Llegada del hombre a la Luna El 20 de julio de 1969, después de 8 años de iniciado el programa Apollo, la NASA consiguió por fin

cumplir la promesa del presidente John F. Kennedy, enviando tres astronautas a la Luna, a bordo de la nave Apollo XI, y luego regresándolos sanos y salvos a la Tierra. Sin embargo, después de muchos años, hay quienes afirman que éste y los otros viajes a la Luna realizados por la NASA, fueron un fraude: una conspiración para cumplir la promesa de Kennedy y así ganar la carrera espacial contra la Unión Soviética en plena guerra fría. Esto ha causado mucha controversia en los últimos tiempos y ha generado diferentes posiciones en la gente acerca de este tema. Por mi parte, yo pienso que el alunizaje de 1969 y las otras expediciones a la Luna sí se realizaron. Los teóricos de la conspiración, basan su teoría en pruebas muy variadas y suposiciones a veces absurdas. Afirman que el alunizaje de 1969 fue grabado en un estudio montado en el desierto de nevada. Los argumentos más discutidos son las fotografías “falsas”, el gran nivel de dificultad que tenía esta hazaña, y los motivos por los que fue necesario realizar el fraude. Empiezo por las fotografías: Los escépticos defienden su teoría diciéndonos que en las fotos, no se ven estrellas en el cielo, algo que es raro, pues en la Luna, por no haber atmósfera, las estrellas se notarían mucho mejor que en la Tierra, por lo cual suponen que es un fraude. La verdad es que en el momento en que se tomaron las fotografías, el sol estaba en el horizonte lunar, por lo que la superficie estaba luminosa, y además, los trajes de los astronautas eran blancos y brillaban mucho. En esas condiciones, para fotografiar al astronauta, era necesario que la cámara tenga un tiempo de exposición rápida y una apertura de objetivo muy pequeña, con lo que era imposible captar las estrellas, que son objetos tenues aun en la Luna. Otro argumento es que las huellas, según los teóricos de la conspiración, no podían quedar tan bien marcadas ya que la arena es similar a la de la Tierra, y cuando se pisa, por ejemplo, en la arena de alguna playa, la huella se deshace inmediatamente. Esto es explicable debido a que la arena lunar no ha sufrido la erosión del agua y el viento como en la Tierra, por lo que es más irregular y no se desliza fácilmente. Siguiendo con las pruebas, las fotografías muestran sombras en direcciones diferentes, lo cual lleva a pensar que había más fuentes de iluminación aparte del Sol, por lo que se piensa que todo se realizó en un estudio. La explicación de esto es que la superficie de la Luna es irregular, y el terreno mismo desvía las direcciones de las sombras, además, si hubiesen más fuentes de luz, se proyectaría más de una sombra por cada objeto, como ocurre en los estadios de fútbol cuando se encienden las luces de noche. Finalizando, las fotografías muestran la bandera de Estados Unidos flameando, cosa que es imposible debido a la ausencia de atmósfera en la Luna. Si analizamos bien la foto, se puede observar que hay un tubo sujetando la bandera por arriba, y presenta arrugas porque estuvo doblada durante el viaje. Otro punto es que al clavar la bandera, el astronauta giró el poste que la sostiene lo cual le dio a la bandera una forma que hace parecer que estaba ondeando y en los videos se evidencia esto ya que la bandera se ve tiesa mientras los astronautas caminan. Es cierto que la NASA tenía mucha presión ya que era muy importante ganar la carrera espacial contra la Unión Soviética en la guerra fría, pero no creo que para eso hayan recurrido al fraude, creo que sí fue posible ya que se hizo un trabajo muy duro y se invirtió más de 20000 millones de dólares. Además, los soviéticos, el principal enemigo de Estados Unidos, y una de las potencias más grandes, con toda su tecnología y grandes científicos, ¿no habrían sido acaso los primeros en negar la llegada del hombre a la Luna si en verdad hubiese sido un fraude? Ellos no dijeron nada, solo aceptaron su derrota. Estoy seguro de que la llegada del hombre a la Luna es un hecho, y espero que se pueda evitar que la teoría de la conspiración siga engañando a mucha gente en el mundo.