Diagnosis, alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías

Diagnosis, alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y areniscas
J.V. Navarro Gascón Laboratorio de análisis de materiales Instituto del Patrimonio Cultural de España

1

Introducción

El estudio de los materiales pétreos de un monumento debe abordarse bajo tres puntos de vista necesariamente complementarios:  Caracterización petrográfica y petrofísica de la roca y su sistema poroso. Puede tener interés localizar la situación de las canteras de procedencia original. Estudio del estado de conservación: análisis e identificación de los distintos indicadores de deterioro y elaboración de mapas temáticos de daños. Identificación de los procesos de deterioro estableciendo relaciones entre materiales, ubicación y patología desarrollada. Viabilidad y efectos sobre la piedra de labores de restauración: limpiezas, protecciones, tratamientos de consolidación, etc.

(figura 1). La sección a estudiar debe poseer un espesor del orden de 30 µm. Para ello se pule el espécimen hasta obtener una superficie plana, pegándose sobre un soporte de vidrio mediante una resina de índice de refracción conocido. Una vez montada la muestra se somete a diversas fases de rebajado y pulido hasta obtener el espesor deseado, cubriéndose posteriormente con un cubreobjetos de vidrio (la protección final no debe realizarse si se desea utilizar la lámina para estudio mediante microscopía electrónica de barrido). La muestra puede requerir una consolidación previa a la preparación de la lámina delgada. El tamaño de la muestra a utilizar para preparar una lámina delgada debe ser acorde con la homogeneidad y tamaño de grano de la roca a estudiar, de forma que el volumen de muestra utilizado sea representativo. Las dimensiones habituales (2x3 cm) pueden ser excesivas para la normal disponibilidad de piedra en un monumento por lo que, obviamente, pueden emplearse fragmentos menores e incluso partículas incluidas en resina para su pulido y manipulación De forma habitual se suele recurrir a tinciones selectivas que afectan a determinados cristales. Así, la tinción mediante rojo de alizarina y ferricianuro potásico nos permite diferenciar calcita de dolomita en calizas, dolomías y areniscas con cemento carbonatado. En el examen de una lámina delgada se opera combinando la observación mediante luz normal y luz polarizada, al tiempo que se rota la muestra para observar la interacción de la luz con la estructura cristalina de los minerales, realizándose las siguientes determinaciones:  Propiedades ópticas: Color, relieve, índice de refracción relativo, pleocroísmo, ángulos de extinción, maclado, birrefringencia, figuras de interferencia, signos ópticos, etc.

Las técnicas que se describen a continuación pueden considerarse rutinarias y cubren la mayor parte de las necesidades analíticas de la piedra monumental y materiales asociados. En ningún caso deben ser consideradas como técnicas excluyentes, debiendo remarcarse su complementariedad.

2

Técnicas de estudio

2.1 Microscopía petrográfica
El instrumento básico para el estudio e identificación de las rocas es el microscopio de luz polarizada y transmitida (microscopio petrográfico). Frente a los microscopios ópticos convencionales, este microscopio incorpora una serie de elementos destinados al estudio de las propiedades ópticas de los minerales integrantes de las rocas: platina giratoria y centrable, polarizadores, conoscopio, hendiduras para láminas compensadoras y lente de Bertrand. Las muestras pétreas requieren una preparación especial para hacerlas transparentes a la luz y posibilitar su examen mediante microscopía óptica

Texturas: Formas y hábitos cristalinos, dimensiones, relaciones mutuas entre granos o cristales, distribución de cemento y matriz, etc. Determinaciones mineralógicas, a partir del estudio de las propiedades ópticas. Caracterización de la roca a partir de la mineralogía y del examen textural. Microfisuración y alteraciones. Estudio del sistema poroso (macroporoso).

es constructiva (igual a un nº entero de longitudes de onda) teniendo lugar el fenómeno de la difracción. El proceso no es aleatorio y los resultados están condicionados por los siguientes parámetros: La estructura cristalina del material irradiado. La longitud de onda de los rayos X utilizados. El ángulo de incidencia de la radiación sobre la estructura cristalina

   

Este fenómeno se rige por la Ley de Bragg: La condición para que un haz de rayos X sea difractado por una familia de planos reticulares de un cristal es: n λ = 2 d sen θ donde: n = 1, 2, 3, ... λ = Longitud de onda de la radiación característica empleada d = Espaciado reticular θ = Angulo del haz incidente sobre la muestra Las posibilidades para que las distintas familias de planos reticulares de un cristal difracten la radiación se favorecen variando independientemente los parámetros λ y θ. La variabilidad de λ se obtiene utilizando radiación policromática; la de θ se obtiene sometiendo el cristal a un movimiento giratorio o pulverizándolo. Las técnicas de monocristal son valiosas para la resolución de estructuras cristalinas; las de polvo cristalino son las de mayor utilidad por la variedad de información que suministran. Los difractómetros más utilizados se basan en el método del polvo policristalino, donde la muestra es molturada finamente permitiendo que los diminutos cristalitos presenten todas las orientaciones posibles teniendo lugar las reflexiones que cumplen la ley de Bragg. La radiación parte del tubo de rayos X, siendo monocromada (habitualmente se emplea KαCu: 1,542 Å) y colimada antes de incidir sobre la muestra, donde es difractada por la muestra y registrada por un detector (figura 2). La muestra gira con una velocidad angular constante de forma que el ángulo de incidencia del haz primario cambia mientras que el detector gira con una velocidad angular doble alrededor de la muestra. El ángulo de difracción (2θ) es entonces igual al doble del ángulo incidente (θ). Cada vez que la condición de la ley de Bragg es cumplida se registra una señal en el detector. Como sistema de detección se utiliza una cámara de ionización a la que se acopla un sistema de registro y, en los modernos equipos

Figura 1. Detalle del cemento calcítico en la sección petrográfica de una caliza ooesparitica 2.2 Difracción de rayos X

La difracción de rayos X (DRX) constituye una de las técnicas instrumentales de análisis más versátiles por cuanto permite obtener información cualitativa, cuantitativa y estructural (cristalográfica) de las fases cristalinas presentes en la muestra analizada. Es una técnica apta en nuestro campo para la identificación de los minerales presentes en una roca, análisis de morteros, pátinas, costras y eflorescencias, entre otros. No es aplicable en materiales amorfos (ceras, barnices, resinas, etc). Fundamentos de la técnica Los rayos X, por tener una longitud de onda del mismo orden de magnitud que los espaciados de las redes cristalinas, experimentan fenómenos de difracción al incidir sobre un cristal. Cuando se hace incidir un haz de R-X sobre un cristal, la estructura de este hace que los rayos se reflejen en cada uno de los planos de la red cristalina, produciéndose un fenómeno de difusión. Los rayos difundidos dan lugar a fenómenos de interferencia de ondas que en su mayor parte son destructivas, excepto en determinadas direcciones en las que esta interferencia

analizando mediante DRX el precipitado obtenido. c) portamuestras. portlandita. un microprocesador que interpreta los datos. alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías automáticos. en la práctica puede ser muy difícil identificar minerales que aparezcan a nivel de trazas en una roca al quedar sus reflexiones –de muy baja intensidad– reducidas en número o mezcladas con el ruido de fondo de los difractogramas. no existen problemas de identificación entre las distintas fases que aparecen en el proceso de carbonatación de una cal (cal. vaterita. especialmente. coexisten fases amorfas y cristalinas (materiales cerámicos. aragonito) o la distinción entre fases con distinto estado de hidratación (yeso. . en dicho residuo puede explicar algunas formas de deterioro. En suma. En A) sólo se identifica calcita (Cc) mientras que en el residuo se identifican paligorskita (P). cementos. Cada especie cristalina contiene un conjunto de planos reticulares característico que permite su identificación y distinción de otras fases similares. anhidrita). b) monocromador.  Figura 2. el porcentaje en que aparecen. calcita) –indicadoras del estado de maduración de un mortero– o la coexistencia de fases polimorfas del carbonato cálcico (calcita. Ataque ácido de rocas carbonatadas para analizar el residuo insoluble obtenido (figuras 3 y 4). etc. minerales. etc). de naturaleza esmectítica. no obstante. de las sales solubles ocluidas en el sistema poroso de la piedra. Detalle de los difractogramas de la muestra total (A) y residuo insoluble (B) en una caliza.Diagnosis. mediante disolución y recristalización. En algunos casos puede recurrirse a la concentración de determinados componentes minoritarios presentes en la muestra:  Extracción. basanita. orgánicos. el empleo de un portamuestras de monocristal de silicio sobre el que se depositan partículas del material a analizar reduce estas cantidades significativamente (< 1 mg). Cuarzo (Q) y feldespato potásico (Fk) La cantidad de muestra necesaria para la realización de un difractograma de polvo en condiciones standard es del orden de 0. a) tubo de rayos X.5 gramos. A título de ejemplo. complicándose a medida que aumenta el número de sustancias presentes y. Su interpretación es muy sencilla en el caso de sustancias puras o de mezclas simples. Sin embargo. por ejemplo). Detalle del goniómetro de un difractómetro de polvo policristalino. Los problemas generados por el ruido se complican aún más cuando 5 Cc P Q P P Cc Fk -B-A10 20 30 2 theta Figura 3. un difractograma no es sino un listado de los espaciados de los distintos planos reticulares existentes en la muestra estudiada. La interpretación de los registros se realiza mediante interacción con una base de datos donde los distintos patrones se encuentra agrupados en diferentes subbases (inorgánicos. y dentro de los casos de estudio cotidiano. d) sistema de rendijas y detector. La presencia de pequeñas proporciones de arcillas expansivas.

+ E. variantes de la del polvo.Scale imágenes y otras para obtener información complementaria: electrones secundarios. dotado con los detectores apropiados. de yeso y oxalato cálcico sobre caliza. (figura 5).. Para su examen las muestras son incluidas en probetas de resina.O. se hace incidir sobre una muestra Calcita gruesa. ordered . En muchos casos puede ser necesaria que la inclusión en resina se realice bajo condiciones de vacío. costras. syn .SiO2 Albite. utilizados para la obtención de imágenes topográficas (imágenes SE). + 550 ºC Caolinita 500 A. De los distintos tipos de microscopios electrónicos existentes el de mayor interés para el estudio de materiales pétreos es el microscopio electrónico de barrido (SEM). Presencia de inclusiones. Espesor y superposiciones. empleándose algunas de ellas para la obtención de 2-Theta . un haz de electrones. Agregados orientados solvatados con etilén-glicol.La correcta determinación de los minerales de la arcilla exige técnicas especiales de preparación de muestras. revestimientos. opaca a los electrones. pulidas. electrones Auger. basadas en la obtención de suspensiones de arcilla en agua que se dejan evaporar sobre un portamuestras para obtener agregados orientados en los que se potencian las reflexiones basales de los minerales laminares (figura 4):    Agregados orientados.RAW Calcite. .RAW File: Medico-2a-AO. Esmectita 1000 Illita/Moscovita Figura 5.O. etc. rayos X.O. con estructura multicapa. en función del estado de disgregación del material a analizar. Lin (Counts) En el SEM.. forma y extensión de las capas. Secuencia de difractogramas de agregados retrodispersados.. Electrones retrodispersados. o Agregados orientados calentados a 550 C.  . En su configuración más habitual los SEM utilizados en estudio de materiales suelen estar dotados con los siguientes detectores:  Electrones secundarios. consecuencia de la interacción de los electrones con la muestra tienen lugar una serie de emisiones. utilizados para la obtención de imágenes de contraste composicional (imágenes BSE). orientados utilizados para la identificación de los catodoluminiscencia. Sección transversal de una pátina.RAW File: Medico-2a-Q.NaAlSi3O8 2. El estudio mediante microscopía de luz reflejada permite realizar las siguientes determinaciones texturales:     Naturaleza. Cl-Esm 200 V a 30 kV. Como A. bajo condiciones de alto vacío y sometido a un voltaje de aceleración de Interestr. posteriormente.G.CaCO3 Quartz. Esmectita 0 2 10 20 30 File: Medico-2a.3 Microscopía óptica de luz reflejada Utilizaremos esta técnica para el estudio de capas y superposiciones sobre la superficie de la piedra: pátinas. policromía. El estudio y utilización de cada minerales de la arcilla en el residuo insoluble de una una de estas señales requiere que el microscopio esté caliza. Interacción con el sustrato.4 Microscopía electrónica de barrido A. electrones Figura 4. 2. acoplado habitualmente con un sistema de microanálisis mediante espectrometría de dispersión de energías de rayos X (EDX). color.RAW File: Medico-2a-EG. que son cortadas transversalmente a la estructura de capas presente y. focalizándose sobre su Cuarzo superficie y barriéndola según líneas paralelas. syn .

en el estudio de superficies de corte fresco. fracturas. en este caso. de los que se extrae una considerable cantidad de información muy detallada. porsu versatilidad y rapidez. recurriéndose a su fijación sobre el portamuestras mediante un adhesivo conductor que facilitará un buen contacto eléctrico a tierra y evitará perturbaciones en la formación de la imagen (movimientos de las muestras sobre el portamuestras. . láminas delgadas). análisis textural. En las muestras no conductoras es preciso proceder a la “metalización” de la superficie objeto de estudio recubriéndola con una fina película conductora de 10 a 25 nanómetros de espesor. sobre las que estudiaremos superficies de corte fresco (superficies de fractura). En ambos casos se trata de operaciones sencillas y rápidas.Diagnosis. Las muestras a examinar pueden. Deben tenerse en cuenta. Este tipo de recubrimiento conductor es el que se utiliza cuando operamos sobre superficies planas sobre las que trabajaremos aprovechando las imágenes obtenidas con la señal de electrones retrodispersados. básicamente.   En el primero de los casos la preparación de las muestras es mínima. sin necesidad de aplicar ningún sombreado conductor. en consecuencia. esencialmente. la elección de uno u otro sistema de metalizado depende. subdividirse en dos grandes grupos:  Muestras “rugosas”. son los espectrómetros de dispersión de energías. buscando la adecuada relación entre dicho tamaño y el material objeto de estudio.. Muestras con superficies pulidas (probetas pulidas.000) y una gran profundidad de campo (dependiente del grado de magnificación) (figura 6). esencialmente. ya que la metalización con este elemento facilita la obtención de imágenes topográficas de alta calidad y gran resolución. El tamaño de la muestra seleccionada debe. las incidencias que la película de oro puede generar sobre los resultados de microanálisis ya que las líneas espectrales de este elemento se incorporarán a los espectros obtenidos pudiendo producirse solapes de las líneas de algunos elementos presentes en las muestras con las del oro. ser acorde con esta concepción. estados de superficie. Las técnicas de metalización empleadas habitualmente en el SEM son el “sputtering” con oro o la evaporación con carbono. pérdida de partículas. Los adhesivos más utilizados son pinturas de carbono o plata coloidal. caracterizándose por su alta resolución. productos de alteración. El recubrimiento mediante evaporación con carbono es el más indicado cuando en el trabajo a realizar prima el microanálisis ya que su bajo número atómico lo hace prácticamente transparente a los rayos X emitidos por la muestra. etc.). Las imágenes SE son las utilizadas habitualmente en la obtención de imágenes de muestras con relieve o rugosas. aunque no son las que aportan más variedad de información. además. Preparación de muestras Aunque las cámaras de los SEM más modernos están preparadas para poder recibir muestras de tamaño grande. son las más ampliamente divulgadas. fenómeno que dificulta notablemente la obtención de imágenes. No presenta. de la información que se pretenda obtener en el estudio:  La metalización con oro (u otros metales nobles o sus aleaciones) es la más empleada cuando prima el estudio textural de la muestra y se va a trabajar. alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías  Espectrómetro de rayos X: Los más utilizados´. solapes con otras líneas espectrales. estudios de porosidad. Como contrapartida la calidad de las imágenes obtenidas es sensiblemente inferior a las que proporciona el metalizado con oro. obtención de perfiles y mapas de distribución de elementos.. etc. Analizan la radiación X emitida por la muestra. permitiendo conocer la composición elemental. seguimiento de tratamientos. no debe olvidarse que este tipo de instrumentos está concebido para el estudio de volúmenes pequeños de muestra.en adelante). Muchos de los problemas de preparación de muestras aparecen solucionados en los microscopios denominados ‘ambientales’ (ESEM) donde se puede operar bajo condiciones de presión variable en la cámara del microscopio. con imágenes obtenidas con electrones secundarios. gran magnificación (x30x300. Esta operación tiene como objeto primordial evitar la acumulación de cargas eléctricas durante el proceso de irradiación con el haz de electrones. superficies alteradas. El umbral de detección de elementos varía en función de los espectrómetros utilizados (desde Z=5 -boro. Imágenes de electrones secundarios (SE) Las imágenes de electrones secundarios..

donde se identifican los elementos correspondientes al yeso (S. de una roca alterada.. Mg.. Imágenes de electrones retrodispersados (BSE) En las imágenes obtenidas con este tipo de electrones aparecerán con distinta intensidad (distintos tonos de grises) las diferentes fases presentes.. Fe). El Au detectado corresponde al metalizado conductor aplicado. superficies pulidas o cortes estratigráficos (pátinas.) (figuras 8 y 11). Microanálisis de una costra negra. cristalografía. Son especialmente útiles cuando se trabaja con muestras planas. . El microanálisis Figura 8. Imagen d de cristales de yeso extraídos. 1 El volumen efectivo de emisión de rayos X suele 3 oscilar entre 1-3 μm . Ca. La profundidad de generación de los rayos X está relacionada con la profundidad de penetración del haz de electrones en la muestra. costras. K. La determinación de la profundidad de penetración es importante para estimar el volumen de muestra del que procede la información que se analiza ya que en el análisis de partículas muy pequeñas o capas muy delgadas se puede producir excitación de los rayos X de 1 las zonas adyacentes o subyacentes . Figura 7. análisis secuenciales siguiendo un programa de puntos preestablecidos o análisis en áreas para caracterizar globalmente determinadas zonas de la muestra. Esta penetración depende de la energía del haz y del número atómico de los elementos de la muestra (Z). de su relieve (contraste topográfico). O. conteniendo información acerca del nº atómico de las distintas fases que componen la muestra (contraste composicional). S. Figura 6. Imagen BSE y mapa de distribución de elementos (Si. análisis en línea. mediante lixiviado y recristalizado. Mg y K) en una arenisca con un proceso incipiente de yesificación. O. decreciendo al aumentar Z y aumentando al aumentar la energía del haz. Al. Su detección es la base del microanálisis (figura 7)..puede realizarse de diferentes formas: análisis puntuales. Ca) y al material terrígeno retenido en la misma (Si.. El análisis de esta emisión constituye un método seguro y fiable de caracterizar los elementos presentes en una muestra ya que se conoce la región de la que proceden. Al. Microanálisis de rayos X e imágenes X Los rayos X son ondas electromagnéticas cuyos valores de energía y de longitudes de onda son característicos de los átomos que los han producido. .

minerales opacos. modificaciones texturales. . Se suele recurrir en estos casos a la obtención de un lixiviado que se analiza mediante cromatografía. análisis de minerales traza. mediante métodos conductivimétricos o se recristaliza y analiza nuevamente mediante DRX. Dentro de la configuración de un sistema poroso es importante conocer no sólo el volumen de poros sino su distribución porométrica y el grado de interconexión entre los mismos. En las imágenes X se obtienen mapas de distribución de los elementos que componen la muestra (figura 8). en cualquiera de los casos. características que condicionan en buena medida su . e imágenes X. textural y composicional. constituida por cloruro sódico y potásico. realizada habitualmente mediante difracción de rayos X.. muy evolucionada. se aprovecha para ello el propio barrido de la sonda de electrones. En este contexto. puede ser problemática por su baja concentración. habitualmente. ejemplo). el estudio petrográfico convencional realizado sobre lámina delgada (aporta una información bidimensional) puede completarse mediante SEM para caracterizar rocas de grano muy fino.Diagnosis. alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías La información que se obtiene puede ser utilizada en varias formas: análisis cualitativo. perfiles de distribución de elementos. caracterización de partículas neoformadas. examen de contactos intergranulares o intercristalinos o para obtener información de detalle de los procesos de deterioro (alteraciones incipientes. Imagen SE de una costra salina. Figura 9. Se pierde. Las sales solubles. muestras pulidas. análisis cuantitativo. formas y hábitos cristalinos) y relaciones con el sistema poroso de la roca. una caracterización básica. aunque sin las limitaciones en la magnificación de las imágenes inherentes a la microscopía óptica. Detalle de envueltas filosilicatadas en los cristales de dolomita en una dolomía. responsables en muchos casos de los procesos de deterioro de las rocas. difracción de rayos X y estudios porosimétricos. por La porosidad constituye un componente petrográfico esencial de las calizas y areniscas. pueden presentarse en forma de criptoeflorescencias no aflorantes que ocluyen el sistema poroso de las rocas. fábrica de partículas de arcilla (figura 9). estudios fractográficos. seleccionando la señal de rayos X correspondiente a la línea espectral principal del elemento o conjunto de elementos que queremos delimitar. jugando un papel fundamental en la mayor parte de los procesos de deterioro. que se resuelve a través del estudio petrográfico mediante microscopía óptica. Al igual que las imágenes de electrones retrodispersados. micro o criptocristalinas (calizas micríticas. las imágenes X tienen especial interés en muestras en las que coexisten diferentes fases. Su detección. En el caso concreto de los materiales pétreos se requiere. toda la información textural relativa al material analizado (tamaños. información fácilmente obtenible a través del examen mediante SEM y de la que pueden extraerse conclusiones de interés sobre los procesos de deterioro (figura 10).). Aplicaciones del SEM En muchos aspectos podemos considerar el SEM como una extensión del microscopio petrográfico que nos va a permitir obtener información muy detallada de la textura y composición de las partículas y granos integrantes de una muestra y/o sus productos de alteración. etc.. Figura 10. secciones petrográficas o preparaciones.

la cual ofrece un amplio espectro de información al respecto (volumen de poros. El estudio de las patinas. grado de limpieza que se desea alcanzar y estado final de la superficie que ha sido limpiada (figura 12). el cual permite caracterizar tamaños. siendo especialmente interesante operar con imágenes composicionales obtenidas a partir de la señal de electrones retrodispersados que pondrán de manifiesto la diferente composición de las capas presentes (figura 10). gas-oil. En el caso de los tratamientos de hidrofugación y/o consolidación el estudio mediante SEM de probetas tratadas aporta información relativa a . El estudio morfoquímico de estas últimas partículas. grado de adhesión sobre el soporte. aglutinadas por un enrejado de cristales lenticulares de yeso. Su conocimiento permite predecir la viabilidad de un posible tratamiento de consolidación. naturales o artificiales. fuel-oil. etc. porometría. hifas y esporas de hongos. b) zona limpia. presenta especial interés. es posible su cuantificación. carbones. sobre su origen. y dependiente de la fuente que las origina. polen. Es igualmente interesante la posibilidad de realizar mapas X con la distribución de los elementos más significativos.. calderas domésticas. previamente incluidas en resina y pulidas. al mismo tiempo. Cata de limpieza mediante láser sobre una costra negra donde se observa el escalón producido por la fotoablación. costras y policromía se aborda en SEM mediante examen de secciones transversales de la superficie de la roca. Ambos problemas son resueltos mediante observación directa en el SEM. plantas incineradoras. actividades industriales. en los modelos teóricos empleados para los cálculos. Son partículas con morfologías que oscilan desde esferas perfectas (cenoesferas) a formas subesféricas porosas o perforadas. Uno de los campos donde el SEM se revela especialmente útil es en la evaluación de los tratamientos de limpieza. hidrofugación y consolidación. superficie específica) obtenido sobre un volumen representativo de muestra. habitualmente compleja.. a) zona sin limpiar. Figura 11 Imagen BSE de una sección estratigráfica en la que se observa el soporte pétreo (arenisca) y una capa de acabado superficial de yeso y albayalde. una serie de limitaciones: una de ellas es la dificultad para caracterizar los poros en "cuello de botella" (poros a los que se accede a través de microporos). En el primero de los casos el SEM permite conocer detalles sobre la naturaleza de la piedra y del material a eliminar. partículas de combustión.. si es posible. con una composición química muy variable. sin embargo. la segunda limitación deriva de asumir. Una de las técnicas indirectas más empleadas en la caracterización del sistema poroso es la porosimetría de intrusión de mercurio. gran diversidad de partículas ambientales. una forma de poro cilíndrico. si se utiliza un programa de tratamiento de imágenes.durabilidad. centrales térmicas. Presenta. En el examen mediante SEM de las costras negras desarrolladas sobre piedra en aquellas zonas de los monumentos expuestas a la contaminación ambiental y protegidas del efecto de lavado de la lluvia suelen aparecer. ya que puede permitir establecer correlaciones entre las mismas y las fuentes de emisión y actuar. responsables en muchos casos del color de estas costras: material terrígeno. formas e interconexiones en el sistema poroso (figura 10). interacciones del método de limpieza con el soporte. procedentes de la combustión de gasolinas. formación de subproductos. muy distante de la realidad ya que el sistema poroso se configura habitualmente como un sistema tridimensional extremadamente complejo. Figura 12.

La presión necesaria para introducir el mercurio es inversamente proporcional al diámetro de los poros. Los ensayos suelen constar de una primera fase de inyección. La relación inversa entre el diámetro de poro y la presión aplicada es llama ecuación de Washburn. (figura 13). incluyendo la caracterización de poros complejos.5 Porosimetría de mercurio La mayor parte de los procesos de alteración que tienen lugar en las rocas aparecen vehiculados por el agua que. Macroporos controlados por Microporosidad: Macroporos y microporos controlados por microaccesos. y volumen de mercurio intruido que.. . por tanto. cristalización de sales. .1-1 μm. mediante la fórmula citada. Los porosímetros de mercurio se basan en los fenómenos de capilaridad que gobiernan la penetración de los líquidos en los poros pequeños. con la tensión superficial y al ángulo de contacto del mercurio: D=-(1/P)4γcosφ donde D = diámetro de poro P = presión aplicada γ = tensión superficial φ = ángulo de contacto Los ensayos de porosimetría de mercurio proporcionan pares de valores de presión de intrusión Figura 14. la cual nos permite relacionar el diámetro de poro y presión. Dado el control que ejercen los accesos sobre los poros. En este sentido es de vital importancia obtener un conocimiento detallado de la fábrica porosa y sus interrelaciones con los procesos de deterioro. etc. que diferenciar entre el tamaño de los poros y el tamaño de los accesos a los poros. el sistema poroso estará constituido en su conjunto por:   Macroporosidad: macroaccesos.Diagnosis. introduciéndose en el sistema poroso.. una fase de retroceso y una segunda inyección. interacción productosistema poroso. Hay. induce por ella misma o a través del aporte de contaminantes procesos de alteración química. hielo. El porosímetro de mercurio nos permite la determinación rápida y fiable del volumen poroso total y la distribución del volumen de poro en relación con el tamaño. Diagrama de distribución de poros en una roca con una estructura microporosa bien definida en el rango 0. presencia o ausencia de películas o costras superficiales de producto. permiten establecer relaciones entre diámetro de poros y volumen poroso (figura 15). La comparación entre la 1ª y 2ª inyección permite evaluar la porosidad atrapada (volumen de mercurio intruido que no retorna tras la 1ª inyección). 2. El proceso reverso de extrusión permite obtener datos adicionales. alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías algunos parámetros esenciales: profundidad de penetración. área total y distribución del área de poro. También nos permite hallar la relación con la masa y la densidad. En realidad la información que proporciona este ensayo se refiere al diámetro de acceso a los poros (no siempre coincidente con el diámetro de poro). grado de distribución de los productos. Figura 13. Detalle de la deposición de silicato etilo sobre una caliza tratada con este producto.

Petrografía de calizas y areniscas ▪ ▪ ▪ ▪ ▪ ▪ Se entiende por patrón textural el conjunto de características que. estructura interna. independientemente de la composición mineralógica. ooides. biomicritas. fragmentados o no Pellets/peloides: Agregados orgánicos. Biolititas o rocas con estructuras arrecifales o biohérmicas. pelsparitas. fragmentos de cristales y fragmentos de rocas disgregadas preexistentes Ortoquímicos: formados química directa. Otros aspectos a tener en cuenta son la estructura. tanto a nivel macroscópico como microscópico. biopelmicritas. sin Oolitos/Ooides: Partículas carbonatadas con estructura concéntrica que se desarrolla en torno a un núcleo central. peloides e intraclastos) (figura 16): Figura 15. Los componentes principales de las rocas sedimentarias. Intraclastos: fragmentos de rocas carbonatadas incorporadas al sedimento tras sufrir un pequeño transporte dentro de la misma cuenca de sedimentación.3. Bioclastos: Fósiles. pelmicritas. depositándose como clastos 3. que han sufrido cierto transporte en la cuenca de sedimentación. constituidas mayoritariamente por carbonato cálcico (calcita) y las dolomías. oomicritas. estas son a su vez subdivididas en función del tipo de aloquímico dominante: ▪ ▫ ▫ ▪ Intraesparitas. Entre los distintos sistemas utilizados para la clasificación de las rocas carbonatadas destacan las clasificaciones de Dunham (1962) y Folk (1959. que describe la distribución y orden de los cristales o clastos. El término textura se aplica a los aspectos geométricos (tamaños. formas) e interrelaciones de los cristales o clastos y cemento que forman una roca. estableciendo una serie de subgrupos en función del tipo de aloquímico presente.1 Rocas carbonatadas Dentro de las rocas carbonatadas encontramos dos grandes grupos: las calizas. Intramicritas. ooesparitas. Imagen SE de recristalización esparítica (e) rodeada por micrita (m). de origen fecal. Las dolomías proceden en su mayor parte de calizas que han sufrido un proceso de dolomitización. constituyente de cementos y zonas recristalizadas (figura 16). . bioesparitas. Utilizando los porcentajes relativos de ortoquímicos y aloquímicos la clasificación de Folk establece tres grandes grupos (figura 17): ▪ Calizas micríticas (rocas con <10% de granos aloquímicos). ▪ ▪ ▪ Terrígenos: Cristales. Calizas aloquímicas (aloquímicos >10%). dentro de las cuales se encuentran tanto las calizas como las areniscas. dentro de este término incluiremos la geometría del espacio poroso. dentro de una roca y la fábrica. por precipitación Aloquímicos: Materiales de origen químico u órgano-químico. nos permiten distinguir entre distintos tipos de rocas. biopelsparitas. Clasificación de Folk La clasificación de Folk se basa en las proporciones relativas de los constituyentes principales: ortoquímicos (matriz micrita y cemento esparítico) (figura 15) y granos aloquímicos (bioclastos. constituidas mayoritariamente por carbonato cálcico-magnésico (dolomita). 1962) por su mayor difusión a nivel mundial. estableciendo dos grandes subdivisiones en función del tipo de ortoquímico que ocupa los espacios intergranulares (calizas micríticas y calizas esparíticas). que describe la forma en que se orientan espacialmente los cristales o clastos no equidimensionales. pueden ser clasificados en tres tipos: Micrita: Carbonato microcristalino (< 5 µm) (figura 15) Esparita: Cristales de calcita de tamaño superior a 15 µm.

dominante. Grainstone: Granos aloquímicos con estructura granosoportada sin matriz. e) ooides. g) intraclastos Aloquímicos > 10% Intraclastos > 25% Esparita>Micrita Intraesparita < 25% intraclastos Ooides > 25% Ooides < 5% >3:1 3:11:3 <1:3 Ooesparita Bioesparita Biopelsparita Pelsparita Micrita>Esparita Intramicrita Oomicrita Biomicrita Biopelmicrita Pelmicrita Aloquímico dominante Aloquímicos <10% 1-10% Micrita con intraclastos Micrita con ooides Micrita con bioclastos Micrita con peloides < 1% Estructura biohérmica Biolitita Figura 17. f) peloides.Diagnosis. Dentro del primer grupo se realizan una serie de subdivisiones en función del porcentaje relativo de lodo micrítico y de la estructura granosoportada o granosostenida de los granos aloquímicos (figura 18): ▪ ▪ ▪ ▪ ▪ Mudstone: Matriz micrítica Porcentaje de aloquímicos <10%. aquellas en las que las texturas deposicionales son reconocibles y las que no lo son (calizas cristalinas). alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías Clasificación de Dunham Esta clasificación establece dos grandes grupos de rocas carbonatadas. Clasificación de rocas carbonatadas (FOLK) Micrita . c) esparita. Boundstone: Término equivalente a las biolititas de Folk Figura 16. Wackstone: Matriz micrítica dominante. Porcentaje de granos aloquímicos <10% Packstone: Granos aloquímicos con estructura granosoportada y matriz micrítica intergranular.Dismicrita . d) bioclastos. b) microesparita. Elementos texturales utilizados en la clasificación de Folk de rocas carbonatadas: a) micrita.

. enriqueciéndose en cuarzo en la medida en que se van eliminando los minerales más alterables (ferromagnesianos. plagioclasas.5-0.251-0. Los espacios intergranulares pueden ser reducidos notablemente durante los procesos diagenéticos posteriores a la sedimentación de las areniscas. Clasificación de rocas carbonatadas (DUNHAM) 3. refleja.125 Arena muy fina 0. La clasificación de areniscas más utilizada es la de Folk (1974). La madurez textural refleja igualmente las condiciones del transporte del sedimento. queda definido por los siguientes elementos: ▪ ▪ ▪ ▪ ▪ Tamaño de grano Distribución de los tamaños Forma de los clastos Madurez textural Empaquetamiento esfericidad y nulo contenido en matriz intergranular. La forma habitual de cuantificarla es mediante un parámetro estadístico. donde los granos aparecen rodeados por matriz más fina. descrita mediante índices de redondez y esfericidad. Tamaños de grano y clases granulométricas en las rocas detríticas.004 Arcilla / Arcillitas < 0.25 0. alto grado de redondez y . hasta granos con contactos interpenetrados o suturados. El patrón textural en las rocas detríticas.062 Limo / Limolitas 0. condiciona sustancialmente las características de la arenisca. La presencia de matriz. La mineralogía de los clastos también guarda relación con la madurez del sedimento. y por tanto en las areniscas. Dentro de este intervalo se realizan una serie de subdivisiones cuyas denominaciones aparecen reflejadas en la figura 19. donde se establecen dos grandes grupos en función del contenido de matriz: La distribución de tamaños refleja las condiciones de transporte y sedimentación de la roca y se relaciona con la dispersión de tamaños. micas).0620. Una arenisca muy madura presenta una granulometría muy fina y uniforme. las condiciones y distancia de transporte del sedimento. Grava/ Conglomerados > 2 mm Arena muy gruesa 2-1 mm Arena / Areniscas Arena Arena Arena gruesa media fina 0.1250.004 mm Figura 19. La forma de los clastos. dando lugar a distintos grados de empaquetamiento de los granos de la roca. feldespatos. desde estructuras grano-flotantes. en particular su sistema poroso y las propiedades que de él dependen.Componentes originales no aglutinados orgánicamente durante la deposición Presencia de lodo carbonatado Estructura grano-flotante Aloquímicos < 10% Mudstone Wackstone Sin lodo Estructura grano-soportada Aloquímicos > 10% Packstone Grainstone Boundstone Componentes aglutinados orgánicamente Figura 18.5 mm 0. entendiendo como tal el material arcilloso sedimentado conjuntamente con los granos de tamaño arena. asimismo.2 Areniscas Las areniscas son rocas sedimentarias detríticas formadas mayoritariamente por clastos de tamaño arena (2 mm – 1/16 mm). el ‘sorting’.

F: clastos de feldespato potásico. 4) Arcosa. alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías ▪ ▪ Arenitas: Areniscas con un contenido de matriz<15%. incluyendo los granos de chert. Grauvacas: Areniscas con un contenido >15%.Diagnosis. 6) Litarenita feldespática. 3) Sublitarenita. 2) Grauvaca feldespática. FR: fragmentos de roca y chert. yesíferos. Clasificación de arenitas y grauvacas (Folk). plagioclasas y fragmentos de rocas graníticas y gnéisicas. FR: fragmentos de roca (excepto los contemplados en los anteriores apartados). En los aspectos relativos a la cementación. etc. Figura 20. 5) Arcosa lítica. F: feldespato potásico. habitualmente suele ser carbonatado pero también existen cementos silíceos. Q: clastos de cuarzo y fragmentos de cuarcita. Dentro de cada grupo se establecen una serie de subgrupos (figura 20) en función de la composición de los granos del esqueleto: Q: clastos de cuarzo (incluyendo fragmentos de cuarcitas). ferruginosos. 2) Subarcosa. se entiende por cemento el material precipitado durante los procesos de diagénesis. plagioclasas y fragmentos de roca granítica o gnéisica. 3) Grauvaca lítica . 7) Litarenita Grauvacas: 1) Cuarzograuvaca. arcillosos (figura 23). Arenitas: 1) Cuarzoarenita. fosfatados.

H2O]. Congelación Expansión hídrica Aporte de contaminantes. arenizaciones. siempre en estrecha relación con las características del sistema microporoso de la roca: ▪ ▪ ▪ ▪ ▪ ▪ ▪ Erosión mecánica Disolución. retirándose hacia zonas interiores de la roca cuando las condiciones termohigrométricas exteriores las solubilicen de nuevo. ya sea en forma de lluvia. La alteración de las rocas es un proceso geológico natural e irreversible cuyo fin último es recuperar el equilibrio estas y el medio en que se insertan mediante un conjunto de procesos de origen físico. epsomita [MgSO4. dando lugar a un elenco amplio de morfologías: disgregaciones. whewellita [Ca(C2O4). por sus efectos a corto y medio sobre rocas porosas. humedad capilar o humedad higroscópica.2H2O].exfoliaciones. y por la dificultad para su erradicación. tenardita [Na2SO4].10H2O]. singenita [K2Ca(SO4)2H2O]. entre los que hay que señalar los defectos de mantenimiento. morteros).10 H2O].4 Alteración de calizas y areniscas consolidación. Los procesos de alteración van a estar directamente condicionados tanto por las características petrofísicas de la roca como por el conjunto de parámetros ambientales que caracterizan el entorno directo del monumento (humedad.4H2O]. … Sulfatos: yeso [CaSO4. productos y subproductos de tratamientos de limpieza y Figura 21. pentahidrita [MgSO4. condensación. kieserita [MgSO4. por ejemplo). movimiento de sales solubles. productos de metabolismo orgánico. viento.7H2O].H2O]. sales utilizadas en deshielo. generalmente mediante evaporación superficial o subsuperficial. alveolizaciones. glauberita [Na2Ca(SO4)2]. intervenciones. fugas en redes de saneamiento. Las tensiones generadas durante este proceso superan ampliamente la resistencia a tracción de la mayor parte de las rocas constituyendo uno de los mecanismos de deterioro físico más rápidos y efectivos. Las sales se mueven a través del sistema poroso de las rocas en forma de soluciones salinas que cristalizarán cuando se alcancen soluciones de sobresaturación. . mirabilita [Na2SO4. levantamiento de placas. Dentro de las sales más habituales en la piedra monumental hay que señalar: Cloruros: halita [NaCl]. nitratina [NaNO3]. etc. trona [Na3H(CO3)2. etc. contaminantes atmosféricos. natrón [Na2CO3.1-1 µm).H2O]. kalicinita [KHCO3 ]. bloedita [Na2MgSO4. contaminación. etc. materiales de construcción (ladrillos. . … Oxalatos: weddellita [Ca(C2O4). temperatura. es necesario prestar una atención especial a las sales solubles. constituye un factor de alteración de primer orden por estar relacionada con la mayor parte de los procesos de alteración tanto física como química. incluidos los parámetros de origen antrópico. Detalle del empuje producido por sucesivas fases de cristalización en una costra salina de cloruro sódico y potásico.1 Humedad y sales solubles De todos estos factores. Desarrollo de seres vivos Alteración química hidratación y 4... silvina *KCl+. Desde el punto de vista de conservación de la piedra monumental es preciso señalar que la alteración no implica siempre deterioro (desarrollo de pátinas de envejecimiento. como las calizas y las areniscas. La actuación de las sales puede ser cíclica.2H2O]. … Carbonatos: calcita [CaCO3]. Las mayores tensiones tienen lugar en los sistemas microporosos finos (0. cristalización.5H2O]. La humedad. Su origen puede ser muy variado: iones lavados por el agua en rocas meteorizadas y suelos. Nitratos: nitro [KNO3]. seres vivos. H2O]. termonatrita [Na2CO3. (figuras 21 y 22). químico o biológico (habitualmente simultáneos) que dan lugar a cambios en su estructura interna (altarción física) o cambios en su composición (alteración química).

cuando proceden de humedades de ascenso capilar. interviniendo de forma directa o indirecta en diversos procesos de deterioro:      Figura 23.3. Las más insolubles precipitarán en la proximidad de los zocalos. registrándose los mayores daños a cierta altura del suelo.  Movilidad de sales solubles. Las sales más higroscópicas generan. según secuencias acordes a las distintas solubilidades de cada una de las fases. especialmente si en la misma aparecen concentraciones de arcillas esmectíticas con carácter expansivo. Detalle de la zona superior del frente de cristalización de sales en sillares de arenisca del Monasterior de Suso (La Rioja). Alteración química en calizas y areniscas El conjunto de procesos de alteración química en una roca dará lugar a un residuo formado por minerales resistentes a la alteración química.Diagnosis. Fatiga térmica inducida por la baja conductividad térmica de las rocas.4. manchas de humedad por retención de agua en los frentes salinos. menos insoladas. suelen presentar estratificación vertical. Las zonas de un monumento que suelen presentan daños mayores suelen ser las zonas expuestas a oscilaciones térmicas. en las areniscas de Toro. Dilatación de anclajes metálicos 4. Crioclastia asociada a períodos de congelación bajo condiciones de saturación de humedad Fomento del biodeterioro Aportes de humedad y contaminantes por condensación atmosférica. produciendo ciclos de expansión-contracción que pueden disgregar la roca. Humedad – sequedad Los ciclos de humectación y secado pueden ser un importante factor de deterioro a medio y largo plazo. kieserita/pentahidrita/epsomita) puede ser mucho más dañino al sumarse las presiones de hidratación a las de cristalización. por presentar distintos estados de hidratación (tenardita/mirabilita. minerales neoformados como consecuencia de la alteración y . Detalle del cemento fibroso de paligorskita. Este tipo de arcillas son relativamente frecuentes en algunos tipos de areniscas (figura 23). mientras que las zonas umbrías. En otras ocasiones la presencia de cementos de arcillas absorbentes (sepiolita. propensas a ciclicidad de cristalización de sales. altamente absorbente. 4. aunque con mayor desarrollo de biocolonizaciones. paligorskita) condicionará el comportamiento hídrico de la roca. por último. mantienen condiciones mucho más estables. siendo más rara su presencia en rocas carbonatadas . lugar donde se suceden con mayor frencuencia los ciclos de disolución y cristalización de las fases más solubles. Los daños producidos por las sales.2 Temperatura y deterioro El papel de la temperatura en los procesos de deterioro físico de las rocas debe ser abordado tanto desde el punto de vista de los valores absolutos como de las oscilaciones térmicas. Figura 22. alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías El efecto de algunas sales. que afectará de forma preferente a la matriz arcillosa de algunas areniscas. 4. facilitando la absorción de humedad y dificultando los procesos de secado.

este yeso puede ser removilizado en solución por el agua de lluvia y producir.fases solubles que serán eliminadas en los sucesivos procesos de lavado. Hay que recordar que el carbonato cálcico es muy poco soluble en agua pura (0. como los feldespatos. dando lugar a costras de fosfato cálcico. clorhídrico. al actuar sobre el carbonato cálcico. características de ambientes contaminados. Detalle de costra negra desarrollada sobre ‘piedra de Hontoria’ (a). es el mecanismo de alteración que se desarrolla sobre los silicatos más complejos que. Dentro de este tipo de procesos prestaremos especial atención a la disolución en medio ácido. La oxidación afecta. esencialmente a los minerales ferromagnesianos (olivino. En ambientes no contaminados la acidez es producida por el ácido carbónico formado a partir de la disolución en el agua de lluvia del CO2 atmosférico. sección estratigráfica donde se observa el ampollamiento de la costra y el estado de deterioro del sustrato calizo (b) e imagen SE del enrejado de cristales de yeso neoformado (c).0013 g/100 ml). se descomponen . que afecta tanto las rocas carbonatadas como a los elementos carbonatados (granos y/o cementos) en areniscas). constituidas por enrejados de yeso neoformado que suelen incorporar en su estructura diversas partículas ambientales que les confieren el color negro habitual (figura 24).. . Estos minerales no aparecen en rocas carbonatadas. además. siendo muy rara su presencia en areniscas. daños similares a los de otras sales. por último. mientras que en zonas contaminadas existe una fuente importante de ácido sulfúrico procudido a patir de la oxidación y posterior disolución en agua del SO2. Ácido fosfórico. Otras formas de ataque químico reseñables son los procesos de oxidación e hidrólisis. Ácido oxálico. La alteración de sulfuros metálicos como la pirita (presente como mineral accesorio en muchas rocas) genera óxidos. Otras formas de ataque ácido en calizas y areniscas aparecen en el transcurso de limpiezas con medios ácidos:     Bifluoruro amónico. dando lugar a la formación de costras insolubles de fluoruro cálcico. dando lugar a la formación de costras de oxalatos de cálcico. según la reacción: CO2 + H2O + CaCO3 Ca + 2HCO3 2+ - La acción del ácido sulfúrico ambiental es mucho más agresiva generando como subproducto de su actuación costras de sulfatación. aumentando exponencialmente su solubilidad con la acidez. dará lugar a la formación de bicarbonatos solubles que pueden ser lavados por la lluvia y reprecipitar posteriormente generando nuevamente carbonato cálcico. fórmico. acidificándose por la incorporación de ácidos ambientales. Ácidos acético. el cual suele aparecer muy disgregado y ampollado. oxihidróxidos de hierro y ácido sulfúrico según la reacción: FeS + O2 + H2O → Fe2O3 + H2SO4 La hidrólisis..) dando lugar a productos complejos con alto contenido en hematites y oxihidróxidos de hierro. hornblenda.6. Este proceso sólo puede desarrollarse si hay una fase previa de hidrólisis. augita. no obstante. Estas costras de yeso no pueden ser catalogadas como eflorescencias ya que se originan a expensas del sustrato pétreo. … Figura 24. presentando un pH<5. El ácido carbónico. y que el agua de lluvia no es neutra. piroxeno.

desde días hasta semanas. 5.. donde polimeriza o fragua.Diagnosis. en el polo opuesto. desalando. aunque reducida. sino de la aptitud de la roca que está siendo tratada para recibir dicho producto y del método y condiciones de aplicación. En esta definición quedan reflejados los múltiples problemas y parámetros que lleva aparejado un tratamiento de este tipo:  Es un proceso que se inicia con una etapa de preparación de la superficie pétrea a tratar. Aunque en casos excepcionales pueden recurrirse a una consolidación bajo condiciones de vacío. Es + reforzada por la presencia de iones H procedentes de la disociación del ácido carbónico en el agua. parámetro que podemos considerar de vital importancia al evaluar un tratamiento. Las condiciones ambientales deben ser compatibles con el producto a aplicar. los cuales se introducen en las complejas estructuras cristalinas y descomponen el mineral.  Deben producir una mejora efectiva de las propiedades mecánicas del material tratado con respecto al material alterado sin tratar. Como consecuencia de este problema. El proceso de fraguado puede ser muy lento. + + transformación sustancial. lo normal es que la penetración del producto oscile entre unas micras y unos milímetros.. El producto a emplear debe haber sido previamente seleccionado mediante ensayos de laboratorio. recuperando la cohesión intergranular al tiempo que adhiere las zonas alteradas al substrato inalterado. alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías por reacción (muy lenta) con los iones H del agua disociada. grado de interconexión.2 Requisitos ideales que debe reunir un tratamiento de consolidación Los tratamientos de consolidación deben reunir una serie de requisitos ideales debiendo señalarse que la roca a tratar y el producto utilizado constituyen un binomio que se evalúa conjuntamente. para recibir un determinado producto..1 Introducción de tratamientos de Entendemos por tratamiento de consolidación el proceso de mejora de las propiedades mecánicas de una roca alterada mediante la aplicación superficial de un producto líquido que penetra de forma natural en su interior. tortuosidad. Las modificaciones producidas en el sistema poroso de la roca garantizarán la continuidad. el cumplimiento de algunos de estos requisitos no depende única y exclusivamente de las características del producto seleccionado. alúmina. La aparición de dichas películas o depósitos constituye uno de los problemas que se presentan con más frecuencia en el tratamiento de las rocas. la roca tratada ve total o parcialmente reducida su capacidad de transferencia de humedad hacia el exterior 5 Evaluación consolidación 5. Ca y el enriquecimiento del residuo en sílice. 2KAlSi3O8 + 2(H +HCO3 ) + H2O → + Al2Si2O5(OH)4 + 2K + 2HCO3 + 4SiO2 El efecto final de la hidrólisis es la eliminación de + + 2+ 2+ cationes Na . Aunque podemos encontrar rocas que presentan un comportamiento excepcional frente a los tratamientos. eliminando la suciedad. estando condicionada por la porometría del material tratado (tamaño y forma de los poros. en ocasiones. siendo inversamente proporcional a la viscosidad del producto utilizado. aunque con una evolución muy lenta. El producto debe penetrar en profundidad. . lo habitual es que el único medio disponible para introducir el producto consolidante en el seno de la roca alterada sea la succión capilar ejercida por su sistema poroso. puede aumentar o potenciar los riesgos de deterioro existentes. El sistema poroso de la sección de la roca afectada por el tratamiento sufre una         . transformación que. pudiendo afectar. óxidos y oxihidróxidos de hierro. etc. Mg . Dichas películas son consecuencia de una deficiente penetración derivada del exceso de viscosidad de los productos utilizados o. Es un mecanismo de alteración que no tiene lugar en las rocas carbonatadas. a los granos de feldespatos y plagioclasas de las areniscas. No debe generar películas o depósitos superficiales. de la transferencia de humedad hacia el exterior. del arrastre hacia superficie que producen los disolventes durante su evaporación.). K .

deberán tener. El criterio para la selección de piedra para probetas será el descrito en el apartado 2 “Estudios a realizar”: En los aspectos relativos a caracterización petrofísica de la piedra y estudios de viabilidad y durabilidad de tratamientos. un coeficiente de dilatación térmica similar al del material pétreo. alcanzando el sustrato inalterado. por su estado de alteración. específicos del producto elegido. microorganismos.).). envejecimiento acelerado. Para la selección del producto y el sistema de aplicación se realizarán una serie de ensayos normalizados que determinen las variaciones de las propiedades petrofísicas de la piedra tratada con respecto a la piedra sin tratar (permeabilidad al vapor de agua. deberá ajustarse al principio de mínima intervención. no deberán dejar residuos que puedan dañar el soporte y no darán lugar a la formación de productos nocivos al envejecer. La consolidación se realizará con productos y métodos que no alteren las propiedades físico-químicas del material pétreo. período de caducidad. Ausencia de alteraciones cromáticas (brillo. Requisitos previos La aplicación del consolidante nunca se hará de forma indiscriminada.. porosimetría de mercurio y microscopía electrónica de barrido.de la cohesión mecánica superficial perdida. etc... se recomienda el empleo de piedra procedente del propio monumento.  La distribución del producto debe ser uniforme. . debidas a los depósitos superficiales del producto o a la acción de agentes externos (radiación ultravioleta. etc.) como químico. como consecuencia de su comportamiento diferencial frente a las zonas no tratadas. desplacaciones y pérdidas del material tratado dejando al descubierto nuevas zonas alteradas. lo requieran.. la adhesión entre la zona alterada y sana de la piedra .. además. pueden originar. una mayor limitación a las posibilidades de aplicación (ausencia de sales en el soporte pétreo. tanto desde el punto de vista físico (con objeto de evitar tensiones derivadas de diferentes coeficientes dilatométricos. 2003). buscando la máxima penetración del producto. absorción. A estos requisitos deben sumarse otros. 2002) : Objetivo Los tratamientos de consolidación superficial de los materiales pétreos perseguirán la restitución –en la medida de lo posible. evitando la formación de películas superficiales.al tiempo que se potencia. recurriéndose par ello a sillares 2       Resulta obvio que no existe ningún tratamiento que cumple estas condiciones ideales. un proceso de sobresaturación bajo la película que degenerará en ampollamientos y disgregaciones generalizadas. penetrabilidad. . El producto aplicado debe ser compatible con la piedra. propagación de ultrasonidos. El proceso de consolidación no debe generar subproductos indeseables. caso de existir movimiento de sales solubles.. evitándose aquellos productos que puedan interaccionar con ella. a corto o medio plazo. ausencia de toxicidad. Se producirá una disminución de alterabilidad de la roca tratada frente a la roca sin tratar. color. etc. y siempre que no suponga un riesgo para la conservación de los materiales. Los productos empleados no alterarán en ningún caso las características estéticas ni cromáticas de la obra (aspecto. condiciones de almacenamiento.. que suponen. elaborado durante las Jornadas sobre Criterios de 2 Intervención en Materiales Pétreos (IPHE.). condición difícil de cumplir una vez que el producto aplicado haya fraguado o polimerizado en el interior de la piedra.). reduciéndose a aquellos elementos o zonas que.. márgenes de temperatura y humedad durante la aplicación . puesta de manifiesta mediante una mejora de la respuesta de la roca ante los ensayos de alteración acelerada. Otras propiedades de interés hacen referencia a una fácil manipulación.. brillo. color). . Reversibilidad del tratamiento. . en general. Se evitará la formación de zonas subsuperficiales endurecidas que. Como apoyo a estas consideraciones reproducimos el apartado relativo a Consolidación superficial El documento íntegro con las conclusiones de las distintas mesas de especialistas participantes en dichas Jornadas aparece publicado como anexo del nº 2 de la revista Bienes Culturales (IPHE.

5. Fluosilicatos de magnesio. De igual forma. sales muy dañinas para la piedra. Se desaconseja el uso de productos con propiedades mixtas (consolidantes-biocidas) en tanto no se especifique en el etiquetaje los biocidas empleados. se utilizará material pétreo procedente de la misma formación geológica. Se efectuarán controles de eficacia del tratamiento durante el desarrollo de las operaciones. los productos serán manipulados por restauradores especializados. Forman costras muy duras sobre la superficie de la piedra. Forman sales solubles al precipitar debido a que los catalizadores que se añadían para la hidrólisis contenían ácido clorhídrico (HCl). derivados de la ascensión capilar o de un deficiente funcionamiento de los sistemas de recogida y evacuación de aguas. así como los movimientos de sales solubles que puedan afectar a algunas zonas se hayan erradicado. de escasa penetración.. alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías que. preferiblemente de la cantera histórica que se empleó para levantar el edificio histórico. . En aras del control de calidad de los materiales empleados. La selección de un determinado producto deberá realizarse tras la consideración de varias opciones. En el caso de que esto no fuera factible. recomendándose el uso de productos originales –no modificados por intermediarios. se debe emplear productos con etiqueta de composición. de películas o costras En los casos en que tras un tratamiento de consolidación se proceda a una hidrofugación es aconsejable utilizar productos del mismo fabricante.. el grado de penetración y forma de deposición de los productos aplicados. Todo tratamiento de consolidación superficial altera esta superficie. con frecuencia de forma irreversible. que a su vez puede transformarse en carbonato potásico y en ciertos casos en sulfato potásico... Reaccionan con los carbonatos del soporte formando un gel con propiedades consolidantes e hidrófobas. El aluminato se hidroliza y da lugar a la formación de óxido de aluminio con efecto consolidante.. debiendo tenerse en cuenta que se actúa con carácter irreversible sobre el sistema poroso de la roca. . según recomendaciones del fabricante.3 Evaluación de tratamientos En líneas generales. Silicatos de sodio y potasio. cinc o aluminio. modificando su capacidad de transferencia de humedad y existiendo un alto riesgo de formación superficiales. Consideraciones y recomendaciones La superficie del material pétreo no es una superficie de sacrificio. Como subproducto de la reacción se forman fluoruros de calcio y carbonatos de magnesio.//. siendo necesario valorar. repitiéndose los ensayos realizados sobre la roca sin tratar. del sistema y modo de aplicación en el resultado final del tratamiento. sean las adecuadas para garantizar una correcta aplicación del producto. así como que se haya procedido previamente a la limpieza y desalinización del soporte. deban ser retirados o a materiales de desecho. Considerando la importancia de las condiciones. además. los ensayos a realizar tendrán como finalidad la evaluación de las variaciones habidas en las propiedades petrofísicas de la roca tras la aplicación de los tratamientos. Se ha podido comprobar que la utilización de estos productos sobre rocas carbonatadas da lugar a la precipitación de carbonato de sodio o potasio. Tiene la desventaja que durante la hidrólisis se forma también hidróxido de potasio. por su estado de deterioro. deberá tenerse en cuenta que las condiciones de temperatura y humedad. cinc o aluminio. Productos cuya utilización se recomienda evitar por su comprobada capacidad de generar nuevas sales o de formar películas nocivas Aluminato de potasio. Se emplearán productos que hayan sido previamente ensayados en laboratorio en materiales del monumento. habituales en los grandes monumentos. La aplicación de un producto consolidante no puede ser considerada una operación rutinaria sino excepcional. tanto ambientales como del soporte.Diagnosis..y el seguimiento de las instrucciones de uso del propio fabricanteLos productos consolidantes deberán aplicarse cuando existan garantías de que los problemas de humedad. muy utilizados en los años 60.

por haber experimentado esta última un proceso de envejecimiento natural. Es recomendable que los métodos y condiciones de aplicación de los productos en laboratorio se aproximen a las posibilidades que pueda ofrecer su aplicación in situ. El uso combinado del SEM con un sistema de . lento y dilatado en el tiempo. medidas de la absorción de agua mediante el método de la pipeta o tubos Karsten o medidas de propagación de ultrasonidos y. el tipo o tamaño de poros que facilitan o limitan el avance del consolidante y la eventual formación de películas o costras superficiales o subsuperficiales. A pesar de estas consideraciones es preciso señalar que. El instrumento que más información facilita al respecto es el microscopio electrónico de barrido ya que las posibilidades de magnificación que ofrece nos permiten evaluar los efectos producidos a nivel de microporos. Dichos ensayos quedan restringidos a estudios colorimétricos. las morfologías de deposición producidas. Figura 26. Detalle de la concentración superficial de producto en un tratamiento con silicato de etilo sobre piedra de Hontoria. En el primero de los casos la evaluación debe realizarse a partir de ensayos no destructivos ya que es la roca original la que se emplea como superficie de experimentación. Ello obedece a que pueden existir diferencias apreciables entre el comportamiento de la piedra recién extraída de cantera y la del monumento. Tratamiento con silicato de etilo sobre arenisca donde se han señalado los meniscos de deposición intergranular del producto. podremos encontrar dificultades para el desarrollo de ensayos normalizados sobre superficies alteradas si estas son muy irregulares. El examen se realizará tanto sobre la propia superficie de aplicación como sobre secciones transversales de la misma. el grado de homogeneidad alcanzado en la consolidación. en la práctica. si es posible. Examen del grado de penetración y distribución de los productos aplicados El objetivo de estos exámenes será la determinación de la profundidad alcanzada por los productos aplicados. al tiempo que se observa de forma directa las morfologías de deposición (figuras 25 y 26). En el estudio o revisión del estado de antiguos tratamientos puede ser interesante evaluar el grado de deterioro superficial experimentado. Figura 25. además de los cambios inducidos por los procesos de deterioro. el empleo de probetas envejecidas artificialmente en laboratorio no puede ser considerado como una alternativa al uso de piedra envejecida y alterada de forma natural. con objeto de obtener en laboratorio una respuesta similar a la que se produciría in situ. un examen del estado final de las superficies tratadas mediante microscopía electrónica de barrido. Por las mismas razones antes expuestas.La evaluación puede realizarse sobre superficies discretas del propio monumento en los que haya sido aplicado un tratamiento o sobre probetas que son sometidas a ensayos en laboratorio. En los ensayos de tratamientos realizados sobre probetas es deseable que las pruebas se realicen sobre superficies de roca alterada. huyendo de sofisticaciones que no puedan posteriormente ponerse en práctica y recordando que el control y estabilidad de parámetros ambientales existente en un espacio cerrado y controlado como el de un laboratorio no pueden reproducirse al trabajar al aire libre. procedente del propio monumento.

. Vickers. Obviamente este método sólo será válido para rocas carbonatadas. Es preciso remarcar que la evaluación de la idoneidad de un tratamiento no puede ser realizada únicamente a partir de este tipo de ensayos ya que pueden conducir a resultados erróneos. ej.: identificación de silicio en los tratamientos con silicato de etilo sobre rocas carbonatadas) (figura 27)... tracción. desorción. además. flexotracción. En ocasiones puede ser muy útil. Evaluación de los cambios en el sistema poroso El examen mediante SEM de pequeñas secciones de roca tratada proporciona.. Variación de las propiedades hídricas Las modificaciones que experimenta el sistema poroso de una roca que ha sido sometida a un tratamiento de consolidación (saturación total o parcial de los poros. información cualitativa de . en base a las variaciones de color derivadas de las modificaciones de la absorción de agua producidas por el producto aplicado..) si bien. . es preciso señalar que la visualización de algunos tratamientos puede ser extremadamente difícil en rocas de grano fino o si la deposición del producto se ha producido de forma dispersa y/o con carácter filmógeno.. oclusión selectiva de los tamaños menores. este tipo de ensayos no constituye la mejor vía para reflejar dichas mejoras.) o a medidas de propagación de ultrasonidos o ‘microdrilling’. si la roca es homogénea. Esta última técnica permite.. Como alternativa puede recurrirse a la realización de ensayos de desgaste superficial por rozamiento. los de succión capilar y permeabilidad al vapor de agua son los que proporcionan una información más útil siendo especialmente indicados para evaluar y comparar los resultados producidos por distintos tratamientos. la simple humectación de un corte efectuado transversalmente a la superficie de tratamiento proporcionará una información visual rápida. modificaciones de los radios de acceso. Evaluación de la mejora en las propiedades mecánicas La mejora de las propiedades mecánicas puede ser evaluada mediante ensayos mecánicos convencionales (compresión simple.. a medidas de dureza superficial (microdureza Knoop.. en una variación de sus propiedades hídricas (absorción. succión. Figura 27. cuando el producto ha generado un retículo microscópico continuo. Por último. ..) se traducen.Diagnosis. No obstante. Mapa de distribución del calcio (roca) y silicio (silicato de etilo) en el cemento esparítico de una caliza tratada con este consolidante. por la dificultad de distinguir texturalmente los depósitos del producto de las partículas minerales. una reducción de los valores obtenidos podría ser debida exclusivamente a la formación de una película o costra superficial. de forma directa. recurrir al ataque ácido de la roca y examinar el residuo obtenido. dada la escasa penetración que suelen presentar los productos consolidantes frente al conjunto de la probeta ensayada. De entre toda la gama de ensayos existentes.) por lo que la medida de dichos parámetros nos proporciona información de dichas modificaciones. alteraciones y evaluación de tratamientos en calizas y dolomías microanálisis puede facilitar el examen al permitir identificar composicionalmente algunos de los tratamientos en base a algún elemento característico (p. obtener un perfil del grado de penetración en profundidad del producto aplicado. según se ha señalado anteriormente..

. …) Otras determinaciones La medida de las variaciones de peso sufridas por las probetas tratadas proporciona información indirecta del grado de absorción del producto aplicado. es difícil realizar una evaluación comparativa de los resultados obtenidos con distintos productos si éstos se basan en distintos principios activos. Un examen de este tipo debe tener como punto de partida el análisis de los residuos sólidos producidos por los distintos tipos de tratamientos.los cambios experimentados en el seno del sistema poroso. descamaciones. Para evaluar cuantitativamente dichos cambios debe recurrirse a la porosimetría de mercurio. No obstante. . antes de ser aplicados sobre la piedra. ciclos térmicos. humedad-sequedad. seleccionando aquellos que sean acordes a la problemática ambiental del monumento: cristalización de sales. radiación ultravioleta. . fracturas.. siendo igualmente intereseante evaluar la morfología de los daños que se producen en estos ensayos (disgregaciones. Ensayos de durabilidad La constatación de la mejora de las propiedades de la roca frente a los procesos de deterioro se verificará mediante ensayos de alteración acelerada. hielo-deshielo. una vez evaporados los disolventes. pérdidas masivas de material.