4 y a#n de haber podido4 n#nca habría 0#erido hacerlo3 al mar*en de la di&ina direcci$n. Por tanto4 la Biblia4 a#n0#e escrita por hombres4 es #n mensa(e 0#e procede de ios4 con la certe.a4 la se*#ridad y la pa. 0#e s$lo ios p#ede proporcionar. . El car!cter supremo de la Biblia. Por encima de todo lo dicho anteriormente4 la Biblia es #n libro sobrenat#ral 0#e re&ela la persona y la *loria de ios manifestada en S# 'i(o. Tal persona4 1es#cristo4 (am-s p#do haber sido la in&enci$n de #n hombre mortal4 ya 0#e S#s perfecciones n#nca podrían haber sido comprendidas ni por los hombres m-s sabios y santos de esta tierra. El s#premo car-cter de la Biblia est- apoyado por s# re&elaci$n del car-cter s#premo en la persona de 1es#cristo. Como consec#encia de la combinaci$n de las c#alidades sobrenat#rales y procedentes del hombre 0#e entran en la composici$n de la Biblia4 p#ede obser&arse #na similit#d entre la Biblia como la Palabra escrita y el Se/or 1es#cristo como el Herbo &i&iente. "mbas son sobrenat#rales en ori*en4 presentando #na me.cla inescr#table y perfecta de lo 0#e es di&ino y de lo 0#e es h#mano. "mbas tambi6n e(ercen #n poder de transformaci$n sobre a0#ellos 0#e creen4 e i*#almente permitido por ios como al*o ne*ati&o y recha.ado por los 0#e no creen. Las perfecciones di&inas4 impol#tas y en toda s# *rande.a 0#e no s#fre la menor dismin#ci$n4 est-n inmersas en ambos aspectos. Las re&elaciones 0#e m#estra son i*#almente tan simples como la capacidad mental de #n ni/o4 y tan comple(as como los infinitos tesoros de la di&ina sabid#ría y el di&ino conocimiento4 sostenidas por el ios 0#e las ha re&elado. PREGUNTAS =. KL#6 si*nifica la palabra 7Biblia7M :. KEn 0#6 consisten las dos líneas *enerales de e&idencia de 0#e la Biblia es la Palabra de iosM @. !encionar cinco pasa(es del "nti*#o Testamento y otros cinco del N#e&o en 0#e la Biblia declare o as#ma por sí misma el ser la Palabra de ios. ?. !encionar seis perfecciones4 con s#s seis correspondientes transformaciones4 del car-cter h#mano 0#e la Palabra c#mpla de ac#erdo con el Salmo =B%93==. G. KPor 0#6 es la contin#idad de la Biblia #na e&idencia de s# inspiraci$nM $. KC#-les son al*#nas de las e&idencias de la contin#idad de la BibliaM 9. KEn 0#6 difiere la Biblia de otros libros respecto a la e)presi$n de s# re&elaci$n de la &erdadM ;. K e 0#6 forma tiene relaci$n la e)tensi&a p#blicaci$n de la Biblia con s# poder transformadorM B. escribir y relatar el car-cter sobrenat#ral de la Biblia con relaci$n a s# contenido. =A. E&al#ar la Biblia en s# car-cter literario. ==. KC$mo p#ede ser relacionada la c#alidad h#mana de s# confecci$n con la a#toridad e)enta de pre(#icios de la BibliaM =:. +elacionar la Biblia como libro sobrenat#ral con 1es#cristo como persona sobrenat#ral. 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La Biblia: Ins irada or Dios 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 La Biblia es el 5nico libro escrito por inspiraci$n de ios4 en el sentido de 0#e ios ha *#iado personalmente a s#s escritores. La inspiraci$n de la Biblia se define como #na ense/an.a 0#e ios ha impartido directamente a s#s a#tores y 0#e4 sin destr#ir ni an#lar s# propia indi&id#alidad4 s# estilo literario o intereses personales4 ios ha transmitido en la misma S# completo e íntimo pensamiento4 y así ha 0#edado re*istrado por s#s a#tores h#manos. "l formar las Escrit#ras4 es cierto 0#e ios emple$ a escritores h#manos< pero esos hombres4 a#n0#e no p#dieran haber comprendido todo lo 0#e estaban escribiendo4 sin embar*o4 ba(o la *#ía de ios y s# mano directri.4 prod#(eron los >> libros 0#e forman la Biblia4 en la c#al se halla #na fascinante contin#idad y #na constante e&idencia de la obra del Espírit# Santo diri*iendo s#s pl#mas. Por tanto4 a#n0#e escrita por medios h#manos4 la Biblia es el mensa(e de ios al hombre4 m-s bien 0#e #n mensa(e del hombre para s# pr$(imo. Sin importar si las palabras re*istradas son las 0#e ios dict$ literalmente4 las copias halladas de anti*#os c$dices y los res#ltados de la in&esti*aci$n acerca de los a#tores h#manos4 o de s#s pensamientos4 aspiraciones y temores4 dem#estran 0#e en cada detalle ios *#i$ a esos hombres de tal forma 0#e lo 0#e ellos escribieron f#e precisamente lo 0#e ios intent$ 0#e escribieran4 con el res#ltado4 p#es4 de 0#e la Biblia es4 ciertamente4 la Palabra de ios. "#n0#e ciertos pasa(es de la Biblia p#edan

diferir notablemente en s# car-cter4 todas y cada #na de las palabras de la Escrit#ra son i*#almente inspiradas por ios. La doctrina de la inspiraci$n4 precisamente por ser sobrenat#ral4 presenta al*#nos problemas para la comprensi$n h#mana. KC$mo p#ede #n a#tor h#mano4 re*istrando s#s propios pensamientos y s#s conocimientos4 ser *#iado para escribir e)actamente lo 0#e ios desea 0#e escribaM Precisamente por e)istir pre*#ntas como 6sta4 se han a&ent#rado al*#nas opiniones4 como la de la e)tensi$n del control di&ino sobre los a#tores h#manos. E)isten di&ersas 7teorías de la inspiraci$n74 y todos los int6rpretes de la Biblia si*#en al*#na de tales teorías. La perspecti&a de la inspiraci$n aceptada por el comentarista es el f#ndamento sobre el c#al est-n constr#idas todas las interpretaciones de la Biblia4 y por tal moti&o es preciso prestar #na c#idadosa atenci$n a la &erdadera perspecti&a de la inspiraci$n. A. TE!RIAS DE LA INSPIRACI!N 1. "nspiración verbal y plenaria. En la historia de la i*lesia4 la &isi$n ortodo)a de la inspiraci$n ha sido descrita como &erbal y plenaria. Por inspiraci$n &erbal se 0#iere si*nificar 0#e el Espírit# de ios f#e 0#ien *#i$ la elecci$n de las palabras #sadas en los escritos ori*inales. Sin embar*o4 la Escrit#ra indica la fact#ra h#mana. Harios libros de la Biblia refle(an las características personales del escritor4 en estilo y &ocab#lario4 y con frec#encia s#s personalidades est-n e)presadas en s#s pensamientos4 opiniones4 ple*arias o temores. No obstante4 a#n0#e son e&identes los elementos h#manos en la Biblia4 la doctrina de la inspiraci$n plenaria sostiene y afirma 0#e ios lo diri*i$4 de tal forma 0#e todas las palabras 0#e f#eron #sadas4 lo f#eron i*#almente por ios4 e inspiradas por El. Esto se pone de relie&e por el #so de la palabra 7plenaria74 0#e si*nifica 7completa inspiraci$n74 como t6rmino op#esto a los p#ntos de &ista 0#e afirman 0#e s$lo hay #na parcial inspiraci$n en la Biblia. Jtras palabras descripti&as adicionales se a/aden con frec#encia para aclarar lo 0#e es la doctrina ortodo)a. Se declara 0#e la Escrit#ra es infalible en el sentido de ser precisa e inm#ne a todo error. Tambi6n se declara 0#e la Escrit#ra es inerrable4 si*nificando con ello 0#e la Biblia no contiene nin*5n error4 como declaraci$n de hecho. "#n0#e la Biblia p#ede re*istrar en ocasiones declaraciones de los hombres 0#e no son ciertas4 o incl#so palabras de Satan-s4 como en G6nesis @%?4 en todos esos casos4 a#n0#e la declaraci$n atrib#ida a Satan-s o a los hombres est- fielmente re*istrada4 est- claro 0#e ios no afirma la &erdad de tales declaraciones. "l afirmar 0#e la Biblia est- &erbal y totalmente inspirada4 adem-s de ser inerrable e infalible en s#s declaraciones de la &erdad4 se sostiene 0#e la *#ía perfecta y sobrenat#ral de ios es s#ministrada a toda palabra de la Escrit#ra4 de tal forma 0#e la Biblia p#eda ser considerada como #na precisa y e)acta declaraci$n de la &erdad di&ina. La se*#ridad de la inspiraci$n se aplica4 por s#p#esto4 a los escritos ori*inales solamente y no a las copias4 trad#cciones o anotaciones. Como no e)iste nin*5n man#scrito ori*inal4 los er#ditos se han e)tendido en *ran medida para determinar la precisi$n del te)to de la Biblia de 0#e ahora disponemos. Para el prop$sito de ense/ar la &erdad4 p#ede pres#mirse y tenerse por cierto de 0#e n#estras presentes copias de la Biblia son e)actas reprod#cciones de los escritos ori*inales. Si bien e)isten pe0#e/as &ariantes en el te)to4 tales &ariaciones apenas afectan c#al0#ier ense/an.a de la Biblia y los halla.*os posteriores de man#scritos tienden a confirmar esta concl#si$n. Para todos los prop$sitos pr-cticos4 el "nti*#o Testamento4 escrito en hebreo4 y el N#e&o4 redactado en *rie*o4 p#eden ser aceptados como la &erdadera Palabra de ios y #na a#t6ntica declaraci$n de lo 0#e ios intent$ com#nicar al hombre. 2. #eoría mec!nica o del dictado. En contraste con la &erdadera doctrina de la inspiraci$n4 0#e permiti$ a los a#tores h#manos4 con s# personalidad4 redactar los escritos ba(o la direcci$n de ios4 al*#nos han sostenido 0#e ios realmente dict$ la Escrit#ra y 0#e los escritores de la Biblia act#aron s$lo como ta0#í*rafos. Pero si ios h#biese dictado la Biblia4 el estilo de la redacci$n y el &ocab#lario de la Biblia sería el mismo en toda s# e)tensi$n. En m#chos casos los a#tores de la Escrit#ra e)presaron s#s propios temores y sentimientos4 o s#s ple*arias para la sal&aci$n di&ina4 y de di&ersas maneras de(aron la impronta de s# personalidad en el re*istro di&ino. La oraci$n s#r*ida del cora.$n de Pablo por Israel4 en +omanos B%=3@4 por e(emplo4 habría perdido s# si*nificado de haber sido dictada por ios. e ac#erdo4 p#es4 con lo anteriormente e)presado4 mientras 0#e la inspiraci$n se e)tiende a toda palabra de la Escrit#ra4 no se desestima la personalidad h#mana4 el estilo literario o el inter6s personal. La Biblia afirma la reali.aci$n h#mana4 al i*#al 0#e lo hace con la a#toridad di&ina del Libro. ios c#mpli$ con e)actit#d lo 0#e El 0#iso al diri*ir a los a#tores h#manos 0#e la escribieron4 pero sin el proceso mec-nico del dictado. "l*#nas porciones de la Biblia f#eron dictadas por ios y así est- indicado en el mismo te)to sa*rado4 pero la mayor parte de la Biblia f#e escrita por a#tores h#manos sin e&idencia de #n dictado directo. ". La teoría del concepto. "l*#nos han intentado debilitar la completa inspiraci$n de la Biblia y hacen concesiones a la a#toridad h#mana4 diciendo 0#e ios inspir$ el concepto4 pero

no las palabras precisas. Esta opini$n4 no obstante4 presenta *ra&es problemas si se piensa en 0#e los a#tores h#manos s$lo entendieron parcialmente lo 0#e ios les h#bo re&elado y4 al hacerlo con s#s propias palabras4 p#dieron m#y bien haber introd#cido errores de consideraci$n en s#s escritos. La Biblia contradice e)presamente la idea de 0#e s$lo les f#e s#ministrado el concepto a s#s a#tores h#manos. Fna y otra &e. se pone 6nfasis en el sentido de 0#e las palabras de la Sa*rada Escrit#ra han sido inspiradas. La importancia de las palabras se menciona frec#entemente 8E). :A%=< 1n. >%>@< =9%;< = Co. :%=@C. En anotaciones del "nti*#o Testamento se afirma repetidamente tambi6n 0#e las palabras4 en sí mismas4 est-n inspiradas por ios4 como s#cede en 1n. =A%@?3@G< G-. @%=>< y la frec#ente menci$n de la Biblia como la Palabra de ios4 en Ef. >%=9< St*. =%:=3:@< y = P. :%:. Se pron#ncia #na solemne condenaci$n sobre c#al0#iera 0#e s#prima la Palabra de ios 8"p. ::%=;3=BC. La teoría del concepto4 p#es4 no tiene consistencia respecto a 0#e la Escrit#ra haya sido redactada así< falla enteramente a la l#. de lo 0#e la misma Biblia afirma acerca de la &erdadera doctrina de la inspiraci$n. 4. "nspiración parcial. Se han a&ent#rado tambi6n otras teorías en el sentido de 0#e s$lo parte de la Biblia es inspirada. Por e(emplo4 al*#nos han afirmado 0#e las porciones re&eladas de la Biblia 0#e se refieren a la &erdad di&ina son precisas y ciertas4 pero 0#e no p#eden aceptarse las declaraciones de tipo hist$rico4 *eo*r-fico o científico. Empare(ada con la inspiraci$n parcial est- la idea de 0#e al*#nos fra*mentos de la Escrit#ra est-n m-s inspirados 0#e otros4 y así la &erdad y el error se con&ierten en c#esti$n de *rado. Esto se aplica4 a &eces4 a lo 0#e es conocido como la 7inspiraci$n mística7 o la idea de 0#e ios ay#d$ en di&ersos *rados a los a#tores en lo 0#e ellos escribieron4 pero no d-ndoles por completo la capacidad de escribir la Escrit#ra sin error Todas las formas de inspiraci$n parcial de(an la inspiraci$n a (#icio del lector y4 en consec#encia4 la a#toridad de la Escrit#ra se con&ierte en la a#toridad de la persona 0#e lee la Escrit#ra4 no e)istiendo de tal forma dos lectores 0#e est6n de ac#erdo con e)actit#d respecto a lo 0#e hay de &erdad y lo 0#e no lo es. #. La opinión neo$ortodoxa de la inspiración. En el si*lo II se ha a&ent#rado #na n#e&a opini$n o p#nto de &ista sobre la inspiraci$n di&ina4 0#e comien.a con Narl Barth4 y 0#e se denomina neo3ortodo)a. "#n0#e sin ne*ar necesariamente 0#e e)istan elementos sobrenat#rales en los escritos de la Escrit#ra4 esta opini$n reconoce 0#e hay errores en la Biblia4 y de esta forma la Biblia no p#ede ser tomada literalmente como &erdadera. La neo3 ortodo)ia sostiene 0#e ios habla mediante las Escrit#ras y las #tili.a como #n medio para com#nicarse con nosotros. e ac#erdo con este p#nto de &ista4 la Biblia se con&ierte en #n canal de la re&elaci$n di&ina4 de forma m#y parecida al concepto de 0#e #na bella flor o #n encantador crep5sc#lo s#ministran el concepto de 0#e ios es el Creador. La Biblia4 considerada ba(o seme(ante teoría4 se hace &erdadera s$lo c#ando es comprendida4 y la e&idencia de &erdad 0#eda i*#almente a (#icio del lector indi&id#al. La historia de este p#nto de &ista dem#estra 0#e no hay dos personas 0#e est6n e)actamente de ac#erdo respecto a lo 0#e la Biblia ense/a realmente y4 al i*#al 0#e la inspiraci$n parcial4 de(a al indi&id#o como a#toridad final por lo 0#e concierne a lo 0#e es &erdad y lo 0#e es falso. $. "nspiración naturalista. Esta es la opini$n m-s e)trema de incred#lidad y sostiene 0#e la Biblia es i*#al 0#e otro libro c#al0#iera. "#n0#e ios haya podido otor*ar a s#s a#tores #na capacidad f#era de lo com5n para e)presar conceptos4 es4 desp#6s de todo4 #na prod#cci$n h#mana sin nin*#na *#ía di&ina y sobrenat#ral. La Biblia4 s#(eta a este concepto4 se con&ierte simplemente en c#al0#ier otro libro de reli*i$n4 0#e e)presa anti*#os conceptos y opiniones de e)periencia espirit#al 0#e han tenido los hombres en el pasado. Esta opini$n destr#ye c#al0#ier distinti&a afirmaci$n respecto a la a#toridad di&ina de la Biblia y de(a sin e)plicaci$n la mara&illosa y real precisi$n de la Biblia. En 5ltima instancia el lector de la Escrit#ra tiene 0#e tomar #na post#ra y hacer #na elecci$n. J bien la Biblia es lo 0#e afirma ser 3la Palabra inspirada de ios3 y #n libro en 0#e confiar4 como si ios lo h#biese escrito por sí mismo4 sin a#tores h#manos4 o tiene 0#e ser considerada como #n libro 0#e no s#stancia s#s afirmaciones y no es4 ciertamente4 la Palabra de ios. !ientras 0#e p#eden s#marse m#chas pr#ebas en apoyo de la inspiraci$n de la Biblia4 la me(or e&idencia se enc#entra en el hecho de 0#e la acci$n del Libro en la 'istoria apoya s#s propias afirmaciones. S# poder se ha manifestado en las &idas transformadas de millones de personas 0#e han p#esto s# confian.a en las palabras y las promesas de la Escrit#ra. B. EL TESTI%!NI! DE CRIST! El hecho de 0#e la Biblia est- inspirada por el Espírit# Santo est- apoyado por m#chas e&idencias internas de 0#e es4 ciertamente4 la Palabra de ios4 y est- confirmado por el poder de la Palabra de ios para infl#enciar y transformar a los hombres. e todas las e&idencias4 sin embar*o4 #na de las m-s importantes es el testimonio de n#estro Se/or 1es#cristo mismo de 0#e4 efecti&amente4 la Biblia est- inspirada por ios. onde0#iera 0#e 1es#cristo cita la Escrit#ra 3y El lo hi.o con frec#encia3 lo hi.o como teniendo la a#toridad y el completo

reconocimiento de 0#e había lle*ado a manos de los hombres por la inspiraci$n del Espírit# Santo. e ac#erdo con !ateo G%=;4 Cristo afirma 0#e ni #na (ota ni #na tilde de la Ley 0#edar- sin c#mplimiento Con esto El e)presaba 0#e ni #na (ota 8la letra m-s pe0#e/a del alfabeto hebreoC o #na tilde 8la parte m-s pe0#e/a de #na letra 0#e p#diese cambiar s# si*nificadoC habrían de 0#edar inc#mplidas. Si la precisi$n y la inspiraci$n se e)tienden a cada #na de s#s letras4 Cristo estaba ob&iamente afirmando la inspiraci$n de la totalidad del "nti*#o Testamento. En 1#an =A%@G Cristo afirm$ 0#e 7la Escrit#ra no p#ede ser 0#ebrantada74 no p#ede fallar. Fna y otra &e. el N#e&o Testamento afirma #n e)acto c#mplimiento del "nti*#o Testamento4 como en !ateo =%::4 :@ 8cf. !t. ?%=?< ;%=9< =:%=9< =G%93;< :=%?3G< ?:< ::%:B< :>%@=4 G>< :9%B4 =A4 @GC. Estas referencias procedentes del E&an*elio de !ateo son típicas de lo 0#e se dif#nde por todo el N#e&o Testamento en s# totalidad. Incl#so c#ando afirma #n cambio dispensacional o #na modificaci$n de #na re*la de &ida4 la a#toridad y la inspiraci$n de las declaraciones ori*inales de la Escrit#ra no se disc#ten en absol#to 8!t. =B%93=:C. Las anotaciones procedentes del "nti*#o Testamento se e)tienden a c#al0#ier secci$n importante y con frec#encia son de libros 0#e son los m-s disc#tidos por los críticos liberales4 tales como el e#teronomio4 1on-s4 y aniel 8 t. >%=>< cf. !t. =:%?A< n. B%:9< =:%==< cf. !t. :?%=GC. Es imposible poner en tela de (#icio la inspiraci$n del "nti*#o Testamento sin d#dar del car-cter y &eracidad de 1es#cristo. Es por esta ra.$n 0#e la ne*aci$n de la inspirada Palabra de ios cond#ce a la ne*aci$n del Herbo encarnado de ios. 1es#cristo no s$lo afirm$ la inspiraci$n y la infalible e)actit#d del "nti*#o Testamento4 sino 0#e El predi(o la escrit#ra del N#e&o. e ac#erdo con 1#an =>%=:3=@4 los discíp#los iban a recibir la &erdad procedente del Espírit# Santo desp#6s 0#e Cristo h#biese ascendido a los cielos. Cristo estableci$ 0#e los discíp#los serían los testi*os de la &erdad 8!t. :;%=B< Lc. =A%::3:@< 1n. =G%:9< 'ch. =%;C. 1es5s otor*$ a los discíp#los a#toridad en s# pron#nciamiento y dif#si$n de la &erdad 8Lc. =A%=>< 1n. =@%=B< =9%=?4 =;< 'e. :%@3?C. Conforme f#e escribi6ndose el N#e&o Testamento4 s#s a#tores se hallaban conscientes de 0#e eran *#iados por el Espírit# de ios y libremente afirmaron 0#e el N#e&o Testamento estaba inspirado al i*#al 0#e el "nti*#o. e la misma forma 0#e a&id escribi$ por el Espírit# 8!t. ::%?@C4 y como el salmista f#e inspirado 8'e. @%93==< cf. Sal. BG%93==C4 el N#e&o Testamento4 en i*#al forma4 afirma s# inspiraci$n. En = Timoteo G%=;< e#teronomio :G%? y L#cas =A%9 se cita la Escrit#ra como i*#almente inspirada. En : Pedro @%=G3=> las Epístolas de Pablo est-n clasificadas como Escrit#ra 0#e tiene 0#e ser recibida como Palabra de ios4 al i*#al 0#e toda la dem-s Escrit#ra. El N#e&o Testamento ob&iamente afirma tener la misma inspiraci$n 0#e el "nti*#o. C. PASA&ES I%P!RTANTES S!BRE LA INSPIRACI!N Fno de los pasa(es f#ndamentales sobre la inspiraci$n de la Biblia se enc#entra en : Timoteo @%=>4 donde se afirma% 7Toda la Escrit#ra es inspirada por ios4 y 5til para ense/ar4 para rear*Dir4 para corre*ir4 para instr#ir en (#sticia.7 Por 7Escrit#ra7 el ap$stol se refiere a las 7Sa*radas Escrit#ras7 mencionadas en : Timoteo @%=G4 incl#yendo tanto el "nti*#o como el N#e&o Testamento. La e)presi$n 7inspirada por ios7 es #na palabra 0#e se halla en el N#e&o Testamento *rie*o4 theopn.eustos, 0#e si*nifica 7el aliento de ios7. Con esto se 0#iere si*nificar definiti&amente 0#e la Escrit#ra procede de ios y por este hecho tiene la misma perfecci$n 0#e caracteri.a al propio ios. Sería absol#tamente imposible para ios el ser el a#tor del error. La inspiraci$n se e)tiende no tanto a los a#tores como a la Palabra de ios en sí misma. En tanto 0#e los a#tores eran falibles y s#(etos a error4 el aliento de ios ins#fl$ a tales a#tores S# infalible Palabra4 diri*i6ndoles con S# di&ino poder4 y lo 0#e est- escrito por ellos f#e ciertamente la infalible Palabra de ios. , por0#e es la Palabra de ios4 es pro&echosa para la doctrina o la ense/an.a4 y para reprobaci$n4 correcci$n e instr#cci$n en la (#sticia. Fna de las importantes c#estiones 0#e s#r*e con frec#encia es% KC$mo p#do ios inspirar la Escrit#ra siendo así 0#e4 de #na parte4 permite s# fact#ra h#mana y4 de otra4 se prod#ce la inspirada Palabra de ios sin errorM La c#esti$n de c$mo ios lle&a a cabo #n acto sobrenat#ral es siempre inescr#table< sin embar*o4 se p#ede captar al*#na l#. sobre el partic#lar en : Pedro =%:=4 donde4 en relaci$n con #na profecía de la Escrit#ra4 se declara% 7Por0#e n#nca la profecía f#e traída por &ol#ntad h#mana4 sino 0#e los santos hombres de ios hablaron siendo inspirados por el Espírit# Santo.7 Tanto si se trataba de profetas &erbales o de profetas 0#e lo p#sieron por escrito4 la e)plicaci$n es 0#e ellos f#eron 7mo&idos e imp#lsados por el Espírit# Santo7. La trad#cci$n de la palabra 7mo&ido7 es la 0#e corresponde a lle&ar #n peso4 #n cometido. En esta declaraci$n4 p#es4 los a#tores h#manos son lle&ados hacia #n destino y #n ob(eti&o deseado por ios4 de la misma forma 0#e #n barco lle&a a s#s pasa(eros hacia s# destino final. "#n0#e los pasa(eros 0#e &ia(an en #n barco tienen #na cierta libertad h#mana y

p#eden mo&erse libremente dentro de la na&e4 no p#eden e&itar 0#e4 de #na forma se*#ra y decidida4 la na&e &aya a s# destino marcado de antemano. Si bien esta e)plicaci$n no es completa para il#strar la inspiraci$n4 p#es s# clarificaci$n estm-s all- de la comprensi$n h#mana4 se hace patente 0#e los a#tores h#manos no 0#edaron en libertad de c#mplir s#s propios desi*nios4 ni e(ercieron4 por tanto4 s# personal prop$sito. ios act#aba dentro de ellos4 ins#fl-ndolos S#s pensamientos y #tili.-ndoles como canales adec#ados para la consec#ci$n de tal obra. Es ind#dable 0#e al*#na parte de la Escrit#ra est#&o dictada e)presamente por ios4 como4 por e(emplo4 la entre*a de la Ley en E)odo :A%=3=9. Fna y otra &e. el "nti*#o Testamento declara 0#e 7 ios di(o7 8Gn. =%@C. Jtra e)presi$n frec#ente es 0#e 7lle*$ la palabra del Se/or7 a #no de los profetas 8cf. 1er. =%:< Js. =%=< 1on. =%=< !i. =%=< Sof. =%=< 'a*. =%=< Oac. =%=C. En otras sit#aciones ios habl$ mediante &isiones J s#e/os 8 n. :%=C4 o apareci$ en forma de &isi$n 8 n. 9%=C. "#n0#e p#dieran &ariar las formas y las circ#nstancias de la di&ina re&elaci$n4 en todas ellas ios habla con #na perfecta a#toridad4 #na absol#ta precisi$n y de forma inerrable. Por todo esto4 la Palabra de ios participa de la misma c#alidad de &erdad absol#ta4 propia de la persona y el car-cter del propio ios. D. C!NSIDERACI!NES CUALI'ICATIVAS "l declarar 0#e la totalidad de la Biblia es la &erdad y 0#e est- inspirada por ios4 es preciso se/alar 0#e a &eces la Biblia re*istra #na mentira como tal mentira< tal es el caso de la mentira de Satan-s en G6nesis @%?. La Biblia tambi6n re*istra las e)periencias y ra.onamientos de los hombres4 conforme 0#eda il#strado en el Libro de 1ob y en el Eclesiast6s. En ellos4 lo 0#e la Escrit#ra transcribe como palabras de s#s persona(es tiene 0#e ser comprobado por las claras afirmaciones de la &erdad 0#e se hallan e)tendidas por toda la Biblia. e ac#erdo con esto4 al*#nas de las declaraciones de los ami*os de 1ob no son ciertas4 y al*#nos de los pensamientos filos$ficos del Eclesiast6s no &an m-s all- de la sabid#ría h#mana. Siempre 0#e la Biblia establece #n hecho como cierto4 es4 desde l#e*o4 cierto4 tanto sí procede del propio ios como de re&elaci$n4 sean principios morales o #n pro*rama prof6tico4 o bien c#estiones de historia4 *eo*rafía o hechos 0#e tienen relaci$n con la ciencia. Es #n fascinante testimonio de la e)actit#d de la Palabra de ios el 0#e4 a#n0#e los a#tores no p#diesen anticipar los desc#brimientos científicos modernos ni #tili.aron #n len*#a(e t6cnico4 no contradicen4 sin embar*o4 c#al0#ier desc#brimiento 0#e el hombre haya hecho y 0#e sea a#t6nticamente cierto. E)isten problemas en la Biblia 0#e hacen s#r*ir ciertas c#estiones. " &eces4 por falta de informaci$n4 la Biblia parece contradecirse a sí misma4 como4 por e(emplo4 en el relato de la c#raci$n de los cie*os de 1eric$4 donde di&ersos relatos indican dos o #n cie*o 8!t. :A%@A< !r. =A%?>< Lc. =;%@GC y donde el incidente parece haber oc#rrido en otra parte f#era de 1eric$ 8!r. =A%?>< Lc. =B%=C. Problemas de esta clase4 no obstante4 in&itan a #n paciente est#dio y la dific#ltad p#ede ser res#elta si todos los hechos nos f#esen conocidos. Por e(emplo4 e)istieron dos ci#dades en 1eric$% #na anti*#a4 la otra moderna. Cristo p#do m#y bien haber de(ado #na para entrar en la otra. !#chos s#p#estos errores de la Biblia han sido perfectamente aclarados por desc#brimientos y halla.*os ar0#eol$*icos. +ealmente nadie sabe lo s#ficiente como para contradecir los hechos re*istrados y las declaraciones e)p#estas en la Biblia4 tanto si se refieren a la creaci$n del m#ndo4 el ori*en del hombre o si se e)tiende en determinados detalles de orden narrati&o. "dec#adamente comprendida4 la Biblia permanece como el mon#mento de la propia &eracidad de ios y de la &erdad4 y p#ede ser creída como si el propio ios h#biese hablado directamente al indi&id#o 0#e lee la Escrit#ra "#n0#e se han reali.ado intentos para minar y destr#ir la Biblia4 para a0#ellos 0#e b#scan la &erdad respecto a ios contin5a siendo la sola f#ente de a#toridad inerrable de la. re&elaci$n di&ina. PREGUNTAS =. efinir lo 0#e si*nifica la inspiraci$n de la Biblia. :. K'asta 0#6 p#nto la Biblia est- inspiradaM @. KL#6 0#iere si*nificarse por inspiraci$n &erbal y plenariaM ?. K'asta 0#6 p#nto es infalible e inm#ne al error y 0#6 si*nifican estos t6rminosM G. KC$mo se p#ede e)plicar 0#e la Biblia refiere declaraciones falsas de los hombresM >. K'asta 0#6 p#nto se e)tiende la inspiraci$n a las copias y trad#cciones de la BibliaM 9. efinir la teoría de la inspiraci$n mec-nica e indicar por 0#6 es inadec#ada. ;. KC#-les son los problemas de la teoría del concepto de la inspiraci$nM B. KC#-les son los problemas de la teoría de la inspiraci$n parcial o *rados de inspiraci$nM =A. KEn 0#6 difiere el p#nto de &ista neo3ortodo)o de la inspiraci$n4 del ortodo)oM ==. KPor 0#6 el p#nto de &ista nat#ralista de la Biblia tiene 0#e ser recha.adoM =:. KL#6 ense/$ Cristo concerniente a la inspiraci$n de la BibliaM

=@. KEn 0#6 forma apoyan las anotaciones del "nti*#o Testamento la inspiraci$n de dicha parte de la BibliaM =?. KL#6 indicaciones se dan en el N#e&o Testamento de 0#e tambi6n est- inspirado por iosM =G. isc#tir la declaraci$n de : Timoteo @%=>. =>. KEn 0#6 forma contrib#ye : Pedro =%:= al m6todo de la inspiraci$nM =9. Indicar el alcance en el c#al la Biblia afirma s# propia inspiraci$n. =;. KC$mo se relaciona la inspiraci$n con la &erdad de las e)periencias h#manas y s#s ra.onamientos se*5n se halla il#strado en el Libro de 1ob y en el Eclesiast6sM =B. KC#-l debería ser n#estra resp#esta a las aparentes contradicciones de la BibliaM :A. KPor 0#6 es tan importante considerar el tema de la inspiraci$n como #n todoM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La Biblia: S( )e*a + ro ,si)o 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. &ESUCRIST! C!%! TE%A. N#estro Se/or 1es#cristo es el s#premo tema de la Biblia. Leyendo la Escrit#ra4 sin embar*o4 las perfecciones de Cristo en S# Persona y S# obra se hallan presentadas en di&ersos aspectos. 1. &es(-ris)o Co*o Creador. Los primeros capít#los del G6nesis describen la creaci$n del m#ndo como lle&ada a cabo por ios4 #tili.ando la palabra lohim, la c#al incl#ye a ios el Padre4 ios el 'i(o y ios el Espírit# Santo. S$lo c#ando se lle*a al N#e&o Testamento es c#ando 0#eda re&elado claramente 0#e todas las cosas f#eron hechas por Cristo 81n. =%@C. e ac#erdo con Colosenses =% =>3=9% 7Por0#e en 6l f#eron creadas todas las cosas4 las 0#e hay en los cielos y las 0#e hay en la tierra4 &isibles e in&isibles< sean tronos4 sean dominios4 sean principados4 sean potestades< todo f#e creado por medio de 6l y para 6l. , 6l es antes de todas las cosas4 y todas las cosas en 6l s#bsisten.7 Esto no 0#iere decir 0#e ios Padre y ios Espírit# Santo no t#&iesen parte en la creaci$n4 pero se da a Cristo el l#*ar principal como a#tor de la creaci$n del #ni&erso. e ac#erdo con esto4 las perfecciones del #ni&erso refle(an la obra de S#s manos. 2. &es(-ris)o -o*o el s( re*o .obernan)e del *(ndo. P#esto 0#e El es el Creador4 1es#cristo oc#pa tambi6n el l#*ar de s#premo *obernante del Fni&erso. P#esto 0#e la Escrit#ra atrib#ye la completa soberanía al ios Padre4 est- claro 0#e es S# prop$sito el 0#e Cristo debería *obernar el m#ndo 8Sal. :%;3BC. Es prop$sito de ios 0#e toda len*#a ten*a 0#e confesar 0#e Cristo es el Se/or y 0#e toda rodilla se inclinar- ante4 El 8Is. ?G%:@< +o. =?%==< Pil. :%B3==C. La historia del hombre4 a#n0#e re*istra s# rebeli$n contra ios 8Sal. :%=3:C4 re&ela 0#e Cristo est- esperando el día en 0#e s# completa soberanía 0#eda e)presada sobre la totalidad del m#ndo 8Sal. ==A%=C. El día lle*ar- en 0#e Cristo ser- el Se/or de todas las cosas< ser- (#.*ado el pecado y la soberanía de 1es#cristo re&elada 8"p. 19!1"16#. En el c#mplimiento de s# prop$sito ios ha permitido 0#e los *obernantes terrenales hayan oc#pado s#s tronos. Grandes naciones e imperios se han le&antado y han caído4 tales como E*ipto4 "siria4 Babilonia4 el imperio !edopersa4 Grecia y +oma< pero el reino final ser- el reino procedente de los cielos4 sobre el c#al Cristo ha de reinar 8 n. 9%=@3=?C. No solamente es Cristo el +ey 0#e *obernar- todas las naciones4 sino 0#e *obernar- en el trono de. a&id como el 'i(o de a&id4 y especialmente ser- el +ey de Israel 8Lc. =%@=3@@C. Esto4 en partic#lar4 se har- e&idente c#ando El &#el&a y reine sobre la totalidad del m#ndo4 incl#yendo el +eino de Israel. S# soberanía est- tambi6n e)presada en s# relaci$n con la i*lesia4 de la c#al El es la cabe.a 8Ef. =% ::3:@C. Como s#premo. *obernador del m#ndo4 de Israel y de la I*lesia 8Ef. =%:A3:=C4 Cristo es el 1#e. S#premo de todos los hombres 81n. G%:9< cf. Is. B%>39< Sal. 9:%=3:4 ;4 ==C. ". &es(-ris)o -o*o el Verbo En-arnado. En el N#e&o testamento especialmente4 1es#cristo se re&ela como el Herbo Encarnado4 La personificaci$n física de lo 0#e es el propio ios4 y #na re&elaci$n de la nat#rale.a y el ser de ios. En Cristo 0#edan re&elados todos los atrib#tos 0#e pertenecen a ios4 especialmente s# sabid#ría4 poder4 santidad y amor. !ediante 1es#cristo4 los hombres p#eden conocer a ios en #na forma m-s precisa y detallada 0#e en c#al0#ier otra forma de la re&elaci$n di&ina. 1es#cristo es el Herbo 81n. =%=C. e ac#erdo con lo 0#e se dice en 'ebreos =%@4 Cristo4 7siendo el resplandor de s# *loria4 y la ima*en misma de s# s#stancia4 y 0#ien s#stenta todas las cosas con la palabra de s# poder4 habiendo efect#ado la p#rificaci$n de n#estros pecados4 por medio de sí mismo4 se sent$ a la diestra de la !a(estad en las alt#ras7. Es #n prop$sito f#ndamental de ios re&elarse a sí mismo a s#s criat#ras4 mediante 1es#cristo. /. &es(-ris)o -o*o Sal0ador.

En el drama de la historia4 comen.ando con la creaci$n del hombre4 la caída y el fin con los n#e&os cielos y la n#e&a tierra4 la obra de 1es#cristo como Sal&ador es #n tema prominente de la Escrit#ra. Cristo es la simiente prometida 0#e con0#istar- a Satan-s 8Gn. @%=GC. En el "nti*#o Testamento4 Cristo aparece descrito como el sier&o de 1eho&-4 0#ien echar- sobre sí los pecados de la totalidad del m#ndo 8Is. G@%?3>< cf. 1n. =%:BC. Como sacrificio por el pecado4 El tiene 0#e morir sobre la cr#. y s#frir el (#icio del pecado de todo el m#ndo 8= Co. =G%@3?< : Co. G% =B3:=< = P. =%=;?B< = 1n. :%:< "p. =%GC. Como Sal&ador4 El no solamente es el sacrificio por el pecado4 sino tambi6n n#estro S#mo Sacerdote 8'e. 9%:G3:9C. Fno de los prop$sitos centrales de ios4 como se re&ela en la Escrit#ra4 es el de pro&eer la sal&aci$n mediante 1es#cristo para #na ra.a 0#e est- perdida. e ac#erdo con esto4 desde el G6nesis hasta4 el "pocalipsis4 1es#cristo es presentado en forma s#prema4 como el 5nico Sal&ador 8'ch. ?%=:C. B. LA 1IST!RIA DEL 1!%BRE EN LA BIBLIA "#n0#e la Biblia est- f#ndamentalmente prod#cida y dise/ada para la *lorificaci$n de ios4 tambi6n re*istra la historia del hombre4 en estrecha relaci$n con tal prop$sito. La narrati&a en la creaci$n4 en los primeros capít#los del G6nesis c#lmina en la creaci$n de "d-n y E&a. La Escrit#ra4 considerada como #n todo4 contiene #n plan de ios y #n prop$sito para la ra.a h#mana. Conforme &an mostr-ndose los posteriores capít#los4 los soberanos desi*nios de ios est-n ma(est#osamente manifestados en la historia de la ra.a. Los inmediatos descendientes de "d-n y E&a son borrados de la fa. de la tierra en el il#&io4 acaecido en tiempos de No6. En G6nesis =A se relata 0#e los descendientes de No6 forman las tres importantes di&isiones de la ra.a h#mana. esp#6s4 los descendientes de No6 tambi6n fallaron y f#eron (#.*ados en la Torre de Babel4 y ios eli*i$ a "braham para lle&ar a cabo s# prop$sito de re&elarse a sí mismo mediante el p#eblo de Israel. Comen.ando en G6nesis =:4 el tema dominante de la Biblia es la aparici$n y la historia de la naci$n de Israel. La mayor parte del "nti*#o Testamento se oc#pa de esta pe0#e/a naci$n4 en relaci$n con la masa de los *entiles 0#e e)isten respecto a ella. En los prop$sitos de ios esto c#lmina en el N#e&o Testamento con la lle*ada de 1es#cristo4 0#ien de forma s#prema c#mpli$ la promesa dada ori*inalmente a "braham de 0#e mediante s# simiente todas las naciones del m#ndo serían bendecidas. En el N#e&o Testamento emer*e otra importante di&isi$n de la '#manidad4 esto es4 la i*lesia como el c#erpo de Cristo4 comprendiendo tanto a (#díos como a *entiles4 0#ienes creen en 1es#cristo como s# Sal&ador. e esta forma4 el N#e&o Testamento se oc#pa4 en especial mediante los 'echos y las Epístolas4 de los procedimientos de ios con la I*lesia. El libro del "pocalipsis es el *ran clíma) de todo el conte)to. La s#cesi$n de los *randes imperios 3comen.ando con E*ipto y "siria y contin#ando con Babilonia4 el imperio !edopersa4 Grecia y +oma3 tiene como c#lminaci$n el +eino 0#e &iene de los cielos en la se*#nda &enida de Cristo. Los (#díos y los *entiles4 i*#almente4 se enc#entran en el reino milenario con Israel 0#e &e las profecías c#mplidas poseyendo la tierra ba(o s# +ey el !esías4 y las naciones del m#ndo *o.ando tambi6n de las bendiciones del reino milenial. !ientras 0#e el tema de la Escrit#ra se centra en 1es#cristo y relata la historia del m#ndo para el prop$sito de ios y s# *lorificaci$n4 las acciones m-s importantes de ios p#eden4 de ac#erdo con ella4 ser &istas en la demostraci$n de s# soberanía en relaci$n con las naciones4 s# confian.a y fe en relaci$n con Israel y s# *racia con respecto a la i*lesia. La cons#maci$n de todo ello se enc#entra en los n#e&os cielos y la n#e&a tierra4 y la n#e&a 1er#sal6n. , así la historia retrocede y empie.a la Eternidad. C. EL PR!P!SIT! DE LA BIBLIA e ac#erdo con la Palabra de ios escrita4 #n prop$sito s#premo se re&ela en todo lo 0#e ios ha hecho o har-4 desde el comien.o de la creaci$n hasta la m-s le(ana eternidad. Este s#premo prop$sito es la manifestaci$n de la *loria de ios. Para este prop$sito f#eron creados los -n*eles4 f#e dise/ado el #ni&erso material 0#e es como #n refle(o de s# *loria4 y el hombre creado a la ima*en y seme(an.a de ios. En la inescr#table sabid#ría de ios4 incl#so el pecado f#e permitido y pro&ista la redenci$n como #na perspecti&a hacia la reali.aci$n de tal s#premo prop$sito. El 0#e ios manifieste s# *loria est- de ac#erdo con s#s infinitas perfecciones. C#ando el hombre intenta *lorificarse a sí mismo es siempre #na c#esti$n disc#tible4 dada s# imperfecci$n. Para ios4 el manifestar s# *loria es e)presar y re&elar la &erdad4 0#e tiene #na infinita capacidad de bendici$n para la criat#ra. P#esto 0#e ios es infinito en s# ser y absol#to en s# perfecci$n4 El merece la *loria infinita4 y sería #na in(#sticia de infinitas proporciones si se le escatimara la completa e)presi$n de tal honor y *loria 0#e son totalmente s#yas. "l manifestar s# *loria4 ios no est- b#sc-ndose a sí mismo4 sino m-s bien e)presando s# *loria para el beneficio de la creaci$n4 obra s#ya. La re&elaci$n de ios a s#s criat#ras les ha

proporcionado #n ob(eto &aliosísimo para el amor y la de&oci$n4 ha proporcionado asimismo materia para la fe4 y la pa. de la mente4 y ha dado al hombre la se*#ridad de la sal&aci$n en el tiempo y en la eternidad. C#anto m-s comprenda el hombre la *loria de ios4 mayor ser- la bendici$n 0#e enri0#e.ca s# e)istencia y 0#e se proporcione a sí mismo. P#esto 0#e la Biblia es el mensa(e de ios hacia el hombre4 s# prop$sito s#premo es 0#e El p#eda ser *lorificado. La Biblia refiere% 1. L#e 7todas las cosas4 las 0#e hay en los cielos y las 0#e hay en la tierra4 &isibles e in&isibles< sean tronos4 sean dominios4 sean potestades4 sean poderes< todo f#e creado por medio de 6l y para 6l7 8para s# *loria 3Col. =%=>C. Qn*eles y hombres4 el #ni&erso material y toda criat#ra4 todo ha sido creado para s# *loria. 7Los cielos declaran la *loria de ios7 8Sal. =B%=C. 2. La naci$n de Israel es para la *loria de ios 8Is. ?@%94 :=4 :G< >A%=4 @4 :=< 1er. =@%==C. ". L#e la Sal&aci$n es para la *loria de ios 8+o. B%:@C4 ya 0#e ser- #na manifestaci$n de la *racia de ios 8Ef. :%9C y es ahora #na manifestaci$n de la sabid#ría de ios 8Ef. @%=AC. /. L#e todo ser&icio tiene 0#e ser para la *loria de ios 8!t. G%=>< 1n. =G%;< = Co. =A%@=< = P. :%=:< ?%==4 =?C. La Biblia4 en sí misma4 es el instr#mento de ios mediante el c#al El prepara al hombre de ios para toda b#ena obra 8: Ti. @% =>3=9C. #. L#e la n#e&a pasi$n del cristiano es 0#e ios p#eda ser *lorificado 8+o. G%:C. $. Incl#so la m#erte del creyente se dice 0#e es para este fin 81n. :=%=B< Pil. =%:AC. 2. El 0#e sea sal&o est- destinado a compartir la *loria de Cristo 81n. =9%::< Col. @%?C. Tomada como #n todo4 la Biblia difiere en s# tema y prop$sito de c#al0#ier otro libro e)istente en el m#ndo. Se al.a como al*o *lorioso4 refle(ando el l#*ar del hombre en la &ida y s# oport#nidad de sal&aci$n4 el s#premo car-cter y la obra de 1es#cristo como Sal&ador4 y proporciona4 en detalle4 las infinitas *lorias 0#e pertenecen al propio ios. Es el 5nico libro 0#e re&ela la criat#ra de parte de s# Creador4 el plan mediante el c#al el hombre4 con todas s#s imperfecciones4 p#ede ser reconciliado en #na eterna coe)istencia filial con el eterno ios. PREGUNTAS =. KL#6 e&idencia se enc#entra de 0#e Cristo ha participado en la creaci$nM :. KEn 0#6 sentido es Cristo el s#premo *obernante del m#ndo y c$mo est- e)presadoM @. E)plicar c$mo Cristo es la s#prema re&elaci$n de ios. ?. eterminar la tem-tica de la Escrit#ra 0#e trata a Cristo como Sal&ador4 incl#yendo la menci$n de los pasa(es del N#e&o Testamento G K e 0#6 forma re*istra la Biblia lo concerniente a la historia del hombre en el G6nesis =%=M >. KPara 0#6 prop$sito esco*i$ ios a "brahamM 9. KEn 0#6 manera c#lmina la historia de Israel en CristoM ;. KL#6 n#e&o prop$sito se re&ela en el N#e&o TestamentoM B. KL#6 *randes naciones caracteri.an la historiaM =A. istin*#ir los prop$sitos de ios en s# relaci$n con las naciones4 Israel y la i*lesia. == KEn 0#6 medida re&ela la Biblia la *loria de ios como s# prop$sito s#premoM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La Biblia -o*o re0ela-i,n di0ina 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. '!R%AS DE LA REVELACI!N DIVINA La Biblia tiene como ob(eti&o y prop$sito el ser la re&elaci$n del ser4 las obras y el pro*rama de ios. L#e #n ios infinito b#scase el re&elarse a sí mismo a s#s criat#ras4 es ra.onable y esencial para el c#mplimiento de los prop$sitos de ios en la creaci$n. Es4 por otra parte4 nat#ral 0#e los seres racionales intenten saber al*o respecto al Creador 0#e les ha dado &ida. Si el hombre es el m-s alto orden de las criat#ras4 0#e tiene la capacidad de reconocer y tener #na intima com#ni$n con el Creador4 es4 por tanto4 tambi6n ra.onable esperar 0#e el Creador se com#nicase con s#s criat#ras4 re&el-ndoles s# prop$sito y s# &ol#ntad. 'ay tres &ías de m-)ima importancia y 0#e han sido #tili.adas por ios para re&elarse a sí mismo. 1. La revelación de &ios en la creación. El poder eterno y el car-cter de ios se re&elan por las cosas 0#e han sido creadas 8+o. =%:AC. El m#ndo de las cosas nat#rales4 siendo #na obra de ios4 m#estra 0#e ios es #n ios infinito en poder y sabid#ría y 0#e ha dise/ado y creado el m#ndo físico para #n prop$sito inteli*ente. La re&elaci$n de ios mediante la Nat#rale.a4 sin embar*o4 tiene s#s limitaciones4al no aparecer claramente manifestado el amor y la santidad de ios. !ientras 0#e la re&elaci$n en la Nat#rale.a es s#ficiente para 0#e ios p#eda (#.*ar al m#ndo pa*ano por no adorarle como s# Creador4 no re&ela #n camino de sal&aci$n mediante el c#al los pecadores p#edan ser reconciliados con #n ios santo4 sa*rado.

2. 'evelación en (risto. Fna s#prema re&elaci$n de ios f#e s#ministrada en la persona y la obra de Cristo4 0#e naci$ en s# debido tiempo 8G-. ?%?C. El 'i(o de ios &ino al m#ndo para re&elar a ios a los hombres en t6rminos 0#e p#diesen comprender. Por s# lle*ada como hombre mediante el acto de la encarnaci$n4 los hechos relacionados con ios4 0#e de otra forma h#biesen sido m#y difíciles para la comprensi$n h#mana4 se trasladan al limitado alcance de la comprensi$n y el entendimiento h#manos. "sí p#es4 en Cristo4 no s$lo se re&ela el poder y la sabid#ría de ios4 sino tambi6n s# amor4 la bondad di&ina4 s# santidad y s# *racia. Cristo declar$% 7El 0#e me ha &isto a mí4 ha &isto al Padre7 81n. =?%BC. En consec#encia4 el 0#e conoce a 1es#cristo4 tambi6n conoce al ios Padre. ". La revelación en la )alabra escrita. La Palabra escrita de ios es capa.4 sin embar*o4 de re&elar a ios en t6rminos incl#so m-s e)plícitos de los 0#e p#edan ser obser&ados en la persona y obra de Cristo. Como pre&iamente se ha demostrado4 es la Biblia la 0#e nos presenta a 1es#cristo tanto como el ob(eto de las profecías4 como en s# c#mplimiento. Con todo4 la Biblia &a a5n m-s all-< dando detalles respecto a Cristo4 m#estra el pro*rama de ios para Israel4 para las naciones4 así como para la i*lesia4 y trata de m#chos otros temas de la historia del *6nero h#mano y del #ni&erso. La Biblia no s$lo presenta a ios como s# tema f#ndamental4 sino 0#e tambi6n nos m#estra s#s prop$sitos. La re&elaci$n escrita lo incl#ye todo en sí misma. E)pone de la forma m-s clara y con&incente todos los hechos 0#e conciernen a ios y 0#e est-n re&elados en la Nat#rale.a4 y proporciona el 5nico re*istro 0#e ata/e a la manifestaci$n de ios en Cristo. Tambi6n se e)tiende la di&ina re&elaci$n en *randes detalles 0#e se relacionan con ios Padre4 'i(o y Espírit# Santo4 los -n*eles4 los demonios4 el hombre4 el pecado4 la sal&aci$n4 la *racia y la *loria. La Biblia4 p#es4 p#ede ser considerada como el complemento perfecto de la di&ina re&elaci$n de ios4 parcialmente re&elada en la Nat#rale.a4 y m-s plenamente re&elada en Cristo4 y re&elada completamente en la Palabra escrita. B. REVELACI!N ESPECIAL " tra&6s de toda la historia del hombre4 ios ha s#ministrado #na re&elaci$n especial. Se re*istran m#chas ocasiones en la Palabra de ios en 0#e habla directamente al hombre4 como El lo hi.o en el (ardín del Ed6n4 o a los profetas del "nti*#o Testamento4 o a los ap$stoles en el N#e&o. "l*#nas de estas re&elaciones especiales f#eron re*istradas en la Biblia y forman el 5nico y a#tori.ado re*istro inspirado 0#e tenemos de tal re&elaci$n especial. Fna &e. completos los >> libros de la Biblia4 la re&elaci$n especial en el sentido ordinario de la e)presi$n parece haber cesado. Nadie ha sido capa. de a/adir con 6)ito #n solo &ersíc#lo a las Escrit#ras como declaraci$n &erdadera. Las a/adid#ras ap$crifas son claramente inferiores y sin la inspiraci$n propiamente dicha 0#e caracteri.a siempre todo escrito de la Escrit#ra. En l#*ar de la re&elaci$n especial4 sin embar*o4 #na obra del Espírit# Santo ha caracteri.ado especialmente la edad presente. "sí como el Espírit# de ios il#mina o arro(a l#. sobre las Escrit#ras4 hay #na forma le*ítima de tiempo presente en la re&elaci$n procedente de ios4 en la c#al las ense/an.as de la Biblia se aclaran y se aplican a la &ida de los indi&id#os y las circ#nstancias. Empare(ada con la obra de il#minaci$n est- la obra del Espírit# como *#ía4 c#ando las &erdades *enerales escrit#rísticas se aplican a las necesidades partic#lares de #n indi&id#o. "#n0#e ambas cosas 3la *#ía y la il#minaci$n3 son obras *en#inas de ios4 no *aranti.an 0#e #n indi&id#o comprenda perfectamente la Biblia4 o en todos los casos la comprenda adec#adamente con la *#ía de ios. "sí4 mientras 0#e la il#minaci$n y la *#ía son #na obra del Espírit#4 no poseen la infalibilidad de la Escrit#ra4 p#esto 0#e los receptores son seres h#manos de por sí falibles. "parte de esta obra del Espírit# de ios4 no obstante4 al re&elar lo 0#e si*nifica la Escrit#ra4 no hay comprensi$n real de la &erdad4 como se declara en = Corintios :%=A. La &erdad de la Palabra de ios necesita ser re&elada a nosotros por el Espírit# de ios4 y necesitamos ser ense/ados por el Espírit# 8= Co. :%=@C. Se*5n = Corintios :%=?4 7... el hombre nat#ral no percibe las cosas 0#e son del Espírit# de ios4 por0#e para 6l son loc#ra y no las p#6de entender4 por0#e se han de discernir espirit#almente7. En consec#encia4 la Biblia es #n libro cerrado4 por lo 0#e respecta a s# &erdadero si*nificado4 para 0#ien no sea cristiano y no est6 ense/ado por el Espírit#. Ello re0#iere4 adem-s4 por parte del indi&id#o est#dioso de la Escrit#ra4 #na íntima pro)imidad con ios en la c#al el Espírit# de ios sea capa. de re&elar s# &erdad. C. INTERPRETACI!N "l recibir la re&elaci$n 0#e pro&iene a tra&6s del Espírit# Santo4 en la forma en 0#e El ense/a la Palabra de ios a #n creyente en Cristo4 los problemas de interpretaci$n de la Biblia se hacen e&identes. Son necesarias ciertas re*las b-sicas si se tiene 0#e comprender la ciencia de la interpretaci$n4 llamada 7hermen6#tica7. "#n0#e e)iste confian.a y se*#ridad en el

Espírit# Santo para la instr#cci$n en la Palabra de ios4 hay ciertos principios 0#e tienen 0#e ser en#merados. 1. El propósito de la Biblia como un todo. "l interpretar la Biblia4 cada te)to tiene 0#e ser tomado a la l#. del contenido total de la Escrit#ra4 para 0#e la Biblia no se contradi*a a sí misma. 2. El mensaje particular de cada libro de la Biblia. La interpretaci$n de la Escrit#ra necesita siempre tomar en consideraci$n el prop$sito del libro4 del c#al forma parte. Fn est#dio del Eclesiast6s es4 se*5n esto4 completamente diferente del de #n libro como el "pocalipsis4 o los Salmos4 y la interpretaci$n tiene 0#e estar en relaci$n con el prop$sito del libro. ". * +ui,n va diri-ido. !ientras 0#e toda la Escrit#ra ha recibido por i*#al la inspiraci$n de ios4 no toda Escrit#ra es i*#almente aplicable. !#chas falsas doctrinas se han prod#cido mediante #na err$nea aplicaci$n de la Escrit#ra. e esta forma4 la c#esti$n se plantea en lo concerniente a 0#i6n se considera en #n pasa(e partic#lar. Es preciso distin*#ir la aplicaci$n primaria y sec#ndaria. La aplicaci$n primaria p#ede e)tenderse s$lo al indi&id#o o *r#po a 0#ien &a diri*ida la Escrit#ra4 como4 por e(emplo4 la Epístola a los G-latas o #n salmo escrito por a&id. 'ay casi siempre #na se*#nda aplicaci$n4 c$mo las &erdades partic#lares se prod#cen el te)to escrit#rístico y 0#e se desc#bre 0#e tienen #na aplicaci$n *eneral m-s allde a0#el a 0#ien est-n realmente diri*idas. "sí4 mientras la ley en el "nti*#o Testamento estdiri*ida a Israel4 los cristianos p#eden est#diarla con pro&echo como #na re&elaci$n de la santidad de ios4 cambiando al*#nos partic#lares en s# aplicaci$n a nosotros. /. El contexto. Fna de las importantes consideraciones en la e)posici$n de c#al0#ier te)to es considerar el conte)to inmediato. Con frec#encia esto proporciona la pista para lo 0#e f#e escrito intencionadamente en esa declaraci$n partic#lar. La Escrit#ra 0#e precede y si*#e c#al0#ier &ersíc#lo dado ay#da al lector a comprender tal &ersíc#lo en sí mismo. #. Las ense.an/as similares en otra parte de la )alabra de &ios. ,a 0#e la Biblia no p#ede contradecirse a sí misma4 c#ando se hace #na declaraci$n teol$*ica en #n &ersíc#lo ha de estar armoni.ada con c#al0#ier otra declaraci$n teol$*ica similar en otra parte. Esta es la tarea partic#lar de la teolo*ía sistem-tica4 la c#al intenta tomar toda la re&elaci$n di&ina y e)poner de forma clara y con&incente s# contenido en #na forma doctrinal 0#e no sea contradictoria de c#al0#ier porci$n o parte de la Sa*rada Escrit#ra. Con frec#encia4 #nos libros se complementan recíprocamente con otros. Por e(emplo4 el libro del "pocalipsis repetidamente depende para s# interpretaci$n del libro de aniel # otro del "nti*#o Testamento4 en s#s profecías. Si el Espírit# Santo es el a#tor de la totalidad de la Palabra de ios4 lo 0#e se dice en #n l#*ar4 debe ay#darnos a comprender lo 0#e se dice en otro4 en la Escrit#ra. $. Ex,-esis precisa de las palabras en un texto particular. La Biblia f#e escrita ori*inalmente en hebreo y en *rie*o4 y con frec#encia se presenta la dific#ltad de s# correcta trad#cci$n. Por tanto4 el conocimiento del len*#a(e ori*inal es m#y necesario para determinar con e)actit#d lo 0#e dice el te)to. Los est#diosos de la Escrit#ra 0#e no disponen de esos rec#rsos t6cnicos4 p#eden ay#darse frec#entemente por comentarios y e)posiciones hechos por a#tores capacitados para arro(ar l#. sobre #n te)to partic#lar. "#n0#e para la mayor parte de los prop$sitos #na b#ena trad#cci$n es s#ficiente4 #n est#dioso 0#e pon*a c#idado en s# esf#er.o se ay#dar- a &eces cons#ltando traba(os de a#toridades competentes4 capaces de aclarar #n te)to específico. Por a/adid#ra4 para determinar el si*nificado real de las palabras4 la adec#ada interpretaci$n as#me 0#e cada palabra tiene s# si*nificado literal normal4 a menos 0#e haya b#enas ra.ones para considerarla como #na fi*#ra del disc#rso. Por e(emplo4 la tierra prometida a Israel no debe ser considerada como #na referencia al cielo4 sino m-s bien como #na referencia literal a la Tierra Santa. Por la misma ra.$n4 las promesas dadas a Israel no deberían ser espirit#ali.adas para aplicarlas a los creyentes *entiles en Cristo. La re*la de interpretaci$n es 0#e las palabras deben tener s# si*nificado normal4 a menos 0#e el conte)to indi0#e claramente 0#e se intenta emplear #na fi*#ra de dicci$n en el disc#rso. 2. )recauciones contra los prejuicios. Si bien es adec#ado para c#al0#ier int6rprete de la Escrit#ra el apro)imarse a #n pasa(e con la con&icci$n teol$*ica 0#e s#r*e del est#dio de la totalidad de la Biblia4 hay 0#e tener c#idado en no retorcer el te)to respecto a lo 0#e no dice4 con ob(eto de armoni.arlo con ideas preconcebidas. Cada te)to debe hablar por sí mismo4 y ello hay 0#e permitirlo incl#so si de(a temporalmente sin resol&er al*#nos problemas de armoni.aci$n con otra parte de la Escrit#ra. "l interpretar la Biblia4 es importante considerar a la Escrit#ra como #na comprensi&a re&elaci$n 0#e tiene como fin el ser comprendida por todos los 0#e son ense/ados por el Espírit#. La Biblia tiene la intenci$n de com#nicar la &erdad4 y c#ando est- adec#adamente interpretada4 contiene en sí #n sistema de doctrina 0#e es armonioso y no contradictorio.

PREGUNTAS =. KPor 0#6 es ra.onable as#mir 0#e ios haya deseado re&elarse a sí mismo al hombreM :. KC#-l es la e)tensi$n y la limitaci$n de la re&elaci$n en la Nat#rale.aM @. K'asta 0#6 e)tremo es Cristo #na re&elaci$n de iosM ?. KPor 0#6 ha sido la Palabra escrita necesaria para re&elar a ios completamenteM G. KC#-les son al*#nos de los temas m-s importantes de la re&elaci$n di&ina y 0#e no p#eden ser aprendidos en la Nat#rale.aM >. KL#6 0#iere si*nificarse por re&elaci$n especialM 9. KL#6 obra del Espírit# ha reempla.ado hoy la re&elaci$n especial y por 0#6 es ello necesarioM ;. KPor 0#6 es preciso tomar en consideraci$n a la Biblia como #n todo4 al i*#al 0#e el mensa(e partic#lar de cada libro de los 0#e componen la Escrit#raM B. KC#-les son los peli*ros de aplicar mal la Escrit#ra4 y por 0#6 es preciso distin*#ir la aplicaci$n primaria y sec#ndariaM =A. K" 0#6 se contrib#ye con el conte)to de c#al0#ier pasa(eM ==. KPor 0#6 es preciso 0#e la interpretaci$n de #n te)to est6 en armonía con otros pasa(es bíblicosM =:. K'asta 0#6 e)tremo se re0#iere 0#e la e)6*esis sea precisaM =@. K'asta 0#6 e)tremo debería el si*nificado normal de las palabras determinar el si*nificado de #n pasa(eM =?. KC#-l es el peli*ro de los pre(#icios al interpretar la Escrit#raM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La Trinidad de Dios 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. EL CREER EN LA EXISTENCIA DE DI!S La creencia de 0#e e)iste #n ser di&ino m#cho m-s *rande 0#e el hombre4 ha sido com5n en todas las c#lt#ras y ci&ili.aciones. Esto se debe4 en parte4 al hecho de 0#e el hombre ra.ona 0#e tiene 0#e e)istir #na e)plicaci$n para n#estro m#ndo y para la e)periencia h#mana y 0#e s$lo #n ser s#perior al hombre ser&iría para poder e)plicarlo. El hombre4 int#iti&amente4 por s# propia nat#rale.a reli*iosa4 propende a b#scar #n ser 0#e de al*5n modo es m#cho m-s alto y s#perior a 6l. Esto tambi6n p#ede ser e)plicado4 en parte4 por la obra del Espírit# Santo en el m#ndo y 0#e se e)tiende a toda criat#ra4 #na obra 0#e se desi*na en Teolo*ía como *racia com5n4 en contraste con la obra especial del Espírit# relacionada con la sal&aci$n del hombre. El moderno fen$meno de m#chos 0#e afirman ser ateos s#r*e de la per&ersi$n de la mente h#mana y la ne*aci$n de 0#e es posible c#al0#ier e)plicaci$n racional del #ni&erso. e ac#erdo con esto4 la Biblia declara 0#e #n ateo es #n loco est5pido 8Sal. =?%=C. Jrdinariamente4 el hombre no b#sca pr#ebas de s# propia e)istencia4 ni de la e)istencia de las cosas materiales4 0#e reconoce por s#s sentidos. "#n0#e ios es in&isible en s# persona4 s# e)istencia es tan e&idente 0#e los hombres por lo *eneral no re0#ieren pr#ebas para el hecho de ios. La d#da de la e)istencia de ios es debida e&identemente a la per&ersidad del propio hombre4 a s# ce*#era y a la infl#encia sat-nica. La e&idencia de la e)istencia de ios en la creaci$n es tan clara 0#e el recha.arla es el f#ndamento de la condenaci$n del m#ndo pa*ano4 0#e no ha esc#chado el E&an*elio. Se*5n +omanos =%=B3:A4 es 7por0#e lo 0#e de ios se conoce les es manifiesto4 p#es ios se lo manifest$4 por0#e las cosas in&isibles de 6l4 s# eterno poder y deidad4 se hacen claramente &isibles desde la creaci$n del m#ndo4 siendo entendidas7. La re&elaci$n de ios mediante los profetas4 antes de 0#e la Escrit#ra f#ese escrita4 y la re&elaci$n procedente de la Escrit#ra4 ha penetrado4 en cierto *rado4 la conciencia total del hombre hoy día. "#n0#e el m#ndo4 en *eneral4 est- i*norante de la re&elaci$n escrit#rística4 al*#nos conceptos de ios han penetrado en el pensamiento de todo el m#ndo4 de tal forma 0#e la creencia en #na especie de Ser s#perior es *eneralmente cierta incl#so entre hombres a 0#ienes no ha lle*ado directamente la Escrit#ra. "#n0#e los anti*#os fil$sofos *rie*os i*noraron la re&elaci$n bíblica4 no habi6ndoles sido familiar4 hicieron4 sin embar*o4 al*#nos intentos para e)plicar n#estro #ni&erso sobre la base de #n Ser s#perior. Harios sistemas de pensamiento han e&ol#cionado% =C el politeísmo< es decir4 la creencia en m#chos dioses< :C hilo.oísmo4 0#e identifica el principio de la &ida encontrado en toda la creaci$n como siendo ios mismo< @C materialismo4 0#e ar*#ye 0#e la materia f#nciona por sí misma de ac#erdo con #na ley nat#ral y no es preciso nin*5n dios para s# f#ncionamiento4 teoría 0#e apoya el moderno e&ol#cionismo< y ?C panteísmo4 0#e sostiene 0#e ios es impersonal e id6ntico con la propia Nat#rale.a4 y 0#e ios es inmanente4 pero no trascendente. E)isten4 así4 m#chas &ariantes de tales conceptos respecto a ios.

"r*#mentando en fa&or de la e)istencia de ios4 procediendo de los hechos de la creaci$n4 aparte de la re&elaci$n de la Escrit#ra4 p#eden obser&arse c#atro clases *enerales o líneas de ra.$n% =C El ar*#mento ontol$*ico< sostiene 0#e ios tiene 0#e e)istir4 por0#e el hombre #ni&ersalmente cree 0#e e)iste. Esto4 a &eces4 es llamado #n ar*#mento a priori. :C El ar*#mento cosmol$*ico< mantiene 0#e todo efecto necesita tener #na ca#sa s#ficiente4 y4 por tanto4 el #ni&erso4 0#e es #n efecto4 tiene 0#e haber tenido #n Creador como ca#sa. Implicada en este ar*#mento est- la comple(idad de #n #ni&erso ordenado4 0#e no p#do haber tenido e)istencia accidente. @C El ar*#mento teol$*ico< resalta 0#e cada dise/o tiene 0#e haber tenido #n dise/ador4 y como la totalidad de la creaci$n est- intrincadamente dise/ada e interrelacionada4 t#&o4 por tanto4 0#e haber tenido #n *ran dise/ador. El hecho de 0#e todas las cosas f#ncionen (#ntas4 indica 0#e este dise/ador ha tenido necesariamente 0#e haber sido #no de infinito poder y sabid#ría. ?C El ar*#mento antropol$*ico< ar*#ye 0#e la nat#rale.a y e)istencia del hombre res#lta absol#tamente ine)plicable de no ser por la creaci$n de ios4 0#ien tiene #na nat#rale.a similar4 pero m#cho mayor 0#e la del hombre. Implicado en este ar*#mento est- el hecho de 0#e el hombre tiene intelecto 8capacidad para pensarC4 sensibilidad 8capacidad para sentirC y &ol#ntad 8capacidad para reali.ar la elecci$n moralC. Tal e)traordinaria capacidad ap#nta hacia el Fno 0#e tiene similares pero m#cho mayores capacidades y 0#e ha creado al hombre. "#n0#e estos ar*#mentos en fa&or de la e)istencia de ios tienen considerable &alide. y el hombre p#ede ser (#stamente condenado por recha.arlos 8+o. =%=;3:AC4 no han sido s#ficientes para lle&ar al hombre en la apropiada relaci$n con ios o prod#cir #na fe real en ios4 sin la asistencia de la completa re&elaci$n de ios4 confirmando todos los hechos encontrados en la Nat#rale.a4 pero a/adiendo a la re&elaci$n nat#ral m#chas &erdades 0#e 6sta no h#biera des&elado por sí. B. LA UNIDAD DE LA DIVINA TRINIDAD En *eneral4 el "nti*#o Testamento recalca el 6nfasis de la #nidad de ios 8E). :A%@< t. >%?< Is. ??%>C4 #n hecho 0#e tambi6n se ense/a en el N#e&o Testamento 81n. =A%@A< =?%B< =9%==4 ::4 :@< Col. =%=GC. Tanto en el "nti*#o como en #na *ran parte del N#e&o Testamento tambi6n se indica 0#e ios e)iste como #na Trinidad% ios Padre4 ios 'i(o y ios Espírit# Santo. !#chos creen 0#e la doctrina de la Trinidad est- implícita en el #so de la palabra lohim, como #n nombre para ios4 y 0#e est- en #na forma pl#ral y parece referirse al ios trino y #no. En los principios del G6nesis hay referencias al Espírit# de ios4 y los pronombres personales en pl#ral se #san para ios como en el G6nesis =%:>< @%::< ==%9. Prec#entemente4 en el "nti*#o Testamento hay distinci$n dentro de la nat#rale.a de ios4 en t6rminos de Padre4 el 'i(o y el Espírit# Santo. Isaías4 en 9%=?4 habla del 'i(o como Eman#el4 7 ios con nosotros74 0#e tiene 0#e ser distinto del ios Padre y del Espírit#. Este 'i(o es llamado4 en Isaías B%>4 7 ios f#erte4 Padre eterno4 Príncipe de Pa.R. En el Salmo :%94 ios Padre4 referido como 7,o74 indica 0#e es s# prop$sito tener a s# 'i(o como el s#premo soberano sobre la tierra. Por lo mismo 0#e el Padre y el 'i(o 0#edan distin*#idos4 así ios tambi6n se distin*#e del Espírit# Santo4 como en el Salmo =A?%@A4 donde el Se/or en&ía a s# Espírit#. " estas e&idencias hay 0#e a/adir todas las referencias del Qn*el de 1eho&-4 0#e se/ala las apariciones del 'i(o de ios en el "nti*#o Testamento como #no en&iado por el Padre4 y referencias al Espírit# del Se/or4 como el Espírit# Santo4 distinto del Padre y del 'i(o. " esas e&idencias del "nti*#o Testamento el N#e&o a/ade #na re&elaci$n adicional. "0#í4 en la persona de 1es#cristo4 est- el ios Encarnado4 concebido por el Espírit# Santo4 y4 con todo4 'i(o de ios4 el Padre. En el ba#tismo de 1es5s4 la distinci$n de la Trinidad se hace e&idente con ios Padre hablando desde los cielos4 el Espírit# Santo descendiendo como #na paloma y esparciendo l#. sobre El4 y el propio 1es#cristo ba#ti.ado 8!t. @%=>3=9C. Esas distinciones de la Trinidad se obser&an tambi6n en pasa(es tales como 1#an =?%=>4 donde el Padre y el Consolador 0#edan distin*#idos del propio Cristo4 y en !ateo :;%=B4 donde los discíp#los son instr#idos para ba#ti.ar a los creyentes 7en el nombre del Padre4 y del 'i(o4 y del Espírit# Santo7. Las m#chas indicaciones 0#e hay4 tanto en el "nti*#o como en el N#e&o Testamento4 de 0#e ios e)iste o s#bsiste como trino y #no4 han conformado la doctrina de la Trinidad como #n hecho central de todas las creencias ortodo)as4 desde los principios de la i*lesia hasta los tiempos m-s modernos. C#al0#ier des&iaci$n de esto se considera como #n apartamiento de la &erdad escrit#rística. "#n0#e la palabra 7trinidad7 no se da en la Biblia4 los hechos de la re&elaci$n escrit#rística no permiten otra e)plicaci$n. "#n0#e la doctrina de la Trinidad es #n hecho central4 el n5cleo de la fe cristiana est- m-s all- de la comprensi$n h#mana y no tiene paralelo en la e)periencia del hombre. La me(or definici$n es el sostener 0#e4 a#n0#e ios es #no4 El e)iste en tres personas. Estas personas

son i*#ales4 tienen los mismos atrib#tos y son i*#almente di*nas de adoraci$n4 c#lto y fe. Con todo4 la doctrina de la #nidad de la i&inidad est- clara en el sentido de 0#e no hay tres dioses separados4 como tres seres h#manos separados4 tales como Pedro4 Santia*o y 1#an. e ac#erdo con esto4 la &erdadera fe cristiana no es #n triteísmo4 como creencia en tres dioses. Por otra parte4 la Trinidad no tiene 0#e ser e)plicada como tres modalidades de e)istencia4 es decir4 0#e #n solo ios se manifiesta a sí mismo en tres formas. La Trinidad es esencial para el ser de ios y es m-s 0#e #na forma de la re&elaci$n di&ina. Las personas de la Trinidad4 a#n0#e ten*an i*#ales atrib#tos4 difieren en ciertas propiedades. e a0#í 0#e la Primera Persona de la Trinidad sea llamada Padre. La Se*#nda Persona es llamada el 'i(o4 como en&iada por el Padre. La Tercera Persona es el Espírit# Santo4 0#e procede del Padre y del 'i(o. Esto es llamado en teolo*ía la doctrina de la procesi$n4 y el orden no es n#nca in&ertido4 es decir4 el 'i(o n#nca en&ía al Padre4 y el Espírit# Santo n#nca en&ía al 'i(o. e la nat#rale.a de la #nicidad de la i&inidad no e)iste il#straci$n o paralelo en la e)periencia h#mana. "sí p#es4 esta doctrina tiene 0#e ser aceptada por la fe sobre la base de la re&elaci$n escrit#rística4 incl#so a#n0#e est6 m-s all- de toda comprensi$n y definici$n h#manas. C. L!S N!%BRES DE DI!S En el "nti*#o Testamento hay tres nombres atrib#idos a ios. El primer nombre4 71eho&-R o 7,a&674 es el nombre de ios aplicado s$lo al &erdadero ios. El primer nombre aparece en cone)i$n con la creaci$n en el G6nesis :%?4 y el si*nificado del nombre se define en el E)odo @%=@3=? como 7,osoy el 0#e soyR4 es decir4 el e)istente por sí mismo4 el eterno ios El nombre m-s com5n para ios en el "nti*#o Testamento es lohim, #na palabra 0#e es #tili.ada tanto para el &erdadero ios como para los dioses del m#ndo pa*ano. Este nombre aparece en el G6nesis =%=. Se ha debatido m#cho este nombre4 pero parece incl#ir la idea de ser el 7Fno y P#erte74 el Ser 0#e tiene 0#e ser temido y re&erenciado. " ca#sa de estar en #na forma pl#ral parece incl#ir a la Trinidad4 a#n0#e p#eda ser #sado tambi6n en las Personas indi&id#ales de la Trinidad. El tercer nombre de ios en el "nti*#o Testamento es $donai, 0#e com5nmente si*nifica 7d#e/o o se/or74 y es #tili.ado4 no solamente de ios como n#estro #e/o4 sino tambi6n de los hombres 0#e son amos sobre s#s sier&os. Con frec#encia se #ne a lohin, como en G6nesis =G%:< y c#ando es #sado así4 recar*a el 6nfasis del hecho de 0#e ios es n#estro "mo o Se/or. !#chas combinaciones de estos nombres de ios se enc#entran a lo lar*o del "nti*#o Testamento. El m-s frec#ente es 1eho&- Elohim4 o "donai Elohim. " estas combinaciones de los tres primiti&os nombres de ios hay 0#e a/adir m#chos otros comp#estos y 0#e se enc#entran en el "nti*#o Testamento4 tales como 1eho&-3(ir64 0#e si*nifica 7el Se/or pro&eer-7 8Gn. ::%=@3=?C< 1eho&-3rafah4 7el Se/or 0#e sana7 8E). =G%:>C< 1eho&-3nissi4 7el Se/or es n#estra bandera7 8E). =9%;3=GC< 1eho&-3salom4 7el Se/or es n#estra pa.7 81#e. >%:?C< 1eho&-3sidSen#4 7el Se/or es n#estra (#sticia7 81er. :@%>C< 1eho&-3sama4 7el Se/or est- presente7 8E.. ?;%@GC. En el N#e&o Testamento se enc#entran tít#los adicionales en donde la Primera Persona se distin*#e por 7el Padre74 la Se*#nda como 7el 'i(o7 y la Tercera como 7el Espírit# Santo7. Estos tít#los4 por s#p#esto4 se enc#entran tambi6n en el "nti*#o Testamento4 pero son m-s com#nes en el N#e&o. La disc#si$n respecto a estos t6rminos se*#ir- en los capít#los 0#e tratan de las tres Personas de la Trinidad. D. L!S ATRIBUT!S DE DI!S En el Ser esencial de ios hay ciertos atrib#tos inherentes o c#alidades esenciales de ios. Tales atrib#tos est-n eternamente mantenidos por el ios Trino y Fno y son i*#ales para cada persona de la i&inidad. Incl#ído en dichos atrib#tos est- el hecho de 0#e ios es Espírit# 81n. ?%:?C4 ios es &ida 81n. G%:>C4 ios e)iste por sí mismo 8E). @%=?C4 ios es infinito 8Sal. =?G%@C4 ios es inm#table o sin cambios 8Sal. =A:%:9< !al. @%>< St*. =%=9C4 ios es la &erdad 8 t. @:%?< 1n. =9%@C4 ios es amor 8= 1n. ?%;C4 ios es eterno 8Sal. BA%:< 1er. :@%:@3:?C4 ios es omnisciente 8Sal. =?9%?3GC y ios es omnipotente 8!t. =B%:>C. Jtras &ariantes de tales atrib#tos p#eden &erse en el hecho de 0#e ios es b#eno4 ios es misericordioso y ios es soberano. Todas las perfecciones est-n atrib#idas a ios de forma infinita4 y s#s obras4 así como s# Ser4 son perfectos. El *ran dise/o y los detalles del #ni&erso son e&idencia de s# infinita *rande.a y soberanía4 s# poder4 s# sabid#ría. S# plan de Sal&aci$n4 se*5n est- re&elado en las Escrit#ras4 es otra e&idencia de s# amor4 s# (#sticia y s# *racia. Nin*5n aspecto de la creaci$n es demasiado *rande para 0#e El ten*a sobre todo lo e)istente #n completo control4 y ni si0#iera el m-s pe0#e/o detalle4 incl#so la caída de #n *orri$n4 es demasiado pe0#e/o para no 0#edar incl#ido en s# plan soberano. E. LA S!BERANIA DE DI!S Los atrib#tos de ios ponen de manifiesto 0#e ios es lo s#premo sobre todo lo e)istente. No 0#eda nada s#(eto a otro poder4 a#toridad o *loria y no est- s#(eto a nin*#na entidad 0#e

sea s#perior a El. El representa la perfecci$n hasta #n *rado infinito en c#al0#ier aspecto de s# Ser. El no p#ede (am-s ser sorprendido4 derrotado o dismin#ido. No obstante4 sin sacrificar s# a#toridad o comprometer la reali.aci$n final de s# perfecta &ol#ntad4 ios se ha complacido en dar a los hombres #na medida de libertad y de elecci$n4 y para el e(ercicio de esta elecci$n ios mantiene al hombre responsable. " ca#sa de estar el hombre4 en s# depra&ado estado4 cie*o e insensible a la obra de ios4 aparece claro en la Escrit#ra 0#e los hombres no deben apartarse de ios4 s#primiendo al Espírit# de s#s cora.ones 81n. >%??< =>%93==C. el lado h#mano4 sin embar*o4 el hombre es responsable de s# incred#lidad y se le ordena 0#e crea en el Se/or 1es#cristo con el ob(eto de 0#e p#eda ser sal&ado 8'ch. =>%@=C. Es tambi6n &erdad 0#e en los as#ntos de los hombres4 especialmente de los cristianos4 ios act5a para 0#e se c#mpla s# &ol#ntad 8Pil. :%=@C. Con todo4 El no f#er.a a los hombres a 0#e se entre*#en a ios4 sino m-s bien les e)horta a 0#e lo ha*an 8+o. =:%=4 :C. El hecho de 0#e ios haya otor*ado #na cierta libertad al hombre no introd#ce #n factor de incertid#mbre en el #ni&erso4 p#esto 0#e ios se anticipa y conoce hasta el infinito todo lo 0#e los hombres har-n en resp#esta a las infl#encias di&inas y h#manas y 0#e se prod#cen en s#s &idas. S# soberanía4 por tanto4 se e)tiende infinitamente a todo acto4 incl#so si temporalmente ha de ser en el mal4 por permitirlo4 y 0#e en 5ltima instancia todo red#nda en 0#e ios p#eda ser *lorificado. '. EL %ANDAT! DE DI!S El prop$sito soberano de ios se define teol$*icamente como el mandato de ios4 refiri6ndose al plan *eneral 0#e incl#ye todos los acontecimientos de c#al0#ier clase 0#e p#edan oc#rrir. El mandato de ios incl#ye esos acontecimientos 0#e ios hace por sí mismo4 y tambi6n incl#ye todo lo 0#e ios lle&a a cabo mediante la ley nat#ral4 sobre la c#al El es absol#to soberano. !-s difícil de comprender es el hecho de 0#e s# mandato soberano tambi6n se e)tiende a todos los actos de los hombres4 los c#ales est-n incl#idos en s# plan eterno. "#n0#e sea incomprensible para nosotros4 es e&idente 0#e el ios omnisciente4 teniendo #n completo conocimiento de lo 0#e el hombre har- en s# libertad4 al decidir conceder al hombre la libertad de elecci$n4 no introd#ce nin*5n elemento de incertid#mbre. El plan di&ino4 de ac#erdo con esto4 incl#y$ el permitir el pecado como "d-n y E&a lo cometieron4 con todos los res#ltados de esta comisi$n del pecado. Ello incl#ye el di&ino remedio de Cristo4 m#riendo en la cr#.4 y toda la obra del Espírit# Santo en lle&ar a los hombres el arrepentimiento y la fe. "#n0#e la obra de ios en el cora.$n h#mano es inescr#table4 la Biblia determina claramente 0#e si bien4 de #na parte4 lo 0#e el hombre hace f#e incl#ido en el mandato eterno de ios4 de otra4 el hombre opera con libertad de ele*ir y es responsable de s#s libres actos de elecci$n. El mandato de ios no es el fatalismo 33#n control de todos los acontecimientos cie*o y mec-nico334 sino 0#e es el plan inteli*ente4 amoroso y sabio4 en el c#al el hombre4 responsable de s#s actos4 se mantiene responsable por lo 0#e hace4 siendo4 por lo dem-s4 recompensado por s#s b#enas obras. El mandato de ios p#ede ser di&idido en s#bdi&isiones tales como s# mandato de crear4 s# mandato de preser&ar el m#ndo4 s# mandato de Pro&idencia y s# sabio *obierno del #ni&erso. S# mandato incl#ye las promesas o alian.as de ios4 s#s prop$sitos en la i&ina Pro&idencia y s# *racia4 s#premamente manifestada hacia el hombre. "nte seme(ante ios4 el hombre s$lo p#ede inclinarse en s#misi$n4 en amor y en adoraci$n. PREGUNTAS =. KC$mo podemos estimar la creencia com5n en la e)istencia de iosM :. KPor 0#6 el ateísmo es irra.onableM @. KCon 0#6 claridad se manifiesta la re&elaci$n de ios en la Nat#rale.aM ?. efinir c#atro sistemas de pensamiento 0#e intenten e)plicar el #ni&erso sobre la base de #n Ser s#perior. G. KC#-l es el ar*#mento ontol$*ico para la e)istencia de iosM >. KC#-l es el ar*#mento cosmol$*ico para la e)istencia de iosM 9. KC#-l el ar*#mento teol$*icoM ;. KEn 0#6 consiste el ar*#mento antropol$*ico para la e)istencia de iosM B. K'asta 0#6 e)tremo recar*a el 6nfasis el "nti*#o Testamento la #nidad de iosM =A. KEn 0#6 medida ense/a el "nti*#o Testamento la doctrina de la TrinidadM ==. K, en c#-l medida4 tambi6n4 lo hace el N#e&o TestamentoM =:. istin*#ir la doctrina de la Trinidad del triteísmo. =@. KPor 0#6 no p#ede e)plicarse la Trinidad como tres modos de la e)istencia de iosM =?. E)plicar c$mo la Trinidad se distin*#e por determinadas propiedades. =G. Establecer y definir los tres nombres m-s importantes de ios en el "nti*#o Testamento.

=>. KC#-les son al*#nos de los nombres comp#estos 0#e se mencionan para ios en el "nti*#o TestamentoM =9 KC#-les son los nombres distinti&os de las tres personas de la Trinidad en el N#e&o TestamentoM =;. esi*nar al*#nos de los atrib#tos importantes de ios se*5n est- re&elado en la Escrit#ra. =B. KL#6 es lo 0#e 0#iere si*nificarse por soberanía de iosM :A. KL#6 0#iere si*nificarse por el mandato de iosM :=. KEn 0#6 forma p#ede ser s#bdi&idido el mandato de iosM ::. K e 0#6 manera se distin*#e el mandato de ios del fatalismoM :@. KPor 0#6 la re&elaci$n bíblica pide n#estra s#misi$n4 n#estro amor y la adoraci$n en relaci$n con iosM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios el Padre 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. EL PADRE C!%! LA PRI%ERA PERS!NA Se indica 0#e hay tres Personas en la Trinidad 3el Padre4 el 'i(o y el Espírit# Santo3y 0#e ellas son #n solo ios. La Primera Persona es desi*nada como el Padre. Por lo tanto4 el Padre no es la Trinidad4 el 'i(o no es la Trinidad y el Espírit# tampoco es la Trinidad. La Trinidad incl#ye las tres Personas. "#n0#e la doctrina del Padre4 el 'i(o y el Espírit# Santo estpresentada en el "nti*#o Testamento y estos t6rminos se dan a las Personas de la Trinidad4 el N#e&o Testamento define y re&ela la doctrina total. , en esta re&elaci$n neotestamentaria el Padre aparece eli*iendo4 amando y dando< el 'i(o se re&ela s#friendo4 redimiendo y s#stentando< mientras 0#e el Espírit# se manifiesta re*enerando4 impartiendo poder y santificando. La re&elaci$n del N#e&o Testamento se centrali.a en re&elar a 1es#cristo4 pero a la &e.4 presentando a Cristo como el 'i(o de ios4 la &erdad de ios el Padre es de esta manera re&elada. ado el orden irre&ersible del Padre mandando y comisionando al 'i(o4 y el 'i(o mandando y comisionando al Espírit# Santo4 el Padre se desi*na correctamente en teolo*ía como la Primera Persona sin reba(ar en nin*#na manera la inefable deidad de la Se*#nda o la Tercera Persona. En la re&elaci$n concerniente a la paternidad de ios p#eden obser&arse c#atro aspectos diferentes% =C ios como el Padre de toda la creaci$n :C ios el Padre por relaci$n íntima< @C ios como el Padre de n#estro Se/or 1es#cristo4 y ?C ios como el Padre de todos los 0#e creen en 1es#cristo como Sal&ador y Se/or. B. LA PATERNIDAD S!BRE LA CREACI!N "#n0#e las tres Personas participaron en la creaci$n y sostenimiento del #ni&erso físico y de las criat#ras 0#e e)isten en 6l4 la Primera Persona4 o sea ios el Padre4 en #na manera especial es el Padre de toda la creaci$n. e ac#erdo a Efesios @%=?3=G4 Pablo escribe% 7Por esta ca#sa doblo mis rodillas ante el Padre de n#estro Se/or 1es#cristo4 de 0#ien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra.7 "0#í toda la familia de criat#ras morales4 incl#yendo -n*eles y hombres4 son declaradas para constit#ir #na familia de la c#al ios es el Padre. e #na manera similar4 en 'ebreos =:%B la Primera Persona es nombrada como 7el Padre de los espírit#s74 lo 0#e parece otra &e. incl#ir todos los seres morales tales como -n*eles y hombres. e ac#erdo a Santia*o =%=94 la Primera Persona es el 7Padre de las l#ces74 #na e)presi$n pec#liar 0#e parece indicar 0#e El es el ori*inador de toda l#. espirit#al. En 1ob @;%9 los -n*eles se describen como hi(os de ios 81ob =%>< :%=C. " "d-n se le refiere como de ios por creaci$n en L#cas @%@;4 por implicaci$n4 #n hi(o de ios. !ala0#ías :%=A hace la pre*#nta% 7 KNo tenemos todos #n mismo PadreM KNo nos ha creado #n mismo iosM7 Pablo4 diri*i6ndose a los atenienses en la colina de !arte4 lo incl#y$ en este ar*#mento% 7Siendo4 p#es4 lina(e de ios7 8'ch. =9%:BC. En = Corintios ;%> se hace la declaraci$n% 7Para nosotros4 sin embar*o4 s$lo hay #n ios4 el Padre4 del c#al proceden todas las cosas.7 En las bases de estos te)tos hay s#ficiente campo para concl#ir 0#e la Primera Persona de la Trinidad4 como el Creador4 es el Padre de toda la creaci$n4 y 0#e todas las criat#ras 0#e tienen &ida física deben s# ori*en a El. Solamente en este sentido es correcto referirse a la paternidad #ni&ersal de ios. Todas las criat#ras participan en este sentido en la hermandad #ni&ersal de la creaci$n. Esto no (#stifica4 sin embar*o4 el mal #so de esta doctrina por los te$lo*os liberales para ense/ar la sal&aci$n #ni&ersal4 o 0#e cada hombre tiene a ios como s# Padre en #n sentido espirit#al. C. LA PATERNIDAD P!R UNA 3NTI%A RELACI!N

El concepto y relaci$n del padre y el hi(o se #san en el "nti*#o Testamento en m#chas instancias para relacionar a ios con Israel. e ac#erdo a E)odo ?%::4 !ois6s instr#y$ al Para$n% 71eho&- ha dicho así% Israel es mi hi(o4 mi primo*6nito.7 Esto era m-s 0#e ser meramente s# Creador y era menos 0#e decir 0#e ellos eran re*enerados4 p#es no todo Israel tenía &ida espirit#al. "firma #na relaci$n especial de c#idado di&ino y solicit#d para con Israel similar a la de #n padre hacia #n hi(o. Prediciendo el fa&or especial sobre la casa de a&id4 ios re&el$ a a&id 0#e s# relaci$n hacia Salom$n sería como de #n padre hacia #n hi(o. El di(o a a&id% 7,o le ser6 a 6l padre4 y 6l me ser- a mi hi(o7 8: S.9%=?C. En *eneral4 ios declara 0#e s# c#idado como #n Padre sersobre todos 0#ienes confían en El como s# ios. e ac#erdo al Salmo =A@%=@4 la declaraci$n se hace% 7Como el padre se compadece de s#s hi(os4 se compadece 1eho&- de los 0#e le temen.7 D. EL PADRE DE NUESTR! SE4!R &ESUCRIST! La re&elaci$n m-s importante y e)tensa con respecto a la paternidad de ios se relaciona con la &inc#laci$n de la Primera Persona a la Se*#nda Persona. La Primera Persona se describe como 7el ios y Padre de N#estro Se/or 1es#cristo7 8Ef. =%@C. La re&elaci$n teol$*ica m-s comprensi&a del N#e&o Testamento es 0#e ios el Padre4 la Primera Persona4 es el Padre del Se/or 1es#cristo4 la Se*#nda Persona. El hecho de 0#e 1es#cristo en el N#e&o Testamento se refiere frec#entemente como el 'i(o de ios4 y 0#e los atrib#tos y obras de ios le son constantemente asi*nados4 constit#ye de #na &e. la pr#eba de la deidad de 1es#cristo y la doctrina de la Trinidad como #n todo4 con Cristo como la Se*#nda Persona en relaci$n a la Primera Persona4 como #n hi(o estrelacionado a #n padre. Los te$lo*os4 desde el si*lo l han l#chado con #na definici$n precisa de c$mo ios es el Padre de la Se*#nda Persona. Jb&iamente los t6rminos 7padre7 e 7hi(o7 son #sados de parte de ios para describir la íntima relaci$n de la Primera y Se*#nda Persona4 sin c#mplir necesariamente todos los aspectos 0#e serían &erdaderos en #na relaci$n h#mana de padre e hi(o. Esto es especialmente e&idente en el hecho de 0#e ambos 3el Padre y el 'i(o3 son eternos. El error de "rrio en el si*lo IH4 0#e el 'i(o f#e el primero de todos los seres creados4 f#e den#nciado por la I*lesia temprana como #na here(ía4 en &ista del hecho de 0#e la Se*#nda Persona es tan eterna como la Primera Persona. "l*#nos te$lo*os4 mientras 0#e afirmaban la pree)istencia de la Se*#nda Persona4 han intentado empe.ar el papel de la Se*#nda Persona como #n %i&o en al*5n tiempo en la creaci$n4 en la Encarnaci$n4 o en al*5n p#nto s#bsi*#iente de especial reconocimiento hacia la Se*#nda Persona4 como s# ba#tismo4 s# m#erte4 s# res#rrecci$n o s# ascensi$n. Todos estos p#ntos de &ista4 sin embar*o4 son falsos4 ya 0#e la Escrit#ra parece indicar 0#e la Se*#nda Persona ha sido #n 'i(o en relaci$n a la Primera Persona desde toda la eternidad. La relaci$n de Padre e 'i(o4 por lo tanto4 se refiere a la deidad y #nidad de la Santa Trinidad desde toda la eternidad4 en contraste a la Encarnaci$n4 en la c#al el Padre estaba relacionado a la h#manidad de Cristo4 la c#al empe.$ en #n tiempo. entro de la ortodo)ia4 y en conformidad a ella4 las palabras del Credo de Nicena 8@:G d.C.C 3en resp#esta a la here(ía arriana del si*lo IH3 declaran% 7el Fni*6nito 'i(o de ios4 en*endrado del Padre antes 0#e todos los m#ndos< ios de dioses4 L#. de l#.4 ios absol#to4 en*endrado4 no hecho4 siendo de #na s#stancia con el TPadreR. En i*#al manera4 el Credo de "tanasio declara% 7El 'i(o es del Padre solamente< no hecho ni creado4 sino en*endrado... desde la eternidad de la s#stancia del Padre.7 Fsando los t6rminos TPadreR e T'i(oR para describir la Primera y Se*#nda Personas4 los t6rminos son ele&ados a s# m-s alto ni&el4 indicando #nidad de &ida4 #nidad de car-cter y atrib#tos4 y a#n #na relaci$n en la c#al el Padre p#diera dar y en&iar al 'i(o4 a#n c#ando esto se relaciona esencialmente con la obediencia del 'i(o m#riendo en la cr#.. La obediencia de Cristo est- basada sobre s# calidad de 'i(o4 no en nin*#na desi*#aldad con ios el Padre en la #nidad de la Trinidad. !ientras 0#e la relaci$n entre la Primera y la Se*#nda Personas de la Trinidad es en realidad como la de #n padre con s# hi(o y la de #n hi(o con s# padre 8: Co. =%@< G-. ?%?< 'e. =%:C4 el hecho en sí de esta relaci$n il#stra #na &erdad &ital 0#e para hacerse accesible a nosotros condesciende a e)presarse en la forma de pensamiento 0#e corresponde a #na mente finita. "#n0#e bre&emente mencionada en el "nti*#o Testamento 8Sal. :%9< Is. 9%=?< B%>39C4 es #na de las ense/an.as m-s amplias del N#e&o Testamento4 como p#ede &erse en los p#ntos 0#e se/alamos a contin#aci$n% 1. Se declara 0#e el 'i(o de ios ha sido en*endrado por el Padre 8Sal. :%9< 1n. =%=?4 =;< @%=>4 =;< = 1n. ?%BC. 2. El Padre reconoce como s# 'i(o al Se/or 1es#cristo 8!t. @%=9< =9%G< Lc. B%@GC.

". El Se/or 1es#cristo reconoce a la Primera Persona de la Trinidad como s# Padre 8!t. ==%:9< :>%>@3>?< Lc. ::%:B< 1n. ;%=>3:B4 @@3??< =9%=C. /. Los hombres reconocen 0#e ios el Padre es el Padre del Se/or 1es#cristo 8!t. =>%=>< !r. =G%@B< 1n. =%@?4 ?B< 'ch. @%=@C. #. El 'i(o manifiesta s# reconocimiento del Padre someti6ndose a El 81n. ;%:B4 ?BC. $. "#n los demonios reconocen la relaci$n 0#e e)iste entre el Padre y el 'i(o 8!t. ;%:BC. E. EL PADRE DE T!D!S L!S 5UE CREEN EN CRIST! En contraste al concepto de ios el Padre como el Creador4 el c#al se e)tiende a todas las criat#ras4 est- la &erdad de 0#e ios es el Padre4 en #na manera especial4 de a0#ellos 0#e creen en Cristo y han recibido la &ida eterna. El hecho de 0#e ios es el Padre de toda la creaci$n no ase*#ra la sal&aci$n de todos los hombres ni tampoco les da a todos &ida eterna. La Escrit#ra declara 0#e hay sal&aci$n s$lo para a0#ellos 0#e han recibido a Cristo por la fe como s# Sal&ador. La afirmaci$n de 0#e ios el Padre es el Padre de toda la '#manidad4 y 0#e hay4 por lo tanto4 #na hermandad #ni&ersal entre los hombres4 no si*nifica 0#e todos son sal&os e ir-n al cielo. La Escrit#ra ense/a4 en l#*ar de lo anterior4 0#e s$lo a0#ellos 0#ienes creen en Cristo para sal&aci$n son hi(os de ios en #n sentido espirit#al. Esto no es en el terreno de s# nacimiento nat#ral dentro de la ra.a h#mana4 ni en el terreno en el c#al ios es s# Creador4 sino m-s bien est- basado sobre s# nacimiento se*#ndo4 o espirit#al4 nacimiento dentro de la familia de ios 81n. =%=:< G-. @%:>< Ef. :%=B< @%=G< G%=C. Por medio de la obra de re*eneraci$n 0#e efect5a el Espírit# Santo4 el creyente es hecho #n hi(o le*ítimo de ios. , siendo ios s# Padre en &erdad4 el redimido es imp#lsado por el Espírit# a e)clamar% 7"bba4 Padre.7 Por haber nacido de ios4 es ya #n participante de la nat#rale.a di&ina y4 sobre la base de ese nacimiento4 ha lle*ado a ser #n heredero de ios y coheredero con Cristo 81n. =%=:3=@< @%@3>4 +o. ;%=>3=9< Tit. @%?39< = P. =%?C. El acto de impartir la nat#rale.a di&ina es #na operaci$n tan prof#nda efect#ada en el creyente< 0#e n#nca se dice 0#e la nat#rale.a así impartida p#eda remo&erse por al*#na ca#sa. "l lle*ar a la consideraci$n de lo 0#e las Escrit#ras ense/an tocante al poder y a#toridad de Satan-s en la act#alidad4 se dar-n m-s pr#ebas de 0#e todos los hombres no son4 por s# nacimiento nat#ral4 hi(os de ios. Sobre este partic#lar tenemos la e&idencia de las m-s claras y directas ense/an.as del Se/or 1es#cristo. +efiri6ndose a los 0#e persisten en s# incred#lidad4 El dice% 7Hosotros sois de &#estro padre el diablo7 81n. ;%??C. , de manera seme(ante se e)presa c#ando4 al describir a los no re*enerados4 dice% 7La ci.a/a son los hi(os del malo7 8!t. =@%@;C. El ap$stol Pablo dice 0#e los no sal&os son 7hi(os de desobediencia7 e 7hi(os de ira7 8Ef. :%:3@C. ebe siempre recalcarse 0#e nin*5n ser h#mano p#ede por s# propia f#er.a con&ertirse en #n hi(o de ios. Esta es #na transformaci$n 0#e s$lo ios es capa. de hacer4 y El la efect5a 5nicamente a base de la sola condici$n 0#e El mismo ha establecido4 es decir4 0#e Cristo sea creído y recibido en s# car-cter de 5nico y s#ficiente Sal&ador 81n. =%=:C. La paternidad de ios es #na doctrina importante del N#e&o Testamento 81n. :A%=9< = Co. =G%:?< Ef. =%@< :%=;< ?%>< Col. =%=:3=@< = P. =%@< = 1n. =%@< :%=4 ::< @%=C. La se*#ridad del amor y el c#idado de n#estro Padre Celestial son #n *ran cons#elo para los cristianos y #n estím#lo a la fe y la oraci$n. PREGUNTAS =. KC$mo son contrastadas las obras del Padre4 el 'i(o y el Espírit# Santo en el N#e&o TestamentoM :. KC#-les son los c#atro aspectos distintos de la paternidad de iosM @. +es#mir la e&idencia de 0#e ios es el Padre de toda la creaci$n. ?. KL#6 si*nifica la paternidad de ios por relaci$n íntimaM G. Tratar la pre*#nta de la eternidad de la relaci$n de padre e hi(o entre ios el Padre y 1es#cristo. >. KC#-les son al*#nas de las e&idencias 0#e sostienen el concepto de ios el Padre en relaci$n a 1es#cristo el 'i(oM 9. KL#6 0#iere decir 0#e ios es el Padre de todos los 0#e creen en CristoM ;. KC$mo #n hombre se con&ierte en #n hi(o de iosM B. KC#-les son al*#nos de los res#ltados de con&ertirse en #n hi(o de iosM =A KEn 0#6 error se inc#rre c#ando se dice 0#e todos los hombres son hi(os de iosM ==. KC$mo la paternidad de ios pro&ee de confortamiento a #n creyente en CristoM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios el 1i6o: S( ree7is)en-ia 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3

Siendo al mismo tiempo perfectamente h#mano y perfectamente di&ino4 el Se/or 1es#cristo es seme(ante y a la &e. distinto a los hi(os de los hombres. Las Escrit#ras son m#y claras respecto a la seme(an.a de El con los h#manos 81n. =%=?< = Ti. @%=>< 'e. :%=?3=9C4 y lo presentan como a #n hombre 0#e naci$4 &i&i$4 s#fri$ y m#ri$ entre los hombres. Pero de i*#al manera la Biblia ense/a 0#e El es diferente a nosotros4 no solamente en el car-cter impecable de s# &ida terrenal4 en s# m#erte &icaria y en s# *loriosa res#rrecci$n y ascensi$n4 sino tambi6n en el hecho mara&illoso de s# pree)istencia eterna. En c#anto a s# h#manidad4 El t#&o principio4 p#es f#e concebido por el poder del Espírit# Santo y naci$ de #na &ir*en. En c#anto a s# di&inidad4 El no t#&o principio4 p#es ha e)istido desde la eternidad. En Isaías B%> leemos% 7Por0#e #n ni/o nos es nacido4 hi(o nos es dado.7 La distinci$n es ob&ia entre el ni/o 0#e naci$ y el 'i(o 0#e nos es dado. "sí tambi6n en G-latas ?%? se declara% 7C#ando &ino el c#mplimiento del tiempo4 ios en&i$ a s# 'i(o4 nacido de m#(er y nacido ba(o la ley.7 El 0#e e)istía desde la eternidad4 lle*$ a ser4 en la plenit#d del tiempo4 7nacido 8la descendenciaC de m#(er7. eclarando 0#e Cristo f#e pree)istente4 meramente se afirma 0#e El e)isti$ antes de 0#e se h#biera encarnado4 p#esto 0#e todos los prop$sitos tambi6n afirman 0#e El e)istía desde toda la eternidad pasada. La idea de 0#e El era pree)istente s$lo en el sentido de ser el primero de todos los seres creados 8la así llamada here(ía arriana del si*lo IHC no es #na ense/an.a moderna. "sí las pr#ebas de s# pree)istencia y las pr#ebas para s# eternidad p#eden ser a*r#padas (#ntas. Es tambi6n e&idente 0#e si Cristo es ios4 El es eterno4 y si El es eterno4 El es ios4 y las pr#ebas para la deidad de Cristo y s# eternidad se sostienen #nas a otras. La eternidad y deidad de 1es5s es establecida por dos líneas de re&elaci$n% =U.C eclaraciones directas4 y :U.C Implicaciones de la Escrit#ra. A. DECLARACI!NES DIRECTAS DE LA ETERNIDAD 8 DEIDAD DEL 1I&! DE DI!S La eternidad y deidad de 1es#cristo est-n sostenidas en #na &asta -rea de la Escrit#ra4 la c#al afirma s# infinita Persona y s# e)istencia eterna i*#al con las otras Personas de la Trinidad. Este hecho no es afectado por s# encarnaci$n. La Escrit#ra declara en 1#an =%=3:% 7En el principio era el Herbo4 y el Herbo era con ios4 y el Herbo era ios. Este era en el principio con ios.7 e ac#erdo a !i0#eas G%:% 7pero t54 Bel6n Efrata4 pe0#e/o para estar entre las familias de 1#d-4 de ti me saldr- el 0#e ser- Se/or en Israel< y s#s salidas son desde el principio4 desde los días de la eternidad.7 Isaías 9%=? afirma s# nacimiento &ir*inal y le da el nombre de Eman#el4 lo c#al si*nifica 7 ios con nosotros7. e ac#erdo a Isaías B%>394 a#n0#e 1es5s f#e #n ni/o nacido4 El f#e tambi6n dado como #n 'i(o y es llamado específicamente 7el ios f#erte7. C#ando Cristo declar$ en 1#an ;%G;% 7 e cierto4 de cierto os di*o% "ntes 0#e "braham f#ese4 yo soy74 los (#díos entendieron 0#e esto era #na afirmaci$n de la deidad y la eternidad 8cf. E). @%=?< Is. ?@%=@C. En 1#an =9%G4 Cristo4 en s# oraci$n4 declar$% 7"hora4 p#es4 Padre4 *lorifícame t5 para conti*o4 con a0#ella *loria 0#e t#&e conti*o antes 0#e el m#ndo f#ese7 8cf. 1n. =@%@C. Pilipenses :%>39 dice 0#e Cristo f#e 7en forma de ios7 antes de s# encarnaci$n. Fna declaraci$n m-s e)plícita se hace en Colosenses =%=G3=B4 donde se declara 0#e 1es#cristo es4 antes de toda la creaci$n4 el Creador mismo4 y la ima*en e)acta del ios in&isible. En = Timoteo @%=> se declara a 1es#cristo como 7 ios... manifestado en carne7. En 'ebreos =%:3@ el hecho de 0#e el4 'i(o es el Creador y la e)acta ima*en de ios se declara n#e&amente4 y s# eternidad se afirma en =@%; 8cf. Ef. =%?< "p. =%==C. La Escrit#ra declara m#y a men#do 0#e Cristo es eterno y 0#e El es ios. La ed#caci$n contempor-nea4 la c#al acepta la Biblia como la a#toridad irresistible con e)cepci$n de al*#nas sectas34 afirma la eternidad y deidad de Cristo. B. I%PLICACI!NES DE 5UE EL 1I&! DE DI!S ES ETERN! La Palabra de ios constante y consistentemente implica la pree)istencia y eternidad del Se/or 1es#cristo. Entre las pr#ebas ob&ias de este hecho p#eden resaltarse &arias% 1. Las obras de la creaci$n son ad(#dicadas a Cristo 81n. =%@< Col. =%=>< 'e. =%=AC. Por lo tanto4 El antecede a toda la creaci$n. 2. El Qn*el de 1eho&-4 c#ya apariencia se rec#erda a men#do en el "nti*#o Testamento4 no es otro 0#e el Se/or 1es#cristo. "#n0#e El aparece al*#nas &eces como #n -n*el o a#n como #n hombre4 El lle&a las marcas de la deidad. El apareci$ a "*ar 8Gn. =>%9C4 a "braham 8Gn. =;%=< ::%==3=:< &6ase 1n. ;%G;C4 a 1acob 8Gn. ?;%=G3=>< &6ase tambi6n Gn. @=%==3=@< @:%:?@:C4 a !ois6s 8E). @%:4 =?C4 a 1os#6 81os. G%=@3=?C y a !anoa 81#e. =@%=B3::C. El es 0#ien l#cha por los s#yos y los defiende 8: +. =B%@G< = Cr. :=%=G3=>< Sal. @?%9< Oac. =?%=3?C. ". Los tít#los ad(#dicados al Se/or 1es#cristo indican la eternidad de s# Ser . El es precisamente lo 0#e s#s nombres s#*ieren. El es 7el "lfa y Jme*a74 7el Cristo74 7"dmirable74 7Conse(ero74 7 ios f#erte74 7Padre eterno74 7 ios74 7 ios con nosotros74 el 7*ran ios y Sal&ador7 y 7 ios bendito para siempre7. Estos tít#los identifican al Se/or 1es#cristo con la

re&elaci$n del "nti*#o Testamento acerca de 1eho&-3 ios 8comp-rese !t. =%:@ con Is. 9%=?< !t. ?%9 con t. >%=>< !r. G%=B con Sal. >>%=>4 y Sal. ==A%= con !t. ::%?:3?GC. "dem-s4 los nombres 0#e el N#e&o Testamento le da al 'i(o de ios se hallan íntimamente relacionados con los tít#los del Padre y del Espírit#4 lo 0#e indica 0#e Cristo est- en #n plano de i*#aldad con la Primera y la Tercera Personas de la Trinidad 8!t. :;%=B< 'ch. :%@;< = Co. =%@< : Co. =@%=?< 1n. =?%=< =9%@< Ef. >%:@< "p. :A%>< ::%@C4 y e)plícitamente El es llamado ios 8+o. B%G< 1n. =%=< Tít. :%=@< 'e. =%;C. /. La pree)istencia del 'i(o de ios se sobreentiende en el hecho de 0#e El tiene los atrib#tos de la eidad% Hida 81n. =%?C4 E)istencia en sí mismo 81n. G%:>C4 Inm#tabilidad 8'e. =@%;C4 Herdad 81n. =?%>C4 "mor 8= 1n. @%=>C4 Santidad 8'e. 9%:>C4 Eternidad 8Col. =%=9< 'e. =%==C4 Jmnipresencia 8!t. :;%:AC4 Jmnisciencia 8= Co. ?%G< Col. :%@C y Jmnipotencia 8!t. :;%=;< "p. =%;C. #. e i*#al manera4 la pree)istencia de Cristo se sobreentiende en el hecho de 0#e El es adorado como ios 81n. :A%:;< 'ch. 9%GB3>A< 'e. =%>C. Por lo tanto4 se concl#ye 0#e siendo el Se/or 1es#cristo ios4 El e)iste de eternidad a eternidad. Este capít#lo4 0#e recalca la eidad de Cristo4 debe estar inseparablemente relacionado con el 0#e si*#e4 en el c#al se da 6nfasis a la h#manidad del 'i(o de ios4 reali.ada a tra&6s de la encarnaci$n. PREGUNTAS =. Contrastar la e&idencia para las nat#rale.as h#mana y di&ina de Cristo. :. KC#-les son al*#nas de las e&idencias para la eternidad del 'i(o de iosM @. KC$mo la eternidad de ios pr#eba s# deidadM ?. KL#6 implicaciones adicionales hay de s#s obras 0#e el 'i(o de ios es eternoM G. KC$mo las obras del 'i(o de ios pr#eban s# deidadM >. KC$mo est- sostenida la eternidad de Cristo por s#s tít#losM 9. KC$mo est- la eternidad de Cristo sostenida por s#s otros atrib#tosM ;. KC$mo los atrib#tos de Cristo pr#eban s# deidadM B. KC#-n importante es para n#estra fe cristiana la doctrina de la deidad y eternidad de 1es#cristoM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios el 1i6o: S( en-arna-i,n 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 "l considerar la encarnaci$n deben de admitirse dos &erdades importantes% =C Cristo f#e al mismo tiempo4 y en #n sentido absol#to4 &erdadero ios y &erdadero hombre< y :C al hacerse El carne4 a#n 0#e de($ a #n lado s# Gloria4 en nin*5n sentido de($ a #n lado s# deidad. En s# encarnaci$n El ret#&o cada atrib#to esencial de s# deidad. S# total deidad y completa h#manidad son esenciales para s# obra en la cr#.. Si El no h#biera sido hombre4 no podría haber m#erto< si El no h#biera sido ios4 s# m#erte no h#biera tenido tan infinito &alor. 1#an declara 81n. =%=C 0#e Cristo4 0#ien era #no con ios y era ios desde toda la eternidad4 se hi.o carne y habit$ entre nosotros 8=%=?C. Pablo4 asimismo4 declara 0#e Cristo4 0#ien era en forma de ios4 tom$ sobre sí mismo la seme(an.a de hombres 8Pil. :%>39C< 7 ios f#e manifestado en carne7 8= Ti. @%=>C< y El4 0#ien f#e la total re&elaci$n de la *loria de ios4 f#e la e)acta ima*en de s# persona 8'e. =%@C. L#cas4 en m-s amplios detalles4 presenta el hecho hist$rico de s# encarnaci$n4 así como ambos s# concepci$n y s# nacimiento 8Lc. =%:>3 @;< :%G39C. La Biblia presenta m#chos contrastes4 pero nin*#no m-s sorprendente 0#e a0#el 0#e Cristo en s# persona debería ser al mismo tiempo &erdadero ios y &erdadero hombre. Las il#straciones de estos contrastes en las Escrit#ras son m#chas% El est#&o cansado 81n. ?%>C4 y El ofreci$ descanso a los 0#e estaban traba(ados y car*ados 8!t. ==%:;C< El t#&o hambre 8!t. ?%:C4 y El era 7el pan de &ida7 81n. >%@GC< El t#&o sed 81n. =B%:;C4 y El era el a*#a de &ida 81n. 9%@9C. El est#&o en a*onía 8Lc. ::%??C4 y c#r$ toda clase de enfermedades y ali&i$ todo dolor. "#n0#e había e)istido desde la eternidad 81n. ;%G;C4 El creci$ 7en edad7 como crecen todos los hombres 8Lc. :%?AC. S#fri$ la tentaci$n 8!t. ?%=C y4 como ios4 no podía ser tentado. Se limit$ a sí mismo en s# conocimiento 8Lc. :%G:C4 a#n c#ando El era la sabid#ría de ios. +efiri6ndose a s# h#millaci$n4 por la c#al f#e hecho #n poco menor 0#e los -n*eles 8'e. :%>39C4 El dice% 7!i Padre es mayor 0#e yo7 81n. =?%:;C< y 7,o y el Padre #no somos7 81n. =A%@AC4 y 7El 0#e me ha &isto a mí4 ha &isto al Padre7 81n. =?%BC. El oraba 8Lc. >%=:C4 y El contestaba las oraciones 8'ch. =A%@=C. Llor$ ante la t#mba de L-.aro 81n. ==%@GC4 y res#cit$ a los m#ertos 81n. ==%?@C. El pre*#nt$% 7KL#i6n dicen los hombres 0#e es el 'i(o del 'ombreM7 8!t. =>%=@C4 y 7no tenía necesidad de 0#e nadie le diese testimonio del hombre4 p#es 6l sabía lo 0#e había en el hombre7 81n. :%:GC. C#ando estaba en la cr#. e)clam$% 7 ios mío4 ios mio4 Kpor 0#6 me has desamparadoM7 8!r. =G%@?C. Pero el mismo ios 0#ien así clam$ estaba en a0#el momento 7en Cristo reconciliando al m#ndo a sí7 8: Co. G%=BC. El es la &ida eterna< sin

embar*o4 m#ri$ por nosotros. El es el hombre ideal para ios y el ios ideal para el hombre. e todo esto se desprende 0#e el Se/or 1es#cristo &i&i$ a &eces s# &ida terrenal en la esfera de lo 0#e es perfectamente h#mano4 y en otras ocasiones en la esfera de lo 0#e es perfectamente di&ino. , es necesario tener presente 0#e el hecho de s# h#manidad n#nca p#so límite4 de nin*5n modo4 a s# Ser di&ino4 ni le imp#ls$ a echar mano de s#s rec#rsos di&inos para s#plir s#s necesidades h#manas. El tenía el poder de con&ertir las piedras en pan a fin de saciar s# hambre< pero (am-s lo hi.o. A. EL 1EC1! DE LA 1U%ANIDAD DE CRIST! • =. La h#manidad de Cristo f#e determinada antes de la f#ndaci$n del m#ndo 8Ef. =%?39< @%==< "p. =@%;C. El principal si*nificado del tipo del Cordero est- en el c#erpo físico 0#e se ofrece en sacrificio cr#ento a ios. • :. Cada tipo y profecía del "nti*#o Testamento concerniente a Cristo4 anticipa el ad&enimiento del 'i(o de ios en s# encarnaci$n. • @. El hecho de la h#manidad de Cristo se &e en la an#nciaci$n del -n*el a !aría y en el nacimiento del Ni/o 1es5s8Lc. =%@=3@GC. • ?. La &ida terrenal de Cristo re&ela s# h#manidad% =C Por s#s nombres% 7el 'i(o del hombre74 7el 'i(o de a&id74 # otros seme(antes< :C por s# ascendencia terrenal% Se le menciona como 7el primo*6nito de !aría7 8Lc. :%9C4 7la descendencia de a&id7 8'ch. :%@A< =@%:@C4 7la descendencia de "braham7 8'e. :%=>C4 7nacido de m#(er7 8G-. ?%?C4 7&-sta*o de 1#d-7 8Is. ==%=C< @C por el hecho de 0#e El poseía c#erpo4 y alma4 y espírit# h#manos 8!t. :>%@;< 1n. =@%:=< = 1n. ?%:4 BC< y ?C por las limitaciones h#manas 0#e El mismo se imp#so. • G. La h#manidad de Cristo se manifiesta en s# m#erte y res#rreci$n. P#e #n c#erpo h#mano el 0#e s#fri$ la m#erte en la cr#.4 y f#e ese mismo c#erpo el 0#e s#r*i$ de la t#mba en *loriosa res#rrecci$n. • >. La realidad de la h#manidad de Cristo se &e tambi6n en s# ascensi$n a los cielos y en el hecho de 0#e El est- allí4 en s# c#erpo h#mano *lorificado intercediendo por los s#yos. • 9. , en s# se*#nda &enida ser- 7el mismo c#erpo7 3a#n0#e ya *lorificado 0#e adopt$ en el mila*ro de la encarnaci$n. B. LAS RA9!NES BIBLICAS DE LA ENCARNACI!N • =. Cristo &ino al m#ndo para re&elar a ios ante los hombres 8!t. ==%:9< 1n. =%=;< =?%B< +o. G%;< = 1n. @%=>C. Por medio de la encarnaci$n4 el ios4 a 0#ien los hombres no podían comprender4 se re&ela en t6rminos 0#e son accesibles al entendimiento h#mano. • :. Cristo &ino a re&elar al hombre. El es el 'ombre ideal para ios4 y como tal4 se presenta como #n e(emplo para los 0#e creen en El 8= P. :%:=C4 a#n0#e no para los incon&ersos4 p#es el ob(eti&o de ios en c#anto a ellos no es meramente reformarlos4 sino sal&arlos. • @. Cristo &ino a ofrecer #n sacrificio por el pecado. Por esta ca#sa4 El da alaban.a por s# c#erpo a ios4 y esto lo hace en relaci$n con el &erdadero sacrificio 0#e por n#estro pecado El ofreci$ en la cr#. 8'e. =A%=3=AC. • ?. Cristo se hi.o carne a fin de destr#ir las obras del diablo 81n. =:%@=< =>%==< Col. :%=@3=G< 'e. :%=?< = 1n. @%;C. • G. Cristo &ino al m#ndo para ser 7misericordioso y fiel s#mo sacerdote en lo 0#e a ios se refiere7 8'e. :%=>3=9< ;%=< B%==3=:4 :?C. • >. Cristo se hi.o carne para poder c#mplir el pacto da&ídico 8: S.9%=>< Lc. =%@=3@@< 'ch. :%@A3@=4 @>< +o. =G%;C. El aparecer- en s# c#erpo h#mano *lorificado y reinar- como 7+ey de reyes y Se/or de se/ores74 y se sentar- en el trono de a&id s# padre 8Lc. =%@:< "p. =B%=>C. • 9. Por medio de s# encarnaci$n4 Cristo lle*$ a ser 7Cabe.a sobre todas las cosas y de la i*lesia74 la c#al es la N#e&a Creaci$n4 o sea4 la n#e&a ra.a h#mana 8Ef. =%::C. En la encarnaci$n4 el 'i(o de ios tom$ para sí4 no solamente #n c#erpo h#mano4 sino tambi6n #n alma y #n espírit# h#manos. , poseyendo de este modo tanto la parte material como la inmaterial de la e)istencia h#mana4 lle*$ a ser #n hombre en todo el sentido 0#e esta palabra encierra4 y a identificarse tan estrecha y permanentemente con los hi(os de los hombres4 0#e El es correctamente llamado 7el postrer "d-n7< y 7el c#erpo de la *loria s#ya7 8Pil. @%:=C es ahora #na realidad 0#e permanece para siempre. El Cristo 0#e es el 'i(o Eterno4 1eho&- ios4 f#e tambi6n el 'i(o de !aría4 el Ni/o de Na.aret4 el !aestro de 1#dea4 el '#6sped de Betania4 el Cordero del Cal&ario. , #n día se manifestar- como el +ey de *loria4 así como ahora es el Sal&ador. de los hombres4 el S#mo Sacerdote 0#e est- en los cielos4 el Esposo 0#e &iene por s# I*lesia4 y el Se/or. PREGUNTAS

=. KL#6 dos &erdades importantes deben destacarse en el est#dio de la encarnaci$n del 'i(o iosM :. Por 0#6 es importante sostener ambas cosas% la completa deidad y la completa h#manidad de CristoM @. KL#6 e&idencia hay de 0#e Cristo tenía #na total h#manidadM ?. KL#6 e&idencia hay de 0#e Cristo t#&o e)periencias h#manas normalesM G. KC$mo se sostiene el hecho de s# deidad a#n c#ando Cristo est#&o en la tierraM >. KC$mo est- relacionada la encarnaci$n con la re&elaci$n de ios al hombreM 9. KC$mo est- relacionada la encarnaci$n con el sacrificio de Cristo por el pecadoM ;. KC#-l es la relaci$n de la encarnaci$n con respecto a destr#ir las obras del diabloM B. KC$mo se relaciona la encarnaci$n de Cristo con s# oficio de S#mo SacerdoteM =A. KC#-l es la relaci$n del pacto da&ídico con la encarnaci$nM ==. KC$mo se relaciona la posici$n de Cristo como Cabe.a sobre la i*lesia con respecto a la encarnaci$nM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios el 1i6o: S( *(er)e 0i-aria 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 En la Escrit#ra se re&ela la m#erte de Cristo como #n sacrificio por los pecados de todo el m#ndo. e ac#erdo a ello4 1#an el Ba#tista present$ a 1es5s con las palabras% 7'e a0#í el Cordero de ios4 0#e 0#ita el pecado del m#ndo7 81n. =% :BC. 1es5s4 en s# m#erte4 f#e el s#stit#to m#riendo en el l#*ar de todos los hombres. "#n0#e 7s#stit#to7 no es específicamente #n t6rmino bíblico4 la idea de 0#e Cristo es el s#stit#to para los pecadores se afirma constantemente en las Escrit#ras. Por medio de la m#erte &icaria los (#icios (#stos e inconmens#rables de ios contra el pecador f#eron lle&ados por Cristo. El res#ltado de esta s#stit#ci$n es en sí mismo tan simple y definiti&o como la misma transacci$n. El Sal&ador ya ha car*ado con los (#díos di&inos contra el pecador a total satisfacci$n de ios. Para recibir la sal&aci$n 0#e ios ofrece4 se les pide a los hombres 0#e crean estas b#enas n#e&as4 reconociendo 0#e Cristo m#ri$ por s#s pecados y por este medio reclamar a 1es#cristo como s# Sal&ador personal. La palabra 7s#stit#ci$n7 e)presa s$lo parcialmente todo lo 0#e se lle&$ a cabo en la m#erte de Cristo. En realidad4 no hay #n t6rmino 0#e p#di6ramos decir 0#e incl#ye el todo de esa obra incomparable. El #so pop#lar ha tratado de introd#cir para este prop$sito la palabra e'piación( pero este &ocablo no aparece ni #na sola &e. en el N#e&o Testamento4 y4 de ac#erdo a s# #so en el "nti*#o Testamento4 si*nifica solamente c#brir el pecado. Esto pro&eía #na base para #n perd$n temporal 7a ca#sa de haber pasado por alto4 en s# paciencia4 los pecados pasados7 8+o. @%:GC. "#n0#e en los tiempos del "nti*#o Testamento se re0#ería nada m-s 0#e el sacrificio de #n animal para el remitir 8literalmente 7tolerar74 7pasar por alto74 +o. @%:GC y el disimular 8literalmente 7pasar por alto7 sin casti*o4 'ch. =9%@AC de los pecados4 ios estaba4 no obstante4 act#ando en perfecta (#sticia al hacer este re0#erimiento4 p#esto 0#e El miraba hacia la manifestaci$n de s# Cordero4 el c#al &endría no solamente a pasar por alto o c#brir el pecado4 sino a 0#itarlo de #na &e. y para siempre 81n. =%:BC. A. L! 5UE I%PLICA LA %UERTE DEL 1I&! "l considerar el &alor total de la m#erte de Cristo deben distin*#irse los si*#ientes hechos% 1. La m#erte de Cristo nos da se*#riad del amor de ios hacia el pecador 81n. @%=>< +o. G%;< = 1n. @%=>< ?%BC< y en adici$n a esto hay4 nat#ralmente4 #na acci$n refle(a o re0#erimiento moral 0#e se proyecta4 a tra&6s de esta &erdad tocante al amor di&ino4 sobre la &ida de los redimidos 8: Co. G%=G< = P. :%==3:GC< pero no debe ol&idarse 0#e toda demanda referente a la cond#cta diaria no se diri*e n#nca a los incon&ersos sino a los 0#e ya son sal&os en Cristo. 2. La m#erte de Cristo es #na redenci$n o rescate pa*ado a las demandas santas de ios para el pecador y para liberar al pecador de la (#sta condenaci$n. Es si*nificati&o 0#e la palabra discriminadora 7por7 si*nifica 7en l#*ar de7 o 7en fa&or de74 y es #sada en cada pasa(e en el N#e&o Testamento donde se menciona la m#erte de Cristo como #n rescate 8!t. :A%:;< !r. =A%?G< = Ti. :%>C. La m#erte de Cristo f#e #n casti*o necesario4 el c#al El car*$ por el pecador 8+o. ?%:G< : Co. G%:=< G-. =%?< 'e. B%:;C. "l pa*ar el precio de n#estro rescate Cristo nos redimi$. En el N#e&o Testamento se #san tres importantes palabras *rie*as para e)presar esta idea% 1: a-ora/o4 0#e 0#iere decir 7comprar en #n mercado7 8a*ora si*nifica 7mercado7C. El hombre4 en s# pecado4 es considerado ba(o la sentencia de m#erte 81n. @%=;3=B< +o. >%:@C4 #n escla&o 7&endido ba(o pecado7 8+o. 9%=?C4 pero en el acto de la redenci$n es comprado por Cristo a tra&6s del derramamiento de s# san*re 8= Co. >%:A< 9%:@< : P. :%=< "p. G%B< =?%@3?C< de

2: exa-ora/o4 0#e si*nifica 7comprar y sacar del mercado de la &enta74 lo 0#e a*re*a el pensamiento no s$lo de la compra4 sino tambi6n de 0#e n#nca m-s estar- e)p#esto a la &enta 8G-. @%=@< ?%G< Ef. G%=>< Col. ?%GC4 indicando 0#e la redenci$n es #na &e. y para siempre< ": lutroo4 7de(ar libre7 8Lc. :?%:=< Tít. :%=?< = P. =%=;C. La misma idea se enc#entra en el &ocablo l#trosis 8Lc. :%@;< 'e. B%=:C4 y otra e)presi$n similar4 epoiesen l#trosin 8Lc. =%>;C4 y otra forma #sada frec#entemente4 apol#trosis4 indicando 0#e se libera a #n escla&o 8Lc. :=%:;< +o. @%:?< ;%:@< = Co. =%@A< Ef. =%94 =?< ?%@A< Col. =%=?< 'e. B%=G< ==%@GC. El concepto de la redenci$n incl#ye la compra4 el 0#itar de la &enta4 y la completa libertad del rescate indi&id#al a tra&6s de la m#erte de Cristo y la aplicaci$n de la redenci$n por medio del Espírit# Santo. "sí4 tambi6n4 la m#erte de Cristo f#e #na ofrenda por el pecado4 no seme(ante a las ofrendas de animales presentadas en tiempos del ".T.4 las c#ales podían solamente c#brir el pecado4 en el sentido de dilatar el tiempo del (#sto y merecido (#icio contra el pecado. En s# sacrificio Cristo lle&$ sobre 7s# c#erpo en el madero7 n#estros pecados4 0#it-ndolos de #na &e. y para siempre 8Is. G@%93=:< 1n. =%:B< = Cor. G%9< Ef. G%:< 'e. B%::4 :>< =A%=?C. ". La m#erte de Cristo est- representada en s# parte como #n acto de obediencia a la ley 0#e los pecadores han 0#ebrantado4 c#yo hecho constit#ye #na propiciaci$n o satisfacci$n de todas las (#stas demandas de ios sobre el pecador. La palabra *rie*a hilasterion se #sa para el 7propiciatorio7 8'e. B%GC4 el c#al era la tapa del arca en el l#*ar Santísimo4 y 0#e c#bría la ley en el arca. En el ía de la E)piaci$n 8L&. =>%=?C el propiciatorio era rociado con san*re desde el altar y esto cambiaba el l#*ar de (#icio en #n l#*ar de misericordia 8'e. B%==3=GC. e manera similar4 el trono de ios se con&ierte en #n trono de *racia 8'e. ?%=?3=>C a tra&6s de la propiciaci$n de la m#erte de Cristo. Fna palabra *rie*a similar4 hilasmos4 se refiere al acto de propiciaci$n 8= 1n. :%:< ?%=AC< el si*nificado es 0#e Cristo4 m#riendo en la cr#.4 satisfi.o completamente todas las demandas (#stas de ios en c#anto al (#icio para el pecado de la '#manidad. En +omanos @%:G3:> ios declara4 por tanto4 0#e El perdona en s# (#sticia los pecados antes de la cr#.4 sobre la base de 0#e Cristo moriría y satisfaría completamente la ley de la (#sticia. En todo esto ios no est- descrito como #n ios 0#e se deleita en la &en*an.a sobre el pecador4 sino m-s bien #n ios el c#al a ca#sa de s# amor se deleita en misericordia para el pecador. En la redenci$n y propiciaci$n4 por lo tanto4 el creyente en Cristo est- se*#ro de 0#e el precio ha sido pa*ado en s# totalidad4 0#e 6l ha sido p#esto libre como pecador y 0#e todas las demandas (#stas de ios para el (#icio sobre 6l debido a s#s pecados han sido satisfechas. /. La m#erte de Cristo no s$lo satisfi.o a #n ios Santo4 sino 0#e pro&ey$ las bases por medio de las c#ales el m#ndo f#e reconciliado para con ios. La palabra *rie*a )atallasso4 0#e si*nifica 7reconciliar74 tiene en sí el pensamiento de traer a ios y al hombre (#ntos por medio de #n cambio cabal en el hombre. "parece frec#entemente en &arias formas en el N#e&o Testamento 8+o. G%=A3==< ==%=G< = Co. 9%==< : Co. G%=;3:A< Ef. :%=>< Col. =%:A3:=C. El concepto en c#anto a reconciliaci$n no si*nifica 0#e ios cambie4 sino 0#e s# relaci$n hacia el hombre cambia debido a la obra redentora de Cristo. El hombre es perdonado4 (#stificado y res#citado espirit#almente al ni&el donde es reconciliado con ios. El pensamiento no es 0#e ios sea reconciliado con el pecador4 esto es4 a(#stado a #n estado pecaminoso4 sino m-s bien 0#e el pecador es a(#stado al car-cter santo de ios. La reconciliaci$n es para todo el m#ndo4 p#esto 0#e ios redimi$ al m#ndo y es la propiciaci$n para los pecados de todo el m#ndo 8: Co. G%=B< : P. :%=< = 1n. :%=3:C. Tan completa y de lar*o alcance es esta mara&illosa pro&isi$n de ios en la redenci$n4 propiciaci$n y reconciliaci$n4 0#e las Escrit#ras declaran 0#e ios no est- ahora imp#tando el pecado al m#ndo 8: Co. G%=;3=B< Ef. :%=>< Col. :%:AC. #. La m#erte de Cristo 0#it$ todos los impedimentos morales en la mente de ios para sal&ar a los pecadores en los 0#e el pecado ha sido redimido por medio de la m#erte de Cristo4 ios ha sido satisfecho y el hombre ha sido reconciliado con ios. No hay m-s obst-c#lo para ios en aceptar libremente y (#stificar a c#al0#iera 0#e cree en 1es#cristo como s# Sal&ador 8+o. @%:>C. " partir de la m#erte de Cristo el infinito amor y poder de ios se &en libres de toda restricci$n para sal&ar4 por haberse c#mplido en ella todos los (#icios 0#e la (#sticia i&ina podría demandar contra el pecador. No hay nadie en todo el #ni&erso 0#e haya obtenido m-s beneficio 0#e ios mismo en la m#erte de s# amado 'i(o. $. En s# m#erte4 Cristo lle*$ a ser el S#stit#to 0#e s#fri$ la pena o casti*o 0#e merecía el pecador 8L&. =>%:=< Is. G@%>< Lc. ::%@9< !t. :A%:;< 1n. =A%==< +o. G%>3;< = P. @%=;C. Esta &erdad es el f#ndamento de certid#mbre para todo a0#el 0#e se acer0#e a ios en b#sca de sal&aci$n. "dem-s4 6ste es #n hecho 0#e cada indi&id#o debe creer concerniente a s# propia relaci$n con ios en lo 0#e toca al problema del pecado. Creer en forma *eneral 0#e Cristo m#ri$ por el m#ndo no es s#ficiente< se demanda en las Escrit#ras #na con&icci$n personal de 0#e el pecado de #no mismo f#e el 0#e Cristo4 n#estro S#stit#to4 lle&$ completamente en la cr#.. Esta es la fe 0#e res#lta en #na sensaci$n de descanso interior4 en #n *o.o ine)plicable y

*ratit#d prof#nda hacia El 8+o. =G%=@< 'e. B%=?< =A%:C. La sal&aci$n es #na obra poderosa de ios4 0#e se reali.a instant-neamente en a0#el 0#e cree en Cristo 1es5s. B. 'ALACIAS C!NCERNIENTES A LA %UERTE DEL 1I&! La m#erte de Cristo es a men#do mal interpretada. Cada cristiano har- bien en entender completamente la falacia de las ense/an.as err$neas 0#e sobre este partic#lar se est-n propa*ando e)tensamente en el día de hoy% 1. Se afirma 0#e la doctrina de la s#stit#ci$n es inmoral por0#e4 se*5n se dice4 ios no podía4 act#ando en estricta (#sticia4 colocar sobre #na &íctima inocente los pecados del c#lpable. Esta ense/an.a podría merecer m-s seria consideraci$n si se p#diera probar 0#e Cristo f#e #na &íctima in&ol#ntaria< pero4 por el contrario4 la Biblia re&ela 0#e El estaba en completa afinidad con la &ol#ntad de s# Padre y era imp#lsado por el mismo infinito amor 81n. =@%=< 'e. =A%9C. e la misma manera4 en el inescr#table misterio de la i&inidad4 era ios 0#ien 7estaba en Cristo reconciliando consi*o al m#ndo7 8: Co. G%=BC. Le(os de ser la m#erte de Cristo #na imposici$n moral4 era ios mismo4 el 1#e. (#sto4 0#ien en #n acto de amor y sacrificio de sí mismo s#fri$ todo el casti*o 0#e s# propia santidad demandaba para el pecador. 2. Se ase*#ra 0#e Cristo m#ri$ como #n m-rtir y 0#e el &alor de s# m#erte consiste en s# e(emplo de &alor y lealtad a s#s con&icciones. Basta contestar a esta afirmaci$n err$nea 0#e4 siendo Cristo el Cordero ofrecido en sacrificio por ios4 s# &ida no f#e arrebatada por hombre al*#no4 sino 0#e El la p#so de sí mismo para &ol&erla a tomar 81n. =A%=;< 'ch. :%:@C. ". Se dice 0#e Cristo m#ri$ para e(ercer cierta infl#encia de car-cter moral. Es decir4 0#e los hombres 0#e contemplan el hecho e)traordinario del Cal&ario ser-n constre/idos a de(ar s# &ida pecaminosa4 por0#e en la cr#. se re&ela con sin*#lar intensidad lo 0#e es el concepto di&ino acerca del pecado. Esta teoría4 0#e no tiene nin*5n f#ndamento en las Escrit#ras4 da por establecido 0#e ios est- b#scando act#almente la re*ormación de los hombres4 c#ando en realidad la cr#. es la base para s# re+eneración. PREGUNTAS =. KL#6 se 0#iere decir con la afirmaci$n de 0#e Cristo es el s#stit#to de los pecadoresM :. KC#-l es la doctrina del "nti*#o Testamento sobre la e)piaci$nM @. KC$mo se relaciona la m#erte de Cristo con el amor de iosM ?. KC#-les son los tres conceptos b-sicos incl#idos en la doctrina de la redenci$nM G. efinir la doctrina de la propiciaci$n y e)plicar 0#6 es lo 0#e est- cons#mado por medio de ella. >. efinir la doctrina de la reconciliaci$n y e)plicar 0#6 es cons#mado por medio de ella. 9. Si el m#ndo entero est- reconciliado con ios4 Kpor 0#6 hay al*#nos 0#e se pierdenM ;. KC$mo la redenci$n4 la propiciaci$n y la reconciliaci$n liberan de toda restricci$n a ios para sal&ar al pecadorM B. KPor 0#6 el N#e&o Testamento enfati.a 0#e la sal&aci$n es solamente por medio de la feM =A. Nombrar al*#nas de las interpretaciones err$neas de la m#erte de Cristo y e)plicar por 0#6 ellas est-n erradas. 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios el 1i6o: S( res(rre--i,n 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. La res(rre--i,n en el an)i.(o )es)a*en)o La doctrina de la res#rrecci$n de todos los hombres4 así como la res#rrecci$n de Cristo4 se ense/a en el "nti*#o Testamento. La doctrina aparece tan tempranamente como en el tiempo de 1ob4 probablemente #n contemporaneo de "braham4 y se e)presa en s# declaraci$n de fe en 1ob =B%:G3:9% 7,o s6 0#e mi +edentor &i&e4 y al fin se le&antar- sobre el pol&o< y desp#6s de deshecha esta mi piel4 en mi carne he de &er a ios< al c#al &er6 por mí mismo4 y mis o(os lo &er-n4 y no otro4 a#n0#e mi cora.$n desfallece dentro de mí.7 "0#í 1ob afirma no solamente s# propia res#rrecci$n personal4 sino la &erdad de 0#e s# +edentor ya &i&e y m-s tarde estarsobre la tierra. L#e todos los hombres ser-n al fin res#citados se ense/a en 1#an G%:;3:B y en "pocalipsis :A%?3>4 =:3=@. Profecías específicas en el "nti*#o Testamento anticipan la res#rrecci$n del c#erpo h#mano 81ob =?%=@3=G< Sal. =>%B3=A< =9%=G< ?B%=G< Is. :>%=B< n. =:%:< Js. =@%=?< 'e. ==%=93=BC. La res#rrecci$n de Cristo se ense/a específicamente en el Salmo =>%B3=A4 donde el salmista a&id declara% 7Se ale*r$4 por tanto4 mi cora.$n4 y se *o.$ mi alma< mi carne tambi6n reposar- confiadamente< por0#e no de(ar-s mi alma en el Seol4 ni permitir-s 0#e t# santo &ea corr#pci$n.7 "0#í a&id no solo afirma 0#e 6l espera personalmente la res#rrecci$n4 sino tambi6n 0#e 1es#cristo4 a 0#ien se describe como el 7Fnico Santo74 no &ería la corr#pci$n4 esto es4 no estaría en la t#mba el tiempo s#ficiente para 0#e s# c#erpo se corrompiera. Este pasa(e esta citado por Pedro en 'echos :% :?3@= y por Pablo en 'echos =@% @?3@9 se/alando la res#rrecci$n de Cristo.

La res#rrecci$n de Cristo se menciona tambi6n en el Salmo ::%::4 donde se*#idamente a s# m#erte Cristo declara 0#e El an#nciar- s# nombre a s#s 7hermanos7. En el Salmo ==;%::3 :? la e)altaci$n de Cristo de con&ertirse en la piedra an*#lar se define en 'echos ?% =A3== si*nificando la res#rreccion de Cristo. La res#rrecci$n de Cristo parece tambi6n estar anticipada en la tipolo*ía del "nti*#o Testamento en el sacerdocio de !el0#isedec 8Gn. =?%=;< 'e. 9%=G3=94 :@3:GC. En forma similar4 la tipolo*ía de las dos a&es 8L&. =?%?39C4 donde el a&e &i&a es soltada4 la fiesta de las primicias 8L&. :@% =A3==C4 indicando 0#e Cristo es las primicias de la cosecha de res#rrecci$n4 y la &ara de "ar$n 0#e floreci$ 8Nm. =9%;C habla de la res#rrecci$n. La doctrina de la res#rrecci$n de todos los hombres4 tanto como la res#rrecci$n de Cristo4 se establece así en el "nti*#o Testamento. B. Las redi--iones de Cris)o de s( ro ia res(rre-i,n Prec#entemente4 en los E&an*elios4 Cristo predice ambas casas4 s# propia m#erte y s# res#rrecci$n 8!t. =>%:=< =9%:@< :A%=93=B< :>%=:4 :;3:B4 @=3@:< !r. B%@A3@:< =?%:;< Lc. B%::< =;%@=3@?< In. :%=B3::< =A%=93=;C. Las predicciones son tan frec#entes4 tan e)plícitas y dadas en tan n#merosos y diferentes conte)tos 0#e no p#ede haber d#da al*#na de 0#e Cristo predi(o s# propia m#erte y res#rrecci$n4 y el c#mplimiento de estas predicciones &erifica la e)actit#d de la profecia. C. Pr(ebas de la res(rre--i,n de Cris)o El N#e&o Testamento presenta #na pr#eba a&asallante de la res#rrecci$n de Cristo. "I menos diecisiete apariciones de Cristo oc#rrieron desp#6s de s# res#rrecci$n. Estas son las si*#ientes% 1: "parici$n a !aría !a*dalena 81n. :A%==3=9< cr. !r. =>%B3==C< 2: aparici$n a las m#(eres 8!t. :;%B3=AC< ": aparici$n a Pedro 8Lc. :?%@?< = Co. =G%GC< /: aparici$n de Cristo a los die. discíp#los4 0#e se refiere colecti&amente como 7los once74 estando Tom-s a#sente 8!r. =>%=?< Lc. :?% @>3?@< 1n. :A%=B3:?C< #: aparici$n a los once discíp#los #na semana desp#6s de s# res#rrecci$n 81n. :A%:>3:BC< $: aparici$n a siete de los discíp#los en el !ar de Galilea 81n. :=% =3:@C< 2: aparici$n a los 0#inientos 8= Co. =G% >C< ;: aparici$n a Santia*o el hermano del Se/or 8= Co. =G%9C< <: aparici$n a los once discíp#los en la monta/a en Galilea 8!t. :;% =>3:A< = Co. =G%9C< 1=: aparici$n a s#s discíp#los con ocasi$n de s# ascensi$n desde el !onte de los Jli&os 8Lc. :?%??3G@< 'ch. =% @3BC < 11: aparici$n del Cristo res#citado a Esteban momentos antes de s# martirio 8'ch. 9%GG3G>C< 12: aparici$n a Pablo en el camino a amasco 8'ch. B%@3>< cr. 'ch. ::% >3==< :>%=@3=;< = Co. =G%;C< 1": aparici$n a Pablo en "rabia 8'ch. :A%:?< :>%=9< Ga. =%=:4 =9C< 1/: aparici$n de Cristo a Pablo en el templo 8'ch. ::%=93:=< cf. B%:>3@A< Ga. =%=;C< 1#: aparici$n de Cristo a Pablo en la prisi$n en Cesarea 8'ch. :@%==C< 1$: aparici$n de Cristo al ap$stol 1#an 8"p. =% =:3:AC. El n5mero de estas apariciones4 la *ran &ariedad de circ#nstancias y las e&idencias 0#e confirman todo lo 0#e rodea a estas apariciones4 constit#yen la m-s poderosa calidad de e&idencia hist$rica de 0#e Cristo se le&ant$ de los m#ertos. En adici$n a las pr#ebas 0#e nos dan s#s apariciones4 p#ede a5n citarse m-s e&idencia 0#e sostiene este hecho. La t#mba estaba &acía desp#6s de s# res#rrecci$n 8!t. :;%>< !r. =>%>< Lc. :?%@4 >4=:< 1n. :A%:4G3;C. Es e&idente 0#e los testi*os de la res#rrecci$n de Cristo no eran *ente tonta ni f-cil de en*a/ar. e hecho4 ellos eran lentos para comprender la e&idencia 81n. :A%B4 ==3=G4 :GC. Fna &e. con&encidos de la realidad de s# res#rrecci$n4 deseaban morir por s# fe en Cristo. Es tambi6n e&idente 0#e h#bo #n *ran cambio en los discíp#los desp#6s de la res#rrecci$n. S# pena f#6 reempla.ada con *o.o y fe. !-s adelante4 el libro de los 'echos testifica del poder di&ino del Espírit# Santo en los discíp#los desp#6s de la res#rreccion de Cristo4 el poder del E&an*elio el c#al ellos proclamaron4 y las e&idencias 0#e sostienen los mila*ros. El día de Pentecost6s es otra pr#eba importante4 ya 0#e h#biera sido imposible haber con&encido a tres mil personas de la res#rrecci$n de Cristo4 0#ienes habían tenido oport#nidad de e)aminar la e&idencia si h#biera sido #na mera ficci$n. La cost#mbre de la I*lesia primiti&a de obser&ar el primer día de la semana4 el momento de celebrar la Cena del Se/or y traer s#s ofrendas4 es otra e&idencia hist$rica 8'ch. :A%9< = Co. =>% :C. El mismo hecho de 0#e la I*lesia primiti&a naci$ a pesar de la persec#ci$n y m#erte de los apost$les4 sería de(ado sin e)plicaci$n si Cristo no se h#biera le&antado de la m#erte. P#e #na res#rrecci$n literal y corporal4 la c#al transform$ el c#erpo de Cristo conforme para s# f#ncion celestial. D. Ra>ones ara la res(rre--i,n de Cris)o Por lo menos p#eden citarse siete ra.ones importantes para la res#rrecci$n de Cristo. 1. Cristo res#cit$ debido a 0#ien es El 8'ch. :%:?C. 2. Cristo res#cit$ para c#mplir con el pacto da&ídico 8: S. 9%=:3=>< Sal. ;B%:A3@9< Is. B%>3 9< Lc. =%@=3@@< 'ch. :% :G3@=C.

". Cristo res#cit$ para ser el dador de la &ida res#citada 81n. =A%=A3==< ==%:G3:>< Ef. :%>< Col. @%=3?< = 1n. G%==3=:C. /. Cristo res#cit$ de modo 0#e El sea la f#ente del poder de la res#rrecci$n 8!t. :;%=;< Ef. =%=B3:=< Pil. ?%=@C. #. Cristo res#cit$ para ser la Cabe.a sobre la I*lesia 8Ef. =%:A3:@C. $. Cristo res#cit$ para 0#e n#estra (#stificaci$n sea c#mplida 8+o. ?%:GC. 2. Cristo res#cit$ para ser las primicias de la res#rrecci$n 8= Co. =G%:A3:@C. E. El si.ni?i-ado de la res(rre--i,n de Cris)o La res#rrecci$n de Cristo4 a ca#sa de s# caracter hist$rico4 constit#ye la pr#eba m-s importante de la deidad de 1es#cristo. Por0#e f#e #na *ran &ictoria sobre el pecado y la m#erte4 es tambi6n el &alor presente del poder di&ino4 como esta declarado en Efesios =% =B3 :=. ado 0#e la res#rrecci$n es #na doctrina tan sobresaliente4 el primer día de la semana en esta dispensaci$n ha sido apartado para la conmemoraci$n de la res#rrecci$n de 1es#cristo4 y4 de ac#erdo a ello4 toma el l#*ar en la ley del s-bado4 la c#al ponía aparte el s6ptimo día para Israel. La res#rrecci$n es4 por lo tanto4 la piedra an*#lar de n#estra fe cristiana4 y como Pablo lo e)presa en = Corintios =G%=9% 7, si Cristo no res#cit$4 &#estra fe es &ana< a5n est-is en &#estros pecados.7 Por haber res#citado Cristo4 n#estra fe cristiana est- se*#ra4 la &ictoria final de Cristo es cierta y n#estra fe cristiana esta completamente (#stificada. PREGUNTAS =. KEnse/a la Biblia 0#e todos los hombres 0#e m#eren ser-n res#citadosM :. 'acer #n s#mario de las ense/an.as del "nti*#o Testamento 0#e ense/an acerca de la res#rrecci$n del c#erpo h#mano. @. KEn 0#6 *rado el "nti*#o Testamento anticipa la res#rrecci$n de 1es#cristoM ?. KEn 0#e *rado Cristo predi(o s# propia res#rrecci$nM G. KC#-ntas apariciones de Cristo oc#rrieron entre s# res#rrecci$n y ascensi$nM >. KL#6 apariciones de Cristo oc#rrieron desp#6s de s# ascensi$nM 9. KPor 0#6 son #na poderosa confirmaci$n del hecho de s# res#rrecci$n las apariciones de Cristo y las circ#nstancias 0#e las rodearonM ;. KC$mo contrib#yen la t#mba &acía4 el car-cter de los testi*os de s# res#rrecci$n y el *rado de s#s con&icciones a la doctrina de s# res#rrecci$nM B. KL#6 cambios t#&ieron l#*ar en los discíp#los desp#6s de la res#rrecci$n de Cristo4 y como f#eron #sados como testi*os de la res#rrecci$nM =A. KL#6 e&idencia p#ede encontrarse en el día de Pentecost6s para la res#rrecci$n de CristoM ==. KC$mo la cost#mbre de la I*lesia primiti&a en obser&ar el primer día de la semana y s# contin#a e)istencia a pesar de la persec#ci$n sostienen la teoría de la res#rrecci$nM =:. Nombrar por lo menos siete ra.ones por las c#ales Cristo se le&ant$ de los m#ertos. =@. KPor 0#6 es importante para la fe cristiana la res#rrecci$n de CristoM =?. KC$mo se relaciona la res#rrecci$n de Cristo con la norma presente del poder di&inoM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios el 1i6o: S( as-en-i,n + sa-erdo-io 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. El @e-@o de la as-ensi,n de Cris)o P#esto 0#e la res#rrecci$n de Cristo es la primera en #na serie de e)altaciones de Cristo4 s# ascensi$n a los cielos p#ede ser considerada como el se*#ndo paso importante. Esto estre*istrado en !arcos =>%=B< L#cas :?%GA3G= y 'echos =%B3==. La pre*#nta 0#e se ha le&antado es si Cristo ascendi$ a los cielos antes de s# ascensi$n formal. Se citan a men#do las palabras de Cristo a !aría !a*dalena en 1#an :A%=94 donde Cristo di(o% 7S#bo a mi Padre y a &#estro Padre4 a mi ios y a &#estro ios.7 Tambi6n se cita la tipolo*ía del "nti*#o Testamento donde el sacerdote4 desp#6s del sacrificio4 traía la san*re dentro del l#*ar Santísimo 8'e. B%=:4 :@3:?C. "#n0#e los e)positores han diferido en s#s opiniones4 la mayoría de los e&an*6licos interpretan el tiempo presente de 1#an :A%=9 7s#bo7 como #n f#t#ro &i&ido. Las e)presiones en 'ebreos de 0#e Cristo entr$ al cielo con s# san*re se trad#cen m-s correctamente 7por medio de s# san*re7 o 7a tra&6s de s# san*re7. La aplicaci$n física de la san*re s$lo oc#rri$ en la cr#.. Los beneficios de la obra acabada contin5an para ser aplicados a los creyentes hoy día 8= 1n. =%9C. Fna 5ltima pre*#nta se ha le&antado con respecto a si la ascensi$n en 'echos = f#e literalmente #n acto. Todo el pasa(e sostiene completamente el hecho de 0#e Cristo literalmente f#e al cielo4 tanto como El &ino literalmente a la tierra c#ando f#e concebido y nacido. 'echos = #sa c#atro palabras *rie*as para describir la ascensi$n% 7P#e al.ado7 8&. BC< 7le recibi$ #na n#be 0#e le oc#lt$ de s#s o(os7 8&. BC< 7El se iba7 8&. =AC< y 7ha sido tomado de &osotros al cielo7 8&. ==C4 me(or trad#cido como 7recibido arriba7 8cf. BC. Estas c#atro

declaraciones son si*nificati&as por0#e en el &ersíc#lo == est- predicho 0#e s# se*#nda &enida ser- en i*#al manera< esto es4 s# ascensi$n y s# se*#nda &enida ser-n *rad#ales4 &isibles4 corporales y con n#bes 8'ch. =%B3==C. Esto se refiere a s# &enida para establecer s# reino4 m-s 0#e al rapto de la i*lesia. B. E0iden-ia ara la lle.ada de Cris)o al -ielo. "#n0#e la e&idencia para s# ascensi$n desde la tierra al cielo es completa4 el hecho de 0#e se afirme 0#e Cristo haya lle*ado al cielo confirma el hecho de s# ascensi$n 8'ch. :% @@3@>< @%:=< 9%GG3G>< B%@3>< ::%>3;< :>%=@3=G< +o. ;%@?< Ef. =%:A3::< ?%;3=A< Pil. :%>3==< @%:A< = Ts. =%=A< ?%=>< = Ti. @%=>< 'e. =%@4 =@< :%9< ?%=?< >%:A< 9%:>< ;%=< B%:?< =A%=:3=@< =:%:< = 1n. :%=< "p. =%94 =@3=;< G%G3=:< >%B3=9< 9%B3=9< =?%=3G< =B% ==3=>C. C. El si.ni?i-ado de la as-ensi,n. La ascensi$n se/al$ el fin de s# ministerio terrenal. "sí como Cristo había &enido4 nacido en Bel6n4 tambi6n ahora El había retornado al Padre. Tambi6n marc$ el retorno a s# *loria manifiesta4 la c#al estaba oc#lta en s# &ida terrena a#n desp#6s de s# res#rrecci$n. S# entrada en los cielos f#e #n *ran tri#nfo4 si*nificando el acabamiento de s# obra en la tierra y #na entrada dentro de s# n#e&a esfera de traba(o a la diestra del Padre. La posici$n de Cristo en los cielos es de se/orío #ni&ersal mientras espera s# 5ltimo tri#nfo y s# se*#nda &enida4 y se presenta frec#entemente a Cristo a la diestra del Padre 8Sal. ==A%=< !t. ::%??< !r. =:%@>< =>%=B< Lc. :A%?:3?@<::%>B< +o. ;%@?< Ef. =%:A< Col. @%=< 'e. =%@3=@< ;%=< =A%=:< =:%:< = P. @%::C. El trono 0#e Cristo oc#pa en los cielos es el trono del Padre< no debe conf#ndirse con el trono da&ídico4 el c#al es terrenal. La tierra a5n espera el tiempo c#ando ser- hecho el estrado de s#s pies y s# trono ser- establecido sobre la tierra 8!t. :G%@=C. S# posici$n presente es4 por s#p#esto4 de honor y a#toridad4 y manteni6ndose siempre como Cabe.a de la I*lesia. D. La obra resen)e de Cris)o en los -ielos. En s# posici$n a la diestra del Padre4 Cristo c#mple las siete fi*#ras 0#e lo relacionan con la i*lesia% 1: Cristo como el 5ltimo "d-n y cabe.a de #na n#e&a creaci$n< 2: Cristo como la Cabe.a del c#erpo de Cristo< ": Cristo como el Gran Pastor de s#s o&e(as< /: Cristo como la Hida Herdadera en relaci$n a las ramas< #: Cristo como la principal Piedra de "n*#lo en relaci$n a la i*lesia como piedras de #n edificio< $: Cristo como n#estro S#mo Sacerdote en relaci$n a la i*lesia como sacerdocio real< 2: Cristo como el Esposo en relaci$n a la i*lesia como s# no&ia. Todas estas fi*#ras est-n llenas de si*nificado en describir s# obra presente. S# ministerio principal4 sin embar*o4 es como S#mo Sacerdote representando a la I*lesia ante el trono de ios. Se re0elan -(a)ro i* or)an)es 0erdades en s( obra -o*o S(*o Sa-erdo)e: 1. Como S#mo Sacerdote sobre el &erdadero tabern-c#lo en lo alto4 el Se/or 1es#cristo ha entrado en el mismo cielo para ministrar como Sacerdote en fa&or de a0#ellos 0#ienes son s# propiedad en el m#ndo 8'e. ;%=3:C. El hecho de 0#e El4 c#ando ascendi$4 f#e recibido por s# Padre en los cielos es #na e&idencia 0#e s# ministerio terrenal f#e aceptado. El 0#e se sentara indic$ 0#e s# obra a fa&or del m#ndo estaba completada. El 0#e se sentara en el trono de s# Padre y no en s# propio trono re&ela la &erdad4 tan constante y consistentemente ense/ada en las Escrit#ras4 0#e El no estableci$ #n reino en la tierra en s# primera &enida al m#ndo4 pero 0#e El est- ahora 7esperando7 hasta el tiempo c#ando a0#el reino &endr- en la tierra y lo di&ino ser- hecho en la tierra así como en el cielo. 7Los reinos del m#ndo han &enido a ser de n#estro Se/or y de s# Cristo< y 6l reinar- por los si*los de los si*los7 8"p. ==%=GC< el 'i(o 3+ey a5n3 pedir- de s# Padre4 el c#al le dar- 7por herencia las naciones y como posesi$n s#ya los confines de la tierra7 8Sal. :%;C. Sin embar*o4 la Escrit#ra claramente indica 0#e El no est- estableciendo ahora esta le*islaci$n del reino en la tierra 8!t. :G%@=3?>C4 sino 0#e m-s bien est- llamando de ambos4 (#díos y *entiles4 #n p#eblo celestial el c#al est- relacionado con El como s# c#erpo y no&ia. esp#6s de 0#e el prop$sito presente sea c#mplido El retornar- y 7reedificar6 el tabern-c#lo de a&id4 0#e est- caido7 8'ch. =G%=>< cf. &s. =@3=;C. "#n0#e El es #n +ey3Sacerdote de ac#erdo al tipo de !el0#isedec 8'e. G%=A< 9%=C4 El est- ahora sir&iendo como Sacerdote y no como +ey. El 0#e &iene otra &e. y ser- entonces el +ey de reyes4 est- ahora ascendido para ser 7cabe.a sobre todas las cosas7 8Ef. =%::3:@C. 2. Como n#estro S#mo Sacerdote4 Cristo es el dador de los dones espirit#ales. e ac#erdo al N#e&o Testamento4 #n don es #na capacitaci$n di&ina traída al creyente y a tra&6s del creyente por medio del Espirit# 0#e mora en 6l. Es el Espirit# traba(ando para c#mplir ciertos

prop$sitos di&inos y #sar a 0#ien El habita para este fin. El mora con ese fin. No es de nin*#na manera #na obra h#mana ay#dada por el Espírit#. "#n0#e ciertos dones *enerales est-n mencionados en las Escrit#ras 8+o. =:%@3;< = Co. =:%?3==C4 la &ariedad posible es inn#merable4 p#esto 0#e n#nca se &i&en dos &idas e)actamente ba(o las mismas condiciones. Sin embar*o4 a cada creyente le es dado al*5n don< pero la bendici$n y el poder del don ser- e)perimentado solamente c#ando la &ida esttotalmente rendida a ios 8cf. +o. =:%=3:4 >3;C. 'abr- poca necesidad de e)hortaci$n para #n ser&icio honrado por ios para a0#el 0#e est- lleno con el Espirit#< por0#e el Espírit# estartraba(ando en 6l en ambos sentidos4 tanto para 0#erer como para hacer s# b#ena &ol#ntad 8Pil. :%=@C. e i*#al manera4 ciertos hombres 0#e son llamados de 7entre los hombres7 son pro&istos y colocados localmente en s# ser&icio por el Cristo ascendido 8Ef. ?%93==C. El Se/or no de($ s# obra al (#icio incierto e ins#ficiente de los hombres 8= Co. =:%==4 =;C ". El Cristo ascendido como Sacerdote &i&e siempre para hacer intercesi$n por los s#yos. Este ministerio comen.$ antes de 0#e El de(ara la tierra 81n. =9%=3:>C4 y es para los sal&os m-s bien 0#e para los no sal&os 81n. =9%BC4 y contin#ar- en los cielos tanto tiempo como los s#yos est6n en el m#ndo. S# obra de intercesi$n tiene 0#e &er con la debilidad4 necesidad de ay#da y la inmad#re. de los santos 0#e est-n sobre la tierra 3cosas en las c#ales ellos no son en nin*#na manera c#lpables3. El4 0#ien conoce las limitaciones de los s#yos4 y el poder y la estrate*ia del enemi*o con 0#ien ellos tienen 0#e l#char4 les es a ellos #n Pastor y Jbispo para s#s almas. S# c#idado de Pedro es #na il#straci$n de esta &erdad 8Lc. ::%@=3@:C. La intercesi$n sacerdotal de Cristo no es s$lo efica.4 sino 0#e tambi6n sin fin. Los sacerdotes de la anti*Dedad fallaron a ca#sa de la m#erte< pero Cristo4 p#esto 0#e &i&e para siempre4 tiene #n sacerdocio inm#table. 7Por lo c#al p#ede tambi6n sal&ar perpet#amente a los 0#e por 6l se acercan a ios4 &i&iendo siempre para interceder por ellos7 8'e. 9<:GC. a&id reconoce el mismo c#idado pastoral y s# *arantía de se*#ridad eterna 8Sal. :@%=C. /. Cristo se presenta act#almente por los s#yos en la presencia de ios. " men#do el hi(o de ios es c#lpable de al*5n pecado 0#e le separaría completamente de ios si no est#&iera de por medio la abo*acía de Cristo y la obra 0#e El efect#$ por s# m#erte en la cr#.. El efecto del pecado sobre el cristiano es la p6rdida de *o.o4 pa. y poder espirit#ales. Por otra parte4 estas bendiciones se resta#ran se*5n la *racia infinita de ios sobre la sola base de la confesi$n del pecado 8= 1n. =%BC< pero m-s importante es considerar el pecado del cristiano en relaci$n con el car-cter santo de ios. Por medio de la presente abo*acía sacerdotal de Cristo en los cielos4 hay absol#ta se*#ridad de sal&aci$n para los hi(os del Padre Celestial a#n mientras ellos est-n pecando. Fn abo*ado es a0#el 0#e e)pone y defiende la ca#sa de otro ante los trib#nales p5blicos. En el desempe/o de s#s f#nciones de "bo*ado4 Cristo est- ahora en el cielo inter&iniendo a fa&or de los s#yos 8'e. B%:?C c#ando ellos pecan 8= 1n. :%=C. Se re&ela 0#e s# defensa la hace ante el Padre4 y 0#e Satan-s est- allí tambi6n ac#sando sin cesar día y noche a los hermanos4 en la presencia de ios 8"p. =:%=AC. Es posible 0#e al cristiano le pare.ca 0#e el pecado 0#e ha cometido es insi*nificante< pero no es así para el ios santo4 0#ien no podría n#nca tratar con li*ere.a lo 0#e representa #na ofensa a s# di&ina (#sticia. "#n el pecado 0#e es secreto en la tierra es #n *ran esc-ndalo en el cielo. En la *racia mara&illosa de ios4 y sin necesidad de 0#e inter&en*a solicit#d al*#na de parte de los hombres4 el "bo*ado defiende la ca#sa del cristiano c#lpable. , lo 0#e el "bo*ado hace para *aranti.ar así la se*#ridad del creyente est- tan de ac#erdo con la (#sticia di&ina4 0#e El es llamado4 en relaci$n con este ministerio de abo*ar por los s#yos4 71es#cristo el (#sto7. El defiende a los hi(os de ios a base de la san*re 0#e f#e derram ada en la cr#.4 y en esta forma el Padre tiene completa libertad para defenderles contra toda ac#saci$n pro&eniente de Satan-s o de los hombres y contra todo (#icio 0#e en otras circ#nstancias el pecado impondría sobre el pecador< y todo esto se hace posible por0#e Cristo4 a tra&6s de s# m#erte4 lle*$ a ser la 7propiciaci$n por n#estros pecados7 8los pecados de los cristianosC 8= 1n. :%:C. La &erdad referente al ministerio sacerdotal de Cristo en los cielos no est- de nin*#na manera facilitando para los &erdaderos cristianos la pr-ctica del pecado. "l contrario4 estas mismas cosas son escritas para 0#e no pe0#emos 8= 1n. :%=C< por0#e nin*#no p#ede pecar con li*ere.a o desc#ido c#ando considera la enorme tarea de defensa 0#e a ca#sa del pecado del cristiano tiene 0#e reali.ar necesariamente el "bo*ado Cristo 1es5s. P#ede decirse4 en concl#si$n4 0#e Cristo c#mple s# ministerio de Intercesor y "bo*ado para la eterna se*#ridad de a0#ellos 0#e ya son sal&os en El 8+o. ;%@?C. E. La !bra Presen)e De Cris)o Sobre La Tierra.

Cristo est- tambi6n obrando en s# i*lesia sobre la tierra al mismo tiempo 0#e est- a la diestra del Padre en el cielo. En n#merosos pasa(es se dice 0#e Cristo habita en s# i*lesia y est- con s# i*lesia 8!t. :;%=;3:A< 1n. =?%=;4 :A< Col. =%:9C. El est- en s# i*lesia en el sentido de 0#e es El 0#ien da &ida a s# i*lesia 81n. =%?< =A%=A< ==%:G< =?%>< Col. @%?< = 1n. .G%=:C. Se p#ede concl#ir 0#e la obra presente de Cristo es la cla&e para entender la presente tarea de ios de llamar a #n p#eblo para formar el c#erpo de Cristo4 y el poder y la santificaci$n de este p#eblo para ser testi*os de Cristo hasta lo 5ltimo de la tierra. S# obra presente es preliminar y a ella se*#ir-n los e&entos 0#e tienen relaci$n con s# se*#nda &enida. PREGUNTAS =. KC$mo se relaciona la ascensi$n de Cristo con s# e)altaci$nM :. Tratar el p#nto sobre si Cristo ascendi$ en el día de s# res#rrecci$n. @. KL#6 e&idencia p#ede ofrecerse para probar 0#e la ascensi$n relatada en 'echos f#e #na ascensi$n literalM ?. K'asta 0#6 *rado la Escrit#ra testifica la lle*ada de Cristo al cielo desp#6s de s# ascensi$nM G. KC$mo se relaciona la ascensi$n de Cristo con s# ministerio terrenalM >. KEn 0#6 sentido la ascensi$n de Cristo f#e #n tri#nfoM 9. istin*#ir el trono de Cristo en los cielos del trono da&ídico. ;. Nombrar las siete fi*#ras relati&as a Cristo con s# I*lesia. B. KC#-l es el si*nificado de Cristo ahora sentado en el trono del PadreM =A. KC$mo se relaciona Cristo como n#estro S#mo Sacerdote y el dador de los dones espirit#ales a los hombresM ==. Contrastar la intercesi$n sacerdotal de Cristo con los sacerdotes del "nti*#o Testamento. =:. escribir la obra de Cristo como n#estro "bo*ado en los cielos. =@. K'asta 0#6 *rado est- Cristo tambi6n traba(ando en la tierra d#rante esta edad presenteM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios el 1i6o: S( re.reso or s(s san)os 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. Pro?e-Aa B(e a(n no se @a -(* lido La doctrina seleccionada para s# desarrollo en este capít#lo es #no de los temas m-s importantes de la profecía 0#e toda&ía no se ha c#mplido. El est#diante no debe ol&idar 0#e la profecía es la historia escrita de antemano por el Se/or4 y 0#e ella es4 por lo tanto4 tan di*na de ser creída como lo son otras partes de las Escrit#ras. Casi #na c#arta parte de la Biblia estaba en forma de profecía c#ando las sa*radas p-*inas f#eron escritas. !#cho de la profecía bíblica se ha c#mplido ya4 y en cada caso el c#mplimiento ha sido la m-s literal reali.aci$n de todo lo 0#e se había profeti.ado. Tal como f#e an#nciado m#chos si*los antes del ad&enimiento de Cristo4 El &ino en s# h#manidad como #n hi(o de "braham4 descendi$ de la trib# de 1#d- y de la casa de a&id y naci$ de #na &ir*en en Bel6n. e i*#al manera4 los detalles e)plícitos concernientes a s# m#erte4 re&elados en el Salmo ::4 #nos mil a/os antes de la &enida de El al m#ndo4 se c#mplieron con admirable precisi$n. La Palabra de ios contiene m#cha profecía 0#e al presente est- toda&ía en espera de c#mplirse4 y es ra.onable4 así como honroso para ios4 0#e nosotros creamos 0#e dicha profecía se c#mplir- con la misma fidelidad 0#e ha sido la característica de todas las obras y todos los actos de El hasta el día de hoy. La ense/an.a de 0#e Cristo &ol&er- a esta tierra tal como El era c#ando ascendi$ a la diestra de ios 37Este mismo 1es5s4 en s# c#erpo de res#rrecci$n y en las n#bes del cielo7 8'ch. =%==C3 es tan clara y e)tensamente presentada en las Escrit#ras prof6ticas4 0#e ella ha sido incl#ida en todos los *randes credos de la cristiandad. Sin embar*o4 es #na doctrina 0#e debemos est#diar c#idadosamente y con espírit# de claro discernimiento. En consideraci$n con la profecía como se relaciona con la f#t#ra &enida de 1es#cristo4 m#chos est#diantes bíblicos distin*#en la &enida de Cristo por s# I*lesia4 refiri6ndose al arrebatamiento 8el tomar a los santos hacia el cieloC4 de s# &enida con s#s santos para establecer s# reino 8s# se*#nda &enida formal a la tierraC para reinar por mil a/os. Entre estos dos acontecimientos se predicen &arios e&entos importantes tales como #na i*lesia m#ndial4 la formaci$n de #n *obierno m#ndial con #n dictador4 y #na *i*antesca *#erra m#ndial4 la c#al tendr- l#*ar c#ando Cristo &en*a a establecer s# reino. La &enida de Cristo por s# i*lesia es el primer acontecimiento en estas series4 si se interpretan literalmente las profecías. "#n0#e los acontecimientos de los 5ltimos tiempos4 0#e oc#rren desp#6s del arrebatamiento de la i*lesia4 son dados en m#chas profecías en el "nti*#o y N#e&o

Testamento4 la &erdad de 0#e Cristo &endría primero por s# i*lesia no f#e re&elada en el "nti*#oTestamento y es específicamente #na re&elaci$n del N#e&o Testamento. B. Pro?e-Aas del arreba)a*ien)o La primera re&elaci$n de 0#e Cristo &endría por s#s santos antes de 0#e los acontecimientos de los 5ltimos tiempos se c#mplieran f#e dada a los discíp#los en el aposento alto la noche antes de la cr#cifi)i$n de Cristo. e ac#erdo a 1#an =?%:3@4 Cristo an#nci$ a s#s discíp#los% 7En la casa de mi Padre m#chas moradas hay< si así no f#era yo os lo h#biera dicho< &oy4 p#es4 a preparar l#*ar para &osotros. , si me f#ere y os preparare l#*ar4 &endr6 otra &e.4 y os tomar6 a mí mismo4 para 0#e donde yo estoy4 &osotros tambi6n est6is.7 Los discíp#los no estaban de nin*#na manera preparados para esta profecía. 'abían sido instr#idos4 de ac#erdo a !ateo :?%:>3@=4 con respecto al *lorioso retorno de Cristo para establecer s# reino. 'asta este tiempo ellos no habían tenido indicios de 0#e Cristo &endría primero para tomarlos de la tierra al cielo y por este medio 0#itarles de la tierra d#rante el tiempo de la trib#laci$n 0#e caracteri.a el fin de la era. En 1#an =? est- claro 0#e la casa del Padre se refiere al cielo4 0#e Cristo les iba a de(ar para prepararles #n l#*ar allí. El promete 0#e4 habiendo preparado #n l#*ar4 El &endría otra &e. para recibirles allí. Esto si*nifica 0#e s# prop$sito es tomarles de la tierra a la casa del Padre en los cielos. El ap$stol Pablo amplía l#e*o con amplios detalles este an#ncio preliminar. Escribiendo a los Tesalonicenses con respecto a estas pre*#ntas en c#anto a la relaci$n de la res#rrecci$n de los santos y la &enida de Cristo por s#s santos &i&iendo en la tierra4 Pablo da los detalles de este importante acontecimiento 8= Ts. ?%=@3=;C. El declara en los &s. =>3=9% 7Por0#e el Se/or mismo con &o. de mando4 con &o. de arc-n*el4 y con trompeta de ios4 descender- del cielo< y los m#ertos en Cristo res#citar-n primero. L#e*o nosotros los 0#e &i&imos4 los 0#e hayamos 0#edado4 seremos arrebatados (#ntamente con ellos en las n#bes para recibir al Se/or en el aire4 y así estaremos siempre con el Se/or.7 El orden de los acontecimientos de la &enida de Cristo por s#s santos comien.a con el de(ar s# trono en los cielos y descender en el aire sobre la tierra. El dar- #na e)clamaci$n 3literalmente 7#na &o. de mando7V. Esto ser- acompa/ado por la tri#nfante &o. del arc-n*el !i*#el y el sonido de la trompeta de ios. En obediencia al mandamiento de Cristo 81n. G%:;3:BC4 los cristianos 0#e han m#erto ser-n le&antados de la m#erte. Las almas de los m#ertos han acompa/ado a Cristo desde los cielos4 como se indica en = Tesalonicenses ?%=? 37Por0#e si creemos 0#e 1es5s m#ri$ y res#cit$4 así tambi6n traer- ios con 1es5s a los 0#e d#rmieron en 6l734 y entrar-n en s#s c#erpos res#citados. Fn momento desp#6s de 0#e los m#ertos en Cristo sean le&antados4 los cristianos 0#e &i&en ser-n 7arrebatados (#ntamente con ellos en las n#bes para recibir al Se/or en el aire7. En esta manera toda la i*lesia ser- sacada del escenario de la tierra y c#mplir- la promesa de 1#an =? de estar con Cristo en la casa del Padre en los cielos. Se dan m-s detalles de ello en = Corintios =G%G=3G;. "0#í la &enida de Cristo por s# i*lesia se declara como 7#n misterio74 esto es4 #na &erdad no re&elada en el "nti*#o Testamento pero re&elada en el N#e&o Testamento 8cf. +o. =>%:G3:>< Col. =%:>C. En contraste a la &erdad de la &enida de Cristo a. la tierra para establecer s# reino4 lo c#al est- re&elado en el "nti*#o Testamento4 el arrebatamiento est- re&elado solamente en el N#e&o Testamento. Pablo4 en = Corintios =G4 indica 0#e el acontecimiento tendr- l#*ar en #n momento de tiempo4 7en #n abrir y cerrar de o(os74 0#e los c#erpos res#citados de los m#ertos los c#ales ser-n le&antados con incorr#ptibilidad4 esto es4 no en&e(ecer-n y ser-n inmortales4 sin estar s#(etos a m#erte 8=Co. =G%G@C. En la Escrit#ra est- claro 0#e n#estros n#e&os c#erpos tambi6n ser-n sin pecado 8Ef. G%:9< cf. Pil. @%:A3:=C. Los c#erpos de a0#ellos en las t#mbas4 así como a0#ellos &i&os en la tierra4 no son aptos para el cielo. Este es el moti&o por el c#al Pablo declara 7todos seremos transformados7 8= Co. =G%G=C. En contraste con la res#rrecci$n y al arrebatamiento de la i*lesia4 la res#rrecci$n de los santos 0#e m#rieron antes de Pentecost6s4 o 0#e m#rieron desp#6s del arrebatamiento4 estaparentemente demorada hasta el tiempo de la &enida de Cristo para establecer s# reino 8 n. =:%=3:< "p. :A%?C. Los m#ertos impíos4 sin embar*o4 no son res#citados hasta desp#6s de los mil a/os de reinado de Cristo 8"p. :A%G3>< =:3=@C. C. Con)ras)es en)re -ris)o 0iniendo or s(s san)os + s( 0enida -on s(s san)os La teoría de 0#e el arrebatamiento s#cede antes del fin de los tiempos se llama teoría pre3 trib#laci$n4 en contraste con la teoría post3trib#laci$n4 la c#al hace de la &enida de Cristo por s#s santos y con s#s santos #n solo e&ento. La pre*#nta de c#-l de estas teorías es la correcta depende de c#-n literalmente se interprete la profecía. P#eden &erse #n n5mero de diferencias entre ambos acontecimientos% =. La &enida de Cristo por s#s santos para tomarlos hacia la casa del Padre en los cielos es ob&iamente #n mo&imiento 8desde la tierra al cielo4 mientras 0#e s# &enida con s#s santos es

#n mo&imiento desde el cielo a la tierra c#ando Cristo retorna del !onte de los Jli&os y establece s# reino. :. En el arrebatamiento4 los santos 0#e &i&en son arrebatados4 mientras 0#e nin*5n santo es trasladado en cone)i$n con la se*#nda &enida de Cristo a la tierra. @. En el arrebatamiento4 los santos &an al cielo4 mientras 0#e en la se*#nda &enida los santos 0#edan en la tierra sin ser arrebatados. ?. En el arrebatamiento4 el m#ndo 0#eda sin cambiar y sin (#.*ar y contin5a en pecado4 mientras 0#e en la se*#nda &enida el m#ndo es (#.*ado y se establece la (#sticia en la tierra. G. El arrebatamiento de la i*lesia es #na liberaci$n del día de la maldici$n 0#e si*#e4 mientras 0#e la se*#nda &enida es #na liberaci$n de a0#ellos 0#e han creído en Cristo d#rante el tiempo de la trib#laci$n y han sobre&i&ido. >. El arrebatamiento siempre se describe como #n acontecimiento 0#e es inminente4 esto es4 0#e p#ede oc#rrir en c#al0#ier momento4 mientras 0#e la se*#nda &enida de Cristo a la tierra es precedida por m#chos si*nos y e&entos. 9. El arrebatamiento de los santos es #na &erdad re&elada s$lo en el N#e&o Testamento4 mientras 0#e la se*#nda &enida de Cristo a la tierra con e&entos 0#e le anteceden y si*#en es #na doctrina prominente en ambos Testamentos. ;. El arrebatamiento se relaciona solamente con a0#ellos 0#e son sal&os4 mientras 0#e la se*#nda &enida de Cristo a la tierra trata con ambos4 sal&os y los 0#e no lo son. B. En el arrebatamiento Satan-s no es atado4 sino 0#e est- m#y acti&o en el período 0#e si*#e4 mientras 0#e en la se*#nda &enida Satan-s est- atado y &#elto inacti&o. =A. Como se presenta en el N#e&o Testamento4 la profecía no c#mplida se da #bic-ndola entre la i*lesia y el tiempo de s# arrebatamiento4 el c#al se presenta como #n e&ento inminente4 mientras 0#e deben de c#mplirse m#chas se/ales antes de la se*#nda &enida de Cristo para establecer s# reino. ==. En c#anto a la res#rrecci$n de los santos en relaci$n a la &enida de Cristo para establecer s# +eino4 en el "nti*#o y N#e&o Testamento n#nca se menciona el arrebatamiento de los santos &i&os al mismo tiempo. Por consi*#iente4 tal doctrina sería imposible4 p#esto 0#e los santos 0#e &i&en necesitan mantener s#s c#erpos nat#rales con el prop$sito de f#ncionar en el reino milenial. =:. En la serie de acontecimientos 0#e describen la se*#nda &enida de Cristo a la tierra no hay l#*ar adec#ado para #n acontecimiento como el arrebatamiento. e ac#erdo a !ateo :G%@=3?>4 los creyentes y no creyentes est-n me.clados toda&ía en el tiempo de este (#icio4 el c#al &iene desp#6s de la &enida de Cristo a la tierra4 y es ob&io 0#e no ha tenido l#*ar ni el arrebatamiento ni la separaci$n de los sal&os con respecto a los no sal&os en el descenso de Cristo del cielo a la tierra. =@. Fn est#dio de la doctrina de la &enida de Cristo para establecer s# reino con los acontecimientos 0#e preceden y si*#en de(a claro 0#e estos acontecimientos no se relacionan a la i*lesia sino m-s bien a Israel y los *entiles creyentes y no creyentes. Esto ser- e)plicado en el capít#lo si*#iente. La &erdad de la inminente &enida de Cristo por s# i*lesia es #na &erdad m#y pr-ctica. Los cristianos tesalonicenses f#eron instr#idos en = Tesalonicenses =%=A a 7esperar de los cielos a s# 'i(o4 al c#al res#cit$ de los m#ertos4 a 1es5s4 0#e nos libra de la ira &enidera7. S# esperan.a no era la de sobre&i&ir a tra&6s de la trib#laci$n4 sino la liberaci$n de la ira de ios 0#e sería esparcida sobre la tierra 8cf. = Ts. G%B y "p. >%=9C. Como se presenta en el N#e&o Testamento4 el arrebatamiento es #na esperan.a reconfortante 81n. =?%=3@< = Ts. ?%=;4 #na esperan.a p#rificadora 8= 1n. @%=3@C y #na e)pectati&a bendita o feli. 8Tit. :%=@C. !ientras 0#e el m#ndo no &er- a Cristo hasta s# se*#nda &enida para establecer s# reino4 los cristianos &er-n a Cristo en s# *loria en el momento del arrebatamiento y serpara ellos 7la manifestaci$n *loriosa de n#estro *ran ios y Sal&ador 1es#cristo7 8Tit. :%=@C. Para #n detallado est#dio de la doctrina del arrebatamiento &er The +apt#re L#estion4 por Wal&oord 8Grand +apids% Oonder&an4 =BG9C. PREGUNTAS =. KL#6 proporci$n de la Biblia era profecía c#ando f#e escritaM :. KC#-l es el si*nificado del hecho de 0#e m#chas profecías han sido ya c#mplidas literalmenteM @. KC#-l es la diferencia entre la &enida de Cristo por s#s santos y la &enida de Cristo con s#s santosM ?. KL#6 acontecimientos importantes oc#rrir-n entre ambos e&entosM G. KC#-ndo an#nci$ Cristo por primera &e. el arrebatamiento de la i*lesia y 0#e re&el$ El acerca de estoM >. KPor 0#6 los discíp#los t#&ieron dific#ltad en entender la primera menci$n del arrebatamientoM

9. escribir el orden de los acontecimientos para la &enida de Cristo por s#s santos como se dan en = Ts. ?%=@3=;. ;. KPor 0#6 Cristo trae con El desde el cielo las almas de los cristianos 0#e han m#erto en el momento del arrebatamientoM B. KPor 0#6 la &enida de Cristo por s# I*lesia se califica como #n misterio en = Co. =G%G=3 G:M =A. KL#6 hechos adicionales concernientes al arrebatamiento son sacados a l#. en = Co. =G%G=3G;M ==. KL#6 clase de c#erpos recibir-n a0#ellos arrebatados o le&antados de la m#erteM =:. Si los santos del "nti*#o Testamento no ser-n res#citados en el arrebatamiento4 Kc#-ndo lo ser-nM =@. KC#-ndo ser-n le&antados los impíosM =?. En &ista de la ense/an.a de la Escrit#ra sobre el tema del arrebatamiento y la res#rrecci$n4 Kpor 0#6 la teoría de 0#e toda la *ente 0#e ser- res#citada al mismo tiempo debe ser recha.adaM =G. Nombrar al*#no de los contrastes importantes entre el arrebatamiento de la I*lesia y la se*#nda &enida de Cristo a la tierra para establecer s# reino. =>. " la l#. de estos contrastes4 K0#6 ar*#mentos p#eden presentarse a fa&or del arrebatamiento pre3trib#laci$n4 op#esto al arrebatamiento post3trib#laci$nM =9. KL#6 aplicaci$n pr-ctica se hace en la Escrit#ra de la &erdad del arrebatamiento en c#anto a n#estras &idasM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios el 1i6o: S( re.reso -on s(s san)osCC 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 P#esto 0#e el tema de este capít#lo se conf#nde tan com5nmente con la &enida de Cristo por s#s santos4 es importante 0#e los dos acontecimientos sean est#diados (#ntos con el prop$sito de 0#e p#edan ser &istos los contrastes 0#e aparecen en casi cada p#nto. A. A-on)e-i*ien)os i* or)an)es B(e re-eden a la se.(nda 0enida de Cris)o Como ser- disc#tido m-s tarde en cone)i$n con las profecías de los 5ltimos tiempos4 el periodo entre el arrebatamiento de la i*lesia y la se*#nda &enida de Cristo para establecer s# reino se di&iden en tres períodos bien definidos. 1. Se*#ir- al arrebatamiento #n período de preparaci$n en el c#al die. naciones entrar-n a formar #na confederaci$n en #n res#r*imiento del anti*#o imperio romano. 2. Sobre&endr- #n periodo de pa. traído por #n dictador en el -rea del !editerr-neo4 comen.ando can #n pacto con Israel planeado para siete a/os 8 n. B%:9C. ". Sobre&endr- #n tiempo de persec#ci$n para Israel y todos los creyentes en Cristo c#ando el dictador rompa s# pacto desp#6s de los tres a/os y medio. "l mismo tiempo 6l se con&ierte en el dictador m#ndial4 abole todas las reli*iones del m#ndo en fa&or de la adoraci$n de sí mismo4 y toma control de todos los ne*ocios en el m#ndo de manera 0#e nin*#no p#ede comprar o &ender sin s# permiso. Este período de tres a/os y medio se llama la *ran trib#laci$n 8 n. =:%=< !t. :?%:=< "p. 9%=?C. En este período ios derramar- s#s *randes (#icios 8descritos en "p. >%= 3 =;%:?C. La *ran trib#laci$n c#lminar- en #na *ran *#erra m#ndial 8"p. =>%=?3=>C. En el momento c#lminante de esta *#erra4 Cristo &ol&er- para liberar a los santos4 los c#ales a5n no han sido martiri.ados4 para traer (#icio sobre la tierra y para traer s# reino de (#sticia. e los m#chos pasa(es 0#e describen este período4 es e&idente 0#e estos *randes mo&imientos de conmoci$n deben preceder la se*#nda &enida de Cristo4 y sería imposible contemplar la se*#nda &enida a la tierra como inminente en &ista de 0#e estos acontecimientos a5n no han tenido l#*ar. B. 'a-)ores 0i)ales relacionados a la se.(nda 0enida 1. La Biblia ense/a 0#e el Se/or 1es#cristo retornar- a la tierra 8Oac. =?%?C4 personalmente 8!t. :G%@=< "p. =B%==3=>C4 y en las n#bes del cielo 8!t. :?%@A< 'ch. =%==< "p. =%9C. e ac#erdo con todos los pasa(es bíblicos4 ser- #n acontecimiento *lorioso al c#al todo el m#ndo &er- 8"p. =%9C. 2. e ac#erdo a la re&elaci$n dada por Cristo mismo re*istrada en !ateo :?%:>3:B4 s# *loriosa aparici$n ser- como #n rel-mpa*o brillando de este a oeste. En los días 0#e preceden4 descritos como 7la trib#laci$n de a0#ellos días74 habr- conmoci$n en el cielo4 el sol se osc#recer-4 la l#na no dar- s# l#.4 y las estrellas caer-n del cielo4 y los mismos cielos ser-n conmo&idos. En "pocalipsis >%=:3=9 y =>%=3:= se dan m-s detalles. El retorno de Cristo ser&isto por todos en la tierra 8!t. :?%@A< "p. =%9C 7y entonces lamentar-n todas las trib#s de la tierra7 8!t. :?%@AC4 por0#e la *ran mayoría de ellos son incr6d#los 0#e est-n esperando (#icio.

". En s# se*#nda &enida a la tierra4 Cristo es acompa/ado por santos y -n*eles en dram-tica procesi$n. Esto se describe en detalle en "pocalipsis =B%==3=>. "0#í 1#an escribe% 7Entonces &i el cielo abierto< y he a0#í #n caballo blanco4 y el 0#e lo montaba se llamaba Piel y Herdadero4 y con (#sticia (#.*a y pelea. S#s o(os eran como llama de f#e*o4 y había en s# cabe.a m#chas diademas< y tenía #n nombre escrito 0#e nin*#no conocía sino 6l mismo. Estaba &estido de #na ropa te/ida en san*re< y s# nombre es% EL HE+BJ E IJS. , los e(6rcitos celestiales4 &estidos de lino finísimo4 blanco y limpio4 le se*#ían en caballos blancos. e s# boca sale #na espada a*#da4 para herir con ella a las naciones4 y El las re*ir- con &ara de hierro< y El pisa el la*ar del &ino del f#ror y de la ira del ios Todopoderoso. , en s# &estid#ra y en s# m#slo tiene escrito este nombre% 7+E, E +E,ES , SEXJ+ E SEXJ+ES.7 El hecho de 0#e 6sta es #na procesi$n en la c#al Cristo es acompa/ado por todos los santos y -n*eles santos indica 0#e es *rad#al y p#ede lle&ar &arias horas. #rante este período la tierra rotar-4 permitiendo al m#ndo entero &er tal e&ento. La se*#nda &enida c#lminar- en el !onte de los Jli&os4 el mismo l#*ar desde el c#al Cristo ascendi$ a los cielos 8Oac. =?%=3?< 'ch. =%B3=:C. En el momento 0#e s#s pies to0#en el !onte de los Jli&os4 se partir- en dos y formar- #n *ran &alle e)tendi6ndose desde 1er#sal6n en el este hasta el &alle del 1ord-n. /. En s# &enida4 Cristo (#.*ar- primeramente a los e(6rcitos del m#ndo desple*ados en la batalla 8"p. =B%=G3:=C. "l establecer El s# reino4 con*re*ar- a Israel y les (#.*ar- 8E.. :A%@3 @;C en c#anto a s# di*nidad para entrar en el reino milenial. En #na forma similar El re#nir- a los *entiles o 7las naciones7 y las (#.*ar- 8!t. :G%@=3?>C. El les traer- entonces en s# reino de (#sticia y pa. sobre la tierra4 con Satan-s atado y toda rebeli$n abierta (#.*ada. !-s amplios detalles se dar-n en los 5ltimos capít#los. C. La se.(nda 0enida -on)ras)ada -on el arreba)a*ien)o Como &imos en el capít#lo anterior4 e)isten m#chos contrastes entre la &enida de Cristo por s#s santos y s# &enida con s#s santos. Los dos acontecimientos 3la &enida de Cristo por s#s santos y s# &enida con s#s santos3 p#eden distin*#irse así 8para abre&iar4 el primer acontecimiento ser- indicado por a:4 y el se*#ndo acontecimiento por b0! a: 7N#estra re#ni$n con 6l7< b0 7La &enida de n#estro Se/or 1es#cristo7 8: Ts.%:%=C. a: El &iene como 7la estrella de la ma/ana7 8"p. :%:;< ::%=>< : P. =%=BC< b0 como 7el Sol de 1#sticia7 8!al. ?%:C. a: 7El día de n#estro Se/or 1es#cristo7 8= Co. =%;< : Co. =%=?< Pil. =%>4 =A< :%=>C< b0 el 7 ía del Se/or7 8: P. @%=AC a: Fn acontecimiento sin se/ales< b0 deben atenderse las se/ales de s# pro)imidad 8= Ts. G%?< 'e. =A%:GC. a: Fn acontecimiento repentino4 en c#al0#ier momento< b0 c#mplimiento de la profecía 0#e le precede 8: Ts. :%:4 @C. a: No hay referencia a la maldad< b0 la maldad terminada4 Satan-s (#.*ado4 el 'ombre de Pecado destr#ido 8: Ts.%:%;< "p. =B%:A< :A%=3?C. a: Israel sin cambios< b0 todos s#s pactos c#mplidos 81er.:@%G3;< @A%@3==< @=%:93@9C. a: La i*lesia 0#itada de la tierra< b0 &ol&iendo con Cristo 8= Ts. ?%=9< 1#d. =?3=G< "p. =B%=?C. a: Las naciones sin cambios< b0 liberadas de la atad#ra de la corr#pci$n 8Is. @G< >G%=93:GC. a: La creaci$n no cambiada< b0 librada de la escla&it#d de corr#pci$n 8Is. @G< >G%=93:GC. a: Fn 7misterio7 n#nca antes re&elado< b0 &isto a tra&6s del "nti*#o y N#e&o Testamentos 8 n. 9%=@3=?< !t. :?%:93@A< = Co. =G%G=3G:C. a: La esperan.a centrada en Cristo% 7El Se/or est- cerca7 8Pil. ?%GC< b0 el reino estpr$)imo 8!t. >%=AC. a: Cristo aparece como el Esposo4 Se/or y Cabe.a de la i*lesia 8Ef. G%:G3:9< Tit. :%=@C< b0 El aparece como +ey4 !esías y Emman#el para Israel 8Is. 9%=?< B%>39< ==%=3:C. a: S# &enida no &ista por el m#ndo< b0 &iniendo en poder y en *ran *loria 8!t. :?%:94 @A< "p. =%9C. a: Los cristianos (#.*ados en c#anto a recompensas< b0 las naciones (#.*adas como para el reino 8: Co. G%=A3==< !t. :G% @=3?>C. Escrit#ras importantes% a# 1n. =?%=3@< = Co. =G%G=3G:< = Ts. ?%=@3=;< Pil. @%:A3:=< : Co. G%=A< b0 t. @A%=3=A< Sal. 9:. Notar todos los profetas< !t. :G%=3?>< 'ch. =%==< =G%=3=;< : Ts. :%=3=:< : P. :%=3@%=;< "p. =B%==3:A%>. PREGUNTAS =. escribir el período de preparaci$n 0#e se*#ir- al arrebatamiento de la i*lesia. :. KC#-l es el *rado del período de pa. 0#e se*#ir- al período de preparaci$n4 y c$mo sobre&endr-M

@. KC#-les son las principales características del tiempo de persec#ci$n para Israel4 el c#al se*#ir- al tiempo de pa.M ?. KC#-l es el si*nificado e)acto del tiempo de la *ran trib#laci$n4 y 0#6 acarrear- este período al finM G. KPor 0#6 sería imposible para el Se/or 1es#cristo &enir y establecer s# reino en la tierra hoyM >. escribir la apariencia de la se*#nda &enida de Cristo tal como ser- &ista por el m#ndo. 9. KC#-l ser- la sit#aci$n en la tierra y en los cielos en el tiempo de la se*#nda &enida de CristoM ;. KPor 0#6 se lamentar-n todas las trib#s de la tierra en el tiempo de la se*#nda &enidaM B. KL#i6n acompa/a a Cristo en s# se*#nda &enidaM =A. KC$mo se p#ede afirmar 0#e todo el m#ndo &er- la se*#nda &enidaM ==. K" 0#6 l#*ar de la tierra retornar- Cristo en s# se*#nda &enida4 y 0#e oc#rrir- c#ando s#s pies to0#en la tierraM =:. KC#-l es el primer acto de (#icio de Cristo en s# retornoM =@. KL#6 har- Cristo con relaci$n a Israel en s# retornoM =?. KL#6 har- Cristo con relaci$n a los *entiles en s# retornoM =G. KL#6 contraste entre el arrebatamiento y la se*#nda &enida aclara 0#e 6stos son dos acontecimientos diferentesM =>. Nombrar al*#nos de los pasa(es importantes de las Escrit#ras 0#e se relacionan con el arrebatamiento y la se*#nda &enida de Cristo a la tierra. =9. KPor 0#6 la interpretaci$n literal de la profecía hace 0#e sea imposible hacer del arrebatamiento de la i*lesia y la &enida de Cristo para establecer s# reino #n mismo acontecimientoM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios El Es Ari)( San)o: S( ersonalidad 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. La i* or)an-ia de s( ersonalidad En la ense/an.a de las &erdades f#ndamentales relati&as al Espírit# Santo debería hacerse #n 6nfasis especial sobre el hecho de s# personalidad. Esto es por0#e el Espírit# no habla ahora de sí mismo< m-s bien4 El habla lo 0#e El oye 81n. =>%=@< 'ch. =@%:C4 y El dice 0#e ha &enido al m#ndo para *lorificar a Cristo 81n. =>%=?C. En contraste a esto4 la Escrit#ra representa a ambos4 el Padre y el 'i(o4 como hablando de sí mismos< y esto4 no s$lo con a#toridad final y por medio del #so del pronombre personal ,o , sino 0#e tambi6n present-ndoles como en #na inmediata com#ni$n4 cooperaci$n4 con&ersi$n4 el #no con el otro. Todo esto tiende a hacer menos real la personalidad del Espírit# Santo4 0#ien no habla desde sí o de sí. Como consec#encia4 en la historia de la i*lesia4 la personalidad del Espírit# f#e desc#idada por al*#nos si*los< s$lo c#ando la doctrina del Padre y del 'i(o f#e definida4 como s#cedi$ en el Credo de Nicea 8@:G d.C.C4 el Espírit# f#e reconocido como #na personalidad en los credos de la i*lesia. La forma como f#e definida m-s tarde la doctrina ortodo)a4 la &erdad escrit#ral de 0#e ios el Padre s#bsiste o e)iste en tres Personas 3el Padre4 el 'i(o y el Espírit# Santo34 f#e *eneralmente reconocida. La Escrit#ra es completamente clara c#ando dice 0#e el Espírit# Santo es #na Persona tanto como ios el Padre y ios el 'i(o4 y a#n así4 como se &e en el est#dio de la doctrina de la Trinidad4 las tres Personas forman #n ios y no tres. B. La ersonalidad del es Ari)( san)o en las es-ri)(ras 1. El Espíritu 2ace a+uello +ue sólo una persona puede 2acer. a# El con&ence al m#ndo% 7, c#ando El &en*a4 con&encer- al m#ndo de pecado4 de (#sticia y de (#icio7 81n. =>%;C. b. El ense/a% 7El os ense/ar- todas las cosas7 81n. =?%:>< &er tambi6n Neh. B%:A< ,n. =>%=@3=G< = 1n. :%:9C. c# El Espírit# habla% 7, por c#anto sois hi(os4 ios en&i$ a &#estros cora.ones al Espírit# de s# 'i(o4 el c#al clama% Y"bba4 PadreZ7 8G-. ?%>C. d# El Espírit# intercede% 7Pero el Espírit# mismo intercede por nosotros con *emidos indecibles7 8+o. ;%:>C. e# El Espírit# *#ía% 7G#iados por el Espírit#7 8G-. G%=;< cf. 'ch. ;%:B< =A%=B< =@%:< =>%>39< :A%:@< +o. ;%=?C. fC El Espírit# se/ala a los hombres para el ser&icio específico% 7di(o el Espírit# Santo% "partadme a Bernab6 y a Sa#lo para la obra a 0#e los he llamado7 8'ch. =@%:< cf. 'ch. :A%:;C. *C El Espírit# est- El mismo s#(eto a #n plan 81n. =G%:>C.

h# El Espírit# ministra% El re*enera 81n. @%>C4 El sella 8Ef. ?%@AC4 El ba#ti.a 8= Co. =:%=@C4 El llena 8Ef. G%=;C. 3. 4l5 como una persona5 es afectado por otros seres. a# El Padre le en&ía al m#ndo 81n. =?%=>4 :>C4 y el 'i(o le en&ía al m#ndo 81n. =>%9C. b# Los hombres p#eden hacer eno(ar al Espírit# 8Is. >@%=AC4 p#eden contristarle 8Ef. ?%@AC4 p#eden resistirle 8= Ts.G%=BC4 p#eden blasfemarle. 8!t. =:%@=C4 p#eden mentirle 8'ch.G%@C4 p#eden hacerle afrenta 8'e. =A%:BC4 p#eden hablar en contra de El 8!t. =:%@:C. 3. #odos los t,rminos bíblicos relativos al Espíritu implican su personalidad. a# El es llamado 7otro Consolador7 8"bo*adoC4 lo c#al indica 0#e El es #na persona tanto como lo es Cristo 81n. =?%=>3=9< :>< =>%9< = 1n. :%=3:C. b# " El se le llama Espírit# en el mismo sentido personal 0#e ios es llamado Espírit# 81n. ?%:?C. c# Los pronombres #sados para el Espírit# implican s# personalidad. En el idioma *rie*o la palabra 7espírit#7 es #n nombre ne#tro4 el c#al4 nat#ralmente4 re0#iere #n pronombre ne#tro4 y en #nas pocas oport#nidades es #sado 8+o. ;%=>4 :>C< pero a men#do se #sa la forma masc#lina del pronombre4 enfati.ando el hecho de la personalidad del Espírit# 81n. =?%=>3=9< =>%93=GC. C.C Co*o (na ersona de la )rinidadD el Es Ari)( San)o es -oCi.(al -on el Padre + el 1i6o. 1. 4l es llamado &ios. Este hecho se &er- comparando Isaías >%;3B con 'echos :;%:G3:>< 1eremías @=%@=3@? con 'ebreos =A%=G3=9. 8Notar tambi6n : Co. @%=; y 'ch. G%@4 ?. 7 KPor 0#6 llen$ Satan-s t# cora.$n para 0#e mintieses al Espírit# SantoM... No has mentido a los hombres sino a ios7.C " pesar de 0#e los (#icios de ios han caído tan dr-sticamente sobre al*#nos 0#e han mentido contra el Espírit# 8'ch. G%@C4 y a#n0#e a los hombres e&identemente no se les permite (#rar en el nombre del Espírit# Santo4 y a#n0#e El es llamado el Espírit# Santo4 es cierto 0#e El no es m-s santo 0#e el Padre o el 'i(o< la absol#ta santidad es el primer atrib#to del Trino ios. 3. 4l tiene los atributos de &ios 8Gn. =%:< 1ob :>%=@< = Co. :%B3==< 'e. B%=?C. 3. 4l Espíritu 6anto ejecuta las obras de &ios 81ob @@%?< Sal. =A?%@A< Lc. =:%==3=:< 'ch. =%G< :A%:;< = Co. >%==< :%;3==< : P. =%:=C. 4. (omo se indica arriba5 el uso de los pronombres personales afirma su personalidad. 5. 6e presenta al Espíritu 6anto en la Escritura como un objeto personal de fe 8Sal. G=%==< !t. :;%=B< 'ch. =A%=B3:=C. Como #n ob(eto de fe4 El es tambi6n "l*#ien a 0#ien se le debe de obedecer. El creyente en Cristo4 caminando en compa/erismo con el Espírit#4 e)perimenta s# poder4 s# *#ía4 s# instr#cci$n y s# s#ficiencia4 y confirma e)perimentalmente las *randes doctrinas concernientes a la personalidad del Espírit#4 la c#al es re&elada en la Escrit#ra. )'E789#*6 =. KPor 0#6 es necesario enfati.ar la personalidad del Espírit# SantoM :. KC#-les son al*#nas de las obras importantes del Espírit# las c#ales dem#estran s# personalidadM @. K'asta 0#6 p#nto la Escrit#ra indica 0#e el Espírit# Santo es afectado como #na persona por otros seresM ?. KL#6 t6rminos bíblicos implican la personalidad del Espírit# SantoM G. KC$mo el hecho de 0#e el Espírit# Santo es llamado ios dem#estra s# i*#aldad con el Padre y el 'i(oM >. KL#6 e&idencia sostiene la concl#si$n de 0#e el Espírit# Santo tiene los atrib#tos de iosM 9. KC$mo las obras del Espírit# Santo dem#estran s# deidadM ;. KC$mo los pronombres personales #sados para el Espírit# Santo confirman s# personalidadM B. K'asta 0#6 p#nto la e)periencia cristiana4 en la c#al el Espírit# Santo es el ob(eto de la fe y obediencia4 sostiene s# i*#aldad con el Padre y el 'i(oM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios El Es Ari)( San)o: S( ad0eni*ien)o 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 La &enida del Espírit# al m#ndo en el día de Pentecost6s debe &erse en relaci$n a s# obra en dispensaciones pre&ias. En el "nti*#o Testamento el Espírit# Santo estaba en el m#ndo como el ios omnipresente< sin embar*o4 se dice 0#e El &ino al m#ndo en el día de Pentecost6s. #rante la edad presente se dice 0#e El permanece en el m#ndo4 pero 0#e partir- f#era del m#ndo en el mismo sentido como &ino en el día de Pentecost6s3 c#ando oc#rra el

arrebatamiento de la i*lesia. Con el prop$sito de entender esta &erdad del Espírit# Santo4 deben ser considerados &arios aspectos de la relaci$n del Espírit# con el m#ndo. A. El es Ari)( san)o en el an)i.(o )es)a*en)o " tra&6s del e)tenso período antes de la primera &enida de Cristo4 el Espírit# estaba presente en el m#ndo en el mismo sentido en el c#al est- presente en c#al0#ier parte4 y El obraba en y a tra&6s del p#eblo de ios de ac#erdo a s# di&ina &ol#ntad 8Gn. ?=%@;< E). @=%@< @G%@=< Nm. :9%=;< 1ob @@%?< Sal. =@B%9< 'a*. :%?3G< Oac. ?%>C. En el "nti*#o Testamento el Espírit# de ios se &e teniendo #na relaci$n con respecto a la creaci$n del m#ndo. El t#&o parte en la re&elaci$n de la &erdad di&ina a los santos profetas. El inspir$ las Escrit#ras 0#e est-n escritas4 y tiene #n ministerio en *eneral hacia el m#ndo restrin*iendo el pecado4 capacitando a los creyentes para el ser&icio y e(ec#tando mila*ros. Todas estas acti&idades indican 0#e el Espírit# era m#y acti&o en el "nti*#o Testamento< sin embar*o4 no hay e&idencia en el "nti*#o Testamento de 0#e el Espírit# morara en cada creyente. Como indica 1#an =?%=94 El estaba 7con7 ellos pero no 7en7 ellos. e la misma manera4 no hay menci$n de la obra de sellar del Espírit# o acerca del ba#tismo del Espírit# Santo antes del día de Pentecost6s. e ac#erdo a ello4 podía anticiparse 0#e desp#6s de Pentecost6s habría #na obra m#cho mayor del Espírit# 0#e en las edades precedentes. B. El Es Ari)( San)o d(ran)e la 0ida de -ris)o en la )ierra Es ra.onable s#poner 0#e la presencia encarnada y acti&a de la Se*#nda Persona de la Trinidad en el m#ndo afectaría los ministerios del Espírit#4 y encontramos 0#e esto es cierto. 1. En rela-i,n a Cris)oD el Es Ari)( era el oder .enerador or *edio del -(al el DiosC@o*bre ?(e ?or*ado en la *a)ri> 0ir.inal. El Espírit# tambi6n es &isto descendiendo4 en la forma de #na paloma4 sobre Cristo en el momento de s# ba#tismo. , otra &e. se re&ela 0#e era solamente a tra&6s del Espírit# eterno 0#e Cristo se ofreci$ a sí mismo a ios 8'e. B%=?C. 2. La relación del Espíritu para con los 2ombres durante el ministerio terrenal de (risto era pro-resiva. Cristo les dio primeramente a s#s discíp#los la se*#ridad de 0#e ellos podrían recibir el Espírit# pidi6ndolo 8Lc. ==%=@C. "#n0#e el Espírit# había &enido pre&iamente sobre los hombres de ac#erdo a la soberana &ol#ntad de ios4 s# presencia en el cora.$n h#mano n#nca había estado antes condicionada a la petici$n4 y este n#e&o pri&ile*io n#nca f#e reclamado por nin*#no en a0#el tiempo4 con respecto a lo 0#e las Escrit#ras m#estran. "l t6rmino de s# ministerio y (#stamente antes de s# m#erte4 Cristo di(o% 7, yo ro*ar6 al Padre4 y os dar- otro Consolador4 para 0#e est6 con &osotros para siempre% El Espírit# de &erdad 81n. =?%=>3=9C. e i*#al manera4 desp#6s de s# res#rrecci$n el Se/or sopl$ sobre ellos y di(o% 7+ecibid el Espírit# Santo7 81n. :A%::C< pero4 a pesar de este don temporal del Espírit#4 ellos deberían de permanecer en 1er#sal6n hasta 0#e f#eran in&estidos permanentemente con poder de lo alto 8Lc. :?%?B< 'ch. =%?C. C. La 0enida del Es Ari)( San)o en Pen)e-os)Es Como f#e prometido por el Padre 81n. =?%=>3=94 :>C y por el 'i(o 81n. =>%9C4 el Espírit# 30#ien como el 5nico Jmnipresente había estado siempre en el m#ndo3 &ino al m#ndo en el día de Pentecost6s. La f#er.a de esta repetici$n aparente de ideas se &e c#ando 0#eda comprendido 0#e s# &enida en el día de Pentecost6s era para 0#e El p#diera hacer s# morada en el m#ndo. ios el Padre4 a#n0#e Jmnipresente 8Ef. ?%>C4 es4 en c#anto a s# morada4 7Padre n#estro 0#e est-s en los cielos7 8!t. >%BC. e la misma manera4 ios el 'i(o4 a#n0#e omnipresente 8!t. =;%:A< Col. =%:9C4 en c#anto a s# morada ahora est- sentado a la diestra de ios 8'e. =%@< =A%=:C. el mismo modo4 el Espírit#4 a#n0#e Jmnipresente4 est- ahora a0#í en la tierra en lo 0#e respecta a s# morada. El oc#par s# morada en la tierra era el sentido en el c#al el Espírit# &ino en el día de Pentecost6s. S# l#*ar de habitaci$n f#e cambiado del cielo a la tierra. P#e por esta &enida del Espírit# al m#ndo 0#e se di(o a los discíp#los 0#e esperaran. El n#e&o ministerio de esta edad de *racia no podría comen.ar aparte de la &enida del Espírit#. En los capít#los 0#e si*#en ser- presentada la obra del Espírit# en la edad presente. El Espírit# de ios primeramente tiene #n ministerio hacia el m#ndo4 como se indica en 1#an =>%93==. "0#í El est- re&elado con&enciendo al m#ndo de pecado4 de (#sticia y de (#icio. Esta obra 0#e prepara a #n indi&id#o para recibir a Cristo inteli*entemente es #na obra especial del Espírit#4 #na obra de *racia4 la c#al il#mina a las mentes de los hombres incr6d#los4 ce*ados por Satan-s4 respecto a tres *randes doctrinas. 1 Al in-rEd(lo se le @a-e en)ender B(e el e-ado de la in-red(lidad en &es(-ris)o -o*o s( Sal0ador ersonal es el Fni-o e-ado B(e er*ane-e en)re El + s( sal0a-i,n. No es c#esti$n de s# (#sticia4 s#s sentimientos o c#al0#ier otro factor. El pecado de la incred#lidad es el pecado 0#e impide s# sal&aci$n 81n. @%=;C. 2. El in-rEd(lo es in?or*ado en lo B(e -on-ierne a la 6(s)i-ia de Dios. !ientras 0#e en la tierra Cristo f#e la &i&a il#straci$n de la (#sticia de ios4 l#e*o de s# partida el

Espírit# es en&iado para re&elar la (#sticia de ios hacia el m#ndo. Esto incl#ye el hecho de 0#e ios es #n ios (#sto4 0#ien demanda m#cho m-s de lo 0#e c#al0#ier hombre p#ede hacer por sí mismo4 y esto elimina c#al0#ier posibilidad de obras h#manas como base para la sal&aci$n. !-s importante4 el Espírit# de ios re&ela 0#e hay #na (#sticia obtenible por la fe en Cristo4 y 0#e c#ando #no cree en 1es#cristo p#ede ser declarado (#sto4 (#stificado por la fe y aceptado por s# fe en Cristo4 0#ien es (#sto en ambas cosas4 s# persona y s# obra en la cr#. 8+o. =%=>3=9< @%::< ?%GC. ". Se re0ela el @e-@o de B(e el rAn-i e de es)e *(ndoD es)o esD el *is*o Sa)anGsD @a sido 6(>.ado en la -r(> + es)G sen)en-iado al -as)i.o e)erno. Esto re&ela el hecho de 0#e la obra en la cr#. est- terminada4 0#e ese (#icio ha tenido l#*ar4 0#e Satan-s ha sido &encido y 0#e la sal&aci$n es obtenible para a0#ellos 0#ienes ponen s# confian.a en Cristo. !ientras 0#e no es necesario para #n incr6d#lo comprender completamente todos estos hechos para ser sal&ado4 el Espírit# Santo debe re&elar lo s#ficiente de manera 0#e4 a medida 0#e 6l cree4 inteli*entemente recibe a Cristo en s# persona y s# obra. 'ay #n sentido en el c#al esto f#e parcialmente cierto en las edades pasadas4 ya 0#e incl#so en el "nti*#o Testamento era imposible para #na persona creer y ser sal&ada sin #na obra del Espírit#. Sin embar*o4 en la edad presente4 si*#iendo a la m#erte y la res#rrecci$n de Cristo4 estos hechos se &#el&en ahora m#cho m-s claros4 y la obra del Espírit#4 al re&elarlos a los incr6d#los4 es parte de la ra.$n importante para s# &enida a la esfera del m#ndo y hacer de ella s# residencia. En s# &enida al m#ndo en el día de Pentecost6s4 la obra del Espírit# en la i*lesia tom$ l#*ar en m#chos aspectos n#e&os. Esto ser- considerado en los 5ltimos capít#los. Se dice 0#e el Espírit# Santo re*enera a cada creyente 81n. @%@39< @>C. El Espírit# Santo mora en cada creyente 81n. 9%@93@B< 'ch. ==%=G3=9< +o. G%G< ;%B3==< = Co. >%=B3:AC. 'abitando en el creyente4 el Espírit# Santo es n#estro sello hasta el día de la redenci$n 8Ef. ?%@AC. L#e*o4 cada hi(o de ios es ba#ti.ado dentro del c#erpo de Cristo por el Espírit# 8= Co. =:%=@C. Todos estos ministerios se aplican i*#almente a cada creyente &erdadero en esta edad presente. En adici$n a estas obras 0#e est-n relacionadas a la sal&aci$n del creyente4 est- la posibilidad del ser lleno del Espírit# y el andar por el Espírit#4 lo c#al abre la p#erta a todo el ministerio del Espírit# en c#anto al creyente en esta edad presente. Estas *randes obras del Espírit# son la lla&e no solamente de la sal&aci$n sino 0#e tambi6n para #na &ida cristiana efecti&a en la edad presente. C#ando el prop$sito de ios en esta edad sea completado por el arrebatamiento de la i*lesia4 el Espírit# Santo habr- c#mplido el prop$sito de s# especial ad&enimiento al m#ndo y partir- del m#ndo en el mismo sentido de 0#e El &ino en el día de Pentecost6s. P#ede &erse #n paralelo entre la &enida de Cristo a la tierra para c#mplir s# obra y s# partida hacia el cielo. Como Cristo4 sin embar*o4 el Espírit# Santo contin#ar- siendo omnipresente y se*#ir- #na obra desp#6s del arrebatamiento similar a a0#ella 0#e f#e &erdadera antes del día de Pentecost6s. La 6poca presente es4 de ac#erdo a esto4 en m#chos aspectos4 la edad del Espírit#4 #na edad en la c#al el Espírit# de ios est- obrando en #na manera especial para llamar a #na compa/ía de creyentes de los (#díos y los *entiles a formar el c#erpo de Cristo. El Espírit# Santo contin#ar- traba(ando desp#6s del arrebatamiento4 como lo har- tambi6n en la edad del reino4 la c#al tendr- s#s propias características y probablemente incl#ir- todos los ministerios del Espírit# Santo en la edad presente e)cepto a0#el del ba#tismo del Espírit#. La &enida del Espírit# debería ser &ista como #n acontecimiento importante4 esencial para la obra de ios en la edad presente4 así como la &enida de Cristo es esencial para la sal&aci$n y el prop$sito elemental de ios para pro&eer sal&aci$n para todo el m#ndo y especialmente para a0#ellos 0#e creerían. PREGUNTAS =. KEn 0#6 sentido el Espírit# Santo estaba en el m#ndo antes de Pentecost6sM :. KL#6 obras importantes del Espírit# Santo se enc#entran en el "nti*#o TestamentoM @. istin*#ir el si*nificado de 0#e el Espírit# Santo est#&o 7con7 los santos del "nti*#o Testamento4 en contraste a la edad presente4 en la 0#e el Espírit# Santo est- 7en7 ellos. ?. KC$mo se relaciona el Espírit# Santo con la concepci$n y el nacimiento de CristoM G. KL#6 ministerio t#&o el Espírit# Santo en el período de los E&an*eliosM >. KPor 0#6 t#&ieron 0#e esperar los discíp#los hasta Pentecost6s para la &enida del Espírit# Santo a#n c#ando el Se/or había soplado sobre ellosM 81n. :A%::C. 9. KEn 0#6 sentido la promesa de Cristo de dar otro Consolador4 0#ien habitaría con s#s discíp#los para siempre4 prometi$ #n n#e&o ministerio del Espírit#M ;. KEn 0#6 sentido el Espírit# Santo &ino en el día de Pentecost6s4 y c$mo se relaciona esto con s# omnipresenciaM

B. KL#6 tres doctrinas son ense/adas por el Espírit# en lo 0#e se refiere a con&encer al m#ndoM =A. En s# &enida en el día de Pentecost6s4 K0#6 obras importantes del Espírit# p#eden contemplarseM ==. K $nde est- el ho*ar del Padre y el 'i(o d#rante la era presenteM =:. K $nde est- el sitio de morada del Espírit# Santo d#rante esta edad presenteM =@. KL#6 cambio en el ministerio del Espírit# Santo tendr- l#*ar en el tiempo del arrebatamientoM =?. KContin#ar- obrando el Espírit# Santo en la tierra desp#6s del arrebatamientoM =G. KL#6 p#ede esperarse del ministerio del Espírit# en el milenioM =>. KC#-n importante es el ministerio del Espírit# para el prop$sito presente de iosM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios El Es Ari)( San)o: S( Re.enera-i,n 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 ado 0#e la &ida cristiana de fe comien.a con el n#e&o nacimiento4 la re*eneraci$n es #na de las doctrinas f#ndamentales en relaci$n a la sal&aci$n. Fna definici$n e)acta de esta obra del Espírit# y #n entendimiento de s# relaci$n con toda la &ida cristiana son importantes para #n e&an*elismo efecti&o tanto como para la mad#re. espirit#al. A. De?ini-i,n de re.enera-i,n En la Biblia la palabra Hre.enera-i,nH se enc#entra solamente dos &eces. En !ateo =B%:; se #sa en la reno&aci$n de la tierra en el reino milenial y no se aplica a la sal&aci$n cristiana. En Tito @%G4 sin embar*o4 se hace la declaraci$n% 7No por obras de (#sticia 0#e nosotros h#bi6ramos hecho4 sino por s# misericordia4 por el la&amiento de la re*eneraci$n y por la reno&aci$n en el Espírit# Santo7. Sobre la base de este te)to4 la palabra Hre.enera-i,nH ha sido ele*ida por los te$lo*os para e)presar el concepto de n#e&a &ida4 n#e&o nacimiento4 res#rrecci$n espirit#al4 la n#e&a creaci$n y4 en *eneral4 #na referencia de la n#e&a &ida sobrenat#ral 0#e los creyentes reciben como hi(os de ios. En la historia de la i*lesia4 el t6rmino no ha tenido siempre #n #so e)acto4 pero entendido correctamente si*nifica el ori*en de la &ida eterna4 el c#al se introd#ce en el creyente en Cristo en el momento de s# fe4 el cambio instant-neo de #n estado de m#erte espirit#al a la &ida espirit#al. B. Re.enera-i,n or el Es Ari)( San)o Por s# nat#rale.a4 la re*eneraci$n es #na obra de ios y los aspectos de s# &eracidad se declaran en m#chos pasa(es 81n. =%=@< @%@39< G%:=< +o. >%=@< : Co. G%=9< Ef. :%G4 =A< ?%:?< Tit. @%G< St*. =%=;< = P. :%BC. e ac#erdo a 1#an =%=@4 7no son en*endrados de san*re4 ni de &ol#ntad de carne4 ni de &ol#ntad de &ar$n4 sino de ios7. En m#chos pasa(es se le compara a la res#rrecci$n espirit#al 81n. G%:=< +o. >%=@< *. :%GC. Tambi6n se le compara a la creaci$n4 por c#anto es #n acto creati&o de ios 8: Co. G%=9< Ef. :%=A< ?%:?C. Las tres Personas de la Trinidad est-n in&ol#cradas en la re*eneraci$n del creyente. El Padre est- relacionado con la re*eneraci$n en Santia*o =%=93=;. "l Se/or 1es#cristo se le re&ela frec#entemente in&ol#crado en la re*eneraci$n 81n. G%:=< : Co. G%=;< = 1n. G%=:C. Parece4 sin embar*o4 0#e4 como en otras obras de ios donde las tres personas est-n in&ol#cradas4 el Espírit# Santo es específicamente el +e*enerador4 como se declara en 1#an @%@39 y Tito @%G. P#ede obser&arse #n paralelo en el nacimiento de Cristo4 en el c#al ios f#e s# Padre4 la &ida del 'i(o estaba en Cristo y a#n así f#e concebido del Espírit# Santo. C. Vida e)erna i* ar)ida or la re.enera-i,n El concepto central de la re*eneraci$n es 0#e #n creyente el c#al en #n principio estaba m#erto espirit#almente ahora ha recibido &ida eterna. Para describir esto se #san tres fi*#ras. Fna es la idea de nacer de n#e&o4 o la fi*#ra de renacer. En la con&ersaci$n de Cristo con Nicodemo El di(o% 7Js es necesario nacer de n#e&o.7 "parece en contraste con el nacimiento h#mano en 1#an =%=@. En #na se*#nda fi*#ra4 la de la res#rrecci$n espirit#al4 se declara a #n creyente en Cristo como 7&i&o de entre los m#ertos7 8+o. >%=@C. En Efesios :%G se declara 0#e ios4 7a#n estando nosotros m#ertos en pecados4 nos dio &ida (#ntamente con Cristo74 literalmente 7nos hi.o &i&os (#nto con Cristo7. En la tercera fi*#ra4 la de la n#e&a creaci$n4 el creyente es e)hortado a 7y &estíos del n#e&o hombre4 creado se*5n ios en la (#sticia y santidad de la &erdad7 8Ef. ?%:?C. En : Corintios G%=9 el pensamiento se hace claro% 7 e modo 0#e si al*#no est- en Cristo4 n#e&a criat#ra es< las cosas &ie(as pasaron< he a0#í todas son hechas n#e&as.7 Las tres fi*#ras hablan de la n#e&a &ida4 la c#al se recibe por fe en Cristo. ada la nat#rale.a del acto del n#e&o nacimiento4 la res#rrecci$n espirit#al y la creaci$n4 est- claro 0#e la re*eneraci$n no es lle&ada a cabo por nin*#na b#ena obra del hombre. No es #n acto de la &ol#ntad h#mana en sí misma4 y no es prod#cida por nin*#na ordenan.a de la

i*lesia tal como el ba#tismo por a*#a. Es enteramente #n acto sobrenat#ral de ios en resp#esta a la fe del hombre. e i*#al manera4 la re*eneraci$n debe distin*#irse de la e)periencia 0#e le si*#e. La re*eneraci$n es instant-nea y es inseparable de la sal&aci$n. Fna persona sal&ada en forma *en#ina tendr- #na e)periencia espirit#al s#bsi*#iente4 pero la e)periencia es la e&idencia de la re*eneraci$n4 no la re*eneraci$n misma. En #n sentido es posible decir 0#e e)perimentamos el n#e&o nacimiento4 pero lo 0#e 0#eremos si*nificar con esto es 0#e e)perimentamos los res#ltados del n#e&o nacimiento. D. Los res(l)ados de la re.enera-i,n En m#chos aspectos4 la re*eneraci$n es el f#ndamento sobre el c#al est- edificada n#estra total sal&aci$n. Sin n#e&a &ida en Cristo no hay posibilidad de recibir los otros aspectos de la sal&aci$n tales como la morada del Espírit#4 la (#stificaci$n4 o todos los otros res#ltados #lteriores. Sin embar*o4 hay al*#nas características 0#e son inmediatamente e&identes en el mismo hecho de la re*eneraci$n. C#ando #n creyente recibe a Cristo por la fe4 es nacido de n#e&o y en el acto del n#e&o nacimiento recibe #na n#e&a nat#rale.a. Esto es a lo 0#e la Biblia hace referencia como al 7n#e&o hombre7 8Ef. ?%:?C4 del c#al se nos e)horta a 0#e 7nos &istamos74 en el sentido de 0#e deberíamos apro&echarnos de s# contrib#ci$n a n#estra n#e&a personalidad. " ca#sa de la n#e&a nat#rale.a4 #n creyente en Cristo p#ede e)perimentar a men#do #n cambio dr-stico en s# &ida4 en s# actit#d hacia ios y en s# capacidad de tener &ictoria sobre el pecado. La n#e&a nat#rale.a est- modelada en conformidad con la nat#rale.a de ios mismo y es al*o diferente de la nat#rale.a h#mana de "d-n antes de pecar4 la c#al era completamente h#mana4 a#n0#e sin pecado. La n#e&a nat#rale.a tiene c#alidades di&inas y anhela las cosas de ios. "#n0#e en sí misma no tiene el poder de c#mplir s#s deseos aparte del Espírit# Santo4 da #na n#e&a direcci$n a la &ida y #na n#e&a aspiraci$n para alcan.ar la &ol#ntad de ios. !ientras 0#e la re*eneraci$n en sí misma no es #na e)periencia4 la n#e&a &ida recibida en la re*eneraci$n da al creyente n#e&a capacidad para la e)periencia. "ntes f#e cie*o4 y ahora p#ede &er. "ntes estaba m#erto4 ahora est- &i&o a las cosas espirit#ales. "ntes era e)tra/o de ios y f#era de la com#ni$n< ahora tiene #na base para la com#ni$n con ios y p#ede recibir el ministerio del Espírit# Santo. En la proporci$n 0#e el cristiano se entre*a a sí mismo a ios y obtiene la pro&isi$n de ios4 s# e)periencia ser- mara&illosa4 #na demostraci$n sobrenat#ral de lo 0#e ios p#ede hacer con #na &ida 0#e est- rendida a El. Jtro aspecto importante de tener la &ida eterna es 0#e es el terreno para la se*#ridad eterna. "#n0#e al*#nos han ense/ado 0#e la &ida eterna p#ede perderse y 0#e #na persona 0#e ha sido #na &e. sal&a p#ede perderse si se aparta de la fe4 la misma nat#rale.a de la &ida eterna y del n#e&o nacimiento impiden #na &#elta atr-s en esta obra de ios. Es primeramente #na obra de ios4 no de hombre4 0#e no depende de nin*#na di*nidad h#mana. Si bien la fe es necesaria4 no es considerada #na b#ena obra la c#al merece la sal&aci$n4 sino m-s bien abre el canal a tra&6s del c#al ios p#ede obrar en la &ida indi&id#al. "sí como el nacimiento nat#ral no p#ede ser in&ertido4 de la misma manera el nacimiento espirit#al tampoco p#ede serlo< #na &e. efect#ado4 ase*#ra al creyente 0#e ios siempre ser- s# Padre Celestial. e i*#al manera4 la res#rrecci$n no p#ede ser re&ocada4 p#esto 0#e somos ele&ados a #na n#e&a orden de seres por #n acto de ios. El n#e&o nacimiento como #n acto de la creaci$n es otra e&idencia 0#e #na &e. 0#e se reali.a contin5a para siempre. El hombre no p#ede en sí mismo an#lar esta creaci$n. La doctrina de la se*#ridad eterna4 de ac#erdo a esto4 descansa sobre la pre*#nta de si la sal&aci$n es #na obra de ios o del hombre4 si es enteramente por *racia o basada en los m6ritos h#manos. "#n0#e el n#e&o creyente en Cristo p#ede fallar en lo 0#e 6l debería ser como #n hi(o de ios4 así como se da en el caso del parentesco h#mano4 esto no altera el hecho de 0#e 6l ha recibido #na &ida 0#e es eterna. Tambi6n es cierto 0#e la &ida eterna 0#e tenemos ahora se e)presa s$lo parcialmente en la e)periencia espirit#al. Tendr- s# *o.o final en la presencia de ios en los cielos. PREGUNTAS =. KL#6 si*nifica re*eneraci$nM :. KL#6 pasa(es importantes sobre la re*eneraci$n se enc#entran en el N#e&o Testamento4 y 0#6 ense/an en *eneralM @. KC$mo est-n in&ol#cradas las tres personas de la Trinidad en la re*eneraci$n del creyenteM ?. escribir la re*eneraci$n como est- re&elada en la fi*#ra del renacimiento. G. KPor 0#6 se le llama al n#e&o nacimiento la res#rrecci$n espirit#alM >. KC$mo el hecho de 0#e #n creyente en Cristo es #na n#e&a criat#ra es #n res#ltado de la re*eneraci$nM

9. KPor 0#6 es imposible para la &ol#ntad h#mana en sí misma prod#cir el n#e&o nacimientoM ;. KEn 0#6 sentido la re*eneraci$n no es #na e)perienciaM B. KC$mo se relaciona la e)periencia con la re*eneraci$nM =A. K e 0#6 manera es la n#e&a nat#rale.a #n res#ltado de la re*eneraci$nM ==. KL#6 n#e&as e)periencias &endr-n a #n creyente re*eneradoM =:. KC$mo se relaciona la re*eneraci$n con la se*#ridad eternaM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios El Es Ari)( San)o: S( %orada 8 Sella*ien)o 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. Una n(e0a -ara-)erAs)i-a de la edad resen)e "#n0#e el Espírit# de ios estaba con los hombres en el "nti*#o Testamento y era la f#ente de s#s n#e&as &idas y los si*nificados de la &ictoria espirit#al4 no hay e&idencia de 0#e todos los creyentes en el "nti*#o Testamento tenían al Espírit# morando en ellos. Esto se e)plica por el silencio en el "nti*#o Testamento sobre esta doctrina y por la ense/an.a e)presa de 1es#cristo4 c#ando contrasta la sit#aci$n del "nti*#o Testamento con la edad presente en las palabras 7por0#e mora con &osotros4 y estar- en &osotros7 81n. =?%=9C. El creyente como morada del Espírit# es #na característica de la edad presente 0#e se repetiren el reino milenial4 pero 0#e no se enc#entra en otro período. B. La *orada (ni0ersal del Es Ari)( San)o en los -re+en)es "#n0#e los cristianos p#eden &ariar *randemente en poder espirit#al y en la manifestaci$n de fr#tos del Espírit#4 la Escrit#ra ense/a plenamente 0#e cada cristiano tiene al Espírit# de ios morando en 6l desde el día de Pentecost6s. "l*#nas demoras temporales de esta e)periencia 0#e se &en en al*#nas ocasiones en 'echos 8;%=?3=9< =B%=3>C f#eron circ#nstancias e)cepcionales4 no normales4 y debidas al car-cter transitorio del libro de los 'echos. El hecho de s# morada est- mencionado en tantos pasa(es en la Biblia 0#e no debería ser c#estionado por nadie 0#e recono.ca la a#toridad de la Escrit#ra 81n. 9%@93@B< 'ch. ==%=9< +o. G%G< ;%B4 ==< = Co. :%=:< >%=B3:A< =:%=@< : Co. G%G< G-. @%:< ?%>< = 1n. @%:?< ?%=@C. Estos pasa(es de(an en claro 0#e antes del día de Pentecost6s la dispensaci$n del "nti*#o Testamento 3en la c#al solamente al*#nos tenían ese pri&ile*io estaba en &i*encia4 pero desp#6s de Pentecost6s la obra normal del Espírit# ha sido el morar en cada cristiano. +omanos ;%B sostiene la morada #ni&ersal del Espírit# declarando 0#e en la era presente 7si al*#no no tiene el Espírit# de Cristo4 no es de El7. e i*#al manera4 en 1#das =B a los no creyentes se les describe como 7no teniendo el Espírit#7. "#n los cristianos 0#e est-n &i&iendo f#era de la &ol#ntad de ios y est-n s#(etos al casti*o de ios4 sin embar*o tienen c#erpos4 los c#ales son los templos del Espírit# Santo. Pablo #sa este ar*#mento en = Corintios >%=B para e)hortar a los corintios carnales a 0#e e&iten los pecados contra ios4 por0#e s#s c#erpos son hechos santos por la presencia del Espírit# Santo. Se declara repetidamente 0#e el Espírit# Santo es #n don de ios4 y #n don4 por s# nat#rale.a4 es al*o sin m6rito de parte del 0#e lo recibe 81n. 9%@93@B 'ch. ==%=9< +o. G%G< = Co. :%=:< : Co. G%GC. e i*#al manera4 el alto ni&el de &ida 0#e se re0#iere de los cristianos 0#e 0#ieren caminar con el Se/or pres#pone la presencia interna del Espírit# Santo para pro&eer la capacitaci$n di&ina necesaria. "sí como los reyes y sacerdotes eran #n*idos y p#estos aparte para s#s tareas sa*radas4 de i*#al forma el cristiano es #n*ido por el Espírit# Santo en el momento de la sal&aci$n4 y por la presencia interna del Espírit# Santo es p#esto aparte para s# n#e&a &ida en Cristo 8: Co. =%:=< = 1n. :%:A4 :9C. El #n*imiento es #ni&ersal4 oc#rre en el momento de la sal&aci$n4 y doctrinalmente es lo mismo 0#e el morar del Espírit#. La ense/an.a de 0#e #no es #n*ido en forma s#bsi*#iente a la sal&aci$n y 0#e es #na se*#nda obra de *racia4 o 0#e s$lo es posible c#ando se est- lleno del Espírit# Santo4 no es la ense/an.a de la Escrit#ra. C. Proble*as en la do-)rina del *orar del Es Ari)( El hecho de 0#e cada creyente es morada del Espírit# ha sido a &eces desafiado sobre la base de pasa(es problem-ticos. e ac#erdo a tres pasa(es en el "nti*#o Testamento y los e&an*elios 8= G. =>%=?< Sal. G=%==< Lc. ==%=@C4 al*#nos han creído 0#e #no 0#e posea el Espírit# p#ede perderlo. La oraci$n de a&id 8Sal. G=%==C para 0#e no le f#era 0#itado el Espírit# de ios4 como f#e la e)periencia de Sa5l 8= G. =>%=?C4 est- basada en la &i*encia del "nti*#o Testamento. Entonces no era normal 0#e todos le t#&ieran consi*o morando4 y4 de ac#erdo a ello4 lo 0#e les había sido dado en forma soberana4 de la misma manera podría serle 0#itado. Tres pasa(es en los 'echos parecen tambi6n implicar #n problema en la morada #ni&ersal del Espírit#. En 'echos G%@: se describe al Espírit# Santo como Fno 7el c#al ha dado ios a los 0#e le obedecen7. Sin embar*o4 la obediencia4 a0#í4 es la obediencia al E&an*elio4 p#esto 0#e

la Escrit#ra indica claramente 0#e al*#nos 0#ienes son parcialmente desobedientes a5n poseen el Espírit#. La demora en administrar el Espírit# a a0#ellos 0#ienes oyeron el e&an*elio a tra&6s de Pelipe en Samaria f#e ocasionada por la necesidad de conectar esta n#e&a obra del Espírit# con la de los ap$stoles en 1er#sal6n. e ac#erdo a esto4 el dar el Espírit# f#e demorado hasta 0#e les imp#sieron las manos 8'ch. ;%=9C4 pero 6sta no era la sit#aci$n normal4 como se il#stra en la con&ersi$n de Cornelio4 0#ien recibi$ el Espírit# sin la imposici$n de manos. La sit#aci$n en 'echos =B%=3> parece referirse a a0#ellos 0#ienes habían creído en 1#an el Ba#tista4 pero 0#e n#nca habían creído en Cristo. Ellos recibieron el Espírit# c#ando Pablo imp#so s#s manos sobre ellos4 pero otra &e. 6sta es m-s bien #na sit#aci$n anormal 0#e normal y no se ha &#elto a repetir. El #n*imiento en = 1#an :%:A 8referido como 7#nci$n7C y en = 1#an :%:94 si se interpreta correctamente4 se relaciona al acto inicial de morar4 m-s 0#e a #na obra s#bsi*#iente del Espírit#. En cada ocasi$n de #n*imiento en el N#e&o Testamento4 ya sea 0#e se refiera al período antes o desp#6s de Pentecost6s4 el #n*imiento del Espírit# es #n acto inicial 8Lc. ?%=;< 'ch. ?%:9< =A%@;< : Co. =%:=< = 1n. :% :A4 :9C. "sí las dific#ltades en esta doctrina desaparecen con #n est#dio c#idadoso de los pasa(es en los c#ales se plantean los problemas. D. El *orar del Es Ari)( en -on)ras)e -on o)ros *inis)erios ado 0#e al*#nas obras del Espírit# acontecen sim#lt-neamente en el creyente en el momento de s# n#e&o nacimiento4 debe hacerse #na c#idadosa distinci$n entre estas obras del Espírit#. Por consi*#iente4 el morar del Espírit# no es lo mismo 0#e la re*eneraci$n del Espírit#4 a#n0#e acontecen al mismo tiempo. e i*#al manera4 la re*eneraci$n y el morar del Espírit# Santo no son lo mismo 0#e el ba#tismo del Espírit#4 el c#al ser- tratado pr$)imamente. El morar del Espírit# no es lo mismo 0#e la plenit#d del Espírit#4 p#esto 0#e todos los cristianos son morada del Espírit# pero no todos est-n llenos del Espírit#. "dem-s4 el morar del Espírit# s#cede #na &e. y para siempre4 mientras 0#e la plenit#d del Espírit# p#ede oc#rrir m#chas &eces en la e)periencia cristiana. El morar del Espírit# es4 sin embar*o4 lo mismo 0#e la #nci$n del Espírit# y el sellamiento del Espírit#. El hecho del morar del Espírit# o de s# #nci$n es #n ras*o característico de esta era 81n. =?%=9< +o. 9%>< ;%B< = Co. >% =B3:A< : Co. =%:=< @%>< = 1n. :%:A4 :9C. Por medio del morar del Espírit# el indi&id#o es santificado o apartado para ios. En el "nti*#o Testamento el aceite de la #nci$n tipifica a la #nci$n presente por medio del Espírit#4 siendo el aceite #no de los siete símbolos del Espírit#. =. C#al0#ier cosa tocada con el aceite de la #nci$n era4 por lo tanto4 santificada 8E). ?A%B3 =GC. e i*#al manera4 el Espírit# ahora santifica 8+o. =G%=>< = Co. >%==< : Ts. :%=@< = P. =%:C. :. El profeta era santificado con aceite 8= +. B%=>C4 de i*#al forma Cristo era #n profeta por el Espírit# 8Is. >=%=< Lc. ?%=;C4 y el creyente es #n testi*o por el Espírit# 8'ch. =%;C. @. El sacerdote era santificado con aceite 8E). ?A%=GC4 i*#almente lo f#e Cristo en s# sacrificio por medio del Espírit# 8'e. B%=?C4 y el creyente por medio del Espírit# 8+o. ;%:>%=:%=< Ef. G%=;3:AC. ?. El rey era santificado con aceite 8= S.=>%=:3=@C4 de la misma manera lo f#e Cristo por medio del Espírit# 8Sal. ?G%9C4 y el creyente est- llamado a reinar por medio del Espírit#. G. El aceite de la #nci$n era para sanidades 8Lc. =A%@?C4 s#*iriendo la sanidad del alma en la sal&aci$n por el Espírit#. >. El aceite hace 0#e la cara brille4 lo c#al era el aceite del *o.o 8Sal. ?G%9C4 y se re0#ería el aceite fresco 8Sal. B:%=AC. El fr#to del Espírit# es *o.o 8G-. G%::C. 9. En el mobiliario para el tabern-c#lo se especifica el aceite para las l-mparas 8E). :G%>C. El aceite s#*iere el Espírit#4 el pabilo al creyente como #n canal4 y la l#. el brillo &isible de Cristo. El pabilo debe descansar en el aceite< así el creyente debe caminar en el Espírit# 8G-. G%=>C. El pabilo debe estar libre de obstr#cci$n% así el creyente no debe resistir el Espírit# 8= Ts. G%=BC. El pabilo debe estar arre*lado< así el creyente debe ser limpiado por la confesi$n del pecado 8= 1n. =%BC. El aceite de la santa #nci$n 8E). @A%::3:GC estaba comp#esto por c#atro especias a/adidas al aceite como base. Estas especias representan &irt#des pec#liares 0#e se enc#entran en Cristo. "sí4 este comp#esto simboli.a al Espírit# tomando la misma &ida y car-cter de Cristo y aplic-ndola al creyente. Este aceite en nin*#na manera podía ser aplicado a la carne h#mana 81n. @%>< G-. G%=9C. No podía ser imitado4 lo c#al indica 0#e ios no p#ede aceptar nada sino la manifestaci$n de la &ida4 la c#al es Cristo 8Pil. =%:=C. Cada artíc#lo del mobiliario en el tabern-c#lo debía de ser #n*ido y4 por consi*#iente4 apartado para ios4 lo 0#e s#*iere 0#e la dedicaci$n del creyente debe ser completa 8+o. =:%=3:C. E. El sella*ien)o del Es Ari)( El morar del Espírit# Santo se representa como el sello de ios en tres pasa(es en el N#e&o Testamento 8: Co. =%::< Ef. =%=@< ?%@AC. En cada consideraci$n importante el sellamiento del Espírit# es enteramente #na obra de ios. " los cristianos n#nca se les e)horta a b#scar el

sellamiento del Espírit#4 p#esto 0#e cada cristiano ya ha sido sellado. El sellamiento del Espírit# Santo4 por lo tanto4 es tan #ni&ersal como la morada del Espírit# Santo y oc#rre en el momento de la sal&aci$n. Efesios =%=@ dice% 7'abiendo creído en El4 f#isteis sellados con el Espírit# Santo de la promesa.7 En otras palabras4 el creer y el recibir oc#rren al mismo tiempo. No es4 por lo tanto4 ni #n traba(o s#bsi*#iente de la *racia ni #na recompensa por la espirit#alidad. Los cristianos efesios f#eron e)hortados% 7, no contrist6is al Espírit# Santo de ios4 con el c#al est-is sellados para el día de la redenci$n7 8Ef. ?%@AC. "#n c#ando ellos pecaran y contristaran al Espírit#4 sin embar*o estaban sellados para el día de la redenci$n4 esto es4 hasta el día de la res#rrecci$n o transformaci$n4 c#ando recibieran n#e&os c#erpos y ya no pecaran m-s. Como el morar del Espírit#4 el sellamiento del Espírit# no es #na e)periencia4 sino #n hecho para ser aceptado por la fe. El sellamiento del Espírit# es #na parte tremendamente si*nificati&a de la sal&aci$n del cristiano e indica s# se*#ridad4 y 0#e es propiedad de ios. En adici$n a lo anterior4 es el símbolo de #na transacci$n terminada. El cristiano est- sellado hasta el día de la redenci$n de s# c#erpo y s# presentaci$n en *loria. Tomado como #n todo4 la doctrina de la presencia moradora del Espírit# Santo como n#estro sello trae *ran se*#ridad y confortamiento al cora.$n de cada creyente 0#e entienda esta *ran &erdad. PREGUNTAS =. KL#6 e&idencias sostienen la concl#si$n de 0#e el morar del Espírit# en cada creyente es #na característica distinti&a de la edad presenteM :. KL#6 pasa(es importantes en el N#e&o Testamento ense/an en forma inc#estionable la morada #ni&ersal del Espírit# Santo en los creyentesM @. KPor 0#6 la morada del Espírit# Santo es necesaria para el alto ni&el de &ida espirit#al del creyenteM ?. KC$mo p#ede definirse la #nci$n del Espírit#M G. KL#6 problemas en la doctrina del morar del Espírit# se le&antan por medio de tales pasa(es como = Sam#el =>%=?< Salmo G=%==< L#cas ==%=@M >. KC#-l es la e)plicaci$n de 'echos G%@: en relaci$n a la morada #ni&ersal del Espírit#M 9. KPor 0#6 el dar del Espírit# Santo f#e demorado de ac#erdo a 'echos ;%=9M ;. KC$mo p#ede ser e)plicado el problema de 'echos =B%=3> en relaci$n a la morada #ni&ersal del Espírit#M B. KC$mo p#ede contrastarse el morar del Espírit# Santo con la re*eneraci$nM =A. KC$mo p#ede contrastarse el morar del Espírit# Santo con el ba#tismo del Espírit#M ==. KC$mo p#ede contrastarse el morar del Espírit# con la plenit#d del Espírit# SantoM =:. KC$mo el aceite de la #nci$n #sado en el "nti*#o Testamento tipifica la obra del Espírit# SantoM =@. KC#-l es el si*nificado de las c#atro especias a/adidas al aceite santo de la #nci$n en el "nti*#o TestamentoM =?. KC#-l es la relaci$n entre el morar y el sellar del Espírit#M =G. E)plicar el &erdadero si*nificado de Efesios =%=@. =>. KC$mo se relaciona el sellamiento del Espírit# con la e)periencia espirit#alM =9. KC$mo se relaciona el sellamiento del Espírit# con la se*#ridad eternaM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios El Es Ari)( San)o: S( Ba()is*o 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. El Si.ni?i-ado Del Ba()is*o Del Es Ari)( San)o Probablemente nin*#na otra doctrina del Espírit# Santo ha creado m-s conf#si$n 0#e el ba#tismo del Espírit#. !#cho de esto se deri&a del hecho de 0#e el ba#tismo del Espírit# comen.$ al mismo tiempo en 0#e oc#rrían otras *randes obras del Espírit#4 tales como la re*eneraci$n4 la morada y el sellamiento. Tambi6n en al*#nas ocasiones el ba#tismo del Espírit# y la plenit#d del Espírit# oc#rren al mismo tiempo. Esto ha *#iado a al*#nos e)positores a hacer sin$nimos de estos dos acontecimientos. El conflicto en la interpretaci$n4 sin embar*o4 se res#el&e si #no e)amina c#idadosamente lo 0#e la Escrit#ra dice con relaci$n al ba#tismo del Espírit#. En total hay once referencias específicas al ba#tismo del Espírit# en el N#e&o Testamento 8!t. @%==< !r. =%;< Lc. @%=>< 1n. =%@@< 'ch. =%G< ==%=>< +o. >%=3?< = Co. =:%=@< G-. @%:9< Ef. ?%G< Col. :%=:C. B. El Ba()is*o Del Es Ari)( San)o An)es De Pen)e-os)Es "l e)aminar las referencias en los c#atro e&an*elios y en 'echos =%G4 se aclara 0#e el ba#tismo del Espírit# es considerado en cada caso como #n acontecimiento f#t#ro4 el c#al n#nca había oc#rrido pre&iamente. No hay menci$n del ba#tismo del Espírit# en el "nti*#o Testamento4 y los c#atro e&an*elios se #nen con 'echos =%G en anticipar el ba#tismo del Espírit# como #n e&ento f#t#ro. En los e&an*elios4 el ba#tismo del Espírit# se presenta como

#na obra la c#al Cristo har- por medio del Espírit# Santo como s# a*ente4 como4 por e(emplo4 en !ateo @%==4 donde 1#an el Ba#tista predice 0#e Cristo Hos ba()i>arG en Es Ari)( San)o + ?(e.oH. La referencia al ba#tismo por f#e*o parece hacer al#si$n a la se*#nda &enida de Cristo y los (#icios 0#e oc#rrir-n en ese tiempo4 y tambi6n se menciona en L#cas @%=>4 pero no en !arcos =%; o en 1#an =% @@. " &eces la inter&enci$n del Espírit# Santo se e)presa por el #so de la preposici$n *rie*a en, como en !ateo @%==4 L#cas @%=> y 1#an =%@@. ,a sea 0#e la preposici$n se #se o no4 el pensamiento es claro en c#anto a 0#e Cristo ba#ti.$ por el Espírit# Santo. "l*#nos han tomado esto como al*o diferente del ba#tismo del Espírit# del 0#e se habla en 'echos y en las Epístolas4 pero el p#nto de &ista preferible es 0#e el ba#tismo del Espírit# es el mismo en todo el N#e&o Testamento. El ba#tismo en c#al0#ier caso es por medio del Espírit# Santo. La norma de la doctrina es e)presada por Cristo mismo c#ando El contrast$ s# ba#tismo4 administrado por 1#an4 con el f#t#ro ba#tismo de los creyentes por medio del Espírit# Santo4 lo c#al oc#rriría desp#6s de s# ascensi$n. Cristo di(o% HPorB(e &(an -ier)a*en)e ba()i>, -on a.(aD *as 0oso)ros serEis ba()i>ados -on el Es Ari)( San)o den)ro de no *(-@os dAasH 8'ch. =%GC. C. Todos Los Cris)ianos Son Ba()i>ados Por El Es Ari)( En La Edad Presen)e " ca#sa de la conf#si$n en c#anto a la nat#rale.a y tiempo del ba#tismo del Espírit#4 no siempre ha sido reconocido 0#e cada cristiano es ba#ti.ado por el Espírit# dentro del c#erpo de Cristo en el momento de s# sal&aci$n. Este hecho es destacado en el pasa(e central sobre el ba#tismo del Espírit# en el N#e&o Testamento en = Corintios =:%=@. "llí se declara% 7Por0#e por #n solo Espírit# f#imos todos ba#ti.ados en #n c#erpo4 sean (#díos o *rie*os4 sean escla&os o libres< y a todos se nos dio a beber de #n mismo Espírit# En este pasa(e la preposici$n *rie*a HenH es trad#cida correctamente H orHD en lo 0#e se llama el #so instr#mental de esta preposici$n. Este #so instr#mental es il#strado por medio de la misma preposici$n en L#cas ?% =4 donde se dice 0#e f#e Hlle0ado or el Es Ari)( al desier)oHD y por la e)presi$n H or 0oso)rosH en = Corintios >%:4 por la e)presi$n H or *edio de ElH en Colosenses =% => y por la frase Hen Dios PadreH en 1#das =. El ar*#mento de 0#e la preposici$n no es #sada con respecto a personas en la Escrit#ra est- errado. e ac#erdo a ello4 si bien es &erdad4 como se indica en = Corintios :%=@4 0#e por el ba#tismo del Espírit# entramos en #na n#e&a relaci$n del Espírit#4 la ense/an.a no es tanto 0#e seamos traídos dentro del Espírit# como 0#e por medio del Espírit# somos traídos dentro del c#erpo de Cristo. La e)presi$n H)odos noso)rosH se refiere claramente a todos los cristianos4 no a todos los hombres4 y no de estar limitada a al*5n *r#po de cristianos en partic#lar. La &erdad es m-s bien 0#e cada cristiano desde el momento 0#e es sal&o es ba#ti.ado por el Espírit# dentro del c#erpo de Cristo. "sí4 Efesios ?%G se refiere a H(n SeIorD (na ?eD (n ba()is*oH. !ientras 0#e los rit#ales del ba#tismo por a*#a &arían4 hay #n solo ba#tismo del Espírit#. La #ni&ersalidad de este ministerio se destaca tan por el hecho de 0#e en la Escrit#ra el cristiano n#nca es e)hortado a 0#e sea ba#ti.ado por el Espírit#4 mientras sí se le e)horta a ser lleno del Espírit# 8Ef. G%=;C. D. El Ba()is*o Del Es Ari)( Den)ro Del C(er o De Cris)o Por medio del ba#tismo del Espírit# se c#mplen dos res#ltados importantes. El primero4 0#e el creyente es ba#ti.ado o #bicado dentro del c#erpo de Cristo< relacionado esto es la se*#nda fi*#ra del ba#tismo en Cristo mismo. Estos dos res#ltados sim#lt-neos del ba#tismo del Espírit# son tremendamente si*nificati&os. Por medio del ba#tismo% del Espírit# el creyente es colocado dentro del c#erpo Cristo en la #ni$n &i&iente de todos los creyentes &erdaderos en la edad presente. "0#í el ba#tismo tiene s# si*nificado primario en el hecho de ser #bicado4 iniciado4 y en 0#e nos ha sido dada #na relaci$n n#e&a y permanente. Por consi*#iente4 el ba#tismo del Espírit# relaciona a los creyentes con todo el c#erpo de la &erdad 0#e se re&ela en la Escrit#ra concerniente al c#erpo de Cristo. El c#erpo de los creyentes4 formado así por el ba#tismo del Espírit# y a#mentado a medida 0#e los miembros adicionales son a/adidos4 se menciona frec#entemente en las Escrit#ras 8'ch. :%?9< = Co. >%=G< =:%=:3=?< Ef. :%=>< ?%?3G4 =>< G%@A3@:< Col. =%:?< :%=BC. Cristo es la Cabe.a de s# c#erpo y el [nico 0#e diri*e s#s acti&idades 8= Co. ==%@< Ef. =%::3:@< G%:@3:?< Col. =%=;C. El c#erpo así formado y diri*ido por Cristo tambi6n es n#trido y c#idado por Cristo 8Ef. G%:B< Pil. ?%=@< Col. :%=BC. Fna de las obras de Cristo es la de santificar el c#erpo de Cristo en preparaci$n para s# presentaci$n en *loria 8Ef. G% :G3:9C. Como miembro del c#erpo de Cristo4 al creyente se le dan tambi6n dones o f#nciones especiales en el c#erpo de Cristo 8+o. =:%@3;< = Co. =:%:93:;< Ef. ?%93=>C. Siendo colocado dentro del c#erpo de Cristo por medio del Espírit# Santo4 no s$lo es se*#ra la #nidad del c#erpo4 sin distinci$n de ra.a4 c#lt#ra o fondo social4 sino 0#e tambi6n es se*#ro 0#e cada creyente tiene s# l#*ar y f#nci$n partic#lares y s# oport#nidad para ser&ir a ios sin el arma.$n de s# propia personalidad y dones. El c#erpo como #n todo es H(nido en)re sAH 8Ef.

?% =>C< esto es4 a#n0#e los miembros difieran4 el c#erpo como #n todo est- bien planeado y or*ani.ado. E. El Ba()is*o Del Es Ari)( En Cris)o En adici$n a s# relaci$n con respecto a los otros creyentes en el c#erpo de Cristo4 el 0#e es ba#ti.ado por el Espírit# tiene #na n#e&a posici$n en c#anto a estar en Cristo. Esto f#e anticipado en la predicci$n de 1#an =?%:A4 donde Cristo di(o la noche antes de s# cr#cifi)i$n% HEn aB(el dAa 0oso)ros -ono-erEis B(e +o es)o+ en *i PadreD + 0oso)ros en *AD + +o en 0oso)ros.H La e)presi$n H0oso)ros en *AH anticipaba el f#t#ro ba#tismo del Espírit#. Como consec#encia de 0#e el creyente est- en Cristo4 es identificado en lo 0#e Cristo hi.o en s# m#erte4 res#rrecci$n y *lorificaci$n. Esto se presenta en +omanos >%=3?4 donde se declara 0#e el creyente es ba#ti.ado en 1es#cristo y en s# m#erte4 y si lo es en s# m#erte4 est- sep#ltado y res#citado con Cristo. Esto ha sido tomado a men#do para representar el rito del ba#tismo por a*#a4 pero en c#al0#ier caso tambi6n representa la obra del Espírit# Santo4 sin la c#al el rito sería carente de si*nificado. Fn pasa(e similar se enc#entra en Colosenses :%=:. N#estra identificaci$n con Cristo a tra&6s del Espírit# es #na base importante para todo lo 0#e ios hace por el creyente en el tiempo y la eternidad. ado 0#e #n creyente est- en Cristo4 6l tambi6n tiene la &ida de Cristo4 la c#al es compartida por la cabe.a con el c#erpo. La relaci$n de Cristo con el c#erpo como s# Cabe.a tambi6n se relaciona con la direcci$n soberana de Cristo de s# c#erpo4 del mismo modo como la mente diri*e al c#erpo en el c#erpo h#mano de los creyentes. '. El Ba()is*o Del Es Ari)( En Rela-i,n Con La E7 erien-ia Es iri)(al En &ista del hecho de 0#e cada cristiano es ba#ti.ado por el Espírit# en el momento de s# sal&aci$n4 est- claro 0#e el ba#tismo es #na obra de ios para ser comprendida y recibida por la fe. "#n0#e la e)periencia espirit#al s#bsi*#iente p#ede confirmar el ba#tismo del Espírit#4 el ba#tismo no es #na e)periencia en sí mismo. Por ser #ni&ersal y relacionado con n#estra posici$n en Cristo4 el ba#tismo es #n acto instant-neo de ios y no es #na obra para ser b#scada desp#6s de haber nacido de n#e&o. Se ha ori*inado m#cha conf#si$n por la afirmaci$n de 0#e los cristianos deberían b#scar el ba#tismo del Espírit# especialmente como se manifestaba en el hablar en len*#as en la I*lesia primiti&a. !ientras 0#e en los tres e(emplos en 'echos 8caps. :4 =A y =BC los creyentes hablaron en len*#as en el tiempo de s# ba#tismo por el Espírit#4 0#eda claro 0#e esto f#e e)cepcional y relacionado al car-cter transitorio del libro. En todos los otros e(emplos donde fi*#ra la sal&aci$n no hay menci$n del hablar en len*#as como al*o 0#e acompa/e al ba#tismo del Espírit#. !-s adelante4 es bastante claro 0#e mientras 0#e todos los cristianos son ba#ti.ados por el Espírit#4 no todos los cristianos hablaron en len*#as en la I*lesia primiti&a Por lo tanto4 el concepto de b#scar el ba#tismo del Espírit# como #n medio de #na obra e)cepcional de ios en la &ida del cristiano es sin f#ndamento escrit#ral. "#n la plenit#d del Espírit# no se manifiesta en hablar en len*#as4 sino m-s bien en el fr#to del Espírit#4 como se menciona en G-latas G% ::3:@. El hecho es 0#e los cristianos corintios hablaron en len*#as sin estar llenos del Espírit#. " &eces se ale*a #n error similar4 el c#al sostiene 0#e hay dos ba#tismos del Espírit#4 #no en 'echos : y el otro en = Corintios =:%=@. Fna comparaci$n de la con&ersi$n de Cornelio en 'echos lJ3== con 'echos : aclara 0#e lo 0#e le oc#rri$ a Cornelio4 #n *entil4 f#e e)actamente lo mismo 0#e lo 0#e les había oc#rrido a los discíp#los en el día de Pentecost6s. Pedro dice en 'echos ==%=G3=9% 7y c#ando comenc6 a hablar4 cay$ el Espírit# Santo sobre ellos tambi6n4 como sobre nosotros al principio. Entonces me acord6 de lo dicho por el Se/or4 c#ando di(o% 71#an ciertamente ba#ti.$ con a*#a4 mas &osotros ser6is ba#ti.ados con el Espírit# Santo. Si ios4 p#es4 les concedi$ tambi6n el mismo don 0#e a nosotros 0#e hemos creído en el Se/or 1es#cristo4 K0#i6n era yo 0#e p#diese estorbar a ios M7 Considerando 0#e el ba#tismo del Espírit# coloca al creyente dentro del c#erpo de Cristo4 es4 p#es4 la misma obra de 'echos : a tra&6s de la presente dispensaci$n. El ba#tismo del Espírit# Santo es4 por lo tanto4 importante4 p#esto 0#e es la obra del Espírit# 0#e nos coloca en #na n#e&a #ni$n con Cristo y n#estros hermanos creyentes4 #na n#e&a posici$n en Cristo. Es la base para la (#stificaci$n y para toda la obra de ios4 la c#al presenta al final al creyente perfecto en *loria. PREGUNTAS =. KC$mo distin*#iría el ba#tismo del Espírit#4 de la obra del Espírit# en la re*eneraci$n4 morada y sellamientoM :. KC$mo distin*#iría el ba#tismo del Espírit# de la plenit#d del Espírit#M @. KPor 0#6 ha habido conf#si$n entre el ba#tismo del Espírit# y otras obras del Espírit#M ?. KC#-l es el si*nificado del hecho de 0#e el ba#tismo en Espírit# en los c#atro e&an*elios y en 'echos = se mencione como #na obra f#t#raM

G. KL#6 e&idencia p#ede ale*arse respecto a 0#e todos los cristianos son ba#ti.ados por el Espírit# en la edad presenteM >. KPor 0#6 n#nca se e)horta a los cristianos 0#e sean ba#ti.ados por el Espírit#M 9. KC#-l es el si*nificado de ser ba#ti.ado dentro del c#erpo de CristoM ;. KC$mo indica la fi*#ra del c#erpo de Cristo 0#e Cristo diri*e la I*lesiaM B. KC$mo presenta la fi*#ra del c#erpo de Cristo dones especiales dados a los creyentesM =A. KL#6 &erdades especiales son presentadas por el ba#tismo del Espírit# en CristoM ==. KC$mo se relaciona el ba#tismo en Cristo a n#estra identificaci$n con El en s# m#erte4 res#rrecci$n y *lorificaci$nM =:. KC$mo el ba#tismo en Cristo sostiene la idea de 0#e compartimos la &ida eternaM =@. KPor 0#6 el ba#tismo del Espírit# no es en sí mismo #na e)periencia espirit#alM =?. KEs necesario el hablar en len*#as para ser ba#ti.ado por el Espírit#M =G. KEs necesario hablar en len*#as para ser llenado por el Espírit#M =>. KL#6 es lo 0#e est- incorrecto en la ense/an.a 0#e el ba#tismo del Espírit# en 'echos : difiere del ba#tismo del Espírit# en = Corintios =:% =@M =9. +es#mir la importancia del ba#tismo del Espírit# como #na obra relacionada con n#estra sal&aci$n. 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Dios El Es Ari)( San)o: S( Pleni)(d 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. De?ini-i,n De La Pleni)(d Del Es Ari)( San)o En contraste con la obra del Espírit# Santo en la sal&aci$n tales como la re*eneraci$n4 el morar4 el sellamiento y el ba#tismo4 la plenit#d del Espírit# se relaciona a la e)periencia cristiana4 al poder y al ser&icio. Las obras del Espírit# en relaci$n a la sal&aci$n son de #na &e. y para siempre4 pero la plenit#d del Espírit# es #na e)periencia repetida y se menciona frec#entemente en la Biblia. En #na escala limitada4 se p#ede obser&ar la plenit#d del Espírit# en ciertos indi&id#os antes de Pentecost6s 8E). :;%@< @=%@< @G%@=< Lc. =%=G4 ?=4 >9< ?%=C. Sin l#*ar a d#das4 hay m#chos otros e(emplos donde el Espírit# de ios &ino sobre indi&id#os y los capacit$ en poder para el ser&icio. En el total4 sin embar*o4 #nos pocos f#eron llenos del Espírit# antes del día de Pentecost6s4 y la obra del Espírit# parece estar relacionada al soberano prop$sito de ios de c#mplir al*#na obra especial en los indi&id#os. No hay indicaci$n de 0#e la plenit#d del Espírit# h#biera estado abierta a cada #no 0#e rindiera s# &ida al Se/or antes de Pentecost6s. Comen.ando con el día de Pentecost6s4 amaneci$ #na n#e&a edad en la c#al el Espírit# Santo obraría en cada creyente. Entonces todos f#eron hechos morada del Espírit# y podrían ser llenados si El encontraba las condiciones propicias. Esta concl#si$n est- confirmada por n#merosas il#straciones en el N#e&o Testamento 8'ch. :%?< ?%;4@=< >%@4G< 9%GG< B%=9< ==%:?< =@%B4 G:< Ef. G%=;C. La plenit#d del Espírit# p#ede definirse como #n estado espirit#al donde el Espírit# Santo est- c#mpliendo todo lo 0#e El &ino a hacer en el cora.$n y &ida del creyente indi&id#al. No es #n as#nto de ad0#irir m-s del Espírit#4 sino m-s bien 0#e el Espírit# de ios &aya tomando posesi$n del indi&id#o. En l#*ar de ser #na sit#aci$n anormal y poco frec#ente4 como lo era antes de Pentecost6s4 el ser llenado por el Espírit# en la edad presente es normal4 si bien no es lo #s#al4 en la e)periencia del cristiano. " cada cristiano se le ordena ser lleno del Espírit# 8Ef. G% =;C4 y el no estar llenos del Espírit# es estar en #n estado de desobediencia parcial. 'ay #na diferencia apreciable en el car-cter y calidad en la &ida diaria de los cristianos. Pocos p#eden caracteri.arse por estar llenos del Espírit#. Esta falta4 sin embar*o4 no se debe a #na falla de parte de ios en s# pro&isi$n4 sino m-s bien es falla de la parte del indi&id#o en apropiarse de esta pro&isi$n y permitir al Espírit# Santo llenar s# &ida. El estado de estar lleno del Espírit# debería de contrastarse con la mad#re. espirit#al. Fn cristiano n#e&o 0#ien haya sido sal&o recientemente p#ede ser lleno con el Espírit# y manifestar el poder del Espírit# Santo en s# &ida. Sin embar*o4 la mad#re. &iene s$lo a tra&6s de e)periencias espirit#ales4 las c#ales p#eden e)tenderse toda #na &ida y abarcan #n crecimiento en conocimiento4 la contin#a e)periencia de ser llenado con el Espírit#4 y #na mad#re. en (#icio sobre cosas espirit#ales. "sí como #n ni/o reci6n nacido p#ede ser &ehemente4 de la misma manera #n cristiano p#ede ser lleno con el Espírit#< pero4 al i*#al 0#e #n reci6n nacido4 s$lo la &ida y la e)periencia p#eden sacar a rel#cir las c#alidades espirit#ales 0#e pertenecen a la mad#re.. Este es el por0#6 de 0#e n#merosos pasa(es de la Biblia hablen del crecimiento. El tri*o crece hasta la cosecha 8!t. =@%@AC. ios obra en s# i*lesia a tra&6s de hombres dotados con dones personales para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio y para edificar el c#erpo de Cristo de manera 0#e los cristianos p#edan crecer en la fe y en estat#ra espirit#al 8Ef. ?% ==3=>C. Pedro habla de los beb6s espirit#ales4 0#e necesitan la leche espirit#al para crecer 8=

P. :%:C4 y e)horta 7crecer en la *racia y el conocimiento de n#estro Se/or y Sal&ador 1es#cristo7 8: P. @%=;C. 'ay #na relaci$n ob&ia entre la plenit#d del Espírit# y la mad#re. espirit#al4 y #n cristiano lleno del Espírit# mad#rar- m-s r-pidamente 0#e #no 0#e no lo est-. La plenit#d del Espírit# y la mad#re. espirit#al como res#ltado son los dos factores m-s importantes en la e(ec#ci$n de la &ol#ntad de ios en la &ida de #n cristiano y tambi6n en el prop$sito de ios de crearle para b#enas obras 8Ef. :%=AC. Por consi*#iente4 la plenit#d del Espírit# se c#mple en cada creyente c#ando 6l estcompletamente rendido al Espírit# Santo4 el c#al mora en 6l4 res#ltando en #na condici$n espirit#al en la c#al el Espírit# Santo controla y dota de poder al indi&id#o. !ientras 0#e p#ede haber &arios *rados en la manifestaci$n de la plenit#d del Espírit# y *rados en el poder di&ino4 el pensamiento central en la plenit#d es 0#e el Espírit# de ios es capa. de operar en y a tra&6s del indi&id#o sin obst-c#lo4 c#mpliendo la &ol#ntad perfecta de ios para a0#ella persona. El concepto de la plenit#d del Espírit# es sacado a l#. en #n n5mero de referencias en el N#e&o Testamento. Es il#strado preeminentemente en 1es#cristo4 0#ien4 de ac#erdo a L#cas ?%=4 era contin#amente 7lleno del Espírit# Santo7. 1#an el Ba#tista t#&o la e)periencia e)cepcional de ser llenado con el Espírit# desde 0#e estaba en la matri. de s# madre 8Lc. =%=GC4 y ambos4 s# madre Eli.abet y s# padre Oacarías4 f#eron temporalmente llenos del Espírit# 8Lc. =%?=4 >9C. Estos e(emplos est-n a5n dentro del molde del "nti*#o Testamento4 en el c#al la plenit#d del Espírit# era #na obra soberana de ios 0#e no estaba al alcance de cada indi&id#o. Comen.ando con el día de Pentecost6s4 sin embar*o toda la m#ltit#d f#e llena con el Espírit#. En la I*lesia primiti&a el Espírit# de ios llenaba repetidamente a a0#ellos 0#e b#scaban la &ol#ntad de ios4 como en el caso de Pedro 8'ch. ?%;C4 el *r#po de cristianos 0#ienes oraban por &alor y el poder de ios 8'ch. ?%@=C4 y Pablo desp#6s de s# con&ersi$n 8'ch. B%=9C. "l*#nos se caracteri.an por estar en #n contin#o estado de plenit#d del Espírit#4 como se il#stra en los primeros di-conos 8'ch. >%@C y Esteban el m-rtir 8'ch. 9%GGC y Bernab6 8'ch. ==%:?C. Pablo f#e lleno con el Espírit# repetidas &eces 8'ch. =@%BC4 y así lo f#eron otros discíp#los 8'ch. =@%G:C. En cada caso solamente los cristianos rendidos a ios f#eron llenados con el Espírit#. " los creyentes del "nti*#o Testamento n#nca se les ordenaba ser llenados con el Espírit#4 a#n0#e en al*#nas ocasiones f#eron amonestados4 como Oorobabel4 0#e la obra del Se/or se c#mple4 7no con e(6rcito4 ni con f#er.a4 sino con mi Espírit#4 ha dicho 1eho&- de los e(6rcitos7 8Oac. ?%>C. En la era presente a cada cristiano se le ordena ser llenado con el Espírit#4 como en Efesios G%=;% 7No os embria*#6is con &ino4 en lo c#al hay disol#ci$n< antes bien sed llenos del Espírit#.7 El ser llenados con el Espírit#4 así como el recibir la sal&aci$n por fe4 no se c#mple4 sin embar*o4 por esf#er.o h#mano4 m-s bien es por permitir a ios 0#e c#mpla s# obra en la &ida del indi&id#o. En la Escrit#ra est- claro 0#e #n cristiano p#ede ser *en#inamente sal&o sin ser llenado con el Espírit#4 y4 por lo tanto4 la plenit#d del Espírit# no es #na parte de la sal&aci$n misma. La plenit#d del Espírit# tambi6n p#ede ser contrastada con la obra hecha de #na &e. y para siempre 0#e es c#mplida en el creyente c#ando 6ste es sal&o. La plenit#d del Espírit#4 si bien p#ede oc#rrir en el momento de la sal&aci$n4 oc#rre #na y otra &e. en la &ida de #n cristiano consa*rado4 y debería ser #na e)periencia normal de 0#e los cristianos t#&iesen esta constante plenit#d del Espírit#. El hecho de 0#e la plenit#d del Espírit# es #na e)periencia repetida4 se hace notorio en el tiempo presente del mandamiento en Efesios G%=;% 7sed llenos del Espírit#7. Trad#cido literalmente es 7manteneos siendo llenados por el Espírit#7. En el te)to se compara con #n estado de into)icaci$n en el c#al el &ino afecta al c#erpo entero4 incl#yendo a la acti&idad mental y a la acti&idad física del c#erpo. La plenit#d del Espírit# no es4 por lo tanto4 #na e)periencia 0#e s#cede #na &e. y para siempre. No est- correcto llamarla #na se*#nda obra de *racia4 p#esto 0#e oc#rre #na y otra &e.. Ind#dablemente4 la e)periencia de ser llenado con el Espírit# por primera &e. es m#y f#erte en la &ida del cristiano y p#ede ser #n hito 0#e ele&e la e)periencia cristiana a #n n#e&o ni&el. Sin embar*o4 el cristiano depende de ios para la contin#a plenit#d del Espírit#4 y nin*5n cristiano p#ede &i&ir en el poder espirit#al de ayer. e la nat#rale.a de la plenit#d del Espírit# p#ede concl#irse 0#e la amplia diferencia en la e)periencia espirit#al obser&ada en cristianos y los &arios *rados de conformidad a la mente y &ol#ntad de ios p#eden ser atrib#idos a la presencia o a#sencia de la plenit#d del Espírit#. El 0#e desea hacer la &ol#ntad de ios debe4 por consi*#iente4 entrar por completo en el pri&ile*io 0#e ios le ha dado al ser morada del Espírit# y tener la capacidad de rendir completamente s# &ida al Espírit# de ios. B. Condi-iones Para La Pleni)(d Del Es Ari)(

Prec#entemente se han se/alado tres sencillos mandamientos como la condici$n para ser llenados con el Espírit#. En = Tesalonicenses G% =B se da el mandamiento% 7No apa*#6is al Espírit#.7 En Efesios ?%@A se instr#ye a los cristianos% 7y no contrist6is al Espírit# Santo de ios4 con el c#al f#isteis sellados para el día de la redenci$n.7 Fn tercero4 como instr#cci$n m-s positi&a4 se da en G-latas G%=>% 7 i*oD p#es% "ndad en el Espírit#4 y no satisfa*-is los deseos de la carne.7 "#n0#e otros pasa(es arro(an l#. sobre estas b-sicas condiciones para ser llenados con el Espírit#4 estos tres pasa(es res#men la idea principal. 1. El *anda*ien)o de Hno a a.(Eis el Es Ari)(HD en = Tesalonicenses G% =B4 a#n0#e no se e)pli0#e en s# conte)to4 est- #sando en forma ob&ia La fi*#ra del f#e*o como #n símbolo del Espírit# Santo. En la forma en 0#e se hace menci$n de apa*ar el f#e*o en !ateo =:% :A y 'ebreos ==% @? se il#stra lo 0#e se 0#iere decir. e ac#erdo a Efesios >%=>4 7el esc#do de la fe7 es capa. de 7apa*ar los dardos de f#e*o del mali*no7. Por consi*#iente4 apa*ar el Espírit# es aho*ar o reprimir al Espírit# y no permitirle 0#e c#mpla s# obra en el creyente. P#ede definirse simplemente como el decir 7No74 o de no tener la &ol#ntad de de(ar al Espírit# cond#cirse a s# manera. El pecado ori*inal de Satan-s f#e la rebeli$n contra ios 8Is. =?%=?C4 y c#ando #n creyente dice 7yo 0#iero7 en l#*ar de decir como Cristo di(o en Getsemaní% 7No se ha*a mi &ol#ntad4 sino la t#ya7 8Lc. ::%?:C4 entonces est- apa*ando al Espírit#. Para 0#e p#eda e)perimentar se la plenit#d del Espírit# es necesario para #n cristiano 0#e rinda s# &ida al Se/or. Cristo obser&$ 0#e #n hombre no p#ede ser&ir a dos se/ores 8!t. >%:?C4 y a los cristianos se les e)horta constantemente a 0#e se rindan a sí mismos a ios. "l hablar de la rendici$n a la &ol#ntad de ios en la &ida de #n cristiano4 Pablo escribi$ en +omanos >% =@% 7Ni tampoco present6is &#estros miembros al pecado como instr#mentos de ini0#idad4 sino presentaos &osotros mismos a ios como &i&os de entre los m#ertos4 y &#estros miembros a ios como instr#mentos de (#sticia.7 "0#í se declara claramente la opci$n ante cada cristiano% 6l p#ede rendirse a sí mismo tanto a ios como al pecado. Fn pasa(e similar se enc#entra en +omanos =:%=3:. "l presentar la obra de sal&aci$n y santificaci$n en la &ida del creyente4 Pablo encarece a los romanos% 7"sí 0#e4 hermanos4 os r#e*o por las misericordias de ios4 0#e present6is &#estros c#erpos en sacrificio &i&o4 santo4 a*radable a ios4 0#e es &#estro c#lto racional. No os conform6is a este si*lo4 sino transformaos por medio de la reno&aci$n de &#estro entendimiento4 para 0#e comprob6is c#-l sea la b#ena &ol#ntad de ios4 a*radable y perfecta.7 En ambos pasa(es 3+omanos >%=@ y =:%=3 se #sa la misma palabra *rie*a. El tiempo del &erbo est- en aoris)o4 lo c#al si*nifica Hrendirse a Dios de (na 0e> + ara sie* reH. e ac#erdo a esto4 la e)periencia de ser llenado con el Espírit# s$lo p#ede ser lle&ada a cabo c#ando #n cristiano toma el paso inicial de presentar s# c#erpo en sacrificio &i&o. El cristiano ha sido preparado para esto por medio de la sal&aci$n4 lo c#al hace al sacrificio santo y aceptable delante de ios. Es ra.onable de parte de ios esperar esto habiendo m#erto Cristo por este indi&id#o. "l presentar s# c#erpo4 el cristiano debe enfrentar el hecho de 0#e no debe de conformarse e)teriormente al m#ndo4 sino 0#e interiormente debe de ser transformado por el Espírit# Santo con el res#ltado de 0#e s# mente sea reno&ada para reconocer los &alores espirit#ales El es capa. de distin*#ir lo 0#e no es la &ol#ntad de ios4 de lo 0#e es la 7b#ena4 a*radable y perfecta &ol#ntad de ios7 8+o. =:% :C. La rendici$n no se hace en referencia a al*5n p#nto en partic#lar4 sino 0#e m-s bien discierne la &ol#ntad de ios para la &ida en cada as#nto partic#lar. Es4 por lo tanto4 #na actit#d de estar deseoso de hacer c#al0#ier cosa 0#e ios 0#iera 0#e el creyente ha*a. Es el hacer la &ol#ntad final de ios en s# &ida y estar disp#esto a hacer c#al0#ier cosa c#ando sea4 donde sea y como ios p#eda diri*irla. El hecho de 0#e la e)hortaci$n 7no apa*#6is el Espírit#7 est- en tiempo presente indica 0#e 6sta debería ser #na e)periencia contin#a iniciada por el acto de la rendici$n. Fn cristiano 0#e desea estar contin#amente rendido a ios enc#entra 0#e esta rendici$n se relaciona con &arios aspectos. Es4 en primer l#*ar4 #na rendici$n a la Palabra de ios en s#s e)hortaciones y s# &erdad. El Espírit# Santo es el s#p#esto !aestro4 y a medida 0#e &a conociendo la &erdad4 #n creyente debe rendirse a 6sta a medida 0#e la &a comprendiendo. El reh#sar someterse a la Palabra de ios hace 0#e la plenit#d del Espírit# sea imposible. La rendici$n tambi6n se relaciona con la *#ía. En m#chos casos la Palabra de ios no es e)plícita en c#anto a decisiones 0#e #n cristiano tiene 0#e enfrentar. "0#í el creyente debe de ser *#iado por los principios de la Palabra de ios4 y el Espírit# de ios p#ede darle la *#ía sobre las bases de lo 0#e la Escrit#ra re&ela. e ac#erdo a ello4 la obediencia a la *#ía del Espírit# es necesaria para la plenit#d del Espírit# 8+o. ;%=?C. En al*#nos casos el Espírit# p#ede ordenar a #n cristiano 0#e ha*a al*o y en otras ocasiones p#ede prohibirle 0#e si*a el c#rso de #na acci$n. Fna il#straci$n es la e)periencia de Pablo4 0#ien f#e impedido de predicar el e&an*elio en "sia y Bitinia en las primeras etapas de s# ministerio y m-s tarde se le instr#y$

0#e f#era a estas mismas -reas a predicar 8'ch. =>%>39< =B%=AC. La plenit#d del Espírit# incl#ye el se*#ir la *#ía del Se/or. Fn cristiano tambi6n debe de estar rendido a los hechos pro&idenciales de ios4 los c#ales a men#do acarrean sit#aciones o e)periencias 0#e no son deseadas por el indi&id#o. e ac#erdo a ello4 #n creyente debe de entender lo 0#e es ser s#miso a la &ol#ntad de ios a#n c#ando ello impli0#e el s#frimiento y sendas 0#e en sí mismas no son placenteras. La s#prema il#straci$n de lo 0#e si*nifica ser llenado con el Espírit# y rendido a ios es el Se/or 1es#cristo mismo. En Pilipenses :%G3== se re&ela 0#e 1es5s4 al &enir a la tierra y morir por los pecados del m#ndo4 estaba deseando ser lo 0#e ios había esco*ido4 deseando ir donde ios había es3 co*ido y deseando hacer lo 0#e ios había esco*ido. Fn creyente 0#e desea ser llenado con el Espírit# debe tener #na actit#d similar en c#anto a rendici$n y obediencia. 2. En -one7i,n -on la leni)(d del Es Ari)(D se le e7@or)a )a*biEn a Hno -on)ris)ar al Es Ari)(H 8Ef. ?%@AC. "0#í se pres#me 0#e el pecado ha entrado en la &ida de #n cristiano y como #n hecho de s# e)periencia ha sobre&enido la falta de rendici$n. Para poder entrar en #n estado en el 0#e p#eda ser llenado con el Espírit#4 o para &ol&er a tal estado4 se le e)horta a 0#e no contin5e en s# pecado4 el c#al contrista al Espírit# Santo. C#ando en el creyente el Espírit# de ios es contristado4 la com#ni$n4 *#ía4 instr#cci$n y poder del Espírit# son estorbados< el Espírit# Santo4 a#n0#e est- morando4 no est- libre para c#mplir s# obra en la &ida del creyente. La e)periencia de la plenit#d del Espírit# p#ede ser afectada por las condiciones físicas. Fn cristiano 0#e físicamente est- cansado4 hambriento o enfermo p#ede no e)perimentar el *o.o normal y la pa.4 los c#ales son fr#tos del Espírit#. El mismo ap$stol 0#e e)horta a ser llenados con el Espírit# confiesa en : Corintios =% ;3B 0#e ellos est#&ieron 7abr#mados sobremanera m-s all- de n#estras f#er.as4 de tal modo 0#e a#n perdimos la esperan.a de conser&ar la &ida7. e ac#erdo a ello4 a#n #n cristiano lleno con el Espírit# p#ede e)perimentar al*5n trastorno interior. Sin embar*o4 c#anto m-s *rande sea la necesidad en las circ#nstancias del creyente4 mayor es la necesidad de la plenit#d del Espírit# y la rendici$n a la &ol#ntad de ios para 0#e el poder del Espírit# p#eda ser manifestado en la &ida indi&id#al. C#ando #n cristiano toma conciencia del hecho de 0#e ha contristado al Espírit# Santo4 el remedio est- en cesar de contristar al Espírit#4 como se e)presa en Efesios ?%@A trad#cido literalmente. Esto p#ede c#mplirse obedeciendo = 1#an =%B4 donde se instr#ye al hi(o de ios% 7Si confesamos n#estros pecados4 El es fiel y (#sto para perdonar n#estros pecados4 y limpiarnos de toda maldad.7 Este pasa(e se refiere a #n hi(o de ios 0#e ha pecado contra s# Padre Celestial. La &ía de resta#raci$n est- abierta por0#e la m#erte de Cristo es s#ficiente4 para todos s#s pecados 8= 1#an :%=3:C. "sí4 la manera de &ol&er a la com#ni$n con ios para #n4 creyente es confesar s#s pecados a ios4 reconociendo n#e&amente las bases para el perd$n en la m#erte de Cristo y deseando la resta#raci$n a #na com#ni$n íntima con ios el Padre4 así como tambi6n con el Espírit# Santo. No es #n es #n as#nto de (#sticia en #na corte le*al4 sino m-s bien #na relaci$n.7 resta#rada entre padre e hi(o 0#e se había descarriado. El pasa(e ase*#ra 0#e ios es fiel y (#sto para perdonar el pecado y 0#itarlo como #na barrera 0#e se interpone en la com#ni$n c#ando #n cristiano confiesa sinceramente s# ini0#idad a ios. !ientras 0#e en al*#nas sit#aciones la confesi$n del pecado p#ede re0#erir 0#e se &aya a los indi&id#os 0#e han sido ofendidos y corre*ir las dific#ltades4 la idea principal es establecer #na n#e&a relaci$n íntima con ios mismo. Confesando s#s pecados4 el cristiano debe de estar se*#ro de 0#e del lado di&ino el perd$n es inmediato. Cristo4 como el intercesor del creyente y como el 0#e m#ri$ en la cr#.4 ha hecho ya todos los a(#stes necesarios del lado celestial. La resta#raci$n a la com#ni$n est- s#(eta4 por lo tanto4 s$lo a la actit#d h#mana de confesi$n y rendici$n. La Biblia tambi6n ad&ierte al creyente contra los serios res#ltados de estar contristando contin#amente al Espírit#. Esto4 a &eces4 res#lta en el casti*o de ios para con el creyente con el prop$sito de resta#rarle4 como se menciona en 'ebreos =:%G3>. "l cristiano se le ad&ierte 0#e4 si 6l no se (#.*a a sí mismo4 ios necesitar- inter&enir con la disciplina di&ina 8= Co. ==%@=3@:C. En c#al0#ier caso4 hay #na p6rdida inmediata c#ando #n cristiano est- caminando f#era de la com#ni$n con ios4 y e)iste el constante peli*ro del (#icio se&ero de ios como #n padre fiel 0#e trata con s#4 hi(o errado. ". El andar en el Es Ari)( es (n *anda*ien)o osi)i0oD en -on)ras)e a los *anda*ien)os re0iosD los -(ales son ne.a)i0os. Caminar en el Espírit# 8G-. G%=>C es #n mandamiento para apropiarse del poder y la bendici$n 0#e es pro&ista por el Espírit# 0#e mora en el creyente. El andar en el Espírit# es #n mandamiento en el tiempo presente4 esto es4 #n cristiano debe de mantenerse andando por medio del Espírit#.

El ni&el cristiano de la &ida espirit#al es alto4 y 6l no es capa. de c#mplir la &ol#ntad de ios aparte del poder de ios. e ac#erdo a ello4 la pro&isi$n del Espírit# 0#e mora hace posible para el cristiano el estar andando por medio del poder y la *#ía del Espírit# 0#e &i&e en 6l. El andar en el Espírit# es #n acto de fe. Est- dependiendo del Espírit# el hacer lo 0#e s$lo el Espírit# p#ede hacer. Las altas normas de la era presente 3donde se nos ordena amar como Cristo ama 81n. =@%@?< =G%=:C y donde se ordena 0#e cada pensamiento sea traído a la obediencia en Cristo 8: Co. =A% GC3 son imposibles aparte del poder del Espírit#. e i*#al manera4 las otras manifestaciones de &ida espirit#al 3tales como el fr#to del Espírit# 8G-. G%::3 :@C y tales mandamientos como 7estad siempre *o.osos. Jrad sin cesar7 8= Ts. G% =>3=9C y 7dad *racias en todo4 por0#e 6sta es la &ol#ntad de ios para con &osotros en Cristo 1es5s7 8= Ts. G%=;C3 son imposibles a menos 0#e #no est6 andando en el Espírit#. Jbtener #na norma alta de &ida espirit#al es de lo m-s difícil por0#e el cristiano est&i&iendo en #n m#ndo pecador y est- ba(o constante infl#encia mali*na 81n. =9%=G< +o. =:%:< : Co. >%=?< G-. >%=?< = 1n. :%=GC. e i*#al manera4 el cristiano tiene oposici$n por el poder de Satan-s y est- comprometido en #na l#cha incesante con este enemi*o de ios 8: Co. ?%?< ==%=?< Ef. >%=:C. "dem-s del conflicto con el sistema m#ndial y con Satan-s4 el cristiano tiene #n enemi*o de dentro4 s# anti*#a nat#rale.a4 la c#al desea cond#cirle de &#elta a la &ida de obediencia a la carne pecaminosa 8+o. G%:=< >%>< = Co. G%G< : Co. 9%=< =A%:3@< G-. G%=>3:?< >%;< Ef. :%@C. Por estar la anti*#a nat#rale.a constantemente en *#erra con la n#e&a nat#rale.a en el cristiano4 s$lo la contin#a dependencia en el Espírit# de ios p#ede traer &ictoria. "sí es 0#e4 a#n0#e al*#nos han lle*ado a la concl#si$n err$nea de 0#e #n cristiano p#ede alcan.ar #na perfecci$n sin pecado4 e)iste la necesidad de caminar constantemente en el Espírit# para 0#e este poder p#eda lle&ar a cabo la &ol#ntad de ios en la &ida de #n creyente. "l creyente le espera la perfecci$n final del c#erpo y el espírit# en el cielo4 pero la l#cha espirit#al contin5a sin dismin#ir hasta la m#erte o el traslado espirit#al. Todas estas &erdades enfati.an la importancia de apropiarse del Espírit# andando en s# poder y *#ía y de(ando 0#e el Espírit# ten*a control y direcci$n de #na &ida cristiana. C. Los Res(l)ados De La Pleni)(d Del Es Ari)( C#ando #no est- rendido a ios y lleno con el Espírit# &ienen impre&isibles res#ltados. 1. Un -ris)iano B(e -a*ina en el oder del Es Ari)( e7 eri*en)a (na san)i?i-a-i,n ro.resi0aD (na san)idad de 0ida en la -(al el ?r()o del Es Ari)( JGG. #:22C2": es)G -(* lido. Esta es la s#prema manifestaci$n del poder del Espírit# y es la preparaci$n terrenal para el tiempo c#ando el creyente43en los cielos3 ser- completamente transformado a la ima*en de Cristo. 2. Uno de los i* or)an)es *inis)erios del Es Ari)( es el de enseIar al -re+en)e las 0erdades es iri)(ales. S$lo mediante la *#ía e il#minaci$n del Espírit# #n creyente p#ede comprender la infinita &erdad de la Palabra de ios. "sí como el Espírit# de ios es necesario para re&elar la &erdad concerniente a la sal&aci$n 81n. =>%93==C antes de 0#e #na persona p#eda ser sal&a4 así el Espírit# de ios *#ía tambi6n al cristiano a toda &erdad 81n. =>%=:3=?C. Las cosas prof#ndas de ios4 &erdades 0#e s$lo p#eden ser comprendidas por #n hombre ense/ado por el Espírit#4 son re&eladas a #no 0#e est- andando por el Espírit# 8= Co. :%B 3 @%:C. ". El Es Ari)( San)o es -a a> de .(iar a (n -ris)iano + a li-ar las 0erdades .enerales de la Palabra de Dios a la si)(a-i,n ar)i-(lar del -ris)iano . Esto es lo 0#e se e)presa en +omanos =:% :4 demostrando 7c#-l es la b#ena &ol#ntad de ios4 a*radable y perfecta7. Como el sier&o de "braham4 #n cristiano p#ede e)perimentar la declaraci$n 7*#i-ndome 1eho&- en el camino7 8Gn. :?%:9C. Fna *#ía tal es la e)periencia normal de los cristianos 0#e est-n en #na relaci$n correcta con el Espírit# de ios 8+o. ;%=?< G-. G%=;C. /. La se.(ridad de la sal0a-i,n es o)ro res(l)ado i* or)an)e de la -o*(ni,n -on el Es Ari)(. e ac#erdo a +omanos ;%=>4 7el Espírit# mismo da testimonio a n#estro espírit#4 de 0#e somos hi(os de ios7 8cf. G-. ?%>< = 1n. @%:?< ?%=@C. Es normal para #n cristiano el tener la se*#ridad de s# sal&aci$n4 como lo \es para #n indi&id#o el saber 0#e est- físicamente &i&o. #. Toda la adora-i,n + el a*or de Dios son osibles sola*en)e -(ando (no es)G andando or el Es Ari)(. En el conte)to de la e)hortaci$n de Efesios G% =; los &ersíc#los si*#ientes describen la &ida normal de adoraci$n y com#ni$n con ios. Fna persona f#era de la com#ni$n no p#ede adorar &erdaderamente a ios a#n c#ando asista a los ser&icios de la i*lesia en bellas catedrales y c#mpla con el rit#al de la adoraci$n. La adoraci$n es #n as#nto del cora.$n4 y como Cristo le di(o a la m#(er samaritana% 7 ios es Espírit#< y los 0#e le adoran4 en espírit# y en &erdad es necesario 0#e adoren7 81n. ?%:?C. $. Uno de los as e-)os *Gs i* or)an)es de la 0ida de (n -re+en)e es s( ora-i,n de -o*(ni,n -on el SeIor. "0#í n#e&amente el Espírit# de ios debe *#iar y diri*ir si la oraci$n ha de ser inteli*ente. "0#í tambi6n debe de comprenderse la Palabra de ios si la oraci$n ha

de ser de ac#erdo a la Palabra de ios% La &erdadera alaban.a y acci$n de *racias son imposibles aparte de la capacitaci$n del Espírit#. "dem-s de la oraci$n del creyente mismo4 +omanos ;%:> re&ela 0#e el Espírit# intercede por el creyente. e ac#erdo a ello4 #na &ida de oraci$n efecti&a depende del andar en el Espírit#. 2. Ade*Gs de )odas las -(alidades +a *en-ionadasD )oda la 0ida de ser0i-io de (n -re+en)e + el e6er-i-io de s(s dones na)(rales + es iri)(ales es)Gn de endiendo del oder del Es Ari)(. Cristo se refiri$ a esto en 1#an 9%@;3@B4 donde El describi$ la obra del Espírit# como #n río de a*#a &i&a fl#yendo del cora.$n del hombre. e ac#erdo a esto4 #n cristiano p#ede tener *randes dones espirit#ales y no #sarlos por no estar andando en el poder del Espírit#. En contraste4 otros con relati&amente pocos dones espirit#ales p#eden ser #sados *randemente por ios por0#e est-n andando en el poder del Espírit#. La ense/an.a de la Escrit#ra sobre la plenit#d del Espírit# es4 por lo tanto4 #na de las líneas de &erdad m-s importantes 0#e #n cristiano debe comprender4 aplicar y apropiarse de ella. PREGUNTAS =. KC$mo contrastaría la plenit#d del Espírit# con la obra del Espírit# Santo en la sal&aci$nM :. KL#6 e(emplos de plenit#d del Espírit# p#eden obser&arse antes del día de Pentecost6sM @. KEstaba la plenit#d del Espírit# al alcance de todo a0#el 0#e se rindiera a ios antes de Pentecost6sM ?. KC$mo la &enida del Espírit# en el día de Pentecost6s cambi$ la posibilidad de ser llenados con el Espírit#M G. efinir la plenit#d del Espírit#. >. Contrastar el ser llenado con el Espírit# con la mad#re. espirit#al. 9. KC#al0#ier cristiano p#ede ser lleno del Espírit#M ;. KC#-l es la relaci$n entre la plenit#d del Espírit# y la mad#re. espirit#alM B. KEn 0#6 sentido hay tres *rados de manifestaci$n de la plenit#d del Espírit#M =A. KL#6 il#straciones destacables de ser llenados con el Espírit# se enc#entran en el libro de los 'echosM ==. KC#-l es el si*nificado de la comparaci$n de ser llenado con &ino y ser llenado con el Espírit#M =:. KPor 0#6 es ine)acto referirse a la plenit#d del Espírit# como #na se*#nda obra de *raciaM =@. KL#6 es lo 0#e 0#iere decirse por el mandamiento de 7no apa*#6is el Espírit#7M =?. KPor 0#6 es necesario rendirse a ios para ser lleno con el Espírit#M =G. Contrastar el paso inicial de presentar el c#erpo como #n sacrificio &i&o con la &ida de contin#a rendici$n. =>. Nombrar los &arios aspectos de la rendici$n de #n cristiano a ios. =9. KEn 0#6 sentido Cristo es el e(emplo s#premo de la rendici$n a iosM =;. KC#-l es el si*nificado del mandamiento 7no contrist6is al Espírit#7M =B. KC$mo las circ#nstancias de #n cristiano afectan s# e)periencia de ser llenado con el Espírit#M :A. KC#-l es el remedio al haber contristado al Espírit#M :=. KPor 0#6 #n cristiano confiesa s# pecado confiando 0#e ser- perdonadoM ::. KC#-les son al*#nos de los serios res#ltados de contin#ar en #n estado de contristar al Espírit#M :@. efinir lo 0#e si*nifica andar en el Espírit#. :?. KC$mo la ele&ada norma de &ida espirit#al en el cristiano hace 0#e el andar en el Espírit# sea necesarioM :G. KPor 0#6 es necesario andar en el Espírit# a la l#. del hecho de 0#e los cristianos &i&en en #n m#ndo pecadorM :>. KPor 0#6 el andar en el Espírit# es necesario en &ista de la nat#rale.a pecaminosa del cristianoM :9. KPor 0#6 la necesidad de andar en el Espírit# dem#estra 0#e es imposible para #n cristiano alcan.ar la perfecci$n sin pecado en esta &idaM :;. Nombrar y definir bre&emente siete res#ltados de la plenit#d del Espírit#. :B. Nombrar las ra.ones importantes para 0#e #n cristiano sea lleno del Espírit#. 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Las Dis ensa-iones 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. EL SIGNI'ICAD! DE LAS DISPENSACI!NES En el est#dio de las Escrit#ras es importante entender 0#e la re&elaci$n escrit#ral se di&ide en períodos bien definidos. Estos est-n claramente separados4 y reconocer estas di&isiones y s#s prop$sitos di&inos constit#ye #no de los factores m-s importantes en la &erdadera

interpretaci$n de las Escrit#ras. Estas di&isiones se conocen como 7dispensaciones74 y en períodos de tiempo s#cesi&os se p#eden obser&ar diferentes dispensaciones. Fna dispensaci$n p#ede definirse como #na etapa en la re&elaci$n pro*resi&a de ios y constit#ye #na administraci$n o re*la de &ida distinta. "#n0#e el concepto de #na dispensaci$n y de #na 6poca en la Biblia no es precisamente la misma4 es ob&io 0#e cada período tiene s# dispensaci$n. Las 6pocas se mencionan a men#do en la Biblia 8Ef. :% 9< @%G4 B< 'e. =%:C. La Biblia tambi6n hace distinci$n de 6pocas 81n. =%=9< cf. !t. G%:=3::< : Co. @%==< 'e. 9%==3=:C. Es probable 0#e el reconocimiento de las dispensaciones arro(e m-s l#. sobre el mensa(e total de las Escrit#ras 0#e nin*5n otro aspecto del est#dio bíblico. !#y a men#do s#cede 0#e el hecho de tener #n claro entendimiento de las4 dispensaciones y de los prop$sitos 0#e ios ha re&elado en ellas ha lle*ado a ser el principio de #n &alioso conocimiento de las Escrit#ras y de #n inter6s personal en la Biblia misma. La relaci$n del hombre con s# Creador no es la misma en todas las edades. 'a sido necesario someter al hombre caído a ciertas pr#ebas. Esto es en parte el prop$sito de ios a tra&6s de las edades4 y el res#ltado de las pr#ebas afrontadas por el hombre ha sido en cada caso #na inc#estionable demostraci$n tanto de la pecaminosidad como del absol#to fracaso espirit#al y moral del *6nero h#mano. , en el día final toda boca se cerrar-4 por0#e a tra&6s de m#chos si*los de e)periencia se habrcomprobado la maldad o insensate. de todos los pensamientos del cora.$n del hombre. Cada dispensaci$n comien.a4 por lo tanto4 con el hombre di&inamente establecido en #na n#e&a posici$n de pri&ile*io y responsabilidad4 y termina con el fracaso h#mano 0#e trae como consec#encia la manifestaci$n del (#sto (#icio de ios. Si bien es cierto 0#e e)isten al*#nos hechos4 tales como el car-cter santo de ios4 0#e permanecen in&ariables para siempre y 0#e de consi*#iente son los mismos en cada edad4 haya la &e. diferentes instr#cciones y responsabilidades 0#e se limitan en c#anto a s# aplicaci$n a determinado período. En relaci$n con todo esto el est#diante de la Biblia debe reconocer la diferencia entre aplicaci$n primaria y aplicaci$n sec#ndaria de la Palabra de ios. Solamente a0#ellas porciones de las Escrit#ras 0#e son destinadas directamente para el hi(o de ios en este tiempo de *racia deben ser ob(eto de #na aplicaci$n primaria o personal al cristiano. Se demanda 0#e dichas instr#cciones reciban detallado c#mplimiento. C#ando se trata de aplicaci$n sec#ndaria debe obser&arse 0#e4 mientras es cierto 0#e p#eden e)traerse lecciones espirit#ales de cada porci$n bíblica4 esto no si*nifica 0#e el cristiano est6 en la obli*aci$n ante ios de c#mplir a0#ellos principios 0#e f#eron la e)presi$n de la &ol#ntad di&ina para la *ente de otras dispensaciones. El hi(o de ios en el act#al período de *racia no est- en la misma sit#aci$n de "d-n o de "braham4 o de los israelitas en el tiempo de la Ley< ni es llamado tampoco a se*#ir a0#ella manera pec#liar de &ida 0#e se*5n las Escrit#ras se demandar- de los hombres c#ando el +ey haya re*resado a establecer s# reino terrenal. Siendo 0#e el hi(o de ios depende completamente de la instr#cci$n contenida en las p-*inas de la Biblia para diri*ir s#s pasos en la &ida diaria4 y siendo 0#e los principios re&elados en las diferentes dispensaciones son tan di&ersos y a &eces tan contradictorios4 es de *ran importancia para 6l reconocer las porciones bíblicas 0#e se aplican directamente a s# propio caso4 si es 0#e &a a &i&ir de ac#erdo a la &ol#ntad di&ina y para la *loria de ios. En la consideraci$n del testimonio total de la Biblia4 es casi tan importante para el creyente 0#e desea hacer la &ol#ntad di&ina conocer lo 0#e no le concierne directamente como a0#ello 0#e tiene directa referencia a 6l. Es ob&io 0#e4 aparte del conocimiento de la &erdad dispensacional4 el creyente no podr- adaptarse inteli*entemente al presente prop$sito de ios en el m#ndo. S$lo ese conocimiento le sal&ar- de caer en a0#ella s#(eci$n a la ley 0#e caracteri.$ a la dispensaci$n pasada o de 0#erer lle&ar a cabo en la act#alidad el pro*rama de transformaci$n m#ndial perteneciente a la dispensaci$n por &enir. ebido a la imperfecci$n de las trad#cciones4 al*#nas &erdades importantes se hallan oc#ltas para el 0#e lee solamente el te)to corriente de la Biblia. Por e(emplo4 la palabra *rie*a aion, 0#e si*nifica #na 7edad7 o dispensaci$n4 se trad#ce 7m#ndo7 en #nas c#arenta ocasiones. Por e(emplo4 c#ando se dice en !ateo :;%:A 7hasta el fin del m#ndo74 la referencia no es al fin del m#ndo material4 lo 0#e a s# debido tiempo tomar- l#*ar 8: P. @%9< "p. :A%==< Is. >>%::C4 sino m-s bien al fin de esta edad. El fin del m#ndo no se acerca4 sino el fin de la presente edad. Se*5n las Escrit#ras hay en todo siete *randes dispensaciones4 y es e&idente 0#e nosotros estamos &i&iendo cerca del fin de la se)ta de ellas. La edad del reino milenial 8"p. :A%?4 >C est- toda&ía por &enir. Fna dispensaci$n se caracteri.a m-s o menos por las n#e&as responsabilidades 0#e ios le se/ala al hombre al principio de ella y por los (#icios di&inos con 0#e la misma termina. Las siete dispensaciones son las si*#ientes% =C Inocencia4 :C conciencia4 @C *obierno4 ?C promesa4 GC ley4 >C *racia4 9C reino milenial. "l est#diar las dispensaciones hay ciertos principios esenciales para entender esta ense/an.a. El dispensacionalismo se deri&a de #na interpretaci$n normal o literal de la Biblia.

Es imposible interpretar la Biblia en s# sentido normal y literal sin darse c#enta de 0#e hay diferentes eras y diferentes dispensaciones. Fn se*#ndo principio es el de la re&elaci$n pro*resi&a4 esto es4 el hecho reconocido por pr-cticamente todos los est#diantes de la Escrit#ra de 0#e la re&elaci$n es dada en etapas. Tercero4 todos los e)positores de la Biblia necesitar-n reconocer 0#e #na re&elaci$n posterior en cierto *rado s#stit#ye a #na re&elaci$n primaria con #n cambio res#ltante en re*las de &ida en las c#ales p#eden cambiarse o modificarse y a/adirse n#e&os re0#isitos. Por e(emplo4 mientras 0#e ios mand$ a !ois6s a matar #n hombre por cortar le/a en #n s-bado 8Nm. =G%@:3@>C4 nin*#no aplicaría este mandamiento hoy por0#e &i&imos en #na dispensaci$n diferente. "#n0#e se distin*#en frec#entemente siete dispensaciones en la Escrit#ra4 tres son m-s importantes 0#e las otras< ellas son% la dispensaci$n de la ley4 *obernando a Israel en el "nti*#o Testamento desde el tiempo de !ois6s< la dispensaci$n de la *racia4 la era presente< y la f#t#ra dispensaci$n del reino milenial. B. DISPENSACI!N DE LA IN!CENCIA: ERA DE LIBERTAD Esta dispensaci$n comen.$ con la creaci$n del hombre 8Gn. =%:>3:9C y contin5a hasta G6nesis @%>. En esta dispensaci$n al hombre le f#e dada la responsabilidad h#mana de ser fr#ctífero4 dominar la tierra4 tener dominio sobre los animales4 #sar los &e*etales para comer y c#idar del h#erto del Ed6n 8Gn. =%:;3:B< :%=GC. Sin embar*o4 f#e dada #na prohibici$n< se instr#y$ al hombre para 0#e no comiese del -rbol del conocimiento del bien y del mal 8Gn. :%=9C. "#n0#e al hombre se le concedi$ #n estado bendito4 #n c#erpo4 mente y nat#rale.a perfectos4 y todo lo necesario para disfr#tar de la &ida4 E&a s#c#mbi$ ante la tentaci$n y comi$ el fr#to prohibido y "d-n se #ni$ a ella en s# acto de desobediencia 8Gn. @%=3>C. Como res#ltado &ino el (#icio di&ino4 la m#erte espirit#al4 el conocimiento del pecado4 el miedo hacia ios y la p6rdida del compa/erismo. "#n en estas circ#nstancias ios introd#(o el principio de la *racia con #na promesa del +edentor 8Gn. @% =GC y pro&ey$ t5nicas de pieles4 típica pro&isi$n de la redenci$n 8Gn. @%:=C. Ellos f#eron e)p#lsados f#era del h#erto4 pero se les permiti$ &i&ir s#s &idas nat#ralmente 8Gn. @%:@3:?C y con el (#icio de ios sobre ellos comen.$ #na n#e&a dispensaci$n. En la dispensaci$n de la inocencia ios re&el$ la falla del hombre4 le dio la promesa de #n +edentor 0#e &endría4 re&el$ s# soberanía en (#.*ar a s#s criat#ras e introd#(o el principio de *racia. C. DISPENSACI!N DE LA C!NCIENCIA: ERA DE LA DETER%INACI!N 1U%ANA Esta dispensaci$n4 0#e comien.a en G6nesis @%9 y se e)tiende hasta G6nesis ;% =B4 tra(o n#e&as responsabilidades sobre el hombre4 establecidas en el así llamado pacto con "d-n y E&a. Se emiti$ #na maldici$n sobre Satan-s 8Gn. @%=?3=GC4 pero tambi6n cay$ #na maldici$n sobre "d-n y E&a 8Gn. @%=>3=BC. "#n0#e no se re&ela #n c$di*o detallado de moral dado al hombre en este tiempo4 se le e)i*i$ 0#e &i&iera de ac#erdo a s# conciencia y *#ardando el conocimiento de ios a medida 0#e le f#era dado. Sin embar*o4 ba(o la conciencia4 el hombre contin#$ fallando tanto como lo había hecho siempre. La conciencia podía con&encer4 pero no traería &ictoria 81n. ;%B< +o. :%=G< = Co. ;%9< = Ti. ?%:C. Los hi(os de "d-n tenían s# nat#rale.a pecaminosa manifestada en el hecho de reh#sarse a traer #n sacrificio de san*re 8Gn. ?%9C y el asesinato de "bel por Caín 8Gn. ?%;C. La ci&ili.aci$n res#ltante de Caín f#e pecadora 8Gn. ?%=>3:?C4 y la m#erte física se con&irti$ en al*o com5n 8Gn. G%G3@=C. La maldad del cora.$n h#mano alcan.$ a tal estado 0#e otra &e. el (#icio f#e necesario 8Gn. >%G4 ==3=@C. El (#icio se manifest$ sobre Caín 8Gn. ?%=A3=GC4 y en la '#manidad en *eneral en la m#erte 8Gn. GC. Pinalmente ios t#&o 0#e traer el dil#&io #ni&ersal sobre la tierra 8Gn. 9% :=3:?C. Sin embar*o4 en este período tambi6n f#e manifestada la *racia di&ina4 p#esto 0#e al*#nos f#eron sal&os4 como Enoc 8Gn. G%:?C4 y la familia de No6 f#e sal&a por el "rca 8Gn. >% ;3=A< 'e. ==%9C. La dispensaci$n termin$ con el dil#&io en el c#al solamente la familia de No6 f#e sal&ada. El prop$sito de ios en esta dispensaci$n f#e el de demostrar n#e&amente la caída del hombre ba(o la n#e&a sit#aci$n en la c#al 6ste se desempe/aba ba(o s# conciencia. Sin embar*o4 en este período ios preser&$ la línea del f#t#ro +edentor4 demostrando s# soberanía en (#.*ar al m#ndo por medio del dil#&io y manifestando s# *racia a No6 y s# familia. D. DISPENSACI!N DEL G!BIERN! 1U%AN!: PACT! C!N N!E Esta dispensaci$n c#bre el período desde G6nesis ;%:A a ==%B. " No6 ios le dio #n pacto incondicional 8Gn. ;%:A3B%=9C4 en el c#al El prometi$ 0#e no habría m-s destr#cci$n por dil#&io 8Gn. ;%:=< B%==C. ios prometi$ 0#e las estaciones en el c#rso de la nat#rale.a no cambiarían 8Gn. ;%::C y le dio n#e&amente al hombre el mandamiento de m#ltiplicarse 8Gn. B%=C y de contin#ar s# dominio sobre los animales 8Gn. B% :C< el comer carne era permitido ahora4 a#n0#e la san*re estaba prohibida 8Gn. B%?C. Lo m-s importante f#e el establecimiento de la esencia del *obierno4 en el c#al se le dio al hombre el derecho de matar a los asesinos 8Gn. B%G3>C.

En este pacto4 así como en los otros4 hay fracaso h#mano4 como lo indica la embria*#e. de No6 8Gn. B%=C y la irre&erencia de Cam 8Gn. B% ::C. Es #n período de deterioro moral y reli*ioso 8Gn. ==%=3?C. El *obierno h#mano4 como la conciencia4 fracasaron en reprimir el pecado del hombre4 y el res#ltado f#e la torre de Babel 8Gn. ==%?C. El (#icio de ios f#e conf#ndir s# len*#a 8Gn. ==%G39C4 y la ci&ili.aci$n h#mana f#e dispersada 8Gn. ==%;3BC. En este período4 sin embar*o4 la *racia f#e e&idente en c$mo el remanente de ios f#e preser&ado y en la selecci$n de "braham 8Gn. ==%=A 3 =:%@C. Tambi6n f#e preser&ada la simiente de la m#(er y ios f#e manifestado en forma soberana. La dispensaci$n finali.$ con el (#icio de la Torre de Babel y los preparati&os para la pr$)ima dispensaci$n. Es importante notar 0#e ambos 3la conciencia y el *obierno h#mano3 contin5an en dispensaciones posteriores. S$lo "braham y s# simiente entran ba(o la dispensaci$n de la promesa. En *eneral4 la dispensaci$n del *obierno h#mano re&el$ el fracaso del hombre ba(o esta n#e&a re*la de &ida4 el (#icio selecti&o de ios4 y se contin#$ manifestando la *racia di&ina. E. DISPENSACI!N DE LA PR!%ESA: PACT! C!N ABRA1A% Este pacto4 0#e comien.a en G6nesis ==% =A4 se e)tiende hasta E)odo =B%:. En 6l la responsabilidad h#mana f#e dada en la forma de confiar en las promesas de ios re&eladas a "braham. El contenido de s# re&elaci$n di&ina incl#ía la promesa a "braham 8Gn. =:%=3:< =@%=>< =G%G< =9%>C< la promesa a Israel4 la simiente de "braham4 de la 0#e saldría #na *ran naci$n y el canal para el c#mplimiento de la promesa de ios 8Gn. =:%:3@< =@%=>< =G%G4=;3:=< =9%93;< :;%=@3=?< 1os. =%:3?C< y #na promesa de bendici$n a toda la tierra a tra&6s de "braham 8Gn. =:%@C4 El principio f#e tambi6n establecido de manera 0#e ios bendi(era a a0#ellos 0#e bendi(eran a "braham y maldi(era a a0#ellos 0#e maldi(eran la simiente de "braham. El pacto abrah-mico es #no de los pactos importantes de la Biblia e incl#ye la pro&isi$n de 0#e Israel sería #na naci$n para siempre4 tendría el tít#lo de s# tierra para siempre4 sería bendecida en cosas espirit#ales4 estaría ba(o la protecci$n di&ina y tendría el si*no especial de la circ#ncisi$n 8Gn. =9%=@3=?C. El pacto era a la &e. de *racia en principios e incondicional4 por c#anto no dependía de la fidelidad h#mana4 sino en la fidelidad de ios. Solamente c#mplidas parcialmente en el tiempo en 0#e &i&i$ "braham4 las bendiciones y promesas del pacto abrah-mico contin5an en s# c#mplimiento hacia el fin de la historia h#mana. "l*#nas de las bendiciones inmediatas del pacto para al*#na *eneraci$n partic#lar estaban condicionadas a la obediencia4 pero el pacto en sí era declarado como #n pacto eterno 8Gn. =9%94 =@4 =B = Cr. =>% =>3=9< Sal. =AG% =AC. El pacto con "braham f#e diri*ido primeramente a "braham y s#s descendientes hasta donde estaba comprometida la responsabilidad dispensacional. El m#ndo como #n todo contin#aba ba(o el *obierno h#mano y la conciencia como s# responsabilidad primaria. Ba(o el pacto abrah-mico4 sin embar*o4 había #n constante patr$n de fracaso4 el c#al f#e manifestado en la demora de ir a la Tierra Prometida 8Gn. ==%@=C< en "braham al ser el padre de Ismael 8Gn. =>%=3=>C< y en descender a E*ipto 8Gn. =:%=A 3 =@%=C. Es e&idente4 sin embar*o4 0#e "braham creci$ en fe y en *racia y finalmente tenía la &ol#ntad de sacrificar a#n a s# hi(o Isaac en obediencia a ios 8Gn. ::C. Si*#iendo a "braham4 Isaac fracas$ &i&iendo tan cerca de E*ipto como era posible sin &iolar el mandamiento de ios. 8Gn. :>%>3=>C. e la misma manera4 1acob fall$ en no creer en la promesa hecha a s# madre c#ando 6l naci$ 8Gn. :G%:@< , :;%=@3=G4 :AC< 6l f#e c#lpable de mentira4 en*a/o y de re*atear 8Gn. :9%=3:BC4 y e&ent#almente se mo&i$ f#era de la tierra hacia E*ipto para e&itar el hambre 8Gn. ?>%=3?C. En E*ipto4 Israel tambi6n le fall$ a ios en s#s 0#e(as y falta de fe 8E). :%:@< ?%=3.=A< G%:=< =?%=A3=:< =G%:?C4 en s# deseo de &ol&er a E*ipto 8E). =?%==3=:C y en s# constante m#rm#raci$n 8E). =G%:?< =>%:< Nm. =?%:< =>%==4 ?=< 1os. B%=;C. S# fracaso es e&idente tanto en el momento en 0#e f#e dada la ley como posteriormente en s# falla en c#anto a confiar en las promesas de ios en Cades Barnea 8Nm. =?C. El fracaso ba(o el período c#ando la promesa abrah-mica era especialmente s# responsabilidad res#lt$ en la p6rdida temporal de la tierra4 s# escla&it#d en E*ipto4 y en s# &ia(e errante por el desierto antes de entrar en la tierra. S# fracaso estableci$ la etapa para la prom#l*aci$n de la ley mosaica. En la dispensaci$n de la promesa había m#cha *racia di&ina il#strada en el constante c#idado de ios por s# p#eblo4 s# liberaci$n de E*ipto y la instit#ci$n de la fiesta de la Pasc#a. La dispensaci$n de la promesa termina en el momento en 0#e f#e dada la ley 8E). =BC4 pero finali.a s$lo en el sentido de ser el principio o pr#eba principal de responsabilidad. La dispensaci$n de la promesa contin5a hacia el fin de la historia4 y m#chas de s#s promesas est-n a5n en &i*encia como #n ob(eto de fe y esperan.a. Las promesas hechas a "braham son la base para las dispensaciones posteriores de la *racia y del reino. 'asta cierto p#nto las promesas n#nca acaban y son c#mplidas en #n estado eterno. La dispensaci$n de la promesa estableci$ claramente el principio de la soberanía di&ina4 pro&ey$ #n canal de re&elaci$n di&ina especial para la naci$n de Israel4 contin#$ la pro&isi$n de la redenci$n y bendici$n di&inas4 re&el$ la *racia de ios y

prometi$ #n testimonio para el m#ndo. Como las otras dispensaciones4 sin embar*o termin$ en fracaso en lo 0#e se refiere a la conformidad con la &ol#ntad de ios y prepar$ el terreno para la introd#cci$n de la ley como #n ayo para traer a los creyentes a Cristo 8G-. @%:?C. '. LA DISPENSACI!N DE LA LE8 La dispensaci$n de la ley comien.a en E)odo =B%@ y se e)tiende a tra&6s de todo el período hasta el día de Pentecost6s en 'echos :4 a#n0#e la ley finali.$ en #n sentido en la cr#.. Ciertas porciones como el e&an*elio de 1#an y al*#nos pasa(es selectos en los otros e&an*elios anticiparon4 sin embar*o4 la era presente de la *racia. La ley mosaica f#e diri*ida solamente a Israel4 y los *entiles no eran (#.*ados por s#s normas. La ley contenía #n detallado sistema de obras4 incl#idas tres principales di&isiones% los mandamientos 8la &ol#ntad e)presada de ios4 E). :A% =3:>C< los (#icios 8la &ida social y ci&il de Israel4 E). :=% = 3 :?% ==C< y las ordenan.as 8la &ida reli*iosa de Israel4 E). :?% =: 3 @=% =;C. El sistema de sacrificios y del sacerdocio 0#e f#e incl#ido era tanto le*al como de *racia. El *obierno en esta dispensaci$n era #na teocracia4 #n *obierno por medio de ios a tra&6s de s#s profetas4 sacerdotes y 8m-s tardeC reyes. El pacto mosaico f#e tambi6n de car-cter temporal4 en &i*encia s$lo hasta 0#e Cristo &iniese 8G-. @%:?3:GC. La nat#rale.a de la dispensaci$n era condicional4 esto es4 la bendici$n estaba condicionada a la obediencia. Por primera &e. en la historia la Escrit#ra re&el$ #n completo y detallado sistema reli*ioso ba(o la ley4 pro&ey$ el terreno para la limpie.a y el perd$n4 la adoraci$n4 y oraci$n4 y ofreci$ #na esperan.a f#t#ra. Ba(o la ley h#bo constante fracaso. Esto es e&idente especialmente en el período de los (#eces4 pero si*#i$ hasta desp#6s de la m#erte de Salom$n y la di&isi$n del reino de Israel en dos reinos. '#bo períodos c#ando la ley f#e completamente ol&idada e i*norada y la idolatría reinaba en forma s#prema. El N#e&o Testamento contin5a el re*istro de fracasos4 0#e c#lmina en el recha.o y cr#cifi)i$n de Cristo4 0#ien en s# &ida *#ard$ la ley en forma perfecta. P#eron infrin*idos m#chos (#icios d#rante la dispensaci$n de la ley como se describe en e#teronomio :;%= 3 @A%:A. Los mayores (#icios f#eron el ca#ti&erio ba(o "siria y Babilonia4 de los c#ales retornaron en el tiempo debido. Los (#icios de Israel tambi6n &inieron desp#6s del t6rmino de la dispensaci$n e incl#yeron la destr#cci$n de 1er#sal6n en el a/o 9A d.C. y la dispersi$n m#ndial de Israel. La *ran trib#laci$n4 otro tiempo de an*#stia para 1acob4 esttoda&ía por delante 81er. @A%=3==< n. =:%=< !t. :?%::C. Ba(o la ley4 sin embar*o4 tambi6n era administrada la *racia di&ina en a0#el sistema de sacrificios 0#e f#e pro&isto como #na &ía de resta#raci$n para el pecaminoso Israel4 y el ios paciente se manifiesta en la pro&isi$n de profetas4 (#eces y reyes y en la preser&aci$n de la naci$n. En repetidas ocasiones el arrepentimiento de Israel f#e aceptado por ios4 y a tra&6s de este período f#e escrito el "nti*#o Testamento. La bendici$n coronadora f#e la &enida de Cristo como el !esías de Israel4 a 0#ien la naci$n entera recha.$. En #n sentido la dispensaci$n de la ley termin$ en la cr#. 8+o. =A%?< : Co. @%==3=?< G-. @%=B4 :GC. Pero en otro sentido no concl#y$ hasta el día de Pentecost6s4 c#ando comen.$ la dispensaci$n de la *racia. "#n0#e la ley finali.$ como #na re*la específica de &ida4 contin5a siendo #na re&elaci$n de la (#sticia de ios y p#ede ser est#diada con pro&echo por los cristianos para determinar el car-cter santo de ios. Los principios morales 0#e resaltan la ley contin5an4 p#esto 0#e ios no cambia< pero los creyentes hoy día no est-n obli*ados a *#ardar los detalles de la ley4 dado 0#e la dispensaci$n ha cambiado y la re*la de &ida dada a Israel no es la re*la de &ida para la i*lesia. " pesar de ello4 p#eden hacerse &arias aplicaciones de la ley4 a#n0#e #na interpretaci$n estricta s$lo relaciona a la ley mosaica con Israel. El prop$sito de la leyera pro&eer #na re*la (#sta de &ida y traer el pecado a condenaci$n. La e)periencia de Israel ba(o la ley demostr$ 0#e la ley moral4 cí&ica y reli*iosa no p#ede sal&ar o santificar. La ley n#nca f#e prop#esta para pro&eer la sal&aci$n para el hombre4 ya sea mientras estaba en &i*encia o desp#6s4 y por medio de s# nat#rale.a era d6bil4 por c#anto no podía (#stificar 8+o. @%:A< G-. :%=>C< no podía santificar o perfeccionar 8'e. 9% =;3=BC< estaba limitada en s# &i*encia y d#raci$n 8G-. @%=BC< no podía re*enerar 8G-. @%:=3::C4 y s$lo podía hacer manifiesto el pecado 8+o. 9% G3B< ;%@< = Co. =G%G>C. La ley hi.o posible 0#e ios demostrara 0#e todos eran c#lpables y 0#e toda boca call$ 8+o. @%=BC4 e hi.o e&idente la necesidad de Cristo 8+o. 9%93:G< G-.@%:=3:9C. G. DISPENSACI!N DE LA GRACIA La dispensaci$n de la *racia comien.a (#stamente en 'echos : y contin5a a tra&6s del N#e&o Testamento4 c#lminando con el arrebatamiento de la i*lesia. "l*#nas ense/an.as concernientes a la dispensaci$n de la *racia f#eron introd#cidas antes4 como en 1#an =@3=9. Las Escrit#ras 0#e se relacionan con esta dispensaci$n se e)tienden desde 'echos = hasta "pocalipsis @. La dispensaci$n de la *racia f#e diri*ida solamente a la i*lesia4 p#esto 0#e el m#ndo como #n todo contin5a ba(o la conciencia y el *obierno h#manos. En ella4 la sal&aci$n se re&ela 0#e

es por la fe 5nicamente4 lo c#al f#e siempre &erdad4 pero ahora se hace m-s e&idente 8+o. =%=>< @%::3:;< ?%=>< G%=G3=BC. Las altas normas de *racia ele&an a esta dispensaci$n por sobre todas las re*las de &ida pre&ias 81n. =@%@?3@G< +o. =:%=3:< Pil. :%G< Col. =%=A3=?< @%=< = Ts. G%:@C. Sin embar*o4 ba(o la *racia el fracaso f#e tambi6n e&idente4 p#esto 0#e la *racia no prod#(o ni la aceptaci$n #ni&ersal de Cristo ni #na i*lesia tri#nfante. e hecho4 la Escrit#ra predi(o 0#e habría apostasía dentro de la i*lesia profesante 8= Ti. ?%=3@< : Ti. @%=3=@< : P. :3@< 1#d.C. "#n0#e ios est- c#mpliendo s#s prop$sitos en llamar a *entes para s# nombre de entre los (#díos y *entiles4 la porci$n profesan te pero no sal&a de la i*lesia de(ada atr-s en el arrebatamiento ser- (#.*ada en el período entre el arrebatamiento y la &enida de Cristo para establecer s# reino 8!t. :?%=3:>< "p. >3=BC. La i*lesia &erdadera ser- (#.*ada en el cielo en el trib#nal de Cristo 8: Co. G%=A3==C. En esta edad presente la *racia di&ina es especialmente e&idente en la &enida de Cristo 81n. =%=9C4 en la sal&aci$n del creyente y en n#estra posici$n ante ios 8+o. @%:?< G%=3:4 =G3:=< G-. =%= 3 :%:=< Ef. :%?3=AC4 y en la nat#rale.a de la *racia como #na re*la de &ida 8G-. @%= 3 G%:>C. La dispensaci$n de la *racia termina con el arrebatamiento de la i*lesia4 el c#al serse*#ido por el (#icio de la i*lesia profesante 8"p. =9%=>C. La era de la *racia es #na dispensaci$n diferente en lo 0#e concierne a abarcar a creyentes (#díos y *entiles. Por contraste4 la ley de Israel era solamente para Israel4 el *obierno h#mano era para el m#ndo entero4 y la conciencia se e)tiende a toda la *ente. En la presente dispensaci$n la ley mosaica est- completamente cancelada en c#anto a s# aplicaci$n inmediata4 pero contin5a para testificar de la santidad de ios y pro&ee m#chas lecciones espirit#ales para ser aplicadas. "#n0#e todas las dispensaciones contienen #n elemento de *racia4 la dispensaci$n de la *racia es la s#prema manifestaci$n de ambas cosas4 la totalidad de la sal&aci$n recibida y en c#anto a #na re*la de &ida. 1. DISPENSACI!N DEL REIN! La dispensaci$n del reino comien.a con la se*#nda &enida de Cristo 8!t. :?< "p. =BC y es precedida por #n período de tiempo en el c#al se incl#ye la trib#laci$n4 el c#al hasta cierto *rado es #n período transitorio. Las Escrit#ras 0#e se aplican a ello son todos los pasa(es del reino f#t#ro4 ya sea en el "nti*#o o N#e&o Testamento 8siendo las principales Sal. 9:< Is. :%=3 G< B%>394==< 1er. @@%=?3=9< n. :%??3?G< 9%B3=?4 =;4 :9< Js. @%?3G<\ Oac. =?%B< Lc. =%@=3@@< "p. =B3:AC. En el reino4 la responsabilidad h#mana ser- obedecer al rey4 0#ien re*ir- con &ara de hierro 8Is. ==%@3G< "p. =B%=GC. El reino ser- teocr-tico4 esto es4 #na re*lamentaci$n de parte de ios4 y habr- #n sistema reno&ado de sacrificios y sacerdocio 8Is. >>%:=3:@< E.. ?A3 ?;C. Fn ras*o e)cepcional de este período es 0#e Satan-s ser- atado y los demonios permanecer-n inacti&os 8"p. :A%=3@4 9C. El reino4 sin embar*o4 tambi6n ser- #n período de fracaso 8Is. >G%:A< Oac. =?%=>3=BC4 y habr- rebeli$n al final del mismo 8"p. :A%93BC. El (#icio di&ino 0#e si*#e incl#ye la destr#cci$n de los rebeldes por medio del f#e*o 8"p. :A%BC y la destr#cci$n de la anti*#a tierra y cielo por f#e*o 8: P. @% 94 =A3=:C. En el reino milenial la *racia di&ina tambi6n se re&ela en el c#mplimiento del n#e&o pacto 81er. @=%@=3@?C4 en c#anto a sal&aci$n 8Is. =:C4 en prosperidad física y temporal 8Is. @GC4 en ab#ndancia de re&elaci$n 81er. @=% @@3@?C4 en perd$n de pecado 81er. @=%@?C y en la recolecci$n de Israel 8Is. ==%==3=:< 1er. @A%=3==< E.. @B%:G3:BC. El reino milenial termina con la destr#cci$n de la tierra y cielo por f#e*o y es se*#ido por el estado eterno 8"p. :=3::C. La dispensaci$n del reino difiere de todas las dispensaciones anteriores en 0#e es la forma final de la pr#eba moral. Las &enta(as de la dispensaci$n incl#yen #n *obierno perfecto4 la presencia inmediata y *loriosa de Cristo4 el conocimiento #ni&ersal de ios y el t6rmino de los tiempos de sal&aci$n4 y Satan-s 0#e permanece inacti&o. En m#chos p#ntos la dispensaci$n del reino es s#prema y trae a s# cons#maci$n los tratos de ios con el hombre. En las dispensaciones ios ha demostrado cada si*nificado posible de los tratos con el hombre. En cada dispensaci$n el hombre fracasa y la *racia de ios es s#ficiente. En las dispensaciones se c#mple el prop$sito de ios de manifestar s# *loria4 en el m#ndo nat#ral y en la historia h#mana. " tra&6s de la eternidad nadie podr- le&antar la pre*#nta de si ios podría haber dado al hombre otra oport#nidad para alcan.ar la sal&aci$n o la santidad por medio de s# propia habilidad. Fn conocimiento de las dispensaciones es4 de ac#erdo a ello4 la cla&e para el entendimiento del prop$sito de ios en la historia y el desplie*#e de la Escrit#ra4 la c#al re*istra los tratos de ios con el hombre y s# re&elaci$n di&ina concerniente a sí mismo. PREGUNTAS =. KC#-n importante es la doctrina de las dispensacionesM :. KC$mo p#ede definirse #na dispensaci$nM @. Contrastar #na dispensaci$n y #na 6poca en la Biblia.

?. KL#6 caracteri.a en *eneral el comien.o y el fin de cada dispensaci$nM G. KC$mo p#ede distin*#irse #na aplicaci$n primaria y sec#ndaria de la Palabra de iosM >. KC$mo ofrece la interpretaci$n dispensacional #na e)plicaci$n de instr#cciones escrit#rales 0#e parecen contradictoriasM 9. KL#6 siete dispensaciones se reconocen com5nmente en la Escrit#raM ;. KC$mo se relaciona la interpretaci$n normal o literal al dispensacionalismoM B. KC$mo se relaciona la re&elaci$n pro*resi&a al dispensacionalismoM =A. KC$mo e)plica el dispensacionalismo los cambios en las re*las de &idaM ==. KC#-les dispensaciones son las m-s importantesM =:. KC#-l era el re0#isito para el hombre ba(o la dispensaci$n de la inocenciaM =@. KC$mo se mostr$ la *racia en la dispensaci$n de la inocenciaM =?. E)pli0#e la re&elaci$n de ios en la dispensaci$n de la Inocencia. =G. K'asta 0#6 *rado la dispensaci$n de la conciencia re&ela el fracaso h#manoM =>. KC$mo se mostr$ la *racia en la dispensaci$n de la concienciaM =9. KC#-les f#eron al*#nos de los res#ltados sobresalientes de la dispensaci$n de la concienciaM =;. KC#-l era el re0#isito para el hombre ba(o la dispensaci$n del *obierno h#manoM =B. K'asta 0#6 p#nto el hombre fracas$ ba(o el *obierno h#manoM :A. K'asta 0#6 p#nto se mostr$ la *racia en el *obierno h#manoM :=. KL#6 re&el$ la dispensaci$n del *obierno h#manoM ::. KEn 0#6 sentido las dispensaciones de la conciencia y el *obierno h#mano contin5an hoy díaM :@. KL#6 f#e pro&isto en la dispensaci$n de la promesa4 y 0#6 se re0#iri$ del hombre con respecto a elloM :?. E)plicar c$mo la dispensaci$n de la promesa no se e) tendi$ a toda la ra.a. :G. escribir el fracaso h#mano ba(o la dispensaci$n de la promesa. :>. KC$mo se mostr$ la *racia di&ina en la dispensaci$n de la promesaM :9. KL#i6nes f#eron colocados ba(o la dispensaci$n de la leyM :;. Nombrar las di&isiones principales de la ley. :B. KC#-n completa era la ley como #n sistema reli*ioso detalladoM @A. escribir4 en *eneral4 el fracaso de Israel ba(o la ley. @=. K'asta 0#6 *rado se mostr$ la *racia ba(o la leyM @:. KC#-ndo termin$ la leyM @@. escribir la e)tensi$n y la limitaci$n del prop$sito de la ley. @?. K" 0#i6nes f#e diri*ida la dispensaci$n de la *raciaM @G. Caracteri.ar las normas de *racia como #na re*la de &ida. @>. K'asta 0#6 *rado f#e el fracaso ba(o la dispensaci$n de la *raciaM @9. KL#6 hace terminar la dispensaci$n de la *raciaM @;. Contrastar la dispensaci$n de la *racia con la dispensaci$n de la ley. @B. KC#-ndo comien.a la dispensaci$n del reinoM ?A. Nombrar al*#nos de los pasa(es importantes de las Escrit#ras 0#e se relacionan con el reino. ?=. KC#-les son al*#nos de los ras*os e)cepcionales de la dispensaci$n del reinoM ?:. escribir el fracaso y (#icio en el final de la dispensaci$n del reino. ?@. KL#6 se re&ela en el reino milenial concerniente a la *raciaM ??. KC$mo la dispensaci$n del reino difiere de todas las dispensaciones precedentesM ?G. KPor 0#6 la dispensaci$n del reino f#e #n clíma) adec#ado al pro*rama de iosM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Los Pa-)os 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 La Biblia re&ela 0#e a ios le ha placido establecer pactos con los hombres. Jcho de estos pactos se hallan mencionados en las sa*radas p-*inas y ellos incorporan los hechos m-s &itales en la relaci$n 0#e el hombre ha tenido con ios a tra&6s de toda la historia de la ra.a h#mana. Cada pacto representa #n prop$sito di&ino y la mayoría de ellos constit#yen #na absol#ta predicci$n tanto como #na promesa inalterable del c#mplimiento de todo lo 0#e ios ha determinado. Si lle&amos n#estra consideraci$n del tema hasta el tiempo c#ando los pactos f#eron hechos4 desc#brimos 0#e ellos siempre anticiparon el f#t#ro y tenían el prop$sito de ser #n mensa(e de certid#mbre para a0#ellos con 0#ienes el pacto era establecido. "dem-s de los pactos bíblicos4 los te$lo*os han s#*erido tres pactos teol$*ico s 0#e tienen 0#e &er con la sal&aci$n del hombre. A. Los a-)os )eol,.i-os

Para definir el eterno prop$sito de ios4 los te$lo*os han sostenido la teoría de 0#e es el prop$sito central de ios el sal&ar a los ele*idos4 a0#ellos esco*idos para sal&aci$n desde la eternidad pasada. e ac#erdo a ello4 consideran la historia primeramente como la obra e)terior para el plan de ios en c#anto a la sal&aci$n. esarrollando esta doctrina4 ellos han e)p#esto tres pactos teol$*icos b-sicos. 1. Se dice 0#e con "d-n se estableci$ #n pacto de obras. La pro&isi$n del pacto era tal 0#e si "d-n obedecía a ios4 6l sería *#ardado se*#ro en s# estado espirit#al y recibiría la &ida eterna. Se afirma 0#e este pacto es sostenido por la ad&ertencia concerniente al -rbol del conocimiento del bien y del mal4 7por0#e el día 0#e de 6l comieres4 morir-s7 8Gn. :%=9C. Se ded#ce 0#e si 6l no h#biera comido del -rbol4 no h#biese m#erto y4 como los santos -n*eles4 h#biese sido confirmado en s# estado santo. Este pacto est- basado casi totalmente en la ded#cci$n y no es llamado #n pacto en la Biblia4 y por esta ra.$n es recha.ado por m#chos est#diosos de la Escrit#ra por tener poca base. 2. Jtro pacto s#*erido es el pacto de la redenci$n4 en el c#al se insin5a la ense/an.a de 0#e f#e establecido #n pacto entre ios el Padre y ios el 'i(o en relaci$n a la sal&aci$n del hombre en la eternidad pasada. En este pacto el 'i(o de ios se comprometi$ en pro&eer la redenci$n para la sal&aci$n de a0#ellos 0#e creyeran4 y ios prometi$ aceptar s# sacrificio. Este pacto tiene m-s sostenimiento en las Escrit#ras 0#e el pacto de obras en 0#e la Biblia declara claramente 0#e el plan de ios para la sal&aci$n es eterno4 y 0#e en a0#el plan Cristo tenía 0#e morir como #n sacrificio por el pecado y ios tenía 0#e aceptar a0#el sacrificio como #na base s#ficiente para sal&ar a a0#ellos 0#e creyeran en Cristo. e ac#erdo a Efesios =%?% 7Se*5n nos esco*i$ en 6l antes de la f#ndaci$n del m#ndo4 para 0#e f#6semos santos y sin mancha delante de 6l.7 Tambi6n en referencia a n#estra posici$n en Cristo4 se declara en Efesios =%==% 7En 6l asimismo t#&imos herencia4 habiendo sido predestinados conforme al prop$sito del 0#e hace todas las cosas se*5n el desi*nio de s# &ol#ntad. e estas y de otras Escrit#ras est- claro 0#e el prop$sito de IJS para la sal&aci$n es eterno. Se s#*iere 0#e #n pacto formal f#e acordado entre ios el Padre y ios el 'i(o del hecho de 0#e el prop$sito de ios es tambi6n #na promesa. ". "#n otra tentati&a es el contemplar el eterno prop$sito de ios en la sal&aci$n como #n pacto de *racia. En este p#nto de &ista Cristo es contemplado como el !ediador del pacto y el representante de a0#ellos 0#ienes ponen s# confian.a en El. Los indi&id#os enc#entran las condiciones de este pacto c#ando colocan s# fe en 1es#cristo como Sal&ador. "#n0#e este pacto es tambi6n #na ded#cci$n del plan eterno de sal&aci$n4 tiende a enfati.ar el car-cter de *racia de la sal&aci$n de ios. El pacto de la redenci$n y el pacto de *racia4 en consec#encia4 tienen al*#nas bases escrit#rales y son m-s aceptables para la mayoría de los est#diosos de la Biblia 0#e el concepto del pacto de obras4 el c#al no tiene base escrit#ral. Sin embar*o4 se ha le&antado el problema de 0#e a0#ellos 0#e son adeptos a estos pactos teol$*icos siempre hacen del plan de ios para la sal&aci$n s# prop$sito primordial en la historia h#mana. "sí ellos tienden a i*norar los partic#lares sobre el plan de ios para Israel4 el plan de ios para la I*lesia y el plan de ios para la naci$n. !ientras 0#e es &erdad 0#e el plan de ios para la sal&aci$n es #n aspecto importante de s# prop$sito eterno4 no es la totalidad del plan de ios. Fn p#nto de &ista me(or es 0#e el plan de ios para la historia es re&elar s# *loria4 y El no hace esto solamente sal&ando a los hombres4 sino 0#e tambi6n por medio del c#mplimiento de s#s prop$sitos y re&el-ndose a sí mismo a tra&6s de s#s tratos con Israel4 con la i*lesia y con las naciones. e ac#erdo a ello4 es preferible contemplar la historia a tra&6s de ocho pactos bíblicos4 los c#ales re&elan los prop$sitos esenciales de ios a lo lar*o de la historia de la '#manidad y 0#e incl#ye el plan de ios para la sal&aci$n. "0#ellos 0#e enfati.an los pactos teol$*icos son llamados a men#do 7te$lo*os de los pactos74 mientras 0#e4 por el contrario4 a0#ellos 0#e enfati.an los pactos bíblicos son llamados 7dispensacionalistas74 por0#e los pactos bíblicos re&elan las distinciones en las &arias etapas en la historia h#mana4 las c#ales est-n manifiestas en las dispensaciones. B. Los a-)os bAbli-os Los pactos de ios contenidos en la Biblia se clasifican en dos clases4 a0#ellos 0#e son condicionales y los 0#e son incondicionales. Fn pacto condicional es #no en el c#al la acci$n de ios es en resp#esta a al*#na acci$n de parte de a0#ellos a 0#ienes &a diri*ido el pacto. Fn pacto condicional *aranti.a 0#e ios har- s# parte con absol#ta certe.a c#ando se satisfacen los re0#isitos h#manos4 pero si el hombre fracasa4 ios no est- obli*ado a c#mplir s# pacto. Fn pacto incondicional4 mientras 0#e p#ede incl#ir ciertas contin*encias h#manas4 es #na declaraci$n de cierto prop$sito de ios4 y las promesas de #n pacto incondicional ser-n ciertamente c#mplidas en el tiempo y a la manera de ios. e los ocho pactos bíblicos s$lo el ed6nico y el mosaico eran condicionales. Sin embar*o4 a#n ba(o los pactos incondicionales hay #n elemento condicional como si se aplicara a ciertos indi&id#os. Fn pacto incondicional se

distin*#e de #no condicional por el hecho de 0#e s# c#mplimiento esencial es prometido por ios y depende del poder y la soberanía de ios. 1. El pacto ed,nico fue el primer pacto +ue &ios 2i/o con el 2ombre 8Gn. =%:>3@=< :%=>3=9C4 y f#e #n pacto condicional con "d-n en el c#al la &ida y bendici$n o la m#erte y la maldici$n dependían de la fidelidad de "d-n. El pacto ed6nico incl#ía el dar a "d-n la responsabilidad de ser el padre de la ra.a h#mana4 so(#.*ar la tierra4 tener dominio sobre los animales4 c#idar del h#erto y no comer del -rbol del conocimiento del bien y del mal. Por haber fracasado "d-n y E&a al comer de la fr#ta prohibida4 f#e imp#esta la pena de m#erte para la desobediencia. "d-n y E&a m#rieron espirit#almente de inmediato y necesitaron nacer de n#e&o para poder ser sal&os. !-s tarde tambi6n m#rieron físicamente. S# pecado h#ndi$ a toda la ra.a h#mana en #n molde de pecado y m#erte. 2. El pacto ad!mico fue 2ec2o con el 2ombre despu,s de la caída 8Gn. @%=>3=BC. Este es #n pacto incondicional en el 0#e ios declara al hombre lo 0#e ser- s# porci$n en la &ida por ca#sa de s# pecado. "0#í no hay l#*ar para nin*#na apelaci$n4 ni se implica responsabilidad al*#na de parte del hombre. Como #n todo4 el pacto pro&ee importantes ras*os4 los c#ales condicionan la &ida h#mana desde este p#nto en adelante. Incl#ido en este pacto est- el hecho de 0#e la serpiente #sada por Satan-s es maldita 8Gn. @%=?< +o. =>%:A< : Co. ==%@4 =?< "p. =:%BC< se da la promesa del +edentor 8Gn. @%=GC4 la c#al es l#e*o c#mplida en Cristo< se detalla el l#*ar de la m#(er en c#anto a estar s#(eta a #na concepci$n m5ltiple4 al dolor y la pena en la maternidad4 y en c#anto a la posici$n del hombre como cabe.a 8Gn. =%:>3:9< = Co. ==%93B< Ef. G%::3:G< = Ti. :%==3=?C. El hombre debería4 en lo s#cesi&o4 de *anar el pan con el s#dor de s# frente 8cf. Gn. :%=G con @%=93=BC< la &ida del hombre sería dolorosa y con la m#erte por final 8Gn. @%=B< Ef. :%GC. Por #n período bastante e)tenso4 el hombre contin5a desde ese p#nto en adelante &i&iendo ba(o el pacto ad-mico. ". El pacto de 9o, fue 2ec2o con 9o, y sus 2ijos 8Gn. B% =3=;C. Este pacto4 mientras 0#e repite al*#nos de los ras*os del pacto ad-mico4 introd#(o #n n#e&o principio de *obierno h#mano como #n medio de frenar el pecado. Como el pacto ad-mico4 era incondicional y re&elaba el prop$sito de ios para la *eneraci$n s#bsi*#iente a No6. Las pro&isiones del pacto incl#ían el establecimiento del principio del *obierno h#mano4 en el 0#e se instit#y$ la pena capital para a0#ellos 0#e tomaran la &ida de otro hombre. P#e reafirmado el orden normal de la Nat#rale.a 8Gn. ;%::< B% :C4 y al hombre le f#e permitido comer carne fresca de animales 8Gn. B%@3?C en l#*ar de &i&ir solamente de &e*etales4 como parece haberlo hecho antes del dil#&io. El pacto con No6 incl#ía la profecía concerniente a los descendientes de s#s tres hi(os 8Gn. B%:G3:9C y desi*naba a Sem como el 5nico de 0#ien &endría la línea di&ina 0#e se*#iría hasta 0#e el !esías &iniera. El dominio de las naciones *entiles en la historia del m#ndo estimplicado en la profecía concerniente a 1afet. "sí como el pacto ad-mico introd#(o la dispensaci$n de la conciencia4 así el pacto con No6 introd#(o la dispensaci$n del *obierno h#mano. /. El pacto abra2!mico 8Gn. =:%=3?< =@%=?3=9< =G%=39< =9% =3;C es una de las -randes revelaciones de &ios concernientes a la 2istoria futura5 y en ,l fueron dadas profundas promesas a lo lar-o de tres líneas. Primero de todo4 f#eron dadas promesas a "braham de 0#e 6l tendría *ran descendencia 8Gn. =9%=>C4 0#e tendría m#cha bendici$n personal 8Gn. =@%=?3=G4 =9< =G%>4=;< :?%@?3@G< 1n. ;%G>C4 0#e s# nombre sería *rande 8Gn. =:%:C y 0#e 6l personalmente sería #na bendici$n 8Gn. =:%:C. Se*#ndo4 a tra&6s de "braham f#e hecha la promesa de 0#e emer*ería #na *ran naci$n 8Gn. =:%:C. En el prop$sito de ios esto tiene referencia primeramente a Israel y a los descendientes de 1acob4 0#ienes formaron las doce trib#s de Israel. " esta naci$n le f#e dada la promesa de la tierra 8Gn. =:%9< =@%=G< =G%=;3:=< =9%93;C. Fna tercera -rea principal del pacto f#e la promesa de 0#e por medio de "braham &endría bendici$n al m#ndo entero 8Gn. =:%@C. Esto tendría s# c#mplimiento en 0#e Israel sería el canal especial de la re&elaci$n di&ina de ios4 la f#ente de los profetas 0#ienes re&elarían a ios y pro&eerían de la Escrit#ra a los escritores h#manos. En forma s#prema4 la bendici$n a las naciones sería pro&ista a tra&6s de 1es#cristo4 0#ien sería #n descendiente de "braham. ada la relaci$n especial de Israel con ios4 ios pron#nci$ #na solemne maldici$n sobre a0#ellos 0#e maldi(eran a Israel y #na bendici$n sobre a0#ellos 0#ienes bendi(eran a Israel 8Gn. =:%@C. El pacto con "braham4 como el ad-mico y el de No64 es incondicional. !ientras 0#e c#al0#ier *eneraci$n partic#lar de Israel podría disfr#tar de s#s pro&isiones con s$lo ser obedientes4 y podrían4 por e(emplo4 ser *#iados hacia la ca#ti&idad si ellos eran desobedientes4 el prop$sito esencial de ios para bendecir a Israel4 para re&elarse a sí mismo a tra&6s de

Israel4 para pro&eer redenci$n a tra&6s de Israel y para traerle dentro de la Tierra Prometida es absol#tamente cierto4 por0#e depende del soberano poder y &ol#ntad de ios4 m-s 0#e del hombre. " pesar de los m#chos fracasos de Israel en el "nti*#o Testamento4 ios se re&el$ a sí mismo y enca#.$ la escrit#ra de los te)tos sa*rados4 y finalmente naci$ Cristo4 &i&i$ y m#ri$ y se le&ant$ res#citando e)actamente como la Palabra de ios lo había anticipado. " pesar del fracaso h#mano4 los prop$sitos de ios son ciertos en s# c#mplimiento. #. El pacto mosaico fue dado a trav,s de :ois,s para los 2ijos de "srael mientras +ue estaban viajando desde E-ipto 2acia la #ierra )rometida 8E). :A%= 3 @=%=;C. En E)odo4 y ampliado en m#chas otras porciones de las Escrit#ras4 ios le dio a !ois6s la ley 0#e era para *obernar s# relaci$n con el p#eblo de Israel. Los apro)imadamente seiscientos mandamientos específicos est-n clasificados en tres di&isiones principales% a: los mandamientos4 conteniendo la &ol#ntad e)presada de ios 8E). :A%=3:>C< b: los (#icios4 relacionados a la &ida social y cí&ica de Israel 8E). :=% = 3 :?%==C4 y -: las ordenan.as 8E). :?%=: 3 @=%=;C. La ley mosaica era #n pacto condicional e incorporaba el principio de 0#e si Israel era obediente4 ios les bendeciría4 pero si Israel era desobediente4 ios les maldeciría y les disciplinaría. Esto es destacado especialmente en e#teronomio :;. "#n0#e ya se había anticipado 0#e Israel fracasaría4 ios prometi$ 0#e El no abandonaría a s# p#eblo 81er. @A%==C. El pacto mosaico tambi6n f#e temporal y terminaría en la cr#. de Cristo. "#n0#e contenía elementos de *racia4 era b-sicamente #n pacto de obras. $. El pacto palestino 8 t. @A%=3=AC era un pacto incondicional en conexión con la posesión final de la tierra por parte de "srael. Este pacto se il#stra como #n pacto b-sicamente incondicional y se*#ro en s# c#mplimiento< sin embar*o4 tiene elementos condicionales para c#al0#ier *eneraci$n en partic#lar. La promesa dada a "braham en G6nesis =:% 94 y reafirmada l#e*o a tra&6s del "nti*#o Testamento4 sería 0#e la simiente de "braham poseería la tierra. No obstante4 a ca#sa de la desobediencia y el fracaso4 1acob y s#s descendientes &i&ieron en E*ipto cientos de a/os antes del E)odo. "sí4 manteniendo el prop$sito de ios4 ellos &ol&ieron y poseyeron4 por lo menos4 #na porci$n de la tierra. !-s tarde4 a ca#sa de la desobediencia y la ne*li*encia a la ley de ios4 ellos f#eron sometidos a los ca#ti&erios asirio y babil$nico. Jtra &e. en la *racia de ios4 les f#e permitido &ol&er desp#6s de setenta a/os del ca#ti&erio babil$nico y reposeer la tierra hasta 0#e 1er#sal6n f#e destr#ida en el 9A d.C. Sin embar*o4 a pesar de todos los fracasos4 a Israel se le promete 0#e &ol&er- a la tierra4 &i&ir- allí en se*#ridad y con bendici$n y n#nca ser- dispersada n#e&amente 8E.. @B% :G3:B< "m. B%=?3=GC. El retorno presente de Israel a la tierra es4 por lo tanto4 altamente si*nificati&o por0#e c#mple la primera etapa del re*reso de Israel4 necesario para establecer el escenario para el fin de los tiempos. La &#elta de Israel ser- completada hasta el 5ltimo hombre desp#6s de 0#e 1es#cristo &#el&a y estable.ca s# reino 8E.. @B%:G3:BC. !ientras 0#e c#al0#ier *eneraci$n p#diera haber sido sacada f#era de la tierra por s# desobediencia4 el prop$sito final de ios de traer a s# p#eblo dentro de s# Tierra Prometida es incondicional y cierto en s# c#mplimiento. El pacto palestino4 de ac#erdo a ello4 incl#ye la dispersi$n de Israel por la incred#lidad y la desobediencia 8Gn. =G%=@< t. :;%>@3>;C4 tiempos de arrepentimiento y resta#raci$n 8 t. @A%:C4 la recolecci$n de Israel 8 t. @A%@< 1er. :@%;< @A%@< @=%;< E.. @B%:G3:B< "m. B%B3=G< 'ch. =G%=?3=9C4 la resta#raci$n de Israel a s# tierra 8Is. ==%==3=:< 1er. :@%@3;< E.. @=%:=3:G< "m. B%B3=GC4 s# con&ersi$n espirit#al y resta#raci$n nacional 8Js. :%=?3=>< +o. ==%:>3:9C4 s# se*#ridad y prosperidad finales como naci$n 8"m. B%==3=GC y el (#icio di&ino para s#s opresores 8Is. =?%=3:< 1l. @%=3;< !t.:G%@=3?>C. 2. El pacto davídico 8: S. 9%?3=>< = Cr. =9%@3=GC era un pacto incondicional en el cual &ios prometió a &avid un linaje real sin fin5 un trono y un reino5 todos ellos para siempre. En la declaraci$n de este pacto 1eho&- se reser&a el derecho de interr#mpir el act#al reinado de los hi(os de a&id si era necesario el casti*o 8: S. 9%=?3=G< Sal. ;B%:A3@9C< pero la perpet#idad del pacto no podía ser 0#ebrantada. Como el pacto abrah-mico *aranti.aba a Israel #na identidad eterna como naci$n 81er. @=%@>C y la posesi$n eterna de la tierra 8Gn. =@%=G< = Cr. =>%=G3=;< Sal. =AG%B3==C4 así el pacto da&ídico les *aranti.aba #n trono eterno y #n reino eterno 8 n. 9%=?C. esde el día en 0#e el pacto f#e establecido y confirmado por el (#ramento de 1eho&- 8'ch. :%@AC4 hasta el nacimiento de Cristo4 a a&id no le falt$ #n hi(o 0#e se sentase en el trono 81er. @@%:=C< y Cristo el eterno 'i(o de ios e 'i(o de a&id4 siendo el (#sto heredero de a0#el trono y el [nico 0#e se sentaría en a0#el trono 8Lc. =%@=3@@C4 completa el c#mplimiento de esta promesa hecha a a&id de 0#e #n hi(o se sentaría en este trono para siempre.

El pacto da&ídico es el m-s importante en ase*#rar el reino milenial4 en el c#al Cristo reinar- sobre la tierra. a&id4 res#citado4 reinar- por deba(o de Cristo como #n príncipe sobre la casa de Israel 81er. :@%G3>< E.. @?%:@3:?< @9%:?C. El pacto da&ídico no es c#mplido por Cristo reinando en s# trono en los cielos4 p#esto 0#e a&id n#nca se ha sentado ni se sentar- en el trono del Padre. Es m-s bien #n reino terrenal y #n trono terrenal 8!t. :G% @=C. El pacto da&ídico es4 por consi*#iente4 la cla&e del pro*rama prof6tico de ios 0#e a5n est- por c#mplirse. ;. El nuevo pacto5 profeti/ado en el *nti-uo #estamento y +ue tendr! su cumplimiento primario en el reino milenial5 es tambi,n un pacto incondicional 81er. @=%@=3@@C. Como lo describe 1eremías4 es #n pacto hecho 7con la casa de Israel y con la casa de 1#d-7 8&. @=C. Es #n n#e&o pacto en contraste con el pacto mosaico4 el c#al f#e roto por Israel 8&. @:C. En el pacto ios promete% -.espu/s de a0uellos d1as, dice ,ehov2! .ar/ mis le3es en sus cora4ones, 3 en sus almas las escribir/( 3 ser/ 3o a ellos por .ios, 3 ellos me ser2n por pueblo- 8&. @@C. " ca#sa de esta íntima y personal re&elaci$n de ios4 y s# &ol#ntad para con s# *ente4 contin5a en 1eremías @=%@? para declarar% 7y no ense/ar- m-s nin*#no a s# pr$(imo4 ni nin*#no a s# hermano4 diciendo% Conoce a 1eho&-% por0#e todos me conocer-n4 desde el m-s pe0#e/o de ellos hasta el m-s *rande4 dice 1eho&-< por0#e perdonar6 la maldad de ellos4 y no me acordar6 m-s de s# pecado.7 Este pasa(e anticipa las circ#nstancias ideales del reino milenial donde Cristo reinar-4 y todos conocer-n los hechos acerca de 1es#cristo. e ac#erdo a ello4 no ser- necesario para #na persona e&an*eli.ar a s# &ecino4 por0#e los hechos acerca del Se/or ser-n #ni&ersalmente conocidos. Tambi6n ser- #n período en el c#al ios perdonar- el pecado de Israel y les bendecir- ab#ndantemente. ebería estar claro4 dada esta descripci$n de la promesa del pacto como se da en 1eremías4 0#e esto no se est- c#mpliendo hoy día4 p#esto 0#e la i*lesia ha sido instr#ida para ir por todo el m#ndo y predicar el e&an*elio a ca#sa de 0#e hay #na casi #ni&ersal i*norancia de la &erdad. Sin embar*o4 dado 0#e el N#e&o Testamento tambi6n relaciona a la I*lesia con #n n#e&o pacto4 al*#nos han ense/ado 0#e la i*lesia c#mple el pacto dado a Israel. "0#ellos 0#ienes no creen en #n f#t#ro reino milenial y en #na resta#raci$n de Israel4 por tanto enc#entran el completo c#mplimiento ahora en la i*lesia4 espirit#ali.ando las pro&isiones del pacto y haciendo de Israel y de la I*lesia #na misma cosa. Jtros 0#e reconocen la resta#raci$n f#t#ra de Israel y el reino milenial consideran 0#e el N#e&o Testamento se refiere al n#e&o pacto tanto como para ser #na aplicaci$n de las &erdades *enerales del pacto f#t#ro con Israel a la i*lesia4 o para distin*#ir dos n#e&os pactos 8#no para Israel como est- dado en 1eremías4 y el se*#ndo4 #n n#e&o pacto dado a tra&6s de 1es#cristo en la era presente de *racia pro&eyendo sal&aci$n para la i*lesiaC. "ct#almente el n#e&o pacto4 ya sea para Israel o para la i*lesia4 se desprende de la m#erte de Cristo y de s# derramamiento de san*re. El n#e&o pacto *aranti.a todo lo 0#e ios se propone hacer para los hombres en el terreno de la san*re de s# 'i(o. Esto p#ede &erse en dos aspectos% a: L#e El sal&ar-4 preser&ar- y presentar- en la *loria4 conformados a la ima*en del 'i(o Fni*6nito4 a todos los 0#e creen en el Se/or 1es5s. El hecho de 0#e sea necesario creer en Cristo para ser sal&o4 no es #na condici$n en este pacto. El acto de creer no es #na parte del pacto4 sino m-s bien la base sobre la c#al el creyente es admitido para disfr#tar de las bendiciones eternas 0#e el pacto ofrece. El pacto no es hecho con los no redimidos4 sino con los 0#e creen4 y promete 0#e en fa&or de ellos estar- la fidelidad de ios. 7El 0#e comen.$ en &osotros la b#ena obra4 la perfeccionar- hasta el día de 1es#cristo7 8Pil. =%>C4 y toda otra promesa seme(ante a 6sta4 relacionada con el poder 0#e ios manifiesta en la sal&aci$n y preser&aci$n de los s#yos4 es parte de este pacto de *racia. En la presente edad no se tiene en &ista para el hombre #na sal&aci$n 0#e no *arantice #na perfecta preser&aci$n a0#í en el m#ndo4 y #na presentaci$n final all- en la *loria4 de todos los 0#e son sal&os por la san*re de Cristo 1es5s. Es posible 0#e haya en la &ida diaria del hi(o de ios al*5n impedimento para s# com#ni$n con el Padre< y como aconteci$ en el caso de a&id4 el pecado del cristiano p#ede hacer 0#e ios le&ante s# mano para casti*o del hi(o desobediente< pero estos as#ntos 0#e son propios de la e)periencia cotidiana del creyente4 no lle*an n#nca a ser determinantes para el c#mplimiento de la promesa de ios en lo 0#e se refiere a la eterna sal&aci$n de los 0#e El ha recibido en s# *racia. 'ay 0#ienes recalcan la importancia y el poder de la &ol#ntad h#mana4 y declaran enf-ticamente 0#e la sal&aci$n y preser&aci$n deben tener como condici$n la libre cooperaci$n de la &ol#ntad h#mana. Esto p#ede ser ra.onable para la mente del hombre4 pero no est- de ac#erdo con la re&elaci$n 0#e ios nos ha dado en las Escrit#ras. En cada caso ios ha declarado incondicionalmente lo 0#e El har- en fa&or de todos a0#ellos 0#e confían en El 81n. G%:?< >%@9< =A%:;C. Esta es en &erdad #na empresa enorme

0#e necesariamente tiene 0#e incl#ir el dominio absol#to a#n de los pensamientos e intentos del cora.$n h#mano< pero4 por así decirlo4 esto no es m-s irra.onable 0#e el hecho de declarar a No6 0#e s# descendencia se*#iría los caminos 0#e ios había decretado4 o 0#e el de prometer a "braham 0#e 6l sería el pro*enitor de #na naci$n *rande y 0#e de s# simiente nacería el Cristo. En cada #no de estos casos tenemos la manifestaci$n de la a#toridad y del poder soberanos del Creador. Es &idente 0#e ios ha de(ado l#*ar para el libre e(ercicio de la &ol#ntad h#mana. El ay#da a la &ol#ntad de los hombres4 y los ya sal&os son conscientes de 0#e tanto s# sal&aci$n como s# ser&icio est-n en completa armonía con la elecci$n 0#e ellos mismos han hecho en lo m-s prof#ndo de s# ser. Se nos dice 0#e ios *obierna la &ol#ntad del hombre 81n. >%??< Pil. :% =@C< pero al mismo tiempo &emos 0#e El apela a la &ol#ntad h#mana y hace 0#e en cierto sentido dependa de ella el disfr#te de s# di&ina bendici$n 81n. G%?A< 9%=9< +o. =:%=< = 1n. =%BC. Las Escrit#ras hablan en forma inc#estionable y enf-tica de la soberanía de ios. El ha predestinado perfectamente lo 0#e &endr-4 y s# determinado prop$sito tendr- 0#e reali.arse< por0#e es imposible 0#e El sea sorprendido o s#fra al*#na desil#si$n. e i*#al manera4 las Escrit#ras enfati.an 0#e entre estos dos *randes aspectos de la soberanía di&ina 3el prop$sito eterno y la perfecta reali.aci$n del mismo3 El ha permitido s#ficiente l#*ar para cierto e(ercicio de la &ol#ntad h#mana. , al act#ar de esta forma no est- poniendo en peli*ro4 de nin*#na manera4 los fines 0#e El se ha prop#esto alcan.ar. El tener s$lo #no de los dos aspectos de esta &erdad p#ede *#iarnos o bien al fatalismo4 en el c#al no hay l#*ar para pedir en oraci$n ni moti&o al*#no para b#scar el amor de ios4 ni base para la condenaci$n de los pecadores4 ni f#ndamento para la in&itaci$n del E&an*elio4 ni si*nificado para *ran parte de las Escrit#ras4 o bien a la pretensi$n de 0#erer desalo(ar a ios de s# trono. Es ra.onable creer 0#e la &ol#ntad h#mana est- ba(o el dominio de ios< pero sería lo m-s irra.onable creer 0#e la soberanía de ios est- ba(o el dominio de la &ol#ntad h#mana. Los 0#e creen son sal&os y se*#ros para siempre4 por0#e así est- determinado en el pacto incondicional de ios. b: La sal&aci$n f#t#ra de Israel es prometida en el n#e&o pacto incondicional 8Is. :9%B< E.. @9%:@< +o. ==%:>3:9C. Esta sal&aci$n se efect#ar- sobre la base 5nica de la san*re 0#e Cristo derram$ en la cr#.. Por medio del sacrificio de s# 'i(o4 ios es tan libre para sal&ar a #na naci$n como lo es para sal&ar a #n indi&id#o. Israel es representado por Cristo como #n tesoro escondido en el campo. El campo es el m#ndo. , creemos fielmente 0#e f#e Cristo 0#ien &endi$ todo lo 0#e El tenía4 a fin de poder comprar el campo y poseer así el tesoro 0#e allí estaba oc#lto 8!t. =@% ??C. En la consideraci$n de estos ocho *randes pactos n#nca podr- decirse 0#e se est- dando demasiado 6nfasis a la soberanía de ios en relaci$n con los pactos incondicionales4 o al absol#to fracaso h#mano en lo 0#e toca a los pactos condicionales. , podemos estar se*#ros de 0#e todo lo 0#e ios se ha comprometido a hacer incondicionalmente El lo har- con toda la perfecci$n de s# infinito Ser. PREGUNTAS =. e ac#erdo a los pactos teol$*icos4 Kc#-l es el prop$sito central de ios y c$mo afecta a la historiaM :. KC#-l es el pacto de las obras y c#-l es s# base escrit#ralM @. KC#-l es el pacto de la redenci$n y c#-l es s# base escrit#ralM ?. KC#-l es el pacto de la *racia y c#-l es s# base escrit#ralM G. KC#-l es el problema ori*inado por los pactos teol$*icos en relaci$n al plan de ios para Israel4 para la I*lesia y para las nacionesM >. KPor 0#6 es preferible tener #na &isi$n de la historia a tra&6s de los ocho pactos4 m-s bien 0#e desde el p#nto de &ista de los pactos teol$*icosM 9. istin*#ir los pactos condicionales4 de los incondicionales. ;. KL#6 era el pacto ed6nico4 3 c#-l f#e el res#ltado del fracaso ba(o el mismoM B. KL#6 era el pacto ad-nico4 3 hasta 0#6 *rado condiciona la &ida hoy díaM =A. KC#-les eran las pro&isiones importantes del pacto de No64 3 hasta 0#6 *rado contin5a hoyM ==. KL#6 promesas se dieron al m#ndo entero en el pacto abrah-micoM =:. KL#6 promesas se dieron concernientes a la naci$n de Israel en el pacto abrah-micoM =@. KL#6 promesas se dieron al m#ndo entero en el pacto abrah-micoM =?. KEn 0#6 sentido el pacto con "braham era incondicionalM =G. K'asta 0#6 p#nto el pacto mosaico era condicional y temporalM =>. K'asta 0#6 p#nto el pacto palestino era incondicionalM =9. KC$mo e)plica las ca#ti&idades asiria 3 babil$nica 3 la dispersi$n m#ndial de Israel a la &ista del car-cter incondicional del pacto palestinoM

=;. KC$mo podría res#mir todas las pro&isiones del pacto palestino en relaci$n a la desobediencia de Israel4 s# recolecci$n4 resta#raci$n 3 se*#ridad final en prosperidad como #na naci$nM =B. KL#6 f#e prometido incondicionalmente en el pacto da&ídicoM :A. KC$mo se relaciona el pacto da&ídico con el f#t#ro reino milenialM :=. e ac#erdo al "nti*#o Testamento4 K0#6 se pro&ey$ en el n#e&o pacto para IsraelM ::. KC#-ndo ser- c#mplido el n#e&o pacto para IsraelM :@. KPor 0#6 al*#nos han ense/ado 0#e el n#e&o pacto tiene #na aplicaci$n presente4 3 c$mo p#ede ser e)plicado estoM :?. KC$mo se relaciona el n#e&o pacto con la se*#ridad de la sal&aci$n de los creyentesM :G. KC$mo se relaciona el n#e&o pacto con la soberanía de iosM :>. KC$mo se relaciona el n#e&o pacto con la f#t#ra sal&aci$n de IsraelM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Los Kn.eles 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. La na)(rale>a de los Gn.eles e ac#erdo con las Escrit#ras4 m#cho antes de la creaci$n del hombre ios cre$ #na inn#merable compa/ía de seres llamados -n*eles. "l i*#al 0#e los hombres4 ellos tienen personalidad4 inteli*encia y responsabilidad moral. La palabra 7-n*el7 si*nifica mensa(ero4 c#ando se refiere a #na clase especial de seres< el t6rmino es #sado a &eces se/alando a otros 0#i6nes son los mensa(eros4 como s#cede con los -n*eles de las siete i*lesias de "sia 8"p. : 3 @C4 de donde se ded#ce 0#e se refiere a hombres 8"p. =%:A< :%=4;4=:4=;< @%=4 94 =?C4 , a &eces el t6rmino se #sa para mensa(eros h#manos 8Lc. 9%:?< St*. :%:GC. Tambi6n el t6rmino se aplica a los espírit#s de los hombres 0#e han m#erto 8!t. =;%=A< 'ch. =:%=GC4 pero c#ando se #sa de este modo no debe concl#irse 0#e los -n*eles son los espírit#s de los hombres o 0#e los hombres al morir se con&ierten en -n*eles. 'ay 0#e entender 0#e el t6rmino 7mensa(ero7 es #n t6rmino *eneral. e i*#al manera4 el t6rmino 7-n*el7 se aplica al "n*el de 1eho&refiri6ndose a las apariciones de Cristo en el "nti*#o Testamento en la forma de #n -n*el y como #n mensa(ero de ios a los hombres 8Gn. =>%=3=@< :=%=93=B< ::%==3=>C. C#ando no se #sa con referencia a los hombres o ios mismo4 el t6rmino se refiere a #n orden distinto de seres 0#e4 como el hombre4 tienen responsabilidad moral y son sier&os de ios en la esfera moral. Como el hombre4 los -n*eles4 desde s# creaci$n4 tienen #na e)istencia eterna y son distintos de todos los otros seres creados. Ellos forman #na parte prominente en el pro*rama de ios para las edades4 y son mencionados m-s de cien &eces en el "nti*#o Testamento y con m-s frec#encia a5n en el N#e&o Testamento. Se ded#ce 0#e los -n*eles f#eron creados todos sim#lt-neamente y f#eron #n n5mero considerable 8'e. :%::< "p. G%==C. Ellos tienen todos los elementos esenciales de la personalidad4 incl#yendo inteli*encia4 responsabilidad moral4 &ol#ntad y sensibilidad o emociones4 y son capaces de adorar inteli*entemente a ios 8Sal. =?;%:C. Tambi6n son responsables de la calidad de s# ser&icio y de s#s elecciones morales. S# nat#rale.a no incl#ye el c#erpo4 a no ser 0#e entendamos 0#e ellos son c#erpos de #n orden espirit#al 8= Co. =G%??C4 a#n0#e a &eces ellos p#eden ser &istos en c#erpos y aparecer como hombres 8!t. :;%@< "p. =G%>< =;%=C. No e)perimentan a#mento en s# n5mero a tra&6s del nacimiento ni la e)periencia física de la m#erte o la cesaci$n de la e)istencia. e este modo4 en tanto 0#e ellos son similares al hombre en personalidad4 difieren del hombre en características m#y importantes. B. Los Gn.eles san)os Los -n*eles se di&iden *eneralmente en dos *randes *r#pos% =C los -n*eles santos4 :C los -n*eles caídos. En la primera clasificaci$n est-n los -n*eles 0#e han permanecido santos a tra&6s de toda s# e)istencia4 y de ahí 0#e reciban el nombre de 7-n*eles santos7 8!t. :G%@=C. Generalmente4 c#ando la Escrit#ra menciona a los -n*eles4 se refiere a a0#ellos 0#e no han caído. Los -n*eles caídos son a0#ellos 0#e no han mantenido s# santidad. Los -n*eles santos se di&iden en &arias clases especiales4 al*#nos son mencionados indi&id#almente. =. El arc-n*el !i*#el es el (efe de todos los -n*eles santos y s# nombre si*nifica 70#ien est- como en ios7 8 n. =A% :=< =:%=< = Ts. ?%=>< 1#d. B< "p. =:%93=AC. :. Gabriel es #no de los principales mensa(eros de ios4 s# nombre si*nifica 7h6roe de ios7. El f#e el portador de importantes mensa(es< como el entre*ado a aniel 8 n. ;%=>< B%:=C4 el mensa(e a Oacarías 8Lc. =%=;4 =BC y el mensa(e a la &ir*en !aría 8Lc. =%:>3@;C. @. " la mayoría de los -n*eles no se les da #n nombre indi&id#al4 a#n0#e son mencionados como -n*eles ele*idos 8= Ti. G% :=C. Esto nos lle&a a pensar 0#e4 al i*#al 0#e los hombres sal&ados son esco*idos o ele*idos4 los -n*eles santos f#eron di&inamente esco*idos.

?. Las e)presiones 7principados7 y 7potestades7 se #san tanto en relaci$n a los -n*eles santos como a los caídos 8Lc. :=%:>< +o. ;%@;< Ef. =%:=< @%=A< Col. =%=>< :%=A4=G< = P. @%::C. " tra&6s de la historia ha e)istido #na l#cha constante entre los -n*eles santos y los -n*eles caídos por el control de los hombres. G. "l*#nos -n*eles son desi*nados como 70#er#bines74 criat#ras &i&ientes 0#e defienden a santidad de ios de c#al0#ier m#estr4a de pecado 8Gn. @%:?< E). :G%=;4 :A< E.. =%=3=;C. Satan-s4 el (efe de los -n*eles caídos4 f#e creado ori*inalmente para este prop$sito 8E.. :;%=?C. Pi*#ras an*6licas en la forma de 0#er#bines de oro y mirando hacia el propiciatorio del arca y del l#*ar Santísimo había en el tabern-c#lo y en el templo. >. Los serafines son mencionados s$lo #na &e. en la Biblia% en Isaías >%:39. Son descritos como teniendo tres pares de alas< aparentemente tienen la misi$n de alabar a ios y ser los mensa(eros de ios a la tierra4 a#n0#e s# preoc#paci$n principal es la santidad de ios. 9. El t6rmino 7-n*el de 1eho&-7 se enc#entra frec#entemente en el "nti*#o Testamento en relaci$n a las apariciones de Cristo en la forma de #n -n*el. El t6rmino pertenece s$lo a ios y se #sa en cone)i$n con las manifestaciones di&inas. en la tierra y por esto no hay ra.$n para incl#irlo en las h#estes an*6licas 8Gn. =;%=3 =B%:B< ::%==4 =:< @=%==3=@< @:%:?34 .= @:< ?;%=G4=>< 1os. G%=@3=G< 1#e. =@%=B3::< : +. =B%@G< = Cr. :=%=:3@A< Sal. @?%9C. El *ran contraste entre Cristo4 0#ien es el "n*el de 1eho&-4 y los seres an*6licos se presenta en 'ebreos = %?3=?. 7 C. Los Gn.eles -aAdos En contraste con los -n*eles santos4 #na inn#merable cantidad de -n*eles se describen como caídos de s# primer estado. iri*idos por Satan-s4 0#ien ori*inalmente era #n -n*el santo4 #na inn#merable cantidad de -n*eles cay$4 rebel-ndose contra ios4 y se con&irtieron en pecadores en s# nat#rale.a y obras. Los -n*eles caídos se di&iden en dos clases% =C los 0#e est-n en libertad4 y :C los 0#e est-n en cadenas. e los -n*eles caídos4 solamente Satan-s es mencionado en forma partic#lar por las Escrit#ras. Es probable 0#e c#ando Satan-s cay$ 81n. ;%??C 6l lle&$ tras sí a #na m#ltit#d de seres 0#e tenían #n ran*o inferior al s#yo. e 6stos4 al*#nos est-n reser&ados para (#icio 8= Co. >%@< : P. :%?< 1#d. >C4 mientras 0#e los restantes se hallan libres y son los demonios mencionados frec#entemente en las p-*inas del N#e&o Testamento 8!r. G%B4 =G< Lc. ;%@A< = Ti. ?% =C. Ellos est-n ay#dando a Satan-s en todas s#s obras y finalmente participar-n de s# eterna r#ina o condenaci$n 8!t. :G%?=< "p. :A%=AC. D. El *inis)erio de los Gn.eles san)os !#chas de las referencias en las Escrit#ras acerca de los -n*eles se refieren a s# ministerio4 0#e c#bre #n amplio campo de lo*ros. Primeramente adoran a ios4 y4 se*5n "pocalipsis ?% ;4 al*#nos 7no cesaban día y noche de decir% Santo4 santo4 santo es el Se/or ios Todopoderoso4 el 0#e era4 el 0#e es y el 0#e ha de &enir7. Tambi6n se enc#entran referencias a s# ministerio en porciones como Salmo =A@%:A e Isaías >% @. En *eneral4 el ministerio de los -n*eles santos se e)tiende a m#chas distintas formas de ser&icio a ios. • =. Est#&ieron presentes en la creaci$n 81ob @;%9C4 en la re&elaci$n de la ley 8'ch. 9%G@< G-. @%=B< 'e. :%:< "p. ::%=>C4 en el nacimiento de Cristo 8Lc. :%=@C4 en la tentaci$n de Cristo 8!t. ?%==C4 en el h#erto de Getsemaní 8Lc. ::%?@C4 en la res#rrecci$n 8!t. :;%:C4 en la ascensi$n 8'ch. =%=AC4 y aparecer-n tambi6n con Cristo en s# se*#nda &enida 8!t. :?%@=< :G%@=< : Ts. =%9C. • :. Los -n*eles son espírit#s ministradores4 en&iados para ser&ir a fa&or de los herederos de sal&aci$n 8'e. =%=?< Sal. P @?%9< B=%==C. "#n0#e no tenemos nin*5n medio de com#nicaci$n con los -n*eles4 ni disfr#tamos com#ni$n con ellos debemos4 no obstante4 reconocer el hecho de s# ministerio4 el c#al es constante y efecti&o. • @. Los -n*eles son espectadores y testi*os de las cosas terrenales 8Sal. =A@%:A< Lc. =:%;3B< =G%=A< = Co. ==%=A< = Ti. @%=>< = P. =%=:< "p. =?%=AC. • ?. L-.aro f#e lle&ado por los -n*eles al seno de "braham 8Lc.=>%::C. • G. "dem-s de s# ministerio en la. historia4 los -n*eles est-n incl#idos en la *ran m#ltit#d 0#e desciende de los cielos a la tierra en la se*#nda &enida4 y se dice 0#e est-n en #n estado eterno en la N#e&a 1er#sal6n 8'e. =:%::3:?< "p. =B%=?< :=%=:C. "parentemente4 los -n*eles santos ser-n (#.*ados y recompensados al t6rmino del milenio y del comien.o del estado eterno4 al mismo tiempo 0#e los -n*eles caídos o son (#.*ados y arro(ados al la*o de f#e*o. • >. El ministerio de los -n*eles a tra&6s de las Escrit#ras es #na doctrina importante y esencial para entender la pro&idencia de ios y la direcci$n soberana de s# creaci$n en la historia PREGUNTAS: =. KC#-l es el ori*en de los -n*elesM

:. KEn 0#6 sentido los -n*eles son como los hombresM @. KEn 0#6 sentido es #sada la palabra 7-n*el7 c#ando se refiere a otros seres y 0#6 se deri&a del si*nificado del nombreM ?. KCon 0#6 frec#encia aparecen los -n*eles en las Escrit#ras y c$mo e)plica s# aparici$n c#ando toman forma de hombresM G. K entro de c#-les dos *randes di&isiones p#eden clasificarse los -n*eles y 0#6 si*nificado tiene elloM >. KL#6 -n*eles santos son mencionados en la Biblia y c#-l es s# laborM 9. KC#-l es el si*nificado de los t6rminos 7-n*eles ele*idos74 7principados7 y 7poderes7 en relaci$n con los -n*elesM ;. K L#6 son los 0#er#bines y 0#6 es lo 0#e hacenM B. KC$mo se describe a los serafines en la Biblia y c#-l es s# misi$nM. =A. KC#-l es el si*nificado del t6rmino 7-n*el de 1eho&-7 en el "nti*#o Testamento y por 0#6 no se refiere a los -n*elesM ==. KEn 0#6 dos *randes clasificaciones p#eden di&idirse los -n*eles caídos y c#-les son s#s f#nciones respecti&as de ac#erdo a las Escrit#rasM =:. escribir al*#nos de los importantes ministerios de los -n*eles santos en las Escrit#ras. =@. KC$mo se relacionan los -n*eles con la direcci$n pro&idencial y soberana de ios sobre s# creaci$nM =?. KL#6 parte tienen los -n*eles en la se*#nda &enida de Cristo y en el estado eternoM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Sa)anGs: s( ersonalidad + oder 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 Satan-s f#e creado ori*inalmente como el ser m-s ele&ado entre los criat#ras morales de ios4 a#n0#e hay #n abismo de diferencia inmens#rable entre este príncipe de los seres creados por el Se/or y las tres Personas de la eidad4 las c#ales no f#eron creadas y e)isten en sí mismas para siempre. A. LA PERS!NALIDAD DE SATANAS P#esto 0#e Satan-s no se manifiesta en forma corp$rea4 el hecho de s# e)istencia debe aceptarse4 como en el caso de la i&inidad y de todas las h#estes an*6licas4 a base de la e&idencia ofrecida en las Escrit#ras. C#ando se considera esta e&idencia notamos lo si*#iente% 1. Sa)anGs ?(e -reado -o*o (na ersona. En Colosenses =% => se declara 0#e la creaci$n se lle&$ a cabo por Cristo y 0#e 7todas las cosas 0#e hay en los cielos y las 0#e hay en la tierra4 &isibles e in&isibles4 sean tronos4 sean dominios4 sean principados4 sean potestades74 todo f#e creado por El y para El. El tiempo de la creaci$n de los -n*eles no es re&elado m-s all- del hecho de 0#e este e&ento precedi$ probablemente a la creaci$n de todas las cosas materiales y 0#e a s# &e. f#e precedido el mismo por la e)istencia eterna de ios4 de la c#al se da testimonio en 1#an =%=3:. Entre todas las h#estes celestiales s$lo hay #n ser c#ya creaci$n se menciona en partic#lar% Satan-s. Esto indica la s#premacía de la 0#e 6l disfr#ta respecto a todas las criat#ras in&isibles de ios. En E.e0#iel :;%==3=B leemos la lamentaci$n 0#e se diri*e al 7+ey de Tiro7< pero si bien es cierto 0#e este pasa(e podía tener #na aplicaci$n inmediata y parcial al rey de esa ci#dad4 es e&idente tambi6n 0#e las palabras del profeta tienen en &ista al ser 0#e es s#premo entre todas las criat#ras de ios4 p#es del persona(e a0#í mencionado se dice 0#e 7est- lleno de sabid#ría4 y acabado en hermos#ra7< 0#e había estado 7en Ed6n4 en el h#erto de ios7 8probablemente el primiti&o Ed6n de la creaci$n ori*inal de ios4 y no el Ed6n de G6nesis @C< 0#e f#e creado se*5n el plan di&ino y #n*ido como el 0#er#bín sobre el monte santo4 el c#al4 de ac#erdo al simbolismo bíblico4 representa el trono o el centro donde ios e(erce s# poder en el *obierno de todas las cosas. Esta descripci$n4 0#e no podría corresponder a la persona y e)periencia de nin*#no de los reyes de Tiro4 es posible aplicarIa solamente a Satan-s4 tal como 6l era antes de s# pecado y de s# correspondiente caída del l#*ar 0#e había oc#pado. 2. Sa)anGs dese* eIa )odas )odas las ?(n-iones de (na ersona. e las m#chas porciones bíblicas 0#e ponen de relie&e la personalidad de Satan-s p#eden notarse las si*#ientes% • a: Isaías =?% =:3=9. Contemplando a Satan-s como si est#&iera ya terminada s# carrera y como si h#biera sido ya definiti&amente (#.*ado en el fin de los tiempos4 el profeta le da el tít#lo de 7L#cero4 hi(o de la ma/ana74 y lo trata como a #n ser 0#e ha caído de s# estado ori*inal y de s# primiti&a *loria. El 0#e 7debilitaba a las naciones7 8&. =:C es tambi6n c#lpable de haber op#esto s# propia &ol#ntad a la de ios en cinco partic#lares a0#í re&elados< y tanto en este pasa(e como en E.e0#iel :;%=G se dice 0#e el pecado de

Satan-s f#e #n prop$sito secreto 0#e estaba escondido en lo prof#ndo de s# cora.$n4 pero 0#e ios lo desc#bri$ y lo re&el$ 8cf. = Ti. @%>C. • b: G6nesis @%=3=G. Es por los e&entos narrados en este pasa(e 0#e Satan-s recibi$ el tít#lo de 7Serpiente74 ya 0#e f#e por medio de la serpiente 0#e 6l se manifest$ a "d-n y E&a. Cada palabra por 6l pron#nciada y cada desi*nio 0#e 6l re&ela en esta historia de la caída de n#estros primeros padres es #na e&idencia de la personalidad de Satan-s 8cf. : Co. ==%@4 =@3=G< "p. =:%B< :A%:C. • -: 1ob =%>3=:< :%=3=@. Fna re&elaci$n pec#liar de estos pasa(es es 0#e Satan-s tiene acceso a ios 8cf. Lc. ::%@=< "p. =:%=AC tanto como a los hombres 8Ef. >%=A3=:< = P. G%;C4 y 0#e 6l manifiesta todas las características de #na &erdadera personalidad. • d: L#cas ?%=3=@. La personalidad de Satan-s se re&ela tambi6n c#ando se enfrenta en el desierto con el 'i(o de ios4 0#ien es el postrer "d-n. El 0#e había ambicionado ser 7seme(ante al "ltísimo7 8Is. =?%=?C y 0#e había recomendado este mismo prop$sito al primer hombre 8Gn. @%GC4 est- ahora ofreciendo todas s#s posesiones terrenales a Cristo4 con la condici$n de 0#e El se postre a adorarlo. La a#toridad y el poder 0#e Cristo recha.a en esta ocasi$n ser-n recibidos y e(ercidos en el f#t#ro por el persona(e 0#e las Escrit#ras denominan el 'ombre de Pecado 8: Ts. :%;3=A< = 1n. ?%@C. • e: Efesios >%=A3=:. La t-ctica de Satan-s y s# l#cha contra los hi(os de ios se presentan en este pasa(e como #na pr#eba positi&a de la personalidad de tan poderoso enemi*o. Las Escrit#ras no dicen 0#e Satan-s est6 *#erreando contra los hombres no re*enerados< ellos le pertenecen y4 por lo tanto4 est-n ba(o s# a#toridad 81n. ;%??< Ef. :%:< = 1n. G%=BC. B. EL P!DER DE SATANAS "#n0#e Satan-s se enc#entra moralmente caído y ya f#e (#.*ado en la cr#. 81n. =:%@=< =>%==< Col. :%=GC4 6l mantiene toda&ía s# ele&ada posici$n y no ha perdido sino #n poco de s# poder4 el c#al4 tanto en relaci$n con s# persona como con la a#toridad 0#e 6l e(erce4 es re&elado por las Escrit#ras de la manera 0#e se/alamos a contin#aci$n% 1. S( oder ersonal no (ede ser del )odo es)i*ado. e ac#erdo a s# propia declaraci$n4 0#e por cierto Cristo no ne*$4 6l tiene poder sobre los reinos de este m#ndo4 los c#ales4 habiendo sido entre*ados a 6l4 p#ede darlos se*5n los dictados de s# propia &ol#ntad 8Lc. ?%>C. Se dice 0#e Satan-s tenía el poder de la m#erte 8'e. :%=?C4 pero 0#e este poder ha sido ya entre*ado a Cristo 8"p. =%=;C. Satan-s tenía el poder sobre la enfermedad4 como en el caso de 1ob 81ob :%9C4 y p#do .arandear a Pedro como a tri*o 8Lc. ::%@=< = Co. G%GC. La Biblia tambi6n re&ela 0#e Satan-s debilitaba a las *entes4 hacía temblar la tierra4 trastornaba los reinos4 p#so el m#ndo como #n desierto4 asol$ las ci#dades y a s#s presas n#nca abri$ la c-rcel 8Is. =?%=:3=9C. Contra el poder de Satan-s ni a#n el arc-n*el !i*#el se atre&i$ a #sar (#icio de maldici$n 81#d. BC< pero hay &ictoria para el 'i(o de ios por medio del poder del Espírit# y de la san*re de Cristo 1es5s 8Ef. >% =A3=:< = 1n. ?%?< "p. =:%==C. Satan-s e(erce s# a#toridad y poder solamente dentro de la &ol#ntad permisi&a de ios. 2. Sa)anGs es a+(dado or de*onios. El poder de Satan-s a#menta por la inn#merable h#este de demonios4 0#ienes hacen s# &ol#ntad y le sir&en. "#n0#e 6l no es omnipresente4 omnipotente # omnisciente4 6l tiene contacto por todo el m#ndo a tra&6s de los espírit#s mali*nos. Los demonios (#e*an #n papel m#y importante en el control de Satan-s sobre la tierra y hacen 0#e s# poder est6 presente por todas partes 8!r. G%BC. Son capaces de morar y controlar tanto animales como hombres 8!r. G%:3G4 ==3=@C y aparentemente desean estar en c#erpos físicos 8!t. =:%?@3??< !r.G%=A3=:C. " &eces los demonios solamente tienen infl#encia sobre los hombres4 y en otros casos los poseen de manera 0#e s#s c#erpos físicos y tambi6n s# len*#a(e est- controlado por demonios 8!t. ?%:?< ;%=>4:;4@@< B%@:< =:%::< !r. =%@:< G%=G3=>4 =;< Lc. ;%@>< 'ch. ;%9< =>%=>C. "l i*#al 0#e Satan-s4 son totalmente mal&ados y maliciosos y afectan de esa manera a a0#ellos a 0#ienes ellos controlan 8!t. ;%:;< =A%=< !r. =%:@< G%@3G< B%=93:>< Lc. >%=;< B%@B3 ?:C. En n#merosos casos m#estran 0#e saben 0#e 1es#cristo es ios 8!t. ;%:;3@:< !r. =%:@3 :?< 'ch. =B%=G< St*. :%=BC. e la misma manera 0#e Satan-s4 los demonios est-n completamente enterados de 0#e est-n destinados al casti*o eterno 8!t. ;%:B< Lc. ;%@=C. Son capaces de traer des$rdenes físicos 8!t. =:%::< =9%=G3=;< Lc. =@%=>C4 así como enfermedad mental 8!r. G%:3=@C. Si bien al*#nos des$rdenes mentales p#eden deberse a ca#sas físicas4 no hay d#da de 0#e al*#nas formas de enfermedad mental son debidas a #n control demoníaco. La infl#encia demoníaca p#ede *#iar a #na falsa reli*i$n4 al asceticismo y a la incred#lidad 8= Ti. ?%=3@C. El hecho de la infl#encia de demonios en los cristianos es e&idente 8Ef. >%=:< = Ti. ?%=3@C. Parece haber #na diferencia entre el poder y la infl#encia de demonios sobre la *ente no sal&a

y a0#ellos 0#e son nacidos de n#e&o4 debido al hecho de 0#e el Espírit# Santo mora en el cristiano. !ientras 0#e los demonios p#eden tomar posesi$n de #na persona no sal&a y p#eden oprimir a #na persona sal&a4 hay #na diferencia en la d#raci$n y en el poder de la infl#encia demoníaca sobre a0#ellos 0#e han nacido de n#e&o. La obra de Satan-s como #n todo sería imposible si no f#era por los inn#merables demonios 0#e lle&an a cabo s#s deseos4 y contin#amente se entabla #na l#cha de tremendas proporciones entre los santos -n*eles y los demonios. PREGUNTAS =. KL#6 l#*ar tenía Satan-s ori*inalmente en la creaci$n de iosM :. KC#-les son al*#nas de las e&idencias de 0#e Satan-s f#e creado como #na persona4 y 0#6 c#alidades poseía antes de s# caídaM @. K C$mo e(ercita Satan-s la f#nci$n de #na personaM Il#strar esto de s#s tratos con "d-n y E&a4 1ob y Cristo. ?. KC$mo se re&ela la personalidad de Satan-s en s# conflicto con los cristianosM G. E)plicar la e&idencia del *ran poder de Satan-s. >. KC$mo ay#dan los demonios a Satan-sM 9. Il#strar el *rado de la infl#encia demoníaca en los hombres y hasta 0#6 p#nto p#ede el hombre estar controlado por demonios. ;. K C$mo est-n relacionados los demonios con los des$rdenes físicos y mentales de los hombresM B. KC$mo p#ede relacionarse la infl#encia demoníaca con las falsas reli*iones y las pr-cticas reli*iosasM =A. KL#6 diferencia parece e)istir entre el poder y la infl#encia de los demonios sobre la *ente no sal&a contrastada con a0#ellos 0#e son sal&osM ==. KC$mo el Espírit# Santo 0#e mora en el cristiano le ay#da en s# conflicto con Satan-s y los demoniosM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Sa)anGs: s( obra + des)ino 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. C!NCEPT!S 'ALS!S S!BRE SATANAS 'ay dos errores m#y corrientes en c#anto a la persona de Satan-s< y p#esto 0#e solamente 6l los est- apro&echando para la reali.aci$n de s# prop$sito4 es ra.onable lle*ar a la concl#si$n de 0#e ellos son de ori*en sat-nico. 1. !#chos creen 0#e Satan-s no e)iste en realidad y 0#e s# s#p#esta persona no pasa de ser #n principio de mal4 o infl#encia4 0#e se manifiesta en el hombre y en el m#ndo en *eneral. Lo err$neo de este concepto se dem#estra al tomar en c#enta 0#e hay la misma e&idencia ab#ndante respecto a la personalidad de 1es#cristo como en c#anto a 0#e Satan-s es #na persona real. Las Escrit#ras4 0#e son la 5nica palabra de a#toridad en esta materia4 consideran 0#e tanto 1es#cristo como Satan-s son seres personales< y si la personalidad de 1es#cristo es aceptada en base a lo 0#e la Biblia ense/a4 la personalidad de Satan-s debe aceptarse tambi6n sobre el mismo testimonio. 2. Jtros creen 0#e Satan-s es la ca#sa directa de los pecados de cada persona. Pero esta idea no est- en armonía con la &erdad% a: por0#e4 en primer l#*ar4 el prop$sito principal de Satan-s no es promo&er el pecado en el m#ndo. El no tenía en #n principio el intento de con&ertirse en #n demonio4 sino el de ser 7seme(ante al "ltísimo7 8Is. =?%=?C< 6l no tiene tanto el -nimo de destr#ir como el de constr#ir y reali.ar s# *ran ambici$n de a#toridad sobre este sistema m#ndial4 en c#yo pro*rama se incl#ye c#lt#ra4 moralidad y reli*i$n 8: Co. ==% =@3=GC. La idea de 0#e Satan-s es act#almente la ca#sa directa del pecado es falsa% b: por0#e la Biblia dice 0#e los pecados &ienen directamente del cora.$n depra&ado del hombre 8Gn. >%G< !r. 9%=;3:@< St*. =%=@3=>C. B. LA !BRA DE SATANAS Isaías =?%=:3=9 es #no de los m#chos pasa(es 0#e dan testimonio acerca de la obra de Satan-s. Este pasa(e re&ela el ori*inal y s#premo prop$sito de Satan-s. El deseaba ascender al cielo4 e)altar s# trono sobre las estrellas de ios y ser seme(ante al "ltísimo. En la consec#ci$n de este fin 6l echaría mano de sabid#ría y poder inmens#rables< debilitaría las *entes< haría temblar la tierra< trastornaría los reinos< con&ertiría el m#ndo como #n desierto< asolaría las ci#dades y reh#saría poner en libertad a s#s presos. "#n0#e cada #na de estas declaraciones es en sí aterradora4 hay entre ellas dos 0#e merecen especial atenci$n% 1. HSerE se*e6an)e al Al)Asi*oH 8&. =?C. Esta e)presi$n indica el principal moti&o 0#e le *#ía en todas s#s acti&idades desp#6s de s# caída. Se*5n lo 0#e tenemos re&elado en las Escrit#ras4 el c#rso de las acti&idades de Satan-s desp#6s de s# caída moral p#ede tra.arse solamente si*#iendo la línea de lo 0#e ha sido s# moti&o s#premo% 7ser seme(ante al "ltísimo7.

Este f#e el prop$sito 0#e con toda seriedad 6l recomend$ a "d-n y E&a 8Gn. @%GC4 y al aceptar el ideal sat-nico4 ellos se independi.aron de ios4 0#edaron dependiendo de s#s propios rec#rsos y el centro de s# &ida lle*$ a ser s# propio yo. "dem-s4 esta actit#d de "d-n y E&a lle*$ a ser s# misma nat#rale.a4 la c#al han transmitido a s# posteridad4 al *rado de 0#e todos s#s descendientes son llamados 7hi(os de ira7 8Ef. :%@< G%>< +o. =%=;C4 y ellos deben nacer otra &e. 81n. @%@C4 y c#ando ya son sal&os4 tienen 0#e pasar por *randes conflictos si desean rendir s# &ida completamente a la &ol#ntad de ios. Tambi6n el deseo de Satan-s de ser 7seme(ante al "ltísimo7 se &e en s# pasi$n de ser adorado por Cristo 8Lc. ?%G39C. C#ando por #n bre&e momento el 'ombre de Pecado 7se asiente en el templo de ios como ios4 haci6ndose parecer ios7 8: Ts. :%@3?< n. B%:9< !t. :?%=G< "p. =@%?3;C4 el prop$sito s#premo de Satan-s se habr- reali.ado ba(o la &ol#ntad permisi&a del Se/or. 2. HA s(s resos n(n-a abri, la -Gr-elH 8&. =9C. Esta e)presi$n se refiere al poder presente de Satan-s tanto sobre los incon&ersos como a s# incapacidad para ay#darles en s# eterno (#icio. Toda la profecía de donde se e)trae esta declaraci$n trata de lo 0#e ser- la obra de Satan-s ya cons#mada4 en los días de s# (#icio final. No p#ede d#darse .de 0#e en esta profecía hay m#cho 0#e tendr- s# c#mplimiento en el f#t#ro< sin embar*o4 sabemos 0#e act#almente el diablo est- haciendo todo lo 0#e p#ede para impedir 0#e los no sal&os sean libertados del poder de las tinieblas y trasladados al reino del amado 'i(o de ios 8Col. =% =@C. Satan-s anima a 7los hi(os de desobediencia7 8Ef. :%:C4 cie*a la mente de los hombres para 0#e no les resplande.ca la l#. *loriosa del E&an*elio 8: Co. ?% @3?C y mantiene al m#ndo inconsciente en s#s bra.os 8= 1n. G%=B4 H.!.C. Se re&ela asimismo 0#e4 como parte de s# estrate*ia4 Satan-s proc#rar- imitar las cosas de ios4 lo c#al &a m#y de ac#erdo con s# prop$sito de ser 7seme(ante al "ltísimo7. Por lo tanto4 6l promo&er- la creaci$n y dif#si$n de m#chos sistemas reli*iosos 8= Ti. ?%=3@< : Co. ==%=@3 =GC. , en relaci$n con esto es necesario recordar 0#e Satan-s p#ede promo&er ciertas formas de reli*i$n 0#e est6n basadas en ciertos te)tos e)traídos de la Biblia4 0#e e)alten a Cristo como #n ca#dillo e incorporen todos los aspectos de la fe cristiana4 con la e)cepci$n de #no solo% la doctrina de la sal&aci$n por la sola *racia de ios4 a base de la san*re derramada por Cristo en la cr#.. Tales errores sat-nicos est-n presentes en el m#ndo el día de hoy y m#ltit#des son en*a/adas por ellos. ebemos poner a pr#eba esos sistemas reli*iosos por la ac3 tit#d 0#e ellos adoptan hacia la *racia di&ina 0#e sal&a a tra&6s de la san*re efica. del Cordero de ios 8"p. =:%==C. E&identemente la enemistad de Satan-s es contra ios. El no es4 de nin*5n modo4 enemi*o de los no redimidos< y si diri*e s#s 7dardos de f#e*o7 contra los hi(os de ios4 esto se debe solamente a 0#e ellos participan de la nat#rale.a di&ina y4 de consi*#iente4 6l p#ede a tra&6s de ellos atacar a ios. "simismo debe recordarse 0#e los hi(os de ios no son atacados por 7carne7 o 7san*re74 sino 0#e s# conflicto se desarrolla en la esfera de s# relaci$n celestial con Cristo. Esto si*nifica 0#e posiblemente el creyente no sea cond#cido a practicar lo 0#e es inmoral4 pero 6l p#ede fallar completamente en lo 0#e toca a la oraci$n4 al testimonio cristiano y la &ictoria espirit#al. ebi6ramos tener siempre presente 0#e tal estado de fracaso espirit#al es tan deshonroso a la &ista de ios como lo son a0#ellos pecados espont-neamente condenados por el m#ndo. C. EL DESTIN! DE SATANAS La Palabra de ios es tan e)plícita al referirse a la carrera y destino de Satan-s como lo es c#ando nos habla del ori*en de este ser e)traordinario. 'ay contra Satan-s cinco (#icios pro*resi&os 0#e podemos distin*#ir en las Escrit#ras% 1. La -aAda *oral de Sa)anGs. "#n0#e el tiempo de este e&ento4 0#e aconteci$ en el remoto pasado4 no se nos ha re&elado4 la caída moral de Satan-s y s# consec#ente separaci$n de ios se indican claramente en las p-*inas de la Biblia 8E.. :;%=G< = Ti. @%>C. Es e&idente4 no obstante4 0#e 6l no perdi$ s# posici$n celestial4 ni la mayor parte de s# poder4 ni s# acceso a ios. 2. El 6(i-io de Sa)anGs en la -r(>. Por medio de la cr#. Satan-s f#e (#.*ado de #na manera completa 81n. =:%@=< =>%==< Col. :%=?3=GC< pero la e(ec#ci$n de la sentencia 0#eda pendiente toda&ía para el f#t#ro. En el (ardín del Ed6n ios predi(o esta sentencia y s# respecti&a e(ec#ci$n 8Gn. @%=GC. ". Sa)anGs serG arro6ado del -ielo. " mediados de la Gran Trib#laci$n y como res#ltado de #na *#erra en el cielo4 Sa3 tan-s ser- arro(ado de las alt#ras y limitado en s#s acti&i3 dades tan s$lo a la tierra. Entonces 6l act#ar- con *rande ira4 sabiendo 0#e no tendr- sino #n poco de tiempo para contin#ar s# obra 8"p. =:%93=:< cf. tambi6n Is. =?%=:< Lc. =A%=;C. /. Sa)anGs serG -on?inado al abis*o. #rante los mil a/os del reino de Cristo sobre la tierra Satan-s estar- atado en el abismo< pero desp#6s ser- s#elto por 7#n poco de tiempo7 8"p. :A%=3@4 9C. El prop$sito para confinarle al abismo es para hacer imposible 0#e act5e y contin5e en*a/ando a las naciones.

#. La -ondena-i,n ?inal de Sa)anGs al ?inal del *ilenio. esp#6s de haber promo&ido #na rebeli$n en contra de ios4 d#rante el 7poco de tiempo7 0#e estar- en libertad4 Satan-s ser- lan.ado en el la*o de f#e*o para ser atormentado día y noche para siempre (am-s 8"p. :A%=AC. PREGUNTAS =. KL#6 e&idencia apoya la concl#si$n de 0#e Satan-s e)iste act#almente como #na persona y 0#e es m#cho m-s 0#e #n principio o infl#encia mali*naM :. KL#6 es lo e0#i&ocado en la ense/an.a de 0#e Satan-s ca#sa el pecado directamente en cada personaM @. KL#6 se re&ela en Isaías =? con relaci$n al prop$sito ori*inal de Satan-s de rebelarse contra iosM ?. K e 0#6 manera el prop$sito ori*inal de Satan-s se refle(a en la tentaci$n de "d-n y E&aM G. KEn 0#6 forma se relaciona el prop$sito de Satan-s con s# deseo de ser adorado por CristoM >. KC#-ndo reali.ar- Satan-s por #n bre&e tiempo s# prop$sito de ser adorado como iosM 9. KC$mo obra Satan-s en a0#ellos 0#e no son sal&osM ;. K'asta 0#6 e)tremo falsifica Satan-s las cosas de iosM B. KC#-l es el ob(eti&o de Satan-s al atacar a #n hi(o de iosM =A. escribir los cinco (#icios pro*resi&os de Satan-s. 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC El @o*bre: s( -rea-i,n 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. El 1o*bre Co*o Un Ser Creado 'abi6ndose desc#bierto en el medio de #n #ni&erso mara&illoso y siendo del m-s alto orden de las criat#ras físicas4 el hombre4 nat#ralmente4 b#scaría la forma de entender s# propio ori*en tanto como el ori*en de todas las cosas e)istentes. ado 0#e la Nat#rale.a no re&ela la creaci$n del hombre y la tradici$n no sería #na f#ente di*na de confian.a en la informaci$n4 es ra.onable esperar 0#e ios re&elaría los hechos esenciales acerca de la creaci$n del hombre en la Biblia. En los primeros capít#los del G6nesis4 y donde se 0#iera en la Biblia4 la creaci$n del hombre se ense/a claramente en la Escrit#ra. " ca#sa de 0#e el ori*en del hombre es #n as#nto nat#ral para la in&esti*aci$n y espec#laci$n4 a0#ellos 0#e han tratado de contestar la pre*#nta aparte de la Escrit#ra han hecho n#merosas tentati&as para e)plicar el ori*en del hombre. Estos hechos conflicti&os dem#estran 0#e el hombre no tiene informaci$n cierta acerca de s# ori*en a no ser la 0#e la Biblia le p#eda dar4 y s$lo en la Escrit#ra #no p#ede esperar encontrar #n relato completo y e)acto. Fno de los p#ntos de &ista m-s com#nes 0#e se han le&antado en contradicci$n con la doctrina de la creaci$n del hombre re&elada en la Biblia es la teoría de la e&ol#ci$n. Esta teoría es 0#e de al*#na manera lle*$ a la e)istencia siendo #na c6l#la &i&iente y de esta c6l#la &i&iente el hombre e&ol#cion$ por #n proceso de selecci$n nat#ral. La e&ol#ci$n intenta e)plicar todas las complicadas formas de &ida en este m#ndo por este proceso nat#ral. e ac#erdo a la teoría de la e&ol#ci$n4 todas las plantas4 animales y el hombre f#eron formados por #n proceso de pe0#e/os cambios lle&ados a cabo por m#taciones4 las c#ales se creen 0#e e)plican todas las especies. Sin embar*o4 las m#taciones son casi in&ariablemente da/inas m-s 0#e beneficiosas4 y n#nca se han obser&ado series de m#taciones 0#e sean beneficiosas o 0#e hayan prod#cido #na n#e&a especie. e ac#erdo con esto4 mientras 0#e el re*istro bíblico reconoce 0#e p#ede haber &ariaciones dentro de las especies4 declara 0#e ios cre$ los animales 7se*5n s# especie7 8Gn. =%:=4:?4:GC En contraste con los animales4 el hombre f#e hecho a la ima*en y seme(an.a de ios 8=%:>3 :9C. "#n0#e m#chos adeptos a la e&ol#ci$n admiten 0#e es s$lo #na teoría y los f$siles re&elan 0#e no ha habido e&ol#ci$n sistem-tica de las formas m-s ba(as de &ida a las formas m-s altas4 la e&ol#ci$n se constit#ye en la 5nica e)plicaci$n 0#e el hombre nat#ral ha sido capa. de ofrecer en contradicci$n a la doctrina bíblica de la creaci$n< est- basada claramente en #n concepto na3 t#ralístico4 m-s bien 0#e en el ori*en sobrenat#ral del hombre. e i*#al manera4 la teoría de la así llamada e&ol#ci$n teísta 30#e ios #s$ la e&ol#ci$n como #n m6todo3 para ser sostenida depende de #na ne*aci$n del si*nificado literal de la narraci$n de la creaci$n en la Biblia. La doctrina de la creaci$n del hombre est- ense/ada claramente en la Escrit#ra 8Gn. =%= 3 :%:G< 1n. =%@< Col. =%=>< 'e. ==%@C. El primer capít#lo de G6nesis se refiere a ios como el Creador cerca de diecisiete &eces4 y se p#eden en3 contrar cerca de cinc#enta referencias m-s en la Biblia. "l*#nas ense/an directamente sobre la creaci$n4 y otros pasa3 (es implican 0#e

ios es el Creador de "d-n y E&a 8E). :A% ==< Sal. ;%@3>< !t. B%?3G< !r. =A%>39< Lc. @%@;< +o. G%=:3:=< = Co. 7 ==%B< =G%::4 ?G< = Ti. :%=@3=?C. El &erdadero concepto de la creaci$n es 0#e ios cre$ el m#ndo de la nada4 p#esto 0#e en G6nesis =%= no se hace menci$n de nin*#na e)istencia pre&ia. Como se presenta en G6nesis4 el hombre es la m-)ima obra de ios en la creaci$n4 y se declara 0#e toda la creaci$n t#&o l#*ar en seis días. Entre a0#ellos 0#e aceptan la 7 Biblia como la obra inspirada de ios se han dado diferentes e)plicaciones a estos días de la creaci$n. "l*#nos &en la narraci$n de G6nesis = como #na re3creaci$n si*#iendo #na primera creaci$n4 la c#al f#e (#.*ada y destr#ida en cone)i$n con la caída de Satan-s y los -n*eles caídos. Esto nos daría la e&idencia de 0#e el m#ndo inor*-nico e)istía m#cho antes de la creaci$n descrita en los seis días de G6nesis =3:. "l*#nos miran los seis días como períodos de tiempo4 m-s cortos o m-s lar*os 0#e &eintic#atro horas4 por0#e la palabra 7día7 a &eces es #sada para períodos m-s lar*os4 así como en la e)presi$n 7el día del Se/or7. Jtros insisten4 sin embar*o4 0#e4 dado 0#e se #san los n5meros con la palabra 7día74 debe aplicarse a #n día de &eintic#atro horas. En este caso se pres#pone 0#e ios cre$ el m#ndo con edad aparente4 como lo hi.o4 por e(emplo4 en la creaci$n del hombre mismo y en el caso de los animales. Jtros4 sin embar*o4 se/alan a la s#*erencia de 0#e el tiempo in&ol#crado f#e m-s lar*o 0#e &eintic#atro horas debido a e)presiones como las de G6nesis =% ==4 donde el -rbol fr#tal se presenta creciendo de la tierra. !ientras 0#e ios podría haber creado #n -rbol completamente crecido4 el hecho de 0#e se di*a 0#e crece implica #n período m-s lar*o 0#e &eintic#atro horas. !ientras 0#e los e&an*6licos han diferido en la interpretaci$n precisa del proceso de la creaci$n4 la mayoría de los int6rpretes 0#e sostienen la inspiraci$n e infalibilidad de la Biblia atrib#yen la presente e)istencia de los animales y del hombre a la creaci$n inmediata de ios4 y en la Escrit#ra no hay e&idencia del desarrollo e&ol#cionario de las especies por leyes nat#rales. B. La Na)(rale>a Del 1o*bre e ac#erdo al testimonio de la Escrit#ra4 el hombre4 en s# forma h#mana presente4 f#e creado por ios como la concl#si$n y cons#maci$n de toda la creaci$n. Se dice del hombre 0#e f#e hecho a la ima*en y seme(an.a de ios 8Gn. =%:>C y 0#e ios respir$ en 6l el aliento de &ida 8Gn. :%9C. Estas distinciones califican al hombre por sobre todas las otras formas de &ida 0#e est-n sobre la tierra e indican 0#e el hombre es #na criat#ra moral con intelecto4 capacidad para sentir y &ol#ntad. 'ablando en líneas *enerales4 la creaci$n del hombre incl#y$ a0#ello 0#e era material 7Tel pol&o7C e inmaterial 78el aliento de &ida7C. Esta doble distinci$n tiene referencia al 7hombre e)terior7 y al 7hombre interior7 8: Co. ?% =>C< 7el &aso de barro7 y 7s# tesoro7 8: Co. ?% 9C. !ientras 0#e el alma y el espírit# del hombre se presentan e)istiendo para siempre4 el c#erpo retorna al pol&o desde donde f#e formado4 y el espírit# &a a ios 0#ien lo dio 8Ec. =:%9C. e ac#erdo a ello4 la *ente p#ede matar el c#erpo pero no matar el alma 8!t.=A%:;C. C#ando la Escrit#ra considera la parte inmaterial del hombre4 a &eces #sa &arios t6rminos intercambiables 8cf. Gn. ?=%; con Sal. ?:%>< !t. :A%:; con :9%GA< 1n. =:%:9 con =@%:=< 'e. =:%:@ con "p. >%BC4 a#n aplicando estos t6rminos a ios 8Is. ?:%=< 1er. B%B< 'e. =A%@;C y a los animales 8Ec. @%:=< "p. =>%@C. "l*#nas &eces se distin*#e el espírit#4 del alma del hombre 8= Ts. G%:@< 'e. ?%=:C. " pesar de las altas f#nciones de la parte inmaterial del hombre4 a &eces se atrib#yen al espírit# y a &eces al alma 8!r. ;%@>3@9< =:%@A< Lc. =%?>< 'e. >%=;3=B< St*. =%:=C< el espírit# se menciona #s#almente en las Escrit#ras como a0#ella parte del hombre la c#al es capa. de contemplar a ios4 y el alma es a0#ella parte del hombre la c#al est- relacionada al yo y las &arias f#nciones del intelecto4 sensibilidades y &ol#ntad del hombre. Sin embar*o4 tambi6n se #san otros t6rminos de la nat#rale.a inmaterial del hombre tales como el cora.$n 8E). 9%:@< Sal. @9%?< +o. B%:< =A%B3=A< Ef. @%=9< 'e. ?%9C. Jtro t6rmino #sado es a0#el en c#anto a la mente del hombre4 ya sea en referencia a la pecaminosidad de la mente del hombre no sal&o 8+o. =%:;< : Co. ?%?< Ef. ?%=93=;< Tit. =%=GC4 o a la mente reno&ada 0#e posee #n cristiano 8!t. ::%@9< +o. =:%:< = Co. =?%=G< Ef. G%=9C. Jtras e)presiones tales como 7&ol#ntad7 y 7conciencia7 tambi6n se refieren a la parte inmaterial del hombre. ada la &ariedad de t6rminos 0#e a &eces son #sados en sentido similar y a &eces en contraste el #no con el otro4 m#chos han considerado la di&isi$n del hombre en material e inmaterial como la di&isi$n b-sica< pero a#n a0#í e)presiones como 7alma7 y 7espírit#7 a &eces son #sadas para la totalidad del hombre incl#yendo s# c#erpo. "l*#nas reli*iones pa*anas sostienen 0#e el ori*en inmaterial de la nat#rale.a del hombre es pree)istente< esto si*nifica 0#e ha e)istido eternamente y s$lo se encarna en el principio de la e)istencia h#mana< esto no est- sostenido por la Escrit#ra. Jtro p#nto de &ista ofrecido por

al*#nos te$lo*os e&an*6licos es 0#e el alma es creada por ios en el principio de la e)istencia h#mana indi&id#al< esta teoría tiene dific#ltades en c#anto a la pecaminosidad del hombre. Probablemente el me(or p#nto de &ista4 conocido como el trad#cianismo4 es 0#e el alma y el espírit# f#eron propa*ados por *eneraci$n nat#ral4 y por esta ra.$n el hombre recibe #n alma y espírit# pecaminosos4 por0#e s#s padres son pecadores. El c#erpo h#mano del hombre es la habitaci$n del alma y el espírit# del hombre hasta 0#e m#era. "#n0#e acaba con la m#erte4 est- s#(eto a res#rrecci$n. Esto es &erdadero en c#anto a los sal&os y los no sal&os4 a#n0#e las res#rrecciones son diferentes. " &eces el c#erpo tiene referencia como la 7carne7 8Col. :%=4 GC4 y se #sa para el c#erpo de CristoC 8= Ti. @% =>< = P. @% =;C. Jtras &eces se refiere a la nat#rale.a pecaminosa4 la c#al incl#ye el alma y el espírit#4 como en la declaraci$n de Pablo 0#e 6l había 7cr#cificado la carne7 8G-.G%:?C. e ac#erdo a ello4 la carne no debe considerarse sin$nimo con el c#erpo en todos los pasa(es4 p#esto 0#e p#ede implicar todo el hombre no re*enerado. Los c#erpos de las personas sal&as son declarados como 7templos7 81n. :%:=< = Co. >% =B< Pil. = %:AC4 a#n0#e al mismo tiempo s#s c#erpos son considerados como 7&asos de barro7 8: Co. ?%9C4 c#erpos 7&iles7 8Pil. @%:=C4 c#erpos para ser mortificados 8+o. ;%=@< Col. @%GC y c#erpos los c#ales tienen 0#e ser mantenidos en s#(eci$n 8= Co. B%:9C. Los c#erpos de los sal&os ser-n transformados4 santificados4 sal&ados y redimidos y finalmente *lorificados para siempre en la &enida de Cristo por s# I*lesia 8+o. ;%==4=93=;4:@< = Co. >%=@3:A< Pil. @%:A3:=C. 1es#cristo poseía #n c#erpo h#mano perfecto antes de s# m#erte4 y desp#6s de s# res#rrecci$n tenía #n c#erpo de carne y h#eso 0#e es el e(emplo del c#erpo de res#rrecci$n del creyente. El t6rmino 7c#erpo7 se #sa tambi6n como #na fi*#ra de la i*lesia como el c#erpo de Cristo y del c#al Cristo es la cabe.a. PREGUNTAS =. "parte de la Biblia4 Ktiene el hombre al*5n tipo de conocimiento con respecto a s# ori*enM :. K e 0#6 manera e)plica la teoría de la e&ol#ci$n el ori*en del hombreM @. KL#6 sostiene la e&ol#ci$n deístaM ?. KEn 0#6 manera el hombre difiere de los animales4 y 0#6 relaci$n tiene esto con el problema del ori*en del pecadoM G. KL#6 e&idencia e)iste en la Escrit#ra de la creaci$n del hombreM >. K C#-les son &arias de las e)plicaciones 0#e se b#scan al relato de las Escrit#ras del hombre como ser creado en seis díasM 9. KPor 0#6 crees 0#e la e)plicaci$n bíblica del ori*en del hombre como ser creado es s#perior a la teoría e&ol#cionistaM ;. K L#6 si*nifica la declaraci$n de 0#e el hombre es hecho a la ima*en y seme(an.a de iosM B. K L#6 si*nificado tienen 7espírit#7 y 7alma7 c#ando se #san en relaci$n al hombreM =A. KL#6 otros t6rminos se #san para describir la parte inmaterial del hombre adem-s de alma y espírit#M ==. E)poner otras opiniones sobre el ori*en de la nat#rale.a del hombre como ser pree)istente o ser creado en el nacimiento de cada indi&id#o. =:. KL#6 es el trad#cianismo 8teoría 0#e e)plica el ori*en del alma y espírit# del hombreC y por 0#6 es4 probablemente4 s#perior 0#e c#al0#ier otro p#nto de &istaM =@. KL#6 si*nificado tiene el t6rmino 7carne74 en la Biblia. y en 0#6 sentido se #saM =?. KEn 0#6 sentido es #n templo el c#erpo de #na persona sal&adaM =G. KEn 0#6 se f#nda la esperan.a de #na persona sal&ada de ser transformada y *lorificadaM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC El @o*bre: s( -aAda 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 El problema de c$mo el pecado entr$ en el #ni&erso es #n as#nto en el c#al cada sistema enc#entra obst-c#los. Sin embar*o4 solamente la Biblia pro&ee #na e)plicaci$n ra.onable. Como f#e &isto en el est#dio pre&io de los -n*eles4 el pecado entr$ primeramente en el #ni&erso en la rebeli$n de al*#nos de los santos -n*eles *#iados por Satan-s4 lo c#al oc#rri$ bastante antes de 0#e el hombre f#era creado. Los primeros capít#los del G6nesis re*istran la caída en el pecado por "d-n y E&a. Las &arias interpretaciones de este hecho nos lle&an a considerarlo #n e&ento literal 0#e e)plica la pecaminosidad de la ra.a h#mana o al intento de e)plicarlo como al*o no hist$rico o como #n mito. La interpretaci$n ortodo)a4 sin embar*o4 es 0#e el acontecimiento t#&o l#*ar e)actamente como se re*istra en la Escrit#ra4 y 6sta es la manera en 0#e se relata en el resto de la Biblia.

La caída del hombre en pecado p#ede considerarse desde tres aspectos% =C "d-n antes de la caída4 :C "d-n desp#6s de la caída4 y @C el efecto de la caída de "d-n sobre la ra.a h#mana. A. AdGn an)es de la -aAda. En palabras de pec#liar sencille.4 la Biblia introd#ce en la historia al primer hombre y a la m#(er 0#e le f#e dada por compa/era. Estos dos seres f#eron #nidos como 7#na sola carne74 y se*5n el concepto di&ino esto es lo 0#e constit#ye la &erdadera #nidad. "#n0#e tanto el hombre como la m#(er pecaron y cayeron4 la Biblia se refiere a este fracaso m#t#o como a la caída del hombre. No es posible hacer c-lc#los en c#anto a la e)tensi$n del período d#rante el c#al "d-n y E&a permanecieron en s# condici$n ori*inal< sin embar*o4 es e&idente 0#e f#e #n tiempo s#ficiente como para 0#e p#dieran acost#mbrarse a la sit#aci$n en 0#e habían sido colocados4 para obser&ar con c#idado y darle nombre a las criat#ras &i&ientes y e)perimentar la com#ni$n con ios. Seme(ante a todas las obras de ios4 el hombre f#e creado 7b#eno en *ran manera7 8Gn. =%@=C4 0#e si*nifica 0#e 6l era a*radable al Creador. Esto implica m-s 0#e "d-n era inocente4 siendo este 5ltimo t6rmino de car-cter ne*ati&o y s#*iriendo simplemente 0#e el primer hombre no había cometido pecado. La santidad4 0#e es el principal atrib#to de ios4 es #n t6rmino positi&o e indica 0#e El es incapa. de pecar. El hombre4 dado 0#e f#e hecho a la ima*en de ios4 tenía #na personalidad completa y la capacidad moral de tomar decisiones. En contraste con ios 0#ien no p#ede pecar4 tanto los hombres como los -n*eles podían pecar. Como f#e &isto en el est#dio anterior sobre los -n*eles4 Satan-s pec$ 8Is. =?% =:3=?< E.. :;%=GC4 y tras 6l f#eron otros -n*eles4 de 0#ienes se ha escrito 0#e 7no *#ardaron s# ori*inal estado 81#d. >4 H.!.C. ebido al hecho de 0#e Satan-s y los -n*eles caídos pecaron primero4 el hombre no ori*in$ el pecado4 pero se con&irti$ en #n pecador debido a la infl#encia sat-nica 8Gn. @%?39C. El relato de c$mo pecaron "d-n y E&a est- re&elado en G6nesis @%=3>. e ac#erdo a esto4 Satan-s apareci$ en la forma de #na serpiente4 #na criat#ra la c#al en ese tiempo era #n animal m#y hermoso y atracti&o. Como lo re*istra la Biblia4 ios había dado a "d-n y E&a #na prohibici$n% ellos no deberían comer del -rbol del conocimiento del bien y del mal. e ac#erdo a G6nesis :% =94 ios di(o% 7!as del -rbol de la ciencia del bien y del mal no comer-s< por0#e el día 0#e de 6l comieres4 ciertamente morir-s.7 Esta prohibici$n relati&amente simple era #na pr#eba para &er si "d-n y E&a obedecerían a ios. En s# con&ersaci$n con E&a4 Satan-s introd#(o esta prohibici$n dici6ndole a E&a% 7KCon0#e ios os ha dicho% No com-is de todo -rbol del h#ertoM7 8Gn. @%=C. Lo 0#e 0#iso implicar era 0#e ios estaba escondiendo al*o 0#e era b#eno y 0#e El estaba siendo m#y se&ero innecesariamente en s# prohibici$n. E&a le contest$ a la serpiente% 7 el fr#to de los -rboles del h#erto podemos comer< pero del fr#to del -rbol 0#e est- en medio del h#erto di(o ios% No comer6is de 6l4 ni le tocar6is4 para 0#e no m#r-is7 8Gn. @% :3@C. En s# resp#esta E&a cay$ en la trampa de Satan-s al de(ar f#era la palabra 7libremente7 en el permiso de ios de comer de los -rboles del h#erto4 y tambi6n ella de($ f#era la palabra 7se*#ramente7 en la ad&ertencia de ios. La tendencia nat#ral del hombre de minimi.ar la bondad de ios y de ma*nificar s# se&eridad son4 desde entonces4 características familiares de la e)periencia h#mana. Satan-s inmediatamente se aferr$ de la omisi$n de la palabra 7se*#ramente7 en c#anto al casti*o y le di(o a la m#(er% 7No morir6is% sino 0#e sabe ios 0#e el día 0#e com-is de 6l4 ser-n abiertos &#estros o(os4 y ser6is como ios4 sabiendo el bien y el mal7 8Gn. @%?3GC. En s# con&ersaci$n con la m#(er4 Satan-s se re&ela como el en*a/ador. La se*#ridad del casti*o se desafía directamente y se nie*a así e)presamente la Palabra de ios. El hecho de 0#e comiendo del fr#to s#s o(os serían abiertos al conocimiento del bien y del mal era &erdad4 pero lo 0#e Satan-s no re&el$ f#e 0#e ellos tendrían el poder de conocer el bien y el mal sin el poder de hacer el bien. e ac#erdo a G6nesis @%>4 la caída de "d-n y E&a en el pecado est- re*istrada así% 7y &io la m#(er 0#e el -rbol era b#eno para comer4 y 0#e era a*radable a los o(os4 y -rbol codiciable para alcan.ar la sabid#ría< y tom$ de s# fr#to4 y comi$< y dio tambi6n a s# marido4 el c#al comi$ así como ella.7 Si Satan-s le s#*iri$ esto a la m#(er o si ella lle*$ a estas concl#siones por sí misma no lo dice la Escrit#ra. Sin embar*o4 se nota a0#í el modelo familiar de la tentaci$n en tres líneas indicadas en = 1#an :%=>% el hecho de 0#e el fr#to era b#eno para comer apel$ a la 7conc#piscencia de la carne7< el hecho de 0#e era 7a*radable a los o(os7 apel$ a la 7conc#piscencia de los o(os7< y el poder del fr#to del -rbol de hacerlos sabios apel$ a la 7&ana*loria de la &ida7. Fn e(emplo similar de tentaci$n f#e se*#ido por Satan-s en la tentaci$n de Cristo 8!t. ?%=3==< !r. =%=:3 =@< Lc. ?%=3=@C. E&a f#e en*a/ada en tomar del fr#to4 y "d-n si*#i$ s# e(emplo a#n0#e 6l no f#e en*a/ado 8= Ti. :%=?C.

B. AdGn des (Es de la -aAda. C#ando "d-n y E&a pecaron perdieron s# bendito estado en el c#al ambos habían sido creados y &inieron a ser ob(eto de &arios cambios trascendentales. 1. El hombre cay$ ba(o el dominio de la m#erte espirit#al y física. ios había dicho% 7Por0#e el día 0#e de 6l comieres4 ciertamente morir-s7 8Gn. :%=9C< y esta di&ina sentencia se c#mpli$. "d-n y E&a s#frieron inmediatamente la m#erte espirit#al4 0#e si*nifica separaci$n de ios. , a s# debido tiempo s#frieron tambi6n el casti*o de la m#erte física4 0#e si*nifica el acto por el c#al el alma se separa del c#erpo. 2. El (#icio de ios tambi6n cay$ sobre Satan-s4 y la serpiente f#e condenada a arrastrarse en el s#elo 8Gn. @%=?C La l#cha entre ios y Satan-s se describe en G6nesis @%=G en lo 0#e se relaciona con la ra.a h#mana4 y ios dice% Y< 7y pondr6 enemistad entre ti y la m#(er4 y entre t# simiente y la simiente s#ya< 6sta te herir- en la cabe.a4 y t5 le herir-s en el calca/ar.7 Esto se refiere al conflicto entre Cristo y Satan-s4 en el c#al Cristo m#ri$ en la cr#.4 pero no p#do ser retenido por la m#erte4 como se anticip$ en la e)presi$n 7T5 le herir-s en el calca/ar7. Sin embar*o4 la 5ltima derrota de Satan-s est- indicada en el hecho de 0#e la simiente de la m#(er le 7herir- en la cabe.a74 esto es4 infrin*irle #na herida mortal y permanente. La simiente de la m#(er se refiere a 1es#cristo4 0#ien en s# m#erte y res#rrecci$n con0#ist$ y &enci$ a Satan-s. ". Fn (#icio especial tambi6n cay$ sobre E&a4 la c#al e)perimentaría dolor al dar a l#. s#s hi(os y se debería de someter a s# esposo 8Gn. @%=>C. El hecho de 0#e se prod#ciría la m#erte haría necesario 0#e se prod#(eran m5ltiples nacimientos. /. Fna maldici$n especial cay$ sobre "d-n4 al c#al le f#e asi*nada la d#ra labor de traba(ar la tierra4 ahora maldita con espinos y cardos4 para obtener la comida necesaria para s# contin#a e)istencia. e ac#erdo con esto4 la misma creaci$n sería cambiada por el pecado del hombre 8+o. ;%::C. !-s adelante la Escrit#ra indica c$mo los efectos del pecado serían parcialmente ali&iados por medio de la sal&aci$n en el caso del hombre y por #n le&antamiento parcial de la maldici$n en el f#t#ro reino milenial. "d-n y E&a4 sin embar*o4 desp#6s de la caída f#eron cond#cidos f#era del h#erto y comen.aron a e)perimentar el dolor y la l#cha 0#e han caracteri.ado a la ra.a h#mana desde entonces. C. El e?e-)o de la -aAda de AdGn sobre )odo el .Enero @(*ano. El efecto inmediato del pecado sobre "d-n y E&a f#e 0#e 6stos m#rieron espirit#almente y lle*aron a estar s#(etos a la m#erte espirit#al. S# nat#rale.a se depra&$ y4 por tanto4 la ra.a h#mana e)perimentaría la escla&it#d del pecado. "dem-s del cambio de la s#erte del hombre y s# ambiente4 la Biblia tambi6n re&ela #na prof#nda doctrina de imp#taci$n4 0#e pone de relie&e la &erdad 0#e ios ahora ac#s$ a "d-n con pecado y4 como res#ltado4 ac#s$ a s#s descendientes con la responsabilidad del primer pecado de "d-n. Las Escrit#ras mencionan tres *randes imp#taciones% =C El pecado de "d-n es imp#tado a s# posteridad 8+o. G% =:3=?C < :C el pecado del hombre es imp#tado a Cristo 8: Co. G% :=C < y @C la (#sticia de ios imp#tada a los 0#e creen en Cristo 8Gn. =G%>< Sal. @:%:< +o. @%::< ?%@4;4:=3:G< : Co. G%:=< Plm. =93=;C. Es ob&io 0#e se efect#$ #n traspaso de car-cter (#dicial del pecado del hombre a Cristo4 0#ien lle&$ sobre s# c#erpo en el madero el pecado del *6nero h#mano. 7!as 1eho&- car*$ en El el pecado de todos nosotros7 8Is. G@%G< 1n. =%:B< = P. :% :?< @% =;C. e i*#al manera hay #n traspaso de car-cter (#dicial de la (#sticia de ios al creyente 8: Co. G%:=C4 p#esto 0#e no podía haber otro f#ndamento de (#stificaci$n o aceptaci$n delante de ios. Esta imp#taci$n pertenece a la n#e&a relaci$n espirit#al 0#e el creyente disfr#ta con ios en la esfera de la n#e&a creaci$n. Estando #nidos al Se/or por el ba#tismo del Espírit# 8= Co. >%=9< =:%=@< : Co. G%=9< G-. @%:9C4 y &italmente relacionados con Cristo como #n miembro de s# c#erpo 8Ef. G%@AC4 se si*#e 0#e cada &irt#d de Cristo es com#nicada a los 0#e han lle*ado a ser #na parte or*-nica de El. El creyente est- 7en Cristo7 y4 por consi*#iente4 participa de todo lo 0#e Cristo es. "sí4 tambi6n los hechos de la anti*#a creaci$n son traspasados de manera real a a0#ellos 0#e por *eneraci$n nat#ral est-n 7en "d-n7. Ellos poseen la misma nat#rale.a de "d-n4 y se dice4 adem-s4 0#e ellos han pecado en 6l. Esto es #n hecho tan real 0#e lle*a a ser en sí mismo la base s#ficiente del (#icio di&ino decretado en contra del pecado< al i*#al 0#e la imp#taci$n de la (#sticia de ios en Cristo es el f#ndamento satisfactorio para la (#stificaci$n. , el res#ltado es el (#icio de ios sobre todos los hombres4 ya sea 0#e. ellos hayan pecado o no se*5n la trans*resi$n de "d-n. " pesar de 0#e los hombres sosten*an4 como *eneralmente lo hacen4 0#e ellos no son responsables del pecado de "d-n4 la re&elaci$n di&ina afirma 0#e4 debido a los efectos trascendentales de la relaci$n representati&a 0#e todos los seres h#manos tienen con "d-n4 el pecado ori*inal del primer hombre es inmediata y directamente imp#tado a todos los miembros de la ra.a4 con la in&ariable sentencia de m#erte descansando sobre todos

ellos 8+o. G%=:3=?C. e i*#al manera4 el pecado ori*inal de "d-n es transmitido en la forma de nat#rale.a pecaminosa indirectamente4 o sea4 por herencia4 de padre a hi(o4 a tra&6s de todas las *eneraciones. El efecto de la caída es #ni&ersal< así tambi6n lo es la oferta de la di&ina *racia. La caída de los hombres no se efect5a c#ando cometen s# primer pecado< ellos han nacido ya en pecado4 como criat#ras caídas4 procedentes de "d-n. Los hombres no se con&ierten en pecadores por medio de la pr-ctica del pecado4 sino 0#e ellos pecan debido a 0#e por nat#rale.a son pecadores. Nin*5n ni/o necesita 0#e se le ense/e a pecar4 pero cada ni/o tiene 0#e ser estim#lado a reali.ar el bien. ebe obser&arse 0#e4 no obstante 0#e la caída de "d-n pesa sobre toda la '#manidad4 es e&idente 0#e hay #na pro&isi$n di&ina para los infantes y para todos a0#ellos 0#e no tienen responsabilidad moral. Los santos (#icios de ios tienen 0#e caer sobre todos los pecadores no redimidos% =C por ca#sa del pecado imp#tado< :C por ca#sa de la nat#rale.a pecaminosa 0#e todos han heredado< @C por ca#sa de 0#e todos est-n ba(o pecado< y ?C por ca#sa de s#s propios pecados. Si bien es cierto 0#e estos (#icios di&inos no p#eden aten#arse4 el pecador p#ede escapar de ellos por medio de Cristo. Estas son las b#enas n#e&as del E&an*elio. La pena 0#e descansa sobre la anti*#a creaci$n es% =C m#erte física4 por la c#al el alma se separa del c#erpo< :C m#erte espirit#al4 la c#al4 seme(ante a la de "d-n4 es el estado presente de los perdidos y la separaci$n entre el alma y ios 8Ef. :%=< ?%=;3=BC< y @C la se*#nda m#erte4 o sea4 la eterna separaci$n entre el alma y ios y la e)p#lsi$n de los perdidos de la presencia de El para siempre 8"p. :%==< :A%>4=?< :=%;C. PREGUNTAS. =. KC$mo e)plica la Biblia el ori*en del pecado en el #ni&erso y en el *6nero h#manoM :. K C#-l era el estado del hombre antes 0#e pecaraM @. K C$mo tent$ Satan-s a E&aM ?. KC$mo relat$ E&a falsamente la prohibici$n de iosM G. K C$mo minti$ Satan-s a E&a y ne*$ e)presamente la Palabra de iosM >. KC$mo Satan-s disfra.$ lo apetecible del poder del conocimiento del bien y del malM 9. K C$mo indica = 1#an :%=> las tres líneas de la tentaci$nM ;. KC#-l f#e el efecto sobre "d-n y E&a desp#6s 0#e ellos h#bieron pecadoM B. KC#-l f#e el efecto sobre Satan-s y la serpiente desp#6s 0#e "d-n y E&a pecaronM =A. KC#-l f#e el efecto sobre los descendientes de "d-n y E&a por el pecado de "d-nM ==. !encionar las tres imp#taciones presentadas en las Escrit#ras. =:. KPor 0#6 es &erdad 0#e el hombre no se &#el&e pecador pecandoM =@. KPor 0#6 los santos (#icios de ios est-n sobre los hombres 0#e est-n f#era de CristoM =?. KC#-l es la pena 0#e est- sobre la &ie(a creaci$nM =G. KPor 0#6 la sal&aci$n en Cristo es la 5nica esperan.a para el hombre en s# estado caídoM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC El e-ado: s( -arG-)er + (ni0ersalidad 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A.C LAS ESPECULACI!NES 1U%ANAS S!BRE EL PECAD! P#esto 0#e el pecado es #n factor dominante en la e)periencia h#mana a la &e. 0#e el tema principal de la Biblia4 ha sido moti&o de disc#siones sin fin. "0#ellos 0#e recha.an la re&elaci$n escrit#ral tienen con frec#encia conceptos inadec#ados acerca del pecado. Fna característica familiar del modo no bíblico de enfocar la c#esti$n es considerar el pecado hasta cierto p#nto como #na il#si$n4 es decir4 0#e el pecado es s$lo #n mal concepto basado sobre la falsa teoría de 0#e e)iste el bien y el mal en el m#ndo. Por s#p#esto4 esta teoría fracasa al enfrentarse a los hechos de la &ida y a la maldad del pecado y nie*a la e)istencia de #n ios y principios morales. Jtro anti*#o enfo0#e del problema del pecado es mirarlo como #n principio inherente4 lo op#esto de lo 0#e ios es4 y relacionarlo con el m#ndo físico. Esto se enc#entra en la filosofía oriental y tambi6n en el *nosticismo *rie*o y es el trasfondo tanto para el ascetismo4 la ne*aci$n de los deseos del c#erpo4 como para el epic#reísmo4 0#e abo*a por la ind#l*encia del c#erpo. El hecho4 sin embar*o4 es 0#e se nie*a 0#e el hombre pe0#e realmente y 0#e sea responsable ante ios. Fn concepto com5n4 a#n0#e inadec#ado4 es 0#e el pecado es nada m-s 0#e e*oísmo. Si bien es cierto 0#e el pecado es a men#do e*oísmo4 este concepto no es aplicable a todos los casos4 por0#e el hombre peca a &eces contra sí mIsmo. Todas estas teorías no alcan.an el ni&el bíblico y son #na ne*aci$n de la re&elaci$n bíblica del car-cter y de la #ni&ersalidad del pecado.

B.C LA D!CTRINA BIBLICA DEL PECAD! +econociendo 0#e hay &arios pecados definidos en la Palabra de ios4 lle*amos4 a base de las Escrit#ras4 a la concl#si$n de 0#e el pecado es c#al0#ier falta de conformidad al car-cter de ios4 ya sea en obra4 disposici$n o estado. En la Palabra de ios se definen &arios pecados4 como se il#stran4 por e(emplo4 en los ie. !andamientos 0#e ios dio a Israel 8E). :A%@3=9C. El pecado es tal por0#e es diferente de lo 0#e ios es4 y ios es eternamente Santo. El pecado siempre es contra ios 8Sal. G=%?< Lc. =G%=;C4 a#n c#ando p#eda ser diri*ido contra seres h#manos. Fna persona 0#e peca es4 de ac#erdo a ello4 sin seme(an.a a ios y s#(eta al (#icio de ios. La doctrina del pecado se presenta en c#atro aspectos en la Biblia% 1. El pecado personal 8+o. @%:@C es la forma de pecado 0#e incl#ye todo lo 0#e en la &ida diaria est- en contra o fracasa en conformidad con el car-cter de ios. Los hombres son conscientes con frec#encia de s#s pecados personales4 y los pecados personales p#eden tomar #na *ran &ariedad de forma. 'ablando en forma *eneral4 el pecado personal se relaciona con al*5n mandamiento partic#lar de ios en la Biblia. Incl#ye el aspecto de rebeli$n o desobediencia. "l menos ocho palabras importantes se #san para el pecado en el "nti*#o Testamento y #nas doce en el N#e&o Testamento< la idea b-sica es la falta de conformidad al car-cter de ios y el obrar por medio de actos ya sea de omisi$n o de comisi$n. La idea esencial es 0#e el hombre no alcan.a a la norma y fracasa en alcan.ar el ni&el del propio car-cter de santidad de ios. 2. La nat#rale.a pecadora del hombre 8+o. G%=B< Ef. :%@C es otro aspecto importante del pecado tal como se re&ela en la Biblia. El pecado inicial de "d-n le lle&$ a la caída4 y en la caída 6l se &ol&i$ #n ser completamente diferente4 depra&ado y de*enerado y s$lo capa. de en*endrar seres caídos como 6l mismo. Por lo tanto4 cada hi(o de "d-n es nacido con la nat#rale.a ad-mica4 siempre est- predisp#esto a pecar4 y a#n0#e s# nat#rale.a f#e (#.*ada por Cristo en la cr#. 8+o. >%=AC4 #na f#er.a &ital y acti&a permanece en cada &ida del cristiano. N#nca se dice 0#e ser- 0#itada o erradicada en esta &ida4 pero para el cristiano hay poder &encedor pro&isto a tra&6s del Espírit# 0#e mora en 6l 8+o. ;%?< G-. G%=>3=9C. !#chos pasa(es bíblicos hacen al#si$n a este importante as#nto. e ac#erdo con Efesios :%@4 todos los hombres 76ramos por nat#rale.a hi(os de ira74 y toda la nat#rale.a del hombre es depra&ada. El concepto de la total depra&aci$n no es 0#e cada hombre es lo m-s malo posible 0#e 6l p#eda ser4 sino m-s bien 0#e el hombre4 a tra&6s de s# nat#rale.a4 estcorrompido por el pecado 8+o. =% =; @% :AC. e ac#erdo a ello4 el hombre4 en s# &ol#ntad 8+o. =%:;C4 s# conciencia 8= Ti. ?%:C y s# intelecto 8+o. =%:;< : Co. ?%?C4 est- corrompido y depra&ado4 y s# cora.$n y entendimiento est-n ce*ados 8Ef. ?%=;C. Como se ha &isto en #n est#dio pre&io4 la ra.$n por la c#al los hombres tienen #na nat#rale.a pecaminosa es por0#e les f#e transmitida por s#s padres. Nin*5n ni/o nacido en el m#ndo se ha &isto libre de esta nat#rale.a de pecado e)cepto en el 5nico caso del nacimiento de Cristo. No es 0#e los hombres pe0#en y se con&iertan en pecadores< m-s bien es 0#e los hombres pecan por0#e tienen #na nat#rale.a pecaminosa. El remedio para esto4 así como para el pecado personal es4 por s#p#esto4 la redenci$n4 la c#al es pro&ista en la sal&aci$n en Cristo. ". Tambi6n se presenta en la Biblia el pecado como imp#tado o comp#tado en n#estra c#enta 8+o. G%=:3=;C. Como se &io en cone)i$n con la caída del hombre en el capít#lo anterior4 hay tres imp#taciones principales presentadas en las Escrit#ras% aC la imp#taci$n del pecado de "d-n a s# descendientes4 en c#yo hecho se basa la doctrina del pecado ori*inal< bC la imp#taci$n del pecado del hombre a Cristo4 en c#yo hecho est- basada la doctrina de la sal&aci$n< y cC la imp#taci$n de la (#sticia de ios en a0#ellos 0#e creen en Cristo4 en c#yo hecho se basa la doctrina de la (#stificaci$n. La imp#taci$n p#ede ser tanto aC act#al4 o bC (#dicial. La imp#taci$n act#al es poner en la c#enta de al*#ien al*o 0#e ori*inalmente ya pertenecía al de#dor. "#n0#e ios p#eda hacer esto en s# (#sticia4 por la obra reconciliadora de Cristo ios no est- ahora imp#tando al hombre el pecado4 el c#al es s#yo desde #n principio 8: Co. G%=BC. La imp#taci$n (#dicial es car*ar a la c#enta de al*#ien al*o 0#e no pertenece al de#dor 8Plm. =;C. "#n0#e ha habido desac#erdo en c#anto a si la imp#taci$n del pecado de "d-n a cada miembro de la ra.a es act#al o (#dicial4 +omanos G%=: declara claramente 0#e la imp#taci$n es act#al4 en &ista de la cabe.a representati&a< la posteridad de "d-n pec$ c#ando 6l pec$. Los pr$)imos dos &ersíc#los 8+o. G%=@3=?C se han escrito para probar 0#e no es #na referencia a pecados personales 8cf. 'e. 9%B3=AC. Sin embar*o4 +omanos G%=93=; implica 0#e s# imp#taci$n tambi6n es (#dicial4 p#esto 0#e se establece 0#e por el pecado de #n hombre &ino (#icio sobre todos los hombres. S$lo el pecado inicial de "d-n est- en c#esti$n. S# efecto es la m#erte4 tanto para "d-n4 así como de "d-n hacia los miembros de la '#manidad. La c#ra di&ina pro&ista para el pecado imp#tado es el don de ios4 lo c#al es &ida eterna a tra&6s de 1es#cristo.

/. El estado (#dicial res#ltante de pecado para toda la ra.a h#mana tambi6n se presenta en la Escrit#ra. Por consideraci$n di&ina el m#ndo entero4 incl#yendo (#díos y *entiles4 est- ahora 7ba(o pecado7 8+o. @%B< ==%@:< G-. @%::C. Estar ba(o pecado es estar contado desde el p#nto de &ista di&ino sin nin*5n m6rito 0#e p#eda contrib#ir a la sal&aci$n. P#esto 0#e la sal&aci$n es solamente por *racia y la *racia e)cl#ye todos los m6ritos h#manos4 ios ha decretado4 con respecto a la sal&aci$n de los hombres4 0#e sea 7ba(o pecado74 o sin nin*5n m6rito. Este estado ba(o pecado s$lo es remediado c#ando el indi&id#o4 a tra&6s de las ri0#e.as de la *racia4 es contado para permanecer en los m6ritos de Cristo. Tomado como #n todo4 la Biblia indica claramente los efectos de&astadores del pecado sobre el hombre y la a#sencia total de esperan.a para el hombre en c#anto a sol#cionar s# propio problema de pecado. El correcto entendimiento de la doctrina de pecado es esencial para entender el remedio de ios para el mismo. PREGUNTAS =. KC#-les son al*#nos conceptos inadec#ados sobre el pecado 0#e se presentan a &ecesM :. KC$mo define la Biblia en *eneral al pecadoM @. K C#-les pecados se mencionan específicamente en los ie. !andamientosM ?. KPor 0#6 el pecado es siempre contra iosM G. KL#6 c#atro aspectos del pecado se presentan en la BibliaM >. KL#6 0#iere decirse por pecado personalM 9. KL#6 ense/a la Biblia en c#anto a la nat#rale.a pecaminosa del hombreM ;. K'asta 0#6 *rado el hombre est- depra&adoM B. KC$mo e)plica el hecho de 0#e todos los ni/os na.can pecadoresM =A. KC#-les son las tres imp#taciones principalesM ==. KL#6 0#iere decirse por imp#taci$n act#alM =:. K L#6 0#iere decirse por imp#taci$n (#dicialM =@. K'ay e&idencia escrit#ral de 0#e todo el m#ndo est- en #n estado (#dicial de pecadoM =?. KPor 0#6 es importante #n correcto entendimiento de la doctrina del pecado para comprender la doctrina de la sal&aci$nM 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Sal0a-i,n de la ena del e-ado 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. El si.ni?i-ado de la sal0a-ion La re&elaci$n di&ina en c#anto a la sal&aci$n debería ser dominada por cada hi(o de ios% =C p#esto 0#e la sal&aci$n personal depende de ello4 :C es el mensa(e 0#e ios ha comisionado al creyente a proclamar al m#ndo4 y @C desc#bre la completa medida del amor de ios. e ac#erdo a s# amplio si*nificado como se #sa en la Escrit#ra4 la palabra 7sal&aci$n7 representa la obra total de ios por med(o de la c#al El rescata al hombre de la r#ina eterna y la sentencia del pecado y le confiere las ri0#e.as de s# *racia4 incl#yendo la &ida eterna ahora y en la *loria eternal en los cielos. 7La sal&aci$n es de 1eho&-7 81on. :%BC. Por lo tanto4 en cada aspecto es #na obra de ios en fa&or del hombre4 y no es en nin*5n sentido #na obra del hombre a fa&or de ios. Ciertos detalles de esta empresa di&ina han &ariado de edad en edad. Estamos se*#ros de 0#e4 comen.ando con "d-n y contin#ando con Cristo4 a0#ellos indi&id#os 0#ienes ponen s# confian.a en ios han sido renacidos espirit#almente y hechos herederos de la *loria en los cielos. e i*#al manera4la naci$n de Israel renacer- espirit#almente de #na &e.7 en el tiempo de la &enida del Se/or 8Is. >>%;C. Tambi6n se dice 0#e las m#ltit#des tanto de (#díos como de *entiles 0#e &i&an en la tierra d#rante el reino &enidero conocer-n al Se/or desde el m-s pe0#e/o hasta el m-s *rande 81er. @=%@?C. Sin embar*o4 la sal&aci$n ofrecida a los hombres en la edad presente no solamente est- re&elada m-s completamente en la Biblia en c#anto a s#s detalles4 sino 0#e tambi6n e)cede *randemente c#al0#ier otra obra sal&a3dora de ios en las mara&illas 0#e lle&a a cabo4 p#esto 0#e la sal&aci$n 0#e se ofrece en la edad presente incl#ye cada #na de las fases de la obra de *racia de ios tal como el morar4 el sellar y el ba#tismo del Espírit#. B. La sal0a-ion -o*o el re*edio de Dios ara el e-ado "#n c#ando se hacen ciertas distinciones en la doctrina bíblica del pecado4 hay dos hechos #ni&ersales 0#e deben considerarse en primer l#*ar% 1. El pecado es siempre condenable4 ya sea 0#e lo cometa el sal&a(e o el ci&ili.ado4 el no re*enerado o el re*enerado. "#n0#e p#ede haber diferentes *rados de casti*o para el pecador 8Lc. =:%?93?;C4 todo pecado es in&ariablemente 7pecaminoso7 en sí mismo4 por0#e constit#ye #na ofensa contra la santidad de ios. 2. El 5nico remedio para el pecado est- en la san*re derramada del 'i(o de ios. Esto es tan cierto c#ando se trata de los 0#e por medio de sacrificios de animales anticiparon la

m#erte de Cristo en la cr#.4 como lo es de a0#ellos 0#e por fe miran ahora retrospecti&amente hacia el sacrificio del Cordero de ios. Si la pena del pecado p#ede ser remitida es por0#e h#bo otro 0#e en s# car-cter de s#stit#to satisfi.o todas las demandas 0#e la (#sticia di&ina tenía contra el pecador. En el anti*#o orden4 el pecador no era perdonado sino hasta 0#e el sacerdote había presentado el sacrificio cr#ento para e)piaci$n4 el c#al anticipaba la m#erte de Cristo en la cr#. 8L&. ?%:A4 :>4 @=4 @G< G%=A4 =@4 =>4 =;< >%9< =B%::< Nm. =G%:G3:>4 :;C. , desp#6s 0#e el sacrificio del 'i(o de ios se ha cons#mado4 pre&alece la misma &erdad tocante a 0#e s# san*re derramada en el Cal&ario es la base del perd$n para todo pecador. Este es el testimonio de la Palabra de ios%7En 0#ien tenemos redenci$n por s# san*re4 el perd$n de pecados se*5n las ri0#e.as de s# *racia7 8Col. =%=?< Ef. =%9C. La m#erte &icaria de Cristo es infinitamente perfecta en s# eficacia redentora4 y4 por lo tanto4 el pecador 0#e confía en El es no solamente perdonado4 sino tambi6n (#stificado para siempre 8+o. @%:?C. ios n#nca ha tratado el pecado con lenidad. "l pecador no se le impone nin*#na car*a por el perd$n< pero si es perdonado se debe tan s$lo a 0#e el casti*o di&ino por el pecado cay$ con todo s# ri*or sobre el Cordero de ios 8= P.:%:?< @%=;C. C. El e-ado an)es de la -r(> + des (es de la -r(> 1. Se dice 0#e el m6todo di&ino de tratar con el pecado antes de La cr#. f#e la e)piaci$n. Se*5n s# #so bíblico4 la palabra 7e)piaci$n7 si*nifica sencillamente 7c#brir7. 7La san*re de los toros y de los machos cabríos no p#ede 0#itar los pecados7 8'e. =A%?C. La san*re del sacrificio indicaba de parte del 0#e lo ofrecía s# reconocimiento de la (#sta pena de m#erte imp#esta sobre el pecador 8L&. =%?C< y de parte de ios era #na anticipaci$n de la san*re efica. 0#e Cristo derramara en la cr#.. Por el hecho de simboli.ar la san*re derramada de Cristo4 la san*re de la e)piaci$n ser&ía para c#brir el pecado como en #n pacto de promesa hasta el día c#ando Cristo &iniera a tratar en forma definiti&a con el pecado del m#ndo. 'ay en el N#e&o Testamento dos pasa(es 0#e arro(an l#. sobre el si*nificado de la palabra anti*#o testamentaria e)piaci$n. • a: En +omanos @%:G la palabra 7remisi$n7 tiene el si*nificado de 7pasar por alto74 y es en relaci$n con este si*nificado 0#e se declara 0#e Cristo demostr$ en s# m#erte 0#e ios había sido (#sto en pasar por alto los pecados cometidos antes de la cr#. y por los c#ales la san*re de los sacrificios se había &ertido. ios había prometido en&iar al Cordero 0#e sería capa. de 0#itar el pecado del m#ndo4 y en base de esta *ran promesa había perdonado el pecado antes de la cr#.. • • Por consi*#iente4 por medio de la m#erte de Cristo 0#ed$ plenamente demostrado 0#e ios ha sido (#sto en todo lo 0#e El ha prometido. • b: En 'echos =9%@A se afirma 0#e ios 7pas$ par alto7 los tiempos de esta i*norancia. 2. En +omanos @%:> se declara c#-l ha sido el m6todo di&ino de tratar con el pecado desp#6s de la cr#.. Cristo ha m#erto. El &alor de s# sacrile*io no es ya #n as#nto de e)pectaci$n 0#e debe tomarse coma #n pacto de promesa y simboli.arse par la san*re de las animales ofrecidos en el altar< la san*re de Cristo ha sida derramada4 y ahora lo 5nico 0#e se demanda de toda persona4 sin tomar en c#enta c#al sea s# *rada de c#lpabilidad4 es 0#e crea en la 0#e la *racia infinita ha cons#mado para sal&aci$n del pecador. El &ersíc#lo 0#e tenemos delante re&ela 0#e los (#icios 0#e pesaban sobre cada pecador Cristo los lle&$ completamente en la cr#.4 a fin de 0#e ios p#diera permanecer (#sto4 a sea inalterable en s# santidad. "parte de todo casti*o4 El (#stificar- al pecador 0#e tan s$lo crea en 1es5s. Como antes se ha dicho4 la palabra e)piaci$n4 la c#al aparece s$lo en el "nti*#o Testamento4 si*nifica.Tpasar sobre74 7pasar par alto7 y 8Tc#brir7 el pecado< pera c#ando Cristo trat$ con el pecado en la cr#.4 El no solamente lo pas$ por alto o lo c#bri$. e s# sacrificio infinitamente efica. se ha dicho% 7'e a0#í el Cordero de ios4 0#e 0#ita el pecado del m#ndo7 81#n. =%:B< Cal. :%=?< 'e. =A%?< = 1n. @%GC. 7L#ien lle&$ el mismo n#estros pecados en s# c#erpo sobre el madero7 8= P.:%:?C. Cristo no contempori.$ con el pecado4 ni lo trat$ parcialmente en la cr#.. El *ran problema e)istente entre ios y el hombre f#e allí sol#cionado en tal forma 0#e a#n la santidad de ios 0#ed$ plenamente satisfecha4 y la 5nica pre*#nta 0#e a#n permanece en pie es si el hombre est- satisfecho con lo 0#e satisface a ios. "ceptar la obra 0#e Cristo reali.$ en el Cal&ario por nosotros es creer en El para sal&aci$n del alma. D. Los )res )ie* os de la sal0a-ion 1. El tiempo pasado de la sal&aci$n est- re&elado en ciertos pasa(es los c#ales4 c#ando hablan de la sal&aci$n4 se refieren a ella siendo completamente en el pasado4 o completada para el 0#e ha creído 8Lc. 9%GA< = Co. =%=;< : Co. :%=G< Ef. :%G4 ;C. Tan perfecta es esta obra di&ina 0#e del sal&ado se dice 0#e est- sal&ado para siempre 81n. G%:?< =A%:;4 :B< +o. ;%=C.

2. El tiempo presente de la sal&aci$n4 el c#al ser- el tema del pr$)irno capít#lo4 tiene 0#e &er con la sal&aci$n presente del poder del pecado 8+o. >%=?< ;%:< : Co. @%=;< Ga. :%=B3:A< Pil. =%=B< :%=:3=@< : Ts. :%=@C. ". El tiempo f#t#ro de la sal&aci$n contempla 0#e el creyente ser- a5n sal&o dentro de total conformidad con Cristo 8+o. ;%:B< =@%==< = P.=%G< = 1n. @%:C. El hecho de 0#e al*#nos aspectos de la sal&aci$n est-n a5n por ser c#mplidos para el 0#e cree no implica 0#e hay terreno de d#da en c#anto a s# c#mplimiento final< p#es en nin*#na parte se ense/a 0#e nin*5n ras*o de la sal&aci$n depende sobre la fidelidad del hombre. ios es fiel y4 habiendo comen.ado #na b#ena obra4 la perfeccionar- hasta el día de 1es#cristo 8Pil. =%>C. E. La sal0a-ion -o*o la obra )er*inada de Cris)o C#ando se contempla la obra de ios para los hombres perdidos4 es importante distin*#ir entre la obra acabada de Cristo por todos4 la c#al est- completa en #na perfecci$n infinita4 y la obra sal&adora de ios4 la c#al es aplicada para y en el indi&id#o en el momento en 0#e el cree en Cristo. 7Cons#mado es7 es la 5ltima frase re*istrada de Cristo antes de s# m#erte 81n. =B%@AC. Es e&idente 0#e El no se estaba refiriendo a s# propia &ida4 s# ser&icio o s# s#frimiento< sino m-s bien a #na obra especial la c#al s# Padre le había dado para hacer4 la c#al ni a#n había comen.ado hasta 0#e El est#&o en la cr#. y 0#e f#e completada c#ando m#ri$. Esto era definidamente #na obra para todo el m#ndo 81n. @%=$< 'e. :%BC4 y pro&ey$ redenci$n 8= Ti. :%>C4 reconciliaci$n 8: Co. G%=BC y propiciaci$n 8= 1n. :%:C para cada hombre. El hecho de 0#e Cristo haya m#erto no sal&a a los hombres4 pero pro&ee #na base s#ficiente sobre la c#al ios4 en completa armonía con s# santidad4 es libre para sal&ar a5n al peor de los pecadores. Estas son las b#enas n#e&as las c#ales el cristiano est- comisionado a proclamar a todo el m#ndo. La san*re del Fni*6nito y amado 'i(o de ios f#e lo m-s precioso delante de s#s o(os< sin embar*o4 f#e el pa*o para el rescate del pecador. La ofensa del pecado había separado al pecador de ios4 pero ios pro&ey$ a s# propio Cordero para 0#itar el pecado para siempre. Los santos (#icios de ios estaban contra el pecador a ca#sa de s# pecado< no obstante4 Cristo f#e la propiciaci$n para el pecado de todo el m#ndo. El hecho de 0#e todo esto est6 ya terminado constit#ye #n mensa(e el c#al se pide al pecador 0#e crea como el testimonio de ios. Fno apenas p#ede creer 0#e al*#ien 0#e haya oído este mensa(e no haya e)perimentado #n sentido de ali&io de 0#e el problema del pecado ha sido sol#cionado de esta manera4 y 0#e haya respondido en #n sentido de *ratit#d a ios por esta bendici$n *rat#ita. '. La sal0a-ion -o*o obra sal0adora de Dios La obra sal&adora de ios4 la c#al se c#mple en el momento en 0#e #no cree4 incl#ye &arias fases de la obra de ios en la *racia% redenci$n4 reconciliaci$n4 propiciaci$n4 perd$n4 re*eneraci$n4 imp#taci$n4 (#stificaci$n4 santificaci$n4 perfecci$n4 *lorificaci$n. Por medio de ella somos hechos capaces de ser participes de la herencia de los santos 8Col. =%=:C4 hechos aceptos en el "mado 8Ef. =%>C4 hechos hi(os de ios 81n. =%=:C4 hechos ci#dadanos de los cielos 8Pil. @%:AC4 hechos #na n#e&a creaci$n 8: Co. G%=9C4 hechos miembros de la familia de ios 8Ef. :%=B< @%=GC4 hechos (#sticia de ios 8: Co. G%:=C4 hechos cercanos a ios 8Ef. :%=@C y hechos completos en Cristo 8Col. :%=AC. El hi(o de ios ha sido liberado del poder de las tinieblas y trasladado al reino del amado 'i(o de ios 8Col. =%=@C4 y ahora posee toda bendici$n espirit#al 8Ef. =%@C. Entre las mara&illosas obras de ios mencionadas recientemente4 la c#lpa y la pena del pecado han sido 0#itadas< p#esto 0#e se dice del 0#e es sal&o 0#e es perdonado de todas s#s trans*resiones y (#stificado para siempre. ios no podría perdonar y (#stificar aparte de la cr#. de Cristo4 pero p#esto 0#e Cristo ha m#erto4 ios es capa. de sal&ar hasta lo s#mo a todos los 0#e &ienen a El por medio de Cristo 1es5s. G. La sal0a-ion en rela-ion al e-ado del sal0o 1. El perd$n de los pecados se c#mple para el pecador c#ando 6l cree en Cristo y es #na parte de s# sal&aci$n. !#chas cosas 0#e constit#yen la sal&aci$n son for(adas por ios en el momento 0#e #no cree< pero el perd$n n#nca se recibe por parte del no sal&o aparte de la obra completa de la *racia sal&adora sobre la base de creer en Cristo como Sal&ador. 2. En el trato di&ino con tos pecados del cristiano4 es s$lo la c#esti$n del pecado lo 0#e se tiene en &ista4 y el pecado del cristiano es perdonado4 no sobre la base del creer para sal&aci$n4 sino sobre la base de la confesi$n del pecado 8= 1n. =%BC. El efecto del pecado del cristiano4 entre otras cosas4 es Ia perdida de la com#ni$n con el Padre y con el 'i(o y el contristar al Espírit# 0#e mora en el. El hi(o de ios 0#e ha pecado serresta#rado a la com#ni$n4 *o.o4 bendici$n y poder c#ando confiese s# pecado. !ientras 0#e el efecto del pecado sobre el creyente es la perdida de bendici$n4 la c#al p#ede ser reno&ada por medio de la confesi$n4 el efecto del pecado creyente sobre ios es #n as#nto m#cho m-s seno. Pero Si no f#era por el &alor de la san*re de Cristo derramada y de la

presente abo*acía de Cristo en los cielos 8+o. ;%@?< 'e. B%:?< = 1n. @%=3:C4 el pecado separaría a los cristianos de ios para siempre. Sin embar*o4 se nos ase*#ra 0#e la san*re es efic-. 8= 1n. :%:C y la ca#sa del "bo*ado es (#sta 8= 1n. :%=C. El santo 0#e peca no se pierde por s# pecado4 p#esto 0#e4 a#n c#ando ha estado en el momento del pecado4 el tiene #n "bo*ado con el Padre. Esta &erdad4 la c#al forma 5nicamente las bases en las c#ales c#al0#ier cristiano siempre ha sido mantenido sal&o4 le(os de animar a los cristianos a 0#e pe0#en4 Se presenta en la Escrit#ra con el fin de 0#e el cristiano 7no pe0#e7 A 7no permane.ca en pecado7 8= 1n. :%=C. La *ratit#d al Sal&ador abo*ado por nosotros en los cielos debe enca#.arnos a d#dar seriamente antes de rendirnos a la tentaci$n. 1. La sal0a-ion es)a -ondi-ionada sola*en)e or la ?e En #nos ==G pasa(es del N#e&o Testamento se declara 0#e la sal&aci$n del pecador depende s$lo de creer4 y en apro)imadamente @G pasa(es se dice 0#e depende de la fe4 lo c#al es #n sin$nimo de creer. Creyendo4 #n indi&id#o e(erce el deseo de confiar en Cristo. Es #n acto del hombre en s# totalidad4 no solamente de s# intelecto o s# emoci$n. !ientras 0#e el asentimiento intelect#al no pro&iene de la fe real4 y es meramente #na moti&aci$n de las emociones4 por lo tanto escasa en fe4 el creer es #n acto definido en el c#al el indi&id#o desea recibir a Cristo por la fe. En todas partes la Escrit#ra armoni.a con esta abr#madora &erdad. S$lo ios p#ede sal&ar #n alma4 y ios s$lo p#ede sal&ar a tra&6s del sacrificio de s# 'i(o. El hombre no p#ede sostener nin*#na otra relaci$n para la sal&aci$n 0#e creer en el mensa(e de ios hasta el *rado de &ol&erse de s#s propias obras para depender solamente en la obra de ios a tra&6s de Cristo. Creer es lo op#esto a hacer c#al0#ler cosa< es4 en l#*ar de ello4 confiar en otro. Por lo tanto4 se &iola la Escrit#ra y toda la doctrina de la *racia se conf#nde c#ando la sal&aci$n se hace depender de c#al0#ier otra cosa 0#e no sea creer. El mensa(e di&ino no es 7cree y ora74 7cree y confiesa pecado74 7cree y confiesa a Cristo74 7cree y s6 ba#ti.ado74 7cree y arrepi6ntete7 o 7cree y ha. restit#ci$n7. Estos seis p#ntos a/adidos se mencionan en la Escrit#ra4 y allí tienen s# total si*nificado prop#esto< pero si f#eran tan esenciales para la sal&aci$n como creer4 n#nca h#bieran sido omitidos de nin*5n pasa(e donde se declara la manera para ser sal&o 8notar 1n. =%=:< @%=>4 @>< G%:?< >%:B< :A%@=< 'ch. =>%@=< +o. =%=$< @%::< ?%G4 :?< G%=< =A%?< Ga. @%::C. La sal&aci$n es s$lo a tra&6s de Cristo y4 por lo tanto4 los hombres son sal&os c#ando le reciben como s# Sal&ador. PREGUNTAS =. KPor 0#6 #n hi(o de ios debe dominar la doctrina de la sal&aci$nM :. KL#6 se incl#ye en la sal&aci$n en s# m-s amplia dimensi$nM @. K'asta 0#6 *rado la sal&aci$n es la misma en cada edad4 y hasta 0#6 *rado es m-s completa en la edad presenteM ?. KL#6 dos hechos #ni&ersales se m#estran en la Escrit#ra concerniente a la relaci$n de la sal&aci$n del pecadoM G. KC$mo trataba ios con el pecado en relaci$n con la sal&aci$n en el "nti*#o TestamentoM $. KC$mo difiere el trato de ios con el pecado desp#6s de la cr#. del m6todo del "nti*#o TestamentoM 9. KL#6 se m#estra en los pasa(es 0#e tratan con la sal&aci$n en el pasadoM ;. KC$mo se re&ela la sal&aci$n como #na obra presente de iosM B. KL#6 se contempla c#ando la sal&aci$n se &e como f#t#raM =A. istin*#ir entre la obra terminada de Cristo y la obra sal&adora de ios aplicada al indi&id#o c#ando este cree. ==. KPor 0#6 es &erdad 0#e el hecho de 0#e Cristo haya m#erto no sal&a a todos los hombresM =:. KL#6 debe de esperarse como #na resp#esta de parte del creyente c#ando es sal&oM =@. Nombrar al*#nas de las fases importantes de la obra de *racia de ios en sal&ar a los hombres 0#e est-n incl#idas en palabras doctrinales importantes. =?. KC#-les son al*#nos de los aspectos de la obra de ios c#mplida c#ando #n indi&id#o es sal&oM =G. KC$mo se relaciona la sal&aci$n con el perd$n de los pecadosM =$. En el trato con los pecados del cristiano4 0#6 est- incl#ido en s# perd$nM =9. Si #n cristiano no confiesa s# pecado4K0#6 es lo 0#e pierdeM =;. KPor 0#6 la doctrina de 0#e Cristo es n#estro abo*ado en el cielo p#ede lle&ar al cristiano a &i&ir #na &ida de pecadoM =B. E)pon*a la base escrit#ral 0#e dem#estra 0#e la sal&aci$n es s$lo por la fe. :A. KPor 0#6 el con&encimiento intelect#al no es e&idencia s#ficiente de #na fe realM :=. KPor 0#6 la resp#esta emocional es ins#ficiente para la sal&aci$nM ::. KPor 0#6 la fe es #n acto del hombre en s# inte*ridad4 intelecto4 sentimientos y &ol#ntadM

:@. KPor 0#6 es #n error ad(#ntar ciertas obras al acto de creerM :?. E)plicar el hecho de 0#e las obras son #n res#ltado de creer en la sal&aci$n y no #na condici$n para obtener la sal&aci$n. :G. E)plicar lo 0#e el hombre debe hacer para ser sal&o. 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Sal0a-i,n del oder del e-ado 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. LIBERACI!N DEL PECAD! UNICA%ENTE PARA L!S CRISTIAN!S. P#esto 0#e la sal&aci$n del poder del pecado es #na pro&isi$n de la *racia de ios para los 0#e ya son sal&os de la c#lpa y de la pena del pecado4 la doctrina 0#e en este capít#lo consideramos se limita en s# aplicaci$n solamente a los re*enerados. "#n0#e ya est-n sal&os y se*#ros en Cristo4 los cristianos tienen toda&ía la disposici$n a pecar y cometer pecados. e esto tenemos pr#ebas ab#ndantes en las Escrit#ras y en la e)periencia h#mana. Bas-ndose en el hecho de 0#e los cristianos pecan4 el N#e&o Testamento procede a e)plicar c#-l es el camino di&inamente tra.ado para 0#e el hi(o de ios se libere del poder del pecado. Por s#poner 0#e el cristiano no debiera pecar ni tener la inclinaci$n al pecado4 m#chos creyentes 0#e no han alcan.ado la mad#re. espirit#al se alarman y conf#nden ]y a#n d#dan de s# sal&aci$n] c#ando desc#bren en s# &ida el poder dominante del pecado. Es #na actit#d positi&a 0#e se preoc#pen del pecado4 debido a la ofensa 0#e 6ste ocasiona a la santidad de ios< pero en l#*ar de poner en d#da s# sal&aci$n o entre*arse a la pr-ctica del pecado4 debieran esc#dri/ar lo 0#e ios en s# *racia ha pro&isto para 0#e los s#yos p#edan liberarse del dominio del pecado. Con e)cepci$n del plan de sal&aci$n no hay otro tema m-s importante 0#e demande #n conocimiento cabal por la mente h#mana 0#e el plan di&ino por el c#al #n cristiano p#ede &i&ir para la *loria de ios. La i*norancia y el error p#eden res#ltar en #n tr-*ico error espirit#al. En la predicaci$n del e&an*elio e)iste #na *ran necesidad de claridad en la e)posici$n de la doctrina bíblica de la sal&aci$n del poder del pecado. B. EL PR!BLE%A DEL PECAD! EN LA VIDA DE UN CRISTIAN!. 'abiendo recibido la nat#rale.a di&ina 8: P. =%?C4 pero reteniendo toda&ía la nat#rale.a anti*#a4 cada hi(o de ios posee dos nat#rale.as< la #na es incapa. de pecar4 y la otra es incapa. de practicar la santidad. La anti*#a nat#rale.a4 al*#nas &eces llamada 7pecado7 8si*nificando la f#ente del pecadoC y 7&ie(o hombre74 es #na parte de la carne< por0#e4 se*5n el #so de la Escrit#ra4 el t6rmino carne4 c#ando se #sa en s# sentido^ moral4 se refiere al espírit# y al alma4 como tambi6n al c#erpo4 especialmente en el caso del hombre no re*enerado. Por esto es 0#e el ap$stol declara% 7,o s6 0#e en mí4 esto es4 en mi carne4 no mora el bien7 8+o. 9%=;C. Por otra parte4 teniendo en &ista la nat#rale.a di&ina 0#e es impartida al creyente4 el ap$stol 1#an dice% 7Todo a0#el 0#e es nacido de ios permanece en 6l< y no p#ede pecar4 por0#e es nacido de ios7 8= 1n. @%BC. Este &ersíc#lo ense/a 0#e todo cristiano 0#e ha nacido de ios no practica el pecado 8el &erbo en. el tiempo presente implica #na acci$n contin#aC. Sin embar*o4 debe obser&arse 0#e es en esta misma epístola donde se ad&ierte a cada hi(o de ios 0#e no pretenda no poseer #na nat#rale.a pecaminosa 8=%;C o 0#e no ha cometido pecado 8=%=AC. Estas dos P#entes de acti&idad 0#e el cristiano tiene en sí mismo se consideran tambi6n en G-latas G%=94 donde tanto el Espírit# Santo y la carne est-n acti&os en incesante y m#t#o conflicto% 7Por0#e el deseo de la carne es contra el Espírit#4 y el del Espírit# es contra la carne< y 6stos se oponen el #no al otro.7 El ap$stol no se est- refiriendo en estas palabras al cristiano carnal4 sino al 0#e es m-s espirit#al4 y a#n al 0#e no est- satisfaciendo la conc#piscencia de la carne 8G-. G%=>C. Este conflicto e)iste ciertamente en el cristiano espirit#al4 y si 6l se &e libre de los efectos y conc#piscencias de la carne4 es por0#e est- caminando ba(o la direcci$n del Espírit#. C. La le+ -o*o (na nor*a de 0ida. Para comprender el pro*rama de ios para la liberaci$n del poder del pecado4 es importante distin*#ir entre la ley y la *racia como re*las de &ida. La palabra 7ley7 se #sa en la Escrit#ra con m#chos sentidos diferentes. "l*#nas &eces se #sa como re*la de &ida. C#ando se #sa en este sentido4 la palabra tiene &arios si*nificados. 1. Los ie. !andamientos< escritos por el dedo de ios sobre tablas de piedra 8E). @=%=;C. 2. Todo el sistema de *obierno de Israel 0#e incl#ía los mandamientos 8E). :A%=3:>C4 las leyes 8E). :=%= 3 :?%==C y las ordenan.as 8E). :?%=: 3 @=%=;C. ". Los principios de *obierno del a#n f#t#ro reino del !esías sobre la tierra4 los c#ales est-n contenidos en la Ley y los profetas 8!T. G%= 3 9%:B< Cf. G%=94 =;< 9%=:C. /. "l*#nos aspectos de la &ol#ntad re&elada de ios a los hombres 8+o. 9%::4 :G< ;%?C.

#. "l*#nas re*las de cond#cta establecidas por los hombres para s# propio *obierno 8!t. :A%=G< Lc. :A%::< : Ti. :%GC. La palabra 7ley7 es #sada tambi6n al*#nas &eces como #na f#er.a en operaci$n 8+o. 9%:=< ;%:C. $. En el "nti*#o Testamento especialmente4 la ley es presentada tambi6n como #n pacto de obras. Ba(o este concepto de ley4 s# alcance se e)tiende m-s all- de los escritos del sistema mosaico4 e incl#ye toda acci$n h#mana intentada 8en conformidad a la ense/an.a de la Escrit#ra o noC con el ob(eto de conse*#ir el fa&or de ios. La f$rm#la de la ley es% 7Si hac6is el bien4 yo os bendecir6.7 "sí4 el ideal s#premo de #na b#ena cond#cta ]si se emprende con el prop$sito de conse*#ir el fa&or de ios en l#*ar de ser #na manifestaci$n de la se*#ridad del fa&or por medio de Cristo] se con&ierte en al*o p#ramente le*al en s# car-cter. 2. La ley se presenta tambi6n como #n principio de dependencia sobre la carne. La ley no pro&ee capacidad para s# obser&ancia. No se esperaba m-s de s#s mandamientos de lo 0#e el hombre nat#ral podía hacer. Sin embar*o4 todo lo 0#e es acometido en la carne4 es le*al en s# nat#rale.a% los mandamientos contenidos en la ley4 las e)hortaciones de la *racia4 o c#al0#ier acti&idad espirit#al. D. La .ra-ia -o*o re.la de 0ida. Para el hi(o de ios ba(o la *racia4 cada aspecto de la ley ha sido eliminado 81n. =%=>4 =9< +o. >%=?< 9%=3>< : Co. @%=3=;< G-. @%=B3:G< Ef. :%=G< Col. :%=?C. 1. Las ordenan.as le*ales del sistema mosaico y los mandamientos instit#idos para el *obierno del reino no son ahora las *#ías principales del cristiano. 'an sido reempla.ados por #na re*la de cond#cta n#e&a y de *racia 0#e incl#ye en sí misma todo lo 0#e es &ital en la ley4 a#n0#e la reafirma ba(o el orden y el car-cter de la *racia. 2. El hi(o de ios ba(o la *racia ha sido liberado del peso de #n pacto de obras. "hora 6l no l#cha para ser aceptado4 sino 0#e es libre como #no 0#e es aceptado en Cristo 8Ef. =%>C. ". El hi(o de ios no est- llamado ahora a &i&ir por la ener*ía de s# propia carne. El ha sido liberado de este ras*o de la ley y p#ede &i&ir en el poder del Espírit#. esde 0#e la ley escrita f#e dada a Israel4 ella p#do liberarse de los mandamientos escritos de !ois6s solamente por la m#erte de Cristo. Sin embar*o4 tanto el (#dío como el *entil f#eron liberados por esa m#erte del desesperado principio del m6rito h#mano y del &ano esf#er.o de la carne. /. En contraste con la ley4 la palabra 7*racia7 se refiere al fa&or inmerecido 0#e representa el m6todo di&ino de tratamiento con el hombre 0#e f#e introd#cido con "d-n. Ba(o la *racia4 ios no trata a los hombres como ellos se lo merecen4 sino 0#e con #na misericordia y *racia infinitas4 sin hacer referencia_ a lo 0#e realmente merecen. Esto es libre de hacerlo sobre la base de 0#e el (#sto casti*o por el pecado4 0#e de otro modo s# santidad podría imponer sobre los pecadores como retrib#ci$n a s#s hechos4 f#e satisfecho por el 'i(o de ios. "#n0#e el p#eblo de Israel e)periment$ la *racia de m#chas maneras4 como re*la de &ida ellos pasaron de #na relaci$n de *racia con ios a #na relaci$n le*al con ios. C#ando aceptaron la ley4 como se aprecia en E)odo =B%@3:G4 ellos neciamente pres#mieron 0#e podrían *#ardar la ley de ios completamente i*norando s# necesidad de la *racia como la 5nica base posible de ser aceptado delante de ios. La e)periencia de Israel ba(o la ley4 por consi*#iente4 dem#estra a todos los hombres la imposibilidad de ser liberado del poder del pecado por medio de la ley como principio. #. En contraste con la ley4 la *racia es re&elada en tres aspectos diferentes% aC sal&aci$n por *racia4 bC se*#ridad por medio de la *racia4 y cC la *racia como #na re*la de &ida para el sal&ado. a: ios sal&a a los pecadores por *racia4 y no hay otro camino de sal&aci$n ofrecido a los hombres 8'ch. ?%=:C. La *racia sal&adora es el amor sin límites y libre de ios por el perdido en conformidad con las e)actas e in&ariables demandas de s# propia (#sticia a tra&6s del sacrificio s#stit#torio de Cristo. La *racia es m-s 0#e el amor< es amor 0#e libera y hace al cristiano tri#nfante sobre el (#sto (#icio de ios contra el pecador. C#ando El sal&a a #n pecador por *racia4 es necesario 0#e ios termine con cada pecado4 por0#e de otro modo 6stos demandarían #n (#icio y así dific#ltarían s# *racia. Esto es lo 0#e El ha hecho en la m#erte de s# 'i(o. Tambi6n es necesario 0#e cada obli*aci$n sea satisfecha4 con este ob(eto la sal&aci$n ha sido efect#ada como #n absol#to re*alo de ios 81n. =A%:;< +o. >%:@< Ef. :%;C. "dem-s4 es necesario 0#e todo m6rito h#mano sea eliminado4 para 0#e nin*#na cosa 0#e ios realice est6 basada en nin*5n modo en los m6ritos de los hombres y no en s# *racia soberana solamente 8+o. @%B< ==%@:< G-. @%::C. ,a 0#e todo elemento h#mano est- e)cl#ido4 el e&an*elio de la *racia es la proclamaci$n de la *racia poderosa4 redentora y transformadora de ios4 la c#al ofrece &ida y *loria eternas a todo a0#el 0#e cree. b: El pro*rama di&ino de la se*#ridad por medio de la *racia dem#estra 0#e 5nicamente por medio de la *racia ios *#arda a a0#ellos 0#e son sal&os. 'abiendo pro&isto #n camino por el c#al El p#ede act#ar libre de s#s propias demandas de (#sticia contra el pecado<

habiendo disp#esto la retrib#ci$n de cada acci$n h#mana4 y habiendo p#esto a #n lado eternamente todo m6rito h#mano4 ios ha de contin#ar el e(ercicio de s# *racia hacia el sal&ado para darle la se*#ridad de s# protecci$n eterna. Esto es lo 0#e El hace y al hi(o de ios se le dice 0#e est- en la *racia 8+o. G%:<= P. G%=:C. -: ios tambi6n pro&ee #na re*la de &ida para el sal&ado basada 5nicamente en el principio de la *racia. ios ense/a a a0#ellos 0#e est-n sal&ados y se*#ros la manera c$mo deben &i&ir en la *racia y c$mo &i&ir para s# eterna *loria. el mismo modo como la ley ha pro&isto #na completa re*la de cond#cta para Israel4 así ios ha pro&isto #na completa re*la de cond#cta para el cristiano. P#esto 0#e todas las re*las de &ida 0#e est-n presentadas en la Biblia son completas en sí mismas4 no es necesario 0#e sean combinadas. Por lo tanto4 el hi(o de ios no est- ba(o la ley como #na re*la de &ida4 sino ba(o los conse(os de la *racia. Lo 0#e 6l hace ba(o la *racia no tiene como ob(eti&o conse*#ir el fa&or de ios4 sino por0#e 6l ya ha sido aceptado en el "mado. El no est- confiando en la ener*ía de la carne4 sino en la manifestaci$n del poder del Espírit#. Es #na &ida 0#e se &i&e sobre el principio de fe% 7!as el (#sto por s# fe &i&ir-.7 Estos principios est-n declarados en los e&an*elios y en las epístolas. E. EL UNIC! CA%IN! DE VICT!RIA. Se han s#*erido &arias ense/an.as 0#e pretender se/alar el camino por el c#al el cristiano p#ede liberarse del poder del pecado. 1. Se ha dicho 0#e el cristiano ser- imp#lsado a &i&ir para la *loria de ios si obser&a s#ficientes re*las de cond#cta. Este principio le*alista est- condenado al fracaso por0#e hace 0#e la &ictoria dependa de la misma carne de la c#al se b#sca la liberaci$n 8+o. >%=?C. 2. Se ha afirmado m#chas &eces 0#e el cristiano debe b#scar la erradicaci$n de la &ie(a nat#rale.a4 para así 0#edar permanentemente libre del poder del pecado. Pero esta teoría tiene s#s ob(eciones% a: No hay base bíblica para la ense/an.a de 0#e la nat#rale.a ad-mica p#eda erradicarse. b: La &ie(a nat#rale.a es #na parte de la carne4 y es claro 0#e ella debe tratarse en la misma forma en 0#e ios trata a la carne. La carne es #no de los tres poderosos enemi*os del cristiano% el m#ndo4 la carne y el iablo. ios no erradica el m#ndo4 o la carne4 o el iablo< pero pro&ee la &ictoria sobre estos enemi*os4 por medio del Espírit# 8G-. G%=>< = 1n. ?%?< G%?C. e manera seme(ante4 El da la &ictoria sobre la &ie(a nat#rale.a4 por medio del Espírit# 8+o. >%=?< ;%:C. -: Nin*#na e)periencia h#mana act#al confirma la teoría de la erradicaci$n4 y si esta teoría f#era &erdadera4 los padres en este estado en*endrarían hi(os no afectados por la caída. d: C#ando se acepta la teoría de la erradicaci$n no hay l#*ar ni si*nificado al*#no para el ministerio del Espírit# 0#e mora en cada hi(o de ios. !#y por el contrario4 los cristianos m-s espirit#ales son ad&ertidos de la necesidad de andar en el Espírit#4 rindi6ndose a la &ol#ntad de ios4 impidiendo 0#e el pecado reine en s#s c#erpos mortales4 mortificando las obras de la carne y permaneciendo en el Se/or. ". "l*#nos cristianos s#ponen 0#e4 aparte del Espírit# y simplemente por el hecho de 0#e ya son sal&os4 podr-n &i&ir para la *loria de ios. En +omanos 9%=G 3 ;%? el ap$stol testifica de s# propia e)periencia con esta teoría. El afirma 0#e conocía lo 0#e era el bien4 pero 6l no sabía c$mo lle&ar a cabo lo 0#e conocía 89%=;C. Por lo tanto4 lle*$ a las si*#ientes concl#siones% a: L#e a#n c#ando 6l proc#raba hacer lo me(or4 era siempre derrotado por #na ley 0#e a5n estaba presente en s#s miembros4 rebel-ndose contra la ley de s# espírit# 89%:@C< b: 0#e s# estado era espirit#almente miserable 89%:?C< -: 0#e4 a#n c#ando ya era sal&o4 lo 0#e le dio la libertad f#e la ley del Espírit# de &ida en Cristo 1es5s4 y no s#s propias obras 8;%:C< d: 0#e la completa &ol#ntad de ios se c#mple en el creyente4 pero n#nca por el creyente8;%?C. En +omanos 9%:G se declara 0#e la libertad del poder del pecado &iene por medio de 1es#cristo n#estro Se/or. P#esto 0#e se trata de #n problema 0#e ata/e a la santidad de ios4 la liberaci$n del poder del pecado p#ede &enir solamente por medio de 1es#cristo. El Espírit# Santo no podría e(ercer dominio sobre #na nat#rale.a caída 0#e toda&ía no est#&iese (#.*ada< pero en +omanos >%=3=A se afirma 0#e la nat#rale.a caída del creyente f#e ya (#.*ada al ser cr#cificada4 m#erta y sep#ltada con Cristo4 lo 0#e hi.o posible para el Espírit# dar la &ictoria. ebido a esta pro&isi$n de la *racia de ios4 el creyente p#ede caminar en el poder de #n n#e&o principio de &ida 0#e consiste en dependen solamente del Espírit#4 reconoci6ndose a sí mismo m#erto en &erdad al pecado 8>%?4 ==C. Por lo tanto4 la liberaci$n del poder del pecado es por el Espírit# y por medio de Cristo. '. Vi-)oria or el Es Ari)( San)o. Como se ha dicho en los est#dios anteriores sobre la doctrina del Espírit# Santo4 #n creyente p#ede ser liberado del poder del pecado por el Espírit# Santo.

7Si est-is caminando por medio del Espírit#4 no satisfar6is los deseos de la carne7 8G-. G%=>4 lit.C. La sal&aci$n del poder del pecado4 al i*#al 0#e la sal&aci$n de la pena del pecado4 es de ios y4 desde #n p#nto de &ista h#mano4 depende de #na actit#d de fe4 así como la sal&aci$n de la pena del pecado depende de #n acto de fe. El 0#e ha sido (#stificado &i&ir- por fe ]fe 0#e depende del poder de otro] y la persona (#stificada no conocer- #na 6poca en esta &ida c#ando necesite depender menos del Espírit#. E)isten tres ra.ones para #na &ida de dependencia del Espírit#. 1. Ba(o las ense/an.as de la *racia el creyente se enc#entra ante #na norma de &ida 0#e h#manamente es imposible alcan.ar. Siendo #n ci#dadano de los cielos 8Pil. @%:A4 #n miembro del c#erpo de Cristo 8Ef. G%@AC y #n miembro de la familia de ios 8Ef. :%=B< @%=GC4 el cristiano es llamado a &i&ir de ac#erdo a s# ele&ada posici$n celestial. P#esto 0#e este modo de &ida es sobreh#mano 81n. =@%@?< : Co. =A%G< Ef. ?%=3@4 @A< G%:A< = Ts. G%=>3=9< = P. :%BC4 el hi(o de ios debe depender completamente del Espírit# 0#e mora en s# cora.$n 8+o. ;%?C. 2. El cristiano se enfrenta a Satan-s4 el príncipe de este m#ndo. " ca#sa de esto4 debe fortalecerse en 7el Se/or y en el poder de s# f#er.a7 8Ef. >%=A3=:< = 1n. ?%?< 1#d. BC. ". El cristiano posee la &ie(a nat#rale.a4 la c#al le es incapa. de controlar. La Escrit#ra re&ela 0#e no solamente ios nos sal&a de la c#lpa del pecado4 sino 0#e tambi6n nos libera del poder del pecado. Pinalmente4 c#ando el cristiano se enc#entre en el cielo4 ser- liberado de la presencia del pecado. PREGUNTAS =. KPor 0#6 la liberaci$n del pecado es para los cristianos 5nicamenteM :. K'asta 0#6 p#nto el pecado es #n problema para los cristianosM @. KL#6 e&idencia se da en la Escrit#ra de 0#e el cristiano tiene dos nat#rale.asM ?. K e 0#6 manera se relaciona el Espírit# Santo con la &ie(a nat#rale.aM G. KC#-les son al*#nos de los sentidos en 0#e la palabra 7ley7 es #sada en la BibliaM >. K'asta 0#6 p#nto falla la ley en proporcionar capacidad para s# obser&anciaM 9. KPor 0#6 el cristiano no est- ba(o el sistema de la ley mosaicaM ;. KPor 0#6 #n cristiano no l#cha para ser aceptado por iosM B. KPor 0#6 #n hi(o de ios no debe intentar &i&ir por medio de la ener*ía de s# propia carneM =A. Comparar las relaciones de Israel con la *racia como re*la de &ida con la relaci$n de la i*lesia con la *racia como re*la de &ida. ==. K'asta 0#6 p#nto se re&ela la *racia en la 7sal&aci$n por *racia74 y c#-l es la parte de iosM =:. KC$mo se relaciona la *racia con la se*#ridad de #n creyenteM =@. K e 0#6 manera es la *racia #na re*la completa de &idaM =?. KPor 0#6 es la ley #n principio destinado al fracasoM =G. KL#6 ob(eciones p#eden hacerse ante la teoría de 0#e la anti*#a nat#rale.a p#ede ser erradicadaM =>. KPor 0#6 es err$neo el planteamiento de 0#e solamente por0#e #no es sal&o p#ede lle&ar #na &ida cristiana f-cilM =9. K" tra&6s de 0#6 medios es posible la liberaci$n del poder del pecado y c$mo estrelacionada a 1es#cristo y al Espírit# SantoM =;. K e 0#6 manera la sal&aci$n del poder del pecado depende de la feM =B. K e 0#6 forma las inalcan.ables normas de &ida para #n creyente hacen necesaria #na &ida de dependencia del Espírit# 0#e mora en el creyenteM :A. K e 0#6 forma el poder de Satan-s se relaciona con la liberaci$n del creyenteM :=. KPor 0#6 se necesita la liberaci$n del poder de la anti*#a nat#rale.aM ::. Contrastar el alcance presente de la liberaci$n del pecado con el 0#e e)istir- en el cielo. 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC C(a)ro as e-)os de la 6(s)i-ia 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 Fna diferencia &ital entre ios y el hombre 0#e la Escrit#ra enfati.a es 0#e ios es (#sto 8= 1n. =%GC4 mientras 0#e4 se*5n +omanos @%=A4 el car*o f#ndamental hecho a los seres h#manos es 0#e TTno hay (#sto4 ni a#n #noRR. e la misma manera4 #na de las *lorias de la *racia di&ina es el hecho de 0#e #na (#sticia perfecta4 seme(ante a la blanca e inmac#lada &estid#ra de #na no&ia4 ha sido pro&ista en Cristo y es *rat#itamente concedida a todos los 0#e creen en El 8+o. @%::C. Las Es-ri)(ras dis)in.(en -(a)ro as e-)os de la 6(s)i-ia. A. DI!S ES &UST! Esta (#sticia de ios es in&ariable e inm#table 8+o. @%:G4 :>C. El es infinitamente (#sto en s# propio Ser e infinitamente (#sto en todos s#s caminos.

ios es (#sto en s# Ser. Es imposible 0#e El se des&íe de s# propia (#sticia4 ni si0#iera como por #na TTsombra de &ariaci$nRR 8St*. =%=9C. El no p#ede mirar el pecado con el m-s mínimo *rado de tolerancia. Por consi*#iente4 p#esto 0#e todos los hombres son pecadores4 tanto por nat#rale.a como por pr-ctica4 el (#icio di&ino ha &enido sobre todos ellos para condenaci$n. La aceptaci$n de esta &erdad es &ital para lle*ar a #n correcto entendimiento del e&an*elio de la *racia di&ina. ios es (#sto en s#s caminos. ebe tambi6n reconocerse 0#e ios es incapa. de considerar con li*ere.a o con -nimo s#perficial el pecado4 o de perdonarlo en #n acto de la)it#d o debilidad moral. El tri#nfo del e&an*elio no radica en 0#e ios haya tratado con lenidad o bland#ra el pecado< sino m-s bien en el hecho de 0#e todos los (#icios 0#e la infinita (#sticia tenía necesariamente 0#e imponer sobre el c#lpable4 el Cordero de ios los s#fri$ en n#estro l#*ar4 y 0#e este plan 0#e procede de la mente del mismo ios es4 de ac#erdo a las normas de s# (#sticia4 s#ficiente para la sal&aci$n de todo el 0#e cree en El. Por medio de este plan ios p#ede satisfacer s# amor sal&ando al pecador sin menoscabo de s# (#sticia inm#table< y el pecador4 0#e en sí mismo est- sin nin*#na esperan.a4 p#ede &erse libre de toda condenaci$n 81n. @%=;< G%:?< +o. ;%=< = Co. ==%@:C. No es raro 0#e los hombres concept5en a ios como #n Ser (#sto< pero donde fallan a men#do es en reconocer 0#e c#ando El efect5a la sal&aci$n del hombre pecador4 la (#sticia de ios no es ni p#ede ser aten#ada. B. LA AUT!&USTICIA DEL 1!%BRE En completa armonía con la re&elaci$n de 0#e ios es (#sto tenemos la correspondiente declaraci$n de 0#e ante la mirada de ios la (#sticia del hombre 8+o. =A%@C es como TTtrapo de inm#ndiciaRR 8Is. >?%>C. "#n0#e el estado pecaminoso del hombre se re&ela constantemente a tra&6s de las Escrit#ras4 no hay descripci$n m-s completa y final 0#e la 0#e se enc#entra en +omanos @%B3=;< y debe notarse 0#e4 como en el caso de otras e&al#aciones bíblicas del pecado4 tenemos a0#í #na descripci$n del pecado como ios lo &e. Los hombres han establecido normas para la familia4 la sociedad y el estado< pero ellas no son parte de la base sobre la c#al 6l ha de ser (#.*ado delante de ios. En s# relaci$n con ios los hombres no son sabios compar-ndose consi*o mismos 8: Co. =A%=:C. Por0#e no est-n perdidos solamente a0#ellos 0#e la sociedad condena4 sino los 0#e est-n condenados por la inalterable (#sticia de ios 8+o. @%:@C. Por lo tanto4 no hay esperan.a al*#na f#era de la *racia di&ina< por0#e nadie p#ede entrar en la *loria del cielo si no es aceptado por ios como lo es Cristo. Para esta necesidad del hombre ios ha hecho #na pro&isi$n ab#ndante. C. LA &USTICIA I%PUTADA DE DI!S Como se ha recalcado en las disc#siones pre&ias en c#anto a la doctrina de la imp#taci$n4 la importante re&elaci$n de la imp#taci$n de la (#sticia de ios 8+o. @%::C es esencial 0#e la comprendamos tanto sobre los principios sobre los c#ales ios condena al pecador como sobre los principios sobre los c#ales ios sal&a al cristiano. "#n0#e la doctrina es difícil de entender4 es importante comprenderla como #no de los mayores aspectos de la re&elaci$n de ios. =. El hecho de la imp#taci$n es s#brayado en la imp#taci$n del pecado de "d-n a la ra.a h#mana con el efecto de 0#e todos los hombres son considerados pecadores por ios 8+o. G%=:3:=C. Esto se desarrolla m-s a5n en el hecho de 0#e el pecado del hombre f#e imp#tado a Cristo c#ando El se ofreci$ coma ofrenda por el pecado del m#ndo 8: Co. G%=?4 :=< 'e. :%B< = 1n. :%:C. "sí tambi6n la (#sticia de ios es imp#tada a todos los 0#e creen4 para 0#e ellos p#edan permanecer delante de ios en toda la perfecci$n de Cristo. Por ca#sa de esta pro&isi$n se p#ede decir de todos los 0#e son sal&os en Cristo 0#e ellos son hechos (#sticia de ios en El 8= Co. =%@A< : Co. G%:=C. Siendo 0#e esta (#sticia es de ios y no del hombre y 0#e4 se*5n lo afirma la Escrit#ra4 ella e)iste aparte de toda obra # obser&ancia de al*5n precepto le*al 8+o. @%:=C4 es ob&io 0#e esta (#sticia imp#tada no es al*o 0#e el hombre p#eda efect#ar. Siendo la (#sticia de ios4 ella no p#ede ser a#mentada por la piedad de a0#el a 0#ien le es imp#tada4 ni tampoco dismin#ir por ca#sa de s# maldad. :. Los res#ltados de la imp#taci$n se &en en 0#e la (#sticia de ios es imp#tada al creyente sobre la base de 0#e el creyente est- en Cristo por medio del ba#tismo del Espírit#. " tra&6s de esa #ni$n &ital con Cristo por el Espírit# el creyente 0#eda #nido a Cristo como #n miembro de s# c#erpo 8= Co. =:%=@C4 y como #n p-mpano a la Hid &erdadera 81n. =G%=4 GC. Por ca#sa de la realidad de esta #ni$n ios &e al creyente como #na parte &i&iente de s# propio 'i(o. Por lo tanto4 El ama al creyente como ama a s# propio 'i(o 8Ef. =%>< = P. :%GC4 y considera 0#e 6l es lo 0#e s# propio 'i(o es% la (#sticia de ios 8+o. @%::< = Co. =%@A< : Co. G%:=C. Cristo es la (#sticia de ios< por consi*#iente4 a0#ellos 0#e son sal&os son hechos (#sticia de ios por estar en El 8: Co. G%:=C. Ellos est-n completos en El 8Co. :%=AC y perfeccionados en El para siempre 8'e. =A%=A4 =?C. @. En las Escrit#ras se nos dan m#chas il#straciones de la imp#taci$n. ios pro&ey$ t5nicas de pieles para "d-n y E&a y para obtenerlas f#e necesario el derramar san*re 8Gn. @%:=C. "

"braham le f#e imp#tada (#sticia por haber creído a ios 8Gn. =G%>< +o. ?%B3::< St*. :%:@C4 y como los sacerdotes del tiempo anti*#o se &estían de (#sticia 8Sal. =@:%BC4 así el creyente es c#bierto con el manto de la (#sticia de ios y ser- con esa &estid#ra 0#e estar- en la *loria 8"p. =B%;C. La actit#d del ap$stol Pablo hacia Plem$n es #na il#straci$n tanto del m6rito como del dem6rito imp#tado. +efiri6ndose al escla&o Jn6simo4 dice el ap$stol% TT"sí 0#e4 si me tienes por compa/ero4 recíbele como a mí mismo 8imp#taci$n de m6ritoC. , si en al*o te da/$4 o te debe4 ponlo a mi c#enta 8la imp#taci$n de dem6ritoCRR 8Plm. =94 =;< cf. tambi6n 1ob :B%=?< Is. ==%G< GB%=9< >=%=AC. ?. La imp#taci$n afecta la posici$n y no el estado. E)iste4 por lo tanto4 #na (#sticia de ios4 0#e nada tiene 0#e &er con las obras h#manas4 0#e est- en y sobre a0#el 0#e cree 8+o. @%::C. Esta es la posici$n eterna de todos los 0#e son sal&os. En s# &ida diaria4 o estado4 ellos se hallan m#y le(os de ser perfectos4 y es en este aspecto de s# relaci$n con ios 0#e deben TTcrecer en la *racia y el conocimiento de n#estro Se/or y Sal&ador 1es#cristoRR 8: P. @%=;C. G. La (#sticia imp#tada es la base de la (#stificaci$n. e ac#erdo a s# #so en el N#e&o Testamento4 las palabras TT(#sticiaRR y TT(#stificarRR &ienen de la misma raí.. ios declara (#stificado para siempre a a0#el 0#e El &e en Cristo. Este es #n decreto e0#itati&o4 ya 0#e la persona (#stificada est- &estida de la (#sticia de ios. La (#stificaci$n no es #na ficci$n o #n estado emoti&o< sino m-s bien #na consideraci$n inm#table en la mente de ios. "l i*#al 0#e la (#sticia imp#tada4 la (#stificaci$n es por fe 8+o. G%=C4 por medio de la *racia 8Tit. @%?39C4 y se hace posible a tra&6s de la m#erte y res#rrecci$n de Cristo 8+o. @%:?< ?%:GC. Es permanente e inm#table4 p#es descansa solamente en los m6ritos del eterno 'i(o de ios. La (#stificaci$n es m-s 0#e el perd$n4 por0#e el perd$n es la cancelaci$n de la de#da del pecado4 mientras 0#e la (#stificaci$n es la imp#taci$n de (#sticia. El perd$n es ne*ati&o 8s#presi$n de la condenaci$nC4 en tanto 0#e la (#stificaci$n es positi&a 8otor*amiento del m6rito y posici$n de CristoC. "l escribir de #na (#stificaci$n por medio de obras4 Santia*o se refería a la posici$n del creyente delante de los hombres 8St*. :%=?3:>C< Pablo4 escribiendo de la (#stificaci$n por la fe 8+o. G%=C4 tenía en mente la posici$n del creyente delante de ios. "braham f#e (#stificado delante de los hombres demostrando s# fe por medio de s#s obras 8St*. :%:=C< asimismo4 6l f#e (#stificado por fe delante de ios por la (#sticia 0#e le f#e imp#tada 8St*. :%:@C. D. LA &USTICIA I%PARTIDA P!R EL ESPIRITU Lleno del Espírit#4 el hi(o de ios prod#cir- las obras de (#sticia 8+o. ;%?C del 7fr#to del Espírit#7 8Ga. G%::3:@C y manifestar- los dones para el ser&icio 0#e le han sido dados pon el Espírit# 8= Co. =:%9C. Se establece claramente 0#e estos res#ltados se deben a la obra 0#e el Espírit# reali.a en y a tra&6s del creyente. Se hace referencia4 por tanto4 a #n modo de &ida 0#e en #n sentido es prod#cido por el creyente< me(or dicho4 es #n modo de &ida prod#cido a tra&6s de 6l por el Espírit#. Para a0#ellos 0#e TTno andan conforme a la carne4 sino conforme al Espírit#RR4 la (#sticia de la ley4 la c#al en este caso si*nifica nada menos 0#e la reali.aci$n de toda la &ol#ntad de ios para el creyente4 se c#mple en ellos. Esto n#nca podría sen c#mplido por ellos. C#ando es reali.ada por el Espírit#4 ella no es otra cosa sino la &ida 0#e es la (#sticia impartida por ios. PREGUNTAS =. Con relaci$n a la (#sticia4 K0#6 diferencia hay entre ios y el hombreM :. KC#-les son los c#atro aspectos de la (#sticia re&elados en las Escrit#rasM @. KEn 0#6 sentidos ios es completamente (#stoM ?. K'asta 0#6 p#nto lle*a el hombre en s# a#to (#sticia y por 0#6 6sta es ins#ficienteM G. KPor 0#6 es necesaria para el hombre la (#sticia imp#tada de iosM >. KC#-les son los res#ltados de la imp#taci$n de (#sticia en el hombreM 9. Proporcionar al*#nas il#straciones bíblicas de la imp#taci$n. ;. K e 0#6 manera afecta la imp#taci$n la posici$n y el estado ante iosM B. KC$mo se relaciona la (#sticia imp#tada con la (#stificaci$nM =A. Contrastar la (#stificaci$n y el perd$n. ==. KC#-l es la diferencia entre la (#stificaci$n por las obras y la (#stificaci$n por la feM =:. K'asta 0#6 p#nto se e)tiende la (#sticia impartida por el Espírit#M 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC San)i?i-a-i,n 2Tomado de Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. La i* or)an-ia de (na in)er re)a-ion -orre-)a La doctrina de la santificaci$n adolece de malos entendidos a pesar del hecho de 0#e la Biblia pro&ee de #na re&elaci$n e)tensa acerca de este importante tema. " la l#. de la historia de la doctrina es importante obser&ar tres leyes de interpretaci$n.

1. El entendimiento correcto de la doctrina de la santificaci$n depende de todo lo 0#e la Escrit#ra conten*a con relaci$n a este tema. La presentaci$n escrit#ral de esta doctrina es m#cho m-s e)tensi&a de lo 0#e parece a a0#el 0#e 5nicamente lee el te)to espa/ol< p#es la misma palabra ori*inal4 *rie*a o hebrea4 0#e se trad#ce 7santificar74 en s#s diferentes formas4 se trad#ce tambi6n 7santo74 ya sea en forma de s#stanti&o o de ad(eti&o. Por lo tanto4 si &amos a contemplar esta doctrina de las Escrit#ras en todo s# alcance4 tenemos 0#e e)aminar no solo los pasa(es donde aparece la palabra 7santificar74 sino tambi6n a0#ellos donde se emplea la palabra 7santo7 en s#s distintas formas. Le&ítico :=%; il#stra la similit#d de si*nificado entre las palabras 7santo7 y 7santificar7 se*5n el #so de la Biblia. 'ablando de los sacerdotes4 ios dice% 7Le santificar-s4 por tanto4 p#es el pan de t# ios ofrece< santo ser- para ti4 por0#e santo soy yo 1eho&- 0#e os santifico.7 La misma palabra ori*inal4 #sada c#atro &eces en este te)to4 se trad#ce en tres formas diferentes% 7santificar-s74 7santifico7 y 7santo7. 2. La doctrina de la santificaci$n no p#ede interpretarse por la e)periencia. Solamente #no de los tres aspectos de la santificaci$n se relaciona con los problemas de la e)periencia h#mana en la &ida diana. Por lo tanto4 Ia ense/an.a de la Palabra de ios no debe s#stit#irse por #n an-lisis de al*#na e)periencia personal. "#n en el caso de 0#e la santificaci$n est#&iese limitada a la esfera de la e)periencia h#mana4 no habría e)periencia 0#e p#diera presentarse en forma indisc#tible como e(emplo perfecto4 ni habría #na e)plicaci$n h#mana de esa e)periencia 0#e f#era capa. de describir en s# plenit#d esa di&ina realidad. Es la f#nci$n de la Biblia interpretar la e)periencia4 antes 0#e 6sta pretenda interpretar la Biblia. Toda e)periencia 0#e &iene por obra de ios debe estar de ac#erdo a las Escrit#ras. ". La doctrina de la santificaci$n debe enc#adrarse en el conte)to de Ia doctrina bíblica. El dar #n 6nfasis desproporcionado a cierta doctrina4 o el h-bito de b#scar toda la &erdad si*#iendo solamente #na línea de ense/an.a bíblica4 cond#ce a serios errores. La doctrina de la santificaci$n4 al i*#al 0#e c#al0#ier otra doctrina de las Escrit#ras4 representa y define #n campo e)acto dentro del prop$sito de ios4 y p#esto 0#e ella tiende a fines bien determinados4 s#fre tanto c#ando es e)a*erada como c#ando es presentada en forma incompleta. B. El si.ni?i-ado de las alabras B(e se rela-ionan -on la san)i-a-i,n 1. 7Santificar74 en s#s &arias formas4 es #sada =A> &eces en el "nti*#o Testamento & @= &eces en el N#e&o Testamento y si*nifica 7poner aparte74 o el estado de separaci$n. Tiene 0#e &er con posici$n y relaci$n. La base de la clasificaci$n es 0#e la persona o cosa ha sido p#esta aparte4 o separada de los dem-s en posici$n y relaci$n delante de ios4 de lo 0#e no es santo. Este es el si*nificado *eneral de la palabra. 2. 7Santo74 en s#s &arias formas4 es #sado airededor de ?AA &eces en el "nti*#o Testamento y =: &eces en el N#e&o Testamento4 con relaci$n a los creyentes y dando a entender el estado de separaci$n o ser p#esto aparte4 o ser separado de a0#ello 0#e no es santo. Cristo f#e 7santo4 inocente4 sin mancha4 apartado de los pecadores7. Por consi*#iente4 El estaba santificado. Pero hay tambi6n al*#nas cosas 0#e las palabras 7santo7 y 7santificar74 en s# #so bíblico4 no implican. a: No implican necesariamente Ia impecabilidad4 p#es leemos de 7*ente santaRR4 7sacerdotes santosRR4 7profetas santosRR4 7ap$stoles santosRR4 7hombres santosRR4 7m#(eres santasRR4 hermanos santosRR4 7monte santo7 y Ttemplo santoRR. Nin*#no de ellos estaba sin pecado delante de ios. Eran santos de ac#erdo a al*#na norma 0#e constit#ya la base de s# separaci$n de otros. "#n los cristianos de Corinto4 0#ienes estaban cometiendo #na *ran falta4 f#eron llamados santos. !#chas cosas inanimadas f#eron santificadas4 y 6stas no podían estar relacionadas con el problema del pecado. b: La palabra 7santo7 no implica necesariamente finalidad. Todas las personas 0#e mencionamos en el p#nto anterior f#eron llamadas repetidamente a #nos ni&eles m-s altos de santidad. Ellas f#eron apartadas #na y otra &e.. Las personas o cosas lle*aban a ser santas c#ando eran apartadas para #n prop$sito santo. "sí f#eron ellas santificadas. ". 7Santo7 se #sa con relaci$n a Israel cerca de cinc#enta &eces y con relaci$n a los creyentes alrededor de sesenta y dos &eces< se aplica solo a personas y tiene 0#e &er con s# posici$n ante ios. En este caso4 la palabra no se asocia con la clase de &ida de los creyentes. Ellos son santos por0#e han sido partic#larmente separados en el plan y prop$sito de ios. Son santos por0#e han sido santificados. En &arias epístolas 8+o. =%9< = Co. =%:C los creyentes son identificados como a0#ellos 0#e son 7llamados a ser santos7. Esto es m#y en*a/oso< las palabras 7llamados a ser7 deberían omitirse. Los cristianos son santos mediante el llamado de ios. Los pasa(es antes citados no est-n anticipando #n tiempo c#ando los hi(os de ios lle*ar-n a ser santos. Ellos ya est-n santificados4 apartados y4 por consi*#iente4 ya son santos.

La santidad no es al*o pro*resi&o. Cada persona nacida de n#e&o es tan santa en el instante de s# sal&aci$n como lo ser- en el tiempo f#t#ro y en la eternidad. La i*lesia4 la c#al es el c#erpo de Cristo. ha sido llamada a apartarse4 a formar #n p#eblo separado< ellos son los santos de esta dispensaci$n. e ac#erdo al #so de estas palabras4 todos ellos est-n santificados. Todos ellos son santos. ebido a 0#e i*noran la posici$n 0#e tienen en Cristo4 m#chos cristianos no creen 0#e ellos son santos. Entre los tít#los 0#e el Espírit# da a los hi(os de ios4 solo hay #no 0#e se #sa m-s 0#e el de santos. Los creyentes son llamados 7hermanos7 =;? &eces4 7santos7 >: &eces y 7cristianos7 solamente @ &eces. C. Los *edios de san)i?i-a-i,n 1. Por ca#sa de s# infinita santidad ios mismo ]Padre4 'i(o y Espírit#]es eternamente santificado. El est- p#esto aparte y separado de todo pecado. El es santo. El Espírit# es llamado Espírit# Santo. El es santificado 8L&. :=%;< 1n. =9%=BC. 2. ios ]3Padre4 'i(o y Espírit#] santifica a otras personas. a: El Padre santifica 8= Ts. G%:@C. b: El 'i(o santifica 8Ef. G%:>< 'e. :%==< B%=:4 =?< =@%=:C. -: El Espírit# santifica 8+o. =G%=>< : Ts. :%=@C. d: ios el Padre santific$ al 'i(o 81n. =A%@>C. e: ios santifico a los sacerdotes y al p#eblo de Israel 8E). :B%??< @=%=@C. ?: La &ol#ntad de ios es n#estra santificaci$n 8= Ts. ?%@C. .: N#estra santificaci$n de parte de ios se efect5a% por medio de n#estra #ni$n con Cristo 8= Co. =%:4 @AC< por la Palabra de ios 81n. =9%=9< cf. = Ti. ?%GC< por la san*re de Cristo 8'e. B%=@< =@%=:C< por el c#erpo de Cristo 8'e. =A%=AC< por el Espírit# 8= P. =%:C< por n#estra propia elecci$n 8'e. =:%=?< : Ti. :%:=4 ::C< por la fe 8'ch. :>%=;C. ". ios santifica días4 l#*ares y cosas 8Gn. :%@< E). :B%?@C. /. El hombre p#ede santificar a ios. Esto p#ede hacerlo al poner a ios aparte en el pensamiento como #n Ser santo. Santificado sea t# nombreR 8!t. >%BC. Sino santificad a ios el Se/or en &#estros cora.ones 8= P. @%=GC. #. El hombre p#ede santificarse a sí mismo. !#chas &eces ios llam$ a los israelitas a 0#e se santificaran a sí mismos. El nos e)horta% 7Sed santos por0#e yo soy santo.7 Tambi6n% 7"sí 0#e4 si al*#no se limpia de estas cosas `&asos de deshonra e ini0#idada4 ser- instr#mento para honra4 santificado4 5til al Se/or7 8: Ti. :%:=C. La a#to santificaci$n se p#ede reali.ar solamente por los medios di&inamente pro&istos. Los cristianos son e)hortados a presentar s#s c#erpos como #n sacrificio &i&o4 santo y a*radable a ios 8+o. =:%=C. Se les e)horta a salir de en medio de los hombres y apartarse de ellos 8: Co. >%=9C. Teniendo estas promesas4 ellos deben limpiarse 7de toda contaminaci$n de carne y de espírit#4 perfeccionando la santidad en el temor de iosR 8: Co. 9%=C. 7 i*o4 p#es% "ndad en el Espírit#4 y no satisfa*-is los deseos de la carne7 8Ga. G%=>C. $. El hombre p#ede santificar a personas y cosas. 7Por0#e el marido incr6d#lo es santificado en la m#(er4 y la m#(er incr6d#la en el marido< p#es de otra manera &#estros hi(os serian inm#ndos4 mientras 0#e ahora son santos 8santificados7 8= Co. 9%=?C. !ois6s santific$ al p#eblo 8E). =B%=?C. 7, santificaron la casa de 1eho&-7 8: Cr. :B%=9C. 2. Fna cosa p#ede santificar a otra. 7Por0#e KC#-l es mayor4 el oro4 o el templo 0#e santifica al oroM7 7KC#-l es mayor4 la ofrenda4 o el altar 0#e santifica la ofrendaM7 8!t. :@%=94 =BC. En esta limitada consideraci$n de las Escrit#ras sobre el tema de la santificaci$n y la santidad se hace e&idente 0#e el si*nificado de la palabra es separar con #n prop$sito santo. Lo 0#e es p#esto aparte no siempre es p#rificado. " &eces4 lo 0#e es separado p#ede participar del car-cter de santidad4 y en otras ocasiones esto es imposible4 como c#ando se trata de cosas inanimadas. Sin embar*o4 #na cosa 0#e en sí misma no p#ede ser santa ni tampoco no santa4 es tan santificada c#ando ios la separa como lo es #na persona c#yo car-cter moral p#ede ser transformado. Tambi6n es e&idente 0#e4 c#ando estas c#alidades morales e)isten4 la limpie.a y p#rificaci$n son re0#eridas4 a#n0#e no siempre 8= Co.9%=?C. D. Los )res as e-)os rin-i ales de la san)i?i-a-i,n "#n0#e el "nti*#o Testamento contiene #na e)tensa re&elaci$n de la doctrina de la santificaci$n4 especialmente relacionada con la ley de !ois6s e Israel4 el N#e&o Testamento proporciona #na clara &isi$n de los principales aspectos de la santificaci$n. El N#e&o Testamento considera tres di&isiones de la doctrina% =C santificaci$n posici$nal4 :C santificaci$n e)perimental4 @C santificaci$n final. 1. La santificaci$n posicional es #na santificaci$n y #na santidad 0#e se efect5a por ios a tra&6s del c#erpo y la san*re derramada de n#estro Se/or 1es#cristo. Los creyentes han sido redimidos y p#rificados en s# preciosa san*re< se nos han perdonado todos n#estros pecados y hemos lle*ado a ser (#stos por medio de n#estra identificaci$n con El< (#stificados y p#rificados. Ellos son los hi(os de ios. , todo esto indica #na separaci$n y clasificaci$n

prof#nda y eterna4 por medio de la *racia sal&adora de Cristo. Esta basada sobre los hechos de #na posici$n 0#e son #na &erdad para cada cristiano. e ahí 0#e se dice 0#e cada cristiano esta posicionalmente santificado y es #n santo delante de ios. Esta posici$n no tiene otra relaci$n con la &ida diana del creyente 0#e la de poder inspirarle a &i&ir santamente. e ac#erdo a las Escrit#ras4 la posici$n del cristiano en Cristo es el incenti&o m-s poderoso para #na &ida de santidad. Las *randes epístolas doctrinales obser&an este orden. eclaran primero las mara&illas de la *racia sal&adora4 y entonces concl#yen con #na e)hortaci$n a los creyentes para 0#e &i&an de ac#erdo a la n#e&a posici$n 0#e ios les ha concedido 8cf. +o. =:%=< Ef. ?%=< Col. @%=C. No hemos sido aceptos en n#estros propios m6ritos< somos aceptados en el "mado. No somos (#stos en nosotros mismos% El ha sido hecho n#estra (#sticia. No somos redimidos en nosotros mismos4 sino 0#e Cristo ha &enido a ser n#estra redenci$n. No somos santificados posicionalmente por la clase de &ida 0#e diariamente estamos &i&iendo< sino 0#e El nos ha sido hecho n#estra santificaci$n. La santificaci$n posicional es tan perfecta como El es perfecto. el mismo modo como El ha sido p#esto aparte4 nosotros4 los 0#e estamos en El4 hemos sido p#estos aparte. La santificaci$n posicional es tan completa para el m-s d6bil como para el m-s f#erte de los santos. epende solamente de s# #ni$n y posici$n en Cristo. Todos los creyentes son considerados como 7 dos santos7. , tambi6n como 7los santificados7 8n$tese 'ch. :A%@:< = Co. =%:< >%==< 'e. =A%=A4 =?< 1#d. =C. La pr#eba de 0#e4 a pesar de s# imperfecci$n4 los creyentes est-n santificados y son4 como consec#encia4 santos4 se enc#entra en = Corintios. Los cristianos de Corinto &i&ían #na &ida no santa 8= Co. G%=3:< >%=3;C4 y4 sin embar*o4 dos &eces se dice 0#e ellos habían sido santificados 8= Co.=%:< >%==C. Por s# posici$n4 entonces4 los cristianos son correctamente llamados 7los santos hermanos74 y 7santos7. Ellos han sido 7santificados por la ofrenda del c#erpo de 1es#cristo hecha #na sola &e. 8'e. =A%=AC4 y son 7n#e&os hombres7 creados 7conforme a ios en (#sticia y en santidad de &erdad7 8Ef. ?%:?C. La santificaci$n posicional y la santidad posicional son santificaci$n y santidad 7&erdaderas7. En s# posici$n en Cristo4 el cristiano es (#sto y acepto delante de ios para siempre. Comparado con esto4 nin*5n otro aspecto de esta &erdad p#ede tener i*#al importancia. Sin embar*o4 no debe concl#irse 0#e #na persona es santa o santificada solo por0#e se di*a 0#e est- en #na posici$n santa o de santificaci$n. "#n0#e todos los creyentes est-n posicionalmente santificados4 no hay referencias en las Escrit#ras a s# &ida diaria. El aspecto de la santificaci$n y la santidad de la &ida diaria se enc#entra en #n con(#nto m#y diferente de porciones de la Escrit#ra 0#e p#eden asociarse ba(o el tema de la santificaci$n e)perimental. 2. La santificaci$n e)perimental es el se*#ndo aspecto de la doctrina en el N#e&o Testamento y tiene 0#e &er con la santificaci$n como #na e)periencia para el creyente. "sí como la santificaci$n posicional est- absol#tamente desli*ada de la &ida diaria4 así la santificaci$n e)perimental est- absol#tamente desli*ada de la posici$n en Cristo. La santificaci$n e)perimental p#ede depender% aC del *rado de rendici$n del creyente a ios4 bC del *rado de separaci$n del pecado4 cC del *rado del crecimiento espirit#al. a: La santificaci$n e)perimental es el res#ltado de la rendici$n a ios. La completa dedicaci$n de nosotros mismos a ios es n#estro c#lto racional% 7"sí 0#e4 hermanos4 os r#e*o pon las misericordias de ios4 0#e present6is &#estros c#erpos en sacrificio &i&a4 santo4 a*radable a ios4 0#e es &#estro c#lto racional7 8+o. =:%=C. 'acienda esto4 el cristiano es p#esto aparte pan s# propia elecci$n. Esta es #na &ol#ntaria separaci$n para ios y es #n aspecto importante de la santificaci$n e)perimental. 7!as ahora 0#e hab6is sido libertados del pecado y hechos sier&os de ios4 ten6is por &#estro fr#to la santificaci$n7 8+o. >%::C. Lo mismo 0#e en el caso de la (#stificaci$n y del perd$n4 la santificaci$n no se p#ede e)perimentar como sentimiento o emoci$n. Fna persona p#ede disfr#tar de pa. y tener plenit#d de *o.o por creer 0#e 6l est- p#esto aparte para ios. "sí tambi6n4 par el hecho de rendirse a ios4 se hace posible #na n#e&a plenit#d del Espírit#4 0#e prod#ce bendiciones antes no conocidas. Esto p#ede s#ceder *rad#al a s5bitamente. Peno en todo caso no es la santificaci$n lo 0#e se e)perimenta< es la bendici$n del Espírit# reali.ada a tra&6s de la santificaci$n o de #na separaci$n para ios. b: La santificaci$n e)perimental es el res#ltado de la liberaci$n del pecado. La Biblia toma en c#enta los pecados de los cristianos de #na manera completa. No ense/a solamente 0#e los 0#e no tienen pecado son sal&os< pon el contrario4 e)iste #na e)acta consideraci$n de ellos y #na ab#ndante pro&isi$n pana los pecados de los santos. Esta pro&isi$n p#ede sen pre&enti&a y c#rati&a. 'ay tres pro&isiones di&inas para la pre&enci$n del pecado en el cristiano% =C La Palabra de ios con s#s claras instr#cciones 8Sal. ==B%==C< :C el ministerio act#al de intercesi$n 0#e Cristo reali.a desde el cielo 8+o. ;%@?< 'e. 9%:G< cf. Lc. ::%@=3@:< 1n. =9%=3:>C< y @C el poder

capacitador del Espírit# 0#e mona en el creyente 8Ga. G%=>< +o. ;%?C. Sin embar*o4 si el cristiano cae en pecado4 hay #n remedio pro&isto por ios4 y es el oficio de abo*ado defensor 0#e Cristo reali.a desde el cielo en &irt#d de s# m#erte e)piatoria. Solamente por este medio p#eden ser *#ardados con se*#ridad los imperfectos creyentes. Es imperati&o 0#e ios pre&en*a el pecado en el caso de cada hi(o s#yo4 por c#anto mientras el creyente est6 en el c#erpo4 conser&ar- s# nat#rale.a caída y ser- &#lnerable al pecado 8+o. 9%:=< : Co. ?%9< = 1n. =%;C. Las Escrit#ras no prometen la erradicaci$n de esta nat#rale.a< en cambio4 promete #na &ictoria permanente4 momento a momento4 por el poder del Espírit# 8Ga. G%=>3:@C. Esta &ictoria ser- reali.ada c#ando se la reclame por fe y se c#mplan las condiciones necesarias para #na &ida llena del Espírit#. 1am-s se dice 0#e la nat#rale.a pecaminosa misma haya m#erto. P#e cr#cificada4 m#erta y sep#ltada con Cristo< pero p#esto 0#e esto s#cedi$ hace dos mil a/os y a5n la &emos en acci$n4 la e)presi$n se refiere a #n (#icio di&ino contra la nat#rale.a pecaminosa 0#e f#e e(ec#tado en Cristo c#ando El 7m#ri$ al pecado7. No e)iste #na ense/an.a bíblica en el sentido de 0#e al*#nos cristianos han m#erto al pecado y otros no. Los pasa(es incl#yen a todos los 0#e son sal&os 8Ga. G%:?< Cal. @%@C. En la m#erte de Cristo todos los creyentes han m#erto al pecado< pero no todos los creyentes han tomado posesi$n de las ri0#e.as pro&istas en a0#ella m#erte. No se nos pide 0#e m#ramos e)perimentalmente4 o 0#e pon*amos en pr-ctica s# m#erte< se nos pide 0#e nos 7consideremos7 m#ertos al pecado. Esta es responsabilidad h#mana 8+o. >%=3=?C. Toda &ictoria sobre el pecado es en sí misma #na separaci$n hacia ios y4 por lo tanto4 es #na santificaci$n. Esa &ictoria debiera ir en a#mento a medida 0#e el creyente se &a dando c#enta de s# incapacidad y comien.a a mara&illarse en el poder di&ino. -: La e)periencia de la santificaci$n est- relacionada con el crecimiento cristiano. " los cristianos les falta mad#re. en la sabid#ría4 el conocimiento4 la e)periencia y la *racia. Se les dice 0#e deben crecer en todas estas cosas4 y ese crecimiento debe sen manifiesto. eben crecer ben la *racia y el conocimiento de n#estro Se/or y Sal&ador 1es#cristo7 8: P. @%=;C. "l contemplan la *loria del Se/or como en #n espe(a4 7omos transformados de *loria en *loria en la misma ima*en4 coma par el Espírit# del Se/or7 8: Co. @%=;C. Esta transformaci$n tendr- el efecto de ponerlos cada &e. m-s le(os del pecado. En ese sentido ser-n m-s santificados. El cristiano p#ede ser 7irreprensible74 a#n0#e no se p#ede decir 0#e no tiene faltas. El ni/o 0#e con m#cho traba(o hace s#s primeras letras en #n c#aderno es irreprensible en la tarea reali.ada4 pero s# traba(o no es perfecto. Podemos caminar en la medida completa de n#estro entendimiento act#al< sin embar*o4 sabemos 0#e no &i&imos a la alt#ra de la mayor l#. y e)periencia 0#e tendremos ma/ana. 'ay perfecci$n dentro de la imperfecci$n. Nosotros4 siendo tan imperfectos4 tan faltos de mad#re.4 tan dadas al pecada4 podemos 7permanecen en El7 ". Santificaci$n definiti&a es a0#el aspecto relacionado con n#estra perfecci$n final4 y la poseeremos en La *loria. Por s# *racia y par s# poder transformador4 El nos habrtransformada de tal modo ]espírit#4 alma y c#erpo] 0#e seremos coma 6l es4 seremos 7cnformadas a s# ima*en7 Entonces nos har- entrar 7prfectos7en la presencia de s# *loria. S# esposa estar- libre de toda 7mncha y arr#*a7 Par lo tanto4 es propia 0#e nos 7absten*amos de toda apariencia de mal. , el mismo ios de pa. os santifi0#e por completo< y todo &#estro ser4 espírit#4 alma y c#erpo4 sea *#ardado irreprensible para la &enida de n#estro Se/or 1es#cristo7 8= Ts. G%::3:@C. PREGUNTAS =. KPor 0#6 es necesario tener #na comprensi$n correcta de la doctrina de la santificaci$nM :. KC#-l es el sentido b-sico de la santificaci$n en las Escrit#ras y 0#6 palabras se #san para e)presarlaM @. KC#-les son los peli*ros de interpretar la doctrina de la santificaci$n por la e)perienciaM ?. KC$mo se p#ede relacionar adec#adamente la doctrina de la santificaci$n con otras doctrinas bíblicasM G. K'asta 0#6 p#nto se menciona en la Biblia la santificaci$n en s#s di&ersas formasM >. KImplica la santificaci$n #na perfecci$n total en relaci$n al pecado4 a #na decisi$n de lle*ar a la santidadM 9. K'asta 0#6 p#nto est- relacionada la santificaci$n con la calidad de n#estra &ida cotidianaM ;. KPor 0#6 la santidad no est- s#(eta a pro*resosM B. KEn 0#6 sentido se dice 0#e ios Padre4 'i(o y Espírit# Santo santifican a las personasM =A. KEn 0#6 sentido santifica ios los días4 l#*ares y cosasM ==. KEn 0#6 sentido p#ede #n hombre santificar a iosM =:. KEn 0#6 sentido p#ede #n hombre santificarse a si mismaM =@. K.Es posible 0#e #n hombre santifi0#e personas y cosasM

=?. KC$mo p#ede #na cosa santificar a otra cosaM =G. KC$mo se relaciona la santificaci$n a la p#rificaci$n de #n ob(eto4 en s#s di&ersos #sosM =>. KC#-les son los tres aspectos importantes de la santificaci$nM =9. KC$mo se efect5a la santificaci$n posicionalM =;. KC#-l es la relaci$n entre santificaci$n posicional y &ida santa en las epístolas doctrinalesM =B. K'asta 0#6 p#nto est- la santificaci$n posicional inmediatamente completa para cada hi(o de iosM :A. KC#-l es la diferencia entre santificaci$n e)perimental y santificaci$n posicianalM :=. K e 0#6 factores depende la santificaci$n e)perimentalM ::. KL#6 relaci$n han entre Ia rendici$n a ios y la santificaci$n e)perimentalM :@. KL#6 relaci$n hay entre la santificaci$n e)perimental y las emocionesM :?. KC#-l es la relaci$n entre la santificaci$n e)perimental y la liberaci$n del pecadoM :G. KC#ales son las tres pro&isiones de ios para 0#e el cristiano p#eda pre&enir el pecadoM :>. 'acer #n contraste entre el m6todo di&ino pana la liberaci$n del pecado con el m6todo s#*erido de la erradicaci$n de la nat#rale.a pecaminosa del hombre. :9. KEs &erdadero afirmar 0#e al*#nos cristianos han m#erto al pecado y otras noM :;. KL#e si*nifica el mandamiento de 0#e nos 7consideremos7 m#ertos al pecadoM :B. KEn 0#6 forma est- relacionada la santificaci$n e)perimental con el crecimiento cristianoM @A. KC#-l es la diferencia entre afirmar 0#e #n cristiano es 7irreprensible7 y afirmar 0#e es perfectoM @=. 'acer #n contraste entre n#estra e)periencia act#al de santificaci$n y n#estra santificaci$n definiti&a en los cielos. @:. 'acer #n contraste entre la posici$n y estado espirit#al act#al del creyente y s# posici$n y estado en el cielo. 2 Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La Se.(ridad Presen)e De La Sal0a-i,n 2P#ente% Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. LA I%P!RTANCIA DE LA SEGURIDAD En la e)periencia cristiana4 la se*#ridad de 0#e #no es sal&o por la fe en Cristo es esencial para el c#mplimiento de todo el pro*rama de crecimiento en la *racia y el conocimiento de Cristo. La se*#ridad es as#nto de e)periencia y se relaciona con la confian.a personal en la sal&aci$n presente. No se debe conf#ndir con la doctrina de la se*#ridad eterna del creyente4 0#e disc#tiremos en el pr$)imo capí#lo. La se*#ridad eterna es #na c#esti$n de doctrina4 mientras la se*#ridad presente es #n as#nto de lo 0#e la persona cree en #n momento dado acerca de s# sal&aci$n personal. La se*#ridad presente depende de tres aspectos importantes de la e)periencia% =C comprensi$n de 0#e la sal&aci$n pro&ista en Cristo 1es5s es completa< :C el testimonio confirmatorio de la e)periencia cristiana< @C aceptaci$n por fe de las promesas bíblicas de la sal&aci$n. B. Co* rensi,n de la na)(rale>a de la sal0a-i,n Para tener #na &erdadera se*#ridad de sal&aci$n es esencial tener #na clara comprensi$n de lo 0#e Cristo obt#&o por medio de s# m#erte en la cr#.. La sal&aci$n no es #na obra del hombre para a*radar a ios4 sino #na obra de ios en fa&or del hombre. epende completamente de la *racia di&ina4 sin tener en consideraci$n nin*5n m6rito h#mano. La persona 0#e comprende 0#e Cristo m#ri$ en s# fa&or y pro&ey$ #na sal&aci$n completa 0#e se ofrece a c#al0#iera 0#e cree sinceramente en Cristo4 p#ede tener la se*#ridad de s# sal&aci$n en c#anto c#mple la condici$n de confiar en Cristo como Sal&ador. En m#chos casos la falta de se*#ridad se debe a #na comprensi$n incompleta de la nat#rale.a de la sal&aci$n. Fna &e. 0#e se ha comprendido 0#e la sal&aci$n es #n obse0#io 0#e no p#ede obtenerse por esf#er.os h#manos4 0#e no p#ede merecerse y 0#e est- disponible como #n don de ios para todo a0#el 0#e la reciba por fe4 se ha echado #na base adec#ada para la se*#ridad de la sal&aci$n4 y la c#esti$n se res#el&e por si sola en la resp#esta a la pre*#nta de si #no ha creído realmente en Cristo. Esta pre*#nta p#ede ser respondida por las confirmaciones 0#e se enc#entran en la e)periencia cristiana de #na persona 0#e ha recibido la sal&aci$n. Entre las di&ersas reali.aciones di&inas 0#e en con(#nto constit#yen la sal&aci$n de #n alma4 la Biblia da #n 6nfasis s#premo a la recepci$n de #na n#e&a &ida de parte de ios. !-s de ;G pasa(es del N#e&o Testamento confirman este ras*o de la *racia sal&adora. La consideraci$n de estos pasa(es de(a &er el hecho de 0#e esta &ida impartida es don de ios para todo a0#el 0#e cree en Cristo 81n. =A%:;< +o. >%:@C< es de Cristo 81n. =?%>C< es Cristo

0#e mora en el creyente en el sentido de 0#e la &ida eterna es inseparable de El 8Col. =%:9< = 1n. G%==4 =:C y4 por lo tanto4 es eterna como El es eterno. C. Tes)i*onio -on?ir*a)orio de la e7 erien-ia -ris)iana Basado en el hecho de 0#e Cristo mora en 6l4 el creyente debe probarse a sí mismo si esten fe 8: Co. =@%GC< por0#e es ra.onable esperar 0#e el cora.$n en 0#e Cristo mora4 en condiciones normales4 est6 consciente de s# mara&illosa presencia. Sin embar*o4 el cristiano no es de(ado a merced de s#s sentimientos e ima*inaciones e0#í&ocos en c#anto a la forma precisa en 0#e se manifestar- Cristo en s# &ida interior4 y esto 0#eda claramente definido en las Escrit#ras. Esta re&elaci$n partic#lar tiene #n prop$sito doble para el cristiano 0#e ests#(eto a la Palabra de ios% lo prote*e contra la s#posici$n de 0#e el emocionalismo carnal es de ios]creencia 0#e ha encontrado m#chos se*#idores en la act#alidad] y establece #na norma de realidad espirit#al4 para alcan.ar la c#al deben esfor.arse constantemente los cristianos. Es ob&io 0#e #na persona incon&ersa4 a#n0#e sea fiel en s# conformidad e)terior a la pr-ctica reli*iosa4 (am-s manifestar- la &ida 0#e es Cristo. e i*#al manera4 el cristiano carnal es anormal en el sentido de 0#e no tiene modo de probar por la e)periencia 0#e tiene la sal&aci$n. "#n0#e la &ida eterna en sí es ilimitada4 toda e)periencia cristiana normal es limitada por lo carnal 8= Co. @%=3?C. El cristiano carnal est- tan perfectamente sal&ado como el cristiano espirit#al4 por0#e nin*#na e)periencia4 m6rito o ser&icio forman parte de la base de la sal&aci$n. "#n0#e a5n sea #n beb64 est- en Cristo 8= Co. @%=C. S# obli*aci$n hacia ios no es e(ercer la fe sal&adora4 sino someterse al prop$sito y &ol#ntad de ios. Es de importancia f#ndamental comprender 0#e #na e)periencia cristiana normal solo p#eden tenerla 0#ienes est-n llenos del Espírit#. La n#e&a &ida en Cristo 0#e &iene como res#ltado de ser sal&o por la fe prod#ce ciertas manifestaciones importantes. =. El conocimiento de 0#e ios es n#estro Padre Celestial es #na de las preciosas e)periencias 0#e pertenecen a 0#ien ha p#esto s# confian.a en Cristo. En !ateo ==%:9 se declara 0#e nin*#no conoce al Padre sino el 'i(o y a0#6l a 0#ien el 'i(o lo 0#iera re&elar. Fna cosa es saber al*o acerca de ios4 e)periencia posible en #na persona no re*enerada4 pero es al*o m#y distinto conocer a ios4 lo 0#e solo p#ede ser reali.ado en la medida 0#e el 'i(o lo re&ele4 y Testa es la &ida eterna% 0#e te cono.can a ti4 el 5nico ios &erdadero4 y a 1es#cristo a 0#ien has en&iadoR 81n. =9%@C. La com#ni$n con el Padre y con el 'i(o es al*o conocido solamente por 0#ienes 7andan en l#.7 8= 1n. =%9C. Por lo tanto4 #na e)periencia cristiana normal incl#ye #na apreciaci$n personal de la paternidad de ios. :. Fna realidad n#e&a en Ia oraci$n es otra e)periencia confirmatoria 0#e cond#ce a la se*#ridad presente. La oraci$n as#me #n l#*ar m#y importante en la e)periencia del cristiano espirit#al. Se con&ierte *rad#almente en s# rec#rso m-s &ital. Por medio de la acci$n interior del Espírit# 0#e mora en 6l4 el creyente ofrece alaban.as y acciones de *racias 8Ef. G%=;3=BC4 y par obra del Espírit# es capacitado para orar en conformidad con la &ol#ntad de ios 8+o. ;%:>3:9< 1#d. :AC. "dem-s4 es ra.onable creer 0#e4 p#esto 0#e el ministerio de Cristo en la tierra y en el cielo ha sido y es en *ran parte #n ministerio de oraci$n4 la persona en Ia c#al El mora ser- *#iada a Ia oraci$n en forma normal. @. Fna n#e&a capacidad para comprender las Escrit#ras es otra importante e)periencia relacionada con la sal&aci$n. Se*5n la promesa de Cristo4 el hi(o de ios entender- por obra del Espírit# las cosas de Cristo4 las cosas del Padre y las cosas &enideras 81n. =>%=:3=GC. En el camino de EmaDs4 Cristo abri$ las Escrit#ras a los 0#e lo oían 8Lc. :?%@:C y abri$ los cora.ones de ellos a las Escrit#ras al mismo tiempoA 8Lc. :?%?GC. Seme(ante e)periencia4 a pesar de ser tan mara&illosa4 no es solamente para ciertos cristianos 0#e *o.an de #n fa&or especial de ios< es la e)periencia normal de todos los 0#e est-n a c#entas con ios 8= 1n. :%:9C4 p#esto 0#e es #na manifestaci$n nat#ral de Cristo 0#e mora en el creyente. ?. Fn n#e&o sentido de Ia pecaminosidad del pecado es #na e)periencia normal de la persona 0#e es sal&a. "sí corno el a*#a 0#ita todo lo 0#e es a(eno e inm#ndo 8E.. @>%:G< 1n. @%G< Tit. @%G4 >< = P. @%:=< = 1n. G%>3;C4 la Palabra de ios despla.a todas las concepciones h#manas e implanta los ideales de ios 8Sal. ==B%==C4 y por la acci$n de la Palabra de ios aplicada por el Espírit#4 la manera di&ina de estimar el pecado despla.a la estimaci$n h#mana. Es imposible 0#e Cristo4 0#e no t#&o pecado y s#d$ *otas de san*re al ser ofrecido como ofrenda por el pecado4 no prod#.ca #na n#e&a percepci$n de la nat#rale.a corrompida del pecado en la persona en la c#al mora4 c#ando tiene libertad para manifestar s# presencia. G. Se recibe #n n#e&o amor por los incon&ersos. El hecho de 0#e Cristo rn#ri$ por todos los hombres 8: Co. G%=?3=G4 =BC es la base 0#e permite a Pablo decir% 7 e a0#í en adelante a nadie conocemos se*5n la carne7 8: Co. G%=>C. e(ando a #n lado todas las distinciones terrenales4 6l consideraba a los hombres4 a tra&6s de s#s o(os espirit#ales4 como almas por las c#ales Cristo m#ri$. Por la misma ra.$n4 Pablo no cesaba de orar por los perdidos 8+o. =A%=C y

de esfor.arse por alcan.arlos 8+o. =G%:AC4 y por amor a ellos estaba disp#esto a 7anatema4 separado de Cristo7 8+o. B%=3@C. Esta compasi$n di&ina debiera ser e)perimentada por cada creyente lleno del Espírit#4 como res#ltado de la presencia di&ina en s# cora.$n 8+o. G%G< Ga. G%::C. >. Se e)perimenta tambi6n #n n#e&o amor por los sal&ados. En = 1#an @%=? se presenta el amor por los hermanos como #na pr#eba absol#ta de la sal&aci$n personal. Esto es ra.onable4 ya 0#e por la obra re*eneradora del Espírit# Santo el creyente es introd#cido a #n n#e&o parentesco con la casa y familia de ios. Solo en ella e)iste la paternidad &erdadera de ios y la &erdadera hermandad entre los hombres. El hecho de 0#e la misma presencia di&ina est6 en el interior de dos indi&id#os los relaciona en #na forma &ital y les otor*a #n la.o correspondiente de de&oci$n. El amor de #n cristiano por otro es4 de este modo4 la insi*nia del &erdadero discip#lado 81n. =@%@?3@GC4 y este afecto es la e)periencia normal de todos los 0#e son nacidos de ios. 9. Fna base s#prema para la se*#ridad de la sal&aci$n es la manifestaci$n del car-cter de Cristo en el creyente. Las e)periencias s#b(eti&as res#ltantes debidas a la Presencia di&ina no estorbada en el cora.$n se se/alan con n#e&e palabras% 7"mor4 *o.o4 pa.4 paciencia4 beni*nidad4 bondad4 fe4 mansed#mbre4 templan.a4 8Ga. G%::3:@C4 y cada palabra representa #n mar de realidad en el plano del car-cter ilimitado de ios. Esta es la &ida 0#e Cristo &i&i$ 81n. =@%@?< =?%:9< =G%==C4 es la &ida de seme(an.a con Cristo 8Pil. :%G39C y es la &ida 0#e es Cristo 8Pil. =%:=C. ebido a 0#e estas *racias son prod#cidas par el Espírit# 0#e mora en cada creyente4 esta e)periencia ha sido pro&ista para todos. ;. Las e)periencias combinadas de la &ida cristiana prod#cen #na conciencia de sal&aci$n por fe en Cristo. La fe sal&adora en Cristo es #na e)periencia bien clara. El ap$stol Pablo decía acerca de Si% 7,o s6 a 0#i6n he creído7 8: Ti. =%=:C. La confian.a personal en el Sal&ador es #n acto tan definido de la &ol#ntad y #na actit#d tan clara de la mente4 0#e difícilmente podría #no en*a/arse al respecto. Pero ios tiene el prop$sito de 0#e el cristiano normal est6 se*#ro en s# propio cora.$n de 0#e ha sido aceptado por ios. El cristiano espirit#al recibe el testimonio del Espírit# de 0#e es hi(o de ios 8+o. ;%=>C. En forma similar4 habiendo aceptado a Cristo4 el creyente no tendr- m-s conciencia de condenaci$n a ca#sa del pecado 81n. @%=;< G%:?< +o. ;%=< 'e. =A%:C. Esto no implica 0#e el cristiano no estar- consciente del pecado 0#e comete< se trata m-s bien de 0#e estconsciente de haber sido aceptado eternamente por ios por media de la obra de Cristo 8Ef. =%>< Col. :%=@C4 0#e es la porci$n de todo a0#el 0#e cree. "l concl#ir la en#meraci$n de los elementos esenciales de #na &erdadera e)periencia cristiana4 debemos de(ar claramente establecido 0#e en todo ello 0#eda e)cl#ido el emocionalismo p#ramente carnal4 y 0#e la e)periencia del creyente ser- normal solamente c#ando anda en la l#. 8= 1n. =%9C. D. A-e )a-ion de la 0era-idad de las ro*esas de la Biblia =. La confian.a en la &eracidad de la Biblia y en el c#mplimiento cierto de s#s promesas de sal&aci$n es esencial para tener la se*#ridad de la sal&aci$n. Por sobre toda e)periencia y aparte de c#al0#ier e)periencia 0#e el cristiano p#eda tener ]e)periencia 0#e a men#do es m#y indefinida a ca#sa de la carnalidad]4 se ha dado la e&idencia permanente de la infalible Palabra de ios. El ap$stol 1#an se diri*e a los creyentes en los si*#ientes t6rminos%7Estas cosas as he escrito a &osotros 0#e cre6is en el nombre del 'i(o de ios4 para 0#e sep-is 0#e ten6is &ida eterna7 8= 1n. G%=@C. Por medio de este pasa(e se da se*#ridad a todo creyente4 carnal o espirit#al por i*#al4 para 0#e sepan 0#e tienen &ida eterna. Esta se*#ridad se hace descansar4 no en e)periencias cambiantes4 sino sobre las cosas 0#e est-n escritas en la inm#table Palabra de ios 8Sal. ==B%;B4 =>A< !t. G%=;< :?%@G< = P. =%:@4 :GC. Las promesas escritas de ios son como #n tít#lo de dominio 81n. @%=>4 @>< G%:?< >%@9< 'ch. =>%@=< +o. =%=>< @%::4 :><=A%=@C4 y así e)i*en confian.a. Estas promesas de sal&aci$n forman el pacto incondicional de ios ba(a la *racia4 sin e)i*encia de m6ritos h#manos4 sin necesidad de e)periencias h#manas 0#e pr#eben s# &erdad. Estas poderosas realidades deben sen consideradas como c#mplidas sobre la 5nica base de la &eracidad de ios. :. #dar si #no realmente ha p#esto s# fe en Cristo y las promesas de ios es destr#cti&o de la fe cristiana. 'ay m#ltit#des 0#e no tienen nin*#na certe.a de haber hecho #na transacci$n personal con Cristo acerca de s# sal&aci$n. "#n0#e no es esencial 0#e #no sepa el día y la hora de s# decisi$n4 es imperati&o 0#e sepa 0#e ahora est- confiando en Cristo sin referencia al tiempo en 0#e comen.$ a confiar. El ap$stol Pablo afirma 0#e est- 7se*#ro 0#e ` iosa es poderoso para *#ardar mí deposito74 esto es4 lo 0#e 6l había entre*ado a ios para 0#e se lo *#ardara 8: Ti. =%=:C. Jb&iamente4 la c#ra para la incertid#mbre acerca de si se ha recibido a Cristo es recibir a Cristo ahora4 teniendo en c#enta 0#e nin*5n m6rito personal ni obra reli*iosa tiene &alor% s$lo

Cristo p#ede sal&ar. La persona 0#e no est- se*#ra de haberse entre*ado a ios pan fe para recibir la sal&aci$n 0#e solo ios p#ede dan4 p#ede remediar esta falta dando #n paso definiti&o de fe. Este es #n acto de la &ol#ntad4 a#n0#e podría estar acompa/ado de la emoci$n y e)i*e necesariamente la comprensi$n de la doctrina de la sal&aci$n. " m#chos ha ay#dado el decir en oraci$n%7Se/or4 si n#nca he p#esto mi confian.a en ti antes4 ahora lo ha*o.7 No se p#ede e)perimentar #na &erdadera se*#ridad de sal&aci$n si no hay #n acto específico de recibir por fe a Cristo como Sal&ador. @. #dar de la fidelidad de ios es tambi6n fatal para c#al0#ier e)periencia &erdadera de se*#ridad. "l*#nos no est-n se*#ros de s# sal&aci$n por0#e no est-n se*#ros de 0#e ios los haya recibido y sal&ado. Este estado mental normalmente es pro&ocado par la b5s0#eda de #n cambio en los sentimientos en l#*ar de ponen la mirada en la fidelidad de Cristo. Los sentimientos y las e)periencias tienen s# l#*ar4 pero4 coma se di(o antes4 la e&idencia definiti&a de la sal&aci$n personal es la &eracidad de ios. La 0#e El ha dicho4 har-4 y no es piadoso ni di*no de elo*io el 0#e #na persona desconfíe de s# sal&aci$n desp#6s de haberse entre*ado en forma definida a Cristo. ?. La se*#ridad de sal&aci$n4 consec#ente3mente4 depende de la comprensi$n de la nat#rale.a de la sal&aci$n completa de ios para 0#ienes ponen s# con fian.a en Cristo. En parte4 p#ede hallarse #na confirmaci$n en la e)periencia cristiana4 y normalmente hay #n cambio de &ida en la persona 0#e ha confiada en Cristo coma s# Sal&ador. Es esencial 0#e comprenda 0#e la se*#ridad de sal&aci$n depende de la certe.a de las promesas de ios y de la se*#ridad de 0#e el indi&id#o se ha entre*ado a Cristo pon fe confiando en 0#e El c#mplirestas promesas. La persona 0#e se ha entre*ado de este modo p#ede descansan en 0#e la fidelidad de ios4 0#e no p#ede mentir4 c#mplir- s# promesa de sal&ar al creyente par s# di&ino poder y *racia. PREGUNTAS =. KC$mo p#ede #sted distin*#ir la doctrina de la se*#ridad pnesente de la doctrina de la se*#ridad eternaM :. KPor 0#6 es importante la se*#ridad de la sal&aci$nM @. KC$mo se relaciona la se*#ridad de la sal&aci$n con el si*nificada de la m#erte de CristoM ?. KEn 0#6 forma se relaciona la se*#ridad con el conocimiento de 0#e la sal&aci$n es #n danM G. KEn 0#6 forma se relaciona la se*#ridad con el conocimiento de 0#e la sal&aci$n es por *racia solamenteM >. KEs ra.onable s#poner 0#e #n cristiano sabr- 0#e es sal&oM 9. K'asta 0#6 p#nto estar- s#(eto a la p6rdida de s# se*#ridad de sal&aci$n #n cristiano carnalM ;. KEn 0#6 forma se relaciona la se*#ridad con el conocimiento de 0#e ios es n#estro Padre CelestialM B. KEn 0#6 sentido constit#ye la realidad de la oraci$n #na e)periencia confirmatoria de la sal&aci$nM =A. +elacionan la capacidad de entender las Escrit#ras con la se*#ridad de la sal&aci$n. ==. KEn 0#6 sentido se relaciona la percepci$n de la pecaminosidad del pecado con la se*#ridad de la sal&aci$nM =:. KEn 0#6 forma constit#ye #na base para la se*#nidad la sal&aci$n el amar par los perdidosM =@. KPor 0#6 da se*#ridad de sal&aci$n el amor por otro cristianoM =?. +elacionan el fr#to del Espírit# con la se*#ridad de sal&aci$n. =G. KEn 0#6 forma ay#da a la se*#ridad de la sal&aci$n el poner la fe en Cristo en #n acto definidoM =>. KEn 0#6 forma se relaciona la aceptaci$n de las promesas de sal&aci$n en la Biblia con la se*#ridad de sal&aci$nM =9. KEs necesario saber el momento e)acto en 0#e el creyente confi$ en CristoM =;. KEs importante saber 0#e ahora #no confía en Cristo coma s# Sal&adorM =B. KL#6 debe hacen #na persona si no tiene la se*#ridad de la sal&aci$nM :A. KL#6 relaci$n hay entre Ia se*#ridad de la sal&aci$n y la fidelidad de iosM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La 6e-uridad Eterna &e La 6alvación 2P#ente% Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A#n0#e la mayoría de los creyentes en Cristo acepta la doctrina de 0#e p#eden tener la se*#ridad de s# sal&aci$n en determinado momento en s# e)periencia4 m#chas &eces se hace la pre*#nta% 7 KP#ede perderse #na persona 0#e ha sido sal&aM7 P#esto 0#e el temor de perder

la sal&aci$n podría afectar seriamente la pa. mental de #n creyente4 y por c#anto s# f#t#ro es tan &ital4 esta pre*#nta constit#ye #n aspecto importantísimo de la doctrina de la sal&aci$n. La afirmaci$n de 0#e #na persona sal&ada p#ede perderse n#e&amente est- basada sobre ciertos pasa(es bíblicos 0#e parecen ofrecer d#das acerca de la contin#idad de la sal&aci$n. En la historia de la i*lesia ha habido sistemas op#estos de interpretaci$n conocidos como Cal&inismo4 en apoyo de la se*#ridad eterna4 y "rminianismo4 en oposici$n a la se*#ridad eterna 8cada #no denominado se*5n el nombre de s# apolo*ista m-s c6lebre4 1#an Cal&ino y 1acobo "rminioC. A. P(n)o de 0is)a Ar*iniano de la se.(ridad. Los 0#e s#stentan el p#nto de &ista "rminiano dan #na lista de #nos ochenta y cinco pasa(es 0#e s#stentan la se*#ridad condicional. Entre 6stos los m-s importantes son% !t. G%=@< >%:@< 9%=>3=B< =@%=3;< =;%:@3@G< :?%?3G4 ==3=@4 :@3:>< :G%=3=@<Lc. ;%==3=G< ==%:?3 :;< =:%?:3?>< 1n. >%>>39=< ;%@=4 @:4 G=< =@%;<=G%=3>< 'ch. G%@:< ==%:=3:@< =@%?@< =?%:=3 ::< +o. >%==3:@< ;%=:3=9< ==%:A3::< =?%=G3:@< = Co. B%:@3:9< =A%=3:=< ==%:B3@:< =G%=3:<: Co. =%:?< ==%:3?< =:%:=3=@%G< Ga. :%=:3=>< @%?3?%=< G%=3?<>%93B< Col. =%:=3:@< :%?3;4 =;3 =B< = Ts. @%G< = Ti. =%@394 =;3:A<:%==3=G< ?%=3=>< G%G3=G< >%B3=:4 =93:=< : Ti. :%==3=;4 ::3 :>< @%=@3=G< 'e. :%=3@< @%>3=B< ?%=3=>< G%;3B< >%?3:A< =A%=B3@B< ==%=@3=>< =:%=3=94 :G3 :B< =@%93=9< St*. =%=:3:>< :%=?3:>< ?%?3=A< G%=B3:A< = P. G%B4 =@< : P. =%G3==< :%=3::< @%=>3=9< = 1n. =%G 3 @%==<G%?3=>< : 1n. >3B< 1#d. G3=:4 :A3:=< "p. :%94 =A3==4 =93:>< @%?3G4 ;3::< =:%==< =9%=?< :=%93;< ::%=;3=B. El est#dio de estos pasa(es re0#iere la consideraci$n de #na cierta cantidad de pre*#ntas. =. Probablemente la c#esti$n m-s importante 0#e enfrenta el int6rprete de la Biblia tocante a este tema es la de poder saber 0#i6n es #n creyente &erdadero. !#chos de los 0#e se oponen a la doctrina de la se*#ridad eterna lo hacen sobre la base de 0#e es posible 0#e #na persona ten*a #na fe intelect#al sin haber lle*ado realmente a la sal&aci$n. Los 0#e se adhieren a la doctrina de la se*#ridad eterna est-n de ac#erdo en 0#e #na persona p#ede tener #na con&ersi$n s#perficial4 o s#frir #n cambio de &ida solamente e)terior4 de pasos e)ternos como aceptar a Cristo4 #nirse a la i*lesia o ba#ti.arse4 y a#n lle*#e a e)perimentar #n cierto cambio en s# patr$n de &ida4 pero sin 0#e haya alcan.ado la sal&aci$n en Cristo. "#n0#e es imposible establecer normas acerca de como distin*#ir a #na persona sal&ada de #na no sal&a4 ob&iamente no hay d#das al respecto en la mente de ios. El creyente indi&id#al debe ase*#rarse en primer l#*ar de 0#e ha recibido realmente a Cristo como s# Sal&ador. En esto es de ay#da comprender 0#e recibir a Cristo es #n acto de la &ol#ntad 0#e p#ede necesitar al*5n conocimiento del camino de sal&aci$n y podría4 hasta cierto p#nto4 tener #na e)presi$n emocional4 pero la c#esti$n f#ndamental es 6sta% 7 K'e recibido realmente a 1es#cristo como mi Sal&ador personalM7 !ientras no se haya enfrentado honestamente esta pre*#nta no p#ede haber4 por s#p#esto4 #na base para la se*#ridad eterna4 ni #na &erdadera se*#ridad presente de la sal&aci$n. !#chos 0#e nie*an la se*#ridad eterna solo 0#ieren decir 0#e la fe s#perficial no es s#ficiente para sal&ar. Los 0#e sostienen la se*#ridad eterna est-n de ac#erdo con este p#nto. La forma correcta de plantear el problema es si #na persona 0#e act#almente es sal&o y 0#e ha recibido la &ida eterna p#ede perder lo 0#e ios ha hecho al sal&arlo del pecado. :. !#chos de los pasa(es citados por los 0#e se oponen a la se*#ridad eterna se refieren a las obras h#manas o la e&idencia de la sal&aci$n. El 0#e es &erdaderamente sal&o debiera manifestar s# n#e&a &ida en Cristo por medio de s# car-cter y s#s obras. Sin embar*o4 p#ede ser en*a/oso (#.*ar a #na persona por las obras. 'ay 0#ienes no son cristianos y p#eden conformarse relati&amente a la moralidad de la &ida cristiana4 mientras hay cristianos *en#inos 0#e p#eden caer4 a &eces4 en la carnalidad y el pecado en #n *rado tal 0#e no se les p#ede distin*#ir de los incon&ersos. Todos est-n de ac#erdo en 0#e la sola reforma moral mencionada en L#cas ==%:?3:> no es #na sal&aci$n *en#ina4 y el re*reso al estado de &ida anterior no es perder la sal&aci$n. Harios pasa(es presentan el importante hecho de 0#e la profesi$n cristiana es (#stificada por s#s fr#tos. Ba(o condiciones normales4 la sal&aci$n 0#e es de ios se probar- por los fr#tos 0#e prod#ce 81n. ;%@=< =G%>< = Co. =G%=3:< 'e. @%>3=?< St*. :%=?3:>< : P. =%=A< = 1n. @%=AC. Sin embar*o4 no todos los cristianos en todos los tiempos manifiestan los fr#tos de la sal&aci$n. En consec#encia4 los pasa(es 0#e tratan las obras como e&idencias de la sal&aci$n no afectan necesariamente la doctrina de la se*#ridad eterna del creyente4 ya 0#e la pre*#nta decisi&a es si ios mismo considera 0#e #na persona es sal&a. @. !#chos pasa(es citados para apoyar la inse*#ridad de los creyentes son ad&ertencias contra #na creencia s#perficial en Cristo. En el N#e&o Testamento se ad&ierte a los (#díos 0#e4 p#esto 0#e los sacrificios han cesado4 deben &ol&erse a Cristo o perderse 8'e. =A%:>C. e i*#al manera4 los (#díos no sal&ados4 al i*#al 0#e los *entiles4 reciben la ad&ertencia de no 7caer7 de la obra il#minadora y re*eneradora del Espírit# 8'e. >%?3BC. Se ad&ierte a los (#díos no

espirit#ales 0#e ellos no ser-n recibidos en el reino &enidero 8!t. :G%=3=@C. Se ad&ierte a los *entiles4 *r#po op#esto a Israel como *r#po4 del peli*ro de perder por s# incred#lidad el l#*ar de bendici$n 0#e tienen en la era act#al 8+o. ==%:=C. ?. "l*#nos pasa(es hablan de recompensas y no de la sal&aci$n. Fna persona 0#e es sal&a y 0#e est- se*#ra en Cristo p#ede perder s# recompensa 8= Co. @%=G< Col. =%:=3:@C y recibir #na reprobaci$n en c#anto al ser&icio a Cristo 8= Co.B%:9C. G. Fn cristiano *en#ino tambi6n p#ede perder s# com#ni$n con ios a ca#sa del pecado 8= 1n. =%>C y ser pri&ado de al*#no de los beneficios presentes del creyente4 tales como el de tener el fr#to del Espírit# 8Ga. G%::3:@C y el de disfr#tar de la satisfacci$n de #n ser&icio cristiano efecti&o. >. " ca#sa de s# descarrío4 #n creyente &erdadero p#ede ser casti*ado o disciplinado así como #n ni/o es disciplinado por s# padre 81n. =G%:< = Co. ==%:B3@:< = 1n. G%=>C4 y podría lle*ar al p#nto de 0#itarle la &ida física. Sin embar*o4 este casti*o no es e&idencia de falta de sal&aci$n4 antes al contrario4 es e&idencia de 0#e es hi(o de ios 0#e est- siendo tratado como tal por s# Padre Celestial. 9. Se*5n las Escrit#ras4 tambi6n es posible 0#e #n creyente est6 7caído de la *racia7 8Ga. G%=3?C. ebidamente interpretado4 esto no se refiere a 0#e #n cristiano pierda la sal&aci$n4 sino a la caída de #na sit#aci$n de *racia en la &ida y Ia p6rdida de la &erdadera libertad 0#e tiene en Cristo por haber re*resado a la escla&it#d del le*alismo. Esta caída es de #n ni&el de &ida4 no de la obra de la sal&aci$n. ;. !#chas de las dific#ltades tienen relaci$n con pasa(es tomados f#era de s# conte)to4 especialmente en pasa(es 0#e se relacionan con otra dispensaci$n. El "nti*#o Testamento no da #na clara &isi$n de la se*#ridad eterna4 a#n0#e p#ede s#ponerse sobre Ia base de la ense/an.a del N#e&o Testamento 0#e #n santo del "nti*#o Testamento 0#e era &erdaderamente nacido de n#e&o estaba tan se*#ro como #n creyente de la era act#al. Sin embar*o4 los pasa(es 0#e se refieren a #na dispensaci$n pasada o f#t#ra deben ser interpretados en s# conte)to4 tal como E.e0#iel @@%93;4 y pasa(es de *ran importancia como e#teronomio :;4 0#e tratan de las bendiciones y maldiciones 0#e &endr-n a Israel por Ia obediencia o desobediencia de la ley. Jtros pasa(es se refieren a maestros falsos y no re*enerados de los 5ltimos días 8= Ti. ?%=3:< : P. :%=3::< 1#d. =93=BC4 0#e son personas 0#e a#n0#e han hecho #na profesi$n de ser cristianos4 (am-s han lle*ado a tener la sal&aci$n. B. Fn cierto n5mero de pasa(es presentados en apoyo de la inse*#ridad han sido sencillamente mal interpretados4 como !ateo :?%=@% 7El 0#e perse&ere hasta el fin4 6ste sersal&o.7 Esto se refiere no a la sal&aci$n de la c#lpa y el poder del pecado4 sino a la liberaci$n de los enemi*os y de la persec#ci$n. Este &ersíc#lo se refiere a los 0#e sobre&i&en de la trib#laci$n y son rescatados por 1es#cristo en s# se*#nda &enida. La Escrit#ra ense/a claramente 0#e m#chos creyentes &erdaderos morir-n como m-rtires antes de la &enida de Cristo y no permanecer-n4 o sobre&i&ir-n hasta 0#e Cristo &#el&a 8"p. 9%=?C. Este pasa(e il#stra c$mo p#ede d-rsele aplicaciones e0#i&ocadas a #n &ersíc#lo en relaci$n con la c#esti$n de la se*#ridad e inse*#ridad. =A. La resp#esta final a la c#esti$n de la se*#ridad o inse*#ridad del creyente est- en la resp#esta a la pre*#nta 7K0#i6n reali.a la obra de sal&aci$nM7. El concepto de 0#e el creyente #na &e. sal&ado es siempre sal&o est- basado sobre el principio de 0#e la sal&aci$n es obra de ios y no descansa en m6rito al*#no del creyente y no se conser&a por nin*5n esf#er.o del creyente. Si el hombre f#era el a#tor de la sal&aci$n4 6sta sería inse*#ra. Pero siendo la obra de ios4 es se*#ra. La s$lida base bíblica para creer 0#e #na persona sal&ada es siempre sal&a est- apoyada por lo menos por doce ar*#mentos importantes. C#atro se refieren a la obra del Padre4 c#atro a la del 'i(o y c#atro a la del Espírit# Santo. B. La !bra Del Padre En La Sal0a-i,n =. La Escrit#ra re&ela la soberana promesa de ios4 0#e es incondicional y promete sal&aci$n eterna a todo a0#el 0#e cree en Cristo 81n. @%=>< G%:?< >%@9C. Jb&iamente ios p#ede c#mplir lo 0#e promete4 y s# &ol#ntad inm#table se re&ela en +o. ;%:B3@A. :. El poder infinito de ios p#ede sal&ar y *#ardar eternamente 81n. =A%:B< +o. ?%:=< ;%@=4 @;3@B< =?%?< Ef. =%=B3:=< @%:A< Pil. @%:=< : Ti. =%=:< 'e. 9%:G< 1#d. :?C. Es claro 0#e ios no solamente tiene fidelidad para el c#mplimiento de s#s promesas4 sino el poder de reali.ar todo lo 0#e se propone hacer. Las Escrit#ras re&elan 0#e El 0#iere la sal&aci$n de los 0#e creen en Cristo. @. El amor infinito de ios no solamente e)plica el prop$sito eterno de ios4 sino 0#e ase*#ra 0#e s# prop$sito se c#mplir- 81n. @%=>< +o. G%93=A< Ef. =%?C. En +omanos G%;3== se dice 0#e el amor de ios por los sal&ados es mayor 0#e s# amor por los no sal&os4 y esto ase*#ra s# se*#ridad eterna. El ar*#mento es sencillo% si am$ tanto a los hombres 0#e dio a

s# 'i(o y lo entre*$ a la m#erte por ellos c#ando eran 7pecadores7 y 7enemi*os74 los amarm#cho m-s c#ando por s# *racia redentora sean (#stificados delante de s#s o(os y sean reconciliados con El. El sobreab#ndante amor de ios por los 0#e ha redimido a #n costo infinito es s#ficiente *arantía de 0#e no permitir- (am-s 0#e sean arrebatados de s# mano sin 0#e todos los rec#rsos de s# poder infinito se hayan a*otado 81n. =A% :;3:BC< y4 por descontado4 el infinito poder de ios (am-s p#ede a*otarse. La promesa del Padre4 el infinito poder del Padre y el amor infinito del Padre hacen imposible 0#e #na persona 0#e se haya entre*ado a ios el Padre por la fe en 1es#cristo pierda la sal&aci$n 0#e ios opero en s# &ida. ?. La (#sticia de ios tambi6n *aranti.a Ia se*#ridad eterna de 0#ienes han con fiado en Cristo por0#e las demandas de la (#sticia di&ina han sido completamente satisfechas por la m#erte de Cristo4 por0#e El m#ri$ por los pecados de todo el m#ndo 8= 1n. :%:C. "l perdonar el pecado y prometer la sal&aci$n eterna4 ios esta act#ando sobre #na base perfectamente (#sta. "l sal&ar al pecador4 ios no lo hace sobre la base de la lenidad y es perfectamente (#sto al perdonar no solamente a los del "nti*#o Testamento 0#e &i&ieron antes de la cr#. de Cristo4 sino a todos los 0#e &i&an desp#6s de la cr#. de Cristo 8+o. @%:G3:>C. Consec#entemente4 no se p#ede d#dar de la se*#ridad eterna del creyente sin poner en tela de (#icio la (#sticia de ios. "sí tenemos 0#e se combinan s# fidelidad a s#s promesas4 s# poder infinito4 s# amor infinito y s# (#sticia infinita4 para dar al creyente la absol#ta se*#ridad de s# sal&aci$n. C. La !bra Del 1i6o =. La m#erte &icaria de 1es#cristo en la cr#. es *arantía absol#ta de la se*#ridad del creyente. La m#erte de Cristo es la resp#esta s#ficiente al poder condenatorio del pecado 8+o ;%@?C. C#ando se ale*a 0#e el sal&ado p#ede perderse n#e&amente4 *eneralmente se hace sobre la base de al*5n posible pecado. Esta s#posici$n necesariamente procede del s#p#esto de 0#e Cristo no lle&o todos los pecados 0#e el creyente cometa4 y 0#e ios4 habiendo sal&ado #n alma4 p#ede &erse sorprendido y desen*a/ado por #n pecado inesperado cometido desp#6s de la sal&aci$n. Por el contrario4 la omnisciencia de ios es perfecta. El conoce de antemano todo pecado o pensamiento secreto 0#e p#eda osc#recer la &ida de #n hi(o s#yo4 y la san*re e)piatoria y s#ficiente de Cristo f#e derramada por a0#ellos pecados y ios ha sido propiciado por la san*re 8= 1n. :%:C. Gracias a la san*re4 0#e alcan.a para los pecados de los sal&ados y no sal&ados4 ios esten libertad de contin#ar s# *racia sal&adora hacia los 0#e no tienen m6ritos. El los *#arda para siempre4 no por amor a ellos solamente4 sino para satisfacer s# propio amor y manifestar s# propia *racia 8+o. G%;< Ef. :%93=AC. Toda condenaci$n es 0#itada para siempre por el hecho de 0#e la sal&aci$n y la preser&aci$n dependen solamente del sacrificio y los m6ritos del 'i(o de ios 81n.@%=;< G%:?< +o. ;%=< = Co. ==%@=3@:C. :. La res#rrecci$n de Cristo4 cono sello de ios sobre la m#erte de Cristo4 *aranti.a la res#rrecci$n y la &ida de los creyentes 81n. @%=>< =A%:;< Ef. :%>C. os hechos &itales conectados con la res#rrecci$n de Cristo hacen 0#e la se*#ridad eterna del creyente sea cierta. El don de ios es &ida eterna 8+o. >%:@C4 y esta &ida es la &ida de Cristo res#citado 8Col. :%=:< @%=C. Esta &ida es eterna como Cristo es eterno y no se p#ede disol&er ni destr#ir así como Cristo no p#ede disol&erse ni destr#irse. El hi(o de ios tambi6n es hecho parte de la n#e&a creaci$n en la res#rrecci$n de Cristo por el ba#tismo del Espírit# y la recepci$n de la &ida eterna. Como ob(eto soberano de la obra creati&a de ios4 la criat#ra no p#ede hacer 0#e el proceso de creaci$n &#el&a atr-s4 y por c#anto est- en Cristo como el 5ltimo "d-n4 no p#ede caer4 por0#e Cristo no p#ede caer. "#n0#e son e&identes los fracasos en la &ida y e)periencia cristiana4 6stos no afectan la posici$n del creyente en Cristo 0#e es santo merced a la *racia de ios y a la m#erte y res#rrecci$n de Cristo. @. La obra de Cristo como n#estro abo*ado en los cielos tambi6n *aranti.a n#estra se*#ridad eterna 8+o. ;%@?< 'e. B%:?< = 1n. :%=C. En s# obra de abo*ado o representante le*al del creyente4 Cristo in&oca la s#ficiencia de s# obra en la cr#. como base para la propiciaci$n4 o satisfacci$n de todas las demandas de ios al pecador4 y así efect#ar la reconciliaci$n del pecador con ios por medio de 1es#cristo. ado 0#e la obra de Cristo es perfecta4 el creyente &erdadero p#ede descansar en la se*#ridad de la perfecci$n de la obra de Cristo presentada por El mismo como representante del creyente en el cielo. ?. La obra de Cristo como n#estro intercesor s#plementa y confirma s# obra como abo*ado n#estro 81n. =9%=3:>< +o. ;%@?< 'e. 9%:@3:GC. El ministerio act#al de Cristo en la *loria tiene 0#e &er con la se*#ridad eterna de los 0#e en la tierra son sal&os. Cristo4 al mismo tiempo4 intercede y es n#estro abo*ado. Como intercesor4 tiene en c#enta la debilidad4 la i*norancia y la inmad#re. del creyente4 cosas acerca de las c#ales no hay c#lpa. En este ministerio Cristo no solamente ora por los s#yos 0#e est-n en el m#ndo y por todas s#s necesidades 8Lc. ::%@=3@:< 1n. =9%B4 =G4 :A< +o. ;%@?C4 sino 0#e4 sobre la base de s# propia s#ficiencia en s#

sacerdocio inm#table4 *aranti.a 0#e ser-n conser&ados sal&os para siempre 81n. =?%=B< +o. G%=A< 'e. 9%:GC. Tomada como #n todo4 la obra de Cristo en s# m#erte4 res#rrecci$n4 abo*acía e intercesi$n proporciona #na se*#ridad absol#ta para 0#ien est- de este modo representado por Cristo en la cr#. y en el cielo. Si la sal&aci$n es #na obra de ios para el hombre y no #na obra del hombre para ios4 s# res#ltado es cierto y se*#ro y se c#mplir- la promesa de 1#an G%:? de 0#e el creyente no TT&endr- a condenaci$n^. D. !bra Del Es Ari)( San)o =. La obra de re*eneraci$n o n#e&o nacimiento en 0#e el creyente es hecho participe de la nat#rale.a di&ina es #n proceso irre&ersible y obra de ios 81n. =%=@< @%@3>< Tit. @% ?3>< = P. =%:@< : P. =%?< = 1n. @%BC. "sí como no hay re&ersi$n para el proceso de creaci$n4 no p#ede haber re&ersi$n para el proceso del n#e&o nacimiento. Por c#anto es #na obra de ios y no del hombre4 y se reali.a completamente sobre el principio de la *racia4 no hay #na base (#sta o ra.$n por la 0#e no deba contin#ar para siempre. :. La presencia interior del Espírit# en el creyente es #na posesi$n permanente del creyente d#rante La edad presente 81n. 9%@93@B< +o. G%G< ;%B< = Co. :%=:< >%=B< = 1n. :%:9C. En las 6pocas anteriores a Pentecost6s no todos los creyentes poseían el Espírit# en s# interior a#n c#ando estaban se*#ros de s# sal&aci$n< sin embar*o4 en la era act#al el hecho de 0#e el c#erpo del creyente4 a#n0#e sea pecador y corr#pto4 es templo de ios4 se constit#ye en otra e&idencia confirmatoria del inm#table prop$sito de ios de acabar lo 0#e comen.$ al sal&ar al creyente. "#n0#e el Espírit# p#eda ser contristado por pecados no confesados 8Ef. ?%@AC y p#eda ser apa*ado en el sentido de ser resistido 8= Ts. G%=BC4 (am-s se insin5a 0#e estos actos ca#sen la p6rdida de la sal&aci$n en el creyente. "ntes bien4 oc#rre 0#e el mismo hecho de la sal&aci$n y de la presencia contin#a del Espírit# Santo en el cora.$n se constit#ye en la base para el llamado a &ol&er a caminar en com#ni$n y conformidad con la &ol#ntad de ios. @. La obra del Espírit# en el ba#tismo4 por La c#al el creyente es #nido a Cristo y al c#erpo de Cristo eternamente4 es otra e&idencia de la se*#ridad. Por el ministerio ba#tismal del Espirit#4 el creyente es #nido al c#erpo del c#al Cristo es la Cabe.a 8= Co. >%=9< =:%=@< Ga. @%:9C y4 por lo tanto4 se dice 0#e est- en Cristo. Estar en Cristo constit#ye #na #ni$n 0#e es a la &e. &ital y permanente. En a0#ella #ni$n las cosas &ie(as ]posici$n y relaciones 0#e eran base de la condenaci$n] pasaron4 y todas las posiciones y relaciones se han hecho n#e&as y son de ios 8: Co. G%=94 =;C. "l ser aceptado para siempre en el amado4 el hi(o de ios esttan se*#ro como a0#6l en 0#ien est-4 y en 0#ien permanece. G. La presencia del Espírit# Santo en el creyente se dice 0#e es el sello de ios 0#e d#rarhasta el día de la redenci$n4 el día de La traslaci$n o res#rrecci$n del creyente 8: Co. =%::< Ef. =%=@3=?< ?%@AC. El sello del Espírit# Santo es obra de ios y representa la sal&aci$n y se*#ridad de la persona así sellada hasta 0#e ios complete s# prop$sito de presentar al creyente perfecto en el cielo< por lo tanto4 es otra e&idencia de 0#e #na &e. sal&ado el creyente es siempre sal&o. Tomada como #n todo4 la se*#ridad eterna del creyente descansa sobre la nat#rale.a de la sal&aci$n. Es obra de ios4 no. obra de hombres. escansa en el poder y la fidelidad de ios4 no en la fortale.a y fidelidad del hombre. Si la sal&aci$n f#era por obras4 o si la sal&aci$n f#era #na recompensa por la fe como #na b#ena obra4 seria comprensible 0#e se p#siera en d#das la se*#ridad del hombre. Pero4 p#esto 0#e descansa sobre la *racia4 y las promesas de ios4 el creyente p#ede estar confiado en s# se*#ridad y4 con Pablo4 estar 7pers#adido de esto4 0#e el 0#e comen.$ en &osotros la b#ena obra la perfeccionar- hasta el día de 1es#cristo7 8Pil. =%>C. Entonces se p#ede concl#ir4 de este *ran c#erpo de &erdad4 0#e el prop$sito eterno de ios4 0#e es para preser&aci$n de los s#yos4 no podr- (am-s ser derrotado. Con este fin ha pre&isto c#al0#ier obst-c#lo posible. El pecado4 0#e podría prod#cir4 separaci$n4 ha sido lle&ado por #n s#stit#to 0#e4 con el fin de 0#e el creyente sea *#ardado4 in&oca la eficacia de s# m#erte ante el trono de ios. La &ol#ntad del creyente 0#eda ba(o el control di&ino 8Pil. :%=@C4 y toda pr#eba o tentaci$n es templada por la infinita *racia y sabid#ría de ios 8= Co. =A%=@C. No se p#ede enfati.ar con s#ficiente f#er.a 0#e4 a#n0#e en este capít#lo se han tratado la sal&aci$n y la preser&aci$n en la sal&aci$n como empresas di&inas separadas4 como #na adaptaci$n a la forma #s#al de hablar4 la Biblia no hace tal distinci$n. Se*5n las Escrit#ras4 no hay sal&aci$n prop#esta4 ofrecida a emprendida ba(a la *racia4 0#e no sea infinitamente perfecta y permane.ca para siempre. PREGUNTASC =. KPor 0#6 es importante para el creyente la c#esti$n de la se*#ridad eternaM :. KC#-les son las posiciones op#estas del cal&inismo y el arminianismo en la c#esti$n de la se*#ridad eternaM @. "pro)imadamente4 Kc#-ntos pasa(es presentan los arminianos diciendo 0#e ense/an la doctrina de la se*#ridad condicionalM

?. K"l est#diar estos pasa(es4 Kc#-l es la pre*#nta m-s importanteM G. KEn 0#6 est-n de ac#erdo todas las partes en la c#esti$n de la se*#ridadM >. K'ay d#das en la mente de ios acerca de 0#i6nes son sal&osM 9. KEs cierto 0#e la fe s#perficial no basta para sal&arseM ;. KComo e&al5a los di&ersos pasa(es citados en oposici$n a la se*#ridad eterna y 0#e presentan las obras h#manas coma e&idencia de la sal&aci$nM B. K eben considerarse las ad&ertencias contra #na fe s#perficial como ad&ertencias contra la posibilidad de perder la sal&aci$nM =A. KEs posible 0#e #n cristiano pierda s# recompensa en el cielo y a5n sea sal&oM ==. KEs posible 0#e #n cristiano *en#ino pierda la com#ni$n con ios y toda&ía sea sal&oM =:. KEs posible 0#e #n creyente &erdadero sea casti*ado a disciplinado y toda&ía sea sal&oM =@. KComo e)plica #sted la e)presi$n 7caer de la *racia7 en relaci$n con la sal&aci$n cristianaM =?. KPor 0#6 hay dific#ltad en pasa(es del "nti*#o Testamento en la c#esti$n de la se*#ridad eternaM =G. KC$mo e)plica #sted !ateo :?%=@M =>. KPor 0#6 la se*#ridad a inse*#ridad dependen de la pre*#nta 7KL#i6n reali.a la obra de sal&aci$nM7 =9. KC#-les son las c#atro obras del Padre 0#e apoyan la se*#ridad eternaM =;. KPor 0#6 las obras de ios Padre en la sal&aci$n por sí solas *aranti.an la se*#ridad eternaM =B. KC#-les son las c#atro obras de ios el 'i(o 0#e apoyan la doctrina de la se*#ridad eternaM :A. KC$mo se relaciona la m#erte de Cristo con Ia se*#ridad eternaM :=. KC$mo se relaciona la res#rrecci$n de Cristo con la se*#ridad eternaM ::. KC$mo se relacionan las obras de Cristo coma intercesor y abo*ado con la se*#ridad eternaM :@. KC#-les son las c#atro obras del Espírit# Santo en relaci$n con la se*#ridad eternaM :?. KEs el n#e&o nacimiento #n proceso re&ersibleM :G. KE)iste el caso de al*#ien 0#e haya nacido de n#e&o m-s de #na &e. en las Escrit#rasM :>. KComo se relaciona la presencia interior permanente del Espírit# con la se*#ridad eternaM :9. KP#ede perder el Espírit# #n creyente de la era act#alM :;. KL#6 se consi*#e por obra del Espírit# en el ba#tismo en relaci$n con la se*#ridadM :B. KEn 0#6 forma es #na promesa de se*#ridad la promesa del Espírit# como sello hasta el día de la redenci$nM @A. K+es#mir las ra.ones par 0#e la se*#ridad eterna descansa sobre la nat#rale.a de la sal&aci$n coma obra de iosM @=. KEn 0#6 forma incl#ye el aspecto de la se*#ridad del creyente la nat#rale.a de la sal&aci$nM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La elecci$n di&ina 2 Her P#ente3 A. De?ini-i,n de ele--i,n Las Escrit#ras re&elan a ios como #n soberano absol#to 0#e por s# propia &ol#ntad 0#iso crear el #ni&erso y diri*ir s# historia de ac#erdo con #n plan preordenado. El concepto de #n ios infinito y omnipotente conc#erda con el hecho de 0#e El sea soberano y ten*a poder para e(ec#tar s# pro*rama en la forma 0#e El lo 0#iso determinar. Sin embar*o4 la comprensi$n de ese plan por parte del hombre presenta inn#merables problemas y4 en partic#lar4 el de c$mo p#ede el hombre obrar libre y responsablemente en #n #ni&erso pro*ramado. Los sistemas h#manos de pensamiento han tenido la tendencia a ir a los dos e)tremos4 #no en 0#e el prop$sito soberano de ios se presenta como absol#to4 o el otro en 0#e se ma*nifica la libertad del hombre hasta el p#nto de 0#e ios ya no tiene control sobre las cosas. "l tratar de resol&er esa dific#ltad4 la 5nica sol#ci$n es ac#dir a la re&elaci$n di&ina y tratar de interpretar la e)periencia h#mana sobre la base de lo 0#e la Biblia ense/a. En las Escrit#ras4 el prop$sito soberano de ios se e)tiende a naciones e indi&id#os. Se hace referencia a Israel como naci$n ele*ida 8Is. ?G%?< >G%B4 ::C. La palabra 7electo7 se aplica con frec#encia a indi&id#os 0#e son ele*idos para sal&aci$n 8!t. :?%::4 :?4 @=< !r. =@%:A4 ::4 :9< Lc. =;%9< +o. ;%@@< Col. @%=:< = Ti. G%:=< : Ti. :%=A< Tit. =%=< = P. =%:< G%=@< : 1n. =4 =@C. La misma e)presi$n se #sa para referirse a Cristo 8Is. ?:%=< = P. :%>C. "dem-s de la palabra ele*ido4 se menciona el hecho de la elecci$n 8+o. B%==< ==%G4 94 :;< = Ts. =%?< : P. =%=AC. El

pensamiento de la elecci$n es 0#e la persona o *r#po mencionado han sido ele*idos para #n prop$sito di&ino *eneralmente relacionado con la sal&aci$n. La palabra TTesco*idoR es sin$nimo de la palabra TTele*idoRR. Se aplica a Israel 8Is. ??%=C4 a la i*lesia 8Ef. =%?< : Ts. :%=@< = P. :%BC4 y tambi6n a los ap$stoles 81n. >%9A< =@%=;< 'ch. =%:C. Fna cantidad de e)presiones est-n relacionadas con el concepto de elecci$n o ser esco*ido4 tales como TdestinadoRR 8= P. =%:AC y Tpredestinaci$nRR 8+o. ;%:B4 @A< Ef. =%G4 ==C. El pensamiento es el de determinar de antemano4 como en 'echos ?%:;4 # ordenar de antemano como en 1#das ? y Efesios :%=A. "dem-s4 hay #na referencia frec#ente a este concepto en la Biblia4 donde se #sa la palabra TdecretadoR 8: Cr. :G%=>C4 Tacord$R 8Is. =B%=9C4 TdeterminadoR 8Lc. ::%::C4 Tprefi(adoR 8'ch. =9%:>C. El pensamiento en todas estas e)presiones es 0#e la elecci$n de ios precede al acto y es determinado por s# &ol#ntad soberana. La elecci$n4 la preordenaci$n y la predestinaci$n se han hecho se*5n el di&ino prop$sito de ios 8Ef. =%B< @%==C4 y en las Escrit#ras est-n relacionadas con la presciencia de ios 8'ch. :%:@< +o. ;%:B< ==%:< = P. =%:C. Jtra palabra relacionada es la palabra TllamarR4 como en +omanos ;%@A y m#chos otros pasa(es 8= Co. =%B< 9%=;4 :A4 :=4 ::4 :?< =G%B< Ga3G%=@< Ef. ?%=4 ?< Col. @%=G< = Ti. >%=:< 'e. G%?< B%=G< = P. :%:=< @%B< = 1n. @%=C. En 1n. =:%@: n#estro Se/or se refiri$ al llamamiento como la acci$n de atraer los hombres a ios 8cf. con 1n. >%??C. Todos estos pasa(es implican 0#e #n ios soberano est- lle&ando a cabo s# prop$sito< en s# prop$sito ciertos hombres han sido esco*idos para sal&aci$n4 y ciertas naciones4 especialmente Israel4 han sido esco*idas para c#mplir #n prop$sito di&ino especial B. El @e-@o de la ele--i,n di0ina "#n0#e la doctrina de la elecci$n escapa a la comprensi$n h#mana4 est- claramente ense/ada en las Escrit#ras. En &irt#d de la elecci$n di&ina4 ios ha esco*ido a ciertos indi&id#os para sal&aci$n y los predestin$ para 0#e f#esen conformados se*5n eh car-cter de s# 'i(o 1es#cristo 8+o. =>%=@< Ef. =%?3G< : Ts. :%=@< = P. =%:C. Es claro 0#e la elecci$n tiene s# ori*en en ios y 0#e esta elecci$n es parte del plan eterno de ios. La elecci$n di&ina no es #n acto de ios en el tiempo4 sino #na parte de s# prop$sito eterno. Esto aparece en n#merosos pasa(es tales como Efesios =%? 0#e dice% 7Se*5n nos esco*i$ en 6l antes de la f#ndaci$n del m#ndo4 para 0#e f#6semos santos y sin mancha delante de 6l en amor.7 Se*5n : Timoteo =%B4 n#estra elecci$n es 7se*5n el prop$sito s#yo y *racia 0#e nos f#e dada en Cristo antes de los tiempos de los si*los7. Por c#anto el plan de ios es eterno4 la elecci$n4 como parte esencial del plan4 debe ser eterna. Fn problema difícil de resol&er en la doctrina de la elecci$n es la relaci$n entre la elecci$n y la presciencia. Fna forma de interpretaci$n 0#e tiende a s#a&i.ar el concepto de elecci$n se le&anta sobre la idea de 0#e ios sabía 0#i6nes iban a recibir a Cristo4 y sobre la base de ese conocimiento los eli*i$ para sal&aci$n. Sin embar*o4 este concepto tiene problemas inherentes por0#e hace 0#e ios est6 s#(eto a #n plan en el c#al El no es soberano. "#n0#e la elecci$n y la presciencia son coe)tensi&as4 la presciencia en sí no sería determinati&a. "#n0#e los te$lo*os han l#chado con estos problemas y no han lle*ado a concl#siones satisfactorias4 #na sol#ci$n posible es comen.ar por reconocer 0#e ios es omnisciente4 esto es4 0#e El tenía conocimiento de todos los planes posibles para el #ni&erso. e todos los planes posibles con s#s infinitas &ariantes ios esco*i$ #n plan. 'abiendo esco*ido #n plan y conoci6ndolo en todos s#s detalles4 ios podía conocer anticipadamente 0#i6nes iban a ser sal&os o electos y todos los detalles acerca de la sal&aci$n de ellos. Sin embar*o4 el problema inmediato 0#e se presenta al int6rprete es el de la libertad h#mana. Por la e)periencia y se*5n las Escrit#ras4 parece e&idente 0#e el hombre tiene decisiones 0#e hacer. KC$mo se p#ede e&itar la lle*ada a #n sistema fatalista en 0#e todo estpredeterminado y no 0#edan elecciones morales 0#e reali.arM KEs la responsabilidad h#mana #na b#rla4 o es realM Estos son los problemas 0#e enfrenta el int6rprete de las Escrit#ras en relaci$n con esta difícil doctrina. "#n0#e los te$lo*os no han podido resol&er completamente el problema de la elecci$n di&ina en relaci$n a las decisiones h#manas y a la responsabilidad moral del hombre4 la resp#esta parece ser 0#e4 al ele*ir #n plan ios4 esco*i$ el plan como #n todo4 no parte por parte. El sabía de antemano4 antes de la elecci$n del plan4 0#i6n sería sal&o y 0#i6n no serla sal&o en tal plan. Por fe debemos s#poner 0#e ios eli*i$ el me(or plan posible4 y 0#e si h#biera habido #n plan me(or4 6ste habría sido p#esto en operaci$n por0#e ios lo habría ele*ido. El plan incl#ía m#chas cosas 0#e ios mismo haría4 tales como la creaci$n y el establecimiento de la ley nat#ral incl#ía lo 0#e ios soberanamente esco*i$ hacer por sí mismo4 tal como el re&elarse por medio de profetas e infl#ir sobre los hombres en s#s elecciones a#n c#ando ellos si*#en siendo responsables por las elecciones 0#e hacen.

En otras palabras4 el plan incl#ía dar al hombre cierta libertad de elecci$n4 y de ello sería responsable. El hecho de 0#e ios s#piera ba(o cada plan 0#6 haría cada hombre no si*nifica 0#e ios for.ase al hombre a hacer al*o contra s# &ol#ntad para l#e*o casti*arlo por ello. En el notable e(emplo de la cr#cifi)i$n de Cristo4 en torno a la c#al *iraba todo el plan de ios4 ilato libremente esco*i$ cr#cificar a Cristo y f#e hecho responsable de ello. 1#das Iscariote decidi$ libremente traicionar a Cristo y f#e tenido por responsable de ello. Sin embar*o4 las decisiones de Pilato y de 1#das eran parte esencial del pro*rama de ios y eran cosa cierta antes 0#e ellos las e(ec#taran. En consec#encia4 a#n0#e hay problemas de comprensi$n h#mana4 la me(or sol#ci$n es aceptar lo 0#e la Biblia ense/a4 sea 0#e entendamos o no. " &eces las me(ores trad#cciones ay#dan4 como en = Pedro =%=3:4 donde dice 0#e los cristianos son TTele*idos se*5n la presciencia de ios PadreR4 lo 0#e hace 0#e la elecci$n est6 s#(eta al conocimiento anticipado de ios. Sin embar*o4 la palabra ele*idosRR califica a la palabra TTe)patriadosRR del &ersíc#lo =4 y no est- ense/ando el orden l$*ico de la elecci$n en relaci$n con la presciencia4 sino el hecho de 0#e son coe)tensi&as. "l*#na ay#da se p#ede hallar en el hecho de 0#e todo el proceso del prop$sito di&ino4 elecci$n y presciencia son eternos. Todo lo 0#e el hombre p#ede hacer es tratar de establecer #na relaci$n l$*ica4 pero todas estas cosas han sido &erdaderas en la mente de ios4 y ios no lle*$ a s#s decisiones desp#6s de considerar lar*amente las dific#ltades de cada plan. En otras palabras4 (am-s h#bo otro plan4 y así todos los aspectos del prop$sito eterno de ios son i*#almente eternos. Entonces debemos lle*ar a la concl#si$n de 0#e la elecci$n y los t6rminos relacionados se ense/an claramente en la Biblia4 y 0#e si*nifica 0#e al*#nos f#eron esco*idos para sal&aci$n y los dem-s4 al no ser ele*idos4 f#eron pasados por alto. La elecci$n es eterna y no es #n acto de ios reali.ado en el tiempo. En la elecci$n ios no se a(#sta a la presciencia4 a#n0#e la elecci$n procede de la omnisciencia di&ina. "#n0#e hay serios problemas en la comprensi$n h#mana de esta doctrina4 debemos someternos a la re&elaci$n di&ina a#n c#ando no podamos comprenderla completamente. C. De?ensa de la do-)rina de la ele--i,n "#n0#e al*#nos te$lo*os4 para resol&er el problema4 han tratado de dar e)plicaciones 0#e s#primen la doctrina de la elecci$n4 en realidad4 al ne*ar lo 0#e la Escrit#ra ense/a4 los ar*#mentos presentados en contra de la elecci$n di&ina proceden de malentendidos. " &eces se afirma 0#e sostener la elecci$n es afirmar 0#e ios es arbitrario. Por s#p#esto4 esto s#r*e de la incred#lidad. ios es soberano4 pero s# soberanía es siempre sabia4 santa4 b#ena y llena de amor. Jtra ob(eci$n 0#e se presenta con frec#encia es 0#e esta doctrina hace a ios in(#sto al no incl#ir a todos en s# prop$sito de sal&aci$n. En este p#nto4 debemos obser&ar 0#e ios no estobli*ado a sal&ar a nin*#no y 0#e solo sal&a a los 0#e 0#ieren creer. "#n0#e la obra de ios en la sal&aci$n de #n indi&id#o es inescr#table ]ya 0#e ob&iamente hay #n acto de *racia c#ando #na persona cree en Cristo y es sal&a]4 la Biblia claramente ordena al hombre 0#e crea 'ech. =>%@=C. Nadie es sal&ado contra s# &ol#ntad4 y nadie de(a de creer contra s# &ol#ntad. Fna ob(eci$n m#y com5n a esta doctrina es 0#e desalienta el esf#er.o misionero de lle&ar el e&an*elio a los perdidos y desalienta a los 0#e desean ser sal&os. La resp#esta es 0#e ios ha incl#ido en s# plan 0#e el e&an*elio sea predicado a toda criat#ra y 0#e ios desea la sal&aci$n de todos 8: P. @%BC. Sin embar*o4 al establecer #n #ni&erso moral en 0#e los hombres esco(an entre creer o no creer4 es ine&itable 0#e al*#nos se pierdan. Jtra ob(eci$n es 0#e si al*#nos son ele*idos para sal&aci$n y otros son ele*idos para 0#e no se sal&en4 6stos no tienen esperan.a en s# estado de perdici$n. Las Escrit#ras claramente enfati.an 0#e al*#nos son ele*idos para sal&aci$n4 y 0#e los incon&ersos est-n destinados a s# s#erte4 no por0#e los hombres 0#e deseaban ser sal&os no p#dieron obtener la sal&aci$n4 sino siempre sobre la base de 0#e los 0#e no se sal&an esco*ieron no ser sal&os. La misericordia de ios se m#estra en s# paciencia4 como en +omanos B%:=3:: y : Pedro @%B. Nadie podr- (am-s ponerse delante de ios y decirle% 7,o 0#ería ser sal&o4 pero no p#de por0#e no f#i ele*ido.7 "#n0#e los *randes sabios y los est#diantes de la Biblia en *eneral se*#ir-n l#chando con esta difícil doctrina4 el hecho de la elecci$n di&ina est- claramente presentado en las Escrit#ras4 y los 0#e son sal&os4 a#n0#e no estaban enterados de la doctrina c#ando aceptaron a Cristo4 p#eden *loriarse en el hecho de 0#e estaban en el plan de ios desde la eternidad pasada y 0#e s# sal&aci$n es #na s#prema il#straci$n de la *racia de ios. Fn ios 0#e es soberano y eterno l$*icamente debe tener #n pro*rama planeado. Sobre la base de la re&elaci$n bíblica4 el creyente en Cristo solo p#ede concl#ir 0#e el plan de ios es santo4 sabio y b#eno4 0#e ios es #n ios paciente y 0#e est- preoc#pado por el estado perdido de los 0#e recha.an la sal&aci$n4 para preparar la c#al Cristo m#ri$. PREGUNTAS

=. KPor 0#6 es ra.onable s#poner 0#e ios tiene #n plan soberano para el #ni&ersoM :. K C#-les son los dos e)tremos a 0#e ha tendido el pensamiento h#mano en relaci$n con el prop$sito soberano de iosM @. KC$mo se p#ede demostrar 0#e el prop$sito soberano de ios se e)tiende a indi&id#os y naciones así como a otros *r#posM ?. KC#-=es son las di&ersas palabras #sadas para e)presar la idea de elecci$nM G. KC#-l es la idea central de todas las e)presiones #sadas en relaci$n con la elecci$nM >. KL#6 es lo 0#e se lle&a a cabo por la elecci$n di&inaM 9. KL#6 e&idencia apoya la idea de 0#e la elecci$n di&ina f#e desde la eternidad pasadaM ;. KEn 0#6 forma se relaciona la elecci$n con la prescienciaM B. KC$mo se p#ede resol&er el problema de la relaci$n 0#e hay entre la libertad h#mana y la elecci$n di&inaM =A. E)plicar c$mo se ha incl#ido en el plan di&ino la libertad h#mana. ==. E)plicar en 0#6 es la cr#cifi)i$n de Cristo #na il#straci$n sobresaliente de la libertad h#mana y del plan de ios. =:. KPor 0#6 debe #n indi&id#o aceptar la doctrina de la elecci$n a#n si no la entiendeM =@. KC$mo se p#eden responder las ob(eciones a la elecci$n en 0#e se ale*a 0#e se hace a ios arbitrario e in(#stoM =?. KC$mo respondería #sted a las ob(eciones de 0#e la doctrina de la elecci$n se opone a los esf#er.os misionerosM =G. KPor 0#6 era necesario en el plan de ios 0#e al*#nos f#eran perdidosM =>. K a la doctrina de la elecci$n #na e)c#sa a los perdidos para no sal&arseM =9. K'ay e&idencia de 0#e el plan de ios es santo4 sabio y b#eno y 0#e ios es paciente y est- realmente preoc#pado por el estado de perdici$n de los 0#e se nie*an a recibir la sal&aci$nM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La I*lesia% s#s miembros 2 Her P#ente3 A. La i.lesia -o*o el ro ,si)o resen)e de Dios. En el N#e&o Testamento se re&ela 0#e la i*lesia es el prop$sito central de ios en la edad act#al. En contraste con el prop$sito de ios para con indi&id#os y naciones del "nti*#o Testamento y el prop$sito mayor para la naci$n de Israel4 se re&ela 0#e la i*lesia es la compa/ía de creyentes formada por (#díos y *entiles 0#e son llamados a salir del m#ndo y se (#ntan en #na #ni$n &i&a por el ba#tismo del Espírit#. En *eneral4 el concepto de i*lesia se di&ide en dos *randes cate*orías. El 6nfasis principal en el N#e&o Testamento est- en la i*lesia como or*anismo4 la #ni$n &i&a de todos los &erdaderos creyentes en Cristo. Esta es la &erdad distinti&a 0#e se presenta a partir del día de Pentecost6s4 con el ad&enimiento del Espírit#4 y 0#e acaba con la &enida de Cristo por s# i*lesia4 en la c#al la i*lesia ser- arrebatada f#era del m#ndo y lle&ada al cielo. Sin embar*o4 otro concepto es el de i*lesia local o i*lesia or*ani.ada. Es el c#erpo de los creyentes 0#e profesan ser cristianos y se re5nen en #na localidad o #n *r#po de tales asambleas locales 8= Co. =%:< Ga. =%:< Pil. =%=C. La palabra 7i*lesia7 es #na trad#cci$n de #na palabra *rie*a% 7eSSlesia74 y frec#entemente se #sa para desi*nar c#al0#ier asamblea o con*re*aci$n de personas re#nidas con fines reli*iosos o políticos. La palabra realmente si*nifica 7llamados f#era7. En la Grecia anti*#a las ci#dades se *obernaban por #n sistema p#ramente democr-tico en 0#e todos los ci#dadanos del p#eblo se re#nían para decidir sobre los as#ntos de inter6s m#t#o. Como eran 7llamados f#era7 de s#s oc#paciones ordinarias a #na asamblea en la c#al podrían &otar4 la palabra lle*$ a si*nificar el res#ltado de a0#ellas con&ocatorias4 esto es4 desi*n$ a a0#ellos 0#e se re#nían. Esta palabra se enc#entra con frec#encia en la Sept#a*inta4 &ersi$n *rie*a del "nti*#o Testamento4 y desi*na a las di&ersas asambleas del "nti*#o Testamento. Se #sa en #n sentido similar en pasa(es tales como 'echos 9%@; y =B%@:4 donde la palabra se #sa sencillamente para #na m#ltit#d re#nida. Sin embar*o4 c#ando se #sa para la i*lesia como c#erpo de Cristo se con&ierte en #na palabra t6cnica 0#e se refiere a los 0#e han sido llamados f#era del m#ndo para re#nirse en #na #ni$n &i&a con Cristo. Este concepto no se enc#entra en el "nti*#o Testamento4 a#n c#ando Israel a &eces se re#nía con prop$sitos reli*iosos. La palabra4 c#ando se #sa para los sal&ados4 se aplica específicamente a la compa/ía de los sal&ados d#rante la presente era y 0#e se enc#entran en el cielo y en la tierra. B. La i.lesia: Una re0ela-i,n del N(e0o Tes)a*en)o. Por c#anto no se enc#entra en el "nti*#o Testamento el concepto de #na i*lesia formada por (#díos y *entiles 0#e son sal&ados y re#nidos para la &ida eterna4 solo el N#e&o Testamento da la re&elaci$n di&ina sobre este importante tema. En el plan de ios era

necesario 0#e Cristo &iniera primero para morir en la cr#.4 f#era res#citado de entre los m#ertos y ascendiera a los cielos. Con la &enida del Espírit# Santo en el día de Pentecost6s4 sin embar*o f#e posible 0#e ios c#mpliera s# prop$sito de tener #na compa/ía especial de creyentes sin tener en c#enta la distinci$n entre Israel y los *entiles y cada #no de ellos con s# propio l#*ar en el prop$sito eterno de ios. Se*5n 'echos :4 confirmado por la e)periencia de Cornelio en 'echos =A4 los creyentes en Cristo f#eron ba#ti.ados por el Espírit# 8= CJ. =:%=@C y lle*aron a ser miembros los #nos de los otros con el ad&enimiento del Espírit# Santo. esde Pentecost6s hacia adelante cada creyente 0#e lle*$ a la sal&aci$n f#e hecho miembro del c#erpo de Cristo4 como &imos pre&iamente en la doctrina del ba#tismo del Espírit# Santo. Fna &e. 0#e la i*lesia est6 completa y sea arrebatada en el rapto al cielo4 el prop$sito di&ino &ol&er- a hacer la distinci$n normal entre (#díos y *entiles 0#e sean sal&os d#rante el período de pr#eba 0#e se*#ir- al arrepentimiento y en el reino milenial. C. El 6(dAoD el .en)il + la i.lesia de Dios. En la era act#al4 la Biblia reconoce tres *randes di&isiones en la familia h#mana% el (#dío4 el *entil y la i*lesia de ios 8= Co. =A%@:C. La obser&ancia de estas distinciones es de *ran importancia para comprender el prop$sito presente de ios. =. Los (#díos o hi(os de Israel son la naci$n 0#e s#r*i$ de "braham si*#iendo la línea de Isaac y 1acob4 y 0#e4 se*5n el prop$sito y la promesa di&ina4 son el p#eblo terrenal esco*ido por ios. Esta naci$n ha sido mila*rosamente preser&ada hasta el tiempo act#al y4 se*5n las profecías4 toda&ía ser- el p#eblo dominante y *lorificado de la tierra en la edad del reino &enidero 8Is. >:%=3=:C. Las promesas eternas de 1eho&- a s# p#eblo no p#eden ser alteradas. Estas promesas incl#yen #na entidad nacional 81er. @=%@>C4 #na tierra 8Gn. =@%=GC4 #n trono 8: S. 9%=@C4 #n rey 81er. @@%:A3:=C y #n reino 8: S. 9%=>C. En la fidelidad de ios4 s#s promesas4 0#e son primariamente terrenales en car-cter4 han sido c#mplidas hasta el momento presente y ser-n c#mplidas por toda la eternidad< por0#e se dice 0#e cada #no de estos pactos es eterno en d#raci$n. C#atro palabras describen la operaci$n del prop$sito di&ino en este p#eblo% 7esco*idos74 7dispersos74 7re#nidos74 7benditos7. Es ob&io 0#e f#eron esco*idos y 0#e ahora est-n dispersos entre las naciones de la tierra. Toda&ía falta 0#e sean re#nidos y bendecidos. El ministerio pec#liar de este p#eblo se enc#entra en +omanos B%?3G 8cf. con Gn. =:%@C. :. Los *entiles son la &asta m#ltit#d incontable4 e)cl#idos los israelitas4 0#e han &i&ido en la tierra desde "d-n hasta ahora. "parte de ciertos indi&id#os4 no hay noticias de 0#e4 en el período desde "d-n hasta Cristo4 ios haya tenido al*#na relaci$n especial4 o haya e)tendido al*#na promesa inmediata a los *entiles. Sin embar*o4 las profecías del "nti*#o Testamento predicen *randes bendiciones terrenales 0#e &endrían sobre los *entiles en el reino &enidero sobre la tierra4 y en la era act#al participarían al i*#al 0#e los (#díos en los pri&ile*ios del e&an*elio. @. La i*lesia de ios no se refiere a la membresía de i*lesias or*ani.adas4 sino a toda la compa/ía de los redimidos 0#e habr-n sido sal&os d#rante la era act#al. Son #n p#eblo distinto por0#e% aC todos los indi&id#os 0#e la forman han nacido de n#e&o4 entran en el reino de ios 81n. @%GC y han sido destinados a ser conformados a la ima*en de Cristo 8+o. ;%:BC< bC ya no est-n en "d-n participando de la r#ina de la &ie(a creaci$n 8: Co. G%=9C4 sino 0#e est-n en Cristo participando de la n#e&a creaci$n4 de todo lo 0#e Cristo es en la &ida y *loria de s# res#rrecci$n 8Ef. =%@< Col. :%=AC< cC a la &ista de ios es cambiada s# nacionalidad4 por0#e est-n sobre #na n#e&a base en la 0#e no hay (#dío ni *entil4 sino 0#e Cristo es el todo en todos 8Col. @%==C< dC ahora son ci#dadanos del cielo 8Pil. @%:A< Col. @%@C y todas s#s promesas4 s#s posesiones y s# posici$n son celestiales 8: Co. G% =93=;C. e este modo este p#eblo celestial se distin*#e de todos los dem-s p#eblos de la tierra. D. La i.lesia ?or*ada or 6(dAos + .en)iles. ,a han sido se/aladas las respecti&as posiciones terrenales de (#díos y *entiles. " esto debe a/adirse 0#e d#rante la era act#al4 y para los prop$sitos de la *racia4 ios ha colocado a (#díos y *entiles sobre #na base com5n 8+o. @%BC. Se dice 0#e ambos est-n 7ba(o pecado74 lo 0#e si*nifica 0#e ahora est-n limitados a la sal&aci$n por *racia solamente. El cambio en el pro*rama di&ino4 en la m#erte de Cristo4 del reconocimiento de #na naci$n fa&orecida a #n llamamiento de indi&id#os tanto (#díos como *entiles f#e al*o dificilísimo de entender para los (#díos. El (#dío no comprendi$ 0#e s#s pactos habían sido p#estos a #n lado por #n tiempo4 pero 0#e no habían sido abro*ados. Las l#chas de la naci$n con este problema est-n en el libro de los 'echos. El (#dío se enc#entra desa(#stado hasta el día de hoy en relaci$n con este pro*rama4 y se ha predicho de 6l 0#e permanecer- ce*ado en parte hasta 0#e la i*lesia sea lle&ada de este m#ndo 8+o. ==%:GC4 desp#6s de lo c#al el Libertador &endr- a Si$n y 0#itar- la impiedad de

1acob. Se afirma 0#e 6ste es el pacto de ios con ellos4 c#ando El 0#ite s#s pecados 8+o. ==%:>3:9C. Sin embar*o4 por la predicaci$n del e&an*elio4 tanto (#díos como *entiles est-n siendo sal&ados ahora y la i*lesia est- siendo edificada. El ap$stol dio instr#cciones de 0#e el e&an*elio sea predicado primeramente al (#dío 8+o. =%=>C4 y s# propio ministerio f#e ordenado de ac#erdo con ese pro*rama 8'ch. =9%=3@C. Como se ha s#*erido4 al ap$stol Pablo le f#eron dadas dos re&elaciones% #na4 el e&an*elio de la *racia de ios4 probablemente c#ando estaba en "rabia al comien.o de s# ministerio 8Ga. =%==3=:C4 y la otra4 de la i*lesia como c#erpo de Cristo4 probablemente mientras est#&o en la c-rcel 8Ef. @% @3>C. El ras*o &ital de la se*#nda re&elaci$n es 0#e de las dos f#entes ] (#díos y *entiles] ios est- formando #n n#e&o c#erpo 8Ef. :%=GC. Este era #n misterio4 esto es4 #n secreto di&ino a5n no re&elado. No es secreto 0#e ios tenía prop$sitos para Israel o para los *entiles4 p#esto 0#e 6ste es el tema del "nti*#o Testamento en las profecías< pero el secreto escondido en ios era la creaci$n de #n n#e&o orden celestial de seres esco*idos de (#díos y *entiles. E. %e*bresAa de la i.lesia. La resp#esta a la pre*#nta 7KP#ede #na persona ser sal&a y no ser miembro de la i*lesiaM7 depende del si*nificado 0#e se le d6 a la palabra 7i*lesia7. Es ob&io 0#e #na persona p#ede ser cristiana y no ser miembro de #na i*lesia local. En realidad todos debieran ser sal&os antes de hacerse miembros de #na i*lesia< y si se es sal&o4 es normal 0#e #n indi&id#o b#s0#e la com#ni$n del p#eblo de ios en #na # otra forma. Por otra parte4 es imposible ser sal&o y no ser miembro de la i*lesia de la c#al Cristo es la cabe.a< por0#e #na parte de la obra di&ina en la sal&aci$n es la #ni$n del sal&ado con Cristo por el ba#tismo con el Espírit# Santo 8= Co. =:%=@C. C#ando se #sa en cone)i$n con la obra del Espírit#4 7ba#ti.ar7 es #na palabra de si*nificado discriminatorio y traspasa los limites de la ordenan.a e)terior del ba#tismo con a*#a y representa el ministerio del Espírit# en fa&or del creyente 0#e tiene los efectos de mayor alcance 0#e c#al0#ier otra empresa di&ina en la sal&aci$n. No es sorprendente 0#e Satan-s haya tratado de distorsionar el si*nificado claro del ba#tismo con el Espírit# y el ministerio di&ino 0#e 6l representa< por0#e solamente sobre la base de este ministerio podemos comprender las ri0#e.as de la *racia di&ina o entrar en el *o.o celestial4 con s# imp#lso a #na &ida santa 0#e estas ri0#e.as imparten. En la tierra la i*lesia se &e como #na banda pere*rina de testi*os. No son de este m#ndo4 así como Cristo no es de este m#ndo 81n. =9%=>C4 y como el Padre ha en&iado al 'i(o al m#ndo4 el 'i(o ha en&iado a estos testi*os por el m#ndo. 7"5n no se ha manifestado7 8&6ase Col. @%?< = 1n. @%:C lo 0#e ellos son por las ri0#e.as de la *racia. Por ser el p#eblo celestial en contraste con Israel el p#eblo terrenal4 la i*lesia]*lorificada en la reali.aci$n de s# prop$sito di&ino] aparece en los cielos como la esposa del Cordero4 reinando (#ntamente con el +ey4 y participando para siempre en la *loria del eterno 'i(o de ios. PREGUNTAS =. KC#-l es el contraste entre los prop$sitos de ios para la i*lesia y los prop$sitos de ios para indi&id#os y naciones en el "nti*#o TestamentoM :. KC#-les son las dos cate*orías principales en el concepto de I*lesiaM @. KC#-l es el si*nificado ori*inal de la palabra 7i*lesia7M ?. KL#6 #so se le da a la palabra 7i*lesia7 en el "nti*#o Testamento4 y c#-l es la diferencia en el #so para referirse a la i*lesia 0#e es el c#erpo de CristoM G. KL#6 era necesario c#mplir en el plan de ios antes del ad&enimiento del Espírit# en el día de Pentecost6sM 9. Nombrar las tres *randes di&isiones de la familia h#mana en la era act#al y definirlas. ;. KC#-les son al*#nas de las promesas eternas 0#e ios ha dado a IsraelM B. KL#6 promesas ha dado ios a los *entilesM =A. KEn 0#6 sentido es la i*lesia #na compa/ía distinta de personasM ==. KSobre 0#6 base com5n ha p#esto ios al (#dío y al *entil en la era act#alM =:. KL#6 s#cedi$ con los pactos de Israel en la era act#alM =@. KC$mo se caracteri.a a Israel d#rante la era act#al4 se*5n +omanos ==%:GM =?. KL#e s#ceder- a Israel desp#6s del arrebatamiento de la i*lesiaM =G. Nombrar y definir las dos *randes re&elaciones dadas al ap$stol Pablo. =>. KL#6 relaci$n hay entre la sal&aci$n de #n indi&id#o y s# membresía de la i*lesiaM =9. KEs posible ser sal&o sin ser miembro de la i*lesia como c#erpo de CristoM =;. KC#-l es el destino de la i*lesia desp#6s de la era act#alM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La I.lesia: S( Pro ,si)o + Co*isi,n. 2 Her P#ente3

En la era act#al ios est- dando a conocer s# sabid#ría y est- manifestando s# *racia ante las h#estes an*6licas por medio de la i*lesia 8Ef. @%=AC. En el cielo4 la i*lesia ser- por toda la eternidad la il#straci$n de lo 0#e la *racia de ios p#ede hacer 8Ef. :%9C. Sin embar*o4 estrictamente hablando4 la comisi$n di&ina de la i*lesia se entre*a m-s bien a indi&id#os 0#e a #n *r#po corporati&o. Cristo4 como cabe.a de la i*lesia4 p#ede diri*ir a cada creyente en los senderos de la &ol#ntad de ios en armonía con s#s dones personales y el plan de ios para la &ida indi&id#al. Sin embar*o4 todo esto est- en armonía con el prop$sito *eneral de ios para la i*lesia en el tiempo act#al. En la i*lesia como c#erpo4 ios est- c#mpliendo #n prop$sito di&ino presente 0#e se est- re&elando e)actamente como f#e profeti.ado en las Escrit#ras. A. El A-)(al Pro ,si)o Di0ino En El %(ndo. El act#al prop$sito di&ino para esta era no es la con&ersi$n del m#ndo4 sino el llamamiento a todos los 0#e creer-n en Cristo4 a fin de 0#e sal*an del m#ndo y formen el c#erpo de Cristo 0#e es la i*lesia. Es cierto 0#e el m#ndo se con&ertir- y 0#e habr- #n reino de (#sticia en la tierra< pero4 se*5n la Biblia4 el día de #na tierra transformada4 le(os de ser el res#ltado del ser&icio cristiano4 no preceder- a la &enida de Cristo4 sino 0#e &endr- desp#6s4 y solo serposible por s# presencia y poder inmediatos. Es desp#6s de ser cortada la Piedra ]símbolo del re*reso de Cristo] 0#e ios establece #n reino eterno en la tierra 8 n. :%??3?GC. Es desp#6s del re*reso del Se/or y de la toma de posesi$n del trono de s# *loria 0#e El dice a las o&e(as de s# mano derecha 0#e entren en el reino terrenal preparado para ellas 8!t. :G%@=3@?C. el mismo modo4 es desp#6s 0#e se le &e descender del cielo 0#e Cristo reina mil a/os sobre la tierra 8"p. =B%==3:A%B< cf. con 'ch. =G%=@3=B< = Co. =G% :A3:GC. "l an#nciar los ras*os pec#liares de esta era 8!t. =@%=3GAC4 el Se/or hace menci$n de tres características principales% =C El l#*ar de Israel en el m#ndo sería como el de #n tesoro escondido en el campo 8!t. =@%??C< :C el mal contin#aría hasta el final de la era 8!t. =@%?4 :G4 @@4 ?;C< y @C ser-n re#nidos los hi(os del reino4 comparados con el tri*o4 la perla de *ran precio y los b#enos peces 8!t. =@%@A4 ?G4 ?>4 ?;C. e estas tres características de la era se desprende 0#e el prop$sito s#premo de ios para esta edad es la re#ni$n de los hi(os del reino. e ac#erdo con esto4 se afirma en +omanos ==%:G 0#e la ce*#era act#al de Israel d#rar- hasta 0#e sea completada la i*lesia 8n$tese Ef. =%::3:@C4 hasta el fin de la era de especial bendici$n para los *entiles. e i*#al modo4 el misterio de ini0#idad4 el mal4 se*#ir- obrando d#rante la era act#al4 a#n0#e restrin*ido4 hasta 0#e el 0#e lo detiene4 el Espírit# de ios4 sea 0#itado de en medio 8: Ts. :%9C. Como el Espírit# se ira solamente c#ando haya completado el llamamiento de la i*lesia4 el prop$sito inmediato de ios no es la correcci$n del mal en el m#ndo4 sino el llamamiento de todo el 0#e crea. "5n falta c#mplir los pactos de Israel 8+o. ==%:9C4 y el mal ser- desterrado de la tierra 8"p. :=%=C< pero el prop$sito act#al de ios4 y todo e&identemente espera esto4 es terminar de completar la i*lesia. En 'echos =G%=@3=B se da la s#stancia del disc#rso de Santia*o al concl#ir el primer concilio de la i*lesia en 1er#sal6n. La ocasi$n de este concilio f#e la necesidad de determinar la c#esti$n del prop$sito act#al de ios. La I*lesia primiti&a estaba comp#esta mayormente por (#díos4 y 6stos estaban conf#ndidos en c#anto a s# propia posici$n nacional a la l#. del hecho de 0#e el n#e&o e&an*elio estaba fl#yendo hacia los *entiles. 1acobo sostiene 0#e4 se*5n la e)periencia de Pedro en la casa de Cornelio el *entil4 ios est- &isitando a los *entiles para tomar de ellos p#eblo para s# nombre. 7 esp#6s de esto74 dice 1acobo4 el Se/or re*resar- y entonces c#mplir- s#s prop$sitos para con Israel y los *entiles. La implicaci$n pr-ctica de todo esto en relaci$n con el tema de este est#dio es 0#e4 en la era act#al4 el creyente indi&id#al 8y m#cho menos la i*lesiaC no ha sido p#esto para la reali.aci$n de #n pro*rama de me(oramiento m#ndial< en cambio4 el creyente es llamado a ser testi*o de Cristo y de s# *racia sal&adora en todo el m#ndo4 y por medio de este ministerio de predicaci$n el Espírit# de ios c#mplir- el prop$sito di&ino s#premo de la era. B. La 'or*a-i,n De La I.lesia Cristo profeti.$ 0#e El edificarla s# i*lesia 8!t. =>%=;C4 y el ap$stol Pablo compar$ la i*lesia con #na estr#ct#ra de piedras &i&as 0#e crecen para formar #n templo &i&o en el Se/or y son edificados para morada de ios en el Espírit# 8Ef. :%:=3::C. el mismo modo4 el ministerio del creyente de *anar almas y edificar el c#erpo de Cristo no contin#a para siempre4 sino 7hasta 0#e todos lle*#emos a la #nidad de la fe y del conocimiento del 'i(o de ios a #n &ar$n perfecto4 a la medida de la estat#ra de la plenit#d de Cristo7 8Ef. ?%=@C. La 7estat#ra de la plenit#d de Cristo no se refiere al desarrollo de hombres seme(antes a Cristo4 sino m-s bien al desarrollo del c#erpo de Cristo hasta s# completa formaci$n 8Ef. =%::3:@C. El mismo aspecto de la &erdad &#el&e a ser an#nciado en Efesios ?%=>4 donde los miembros del c#erpo4 como las

c6l#las &i&as del c#erpo h#mano4 se presentan como Si est#&ieran en #na acti&idad incesante para *anar almas y4 por lo tanto4 est-n haciendo crecer el c#erpo. C. La Co*isi,n Del Cre+en)e Cristo predi(o 0#e la siembra 0#e iba a caracteri.ar a la presente dispensaci$n daría como res#ltado 0#e #na c#arta parte lle*aría a ser tri*o 8!t. =@%=3:@C. Sin embar*o4 a#n0#e predicaci$n del e&an*elio se relaciona con la &ida y con la m#erte 8: Co. :%=>C4 el hi(o de ios es comisionado para instar a tiempo y f#era de tiempo en s#s esf#er.os por *anar los perdidos. 'a sido desi*nado para ir por todo el m#ndo predicar el e&an*elio a toda criat#ra 8!r. =>%=GC4 sabiendo 0#e la fe &iene por el oír y el oír por la Palabra de ios +o. =A%=9C. Tambi6n se afirma en : Corintios G%=B 0#e ios4 0#e estaba en Cristo reconciliando consi*o al m#ndo4 nos ha entre*ado la palabra de la reconciliaci$n. 7"sí 0#e somos emba(adores en nombre de Cristo4 como si ios ro*ase por medio de nosotros< os ro*amos en nombre de Cristo% +econliaos con ios7 8: Co. G%:AC. Este ministerio est- sobre cada creyente y p#ede ser e(ercido de m#chas maneras. =. El e&an*elio p#ede ser presentado a los incon&ersos4 por medio de ofrendas. E&identemente4 hay m#chos creyentes sinceros 0#e no han despertado a la efecti&idad de la acci$n de dar de s# s#stancia con este ob(eto. El mensa(ero no p#ede ir a menos 0#e sea en&iado4 pero el 0#e lo en&ía #n coparticipe en el ser&icio y ha in&ertido s# dinero en bonos 0#e pa*ar-n di&idendos eternos. :. El e&an*elio p#ede ser presentado a los incon&ersos en resp#esta a las oraciones. El 0#e di(o% 7Si al*o pidiereis en mi nombre yo lo har67 81n. =?%=?C4 ciertamente en&iar- obreros a la mies en contestaci$n a las oraciones. Se pr#eba f-cilmente 0#e no hay ministerio m-s fr#ctífero para el hi(o de ios 0#e el de la oraci$n< sin embar*o4 c#-n pocos parecen comprender 0#e las almas se sal&an por medio de ese ser&icio. @. El e&an*elio p#ede ser presentado a los incon&ersos por medio de la palabra hablada. P#esto 0#e todos han sido comisionados para la reali.aci$n de esta tarea4 es necesario obser&ar ciertas condiciones imperati&as% aC el mensa(ero debe estar deseoso de ser p#esto donde el Espírit# lo desee< bC el mensa(ero debiera ser instr#ido en c#anto a las &erdades precisas 0#e constit#yen el e&an*elio de la *racia 0#e tiene la misi$n de declarar< cC el mensa(ero debe estar lleno del Espírit# Santo4 o le faltar- la pasi$n prop#lsora por los perdidos4 0#e es lo 5nico 0#e lo lle&a a #no a #n ser&icio de *anar almas &aliente e infati*ablemente. 7C#ando haya &enido sobre &osotros el Espírit# Santo ]di(o Cristo]4 me ser6is testi*os...7 8'ch. =%;C. Sin esta plenit#d no habr- disposici$n para testificar. Pero estando llenos4 nada p#ede impedir el fl#(o de la compasi$n di&ina 8'ch. ?%:AC. ?. El e&an*elio p#ede ser presentado por di&ersos medios mec-nicos tales como la literat#ra4 la radio4 La tele&isi$n y la m5sica sa*rada. Sin consideraci$n del medio #sado4 la &erdad debe ser presentada de tal modo 0#e el Espírit# Santo p#eda #sarla. G. Ind#dablemente el Espírit# Santo #sa m#chos otros medios en la dif#si$n del e&an*elio4 por e(emplo4 instit#ciones ed#cacionales donde se preparan predicadores4 La a&iaci$n misionera 0#e sir&e para transportar a los hombres 0#e lle&an el e&an*elio4 y la p-*ina impresa. "#n0#e no todos los cristianos est6n i*#almente dotados para predicar directamente el e&an*elio4 cada cristiano tiene parte en la responsabilidad de hacer 0#e el e&an*elio sea predicado a toda criat#ra. PREGUNTAS =. KL#6 papel (#e*a la i*lesia en la manifestaci$n de la *racia de iosM :. KL#i6n diri*e a cada creyente en el camino de la &ol#ntad de iosM @. 'acer #n contraste entre el prop$sito de ios en la edad act#al y s# prop$sito en el reino milenial. ?. KL#6 es necesario antes de 0#e se con&ierta el m#ndoM G. Nombrar las tres características principales 0#e constit#yen los ras*os pec#liares de esta era se*5n !ateo =@. >. KC#-les ser-n al*#nos de los res#ltados inmediatos para Israel y el m#ndo c#ando el act#al prop$sito de ios para la i*lesia sea completado en el arrebatamientoM 9. Se*5n 'echos =G4 Kc#-l es el orden del pro*rama de ios para bendecir a los *entiles y bendecir a los (#díosM ;. escribir el prop$sito presente de ios en la edificaci$n de s# i*lesia. B. KC#-= es la comisi$n act#al del creyenteM =A. Nombrar di&ersos m6todos por los c#ales el creyente p#eda e(ercer s# pri&ile*io de e)tender el e&an*elio por el m#ndo. ==. KC#-les son al*#nas de las condiciones b-sicas para ser #n mensa(ero efecti&o de iosM =:. KEn 0#6 sentido es cada cristiano responsable de la predicaci$n del e&an*elio a toda criat#raM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos

Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La 5+lesia! su servicio 3 ma3ordom1a 2 Her P#ente3 *. 68 6E';"("< * &"<6 Ser&icio es c#al0#ier traba(o reali.ado en beneficio de otra persona. C#ando se est#dia este tema en la Biblia4 se obser&a #na serie de similit#des y contrastes entre el "nti*#o Testamento y el N#e&o. Casi cada doctrina se enc#entra an#nciada en el "nti*#o Testamento y casi cada doctrina del "nti*#o Testamento es acabada hasta la perfecci$n en el N#e&o. El tema del ser&icio no es e)cepci$n< se &era 0#e s# est#dio ser- en *ran parte el reconocimiento del tipo del "nti*#o Testamento y s# relaci$n con el antitipo del N#e&o Testamento. El ser&icio 0#e ios pide4 ya sea en el "nti*#o Testamento o en el N#e&o4 es entre*ado primariamente a #n sacerdocio di&inamente preparado. En el orden del "nti*#o Testamento el sacerdocio era #na (erar0#ía 0#e estaba sobre la naci$n4 y ser&ían ba(o la a#toridad del s#mo sacerdote. En el orden del N#e&o Testamento cada creyente es #n sacerdote para ios 8= P. :%G3B< "p. =%>C. Toda la compa/ía de sacerdotes 0#e ministran en el N#e&o Testamento est-n ba(o la a#toridad de Cristo4 0#e es el &erdadero S#mo Sacerdote4 de 0#ien todos los dem-s s#mos sacerdotes solo eran tipos. Por lo tanto4 en conformidad con el orden del N#e&o Testamento4 el ser&icio ha sido entre*ado a todos los creyentes por i*#al y sobre la base de s# relaci$n sacerdotal con ios. En s# ministerio sacerdotal los sacerdotes del N#e&o Testamento4 al i*#al 0#e los sacerdotes del "nti*#o4 eran desi*nados para ser&ir a ios y al hombre. Como no habla #n e&an*elio 0#e predicar a las naciones en el "nti*#o Testamento4 el ser&icio sacerdotal d#rante el período 0#e abarca consisti$ solamente en la reali.aci$n4 en el tabern-c#lo o en el templo4 del rit#al di&inamente ordenado. En contraste con esto4 el ministerio sacerdotal en el N#e&o Testamento es m#cho m-s amplio en s# alcance4 e incl#ye no solamente el ser&icio a ios y a s#s hermanos en la fe4 sino a todos los hombres en todo l#*ar. =. El ser&icia de sacrificio es asombrosamente similar en el "nti*#o y el N#e&o Testamento. El sacerdote del "nti*#o Testamento era santificado o apartado por el hecho de 0#e había nacido en la familia sacerdotal de Le&í y por el hecho de 0#e 6l4 tras la debida ceremonia4 era in&estido sacerdote4 oficio con car-cter de contin#o mientras &i&iera. "dem-s4 era p#rificado al principio de s# ministerio por medio de #n ba/o definiti&o 8E). :B%?C. En el c#mplimiento del antitipo4 el creyente sacerdote es p#rificado de #na &e. para siempre en el momento 0#e recibe la sal&aci$n 8Col. :%=@< Tit. @%GC y4 en &irt#d de s# sal&aci$n4 es apartado para ios. "sí tambi6n es introd#cido en la familia de ios por el n#e&o nacimiento. "dem-s de esto4 se e)i*e partic#larmente del sacerdote del N#e&o Testamento 0#e se dedi0#e a ios en forma &ol#ntaria. Tocante a s# a#todedicaci$n4 leemos% "sí 0#e4 hermanos4 os r#e*o por las misericordias de ios4 0#e present6is &#estros c#erpos en sacrificio &i&o4 santo4 a*radable a ios4 0#e es &#estro racional c#lto7 8+o. =:%=C. La frase 7las misericordias de ios7 se refiere a los *randes hechos de la sal&aci$n 0#e han sido planteados en los capít#los precedentes del libro de +omanos4 misericordias a las 0#e todo creyente in*resa en el momento de ser sal&o< mientras 0#e la presentaci$n del c#erpo como sacrificio &i&o es la a#todedicaci$n a la &ol#ntad de ios de todo lo 0#e el creyente es o tiene. Lo 0#e de esta manera se dedica a ios4 El lo acepta y lo pone donde El 0#iere en s# campo de ser&icio 8Ef. :%=AC. Se*5n las Escrit#ras4 este acto di&ino de aceptar y dar #n l#*ar de ser&icio es la consa*raci$n. Por lo tanto4 el creyente sacerdote p#ede dedicarse a sí mismo4 pero n#nca consa*rarse a ios. En cone)i$n con el acto di&ino de la consa*raci$n4 debiera obser&arse 0#e la obra act#al de Cristo como S#mo Sacerdote ]recibir4 diri*ir y administrar el ser&icio de los creyentes] c#mple lo 0#e era tipificado por el ministerio del sacerdote del "nti*#o Testamento en la consa*raci$n de los hi(os de Le&í. 'abi6ndose rendido a ios y al no conformarse m-s a este m#ndo4 el creyente sacerdote e)perimentar- la &ida transformada por el poder del Espírit# 0#e mora en 6l4 y por a0#el poder e)perimentar- 7c#-l sea la b#ena &ol#ntad de ios4 a*radable y perfecta7 8+o. =:%:C. Se*5n el orden del N#e&o Testamento el ser&icio sacerdotal en el sacrificio hacia ios es c#-dr#ple% aC la dedicaci$n de sí4 0#e es4 se*5n se declara4 #n ser&icio racional 8+o. =:%=C4 o m-s literalmente #n 7c#lto espirit#al7 Como Cristo mismo era el sacrificador y el sacrificio4 así el creyente p#ede *lorificar a ios ofreciendo todo s# c#erpo como #n sacrificio &i&o a ios< bC el sacrificio de labios 0#e es la &o. de alaban.a y debe ser ofrecido contin#amente 8'e. =@%=GC< cC el sacrificio de s#stancia 8Pil. ?%=;C< dC el sacrificio de b#enas obras 8'e. =@%=>C. En c#anto a la p#rificaci$n de los sacerdotes4 debe notarse n#e&amente 0#e el sacerdote del "nti*#o Testamento al entrar en s# santo oficio f#e p#rificado de #na &e. por todas por #n ba/o completo4 0#e f#e administrado por otro 8E). :B%?C< sin embar*o4 a#n0#e estaba

completamente ba/ado4 se re0#ería 0#e se limpiara con #n la&amiento parcial en el la&acro de bronce4 y esto antes de emprender c#al0#ier ser&icio sacerdotal. "l c#mplir el si*nificado típico de esto4 el sacerdote del N#e&o Testamento4 a#n0#e enteramente p#rificado y perdonado al ser sal&o4 tiene 0#e c#mplir con la e)i*encia de confesar todo pecado conocido en todo tiempo a fin de mantenerse p#ro y en b#enas condiciones para tener com#ni$n con ios 8= 1n. =%BC. "sí como la ordenaci$n sacerdotal del sacerdote del "nti*#o Testamento era para toda la &ida4 el sacerdote del N#e&o Testamento es #n sacerdote de ios para siempre. :. El ser&icio de adoraci$n4 0#e ser- presentado detalladamente en #n capit#lo posterior4 p#ede ser considerado a0#í como parte del ser&icio de cada creyente sacerdote en la era act#al4 así como era parte de la adoraci$n y el ser&icio de todo sacerdote del "nti*#o Testamento. "sí como en el orden del "nti*#o Testamento los m#ebles del l#*ar santo simboli.aban la adoraci$n sacerdotal y todo aspecto y #tensilio de a0#el l#*ar hablaba de Cristo4 la adoraci$n del creyente es por Cristo y solamente por medio de El. +epetimos 0#e en el ser&icio hacia ios la adoraci$n del creyente p#ede ser el ofrecimiento de sí mismo a ios 8+o. =:%=C4 el reconocimiento de todo cora.$n 0#e la alaban.a y la acci$n de *racias pertenecen al Se/or 8'e. =@%=GC4 o la presentaci$n de ofrendas. En cone)i$n con la adoraci$n de los sacerdotes del "nti*#o Testamento había dos prohibiciones4 y 6stas tambi6n tienen #n si*nificado típico. No debían lle&ar incienso e)tra/o 8E). @A%BC4 lo 0#e típicamente habla de la p#ra formalidad en el ser&icio a ios4 y no se permitía f#e*o e)tra/o 8Le&. =A%=C4 lo 0#e simboli.aba el de(arse lle&ar por las emociones carnales como s#stit#to de la &erdadera de&oci$n a Cristo4 o el amor a las cosas de menor importancia con e)cl#si$n del amor a Cristo 8= Co. =%==3=@< Col. :%;4 =>3=BC. @. El ser&icio de intercesi$n4 0#e consideraremos en #n capít#lo posterior4 es #na importante f#nci$n del creyente sacerdote. Como el profeta es el representante de ios ante el p#eblo4 así el sacerdote es el representante del p#eblo ante ios. Como el sacerdocio era #na instit#ci$n di&ina4 siempre habla acceso a la presencia de ios< sin embar*o4 nin*5n sacerdote de la anti*#a dispensaci$n podía entrar en el l#*ar Santísimo sal&o el s#mo sacerdote4 y esto4 #na sola &e. en el a/o y con la san*re de #n sacrificio 8'e. B%9C. En esta dispensaci$n Cristo4 como s#mo sacerdote4 ha entrado con s# propia san*re en el sant#ario celestial 8'e. ?% =?3=>< B%:?< =A%=B3::C y esta intercediendo por los s#yos 0#e est-n en el m#ndo 8+o. ;%@?< 'e. 9%:GC. C#ando Cristo m#ri$ el &elo del templo se ras*$4 lo 0#e si*nifica 0#e ahora est- abierto el camino hacia el l#*ar Santísimo4 no para el m#ndo4 sino para todo a0#el 0#e ac#da a ios sobre la base de la san*re derramada por Cristo 8'e. =A%=B3::C. Teniendo #n acceso sin impedimentos a la presencia de ios a ca#sa de la san*re de Cristo4 el sacerdote del N#e&o Testamento tiene el pri&ile*io de ministrar en la intercesi$n 8+o. ;%:>3 :9< 'e. =A%=B3::< = Ti. :%=< Col. ?%=:C. B. 6E';"("< *L =<:B'E 'ay #n arre*lo di&ino en el orden de la &erdad como se enc#entra en +omanos =:%=3;. "0#í4 como en todas las Escrit#ras4 el ser&icio cristiano no se menciona hasta 0#e han sido presentadas las *randes c#estiones de la dedicaci$n y la consa*raci$n. Inmediatamente desp#6s del mensa(e acerca de estos p#ntos f#ndamentales se introd#ce el tema de la concesi$n de dones para el ser&icio4 y en relaci$n a esto es importante obser&ar la amplia diferencia 0#e hay entre el #so bíblico de la palabra 7don7 y el sentido 0#e se le da en el len*#a(e com5n. Generalmente se entiende por don al*#na habilidad nat#ral recibida por nacimiento y 0#e lo capacita a #no para hacer cosas especiales. Se*5n el #so bíblico de la palabra4 don es #n ministerio del Espírit# 0#e mora en el creyente. Es el Espírit# 0#e reali.a #n ser&icio y #sa al creyente como #n instr#mento. En nin*5n sentido es al*o 0#e el creyente obra solo4 ni si0#iera al*o hecho por el creyente con ay#da del Espírit#. El ser&icio cristiano se presenta como #na 7manifestaci$n del Espírit#78= Co. =:%9C4 del mismo modo 0#e el car-cter cristiano es #n fr#to del Espírit# 8Ga. G%:3:@C. "#n0#e cada creyente posee al*#nos dones di&inamente otor*ados 8= Co. =:%9< Ef. ?%9C4 hay #na di&ersidad de dones 8+o. =:%>< = Co. =:%?3==< Ef. ?%==C. Los creyentes no han sido todos desi*nados para hacer la misma cosa. En esto hay #n contraste con el oficio sacerdotal en 0#e todos los creyentes sacrifican4 adoran e interceden. "#n0#e al*#nos dones representati&os 0#e son *enerales han sido nombrados en las Escrit#ras 8+o. =:%>3;< = Co. =:%;3==< Ef. ?%==C4 y a#n0#e al*#nos de 6stos e&identemente han cesado 8= Co. =@%;C4 es probable 0#e el ministerio del Espírit# a tra&6s de los creyentes sea &ariado se*5n las circ#nstancias en medio de las c#ales deben ser&ir. Los dones son otor*ados para 0#e el sier&o de ios sea para 7pro&echo7 8= Co. =:%9C4 y est-4 por lo tanto4 implícito 0#e el ser&icio brindado en la f#er.a de la carne no es pro&echoso. La manifestaci$n del Espírit# en el e(ercicio de #n don es como 7ríos de a*#a &i&a7 81n. 9%@93

@BC4 y es la reali.aci$n de las 7b#enas obras 0#e ios prepar$ de antemano para 0#e and#&i6semos en ellas7 8Ef. :%=AC. Sin necesidad de e)i*encia al*#na4 los creyentes llenos del Espírit# Santo est-n constantemente acti&os en el e(ercicio de s#s dones. Los cristianos carnales4 a#n0#e poseen #n don4 no est-n acti&os en s# e(ercicio4 ni responden a las e)hortaciones h#manas. Sin embar*o4 c#ando arre*lan c#entas con ios por la confesi$n del pecado4 la rendici$n de s# &ida y el caminar en dependencia del Espírit# 0#e mora en ellos4 inmediatamente son llenos del Espírit# y como res#ltado desean hacer la &ol#ntad de ios4 y por s# poder s#ficiente 0#e obra en ellos lle*an a ser 5tiles en el ser&icio para el 0#e f#eron ordenados por ios. Los cristianos no son llenos del Espírit# Santo como res#ltado de estar acti&os en el ser&icio< la &erdad es 0#e est-n acti&os en el ser&icio por0#e est-n llenos del Espírit#. "simismo4 a &eces es la &ol#ntad de ios 0#e toda acti&idad cese y 0#e el sier&o fati*ado descanse. P#e Cristo 0#ien di(o% 7Henid &osotros aparte... y descansad.7 (. 68 :*><'&<:"* La responsabilidad del cristiano en la mayordomía p#ede ser considerada ba(o tres aspectos% =C *anar dinero4 :C poseer dinero4 @C dar dinero. P#esto 0#e el dinero obtenido por medio del traba(o es &ida h#mana en forma concreta4 y por c#anto el dinero así *anado es #n factor &ital en la &ida espirit#al y en el pro*reso material4 el hi(o de ios debe enfrentar s# responsabilidad como mayordomo 0#e ser- (#.*ado ante el trib#nal de Cristo 8+o. =?%=A3=:C. Con demasiada frec#encia el hi(o de ios *ana el dinero4 lo posee o lo da sin reconocer la relaci$n f#ndamental 0#e s#stenta con ios. =. El cristiano debe *anar el dinero de #na manera 0#e sea di*na de la relaci$n 0#e el cristiano tiene con ios. Como nos amonesta el mandamiento4 7hacedlo todo para la *loria de ios7 8= Co. =A%@=C. 'a sido ordenado di&inamente 0#e todos traba(en 8Gn. @%=B< : Ts. @%=AC4 y el cristiano no ha sido e)cept#ado. Sin embar*o4 para el creyente espirit#al e instr#ido el traba(o es m-s 0#e s$lo *anarse la &ida< es hacer la &ol#ntad de ios. Todo empleo4 por sencillo 0#e sea4 debe ser aceptado por el hi(o de ios coma #na tarea específicamente asi*nada por ios4 y debe ser hecha para El4 o no hacerse. El hecho incidental de 0#e a ios le haya placido dar el pan y el &estido a s#s hi(os par medio del traba(o cotidiano no debe osc#recer la &erdad mayor de 0#e ios4 en s# infinito amor4 est- preoc#pado del c#idado de s#s hi(os4 y esto sin referencia a s# poder de *anar dinero 8Pil. ?%=B< 'e. =@%GC. No es &era. el dicho% 7 ios pro&ee solamente para los 0#e no p#eden pro&eer para sí mismos.7 El c#ida de los s#yos en todo tiempo4 p#esto 0#e todo lo 0#e tienen pro&iene de El 8= S. :%9C. En las relaciones entre los hombres hay 0#e reconocer la necesidad de los contratos y salarios4 por0#e 7el obrero es di*no de s# salario7 8Lc. =A%9C< pero4 en relaci$n con s# Padre4 el ideal m-s alto del cristiano acerca de s# traba(o es 0#e4 sea lo 0#e f#ere 0#e ha*a4 lo hace por &ol#ntad de ios4 por amor. a El y como e)presi$n de s# de&oci$n a El. el mismo modo4 lo 0#e recibe no lo ha *anado4 sino 0#e es la e)presi$n del c#idado amoroso del Padre. Tal actit#d no es sentimental ni poca pr-ctica< es la 5nica base sobre la 0#e el creyente p#ede santificar todo s# traba(o haci6ndolo para la *loria de ios4 o p#ede estar en condiciones de 7estar siempre *o.oso7 8= Ts. G%=>C en medio de las car*as de la &ida. :. La posesi$n de dinero constit#ye #na *ran responsabilidad para todo cristiano sincero. En &ista de la *ran necesidad 0#e se obser&a en todas las direcciones y del inmens#rable bien 0#e el dinero p#ede hacer4 todo cristiano espirit#al debe enfrentar la c#esti$n pr-ctica relati&a a la retenci$n de s#s posesiones en s# poder. Sin d#da4 con frec#encia la &ol#ntad de ios es 0#e #no conser&e la propiedad< pero el cristiano rendido no da esto por concedido. Solo debe 0#edarse con s# propiedad c#ando ios le orienta específicamente al respecto4 y debiera estar sometido a s# control. Los moti&os 0#e obran sobre los hombres4 ricos y pobres ]el deseo de ser ricos 8= Ti. >%;3B4 =93=;< St*. =%==< 'e. =V%G< Pil. ?%==C4 el deseo de pre&enir al*a para el día de la necesidad 8!t. >%:G3@?C y el deseo de pro&eer para los dem-s]4 son di*nos de elo*io solo en la medida 0#e c#mplan la &ol#ntad de ios específicamente re&elada a cada indi&id#o. @. El dar dinero 0#e el cristiano ha *anado es #n aspecto importante de c#al0#ier ser&icio 0#e el creyente brinda a ios. El yo y el dinero son raíces de m#chos males4 y en el *asto del dinero4 como en s# ad0#isici$n y posesi$n4 se espera 0#e el cristiano est6 en #na relaci$n de *racia con ios. Esta relaci$n s#pone 0#e 6l primero se ha entre*ado a ios can #na dedicaci$n sin restricciones 8: Co. ;%GC< y #na &erdadera dedicaci$n a ios del yo incl#ye todo lo 0#e #no es y tiene 8= Co. >%:A< 9%:@< = P. =%=;3=BC ]s# &ida4 tiempo4 f#er.as4 capacidades4 ideales y posesiones En lo referente a dar dinero4 el principio de la *racia incl#ye el reconocimiento4 por parte del creyente4 de la a#toridad soberana de ios sobre todo lo 0#e el creyente es y tiene4 y contrasta con el sistema le*al del "nti*#o Testamento de los die.mos 0#e estaban en &i*or coma #na parte de la ley hasta 0#e la ley f#e p#esta a lado 81n. =%=>3=9< +o. >%=?< 9%=3>< :

Co. @%=3=;< Ga. @%=B3:G< G%=;< Ef. :%=G< Col. :%=?C. "#n0#e al*#nos principios de la ley han se*#ido y se han reafirmado ba(o la *racia4 coma la obser&ancia del sabbat4 el die.mo no se ha imp#esto sobre el creyente de 6sta dispensaci$n. "sí coma el día del Se/or s#per$ al reposo le*al y se ha adaptado a los principios de la *racia de #na manera 0#e el sabbat no podía4 el die.mo ha sido s#perado par #n sistema n#e&o de dar 0#e se adapta a las ense/an.as de la *racia de #na manera 0#e el die.mo no podía hacerlo. En : Corintios ;%= 3 B%=G se res#me lo 0#e es el dar ba(a la *racia4 il#strada par la e)periencia de los santos de Corinto. En este pasa(e desc#brimos% aC Cristo era s# e(emplo. La forma en 0#e el Se/or se dio a sí mismo 8: Co. ;%BC es el patr$n de toda d-di&a ba(o la *racia. El no dio #na d6cima parte< lo dio todo. bC S# d-di&a f#e de s# prof#nda pobre.a. "0#í se emplea #na sorprendente combinaci$n de frases para describir lo 0#e los corintios e)perimentaron en s# acci$n de dar 8: Co. ;%:C% 7en *rande pr#eba de trib#laci$n74 la ab#ndancia de s# *o.o4 7s# prof#nda pobre.a74 ri0#e.as de s# *enerosidad. "dem-s4 acerca de la liberalidad a pesar de la *ran pobre.a4 debemos recordar 0#e la ofrenda de la &i#da 8Lc. :=%=3?C4 0#e f#e ob(eto de elo*io de parte de n#estro Se/or4 no era #na parte4 sino todo lo 0#e ella tenla. cC La donaci$n de ellos no f#e par mandamiento ni por necesidad. Ba(o la ley4 el die.mo era #n mandamiento y s# pa*o era #na necesidad< ba(a la *racia ios no esta b#scando el don4 sino #na e)presi$n de de&oci$n de parte del dador. Ba(o la *racia no se impone ley al*#na4 y no se estip#la nin*#na proporci$n en el dar< y a#n0#e es cierto 0#e ios obra en el cora.$n rendido así el 0#erer coma el hacer par s# b#ena &ol#ntad 8Pil. :%=@C4 El solamente se a*rada en la ofrenda dada con ale*ría 8: Co. B%9C. Si e)istiera #na ley 0#e determinara el monto 0#e debe darse4 ind#dablemente habría 0#ienes tratarían de c#mplir con el pa*o a#n contra s#s propios deseos. "sí la ofrenda de ellos sería hecha 7con triste.a7 y 7por necesidad7. Si se dice 0#e para sostener la obra del e&an*elio debe tenerse dinero sin importar Si f#e dado con ale*ría a can triste.a4 podemos responder 0#e lo 0#e c#mple con el prop$sito deseado no es la cantidad dada4 sino la bendici$n di&ina sobre la ofrenda. Cristo dio de comer a cinco mil personas con cinco panes y dos peces. 'ay e&idencias ab#ndantes como para demostrar 0#e4 donde0#iera 0#e los hi(os de ios han c#mplido s# pri&ile*io de dar ba(a la *racia4 s# liberalidad ha dado coma res#ltado tener 7siempre en todas las cosas todo lo s#ficiente74 lo 0#e ha hecho 0#e los creyentes ab#nden en b#enas obras4 por0#e ios es poderoso para hacer 0#6 a#n la *racia de dar 7ab#nde en cada creyente 8: Co. B%;C. dC Los cristianos primiti&os 7a sí mismos7 se dieron primeramente. La ofrenda aceptable es precedida de #na completa entre*a de si mismo 8: Co. ;%GC. Esto s#*iere la importante &erdad de 0#e el dar ba(a la *racia4 al i*#al 0#e el dar ba(o la ley4 est- limitado a #na cierta clase de personas. El die.mo (am-s f#e imp#esto por ios a otra naci$n f#era de Israel. "sí la ofrenda cristiana est- limitada a los creyentes y es m-s aceptable c#ando es dada por creyentes 0#e han ofrendado s#s &idas al Se/or. eC "dem-s4 los cristianos de la i*lesia primiti&a daban sistem-ticamente. "l i*#al 0#e con los die.mos4 se s#*iere #na re*#laridad sistem-tica en el dar ba(o la *racia. 7Cada primer día de la semana cada #no de &osotros pon*a aparte al*o4 se*5n haya prosperado78= Co. =>%:C. Esta orden ha sido diri*ida a 7cada #no7 8cada cristianoC4 y esto no e)c#sa a nadie< el dar debe ser de lo 0#e se ha apartado para ello. fC ios sostiene al dador. ios sostendr- la ofrenda de *racia con s#s ilimitados rec#rsos temporales 8: Co. B%;3=A< Lc. >%@;C. En esta cone)i$n se p#ede &er 0#e los 0#e dan tanto como la d6cima parte4 normalmente prosperan en las cosas temporales< pero coma el creyente no p#ede tener relaci$n con la ley 8Ga. G%=C4 es e&idente 0#e esta prosperidad es el c#mplimiento de la promesa ba(a la *racia4 y no el c#mplimiento de promesas ba(a la ley. "sí nin*#na bendici$n es dependiente de #n die.mar con e)actit#d. Las bendiciones son ator*adas por0#e el cora.$n se ha e)presado a tra&6s de la ofrenda. Es clara 0#e no habr- ofrenda hecha a ios de cora.$n 0#e El en s# 3*racia no recono.ca. En esto no hay oport#nidad para 0#e personas ast#tas se ha*an ricos. La ofrenda debe ser de cora.$n4 y la resp#esta de ios ser- se*5n s# perfecta &ol#ntad hacia s# hi(o. El p#ede responder concediendo ri0#e.as materiales4 o por medio de bendiciones temporales se*5n El lo estime con&eniente. *C Las &erdaderas ri0#e.as son de ios. Los cristianos corintios f#eron enri0#ecidos can posesiones celestiales. Se p#ede ser rico en posesiones de este m#ndo y no ser rico para con ios 8Lc. =:%:=C. " tales personas se e)tiende la in&itaci$n de 0#e compren del Se/or oro 0#e es refinado en f#e*o 8"p. @%=;C. Por media de la absol#ta pobre.a de Cristo en s# m#erte4 todos p#eden ser enri0#ecidos 8: Co. ;%BC< Es posible ser rico en fe 8St*. :%GC y rico en

b#enas abras 8= Ti. >%=;C< pero en Cristo 1es5s el creyente recibe las 7ri0#e.as de s# *racia 8Ef. =%9C y las ri0#e.as de s# *loria7 8Ef. @%=>C. )'E789#*6 =. K" 0#i6n se ha entre*ada primariamente el ser&icio di&inoM :. 'acer #n contraste entre los sacerdocios del "nti*#o y del N#e&o Testamento en el car-cter de s# ser&icio. @. KEn 0#6 sentido era similar el ser&icio de los sacrificios en ambos TestamentosM ?. KEn 0#6 forma en partic#lar se espera 0#e el sacerdote del N#e&o Testamento se dedi0#e a sí mismo a ios en forma &ol#ntariaM G. KL#6 diferencia hay entre dedicaci$n y consa*raci$nM >. KL#6 p#ede e)perimentar el sacerdote creyente en el N#e&o Testamento si se rinde a iosM 9. Nombrar los c#atro sacrificios del sacerdote del N#e&o Testamento. ;. 'acer #n contraste entre la ceremonia del ba/o del sacerdote del "nti*#o Testamento y el la&ado parcial en el la&acro de bronce. B. KEn 0#6 forma la p#rificaci$n del sacerdote del "nti*#a Testamento an#ncia la p#rificaci$n del sacerdote del N#e&oM =A. KEn 0#6 forma est- relacionado el sacerdote con la adoraci$nM ==. KL#6 prohibiciones f#eron dadas acerca de la adoraci$n en el "nti*#o Testamento4 y coma se aplican al sacerdote del N#e&o TestamentoM =:. Comparar la obra del sacerdote del "nti*#o Testamento con la de los otros sacerdotes. =@.4 Comparar la obra de Cristo coma n#estro s#mo sacerdote y n#estra obra coma sacerdotes. =?. KC$mo se relaciona la di&ersidad de dones con el ser&icio del sacerdote del N#e&o TestamentoM =G. K.C$mo afecta la carnalidad al e(ercicio de #n don espirit#alM =>. KC#-=es son las tres fases de la mayordomía del cristianoM =9. KC$mo se relaciona la obtenci$n del dinero con el caminar can ios del cristianoM =;. KEn 0#6 sentido la posesi$n del dinero se con&ierte en #na responsabilidad de todo cristiano sinceroM =B. KEn 0#6 sentida el dar dinero refle(a la relaci$n de *racia del cristiano con iosM :A. KEn 0#6 sentido es Cristo n#estro modela en el darM :=. KL#6 relaci$n hay entre el dar y la pobre.aM ::. KC$mo se relaciona el dan con el mandamiento y la necesidadM :@. KC$mo se relaciona el dar con el darse a si mismo primeramenteM :?. KL#e es dar sistem-ticamenteM :G. KC$mo sostiene ios al dadorM :>. Establecer #n contraste entre las ri0#e.as terrenales y las ri0#e.as celestiales. 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La i*lesia% S# c#lto en la oraci$n y la acci$n de *racias 2 Her P#ente3 Como &imos en +omanos =:%=3: y 'ebreos =@%=G3=>4 el cristiano4 como sacerdote creyente4 est- oc#pado con c#atro sacrificios% =C El sacrificio de s# c#erpo 8+o. =:%=3:C< :C el sacrificio de alaban.a 8'e. =@%=GC< @C el sacrificio de b#enas obras 8'e. =@%=>C< y ?C el sacrificio de la mayordomía o de la acci$n de dar presentada en la e)presi$n 7de la ay#da m#t#a no os ol&id6is7 8'e. =@%=>C. ios se a*rada de tales sacrificios 8'e. =@%=>C. 'emos considerado ya el sacrificio de las b#enas obras y la mayordomía de las posesiones temporales en el capít#lo anterior4 de modo 0#e ahora consideraremos la obra del creyente sacerdote en la oraci$n y la alaban.a a ios 0#e forman la parte esencial de la adoraci$n. En la edad presente la adoraci$n no es c#esti$n de forma o circ#nstancias4 sino en las palabras de Cristo a la samaritana% 7 ios es Espírit#< y los 0#e le adoran4 en espírit# y en &erdad es necesario 0#e adoren7 81n. ?%:?C. En consec#encia4 la adoraci$n no est- confinada a ser&icios sa*rados en *randes catedrales< es la adoraci$n del cora.$n del cristiano al e)presar la alaban.a y la intercesi$n ante s# Padre Celestial en el nombre de Cristo. La oraci$n y la alaban.a son los principales elementos de la adoraci$n y son actos de com#ni$n directa de los hombres con ios. El est#dio de la doctrina de la oraci$n y la alaban.a en el "nti*#o y el N#e&o Testamentos m#estra 0#e hay #na re&elaci$n pro*resi&a y #n pri&ile*io creciente. A. LA !RACI!N ANTES DE LA PRI%ERA VENIDA DE CRIST! "#n0#e la oraci$n personal y pri&ada ha sido #na pr-ctica de los hombres piadosos a tra&6s de todas las edades4 es e&idente 0#e la oraci$n4 en lo principal4 era ofrecida por el patriarca en fa&or de s# casa 81ob =%GC y4 en el período 0#e se e)tiende desde !ois6s hasta Cristo4 era ofrecida por los sacerdotes y *obernantes en fa&or de s# p#eblo. " tra&6s de todos los si*los

comprendidos en este período la base de la oraci$n consistía en in&ocar los pactos de 1eho&8= +. ;%::3:>< Neh. B%@:< n. B%?C y s# santo car-cter 8Gn. =;%:G< E). @:%==3=?C4 y debía ser desp#6s de derramar la san*re del sacrificio 8'e. B%9C. B. LA !RACI!N EN LA EXPECTACI!N DEL REIN! La pretensi$n mesi-nica de Cristo y el reinado de s# parte f#e recha.ado por la naci$n de Israel< pero d#rante los primeros días de s# predicaci$n4 y c#ando el reino era ofrecido a Israel4 ense/$ a s#s discíp#los a orar por el reino 0#e se iba a establecer en la tierra. La conocida oraci$n el Padren#estro aparece en !ateo >%B3=@ e incl#ye la petici$n 7&en*a t# reino7 8!t. >%=AC. Esta oraci$n tiene primariamente en &ista la reali.aci$n del reinado sobre la tierra en el milenio c#ando Cristo reine como s#premo soberano sobre la tierra. La do)olo*ía contenida en !ateo >%=@ concl#ye% 7por0#e t#yo es el reino4 y el poder4 y la *loria4 por todos los si*los. "m6n7. Esta do)olo*ía no se enc#entra en m#chos man#scritos anti*#os del E&an*elio de !ateo y se omite en el relato paralelo de L#cas ==%:3?. !#chos creen 0#e f#e a/adida por los copistas de las Escrit#ras como #na forma adec#ada de concl#ir la oraci$n. Sea 0#e haya formado parte de !ateo ori*inalmente o no4 es #n hecho 0#e hace #na afirmaci$n correcta respecto de la doctrina del reino f#t#ro. ebido a 0#e el Padren#estro incl#ye adem-s otros as#ntos adec#ados para todas las edades y circ#nstancias4 tales corno la adoraci$n del Padre4 la petici$n del pan cotidiano y la liberaci$n de la tentaci$n4 a men#do se ha tomado como #na oraci$n modelo. Sin embar*o4 es d#doso 0#e 6sa hay sido la intenci$n de Cristo. La &erdadera oraci$n del Se/or se enc#entra en 1#an =94 donde n#estro Se/or intercedi$ p s# i*lesia en pleno reconocimiento del prop$sito de i para s# i*lesia en la era act#al. "l*#nos han sostenido 0#e el Padren#estro se #sa impropiamente en esta era4 y4 sin embar*o4 por s#s m#chas características 0#e le hacen apto para todo tiempo4 y s# sencille. se ha hecho m#y 0#erido para m#chos creyentes< a5n m-s no es impropio 0#e los 0#e &i&en act#almente anhelen c oraci$n la &enida del reino milenial. Sin embar*o4 debe entenderse claramente 0#e este reino no &endr- por esf#er.o h#mano antes de la se*#nda &enida de Cristo4 como al*#nos han ense/ado4 sino 0#e espera el *lorioso re*reso de Cristo4 0#e por s# poder establecer- s# reino sobre la tierra. C. LA !RACI!N DE CRIST! En 1#an =9 se presenta la &erdadera oraci$n del Se/or re&ela #na libertad hasta lo s#mo en la com#ni$n entre Padre y el 'i(o. En este capít#lo Cristo e(erce s# oficio de S#mo Sacerdote4 y el tema de s# oraci$n es la necesidad de los creyentes sobre la tierra en la edad f#t#ra 0#e &endría desp#6s de Pentecost6s. !ientras est#&o sobre la tierra antes de s# m#erte4 Cristo pas$ lar*o tiempo en oraci$n 8!t. =?%:@C4 a#n toda la noche 8Lc. >%=:C4 y es probable 0#e la forma de s# oraci$n era =a misma com#ni$n familiar con S# Padre 0#e se enc#entra en 1#an =9. La oraci$n de Cristo no parece depender de las promesas o pactos4 sino m-s bien descansa en s# propia persona y en la obra sacerdotal del sacrificio. La oraci$n d Cristo4 especialmente en 1#an =94 es4 en consec#encia4 #n re&elaci$n de la obra intercesora de Cristo a la diestra d ios Padre y 0#e prosi*#e a tra&6s de toda la dispensaci$n act#al. D. LA !RACI!N BA&! LA RELACI!N DE LA GRAC&A La oraci$n no es i*#al a tra&6s de todas las edades4 sino 0#e4 como todas las dem-s responsabilidades h#manas4 se adapta a las di&ersas dispensaciones. Con el *ran a&ance de la re&elaci$n proporcionada por el N#e&o Testamento4 la oraci$n ad0#iere el n#e&o estado de oraci$n en el nombre de Cristo en la re&elaci$n plena de s# sacrificio sobre la cr#.. Entre los siete ras*os sobresalientes de la &ida del creyente ba(o la *racia con Cristo mencionados en el aposento alto y en Getsemaní 81n. =@%= 3 =9%:>C se incl#ye la oraci$n. La ense/an.a de Cristo sobre el tema &ital de la oraci$n se da en tres pasa(es 81n. =?%=:3=?< =G%9< =>%:@3:?C. Se*5n esta palabra de Cristo4 la posibilidad presente de la oraci$n ba(o la *racia se ele&a por sobre las limitaciones terrenales en la esfera de las relaciones infinitas 0#e obtiene en la n#e&a creaci$n. Esta forma de oraci$n p#ede considerarse ba(o c#atro aspectos. =. La f#nci$n de la oraci$n incl#ye no solamente la alaban.a sino la presentaci$n de las necesidades del creyente en la presencia del Se/or4 y la intercesi$n por los dem-s. El racionalismo ense/a 0#e la oraci$n es irra.onable por0#e #n ios omnisciente sabría me(or 0#e el hombre 0#e ora a0#ello 0#e 6ste necesita. Sin embar*o4 ios4 en s# soberanía4 orden$ la oraci$n como el medio para el c#mplimiento de s# &ol#ntad en el m#ndo y ha instr#ido a los 0#e creen en El para 0#e presenten s#s peticiones. La importancia de la oraci$n se re&ela en 1#an =?%=@3=?4 donde Cristo prometi$ hacer todo lo 0#e le pidi6semos en s# nombre. Consec#entemente4 ios ha ele&ado la importancia de la oraci$n al p#nto de 0#e en *ran parte ios ha condicionado s# acci$n a la oraci$n fiel del creyente. Esta responsabilidad es cosa establecida. ,a no es c#esti$n de racionalidad< es c#esti$n de a(#ste. Es probable 0#e no podamos comprender todo lo 0#e hay detr-s de ello4 pero sabemos

0#e en el ministerio de la oraci$n el hi(o de ios es introd#cido en #na asociaci$n &ital con la obra de ios en #na manera 0#e de otro modo no podría participar. Pon c#anto el cristiano p#ede participar en la *loria 0#e si*#e4 se le da la oport#nidad de participar en el lo*ro de ella. Esta responsabilidad en asociaci$n no es e)tendida al creyente como #na concesi$n especial< es la f#nci$n normal de #n persona por la c#al ha sido derramada la san*re e)piatoria 8'e. =A%=B3:AC4 y 0#e ha sido &italmente #nido con Cristo en la n#e&a. Creaci$n. No es irracional 0#e #na persona 0#e e parte &i&a de Cristo 8Ef. G%@AC ten*a parte en s# ser&icio en s# *loria. Cabe destacar 0#e4 en cone)i$n con el an#ncio del n#e&o oficio de la oraci$n como #na sociedad en la e(ec#ci$n dE plan4 es 0#e Cristo afirm$% 7las obras 0#e yo ha*o4 6l la hartambi6n4 y a#n mayores las har-7 81n. =?%=:C4 frase 0#e es inmediatamente se*#ida por la se*#ra afirmaci$n de 0#e solo El emprende la tarea de responder a este ministerio de oraci$n. Tan &ital es esta #ni$n del esf#er.o entre la oraci$n y lo 0#e ios obrar- en s# resp#esta 0#e se dice 0#e el creyente es el 0#e hace las obras mayores. :. El pri&ile*io de orar en el nombre del Se/or 1es5s 0#e ba(o la *racia se e)tiende a todo hi(o de ios4 da a la oraci$n #na característica 0#e la ele&a a #n *rado infinito 0#e la ele&a por sobre toda otra forma de oraci$n 0#e haya e)istido en el pasado o e)ista en el f#t#ro. "simismo4 la forma presente de la oraci$n s#pera todos los pri&ile*ios precedentes< por0#e c#ando Cristo di(o% 7'asta ahora nada hab6is pedido en mi nombre7 81n. =>%:?C4 y así desech$ toda otra base de oraci$n 0#e había e)istido. Podemos estar se*#ros de 0#e el nombre del Se/or 1es5scristo atrae la atenci$n del Padre y 0#e el Padre no solo oir- c#ando se #sa ese nombre4 sino 0#e se sentir- inclinado hacer lo 0#e se le pida por amor de s# amado 'i(o. El nombre de Cristo es e0#i&alente a la persona de Cristo4 y el nombre no se da a los creyentes para ser #sado como #n con(#ro. La oraci$n en el nombre de Cristo comprende el reconocimiento de sí como #na parte &i&a de Cristo en la n#e&a creaci$n y4 por lo tanto4 limita los temas de oraci$n a a0#ellos proyectos 0#e est-n en línea directa con los prop$sitos y la *loria de Cristo. Es hacer #na oraci$n 0#e Cristo podría pron#nciar. P#esto 0#e orar en el nombre de Cristo es como poner la firma de Cristo a n#estra petici$n4 es ra.onable 0#e la oraci$n ten*a esa limitaci$n. 'abiendo se/alado 0#e a &eces la pobre.a espirit#al si se debe al hecho de 0#e nosotros no pedimos4 Santia*o si*#e diciendo 0#e 7pedís y no recibís4 por0#e pedís mal4 *astar en &#estros deleites7 8St*4 ?%:3@C. "sí la oraci$n p#ede lle*ar a ser4 o #na atracci$n para obtener las cosas del yo4 o #na forma de lo*rar las cosas de Cristo. El creyente4 habiendo sido sal&ado del yo y estando &italmente #nido con Cristo 8: Co. G%=93=;< Cal. @%@C4 ya no est- preoc#pado del yo. Esto no es decir 0#e se abandonan los me(ores intereses del creyente< es afirmar 0#e ahora se consideran estos intereses como 0#e pertenecen a la n#e&a esfera en 0#e Cristo es todo en todos. Estando en Cristo4 es normal 0#e nosotros oremos en s# nombre y es anormal orar solo por los deseos del yo 0#e nada tienen 0#e &er con la *loria de Cristo. P#esto 0#e la oraci$n solo es posible sobre la base de la san*re derramada y en &irt#d de la #ni$n &ital del creyente con Cristo4 la oraci$n de los incon&ersos no p#ede ser aceptada por ios. @. El alcance de la oraci$n ba(o la *racia se afirma en la frase 7todo lo 0#e74 pero no sin 0#e haya limitaciones ra.onables. Es todo lo 0#e pidiereis en mi nombre4 se*5n el prop$sito y la *loria de Cristo. "ntes 0#e sea posible ofrecer la &erdadera oraci$n4 el cora.$n debe conformarse a la mente de Cristo. 7Si permanec6is en mí4 y mis palabras permanec6is en &osotros4 pedid todo lo 0#e 0#er6is 81n. =G%9C< esto es &erdadero< por0#e ba(o este a(#ste de cora.$n el hi(o de ios pedir- solamente las cosas 0#e est-n dentro de la esfera de la &ol#ntad de ios. Ba(o la *racia4 hay perfecta libertad de acci$n para a0#el en 0#ien ios est- obrando así el 0#erer como el hacer4 por s# b#ena &ol#ntad 8Pil. :%=@C. "simismo4 hay #na libertad de petici$n ilimitada para el 0#e ora dentro de la &ol#ntad de ios. "l creyente 0#e est- lleno del Espírit# Santo se le dice 7 e i*#al manera el Espírit# nos ay#da en n#estra debilidad p#es 0#6 hemos de pedir corno con&iene4 no lo sabemos4 pero el Espírit# mismo intercede por nosotros con *emidos indecibles. !as el 0#e esc#dri/a los cora.ones sabe c#-l es la intenci$n del Espírit#4 por0#e conforme a la &ol#ntad de ios intercede por los. Santos7 8+o. ;%:>3:9C. La perspecti&a de la oraci$n ba(o la *racia no es estrecha< es tan infinita como los intereses eternos de a0#el en c#yo nombre tenemos el pri&ile*io de orar. ?. Todo creyente fiel debiera prestar c#idadosa atenci$n a la pr-ctica de la oraci$n. Es altamente importante 0#e los creyentes obser&en #n horario re*#lar de oraci$n. ebieran e&itar todo #so irre&erente de la oraci$n o las repeticiones in5tiles 0#e caracteri.an al m#ndo pa*ano4 y debieran se*#ir el orden di&ino prescrito para la oraci$n ba(o la *racia. Esto se afirma en las si*#ientes palabras% 7En a0#el día no me pre*#ntar6is nada. e cierto4 de cierto os di*o4 0#e todo c#anto pidiereis al Padre en mi nombre os lo dar-7 81n. =>%:@C4 y la oraci$n ser- hecha en el Espírit# 81#d. :AC.

Este orden no ha sido imp#esto en forma arbitraria. Sin embar*o4 diri*ir la oraci$n a Cristo es abandonar s# mediaci$n orando a El4 en l#*ar de orar por medio de El4 sacrificando4 por lo tanto4 el ras*o m-s &ital de la oraci$n ba(a la *racia% la oraci$n en s# nombre. iri*ir la oraci$n al Espírit# de ios es orar al Espírit#4 en l#*ar de orar por 6l4 y ello implica 0#e hasta ese p#nto estamos dependiendo de n#estra propia s#ficiencia. Entonces podría concl#irse 0#e4 ba(o la *racia4 la oraci$n debe ser diri*ida al Padre en el nombre del 'i(o y en el poder del Espírit# Santo. E. LA !RACI!N DE ACCI!N DE GRACIAS La &erdadera acci$n de *racias es la e)presi$n &ol#ntaria de #na *ratit#d de cora.$n por los beneficios recibidos. S# efecti&idad depende de la sinceridad4 así como s# intensidad depende del &alor 0#e se le d6 a los beneficios recibidos 8: Co. B%==C. La acci$n de *racias es al*o completamente personal. 'ay obli*aciones 0#e nos corresponden a nosotros y 0#e podrían as#mirlas otras personas4 pero nadie p#ede ofrecer palabras de acci$n de *racias en l#*ar n#estro 8L&. ::%:BC. La acci$n de *racias no es de nin*5n modo #n pa*o por el beneficio recibido< m-s bien es reconocer con *ratit#d el hecho de 0#e el 0#e ha recibido el beneficio est- ende#dado con el dador. P#esto 0#e no hay pa*o 0#e p#eda hacerse a ios por s#s beneficios incontables e inmens#rables4 a tra&6s de las Escrit#ras se sostiene la obli*aci$n de ser a*radecidos a ios4 y toda acci$n de *racias est- estrechamente relacionada con la adoraci$n y la alaban.a. Ba(o el anti*#o orden las relaciones espirit#ales de ios se e)presaban de #na manera material. Entre 6stas se hi.o pro&isi$n para la ofrenda4 sacrificio de acci$n de *racias 8L&. 9%=:4 =@4 =G< Sal. =A9%::< ==>%=9C. En forma similar4 en esta era es #n pri&ile*io del creyente hacer ofrendas y sacrificios de acci$n de *racias a ios. Sin embar*o4 si mientras se ofrece la donaci$n de acci$n de *racias el moti&o incl#ye #n pensamiento de compensaci$n4 se destr#ye el &alor esencial de la acci$n de *racias. El tema de la oraci$n se menciona m#chas &eces en el "nti*#o Testamento y frec#entemente en los Salmos. En el "nti*#o Testamento se da direcci$n e)plicita para las ofrendas de acci$n de *racias 8L&. 9%=:3=GC4 y la alaban.a y la acci$n de *racias f#eron especialmente enfati.adas en el a&i&amiento 0#e h#bo ba(o la direcci$n de Nehemías 8Neh. =:%:?3?AC. el mismo modo4 el mensa(e prof6tico del "nti*#o Testamento an#ncia las acciones de *racias como #no de los ras*os especiales de la adoraci$n en el reino &enidero 8Is. G=%@< 1er. @A%=BC. el mismo modo4 hay incesantes acciones de *racia en los cielos 8"p. ?%B< 9%=:< ==%=9C. Fna característica importante de la acci$n de *racias en el "nti*#o Testamento es la apreciaci$n de la persona de ios sin consideraci$n de los beneficios recibidos de El 8Sal. @A%?< BG%:< B9%=:< =AA%=3G< ==B%>:C. "#n0#e ha sido constantemente desc#idado4 el tema de la acci$n de *racias es importantísimo y ese tipo de alaban.a es ra.onable y adec#ado. B#eno es alabarte4 oh 1eho&- 8Sal. B:%=C. En el N#e&o Testamento el tema de la acci$n de *racias se menciona #nas c#arenta y cinco &eces4 y esta forma de alaban.a se ofrece por las bendiciones temporales y por las espirit#ales. La infaltable pr-ctica de Cristo de dar *racias por los alimentos 8!t. =G%@>< :>%:9< !r. ;%>< =?%:@< Lc. ::%=94 =B< 1n. >%:@< = Co. ==%:?C debiera ser #n e(emplo efecti&o para todos los creyentes. El ap$stol Pablo tambi6n f#e fiel en este sentido 8'ch. :9%@G< +o. =?%>< = Ti. ?%@3?C. La acci$n de *racias de parte del ap$stol Pablo es di*na de atenci$n. El #sa la frase 7Gracias a ios7 en relaci$n con Cristo el 7don inefable7 8: Co. B%=GC4 tocante a la &ictoria obtenida sobre el sep#lcro y 0#e f#e ase*#rada por medio de la res#rrecci$n 8= Co. =G%G9C4 y en cone)i$n con el tri#nfo presente 0#e es n#estro por medio de Cristo 8: Co. :%=?C. S# acci$n de *racias a ios por los creyentes 8= Ts. =%:< @%BC4 por Tito en partic#lar 8: Co. ;%=>C4 y s# e)hortaci$n en el sentido de 0#e se den acciones de *racias por todos los hombres 8= Ti. :%=C son i*#almente lecciones ob(eti&as para todos los hi(os de ios. Cabe des)a-ar dos i* or)an)es -ara-)erAs)i-as de la a--i,n de .ra-ias se.Fn el N(e0o Tes)a*en)o. =. La acci$n de *racias debe ser incesante. Par c#anto la adorable persona de ios no cambia y s#s beneficios n#nca cesan4 y p#esto 0#e la ab#ndante *racia de ios red#ndarpara *loria de ios por la acci$n de *racias de m#chos 8: Co. ?%=GC4 es ra.onable 0#e las acciones de *racias sean dadas a El sin cesar. e esta forma de alaban.a leemos% 7Jfre.camos siempre a ios4 por medio de El4 sacrificio de alaban.a4 es decir4 fr#to de labios 0#e confiesan s# nombre7 8'e. =@%=G< comp-rese con Ef. =%=>< G%:A< Cal. =%@< ?%:C. Esta característica de la acci$n de *racias tambi6n se enfati.a en el "nti*#o Testamento 8Sal. @A%=:< 9B%=@< =A9%::< ==>%=9C. :. Las acciones de *racias deben ser ofrecidas por todo como se dice en Efesios G%:A% 7 ando siempre *racias por todo al ios y Padre4 en el nombre de n#estro Se/or 1es#cristo.7

Fn mandamiento similar se enc#entra en = Tesalonicenses G%=;% 7 ad *racias en todo4 por0#e 6sta es la &ol#ntad de ios para con &osotras en Cristo 1es5s7 8cf. con Pil. ?%>< Cal. :%9< @%=9C. 'ay m#cha distancia entre dar *racias siempre por todo y el dar *racias al*#nas &eces y por al*#nas cosas. Sin embar*o4 habiendo aceptado 0#e a los 0#e aman a ios todas las cosas ay#dan a bien4 es correcto 0#e se d6 *racias a ios por todas las cosas. Esta alaban.a4 0#e honra a ios4 p#ede ser ofrecida solamente por los 0#e son sal&os y 0#e est-n llenos del Espírit# 8Ef. G%=;3:AC. aniel dio *racias a ios enfrente de la sentencia de m#erte 8 n. >%=AC4 y 1on-s dio *racias a ios desde el &ientre del *ran pe. y desde las prof#ndidades del mar 81on. :%BC. El ab#ndante pecado de la in*ratit#d hacia ios se &e il#strado por #no de los s#cesos re*istrado en la &ida de 1es5s. Cristo limpi$ a die. leprosos4 pero solamente #no &ol&i$ para dar *racias4 y 6ste era samaritano 8Lc. =9%==3=BC. "0#í debemos notar 0#e la in*ratit#d es #n pecado4 y se incl#ye como #no de las pecados de las 5ltimos días 8: Ti. @%:C. Es probable 0#e haya sincera *ratit#d de parte de m#chos incon&ersos 0#e tratan de ser a*radecidos a ios por los beneficios temporales< pero fallan lamentablemente al no apreciar el don de s# 'i(o4 lo 0#e los con&ierte en personas m#y in*ratas ante la &ista de ios. En los Estados Fnidos se estableci$ #n día llamado de "cci$n de Gracias. P#e establecido por creyentes y para los creyentes reconociendo 0#e el pecador 0#e recha.a a Cristo no p#ede ofrecer #na acci$n de *racias aceptable a ios. PREGUNTAS =. KC#-les son los c#atro sacrificios del creyente sacerdoteM :. KL#6 importancia atrib#ye #sted al hecho de 0#e la alaban.a sea #no de los c#atro sacrificiosM @. KEn 0#6 forma se relaciona la adoraci$n a la forma y las circ#nstanciasM ?. KC#-l era la característica de la oraci$n antes de la primera &enida de CristoM G. KC#-l era el prop$sito de la oraci$n del Se/or conocida como el Padren#estro 0#e aparece en !ateo >%B3=@M >. KEn 0#6 sentido es apropiado 0#e oremos por la &enida del +einoM 9. KPor 0#6 debiera considerarse 1#an =9 como la &erdadera oraci$n del Se/orM ;. KL#6 aprendemos de las Escrit#ras acerca de la &ida de oraci$n de Cristo4 y c$mo indica 1#an =9 la forma de s#s peticionesM B. KPor 0#6 en la presente dispensaci$n de *racia la f#nci$n de la oraci$n incl#ye la intercesi$n a pesar de la omnisciencia de iosM =A. KL#6 se*#ridad tiene el creyente de 0#e ios se har- car*o de responder a s#s peticionesM ==. KL#6 0#iere decir orar en el nombre del Se/or 1es#cristo4 y como nos da se*#ridad este hechoM =:. KC#-les son los dos peli*ros *emelos se/alados por Santia*o en relaci$n a la oraci$nM =@. KC#-l es la perspecti&a ilimitada de la oraci$n ba(a la *raciaM =?. KC$mo est- relacionado el Espírit# con n#estras oracionesM =G. KC#-les son los peli*ros de no tener periodos re*#lares de oraci$n4 por #na parte4 y de las repeticiones in5tiles4 por la otraM =9. KPor 0#6 la acci$n de *racias a ios es #na cosa m#y personalM =;. KEn 0#6 sentido es la acci$n de *racias #n sacrificioM =B. KC$mo se relaciona con ios la acci$n de *racias en contraste con s#s obrasM :A. KC#-les son al*#nas il#straciones notables de acci$n de *racias en el N#e&o TestamentoM :=. KC#-les son dos características importantes de la acci$n de *racias 0#e se destacan en el N#e&o TestamentoM ::. KPor 0#6 es #n pecado no e)presar las acciones de *raciasM :@. KPor 0#6 solamente los creyentes p#eden ofrecer acciones de *racias 0#e ten*an &erdadero &alorM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La i*lesia% S# or*ani.aci$n y ordenan.as 2 Her P#ente3 A. G!BIERN! DE LA IGLESIA La i*lesia4 como c#erpo de Cristo4 comprende a todos los cristianos 0#e se han #nido a Cristo como cabe.a del c#erpo por medio del ba#tismo del Espírit#. La i*lesia como #n or*anismo ha sido ordenada sobre la base del mismo principio del c#erpo h#mano4 por0#e cada parte se relaciona con las dem-s partes y todo el c#erpo se relaciona con la cabe.a 0#e diri*e el c#erpo. El c#erpo de Cristo no necesita esencialmente de #na or*ani.aci$n4 p#esto 0#e s# relaci$n es espirit#al y sobrenat#ral.

Sin embar*o4 en la i*lesia local4 tanto en los tiempos bíblicos como ahora4 es necesario tener cierta or*ani.aci$n en la pr-ctica. En la historia de la i*lesia se enc#entran tres formas de *obierno de la i*lesia4 cada #na de las c#ales tiene s#s raíces en los tiempos apost$licos. =. La forma episcopal de *obierno reconoce #n obispo4 o diri*ente eclesi-stico4 como 0#iera 0#e se le denomine4 0#e4 en &irt#d de s# oficio4 tiene poder de diri*ir la i*lesia local. Esto ha dado ori*en a la comple(a or*ani.aci$n de la I*lesia Cat$lica +omana4 o a los sistemas m-s sencillos de la I*lesia Episcopal y de la I*lesia !etodista4 en las 0#e se desi*nan obispos para s#per&isar las acti&idades de las i*lesias en #na determinada -rea. :. Fna forma representati&a de *obierno 0#e reconoce la a#toridad de representantes debidamente desi*nados por las i*lesias locales4 normalmente a*r#padas *eo*r-ficamente4 como es el caso de las i*lesias reformadas y presbiterianas. Los representantes de #n *r#po de i*lesias locales 8presbiterioC a &eces 0#edan ba(o la (#risdicci$n de #n c#erpo mayor o sínodo4 el 0#e a s# &e. p#ede 0#edar ba(o la a#toridad de #n c#erpo mayor denominado asamblea *eneral. "#n0#e &arían las re*las y la e)tensi$n del poder4 la idea es 0#e la a#toridad constit#ida de la i*lesia la e(ercen representantes debidamente ele*idos. @. La forma con*re*aci$n al de *obierno es a0#ella 0#e pone la a#toridad en la con*re*aci$n local4 y los as#ntos importantes son decididos por las con*re*aciones sin considerar la a#toridad de otras i*lesias # oficiales. Esta forma de *obierno se &e en las i*lesias con*re*acionales4 las i*lesias de los discíp#los y en las i*lesias ba#tistas. "#n0#e las i*lesias locales p#eden estar sometidas en al*5n *rado a c#erpos mayores4 comit6s # oficiales4 el concepto de #na i*lesia con*re*acional es 0#e la i*lesia local determina s#s propios as#ntos4 eli*e y ordena s#s ministros y diri*e el #so de s#s in*resos. En cierta medida se &en las tres formas de *obierno en la i*lesia primiti&a. "l*#nas de las i*lesias primiti&as reconocen 0#e los ap$stoles tienen la a#toridad primaria. Sin embar*o4 esto parece haber acabado (#nto con la primera *eneraci$n de cristianos. En el concilio de 1er#sal6n se il#stra el *obierno representati&o. 8'ch. =GC4 donde los ap$stoles y ancianos re#nidos f#eron considerados como #na a#toridad en c#estiones doctrinales s#r*idas en las i*lesias. Sin embar*o4 estrictamente hablando4 ellos no habían sido ele*idos ni eran representantes de la i*lesia en el sentido moderno. " medida 0#e las i*lesias mad#raron y ya no necesitaron la s#per&isi$n apost$lica4 parece 0#e el *obierno f#e pasando a las i*lesias locales mismas. Esta parece ser la sit#aci$n en el caso de las siete i*lesias de "sia mencionadas en "pocalipsis :3 @4 las c#ales no estaban s#(etas a a#toridad h#mana a#n0#e permanecían ba(o la a#toridad de Cristo mismo. Es d#doso si las Escrit#ras a#tori.an #n *obierno e)tenso comple(o como el 0#e a &eces se &e en la i*lesia moderna4 y parecería necesario &ol&er a la sencille. bíblica. B. EL !RDEN DE LA IGLESIA El concepto de orden eclesi-stico se relaciona con 0#i6nes tienen la a#toridad en la i*lesia local y proporcionan el lidera.*o para ella. En el N#e&o Testamento la i*lesia local incl#ía a las personas desi*nadas como obispos y ancianos y 0#e eran los líderes responsables de la i*lesia local. Es probable 0#e los obispos y ancianos f#eran las mismas personas a#n0#e los tít#los eran al*o diferentes en si*nificado. El concepto de anciano en el N#e&o Testamento deri&$ probablemente de los ancianos 0#e e(ercían la a#toridad sobre Israel 8!t. =>%:=< :>%?94 G9< 'ch.4 ?%G4 :@C y se/alaba a #na persona mad#ra en (#icio y di*na de #na posici$n de a#toridad. e a0#í 0#e #n anciano f#era #na persona 0#e tenía c#alidades personales 0#e lo calificaban para el lidera.*o4 mientras el t6rmino 7obispo7 o 7sobre&eedor7 describía el oficio o f#nci$n de la persona. El obispo era siempre anciano4 pero #n anciano no siempre era obispo ba(o ciertas circ#nstancias4 esto es4 podía tener las c#alidades sin e(ercer el oficio. Parece 0#e normalmente las palabras habían sido #sadas en #n sentido id6ntico en la i*lesia primiti&a 8Tit. =%#D 9C. En la era apost$lica los obispos y ancianos en #na i*lesia local eran &arios4 a#n0#e 0#i.-s al*#nos tenían m-s a#toridad como líderes 0#e otros. Los obispos y ancianos recibían la car*a de ciertas responsabilidades tales como *obernar la i*lesia 8= Ti. @%?3G< G%=9C4 tenían 0#e prote*er la i*lesia contra el error moral o teol$*ico 8Tit. =%BC y debían diri*ir o s#per&isar la i*lesia en la forma 0#e #n pastor lo haría con s# reba/o 81n. :=%=>< 'ch. :A%:;< 'e. =@%=9< = P. G%:C. "#n0#e eran desi*nados por los ap$stoles4 parece 0#e a medida 0#e las i*lesias mad#raban la i*lesia misma era la 0#e hacía las desi*naciones4 y la desi*naci$n era #n reconocimiento de s#s c#alidades espirit#ales 0#e los calificaban para los p#estos de lidera.*o 8'ch. =?%:@< :A%:;< Tit. =%G< = P. G%:C. "dem-s de los ancianos y obispos4 otros eran desi*nados di-conos. En la i*lesia primiti&a se preoc#paban en el c#idado de los necesitados y en ministrar a las necesidades físicas4 a#n0#e tambi6n podían tener dones espirit#ales 8'ch. >%=3>< = Ti. @%;3=@C. Como los ancianos4 eran apartados para s# oficio por los ap$stoles 8'ch. >%>< =@%@< : Ti. =%>C o podían ser nombrados por los ancianos 8= Ti. ?%=?C en la i*lesia primiti&a. Como en el caso de ancianos y obispos4 debe hacerse distinci$n entre el oficio de di-cono y el ministerio 0#e #n di-cono p#diera

desarrollar. Pelipe es #na il#straci$n de #na persona 0#e tenía el oficio de di-cono pero 0#e por don espirit#al era #n e&an*elista 8'ch. >%G< :=%;C. En la i*lesia de hoy al*#nas i*lesias tienden a reconocer #n solo pastor como el anciano y a los dem-s oficiales 0#e le asisten en las tareas espirit#ales como di-conos. Sin embar*o4 esto parece no estar basado en #na pr-ctica bíblica. C. !RDENAN9AS DE LA IGLESIA La mayor parte de las i*lesias protestantes reconocen solamente dos ordenan.as% el ba#tismo y la cena del Se/or. Las e)cepciones las constit#yen ciertos c#erpos eclesi-sticos 0#e4 entre las ordenan.as4 incl#yen el la&amiento de los pies4 en la forma 0#e Cristo la&$ los pies a los discíp#los 81n. =@C. La I*lesia Cat$lica +omana a*re*a #n cierto n5mero de ordenan.as. Solamente el ba#tismo y la cena del Se/or son #ni&ersalmente reconocidos. =. La ordenan.a del ba#tismo con a*#a se ha &isto s#(eta a incontables contro&ersias d#rante la historia de la i*lesia y ha traído como res#ltado importantes di&isiones en la i*lesia or*ani.ada. En *eneral4 las disc#siones han caído sobre dos p#ntos importantes% 1: si el ba#tismo con a*#a es solamente #n rit#al o realmente otor*a al*5n beneficio espirit#al al receptor< 2: la c#esti$n del modo4 si el ba#tismo es por inmersi$n o si p#ede administrarse &-lidamente por ef#si$n4 refiri6ndose al ba#tismo por rociamiento o por ef#si$n de a*#a sobre el ba#ti.ado. Los 0#e sostienen 0#e el ba#tismo con a*#a es #n rit#al4 creen 0#e representa #na &erdad espirit#al4 pero 0#e en sí mismo no otor*a nin*#na *racia sobrenat#ral a la persona ba#ti.ada. El concepto de 0#e el ba#tismo es #n rit#al es la me(or interpretaci$n. L#ienes sostienen 0#e el ba#tismo con a*#a confiere al*#na *racia especial &arían ampliamente en la medida 0#e el ba#tismo beneficia a la persona ba#ti.ada. "l*#nos creen en la re*eneraci$n ba#tismal4 esto es4 0#e el a*#a aplicada en el ba#tismo afecta el n#e&o nacimiento del creyente< otros sostienen 0#e solamente pro&ee #na *racia o inclinaci$n hacia la fe y obediencia del e&an*elio. L#ienes se oponen a la idea del ba#tismo como s$lo #n rit#al se refieren al ba#tismo como #n ba#tismo real inseparablemente relacionado con el ba#tismo del Espírit# y el n#e&o nacimiento del creyente. El se*#ndo problema s#r*e en cone)i$n con el modo del ba#tismo. "0#í la contro&ersia *ira en torno a la c#esti$n de si la palabra 7ba#ti.ar7 se #sa en sentido primario o sec#ndario. El si*nificado primario de ba#ti.ar es 7s#mer*ir7 o 7meter en7 al*o4 a*#a por e(emplo. La palabra *rie*a 0#e si*nifica 7.amb#llir7 no se #sa para dar la idea de ba#tismo con a*#a. Consec#entemente al*#nos ar*#mentan 0#e el ba#tismo se #sa en el sentido sec#ndario de iniciaci$n se*5n el c#al #no pasa de #na relaci$n anti*#a a #na n#e&a relaci$n. Cristo se refiri$ a s# m#erte como #n ba#tismo 8!t. :A%::3:@C4 y los israelitas 0#e pasaron el mar +o(o sin 0#e el a*#a los tocara son se/alados como ba#ti.ados en la n#be y en el mar 8= Co. =A%:C. En esto se basa el ar*#mento 0#e dice 0#e la inmersi$n física en a*#a no es necesaria en el ba#tismo bíblico. En la historia de la i*lesia s#r*i$ la pr-ctica del derramamiento de a*#a sobre la persona ba#ti.ada en c#mplimiento del símbolo del derramamiento del Espírit# en la sal&aci$n4 o la aplicaci$n de a*#a en cantidad menor4 ba#tismo 0#e se llama por aspersi$n. La historia de esta doctrina se ha caracteri.ado por disc#siones sin fin. En al*#nos casos4 como el e(emplo del ba#tismo de Cristo4 las implicaciones parecen se/alar 0#e f#e ba#ti.ado por inmersi$n. En otros casos4 como en el ba#tismo del carcelero de Pilipos 8'ch. =>%@@C4 se sostiene 0#e es m#y improbable 0#e el carcelero y s# casa p#dieran haber sido s#mer*idos en la osc#ridad de la ma/ana antes del amanecer4 y el ba#tismo normalmente tendría 0#e haber sido por rociamiento mientras a5n estaban en la casa. Como el ba#tismo por inmersi$n es reconocido por todos como #n ba#tismo rit#al4 la tendencia ha sido se*#ir este modo en m#chas i*lesias e&an*6licas en &e. de entrar en la contro&ersia de si la ef#si$n es el modo le*ítimo de ba#tismo. Sin d#da4 se ha dado e)cesi&a importancia al modo de ba#tismo4 ya 0#e la c#esti$n m-s importante es si el indi&id#o ha nacido de n#e&o y ha sido ba#ti.ado por el Espírit# Santo en el c#erpo de Cristo. En los diccionarios bíblicos se p#eden encontrar ar*#mentos en pro y en contra de las di&ersas definiciones del modo y el si*nificado del ba#tismo. Jtro problema 0#e s#r*e en torno al ba#tismo como #n rit#al es la c#esti$n del ba#tismo infantil en oposici$n al ba#tismo de creyentes. 'ay relati&amente poca e&idencia bíblica para el ba#tismo infantil. S#s adherentes normalmente consideran el ba#tismo infantil como la e)presi$n contempor-nea de la separaci$n de #n hi(o para ios4 acto 0#e en Israel era representado por la circ#ncisi$n. "#n c#ando h#bo ba#tismo de familias completas4 como en 'echos =>4 0#e incl#ían pres#miblemente al*#nos ni/os4 no hay #n caso claro de ba#tismo infantil en la Biblia. Consec#entemente4 la mayoría de los e&an*6licos prefieren #n ser&icio de dedicaci$n4 de(ando el ba#tismo con a*#a para el momento en 0#e haya #n reconocimiento de

#na fe &erdadera en Cristo de parte de personas 0#e tienen edad s#ficiente para hacer esa decisi$n con discernimiento. La pr-ctica del ba#tismo infantil s$lo p#ede ser #na e)presi$n de la confian.a y esperan.a de los padres de 0#e s# hi(o finalmente lle*ar- a la sal&aci$n. En todo caso4 el ba#tismo de ad#ltos debiera se*#ir a la e&idencia de #na fe &erdadera en Cristo. "#n0#e el modo de ba#tismo no est- necesariamente #nido a la c#esti$n del ba#tismo infantil4 los infantes4 *eneralmente hablando4 son ba#ti.ados por af#si$n y no por inmersi$n4 y 0#ienes aceptan la inmersi$n como el 5nico modo de ba#tismo4 *eneralmente aceptan 5nicamente el ba#tismo de personas 0#e han p#esto s# fe en Cristo. Sea c#al f#ere el modo del ba#tismo4 el si*nificado final es 0#e el creyente es separado de lo 0#e era sin Cristo para ser lo 0#e es en Cristo4 participando en los beneficios de la m#erte y res#rrecci$n de Cristo. La i*lesia primiti&a obser&$ el rito del ba#tismo en forma constante4 y pr-cticamente todas las ramas de la i*lesia practican el ba#tismo en al*#na forma en el día de hoy. 2. La ordenan.a de la cena del Se/or f#e instit#ida la noche antes de la cr#cifi)i$n de Cristo como #na representaci$n simb$lica de la participaci$n del creyente en los beneficios de s# m#erte. Como tal4 ha s#cedido a la Pasc#a 0#e los (#díos han celebrado permanentemente desde s# salida de E*ipto. Se*5n la e)posici$n dada en = Corintios ==%:@3:B4 al ordenar a s#s discíp#los 0#e comieran el pan4 1es5s les di(o 0#e el pan representaba s# c#erpo 0#e sería sacrificado por ellos. ebían obser&ar este rit#al d#rante s# a#sencia en memoria de Cristo. Cristo declar$ 0#e la copa de &ino era el n#e&o pacto en s# san*re< al beber de la copa recordarían a Cristo especialmente en s# m#erte. ebía obser&ar esta4 celebraci$n hasta s# re*reso. La historia de la i*lesia ha &isto interminables contro&ersias en torno a la cena del Se/or. En *eneral se han destacado tres p#ntos de &ista principales. La I*lesia Cat$lica +omana ha sostenido la doctrina de la 7trans#bstanciaci$n74 esto es4 el pan y el &ino se transforman en el c#erpo y la san*re de Cristo y la persona 0#e participa en ellos est- participando literalmente en el c#erpo y la san*re de Cristo4 a#n0#e s#s sentidos p#edan reconocer 0#e los elementos si*#en siendo pan y &ino. Fn se*#ndo p#nto de &ista es s#stentado por los l#teranos y se le llama 7cons#bstanciaci$n74 a#n0#e la palabra no es aceptada por los l#teranos. Este p#nto de &ista sostiene 0#e4 a#n0#e4 el pan si*#e siendo pan y. el &ino si*#e siendo &ino4 en ambos elementos est-4 la presencia del c#erpo de Cristo4 y de este modo #no participa del c#erpo de Cristo al obser&ar la cena del Se/or. Fn tercer p#nto de &ista s#stentado por O#in*lio es llamado p#nto de &ista conmemorati&o y sostiene 0#e la obser&ancia de la cena del Se/or es #na 7conmemoraci$n7 de s# m#erte sin 0#e oc#rra nin*5n cambio sobrenat#ral en los elementos. Cal&ino sost#&o #na &ariante de esto se*5n la c#al Cristo estaba espirit#almente en los elementos. Las Escrit#ras parecen apoyar el p#nto de &ista conmemorati&o4 y los elementos 0#e contendrían o simboli.arían la presencia de Cristo serían m-s bien #n reconocimiento de s# a#sencia. En armonía con esto4 la cena del Se/or debe ser celebrada hasta 0#e El &en*a. Fna obser&ancia adec#ada de la cena del Se/or debe tener en c#enta las c#idadosas instr#cciones del ap$stol Pablo en = Corintios ==%:93:B. La cena del Se/or debe obser&arse con la debida re&erencia y desp#6s de #n a#to e)amen. El 0#e participa de la cena de #na manera desc#idada o indi*na acarrea condenaci$n sobre sí. Pablo dice% 7Por tanto4 pr#6bese cada #no a sí mismo4 y coma así del pan y beba de la copa 8= Co. ==%:;C. !#chos cristianos han considerado4 con m#cha (#sticia4 0#e la cena del Se/or es #n momento sa*rado de conmemoraci$n de la m#erte de Cristo y de todo lo 0#e ello si*nifica para el cristiano indi&id#al. Como Pablo lo dice4 es #n tiempo de e)amen interior4 #n momento de confesi$n de pecados y de resta#raci$n. "dem-s4 es #n recordatorio de los mara&illosos beneficios 0#e han alcan.ado a cada creyente por medio de la m#erte de Cristo. "sí como la cena del Se/or se/ala hacia el hecho hist$rico de la primera &enida de Cristo y s# m#erte en la cr#.4 debe tambi6n se/alar hacia s# se*#nda &enida c#ando la obser&ancia de la cena del Se/or cesar-. "#n c#ando no se da #na indicaci$n clara de la frec#encia de la obser&ancia4 parece probable 0#e los cristianos primiti&os la practicaban con frec#encia4 0#i.-s #na frec#encia de #na &e. a la semana c#ando se re#nían el 7primer7 día para celebrar la res#rrecci$n de Cristo. En todo caso4 la obser&ancia de la cena del Se/or no debiera ser distante en el tiempo4 sino en obediencia respet#osa y adec#ada a s# mandamiento de hacerlo hasta 0#e El &en*a. PREGUNTAS =. 'acer #n contraste entre los conceptos de la i*lesia como #n or*anismo y la i*lesia como #na or*ani.aci$n. :. KC#-les son las tres formas de *obierno de la i*lesia 0#e se enc#entran en la historia eclesi-sticaM

@. KC#-les son las características esenciales de la forma episcopal de *obiernoM ?. KC#-les son las características de la forma representati&a de *obierno4 y c$mo se &e en al*#nas denominaciones del presenteM G. KC#-les son las características de la forma de *obierno con*re*acional4 y c$mo estrepresentado en las i*lesias de hoyM >. KEn 0#6 sentido se enc#entra el *obierno episcopal en la i*lesia primiti&aM 9. KC$mo se il#stra el *obierno representati&o en la I*lesia primiti&aM ;. KEn 0#6 forma se reconoce el *obierno con*re*acional en la i*lesia primiti&aM B. Se*5n las Escrit#ras4 K0#6 son los obispos y ancianos4 y 0#6 distinci$n hay entre ellosM =A. KC#-les eran las responsabilidades de #n obispoM ==. KC#-l era el oficio de #n di-cono4 y 0#6 responsabilidades se les dabanM =:. KC#-les son las principales ordenan.as de la i*lesiaM =@. KL#6 adiciones a las acost#mbradas dos ordenan.as hay en la act#alidadM =?. KL#6 se 0#iere decir c#ando se afirma 0#e el ba#tismo es considerado #n rit#alM =G. KC#-l es el sentido del ba#tismo c#ando se sostiene 0#e tiene beneficios espirit#ales realesM =>. KC#-les son los diferentes p#ntos de &ista acerca del modo del ba#tismoM =9. KEn 0#6 forma se relaciona el modo con los si*nificados primario y sec#ndario de la palabra 7ba#ti.ar7M =;. KL#6 il#straciones se enc#entran en el N#e&o Testamento del ba#tismo en sentido sec#ndarioM =B. KL#6 e(emplo se cita en apoyo de la inmersi$nM :A. KL#6 e(emplo se cita en apoyo de la af#si$n4 ya sea el rociamiento o la aspersi$nM :=. KL#6 tanta importancia tiene el modo del ba#tismoM ::. KPor 0#6 sostienen al*#nos el ba#tismo infantilM :@. KPor 0#6 se oponen al*#nos al ba#tismo infantil como ense/an.a bíblicaM :?. Si se practica el ba#tismo infantil4 Kc#-l es la limitaci$n en s# si*nificadoM :G. KC#-l es el si*nificado final del ba#tismo sin consideraci$n del modoM :>. KC#-ndo f#e instit#ida la cena del Se/orM :9. KL#6 instr#cciones dio Cristo a s#s discíp#los acerca del si*nificado del pan y el &inoM :;. KC#-les son los tres p#ntos de &ista principales acerca de la cena del Se/orM :B. KL#6 se entiende por doctrina de la trans#bstanciaci$n4 y 0#i6n sostiene ese p#nto de &istaM @A. KL#6 p#nto de &ista sostiene la i*lesia l#terana *eneralmenteM @=. KC#-l es el p#nto de &ista conmemorati&o de O#in*lio4 y 0#6 &ariante sost#&o Cal&inoM @:. KL#6 p#nto de &ista acerca de la cena del Se/or parece tener m-s apoyo bíblicoM @@. KL#6 preparaci$n es necesaria para participar en la cena del Se/orM @?. escribir el doble si*nificado de la cena del Se/or con referencia a la historia y la profecía. 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La I*lesia% El c#erpo y la esposa de Cristo y s# recompensa 2 Her P#ente3 A. SIETE 'IGURAS DE CRIST! 8 SU IGLESIA En las Escrit#ras se #san siete fi*#ras para re&elar la relaci$n entre Cristo y s# i*lesia. =. El Pastor y la o&e(a 0#e aparecen an#nciados en el Salmo :@ se #san en 1#an =A4 donde Cristo es el Pastor y los 0#e creen son las o&e(as. Se*5n este pasa(e% a: Cristo &ino por la p#erta4 esto es4 a tra&6s del lina(e esco*ido de a&id< b: El es el &erdadero pastor4 al 0#e si*#en las o&e(as< -: Cristo es tambi6n la P#erta de las o&e(as4 la p#erta de entrada en la sal&aci$n y la p#erta 0#e da se*#ridad 81n. =A%:;3:BC< d: el Pastor da alimento y &ida a las o&e(as< e: en contraste4 otros pastores solo son asalariados 0#e no dan s# &ida por s#s o&e(as< ?: hay com#ni$n entre las o&e(as y el Pastor< así como el Padre conoce al 'i(o y el 'i(o conoce al Padre4 las o&e(as conocen al pastor< .: a#n0#e Israel pertenecía a #n redil diferente en el "nti*#o Testamento4 en la era act#al hay #n redil y #n Pastor4 en el c#al (#díos y *entiles por i*#al tienen sal&aci$n 81n. =A%=>C< @: como Pastor4 Cristo no s$lo pone s# &ida por s#s o&e(as4 sino 0#e &i&e para siempre para interceder por ellas y darles la &ida espirit#al y el alimento necesario 8'e. 9%:GC. Se*5n el Salmo :@%=4 71eho&- es mi pastor< nada me faltar-7. :. Cristo es La Hid &erdadera4 y los creyentes son los p-mpanos. "#n0#e Israel estaba &inc#lado con ios en la fi*#ra de la &id en el "nti*#o Testamento4 Cristo es la Hid &erdadera y los creyentes son los p-mpanos4 se*5n 1#an =G. La fi*#ra habla de la #ni$n con Cristo y de la com#ni$n con Cristo. Se e)horta a los creyentes 0#e permane.can en #na com#ni$n in0#ebrantable con Cristo 8=G%=AC4 y el res#ltado de permanecer en El es la limpie.a o poda 8&. :C4 la oraci$n efica. 8&. 9C4 *o.o celestial 8&. ==C y &erdad eterna 8&. =>C. La &erdad central de

la &id y los p-mpanos es 0#e el creyente no p#ede *o.ar de la &ida cristiana o ser fr#ctífero en s# ser&icio sin estar #nido &italmente con Cristo4 la Hid &erdadera. @. Cristo es La Piedra del -n*#lo4 y la i*lesia comprende Las Piedras del edificio. En contraste con el "nti*#o Testamento4 en 0#e Israel tenía #n templo 8E). :G%;C4 la i*lesia es #n templo 8Ef. :%:=C. En la fi*#ra4 Cristo es presentado como la principal piedra del -n*#lo y los creyentes como piedras del edificio 8Ef. :%=B3::C. El prop$sito presente de ios es edificar s# i*lesia 8!t. =>%=;C. En la constr#cci$n de la i*lesia como #n edificio4 cada piedra es #na piedra &i&a por0#e participa de la nat#rale.a di&ina 8= P. :%GC< Cristo es la piedra principal del -n*#lo y el f#ndamento 8= Co. @%==< Ef. :%:A3::< = Pedro. :%>C< y el edificio4 como #n todo4 lle*a a ser 7morada de ios en el Espírit#7 8Ef. :%::C. En la fi*#ra del edificio es e&idente 0#e cada creyente depende de Cristo como f#ndamento4 y como piedra del -n*#lo4 y las piedras del edificio4 i*#almente4 re&elan la interdependencia de los creyentes4 siendo el edificio4 como #n todo4 el templo de ios en el Espírit#. ?. El N#e&o Testamento presenta a Cristo como n#estro S#mo Sacerdote4 y a los creyentes como sacerdotes. Se*5n se se/al$ en est#dios anteriores4 si el creyente como sacerdote tiene #n sacrificio c#-dr#ple% a: ofrece #n ser&icio de sacrificio4 present-ndose a sí mismo de #na &e. para siempre a ios 8+o. =:% =3:C< b: ofrece #n ser&icio de adoraci$n4 dando alaban.a y acci$n de *racias a ios 8'e. =@%=GC4 incl#yendo #n ser&icio de intercesi$n # oraci$n por s#s propias necesidades y por las de los dem-s 8+o. ;%:>3:9< Col. ?%=:< = Ti. :%=< 'e. =A%=B3::C. Cristo4 como S#mo Sacerdote n#estro4 entra en el cielo por medio de s# san*re derramada en el Cal&ario 8'e. ?%=?3=>< B%:?< =A%=B3::C y ahora intercede por nosotros 8+o. ;%@?< 'e. 9%:GC. Como miembros de #n real sacerdocio4 es importante Se/alar 0#e los creyentes adem-s ofrecen% -: el sacrificio de b#enas obras4 y d: el sacrificio de s# s#stancia4 adem-s de haber ofrecido s#s c#erpos en sacrificio &i&o 8'e. =@%=>C. G. Cristo como la Cabe.a y la i*lesia como el c#erpo de Cristo re&elan el prop$sito presente de ios. " esta fi*#ra le daremos consideraci$n aparte y m-s detallada #n poco m-s adelante en este capít#lo. >. Cristo como el se*#ndo "d-n y la i*lesia como n#e&a creaci$n es #na fi*#ra en 0#e Cristo4 como el res#citado4 reempla.a a "d-n4 La cabe.a del anti*#o orden4 y lle*a a ser cabe.a de las n#e&as criat#ras en Cristo. Esta fi*#ra est- basada en la certe.a de la res#rrecci$n de Cristo y en la importancia de 0#e Cristo haya establecido #n n#e&o orden en s# res#rrecci$n. El creyente est- en Cristo por el ba#tismo del Espírit#4 en contraste con el estar en "d-n. En s# n#e&a posici$n en Cristo4 6l recibe todo lo 0#e Cristo hi.o en s# fa&or al proporcionarle (#sticia y n#e&a &ida en Cristo. P#esto 0#e Cristo es cabe.a de la n#e&a creaci$n4 es necesario #n n#e&o día conmemorati&o4 el primer día de la semana4 en contraste con el sabbath 8s-badoC4 0#e pertenecía al &ie(o orden. 9. Cristo como el Esposo y la I*lesia como la esposa es #na fi*#ra prof6tica de la relaci$n presente y f#t#ra entre Cristo y s# i*lesia. En contraste con Israel4 presentado en el "nti*#o Testamento como #na esposa infiel a 1eho&-4 la i*lesia se re&ela en el N#e&o Testamento como #na &ir*en 0#e espera la &enida de s# Esposo. Esto ser- ob(eto de #na amplia disc#si$n m-s adelante en este capít#lo. Como la i*lesia4 c#erpo de Cristo4 es la fi*#ra m-s importante 0#e re&ela el prop$sito presente de ios4 así la i*lesia como la esposa es la fi*#ra m-s importante 0#e re&ela la relaci$n f#t#ra de la I*lesia con Cristo. B. La i.lesia -o*o el -(er o de Cris)o La disc#si$n del ba#tismo del Espírit# en #n capít#lo anterior sac$ a la l#. la re&elaci$n neotestamentaria de la i*lesia #nida y constit#ida en el c#erpo de Cristo por el ba#tismo del Espírit#4 se*5n la declaraci$n de = Corintios =:%=@% 7Por0#e por #n solo Espírit# f#imos todos ba#ti.ados en #n c#erpo4 sean (#díos o *rie*os4 sean escla&os o libres< y a todos se nos dio a beber de #n mismo espírit#7. En esta fi*#ra se presentan tres &erdades de *ran importancia% 1: la i*lesia es #n c#erpo 0#e se desarrolla por si mismo< 2: los miembros del c#erpo reciben dones especiales y se les asi*nan ser&icios especiales< ": el c#erpo es #na #ni$n &i&iente # or*anismo. =. Como c#erpo 0#e se desarrolla por sí mismo4 Efesios ?%==3=> presenta la i*lesia como #na entidad comp#esta por indi&id#os 0#e tienen dones espirit#ales. e a0#í 0#e al*#nos sean ap$stoles4 otros profetas4 e&an*elistas4 pastores y maestros. La &erdad central es 0#e los creyentes no solamente reciben la e)hortaci$n de ser&ir a ios en s#s di&ersas capacidades4 sino 0#e est-n e0#ipados para hacer #n traba(o en partic#lar para el c#al ios los ha llamado. El creyente c#mple s#s propios ser&icios c#ando c#mple el rol partic#lar 0#e se le ha asi*nado en el c#erpo de Cristo y participa en el perfeccionamiento del c#erpo de Cristo 8Ef. ?%=@C. :. " los miembros del c#erpo de Cristo se les asi*na #n ser&icio específico 0#e est- de ac#erdo con los dones 0#e han recibido. "sí como en el c#erpo h#mano los diferentes miembros tienen f#nciones distintas4 en el c#erpo de Cristo oc#rre lo mismo. Es

importantísimo 0#e cada creyente se e)amine seriamente a fin de &er 0#6 dones ios le ha dado4 y l#e*o los #se para la *loria de ios. En +omanos =:%@3; y I Corintios =:%:; se mencionan importantes dones. Cada creyente tiene al*#nos dones y hay creyentes 0#e p#eden tener m-s 0#e otros. Los dones espirit#ales4 a#n0#e a &eces est-n relacionados con habilidades nat#rales4 no deben ser conf#ndidos con ellas. Por e(emplo4 a#n0#e #na persona ten*a nat#ralmente el don de la ense/an.a4 solamente ios p#ede dar el don de ense/ar cosas espirit#ales. Los dones espirit#ales no se consi*#en b#sc-ndolos4 sino por el Espírit# 0#e reparte 7a cada #no en partic#lar como 6l 0#iere7 8= Co. =:%==C. En la i*lesia apost$lica se recibieron al*#nos dones 0#e han se*#ido hasta el presente< otros f#eron dones se/ales 0#e ciertamente cesaron desp#6s de la primera *eneraci$n de cristianos. Sin embar*o4 cada don est- s#(eto a re*#laci$n por la Palabra de ios y no es #na base adec#ada para el or*#llo4 siendo #na *ran responsabilidad por la c#al cada creyente tendr- 0#e rendir c#entas. "#n0#e las i*lesias locales p#eden desarrollar complicadas or*ani.aciones4 la obra de ios es reali.ada primariamente por medio de la i*lesia como #n or*anismo diri*ido por Cristo4 la Cabe.a4 en conformidad a las capacidades de cada miembro indi&id#al. "#n0#e no es raro 0#e a #n creyente en Cristo se le pida 0#e sir&a en #na esfera para la c#al no est- especialmente dotado4 ob&iamente s# f#nci$n m-s ele&ada ser- la de reali.ar la tarea para la c#al f#e incorporado al c#erpo de Cristo. "l presentar s# c#erpo al Se/or en sacrificio &i&o p#ede conocer la perfecta &ol#ntad de ios 8+o. =:%=3:C. @. El c#erpo es #n or*anismo &i&o 0#e est- eternamente #nido en Cristo. La #nidad del c#erpo4 0#e comprende (#díos4 *entiles y personas de di&ersas ra.as y c#lt#ras4 es presentada en Efesios =%:@< :%=G3=>< @%>< ?%=:3=>< G%@A. La i*lesia como c#erpo de Cristo tiene #na #nidad mara&illosa en la 0#e se i*nora la di&isi$n entre (#dío y *entil4 y ambos tienen los mismos pri&ile*ios y acceso a la misma *racia. El c#erpo de Cristo ac#sa #n a*#do contraste con la relaci$n entre ios e Israel y los *entiles en el "nti*#o Testamento y es #na sit#aci$n 5nica4 limitada a la edad presente. Se*5n Efesios @4 los miembros del c#erpo participan en la mara&illosa &erdad4 0#e est#&o oc#lta para los profetas del "nti*#o Testamento4 pero re&elada en el N#e&o4 de 0#e los *entiles son coherederos4 forman el mismo .c#erpo y participan de las mismas promesas en Cristo 0#e los (#díos 8Ef. @%>C. La #nidad del c#erpo enfati.ada en Efesios ?%?39 es #na #nidad eterna 0#e es la base de la com#ni$n y el ser&icio cristiano en la edad act#al y la base4 para #na com#ni$n eterna en la edad &enidera. C. CRIST! C!%! EL ESP!S! 8 LA IGLESIA C!%! LA ESP!SA e las siete fi*#ras de Cristo y la i*lesia4 solamente la fi*#ra del esposo y la esposa tiene #na si*nificaci$n prof6tica. En contraste con Israel4 0#e f#e la esposa infiel de 1eho&-4 la i*lesia es representada en el N#e&o Testamento como la &ir*en p#ra 0#e espera la &enida de s# Esposo 8:3Co. ==%:C. Cristo como el Esposo ya es presentado en 1#an @%:B por 1#an el Ba#tista. Sin embar*o4 la re&elaci$n m-s importante la da Efesios G%:G3@@ para il#strar la relaci$n correcta 0#e debe haber entre marido y m#(er en Cristo. "0#í se re&ela la triple obra de Cristo% a: en s# m#erte4 7Cristo am$ a la i*lesia y se entre*$ a sí mismo por ella7 8&.4 :GC< b: Cristo est- reali.ando s# obra presente para santificarla4 habi6ndola p#rificado en el la&amiento del a*#a por la Palabra 8&. :>C< -: a fin de present-rsela a sí mismo4 #na i*lesia *loriosa4 0#e no t#&iese mancha ni arr#*a ni cosa seme(ante4 sino 0#e f#ese santa y sin mancha 8&. :9C. "l morir en la cr#. Cristo c#mpli$ el simbolismo oriental de pa*ar #na dote al precio necesario para tomar #na esposa. En la era act#al4 mediante el la&amiento de a*#a4 la aplicaci$n de la Palabra de ios y la santificaci$n del creyente4 Cristo est- preparando y p#rificando a s# esposa para s# relaci$n f#t#ra. "l final del si*lo4 en el arrebatamiento de la i*lesia4 el Esposo &endr- por s# esposa y la lle&ar- al cielo. "llí Ella se presentar- como la i*lesia 0#e refle(a s# *loria4 perfecta4 sin mancha ni arr#*a4 #na esposa santa4 di*na de #n Esposo santo. La fiesta de bodas 0#e se*#ir-4 probablemente cons#mada en la com#ni$n espirit#al del reino milenial4 &er- re#nirse a todos los dem-s santos para la celebraci$n de la boda de Cristo y s# i*lesia. Esta fiesta de boda se an#ncia en "pocalipsis =B%93; en el momento mismo en 0#e Cristo estpor &enir a la tierra a establecer s# reino. El amor de Cristo por s# i*lesia 0#e se re&ela en esta fi*#ra4 es #na notable demostraci$n del amor de ios. Se p#eden mencionar cinco características del amor de ios. =. La d#raci$n eterna del amor de ios brota del hecho de 0#e ios es amor 8= 1n. ?%;C. El no ha obtenido el amor por esf#er.o propio4 o por c#lti&o de s# persona4 ni considera el amor como al*o separado de s# personalidad 0#e p#diera abandonar a &ol#ntad. El amor es #na parte &ital de s# ser. Si El h#biera tenido principio4 el amor habría comen.ado c#ando El empe.$. Si cesara s# amor4 de(aría de e)istir #na parte esencial de la persona de ios. El es lo 0#e es4 en *ran parte4 por0#e es amor. El amor de ios no p#ede cambiar. " Israel le di(o% 7Con amor eterno te he amado 81er. @=%@C< y de Cristo est- escrito% Como había amado a los

s#yos 0#e estaban en el m#ndo4 los am$ hasta el fin7 8literalmente% 7sin fin7< 1n. =@%=< cf. con =G%BC. El amor de ios hacia #n indi&id#o no tiene fl#ct#aciones ni tiene fin. :. El amor de ios moti&a s# incesante acti&idad. "#n0#e el amor de ios se manifest$ de #na &e. para siempre en el sacrificio de s# bienamado 'i(o 8+o. G%;< = 1n. @%=>C4 lo 0#e se manifest$ en #n momento del tiempo es la re&elaci$n de la actit#d eterna de ios hacia el hombre. Si h#bi6semos podido mirar el cora.$n de ios antes de la creaci$n del #ni&erso material4 habríamos &isto 0#e ya había hecho la pro&isi$n del Cordero 0#e habría de ser sacrificado por el pecado del m#ndo 8"p. G%>C. Si p#di6semos ahora mirar en el cora.$n de ios4 &eríamos la misma compasi$n no dismin#ida en fa&or de los perdidos 0#e se manifest$ en la m#erte de s# 'i(o. La m#erte de Cristo4 oc#rrida en #n momento4 no f#e #n espasmo de amor di&ino< es el an#ncio ante #n m#ndo perdido del hecho del amor eterno e inm#table de ios. @. El amor de ios tiene #na p#re.a transparente. "cerca de este aspecto del amor de ios no hay palabras h#manas 0#e p#edan describirlo. No hay e*oísmo en el amor di&ino< ios (am-s ha b#scado beneficios para sí. El nada recibe< todo lo da. Pedro e)horta a los creyentes a amar de cora.$n p#ro4 entra/ablemente 8= P. =%::C< pero c#-n pocos son los 0#e aman a ios por lo 0#e El es4 sin consideraci$n de s#s beneficios. YL#6 diferente es el amor de iosZ N#estro (#icio nos lle&a a pensar 0#e El necesita n#estro dinero4 n#estro ser&icio o n#estra infl#encia. El no necesita nada de nosotros< pero El nos necesita a nosotros4 y solamente por0#e s# infinito amor no p#ede ser satisfecho sin nosotros. El tít#lo 7"mado74 0#e se diri*e a los creyentes es altamente e)presi&o< por0#e4 en s# relaci$n con ios4 s# m-s alta f#nci$n es ser amado. ?. El amor de ios tiene #na intensidad ilimitada. La cosa m-s costosa del m#ndo es la san*re de Cristo4 el 'i(o 5nico de ios< sin embar*o4 ios am$ de tal manera al m#ndo 0#e dio a s# 'i(o #ni*6nito. El sacrificio de s# 'i(o por hombres 0#e a5n eran pecadores y enemi*os parece alcan.ar los m-s le(anos límites del infinito< sin embar*o4 se nos habla de #n amor 0#e es 7 m#cho m-s7 0#e esto. Es el amor de ios por los 0#e han sido reconciliados y (#stificados por medio de la m#erte de Cristo 8+o. G%;3=AC< por s#p#esto4 nada nos podr- separar del amor de ios 0#e es en Cristo 1es5s Se/or n#estro 8+o. ;%@BC. G. El amor de ios tiene #na bene&olencia ina*otable. No hay esperan.a para este m#ndo sin el mara&illoso amor 0#e ios tiene hacia los 0#e a5n son pecadores. Pero el amor de ios no es pasi&o. !o&ido en #n *rado infinito por s# amor4 ios act#$ en fa&or de 0#ienes4 de otro modo4 h#bieran tenido 0#e e)p#lsar de s# presencia para siempre. ios no podía i*norar la (#sta condenaci$n del pecador 0#e s# (#sta santidad e)i*ía< pero 6l podía tomar sobre sí la maldici$n 0#e debía caer sobre el pecador% Nadie tiene mayor amor 0#e este4 0#e #no pon*a s# &ida por s#s ami*os 81n. =G%=@C4 y esto f#e lo 0#e El hi.o a fin de 0#e4 sin &iolar s# propia santidad4 p#diera tener libertad para sal&ar de la c#lpa 8+o. @%:>C. Estando libres por la m#erte &icaria de Cristo4 ios no conoce limitaciones y no cesa de obrar hasta 0#e4 para s# propia satisfacci$n4 pone al pecador (#stamente condenado en la m-s alta *loria celestial y conformado a la ima*en de Cristo. La *racia sal&adora es m-s 0#e amor< es el amor de ios p#esto en libertad de acci$n para imponerse sobre s#s (#stos (#icios contra el pecador. 7Por *racia sois sal&os por media de la fe7 8Ef. :%;< cf. can :%?< Tit. @%?3GC. "dem-s4 ios tiene #n perfecto odio por el pecado 0#e4 como contrapartida de s# amor4 lo prepara para sal&ar al pecador de s# condenaci$n. e i*#al modo4 este odio por el pecado4 combinado con s# amor4 hace de ios #n Padre 0#e disciplina a s# hi(o. ,o reprendo y casti*o a todos los 0#e amo 8"p. @%=BC4 y 7el Se/or al 0#e ama4 disciplina7 8'e. =:%>C. ebido a esta #ni$n &i&a con Cristo 8= Co. >%=9C4 el creyente es ob(eto del amor del Padre del mismo modo 0#e el Padre ama a Cristo 81n. =9%:@C4 y este amor infinito n#nca dismin#ye en la hora de la correcci$n a de la pr#eba. "dem-s de estas manifestaciones directas del amor de ios4 se p#eden citar m#chas manifestaciones indirectas. En el N#e&o Testamento hay pocas referencias al amor h#mano< el 6nfasis m-s bien est- p#esto en el amor di&ino 0#e ha sido impartido y 0#e e)perimenta solamente el creyente 0#e est- lleno del Espírit#. El mensa(e de +omanos G%G es 0#e el amor de ios brota del Espírit# 0#e nos es dado. El amor di&ino es fr#to del Espírit# 8Ga. G%::C< por lo tanto4 El es s# f#ente. El amor di&ino se manifiesta indirectamente pasando a tra&6s del cora.$n del creyente. = 1#an pone 6nfasis en 0#e si hemos nacido de ios4 amaremos como ios ama< = Corintios =@ es #na descripci$n del car-cter sobreh#mano del amor. No hay 6)tasis en esta &ida comparable a la afl#encia libre y sobreab#ndante del amor de ios. ebe obser&arse 0#e4 no es el amor a ios lo 0#e estamos considerando< se trata m-s bien del amor 0#e pertenece a ios. ebemos notar al*#nas cosas en c#anto a este amor% Se e)perimenta como resp#esta a la oraci$n de Cristo 81n. =9%:>C. ios ama al m#ndo perdido 81n. @%=>< Ef. :%?C4 y así tan ciertamente aborrece al sistema m#ndano 0#e es malo 8=

1n. :%=G?9C. ios ama a 0#ienes ha redimido 81n. =@%@?3@G< =G%=:3=?< +o.< G%;< Ef. G%:G< = 1n. @%=>< ?%=:C. ios ama a la naci$n de Israel 81er. @=%@C. ios ama a 0#ienes han &a*ado le(os de El 8Lc. =G%?4 :AC. El amor de ios es eterno 81n. =@%=C. El amor de ios es sacrificial4 hasta el p#nto de dar a s# propio 'i(o 81n. @%=>< : Co. ;%B< El. G%:C. En el misterio de esta compasi$n di&inamente ordenada4 el ap$stol Pablo estaba disp#esto a ser apartado de Cristo por amor a s#s hermanos4 s#s parientes se*5n la carne 8+o. B%=3@C. El e(ercicio del amor di&ino es el primer mandamiento de Cristo ba(a la *racia 81n. =@%@?3 @G< =G%=:3=?C y debiera ser característica sobresaliente de cada cristiano 8Ga. G%=@< Ef. ?%:4 =G< G%:< Cal.% :%:< = Ts. @%=:< ?%BC. El amor impartido por ios no se obtiene por c#lti&o4 ni se p#ede prod#cir por esf#er.os de la carne. Es la e)periencia normal de 0#ienes4 habiendo c#mplido los re0#isitos4 est-n llenos del Espírit# 8Ga. G%::C. D. LA ESP!SA AD!RNADA 8 REC!%PENSADA Entre los di&ersos (#icios de las Escrit#ras4 #no de los m-s importantes es el (#icio del trib#nal de Cristo en 0#e se (#.*a y recompensa a la i*lesia. Con referencia al pecado4 las Escrit#ras ense/an 0#e el hi(o de ios 0#e est- ba(o la *racia no &endr- a (#icio 81n. @%=;< G%:?< V>%@9< +o.G%=< ;%=< = Co. ==%@:C< en s# posici$n delante de ios4 y sobre la base de 0#e el casti*o de todos los pecados ]pasados4 presentes y f#t#ros] f#e lle&ado por Cristo como el perfecto s#stit#to el creyente se enc#entra no solamente f#era de toda condenaci$n4 sino 0#e estando en Cristo es aceptado por la perfecci$n de Cristo 8= Co. =%@A< Ef. =%>< Col. :%=A< 'e. =A%=?C es amado de ios como Cristo es amado 81n. =9%:@C. Pero en relaci$n a s# &ida cotidiana y s# ser&icio a ios4 el cristiano debe dar c#enta ante el trib#nal de Cristo 8+o. =?%=A< : Co G%=A< Ef. >%;C4 (#icio 0#e se celebrar- a la &enida de Cristo para recibir a los s#yos 8= Co. ?%G< : Ti. ?%;< "p. ::%=:< cf. con !t. =>%:9< Lc. =?%=?C. C#ando se presenten ante el *ran trono blanco para el (#icio final4 los incon&ersos ser-n (#.*ados se*5n s#s obras 8"p. :A%==3=GC. El prop$sito de este (#icio no es determinar si los 0#e han sido presentados a 6l ser-n sal&os o se perder-n< s# prop$sito es m-s bien determinar el *rado de casti*o 0#e corresponde a los perdidos a ca#sa de s#s obras malas el mismo modo4 c#ando los sal&ados se presentan ante el trib#nal de Cristo4 en s# &enida4 son (#.*ados por s#s obras no para determinar si se sal&an a se pierden4 sino para determinar la recompensa o p6rdida por el ser&icio 0#e se esperaba de cada creyente. Los 0#e se presenten ante el trib#nal de Cristo no solamente ser-n sal&os y estar-n se*#ros4 sino 0#e ya habr-n sido lle&ados al cielo4 no sobre la base de m6ritos # obras4 sino por la *racia di&ina hecha posible por la *racia sal&adora de Cristo. Ba(o la *racia4 la sal&aci$n no es de nin*5n modo condicionada por el ser&icio o el car-cter de la &ida del creyente< la &ida y el ser&icio del creyente lle*an a ser #n caso separado 0#e ha de ser (#.*ado por Cristo4 p#es a 6l pertenecemos y a 6l ser&imos. C#ando todos sean re#nidos ante 7s# trono de *loria74 tambi6n se dar-n recompensas sobre la base del m6rito de Israel y las naciones4 pero esto se har- sin consideraci$n de la c#esti$n de la sal&aci$n personal 8!t. :G%@=3< cf. con !t. >%:3>< :?%?G4 ?>< :G =3?>C. En las Escrit#ras se #san tres fi*#ras importantes para re&elar la nat#rale.a de las recompensas del creyente en el trib#nal de Cristo. =. En +omanos =?% =A3=: se presenta la firma de #na mayordomía. En cone)i$n con el (#icio de los dem-s se hace la e)hortaci$n% 7 KPor 0#6 a t# hermanoM A t5 tambi6n4 Kpor 0#6 menosprecias a t# hermanoM Por0#e todos compareceremos ante el trib#nal de Cristo. Por0#e escrito est-% Hi&o yo4 dice el Se/or4 0#e ante mí se doblar- toda rodilla4 y toda len*#a confesar- a ios. e manera 0#e cada #no de nosotros dar- a ios c#enta de sí7. En este pasa(e se nos e)horta a 0#e no tratemos de e&al#ar la calidad de las obras de otro cristiano. Esto no si*nifica 0#e no debamos (#.*ar y recha.ar el pecado4 sino 0#e se refiere m-s bien a la calidad y el &alor de la &ida. Con demasiada frec#encia los cristianos se de(an lle&ar por el deseo de criticar a los dem-s a fin de 0#e s#s propias &idas pare.can #n poco me(ores ante s#s propios o(os. En otras palabras4 red#cen a la nada a s#s hermanos en #n esf#er.o de e)altarse a sí mismos. Este pasa(e re&ela 0#e cada cristiano tendr- 0#e rendir c#enta a ios. La fi*#ra es de #n mayordomo o persona a la 0#e se ha confiado al*o. Todo lo 0#e el creyente tiene en la &ida ] s# capacidad intelect#al4 dones nat#rales4 sal#d física4 dones espirit#ales4 o ri0#e.a] es #n don de ios para 6l. !ientras m-s se le confía4 tendr- m-s de 0#6 dar c#enta. Como se afirma en = Corintios >%=B3:A% 7No sois &#estros4 hab6is sido comprados por precio7. Como mayordomos4 tendremos 0#e dar c#enta ante el trib#nal de Cristo de todo lo 0#e ios nos ha dado4 y no seremos responsables de lo 0#e f#e dado a los dem-s4 pero sí tendremos 0#e responder de lo 0#e nos f#e dado a nosotros. La cla&e del (#icio no ser- el 6)ito o el apla#so p5blico 0#e se haya tenido4 sino la fidelidad en el #so de lo 0#e ios nos ha encomendado. :. En = Corintios @%B3=G la &ida del creyente es considerada como #n edificio le&antado sobre Cristo como f#ndamento. "l determinar la f#er.a de este pasa(e4 debe obser&arse%

a: Se tiene en &ista solamente a los sal&ados. El pronombre personal 7nosotros7 y el 7&osotros7 incl#yen a todos los sal&ados y e)cl#ye a todos los 0#e no son sal&os< de i*#al modo4 la palabra 7al*#no7 se refiere solamente a 0#i6n est6 edificando sobre la +oca 0#e es Cristo 1es5s. b: 'abiendo presentado a los corintios el e&an*elio par el c#al f#eron sal&ados ]sal&aci$n proporcionada par la +oca sobre la c#al los sal&ados est-n]4 el ap$stol Pablo se compara con #n perito ar0#itecto 0#e ha p#esto el f#ndamento o cimiento< pero4 en a*#do contrasto con esto4 se/ala 0#e cada creyente por si mismo esta le&antando la s#perestr#ct#ra sobre el f#ndamento 5nico proporcionado por la *racia de ios. Por eso4 el llamado es a 0#e cada #no mire c$mo sobreedifica. Esto no es #na referencia a la así llamada 7constr#cci$n del car-cter74 0#e no tiene base en los pasa(es diri*idos a los santos de esta dispensaci$n< el car-cter de ellos es el 7fr#to del Espírit#7 8Ga. G%::3:@C y es reali.ado4 no por esf#er.os carnales4 sino por el andar en el Espírit# 8Ga. G%=>C. Se presenta al creyente le&antando #na s#perestr#ct#ra de ser&icio4 # obras4 0#e tiene 0#e ser probada por f#e*o4 posiblemente por los o(os de f#e*o de n#estro Se/or ante el c#al tendr- 0#e presentarse 8"p. =%=?C. -: La 7obra7 0#e el cristiano esta edificando sobre Cristo p#ede ser de madera4 heno4 ho(arasca4 0#e el f#e*o p#ede destr#ir< o p#ede ser de oro4 plata y piedras preciosas 0#e el f#e*o no destr#ye y 0#e4 en el caso del oro y la plata4 en cambio4 las p#rifica. d: " a0#el c#ya obra le&antada sobre Cristo permane.ca4 le ser- dada #na recompensa< pero a a0#el c#ya obra sea 0#emada s#frir- p6rdida% no de s# sal&aci$n4 0#e es ase*#rada por medio de la obra cons#mada de Cristo4 sino de s# recompensa. "#n c#ando pase por el f#e*o 0#e &a a probar la obra de cada cristiano y s#fra la p6rdida de s# recompensa4 el mismo sersal&o. @. En = Corintios B%=>3:94 y especialmente en los &ersíc#los :?3:94 se #sa la fi*#ra de #na carrera y el *anar el premio para re&elar la calidad de la &ida y del ser&icio cristiano. 'aciendo referencia a s# propio ser&icio en la predicaci$n del e&an*elio4 el ap$stol pre*#nta% 7 KC#-l4 p#es4 es mi *alard$nM7 La &erdadera resp#esta a esta pre*#nta depende4 nat#ralmente4 de la nat#rale.a y calidad del ser&icio rendido a ios. Por lo tanto4 el ap$stol contin5a haciendo #n rec#ento de s# fidelidad en la obra 8&ersíc#los =;3:@C< nadie ne*ar- la &eracidad de s# informe. L#e*o compara el ser&icio cristiano a #na carrera en 0#e todos los creyentes est-n participando4 y 0#e4 como en #na carrera4 #no solo recibe el premio y s$lo por #n esf#er.o s#perior. En forma similar4 el creyente debiera poner en e(ercicio todas s#s f#er.as en el ser&icio cristiano4 a fin de obtener la recompensa completa4 correr como si 0#isiera s#perar a los dem-s. "sí como el atleta se abstiene de m#chas cosas a fin de obtener #na corona corr#ptible4 el cristiano debe abstenerse de todo a fin de obtener la corona incorr#ptible. El a#tocontrol del ap$stol se &e en el hecho de 0#e mantenía en s#(eci$n s# propio c#erpo a fin de e&itar 0#e al*5n ser&icio indi*no y no de todo cora.$n por los dem-s hiciera 0#e f#era reprobado. La palabra trad#cida a0#í 7eliminado7 es adoSimos4 0#e es la forma ne*ati&a de doSimos< doSimos se trad#ce por 7aprobado7 8+o. =?%=;< =>%=A< = Co. ==%=B< : Co. =A%=;< : Ti. :%=GC4% por lo 0#e adoSimos debe trad#cirse 7desaprobado7 P#esto 0#e no est- en d#da la sal&aci$n del ap$stol4 6l no tiene miedo de ser desechado por ios para siempre< tiene temor de ser desaprobado en la esfera de ser&icio. La recompensa del cristiano a &eces se menciona como #n premio 8= Co. B%:?C y a &eces como #na corona 8= Co. B%:G< Pil. ?%=< = Ts. :%=B< : Ti. ?%;< St*. =%=:< = P. G%?< "p. :%=A< @%==C. Estas coronas p#eden ser clasificadas ba(o cinco di&isiones 0#e representan cinco formas de ser&icio y s#frimiento cristiano4 y el hi(o de ios recibe la ad&ertencia de 0#e ten*a c#idado para 0#e no pierda la recompensa 8Col. :%=;< : 1n. ;< "p. @%==C. La doctrina de las recompensas es la contrapartida necesaria de la doctrina de la sal&aci$n por *racia. P#esto 0#e ios no c#enta los m6ritos del creyente para la sal&aci$n4 ni p#ede hacerlo4 es necesario 0#e las b#enas obras del creyente reciban el reconocimiento di&ino. Los sal&ados nada deben a ios en pa*a de la sal&aci$n 0#e les f#e dada como #n re*alo< pero deben a ios #na &ida de de&oci$n fiel4 y para esta &ida de de&oci$n se ha prometido #na recompensa en los cielos. "#n0#e las recompensas de los creyentes est-n simboli.adas por coronas4 se*5n "pocalipsis ?%=A las coronas4 como símbolo de la recompensa4 ser-n p#estas a los pies del Sal&ador en el cielo. KC#-l ser- entonces la recompensa para el ser&icio fiel de parte del creyenteM La probabilidad es 0#e el ser&icio fiel sobre la tierra sea recompensado con #n l#*ar pri&ile*iado de ser&icio en el cielo. Se*5n "pocalipsis ::%@4 7s#s sier&os le ser&ir-n7. Los creyentes &er-n c#mplidas s#s m-s ele&adas aspiraciones de ser&icio de amor para el Sal&ador 0#e los am$ y se dio a sí mismo por ellos. En la il#straci$n de los talentos #sada por Cristo en

!ateo :G%=?3@A4 el hombre 0#e recibe los cinco talentos y el 0#e recibi$ dos 8ambos *anaron el doble sobre lo 0#e le encomend$ el Se/orC f#eron aprobados c#ando el Se/or di(o% 7Sobre poco has sido fiel4 sobre m#cho te pondr6< entra en el *o.o de t# Se/or7 8!t. :G%:=4 :@C. "#n0#e parece 0#e este (#icio no tiene 0#e &er con la i*lesia4 se p#ede aplicar el principio a todos los creyentes de todas las edades 0#e reciben recompensa en la eternidad. La fidelidad en n#estro ser&icio presente tendr- como recompensa #n ser&icio de pri&ile*io en la eternidad. El pasa(e central sobre el trib#nal de Cristo4 : CorintioG G%=A3==4 re&ela 0#e el trib#nal de Cristo es #n l#*ar donde se distin*#en las b#enas obras de las malas4 y el creyente recibe recompensa sobre la base de las b#enas obras. Como se ha dicho anteriormente4 no se esta (#.*ando el pecado4 por0#e el creyente ya ha sido (#stificado. Tampoco es c#esti$n de santificaci$n como se e)perimenta en el presente al ser disciplinado por no haber confesado el pecado 8= Co. ==%@= @:< = 1n. =%BC4 por0#e el creyente ya es perfecto en la presencia de ios. El 5nico problema 0#e 0#eda4 entonces4 es la calidad de la &ida y de las obras 0#e ios considera b#enas en contraste con las obras 0#e son sin &alor. El hecho solemne de 0#e todo creyente deber- presentarse #n día a rendir c#enta de s# &ida ante ios4 debiera ser #n estim#lo para la fidelidad presente y para la propia e&al#aci$n de las prioridades de &ida basadas en la pre*#nta de c$mo ser- e&al#ada en la eternidad. PREGUNTAS =. Nombrar las siete fi*#ras 0#e se #san para Cristo y s# i*lesia. :. KC#-les son al*#nas de las &erdades importantes ense/adas por la fi*#ra del pastor y las o&e(asM @. E)plicar en 0#6 forma habla de #ni$n4 com#ni$n y prod#cci$n de fr#to la fi*#ra de Cristo como la Hid &erdadera y los creyentes como los p-mpanos. ?. KC#-l es el pensamiento principal de la fi*#ra de la i*lesia como #n edificio del c#al Cristo es la piedra del -n*#loM G. KC#-les son las principales f#nciones del creyente como sacerdoteM >. KL#e &erdad nos il#stra la fi*#ra de Cristo como el Se*#ndo "d-n y la i*lesia como #na n#e&a creaci$nM 9. KL#6 representa la fi*#ra de Cristo como el Esposo y la i*lesia como #na esposa prof6ticaM ;. KC#-les son las tres *randes &erdades presentadas en la fi*#ra de la i*lesia como c#erpo de CristoM B. KEn 0#6 forma determinan los dones espirit#ales el ser&icio partic#lar de #n indi&id#o a iosM =A. KL#6 nos re&ela el concepto de la i*lesia como #n or*anismo &i&oM ==. KC#-l es la triple obra de Cristo ba(o la fi*#ra de #n EsposoM =:. Escribir detalladamente 0#6 es lo 0#e Cristo est- haciendo act#almente por s# esposa. =@. Nombrar cinco características del amor di&ino re&elado en el amor de Cristo por s# i*lesia. =?. En &ista del amor de Cristo por s# i*lesia4 K0#6 se re&ela acerca del amor del Padre por los creyentesM =G. En &ista del amor de ios por la i*lesia4 K0#6 se re&ela acerca de n#estro amorM =>. En cone)i$n con el (#icio del hi(o de ios4 Kpor 0#6 el creyente no ser- condenado por s#s pecadosM =9. KC#-l es el prop$sito principal del (#icio de los cristianos en el trib#nal de CristoM =;. KL#6 contraste hay entre el (#icio de los cristianos y el (#icio del *ran trono blancoM =B. KEn 0#6 forma il#stra la nat#rale.a del (#icio de los cristianos la fi*#ra de la mayordomíaM :A. KC$mo se il#stra el (#icio de los creyentes con la fi*#ra de #n edificio le&antado sobre Cristo como el f#ndamentoM :=. KC$mo se relaciona la fi*#ra de *anar #na carrera con el trib#nal de CristoM ::. KC#-l es la nat#rale.a de la recompensa del creyenteM :@. KC#-nta importancia tiene el trib#nal de Cristo4 y c$mo se relaciona con la e&al#aci$n de n#estras &idas presentesM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC El s-bado y el día del Se/or 2 Her P#ente3 A. EL SABAD! EN EL ANTIGU! TESTA%ENT! Comen.ando con s# propia obra en la creaci$n4 ios decidi$ santificar4 o separar4 #n s6ptimo de todo el tiempo. Para Israel estableci$ el s6ptimo día como día de reposo< el s6ptimo a/o4 o a/o sab-tico4 era el a/o en 0#e la tierra debía descansar 8E). :@% =A3==< L&. :G%:39C< el a/o cinc#enta f#e establecido como a/o de (#bileo en reconocimiento de las siete &eces siete a/os.

En di&ersos detalles4 el a/o sab-tico y el de (#bileo eran tipos prof6ticos de la edad del reino4 0#e es la s6ptima y 5ltima dispensaci$n y 0#e se caracteri.a por0#e toda la creaci$n disfr#ta del reposo sab-tico. "#n0#e en la era act#al el día 0#e ha de celebrarse se ha cambiado del s6ptimo al primer día de la semana4 se ha perpet#ado la misma proporci$n en la di&isi$n del tiempo% #n día de cada siete. La palabra sabbath si*nifica cesaci$n4 o reposo perfecto4 de la acti&idad. "parte del holoca#sto contin#o y de las fiestas4 en nin*5n modo era día de adoraci$n o ser&icio. En &ista de la dif#ndida conf#si$n 0#e e)iste acerca del s-bado4 y especialmente en &ista del esf#er.o 0#e al*#nos hacen por demostrar 0#e est- en &i*or d#rante esta era4 es imperati&o 0#e consideremos c#idadosamente las ense/an.as de las Escrit#ras acerca del s-bado. Jbtenemos #n mayor *rado de claridad c#ando consideramos el reposo en relaci$n con di&ersos períodos de la historia. En el período 0#e se e)tiende desde "d-n hasta !ois6s4 est- escrito 0#e ios repos$ al final de los seis días de la creaci$n 8Gn. :%:3@< E). :A%=A3==< 'e. ?%?C. Pero en la Palabra de ios no hay #na orden en el sentido de 0#e el hombre est6 obli*ado a obser&ar4 o 0#e haya obser&ado4 #n reposo antes de la salida de Israel de E*ipto. El libro de 1ob re&ela la &ida y la e)periencia reli*iosa de los patriarcas4 y a#n0#e se disc#ten las di&ersas responsabilidades hacia ios4 no hay referencias a la obli*aci$n de obser&ar el s-bado. Por otra parte4 se afirma claramente 0#e la instit#ci$n del reposo4 por medio de !ois6s4 al p#eblo de Israel f#e el comien.o de la obser&ancia del s-bado entre los hombres 8E). =>%:B< Neh. B%=?< E.. :A%=:C. e i*#al modo4 por lo 0#e est- escrito acerca de la primera imposici$n del reposo 8E). =>%=3 @GC4 es e&idente 0#e el día anterior al primer día de la semana en 0#e se celebr$ el primer reposo los hi(os de Israel hicieron #n &ia(e de m#chos Sil$metros 0#e 0#ebrantaba el reposo4 al ir desde Elim hasta el desierto de Sin. "llí m#rm#raron contra 1eho&-4 y desde a0#el día comen.$ la pro&isi$n de pan del cielo4 el 0#e debía recolectarse seis días a la semana4 pero no el s6ptimo día. Es e&idente4 p#es4 0#e el día del &ia(e4 0#e debi$ ser de reposo4 no f#e obser&ado como tal. En el período 0#e se e)tendi$ desde !ois6s hasta Cristo4 el s-bado est#&o en &i*or por ley. Estaba incl#ido en la ley 8E). :A%=A3==C4 y la c#ra di&ina para s# no obser&ancia f#e proporcionada asimismo en la ley de las ofrendas. Es importante obser&ar4 en esta cone)i$n4 0#e el s-bado (am-s f#e imp#esto sobre los *entiles4 pero f#e pec#liarmente #na se/al entre 1eho&- e Israel 8E). @=%=:3=9C. Entre los pecados de Israel se destaca especialmente la falta de obser&ancia del reposo y el no haber dado s#s reposos a la tierra. En medio de este período de la ley4 Jseas predi(o 0#e4 como parte de los (#icios 0#e iban a caer sobre Israel4 iban a cesar s#s s-bados 8Js. :%==C. Esta profecía debe c#mplirse en al*5n tiempo4 por0#e la boca de 1eho&- lo ha hablado. La era anterior contin#$ hasta la m#erte de Cristo4 así 0#e s# &ida terrenal y s# ministerio f#eron ba(o la ley. Por esta ra.$n lo &emos *#ardando la ley4 haciendo #na e)posici$n de la ley y aplicaci$n de la ley. Encontrando 0#e la ley del s-bado estaba osc#recida por las tradiciones y ense/an.as de hombres4 se/al$ 0#e el reposo había sido dado como #n beneficio para el hombre4 y 0#e el hombre no tenía 0#e hacer del reposo #n sacrificio 8!r. :%:9C. Cristo f#e fiel a todo el sistema mosaico4 0#e incl#ía el reposo4 por0#e ese sistema estaba en &i*encia d#rante s# &ida terrenal< pero ese hecho ob&io no es base para pretender 0#e #n cristiano 0#e est- ba(o la *racia y &i&e en otra dispensaci$n est- obli*ado a se*#ir a Cristo en la obser&ancia del s6ptimo día. B. EL SABAD! EN LA ERA ACTUAL DE LA IGLESIA esp#6s de la res#rrecci$n de Cristo no hay e&idencias en el N#e&o Testamento en el sentido de 0#e el s-bado haya sido obser&ado por los creyentes4 ni a#n en forma errada. Sin d#da4 la m#ltit#d de cristianos (#dai.antes obser&aban el reposo< pero no aparece en la Palabra de ios nada de ello por escrito. el mismo modo4 desp#6s de la res#rrecci$n de Cristo no aparece nin*#na orden a (#dío4 *entil o cristiano en el sentido de 0#e deban *#ardar el s-bado4 ni se menciona el 0#ebrantamiento del día del reposo en la n#merosa lista de pecados posibles Por el contrario4 hay ad&ertencias contra la obser&ancia del reposo por parte de 0#ienes son hi(os de ios ba(o la *racia. G-latas ?%B3=A condena la obser&ancia de días4 meses4 tiempos y a/os. Normalmente estas obser&ancias tenían el ob(eto de merecer el fa&or de ios por parte de personas 0#e a &eces mostraban temor de ios y otras &eces lo ol&idaban. 'ebreos ?%=3=@ contempla el s-bado como #n tipo del reposo 8de s#s obrasC en 0#e el creyente entra c#ando recibe la sal&aci$n. Colosenses :%=>3=9 instr#ye al hi(o de ios a fin de 0#e no sea (#.*ado respecto de días de reposo4 e infiere 0#e tal actit#d hacia el s-bado es ra.onable en &ista de todo lo 0#e Cristo ha

lle*ado a ser para la persona 0#e ahora pertenece a la n#e&a creaci$n 8Col. :%B3=9C. En este pasa(e se hace referencia en forma m#y e&idente a los reposos semanales4 m-s 0#e a los reposos e)traordinarios a especiales 0#e eran parte de la ley ceremonial. +omanos =?%G declara 0#e c#ando el creyente est- 7con&encido en s# propia mente7 estima todos los días i*#ales. Esto no implica el desc#ido de la adoraci$n fiel4 sino m-s bien s#*iere 0#e para tal persona todos los días est-n llenos de de&oci$n a ios. ebido al hecho de 0#e en el N#e&o Testamento el s-bado (am-s se incl#ye como parte de la &ida y el ser&icio del cristiano4 la e)presi$n 7reposo cristiano7 es errada. En cone)i$n con esto4 se p#ede notar 0#e en l#*ar del reposo de la ley ahora se ha proporcionado el día del Se/or de la n#e&a creaci$n4 0#e e)cede en *loria4 pri&ile*ios y bendiciones al reposo. C. EL SABAD! EN LA ERA VENIDERA En plena armonía con la doctrina del N#e&o Testamento de 0#e el n#e&o día del Se/or estrelacionado solamente con la i*lesia4 se profeti.a 0#e el día del reposo ser- reinstit#ido4 s#cediendo al día del Se/or4 inmediatamente desp#6s de completado el llamamiento de la i*lesia y desp#6s de haber sido retirada 6sta del m#ndo. En el bre&e periodo de la trib#laci$n entre el fin de esta dispensaci$n y el comien.o del reino se obser&ar- n#e&amente el reposo 8!t. :?%:AC< pero la profecía an#ncia en forma especial 0#e el s-bado es #na característica &ital de la edad del reino &enidero 8Is. >>%:@< E.. ?>%=C. D. LA RESURRECCI!N DE CRIST! 8 EL PRI%ER DIA DE LA SE%ANA El primer día de la semana ha sido celebrado por la i*lesia desde la res#rrecci$n de Cristo hasta el presente. Este hecho lo pr#eban los escritos del N#e&o Testamento4 los escritos de los primeros padres y la historia de la i*lesia. En casi cada si*lo ha habido 0#ienes4 no comprendiendo el prop$sito presente de ios en la n#e&a creaci$n4 han l#chado fer&ientemente por la obser&ancia del reposo en el s6ptimo día. En la act#alidad4 los 0#e se especiali.an en la e)i*encia de la obser&ancia del s6ptimo día combinan s# llamado con otras doctrinas antibíblicas. P#esto 0#e el creyente4 por desi*naci$n di&ina4 tiene 0#e obser&ar el primer día de la semana ba(o la n#e&a relaci$n de la *racia4 se prod#ce cierta conf#si$n c#ando este día se &e in&estido del car-cter de las leyes del reposo del s6ptimo día y se *obierna por ellas. Todas esas ense/an.as i*noran la doctrina neotestamentaria de la n#e&a creaci$n. E. LA NUEVA CREACI!N El N#e&o Testamento re&ela 0#e el prop$sito de ios en la act#al dispensaci$n no pre&ista es el llamamiento de la i*lesia 8'ch. =G%=@3=;C4 y esta m#ltit#d redimida es la n#e&a creaci$n4 #n p#eblo celestial. "#n0#e se indica 0#e las mara&illosas perfecciones y *lorias ser-n completadas para esta compa/ía como #n todo 8Ef. G%:G3:9C4 tambi6n se re&ela 0#e ellos indi&id#almente son los ob(etos de las mayores empresas y transformaciones di&inas. e i*#al modo4 como este c#erpo est- or*-nicamente relacionado con Cristo 8= Co. =:%=:C4 así el creyente indi&id#al est- &italmente #nido al Se/or 8= Co. >%=9< +o. >%G< = Co. =:%=@C. "cerca del creyente indi&id#al4 la Biblia ense/a 0#e% =C en c#anto al pecado4 cada #no de los de esta compa/ía ha sido limpiado4 perdonado y (#stificado< :C en c#anto a s#s posesiones4 a cada #no se le ha dado el Espírit# 0#e mora en ellos4 el don de ios 0#e es &ida eterna4 ha lle*ado a ser heredero le*al de ios y coheredero con Cristo< @C en c#anto a posici$n4 cada #no ha sido hecho (#sticia de ios4 por la c#al es aceptado en el "mado para siempre 8: Co. G%:=< Ef. =%>C4 miembro del c#erpo místico de Cristo4 parte de s# *loriosa esposa4 participe &i&o de la n#e&a creaci$n de la 0#e Cristo es cabe.a federal. Leemos% 7Si al*#no est- en Cristo4 n#e&a criat#ra `creaci$na es< las cosas &ie(as `en c#anto a posici$n4 no e)perienciaa pasaron< he a0#í todas son hechas n#e&as. , todo esto `cosas posicionalesa pro&iene de ios7 8: Co. G%=93=;< cf. con Ga. >%=G< Ef. :%=A< ?%:?C. Pedro4 escribiendo acerca de esta compa/ía de creyentes4 afirma% 7&osotros sois lina(e esco*ido7 8= P. :%BC4 lo 0#e si*nifica 0#e son #na ra.a de nacimiento celestial4 de #na nacionalidad distinta4 simiente o calidad 0#e ha sido directamente creada por el poder de ios. En*endr$ #na ra.a 0#e particip$ de s# propia &ida h#mana y de s#s imperfecciones4 así Cristo4 el se*#ndo "d-n4 ahora est- en*endrando por el Espírit# #na n#e&a ra.a 0#e participa de s# &ida y perfecci$n eternas. 7P#e hecho el primer hombre "d-n alma &i&iente< el postrer "d-n4 espírit# &i&ificante `0#eda &idaa7 8= Co. =G%?GC. 'abiendo participado de la &ida res#citada de Cristo4 y estando en Cristo4 se dice 0#e el creyente ya ha sido res#citado 8+o. >%?< Col. :%=:4 =@< @%=3?C. Sin embar*o4 en c#anto al c#erpo4 el creyente a5n est- por recibir #n c#erpo *lorioso como el c#erpo res#citado de Cristo 8Pil. @%:A3:=C. Confirmando esto4 tambi6n leemos 0#e c#ando Cristo apareci$ en los cielos inmediatamente desp#6s de s# res#rrecci$n4 6l era como las primicias4 implicando 0#e toda la compa/ía de los 0#e le si*an ser- seme(ante a El 8= 1n. @%:C4 a#n en lo 0#e se refiere a s#s c#erpos *lorificados.

La n#e&a creaci$n4 0#e comen.$ con la res#rrecci$n de Cristo y consiste de #na compa/ía de naciones de n#e&o4 celestiales 0#e est-n en Cristo4 se presenta en todas partes de la Palabra de ios en contraste con la anti*#a creaci$n4 y se dice 0#e de esa anti*#a y arr#inada creaci$n f#e sal&ado y libertado el creyente. En c#anto al s-bado4 o día del reposo4 f#e instit#ido para celebrar la anti*#a creaci$n 8E). :A%=A3==< @=%=:3=9< 'e. ?%?C4 así 0#e el día del Se/or conmemora la n#e&a creaci$n. el mismo modo4 en s# aplicaci$n el reposo estaba limitado a Israel4 el p#eblo terrenal de ios< así4 el día del Se/or est- limitado en s# aplicaci$n a la i*lesia como p#eblo celestial de ios. '. EL DIA DEL SE4!R "dem-s del hecho de 0#e el día del reposo en nin*#na parte se impone a los hi(os de ios ba(o la *racia4 hay ab#ndantes ra.ones para 0#e obser&en el primer día de la Semana. =. Estaba profeti.ado 0#e se instit#iría #n n#e&o día ba(o la *racia. Se*5n Salmo ==;%::3:? y 'echos ?%=A3==4 Cristo lle*$ a ser la Piedra desechada por Israel4 los 7edificadores74 c#ando f#e cr#cificado< pero por s# res#rrecci$n f#e hecho cabe.a del -n*#lo. Esta cosa mara&illosa es de ios4 y el día de s# c#mplimiento f#e desi*nado di&inamente coma día de re*oci(o y ale*ría. En conformidad con esto4 el sal#do de Cristo el día de la res#rrecci$n f#e 7Sal&e7 8!t. :;%B4 0#e m-s literalmente sería 7re*oci(aos7C4 y siendo el 7día 0#e instit#y$ 1eho&-7 8Sal. ==;%:?4 Hersi$n !odernaC4 se denomina con toda (#sticia 7El día del Se/or74 0#e es el si*nificado de la palabra domin*oR. :. Harios s#cesos se/alan la obser&ancia del primer día. aC En ese día res#cit$ 1es5s de entre los m#ertos 8!t. :;%=C. bC En ese día se re#ni$ con los discíp#los en la n#e&a com#ni$n 81n. :A%=BC. cC En ese día les dio instr#cciones 8Lc. :?%=@3?GC. dC En ese día ascendi$ a los cielos como las 7primicias7 a *a&illa mecida 8L&. :@%=A3=:< 1n. :A%=9< = Co. =G%:A4 :@C. eC En ese día sopl$ sobre ellos 81n. :A%::C. fC En ese día el Espírit# Santo descendi$ del cielo 8'ch. :%=3?C. *C En ese día el ap$stol Pablo predic$ en Troas 8'ch. :A%>39C. hC En ese día los creyentes se re#nieron para el partimiento del pan 8'ch. :A%>4 9C. iC En ese día debían apartar la ofrenda se*5n ios les h#biera prosperado 8= Co. =>%:C. iC En ese día Cristo le apareci$ a 1#an en Patmos 8"p. =%=AC. @. El octa&o día f#e el día de la circ#ncisi$n. El rito de la circ#ncisi$n4 celebrado en el octa&o día4 tipificaba la separaci$n del creyente de la carne y del &ie(o orden por la m#erte de Cristo 8Col. :%==C4 y el octa&o día4 siendo el primer día desp#6s de completada #na semana4 es simb$lico de #n n#e&o comien.o. ?. El n#e&o día es de *racia. "l final de #na semana de traba(o se concedía #n día de reposo al p#eblo 0#e estaba &inc#lado con ios por las obras de la ley< mientras 0#e para el p#eblo 0#e est- ba(o la *racia4 c#yas obras est-n cons#madas en Cristo4 se se/ala #n día de adoraci$n 0#e4 por ser el primer día4 precede a todos los días de traba(o. El creyente &i&e y sir&e d#rante los seis días si*#ientes sobre la base de la bendici$n del primer día. El día de reposo pertenece a #n p#eblo 0#e est- relacionado con ios por las obras 0#e tenían 0#e ser c#mplidas antes del reposo< el día de adoraci$n y ser&icio incesante corresponde a #n p#eblo 0#e est- relacionado con ios par la obra cons#mada de Cristo. El s6ptimo día se caracteri.aba por #na ley intransi*ente< el primer día se caracteri.a por la *ratit#d y la libertad 0#e corresponden a la *racia. El s6ptimo día se obser&aba con la esperan.a de 0#e por 6l #no p#diera ser aceptable ante los o(os de ios< el primer día se obser&a con la se*#ridad de 0#e #no ya ha sido aceptado por ios. La obser&ancia del s6ptimo día era obra de la carne< la obser&ancia del primer día es obra del Espírit# 0#e mora en el creyente. G. El n#e&o día ha sido bendecido por ios. " tra&6s de esta dispensaci$n los creyentes m-s llenos del Espírit# y m-s de&otos4 y a 0#ienes la &ol#ntad de ios ha sido claramente re&elada4 han *#ardado el día del Se/or sin nin*5n sentimiento de responsabilidad hacia la obser&ancia del s6ptimo día. Es ra.onable s#poner 0#e si h#biesen sido c#lpables de 0#ebrantar el día del reposo4 h#biesen recibido con&icci$n de pecado al respecto. >. El n#e&o día ha sido entre*ado al creyente indi&id#al. No ha sido entre*ado a los incon&ersos. Es ciertamente moti&o de conf#si$n para el incon&erso darle l#*ar para 0#e s#pon*a 0#e ser- m-s aceptable a ios si *#arda #n día< por0#e sin la sal&aci$n 0#e hay en Cristo todos los hombres est-n completa e i*#almente perdidos. Para beneficio de todos se ha establecido #n día de reposo por ra.ones sociales y de sal#d< pero los no re*enerados debieran comprender 0#e la obser&ancia de ese día no les a/ade nin*5n m6rito ante los o(os de ios. No ha sido entre*ada a la i*lesia como #n c#erpo. La responsabilidad de la obser&ancia del primer día necesariamente ha sido entre*ada al creyente coma indi&id#o solamente4 y no a la i*lesia como #n todo< el modo de s# celebraci$n por el indi&id#o se s#*iere en dos dichos de 1es5s en la ma/ana de la res#rrecci$n% 7+e*oci(aos7 87Sal&e7 en +eina HaleraC e 7Id y decid7. Esto pide #na acti&idad incesante en toda forma de adoraci$n y ser&icio< tal acti&idad contrasta con el reposo del s6ptimo día.

9. No se da nin*5n mandamiento en el sentido de obser&ar el primer día. P#esto 0#e es toda de *racia4 no se impone #n re0#erimiento escrito para la obser&ancia del día del Se/or4 ni se prescribe la forma de s# obser&ancia. Por esta sabia pro&isi$n4 a nadie se estim#la a 0#e *#arde el día como #n p#ro deber. ebe ser obser&ado de cora.$n. Israel estaba delante de ios como #n ni/o inmad#ro 0#e est- ba(o t#tores y c#radores y tiene necesidad de los mandamientos 0#e se dan a #n ni/o 8Ga. ?%=3==C< la i*lesia est- delante de ios como hi(o ad#lto. La &ida del creyente ba(o la *racia es claramente definida4 pero es presentada solamente como r#e*o de ios con la esperan.a de 0#e todo ser- hecho &ol#ntariamente 8+o. =:%=4 :< Ef. ?%=3@C. 'ay pocas d#das en c#anto a la forma en 0#e #n creyente bien instr#ido4 lleno del Espírit# 8y la Escrit#ra da por concedido 0#e el cristiano normal es asíC4 act#ar- en el día 0#e conmemora la res#rrecci$n de Cristo y la n#e&a creaci$n. Si el hi(o de ios no estrendido a ios4 nin*#na obser&ancia obli*atoria corre*ir- s# carnal cora.$n4 ni sería esa obser&ancia a*radable a ios. El problema entre ios y el cristiano carnal no es de acciones e)ternas4 sino de #na &ida rendida. ;. El modo de obser&ancia del día del Se/or p#ede ser e)tendida a los dem-s días. Cristo no era de&oto a s# Padre en #n día m-s 0#e en otros. El reposo del s6ptimo día no podía ser e)tendido a todos los días por i*#al. Pero4 a#n0#e el creyente ten*a m-s tiempo y libertad el primer día de la semana4 s# adoraci$n4 *o.o y ser&icio 0#e caracteri.an la obser&ancia del día del Se/or podría ser s# e)periencia cotidiana 8+o. =?%GC. PREGUNTAS =. E)plicar la pro&isi$n en Israel de #n día de reposo4 #n a/o sab-tico y #n a/o de (#bileo. :. K e 0#6 período era típico el a/o sab-ticoM @. KL#6 si*nifica la palabra 7s-bado7M ?. KC#-l es el antecedente del reposo antes de la ley de !ois6sM G. Se*5n las Escrit#ras4 Kc#-ndo se obser&$ por primera &e. el s-bado4 y por 0#i6nesM >. KSe e)i*i$ a los no israelitas 0#e obser&asen el día del reposoM 9. KL#6 hi.o Cristo con el reposoM ;. K'ay al*#na e&idencia escrita desp#6s de Pentecost6s de 0#e los cristianos hayan *#ardado el reposo4 o de 0#e se les haya ordenado obser&arloM B. KPor 0#6 consideramos incorrecta la e)presi$n 7reposo cristiano7M =A. Se*5n la profecía4 Kc#-ndo se obser&ar- n#e&amente el reposoM ==. KPor 0#6 obser&an los cristianos el primer día como día del Se/orM =:. KC#-les son al*#nas de las características sobresalientes de la n#e&a creaci$nM =@. K" 0#6 com#nidad est- limitada la obser&ancia del día del Se/orM =?. KP#e profeti.ada la obser&ancia de #n n#e&o díaM =G. KL#6 s#cesos importantes oc#rrieron el primer día de la semanaM =>. KEn 0#6 forma est- relacionado el primer día de la semana con la circ#ncisi$nM =9. KL#6 contraste hay entre la obser&ancia del s6ptimo día y la obser&ancia del primer día en c#anto a si*nificadoM =;. KC$mo e)plica #sted el hecho de 0#e no hay mandamiento acerca de la obser&ancia del primer día y de 0#e no haya re*#laciones en c#anto a la forma de s# obser&anciaM =B. KEn 0#6 sentido podría e)tenderse a cada día la obser&ancia del día del Se/orM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Los *entiles en la historia y las profecías 2 Her P#ente3 A. L!S GENTILES EN EL PR!GRA%A DE DI!S En la historia y en la profecía de las Escrit#ras se p#eden obser&ar tres *randes di&isiones de la '#manidad4 la 0#e se e)presa en forma sencilla en = Corintios =A%@: como el prop$sito de ios acerca de (#díos4 *entiles e i*lesias de ios. " esto p#ede a/adirse el ministerio de ios a los -n*eles y por medio de ellos4 lo c#al #s#almente no se considera como #n elemento importante en la historia h#mana o en la profecía. En contraste con el prop$sito de ios para Israel como medio primario de re&elaci$n di&ina y como trato especial y canal por medio del c#al Cristo &endría4 y s# prop$sito para la i*lesia de re&elar en forma s#prema s# *racia4 el prop$sito de ios para los *entiles parece estar relacionado con la demostraci$n de s# soberanía y s# omnipotencia. B. PRI%ERAS PR!'ECIAS ACERCA DE L!S GENTILES En #n sentido la profecía comen.$ en el h#erto de Ed6n4 p#esto 0#e los *entiles participaron en cierto sentido del prop$sito de ios en la sal&aci$n. En los comien.os de G6nesis se profeti.$ acerca del dil#&io en tiempos de No6 0#e arras$ a la ra.a h#mana4 sal&o No6 y s# familia. el mismo modo4 la historia re*istra el (#icio de ios sobre los *entiles en el tiempo de la torre de Babel 8Gn. ==%=3BC. Sin embar*o4 al comen.ar G6nesis =: se di&ide la ra.a h#mana en dos clases c#ando ios comien.a a introd#cir la simiente prometida 0#e

&endría de "braham4 Isaac y 1acob. Todos los dem-s 0#edaron en s# posici$n de *entiles. Los tratos de ios con los *entiles en relaci$n a Israel est-n b-sicamente re*istrados en las Escrit#ras. La primera *ran potencia *entil f#e E*ipto4 y4 en E*ipto4 Israel creci$ a partir de #na pe0#e/a familia hasta lle*ar a ser #na *ran naci$n4 como se relata en los primeros cinco libros del "nti*#o Testamento. " s# debido tiempo Israel lle*$ a ser #na *ran naci$n ba(o a&id y Salom$n< sin embar*o4 las die. trib#s f#eron lle&adas en ca#ti&erio por la se*#nda *ran potencia *entil4 "siria4 en 9:= a.C. El (#icio de ios infli*ido a Israel por los asirios f#e fielmente profeti.ado d#rante los a/os 0#e precedieron al s#ceso y así tan fielmente f#e c#mplido. El importante papel de los *entiles en relaci$n con Israel4 sin embar*o4 comien.a con el imperio babil$nico4 el tercero en la *ran serie de imperios4 pero el primero de c#atro imperios 0#e son tema de la profecía de aniel. C. EL TIE%P! DE L!S GENTILES " aniel el profeta le f#eron dados dos de los tres principales pro*ramas de ios4 esto es4 el pro*rama de ios para Israel y el pro*rama de ios para los *entiles. En #na serie de re&elaciones di&inas 0#e comen.aron con el s#e/o de Nab#codonosor en aniel : y 0#e si*#en en re&elaciones dadas desp#6s a aniel4 ios re&el$ 0#e c#atro *randes imperios4 empe.ando con Babilonia4 dominarían sobre Israel como característica del periodo de los *entiles. Esto se &e en la *ran ima*en de aniel :% la cabe.a4 de oro4 representaba a Babilonia< la parte s#perior del c#erpo4 de plata4 representaba al imperio de medas y persas< la parte ba(a del c#erpo4 de bronce4 representaba el imperio *rie*o4 y las piernas y pies4 de hierro4 al imperio romano. Esta &erdad es refor.ada en aniel 94 donde las c#atro bestias representan los mismos c#atro imperios. aniel alcan.$ a &er el se*#ndo imperio 8medo3persaC4 0#e con0#ist$ Babilonia el a/o G@B a.C.4 como se enc#entra relatado en aniel G. oscientos a/os desp#6s el imperio *rie*o4 diri*ido por "le(andro el Grande4 con0#ist$ los restos del imperio medo3persa. L#e*o4 en el se*#ndo si*lo antes de Cristo4 empec6 a crecer el poder del imperio romano hasta lle*ar a ser el imperio m-s *rande e infl#yente de todos los tiempos. 1es5s se refiere al período de los c#atro imperios 0#e comien.a con Babilonia como el cItiempo de los *entiles 8Lc. :=%:?C4 tiempo 0#e se caracteri.a por estar 1er#sal6n ba(o el dominio *entil. "#n0#e d#rante bre&es periodos el control *entil de 1er#sal6n se ha &isto dismin#ido4 no habr- #na liberaci$n final de 1er#sal6n del dominio *entil hasta la se*#nda &enida de Cristo. La mayor parte del período de los *entiles se ha c#mplido4 como se compr#eba por el le&antamiento y calda de Babilonia4 !edia y Persia4 Grecia y +oma. Sin embar*o4 la 5ltima etapa del imperio romano4 simboli.ada por los pies de la ima*en de aniel : y por la bestia de die. c#ernos de aniel 94 no ha tenido c#mplimiento literal. La c#arta bestia4 se*5n las Escrit#ras4 ser- destr#ida por la &enida del 'i(o del 'ombre del cielo4 como se presenta en aniel 9 o en aniel : en la piedra 0#e hiri$ y destr#y$ la ima*en de Nab#codonosor. Sobre la base de estas profecías4 &arios int6rpretes creen en #na res#rrecci$n del imperio romano 0#e oc#rrir- c#ando la i*lesia arrebatada sea lle&ada al cielo4 pero antes de la se*#nda &enida de Cristo a establecer el reino. Esta sit#aci$n oc#rrir- en lo 0#e la Escrit#ra llama 7el tiempo del fin7 8 n. ==%@GC y ser- #n factor dominante en la historia del m#ndo y en la profecía en s# relaci$n con el período 0#e desemboca en la se*#nda &enida. Si*#iendo a la cons#maci$n del tiempo de los *entiles en la se*#nda &enida de Cristo a la tierra4 los *entiles 0#e se sal&en en la tierra d#rante el reino milenial *o.ar-n tambi6n de la bendici$n especial de ios4 como &eremos en #n est#dio posterior sobre el reino milenial. El bos0#e(o bíblico de la profecía acerca del tiempo de los *entiles tornado como #n todo es el bos0#e(o de la historia del m#ndo4 lo c#al e)plica m#chos s#cesos pasados y da #n cierto mati. al f#t#ro. Las condiciones m#ndiales de hoy est-n en línea con todo lo 0#e la Biblia ha profeti.ado y parecen indicar #n acercamiento acelerado hacia la cons#maci$n del tiempo del fin 0#e .preceder- al arrebatamiento de la i*lesia e incl#ir- s#cesos relacionados con el tiempo del fin y la se*#nda &enida de Cristo para establecer s# reino milenial. La dispensaci$n act#al no parece a&an.ar hacia el c#mplimiento de la profecía sobre los *entiles4 y parece 0#e no estaba en la perspecti&a del pro*rama de los *entiles presentado en el "nti*#o Testamento. Es como si la pre&isi$n prof6tica h#biera sido s#spendida en el día de Pentecost6s4 para ser reiniciada en el día del arrebatamiento. Sin embar*o4 las tendencias en el desarrollo del m#ndo act#al parecen estar tra.ando las líneas para la preparaci$n del escenario 0#e &era el fin de la dispensaci$n4 con la implicaci$n de 0#e la edad act#al se acerca a s# fin y est- por reiniciarse el c#mplimiento de la profecía acerca de los *entiles. En consec#encia4 el est#dio de la profecía acerca de los *entiles es #n aspecto importante del

total del pro*rama prof6tico y proporciona m#chas l#ces para comprender lo 0#e ios esthaciendo act#almente y 0#6 prop$sitos 0#iere c#mplir ios en el f#t#ro. PREGUNTAS =. E)plicar c$mo los *entiles son #na de las tres di&isiones importantes de la '#manidad en el presente. :. 'acer #n res#men de la historia de los *entiles antes de "braham. @. KC#-les f#eron los dos primeros imperios y c$mo se relaciona cada #no con la historia de IsraelM ?. KC#-les f#eron los dos *randes pro*ramas re&elados por ios a anielM G. Nombrar c#atro imperios re&elados a aniel como bos0#e(o de la historia m#ndial *entil. >. KL#6 son los tiempos de los *entiles y cJmo los describe Cristo en L#cas :=%:?M 9. Se*5n aniel4 Kc#-ndo terminar- el tiempo de los *entilesM ;. KL#6 se promete a los *entiles desp#6s de la se*#nda &enida de Cristo a la tierraM B. KC$mo se relaciona la era act#al con el tiempo de los *entilesM =A. KPodemos esperar #n c#mplimiento f#t#ro de la 5ltima etapa del tiempo de los *entilesM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Israel en la historia y las profecías 2 Her P#ente3 A. ISRAEL EN RELACI!N C!N LAS DISPENSACI!NES La historia de Israel empie.a en G6nesis =: con el llamamiento de "braham y es #n tema de *ran importancia del "nti*#o Testamento. En el N#e&o Testamento4 en los E&an*elios y 'echos4 se da l#. adicional acerca del estado de Israel en el primer si*lo4 con otras al#siones hist$ricas y prof6ticas en el resto del N#e&o Testamento. Israel est- en&#elto en todas las dispensaciones4 comen.ando con la dispensaci$n de la promesa 8&6ase capít#lo :A4 7Las dispensaciones7C. En la dispensaci$n de la promesa4 el pacto con "braham establece #na base amplia para todos los tratos de ios con Israel en las *eneraciones si*#ientes. La dispensaci$n de la ley4 0#e comien.a con E)odo =B4 es la dispensaci$n m-s importante del "nti*#o Testamento y condiciona la &ida de Israel hasta s# c#mplimiento en la cr#.. La mayor parte de la historia escrita de Israel se relaciona con la dispensaci$n de la ley. En la dispensaci$n de la *racia4 Israel comparte con los *entiles los pri&ile*ios de la *racia en la sal&aci$n y como re*la de &ida. En la dispensaci$n f#t#ra del reino4 Israel n#e&amente as#me #n papel prominente en la posesi$n de la tierra prometida y en la s#(eci$n a Cristo como s# rey. "#n0#e es desproporcionadamente pe0#e/o en comparaci$n con los *entiles4 Israel (#e*a #n papel prominente en toda la historia del m#ndo desde "braham hasta el fin 8para mayores detalles4 &6ase el capít#lo :AC. B. ISRAEL EN RELACI!N C!N L!S PACT!S Los pactos bíblicos est-n íntimamente relacionados con las dispensaciones. Israel tiene #n papel de importancia en cada #no de los pactos bíblicos4 comen.ando con el pacto de "braham en G6nesis =: 8&6ase capít#lo :=4 7Los pactos7C. Los cinco pactos son los factores principales en la historia y profecía de Israel. Corno se/alamos anteriormente4 el pacto con "braham es la base del pro*rama de Israel. El pacto mosaico condiciona la &ida de Israel en la dispensaci$n de la ley y se relaciona con todo el "nti*#o Testamento a partir de E)odo =B. El pacto palestino tiene 0#e &er partic#larmente con la posesi$n de la tierra por Israel4 y el desposeimiento de ella4 a#n0#e an#ncia la torna de posesi$n permanente en el reino milenial. El pacto da&ídico condiciona la relaci$n de Israel con el reinado de a&id y an#ncia prof6ticamente el reinado f#t#ro de Cristo sobre la tierra en el milenio4 con a&id res#citado act#ando como s# príncipe real. El n#e&o pacto profeti.ado en el "nti*#o Testamento relaciona a Israel con las bendiciones del reino y reempla.a y contrasta con el pacto mosaico. La relaci$n detallada de cada #no de estos pactos f#e presentada en el capít#lo :=. C. LA 1IST!RIA VETER!TESTA%ENTARIA DE ISRAEL "#n0#e la historia de Israel empie.a propiamente con 1acob4 0#e recibi$ el nombre de Israel4 la historia de Israel normalmente incl#ye la &ida de "braham e Isaac4 ab#elo y padre de 1acob4 respecti&amente. "braham4 0#e residía ori*inalmente en Fr de los caldeos4 f#e con s# padre hacia el noroeste #nos =.>AA Nms. a 'ar-n y allí lle*$ a ser #n rico *anadero. " la m#erte de s# padre4 en obediencia a ios4 "braham con s# esposa Sara y. s# sobrino Lot lle*aron a la tierra prometida4 otros =.>AA Nms. hacia el s#doeste de 'ar-n. En la tierra prometida ios comen.$ tener s#s tratos con "braham. ios había prometido a "braham4 en el importante pacto abrah-mico4 0#e lle*aría a ser #n *ran hombre4 0#e lle*aría a ser padre de #na *ran naci$n y 0#e por medio de s# posteridad sería bendito todo el m#ndo. Como &imos pre&iamente en el est#dio del pacto abrah-mico4 en el4 capít#lo. := estas promesas han sido

literalmente c#mplidas. esp#6s 0#e "braham y Sara eran demasiado &ie(os para tener hi(os4 naci$ Isaac mila*rosamente. L#e*o4 a s# debido tiempo< nacieron 1acob y Esa5 e Isaac y +ebeca4 siendo el menor de los melli.os4 71acob74 el esco*ido por ios para ser cabe.a de la naci$n de Israel El relato de las &idas de "braham4 Isaac y 1acob Jc#pa los capít#los =: - GA de G6nesis y e&identemente es importante para ios en forma especial si tomamos en c#enta 0#e todo el relato de la creaci$n oc#pa solo dos capít#los 8= y :C y toda la historia de la caída en el pecado s$lo oc#pa #n capít#lo 8Gn. @C. esde el p#nto de &ista di&ino4 la historia de Israel es la cla&e de la historia c$mo #n todo En concordancia con la profecía dicha a "braham en G6nesis =G%=@3=?4 Israel descendi$ a E*ipto4 en tiempos de hambre El camino había sido preparado por 1os64 0#e había lle*ado a ser #na *ran a#toridad en E*ipto. 1acob y s# familia f#eron bien recibidos en la tierra de E*ipto4 donde f#eron c#idados d#rante toda la &ida de 1os6. Los .centenares de a/os 0#e los israelitas &i&ieron en E*ipto terminaron desastrosamente c#ando h#bo #n cambio de dinastía y con ello se acab$ s# sit#aci$n de pri&ile*io pasando a ser escla&os. En s# escla&it#d clamaron al Se/or< y el Se/or le&ant$ a !ois6s y 1os#6 para 0#e4 sac-ndolos de la tierra de E*ipto4 los cond#(esen a la tierra prometida4 "#n0#e Israel traicion$ a ios en Cades3Barnea. 8Nm. =?C y ellos &a*aron d#rante4 c#arenta a/os en el desierto como consec#encia4 finalmente. ios los capacit$ para con0#istar la .tierra 0#e estaba al lado4 oriental del 1ord-n4 y desp#6s de la m#erte de !ois6s p#dieran cr#.ar el 1ord-n y con0#istar *ran parte de la tierra prometida. El re*reso a la tierra prometida y s# establecimiento como naci$n prosper$ a tra&6s de la &ida d6 1os#64 pero Israel se apart$ de ios y cay$ en #n espiral descendente como lo relata el libro de 1#eces Entonces ios le&ant$ al profeta Sam#el4 0#e en *ran medida resta#r$ espirit#almente a Israel y ech$ las bases de las *lorias 0#e el reino tendría ba(o Sa5l4 a&id y Salom$n. "#n0#e Sa5l fracas$ como primer rey de Israel4 s# s#cesor a&id4 c$mo #n *ran *#errero4 p#do con0#istar m#cho terreno perteneciente a la tierra prometida. Salom$n4 el hi(o de a&id4 e)tendi$ s# infl#encia hasta 0#e p#so ba(o trib#to la mayor parte de la tierra ori*inalmente mencionada a "braham4 desde el río de E*ipto hasta el río E#frates. S# &iolaci$n del mandato de ios de no tener m#chas esposas y de no depender de los caballos para s# poderío militar 8 t. =9%=>3=9C prepar$ el camino para la di&isi$n del reino y para la r-pida declinaci$n del poderío de Israel desp#6s de 6l. Los hi(os de Salom$n f#eron criados mayormente por m#(eres pa*anas 0#e no tenían nin*#na simpatía por la ley de ios. Poco desp#6s de la m#erte de Salom$n se retiraron las die. trib#s del Norte 8IsraelC y t#&ieron #na s#cesi$n de reyes impíos. El (#icio de ios cay$ sobre ellos en la ca#ti&idad asiria en el a/o 9:= a.C. Las dos trib#s restantes del s#r 81#d-C4 a#n0#e t#&ieron al*#nos reyes piadosos4 si*#ieron el mismo camino descendente y f#eron lle&ados ca#ti&os por los babilonios en el a/o >AG a.C. "l finali.ar los 9A a/os de ca#ti&erio babil$nico4 en concordancia con la promesa escrita en 1eremías :B%=A4 Israel p#do n#e&amente re*resar a la tierra. El libro de Esdras relata el re*reso del p#eblo y s#s l#chas de &einte a/os por reconstr#ir el templo4 y Nehemías completa la historia con la reconstr#cci$n de los m#ros de 1er#sal6n y. de la ci#dad misma como #n si*lo m-s tarde. Sin embar*o4 c#ando Israel re*res$ a s# tierra4 no si*#i$ al Se/or y cay$ ba(o el dominio de medos y persas d#rante :AA a/os< l#e*o se &io en&#elto en #na *#erra entre Siria y E*ipto desp#6s de la m#erte de "le(andro el Grande en el a/o @:@ a.C. !ientras tanto4 el poder de. +oma comen.$ a e)pandirse con la con0#ista de Sicilia en el a/o :?: a.C. 1er#sal6n misma f#e sometida por el *eneral romano Pompeyo en el a/o >@ a.C. Israel f#e cr#elmente tratado por los romanos4 0#e lle&aron a. cientos de miles de (#díos como escla&os. Pinalmente4 ba(o la a#toridad romana f#e cr#cificado 1es#cristo4 y m-s tarde 89A d.C.C f#e destr#ida la ci#dad de 1er#sal6n4 e Israel se &io esparcido por todo el m#ndo y ale(ado de s# tierra. S$lo en el si*lo )) Israel comen.$ a re*resar a s# tierra y &ol&i$ a formar #na entidad nacional4 para lle*ar a ser #n estado reconocido en =B?;. D. LA 1IST!RIA DE ISRAEL 8 EL CU%PLI%IENT! DE LA PR!'ECIA La historia del "nti*#o Testamento en *ran parte es c#mplimiento de las *randes profecías de las Escrit#ras. Centenares de profecías se han c#mplido literalmente. e ac#erdo con las profecías dadas a "braham4 Israel lle*$ a ser #na *ran naci$n. El "nti*#o Testamento predi(o tres e)p#lsiones de Israel de la tierra y las tres se c#mplieron% =C en s# descenso a E*ipto4 la escla&it#d y liberaci$n s#bsec#entes4 y el re*reso a la tierra< :C las ca#ti&idades en "siria y Babilonia 0#e sacaron a Israel #na &e. m-s de s# tierra4 con s# s#bsi*#iente re*reso de Babilonia #na &e. pasados 9A a/os< y @C s# n#e&a e)p#lsi$n #na &e. m-s desp#6s de la destr#cci$n de 1er#sal6n el a/o 9A de esta era. El e)tenso mo&imiento de Israel poseyendo la tierra y siendo desposeído de ella form$ *ran parte de s# fondo hist$rico 8Gn. =G%=@3=>< t.

:;%>:3>9< 1er. :G%==4 =:< &6anse tambi6n L&. :>%@3?>< t. @A%=3@< Neh. =%;< Sal. =A>%=3?;< 1er. B%=>< =;%=G3=9< E.. :%=?4 =G< :A%:@< ::%=G< St*.=%=C. Son importantes para la historia de Israel las profecías dadas acerca del car-cter y el destino de los hi(os de 1acob 8Gn. ?B%=3:;C. En el "nti*#o Testamento se dan n#merosas otras profecías acerca de los tratos de ios con las doce trib#s de Israel. Jtro tema importante de la profecía y s# c#mplimiento se relaciona con el reino de a&id. e ac#erdo con el pacto da&ídico el trono es prometido a a&id y s# simiente para siempre 8: S. 9%=>< Sal. ;B%@G3@>< 1er. @@%:=< n. 9%=?C. Las promesas de bendici$n y de maldici$n se c#mplieron literalmente en los tratos de ios con Sa5l4 a&id4 Salom$n y los reinos 0#e les s#cedieron en 1#d- e Israel. E. LA P+JPECI" E L!S /<= "XJS DE IS+"EL Fna de las profecías importantes dadas por medio de aniel est- en aniel B%:?3:9. "0#í4 de ac#erdo con la informaci$n dada por el -n*el Gabriel a aniel4 7setenta semanas7 o setenta sietes 8?BA a/osC iban a comprender la historia f#t#ra de Israel. Se le di(o a aniel% 7Setenta semanas est-n determinadas sobre t# p#eblo y sobre t# santa ci#dad4 para terminar la pre&aricaci$n4 y poner fin al pecado4 y e)piar la ini0#idad4 para traer la (#sticia perd#rable4 y sellar la &isi$n y la profecía4 y #n*ir al Santo de los santos7 8B%:?C. La profecía iba a comen.ar con el mandamiento de resta#rar y reconstr#ir a 1er#sal6n 8 n. B%:GC4 y ?;@ a/os de #n total de los ?BA a/os iban a ser c#mplidos antes de la &enida del !esías Príncipe. "#n0#e los er#ditos han diferido *randemente en la interpretaci$n de este pasa(e4 probablemente el me(or p#nto de &ista sea comen.ar este período de ?BA a/os con el tiempo de la reconstr#cci$n de 1er#sal6n por Nehemías el a/o ??G a.C. Entonces c#lminaría apro)imadamente el a/o @: d.C.4 apro)imadamente en la fecha en 0#e Cristo m#ri$ en la cr#.. Est#dios recientes han #bicado la m#erte de Cristo en el a/o @@4 a#n0#e otros int6rpretes dan el a/o @A o a#n fechas anteriores. Se*5n la profecía de aniel4 desp#6s de 0#it-rsele la &ida al !esías4 lo 0#e oc#rriría c#mplidos los ?;@ a/os4 pero ciertamente antes de los 5ltimos siete a/os de la profecía4 1er#sal6n misma sería destr#ida 8 n. B%:>C. Esto f#e c#mplido hist$ricamente en la destr#cci$n de 1er#sal6n en el a/o 9A d.C. Est- implícito en la profecía de aniel 0#e hay #n período considerable entre el fin de los ?;@ a/os4 o las >B semanas4 y el comien.o de los 5ltimos siete a/os o sept#a*6sima semana4 p#esto 0#e incl#ye dos s#cesos separados por ?A a/os. La 5ltima semana se iba a caracteri.ar por #n pacto 0#e se hace con #n príncipe f#t#ro relacionado con el p#eblo 0#e destr#y$ la ci#dad. Como el p#eblo 0#e destr#y$ la ci#dad f#e el p#eblo romano4 7el príncipe 0#e ha de &enir7 8 n. B%:>C ser- precisamente #n *obernador del imperio romano res#citado. !#chos int6rpretes miran esto como #n s#ceso a5n f#t#ro 0#e oc#rrir- desp#6s 0#e la i*lesia haya sido arrebatada. Este *obernador f#t#ro har- #n pacto de siete a/os con el p#eblo de Israel4 como se describe en aniel B%:9. El pacto ser- 0#ebrantado a la mitad de la semana4 y los 5ltimos tres a/os y medio ser-n de persec#ci$n y trib#laci$n para Israel. Este período es tema de e)tensas profecías en "pocalipsis capít#los > a =; y termina con la se*#nda &enida de Cristo en "pocalipsis =B. Es de especial inter6s la predicci$n de 0#e este príncipe 0#e ha de &enir har- cesar el sacrificio y la ofrenda y char- desolaci$n en el templo. Esto implica #n f#t#ro templo en 1er#sal6n y #na reiniciaci$n del sistema mosaico de sacrificios por los (#díos ortodo)os en el período 0#e precede a la se*#nda &enida de Cristo. Es si*nificati&o 0#e los primeros ?;@ a/os se hayan ya c#mplido. 1er#sal6n f#e reedificada en los primeros ?B a/os4 como se indica en aniel B%:G. El !esías f#e e(ec#tado desp#6S de ?;@ a/os. Los s#cesos de la 5ltima semana a5n est-n en el f#t#ro y proporcionan #na cronolo*ía para el tiempo del fin 0#e lle&a hasta la se*#nda &enida de Cristo. '. PR!'ECIA ACERCA DE LA VENIDA DEL %ESIAS = Pedro =%=A3== se/ala claramente 0#e los profetas del "nti*#o Testamento no p#dieron distin*#ir clas dos &enidas del !esías. La era act#al era #n secreto tan perfecto en los conse(os de ios 0#e4 para los profetas4 los s#cesos 0#e se c#mplieron en s# primera &enida y los 0#e a5n tienen 0#e c#mplirse en s# se*#nda &enida no estaban separados en nin*#na forma en lo 0#e se refiere al tiempo de s# c#mplimiento. Isaías >=%=3: es #na il#straci$n de esto. "l leer este pasa(e en la sina*o*a de Caperna#m4 Cristo se det#&o repentinamente c#ando termin$ de leer lo referente a los ras*os 0#e estaban predichos para s# primera^ &enida 8Lc. ?%=;3:=C4 sin hacer referencia a los ras*os restantes 0#e habr-n de c#mplirse c#ando El &en*a otra &e.. el mismo modo4 el -n*el Gabriel4 al an#nciar el ministerio de Cristo4 combin$ como si f#eran #na sola cosa los hechos 0#e corresponden a la primera y la se*#nda &enidas 8Lc. =%@=3@@C. Se*5n la profecía del "nti*#o Testamento4 Cristo iba a &enir como #n cordero pacífico destinado para el sacrificio 8Is. G@%=3=:C4 y como el &ictorioso y *lorioso Le$n de la Trib# de

1#d- 8Is. ==%=3=:< 1er. :@%G3>C. Considerando estas dos e)tensas líneas de predicci$n4 no^ hay 0#e mara&illarse de 0#e h#biera perple(idad en la mente de los profetas del "nti*#o Testamento en c#anto a 70#6 tiempo7 se c#mpliría todo esto 8= P. =%=A3==C. La profecía estip#laba 0#e el !esías sería de la trib# de 1#d- 8Gn. ?B%=AC4 de la casa de a&id 8Is. ==%=< 1er. @@%:=C4 nacido de #na &ir*en 8Is. 9%=?C4 en Bel6n de 1#d- 8!i. G%:C4 0#e debía s#frir #na m#erte e)piatoria 8Is. G@%=3=:C por cr#cifi)i$n 8Sal. ::%=3:=C4 res#citar de los m#ertos 8Sal. =>%;3==C y &enir a la tierra por se*#nda &e. 8 t. @A%@C en las n#bes del cielo 8 n. 9%=@C. 1es5s de Na.aret ha c#mplido o c#mplir- todas las e)i*encias de la profecía acerca del !esías de #na manera 0#e nin*5n otro pretendiente p#ede hacerlo. G. PR!'ECIAS ACERCA DE LA LLTI%A DISPERSI!N 8 RESTAURACI!N DE ISRAEL e *ran importancia en las profecías acerca de Israel son las relacionadas con la dispersi$n final de Israel y s# resta#raci$n final. Las ca#ti&idades en "siria del reino del norte y en Babilonia del reino del s#r4 como casti*o por el pecado4 dieron como res#ltado el 0#e toda la casa de Israel f#era lle&ada f#era de s# tierra y a s# debido tiempo f#era dispersada entre las naciones de la tierra. Esto f#e en c#mplimiento de m5ltiples profecías 8L&. :>%@:3@B< t. :;%>@3>;< Neh. =%;< Sal. ??%==< 1er. B%=>< =;%=G3=9< E.. =:%=?3=G< :A%:@< ::%=G< St*. =%=C. En nin*5n caso se perdería la identidad de Israel como naci$n a#n a tra&6s de si*los de dispersi$n 81er. @=%@>< !t. :?%@?C. +echa.aron la oferta di&ina4 la pro&isi$n para s# resta#raci$n y la *loria del reino 0#e haría s# !esías en s# primera &enida 8!t. :@%@93@BC< en Cades3barnea4 donde f#e e)tendido el tiempo 0#e tendrían 0#e pasar en el desierto 8Nm. =?%=3?GC4 el casti*o de ellos f#e contin#o y ser- contin#o hasta 0#e El &en*a otra &e.. En a0#ella oport#nidad El re#nir- n#e&amente a s# p#eblo4 lo lle&ar- a s# tierra y los har- entrar en la *loria y biena&ent#ran.a de todos los pactos y promesas de 1eho&- acerca de ellos 8 t. @A%=3=A< Is. ==%==3=:< 1er. :@%@3;< E.. @9%:=3:G< !t. :?%@=C. 1. PR!'ECIAS ACERCA DEL TIE%P! DEL 'IN Como se di(o en el bre&e est#dio de aniel B%:94 Israel tendr- #n papel f#t#ro dram-tico en los s#cesos del tiempo del fin 0#e desembocan en la se*#nda &enida de Cristo. Se*5n las Escrit#ras4 hay c#atro mo&imientos importantes hacia el f#t#ro de Israel en relaci$n con el fin de la era. =. La pro*ec1a dice 0ue 5srael ser2 reconstituido como un estado pol1tico. " fin de hacer #n pacto con el 7príncipe 0#e ha de &enir74 f#e necesario 0#e Israel &ol&iera a constit#irse n#e&amente como #n estado político. Ciertamente4 esto se c#mpli$ dram-ticamente en mayo de =B?; c#ando Israel f#e reconocido como naci$n y se le entre*$ #na parte de la tierra prometida como territorio. En los a/os si*#ientes s#s territorios se han e)tendido y se ha a#mentado s# poderío4 hasta 0#e Israel hoy día4 a#n0#e pe0#e/o en poblaci$n4 es #n factor importante en los as#ntos m#ndiales. Este es el prel#dio de otras profecías 0#e deben ser c#mplidas. :. 6e+7n .aniel 9!89, 5srael har2 un pacto con un pr1ncipe +entil romano, +obernador del :editerr2neo, pacto establecido para un pla4o de siete a;os. Esto introd#cir- el período del pacto en 0#e Israel tendr- #na cierta medida de pa. y se*#ridad. En este período es ind#dable 0#e m#chos (#díos m-s re*resar-n a la tierra prometida e Israel prosperar- financiera y políticamente. @. 6in embar+o, el pacto con 5srael ser2 dram2ticamente 0uebrantado a los tres a;os 3 medio de promul+ado e 5srael pasar2 a ser un pueblo perse+uido en lu+ar de ser *avorecido. Este es el 7tiempo de an*#stia de 1acob7 81er. @A%9C y la Gran Trib#laci$n 8 n. =:%=< !t. :?%:=< "p. 9%=?C. " este período prestaremos m-s atenci$n en los dos capít#los si*#ientes. ?. La +loriosa restauración de 5srael en el reino milenial vendr2 a continuación de la se+unda venida de <risto 3 prose+uir2 a trav/s de mil a;os de reinado de <risto en la tierra. La importancia de comprender las c#atro etapas en la resta#raci$n de Israel se &e en el hecho de 0#e la primera etapa ya se ha c#mplido y 0#e la se*#nda no oc#rrir- probablemente hasta 0#e la i*lesia haya sido arrebatada. Se est- preparando el escenario para los dram-ticos s#cesos del tiempo del fin en los c#ales Israel tendr- #n papel de primerísima importancia. I. PR!'ECIA ACERCA DEL REIN! %ESIANIC! 8 EL DIA DEL SE4!R En lo 0#e respecta a la cantidad de te)tos bíblicos 0#e lo tratan4 no hay tema de la profecía comparable con el del reino mesi-nico. !-s all- de todos los casti*os predichos 0#e han de caer sobre Israel est- la *loria 0#e recibir- c#ando s# p#eblo sea re#nido n#e&amente en s# tierra4 con bendiciones espirit#ales inmens#rables ba(o el *lorioso reino de s# +ey !esías. Esta &isi$n f#e dada a todos los profetas. Tan cierta y literalmente como Israel4 en c#mplimiento de la profecía4 f#e echado de s# tierra y se le hi.o pasar por s#frimientos d#rante todos estos si*los4 así cierta y literalmente ser- resta#rado para recibir mara&illosas bendiciones en #na tierra redimida y *lorificada 8Is. == 3 =:< :?%:: 3 :9%=@< @G%=3=A< G:%=:< G?3GG< GB%:A3 >>%:?< 1er. :@%@3;< @=%=3?A< @:% @93?=< @@%=3:>< E.. @?%==3@=< @>%@: 3 @9%:;< ?A%= 3 ?;%@G<

n. :% ??4 ?G< 9%=?< Js. @%?4 G< =@%B3=?%B< 1l. :%:;3@%:=< "m. B%==3=G< Sof. @%=?3:A< Oac. ;%=3::< =?%B3:=C. Las predicciones acerca del reino en el "nti*#o Testamento son frec#entemente parte de las predicciones del re*reso del rey. C#ando estos dos temas se combinan en #no4 se denomina 7día del Se/or74 lo 0#e se refiere al período 0#e se e)tiende desde el arrebatamiento de la i*lesia y los (#icios 0#e si*#en a este s#ceso sobre la tierra4 hasta el fin de s# reino milenial 8Is. :%=A3::< Oac. =?C. 'ay #na serie de indicaciones de 0#e el día del Se/or comen.ar- tan pronto como oc#rra el arrebatamiento de la i*lesia. Los s#cesos m-s importantes del día del Se/or4 en consec#encia4 parecen incl#ir la *ran trib#laci$n y los (#icios de ios 0#e preceden a la se*#nda &enida del Se/or4 y los (#icios 0#e habr- en la se*#nda &enida de Cristo y todo el millar de a/os 0#e Cristo reinar- sobre la tierra. P#esto 0#e m#chas de las *randes profecías no se habían c#mplido por el tiempo en 0#e se complet$ el "nti*#o Testamento4 la re&elaci$n del N#e&o Testamento es esencial para presentar el relato completo y detallado de los di&ersos c#mplimientos del "nti*#o Testamento y las m#chas profecías 0#e a5n 0#edan por c#mplirse. La historia de Israel en la historia y la profecía se ha c#mplido en *ran parte4 pero los *randes s#cesos a5n est-n en el f#t#ro. Se est- ac#m#lando la e&idencia de 0#e el tiempo final c#ando Israel &#el&a a lo s#yo est- m#y cerca. Los detalles adicionales se dan en los capít#los si*#ientes. PREGUNTAS =. KC#-ndo comien.a propiamente la historia de Israel en las Escrit#rasM :. KC$mo se relaciona Israel con la dispensaci$n 0#e comien.a con "brahamM @. Nombrar los cinco pactos 0#e son las condiciones m-s importantes en la historia y la profecía de Israel. ?. 'acer #n res#men de los principales s#cesos en la &ida de "braham4 Isaac y 1acob se*5n G6nesis. G. escribir la historia de Israel desde 1os#6 hasta Sam#el. >. 'acer #n res#men de la historia de Israel d#rante los reinados de Sa5l4 a&id y Salom$n. 9. escribir la di&isi$n del reino de Israel desp#6s de Salom$n4 y describir las ca#ti&idades de "siria y Babilonia. ;. KC$mo f#e resta#rado a s# tierra Israel y se edific$ el templo en 1er#sal6n desp#6s de la ca#ti&idad babil$nicaM B. 'acer #n res#men de la relaci$n del imperio romano con Israel. =A. KC#-les son las tres &eces 0#e Israel f#e desposeído de s# tierra y f#e dispersadoM ==. KL#6 promesas importantes f#eron dadas en el pacto da&ídicoM =:. KL#6 se incl#ye en los ?BA a/os de historia de Israel descritos en aniel B%:?3:9M =@. KC#-ndo comen.$4 probablemente4 este períodoM =?. os s#cesos oc#rrieron desp#6s de la semana >B4 o ?;@ a/os de pro*rama4 Kc#-les f#eronM =G. KPor 0#6 m#chos e)positores piensan 0#e los 5ltimos siete a/os a5n est-n en el f#t#roM =>. KC#-les son los principales s#cesos de los 5ltimos siete a/os4 se*5n aniel B%:9M =9. K $nde se describen en el N#e&o Testamento los detalles de los 5ltimos tres a/os y medio de la historia de IsraelM =;. escribir el c#adro mi)to de la primera y se*#nda &enida de Cristo en el "nti*#o Testamento. =B. KC#-les son al*#nas de las profecías específicas 0#e se enc#entran en el "nti*#o Testamento acerca de la &enida del !esíasM :A. En &ista de 0#e Israel f#e re#nido desp#6s de las dos primeras &eces 0#e f#e desposeído de s# tierra4 Kpor 0#6 es ra.onable s#poner 0#e &ol&er- a ser resta#rado por tercera &e.M :=. KC#-l es el primero de los c#atro mo&imientos 0#e se relacionan con el f#t#ro de Israel en el tiempo del fin4 y por 0#6 el c#mplimiento de este mo&imiento implica 0#e los otros se c#mplir-nM4 ::. KC#-l es el se*#ndo mo&imiento en cla resta#raci$n de Israel 0#e a5n est- en el f#t#roM :@. KC#-l es el tercer mo&imiento en la resta#raci$n de Israel4 y c$mo se relaciona con la *ran trib#laci$nM :?. KC#-l es el c#arto mo&imiento en la resta#raci$n de Israel4 y c$mo se relaciona con el reino milenialM :G. En &ista del hecho de 0#e ios ha comen.ado a resta#rar a Israel4 K0#6 implica esto en c#anto a la inminencia del arrebatamiento de la i*lesiaM :>. KC#-les son al*#nas de las profecías importantes en relaci$n con las bendiciones de Israel en el reino milenialM :9. KL#6 si*nifica la e)presi$n 7día de 1eho&-74 y 0#6 períodos incl#yeM

:;. En &ista del c#mplimiento literal del pro*rama prof6tico de Israel en el pasado4 K0#6 ense/a esto en c#anto a la certe.a del c#mplimiento literal del pro*rama f#t#ro de IsraelM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC 'echos 0#e preceden la se*#nda &enida de Cristo 2 Her P#ente3 A. AC!NTECI%IENT!S I%P!RTANTES DE LA ERA ACTUAL !#chas profecías se &an c#mpliendo a medida 0#e a&an.a esta era. El car-cter *eneral de la era est- presentado en siete par-bolas en !ateo =@. En la par-bola del sembrador4 0#e es de nat#rale.a introd#ctoria4 se describe la &ariada recepci$n de la &erdad. " &eces cae sobre el terreno d#ro y apisonado4 donde 0#eda a merced de las a&es 0#e la comen. Jtras caen sobre #n terreno 0#e es m#y s#perficial y pedre*oso4 y c#ando a5n est- comen.ando a brotar4 m#ere por falta de raíces. Jtras &eces cae en b#ena tierra pero es aho*ada por las espinas 0#e la rodean. S$lo #na porci$n de la semilla cae en b#ena tierra y prod#ce fr#to de a ciento por #no4 sesenta por #no o treinta por #no 8!t. =@%=3B4 =;3:@C. La par-bola de la ci.a/a sembrada (#nto al tri*o indica el peli*ro de la falsa profesi$n 0#e no ser- (#.*ada hasta el tiempo de la sie*a 8&&. :?3@A4 @>3?@C. La par-bola de la semilla de mosta.a indica el r-pido crecimiento del cristianismo desde #n pe0#e/o comien.o a #n *ran mo&imiento 8&&. @=3@:C. La par-bola de la le&ad#ra habla del me.clado con la b#ena masa hasta 0#e todo 0#eda le#dado 8&&. @@3@GC. El tesoro escondido de !ateo =@%?? probablemente se refiere a Israel escondido en c#anto a s# entidad nacional en la era act#al4 pero 0#e4 sin embar*o4 f#e comprado por Cristo en s# m#erte. La perla de *ran precio 8&&. ?G3?>C parece hablar de la i*lesia como a0#ella por la c#al Cristo m#ri$4 #n ras*o importante de la edad act#al d#rante el período en 0#e la identidad nacional de Israel est- escondida. La par-bola final de la red 8&&. ?93G=C il#stra la separaci$n de los sal&ados de los incon&ersos al final del si*lo. En *eneral4 !ateo =@ habla de todo el período entre la primera y la se*#nda &enida de Cristo sin referencia al arrebatamiento o a los detalles de la i*lesia como c#erpo de Cristo. escribe la esfera de la profesi$n de fe y el c#adro mi)to del bien y del mal. El desarrollo d#al del bien y del mal d#rante la era caracteri.a este período4 lle*ando a s# clíma) en el (#icio y la separaci$n. No hay (#stificaci$n para el postmilenialismo4 con s#s conceptos de 0#e el reino de ios finalmente tri#nfar- por medio de la predicaci$n del e&an*elio y por el esf#er.o h#mano. Por otra parte4 no hay l#*ar para el pesimismo4 por0#e ios c#mplir- s# prop$sito. "l*#na semilla caer- en b#ena tierra y prod#cir- fr#to. 'abr- tri*o en medio de la ci.a/a y b#enos peces entre los malos. Los mil no&ecientos a/os transc#rridos desde Pentecost6s han demostrado la e)actit#d de la *ran profecía de !ateo =@. Fn c#adro similar de la edad act#al4 con s# foco p#esto en el fin de la edad4 se enc#entra en !ateo :?. "llí4 en los &ersíc#los ?3=? se dan n#e&e se/ales del fin% =C falsos cristos 8y. GC4 :C *#erras y r#mores de *#erras 8y. >C4 @C hambres 8y. 9C4 ?C pestilencias 8y. 9C4 GC terremotos 8y. 9C4 >C m-rtires 8&&. B3=AC4 9C falsos profetas 8y. ==C4 ;C ini0#idad ab#ndante y Fn enfriamiento del fer&or por Cristo 8y. =:C4 BC el e&an*elio del reino es predicado en todo el m#ndo 8y. =?C. Jtro ras*o de la edad presente ser- la creciente apostasía de parte de los incon&ersos 0#e hay dentro de la i*lesia profesante. : Pedro : 3 @ res#me esta pro*resi$n en c#atro cate*orías% =C la ne*aci$n de la persona y la deidad de Cristo 8:%=C4 :C ne*aci$n de la obra de Cristo 0#e nos compr$ c#ando m#ri$ en la cr#. 8:%=C4 @C apostasía moral al apartarse de las normas morales 8:%:3::C4 ?C apartamiento de la doctrina de la se*#nda &enida de Cristo y de los (#icios relacionados con ella 8@%=3=@C. Jtros pasa(es contrib#yen a la doctrina de la apostasía en el N#e&o Testamento 8= Ti. ?%=3@< : Ti. @%=3B< 1#d. @3=BC. Todas estas profecías de apostasía en *ran escala en la i*lesia se est-n c#mpliendo a partir del primer si*lo y hasta el presente. La apostasía final oc#rrir- desp#6s 0#e la i*lesia sea arrebatada y 0#ede en el m#ndo s$lo la porci$n incon&ersa de la i*lesia profesante. La edad presente4 en lo 0#e se refiere al prop$sito de ios al llamar a s# i*lesia4 lle*arbr#scamente a s# fin en el arrebatamiento. Este s#ceso4 0#e no tiene fecha en las profecías del "nti*#o Testamento4 describe la retirada de la i*lesia del m#ndo c#ando los m#ertos en Cristo sean res#citados y los cristianos 0#e est6n &i&os sean lle&ados al cielo sin morir 8= Co. =G%G=3 G;< = Ts. ?%=@3=;C. Este s#ceso lle&ar- a s# t6rmino el prop$sito de ios en lo 0#e respecta a la i*lesia como #na com#nidad separada de santos4 y la partida de la i*lesia de(ar- preparado el escenario para los importantes s#cesos 0#e cond#cir-n hacia la se*#nda &enida de Cristo a la tierra para establecer s# reino milenial. Se p#eden obser&ar tres *randes períodos entre el arrebatamiento y la se*#nda &enida% =C el período de preparaci$n4 :C el período de pa.4 @C el período de persec#ci$n. B. EL PERI!D! DE PREPARACI!N 5UE SIGUE AL ARREBATA%IENT!

El arrebatamiento4 al sacar de la tierra a toda persona sal&ada4 ser- #na inter&enci$n dram-tica en la historia h#mana. Se/alar- el comien.o de #na serie de s#cesos 0#e r-pidamente se mo&er-n hacia #n *ran clíma) en la se*#nda &enida de Cristo. Jb&iamente4 la salida de todos los cristianos de la tierra tendr- #n efecto sobre la historia del m#ndo como #n todo y permitir- la demostraci$n del mal en el m#ndo y el c#mplimiento del prop$sito sat-nico de #na manera 0#e antes no f#e posible. La primera fase desp#6s del arrebatamiento ser- #n período de preparaci$n para los *randes acontecimientos 0#e se*#ir-n. Estos s#cesos estar-n relacionados con las tres *randes -reas de la profecía4 0#e conciernen a la i*lesia4 Israel y los *entiles. =. La i+lesia pro*esante 0uedar2 en la tierra despu/s del arrebatamiento. "#n0#e la c#esti$n de si la i*lesia pasa por la trib#laci$n ha sido ob(eto de contro&ersias4 m#chos e)positores creen 0#e la i*lesia como c#erpo de Cristo ser- lle&ada en el arrebatamiento4 de(ando solamente a la i*lesia profesante ]comp#esta enteramente de personas no sal&adas] sobre la tierra para c#mplir las profecías acerca del cristianismo. La i*lesia profesante desp#6s del arrebatamiento est- simboli.ada por la ramera de "pocalipsis =94 descrita cabal*ando sobre la bestia escarlata 0#e representa el poder político de ese tiempo. S# dominio es sobre todo el m#ndo4 simboli.ado por las m#chas a*#as 8"p. =9%=4 =GC. Por la descripci$n hecha parece claro 0#e la i*lesia m#ndial4 0#e ahora est- en s# forma m-s primiti&a4 se &e a0#í en s# etapa de completa apostasía4 p#esto 0#e cada cristiano &erdadero ha sido 0#itado. +eli*iosamente hablando4 el período posterior al rapto4 en consec#encia4 ser- #n mo&imiento hacia la inte*raci$n de la i*lesia m#ndial y hacia la reli*i$n 5nica m#ndial4 despro&ista de los ras*os redentores de la &erdadera doctrina cristiana. :. =ara 5srael el per1odo de preparación ser2 un tiempo de avivamiento. Se*5n +omanos ==%:G4 la ce*#era act#al de Israel ser- 0#itada y m#chos en Israel abrir-n s#s o(os al hecho de 0#e 1es5s es ciertamente s# !esías y Sal&ador. En los días 0#e &endr-n inmediatamente desp#6s del arrebatamiento4 probablemente millares de (#díos se &ol&er-n a Cristo4 haciendo #so de e(emplares de las Escrit#ras y libros de doctrina de(ados por los cristianos4 y de obras acerca de los pasa(es bíblicos 0#e hablan sobre la esperan.a de #n !esías 0#e m#chos (#díos ya poseen. Ind#dablemente tendr-n #na c#riosidad insaciable por saber 0#6 pas$ con los cristianos 0#e desaparecieron. Esta b5s0#eda ser- recompensada y m#chos se con&ertir-n. Como en el primer si*lo de la i*lesia4 los (#díos inmediatamente se con&ertir-n en emba(adores del e&an*elio4 *anando a s# propio p#eblo y a los *entiles para Cristo. La reno&ada obra de e&an*elismo ser- emprendida a tra&6s de todo el m#ndo. El hecho de 0#e ya los (#díos est6n esparcidos por todo el m#ndo4 sabiendo m#chos de los idiomas del m#ndo4 los se/alan como misioneros nat#rales al p#eblo en donde &i&en4 así 0#e ind#dablemente m#chos ser-n lle&ados por ellos al conocimiento de Cristo. Sin embar*o4 como en el primer si*lo4 no todos los (#díos se &ol&er-n a Cristo y la sal&aci$n ser- solamente para a0#ellos 0#e creer-n. @. =ol1ticamente en relación con los +entiles, el tiempo de preparación supone la resurrección del anti+uo imperio romano. Como se di(o en #na disc#si$n pre&ia4 a5n no se han c#mplido las etapas 0#e corresponden a los pies de aniel : y la etapa de los die. c#ernos de las c#atro bestias de aniel 9%9. Esta profecía4 con la n#e&a l#. dada por "pocalipsis =@4 indica 0#e el imperio romano ser- re&i&ido en la forma de die. naciones 0#e se #nen en #na confederaci$n. El !ercado Com5n E#ropeo podría bien ser #n prec#rsor de esto4 pero el centro del poder político parecería estar en el !editerr-neo y no en E#ropa y probablemente incl#irlas naciones m-s importantes de Qfrica del norte4 "sia occidental y s#r de E#ropa. Fna &e. m-s el !editerr-neo ser- #n 7la*o romano7. C#ando estas die. naciones se hayan #nido4 s#r*ir- #n príncipe descrito como el 7c#erno pe0#e/o7 en aniel 9%;4 0#e ser- #n dictador 0#e primero obtendr- el control de tres y l#e*o de las die. naciones. Políticamente ser- el hombre f#erte del Jriente !edio y traba(ar- con la i*lesia m#ndial a fin de obtener el poder m#ndial. Fna &e. 0#e se haya establecido firmemente4 estar- preparado el escenario para el se*#ndo *ran período4 el período del pacto. C. EL PERI!D! DE PA9 Se*5n aniel B%:94 c#ando el dictador del Jriente !edio s#r(a como el 7Príncipe 0#e ha de &enir7 8 n. B%:>C4 har- #n pacto con Israel por #n período de siete a/os. Los detalles de este pacto no se nos dan en las Escrit#ras4 pero todo hace s#poner 0#e se trata de #n pacto de protecci$n. Es claro 0#e el dictador desea poner fin a la contro&ersia entre Israel y las naciones circ#ndantes< #sa la artima/a de establecer #n protectorado para Israel y por este medio traer #na cierta medida de pa. y tran0#ilidad a la sit#aci$n política en el !edio Jriente. "#n0#e no hay indicaci$n de 0#e 6ste ser- #n período de completa pa.4 Israel est- se*#ro4 relati&amente hablando4 y se le conceden pri&ile*ios en comercio y #na libertad en c#anto a tensi$n 0#e no ha caracteri.ado a la naci$n desde 0#e f#e formada en =B?;. Ind#dablemente el cambio inspirar- a m#chos (#díos a re*resar a s# anti*#a tierra4 e Israel prosperar- financieramente.

Tambi6n d#rante este período la i*lesia se*#ir- a#mentando s# poderío4 traba(ando con el *obernador del -rea del !editerr-neo a fin de lo*rar el dominio reli*ioso m#ndial. e i*#al modo4 se*#ir- la e&an*eli.aci$n de Israel y m#chos se &ol&er-n a Cristo. Por otro lado4 m#chos tambi6n &ol&er-n al (#daísmo ortodo)o. En este período ser- reconstr#ido el templo en 1er#sal6n y los (#díos ortodo)os reno&ar-n el sistema mosaico de sacrificios4 los 0#e no se habían ofrecido desde 0#e el templo f#e destr#ido en el a/o 9A d.C. Esto est- sobreentendido en aniel B%:94 donde se predice 0#e cesar- el sacrificio4 hecho apoyado por aniel =:%==4 0#e habla de la finali.aci$n de los sacrificios diarios. Jb&iamente los sacrificios no podían cesar sin haber sido reiniciados4 y la reiniciaci$n de los sacrificios re0#iere de #n templo en 1er#sal6n. Nadie sabe e)actamente en 0#6 momento ser- reedificado el templo4 pero es claro 0#e estaren f#ncionamiento c#ando comience este período de pa.. Sin embar*o4 la tran0#ilidad del !edio Jriente ser- destr#ida por #n hecho dram-tico descrito en E.e0#iel @; 3 @B4 #n ata0#e a Israel por parte de +#sia y s#s aliados. Los int6rpretes de las Escrit#ras han discrepado en s#s an-lisis de este s#ceso y s# #bicaci$n en la cronolo*ía. Se*5n E.e0#iel @;4 oc#rre en #n tiempo en 0#e Israel est- en pa. y reposo4 período 0#e corresponde a la sit#aci$n 0#e se da desp#6s de hecho el pacto con el príncipe romano. "5n m-s4 el ata0#e es m-s 0#e #n asalto sobre Israel por0#e desafía todo el pacto de relaciones entre el príncipe e Israel y es4 en efecto4 #n intento r#so de tomar el control político y comercial del !edio Jriente. Sin embar*o4 debido a 0#e se trata de #n ata0#e sorpresi&o4 no hay #n re*istro de e(6rcitos 0#e se le&anten contra los in&asores. En cambio4 ios inter&iene sobrenat#ralmente para sal&ar a s# p#eblo y acaba con las f#er.as in&asoras en #na serie de cat-strofes descritas en E.e0#iel @;%=;3:@. Esta *#erra destr#ye el período de pa. y prepara el camino para el n#e&o período final. D. PERI!D! DE PERSECUCI!N La destr#cci$n del e(6rcito romano no solamente acaba con la pa. del período precedente4 sino 0#e tambi6n introd#ce #na sit#aci$n m#ndial dram-ticamente cambiada. En a0#el tiempo hay #n e0#ilibrio en poderío entre% =C el *obernador del !edio Jriente y las naciones con 6l alineadas4 y :C +#sia y las naciones alineadas con ella. estr#ido temporalmente el e(6rcito r#so4 el *obernador del !edio Jriente apro&echa la sit#aci$n para proclamarse dictador m#ndial. En #na noche se apodera del control político4 econ$mico y reli*ioso del m#ndo. Se proclama a sí mismo *obernador sobre toda ra.a4 len*#a y naci$n 8"p. =@%9C4 y aniel predice 0#e de&orar- toda la tierra4 la 7trillar- y despeda.ar-7 8 n. 9%:@C. I*#almente se apodera del poder econ$mico de todo el m#ndo y nadie p#ede comprar o &ender sin s# a#tori.aci$n 8"p. =@%=>3=9C. Para Israel es #n br#sco retroceso4 ya 0#e el príncipe 0#ebrantar- el pacto y de la noche a la ma/ana se con&ertir- en s# perse*#idor. Esto introd#ce lo 0#e 1eremías denomina como el tiempo de la an*#stia de 1acob. En otros l#*ares este período es descrito como la Gran Trib#laci$n 8 n. =:%=< !t. :?%:=< "p. 9%=?C. Las trib#laciones de Israel comien.an con la repentina cesaci$n de s#s sacrificios 8 n. B%:9< =:%==< !t. :?%=GC. Consec#ente con esto4 Cristo aconse(a a Israel 0#e h#ya inmediatamente a las monta/as 8!t. :?%=>3:AC. Ser- #n tiempo de an*#stia sin precedentes para Israel4 y millares de (#díos ser-n masacrados 8Oac. =@%;C. El templo mismo ser- profanado y pondr-n #n ídolo del *obernador m#ndial en 6l 8"p. =@%=GC4 y a &eces el mismo *obernador se sentar- en el templo para ser adorado 8: Ts. :%?C. Esta es la abominaci$n de desolaci$n descrita en cone)i$n con la cesaci$n de los sacrificios. El *obernador m#ndial tambi6n se presentar- a sí mismo como #n dios y e)i*ir- 0#e todos le trib#ten adoraci$n so pena de m#erte 8"p. =@%;4 =GC. Este período final comen.ar- a mediados de los siete a/os ori*inalmente pactados y4 en consec#encia4 d#rar- c#arenta y dos meses 8"p. ==%:< =@%G< &6ase n. 9%:G< B%:9< =:%==3 =:C. ebido a s# actit#d completamente blasfema y por las persec#ciones lan.adas contra (#díos y cristianos4 el *obernador m#ndial 0#e tiene s# asiento en el !editerr-neo4 presentado a men#do con el nombre de "nticristo y descrito en aniel B%:> como el 7príncipe 0#e ha de &enir74 ser- ob(eto de #n terrible (#icio di&ino. Todo esto est- descrito en "pocalipsis capít#los > a =B. En la r#pt#ra de los siete sellos se presentan detalles de estos hechos 8"p. >%= 3 ;%=C4 en el to0#e de las siete trompetas 8"p. ;%:3:=< ==%=G3=BC y el derramamiento de las siete copas de la ira de ios 8"p. =>C. En la tierra se prod#cir-n (#icios sin precedentes. En !ateo :?%:=3:: Cristo los describi$ como #n período tan terrible 0#e si no f#era detenido por la se*#nda &enida de Cristo habría res#ltado en el e)terminio de toda la ra.a. La mayor parte de la poblaci$n del m#ndo es destr#ida por las *#erras4 pestilencias4 hambr#nas4 estrellas 0#e caen del cielo4 terremotos4 posesi$n demoníaca y #na *ra&e interr#pci$n del orden de las f#er.as nat#rales en el m#ndo. El desorden res#ltante de estos desastres crea oposici$n al *obernador m#ndial en el !edio Jriente. Es incapa. de c#mplir s#s promesas de pa. y ab#ndancia. Como res#ltado se

prod#cen re&ol#ciones de car-cter m#ndial y *randes porciones del m#ndo se rebelan contra s# a#toridad. Esto acaba en #na *ran *#erra descrita en aniel ==%?A3?G y en "pocalipsis B%=@3:=< =>%=@3:=. Las naciones del m#ndo se traban en #na l#cha4 en #na batalla pend#lar de a&ances y retrocesos con *randes e(6rcitos del s#r4 *randes e(6rcitos del norte y #n *i*antesco e(6rcito del oriente 0#e descienden hacia la Tierra Santa a fin de ofrecer batalla. En la c5spide de este conflicto4 1es5s re*resa en poder y *loria para de(ar caer s# (#icio contra los hombres mal&ados re#nidos en esta l#cha y para establecer s# reinado milenial. En con(#nto4 los hechos 0#e desembocan en la se*#nda &enida de Cristo se describen con considerable detalle en el "nti*#o Testamento y en el N#e&o. El período es #na dram-tica sec#encia de acontecimientos terribles 0#e no tienen i*#al en nin*5n otro período de la historia o la profecía. Las m#chas indicaciones de 0#e el m#ndo se est- mo&iendo en direcci$n a ese clíma) hacen altamente pertinentes las ense/an.as bíblicas acerca de la inminencia de la &enida del Se/or por los s#yos en el arrebatamiento. PREGUNTAS =. KL#6 ense/a la par-bola de la ci.a/a acerca del car-cter *eneral del período 0#e 0#eda entre la primera y la se*#nda &enidas de CristoM :. Nombrar las otras seis par-bolas de !ateo =@4 e indicar s# ense/an.a *eneral. @. Tomado como #n todo4 K0#6 ense/a el capít#lo =@ de !ateo acerca de todo el período 0#e 0#eda entre las dos &enidas de CristoM ?. K a !ateo =@ al*#na (#stificaci$n para las ense/an.as del postmilenialismoM G. KC#-les son las n#e&e se/ales del fin del si*lo 0#e se hallan en !ateo :?%@3=?M >. KC#-les son los aspectos m-s importantes de la apostasía predicha en : Pedro : 3 @M 9. esp#6s 0#e oc#rra el arrebatamiento4 Kc#-les son los tres períodos 0#e si*#en y 0#e cond#cen a la se*#nda &enida de Cristo para establecer s# reinoM ;. KC#-l ser- la sit#aci$n de la i*lesia4 de Israel y de los *entiles en el período de preparaci$n 0#e si*#e al arrebatamientoM B. KEn 0#6 sentido podemos decir 0#e la i*lesia estar- en la tierra desp#6s del arrebatamientoM =A. KEn 0#6 consistir- el importante papel de Israel en el período de preparaci$nM ==. KL#6 importantes s#cesos políticos oc#rrir-n en el período de la preparaci$nM =:. escribir la sit#aci$n de Israel y la i*lesia m#ndial d#rante el período de pa. 0#e se*#ira la prom#l*aci$n del pacto con Israel. =@. KL#6 hecho destr#ir- la tran0#ilidad en el !edio Jriente al final del período de pa.M =?. escribir el cambio repentino al comen.ar el período de persec#ci$n4 en relaci$n con Israel4 el m#ndo y la i*lesia m#ndial. =G. KL#6 (#icios derramar- ios sobre el m#ndo d#rante el período de persec#ci$nM =>. escribir la *i*antesca *#erra m#ndial final. =9. " la l#. de la preparaci$n del m#ndo para estos s#cesos4 K0#6 se indica acerca de la inminencia del arrebatamientoM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La Gran Trib#laci$n 2 Her P#ente3 A. La .ran )rib(la-i,n en -on)ras)e -on la )rib(la-i,n en .eneral 'a habido m#cha conf#si$n en torno a la doctrina de la Gran Trib#laci$n por0#e al*#nos no han hecho la distinci$n entre las trib#laciones y s#frimientos *enerales del p#eblo de ios y el período específico de la Gran Trib#laci$n descrito en el "nti*#o y el N#e&o Testamentos. El concepto de trib#laci$n s#pone #n tiempo de presiones4 aflicciones4 an*#stias de cora.$n y pert#rbaciones en *eneral. En consec#encia4 #na sit#aci$n de trib#laci$n es #na e)periencia com5n de la ra.a h#mana 0#e res#lta de s# pecado y rebeli$n contra ios y del conflicto entre ios y Satan-s en el m#ndo. Se*5n 1ob G%9% 7Como las chispas nacen para &olar por el aire4 así el hombre nace para la aflicci$n.7 Cristo ase*#r$ a s#s discíp#los en 1#an =>%@@% 7en el m#ndo tendr6is aflicci$n7. Los s#frimientos de 1ob en el "nti*#o Testamento y los problemas de Pablo con s# a*#i($n en la carne en el N#e&o Testamento son sintom-ticos de #na ra.a h#mana 0#e constantemente esten trib#laci$n y soportando m#chos tipos de aflicciones. Estas han caracteri.ado a la ra.a h#mana desde "d-n y se*#ir-n en al*#na medida hasta 0#e la historia h#mana haya terminado s# carrera4 a#n0#e se &er- *randemente ali&iado d#rante el reino milenial. En contraste con estas intimaciones *enerales de pr#ebas y s#frimientos 0#e afli*en a la ra.a4 las Escrit#ras hablan de #n tiempo especial de trib#laci$n al fin de la era4 #n tiempo específico de *ran trib#laci$n 0#e d#rar- c#arenta y dos meses y desembocar- en la se*#nda &enida de Cristo. B. Do-)rina 0e)ero)es)a*en)aria de la .ran )rib(la-i,n

,a en e#teronomio ?%:B3@A se ad&irti$ a Israel a fin de 0#e se &ol&iera al Se/or c#ando se &iera en el período de trib#laci$n de los 5ltimos días. Este tiempo específico es ob(eto de especial atenci$n por el profeta 1eremías. En 1eremías @A%=3=A predice 0#e el tiempo de trib#laci$n ser- precedido por #n re*reso parcial de los hi(os de Israel a s# tierra% 7Por0#e he a0#í 0#e &ienen días4 dice 1eho&-4 en 0#e har6 &ol&er a los ca#ti&os de mi p#eblo Israel y 1#d-4 ha dicho 1eho&-4 y los traer/ a la tierra 0ue di a sus padres, 3 la dis*rutar2n- J0. @C. Inmediatamente desp#6s4 en los &ersíc#los ?39 se describe el período de trib#laci$n 0#e &endr- sobre ellos desp#6s de haber re*resado a la tierra. Israel estar- con dolores como de #na m#(er 0#e est- de parto. El tiempo de trib#laci$n se describe específicamente en 1eremías @A%9% 7 Y"h4 c#-n *rande es a0#el díaZ< tanto4 0#e no hay otro seme(ante a 6l< tiempo de an*#stia para 1acob< pero de ella ser- librado.7 " Israel se le da la promesa de 0#e a#n0#e ten*a 0#e pasar por este tiempo de *ran trib#laci$n4 ios 0#ebrantar- el y#*o de s# ca#ti&erio y ya no ser&ir- m-s a los *entiles. En cambio4 se*5n el &ersíc#lo B4 7ser&ir-n a 1eho&- s# ios y a a&id s# rey4 a 0#ien yo les le&antar67. Esto an#ncia el reino milenial4 c#ando a&id ser- res#citado y con Cristo reinarsobre la casa de Israel. e ac#erdo con esto4 a Israel se le da -nimo para 0#e no desmaye< es el prop$sito de ios 0#e a s# tiempo 71acob &ol&er-4 descansar- y &i&ir- tran0#ilo y no habr0#ien espante7 8y. =AC. El tiempo de la an*#stia de 1acob4 o *ran trib#laci$n4 est- considerado en aniel B%:9 desp#6s del 0#ebrantamiento del pacto. "0#í se re&ela específicamente 0#e ser- la mitad del período de siete a/os4 esto es4 tres a/os y medio. 7El príncipe 0#e ha de &enir7 8 n. B%:>C 7por otra semana confirmar- el pacto con m#chos7 8y. :9C4 esto es4 har- #n pacto de siete a/os. L#ebrantar- el pacto en la mitad de la semana4 esto es4 desp#6s de tres a/os y medio4 y 7harcesar el sacrificio y la ofrenda7 y prod#cir- la abominaci$n del templo. aniel =:%== a/ade la informaci$n% 7, desde el tiempo 0#e sea 0#itado el contin#o sacrificio hasta la abominaci$n desoladora4 habr- mil doscientos no&enta días.7 Esto es apro)imadamente tres a/os y medio y al*#nos días4 y el período incl#ye la se*#nda &enida de Cristo y los primeros (#icios 0#e se reali.ar-n. La bendici$n descrita en aniel =:%=:4 0#e &endr- desp#6s de =@@G días4 incl#ye no solamente el tiempo de la Gran Trib#laci$n4 la se*#nda &enida de Cristo y los (#icios4 sino tambi6n el establecimiento del biena&ent#rado reino milenial sobre la tierra. Consec#entemente4 el período de la Gran Trib#laci$n se especifica como de c#arenta y dos meses o tres a/os y medio. La Gran Trib#laci$n terminar- con la se*#nda &enida de Cristo. Se*5n aniel 9%=@3=?4 el período concl#ye con la &enida del 'i(o del 'ombre del cielo4 0#edando todas las naciones ba(o s# dominio. El rey impío y el *obierno 0#e preceden a la se*#nda &enida de Cristo ser-n destr#idos 8 n. 9%:>C4 y el reino eterno comen.ar- y ser- caracteri.ado primero por el reino milenial y l#e*o por el *obierno de ios en los n#e&os cielos y la n#e&a tierra. La doctrina del "nti*#o Testamento es relati&amente completa4 pero a esto se p#ede a*re*ar la re&elaci$n del N#e&o Testamento. Se*5n aniel ==%@>3@B4 el tiempo del fin ser- caracteri.ado reli*iosamente por #na reli*i$n atea encabe.ada por el *obernador m#ndial. En estos &ersíc#los es descrito como #n *obernante absol#to 0#e descarta todos los dioses anteriores y se ma*nifica a sí mismo por sobre ios. 'onra solamente al dios de la f#er.a4 esto es4 al dios de la *#erra. Es materialista y ateo. S# reino termina en la *#erra *i*antesca descrita en los &ersíc#los ?A3?G. Los e(6rcitos del s#r4 del norte y del oriente lo presionan. "#n0#e aparentemente es capa. de resistir por #n tiempo4 en el momento de la &enida de Cristo a5n est- la batalla en todo s# &i*or4 con lo 0#e termina la Gran Trib#laci$n. C. La do-)rina de la .ran )rib(la-i,n en el n(e0o )es)a*en)o C#ando los discíp#los le pre*#ntaron acerca del tiempo de s# se*#nda &enida y del fin del si*lo4 1es5s les dio en primer l#*ar #na serie de se/ales 0#e para nosotros ya se han c#mplido en s# mayor parte4 acontecimientos y sit#aciones 0#e caracteri.an la era 0#e se e)tiende entre la primera y la se*#nda &enidas de Cristo 8!t. :?%@3=?C. L#e*o4 en !ateo :?%=G3:B4 Cristo responde a la pre*#nta sobre se/ales específicas describiendo la Gran Trib#laci$n misma. ice 0#e comen.ar- c#ando los hombres &ean en el l#*ar santo la abominaci$n desoladora de 0#e habl$ el profeta aniel 8y. =GC4 refiri6ndose a la profanaci$n del templo y a la oc#paci$n del l#*ar de ios en el templo por el *obernante del !editerr-neo. "&isa a los hi(os de Israel 0#e c#ando esto oc#rra4 y ser- identificado por al*5n acontecimiento específico en #n día determinado4 deben h#ir a las monta/as para sal&ar la &ida. Cristo declara en !ateo :?%:=3::% 7Por0#e habr- entonces *ran trib#laci$n4 c#al no ha habido desde el principio del m#ndo hasta ahora4 ni la habr-. , si a0#ellos días no f#esen acortados4 nadie sería sal&o< mas por ca#sa de los esco*idos4 a0#ellos días ser-n acortados.7

"0#í Cristo identifica claramente el período de *ran trib#laci$n4 en contraste con todos los dem-s períodos de trib#laci$n. Ha a ser tan *rande en s# e)tensi$n4 0#e eclipsar- toda otra e)periencia pre&ia del m#ndo en c#anto a s#frimientos. La trib#laci$n ser- tan *ra&e 0#e4 a menos 0#e sea acortada 8literalmente4 terminadaC4 nin*5n ser h#mano 0#edaría &i&o sobre la tierra. Esto no implica4 como al*#nos han interpretado la palabra 7acortados74 0#e terminar- antes de los c#arenta y dos meses. Si*nifica simplemente 0#e si no f#era terminada por la se*#nda &enida4 la Gran Trib#laci$n e)terminaría toda la ra.a h#mana. 7Por ca#sa de los esco*idos7 ]ya sea 0#e se refiera a los sal&ados de Israel4 a los sal&ados de los *entiles o a ambos] el re*reso de Cristo4 a#n0#e ser#n tiempo de (#icio para el m#ndo4 ser- #n tiempo de liberaci$n para los sal&ados. En los &ersíc#los 0#e si*#en4 n#estro Se/or describe al*#nas de las características de este período. 'abr- falsos profetas y falsos cristos 8!t. :?%:@3:?C. 'abr- falsos informes de 0#e Cristo habr- &enido secretamente 8y. :>C. "&isa s#s discíp#los 0#e nin*#no debe ser en*a/ado en a0#el tempo4 por0#e la se*#nda &enida de Cristo ser- #n acontecimiento p5blico como el rel-mpa*o 0#e al#mbra desde el criente hasta el occidente 8y. :9C. La trib#laci$n misma tambi6n se describe en el &ersíc#lo :B como el tiempo c#ando el sol ser- osc#recido4 y la l#na no dar- s# l#.4 y las estrellas caer-n del cielo y las potencias de los cielos ser-n 7conmo&idas7. Esto ser- se*#ido por la &enida de Cristo. La descripci$n de la Gran Trib#laci$n dada por Cristo en resp#esta a la pre*#nta de los discíp#los es confirmada por la informaci$n adicional en "pocalipsis > 3 =;. En el capít#lo > e abre el rollo de los siete sellos descrito en "pocalipsis G%=. " medida 0#e se rompe cada sello comien.an a sobre&enir *randes cat-strofes sobre el m#ndo. Esto empie.a con el primer sello4 0#e describe #n *obierno m#ndial 8"p. >%=3:C. Esto es se*#ido por *#erras 8&&. @3?C4 hambres 8&&. G3>C y la m#erte de la c#arta parte de la tierra 8&&. 93;C. El 0#into ello representa a los m-rtires 0#e m#eren en a0#el período &&. B3==C4 y *randes dist#rbios en los cielos4 incl#yendo las estrellas 0#e caen del cielo y #n *ran terremoto sobre la tierra4 y el sol 0#e se pone ne*ro y la l#na como san*re &&. =:3=?C. El impresionante desplie*#e de poder di&ino en = m#ndo inspira temor a los incr6d#los4 0#e piden a las monta/as 0#e cai*an sobre ellos y los sal&en del *ran día de # ira 8&&. =G3=9C. C#ando se rompe el s6ptimo sello 8;%=C sale de 6l otra serie de siete4 llamada las siete trompetas de los -n*eles 8"p. ;%: 3 B%:=< ==%=G3=BC. Estos *randes (#icios en s# mayor arte son cat-strofes sobre el m#ndo nat#ral 0#e tienen como res#ltado la p6rdida de m#chas &idas4 en 0#e la tercera parte de la tierra es cons#mida por el f#e*o4 #na tercera parte el oc6ano se con&ierte en san*re4 destr#yendo #n tercio de las criat#ras del mar4 las estrellas del cielo caen sobre #na tercera parte de los ríos 8;%93==C. La c#arta trompeta concierne a las estrellas< #na tercera parte del sol4 la l#na y las estrellas se osc#recen4 y se da la predicci$n de terribles desastres 0#e sobre&endr-n con las tres trompetas si*#ientes. La 0#inta trompeta 8B%=3=:C presenta a los incon&ersos atormentados por demonios d#rante cinco meses de terrible a*onía4 pero incapaces de 0#itarse la &ida. La se)ta trompeta 8B%=@3:=C se relaciona con el *ran e(6rcito 0#e &iene del oriente y cr#.a el río E#frates para participar en la *ran *#erra del fin del período de la trib#laci$n. La s6ptima trompeta 8==%=GC est- cerca del fin del período y an#ncia la &enida de Cristo y el establecimiento de s# reino. Sin embar*o4 la s6ptima trompeta introd#ce otra serie de siete (#icios 0#e aparecen en r-pida s#cesi$n4 y 0#e se denominan las copas de la ira de ios en "pocalipsis =>. Cada #no de 6stos es m-s destr#cti&o 0#e las trompetas del (#icio y constit#yen #n derramamiento final de la ira de ios sobre la tierra4 preparatorio de la se*#nda &enida de Cristo mismo. La se)ta copa est- relacionada con la preparaci$n de la *ran batalla de ios 0#e se centra en #n l#*ar llamado "rma*ed$n4 por lo 0#e esta batalla recibe el nombre de batalla de "rma*ed$n. "0#í los reyes de la tierra y s#s e(6rcitos se han re#nido para la batalla se*5n "pocalipsis =>%=?. La aparente contradicci$n de Satan-s 0#e inspira a los reyes de la tierra a fin de 0#e se rebelen contra el *obernante 0#e Satan-s mismo ha p#esto sobre el trono del *obierno m#ndial4 aparece sol#cionada por este hecho% Satan-s re5ne s#s f#er.as ba(o la il#si$n de 0#e est-n peleando por el poder m#ndial4 pero realmente est-n *#iados por Satan-s a fin de oponerse a los e(6rcitos 0#e acompa/ar-n a Cristo c#ando El &#el&a a la tierra 8"p. =B%=?C. La copa final4 descrita en "pocalipsis =>%=93:=4 consiste de #n *ran terremoto 0#e destr#ye las *randes ci#dades del m#ndo4 trae (#icio contra Babilonia y hace desaparecer las islas y monta/as. El clíma) es #na *ran tormenta de *rani.os4 con *rani.os de #n talento de peso4 esto es4 #nos ?> Nilos4 0#e destr#yen lo 0#e había 0#edado. El m#ndo est- en estado de caos y destr#cci$n y en *#erra en el momento de la se*#nda &enida de Cristo. YL#6 s#e/o m-s falso han tenido al*#nos te$lo*os 0#e ima*inan 0#e el m#ndo irme(orando poco a poco hasta 0#e *rad#almente 0#eda sometido al e&an*elio4 y de este modo es cond#cido a la obediencia a CristoZ !-s bien las Escrit#ras describen el m#ndo en #n

horroroso clíma) de maldad y rebeli$n contra ios4 encabe.ado por #n *obernante m#ndial ateo4 blasfemo y perse*#idor de todos los 0#e se identifican con ios. El reino de (#sticia de ios sobre la tierra ser- introd#cido por la se*#nda &enida de Cristo y no por esf#er.os h#manos4 y ser- #n (#icio dram-tico sobre la maldad del m#ndo4 al mismo tiempo 0#e ser- #na mara&illosa liberaci$n para 0#ienes han p#esto s# confian.a en Cristo en esos tr-*icos días. El hecho de 0#e la Gran Trib#laci$n sea tan terrible4 destinada para el incr6d#lo y para el blasfemo m-s 0#e para el hi(o de ios4 es otra ra.$n por la 0#e m#chos creen 0#e el arrebatamiento de la i*lesia oc#rrir- antes de este terrible tiempo de s#frimientos. Es si*nificati&o 0#e la i*lesia (am-s se nombra en los pasa(es relacionados con la Gran Trib#laci$n< a#n0#e habr- hombres 0#e &endr-n a Cristo y son llamados santos4 (am-s se #san las e)presiones específicas 0#e los relacionarían con la i*lesia. En cambio4 son (#díos sal&ados y *entiles sal&ados4 m#chos de ellos sometidos a martirio4 y son m#y pocos los 0#e sobre&i&en en el período. Tomada como #n todo4 la Gran Trib#laci$n es #n prel#dio de la se*#nda &enida de Cristo4 haciendo claro c#-n necesaria es la inter&enci$n di&ina en el escenario m#ndial4 tanto para (#.*ar a los malos como para liberar a los santos4 y proporcionando #n a*#do contraste entre la tenebrosa hora de la trib#laci$n y la *loria del reino 0#e la s#ceder-. PREGUNTAS =. istin*#ir entre trib#laci$n en *eneral y Gran Trib#laci$n. :. KC#-l es la primera referencia al tiempo f#t#ro de la Gran Trib#laci$n en las Escrit#rasM @. Se*5n 1eremías @A%=3=A4 Kc#-l es el orden de los s#cesos al final de la eraM ?. KC$mo se relaciona la profecía de aniel B%:9 con la Gran Trib#laci$nM G. KL#6 s#ceso se/ala el 0#ebrantamiento del pacto y el comien.o de la Gran Trib#laci$nM >. KL#6 caracteri.ar- a la reli*i$n de la Gran Trib#laci$nM 9. escribir la *#erra al final de la Gran Trib#laci$n4 se*5n aniel. ;. KL#6 s#ceso pondr- t6rmino a la Gran Trib#laci$n4 se*5n anielM B. Se*5n Cristo4 K0#6 s#ceso pone en marcha la Gran Trib#laci$nM =A Se*5n Cristo4 K0#6 &a a hacer Israel en el período de la Gran Trib#laci$nM ==. KL#6 oc#rriría4 se*5n Cristo4 si la Gran Trib#laci$n no f#era terminada por s# se*#nda &enidaM =:. KC#-les son al*#nos s#cesos y sit#aciones 0#e preceden inmediatamente a la &enida de Cristo4 se*5n !ateo :?M =@. KC$mo se describe la &enida de Cristo misma en !ateo :?M =?. Se*5n "pocalipsis >%= 3 ;%=4 K0#6 s#cesos est-n relacionados con la r#pt#ra de los siete sellosM =G. Se*5n "pocalipsis ;%: 3 B%:=4 K0#6 s#cesos est-n relacionados con el to0#e de las siete trompetasM =>. KC#-l es la sit#aci$n descrita por el derramamiento de las siete copas de la ira de ios en "pocalipsis =>M =9. escribir en detalle los res#ltados del derramamiento de la s6ptima copa sobre la tierra. =;. KC$mo dem#estra la descripci$n de los sellos4 trompetas y copas 0#e el p#nto de &ista postmilenial de 0#e el m#ndo me(orar- *rad#almente no tiene apoyo bíblicoM =B. KC$mo se reali.ar- el reinado (#sto de ios en el m#ndoM :A. KEn 0#6 forma apoyan los (#icios *r-ficos de ios d#rante la Gran Trib#laci$n la doctrina del arrebatamiento como #n s#ceso 0#e la precede y por ello da *ran cons#elo e inspiraci$n a los cristianosM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC La se*#nda &enida de Cristo 2 Her P#ente3 A. LA I%P!RTANCIA DE LA SEGUNDA VENIDA En est#dios anteriores al de la se*#nda &enida ya han sido presentados los hechos principales acerca del arrebatamiento4 la &enida del 'i(o de ios por s#s santos 8capít#lo =:C y la &enida de Cristo con s#s santos 8capít#lo =@C. "0#í4 la se*#nda &enida de Cristo para establecer s# reino ser- considerada en s# l#*ar como #n s#ceso importante en el pro*rama prof6tico. Los capít#los 0#e si*#en est-n íntimamente li*ados con este est#dio y tratan los importantes temas de las res#rrecciones4 los (#icios de ios sobre Israel y las naciones4 y el reino milenial. Estos *randes temas se combinan para proporcionar la meta bíblica de la historia4 0#e en *ran medida determina la interpretaci$n de toda la Biblia. En el "nti*#o y el N#e&o Testamentos se presenta en m#chos pasa(es la importancia de la &enida de Cristo a establecer s# reino. La doctrina4 en la forma 0#e ha sido re&elada4 es m#cho m-s 0#e el solo fin de la historia h#mana. Es m-s bien el *ran clíma) 0#e cond#ce el pro*rama

de ios a s# p#nto m-s ele&ado. Por esta ra.$n4 todos los sistemas de teolo*ía 0#e tienden a i*norar o a minimi.ar la doctrina de la se*#nda &enida de Cristo y el *ran &ol#men de pasa(es bíblicos 0#e tratan del reinado de Cristo sobre la tierra son inadec#ados y s$lo p#eden ser (#stificados ne*ando el si*nificado claro y literal de m#chas profecías e i*norando e)tensas porciones de la re&elaci$n. La se*#nda &enida de Cristo4 con el reino 0#e lo si*#e4 es el cora.$n mismo del pro*reso de las Escrit#ras y es el tema m-s importante de la profecía del "nti*#o Testamento. Los *randes pactos de la Escrit#ra se relacionan con el pro*rama de ios4 especialmente los pactos con "braham4 Israel4 a&id y el n#e&o pacto. Gran parte de la re&elaci$n de los Salmos y de los profetas mayores y menores *iran en torno a este *ran tema. Los *randes libros prof6ticos como aniel4 Oacarías y "pocalipsis centran s# atenci$n en el tema de la se*#nda &enida de Cristo y la cons#maci$n de la historia y el reino. Por esta ra.$n4 la doctrina de la se*#nda &enida en *ran medida determina el total de la teolo*ía del int6rprete de la Biblia y (#stifica el intento de ordenar detalladamente los s#cesos prof6ticos 0#e a5n est-n por c#mplirse a fin de ser fiel a toda la re&elaci$n bíblica. B. PR!'ECIAS DEL ANTIGU! TESTA%ENT! ACERCA DE LA SEGUNDA VENIDA !ientras el arrebatamiento es #na doctrina del N#e&o Testamento 0#e (am-s se menciona en el "nti*#o Testamento 8por0#e la i*lesia como tal era #n misterio no re&elado en el "nti*#o TestamentoC4 la se*#nda &enida est- firmemente asentada en el "nti*#o Testamento. Probablemente la primera de las profecías claras acerca de la se*#nda &enida de Cristo esten e#teronomio @A%=3@. En esta profecía acerca de la re#ni$n de Israel en s# tierra n#e&amente4 se predica 0#e Israel se con&ertir- al Se/or espirit#almente y 0#e entonces el Se/or 7har- &ol&er a t#s ca#ti&os4 y tendr- misericordia de ti4 y &ol&er- a reco*erte de entre todos los p#eblos adonde te h#biere esparcido 1eho&- t# ios7 J0. @C. La e)presi$n 7har&ol&er7 indica #n acto de inter&enci$n de ios en la sit#aci$n4 y a la l#. de las Escrit#ras posteriores se relaciona claramente con la &enida del Se/or mismo. Los Salmos4 a#n0#e constit#yen el libro de adoraci$n del "nti*#o Testamento4 frec#entemente se refieren a la se*5nda &enida de Cristo. esp#6s de #na introd#cci$n descripti&a del (#sto4 en contraste con el mal&ado en el Salmo =4 el Salmo : inmediatamente describe la *ran contienda de ios con las naciones. "#n0#e los príncipes del m#ndo desean recha.ar a ios y s# *obierno sobre ellos4 ios declara s# prop$sito% Pero yo he p#esto mi rey sobre Si$n4 mi monte santo7 8:%>C.El salmo si*#e an#nciando 0#e este rey4 al enfrentarse con los malos4 7los 0#ebrantar-s con &ara de hierro< como &asi(a de alfarero los desmen#.ar-s7 8&. BC. La trilo*ía formada por los Salmos ::4 :@ y :? presenta a Cristo como el b#en Pastor 0#e daría s# &ida por s#s o&e(as 81n. =A%==C< el Gran Pastor4 0#e &i&e siempre para interceder por los s#yos 8'e. =@%:AC< y el Príncipe de los Pastores 0#e &iene como el +ey de *loria para recompensar a los pastores fieles 8= P. G%?C. El Salmo :? describe la sit#aci$n milenial% 7 e 1eho&- es la tierra7 8&. =C. Se e)horta a las p#ertas de 1er#sal6n 0#e se le&anten para dar paso al +ey de Gloria 8:?%93=AC. En el Salmo GA%: se menciona el reinado de Cristo desde Si$n. Como se &er- m-s tarde en el est#dio del !ilenio4 el Salmo 9: describe a Cristo 0#e ha &enido a la tierra para reinar sobre las naciones. El Salmo ;B%@> habla del establecimiento del trono de Cristo en c#mplimiento del pacto con a&id inmediatamente desp#6s de s# se*#nda &enida. El Salmo B>4 desp#6s de describir el honor y la *loria de ios4 e)horta a los cielos y la tierra a 0#e se re*oci(en 7delante de 1eho&- 0#e &ino< por0#e &ino a (#.*ar la tierra. 1#.*ar- al m#ndo con (#sticia4 y a los p#eblos con &erdad7 8&. =@C. La posici$n act#al de Cristo a la diestra de ios es descrita en el Salmo ==A4 pero tambi6n se predice 0#e &endr- el día c#ando El reinar- sobre s#s enemi*os y s# poder saldr- de Si$n 8&&. :4 >C. e estas di&ersas profecías se desprende claramente 0#e la &erdad acerca de la se*#nda &enida de Cristo y s# reino es #na re&elaci$n de *ran importancia en el "nti*#o Testamento y no #na de importancia sec#ndaria. Esto es confirmado como #n tema principal entre los profetas mayores y menores. En la *ran declaraci$n prof6tica de Isaías B%>4 9 Cristo es descrito como #n ni/o 0#e ha nacido y al mismo tiempo es ios todopoderoso. escribe s# reinado sobre el trono de a&id como #n reinado 0#e no de los res#ltados de la se*#nda &enida de Cristo y del establecimiento de s# reino. Este pasa(e ser- disc#tido m-s ampliamente en el est#dio del reino milenial. Sin embar*o4 la introd#cci$n del reino depende de la doctrina de #na &enida literal de Cristo a la tierra y de la demostraci$n del poder di&ino para (#.*ar a los mal&ados. Tambi6n se menciona esta escena en Isaías >@%=3>4 donde se describe *r-ficamente el (#icio de Cristo sobre la tierra en s# se*#nda &enida. En las profecías de aniel 0#e tienen relaci$n con los tiempos de los *entiles y el pro*rama de ios para la naci$n de Israel4 se relaciona la cons#maci$n de ambos con la &enida del 'i(o

del 'ombre desde el cielo 8 n. 9%=@3=?C. Este pasa(e da #na clara descripci$n de la se*#nda &enida% 7!iraba yo en la &isi$n de la noche4 y he a0#í con las n#bes del cielo &enía #no como #n hi(o de hombre4 0#e &ino hasta el "nciano de días4 y le hicieron acercarse delante de 6l. , le f#e dado dominio4 *loria y reino4 para 0#e todos los p#eblos4 naciones y len*#as le sir&ieran< s# dominio es dominio eterno4 0#e n#nca pasar-4 y s# reino #no 0#e no ser- destr#ido.7 aniel había an#nciado la misma &erdad al interpretar la &isi$n de Nab#codonosor y había predicho en aniel :%?? 7#n reino 0#e no ser- (am-s destr#ido7. I*#almente4 la mayor parte de los profetas menores tocan este tema4 y en forma especial lo hace el libro de Oacarías. Se*5n Oacarías :%=A3==4 el Se/or declara% 7Canta y al6*rate4 hi(a de Si$n< por0#e he a0#í &en*o4 y morar6 en medio de ti4 ha dicho 1eho&-. , se #nir-n m#chas naciones a 1eho&- en a0#el día4 y me ser-n por p#eblo4 y morar6 en medio de ti< y entonces conocer-s 0#e 1eho&- de los e(6rcitos me ha en&iado a ti.7 Esta es #na clara referencia al milenio terrenal y al reinado de Cristo 0#e si*#e a s# se*#nda &enida. "5n m-s específico es Oacarías ;%@3;% 7"sí dice 1eho&-% ,o he resta#rado a Si$n4 y morar6 en medio de 1er#sal6n< y 1er#sal6n se llamar- Ci#dad de la Herdad4 y el monte de 1eho&- de los e(6rcitos4 !onte de Santidad7 J0. @C. Los &ersíc#los ?3; describen las calles de 1er#sal6n llenas de m#chachos y m#chachas 0#e (#e*an y a los hi(os de Israel 0#e son traídos de todo el m#ndo y habitan en 1er#sal6n. Oacarías =?%=3? describe en forma dram-tica la se*#nda &enida de Cristo mismo4 0#e &iene en la c#lminaci$n de la *#erra m#ndial 0#e ha sobre&enido en el !edio Jriente y en la ci#dad de 1er#sal6n. Oacarías dice% 7, se afirmar-n SUS pies en a0#el día sobre el monte de los Jli&os4 0#e est- enfrente de 1er#sal6n al oriente< y el monte de los Jli&os se partir- por en medio4 hacia el oriente y hacia el occidente4 haciendo #n &alle m#y *rande< y la mitad del monte se apartar- hacia el norte y la otra mitad hacia el s#r7 8&. ?C. La descripci$n *r-fica de la di&isi$n del !onte de los Jli&os en el momento de la se*#nda &enida de Cristo de(a en claro 0#e nin*5n s#ceso del pasado p#ede compararse con SU se*#nda &enida. La ridíc#la interpretaci$n de 0#e la se*#nda &enida se reali.$ en el día de Pentecost6s o en la destr#cci$n de 1er#sal6n del a/o 9A no s$lo la contradicen las 5ltimas profecías 0#e presentan la se*#nda &enida como #n acontecimiento toda&ía f#t#ro 8como en el libro de "pocalipsisC4 sino 0#e tiene en contra el hecho de 0#e el !onte de los Jli&os permanece sin haber s#frido cambio al*#no. C#ando los pies de Cristo se posen sobre el mismo !onte de los Jli&os 0#e f#e testi*o de s# ascensi$n en 'echos =4 ello ser- la se/al para 0#e se prod#.ca #n cambio en la topo*rafía de toda la .ona 0#e rodea a 1er#sal6n4 en preparaci$n para el reino 0#e se establecer-. Consec#entemente4 la se*#nda &enida de Cristo en el "nti*#o Testamento no se p#ede ne*ar con e)plicaciones en el sentido de 0#e al*5n s#ceso pasado o al*#na e)periencia espirit#al contempor-nea4 por e(emplo4 0#e la &enida de Cristo por s#s santos oc#rre c#ando #no m#ere4 o con c#al0#ier otra e)plicaci$n 0#e es totalmente inadec#ada para e)plicar la re&elaci$n bíblica. En cambio4 en el "nti*#o Testamento la se*#nda &enida de Cristo es la *ran cons#maci$n de la historia m#ndial4 en la 0#e el 'i(o de ios &iene a reclamar el m#ndo por el c#al dio s# &ida y para e(ercer s# poder o a#toridad sobre el m#ndo 0#e no 0#ería 0#e Cristo reinase. C. LA SEGUNDA VENIDA DE CRIST! EN EL NUEV! TESTA%ENT! En la re&elaci$n del N#e&o Testamento acerca de la se*#nda &enida de Cristo se introd#ce #n n#e&o factor con la re&elaci$n del arrebatamiento de la i*lesia. En el "nti*#o Testamento las predicciones de la primera y se*#nda &enida de Cristo se me.claban con frec#encia y los profetas tenían dific#ltades para distin*#irlas. C#mplidas las profecías acerca de la primera &enida4 ya no hay problemas para distin*#ir entre las profecías relacionadas con s#s s#frimientos y a0#ellas 0#e tienen 0#e &er con s# *loria. Sin embar*o4 en el N#e&o Testamento4 debido a la terminolo*ía similar para describir la &enida de Cristo por s#s santos y la &enida de Cristo con s#s santos4 no siempre es claro c#-l acontecimiento se tiene en &ista< en cada caso se debe lle*ar a #na decisi$n sobre la base del conte)to. El tema de la &enida f#t#ra de Cristo es #n tema de *ran importancia en el N#e&o Testamento4 y se estima 0#e #no de cada &einticinco &ersíc#los se refiere a ella de #no # otro modo. Se p#eden seleccionar por lo menos &einte pasa(es e)tensos 0#e contrib#yen con los elementos de mayor importancia de la re&elaci$n del N#e&o Testamento 8!t. =B%:;< :@%@B< :?%@3:G%?>< !r. =@%:?3@9< Lc. =:%@G3?;< =9%::3@9< =;%;< :=%:G3:;< 'ch. =%=A3==< =G%=>3 =;< +o. ==%:G3:9< = Co. ==%:>< : Ts. =%93=A< : P. @%@3?< 1#d. =?3=G< "p. =%93;< :%:G3:;< =>%=G< =B%==3:=< ::%:AC. "dem-s de los hechos notados en el est#dio pre&io de !ateo =@4 debemos destacar importantes p#ntos de 6nfasis. 1. La se*#nda &enida de Cristo es postrib#lacional y premilenial. La interpretaci$n literal de las profecías acerca de la se*#nda &enida de Cristo no s$lo aclaran 0#e es el prel#dio del

acontecimiento 0#e establece el reino de Cristo sobre la tierra por mil a/os4 sino 0#e adem-s sir&e para distin*#irla del arrebatamiento de la i*lesia4 esto es4 Cristo 0#e &iene por s#s santos. e parte de los 0#e espirit#ali.an las profecías acerca del reino f#t#ro sobre la tierra4 la tendencia ha sido me.clar las profecías acerca del arrebatamiento y las profecías sobre la se*#nda &enida de Cristo y considerarlas como #n solo s#ceso4 0#e oc#rre de #na sola &e.4 considerando así el arrebatamiento como #n s#ceso postrib#lacional. La misma interpretaci$n literal de la se*#nda &enida4 0#e lle&a a la concl#si$n de 0#e ser- se*#ida por el reino milenial sobre la tierra4 sir&e para distin*#irla del arrebatamiento de la i*lesia. Los s#cesos son claramente diferentes en s# prop$sito4 car-cter y conte)to. En el libro The +apt#re L#estion 8La c#estion del arrebatamientoC4 por 1ohn P. Wal&oord4 se dan cinc#enta ra.ones para sostener 0#e el arrebatamiento es pretrib#lacional y la se*#nda &enida para establecer el reino es postrib#lacional. I*#almente4 en el libro The !illennial Nin*dom 8El reino milenialC4 por Wal&oord4 se presentan ar*#mentos teol$*icos e hist$ricos acerca del establecimiento de #n reino literal sobre la tierra. !ientras los te$lo*os si*#en en desac#erdo sobre este tema4 el problema 0#eda determinado en *ran parte por los principios de interpretaci$n 0#e se #se. Los 0#e interpretan la profecía literalmente4 y 0#e #niformemente toman en consideraci$n los detalles de la profecía4 p#eden apoyar adec#adamente la concl#si$n de 0#e la se*#nda &enida de Cristo es postrib#lacional y premilenial. 2. Las descripciones de la se*#nda &enida de Cristo en todos los pasa(es importantes relacionados con ella ense/an claramente 0#e s# &enida es personal. esde l#e*o4 esto es apoyado por la re&elaci$n de los -n*eles en 'echos =%==4 0#e informaron a los discíp#los 0#e estaban mirando hacia el cielo% 7Este mismo 1es5s4 0#e ha sido tomado de &osotros al cielo4 así &endr- como le hab6is &isto ir al cielo.7 Esto se refiere a la se*#nda &enida de Cristo a la tierra4 y no al arrebatamiento. "sí como El se f#e personalmente al cielo4 tambi6n &ol&erpersonalmente. esde l#e*o4 esto es apoyado por otros pasa(es importantes como !ateo :?%:93@= y "pocalipsis =B%==3=>. ". Los mismos pasa(es 0#e indican 0#e s# &enida ser- personal4 ense/an 0#e ser- #na &enida corporal. "#n0#e la deidad de Cristo es omnipresente y p#ede estar en el cielo y en la tierra al mismo tiempo4 el c#erpo de Cristo es siempre local y ahora est- a la diestra de ios Padre. En s# se*#nda &enida Cristo &ol&er- corporalmente4 así como ascendi$ corporalmente. Esto es apoyado por Oacarías =?%?% 7, se afirmar-n s#s pies en a0#el día sobre el monte de los Jli&os.7 Tambi6n lo apoya el pasa(e de 'echos =4 0#e afirma 0#e s# &enida ser- del mismo modo 0#e s# ascensi$n. /. En contraste con el arrebatamiento4 en 0#e no hay e&idencia de 0#e el m#ndo como #n todo &er- la *loria de Cristo4 la se*#nda &enida de Cristo ser- &isible y *loriosa. Cristo mismo describi$ s# &enida como #n rel-mpa*o 0#e resplandece desde el oriente hasta el occidente 8!t. :?%:9C. "sí como la ascensi$n en 'echos =%== es &isible4 s# se*#nda &enida ser- &isible4 y Cristo 7&endr- como le hab6is &isto ir al cielo7. Cristo di(o en !ateo :?%@A% 7Her-n al 'i(o del hombre &iniendo sobre las n#bes del cielo4 con poder y *ran *loria7. El principal ar*#mento del libro de "pocalipsis es 0#e Cristo serre&elado al m#ndo en s# se*#nda &enida y en el reino s#bsec#ente. Se*5n "pocalipsis =%9% 7'e a0#í 0#e &iene con las n#bes4 y todo o(o le &er-4 y los 0#e le traspasaron< y todos los lina(es de la tierra har-n lamentaci$n por 6l.7 Her-n a Cristo4 no como el h#milde na.areno 0#e s#fre y m#ere4 o en s# c#erpo de res#rrecci$n en el c#al s# *loria estaba al*o &elada mientras Cristo estaba a5n sobre la tierra. La se*#nda &enida de Cristo pondr- en e)hibici$n la *loria del 'i(o de ios4 como se re&el$ antes a 1#an en "pocalipsis =%=:3=; y se describe en detalle en "pocalipsis =B%==3=>. En consec#encia4 la se*#nda &enida ser- #no de los acontecimientos m-s dram-ticos de todos los tiempos y ser- el clíma) de todo el pro*rama de ios 0#e comien.a en Ed6n c#ando "d-n pec$ y perdi$ el derecho de reinar. #. La se*#nda &enida de Cristo est- tambi6n íntimamente relacionada a la tierra y no es #n enc#entro en el espacio como el arrebatamiento de la i*lesia. !#chos pasa(es hablan de Cristo 0#e reina en Si$n4 &iene a Si$n y sale de Si$n4 todas ellas referencias a la ci#dad literal de 1er#sal6n 8Sal. =?%9< :A%:< G@%>< ==A%:< =:;%G< =@?%@< =@G%:=< Is. :%@< 1l @%=>< "m. =%:< Oac. =?%=3?< +o. ==%:>C. Se*5n las Escrit#ras4 no solamente s# pie tocar- el !onte de los Jli&os4 sino 0#e s# &enida es en cone)i$n con la destr#cci$n de los e(6rcitos 0#e tratar-n de con0#istar 1er#sal6n 8Oac. =?%=3@C. $. La se*#nda &enida de Cristo ser- presenciada por todos los santos -n*eles y por todos los santos de todos los tiempos 0#e est-n en el cielo. Es la &enida con s#s santos y no la &enida por s#s santos. "#n0#e #n prop$sito importante de la &enida de Cristo es libertar a los santos afli*idos 0#e a5n &i&en en la tierra4 la descripci$n del s#ceso en !ateo :G%@= afirma 0#e todos los -n*eles estar-n con El. "pocalipsis =B%==3:= es a5n m-s e)plícito y presenta a

los e(6rcitos celestiales 0#e le si*#en. Estos ind#dablemente incl#yen a los santos -n*eles y a los santos 0#e est-n en el cielo. La se*#nda &enida ser- #n tiempo de re#ni$n de todos los ele*idos4 los res#citados4 los trasladados y a#n los 0#e estaban en s#s c#erpos nat#rales sobre la tierra. Todos participan4 de #n modo # otro4 en este dram-tico s#ceso relacionado con la se*#nda &enida. 2. El prop$sito declarado de la se*#nda &enida es (#.*ar la tierra 8Sal. B>%=@C. Esto serconsiderado en los pr$)imos est#dios de los (#icios de Israel4 de las naciones y el (#icio de Satan-s y de los -n*eles caídos. En !ateo =B%:; Cristo les di(o a los doce ap$stoles se #nirían a El para (#.*ar las doce trib#s de Israel. !ateo :G%@=3?> describe el (#icio de los *entiles sobre la tierra en el momento de la se*#nda &enida. E.e0#iel :A%@G3@; predice el (#icio de Israel en el momento de la se*#nda &enida. Los 0#e m#eran d#rante el tiempo de persec#ci$n 0#e preceder- a la se*#nda &enida ser-n res#citados y (#.*ados se*5n "pocalipsis :A%?. La misma &erdad es presentada en las di&ersas par-bolas 0#e tratan del tiempo del fin en los e&an*elios4 y en las Escrit#ras se enc#entra #na menci$n frec#ente de esta &erdad 8Lc. =:%@94 ?G3?9< =9%:B4 @A< : Ts. =%93B< :%;< 1#d. =G< "p. :%:9< =B%=G3:=C. La tierra4 0#e act#almente manifiesta toda s# pecaminosidad e incred#lidad y 0#e en s# mayor parte &i&e como si ios no e)istiese4 caer- ba(o el (#sto (#icio de ios. Sin embar*o4 a pesar de lo e)tenso 0#e es el (#icio4 no destr#ir- la tierra en forma completa. El (#icio por f#e*o descrito en : Pedro @%=A no oc#rrir- hasta el fin del milenio4 c#ando la tierra y los cielos 0#e ahora e)isten sean destr#idos y sean creados #n n#e&o cielo y #na n#e&a tierra. El día de 1eho&-4 0#e comien.a con el arrebatamiento e incl#ye en s# introd#cci$n los (#icios 0#e preceden y si*#en inmediatamente la se*#nda &enida4 concl#ye al final del milenio con la destr#cci$n final de la tierra y los cielos 0#e ahora e)isten. El tri#nfo del pecado en n#estro m#ndo moderno es temporal. El tri#nfo de la (#sticia de ios es cierto. ;. El prop$sito importante de la &enida de Cristo es librar a 0#ienes han sobre&i&ido al martirio d#rante la trib#laci$n4 sean (#díos o *entiles. Se*5n !ateo :?%::4 si la &enida de Cristo f#era demorada indefinidamente4 los (#icios catastr$ficos derramados sobre la tierra destr#irían toda la ra.a. La trib#laci$n es cortada por la &enida de Cristo para librar a los esco*idos de ese destino. En +omanos ==%:>3:9 se describe a Israel como sal&ado y libertado. Esto recibe el apoyo de L#cas :=%:;4 donde se habla de la se*#nda &enida de Cristo y es denominada 7t# redenci$n7. En el "nti*#o Testamento hay pasa(es como Oacarías =?%? tambi6n describen en esta liberaci$n. <. Sin embar*o4 la se*#nda &enida de Cristo no solamente trae el (#icio sobre los mal&ados y liberaci$n para los (#stos4 sino 0#e introd#ce #n n#e&o estado espirit#al 0#e serconsiderado en el est#dio del milenio. El mismo acontecimiento 0#e tra(o (#icio sobre los impíos prod#ce #n n#e&o a&i&amiento espirit#al a 0#ienes han confiado en el Se/or. Esto es apoyado por +omanos ==%:>3:9 y est- incorporado en el n#e&o pacto de 1eremías @=%@=3@?. 1=. La se*#nda &enida de Cristo tiene tambi6n el prop$sito central de establecer el reino da&ídico. En la disc#si$n de la relaci$n de la i*lesia con los *entiles en el concilio de 1er#sal6n 8'ch. =GC se ar*#menta 0#e las profecías anteriores de "m$s B%==3=G predecían el orden de la bendici$n de los *entiles primero4 se*#ida por la resta#raci$n del tabern-c#lo de a&id. Esto iba a coincidir con la re#ni$n de Israel resta#rado en s# tierra4 estableci6ndose en ella para no &ol&er a ser dispersado 8"m. B%=?3=G< &6ase tambi6n E.. @B% :G3:BC. El re*reso físico de Israel4 el restablecimiento del reino da&ídico y el derramamiento del Espírit# de ios sobre la casa de Israel 8E.. @B%:BC se combinan para preparar a Israel y el m#ndo para las *lorias del m#ndo 0#e se*#ir-. Se*5n E.e0#iel @9%:?4 los santos del "nti*#o Testamento participar-n en el reino4 siendo a&id ele&ado a la cate*oría de príncipe sobre Israel ba(o Cristo. El prop$sito de ios era4 se*5n f#era an#nciado a la &ir*en !aría en L#cas =%@=3@@4 0#e Cristo &endría a reinar sobre la casa de Israel para siempre. Tomada como #n todo4 la se*#nda &enida de Cristo es Fn acontecimiento mara&illoso 0#e oc#rre al final de la Gran Trib#laci$n e introd#ce el reino milenial. Ser- #na &enida personal y corporal 0#e ser- &isible en todo el m#ndo4 y ser- la manifestaci$n de la *loria de ios. Estarrelacionada con la tierra m-s 0#e con el cielo y especialmente con 1er#sal6n en el !onte de los Jli&os. Cristo4 en s# &enida4 estar- acompa/ado por los santos -n*eles y los santos. S# prop$sito en s# &enida es (#.*ar al m#ndo4 librar a 0#ienes han confiado en El4 sean (#díos o *entiles4 traer #n a&i&amiento en Israel y en el m#ndo4 restablecer el reino de a&id e introd#cir la dispensaci$n final de s# reino sobre la tierra por mil a/os. En el conte)to de este acontecimiento podrían considerarse ahora la doctrina de la res#rrecci$n y la de los (#icios relacionados con la se*#nda &enida. PREGUNTAS

=. KC#-les son al*#nos de los *randes temas relacionados con la doctrina de la se*#nda &enidaM :. KCon c#-nta e)tensi$n se trata la doctrina de la se*#nda &enida en el "nti*#o TestamentoM @. KCon 0#6 contrib#ye e#teronomio @A%=3@ a la doctrina de la se*#nda &enidaM ?. KEn 0#6 forma trata la se*#nda &enida el Salmo :M G. KL#6 *randes temas son desarrollados en los Salmos ::4 :@ y :?M >. 'acer #n res#men de la &erdad acerca de la se*#nda &enida y el reino milenial se*5n se presenta en los Salmos GA4 9:4 ;B4 B> y ==A. 9. KC#-l es la contrib#ci$n de Isaías B%>39M ;. KC$mo describe aniel 9 la se*#nda &enidaM B. KC#-les son las contrib#ciones de Oacarías :4 ; y =? a la doctrina de la se*#nda &enidaM =A KEn 0#6 forma ref#ta Oacarías la idea de 0#e Cristo ya ha c#mplido la promesa de s# se*#nda &enidaM ==. KL#6 dific#ltad tenían los profetas del "nti*#o Testamento para distin*#ir la primera y se*#nda &enidas de CristoM =:. KL#6 dific#ltad correspondiente se enc#entra en el N#e&o Testamento para distin*#ir entre el arrebatamiento y la se*#nda &enida de Cristo para establecer s# reinoM =@. 'acer #n res#men de la e&idencia de 0#e la se*#nda &enida de Cristo a la tierra para establecer s# reino es postrib#lacional y premilenial. =?. KC$mo es 0#e el premilenialismo depende de los principios de interpretaci$n de las Escrit#rasM =G. emostrar 0#e la se*#nda &enida de Cristo es personal. =>. KL#6 e&idencia apoya la concl#si$n de 0#e Cristo re*resar- corporalmente en s# se*#nda &enidaM =9. 'acer #n contraste entre la e)tensi$n en 0#e Cristo ser- &isible para el m#ndo en el arrebatamiento y en s# se*#nda &enida a establecer s# reino. =;. KEn 0#6 sentido est-n íntimamente relacionadas la se*#nda &enida y la tierra en contraste con el arrebatamientoM =B. KL#i6n acompa/ar- a Cristo en s# se*#nda &enida a la tierra desde el cieloM :A. 'acer #n res#men de la ense/an.a acerca de 0#e Cristo (#.*ar- la tierra en s# se*#nda &enida. :=. istin*#ir los (#icios 0#e oc#rrir-n antes del milenio4 de los 0#e oc#rrir-n al finali.ar el milenio. ::. KEn 0#6 forma se relaciona la se*#nda &enida de Cristo con la liberaci$n de los sal&ados en la Gran Trib#laci$nM :@. KEn 0#6 sentido es 0#e la se*#nda &enida ina#*#ra #n n#e&o estado espirit#alM :?. KC$mo se relaciona la &enida de Cristo con el restablecimiento del reino da&ídicoM :G. 'acer #n res#men de los principales hechos relacionados con la &enida de Cristo como #n e&ento importante. 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC Las res#rrecciones 2 Her P#ente3 La interpretaci$n prof6tica ha sido &íctima de m#cha conf#si$n debido a la teoría sin apoyo bíblico de 0#e los hombres ser-n todos res#citados al mismo tiempo. Este pro*rama prof6tico simplista i*nora los detalles dados en los pasa(es prof6ticos acerca de las di&ersas res#rrecciones. En &e. de #na sola res#rrecci$n *eneral4 las Escrit#ras presentan siete res#rrecciones4 al*#nas de las c#ales se enc#entran en el pasado4 otras separadas por lar*os períodos tales como las res#rrecciones 0#e preceden y si*#en al reinado de Cristo de mil a/os. Las Escrit#ras ense/an claramente 0#e todos ser-n res#citados a s# tiempo y en s# l#*ar y 0#e la e)istencia h#mana si*#e para siempre. El est#dio de las res#rrecciones proporciona #n importante bos0#e(o del pro*rama prof6tico relacionado con esta &erdad central de la fe y esperan.a cristiana. A. LA RESURRECCI!N DE &ESUCRIST! En el orden de las res#rrecciones la primera es la de 1es#cristo4 an#nciada en la profecía del "nti*#o Testamento 8como en Sal. =>%B3=AC4 presentada hist$ricamente en los c#atro e&an*elios4 y tratada teol$*icamente en el N#e&o Testamento a partir del libro de los 'echos. Ind#dablemente la doctrina de la res#rrecci$n de Cristo es #na doctrina de importancia central sobre la 0#e descansa toda la fe y esperan.a del cristiano4 como e)pone e)tensamente Pablo en = Corintios =G. En consideraci$n de los hechos 0#e apoyan la concl#si$n de 0#e hay m-s de #na res#rrecci$n4 es importante notar 0#e todos deben estar de ac#erdo en 0#e la res#rrecci$n de Cristo es #n acontecimiento distinto y 0#e ya ha oc#rrido.

B. LA RESURRECCI!N DE L!S SANT!S EN &ERUSALEN En el tiempo de la res#rrecci$n de Cristo oc#rri$ #na res#rrecci$n 0#e f#e como #na prenda4 se*5n !ateo :9%G:3G@. Este pasa(e afirma 0#e 7en el tiempo de la m#erte y res#rrecci$n de Cristo se abrieron los sep#lcros4 y m#chos c#erpos de santos 0#e habían dormido se le&antaron< y saliendo de los sep#lcros4 desp#6s de la res#rrecci$n de 6l4 &inieron a la santa ci#dad4 y aparecieron a m#chos7. En nin*5n l#*ar se da e)plicaci$n al*#na acerca de este s#ceso f#era de lo com5n. "#n0#e los sep#lcros f#eron abiertos en el momento de la m#erte de Cristo4 parece 0#e los santos mismos no salieron de los sep#lcros hasta 0#e Cristo res#cit$4 por0#e la Escrit#ra de(a en claro 0#e Cristo es la primicia4 el primer res#citado de entre los m#ertos en #n c#erpo res#citado 0#e no &ol&er- a ser destr#ido. En contraste con otras personas res#citadas4 como en el caso de L-.aro4 0#e ind#dablemente &ol&i$ a morir y &ol&i$ a ser sep#ltado4 Cristo res#cit$ para no &ol&er (am-s a #n sep#lcro. El si*nificado probable de la res#rrecci$n de santos en el tiempo de la res#rrecci$n de Cristo4 n5mero relati&amente pe0#e/o de indi&id#os4 p#ede hallarse en el c#mplimiento de lo tipificado en #na ofrenda le&ítica. La tercera de las fiestas de 1eho&- 8&6ase L&. :@%B3=?C incl#ye #na ceremonia en 0#e4 al comien.o de la cosecha4 los israelitas debían lle&ar #n p#/ado de *rano no trillado para mecerlo delante de 1eho&- y ofrecer los sacrificios adec#ados en reconocimiento de s#s esperan.as p#estas en la cosecha &enidera. La res#rrecci$n de santos en 1er#sal6n en el tiempo de la res#rrecci$n de Cristo constit#y$ las primicias y demostr$ 0#e Cristo no estaba solo en s# res#rrecci$n4 sino 0#e era el prec#rsor de la *ran cosecha &enidera4 de la c#al estos santos eran #na m#estra. "#n0#e al*#nos han interpretado las referencias de L#cas como s$lo #na resta#raci$n a la &ida como la oc#rrida en el caso de L-.aro4 el hecho de 0#e haya oc#rrido en el tiempo de la res#rrecci$n de Cristo indicaría #na res#rrecci$n permanente4 e ind#dablemente estos santos f#eron lle&ados &i&os al cielo desp#6s 0#e h#bieron c#mplido s# misi$n. En c#al0#ier caso4 es otra res#rrecci$n hist$rica 0#e confirma el concepto de 0#e todas las res#rrecciones no p#eden re#nirse en #n solo *ran acontecimiento f#t#ro. C. LA RESURRECCI!N DE LA IGLESIA Como se di(o en los est#dios de la &enida de Cristo por s#s santos4 y la doctrina del arrebatamiento4 los m#ertos en Cristo ser-n res#citados en el tiempo de la &enida de Cristo por los s#yos y4 (#nto con los cristianos &i&os 0#e ser-n transformados4 se encontrar-n con el Se/or en el aire y s#bir-n al cielo. Se*5n = Tesalonicenses ?%=@3=; y = Corintios =G%G=3G;4 tanto los santos res#citados como los trasladados recibir-n c#erpos de res#rrecci$n similares al c#erpo res#citado de Cristo 8= 1n. @%:C. La res#rrecci$n de la i*lesia es la primera res#rrecci$n en *ran escala y es prec#rsora de las dem-s. D. LA RESURRECCI!N DE L!S SANT!S DEL ANTIGU! TESTA%ENT! "#n0#e el. "nti*#o Testamento constantemente s#pone la doctrina de la res#rrecci$n4 como se afirma en 1ob =B%:G3:>4 por e(emplo4 no es esta doctrina #n tema de profecías e)tensas. Sin embar*o4 las referencias 0#e se enc#entran parecen poner la res#rrecci$n de los santos del "nti*#o Testamento en el tiempo de la se*#nda &enida de Cristo a la tierra y no en el de s# &enida por s#s santos en el arrebatamiento. aniel =: describe la Gran Trib#laci$n en el &ersíc#lo = y la res#rrecci$n en el &ersíc#lo : como #n s#ceso inmediatamente posterior y 0#e constit#ye #n clíma) en relaci$n con ella< en este caso4 sería claro 0#e los santos del "nti*#o Testamento no son res#citados en el arrebatamiento4 sino en el tiempo del establecimiento del reino. La misma implicaci$n se enc#entra en el pasa(e de 1ob4 donde la res#rrecci$n est- conectada con el tiempo en 0#e el +edentor est- en pie sobre la tierra. En forma similar4 la doctrina de la res#rrecci$n presentada en Isaías :>%=B3:= relaciona el despertar de los c#erpos m#ertos con el momento en 0#e Cristo (#.*#e al m#ndo. Tambi6n es si*nificati&o 0#e la frase partic#lar de 7los m#ertos en Cristo7 sea #sada para describir a los 0#e son res#citados en el arrebatamiento 8= Ts. ?%=>C. La e)presi$n 7en Cristo7 describe la posici$n act#al de los creyentes en Cristo debido al ba#tismo del Espírit#4 0#e oc#rri$ por primera &e. en 'echos : y 0#e no aparece en relaci$n con los santos del "nti*#o Testamento. "#n0#e habr- int6rpretes de las Escrit#ras 0#e discrepen de esta posici$n4 e incl#ir-n la res#rrecci$n de los santos del "nti*#o Testamento con el arrebatamiento4 el peso de la e&idencia parece relacionarla con la se*#nda &enida de Cristo a la tierra. En c#al0#ier caso4 todos los santos del "nti*#o Testamento y los de la i*lesia ser-n res#citados antes del milenio. E. LA RESURRECCI!N DE L!S SANT!S DE LA TRIBULACI!N Se hace menci$n especial de los 0#e m#rieron como m-rtires de la trib#laci$n4 diciendo 0#e ser-n res#citados en cone)i$n con la se*#nda &enida de Cristo para establecer el reino. En "pocalipsis :A%? 1#an escribe 0#e &io 7las almas de los decapitados por ca#sa del testimonio de 1es5s y por la palabra de ios4 los 0#e no habían adorado a la bestia ni a s# ima*en4 y 0#e

no recibieron la marca en s#s frentes ni en s#s manos< y &i&ieron y reinaron con Cristo mil a/os7. Esta afirmaci$n es e)plícita en el sentido de 0#e los m-rtires de la trib#laci$n ser-n res#citados c#ando Cristo &en*a a establecer s# reino. "pocalipsis :A%G declara% 7Pero los otros m#ertos no &ol&ieron a &i&ir hasta 0#e se c#mplieron mil a/os. Esta es la primera res#rrecci$n7. S#r*e4 nat#ralmente4 la pre*#nta de c$mo p#ede ser 6sta la primera res#rrecci$n de los santos del "nti*#o Testamento. La resp#esta es 0#e la e)presi$n 7primera res#rrecci$n7 se refiere a todas las res#rrecciones de los (#stos a#n c#ando se enc#entren ampliamente separadas por el tiempo. Todas ellas son primera4 esto es4 antes 0#e la res#rrecci$n final de los impíos. Consec#entemente4 la e)presi$n 7primera res#rrecci$n7 se aplica a todas las res#rrecciones de los santos sin consideraci$n de c#-ndo oc#rrían4 incl#yendo la res#rrecci$n Cristo mismo. '. LA RESURRECCI!N DE L!S SANT!S DEL %ILENI! Nin*5n pasa(e de las Escrit#ras predice la res#rrecci$n santos del milenio4 y al*#nos han sacado la concl#si$n 0#e los santos 0#e entren en el milenio no morir-n Por s#p#esto4 las Escrit#ras *#ardan silencio acerca de #n arrebatamiento de los santos &i&os al final del milenio. Estos dos apartados de la profecía no caen dentro de la esfera de preoc#paci$n inmediata de los santos 0#e &i&en en la act#alidad4 y la &erdad acerca de ella podr- ser re&elada desp#6s de la &enida de Cristo para establecer s# reino. Sin embar*o4 cabe s#poner 0#e al*#nos santos 0#e sobre&i&ir-n a la trib#laci$n ya ser-n de edad a&an.ada4 y en c#al0#ier caso es d#doso si al*#ien sobre&i&ir- d#rante todo el reinado de mil a/os. Ni "d-n ni los cristianos primiti&os lo*raron &i&ir mil a/os. En consec#encia4 se p#ede s#poner 0#e a#n los sal&ados morir-n en el milenio a#n c#ando la &ida de ellos ser- m#y lar*a. Se*5n Isaías >G%:A4 7no habr- m-s allí ni/o 0#e m#era de pocos días4 ni &ie(o 0#e s#s días no c#mpla< por0#e el ni/o morir- de cien a/os4 y el pecador de cien a/os ser- maldito7 . Esta afirmaci$n4 por otra parte4 indica 0#e la &ida ser- prolon*ada m#cho4 esto es4 0#e a la edad de =AA a/os #na persona ser- toda&ía (o&en. En el milenio4 los creyentes 0#e sean &ie(os c#mplir-n s#s a/os4 con lo 0#e se 0#iere decir 0#e alcan.ar-n #na edad m#y a&an.ada. En contraste4 la persona 0#e m#era de =AA a/os ser- por0#e es pecador4 y la m#erte le &endrcomo #n (#icio. S#bsiste la e&idencia de 0#e en el milenio habr- santos 0#e morir-n y 0#e ser-n res#citados al final del reinado milenial. Sin embar*o4 esta doctrina no est- f#ndada sobre #n pasa(e específico de las Escrit#ras4 pero es probablemente la me(or e)plicaci$n. "l mismo tiempo 0#e sean res#citados los santos del milenio ser-n arrebatados los santos 0#e est6n &i&os4 esto es4 ser-n lle&ados de la tierra sin morir4 del mismo modo 0#e la i*lesia c#ando f#e arrebatada. Esto ser- en preparaci$n para la destr#cci$n de la tierra y los cielos 0#e ahora son. G. LA RESURRECCI!N DE L!S I%PI!S La res#rrecci$n final est- relacionada solamente con los impíos. Se*5n "pocalipsis :A%==3 =G4 en cone)i$n con el (#icio del *ran trono blanco4 todos los m#ertos 0#e no hayan res#citado antes ser-n res#citados y comparecer-n ante ios para ser (#.*ados. Esta es la res#rrecci$n final antes de la creaci$n de los n#e&os cielos y la n#e&a tierra. Los detalles de este (#icio ser-n considerados en #n capít#lo posterior. +es#miendo4 las Escrit#ras claramente ense/an 0#e todos los hombres res#citar-n. Como lo res#me aniel% 7!#chos de los 0#e d#ermen en el pol&o de la tierra ser-n despertados4 #nos para &ida eterna4 y otros para &er*Den.a y conf#si$n perpet#a7 8=:%:C. "#n0#e los hombres m#eren4 todos res#citar-n4 pero las res#rrecciones no ser-n las mismas. La res#rrecci$n de &ida es #na *loriosa res#rrecci$n en 0#e los c#erpos de los creyentes ser-n conformados al c#erpo de res#rrecci$n de Cristo. Sin embar*o4 la res#rrecci$n de condenaci$n es #n espect-c#lo terrible. Los hombres recibir-n c#erpos 0#e les d#rar-n para siempre4 pero c#erpos 0#e son pecaminosos y s#(etos al dolor y el s#frimiento. Como el diablo y s#s -n*eles4 e)istir-n para siempre en el la*o de f#e*o. Este hecho conmo&edor ha hecho 0#e los hombres lle&en el e&an*elio hasta los fines de la tierra a fin de 0#e la mayor cantidad posible de personas p#eda ser arrebatada del f#e*o 81#d. :@C y sea liberada de la ira de ios 0#e ciertamente &endr- sobre los impíos. Sin embar*o4 para el (#sto la doctrina de la res#rrecci$n es la base de n#estra esperan.a4 y a#n0#e la 5ltima *eneraci$n de la i*lesia ser- arrebatada sin morir4 para la *ran mayoría del m#ndo la res#rrecci$n de la t#mba ha sido el m6todo di&ino para transformar #n c#erpo 0#e era para la tierra en #n c#erpo adec#ado para s# *loriosa presencia. PREGUNTAS =. K+es#citar-n de entre los m#ertos todos los 0#e m#eranM :. KL#i6n es la primera persona en ser res#citada de entre los m#ertosM @. E)plicar la res#rrecci$n mencionada en !ateo :9%G:3G@.

?. escribir la res#rrecci$n de la i*lesia. G. KL#6 e&idencia apoya la concl#si$n de 0#e los santos del "nti*#o Testamento res#citar-n en el tiempo de la &enida de Cristo a la tierraM >. KL#6 re&ela la Escrit#ra acerca de la res#rrecci$n de los santos de la trib#laci$nM 9. K!orir-n los santos en el milenioM ;. KL#6 les oc#rrir- a los santos 0#e est6n &i&os al final del reino milenialM B. escribir la res#rrecci$n de los impíos. =A. 'acer #n contraste entre los c#erpos de res#rrecci$n de los sal&ados y de los perdidos. ==. KPor 0#6 la doctrina del casti*o eterno constit#ye #n moti&o 0#e impele a predicar el e&an*elio a toda criat#raM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC El (#icio de Israel y las naciones 2 Her P#ente3 En cone)i$n con la se*#nda &enida de Cristo se incl#yen (#icios sobre Israel y las naciones entre los *randes acontecimientos 0#e establecer-n el reino sobre la tierra. Los (#icios comien.an con el (#icio de los santos res#citados del "nti*#o Testamento4 israelitas y *entiles4 y los santos de la trib#laci$n4 israelitas y *entiles. Sin embar*o4 estar-n presentes en este s#ceso4 en (#icios separados4 los israelitas y los *entiles 0#e toda&ía est6n &i&iendo sobre la tierra. Estos 5ltimos (#icios tienen 0#e &er con la separaci$n de los 0#e han sido contados por di*nos de entrar en el reino y de los 0#e han sido considerados indi*nos y 0#edan e)cl#idos. A. EL &UICI! DE ISRAEL RESUCITAD! 8 DE L!S GENTILES La doctrina de la res#rrecci$n es #na &erdad familiar en el "nti*#o Testamento4 como se di(o en el capít#lo anterior. "dem-s de la res#rrecci$n 0#e oc#rre en el arrebatamiento de la i*lesia4 hay tambi6n #na res#rrecci$n de m#ertos (#stos en cone)i$n con la se*#nda &enida de Cristo para establecer s# reino. Como se di(o anteriormente4 esto es mencionado en aniel =:%:4 Isaías :>%=B y 1ob =B%:G3:>. Tambi6n se &e la res#rrecci$n de Israel en cone)i$n con s# resta#raci$n como naci$n en el tiempo de s# se*#nda &enida. En E.e0#iel @94 en la &isi$n del &alle de los h#esos secos4 aprendemos 0#e a#n0#e la resta#raci$n de los h#esos secos para ser #n c#erpo &i&o es simb$lico de la resta#raci$n de Israel4 es tambi6n el tiempo en 0#e Israel saldr- de s#s t#mbas 8@9%=:3=?C. "0#í parece combinarse lo simb$lico y lo literal. En el mismo capít#lo se presenta a a&id como #na persona res#citada 0#e sir&e como rey sobre Israel ba(o Cristo. En *eneral4 el "nti*#o Testamento da #na fe firme a todos los 0#e creen en la res#rrecci$n de los m#ertos. En "pocalipsis :A se dice 0#e la res#rrecci$n de los m-rtires de la trib#laci$n oc#rrir- en relaci$n con la se*#nda &enida de Cristo. Probablemente est6 conectada con la res#rrecci$n de los santos del "nti*#o Testamento. Se dice 0#e los res#citados &i&ir-n y reinar-n con Cristo mil a/os 8"p. :A%?C y aparentemente ser-n recompensados del mismo modo 0#e la i*lesia f#e *alardonada en el trib#nal de Cristo. La fidelidad a ios hasta la m#erte en el ser&icio brindado se les reconoce d-ndoles parte en el reinado con Cristo sobre la tierra. 'a s#r*ido al*#na conf#si$n por el hecho de 0#e tambi6n se dice 0#e la i*lesia reinar- con Cristo. Las Escrit#ras parecen indicar 0#e todos los (#stos res#citados antes del milenio compartir-n en al*#na forma el reino milenial4 cada #no en s# orden y de ac#erdo con el prop$sito soberano de ios. La I*lesia reinar- como esposa de Cristo< los santos res#citados reinar-n en s#s di&ersas capacidades como israelitas sal&ados o como *entiles sal&ados. Fna il#straci$n es proporcionada por el libro de Ester4 donde Ester rein$ como reina4 mientras !ardo0#eo rein$ como primer ministro del rey. Tanto Ester como !ardo0#eo reinaron4 pero de diferentes maneras y en diferentes capacidades. "sí ser- en el milenio. Consec#entemente4 p#ede concl#irse 0#e los (#stos m#ertos de Israel y los *entiles ser-n res#citados en el tiempo de la se*#nda &enida de Cristo4 y esta res#rrecci$n incl#ir- a todos los 0#e no est-n incl#idos en la res#rrecci$n y traslaci$n reali.ada en el arrebatamiento de la i*lesia. B. EL &UICI! DE ISRAEL VIVIENTE C#ando Cristo &#el&a en s# se*#nda &enida tambi6n librar- a s# p#eblo de los perse*#idores. !#chos ya habr-n sido asesinados 8Oac. =@%;C4 pero los 0#e sobre&i&an ser-n liberados por Cristo c#ando El &en*a 8+o. ==%:>C. Los israelitas 0#e son librados de s#s enemi*os4 sin embar*o no son todos di*nos de entrar en el reino4 p#esto 0#e al*#nos no son sal&os. Ser-n con*re*ados ante el Se/or y ser-n (#.*ados 8E.. :A%@@3@;C. Primero se c#mplirla re#ni$n de todos los israelitas de todo el m#ndo 8E.. @B%:;C. En E.e0#iel :A%@G3@; el Se/or dice% 7Js traer6 al desierto de los p#eblos4 y allí liti*ar6 con &osotros cara a cara. Como liti*#6 con &#estros padres en el desierto de la tierra de E*ipto4 así liti*ar6 con &osotros4 dice 1eho&el Se/or. Js har6 pasar ba(o la &ara4 y os har6 entrar en los &ínc#los del pacto< y apartar6 de

entre &osotros a los rebeldes4 y a los 0#e se rebelaron contra mí< de la tierra de s#s pere*rinaciones los sacar64 mas a la tierra de Israel no entrar-n< y sabr6is 0#e yo soy 1eho&-.7 Sobre la base de este te)to4 el Israel con*re*ado se di&ide en dos clases de personas4 los 0#e han aceptado a 1es5s como Sal&ador y !esías y se c#entan por di*nos de entrar en el reino4 y los 0#e toda&ía son rebeldes4 incr6d#los y son e)cl#idos y m#ertos. "#n0#e Israel es #na naci$n fa&orecida y a#n0#e ios le ha dado ab#ndantes bendiciones especiales4 la sal&aci$n personal a5n depende de la fe y la relaci$n indi&id#al con ios. Como ha sido en los tiempos pasados4 en este tiempo tambi6n hay 0#ienes son considerados el 7&erdadero Israel7 8esto es4 sal&adosC y los 0#e son israelitas s$lo de nombre y no son sal&os. Como Pablo lo e)presa en +omanos B%>% 7por0#e no todos los 0#e descienden de Israel son israelitas7. En +omanos B%; describe a los no sal&os como 7hi(os se*5n la carne7 y 0#e no son hi(os de ios. La p#r*a de los rebeldes de(ar- en Israel solamente a los &erdaderamente redimidos4 y ser- pri&ile*io de ellos entrar en la tierra y poseerla4 en contraste con los no sal&ados4 de los c#ales ios dice% 7No entrar-n en la tierra de Israel7 8E.. :A%@;C. C. EL &UICI! DE L!S GENTILES VIV!S El (#icio de las naciones concierne al (#icio indi&id#al de ios sobre los *entiles4 en contraste con s# (#icio sobre Israel. Este (#icio lo describe n#estro Se/or en !ateo :G%@=3?> como #n (#icio 0#e se*#ir- inmediatamente a s# se*#nda &enida. En el &ersíc#lo @= se dice 0#e oc#rre de este modo% 7C#ando el 'i(o del 'ombre &en*a en s# *loria4 y todos s#s santos -n*eles con 6l4 entonces se sentar- en s# trono de *loria.7 En la descripci$n 0#e si*#e los *entiles son descritos como o&e(as y cabritos re#nidos y me.clados ante el pastor. Siendo diferentes en especie4 son separados #nos de otros4 las o&e(as a la mano derecha del +ey y los cabritos a la i.0#ierda. Entonces el +ey in&ita a las o&e(as a entrar en el reino. " ellas les dice% 7Henid4 benditos de mi Padre4 heredad el reino preparado para &osotros desde la f#ndaci$n del m#ndo. Por0#e t#&e hambre4 y me disteis de comer< t#&e sed4 y me disteis de beber< f#i forastero4 y me reco*isteis< est#&e desn#do4 y me c#bristeis< enfermo4 y me &isitasteis< en la c-rcel4 y &inisteis a mí. Entonces los (#stos le responder-n diciendo% Se/or4 Kc#-ndo te &imos hambriento4 y te s#stentamos4 o sediento4 y te dimos de beberM7 8&&. @?3@9C. C#ando las o&e(as pre*#ntan c#-ndo f#eron hechas las acciones (#stas4 el rey les responde en !ateo :G%?A% 7 e cierto os di*o 0#e en c#anto lo hicisteis a #no de estos mis hermanos m-s pe0#e/os4 a mí lo hicisteis.7 En se*#ida el +ey se &#el&e hacia los de la i.0#ierda y les dice% 7"partaos de mí4 malditos4 al f#e*o eterno preparado para el diablo y s#s -n*eles7 8y. ?=C. El +ey si*#e diciendo 0#e ellos no han hecho las obras de misericordia reali.adas por las o&e(as. Los cabritos responden% 7Se/or4 Kc#-ndo te &imos hambriento4 sediento4 forastero4 desn#do4 enfermo o en la c-rcel y no te ser&imosM7 8y. ??C. El +ey les responde% 7 e cierto os di*o 0#e en c#anto no lo hicisteis a #no de estos m-s pe0#e/os4 tampoco a mí lo hicisteis7 8y. ?GC. Entonces se declara 0#e los cabritos ser-n lan.ados al tormento eterno4 pero los (#stos son introd#cidos a las bendiciones de la &ida eterna. Este pasa(e ha creado al*#nos malentendidos debido a s# 6nfasis en las obras. Fn est#dio s#perficial parecería indicar 0#e las o&e(as se sal&an a ca#sa de s#s obras y 0#e los cabritos se pierden por s# falta de obras. Sin embar*o4 la Biblia de(a en claro 0#e la sal&aci$n no es por obras en nin*#na dispensaci$n. "#n la ley mosaica 0#e enfati.aba las obras (am-s t#&o entre s#s promesas la sal&aci$n como #na recompensa por las obras fieles. !-s bien la norma para todas las dispensaciones la declara Efesios :%;3B% 7Por0#e por *racia sois sal&os por medio de la fe< y esto no de &osotros4 p#es es don de ios< no por obras4 para 0#e nadie se *loríe.7 ebido a la depra&aci$n innata del hombre4 0#e ha nacido con #na nat#rale.a pecaminosa4 y debido a s# posici$n en "d-n4 s# primer padre 0#e pec$ contra ios4 todos los hombres han nacido perdidos y sin esperan.a en sí mismos. Solamente sobre la base del sacrificio de Cristo podría al*#ien ser sal&o en el "nti*#o o N#e&o Testamento 8+o. @% :G3:>C. La ley de las obras es solamente #n camino de condenaci$n4 mientras 0#e la ley de la fe es el camino de sal&aci$n 8+o. @%:93:;C. Si esto est- bien establecido en otros pasa(es4 Kc$mo podría e)plicarse el (#icio de las o&e(as y los cabritosM El principio comprendido en este (#icio es el de las obras como #na evidencia de sal&aci$n4 y no como #na base de la sal&aci$n. "#n0#e la fe solamente p#ede sal&ar4 tambi6n es cierto 0#e la fe sin obras es m#erta4 es decir4 no es #na fe &erdadera 8St*. :%:>C. Las obras de las o&e(as son especialmente si*nificati&as en el conte)to de la Gran Trib#laci$n por la 0#e estos p#eblos habr-n pasado. En este período habr- #n antisemitismo m#ndial y m#chos israelitas ser-n m#ertos. Ba(o tales circ#nstancias ser- m#y si*nificati&o 0#e #n *entil prote(a a #n (#dío4 7a #no de estos mis hermanos m-s pe0#e/os7 8!t. :G%?AC.

En realidad4 0#e #n *entil prote(a a #n (#dío en #n tiempo en 0#e los (#díos est-n siendo perse*#idos hasta la m#erte sería poner en peli*ro la propia &ida y libertad. La 5nica ra.$n posible para tal bondad ba(o tales circ#nstancias4 en #n tiempo de *ran en*a/o sat-nico y odio hacia los (#díos4 ser- 0#e el *entil es #n creyente en Cristo y las Escrit#ras reconocen #na posici$n pec#liar de Israel como p#eblo esco*ido de ios. Consec#entemente4 a#n0#e la bondad hacia #n (#dío p#diera no ser especialmente si*nificati&a en circ#nstancias especiales4 en este conte)to de s#frimiento m#ndial para Israel la bondad hacia #n (#dío se con&ierte en #na marca inconf#ndible de sal&aci$n &erdadera en Cristo. "sí4 a#n0#e las o&e(as no se sal&an sobre la base de s#s obras4 s#s obras dem#estran 0#e son sal&as. Es el principio de ser conocidos por s#s fr#tos. En este (#icio se permite 0#e los *entiles (#stos entren en el reino. No se les da la tierra prometida4 0#e pertenece solamente a Israel4 pero se les permite &i&ir en la tierra milenial4 en #n tiempo de bendiciones sin precedentes para *entiles e israelitas. Por otra parte4 los cabritos son echados al f#e*o eterno. Si esto se refiere a 0#e son echados en el 'ades4 para ser res#citados desp#6s y ser echados en el la*o de f#e*o4 o si se refiere a la entrada inmediata en el la*o de f#e*o4 no es completamente claro< en c#al0#ier caso4 pasan por el casti*o eterno y se les nie*a el pri&ile*io de ser ci#dadanos del reino milenial. El (#icio de ios sobre los *entiles es otro recordatorio de 0#e ios obser&a n#estras obras y 0#e n#estras obras deben demostrar n#estra fe. "#n pe0#e/as acciones como la de dar #n &aso de a*#a al sediento o dar de comer al hambriento no pasan desapercibidos para #n ios amante 0#e est- siempre atento al c#idado de s# p#eblo. Este pasa(e es otro recordatorio de 0#e el reconocimiento adec#ado de la necesidad h#mana 0#e nos rodea y la bondad y b#ena &ol#ntad hacia n#estros con*6neres es #na de las e&idencias m-s selectas de #n cora.$n transformado 0#e es prod#cto de la fe en 1es#cristo. El ios 0#e no permite 0#e #n *orri$n cai*a a tierra sin s# &ol#ntad tambi6n est- preoc#pado de todos los problemas pe0#e/os de s#s criat#ras. L#ien tiene el cora.$n de Cristo tendr- #n cora.$n sensible hacia el p#eblo de ios. Como res#men4 di*amos 0#e las Escrit#ras ense/an claramente 0#e en la se*#nda &enida de Cristo todos los (#stos ser-n res#citados y (#.*ados antes 0#e el reino milenial sea completamente iniciado. Solamente los mal&ados permanecer-n en la t#mba4 esperando s# (#icio ante el *ran trono blanco al final del milenio. Pre.(n)as =. KL#6 (#icios oc#rrir-n en cone)i$n con la se*#nda &enida de CristoM :. KL#6 res#rrecciones habr- en cone)i$n con los (#icios en la se*#nda &enida de CristoM @. KC#-l es la nat#rale.a de la recompensa dada a los 0#e son (#.*adosM ?. KC$mo e)plicar 0#e la i*lesia y los dem-s santos reinar-n con CristoM G. KL#6 (#icio partic#lar se reali.ar- sobre los israelitas &i&os en la se*#nda &enida de CristoM >. escribir el (#icio de las o&e(as y los cabritos. ;. E)plicar la diferencia entre las obras como e&idencia de sal&aci$n y las obras como base de sal&aci$n. 9. KEnse/a este (#icio la sal&aci$n por las obrasM B. KPor 0#6 son tan especialmente si*nificati&as las obras atrib#idas a las o&e(as en &ista de la Gran Trib#laci$nM =A. KL#6 aplicaciones pr-cticas p#eden hacerse del hecho de 0#e ios considere de importancia las pe0#e/as acciones de bondadM ==. KL#6 m#ertos 0#edan en s#s sep#lcros desp#6s de empe.ado el milenioM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC El reino milenial 2 Her P#ente3 A. El Con-e )o Del Reino De Dios En las Escrit#ras4 la e)presi$n 7reino de ios7 en *eneral se refiere a la esfera del *obierno de ios en el #ni&erso. P#esto 0#e ios ha sido siempre soberano y omnipotente4 hay #n sentido en 0#e el reino de ios es eterno. Nab#codonosor4 rey de Babilonia 0#e f#era h#millado por ios4 dio testimonio de esto c#ando di(o% 7Bendi(e al "ltísimo4 y alab6 y *lorifi0#6 al 0#e &i&e para siempre4 c#yo dominio es sempiterno4 y s# reino por todas las edades. Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada< y 6l hace se*5n s# &ol#ntad en el e(6rcito del cielo4 y en los habitantes de la tierra y no hay 0#ien deten*a s# mano4 y le di*a% KL#6 hacesM7 8 n. ?%@?3@GC. Sin embar*o4 el *obierno #ni&ersal de ios f#e desafiado en la eternidad pasada por Satan-s y los seres an*6licos 0#e se #nieron a 6l en s# rebeli$n contra ios. "#n0#e ios demostr$ s# soberanía (#.*ando a los rebeldes4 la entrada del pecado en el m#ndo introd#(o el

pro*rama di&ino para demostrar la soberanía de ios en la historia h#mana. Esto comprende el concepto de #n reino teocr-tico4 esto es4 #n reino en 0#e ios es el *obernador s#premo4 a#n c#ando obra por medio de s#s criat#ras. C#ando "d-n f#e creado4 se le dio dominio sobre toda la tierra 8Gn. =%:>4 :;C. Sin embar*o4 en desobediencia a ios4 "d-n y E&a comieron del fr#to prohibido. En s# caída en pecado "d-n perdi$ el derecho de *obierno4 y de allí en adelante la soberanía de ios 0#e había sido entre*ada al hombre f#e dele*ada en ciertas personas esco*idas a 0#ienes ios entre*$ el *obierno. Consec#entemente4 se ha permitido 0#e al*#nos hombres reinen a tra&6s de la historia. Por e(emplo4 aniel le record$ esto a Belsasar al referirse al hecho de 0#e ios había casti*ado a Nab#codonosor 7hasta 0#e reconoci$ 0#e el "ltísimo ios tiene dominio sobre el reino de los hombres4 y 0#e pone sobre 6l al 0#e le place7 8 n. G%:=C. En el "nti*#o Testamento4 #na demostraci$n importante del *obierno teocr-tico f#e el reino de Israel ba(o los reyes Sa5l4 a&id y Salom$n. Los *obernadores *entiles tambi6n p#dieron tener #na esfera de *obierno político4 en el prop$sito soberano de ios. Este concepto *eneral de *obierno ba(o permisi$n y direcci$n di&ina es mencionado en +omanos =@%=4 donde Pablo escribe% 7Som6tase toda persona a las a#toridades s#periores< por0#e no hay a#toridad sino de parte de ios4 y las 0#e hay4 por ios han sido establecidas.7 En adici$n a la soberanía de ios manifestada en los *obiernos políticos y en s#s *obernadores4 las Escrit#ras dan testimonio del *obierno espirit#al4 en el 0#e ios *obierna los cora.ones de los hombres. Esto ha sido así desde el comien.o de la ra.a h#mana4 y el reino espirit#al incl#ye a todos los 0#e se s#(etan &ol#ntariamente a ios4 sean hombres o -n*eles. Pablo se refería a este concepto espirit#al de reino en +omanos =?%=9 al decir% 7Por0#e el reino de ios no es comida ni bebida4 sino (#sticia4 pa. y *o.o en el Espírit# Santo.7 En el E&an*elio de !ateo se hace #na distinci$n entre el #so de las e)presiones 7reino de ios7 y 7reino de los cielos7. !#chos int6rpretes consideran estas e)presiones como sin$nimas4 p#esto 0#e !ateo frec#entemente #sa la e)presi$n 7reino de los cielos7 en &ersíc#los similares a los 0#e en otros e&an*elios se #sa 7reino de ios7. "#n0#e las e)presiones mismas son m#y similares4 el #so parece indicar 0#e 7reino de los cielos7 es #na e)presi$n m-s amplia 0#e 7reino de ios74 e incl#ye la esfera de la profesi$n de fe4 como en la par-bola del tri*o y la ci.a/a4 donde el reino de los cielos aparentemente incl#ye la ci.a/a4 y en la par-bola de la red4 donde el reino de los cielos parece incl#ir peces b#enos y malos 8cf. !t. =@%:?3@A4 @>3?@4 ?93 GAC. Por otra parte4 el reino de ios no se considera como #na esfera de profesi$n4 sino #na esfera de &erdadera sit#aci$n espirit#al4 como se il#stra en 1#an @%G4 donde Cristo dice a Nicodemo% 7 e cierto4 de cierto te di*o4 0#e el 0#e no naciere de a*#a y del Espírit#4 no p#ede entrar en el reino de ios.7 Sin embar*o4 la mayoría de los e)positores prefieren el p#nto de &ista de 0#e no hay #na diferencia esencial entre los dos reinos. No obstante4 hay #na distinci$n m-s importante 0#e radica en el contraste entre el reino en la era act#al y el reino en el milenio. El reino en la era act#al es #n misterio4 esto es4 s#s características principales son re&elaciones 0#e no f#eron dadas en el "nti*#o Testamento 8cf. !t. =@C< pero el reino en s# forma milenial ser- c#mplido desp#6s de la se*#nda &enida de Cristo y no es #n misterio. Esto tambi6n comprende la distinci$n entre reino in&isible ]el *obierno de ios en los cora.ones de los creyentes en la era presente] y el reino &isible y *lorioso de ios 0#e todos &eremos en la tierra desp#6s de s# se*#nda &enida. Esta distinci$n es completamente importante y esencial para distin*#ir entre la era act#al como esfera de *obierno di&ino y el 0#e e)istir- en el reino milenial. E)isten tres interpretaciones importantes en relaci$n al concepto de reino milenial. El p#nto de &ista premilenial interpreta las Escrit#ras diciendo 0#e la se*#nda &enida de Cristo serprimero4 y l#e*o &endr- #n reinado de Cristo de mil a/os sobre la tierra antes de 0#e el estado eterno de #n n#e&o cielo y #na n#e&a tierra sea establecido. Se llama premilenial4 por0#e pone la &enida de Cristo antes del reino milenial. El se*#ndo p#nto de &ista es el amilenialismo4 0#e nie*a 0#e haya #n reino milenial literal sobre la tierra. Generalmente hablando4 este p#nto de &ista sostiene 0#e Cristo &endr- en s# se*#nda &enida e inmediatamente dar- paso a los n#e&os cielos y a la n#e&a tierra sin 0#e haya #n reinado de mil a/os. Este p#nto de &ista interpreta m#chos3 pasa(es del "nti*#o y el N#e&o Testamentos 0#e se refieren al reino milenial como predicciones 0#e se est-n c#mpliendo en forma no literal4 ya sea en la e)periencia act#al de la i*lesia sobre la tierra o la e)periencia de la i*lesia en el cielo. Fn tercer p#nto de &ista es el postmilenialismo. Esta interpretaci$n cree 0#e en la edad act#al se &er- el tri#nfo del e&an*elio en el m#ndo y así se introd#cir- #na edad de oro c#ando hasta cierto p#nto se c#mplir-n la (#sticia y la pa. profeti.adas para el reino milenial. Es llamado postmilenialismo por0#e considera 0#e la se*#nda &enida de Cristo ser- el clíma) de

la edad de oro4 y pondr- fin al milenio. El postmilenialismo conser&ador representa #n reinado s#premo de Cristo sobre los cora.ones de los hombres por #n período literal de mil a/os. El postmilenialismo m-s liberal es similar a los p#ntos de &ista de la e&ol#ci$n y considera #n a&ance *rad#al en el pro*reso del m#ndo 0#e c#lmina en #na edad dorada. ebido a todas las tendencias de la historia del si*lo ))4 ha habido poca base para creer 0#e la ca#sa de ios serprosperada en el m#ndo por medios h#manos4 y la mayoría de los int6rpretes de la act#alidad son amilenialistas o premilenialistas. "#n0#e se han presentado m#chos ar*#mentos en pro y en contra del concepto de #n milenio literal4 la sol#ci$n est- determinada por el p#nto hasta el c#al las profecías de las Escrit#ras se interpretan literalmente. En esta disc#si$n se s#pondr- 0#e la profecía debe ser interpretada literalmente en el mismo sentido 0#e c#al0#ier otro tema de la re&elaci$n di&ina. Consec#entemente4 m#chas predicciones del "nti*#o Testamento4 así como el capít#lo cl-sico de "pocalipsis :A en el N#e&o Testamento4 se interpretan literalmente como 0#e 0#ieren decir lo 0#e dicen% 0#e habr- #n reinado literal de Cristo sobre la tierra desp#6s de s# se*#nda &enida y antes 0#e sean creados los n#e&os cielos y la n#e&a tierra. El libro de Wal&oord The !illennial Nin*dom 8El reino milenialC presenta ar*#mentos detallados acerca de los di&ersos p#ntos de &ista sobre el milenio4 y es #na disc#si$n detallada de esta c#esti$n. B. El Reino %ilenialD Un Reinado De Dios Sobre La Tierra En contraste con el p#nto de &ista amilenial4 0#e considera el reino de ios primariamente como #n reinado espirit#al en los cora.ones de los hombres4 m#chos pasa(es apoyan la concl#si$n de 0#e el reino es #n reino literal sobre la tierra4 en el c#al Cristo ser- realmente el *obernador político s#premo y el líder espirit#al y ob(eto de c#lto. Este concepto se presenta en forma amplia en el "nti*#o Testamento y en el N#e&o. En el Salmo :4 donde se an#ncia la rebeli$n de la naci$n contra ios4 se le da la si*#iente orden al 'i(o de ios% 7Pideme4 y te dar6 por herencia las naciones4 y como posesi$n t#ya los confines de la tierra7 8&. ;C. Este no es #n *obierno espirit#al4 sino Fn *obierno político real4 como se &e en el &ersíc#lo si*#iente% 7Los 0#ebrantar-s con &ara de hierro4 como &asi(a de alfarero los desmen#.ar-s7 8&. BC. E&identemente esto no p#ede referirse a la i*lesia o a #n reinado espirit#al en el cielo4 sino m-s bien representa a #n monarca absol#to 0#e abatir- a los inic#os y los pondr- ba(o s#(eci$n. Jtro pasa(e importante 0#e enfati.a el car-cter terrenal del reino es Isaías ==4 donde 1es5s4 como descendiente de a&id4 es presentado como 0#e trae #n (#sto (#icio sobre la tierra y casti*a a los impíos. Isaías ==%? afirma% 71#.*ar- con (#sticia a los pobres4 y ar*Dir- con e0#idad por los mansos de la tierra< y herir- la tierra con la espada de s# boca4 y con el espírit# de s#s labios matar- al impío.7 En este pasa(e se menciona frec#entemente la tierra 8como en Is. ==%BC4 y se describen los tratos de ios con las naciones a fin de reco*er a Israel de entre todas las naciones. Fna cantidad casi inn#merable de otros &ersíc#los afirman o implican 0#e el reino sersobre la tierra 8cf. Is. ?:%?< 1er. :@%@3>< n. :%@G3?G< Oac. =?%=3BC. La descripci$n en estos pasa(es del reinado de Cristo sobre la tierra en el reino milenial e&identemente no describe la edad presente ni describe el cielo. C#al0#ier c#mplimiento ra.onable re0#eriría de #n reinado literal sobre la tierra a contin#aci$n de la se*#nda &enida de Cristo. C. Cris)o Co*o Re+ De Re+es En El %ilenio !#chos pasa(es del "nti*#o y del N#e&o Testamentos combinan s# testimonio de 0#e Cristo ser- *obernador s#premo sobre la tierra. Cristo4 como hi(o de a&id4 se sentar- sobre el trono de a&id 8: S. 9%=>< Sal. ;B%:A3@9< Is. ==< 1er. @@% =B3:=C. C#ando Cristo naci$4 &ino como rey4 se*5n f#era an#nciado por el -n*el Gabriel a !aría 8Lc. =%@:3@@C. Como +ey f#e recha.ado 8!r. =G%=:4 =@< Lc. =B%=?C. C#ando f#e cr#cificado m#ri$ como +ey de los (#díos 8!t. :9%@9C. En s# se*#nda &enida es descrito como 7+E, E +E,ES , SEXJ+ E SEXJ+ES7 8"p. =B%=>C. Literalmente centenares de &ersíc#los en el "nti*#o Testamento declaran o implican4 por lo menos4 0#e Cristo reinar- sobre la tierra. "l*#nos de los te)tos m-s importantes son especialmente claros 8Is. :%=3?< B%>39< ==%=3=A< =>%G< :?%:@< @:%=< ?A%=3 ==< ?:%=3?< G:%93=G< GG%?< n. :%??< 9%:9< !i. ?%=3;< G%:3G< Oac. B%B< =?%=>3=9C. Fna de las características del reino milenial es 0#e a&id ser- res#citado y reinar- como príncipe ba(o el mando de Cristo 81er. @A%B< @@%=G3=9< E.. @?%:@3:?< @9%:?3:G< Js. @%GC. Ciertamente esta sit#aci$n no se &e en la i*lesia presente y e)i*e 0#e oc#rran la &enida de Cristo y la res#rrecci$n de los santos del "nti*#o Testamento antes 0#e p#eda c#mplir3se la profecía. D. Cara-)erAs)i-as Prin-i ales Del Gobierno Del %ilenio Como lo de(an &er los pasa(es 0#e hablan acerca del reino f#t#ro4 hay por lo menos tres aspectos importantes en el *obierno de Cristo d#rante s# reinado milenial. =. !#chos pasa(es testifican 0#e el *obierno de Cristo ser- sobre toda la tierra4 m-s all- de los límites de c#al0#ier otro reino terrenal anterior y del reino de a&id mismo. "l establecer el

*obierno m#ndial4 ios c#mpli$ s# prop$sito de 0#e el hombre debía *obernar sobre la tierra. "#n0#e "d-n f#e descalificado4 Cristo4 como el se*#ndo "d-n4 p#ede c#mplir esta meta como se menciona en Salmo :%>3B. Se*5n aniel 9%=?4 al 'i(o del 'ombre 7le f#e dado dominio4 *loria y reino4 para 0#e todos los p#eblos4 naciones y len*#as le sir&ieran< s# dominio es dominio eterno4 0#e n#nca pasar- y s# reino #no 0#e no ser- destr#ido7. El mismo pensamiento se menciona en aniel :%??< ?%@?< 9%:9. La #ni&ersalidad del *obierno de Cristo sobre la tierra tambi6n se menciona en Salmo 9:%;< !i0#eas ?%=3:< Oacarías B%=A. :. El *obierno de Cristo ser- de a#toridad y poder absol#tos. Cristo re*ir- 7con &ara de hierro7 8Sal. :%B< "p. =B%=GC. Todos los 0#e se oponen ser-n casti*ados con la destr#cci$n 8Sal. :%B< 9:%B3==< Is. ==%?C. Fn *obierno tan absol#to no es la característica del *obierno de Cristo sobre s# i*lesia o sobre el m#ndo en la act#al dispensaci$n y s$lo podría c#mplirse si Cristo tiene #n reinado literal sobre la tierra desp#6s de s# se*#nda &enida. @. El *obierno de Cristo en el milenio ser- de (#sticia y pa.. Esto se desprende de pasa(es cl-sicos como Isaías == y Salmo 9:. Estas características poco #s#ales del reino s$lo son posibles *racias a los (#icios introd#ctorios de Israel y los *entiles 8disc#tidos en el capít#lo anteriorC y por el hecho de 0#e Satan-s est- encadenado y ha sido de(ado f#era de acci$n. La 5nica f#ente de mal en el m#ndo ser- la nat#rale.a pecaminosa de los hombres 0#e est-n toda&ía en s# carne h#mana. La separaci$n del tri*o de la ci.a/a 8!t. =@% :?3@AC y la separaci$n de los peces b#enos de los malos 8!t. =@% ?93GAC son preparati&os necesarios para el reinado de Cristo. El milenio comen.ar- con todos los ad#ltos con&ertidos como &erdaderos creyentes en Cristo. Los hi(os 0#e na.can d#rante el milenio ser-n s#(etos al reinado (#sto de Cristo y ser-n casti*ados hasta el p#nto de la m#erte física si se rebelan contra s# +ey 8Is. >G%=93:A< Oac. =?%=>3=BC. El pecado abierto ser- casti*ado y nadie podr- rebelarse contra el +ey en el reino milenial. E. El L(.ar Es e-ial De Israel En El Reino %ilenial #rante el período del reino milenial Israel *o.ar- de #n l#*ar de pri&ile*io y de bendici$n especial. En contraste con la edad act#al de la i*lesia4 en 0#e (#díos y *entiles est-n en #n mismo plano y tienen los mismos pri&ile*ios4 el p#eblo de Israel en el milenio heredar- la tierra prometida y ser- ob(eto del fa&or especial de ios. Ser- el tiempo de la re#ni$n de Israel4 s# restablecimiento como naci$n y la reno&aci$n del reino da&ídico. "l fin Israel poseerla tierra permanentemente y en forma completa. !#chos pasa(es tratan de este as#nto. En el milenio los israelitas ser-n re#nidos y resta#rados a s# anti*#a tierra 81er. @A%@< @=%;3B< E.. @B%:G3:B< "m. B%==3=GC. 'abiendo sido cond#cidos de re*reso a s# tierra4 Israel estar- formado por los s5bditos del reino da&ídico re&i&ido 8Is. B%>39< @@%=94 ::< ??%>< 1er. :@%G< n. ?%@< 9%=?4 ::4 :9< !i. ?%:3@4 9C. Los reinos di&ididos de Israel y 1#d- &ol&er-n a #nirse n#e&amente 81er. @%=;< @@%=?< E.. :A%?A< @9%=G3::< @B%:G< Js. =%==C. Israel4 como la esposa de 1eho&- 8Is. G?< >:%:3G< Js. :%=?3:@C4 estar- en #na posici$n de pri&ile*io sobre los creyentes *entiles 8Is. =?%=3:< ?B%::4 :@< >A%=?3 =9< >=%>39C. !#chos pasa(es tambi6n hablan del hecho de 0#e Israel re&i&ir- espirit#almente 8Is. :%@< ??%::3:?< ?G%=9< 1er. :@%@3>< GA%:A< E.. @>%:G3:>< Oac. =@%B< !al. @%:3@C. !#chos otros pasa(es dan informaci$n adicional acerca del estado biena&ent#rado de Israel4 s# a&i&amiento espirit#al y s# *oce de la com#ni$n con s# ios. "#n0#e los *entiles no tendr-n tít#lo en la tierra prometida4 tambi6n tendr-n bendiciones ab#ndantes4 como se p#ede ded#cir de &arios pasa(es del "nti*#o Testamento 8Is. :%:3?< =B%:?3:G< ?B%>4 ::< >A%=3@< >:%:< >>%=;3=B< 1er. @%=9< =>%=BC. La *loria del reino para Israel y para los *entiles sobrepasar- en m#cho c#al0#ier cosa 0#e el m#ndo haya e)perimentado antes. '. Bendi-iones Es iri)(ales En El %ilenio "#n0#e el milenio se describe correctamente como el *obierno político de Cristo sobre la tierra4 las características del reino pro&eer-n #n conte)to para #na &ida espirit#al ab#ndante en tal *rado 0#e nin*#na dispensaci$n anterior había podido lo*rarlo. Por cierto4 esto se debe al hecho de 0#e Satan-s est- encadenado4 el pecado es (#.*ado de inmediato y se lo*ra el conocimiento #ni&ersal del Se/or. Se*5n Isaías ==%B% 7La tierra ser- llena del conocimiento de 1eho&- como las a*#as c#bren el mar.7 Se dan m#chas promesas de bendiciones espirit#ales interiores 0#e pro&ienen del n#e&o pacto. 1eremías @=%@@4 @? declara% 7Este es el pacto 0#e har6 con la casa de Israel desp#6s de a0#ellos días4 dice 1eho&-% ar6 mi ley en s# mente4 y la escribir6 en s# cora.$n< y yo ser6 a ellos por ios4 y ellos me ser-n por p#eblo. , no ense/ar- m-s nin*#no a s# hermano4 diciendo% Conoce a 1eho&-< por0#e todos me conocer-n4 desde el m-s pe0#e/o de ellos hasta el m-s *rande4 dice 1eho&-< por0#e perdonar6 la maldad de ellos4 y no me acordar6 m-s de s# pecado.7 Ser- #n período de (#sticia 8Sal. 9:%9< Is. :%?C. Las condiciones espirit#ales tambi6n

har-n posible #n *o.o y #na bendici$n no acost#mbrados para el p#eblo de ios 8Is. =:%@4 ?< >=%@4 9C. "#n0#e no hay e&idencias de 0#e el Espírit# de ios &aya a ba#ti.ar creyentes en #na n#e&a #nidad espirit#al como oc#rre en la i*lesia act#al4 habr-4 sin embar*o4 el poder y presencia interior en los creyentes d#rante el milenio 8Is. @:%=G< ??%@< E.. @B%:B< 1i. :%:;3 :BC. ebido a la sit#aci$n especial4 ind#dablemente habr- #na mayor bendici$n espirit#al en todo el m#ndo d#rante el milenio 0#e en c#al0#ier otra dispensaci$n anterior. Como #n centro para la adoraci$n4 se describe #n templo milenial en E.e0#iel ?A3?>. En este templo se ofrecen sacrificios 0#e difieren al*o de los sacrificios mosaicos. Los int6rpretes han diferido en c#anto a si deben ser tomados literalmente o deben recibir otro tipo de e)plicaci$n. No hay ra.ones s$lidas para no aceptar el templo y el sistema sacrificial como #na profecía literal. "#n0#e la m#erte de Cristo ha p#esto fin a la ley mosaica y al sistema de sacrificios4 los mencionados por E.e0#iel parecen tener #n car-cter conmemorati&o4 mirando hacia atr-s4 hacia la cr#.4 así como los sacrificios del "nti*#o Testamento miraban hacia adelante al sacrificio de la cr#.. En el milenio4 con s# e)traordinaria bendici$n espirit#al4 lo terrible del pecado y la necesidad del sacrificio de Cristo ser-n m-s difíciles de comprender 0#e en las dispensaciones anteriores. En consec#encia4 parece 0#e el sistema de sacrificios se introd#ce como #n recordatorio de la necesidad 0#e h#bo del sacrificio de Cristo4 5nico 0#e p#ede 0#itar el pecado. Si los sacrificios del "nti*#o Testamento eran #n an#ncio adec#ado de la m#erte de Cristo4 #n medio similar podría emplearse en el milenio como #n modo de conmemorarlo. En todo caso4 hay claras e&idencias de 0#e el milenio ser- #n tiempo de bendiciones espirit#ales mayores 0#e lo acost#mbrado4 período en 0#e la tierra estar- caracteri.ada por la (#sticia4 el *o.o y la pa.. La ab#ndancia de las bendiciones espirit#ales traer- importantes pro*resos sociales y econ$micos 0#e s#perar-n a todo lo conocido en dispensaciones pre&ias. El hecho de 0#e todos tendr-n (#sticia y 0#e los mansos ser-n prote*idos ase*#rar- la e0#idad en as#ntos econ$micos y sociales. Probablemente la mayoría de las personas conocer-n al Se/or. La tierra misma se &er- liberada de la maldici$n 0#e hay sobre s# prod#cti&idad 8Is. @G%=3:C4 y habrll#&ias ab#ndantes 8Is. @A%:@< @G%9C. En *eneral4 habr- prosperidad4 sal#d y bendiciones físicas y espirit#ales como n#nca antes el m#ndo había conocido. La sit#aci$n milenial tambi6n incl#ir- importantes cambios en la tierra4 al*#nos de ellos prod#cidos por las *randes cat-strofes de la Gran Trib#laci$n y otros relacionados con la se*#nda &enida de Cristo. onde ahora est- el !onte de los Jli&os en 1er#sal6n4 se e)tender#n *ran &alle de este a oeste 8Oac. =?%?C. Jtro ras*o especial del período es 0#e 1er#sal6n ser- e)altada por sobre el territorio 0#e la rodea 8Oac. =?%=AC. Como #n todo4 la tierra prometida ser- #na &e. m-s el (ardín del m#ndo4 el centro del reino de ios en la tierra y el l#*ar de bendiciones especiales. En m#chos respectos4 el reino milenial ser- #na edad de oro4 el clima) de la historia de la tierra y el c#mplimiento del prop$sito de ios de establecer a s# 'i(o como el s#premo *obernador del #ni&erso. Pre.(n)as =. En *eneral4 Kc#-l es el si*nificado del reino de iosM :. KEn 0#6 sentido es el reino de ios eterno y #ni&ersalM @. KEn 0#6 forma la entrada del pecado sir&i$ para introd#cir el concepto de reino teocr-ticoM ?. KEn 0#6 sentido la caída de "d-n dio como res#ltado el 0#e ios entre*ara a ciertos hombres el derecho de reinarM G. KEn 0#6 sentido f#e el reino de Israel #na demostraci$n especial del principio teocr-ticoM >. KEn 0#6 sentido es el reino de ios en el cora.$n diferente de s# reino teocr-ticoM 9. KL#6 distinciones han hecho al*#nos entre las e)presiones 7reino de los cielos7 y 7reino de ios7M ;. KL#6 distinciones importantes debieran hacerse entre la forma presente del reino y la forma f#t#ra del reino en el milenioM B. KL#6 se 0#iere decir por interpretaci$n premilenial de las Escrit#rasM =A. KL#6 se 0#iere decir por interpretaci$n amilenial de las Escrit#rasM ==. KL#6 se 0#iere decir por interpretaci$n postmilenial de las Escrit#rasM =:. KC#-l es el principio de interpretaci$n comprometido en estos di&ersos p#ntos de &istaM =@. KC#-l es la contrib#ci$n del Salmo : a la idea de #n reino literal sobre la tierraM =?. KL#6 se re&ela en Isaías == acerca del reino terrenalM =G. KPor 0#6 es irra.onable hacer 0#e la palabra 7tierra7 represente al cielo en estos pasa(esM

=>. KL#6 re&ela el "nti*#o Testamento acerca de Cristo como el s#premo *obernador sobre la tierra como 'i(o de a&idM =9. KL#6 pasa(e apoya el concepto de 0#e a&id ser- res#citado y *obernar- como príncipe ba(o el mandato de Cristo en el reino milenial4 y por 0#6 e)i*e esto #n reino f#t#ro sobre la tierraM =;. Comprobar por las Escrit#ras 0#e Cristo reinar- sobre toda la tierra4 sobrepasando en m#cho los límites del reino da&ídico del "nti*#o Testamento. =B. KL#6 e&idencia se p#ede presentar para demostrar 0#e el *obierno de Cristo ser- de poder y a#toridad absol#tosM :A. KL#6 e&idencia se enc#entra en las Escrit#ras de 0#e el reino sobre la tierra ser- de (#sticia y pa.M :=. KEn 0#6 forma preparan el camino para #n reinado (#sto los (#icios sobre Israel4 los *entiles y Satan-s 0#e se reali.an al principio del milenioM ::. KL#6 l#*ar especial se da a Israel en el reino milenial4 y c#-les ser-n las características de las bendiciones conferidasM :@. KL#6 bendiciones especiales ser-n dadas a los *entiles en el reino milenialM :?. KL#6 e&idencia hay de bendiciones espirit#ales poco #s#ales para todos en el reino milenialM :G. KL#6 ministerio del Espírit# se hallar- en el milenioM :>. KL#6 se ense/a acerca de #n templo milenial y #n sistema de sacrificios en el milenioM :9. En &ista del hecho de 0#e Cristo m#ri$ en la cr#.4 Kc$mo p#eden e)plicarse esos sacrificiosM :;. KL#6 a&ances sociales y econ$micos de importancia se &er-n en el milenioM :B. KEn 0#6 sentido cambiar- la prod#cti&idad de la tierra en el milenioM @A. KL#6 cambios topo*r-ficos de importancia oc#rrir-n en la tierra en el milenioM @=. 'acer #n res#men de las bendiciones e)traordinarias 0#e caracteri.ar-n el reino milenial. 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC El (#icio de Satan-s y los -n*eles caídos 2 Her P#ente3 A. EL &UICI! DE SATANKS EN LA CRU9 El conflicto entre ios y Satan-s comen.$ con la caída de Satan-s de s# estado ori*inal de santidad m#cho antes 0#e "d-n y E&a f#eran creados 8&6ase capít#lo ::C. " tra&6s de la historia del hombre4 cayeron sobre Satan-s &arios (#icios4 incl#yendo el (#icio del '#erto de Ed6n 0#e f#e infli*ido a la serpiente y el pron#nciamiento de G6nesis @%=G 0#e an#nciaba la caída definiti&a de Satan-s. "llí Satan-s f#e informado de 0#e la simiente de la m#(er 7te herir- en la cabe.a y t5 le herir-s el calca/al7. Esto se refería al conflicto entre Satan-s y ios 0#e tra(o como res#ltado la cr#cifi)i$n de Cristo. "#n0#e Cristo m#ri$ en la cr#.4 f#e le&antado de entre los m#ertos4 y a esto se refiere el 7t5 le herir-s el calca/al7. Por contraste4 Satan-s s#fri$ #na herida mortal 0#e le si*nificar- s# derrota total4 e)presada en la frase 7te herir- en la cabe.a7. Cristo4 en s# m#erte4 lo*r$ #na &ictoria d#radera sobre Satan-s. En 1#an =>%== se hace referencia a esta misma &erdad4 donde Cristo se/ala 0#e el Espírit# Santo4 c#ando &en*a4 con&encer- al m#ndo 7de (#icio4 por c#anto el príncipe de este m#ndo ha sido ya (#.*ado7. El (#icio de Satan-s f#e pron#nciado en la cr#.4 y Satan-s f#e declarado c#lpable de rebeli$n contra ios4 lo 0#e hi.o necesario el sacrificio de Cristo con el fin de sal&ar a los hombres caídos. Fn incidente anterior en la &ida de Cristo tambi6n an#nci$ la &ictoria de Cristo sobre Satan-s. C#ando re*resaron los setenta 0#e había en&iado a predicar4 ellos di(eron en L#cas =A%=9% 7Se/or4 a#n los demonios se nos s#(etan en t# nombre.7 Cristo les respondi$% 7,o &eía a Satan-s caer del cielo como #n rayo7 8=A%=;C. Este era #n an#ncio prof6tico de la derrota final de Satan-s. B. SATANKSD EXPULSAD! DEL CIEL! En el comien.o de la Gran Trib#laci$n4 c#arenta y dos meses antes de la se*#nda &enida de Cristo4 se*5n "pocalipsis =:%93B4 oc#rre #na *#erra en el cielo entre !i*#el4 el (efe de los santos -n*eles4 y Satan-s4 descrito como el dra*$n4 y s#s -n*eles 8llamados -n*eles caídosC. Satan-s y los -n*eles caídos son derrotados4 y 7f#e lan.ado f#era el *ran dra*$n4 la serpiente anti*#a4 0#e se llama diablo y Satan-s4 el c#al en*a/a al m#ndo entero< f#e arro(ado a la tierra y s#s -n*eles f#eron arro(ados con 6l7 8"p. =:%BC. Como se dice en "pocalipsis =:%=A4 Satan-s ha estado incesantemente oc#pado en ac#sar a los hermanos4 y 7los ac#saba delante de n#estro ios día y noche7. La obra ac#sadora de Satan-s se presenta por primera &e. en las Escrit#ras en el libro de 1ob4 y lle*a a s# fin con el an#ncio del (#icio definiti&o 0#e habr- en s# contra. " partir de este p#nto en el pro*rama

prof6tico4 apro)imadamente c#arenta y dos meses antes de la se*#nda &enida de Cristo 8cf. "p. =:%>C4 Satan-s y los -n*eles impíos 0#edan por fin e)cl#idos del cielo. La derrota de Satan-s4 0#e comen.$ c#ando f#e incapa. de tentar e)itosamente a Cristo4 hecha e&idente por la e)p#lsi$n de demonios reali.ada por Cristo y s#s se*#idores y ase*#rada por la m#erte de Cristo en la cr#.4 ahora se acerca r-pidamente a s# clíma). Satan-s4 ya (#.*ado y declarado c#lpable4 ahora est- a p#nto de &er e(ec#tado el (#icio en s# contra. C. SATANASD ATAD! 8 EC1AD! EN EL ABIS%! En la se*#nda &enida de Cristo se e(ec#ta el (#icio condenatorio no s$lo sobre #n m#ndo blasfemo y s#s *obernadores4 sino tambi6n sobre Satan-s y los -n*eles caídos. En "pocalipsis :A%=3@ 1#an escribe% 7Hi a #n -n*el 0#e descendía del cielo4 con la lla&e del abismo4 y #na *ran cadena en la mano. , prendi$ al dra*$n4 la serpiente anti*#a4 0#e es el diablo y Satan-s4 y lo at$ por mil a/os< y lo arro($ al abismo y lo encerr$4 y p#so s# sello sobre 6l4 para 0#e no en*a/ase m-s a las naciones4 hasta 0#e f#esen c#mplidos mil a/os< desp#6s de esto debe ser desatado por #n poco de tiempo.7 En esta *r-fica &isi$n se re*istra #n n#e&o a&ance en el (#icio de Satan-s. 1#an no solamente &e a Satan-s atado y arro(ado en el abismo siendo confinado allí4 sino 0#e se da tambi6n la ra.$n de esta acci$n. El prop$sito es 0#e Satan-s sea incapa. de en*a/ar a las naciones hasta 0#e se hayan c#mplido mil a/os y haya lle*ado a s# t6rmino el reino milenial. "#n0#e esta &erdad se le da a 1#an en #na &isi$n4 la interpretaci$n es clara. Satan-s es incapacitado para 0#e no en*a/e m-s al m#ndo como lo hi.o desde 0#e "d-n y E&a f#eron creados. La presentaci$n &í&ida de Satan-s atado d#rante mil a/os ]lo 0#e d#ra el reinado de Cristo ] es otra e&idencia importante de 0#e el reino milenial toda&ía es f#t#ro y 0#e no debe ser identificado con nin*5n reinado presente de ios. En las Escrit#ras es m#y ob&io 0#e Satan-s ahora no est- atado4 como se &io en el est#dio pre&io de Satan-s 8&6ase el capít#lo :@C. C#al0#ier c#mplimiento literal de "pocalipsis =B 3 :A e)i*e 0#e oc#rra primero la &enida de Cristo e inmediatamente desp#6s sea atado Satan-s. En "pocalipsis :A se menciona seis &eces el período de mil a/os4 se/alando los acontecimientos 0#e la preceden y los 0#e la s#ceden. El encadenamiento de Satan-s oc#rre4 m#y claramente4 antes del comien.o de los mil a/os. "#n0#e nada se dice en este pasa(e acerca de los -n*eles caídos4 se p#ede s#poner 0#e en este p#nto tambi6n son confinados4 así como tambi6n f#eron e)p#lsados del cielo (#nto con Satan-s c#arenta y dos meses antes. En nin*5n pasa(e milenial se habla de acti&idad sat-nica hasta el mismo fin4 c#ando Satan-s es desatado por #n poco de tiempo. D. EL &UICI! 'INAL DE SATANKS "pocalipsis :A%9 dice% 7C#ando mil a/os se c#mplan4 Satan-s ser- s#elto de s# prisi$n.7 El &ersíc#lo si*#iente declara 0#e 7saldr- a en*a/ar a las naciones 0#e est-n en los c#atro -n*#los de la tierra4 a Go* y a !a*o*4 a fin de con*re*arlos para la batalla< el n5mero de los c#ales es como la arena del mar7. Cond#cidos por Satan-s4 m#estran ahora s# &erdadero color #na m#ltit#d de personas 0#e habían profesado s$lo e)teriormente se*#ir a Cristo. Estos son hi(os nacidos en el milenio4 for.ados por las circ#nstancias a profesar fe en Cristo4 pero realmente (am-s habían tenido el n#e&o nacimiento. "hora4 en abierta rebeli$n4 7rodean el campamento de los santos y la ci#dad amada74 1er#sal6n. S# s#erte es #n (#icio inmediato y4 se*5n "pocalipsis :A%B4 7de ios descendi$ f#e*o del cielo4 y los cons#mi$7. Se*5n el &ersíc#lo =A4 inmediatamente desp#6s4 7el diablo 0#e los en*a/aba f#e lan.ado en el la*o de f#e*o y a.#fre4 donde estaban la bestia y el falso profeta< y ser-n atormentados día y noche por los si*los de los si*los7. Esta es la condenaci$n final de Satan-s4 por0#e s# destino es el f#e*o eterno preparado por ios para el diablo y s#s -n*eles 8!t. :G%?=C. Los -n*eles caídos tambi6n son (#.*ados4 por0#e si*#ieron la rebeli$n ori*inal de Satan-s contra ios 8Is. =?%=:3=9< E.. :;%=:3=BC. Se*5n : Pedro :%?4 7 ios no perdon$ a los -n*eles 0#e pecaron4 sino 0#e arro(-ndolos al infierno los entre*$ a prisiones de osc#ridad4 para ser reser&ados al (#icio7. El infierno a0#í se refiere al T-rtaro4 l#*ar de casti*o eterno4 y no al 'ades4 donde &an los m#ertos impíos antes de ser4 arro(ados en el la*o de f#e*o 8"p. :A%=@4 =?C. El (#icio de los -n*eles tambi6n se menciona en 1#das >4 donde se hace la si*#iente re&elaci$n% 7, a los -n*eles 0#e no *#ardaron s# di*nidad4 sino 0#e abandonaron s# propia morada4 los ha *#ardado ba(o osc#ridad4 en prisiones eternas4 para el (#icio del *ran día.7 C#ando esta afirmaci$n se pone al lado de otros pasa(es 0#e se refieren a la caída y el (#icio de Satan-s y los -n*eles impíos4 se &e claramente 0#e ]a#n0#e Satan-s y al*#nos de los -n*eles tienen #na cierta medida de libertad y debido a ello cond#ce a #na *#erra incesante contra los santos -n*eles y el p#eblo de ios sobre la tierra] hay -n*eles 0#e est-n encadenados y no tienen libertad. Sin embar*o4 todos est-n destinados para el (#icio del *ran día4 refiri6ndose al (#icio de Satan-s y todos los -n*eles caídos 0#e oc#rrir- al final del reino milenial.

"#n0#e en la pro&idencia de ios Satan-s y los -n*eles caídos han e(ercido *ran poder e infl#encia en el m#ndo y se han op#esto incesantemente a ios4 s# derrota final es cierta y el (#icio eterno la se*#ir-. Sin embar*o4 los cristianos afli*idos por Satan-s4 como 1ob en el "nti*#o Testamento4 p#eden descansar en el hecho de 0#e s# &ictoria final est- ase*#rada y 0#e los enemi*os de ios ser-n (#.*ados a s# debido tiempo. El hecho de 0#e la bestia y el falso profeta hayan sido echados en el la*o de f#e*o al iniciarse el milenio y a5n est6n allí c#ando 6ste termina4 dem#estra 0#e el casti*o es sin fin. Las Escrit#ras ense/an claramente 0#e hay s$lo dos res#ltados finales en los (#icios4 #no la eterna biena&ent#ran.a del cielo y el otro el tormento sin fin en el la*o de f#e*o. PREGUNTAS =. KL#6 predicci$n de la derrota final de Satan-s se dio en Ed6nM :. KL#6 indicaci$n hi.o Cristo acerca de la derrota final de Satan-s en L#cas =A%=; y 1#an =>%==M @. escribir la *#erra 0#e oc#rre en el cielo entre !i*#el y Satan-s4 y s# res#ltado. ?. KL#6 ha estado haciendo Satan-s en el cielo a tra&6s de la historia del hombreM G. escribir la caída de Satan-s al comien.o del milenio. >. KC#-n literalmente debemos tomar el encadenamiento de Satan-s4 y c$mo afecta al reino milenialM 9. KC#-l es el res#ltado de haber desatado a Satan-s al final del milenioM ;. escribir a los 0#e se #nen a Satan-s en contra de Cristo al final del milenio. B. KC#-l es el res#ltado de la rebeli$nM =A. escribir el (#icio final de Satan-s y el de los -n*eles caídos. ==. KC$mo p#eden estar se*#ros de la &ictoria final los cristianos en medio de los conflictos espirit#alesM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC El (#icio del *ran trono blanco 2 Her P#ente3 A. EL LLTI%! &UICI! DEL GRAN TR!N! BLANC! Como el clíma) final de la historia h#mana al final del reino milenial4 las Escrit#ras re*istran el *ran (#icio del *ran trono blanco 8"p. :A%==3=GC. En contraste con los (#icios pre&ios de los (#stos4 y los di&ersos (#icios de ios sobre israelitas y *entiles 0#e &i&en en el m#ndo4 6ste es el (#icio final< en el conte)to se p#ede &er 0#e se refiere solamente al (#icio de los impíos. B. LA DESTRUCCI!N DE L!S CIEL!S 8 LA TIERRA "ntes del (#icio del *ran trono blanco s6 declara en "pocalipsis :A%==% 7h#yeron el cielo y la tierra< y nin*5n l#*ar se encontr$ para ellos7. C#mplida la carrera de la historia h#mana4 se destr#ye la anti*#a creaci$n4 como se e)presa en "pocalipsis :=%=% 7el primer cielo y la primera tierra pasaron4 y el mar ya no e)istía m-s7. : Pedro @%=A3=: se refiere a este acontecimiento y describe la dram-tica destr#cci$n con estas palabras% 7Los cielos pasar-n con *ran estr#endo4 y los elementos ardiendo ser-n deshechos4 y la tierra y las obras 0#e hay en ella ser-n 0#emadas7 8y. =AC. En el &ersíc#lo si*#iente declara% 7todas estas cosas han de ser deshechas7 8&. ==C< y en el &ersíc#lo =: estos conceptos se combinan c#ando dice% 7los cielos4 encendi6ndose4 ser-n deshechos4 y los elementos4 siendo 0#emados4 se f#ndir-n7. ebido a la destr#cci$n de la tierra y el cielo act#ales4 parece 0#e el (#icio del *ran trono blanco se reali.a en el espacio. C. LA RESURRECCI!N DE L!S I%PI!S %UERT!S Se*5n "pocalipsis :A%=:4 1#an &io 7los m#ertos4 *randes y pe0#e/os4 de pie ante ios7. "pocalipsis :A%=@ a*re*a% 7, el mar entre*$ los m#ertos 0#e había en 6l< y la m#erte y el 'ades entre*aron los m#ertos 0#e había en ellos.7 Todos los impíos m#ertos a0#í han sido res#citados y est-n de pie delante de ios para ser (#.*ados. e 1#an G%:9 se desprende 0#e el (#e. ser- el Se/or 1es#cristo mismo4 por0#e se afirma 0#e el Padre 7le dio a#toridad de hacer (#icio4 por c#anto es el 'i(o del 'ombre7. D. SE ABRE EL LIBR! DE LAS !BRAS 1U%ANAS "pocalipsis :A%=: declara% 7dos libros f#eron abiertos4 y otro libro f#e abierto4 el c#al es el de la &ida< y f#eron (#.*ados los m#ertos por las cosas 0#e estaban escritas en los libros4 se*5n s#s obras7. El &ersíc#lo si*#iente repite este hecho condenador% 7se*5n s#s obras7. "0#í se e)presa el res#ltado del recha.o de la *racia en t6rminos absol#tos. No hay perd$n aparte de Cristo 8'ch. ?%=:C4 y los 0#e recha.an la *racia ine&itablemente deben ser (#.*ados por s#s pecados. esp#6s de cons#ltar s#s obras se e)amina el libro de la &ida en b#sca de s#s nombres. ,a sea4 como al*#nos creen4 0#e el libro de la &ida es sencillamente el re*istro de todos los 0#e tienen &ida eterna4 o como otros sostienen4 0#e es la lista de todos los 0#e han &i&ido y de ella se han eliminado los nombres de los incon&ersos4 el res#ltado ser- el mismo. Si s#s nombres

no aparecen en el libro de la &ida4 es 0#e no han recibido &ida eterna. Se declara 0#e est-n condenados4 y en "pocalipsis :A%=?3=G est- escrito% 7, la m#erte y el 'ades f#eron lan.ados al la*o de f#e*o. Esta es la m#erte se*#nda. , el 0#e no se hall$ inscrito en el libro de la &ida f#e lan.ado al la*o de f#e*o.7 "l*#nos de los condenados p#eden haber sido relati&amente b#enos en comparaci$n con otros 0#e eran comparati&amente malos4 pero la falta de &ida eterna .es el hecho condenatorio. Todos los 0#e no tienen &ida eterna son (#.*ados sobre la base de s#s obras y del recha.o de Cristo4 y son echados al la*o de f#e*o. La tra*edia es 0#e4 se*5n las Escrit#ras4 Cristo m#ri$ por ellos y por los 0#e son sal&os. Se*5n : Corintios G%=B4 7 ios estaba en Cristo4 reconciliando consi*o al m#ndo4 no tom-ndoles en c#enta a los hombres s#s pecados7. En = 1#an :%: se declara 0#e Cristo es la 7propiciaci$n por n#estros pecados< y no solamente por los n#estros4 sino tambi6n por los de todo el m#ndo7. Los 0#e han sido lan.ados al casti*o eterno p#dieran haber sido sal&os si se h#bieran &#elto a Cristo. S# estado de perdici$n no se debe a la falta de amor de ios ni a la falta de disponibilidad de la *racia de ios4 sino al hecho de 0#e no han 0#erido creer. Los 0#e n#nca han tenido #na oport#nidad de oír el e&an*elio se condenan por el recha.o del testimonio de ios en el m#ndo nat#ral 8+o. =%=;3:AC. Tambi6n recha.aron la l#. 0#e tenían y son (#stamente condenados por s# incred#lidad. El (#icio del *ran trono blanco es el triste final de todos los 0#e no tienen a Cristo como s# Sal&ador y Se/or. PREGUNTAS =. KL#6 diferencia importante se p#ede &er entre el (#icio del *ran trono blanco y los (#icios anterioresM :. K $nde se celebra el (#icio del *ran trono blanco4 y c$mo contrasta esto con los (#icios anterioresM @. escribir la destr#cci$n de la tierra act#al. ?. KL#6 re&ela la Escrit#ra acerca de la res#rrecci$n de los impíos m#ertosM G. KC#-l es la base del (#icio de los impíos m#ertosM >. KC#-l es la tra*edia del (#icio de los impíos m#ertosM 9. KEn 0#6 sentido constit#ye #n incenti&o para *anar almas la re&elaci$n del fin de los perdidosM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC El Cielo N(e0o 8 La Tierra N(e0a 2P#ente% Grandes Temas Bíblicos 3Lewis Sperry Chafer3 CLIE3 A. EL CIEL! NUEV! 8 LA TIERRA NUEVA esp#6s del (#icio del *ran trono blanco y de la destr#cci$n del primer cielo y la primera tierra4 1#an escribe en "pocalipsis :=%=% 7Hi #n cielo n#e&o y #na tierra n#e&a< por0#e el primer cielo y la primera tierra pasaron4 y el mar ya no e)istía m-s.7 El cielo n#e&o no se describe4 y todo lo 0#e se dice acerca de la n#e&a tierra es% 7el mar no e)istía ya m-s7 8"p. :=%=C. El e)tra/o silencio de las Escrit#ras sobre la apariencia de la tierra n#e&a y del cielo n#e&o no se e)plica en nin*#na parte. En cambio n#estra atenci$n es diri*ida hacia la ci#dad santa4 la n#e&a 1er#sal6n. B. LA DESCRIPCI!N GENERAL DE LA NUEVA &ERUSALEN 1#an escribi$ s# &isi$n en estas palabras% 7,o 1#an &i la santa ci#dad4 la n#e&a 1er#sal6n4 descender del cielo4 de ios4 disp#esta como #na esposa ata&iada para s# marido7 8"p. :=% :C. El problema inmediato 0#e enfrentan todos los int6rpretes es el si*nificado de lo 0#e 1#an &io. Si #no acepta la declaraci$n tal como la e)presa4 1#an &io #na ci#dad santa llamada n#e&a 1er#sal6n4 en contraste con la &ie(a 1er#sal6n terrenal 0#e había sido destr#ida c#ando la tierra f#e arrasada. Se dice 0#e la ci#dad desciende del 7cielo4 de ios7. Es si*nificati&o 0#e no se di*a 0#e la ci#dad f#e creada4 y aparentemente e)istía d#rante el período pre&io del reino milenial4 posiblemente como #na ci#dad sat6lite sobre la tierra< como tal4 p#diera haber sido el ho*ar milenial de los santos res#citados y arrebatados. Por la descripci$n de la tierra milenial se &e claramente 0#e no había sobre la tierra nin*#na ci#dad como la n#e&a 1er#sal6n d#rante el milenio. "l*#nos creen 0#e Cristo se refería a la n#e&a 1er#sal6n c#ando di(o en 1#an =?%:% 7&oy4 p#es4 a preparar l#*ar para &osotros7. "0#í en "pocalipsis se &e a la n#e&a 1er#sal6n descendiendo del cielo y ciertamente con el destino de posarse sobre la n#e&a tierra. 1#an4 adem-s4 describe la ci#dad como 7#na esposa ata&iada para s# marido7. Sin embar*o4 como lo m#estran re&elaciones posteriores4 la n#e&a 1er#sal6n incl#ye santos de todas las dispensaciones4 y es4 por lo tanto4 preferible considerar 6sta como #na frase descripti&a y no como #na referencia típica. La n#e&a 1er#sal6n es hermosa4 como la no&ia ata&iada para s# marido es hermosa. Consec#entemente4 a#n0#e la ci#dad es literal4 s# hermos#ra es la de #na no&ia.

"#n c#ando comparati&amente pocos pasa(es de la Biblia tratan el tema del n#e&o cielo y la n#e&a tierra4 no es en "pocalipsis donde esta &erdad aparece por primera &e.. En Isaías >G%=9 ios an#nci$% 7Por0#e he a0#í 0#e yo crear6 n#e&os cielos y n#e&a tierra< y de lo primero no habr- memoria4 ni m-s &endr- al pensamiento.7 Este &ersíc#lo oc#rre en el conte)to de la tierra milenial y al*#nos piensan 0#e se est- refiriendo a #na 1er#sal6n reno&ada 0#e habrd#rante el milenio. Sin embar*o4 sería preferible considerarla como #na referencia a la n#e&a 1er#sal6n 0#e estar- en la tierra n#e&a 0#e se &e en el trasfondo4 mientras la 1er#sal6n reno&ada en el milenio se &e en el primer plano4 como en Isaías >G%=;. Jtra referencia se enc#entra en Isaías >>%::4 donde afirma% 7Por0#e como los cielos n#e&os y la tierra n#e&a 0#e yo ha*o permanecer-n delante de mí4 dice 1eho&-4 así permanecer&#estra simiente y &#estro nombre.7 !ientras la 1er#sal6n terrenal ser- destr#ida al final del milenio4 la n#e&a 1er#sal6n permanecer- para siempre así como la simiente de Israel permanecer- para siempre. En : Pedro @%=@ se hace otra predicci$n de n#e&os cielos y n#e&a tierra4 caracteri.ados como l#*ares donde morar- la (#sticia. En consec#encia4 se p#ede concl#ir 0#e a tra&6s de las Escrit#ras se consideran el cielo n#e&o y la tierra n#e&a como la meta final de la historia y como el l#*ar final de reposo de los santos. 'abiendo introd#cido el n#e&o cielo y la tierra n#e&a y la n#e&a 1er#sal6n4 1#an procede a describir s#s características principales en "pocalipsis :=%@3;. "llí ios habitar- con los hombres y ser- s# ios. El llanto4 la m#erte y el dolor ser-n abolidos4 como 1#an afirma4 7por0#e las primeras cosas pasaron7 8y. ?C. Esto es confirmado en el &ersíc#lo G por la afirmaci$n% 7'e a0#í yo ha*o n#e&as todas las cosas.7 En la n#e&a 1er#sal6n4 Cristo4 como el "lfa y la Jme*a4 promete% 7"l 0#e t#&iere sed4 yo le dar6 *rat#itamente de la f#ente del a*#a de la &ida. El 0#e &enciere heredar- todas las cosas4 y yo ser6 s# ios4 y 6l ser- mi hi(o7 8&&. >39C. Por contraste4 los incon&ersos descritos por s#s obras y por la falta de fe 7tendr-n s# parte en el la*o 0#e arde con f#e*o y a.#fre4 0#e es la m#erte se*#nda7 8y. ;C. En contraste con la primera m#erte4 0#e es física y espirit#al4 la m#erte se*#nda es separaci$n eterna de ios. C. VISI!N DE LA NUEVA &ERUSALEN 1#an es in&itado a mirar a 7la desposada4 la esposa del Cordero7 y lo lle&an 7en el Espírit# a #n monte *rande y alto7 8"p. :=%B3=AC. "0#í 1#an &e la n#e&a 1er#sal6n descendiendo del cielo4 de ios. En la descripci$n 0#e si*#e en "pocalipsis := se declara 0#e la n#e&a 1er#sal6n tiene 7la *loria de ios7< la ci#dad es brillante con #n 7f#l*or seme(ante al de #na piedra preciosísima como piedra de (aspe4 di-fana como el cristal7 8y. ==C. "#n0#e el (aspe s#ele ser el nombre de piedras de di&ersos colores4 y son opacos4 la piedra con la 0#e se compara es preciosa y clara como el cristal. ebe de haber dado #na impresi$n de increíble belle.a y brillante.. Los &ersíc#los 0#e si*#en describen la ci#dad misma como 0#e est- rodeada por #n m#ro de #nos 9A metros de alto4 con doce p#ertas en el m#ro *#ardadas por doce -n*eles. En las p#ertas est-n los nombres de las doce trib#s de Israel. La ci#dad es de forma c#adrada y mira hacia el norte4 el s#r4 el este y el oeste4 indicando aparentemente 0#e en la n#e&a tierra hay p#ntos cardinales como en la tierra act#al. El m#ro est- sobre doce cimientos 0#e4 se*5n el &ersíc#lo =?4 lle&an los nombres de los doce ap$stoles. La ci#dad es medida y se &e 0#e tiene =:.AAA estadios4 o apro)imadamente :.?AA Sil$metros por lado4 con #na alt#ra i*#al. Esto ha hecho s#r*ir la pre*#nta acerca de la forma de la ci#dad4 si es #n c#bo o #na pir-mide. Probablemente sea me(or considerarla #na pir-mide4 p#esto 0#e esto e)plica c$mo podría el río fl#ir por s#s costados4 se*5n se presenta en "pocalipsis ::%=4 :. En *eneral4 todos los materiales de la ci#dad son di-fanos y permiten el paso de la l#. sin impedimentos. "#n el oro es como el &idrio limpio 8:=%=;C. Los cimientos del m#ro lle&an los nombres de los doce ap$stoles4 y representan la i*lesia4 y est-n adornados con doce piedras preciosas 0#e dan todos los colores del arco iris4 y a la l#. brillante de la ci#dad pro&een #na &isi$n hermosamente sobreco*edora 8&&.=B4 :AC. Las p#ertas de la ci#dad son de #na sola perla *rande4 y la calle de la ci#dad es de oro p#ro y cristalino 8y. :=C. La ci#dad no tiene templo por0#e ios est- en ella 8y. ::C4 y no tiene necesidad de la l#. del sol4 de la l#na o de las estrellas4 por0#e la *loria de ios y del Cordero pro&een la l#. 8& :@C. Los sal&ados entre los *entiles 8las nacionesC caminan en la l#. de la ci#dad y entran libremente por s#s p#ertas4 0#e no se cierran por0#e allí no hay noche 8y. :GC. Se*5n esta descripci$n los habitantes de la ci#dad son santos de todas las dispensaciones. No solamente Israel y los *entiles se mencionan4 sino tambi6n los doce ap$stoles 0#e representan la i*lesia. Esto est- en conformidad con la descripci$n de 'ebreos =:%::3:?4 0#e en#mera a los habitantes de la n#e&a 1er#sal6n como 0#e incl#ye a 7la compa/ía de m#chos millares de -n*eles4 la con*re*aci$n de los primo*6nitos 0#e est-n inscritos en los cielos4 ios

el (#e. de todos4 a los espírit#s de los (#stos hechos perfectos4 a 1es5s el mediador del n#e&o pacto7. e esto se p#ede ded#cir 0#e la i*lesia estar- en la n#e&a 1er#sal6n4 al i*#al 0#e los 7espírit#s de los (#stos hechos perfectos7 ]refiri6ndose a todos los santos no incl#idos en la i*lesia4 (#díos y *entiles]4 y los -n*eles4 y a 1es5s como el mediador del n#e&o pacto. Contin#ando la descripci$n de la n#e&a 1er#sal6n4 1#an habla de #n 7río limpio de a*#a de &ida4 resplandeciente como cristal4 0#e salía del trono de ios y del Cordero7 8"p. ::%=C. El -rbol de la &ida4 0#e da doce tipos de fr#tos4 est- en medio de la calle de la ci#dad y cada lado del río pro&eyendo sanidad para las naciones 8"p. ::%:C. Se pre*#nta por 0#6 es necesaria la sanidad de las naciones si 6sta es #na descripci$n del estado eterno. La dific#ltad se res#el&e si se acepta la trad#cci$n 7para la sal#d de las naciones7. P#ede ser 0#e el fr#to del -rbol de la &ida y el a*#a de la &ida sean la e)plicaci$n de la e)istencia sin fin 0#e los c#erpos de los santos tendr-n en la eternidad. Contin#ando la descripci$n de la ci#dad4 1#an dice% 7, no habr- m-s maldici$n< y el trono de ios y del Cordero estar- en ella4 y s#s sier&os le ser&ir-n7 8y. @C. El estado bendito de ellos consistir- en 0#e podr-n &er a ios cara a cara y lle&ar-n s# nombre en s#s frentes 8y. ?C. 1#an repite el hecho de 0#e la n#e&a ci#dad ser- resplandeciente y no necesitar- l#. artificial4 y concl#ye con la palabra de ios% 7 Y'e a0#í4 &en*o prontoZ Biena&ent#rado el 0#e *#arda las palabras de la profecía de este libro7 8y. 9C. Considerado el hecho de 0#e los n#e&os cielos y la n#e&a tierra ser-n la morada eterna de los santos4 es notable 0#e haya pocas descripciones de ellos en la Escrit#ra. Es cierto 0#e la Biblia tiene el prop$sito principal de darnos l#. para n#estro act#al sendero diario. "l mismo tiempo se nos da #n &ista.o s#ficiente de la *loria &enidera4 a fin de animarnos a a&an.ar en n#estra &ida de fe. Sin l#*ar a d#das4 hay m#cho m-s 0#e se nos p#ede re&elar 0#e el bre&e &ista.o 0#e se nos ha concedido en estos capít#los finales del libro de "pocalipsis. "#n0#e ios ha re&elado a s# p#eblo #na cierta medida de lo 0#e 7o(o no &io4 ni oído oy$4 ni han s#bido en cora.$n de hombre7 8= Co. :%BC4 ind#dablemente hay m#cho m-s 0#e ios re&elar- al hombre en la eternidad. No se ha dicho a5n la mitad4 y n#estro *ran ios se complacer- hasta la eternidad sin fin en manifestar s# amor y *racia a 0#ienes han recibido a Cristo como Sal&ador y Se/or. La Biblia4 0#e es lo 5nico 0#e re&ela las mara&illas del cielo4 es i*#almente e)plícita en s#s declaraciones acerca de las condiciones se*5n las c#ales los pecadores de esta ra.a caída p#eden entrar allí. Sin embar*o4 hay m#ltit#des 0#e acarician la idea de poder entrar en el cielo y 0#e al mismo tiempo no prestan atenci$n a los conse(os de ios en 0#e e)pone el 5nico camino dado a los hombres en 0#e p#edan ser sal&os. No toda persona entrar- en el cielo< a0#ella *loria y biena&ent#ran.a es para los redimidos. La redenci$n depende en forma absol#ta de la aceptaci$n del +edentor. Esa aceptaci$n es #na transacci$n de lo m-s sencilla y4 sin embar*o4 tan &ital y concl#si&a 0#e el alma 0#e confía recibir- la se*#ridad por sobre todas las cosas de 0#e est- dependiendo solamente de Cristo para s# sal&aci$n. PREGUNTAS =. KL#6 se ha re&elado acerca del n#e&o cielo y la n#e&a tierraM :. KPor 0#6 se describe a la n#e&a 1er#sal6n como a #na esposa ata&iada para s# maridoM @. KC#-l es la importancia del hecho de 0#e la n#e&a 1er#sal6n no haya sido creada en ese tiempoM ?. KL#6 l#. arro(a esto sobre la posibilidad de 0#e la n#e&a 1er#sal6n p#eda ser la morada4 d#rante el milenio4 de los santos res#citados y arrebatadosM G. KL#6 re&elan Isaías >G%=9 y >>%:: acerca de los n#e&os cielos y la n#e&a tierraM >. KC$mo caracteri.a al n#e&o cielo y la n#e&a tierra : Pedro @%=@M 9. Se*5n "pocalipsis :=%@3;4 Kc#-les son al*#nas características principales del n#e&o cielo y la n#e&a tierra en lo espirit#alM ;. KC#-l es la descripci$n *eneral de la n#e&a 1er#sal6n4 se*5n 1#an la &e en "pocalipsis :=%==M B. escribir la forma4 m#ros y p#ertas de la n#e&a 1er#sal6n. =A. KL#6 e&idencia hay de 0#e Israel y los -n*eles estar-n en la n#e&a 1er#sal6nM ==. KC#-les son las dimensiones4 lar*o4 ancho y alto4 de la ci#dadM =:. KL#6 e)plicaci$n es posible en c#anto a la forma de la ci#dadM =@. KL#6 caracteri.a a todos los materiales de la ci#dad4 y c$mo se relaciona esto con s# f#l*orM =?. escribir la belle.a sobreco*edora de las piedras preciosas del f#ndamento de la ci#dad. =G. KC#-l es el si*nificado del hecho de 0#e los nombres de los doce ap$stoles est6n en los cimientos de la ci#dadM =>. KPor 0#6 la ci#dad no tiene templo y no necesita l#. del sol4 de la l#na ni de las estrellasM =9. KEst-n tambi6n en la ci#dad los *entiles sal&adosM

=;. KL#6 e&idencia p#ede presentarse para demostrar 0#e todos los santos de todas las edades estar-n en la n#e&a 1er#sal6nM =B. KL#6 contrib#ci$n hace 'ebreos =:%::3:? para la identificaci$n de los habitantes de la n#e&a 1er#sal6nM :A. KC#-l es la forma en 0#e posiblemente se relaciona a la e)istencia sin fin de los c#erpos de los santos en la n#e&a 1er#sal6n el a*#a de la &ida y el -rbol de la &idaM :=. KL#6 har-n los santos en la n#e&a 1er#sal6nM ::. KC$mo e)plica #sted el hecho de 0#e f#era de estos capít#los finales del libro de "pocalipsis haya poca re&elaci$n del estado eterno en la BibliaM :@. " la l#. de las Escrit#ras4 Kpor 0#6 es tan importante estar se*#ro de 0#e #no ha sido sal&ado por la fe en CristoM 2 P#ente% Grandes Temas Bíblicos Libros CLIE 3Gal&ani4 ==@ 3A;::? Terrassa 8BarcelonaC http%ddwww.adorador.comdhombresdelabibliadabraham.htm 9d=:d:AA> =G%?G%=;