You are on page 1of 139

El suicidio: una decisión para siempre

Paul G. Quinnett, Ph. D.

Traducido al idioma español por: Dr. Sergio Pérez Barrero. Profesor Titular de Psi uiatr!a. "ni#ersidad $édica de Granma, %u&a. 'undador de la Secci(n de Suicidolog!a de la Sociedad $undial de Psi uiatr!a. 'undador de la )ed $undial de Suicidolog!a. $s.%. Da#id Sal#ador del *lano Sosa. Profesor +u,iliar del Departamento de -nglés de la "ni#ersidad $édica de Granma, %u&a.

Aclaración Tanto el autor como el editor desean hacerle sa&er al lector ue este li&ro no ofrece tratamiento psi ui.trico / ue, &a0o ning1n concepto, de&e considerarse como una alternati#a a la consulta ofrecida por un profesional. *as identidades de las personas acerca de las cuales se ha escrito en este li&ro han sido ocultadas cuidadosamente, de acuerdo con los est.ndares profesionales de confidencialidad / sus derechos al pri#ilegio de comunicaci(n con el autor.

Contenidos -ntroducci(n 3. "sted no tiene ue estar loco 5. "na idea ue mata 2. 789o tengo derecho a morir:; <. 8=st. usted completamente seguro: 4. "n paso atr.s, por fa#or ?. =l insecto en la taza >. *a soledad @. *a &uena noticia so&re la depresi(n A. 8=no0ado como para suicidarse: 36. +l m.,imo de estrés 33. Demasiado desesperanzado para tener esperanzas 35. Drogas, alcohol / errores fatales 32. Después de muerto tampoco lo amar.n 3<. Para los ue lo han intentado 34. 8B si no lo consigue: 3?. *as personas ue a&andona 3>. =l tiempo cura 3@. =n &usca de a/uda 3A. "na filosof!a de la #ida =p!logo 2 4 36 32 53 5> 26 22 <2 46 4@ >6 @2 A3 366 36? 335 33@ 356 326 32>

Introducción =stimado lector, 9o sé uién es usted o por ué est. le/endo estas l!neas. Solo sé ue usted ha escogido este li&ro /, por el momento, lo est. le/endo. =spero ue si usted lo necesita contin1e le/éndolo. %omo autor, me a/udar!a mucho si supiera m.s acerca de usted. Pero no es as!, / nunca podremos sa&er m.s uno del otro a menos ue nos encontremos alg1n d!a en alg1n lugar. +s! ue estamos atrapados a u! 0ustamente en el comienzo. Somos desconocidos / as! ser.n las cosas entre nosotros. Pero eso no de&e detenernos. +l menos a m! no me detendr.. Co/ a escri&ir este li&ro dirigido a usted, como si estu#iera sentado conmigo en mi consulta. $i consulta es un lugar c.lido. =s tran uila / tiene pri#acidad. Tenemos sillas c(modas / el teléfono no suena. 9adie puede molestarnos en mi consulta. =sta es la consulta en ue /o hago lo ue los psic(logos hacen por lo generalDescucho a las personas, les ha&lo / trato de a/udarlas con sus pro&lemas. De&o comenzar por suponer un par de cosas acerca de usted. B aun ue es peligroso suponer cosas acerca de otras personas, tendré ue hacerlo de&ido a nuestra relaci(n. Co/ a suponer ue usted est. le/endo este li&ro por ue ha pensado suicidarse, o tal #ez /a lo ha/a intentado. =n cual uier caso, #o/ a suponer ue usted es una persona ue est. mu/ pertur&ada / ha pensado ponerle fin a su #ida. Suponiendo ue eso sea cierto, le #o/ a ha&lar so&re el dolor de #i#ir / las consecuencias de morir, seg1n lo ue sé al respecto. *e #o/ a ha&lar so&re el suicidio. B como su #ida est. en 0uego, no le #o/ a andar con rodeos. 9o le #o/ a tomar el pelo. Tampoco #o/ a andar con remilgos. $.s &ien, trataré de ser lo m.s honesto / directo posi&le. %omo he conocido a muchas personas ue han uerido suicidarse / otras tantas ue lo han hecho, tengo una noci(n de c(mo usted se siente en este momento. Sé ue es posi&le ue usted no tenga deseos de leer un li&ro. Pero tal #ez pueda leer este. Seré &re#e.

3

"na de las razones por las ue he escrito este li&ro es por ue el suicidio es un tema desagrada&le. + las personas no les gusta ha&lar de eso. Tampoco les gusta escuchar ue otro ser humano est. tan pertur&ado como para pensar en su autodestrucci(n. Pero este silencio no es &ueno para nosotros. 9o es &ueno para la persona pertur&ada, ni para uienes podamos estar interesados en e#itar ue otra persona a uien conocemos, se encuentre tan desesperada / sola ue le parezca ue la 1nica soluci(n sea terminar con su #ida. =s hora de ue ha&lemos / lo hagamos sinceramente. +lgunas personas podr!an esgrimir ue un li&ro como este no de&iera escri&irse / ue, de un modo u otro, ha&lar a&iertamente so&re el suicido puede contri&uir a aumentar la pro&a&ilidad de ue un lector se suicide. 9o creo ue eso sea cierto / muchas in#estigaciones corro&oran mi opini(n. Por el contrario, pienso ue entre m.s aprendemos so&re c(mo morir, m.s aprendemos tam&ién so&re c(mo #i#ir. B, cuando ha/amos aprendido m.s so&re am&as cosas, tal #ez estaremos me0or preparados para #i#ir plenamente nuestras #idas. Etra raz(n por la ue he escrito este li&ro es por ue muchas personas se suicidan sin llegar a sa&er ue lo ue los separa&a de ha&er podido reci&ir a/uda era una simple llamada telef(nica. =n estos tiempos modernos uno se pregunta, 8c(mo puede ser eso: Pero es cierto. De modo ue es posi&le ue este li&ro llegue hasta las manos de alguien ue no se ha&!a enterado de ue e,iste a/uda ni d(nde encontrarla. =s posi&le ue este li&ro le dé a alguien ese po uito de #alor ue se necesita para pedir a/uda o para #i#ir un d!a m.s o una semana m.s o hasta ue sus #idas me0oren / los pensamientos suicidas comiencen a desaparecer. "na cosa m.s. 9o tengo respuestas m.gicas ni soluciones r.pidas para los pro&lemas de la #ida. 9o creo ue alguien las tenga. +s! ue no espere ue le ofrezca formas f.ciles de #i#ir o soluciones simples para el dolor / el sufrimiento ue parecen ser parte de todas nuestras #idas. Pero como este li&ro trata so&re el suicidio / nada menos li&ro podr!a ser la 1ltima cosa ue usted lea. Paul Quinnett ue el riesgo de su #ida, no #o/ a disculparme por las cosas ue tengo ue decirle / ue pudieran no gustarle. Por lo ue sé, este

4

Capítulo 1... Usted no tiene que estar loco *o primero ue uiero decirle so&re el suicidio es ue usted no tiene ue estar loco para pensar en ello o, incluso, intentarlo. =l suicidio es una soluci(n. 9o importa lo ue le digan, el suicidio s! resuel#e pro&lemas, al menos sus pro&lemas. Si lo consigue, los resuel#e de una #ez / por todas. %omo /a seguramente usted lo ha pensado, después ue uno se muere /a no ha/ nada ue pueda herirlo. Después de muerto, nunca m.s se sentir. mal. Después de muerto, posi&lemente no le importe m.s lo ue suceda. %ual uier dolor ue usted tenga desaparecer. tan pronto como de0e de respirar. %omo no sir#e de nada ue nos tomemos el pelo a u! en el comienzo, no le #o/ a decir ue el suicidio no funcione. 'unciona. E al menos eso parece. $e atre#er!a a afirmar ue antes de llegar a la actual situaci(n de su #ida, cuando usted escucha&a a algunas personas decir ue ten!an deseos de suicidarse, usted pensa&a ue esta&an locas. Si ahora usted est. en ese mismo lugar, tal #ez pueda darse cuenta de c(mo ellas se sent!an. +hora la ma/or!a de las personas dir.n ue usted est. loco para pensar en suicidarse. B, si se suicida, dir.n ue usted de&i( ha&er estado loco para hacerlo. Pero la #erdad es ue la ma/or!a de las personas ue se suicidan no est.n locas, al menos de la forma en ue #emos a las personas ue est.n 7fuera de sus ca&ales.F S!, las personas sic(ticas a #eces se suicidan, pero la ma/or!a de las personas ue mueren a consecuencia del suicidio son personas como usted / como /oG personas ue, por razones ue espero e,ploremos 0untos, han decidido ue no #ale la pena seguir #i#iendo. *a gran ma/or!a de las personas ue intentan suicidarse o se suicidan est.n tan tristes, desesperanzadas o eno0adas ue simplemente no soportan continuar #i#iendo. E han sido golpeadas tan duramente por la #ida ue est.n a&rumadas / no #en otra forma de ponerle fin a sus sentimientos de pérdida, detener el sufrimiento / retomar el control de su futuro. Pero no est.n locas. B lo m.s pro&a&le es ue usted tampoco lo esté. $.s adelante en este li&ro me referiré en detalle a la depresi(n, al eno0o, a la desesperanza, al 5

estrés / a c(mo estos estados mentales pueden influir en nosotros / desencadenar pensamientos suicidas. Pero por el momento, lo e,horto a ue trate de leer el li&ro de principio a fin para ue pueda comprender los c(mos, por ués / todos los riesgos / consecuencias ue trae consigo el intentar suicidarse. "na de las cosas ue ocurre cuando usted comienza a pensar en el suicidio como una salida es ue usted comienza a sentirse me0or, unas #eces un poco me0or, otras #eces mucho me0or. Después de todo, cuando usted ha estado atascado en un pro&lema ue parece no tener soluci(n, encontrar finalmente una soluci(n es un gran ali#io. B usted se preguntar., 78%(mo puede ser:F Pues por ue nosotros los humanos somos capaces de imaginar ue hacemos cosas ue nunca hemos hecho, o ue estamos en lugares en los ue nunca antes hemos estado. Somos capaces de imaginar c(mo ser!a estar muerto o, al menos, c(mo ser!a no estar #i#o. Solamente el hom&re es capaz de imaginar su propia muerte. Podemos representar nuestra muerte como si fuera un papel en una pel!cula. Podemos cerrar los o0os / #er ue estamos tendidos, sin #ida, en un ata1d. +dmit.moslo o no, casi todos nosotros en alg1n momento hemos imaginado c(mo ser!a estar muerto. =s esta poderosa capacidad de imaginar el fin de nuestros pro&lemas lo ue nos hace pensar en la posi&ilidad del suicidio. B no ha/ forma de ue alguien pueda e#itar ue pensemos en suicidarnos. =s nuestra mente, nuestra imaginaci(n, nuestra capacidad de anticipar c(mo ser!a la muerte la ue nos hace seres humanos / nadie, pero nadie, puede e#itar ue seamos humanos. Desde mi punto de #ista, usted tiene todo el derecho a pensar en el suicidio como una forma de resol#er cual uiera sea el pro&lema ue est. enfrentando en este momento. =l suicidio es una decisi(n en la ue todo ser humano puede pensar. B para algunas personas, en algunas circunstancias, el suicidio podr!a ser la decisi(n correcta. Pero no so/ /o el ue decide ué personas / &a0o ué circunstancias. +s! ue por ahora, durante este momento entre nosotros, me gustar!a poner la decisi(n del suicidio en el estante / pedirle ue se uede conmigo hasta el final de este li&ro. %omo podr. 6

suponer, no esto/ escri&iendo este li&ro para apresurar a nadie. Por el contrario, esto/ escri&iendo este li&ro para a/udarle a e,aminar el suicido con cierto ni#el de detalle / pro&a&lemente desde perspecti#as en las ue usted no ha&!a pensado. Tam&ién tengo otra con#icci(n ue necesito compartir con usted de inmediato. =sa con#icci(n es simplemente la siguiente: cada #ez ue uno de nosotros tiene ue tomar una decisi(n, siempre tomamos la me0or decisi(n posi&le. 9inguno de nosotros comienza a resol#er un pro&lema / dice, ;%reo ue esta #ez #o/ a tomar una pésima decisi(n.; =n mi opini(n, esto nunca sucede. *o ue sucede es ue cada #ez ue tenemos ue tomar una decisi(n, tomamos en cuenta toda la informaci(n de ue disponemos, la procesamos en nuestros pe ueños cere&ros / entonces, a #eces con los dedos cruzados, decidimos lo ue #amos a hacer. B es ah! donde est. el pro&lema. 8B si no dispon!amos de toda la informaci(n necesaria para tomar una decisi(n #erdaderamente &uena: 8%u.ntas #eces usted ha pensado en una decisi(n ue ha tomado / se dicho, 7%aram&a, no de&! ha&er hecho eso: 9o sa&!a ue i&a a salirme de esa forma. 8%(mo pude ser tan necio:F Si usted es como /o, entonces de&e ha&er hecho esto cientos de #eces, tal #ez miles de #eces. Tomar decisiones de las ue posteriormente nos arrepentimos es inherente al ser humano. =ntre otras cosas, la #ida e,ige ue cada uno de nosotros tome decisiones, cientos de ellas cada d!a. =,isten pe ueñas decisiones como ué ropa ponerse para ir al tra&a0o o a la escuela cada mañana, / grandes decisiones como ué se uiere ser en la #ida, con uién casarse o, incluso, si de&emos seguir #i#iendo si las cosas salen mal. Todo el mundo tiene ue tomar las mismas decisiones. =l pro&lema es ue no siempre disponemos de toda la informaci(n ue necesitamos para tomar la me0or decisi(n posi&le en cada caso. Si cont.ramos con esa informaci(n, tomar!amos decisiones perfectas. Pero como no es as!, tomamos decisiones imperfectas todo el tiempo, decisiones de las ue m.s tarde nos arrepentimos. 'rancamente, en este sentido no #eo ninguna salida para ninguno de nosotros. Pero ha/ esperanza. + medida ue las personas a#anzan en edad, por lo general son un poco m.s listas. =sto se de&e a ue entre m.s #i#en, ma/or es la informaci(n ue acumulan / tienden a tomar me0ores decisiones. Piense en el pasado cuando era un niño. Piense en las decisiones ue tom( entonces / ue no #ol#er!a a tomar dado su ni#el de informaci(n actual. Por e0emplo, 7

si usted es fumador, teniendo en cuenta lo ue sa&e ahora so&re el h.&ito de fumar, 8ha&r!a fumado el primer cigarrillo: Pro&a&lemente no. E tal #ez se pele( con su me0or amigo o uno de sus progenitores / decidi( no #ol#er a ha&larles 0am.s. 8+ctuar!a e,actamente igual ho/: Tal #ez no. =l hecho es ue todos nosotros podemos arrepentirnos de algunas de nuestras decisiones pasadas. Todos nosotros podemos mirar atr.s / #er ue fuimos necios, o tal #ez ignorantes sea un término me0or. -gnorantes Hno disponer de toda la informaci(nI es lo ue la ma/or!a de nosotros somos la ma/or parte del tiempo. Pero para m! eso est. perfecto. 9o tengo ning1n incon#eniente en ser ignorante. 9o me gusta sentirme en una situaci(n em&arazosa por algo ue desconozco, pero nunca nadie me prometi( ue siempre sa&r!a todo lo ue necesitar!a sa&er cu.ndo necesitara sa&erlo. B, a menos ue usted tu#iera una garant!a diferente a la m!a, no creo ue esté en me0ores condiciones. Pero creo ue todos nosotros podemos tener la esperanza de ue alg1n d!a seamos un poco m.s listos. B siempre me ha parecido ue puedo mirar atr.s a alguna decisi(n torpe ue tomé en el pasado / decirme a m! mismo, ;Paul, esa fue una decisi(n necia,F / as!, al menos no me esto/ #ol#iendo m.s torpe. 8Pero ué tiene ue #er todo esto con el suicidio: *o ue tiene ue #er es lo siguiente. %uando las personas comienzan a pensar en ponerle fin a su propia #ida, por lo general no tienen toda la informaci(n. %omo la ma/or!a de las personas suicidas est.n deprimidas / no piensan con claridad, tal #ez piensan ue tienen toda la informaci(n / no sea as!. B, de&ido a ue el suicidio es una soluci(n para siempre / uno no puede #ol#er atr.s / tomarla otra #ez entonces, en consideraci(n a usted mismo, tal #ez de&er!a tomar la decisi(n solo después de estarse sintiendo &ien nue#amente / ha&er tenido en cuenta todos los hechos. B me refiero a todos / cada uno de ellos. +lgo ue he aprendido de las personas ue han pensado en el suicidio / finalmente han decidido lle#arlo a ca&o es ue, una #ez ue lo han decidido, repentinamente se sienten me0or. =n realidad, algunas de ellas me han dicho ue se sienten de mara#illa. 7J+hora sé ué hacerK,F han dicho. B esto es e,actamente lo ue le sucede a cual uiera de nosotros cuando finalmente 8

hemos encontrado una soluci(n a un pro&lema ue hemos estado enfrentando. =s como si nos uit.ramos un gran peso de encima / sintiéramos un gran ali#io. JPero un momentoK Sin duda, el suicidio no de0ar. de doler. =l suicidio har. ue todos los pro&lemas desaparezcan. =l suicidio pondr. fin a la pesadilla en ue se ha con#ertido la #ida. 8Pero es realmente tan simple como parece: 89o es un poco aterrador: 89o es atrozmente terminante: "sted puede pensar ue esa 1ltima pregunta es una pregunta tonta. Por supuesto ue el suicidio es terminante. Pero usted se sorprender!a de sa&er ue entre m.s 0o#en es la persona, menos sa&e so&re la muerte / su car.cter terminante. =ntre m.s edad usted tiene, m.s muertes #e /, en ese proceso, usted llega a sa&er ue un intento suicida ue termina en la muerte es #erdaderamente una decisión terminante. %omo di0era recientemente un amigo m!o ue tra&a0a con 0(#enes suicidas, 7+lgunos 0(#enes piensan ue el suicidio es una moda. Tienen un pro&lema grande / dicen, 7%reo ue #o/ a intentar suicidarme esta semana. Si no funciona, pro&aré con otra cosa la pr(,ima semanaF.; J*a pr(,ima semanaK Si ha/ una tarea ue tengo por delante en este li&ro es, m.s ue otra cosa, con#encerlo a usted de ue lo ue parece una soluci(n r.pida / f.cil realmente no es ni tan r.pida ni tan f.cil. %on frecuencia, el suicidio es un asunto complicado / sucio / crea tantos pro&lemas como los ue resuel#e. =s cierto, usted no tiene ue estar loco para pensar en el suicidio o tal #ez incluso intentarlo pero, si me disculpa la &roma, el suicidio puede ser peligroso para su salud.

9

Capítulo 2... Una idea que mata De lo ue uiero ha&larle en este cap!tulo es so&re el origen de la idea de suicidarse. =sa idea no apareci( de repente en su ca&eza un d!a de la nada. Pero como no puedo preguntarle de d(nde la sac(, tendré ue esforzarme para a/udarle a ue lo comprenda por usted mismo. T(mese un minuto ahora mismo / preg1ntese, ;8%u.ndo comencé a pensar en suicidarme:; B ahora preg1ntese, ;8%onozco a alguien ue lo ha/a hecho:; De&ido a ue los seres humanos aprenden mucho unos de otros, todos nosotros estamos su0etos a los e0emplos ue nos dan las personas ue conocemos, los desconocidos / las personas famosas. +prendemos ué tenedor de&emos utilizar en una cena formal mirando a la persona ue tenemos al lado. +prendemos a #estirnos para ir a un &aile mirando como otras personas se #isten para los &ailes. *a ma/or!a de nosotros lle#amos el pelo largo o corto, en dependencia de lo ue la ma/or!a de las personas de nuestra edad hacen con su pelo. Todos los ue #i#imos en =stados "nidos, sa&emos ue $aril/n $onroe se suicid(. Sa&emos ue el no#elista =rnest LemingMa/ se suicid(. *eemos todo el tiempo so&re personas ue se suicidan. B a #eces pensamos, ;Si alguien como $aril/n $onroe, con toda su &elleza, dinero / é,ito pudo suicidarse, 8por ué no de&o hacerlo /o:; E tal #ez alg1n miem&ro de nuestra familia se suicid(. Si uno de nuestros padres se suicid(, entonces podr!amos preguntarnos, ;Si mi pap. no pudo con eso, 8c(mo #o/ a poder /o:; E tal #ez uno de nuestros me0ores amigos o alguien en la escuela muri( suicid.ndose. Si miramos a nuestro alrededor en nuestra propia ciudad / leemos los peri(dicos o #emos las noticias en la tele#isi(n, una cosa es mu/ o&#ia: la gente se suicida todo el tiempo. +un ue no es e,actamente un pasatiempo, las personas ue nos rodean atentan contra sus #idas. =n el tiempo ue le tom( leer esta pe ueña secci(n, alguien en alg1n lugar del mundo se suicid( / unas docenas m.s lo intentaron. Seg1n la Erganizaci(n $undial de la Salud, el suicidio es una de las principales causas de muerte prematura. Se estima ue m.s de un mill(n de personas se suicidan cada año en el mundo, o m.s de 5,>66 personas por d!a /, apro,imadamente @6 de estas son estadounidenses. 10

8Qué nos dice esto: *o ue nos dice es ue la idea de suicidarnos nos llega de otra persona. 9o pensamos en esta soluci(n por nosotros mismos. =l suicidio no es una idea nue#a / las personas se han suicidado desde ue surgi( el hom&re. B de ese modo, si de alguna manera nos ha pasado por la mente la idea de resol#er nuestros pro&lemas mediante el suicidio, es por ue nos llega de otra personaDun amigo, un familiar, una persona famosa. +lguien, en alg1n lugar nos ha enseñado ue el suicidio es algo a lo ue nosotros tam&ién podemos recurrir. B cuando otra persona nos ha mostrado el camino, 8no es m.s f.cil para nosotros tomar la misma ruta: *a in#estigaci(n so&re el tema demuestra ue cuando una persona famosa como $aril/n $onroe se suicida, las tasas de suicidio aumentan. =s como si las personas ue han estado pensando ue sus pro&lemas no ten!an soluci(n #ieran, en el e0emplo de $aril/n, ue la autodestrucci(n es una posi&ilidad real. Tal #ez di0eron, ;Si fue &ueno para $aril/n, ser. &ueno para m!.; B cuando una adolescente 0aponesa !dolo se suicid( saltando hacia su muerte, al menos otras seis adolescentes tam&ién se suicidaron en los d!as siguientes. +lgunas de ellas tam&ién saltaron al #ac!o / casi todas de0aron una nota diciendo ue ha&!an seguido el e0emplo de su !dolo. *o mismo ocurre m.s cerca del hogar. %uando uno o dos chicos de una escuela se suicidan, es mu/ pro&a&le ue se suiciden m.s chicos. B si alguien se suicida en una familia, el resto de los miem&ros de la familia tienen ma/or pro&a&ilidad de suicidarse. %orrecto o incorrecto, todos aprendemos del e0emplo. "n hom&re suicida con el ue tra&a0é tom( mu/ en serio su suicidio. Su esposa ha&!a tenido una relaci(n e,traNmatrimonial con otro hom&re, sus hi0os ten!an pro&lemas / a él no le i&a &ien en su tra&a0o. *e pregunté de d(nde le ha&!a surgido la idea de suicidarse. ;Bueno,F di0o, ;mis padres se suicidaron.F Bo nunca ha&!a conocido a un hom&re cu/a madre / padre se hu&ieran suicidado. Pero sa&!a ue cual uiera fuera el argumento ue le diera acerca de por ué él de&!a continuar #i#iendo, /o 11

i&a en contra de las dos personas m.s poderosas e influ/entes en su #ida, su mam. / su pap.. ;Bo solo ten!a cinco años cuando ellos se suicidaron,F di0o. ;+s! ue no creo ue eso me afectara mucho.F Pero por supuesto ue s!. + medida ue fuimos tra&a0ando 0untos, fue capaz de decirme ue cada #ez ue enfrenta&a un pro&lema en la #ida, le #en!a a la mente la idea de suicidarse, casi contra su #oluntad. =ra como si, a pesar de su promesa de nunca suicidarse como sus padres lo ha&!a hecho, no pod!a de0ar de pensar en ello. B ahora ue le i&a tan mal en la #ida, no pod!a li&rarse de esos pensamientos. +s! ue de cierta forma, este hom&re no pod!a e#itar pensar en el suicidio. =se pensamiento lo ha&!a acompañado desde sus primeros recuerdos. =ra como si sus padres le hu&ieran dado un regalo terri&le. *e ha&!an enseñado eso, cuando la #ida se hace insoporta&le, esto es lo ue uno hace. +s! ue tengo ue preguntarle otra #ez, 8de d(nde sac( la idea de suicidarse: 8+lguien cercano a usted le enseñ( c(mo hacerlo: 8*e dio ese e0emplo uno de sus padres, uno de sus a&uelos, un t!o, una t!a, o un amigo: 8E usted ha comparado su desdicha con la de alguien ue usted pensa&a ue conoc!a / decidi( ue si el suicidio fue &ueno para esa persona, ser. &ueno para usted: Si su respuesta es s!, le #o/ a hacer una pregunta sencilla: 8=s su #ida, su pro&lema, su dolor, e,actamente como el de a uella persona: 8=s usted una persona idéntica en una crisis idéntica: %reo ue su respuesta tiene ue ser no. Por ue, g1stele o no, todos nosotros somos seres humanos completamente distintos, diferentes / 1nicos. 9unca antes ha e,istido alguien e,actamente como nosotros en el planeta / tampoco e,istir. en el futuro. +un ue no nos guste mucho ser como somos, o aun ue nos arrepintamos mucho de lo ue hemos hecho o de a uello en lo ue nos hemos con#ertido, al menos somos personas 1nicas, de un tipo ue el mundo no #ol#er. a #er 0am.s. B, siendo criaturas 1nicas, 8no de&er!amos tomar tam&ién decisiones 1nicas:

12

Capítulo 3... "¿No ten o derec!o a morir"" $uchas de las personas suicidas con las ue he tra&a0ado me han hecho esta pregunta /, francamente, no tengo una &uena respuesta. De cierta forma, me alegro de no tenerla. Pero como imagino ue usted de&e ha&erse hecho la misma pregunta, #o/ a decirle lo ue les he dicho a otras personas. =n primer lugar, no me corresponde, como psic(logo, decirle si usted tiene derecho a morir. 9o ha/ nada en mi formaci(n, &aga0e profesional o e,periencia personal ue me &rinde un conocimiento especial so&re el tema. 9o so/ pastor, sacerdote, ni ning1n tipo de autoridad eclesi.stica. 9o so/ 0uez. Solamente he sido entrenado para sal#ar #idas, no para a/udar a las personas a aca&ar con ellas. +l menos desde el punto de #ista legal, creo ue puedo darle una respuesta parcial: 9o, usted no tiene a&solutamente ning1n derecho a suicidarse. =n este momento en la historia de los =stados "nidos / la ma/or!a de los dem.s pa!ses, el suicidio toda#!a es ilegal / si usted lo intenta, puede ha&er consecuencias legales desagrada&les. +un ue en la actualidad casi nunca sucede, hasta no hace tanto se en#ia&an a prisi(n a las personas ue intenta&an suicidarse. Pero en las 1ltimas décadas, el suicidio ha de0ado de ser un crimen para con#ertirse en un s!ntoma de ue algo anda desesperadamente mal en las personas ue lo intentan / ue, si se a/udan, pueden renunciar a la idea / continuar #i#iendo. 'rancamente, e,iste una gran confusi(n so&re este asunto del derecho a morir. De un lado est.n uienes plantean ue nadie tiene derecho a morir &a0o ninguna circunstancia /, del otro, est.n los ue dicen ue todos nosotros tenemos derecho a morir cuando lo decidamos, lo ue inclu/e la muerte mediante el suicidio. *a ma/or parte del de&ate so&re el derecho a morir se centra en si una persona con una enfermedad terminal o mu/ añosa / enferma, la cual no se espera ue me0ore mediante tratamientos a #eces dolorosos, tiene derecho a rechazar la atenci(n médica / solicitar asistencia médica para morir.

13

=,isten grupos de personas ue se han organizado para promo#er una legislaci(n ue permita ue a uellas personas ue tienen enfermedades terminales tengan una ;muerte con dignidad;, con asistencia médica. B e,isten los ue se oponen a cual uier forma de suicidio o muerte asistida &a0o cual uier circunstancia. +un ue algunos pudieran no estar de acuerdo, a m! me parece ue los o&0eti#os de am&os grupos son humanitarios / ninguno, ue /o sepa, defiende el derecho a suicidarse si uno es 0o#en / saluda&le. Tal #ez si todos pudiéramos contar con una atenci(n médica competente / un mane0o del dolor sofisticado al final de nuestras #idas, este de&ate se e#aporar!a. +s! ue, a menos ue usted ha/a conocido recientemente ue tiene una enfermedad terminal / ue morir. en alg1n momento en un futuro cercano, asumiré ue usted est. pensando en el suicido por razones diferentes. "sted podr!a preguntarse, ;8Qué sucede si intento suicidarme / no lo consigo:; %ada estado / la ma/or!a de los pa!ses tienen un tipo de le/ para el tratamiento in#oluntario ue le permite a un 0uez, so&re la &ase de un testimonio profesional, ponerlo a usted en un hospital para reci&ir tratamiento / para la pre#enir nue#os intentos contra su #ida. =l go&ierno tiene ue pro&ar ue usted tiene una enfermedad mental /, por tanto, necesita tratamiento, pero por lo general lo hace sin mucha dificultad. %uando esto sucede usted pierde, aun ue solo sea temporalmente, sus derechos ci#iles. Sin em&argo, como /a hemos planteado, aun ue la ma/or!a de las personas ue se suicidan est.n deprimidas o sufren de un trastorno mental, usted no tiene ue ser un paciente sic(tico para suicidarse. =n realidad, la ma/or!a de las personas ue se suicidan no son legalmente 7locas.F +s! ue al parecer tenemos un pro&lema mu/ interesante. Para e#itar ue alguien como usted se suicide, los doctores como /o nos paramos ante un tri&unal / decimos a tal efecto ue, de&ido a su enfermedad mental, usted es un peligro para s! mismo / necesita tratamiento. PeroD/ esto es lo e,trañoDusted puede, en cuesti(n de horas o de un par de d!as, le#antarse una mañana / decir, ;+ pesar de todo, he decidido no suicidarme.; B si usted puede con#encernos de ue est. diciendo la #erdad, usted puede a&andonar el hospital e irse a casa. Pregunta: 8=st. usted ahora completamente curado de su mal llamada enfermedad mental: 14

E&#iamente no, /a ue es pro&a&le ue usted nunca ha/a tenido una 7enfermedad mental.F Pero eso no significa ue usted no pueda estar deprimido o eno0ado, o en una importante crisis en su #ida / esté necesitando tratamiento. =star encerrado en un hospital producto de un pensamiento suicida, o después de ha&er lle#ado a ca&o un intento suicida solo significa ue, en la opini(n de personas como /o, usted esta&a tan confuso, dese uili&rado o eno0ado ueDal menos durante ese momentoDusted esta&a en peligro de tomar una decisi(n mu/ mala. De modo ue usted tiene todo el derecho de preguntarse, 7Si no esto/ 7locoF, 8por ué pensar en el suicidio es un s!ntoma /, si es un s!ntoma, es un s!ntoma de ué:F %omo he dicho antes, no creo ue uno tenga ue ser un enfermo mental para pensar en el suicidio. *as in#estigaciones han demostrado ue la inmensa ma/or!a de las personas ha pensado en el suicido en alg1n momento de sus #idas, / me refiero a pensarlo en serioDtal #ez tan serio como usted. B estas han sido personas normales, as! como usted. Le ha&lado con much!simas personas ue han pensado en el suicidio seriamente. +lgunas dicen ue en el momento en ue esta&an pensando suicidarse de&en de ha&er estado ;locas temporalmente.; Tal #ez esa sea una &uena e,plicaci(n por ahora. De momento, aceptemos el hecho de ue en la actualidad en los =stados "nidos / la ma/or parte de los pa!ses ci#ilizados, no es correcto intentar suicidarse / ue, si usted lo hace, puede perder su li&ertadDaun ue sea por unos d!as. *as personas ue tienen autoridad para tratar de e#itar ue usted se suicide son personas como /o: psic(logos, psi uiatras, tra&a0adores sociales, enfermeras, médicos generales, / todo tipo de especialistas en salud mental / en el tratamiento del alcoholismo / las adicciones. *a polic!a tam&ién tiene responsa&ilidades en esto. + esos profesionales, a falta de una pala&ra me0or, se les llama el sistema de salud mental. B es con ese ;sistema,F /a sea &ueno o malo, con el ue usted entrar. en contacto si intenta suicidarse, no lo consigue / es descu&ierto. Si usted lo consigue / muere por su propia mano, &ueno, creo ue sa&r. ué ;sistema; se har. cargo de sus restos. "na pala&ra de ad#ertencia. Por muchas razones con las ue no lo #o/ a a&urrir, uno no siempre puede esperar ue el sistema responda perfectamente. Si usted atenta contra su #ida / 15

falla, tenga esto en cuenta: a #eces la polic!a in#estiga / acomete cual uier acci(n ue considere necesaria. =s pro&a&le lo lle#en a un hospital, o tal #ez no. =s posi&le ue lo de0en irse &a0o promesa de ue no #ol#er. a intentar suicidarse. Puede incluso ue lo lle#en preso, so&re todo si en su intento puso en peligro la #ida de otras personas. Si usted #a solo o lo lle#a al hospital un amigo, un familiar o la polic!a, a #eces los médicos lo atienden / lo de0an irse a casa. + #eces lo ingresan en una sala de psi uiatr!a del hospital. E, si no cuentan con una sala de psi uiatr!a, es pro&a&le ue hagan una coordinaci(n para en#iarlo a un hospital psi ui.trico. =sto depende del hospital / de c(mo funcione el sistema en su ciudad o localidad. + #eces, si los médicos consideran ue usted necesita cuidados de psi uiatr!a intraN hospitalarios / usted se niega a aceptarlos de forma #oluntaria, lo ingresan en una instituci(n psi ui.trica, incluso contra su #oluntad. %omo he dicho, la ma/or!a de los go&iernos tienen le/es ue les permiten hacerlo. B, como di0e tam&ién, usted puede perder su li&ertad, al menos por alg1n tiempo. +hora &ien, si usted est. le/endo muchos ;a #eces; a u! es por ue, a pesar de contar con las le/es para pre#enir el suicidio, estas le/es no siempre se aplican de la misma forma en todos los lugares, e incluso pueden #ariar de un d!a a otro. *as personas ue forman parte del sistemaD psic(logos, psi uiatras, las personas ue la&oran en los cuerpos de guardia, polic!as, etc.OOtodas tienen opiniones diferentes acerca de las personas ue intentan suicidarse. + algunas, para ser honesto, no les gustan las personas ue tratan de suicidarse. +lgunas uisieran ue usted lo lograra lo antes posi&le para terminar con eso. + otras personas H/ esto no de&e ser noticia para ustedI, les importa un &ledo si usted #i#e o se muere. Le escuchado a algunos decir, ;De todas formas, tarde o temprano lo #an a hacer, 8as! ue para ué preocuparse:; $i punto de #ista es este: el intento suicida es un asunto riesgoso. B no lo digo como una &roma. La/ una cosa de la ue usted de&e estar seguro: si usted atenta contra su #ida / las autoridades correspondientes lo descu&ren, tomar.n alg1n tipo de medidas. B si consideran ue usted est. pensando seriamente en suicidarse, har.n todas las acciones legales posi&les para 16

e#itarlo. Sus razones para desear morir, aun ue a usted le parezcan mu/ &uenas, no cam&iar.n nada. %orrecto o incorrecto, usted tiene ue #er las cosas desde nuestro punto de #ista. Si realmente pensamos ue usted representa un peligro para s! mismo, simplemente no #amos a creerle ue usted no #ol#er. a intentar hacerse daño. +un ue no lo conozcamos, por lo menos sa&emos ue usted es un ser humano como nosotros, ue se siente tan mal ue no desea continuar #i#iendo. B si sa&emos eso, no #amos a uedarnos con los &razos cruzados. Tam&ién necesito ad#ertirle ue incluso algunos profesionales de salud mental no logran un consenso so&re ué medidas tomar para e#itar ue una persona suicida pueda lle#ar a ca&o su intenci(n. +lgunos profesionales consideran ue cada persona, siempre ue o&#iamente no padezca de una enfermedad mental, es completamente responsa&le de su #ida o de su muerte. +s! ue, si por casualidad usted cae en manos de uno de esos profesionales, es posi&le ue no trate de detenerlo, ni se preocupe por ue usted #a/a a un hospital. Pueda ue esté de acuerdo con usted en ue usted tiene derecho a morir si usted lo desea / ue, si ésa es su decisi(n, entonces usted ser. el m.,imo responsa&le de su propia muerte. Pero la inmensa ma/or!a de los a/udantes profesionales #en cual uier gesto o amenaza suicida como algo serio / har.n todo lo ue consideren necesario para tratar de detenerlo. %on suerte, usted encontrar. profesionales a los ue realmente les preocupe su #ida. "sted tam&ién de&e sa&er ue los médicos, terapeutas, hospitales / centros de salud mental son demandados todo el tiempo por cometer errores con las personas suicidas. Si usted sa&e ue alguien es suicida / no toma todas las precauciones razona&les, inclu/endo la hospitalizaci(n de esa persona contra su #oluntad / esa persona se suicida, entonces puede iniciarse un proceso 0udicial. Por eso, la ma/or!a de nosotros somos conser#adores cuando tenemos en nuestras manos a una persona suicida acti#aG la encerramos. Si es por ;su &ien; o por ;nuestro &ienF, no lo séDtal #ez sea por el &ien de am&os. =n la ma/or!a de los estados / pa!ses las autoridades pueden hospitalizarlo a uno contra su #oluntad solo por un tiempoDpor lo general durante unos d!as o unas semanas. Pero si uno contin1a intentando suicidarse, pueden mantenerlo hospitalizado hasta tanto lo consideren 17

necesario. 9ada hace sentir peor a un tra&a0ador de la salud mental ue darle de alta a un paciente ue ha sido suicida / luego enterarse de ue esa persona se suicid( al d!a siguiente. Desde nuestro lado, nos parece ue le estamos dando la oportunidad de pensar en otras alternati#as, &uscar a/uda / pensar de nue#o si usted realmente desea morir o no. Sa&emos ue la ma/or!a de las personas ue toman la decisi(n de suicidarse me0oran, sus crisis pasan /, tarde o temprano, #uel#en a desear #i#ir. %onociendo eso, nosotros siempre tratamos de ganar tiempo, aun ue insistan en ue no uieren nuestra a/uda. =s as! de simple. "n par de cosas m.s so&re el derecho a morir. =n la +ntigua Grecia, las personas ue pensa&an suicidarse pod!an ir al senado / argumentar por ué se les de&!a permitir morir. Si logra&an hacer una fundamentaci(n con#incente, se les permit!a ingerir #eneno. Lo/ no e,iste una autoridad gu&ernamental tan alta. *as religiones, en su con0unto, han considerado el suicidio como un pecado. $uchas toda#!a lo hacen, aun ue cada #ez m.s iglesias / religiones #en el suicidio como un s!ntoma de una enfermedad. =n nuestras religiones m.s importantes, la creencia es ue como Dios es uien concede el milagro de la #ida, solo Pl puede disponer de ella. B usted, como uno de sus hi0os, no tiene derecho a destruir algo ue Dios cre(. =n la ma/or!a de las religiones el suicidio est. en contra de la #oluntad de Dios. Durante todos los siglos en ue el suicidio se consider( un pecado, uno no pod!a ser enterrado en suelo sagrado si se ha&!a suicidado. B en algunos lugares / épocas, el cuerpo del suicida se e,hi&!a p1&licamente como un mal e0emplo, o simplemente se tira&a en un foso fuera de la ciudad. =n muchos pa!ses durante la =dad $edia e incluso en el Siglo de las *uces, a los suicidas se les castiga&a después de su muerteG se les confisca&an sus propiedades / se le hac!a pagar a su familia por el 7crimen.F Pero en otras culturas, el suicidio no se considera espec!ficamente en contra de la le/ /, &a0o circunstancias especiales, incluso una forma honora&le de salir de esta #ida. *os 0aponeses son los m.s conocidos por sus actos suicidas, los cuales, en su cultura / &a0o ciertas circunstancias, pueden considerarse formas &uenas / apropiadas de a&andonar este mundo.

18

B, finalmente, est.n las personas ue sacrifican sus propias #idas para ue otros puedan #i#ir: el soldado ue se lanza encima de una granada de manos para sal#ar a sus compañeros, el piloto ue se ueda en su a#i(n para no caer en el patio de una escuela llena de niños, / toda clase de personas uienes, a sa&iendas, ponen sus #idas en peligro para sal#ar las #idas de otras personas. =stos, seg1n mi forma de pensar, no son actos suicidas sino actos de hero!smo. Pero a u! en los =stados "nidos, / en la ma/or!a de los dem.s pa!ses, no es correcto suicidarse, especialmente si sus moti#os para uerer hacerlo no se consideran suficientes. -ncluso si se hace por moti#os mu/ &uenosDusted sufre dolor f!sico permanente, usted #a a morir pronto de todas formas, etc. Des pro&a&le ue usted no encuentre a nadie con autoridad ue asuma la responsa&ilidad de decir, s!, puede suicidarse. Pero puedo escuchar su pensamiento, ;8Qué ra/os sa&e él: Pl no sa&e c(mo /o me siento. Pl no sa&e lo ue /o he pasado. B, posi&lemente, él no sepa ué es lo me0or para m!. F Bueno, en eso tiene raz(n. Todo lo ue usted pueda ha&er pensado es completamente cierto. Bo no lo conozco a usted. 9o conozco sus circunstancias. 9o sé ué es lo me0or para usted. Pero s! sé una cosa: si usted se suicida, esta con#ersaci(n ha&r. terminado, como tam&ién ha&r. terminado cual uier otra con#ersaci(n ue pudiera tener alguna #ez. B una #ez ue usted ha/a partido, no importar. mucho si usted ten!a derecho a morir o no. +s! ue por ahora #amos a estar de acuerdo en algo. Camos a estar de acuerdo en ue, a pesar de ue el suicidio est. en contra de las le/es ci#iles del pa!s / contra cual uiera sea el Dios en ue usted cree, / contra lo ue sea en lo ue sus amigos / familiares crean, usted / /o sa&emos ue usted a1n puede suicidarse. Si usted realmente desea ponerle fin a su #ida, puede hacerlo. Bo realmente no puedo detenerlo, sus amigos no pueden detenerlo, sus padres no pueden detenerlo, / la polic!a tampoco puede hacerlo. -ncluso si lo ingresaran en un hospital durante unos d!as o unas semanas, usted podr!a de0ar de ha&lar del suicidio / prometerles a los médicos ue no lo har. / entonces, cuando ellos lo de0en salir, usted puede suicidarse. 19

De modo ue usted / /o sa&emos algo. Sa&emos ue llegado el momento, ha/ una sola persona ue puede decidir si usted #a a #i#ir o #a a morir. B esa persona no so/ /o. 8%orrecto: %orrecto.

20

Capítulo #... ¿Est$ usted completamente se uro" %uando le conté a un amigo ue esta&a escri&iendo este li&ro di0o, ;Bueno, creo ue siempre / cuando contin1en le/éndolo, no ha&r.n tomado la decisi(n final de morir.; B, como usted toda#!a me est. prestando atenci(n, #o/ a suponer ue a1n no ha tomado su 1ltima decisi(n. E tal #ez, incluso si lo ha hecho, podr!a uerer reconsiderarlo. %omo di0era alguien una #ez acerca de una persona ue ha&!a decidido finalmente, de una #ez / por todas, suicidarse, ;Pl muri( hace diez minutos.F *o ue realmente espero de usted en este momento es ue a1n esté indeciso con respecto a la idea de suicidarse. B como he ha&lado con cientos de personas suicidas, puedo suponer ue usted, incluso en su hora m.s oscura, mantendr. su decisi(n di#idida entre terminar con su #ida o tratar de continuar con ella. =s as! como de&e ser /, aun ue no lo haga sentirse me0or, casi todas las personas ue piensan suicidarse se muestran inseguras a la hora de uitarse la #ida, incluso hasta el mismo momento en ue hacen el intento. Toda#!a recuerdo cuando entre#isté a una mu0er ue so&re#i#i( después de arro0arse desde un puente a un r!o con una fuerte corriente. =lla lle#a&a puesto un impermea&le por ue, seg1n di0o, ;9o uer!a mo0arme.; Si me permite hacer otra suposici(n acerca de lo ue ha estado sucediendo dentro de su ca&eza / de su coraz(n, esa ser!a ue usted ha tenido largas / dif!ciles discusiones con usted mismo so&re si #i#ir o morir. =n el mundo de la psicolog!a le llamamos a eso am&i#alencia. *a am&i#alencia no es m.s ue el &regar de una persona con una decisi(n mientras e,amina los aspectos positi#os / negati#os de un acto u otro, tratando de anticipar el me0or resultado posi&le. Significa ue e,isten dos sentimientos opuestos al mismo tiempoDuno desea hacer una cosa /, al mismo tiempo, no desea hacerla. + #eces morir parece ser la me0or opci(n, a #eces #i#ir parece ser lo me0or. =sta am&i#alencia, como usted &ien sa&e, es mu/ dif!cil de soportar. =s pensar en un e uili&rio precario entre la #ida / la muerte, algo ue a&sor&e todas nuestras energ!as. *a am&i#alencia #iene / #a, como un dolor de dientes. 9o es mi intenci(n darle una conferencia acerca de la am&i#alencia ni de su significado, pero s! uiero ue sepa ue estar indeciso con respecto a la decisi(n de suicidarse es perfectamente 21

natural / ue aun ue a usted le parezca ue se est. #ol#iendo loco por ue ha&la con usted mismo so&re el suicidio, eso es algo necesario / tal #ez esencial. *o ue a m! m.s me preocupa de su am&i#alencia es su similitud con una delicada &alanza en la cual su deseo de #i#ir est. de un lado / su deseo de morir del otro. +m&os deseos son fuertes, est.n e uili&rados de esa manera / ninguno de nosotros sa&e, ahora mismo, ué har!a falta para ue la agu0a de la &alanza se incline en una direcci(n u otra. $e preocupar!a por usted si, por e0emplo, una carta ue usted ha estado esperando no llegara ho/. "na decepci(n como esa, por pe ueña ue parezca, podr!a mo#er la agu0a de la &alanza hacia la direcci(n negati#a. Por el contrario, esa llamada telef(nica de una persona ue usted ama podr!a producirse esta noche, mo#iendo la &alanza en direcci(n opuesta / todo podr!a me0orar. =so es lo tene&roso de la am&i#alencia / el delicado acto de e uili&rar ue usted pudiera estar e,perimentando. Pienso ue entre m.s ha pensado en el suicidio una persona, m.s fuerte ser. para resistir esa tentaci(n. La pensado en la opci(n de la muerte en detalle / ha decidido, después de sopesar las cosas, ue por dura ue la #ida pueda ser, #ale la pena #i#irla. %omo me di0era un 0o#en, ;Bo una #ez pensé en el suicidio, incluso llegué a cargar la pistola. Pero entonces me percaté de ue era demasiado co&arde para apretar el gatillo.F 78%o&arde:; le pregunté. ;Bueno, creo ue ten!a miedo de morir en ese momento,F di0o. ;+un ue no le tengo miedo a la muerte ahora. Después de todo, estu#e cara a cara con la muerte.; Tal #ez, hasta ue uno no ha estado cara a cara con la muerte, no es capaz de #i#ir la #ida realmente. B tal #ez, después ue lo hemos hecho, somos m.s fuertes por eso. Tal #ez solo después de ha&er estado tan cerca de la muerte, podamos acercarnos a la #ida. Para m!, as! parece. "sted puede #er su am&i#alencia de esta forma: como ninguno de nosotros ha estado muerto, es m.s f.cil ser negati#os hacia la #ida Halgo ue s! conocemosI, ue ser positi#os hacia la muerte Halgo ue no conocemosI. B es solo después de ha&er enfrentado nuestras propias muertes ue la muerte pierde su promesa de ser me0or.

22

La/ una historia so&re un hom&re ue se arro0( a un r!o para suicidarse pero no lo consigui(. $ientras &racea&a en la corriente, un polic!a le tir( una cuerda para ue pudiera sal#arse. =l hom&re se neg( a tomar la cuerda. =ntonces el polic!a sac( su pistola / le apunt( al hom&re, amenazando con dispararle. =l hom&re, ante una muerte m.s segura / la negati#idad de esta, agarr( la cuerda. =sto podr!a a/udarle a comprender ue por cada persona ue ha decidido ponerle fin a su #ida / no tiene dudas de ello, ha/ muchas docenas ue, como usted, se mantienen inseguros, indecisos / #acilantes. B si usted estu#iera en mi consulta conmigo, esperar!a ue estu#iera de esa forma. =sperar!a ue am&os tu#iéramos el #alor de mirar a la muerte de frente / no temer ha&lar de ella. Por ue si pudiéramos hacerlo, es pro&a&le ue comenz.ramos a #er ue todos #amos a morir alg1n d!a /, si ha&lamos so&re eso, podr!amos llegar a una me0or comprensi(n de lo ue es la #ida / lo ue podemos hacer con los d!as ue nos uedan. Qugando con la muerteDel 0uego m.s peligroso %uando tenemos un dolor / estamos en pro&lemas a la hora de tomar una decisi(n, a #eces co ueteamos con la muerte. Qugamos con el suicidio. Lacemos cosas ue pueden matarnos, pero no asumimos la responsa&ilidad de lo ue pudiera ocurrir. 9os decimos, ;Si muero, ue as! sea.; E, ;Si so&re#i#o, ser. por ue no me corresponde morir ahora.R =s como lanzar una moneda fatal, si cae cara #i#iré, si cae escudo moriré. )ecuerdo a un 0o#en llamado Qoel, uien condu0o su auto tan #eloz como pudo por una

carretera montañosa / serpenteante. =sta&a eno0ado / herido por ue su no#ia lo ha&!a a&andonado por otra persona. Pensa&a ue me0or estar!a muerto. Se desliza&a a gran #elocidad entre los #eh!culos ue #en!an de frente hasta ue finalmente se impact(. Su auto ued( completamente destrozado, pero él so&re#i#i(. %uando #i a Qoel en el hospital, di0o, s!, tal #ez ha&!a sido suicida. ;8Desea&as morir:; le pregunté. ;9o lo sé. %reo ue s!,; respondi(. ;8Deseas morir ahora:; ;%laro ue no,F di0o Qoel. ;=so fue una estupidez. +hora las tarifas del seguro se incrementar.n para m!.F =ntonces se ri( / di0o ue él se ha&!a cerciorado de tener &ien puesto el cintur(n de seguridad antes de partir para las montañas, ;Por si acaso.F =sto es am&i#alencia. +un ue he dicho ue uno no tiene ue estar loco para pensar en el suicidio, en mi opini(n este 23

tipo de 0uego con la muerte es locura. =s como la persona ue carga un re#(l#er con una &ala, hace girar el cilindro, se apunta a la ca&eza / aprieta el gatillo. =s como decir, 79o sé si en realidad uiero morir, pero le #o/ a dar una oportunidad a la muerte.F E la persona ue se toma un puñado de pastillas, sin sa&er si ser.n suficientes para conseguir su o&0eti#o. Puede despertar o no. =l desenlace final ueda en manos del destino. +l menos para m!, estos son 0uegos terri&les / aun ue sé a ué ni#eles de desesperaci(n pueden llegar las personas en sus #idas, poner nuestra 1nica #ida en manos del destino puede ser la peor soluci(n de todas. HLa&laré en otro cap!tulo de lo ue puede suceder si uno falla en un intento suicida.I =star inseguro so&re si uno desea morir o no es normal en personas con una crisis suicida / no uiero ue usted piense ni por un minuto ue esa inseguridad es algo ue #a a desaparecer tran uilamente en uno o dos d!as. Pero s! desaparece. + la ma/or!a de las personas en esas horas desesperadas de am&i#alencia les parece ue el tiempo se ha detenido o ue casi no camina. =s como si el resto del mundo continuara a un ritmo normal, pero para uno el tiempo se hu&iera detenido. B hasta ue las cosas comiencen a cam&iar, ser!a &ueno sa&er ue lo ue uno est. e,perimentando es lo ue otras personas han e,perimentado cuando han estado en el mismo estado mental ue uno se encuentra ahora. =s as!. La/ otra cosa de la ue uiero ue usted esté consciente: la l(gica suicida. %uando uno est. atrapado en esa sensaci(n de no sa&er a d(nde ir / en la am&i#alencia de si #i#ir o morir, uno puede creer ue est. pensando con claridad. *o m.s pro&a&le es ue no sea as!. *o m.s pro&a&le es ue uno esté deprimido / las personas deprimidas a #eces no piensan ni tan &ien ni con tanta claridad. H=n un cap!tulo m.s adelante encontrar. m.s informaci(n acerca de la depresi(n.I Piense en esta idea: ;E mi #ida me0ora, o me suicido.; Si este e0emplo de forma de pensar le resulta familiar, preg1ntese, ;8=s esta la 1nica forma en ue pueden ser las cosas, o son + o son B:; Si su respuesta es s!, entonces usted est. atrapado en una suerte de l(gica unidireccional. B esa es una l(gica mu/ peligrosa. Por un momento, #o/ a estar de acuerdo con usted en ue su #ida tal #ez no me0ore, ue continuar. siendo desdichado / se sentir. desesperanzado / ue, si se deprime, su depresi(n le durar. mientras #i#a. *a opci(n +, ue su 24

#ida me0ore, ueda descartada. Pregunta: 8"sted tiene realmente ue optar por la opci(n B / suicidarse: )espuesta: Bueno, no necesariamente. Siempre ha&r. una opci(n %. %on la opci(n % usted podr!a, por e0emplo, continuar deprimido / desdichado. *as personas lo hacen todo el tiempo. *o ue es il(gico del pensamiento suicida es ue usted solamente tiene en cuenta dos formas de #er sus pro&lemasDarri&a o a&a0o, #ida o muerte. =s posi&le ue usted no ha/a pensado en la opci(n %, continuar sintiéndose desdichado. )ecuerde, la 1nica persona ue dice ue si la #ida no me0ora tengo ue suicidarme es usted. Le a u! otra l(gica suicida peligrosa. + esta le llamamos la l(gica circular. =sta con#ersaci(n tiene lugar en nuestras ca&ezas / funciona de este modo: ;$e #o/ a suicidar.; ;8Por ué:; ;Por ue mis pro&lemas no tienen soluci(n.; ;8%(mo usted sa&e ue sus pro&lemas no tienen soluci(n:; 78"sted est. loco: 8"sted cree ue si mis pro&lemas tu#ieran soluci(n /o estar!a a punto de suicidarme:; =ste tipo de l(gica es como tener un zapato cla#ado al piso / estar dando #ueltas a toda #elocidad: entre m.s r.pido corre, m.s mareado se siente. + usted nunca se le ocurre sentarse, desamarrarse los zapatos, uit.rselos / caminar descalzo en una nue#a direcci(n. + #eces es necesario ha&lar con otra persona para romper la l(gica circular, alguien ue esté fuera del pro&lema. Sé ue estos e0emplos de l(gica suicida no le #an a ser#ir de mucho / ue, de todas las cosas ue podr!an me0orar su situaci(n o estado de .nimo, lo ue menos a/udar!a de las cosas ue /o pudiera decir es algo como, ;J+n!mese, usted tiene todos los moti#os del mundo para #i#irK; +s! ue no #o/ a decir eso. Pero uiero ue sepa ue si usted le dice a cual uier persona promedio ue usted conozca ue est. pensando suicidarse, lo m.s pro&a&le es ue le responda con un ;+n!mese.; =ste es el argumento l(gico de esa persona para tratar de contrarrestar el su/o. =se argumento es tan sencillo como el su/o. Desafortunadamente, cuando usted se siente desesperado por tener ue #i#ir un d!a m.s, ninguna l(gica es de mucho #alor. La/ un #ie0o chiste en ue alguien est. tratando de animar a una persona deprimida / le dice, ;J+n!mate, las cosas podr!an ser peorK; 25

*a persona deprimida se anim( /, seguramente, las cosas empeoraron. De modo ue no #o/ a tomarle el pelo diciéndole ue sea f.cil salir de una crisis suicida / ponerle fin r.pidamente a la am&i#alencia ue lo tiene o&sesionado. Después de todo, usted puede ha&er llegado finalmente al punto en ue usted ha comenzado a pensar seriamente en el suicidio después de una larga &atalla, la cual est. perdiendo, una &atalla so&re la ue /o nunca podré sa&er nada. *as decepciones pueden acumularse / tal #ez eso lo esté lle#ando a la muerte. E tal #ez usted ha tenido grandes pérdidas / no tiene idea de c(mo #i#ir sin eso ue ha perdido. %ual uiera sea el caso, una #ez ue la crisis suicida se instala, no se trata de ue /o Ho cual uier otra personaI pueda decir, 7JBingoK JSe aca&( su crisisK; Por otra parte, uiero ue sepa ue ninguna crisis dura toda la #ida / ue estar inseguro so&re si realmente desea morir es correcto / normal hasta ue las cosas comiencen a cam&iar. B ue, si usted no se suicida antes, las cosas van a cam&iarDmuchas #eces fa#ora&lemente.

26

Capítulo %... Un paso atr$s& por 'a(or Por la forma en ue he decidido escri&ir este li&ro, #o/ a suponer otra cosa so&re ustedG #o/ a suponer ue si usted ha estado pensando suicidarse, entonces tam&ién ha estado pensando en c(mo hacerlo. Tarde o temprano, cuando cual uiera de nosotros entra en ese estado mental, comenzamos a pensar en c(mo realmente lo har!amos. =l suicidio no es solo la decisi(n final, es tam&ién el pro/ecto ;c(mo; final. Pero como no puedo adi#inar en ué punto est. su pensamiento, tendré ue intentar sa&erlo &asado en mi entrenamiento profesional. Tam&ién #o/ a pedirle ue piense en hacer algoDno por m!, sino por usted mismo. Perm!tame #ol#er atr.s solo un momento. 9o es f.cil matar a un ser humano. -ncluso si piensa hacerlo solo, usted tiene ue pensar un poco en c(mo #a a hacerlo. =n mi profesi(n le llamamos a esto el método. B cuando estamos tra&a0ando con una persona suicida, le preguntamos, ;8%(mo piensa suicidarse:; Si la persona dice, ;9o sé toda#!a,F consideramos ue el riesgo es mucho m.s &a0o ue si la persona dice, ;%on una pistola <4 autom.tica, el #iernes por la tarde, a las tres en punto.; =n resumen, entre m.s claro es el plan, ma/or es el riesgo. %omo no tengo la posi&ilidad de sa&er ué tipo de plan usted pueda tener en mente o en ué punto de su cronograma se encuentra, tengo una sugerencia ue puede parecer un poco loca HSi usted siempre ha pensado ue los psic(logos son mu/ locos, a u! est. la prue&a.I *o ue uiero ue haga, al menos por ahora, es dar un pasito atr.s con respecto a la decisi(n suicida. =sto no significa ue usted no pueda continuar adelante después, pero por ahora, al menos por ho/, alé0ese del precipicio dando un pasito atr.s. "sted puede echar al inodoro esas pastillas ue tiene guardadas, darle su pistola a un amigo, &otar esas na#a0as o de0ar de ir a ese puente o a ese edificio alto a donde se dirige cuando trata de pensar las cosas. =n resumen, haga lo ue tenga ue hacer para disminuir la disponi&ilidad de medios con los cuales usted pudiera suicidarse.

27

=l moti#o por el ue le pido ue haga esto es sencilloDcual uiera de nosotros podr!a estar tentado por una oportunidad perfecta. Sé ue cuando estamos confundidos, infelices o eno0ados, es a1n m.s dif!cil de resistir la tentaci(n / entonces, si ponemos lo ue nos est. tentando fuera de nuestra #ista o fuera de nuestro alcance, es como si pusiéramos un po uito de tiempo entre nosotros / nuestros impulsos. B, una #ez ue uno ha dado un paso atr.s, a #eces uno puede #er las cosas de forma diferente. + #eces uno no puede, pero a #eces s!. De mis con#ersaciones con personas ue han intentado suicidarse sé ue cuando una persona suicida ha puesto un plan en marcha, a #eces es mu/ dif!cil detener ese impulso. -ncluso ha ha&ido personas ue me han dicho ue, en el 1ltimo minuto antes de intentar suicidarse, les parec!a ue ten!an ue continuar adelante e intentarlo. 7Después de todoF, me di0o una de ellas, ;/a ha&!a ido tan le0os ue no pod!a retornar.F Tal #ez podr!a a/udar pensar en las cosas de esta forma. 9inguno de nosotros #a a salir de este mundo #i#o. =l relo0 camina para todos nosotros. De modo ue nunca es un asunto de ;si; #a a morir, sino m.s &ien solo un asunto de cómo / cuándo. =sta afirmaci(n podr!a parecer un poco siniestra, pero no lo ser!a si no estu#iéramos ha&lando de cosas serias a u!. Por m.s ue uno lo intente, ninguno de nosotros puede e#itar morir. 9o es como dir!a una #ez en &roma el comediante Sood/ +llen, ;9o tengo miedo de morir. ...solo ue no uiero estar all! cuando eso suceda.; 9o. =l encuentro con la muerte es la 1nica cita ue ninguno de nosotros puede cancelar. $uchas de las personas ue est.n pensando en suicidarse han decidido ue, si no son capaces de controlar ninguna otra cosa en sus #idas, al menos pueden controlar c(mo / cu.ndo morir. =sta sensaci(n de tener el control es &uena, mu/ similar a la primera #ez ue usted aprendi( a montar &icicleta sin las rueditas de entrenamiento. B esta sensaci(n de tener el control de nuestro propio destino es mu/ importante para nosotros, tan importante ue muchas personas ue se suicidan lo hacen con el o&0eti#o de reafirmar eso, en realidad tienen el control de algo al menos. Pero lo malo de los planes suicidas ue se han puesto en marcha es ue a #eces pueden ad uirir fuerza propia, una fuerza so&re la cual la persona pierde el control. =l suicidio puede ser 28

el 1ltimo e0ercicio de poder personal, pero nunca de&e con#ertirse en una o&ligaci(n. "na madre 0o#en ue conoc!, una #ez plane( suicidarse el mismo d!a de la muerte de su hi0a. Su hi0a adolescente ha&!a muerto de c.ncer hac!a un año. =l esposo de la mu0er la ha&!a a&andonado / ella se ha&!a sentido desdichada / triste / ha&!a estado deseando morir durante #arios meses. =n su pensamiento suicida, ella ha&!a decidido ue ser!a con#eniente / adecuado para ella morir el mismo d!a ue su hi0a. Pero a medida ue el d!a se acerca&a / su #ida me0ora&a, ella ten!a menos deseos de suicidarse. ;Pero /o me promet! a m! misma ue lo har!a el d!a 3<,F di0o. 7B una promesa es una promesa.; +fortunadamente para ella, no era mu/ &uena cumpliendo promesas / no lo hizo, al menos esta #ez. B ha&!a algo m.s en esta historia. =n los planes pri#ados de la mu0er para terminar con su #ida, ella le ha&!a prometido a su hi0a muerta ue se reunir!a con ella el d!a catorce. %uando ha&lamos so&re todo esto, supimos ue cuando la señora se puso en el lugar de su hi0a, en realidad, la hi0a no hu&iera uerido ue ella muriera. +li#iada de este peso, la mu0er fue capaz de hacer un tipo de promesa diferente. Por fa#or, comprenda ue no esto/ diciéndole ue a&andone sus planes de morir o sus ideas de c(mo hacerlo. =so ser!a tonto de mi parte. 9i /o ni nadie puede controlar su pensamiento. Todo cuanto esto/ pidiendo es ue usted retroceda un po uito, ue se conceda un po uito de espacio para respirar / un po uito de tiempo para pensar las cosas otra #ez. =n otra parte de este li&ro encontrar. algo ue le permitir. cam&iar de idea. E, en las pr(,imas horas, d!as o semanas, puede suceder algo ue usted no espera&a, algo ue le dar. moti#os para #i#ir. =ntonces, por su propio &ien, un paso atr.s por fa#or.

29

Capítulo )... El insecto en la ta*a +hora ue lle#amos un poco m.s de tiempo 0untos, deseo ue en los pr(,imos cap!tulos usted haga un poco de e,ploraci(n conmigo. Quiero ue imagine, solo por un momento, ue durante las 1ltimas semanas o meses usted ha sido como un insecto atrapado en el fondo de una taza. 8%(mo ca/( en la taza: 9o lo sé. 8%(mo #a a salir de la taza: *o m.s pro&a&le es ue dependa de algo ue usted haga o de lo ue otra persona le a/ude a hacer. B, tal #ez, /o pueda a/udarle un poco. *a idea del insecto en la taza no es m!a. *a tomé de otro psic(logo uien, en sus conferencias, sol!a utilizar el e0emplo del insecto atrapado en la taza para ilustrar un gran pro&lema ue todos nosotros enfrentamos de #ez en cuando, a sa&er, ue una #ez ue estamos atrapados en una situaci(n, nuestras soluciones est.n limitadas por lo ue podemos #er. Lemos caminado en c!rculos dentro de la taza /, al no #er una salida, decidimos ue se aca&( toda esperanza / ue estamos atrapados para siempre. Trepamos, pero #ol#emos a res&alar hasta a&a0o. Todo lo ue intentamos falla. =ntonces, cuando estamos con#encidos de ue no tenemos escapatoria posi&le, nos con#ertimos en seres deprimidos, desesperados, desesperanzados /, a #eces, suicidas. +un cuando los seres humanos son m.s grandes / supuestamente m.s inteligentes ue los insectos, no esto/ tan seguro de ue cuando se trata de salir de las tazas en las ue nos encontramos, siempre logremos hacerlo me0or. "na #ez ue nos encontramos en una serie de pro&lemas particulares, no esto/ tan seguro de ue todos nosotros seamos capaces de pensar c(mo salir de ellosDal menos nosotros solos. =n el peri(dico de esta mañana le! el relato de un campesino ue se suicid(. De0( a la esposa / a la familia. Durante la ma/or parte de su #ida ha&!a sido un hom&re de é,ito pero ahora, con la ca!da de los precios del ganado / del trigo, esta&a enfrentando enormes deudas ue no pod!a pagar. La&!a heredado la gran0a de su padre / tal #ez pensa&a, solo podemos suponerlo, ue perder la gran0a era perderlo todo. B as!, con &uena salud / a1n 0o#en, se suicid(. $ientras le!a esa historia, pensa&a en el insecto en la taza. Pensé en este hom&re atrapado en 30

una situaci(n para la cual no #e!a ninguna salida. B cuando #ol#! a leer la historia, me ued( claro ue el campesino no le di0o a su esposa o a sus amigos ue esta&a atrapado en una taza. Todo el mundo esta&a 7consternado; por su suicidio. *legué a la conclusi(n de ue uienes lo conoc!an / lo uer!an ten!an razones para estar 7consternados; si él nunca les ha&!a dicho cu.n atrapado se sent!a. B, al menos por la historia, me pareci( ue él se ha&!a suicidado sin &uscar otras soluciones posi&les, otras formas posi&les de salir de la taza. =n resumen, él se ha&!a ;guardado sus pro&lemas; / muri( con su honor intacto. Tal #ez usted, como /o, piense ue es una tragedia ue un hom&re se suicidara por ue no pudo pagar una deuda. Tal #ez usted esté pensando ue si hu&iera sido él, ha&r!a hecho algo diferente. 8La&r!a #endido la gran0a / ha&r!a a&ierto un negocio: 8Se ha&r!a mudado a %alifornia / se ha&r!a con#ertido en artista: 8La&r!a #uelto a la uni#ersidad para hacerse ingeniero: Solo podemos imaginar lo ue podr!a ha&er hecho con los años ue le ueda&an por #i#ir. Pero de una cosa esto/ seguroG siempre ue nos echamos nuestros pro&lemas a cuesta / tratamos de resol#erlos solos, la calidad de la soluci(n ser. limitada. -magine conmigo, si lo desea, ue #amos a hacer un #ia0e a un planeta distante. Ba nuestro #uelo est. reser#ado / partimos el martes pr(,imo. Tenemos pocos d!as para hacer las maletas / los encargados del #uelo nos han informado ue de&emos estar listos dentro de tres d!as. %omo nos #an a suministrar los alimentos / el agua, cada uno de nosotros puede lle#ar diez cosas. Camos a estar le0os de la Tierra durante un año. 8%u.l ser!a nuestro primer paso: 8De&er!a, por e0emplo, cada uno de nosotros ir a casa / hacer una lista de las diez ue m.s nos gustar!a tener con nosotros durante ese #ia0e / empacarlas: 8E de&er!amos reunirnos primero / entre los dos decidir las veinte cosas ue de&emos lle#ar juntos? *a respuesta es o&#ia para cual uiera ue ha/a participado en este 0uego. =n resumen, usted no uerr. #ia0ar a un planeta distante con dos guitarras, dos tele#isores / dos copias del mismo li&ro. Por el contrario, si lo decidimos 0untos, ela&oraremos una lista mucho me0or, ue no repita las mismas cosas / ue nos permita lle#ar m.s #ariedad dentro de las ue nos gustar!a tener en 31

ese #ia0e. $i punto de #ista es el siguiente: Si usted cree ue puede resol#er solo todos los pro&lemas, entonces m.s le #ale ue sea sumamente inteligente. =n mi e,periencia, las personas Hme inclu/oI no son tan inteligentes como a #eces se creen. Pensamos ue, por ue nuestros o0os, o!dos / cere&ros funcionan &ien, sa&remos ué hacer en todo tipo de situaciones, aun cuando no las ha/amos enfrentado antes. Pero esto simplemente no es cierto. Todos nosotros somos como insectos en una tazaDpodemos #er el interior de nuestra taza, pero no por encima del &orde. 9o podemos #er ué ha/ m.s all.. B lo ue no podamos #er, no podemos ni imaginar ue lo haremos. Tam&ién es una cuesti(n de informaci(n. %omo /a he dicho, creo ue todos nosotros tomamos las me0ores decisiones posi&lesDen dependencia de la informaci(n ue tengamos a mano al tomar la decisi(n. Por e0emplo, no tengo duda de ue la decisi(n de cometer suicidio es la mejor decisi(n al alcance de las personas ue deciden hacerlo. *o han pensado todo, lo han sopesado todo /, cuando analizaron toda la informaci(n disponi&le en la computadora de sus ca&ezas, el suicidio fue la respuesta. Pero un momento. 8Dispon!an esas personas de toda la informaci(n necesaria para tomar esa decisi(n: 8Sa&!an, por e0emplo, ue la depresi(n ue esta&an e,perimentando pro&a&lemente era transitoria: 8Sa&!an ue en sus #idas futuras #endr!a alguien para amarlas / protegerlas: 8Sa&!an ue unos d!as m.s tarde las cosas comenzar!an a me0orar / ue su f(rmula de&i( ha&er incluido esos cam&ios: 8E simplemente, como la persona en nuestro 0uego del #ia0e espacial, fueron a casa / empacaron diez cosas: 9o esto/ sugiriendo ue el suicidio siempre sea una decisi(n necia, esto/ sugiriendo ue antes de tomar la decisi(n de suicidarnos, tal #ez de&er!amos darnos un poco de tiempo para sa&er algo ue no sa&!amos antes, algo ue pudiera darnos una #isi(n diferenteDtal #ez incluso una #isi(n por encima del &orde de la taza. =n los pr(,imos cap!tulos, le &rindaré una informaci(n ue tal #ez usted no posea. =sa informaci(n puede cam&iar las cosas o no, pero apuesto a ue s!.

32

Capítulo +... ,a soledad $e a/udar!a mucho sa&er cu.ntos años usted tiene. Por ue si /o supiera su edad, tendr!a una me0or idea de c(mo ha&larle acerca de lo ue usted pueda estar pasando. Pero como no puedo sa&erlo, le ha&laré lo me0or ue pueda, como si usted tu#iera cual uier edad. B, por si acaso, le ha&laré como si usted fuera m.s 0o#en ue /o. Bo esto/ pr(,imo a los cincuenta años. %omo he #i#ido tanto, sé algunas cosas acerca de c(mo es ser muchacho, adolescente, estudiante uni#ersitario, soldado, 0o#en recién casado, padre /, ahora, un hom&re de mediana edad. Pero 0usto por ue esto/ en la mitad de mi #ida, no sé mucho so&re c(mo es cuando uno tiene sesenta, setenta u ochenta años / tampoco sé c(mo es estar pr(,imo al final de la #ida. %omo esto/ m.s cerca de los sesenta ue de los #einte, no recuerdo e,actamente c(mo es ser mucho m.s 0o#en. Pero no me #o/ a disculpar demasiado por el lugar en ue me encuentro en el #ia0e de mi #ida, so&re todo por ue realmente no cam&iar. nada si lo hago. Si usted es mucho m.s 0o#en ue /o, podr!a estar pensando, ;8Qué puede decirme este #ie0o so&re la soledad ue tenga alg1n sentido para m!:; E, si usted es #ie0o, podr!a estar pensando, ;8Qué puede decirme este 0o#en ue /o realmente no sepa:; %omo no so/ una mu0er, si usted es mu0er, puede preguntarse, ;8%(mo puede un hom&re sa&er c(mo es la soledad para m!:; Para todas las preguntas anteriores /o tengo una respuesta sencilla: Bo no puedo sa&er c(mo es su soledad / no pretendo hacerlo. Pero como #ine solo a este mundo, como usted, / me iré solo, como usted, / como sé ue todos nosotros hemos e,perimentado la soledad, creo ue puedo compartir con usted algo de lo ue sé so&re la soledad. *a soledad, cuando uno se detiene a pensar en ella, es una e,periencia humana uni#ersal. =s la condici(n necesaria ue todos compartimos / gracias a la cual, tal #ez, podemos comprendernos me0or mutuamente. + todos nosotros nos afectan las estad!sticas de la #ida. =stamos atrapados en nuestra edad, nuestra generaci(n, nuestra raza / nuestro se,o. G1stenos o no, todos somos prisioneros de 33

nuestro tiempo, lugar / accidentes especiales de nacimiento. =n tanto ue todos somos prisioneros de uienes somos, estamos necesariamente limitados /, por ello, estamos completamente solos en lo ue sa&emos de la #ida. 9uestra #isi(n es limitada, nuestra comprensi(n del dem.s imperfecta. De esta forma todos estamos ciegos / #amos dando tropiezos, sin nunca llegar a sa&er c(mo es la #ida para otra persona. 9o puede ser de otra manera. Bo no tengo forma de sa&er c(mo es ser po&re / negro. 9o puedo sa&er c(mo es ser criado en un territorio reser#ado para los indios, o ue me llamen por un so&renom&re de&ido al color de mi piel. 9unca podré sa&er c(mo es nacer / #i#ir en el lu0o. Pero aun ue nunca podré sa&er esas cosas, no significa ue no pueda tratar de entenderlas. Que no pueda e,perimentar lo ue e,perimenta otro ser humano. 9o significa ue no pueda apreciar o llegar a sensi&ilizarme con los pro&lemas de su #ida. +s! ue /o le preguntar!a lo siguiente: 8La&r. alguien en alg1n lugar ue ha/a e,perimentado e,actamente lo ue usted ha e,perimentado: 8La&r. alguien en alg1n lugar ue pueda realmente conocer su dolor como solo usted lo conoce: %reo ue su respuesta de&e ser no. Por ue es as! como funciona con nosotros los humanos. 9os conocemos mu/ &ien nosotros mismos, conocemos &astante &ien a las personas cercanas a nosotros / no conocemos a los e,traños. Pero a pesar de estas limitaciones, la ma/or!a de nosotros hacemos lo ue podemos para comprendernos unos a otros /, hasta donde podemos, tratamos de hacernos entender por los dem.s. =s por esto ue de&emos ha&lar de la soledad. =ste es, de cierto modo, el lazo com1n entre nosotros. %ada uno de nosotros tiene pensamientos / sentimientos ue hemos mantenido en secreto durante toda nuestra #ida. %ada uno de nosotros tiene esperanzas, temores / sueños pri#ados ue negar!amos aun ue nos preguntaran so&re ellos las personas m.s cercanas a nosotros. =ntonces ha&lemos acerca de la soledad. *a soledad es una asesina. =n su peor forma, es nuestra enemiga n1mero uno. "sted lo sa&e, /o lo sé, cual uiera ue se ha/a detenido a pensar en el sentido de la #ida de uno lo sa&e. =s esa sensaci(n terri&le de ue, en todo el uni#erso, no ha/ nadie a uien le podamos preocupar suficientemente como para #enir hasta nosotros / ponerle fin a nuestra soledad. =s la cosa m.s 34

dolorosa del mundo. =s la sensaci(n de ue nadie nos uiere, de ue a nadie le importa realmente si e,istimos. 9o #o/ a engañarlo, la soledad es el lugar con ma/or pro&a&ilidad de ue aparezcan pensamientos suicidas. =s producto de la soledad ue las personas comienzan a pensar ue la muerte puede ser me0or ue la #ida. 7Bo no estar!a m.s solo ue ahora si estu#iera muerto, entonces, 8por ué no morir:; =sta es la l(gica terri&le del suicidio, la cual nace / crece en la soledad. %uando usted est. solo, puede mirar a su alrededor / #er, no importa cu.n &uena o mala sea su #isi(n, ue otras personas no parecen estar solas. B es esta diferencia entre lo ue usted #e ue otros tienen / usted no, ue hace a la soledad tan terri&le. %omo no puedo sa&er la profundidad de su soledad, tal #ez /o no sea capaz de decirle algo ue le sa ue el agui0(n de la soledad ue usted pueda sentir. Pero como sé ue la soledad es un estado tan terri&le, es posi&le ue sir#a de algo si le ha&lo so&re lo ue /o pienso ue es la soledad / lo ue creo ue usted podr!a ser capaz de hacer con ella. =star solo #ersus soledad =n primer lugar, creo ue ha/ un poco de confusi(n con relaci(n a la soledad. 9o tener compañ!a no significa necesariamente estar solo. "sted puede estar sin compañ!a en lo m.s alto de una montaña / no estar solo. "sted puede #i#ir en una ciudad llena de personas / estar rodeado por miles de ellas /, sin em&argo, estar muriendo de soledad. E usted puede ser un miem&ro de una familia / estar con personas todo el d!a / toda la noche /, aun as!, su coraz(n puede estar solo. =sto no es, por tanto, un asunto del lugar donde usted se encuentre, sino de c(mo usted esté conectado con las personas ue le rodean, de c(mo usted ha&la con ellas, de si le escuchan / de cu.nto lo conocen es lo ue hace la diferencia entre no tener compañ!a / estar solo. $uchas personas con las ue he tra&a0ado no resisten estar solas. Para ellas estar solas es lo mismo ue soledad. $e han dicho ue cuando est.n solas comienzan a sentirse #ac!as, huecas e incompletas, como si estar en presencia de otras personas les diera un significado ue de otra 35

forma no tienen. Lar!an cual uier cosa por contar con la compañ!a de otras personas. ;Bo #o/ a los &ares todas las noches,F me di0o una mu0er 0o#en, ;por ue no resisto uedarme sola en casa.; Bo le pregunté, ;8=s usted tan mala compañ!a para usted misma:; *a mu0er me mir( fi0amente. ;9o ha&!a pensado en eso de esa manera,F di0o. ;$e parece ue s!.; Después de ha&er con#ersado un poco m.s, supimos ue ella nunca se ha&!a considerado mu/ interesante, simp.tica o &rillante. Ten!a una autoestima mu/ &a0a / realmente no pod!a creer ue alguien uisiera compartir su tiempo con ella, e,cepto, tal #ez, para tener se,o. =n resumen, ella no esta&a mu/ satisfecha consigo misma. Por tanto, cuando esta&a sola, esta&a en compañ!a de alguien ue a ella no le interesa&a mucho. B luego se ri( conmigo de ue era me0or ue la uisieran para tener se,o a ue no la uisieran para nada. Pero como puede #er, es un c!rculo #icioso. + ella no le gusta&a el se,o casual, pero como necesita&a estar con alguien, cual uiera ue le afirmara ue no esta&a sola, sacrifica&a su autoestima, la cual cada #ez era m.s &a0a. Por ue, como di0era ella, ;Solo un ser mu/ &a0o har!a las cosas ue /o he hecho.F De modo ue al menos un moti#o para e,perimentar la soledad es ue no nos aceptemos a nosotros mismos. Bo no puedo, de forma sencilla, a/udarlo a comenzar a aceptarse. E0al. /o pudiera. Pero si /o no puedo, otros tal #ez puedan. E tal #ez, usted pueda a/udarse a s! mismo. *o ue s! sé es ue hasta ue usted no se acepte a s! mismo, no podr. ha&er grandes a#ances contra la soledad. Lasta ue usted no comience a identificar, a sa&er / a aceptar ue usted tiene #alores, prop(sitos / cualidades positi#as como ser humano, encontrar. ue estar solo es una forma terri&le de pasar sus d!as. + otras personas solitarias muchas #eces les he recomendado pasar un tiempo solas. Sé ue eso pueda parecer a&surdo, pero piense en el caso del presentador de un programa musical radial. =duardo era el presentador de un programa musical radial. Siempre esta&a mu/ ocupado, pero nunca de0a&a de salir al aire con una #oz alegre / feliz. Ten!a admiradores. =ra &ien pagado / 36

ten!a una no#ia. Desde afuera, su #ida parec!a mara#illosa. Pero #ino a #erme por ue, seg1n di0o, ;De&o estar loco.F ;8Por ué est.s loco:,; le pregunté. ;Por ue a pesar de lo ue aparento, esto/ terri&lemente solo. 9o resisto no tener personas a m! alrededor. Son como el aire para m!. Si esto/ solo aun ue sea por unos minutos, comienzo a sentir p.nico, como si no pudiera respirar. $i no#ia / /o ueremos casarnos, pero siento ue no esto/ preparado. =s como si la necesitara demasiado. =s como si temiera ue, si me caso con ella, nunca seré capaz de estar sin ella. B eso no le parece 0usto a ella.; + medida ue fui conociendo a =duardo, me percaté de ue él se ha&!a con#ertido en un hom&re #ac!o. Sin los admiradores, amigos / personas ue le dec!an cu.n inteligente, &rillante / entretenido era, se sent!a #ac!o / solo. Supimos ue él nunca ha&!a dedicado tiempo a s! mismo, por s! mismo, o tratando de conocerse o aceptarse a s! mismo. =n alg1n lugar, en lo profundo de su mente, creo ue él pensa&a ue necesita&a a las personas demasiado / ue, sin ellas, podr!a morir de soledad. Por tonto ue a él le pareciera, le suger! caminar desde mi oficina hasta el par ue ue est. al cruzar la calle / sentarse all! durante una hora sin ha&larle a nadie, e,cepto a s! mismo, si acaso. *a pr(,ima #ez ue nos encontramos se ri( / di0o ue no lo ha&!a logrado. ;8+lguna #ez ha intentado sostener una con#ersaci(n con un pato:; *uego añadi(, ;=sa ha sido la hora m.s larga de mi #ida. %asi dolorosa. B los patos no se r!en con los chistes de uno.F Pero el efecto fue &ueno. Gradualmente, seg1n pasa&a m.s / m.s tiempo solo, comenz( a darse cuenta de ue pod!a so&re#i#ir sin las personas a su alrededor todo el tiempo. Pod!a respirar f.cilmente, pensar las cosas por s! mismo / familiarizarse con sus pensamientos / sentimientos. %omenz( a sentir ue pod!a arregl.rselas solo / ue no ten!a ue temer estar solo de la forma ue lo ha&!a hecho antes. +l final de nuestras sesiones, le pregunté a =duardo si podr!a intentar algo ue no hu&iera hecho nunca antes, algo ue le diera la fuerza para #i#ir solo, si un d!a tu#iera ue hacerlo. *a sola idea lo llen( de pa#or. ;8Qué usted sugiere:,; pregunt(. ;8Qué usted sugiere:; di0e. =duardo ued( pensati#o por un momento. ;Siempre he uerido hacer un #ia0e sal#a0e en canoa. Tal #ez pueda hacer eso.F ;8Solo:,; ;8La/ otra manera:; ;%reo ue no,F di0e.

37

+s! ue =duardo al uil( una canoa / se fue solo durante tres d!as a un r!o sal#a0e. %uando regres(, esta&a radiante. La&!a so&re#i#ido la soledad / no esta&a solo. Terminamos nuestras sesiones /, antes de ue pasara un mes, =duardo se ha&!a casado / se ha&!a conseguido un nue#o empleo en otra ciudad. =l mensa0e de la historia de =duardo es el siguiente. =star solo no es el enemigo, sino el miedo de estar solo. B, aun ue no uiero hacer ue parezca demasiado f.cil, pienso ue todos de&emos &uscar la forma, no de soportar la soledad, sino de disfrutarla / crecer con ella. %reamos nuestra propia soledad. Le aprendido de otras personas ue muchas #eces la soledad la creamos nosotros mismos. =n alg1n lugar, de alguna manera, llegamos a creer ue eso es incorrecto. %reemos ue otras personas, de alguna forma, son responsa&les de no de0arnos padecer la soledad. %reemos ue solo por ue somos seres humanos, otras personas #endr.n a nosotros a interesarse por nuestros pensamientos / sentimientos. +un ue esto a #eces sucede, no creo ue sea &ueno contar con eso. $.s &ien, las personas tienden a e#itarnos si parecemos o actuamos como solitarios. 8+lguna #ez se ha dicho, ;9o le importo a nadieF: =sto/ seguro de ha&erlo hecho / mu/ seguro de ue todo el mundo lo ha hecho en alg1n momento. =s una sentencia de soledad. Decirlo una o dos #eces por ue nos sentimos solos es una cosa, pero creer ue sea cierto ahora / siempre es otra cosa. Desde mi punto de #ista, la sensaci(n perdura&le de ue nadie nos uiereD/ ue nadie nos querrá en el futuro, e ui#ale a una sentencia de muerte ue nos imponemos nosotros mismos. Si #erdaderamente creemos ue es as! como son las cosas ho/ / ue as! ser.n en el futuro, 8entonces ué esperanza podemos tener de ue seremos capaces de #encer la soledad: 9inguna. Pero analicemos un poco esta creencia. 8De d(nde la sacamos: 8Ser. por ue cuando hemos estado solos las personas no han #enido a nosotros para ali#iar nuestra soledad: 8La&r.n estado nuestros padres tan ocupados / los llamados amigos nuestros demasiado preocupados por ellos mismos: Pro&a&lemente. 8Pero eso ser. as! siempre: 8E somos como pe ueños cient!ficos con una teor!a fa#orita ue tratamos de pro&ar: 8La&remos esta&lecido la hip(tesis de ue, ;*as personas no me uieren / la prue&a es ue esto/ solo / nadie hace nada para 38

a/udarmeF: %reo ue e,iste una forma de pro&arlo. Pensemos por un momento ue usted no es la persona m.s solitaria del mundo, ue en alg1n lugar ha/ alguien ue est. m.s solo ue usted. Sé ue es dif!cil de creer, pero siga conmigo. +hora supongamos ue usted, ue es la segunda persona m.s solitaria en el mundo, decide tratar de encontrar a la persona m.s solitaria del mundo. 8%(mo usted lo har!a: La/ una sola forma. "sted tendr!a ue salir / tratar de encontrarla. B podr!a hacerlo acerc.ndose a alguien, pregunt.ndole si ha tenido un &uen d!a, si le gust( una pel!cula ue aca&a de #er o cual uier otra cosa ue se le ocurra. %omo /a usted sa&e ue es la segunda persona m.s solitaria del mundo, usted no se molestar. en dec!rselo, m.s &ien tratar. de sa&er m.s so&re ella. "sted podr!a interesarse por sus sentimientos, pensamientos, esperanzas / temores. +hora, 8 ué suceder!a: *o primero ue ocurrir!a es ue usted inmediatamente pasar!a a ser la persona n1mero tres o cuatro en la lista de solitarios. B si usted ha&lara con un ma/or n1mero de personas, llegar!a el momento en ue pro&a&lemente ni si uiera har!a una lista. Sé ue esto puede parecer mu/ sencillo. 8Pero se le ocurre otra manera: + m! no. B sé ue si usted se pone a esperar a ue el mundo #enga a usted para ponerle fin a su soledad, es pro&a&le ue tenga una larga espera realmente. *as personas solitarias me han dicho, ;Pero eso es m.s dif!cil de hacer de lo ue usted piensa. Bo no puedo ir donde un e,traño / ponerme a ha&lar con él.; B /o he dicho, ;8Por ué no:; ;Por ue no tengo nada ue decir.; ;=st. &ien,F he dicho. ;"sted no tiene ue decir nada acerca de usted. =n realidad, no de&e. "sted /a sa&e ue es la segunda persona m.s solitaria del mundo / no tiene mucho ue contar. *a tarea es indagar so&re esas personas, no ha&larles so&re usted...F Le utilizado esta sugerencia muchas #eces con muchas personas / nunca ha fallado. Le aprendido ue si una persona solitaria da este pe ueño paso, al hacerlo, aprende algo ue no sa&!a. B el hecho es ue todo el mundo est. solo en cierta medida / ue, de todas las cosas ue hacemos en este mundo, una de las me0ores es ha&lar so&re nosotros mismos. Si se presenta una oportunidad, podemos ha&lar, ha&lar / ha&lar acerca de nosotros mismos. =l truco es lograr 39

ue alguien nos escuche. %uando una persona comienza una con#ersaci(n como esta con nosotros, generalmente suceden dos cosas: H3I nos comienza a caer &ien esta persona ue nos moti#a a ha&lar de nosotros mismos, / H5I ueremos sa&er m.s de ella / comenzamos a hacerle preguntas. $.s r.pido de lo ue usted pueda imaginarse, comienza a surgir una amistad. B si la soledad es el enemigo n1mero uno, la amistad es el 'B-. =sto no es nada nue#o. *as personas inteligentes han sa&ido durante siglos ue la forma m.s r.pida de conseguir amigos / nunca estar solo es indagar so&re la otra persona / lograr ue ha&le de ella. "sted contiene el deseo de hacer lo ue le gustar!a Hha&lar de ustedI, mientras escucha / conoce a la otra persona. =s as! de simple. +s! ue si se siente solitario / est. deseando intentar otro tipo de e,perimento H ue no sea demostrar ue otras personas no le uierenI, entonces puede hacer algo ho/ para poner a prue&a esta idea. "sted puede elegir a cual uier persona ue se siente a su lado en el auto&1s, la muchacha sentada a la mesa frente a usted en la cafeter!a, el empleado ue encera el pasillo, a cual uiera / preg1ntele cosas sencillas ;8%(mo le #a:; ;Lizo mucho calor a/er, 8#erdad:; E cual uier cosa ue sir#a para pro#ocar una con#ersaci(n. *uego, h.gase el prop(sito de conocer solamente tres cosas acerca de esa persona: su nom&re, de d(nde es, / a ué se dedica o ué est. estudiando. So&re la &ase de estas tres cosas, las personas pueden comenzar a descu&rir si e,iste algo en com1n entre ellas. Pueden comenzar a perci&ir la posi&ilidad de una amistad. B el pro&lema de lograr ue alguien nos escuche, de romper nuestra soledad, se solucionar. solo por ue la persona ue hemos &uscado pronto uerr. sa&er so&re nosotros. Simplemente no puede e#itarlo a menos ue, claro est., esté tan encerrada en s! misma ue no le interese nadie m.sD/ en ese caso, pro&a&lemente tampoco #aldr!a la pena conocerla. *a cla#e para hacer ue eso funcione es no ha&lar de nosotros mismos hasta ue se nos pregunte algo /, entonces, dar respuestas cortas. *uego, cuando tengamos una relaci(n, podremos ha&lar so&re nosotros con mucha m.s li&ertad. =sto es en esencia lo ue los 40

psi uiatras, psic(logos / terapeutas como /o hacemos todo el tiempoDes por eso ue por lo general llegamos a agradarles a las personas. + todo el mundo le gusta tener a alguien ue sepa escuchar, o al menos eso parece. Por supuesto, es posi&le ue algunas personas lo miren a usted como si usted estu#iera loco cuando comience una con#ersaci(n como esta, pero ese es su pro&lema. =n mi e,periencia / en la de las personas solitarias con uien he tra&a0ado, el temor a ser rechazado es solo esoDun temor. Si #i#imos dentro de los l!mites de nuestros temores, entonces nos mantendremos prisioneros de nuestra soledad / nada cam&iar.. +s! ue creo ue usted de&e hacerse esta pregunta: 8Le tenido alguna a/uda para enfrentar mi soledad: 8La&ré sido como el pe ueño cient!fico, tratando de pro&ar ue los dem.s realmente no me uieren: 8Le tratado de encontrar prue&as de ue, a pesar de ue e,isten cinco mil millones de personas en el planeta, ninguna de ellos podr!a ser mi amiga: Por ue si lo ha hecho, entonces usted ha estado creando las condiciones para optar por la muerte en detrimento de la #ida. B, hasta ue usted H/ digo solamente ustedI dé el primer paso para salir / ale0arse de la soledad, las cosas pro&a&lemente no me0orar.n. Podr!a tratar de adi#inar lo ue est. pensando ahora mismo. ;S!, / si lo intento, #ol#eré a salir lastimado. Trataré de &uscar a alguien / no seré aceptado. 9o funcionar..; B es pro&a&le ue tenga toda la raz(n. Pueda ue no funcione. Pueda ue las personas lo #uel#an a lastimar. B usted tendr!a m.s prue&as de ue las personas realmente no lo aceptan / ue nunca podr. salir de la taza. Pero /o le preguntar!a, 8en ué parte de su certificado de nacimiento dice ue usted tenga alguna garant!a contra la soledad, o ue si usted se arriesga a conocer o tal #ez a amar a alguien siempre saldr. #encedor: =n ning1n lugar. *o siento, amigo, pero a ninguno de nosotros se nos garantiza ue la #ida no ser. dolorosa o ue no nos lastimar.n. =ntonces le pregunto, 8 ué alternati#as tenemos: 8Podemos sentarnos a esperar ue alguien #enga a ponerle fin a nuestra soledad: 8E tenemos ue dar el primer pe ueño paso: )econozcamos ue es un 0uego. Pero g1stenos o no, a menos ue ueramos entregar las fichas a cam&io de nuestro dinero / a&andonar el 0uego completamente, es un 0uego ue todos 41

de&emos 0ugar. B trate de recordar ue all. afuera en alg1n lugar, entre esos cinco mil millones de personas ha/ alguien, pro&a&lemente como usted, ue est. a punto de 0ugar el mismo 0uego. Quién sa&e, en cinco mil millones de almas, podr!a ha&er incluso tres o cuatro, o tal #ez incluso una docena ue, en este mismo momento, est.n optando por el 0uego. Si por casualidad se encuentran, luego podr.n discutir uién era la m.s solitaria.

42

Capítulo -... ,a .uena noticia so.re la depresión 8Qué pensar!a usted si /o le di0era ahora mismo ue, independientemente de lo deprimido ue pueda estar ho/, su depresi(n #a a desaparecer / ue, tarde o temprano, se sentir. me0or: 8B si le di0era ue si usted es como la ma/or!a de las personas deprimidas, usted se recuperar. de su depresi(n / esta ser. solo un mal recuerdo: "sted pro&a&lemente dir!a ue /o necesito ue un psic(logo calificado me haga un e,amen mental. Pues &ien, usted estar!a e ui#ocado. *a &uena noticia so&re la depresi(n es ue, sal#o raras e,cepciones, es algo pasa0ero. =s el catarro com1n de los pro&lemas emocionales / entre unos cuatro u ocho millones de estadounidenses la padecen diariamente, B, como el catarro com1n, la ma/or!a de las depresiones pasan / las personas #uel#en a la normalidad. Si usted se detiene un minuto a pensar en su #ida pasada, creo ue se dar. cuenta de ue usted ha estado triste / deprimido antes / se ha recuperado. Tal #ez m.s de una #ez. Tal #ez nunca antes ha estado tan deprimido como ahora, pero seguramente esta no es la primera #ez ue usted se ha sentido en el piso, inseguro / sin esperanzas. + menos ue usted ha/a lle#ado una #ida mara#illosa, ha&r. tenido ue pasar por lo ue el resto de nosotros ha pasado de #ez en cuandoDésa es la sensaci(n de depresi(n. Sin hacerlo demasiado complicado, uiero decirle algunas cosas acerca de la depresi(n. %omo sé ue alrededor del sesenta por ciento de las personas ue intentan suicidarse est.n deprimidas cuando lo hacen, esto/ casi seguro de ue usted est. deprimido. %omo sé ue tal #ez usted no sea un e,perto en el tema de la depresi(n, #o/ a tratar de &rindarle un poco de informaci(n so&re el m.s com1n de los pro&lemas emocionales. HSi usted no est. deprimido, eno0ado, solo, al m.,imo de estrés, se siente desesperanzado / desesperado, puede saltarse esos cap!tulos / de0arnos las personas deprimidas a nosotros. Si, por el contrario, se siente desesperanzado / desesperado, tal #ez sea me0or ue se uede con nosotros.I %omo he tra&a0ado con cientos de personas deprimidas / /o mismo he estado deprimido en una o dos ocasiones, sé lo dif!cil ue es leer algo so&re la depresi(n cuando lo ue realmente uno desear!a hacer es dormir un par de d!as o poner la tele#isi(n / de0ar ue alguien lo anime. 43

+s! ue prometo ser &re#e e ir al grano. =star deprimido es un estado mental ue constitu/e una amenaza para la #ida. =star seriamente deprimido es un estado mental / som.tico ue constitu/e una amenaza para la #ida. =s una e,periencia humana 1nica ue, cuando no desaparece, nos enferma cada #ez m.s hasta ue, cuando #amos llegando al fondo del ho/o negro, no podemos imaginar ue alg1n d!a podamos me0orar. "na #ez le pregunté a un 0o#en mu/ deprimido si esta&a ansioso por algo. ;9o,F suspir(, ;=sto/ demasiado deprimido para estar ansioso.; De modo ue sé ue cuando uno est. deprimido, todos los dem.s sentimientos comienzan a perder fuerza. %uando estamos deprimidos nada tiene &uen sa&or, nada nos parece &ueno, nada nos parece di#ertido. *as cosas por las ue ten!a sentido #i#ir pierden su #alor. =star deprimido es no preocuparle a uno si est. respondiendo a la #ida o no. B eso es lo ue significa la depresi(nDde0ar de responder enérgicamente a las e,igencias de la #ida. %uando uno est. realmente deprimido, es como si no pudiéramos imaginar ue algo #ol#er. a ser &ueno. "no no solo se siente deprimido, sino ue comienza a pensar deprimido. =se ;pensamiento maloliente; lo sume a uno cada #ez m.s profundamente en el ho/o negro hasta ue, finalmente, le parece ue no e,iste ninguna salida. *a depresi(n, en la peor de sus formas, es una suerte de par.lisis mental / f!sica. *as pérdidas =,isten muchos moti#os para ue las personas se depriman, m.s moti#os de los ue incluso nosotros, los llamados e,pertos, pensamos ue conocemos. Pero algunos de esos moti#os son o&#ios / no hace falta ser un genio para entenderlos. Podemos comenzar con las pérdidas. %ada #ez ue sufrimos una pérdida, tendemos a deprimirnos. +lgunas personas no, pero la ma/or!a s!. Si perdemos un amigo allegado, sentimos la pérdida / sentimos dolor por no tener a esa persona con nosotros. Si perdemos un tra&a0o ue uer!amos, tam&ién sentimos eso / muchas #eces de la misma forma. Si el no#io de una chica la a&andona por otra, eso es una pérdida / su reacci(n es dolor, eno0o, / pro&a&lemente depresi(n. =l mismo sentimiento aparece cuando se pierde la salud, el prestigio, o cosas ue uer!amos pero ue /a no podemos conser#ar. -ncluso repro&ar un e,amen importante es una pérdidaDuna pérdida de nuestra 44

autoestima. %ada #ez ue sufrimos una pérdida, e,iste la posi&ilidad de ue nos deprimamos. Pero de&emos pensar en dos cosas. E&#iamente, e,isten pérdidas / pérdidas. "na cosa es perder el dedo meñi ueG otra mu/ diferente perder una manoDso&re todo si uno es pianista. La/ pérdidas grandes / pérdidas pe ueñas / aun ue casi todos estemos de acuerdo en ue perder un &razo es una gran pérdida, nunca sa&remos cu.n grande es si uno no es pianista. $i punto de #ista es ue nunca sa&ré c(mo usted interpretar. su pérdida /, por ese moti#o, ninguna otra persona tampoco lo sa&r.. Lace algunos años conoc! a una anciana ue ten!a ue ingresar a un hospital para hacerse unos e,.menes / descu&ri( ue esta&a mu/ enferma / ue tendr!a ue permanecer hospitalizada durante un mes por lo menos. Su esposo ha&!a muerto hac!a un año / la 1nica cosa #i#iente ue le ueda&a en casa, / ue significa&a algo para ella en este mundo, era su gato. Pero no le permit!an tener el gato en el hospital. +s! ue cuando le pidi( a su 1nico hi0o ue cuidara de su gato, él hizo lo ue le pareci( correcto: hizo ue se lo pusieran a dormir para siempre. *a señora ca/( en una inmensa depresi(n / de0( de alimentarse. + los tres d!as ha&!a muerto. +hora usted puede decirse a s! mismo ue esta señora era una tonta, ue es una necedad ue alguien muera por la pérdida de un gato. Pero no importa lo ue usted piense. *o ue importa es lo ue nuestra señora pens( acerca de la pérdida de su gato. B eso funciona de ese modo con todas nuestras pérdidasDlo 1nico ue importa es lo ue estas significan para nosotros. Pero #eamos algunas de las grandes pérdidas, las ue pensamos ue nunca tendremos pero ue, como la #ida es como es, es pro&a&le ue tengamos ue enfrentarDg1stenos o no. Podemos perder personas a las ue amamos. Pueden a&andonarnos, pueden mudarse, pueden hasta morir. =s ineludi&le. Perder a alguien ue uno ama siempre ser. doloroso /, a menos ue usted esté hecho de un material m.s fuerte ue el resto de nosotros, usted sentir. esa pérdida / e,perimentar. lo ue pasa por depresi(n. Podemos perder nuestra salud. Lasta ue no hemos enfermado, nunca comprendemos lo ue significa tener &uena salud. *a ma/or!a de nosotros pensamos ue #amos a #i#ir eternamente, pero cuando enfermamos todo eso cam&ia. %uando uno se enferma o sufre una lesi(n / pierde 45

alguna funci(n importante, uno de0a de creer ue est. hecho de acero ino,ida&le. =l dolor f!sico permanente, dicho sea de paso, es una de las principales causas de depresi(n. %asi nadie ue ha sufrido dolor durante un per!odo de tiempo lograr e#itar deprimirse. Podemos perder nuestro dinero. "no podr!a pensar ue perder dinero no puede causar depresi(n, pero s!. =l dinero, en nuestra sociedad, es igual a poder personal, / el poder personal es igual a control so&re nuestras propias #idas. %uando perdemos mucho dinero, o posi&lemente todo lo ue tenemos, perdemos el control de lo ue nos sucede. B cuando perdemos el control de lo ue pueda sucedernos, la pérdida puede ser insoporta&le / causarnos depresi(n. =stos son e0emplos de grandes pérdidas / e,isten muchos m.s. + #eces las personas sufren m.s de una gran pérdida en un corto per!odo de tiempo / es seguro ue comiencen a aparecer las nu&es de la depresi(n, las cuales #ienen seguidas de una tormenta larga / oscura. Pro&a&lemente usted se esté preguntando...si estos tipos de pérdidas pueden causar depresi(n, 8entonces ué: =ntonces esto: 8B si usted ha tenido un mal año: 8B si mientras repasamos la lista de cosas ue podemos ha&er perdido alg1n d!a se ha sorprendido diciendo, ;S!, /o perd! eso:; B, ;S!, perd! eso tam&ién.F 8B si, a medida ue pasan los años en su #ida, usted tiene una pérdida inusualmente dolorosa: 8Tal #ez la peor ue pueda tener en su #ida: =ntonces, por fa#or, piense en esto. 8B si la peor pérdida ue usted #a a tener en su #ida es tan dolorosa como lo ha sido esta de este año: 8B si nunca #ol#iera a tener otra tan seria como esta: =ntonces, aun ue usted esté deprimido ahora, 8se imagina si alguna #ez #ol#iera a estar tan deprimido: =speremos ue no. +s! ue, suponiendo ue est. deprimido, tal #ez merezca estarlo. =s pro&a&le ue cual uiera e,actamente en su lugar estu#iera deprimido. Su depresi(n mu/ &ien podr!a ser una reacci(n normal a las pérdidas ue ha sufrido. =ntonces tal #ez usted no sea tan diferente como piensa. Por ue si usted cree ue est. acorralado en la depresi(n, no podr!a estar m.s e ui#ocado. )ecuerde ue di0e ue hasta esta mañana, de&e ha&er alrededor de ocho millones de sus compatriotas padeciendo los mismos s!ntomas. =l grupo de los deprimidos es mu/ grande.

46

%omo todo el mundo pierde algo alguna #ez, la depresi(n se propaga como un #irus malo / cual uiera ue no esté deprimido ho/ puede ha&erlo estado en alg1n otro momento, o es pro&a&le ue lo esté en alg1n momento en el futuro. 9inguno de nosotros puede apearse o a&ordar el planeta / e#itar deprimirse a #ecesDa menos ue, por supuesto, ha/amos encontrado la forma de ir por la #ida sin sentir el dolor de perder algo ue ueremos. De modo ue, si usted ha sufrido una pérdida o pérdidas terri&les, es cierto ue /o no puedo sa&er de ué se trata o c(mo, e,actamente, usted #a a tomarlo. Pero sé esto: "sted no es diferente al resto de nosotros. Si se corta, sangra. Si lo hieren, siente dolor. Si pierde mucho, le duele. Si pierde algo mu/ importante para usted, a partir de ese momento se con#ierte en una persona deprimida o en un facs!mile razona&le. =s as! como de&e ser / nadie, mucho menos /o, pretender. ue usted no se sienta como se est. sintiendo ahora. 9o es incorrecto estar deprimido. 9o es una necedad estar deprimido. 9o es un pecado estar deprimido. =star deprimido es, m.s &ien, la forma de reaccionar los seres humanos H/ uiero decir de forma natural) a las pérdidas ue todos tenemos ue sufrir. +hora, #a/amos un po uito m.s all.. Supongamos ue usted ha estado deprimido durante alg1n tiempoDtal #ez una semana, tal #ez un mes, tal #ez #arios meses. "sted pro&a&lemente se ha preguntado, 8cu.ndo #o/ a comenzar a sentirme me0or: Si usted se ha estado respondiendo su propia pregunta 1ltimamente, sa&emos cu.l ha sido su respuestaD JnuncaK +s! es como piensan las personas deprimidas. P!dale a una persona deprimida ue le ha&le del suceso m.s feliz de su #ida / lo m.s pro&a&le es ue le diga ue una #ez le hicieron un tratamiento pulpo radicular. %uando uno est. deprimido uno piensa deprimido, / es posi&le ue no encuentre c(mo salir de la taza. %omo el insecto atrapado, uno simplemente no imagina ue alguna #ez pueda salir de all!. B conozco sus s!ntomas. + usted no le interesan las cosas ue sol!a gustarle hacer. Tiene dificultad para concentrarse. Se siente sin energ!a. *e parece ue no logra hacer nada en el tra&a0o o en la escuela. Su #oluntad tiene los cuatro neum.ticos desinflados / su am&ici(n est. sin com&usti&le. Sus .nimos no solo no pueden #olar, ni si uiera pueden despegar del suelo. 8=ntonces por ué no podr!a empezar a pensar ue nunca podr. salir de la taza:

47

Pero espere. 8B si /o le di0era ue la gran ma/or!a de las depresiones me0oran solas: 8B si /o le di0era ue casi todas las depresiones desaparecen solas en cuesti(n de pocos meses: 8B si /o le di0era ue su depresi(n podr!a desaparecer dentro de unas semanas o unos meses con un poco de tratamiento / alg1n medicamento: 8B si /o le di0era ue su depresi(n podr!a no ser culpa su/a en a&soluto: 8B si /o le di0era ue es posi&le ue usted ha/a heredado una tendencia a deprimirse, ue ha&!a algo en la u!mica de su organismo ue esta&a en mal estado / ue, de alguna manera, termin( dañ.ndose / ahora su cuerpo est. pro#ocando ue su mente se deprima: 8Se sorprender!a si supiera ue de&ido a ue su cuerpo presenta un déficit de cierto tipo de sal Hel car&onato de litioI, usted no puede e#itar deprimirse: 8E ue, una #ez ue esto se descu&riera, usted podr!a literalmente tomar una ta&leta de sal diariamente / es pro&a&le ue no #uel#a a deprimirse nunca m.s: Pues &ien, todo lo anterior es cient!ficamente cierto. *as in#estigaciones so&re la depresi(n son mu/ claras. +lgunas depresiones son de car.cter &iol(gico / se curan con medicamentos. Etras depresiones pueden re#ertirse mediante dieta / e0ercicios. B otras desaparecen solas, por razones ue ninguno de nosotros comprende mu/ &ien. )ecuerde esto, la ma/or!a de las personas de0an de sentirse deprimidos dentro de un per!odo de seis meses, con o sin tratamiento. *a psicoterapia es un ant!doto poderoso para muchas depresiones. *as depresiones ue no me0oran con la psicoterapia, me0oran con medicamentos. *a com&inaci(n de la psicoterapia / los medicamentos com&aten la peor de las depresiones. =n la ma/or!a de los casos, las personas ue reci&en psicoterapia com&inada con medicamentos antidepresi#os comienzan a sentirse mucho me0or a los diez d!as o antes. %iertamente, ha/ algunos tipos de depresiones en las ue no ha/ mucho ue hacer. 9o sa&emos por ué algunas personas contin1an deprimidas, a1n después de ha&er intentado con todo lo ue tenemos. Pero es un n1mero pe ueño de ellas. B no se trata de ue los in#estigadores no estén descu&riendo todos los d!as nue#os tratamientos para la depresi(n. "sted pueda estar pensando, ;Pl est. ha&lando de la depresi(n de otra persona, no de la m!a. Pl no tiene idea de c(mo es mi depresi(n.; =n parte usted tiene la raz(n, pero en parte tam&ién est. e ui#ocado. + menos ue usted sea un #isitante de otro planeta o un androide, su depresi(n no puede ser tan diferente de las del 48

resto de nosotros. =s posi&le ue usted no tenga apetito / no pueda dormir. Pro&a&lemente usted despierte con pesadillas en medio de la noche. Pueda ue usted esté acostado a las cinco de la mañana escuchando en su ca&eza lo ue me gusta llamarle ;los dis uitos sucios;T/a sa&e, los ue dan #ueltas / #ueltas / #ueltas en torno a alg1n pro&lema ue al parecer usted no es capaz de resol#er / luego, cuando el disco est. llegando al final / usted no ha encontrado la soluci(n, #uel#e a comenzar desde el principio / usted tiene ue pasar por todo eso otra #ez. %uando usted se le#anta, /a ha pasado una 0ornada de tra&a0o completa. Pueda ue a usted no le interese el se,o, el cine, su comida fa#orita, o cual uiera de las cosas ue sol!an gustarle, pero lo siento, usted es solo como el resto de nosotros cuando estamos deprimidos. +s! ue aun cuando usted tenga una depresi(n colosal en sus manos / no sepa ué hacer, no significa ue no #a/a a me0orar. B si /o tu#iera ue apostarDa1n sin conocerlo a usted o la situaci(n en ue se encuentraDapostar!a a ue usted #a a recuperarse. B ganar!a la apuesta. %omo sé ue usted ha puesto su #ida en la &alanza / est. pensando en el suicidio como una forma de salir de la depresi(n / de la taza en ue se encuentra, uiero ue recuerde algo ue #ale la pena repetir. %uando por fin tomamos la decisi(n de suicidarnos, repentinamente comenzamos a sentirnos me0or. +l optar por el suicidio como nuestra me0or soluci(n posi&le, sentimos una sensaci(n de ali#io mara#illosa / es pro&a&le ue por primera #ez en semanas, una oleada de energ!a / una reno#aci(n de #igor. +hora, por fin, tenemos suficiente fuerza f!sica / emocional para poner en pr.ctica nuestra decisi(n. Pero un momento. 89o es esto un cruel engaño a nosotros mismos: 89o hemos in#entado la cura ue mata al paciente: 9uestra decisi(n de morir puede li&erarnos del dolor / de padecer nuestra depresi(n, pero tam&ién nos li&era de la e,istencia / de todas las cosas ue podr!an ser alg1n d!a. Seg1n mi forma de pensar, el suicidio es una medicina demasiado fuerte para algo ue no es m.s ue una enfermedad pasa0era.

49

Capítulo /... ¿Eno0ado como para suicidarse" %uando usted era un niño pe ueño / se eno0a&a con sus padres, 8alguna #ez los amenaz( con de0ar de respirar para morir: 8E los amenaz( con irse / no regresar nunca m.s sa&iendo, hasta d(nde puede sa&erlo un niño pe ueño, ue una forma de hacer ue las personas le digan a uno ue lo uieren es amenaz.ndolas con a&andonarlas: +hora #ol#iendo a eso mismo, de0ar de respirar para morir o amenazar con irse de al lado de las personas ue amamos puede parecer infantil / tonto pero, le pregunto, 8una amenaza suicida no ser. una #ersi(n adulta de la misma cosa: 8Podr!amos nosotros, cuando estamos eno0ados / frustrados con las personas ue nos rodean, comenzar a pensar de la misma formaD ue si las a&andonamos de una #ez / por todas / para siempre, lo sentir!an: B no digo ue lo sentir!an solo un poco, digo ue lo sentir!an de #erdad, profundamente. Pienso ue s!. =n otro cap!tulo ha&laré so&re c(mo podr!amos tratar de controlar a otras personas &a0o amenaza de suicidarnos, pero en este cap!tulo deseo ha&lar con usted acerca del eno0oDtal #ez a/udarle a comprender ue el eno0o puede ser su aliado, no su enemigo. =s mu/ posi&le ue en este momento usted piense ue no est. eno0ado. "sted podr!a estar pertur&ado, pesimista, amargado, inc(modo, agra#iado, irritado o, como me di0o un cliente, ;=sto/ demasiado deprimido para estar eno0ado.F =l eno0o toma muchas formas / tiene muchos nom&res. Pero con el nom&re ue sea, los efectos del eno0o nos hacen daño, so&re todo si descargamos ese eno0o so&re nosotros mismos. Por tanto, es importante conocer so&re el eno0o, su origen, lo ue nos causa / c(mo afecta nuestra manera de pensar / sentir. =s posi&le ue usted nunca se ha/a #isto como una persona eno0ada. Tal #ez usted pueda decir, ;Bo nunca me eno0o.; Pero me parece ue si usted puede decir eso de usted, es posi&le ue usted no esté en contacto con lo ue le est. causando pro&lemas. =s posi&le ue, incluso, usted ni si uiera sepa ué cosa lo est. haciendo eno0arse. E, si lo sa&e, pueda ue esté ignorando, menospreciando o su&estimando esos o&st.culos o personas ue se interponen entre usted / sus sueños. De&ido a ue aprendemos a e,presar nuestro eno0o a una edad temprana, es posi&le ue en su familia no fuera correcto eno0arse 50

+ tra#és de los años he conocido a muchas personas ue dec!an, ;9o nos permit!an eno0arnos en casa. =so no esta&a permitido.; Si esta fue su situaci(n de niño, entonces es posi&le ue usted no esté en contacto con su eno0o. %omo muchos otros, es posi&le ue usted ni si uiera se percate de cu.n eno0ado est.. B, como el suicidio es a menudo un acto de eno0o generado por la frustraci(n / un resentimiento ue nos uema, pienso ue es importante ue usted luche a &razo partido con la posi&ilidad de ue pueda estar suficientemente eno0ado como para matarse. Preg1ntese usted mismo lo siguiente: ;8$i deseo de morir se de&e en parte a ue esto/ frustrado por la forma en ue las cosas est.n sucediendo:; Si su respuesta es s!, entonces usted est. m.s eno0ado de lo ue piensa. Por lo tanto, ha&lemos del eno0o. De todas las emociones, el eno0o es tal #ez la menos complicada. =s parte de nuestro ma uilla0e &iol(gico / una parte necesaria de la #ida. + menos ue todo le salga &ien todos los d!as, usted de&e e,perimentar frustraci(n en alg1n momento. B si usted e,perimenta frustraci(n, tam&ién de&e e,perimentar eno0oDaun ue lo llame de otra manera. =sto es lo ue sucede dentro de nosotros cuando nos sentimos frustrados / comenzamos a sentirnos eno0ados: nuestro coraz(n late m.s r.pido, nuestra tensi(n arterial se ele#a, se li&era az1car hacia nuestro torrente sangu!neo, nuestros m1sculos se tensan, / nuestros cuerpos se preparan para el com&ate f!sico. 9os estamos preparando &iol(gicamente para enfrentar dolor, amenaza o temor /, aun ue intentemos e#itar el ata ue de ira, realmente no ha/ mucho ue podamos hacer para e#itar la reacci(n. E al menos eso parece. Le conocido a muchas personas ue ni si uiera sa&en ue est.n eno0adas. Dicen ue est.n ;indispuestas.; E dicen ue est.n ;a&atidas.; E dicen ue desear!an ue las de0aran solas. +un ue est.n e,perimentando una emoci(n fuerte H/ uno puede darse cuenta por la forma en ue se les distienden las #enas del cuello, por el enro0ecimiento de sus caras, o por las formas en ue aprietan sus puños o mand!&ulasI, suelen sonre!r / decir, ;9o, por supuesto ue no esto/ eno0ado. =sto/ &ien.F =s posi&le ue estén negando su eno0o o simplemente no sepan c(mo llamarle a lo ue les est. sucediendo. =so no es mu/ importante para nuestro prop(sito en este momento, e,cepto para ilustrar ue 51

muchas personas eno0adas no sa&en ué est. ocurriendo dentro de ellas, / si lo sa&en, intentan negar sus sentimientos. Poder sa&er cu.ndo estamos eno0ados depende en gran medida de la forma en ue ha/amos sido criados. =n algunas familias las e,presiones de eno0o simplemente no se permiten. =n otras, el eno0o no solo se permite, sino ue se estimula. =n las familias en las ue el eno0o se considera algo natural /, por ende, acepta&le / #.lido para una comunicaci(n saluda&le, este sentimiento no es un enemigo. Pero en a uellas en las ue los hi0os son criados con temor a eno0arse, como si el eno0o fuera una especie de &estia furiosa ue, cuando se suelta puede atacar ciegamente a todo el mundo / matar a todo el ue se encuentre en su camino, este sentimiento puede con#ertirse en un enemigo. =,perimentar eno0o en una familia as! e ui#ale a tener ue aprender ue los sentimientos de eno0o no e,isten /, si e,isten, algo de&e de andar mal dentro de uno. + tra#és de los años he conocido a muchas personas ue pensa&an ue sentirse eno0adas era lo mismo ue estar locas. B cuando esta&an e,tremadamente eno0adas, a menudo les parec!a ue esta&an a punto de perder el control / tal #ez hacer algo terri&le / atroz. 9o en pocas ocasiones lo ue pensaron hacer fue dañarse ellas mismas. =l eno0o en nuestra cultura Si usted mira hacia nuestra sociedad en &usca de orientaci(n acerca del significado del eno0o / c(mo de&e e,presarse, de inmediato las cosas se tornan mu/ confusas. =s normal ue un fut&olista se eno0e en un 0uego / trate de ;matar; al su0eto del otro e uipo. 9o es correcto ue los aficionados hagan esto mismo con los aficionados ue est.n de #isita. =s normal ue nuestros héroes de la tele#isi(n golpeen, estropeen, acuchillen / le disparen a cual uiera si lo tiene merecidoG no es correcto ue los tele#identes hagan e,actamente lo mismo con los su0etos malos ue conocen. 9uestro go&ierno predica la paz, pero si nos eno0amos lo suficiente, les lanzamos ;golpes aéreos; #engati#os / &om&as enormes a uienes nos causan frustraci(n. -ncluso podr!amos decir ue nosotros, como pa!s, enseñamos la paz pero practicamos la #enganza. Tal #ez esto no sea importante, pero para m! ue ha/ algo ue es insensato en eso. *o ue me parece insensato es ue muchos de nosotros estamos con#encidos de ue cuando nos 52

eno0amos tenemos ue hacer algo agresi#o. Decimos ue odiamos la #iolencia, pero nos encanta en los deportes, en el cine / en los programas de tele#isi(n. %reemos ue cuando estamos mu/ eno0ados se 0ustifica ue hagamos algo destructi#o. Si alguien nos eno0a mucho, parece ue asumiéramos la posici(n de, ;=st. &ien, lo lograste. J+hora m.s #ale ue te cuidesK; 9uestros l!deres religiosos tratan de ha&larnos de h.&itos de frustraci(n, eno0o / agresi(n pero, entre usted / /o, en mi opini(n tienen las manos ocupadas. Parece ue en la actualidad es dif!cil ue alguien ;ponga la otra me0illa.; De modo ue, usted pro&a&lemente se esté preguntando, 8tiene esto alguna relaci(n con pensar en suicidarse: Supongamos por un momento ue usted, como muchas otras personas, no conoce mu/ &ien su eno0oDc(mo se siente, cu.l es su origen ni ué hacer cuando aparece. Supongamos ue cuando lo in#ade un ata ue de eno0o, usted comienza a sentirse cada #ez m.s mal hasta ue, al llegar a su m.,ima intensidad, usted se siente como si fuera a perder el control. "sted est. furioso por algo /, antes de ue su ata ue de eno0o ha/a pasado, alguien o algo de&en pagar. 8Pero uién de&e pagar: 8*a persona con la ue est. eno0ado: 9o, usted no puede pegarle a un profesor, a un 0efe, a un esposo o esposa, hermano o hermana. Si le pega a un amigo, encontrar. la soledad. +dem.s, no se supone ue #a/amos golpeando a los dem.s. =ntonces, #estido / sin tener a d(nde ir, 8 ué #a a ser de su eno0o: 8+ d(nde ir. a parar: Si el eno0o siempre pro#oca una agresi(n, 8c(mo puede ser el eno0o su amigo: Personalmente no pienso ue el eno0o crudo / puro pueda ser amigo de nadie. =l eno0o incontrola&le siempre es un enemigo. =l eno0o ue no tiene a d(nde ir puede conducir al suicidio. 8=ntonces ué puede hacer usted: Puede hacer lo ue %arlos un cliente m!o sol!a hacer cuando se eno0a&a incontrola&lemente. ;Bo solamente cierro el puño / golpeo la pared,F dec!a. ;8%on ué frecuencia hace eso:; pregunté,F 7"n par de #eces a la semana,F respondi(. ;=s me0or ue golpear a las personas. +dem.s, la pared es de /eso / la ma/or!a de las #eces la atra#ieso con el puño. Pero a #eces golpeo la columna de la pared.F %arlos se ha&!a roto los huesos de las manos tantas #eces ue ha&!a perdido la cuenta, / se ri( cuando le di0e ue menos mal ue no #i#!a en una casa de ladrillos. =l eno0o no era amigo de %arlos. E usted puede aprender el arte de herir a las personas con sarcasmos. "sted puede aprender a decirles cosas &a0as / desagrada&les a las personas para hacerlas sentirse mal. *a agresi(n 53

#er&al, aun ue es menos dañina ue la f!sica, si usted la utiliza, usted terminar. sin amigos / despreci.ndose usted mismo. De todas las cosas ue las personas hacen para herirse unas a otras, el sarcasmo es lo ue de0a las cicatrices m.s profundas. B, otra #ez, el eno0o no es su amigo. E usted puede guardarse su eno0o hasta ue, un d!a, comience a padecer de hipertensi(n arterial, dolores de ca&eza, 1lceras o cual uier otra enfermedad ue, seg1n los in#estigadores, pueden ser causadas por la tensi(n constante ue crea el eno0o ue no es e,teriorizado. Poco a poco, con el tiempo, ese eno0o puede llegar un d!a a enfermarlo. Pero la peor forma en ue el eno0o puede ser nuestro enemigo es cuando lo descargamos so&re nosotros mismos, cuando nos sentimos tan frustrados en nuestro deseo de tomar des uite con alguien ue, al no encontrar a uien herir, miramos al espe0o en &usca de una #!ctima. =s por eso ue, aun ue no me gusta el término, al suicidio se le llama a #eces autoNasesinatoDasumiendo ue el suicidio es un acto destructi#o dirigido hacia el mismo indi#iduo. Epciones para el eno0o +hora perm!tame sugerirle algo. 8B si /o le di0era ue, solo por ue est. eno0ado, usted no tiene derecho a ir por ah! rompiendo cosas, insultando o golpeando a las personas o autoN lesion.ndose: 8B si le di0era ue el hecho de ue usted esté eno0ado no significa ue, autom.ticamente, como si fuera un ro&ot, tenga ue #olarse / perder su autoNcontrol: 8B si le di0era ue, independientemente de ue usted ha/a le!do o escuchado ue es &ueno ;e,teriorizar su eno0o,; en realidad, hacerlo es la cosa m.s tonta ue usted podr!a hacer, so&re todo, si usted se suicida en ese proceso: Bueno, /o esto/ diciendo todo eso. + pesar de lo ue se pens( en un tiempo so&re el eno0o, las in#estigaciones est.n demostrando ue una #ez ue usted e,plota / pierde el control, tiene ma/or pro&a&ilidad de ue eso #uel#a a ocurrirle. *as in#estigaciones tam&ién est.n re#elando ue la forma en ue e,presamos nuestro eno0o es un h.&ito aprendido, como mismo aprendemos a leer o a montar &icicleta. B si usted aprendi( a e,presar su eno0o de forma ue este se con#ierta en su enemigo, entonces, seg1n /o lo #eo, usted puede ol#idar las formas anteriores / aprender formas nue#as. Puedo escuchar su pensamiento, ;Qa. Qa. Qa. Pl no conoce mi eno0o. J$i eno0o es diferenteK; 54

Si usted estu#iera sentado en mi consulta ahora mismo / me di0era eso, tendr!a ue prepararse para un de&ate. Bo le dir!a ue como usted es de la misma gala,ia, el mismo planeta / la misma especie ue /o, usted no es diferente a m! o a otra persona en su eno0o. "sted aprendi( a e,presar / a mane0ar su eno0o de la misma forma ue el resto de nosotros aprendimos a hacerlo. *a lecci(n puede ha&er sido diferente, pero el proceso fue el mismo. B, como usted tiene un cere&ro grande / 1til, tal #ez pueda hacer algo inteligente con su eno0o. Puede aprender a enfrentarlo de forma diferente, tal #ez de una manera 1til / producti#a. Si usted uisiera aceptar la idea de ue uno no e,presa su eno0o de forma autom.tica / fuera de control, entonces creo ue ha&r!a grandes posi&ilidades de ue usted pudiera cam&iar. "sted puede transformar a un enemigo en su amigo. Bo no puedo hacerlo por usted en un li&ro como este, pero sé ue e,iste a/uda profesional. =n algunas ciudades, ha/ agencias ue incluso imparten talleres ue llaman 7$ane0o del eno0o.F B ha/ #arios li&ros de autoNa/uda acerca del tema. *a cuesti(n es ue usted no tiene ue continuar atrapado en una f(rmula de frustraci(nUeno0oUagresi(n. *os principios para aprender a utilizar su eno0o correctamente son los siguientes: H3I +prenda a identificar su eno0o r.pidamente. Si repentinamente siente un poco de tensi(n, siente mucho calor en la cara o se sorprende apretando las mand!&ulas o pensando, ;$aldici(n, esto me #uel#e loco; entonces d!gase, 7=ste es el primer signo de eno0o. Te conozco.F H5I =ntonces, d!gase, 7JP-=9S+KF %uando estamos eno0ados, tendemos a &lo uear nuestro cere&ro / de0ar ue nuestras gl.ndulas se adueñen del escenario. Dado el curso ue el eno0o puede tomar, esto es una total necedad. %uando uno est. en un tren de carga en marcha / sin frenos, uno no le pide ama&lemente al ingeniero ue a&andone el tren. 9o, uno le pide ue se mantenga a &ordo / trate de hacer ue los frenos funcionen. Pensar significa para el eno0o lo ue los frenos para un tren des&ocado. H2I *uego, preg1ntese por ué est. sintiendo eno0o. Trate de determinar uién o ué lo est. alterando. Preg1ntese: 8Tengo miedo: 8$e siento amenazado: 8+lguien ha dicho algo para herirme: 8$e siento frustrado de alguna manera: *as respuestas a estas preguntas le a/udar.n enormemente por ue, al menos, comenzar. a comprender el origen de su eno0o. B esto lo lle#ar. a la siguiente pregunta. 55

H<I 8Qué es lo ue uiero / ué #o/ a hacer con toda esta energ!a: =l eno0o es una emoci(n poderosa /, mientras usted la est. e,perimentando, se siente fuerte. "sted de&e preguntarse, 8 ué puedo hacer con esta energ!a / esta fuerza: 8%(mo puedo utilizarla en &eneficio propio / de uienes me rodean: Tenemos ue admitir ue sa&er ué hacer con el eno0o es la parte m.s dif!cil / re uiere de una gran creati#idad. 'ingir ue no sucede nada, e,plotar, o permitir ue el eno0o nos in#ada internamente / se #uel#a contra nosotros mismos no es &ueno para nadie, mucho menos para la persona eno0ada. *o ue necesitamos cuando nos eno0amos es trazarnos un o&0eti#o, una meta a alcanzar. 9ecesitamos sa&er ué cosa nos est. haciendo eno0ar / ué, a corto o largo plazo, ueremos cam&iar. %uando usted ha identificado ue est. eno0ado, sa&e uién o ué lo est. haciendo sentir de esa manera / se ha dado la orden de P=9S+), entonces eso es e,actamente lo ue de&e hacer. Dé un paso atr.s, cuente hasta diez / comience a pensar. Pensar cuando uno est. eno0ado es dif!cil, pero no imposi&le. B comienzan a suceder cosas mara#illosas cuando las personas comienzan a pensar en lugar de permitirse sentir cada #ez m.s eno0o. )ecuerde, fue producto de su eno0o por la discriminaci(n racial ue $artin *uther Ving Hhi0oI pens( en cam&iar una naci(n /, tal #ez un d!a, el mundo. $artin *uther Ving Hhi0oI no perdi( los estri&os. 9o, él conoc!a su eno0o, conoc!a la cara del eno0o / la fuente de ese eno0o. B sa&!a ue el eno0o no tiene ue estar seguido autom.ticamente de la agresi(n / la #iolencia. Pl no golpe( a otras personas. Pl no uem( cosas. Pl no se enferm( / muri( de eno0o. B tampoco lo us( contra s! mismo. 9o, $artin *uther Ving Hhi0oI hizo ue el eno0o se con#irtiera en algo positi#o. B, al hacerlo, lo con#irti( en un eno0o formida&le. =s una triste iron!a ue un hom&re ue no pudo controlar su propio eno0o asesinara a uno de los hom&res m.s grandes, uien s! supo controlar el su/o. Pero #ol#iendo a usted, como su eno0o es tan natural como su respiraci(n, usted podr!a llegar a conocerlo. "sted podr!a caminar hasta él / darle la mano. =l eno0o es una gran fuente de energ!a / un gran maestro de lo ue nos gusta / no nos gusta en este mundo. 9uestro eno0o nos permite crecer. 9uestro eno0o nos permite trazarnos o&0eti#os / hacer cosas &uenas para nosotros 56

mismos / para los dem.s. %uando aprendemos a conocer / a dominar nuestro eno0o, este puede con#ertirse en un amigo fuerte / confia&le. 9o tenemos ue ser escla#os del eno0o. $.s importante a1n, nunca tenemos ue ser sus #!ctimas. De modo ue, si llegamos a ser capaces de conocer / nom&rar nuestro eno0o / sa&er uién o ué nos hace sentir esta poderosa emoci(n, no tenemos ue atemorizarnos o de0arnos controlar por este. $.s &ien, de&emos detenernos, pensar, proponernos un o&0eti#o / planificar una acci(n ue cam&ie la situaci(n fa#ora&lemente. Por fa#or, recuerde: estar eno0ado es natural. =star eno0ados con nosotros mismos / con otras personas es normal. =star tan eno0ado con otra persona al punto de llegar a lanzar ese imponente poder agresi#o so&e uno mismo no es ni natural ni normal. =s, m.s &ien, una e,presi(n de la f(rmula ue plantea ue la frustraci(n conduce al eno0o / el eno0o conduce a la agresi(n. B si usted no es m.s cuidadoso e inteligente ue un oso promedio, usted puede con#ertirse en una #!ctima del eno0o. +s! ue antes de ue usted se suicide para 7demostrarleF a una persona lo cansado ue usted est. de ella, piense ue, si lo consigue, su suicidio no ha&r. creado nada, no contri&uir. a nada / no cam&iar. nada. =s cierto ue ha&r. dicho cu.n eno0ado esta&a, pero preg1ntese, ;8Tengo ue decirlo de esa manera:; Bo espero ue no.

57

Capítulo 11... Al m$2imo de estr3s Quiero comenzar este cap!tulo con una historia. B uiero concluirlo con una historia. =ntre una historia / otra uiero compartir con usted algunas cosas acerca del estrés. Sé ue por estos d!as se escri&e / se ha&la tanto del estrés ue el tema se ha #uelto estresante. Pero espero ue si usted 1ltimamente ha estado e,perimentando mucho de eso, sea lo ue sea, a lo ue se le llama estrés H/ esta e,periencia ha pro#ocado ideas suicidasI, entonces es posi&le ue encuentre algo de #alor en las pr(,imas p.ginas. +m/ ten!a 53 años / era mu/ &ella. Lac!a un año se ha&!a casado con su no#io del preN uni#ersitario. Su esposo, ue era ingeniero, ha&!a comenzado a tra&a0ar en la ciudad donde /o tra&a0o. =l tra&a0o del esposo re uer!a ue +m/ tu#iera ue de0ar su casa en "tah. *a mudanza ha&!a sido dif!cil / +m/ ha&!a tenido ue de0ar atr.s muchas cosas importantesDsu apartamento, su tra&a0o, su me0or amiga, su madre / su ciudad natal. Poco tiempo después de mudarse, +m/ supo ue esta&a em&arazada. =lla esta&a feliz, pero su esposo no. %hucW no uer!a hi0os por el momento / esta&a eno0ado con +m/ por no ha&er e#itado el em&arazo. Ten!an una enorme hipoteca por la casa nue#a / él no cre!a ue estu#ieran en condiciones de comenzar una familia. %hucW empez( a llegar tarde / +m/ sospecha&a ue él le esta&a siendo infiel. Pl se neg( a ir a #er a un a&ogado cuando +m/ le sugiri( ue de&!an hacerlo. +m/, presintiendo ue de&!a comenzar a ocuparse de ella, empez( a &uscar tra&a0o. $ientras conduc!a hacia una entre#ista de tra&a0o, confundida / distra!da por lo ue esta&a sucediendo con su matrimonio, no se detu#o ante la luz ro0a del sem.foro. Su auto fue impactado por el costado / +m/ sufri( una fractura de cla#!cula / una lesi(n dolorosa en el cuello. =l &e&é esta&a &ien, pero tendr!a ue tener mucho cuidado durante el resto del em&arazo. 'ue entonces ue su hermana llam( para decirle ue su madre no se esta&a sintiendo &ien. =l diagn(stico, confirmado una semana después, era c.ncer terminal. %uando +m/ le comunic( a %hucW la noticia de la enfermedad de su madre / le di0o ue ella uer!a regresar a "tah para estar con ella, él di0o, ;=st. &ien. Puedes uedarte all.. De todas 58

formas uiero el di#orcio.; Sola, desesperada, deprimida, con dolor f!sico / em&arazada, +m/ se cort( las #enas de las muñecas. 'ue después de eso ue #ino a #erme. 9o #o/ a dar detalles so&re c(mo +m/ finalmente resol#i( sus pro&lemas, pero lo hizo / so&re#i#i(. +m/ siempre ha&!a sido una persona fuerte /, una #ez ue la tormenta ha&!a pasado / las decisiones dif!ciles se ha&!an tomado, fue capaz de enderezarse / #ol#er a encarrilar su #ida. B le #a mu/ &ien ahora. *a morale0a de la historia de +m/ es esta: +un ue en la #ida de todo el mundo de&e llo#er un poco, a #eces nos sorprende un hurac.n. "na forma de pensar en el estrés %omo no sé cu.nto estrés usted ha tenido 1ltimamente, solo puedo imaginar ue su historia sea parecida a la de +m/. E tal #ez sea peor. E, tal #ez, el estrés no ha llegado a su #ida en grandes dosis, pero s! de forma permanente / est. pul#eriz.ndolo lentamente. Trataré de referirme a am&os tipos de estrés. =n primer lugar, el estrés no es malo. 9o es noci#o. 9o es t(,ico. =s s(lo estrés. =st. en todas partes / ninguno de nosotros escapa de él. Sin un poco de estrés no ser!amos capaces de lograr nuestro potencial. Sin un poco de estrés nunca nos sentir!amos reatados a tratar de dar lo me0or de nosotros / conocer de ué material estamos hechos. "n poco de estrés, dicen los e,pertos, nos hace &ien. Pero tam&ién ha/ momentos en ue el estrés a ue estamos sometidos e,cede nuestra capacidad de asimilaci(n. B, suponiendo ue usted ha estado pensando en la decisi(n del suicidio, tam&ién #o/ a suponer ue usted est. enfrentando lo ue /o he decidido llamarle el estrés m.,imo. B el estrés m.,imo es, simplemente, la cantidad de estrés ue usted H/ solo ustedI cree ue es intolera&le. %uando de medir el estrés se trata, no importa lo ue otras personas consideren ue es o no estresante. *o ue importa es ue usted piense ue es estresante. Si usted considera ue ha&lar en p1&lico es estresante, lo es. Si usted piensa ue hacer un e,amen es estresante, lo es. Si usted cree ue in#itar a una muchacha a salir es estresante, lo es. "sted / s(lo usted puede definir ué es estresante / puede hacerlo le/endo lo ue dice su propio cuerpoDlo ue dice su est(mago, lo ue dice su frecuencia cardiaca, lo ue dicen sus gl.ndulas sudor!ficas. Su cuerpo 59

no puede e#itar responder a lo ue su mente perci&e como estrés. Su sistema ner#ioso aut(nomo entra en acci(n cuando usted enfrenta algo ue le perece peligroso o posi&lemente dañino, esto se conoce con el nom&re de respuesta de luchaNhuida. *a ma/or!a de nosotros conoce este tipo de respuesta corporal al estrés agudo. B, si somos inteligentes, le prestamos atenci(n. Podemos utilizarlo para prepararnos para una competencia u otro tipo de desaf!o o, si persiste e interfiere con nuestra capacidad para funcionar, &uscamos formas de e#itarlo. %am&iamos de tra&a0o o de relaciones ue nos resultan ine#ita&lemente estresantes. B, a #eces, e#itamos el estrés ue no de&iéramos e#itar. Pero, en cual uier caso, la ma/or!a de nosotros conoce el lado psicol(gico del estrés / sa&e cu.ndo nuestro cuerpo est. preparado para huir o luchar. Pero no todos los signos de estrés son tan e#identes para nosotros. E, como es a menudo el caso, desconocemos ué es lo ue est. pro#ocando el estrés en nuestras #idas. B es el desconocimiento de lo ue est. caus.ndonos el estrés lo ue resulta m.s peligroso para nosotros. Por ue cuando no sa&emos ué es lo ue nos est. causando estrés, no ha/ mucho ue podamos hacer para com&atirlo. =n términos de lo ue /o he decidido llamar el estrés m.,imo / los tipos de e#entos ue tienen lugar en las #idas de las personas ue las hacen pensar en el suicidio, creo ue ser!a de gran utilidad pensar en el estrés como cam&io. H=sta no es una nue#a forma de pensar en el estrés, pues los in#estigadores han estado tra&a0ando en esta .rea durante un par de décadas.I Piense por un momento ue un cam&io, cual uier cam&io, e,ige ue nosotros nos adaptemos a él. %uando algo cam&ia en nuestras #idas, no podemos continuar de la misma forma ue siempre hemos sido. Por el contrario, tenemos ue hacer algunos a0ustes para tratar de adaptarnos a lo ue es nue#o en nuestras #idas. Para esto hace falta energ!a. B de acuerdo con la teor!a, si tenemos ue a0ustarnos a demasiados cam&ios en un per!odo de tiempo mu/ corto, es posi&le ue e,perimentemos un estrés e,cesi#o. Si usted #e los cam&ios en la #ida como e#entos estresantes / acepta por el momento ue los efectos del estrés pueden acumularse, 8entonces ué le suceder!a a usted si tu#iera ue a0ustarse a un gran n1mero de cam&ios en un corto per!odo de tiempo: 8B si, en alg1n momento, usted llegara al m.,imo o e,cediera su capacidad para mane0ar el estrés acumulado: 60

89o podr!a usted, como +m/, comenzar a sentirse a&rumado por el estrés / &uscar una salida a lo ue pareciera una situaci(n estresante imposi&le: =ste es un &re#e resumen de los factores de cam&io o estrés ue afectaron a +m/: H3I Su matrimonio. H5I De0ar las comodidades de su apartamento. H2I +le0arse de sus amigos, de su familia / otras fuentes de apo/o. H<I *a pérdida de su tra&a0o al mudarse. H4I +sumir una gran deuda Hla casa nue#aI. H?I Sa&er ue esta&a em&arazada. H>I *os cam&ios negati#os en su matrimonio. H@I =l accidente automo#il!stico Hpérdida de su salud f!sica / de la sensaci(n de &ienestarI. HAI *a muerte prematura de su madre producto a una enfermedad terminal. H36I *a separaci(n / el di#orcio, asociados a la pérdida de su autoestima. Definiti#amente, +m/ no esta&a teniendo un &uen año. Ten!a ante s! diez cam&ios importantes, diez realidades importantes a las ue tendr!a ue a0ustarse. 9o es dif!cil de #er ue si uno suma todos los cam&ios acontecidos en la #ida de +m/ en solo un año, aun ue ella siempre hu&iera sido una persona fuerte, e,ced!an su um&ral de adaptaci(n al estrésD ue es por lo ue, seg1n +m/, ha&!a hecho un gesto suicida. ;Bo no pod!a soportar m.s,F di0o ella. ;=ra demasiado.; La&lando conmigo, +m/ admiti( ue le era imposi&le tener otro año en su #ida tan estresante como el año ue aca&a&a de pasar. B, d.ndose el &eneficio de pasar re#ista a su #ida, pod!a #er ue las pro&a&ilidades de una serie similar de e#entos eran casi imposi&les. +s! ue, en poco tiempo, ella #ol#i( a sentir la fuerza ue siempre la acompañ( / comenz( a me0orar. Sus ideas suicidas comenzaron a disminuir r.pidamente /, como di0era +m/ al final de nuestras sesiones, ;+hora /o ni soñar!a con suicidarme.; *a #ida de +m/ no es tan diferente de las nuestras. Todos nosotros podemos tener años malos, años de estrés m.,imo. =l truco, seg1n /o lo #eo, es sa&er ue ese año se nos a#ecina / reci&irlo con una férrea determinaci(n para lograr salir adelante. B si logramos hacerlo, como +m/, seremos m.s fuertes. B, aun cuando estemos destrozados, nuestra recuperaci(n nos har. 61

m.s fuertes. *as so&recargas repentinas Bo tengo, su0eto con alfileres a un pedazo de corcho encima de mi &ur( de tra&a0o, un cintillo de papel ue encontré un d!a mientras esta&a enfrentando algunos cam&ios importantes en mi #ida. =n ese cintillo puede leerse: ;*a 1nica cosa ue es peor ue un cam&io es un cam&io repentino.; Bo guardo esa pe ueña nota pegada a la ta&lilla de mensa0es encima de mi escritorio para ue me recuerde ue, aun ue /o sé ue puedo mane0ar un &uen n1mero de cam&ios en mi #ida, podr!a llegar el d!a en ue las cosas estén sucediendo tan r.pidamente ue #o/ a necesitar recordar la regla &.sica so&re el estrés. B esa regla es la siguiente: Si el cam&io es estresante, el cam&io repentino puede ser catastr(fico. Si usted en este momento se encuentra atrapado en medio de cam&ios repentinos / catastr(ficos de su #ida, grandes pérdidas o re#eses para los cuales no #e ning1n ali#io, entonces tal #ez usted esté sufriendo una so&recarga repentina de estrés. B si es as!, tal #ez le con#enga sa&er ue es pro&a&le ue estén ocurriendo ciertas cosas dentro de ustedDcosas ue, si las comprende, pueden a/udarle a controlar si no los e#entos mismos, al menos su reacci(n hacia ellos. =n primer lugar, creo ue ha/ momentos en nuestras #idas en ue ciertos e#entos pueden sumirnos en un tor&ellino emocional. *os cam&ios repentinos completamente fuera del alcance de nuestro control pueden &arrernos como si fueran un tornado / no ha/ nada, pero nada, ue podamos hacer para cam&iar su curso. *a &olsa de #alores puede ue&rar /, con ella, nuestros ahorros de por #ida. 9uestro empleador puede caer en &ancarrota / de repente podemos perder el empleo. +lguien ue pens.&amos ue nos ama&a nos anuncia ue nos a&andona por otra persona. Sin pre#io a#iso nuestras #idas dan un #uelco hacia a&a0o / hacia atr.s / nosotros estamos, como una persona ue es arrastrada por un tornado, tam&ale.ndonos, dando #ueltas en todas direcciones / completamente perdidos. =s durante estas repentinas so&recargas de estrés ue comenzamos a asirnos a las soluciones, a cual uier soluci(n ue nos traiga un poco de ali#io en nuestra circunstancia actual. 9ecesitamos recuperar nuestra sensaci(n de control so&re lo ue est. sucediendo. B es 62

entonces ue la idea del suicidio parece me0or ue nuestra confusi(n / sensaci(n de desesperaci(n actuales. +l menos con el suicidio podemos sa&er el resultado, podemos tener control de lo ue #a a suceder. Pero uiero ue usted piense algo por un momento. 8B si, a pesar de lo imposi&le ue las cosas puedan parecer ahora / lo culpa&le, eno0ado, o deprimido ue usted pueda sentirse, usted no tiene, en realidad, ning1n control so&re esos e#entos: 8B si en su lugar fueran a ocurrir ciertas cosas ue ni usted ni nadie puede e#itar: 8B si m.s &ien usted simplemente fuera a so&re#i#ir esto / de0ar ue las cosas sucedan de la forma ue #an a suceder: *as personas #inculadas a +lcoh(licos +n(nimos tienen una &ella plegaria ue los a/uda a mantenerse sanos / so&rios. Se llama Plegaria de la Serenidad / dice: ;Dios, dame la serenidad para aceptar las cosas ue no puedo cam&iar, #alor para cam&iar las cosas ue puedo cam&iar, / la sa&idur!a para sa&er la diferencia.; De todas las plegarias ue hacen ue las personas #i#an sus #idas, no recuerdo ninguna ue tenga ma/or sentido ue esta. Por ue, dentro de ella, est. la idea de ue ha/ cosas ue nos suceden en la #ida ue, a pesar de lo mucho ue desear!amos ue fueran diferentes, no ser.n diferentes. B ue nosotros, para so&re#i#ir, de&emos llegar a aceptar esas cosas como son / de&emos hacerlo con honor / dignidad. +s! ue si por casualidad usted est. sufriendo una so&recarga repentina de estrés / se siente confundido / desorientado con respecto a su prop(sito, sus #alores, sus creencias / sus tradiciones, entonces tal #ez es hora de ue se pare firme en el o0o de la tormenta / acepte lo ue no pueda cam&iar. Por ue con esa postura, tal #ez usted pueda encontrar eso ue &uscaD una sensaci(n de serenidad / paz. 8+rri&a o afuera: De&ido a la forma en ue el mundo parece mo#erse en estos tiempos, uiero decir un par de pala&ras acerca de la #ida / el estrés con el ue todos tenemos ue aprender a con#i#ir. 9osotros, todos nosotros, estamos o&ligados a cam&iar / a adaptarnos constantemente. +lgunos futuristas dicen ue el mundo continuar. cam&iando nuestros #alores, nuestras ideas, 63

nuestra tecnolog!a, donde #i#imos, los tra&a0os ue hacemos, las personas ue conocemos. B dicen los futuristas ue estos cam&ios constantes tendr.n lugar r.pidamente, m.s r.pidamente ue nunca antes en la historia del mundo. *o ue es firme / seguro / est. al derecho ho/, ser. inseguro / #acilante / estar. al re#és mañana. B aun ue no nos gusten estos cam&ios constantes, esta sensaci(n de inseguridad, no ha/ nada ue podamos hacer al respecto. "no no puede detener el futuro / no puede detener los cam&ios. 8=ntonces ué de&emos hacer: $i propia apreciaci(n personal es ue /a ue no podemos reducir significati#amente muchas de las fuentes de estrés / las e,igencias de cam&io de las cuales somos #!ctimas de&emos, entonces, llegar a una perspecti#a diferente / m.s saluda&le de lo ue significa #i#ir en estos tiempos. De&emos, pensando diferente so&re nuestras #idas, llegar a comprender ue todos #amos a e,perimentar cam&ios: pe ueños cam&ios, grandes cam&ios, cam&ios constantes. B de&emos aprender a crecer de tal forma ue estemos preparados para el cam&io, s!, incluso de&emos aprender a desearlo. Pero para esto creo ue necesitamos e,aminar algo ue me parece mu/ insensato en nuestra sociedad en la actualidad. B esa insensatez est. relacionada con el estrés / las presiones a ue nos sometemos como resultado de ue pensamos ue ha/ un solo camino hacia la felicidad / la satisfacci(n. *a direcci(n de ese angosto camino est. arri&a. 7+rri&aF significa ue muchos de nosotros miramos a nuestras #idas desde una perspecti#a ue e,ige ue siempre nos estemos mo#iendo en una direcci(n ue nos lle#e desde donde estamos ahora hasta un lugar m.s alto / m.s e,itoso. Si uno es un estudiante B ahora, de&e con#ertirse en un estudiante +. Si ahora uno es miem&ro del e uipo de &aloncesto del preN uni#ersitario, de&e hacer tiros ue le garanticen una &eca en la uni#ersidad. Si uno est. en el e uipo de la uni#ersidad, no ha completado su misi(n hasta ue no ingrese en la 9B+ H9ational BasWet&all +ssociationI. + uno le gusta su tra&a0o como artesano calificado, pero de&e llegar a ser super#isor. + una mu0er le gusta ser madre / ama de casa, pero no puede sentirse realizada si no regresa a la escuela para estudiar una carrera / poder ascender. +rri&a. +rri&a. +rri&a. Donde uiera ue miro en mi tra&a0o de conse0er!a, #eo personas atormentadas e insatisfechas. Ceo personas insatisfechas con ellas mismas por ue no est.n su&iendo. E si est.n su&iendo, no lo est.n haciendo r.pidamente. Pueden estar satisfechas con 64

sus tra&a0os o sus escuelas, pero sus c(n/uges, sus padres o sus amigos creen ue de&ieran ascender. *os estudiantes uni#ersitarios se preocupan / sufren por sus notas por ue, como ha&r. una #ida después de la uni#ersidad, no les dar.n ascensos en la escalera corporati#a si no tienen notas e,celentes. +rri&a. +rri&a. =l 1nico camino es hacia arri&a. B este no es el final de todo esto. =n estos tiempos, tra&a0o con m.s / m.s hom&res / mu0eres cu/as #idas, seg1n est.ndares razona&les, son completamente e,itosas. Tienen autos, hornos microNondas, gra&adoras de #ideo, &uena salud, amigos / han alcanzado lo ue todo estadounidense espera lograr alg1n d!a. Lan llegado / han tomado el sueño americano con am&as manos. 8Pero sa&en ué: 9o son felices. 8Por ué: Por ue ahora est.n arri&a / no tienen hacia d(nde escalar. "n a&ogado de é,ito me di0o, ;Quisiera poder #ol#er a comenzar todo de nue#o, desde el principio.; ;8Por ué:; le pregunté. ;Por ue as! podr!a comenzar a su&ir otra #ez.; *o interesante so&re este hom&re era ue, estando en la cima de su carrera, en la cima de sus facultades como a&ogado, en un momento en ue su #ida personal / familiar esta&an marchando perfectamente / ganando m.s dinero de lo ue él 0am.s pens(, esta&a pensando suicidarse. 8Por ué: Por ue, a medida ue llegué a conocer a Qaime / su #isi(n de la #ida, él ha&!a recorrido todo el camino hacia arriba hasta llegar a su l(gico final. La&!a llegado / ahora esta&a all!, no ten!a nada m.s ue hacer, nada m.s ue anhelar, nada m.s ue soñar, nada m.s ue planificar, nada por lo cual tra&a0ar. Pl ha&!a, simplemente, #i#ido su #ida hasta ue sus sueños se agotaron. +hora se sent!a en &ancarrota / uer!a salir de eso. 8B a d(nde uer!a ir Qaime: Quer!a salir de todo. =l suicidio parec!a el destino l(gico. + #eces me he preguntado si nuestra o&sesi(n por mantenernos su&iendo no crea el escenario para la depresi(n / el pensamiento suicida, tanto en el camino de ascenso como una #ez ue llegamos donde pens.&amos ue de&!amos llegar. =l 0uego de mantenernos su&iendo no nos permite detenernos a disfrutar lo ue hemos alcanzado. 9o tenemos tiempo. =stamos demasiado ocupados. %omo necesitamos su&ir, nos sentimos culpa&les si nos detenemos a disfrutar nuestros logros. =s como si nunca pudiéramos estar satisfechos por ue, en nuestro #ia0e hacia otro lugar, no pudiéramos disfrutar de los lugares por donde #amos pasando. Demasiadas personas, al menos desde mi punto de #ista, #i#en para tra&a0ar en lugar de tra&a0ar para #i#ir.

65

B cada #ez menos personas sa&en 0ugar. =l 0uego es para los niños. =n mi tra&a0o #eo docenas de personas adultas, maduras uienes, al final de su #ida la&oral, repentinamente uedan a la deri#a. 9o sa&en 0ugar. 9o sa&en ué hacer ahora ue /a no tienen ue tra&a0ar m.s. *a #ida carece de sentido para ellas. Se deprimen. B cuando se deprimen por ue la #ida no tiene sentido, comienzan a pensar en el suicidio. "n hom&re me di0o, ;9o puedo tra&a0ar, preferir!a estar muerto.F *a segunda parte de esta insensatez de arri&a / afuera, est. relacionada con salir. Si uno no puede su&ir, entonces es me0or ue salga. *a #ida militar funciona de esa forma en los escalones m.s altos de los cuerpos de oficiales. Si uno no est. su&iendo, entonces est. estancado / no est. contri&u/endo. B por tanto, si uno no asciende, de&e salir. Se puede #er en los 0(#enes a uien se les dice ue si no tienen &uenos resultados en sus estudios no podr.n ir a la uni#ersidad. B si no pueden ir a la uni#ersidad, no podr.n tener un &uen empleo ue les permita comenzar a su&ir. B as!, si no se mantienen o&teniendo &uenas notas, es me0or ue salgan. $uchos 0(#enes hacen eso 0ustamenteD/ ;salir; significa tomar la decisi(n de suicidarse. Qap(n, un pa!s donde se presionan a los 0(#enes estudiantes al m.,imo generaci(n tras generaci(n, tiene una tasa de suicidio espantosa durante el tiempo de los e,.menes nacionales Dlos e,.menes ue determinan si uno tendr. o no la oportunidad de su&ir. =sta filosof!a de arri&a o afuera, en mi opini(n, es enfermiza. 9o les permite a las personas ser felices si son promedio. 9o les permite a las personas sentirse c(modas realizando el tra&a0o ue les gusta. 9o le permite a un indi#iduo o&tener una calificaci(n de % en la clase de historia / sentirse como si hu&iera aprendido algo #alioso. 9o nos permite tomarnos un poco de tiempo para rela0arnos / disfrutar lo ue hemos hecho. $.s &ien, esta filosof!a de arri&a o afuera nos o&liga a ir cada #ez m.s le0os / cada #ez m.s r.pido hasta ue nos con#ertimos en #!ctimas de nuestra propia persecuci(n implaca&le al uerer estar siempre en otro lugar. B, aun ue nos ue0amos del estrés, no nos percatamos de ue ese estrés lo creamos nosotros mismos. Si por casualidad usted ha comprado esta filosof!a de la #ida de arri&a o afuera, 8entonces ué #a a suceder con usted si repentinamente se le presenta un estrés importante: 8B si, de repente, 66

usted es #!ctima de una tragedia inesperada: %omo atleta promisorio, usted sufre una lesi(n importante / no puede continuar en su deporte. %omo e0ecuti#o en ascenso de una importante firma, ueda desempleado al producirse un cam&io en la 0unta de direcci(n de dicha firma. $uere en un accidente automo#il!stico el hom&re de sus sueños, con uien usted est. a punto de casarse. %ae en &ancarrota / pierde la gran0a ue hered( de su padre. =stas cosas suceden. *es suceden a personas ue conocemos / nos suceden a nosotros. B cuando suceden, e ui#alen a una dosis de estrés m.,imo. 8Pero estas cosas significan el final nuestras #idas: 8Si no podemos continuar ascendiendo, tenemos ue salir: 8Tiene ue ser nuestro camino por la #ida tan angosto: 8E tal #ez, nuestro camino se &ifur ue en la pr(,ima cur#a: *e hago estas preguntas por ue tengo la impresi(n de ue demasiados de nosotros #en una sola forma de salir adelante en el mundo. Cemos nuestro futuro demasiado atado a nuestro pasado / a nuestro presente. Sin em&argo, llegamos a creer ue tenemos ue lograr todo lo ue nos proponemos / no lograrlo es fracasarD/ me refiero a un fracaso total. =sta idea de una cosa u otra, negro o &lanco, ganar o perder, es una posici(n peligrosa cuando nos golpea alg1n tipo de cam&io importante en nuestras #idas. Por ue, si estamos atrapados en la idea de ue podemos #i#ir de una sola forma, o con una sola persona, o haciendo un solo tipo de tra&a0o / ue siempre tenemos ue estar su&iendo, entonces nos falta lo ue tiene toda criatura ue ha so&re#i#ido en este planetaD/ eso es la adapta&ilidad. Si no podemos es ui#ar los golpes, entonces hasta los golpes pe ueños podr!an sacarnos de com&ate. B de ese modo, si usted ha estado &a0o alg1n tipo de estrés m.,imo ue re uiera de grandes cam&ios en su #ida /, como resultado, usted siente ue no es capaz de asimilar esos cam&ios, entonces es posi&le ue usted esté atrapado en la filosof!a de arri&a o afuera. Tal #ez, al analizar la parte del 7afuera,F usted piense ue cometer suicido al menos le permitir. salir del estrés. Si esto es cierto, entonces uiero ue piense en algo. Quiero ue usted piense ue, a pesar de lo traum.tico ue ha sido el estrés para su #ida 1ltimamente, al menos es posi&le ue la forma en ue usted est. #iendo ese estrés / la forma en ue est. reaccionado a él puedan estar relacionadas con su filosof!a de la #ida. %uando nos suceden cosas malas H/ estamos e,puestos 67

a esoI, de&emos interpretarlas. B la forma en ue las interpretemos es parte de nuestra filosof!a de la #ida. =n el 1ltimo cap!tulo de este li&ro me he tomado la li&ertad de pedirle ue piense en su filosof!a de la #ida. Bo no le pido ue comparta mi filosof!a de c(mo uno de&e pro/ectarse en este mundo, es solo ue un an.lisis de su propia filosof!a de la #ida podr!a a/udarle /, si no lo ha hecho recientemente, h.galo otra #ez. Bo le pido ue haga esto por ue, aun ue no podamos cam&iar el mundo, ha/ una cosa ue podemos cam&iarD/ es nuestra forma de pensar so&re eso / lo ue hacemos con nuestras #idas. =ntonces, #uel#o a preguntar: 8*o ue le est. sucediendo a usted es realmente el final: 8E ser. solo una crisis ue pasar. / ha&r. una nue#a oportunidad, algo ue usted nunca soñ( ue pudiera ser posi&le: Por 1ltimo, espero ue si usted inad#ertidamente compr( la filosof!a de arri&a o afuera so&re c(mo se supone ue uno de&a #i#ir su #ida / todo lo ue eso implica, entonces tal #ez usted como /o, sienta ue esta no es una forma saluda&le de pensarDso&re todo si ha pro#ocado en usted pensamientos de autodestrucci(n. +l principio di0e ue terminar!a este cap!tulo con una historia. =sta es una historia ue me cont( un amigo m!o / no conozco su origen. Por tanto, pido disculpas de antemano si el autor se ofende por ue /o la ha/a tomado prestada. =sta es la historia de un #ie0o campesino llamado -#.n uien, aun ue po&re en cosas materiales, era rico en sa&idur!a. Pl #i#!a en una pe ueña gran0a con su esposa / su 1nico hi0o. Su ri ueza, si se le puede llamar as!, consist!a en un 1nico ca&allo padre, aun ue mu/ &ueno. "n d!a al inicio de la prima#era, el semental re#ent( la soga / hu/( hacia las montañas. +l escuchar la noticia, un #ecino / amigo de -#.n se dirigi( a su casa. ;JE/e, -#.nK; grit( su amigo. ;Le escuchado ue tu ca&allo se ha ido. Ba no tienes nada. Se aca&( tu ri ueza. 8Qué #as a hacer ahora ue eres a1n m.s po&re ue antes: JQué cosa tan terri&leK; ;Tal #ez,F di0o -#.n. ;=s demasiado r.pido para sa&erlo.; =ntonces, dos d!as m.s tarde, el semental regres(. B con él cinco /eguas. ;+h, hom&re dichoso,F di0o el amigo de -#.n, lleno de en#idia. ;+hora eres rico. +hora tienes seis 68

&estias. JQué &uena suerteK JQué afortunado eresK; ;Tal #ez,F di0o -#.n. ;Ba #eremos...R %uando las /eguas esta&an amarradas / acorraladas, el hi0o de -#.n se dispuso a domarlas para ensillarlas / arar. Pero al montarse en la primera /egua, la &estia sal#a0e lo lanz( contra la cerca / se le rompi( una pierna. ;+hhh,F grit( el amigo de -#.n cuando supo del accidente. ;Después de todo tienes mala suerte. J=sto es terri&leK J=sto es mu/ maloK JTu 1nico hi0o con una pierna rotaK 8Quién te #a a a/udar con la siem&ra / la cosecha: *o siento por t!, -#.n. Bo tengo dos hi0os saluda&les ue me a/udan / creo ue ahora /o so/ el de la suerte / t1 el desafortunado. JQué malas noticiasK; ;Tal #ez,F di0o -#.n. =ntonces, a la semana siguiente, los soldados del )e/ #inieron al pue&lo para lle#arse a todos los 0(#enes saluda&les a pelear en una nue#a guerra del )e/. Por supuesto, al hi0o de -#.n no se lo lle#aron. =spero ue el moti#o por el ue cuento esta historia esté claro. *a enseñanza ue nos de0a esta historia es ue, no importa cu.n terri&les / espantosas puedan parecer las cosas ho/, algo mu/ inesperado puede suceder mañana. B, si esperamos a ue pasen los malos momentos, las cosas podr!an me0orar. +l final, pienso ue una &uena #ida no es a uella carente de tragedias, sino a uella en la ue las personas se so&reponen a las tragedias / se le#antan. Por ue de algo esto/ seguro, mirar atr.s desde nuestro futuro nos enseñar. ue las tragedias de ho/ son los recuerdos de mañana Dalgunos tristes, otros dulces, algunos incluso c(micosD/ lo ue tenemos ue hacer, entonces, es mantenernos ah!. $ordernos las uñas de los dedos si es necesario.

69

Capítulo 11... 4emasiado desesperan*ado para tener esperan*as =n muchos campos de la medicina los in#estigadores est.n &uscando ahora lo ue le llaman ;las &alas m.gicasF. "na &ala m.gica es una droga ue ataca / destru/e espec!ficamente la enfermedad, agente causal, #irus o proceso ue est. amenazando la #ida del paciente. Desafortunadamente, la psi uiatr!a / la psicolog!a modernas cuentan con pocas &alas m.gicas. Pero si los ue tra&a0amos en profesiones destinadas a a/udar a otras personas pudiéramos elegir una entre todas las &alas m.gicas ue puedan descu&rirse alg1n d!a, puede apostar ue todos rezar!amos por ue la primera en descu&rirse sea la ue destru/a la desesperanza. De todas las emociones ue usted pueda estar sintiendo ahoraDdepresi(n, eno0o, soledad, o una terri&le sensaci(n de pérdidaDninguna me preocupar!a m.s ue la desesperanza. B el moti#o de mi preocupaci(n es ue a pesar de cual uier otro estado emocional en el ue usted pueda encontrarse, el estado de desesperanza es el m.s peligroso. Por ue estar desesperanzado es no tener ninguna esperanza de un futuro, de un ali#io, de una cura o de una promesa de ue las cosas pueden me0orar. B es en este estado mental, esta sensaci(n de total desaliento, ue las ideas suicidas se fortalecen, se ro&ustecen / toman la forma de una soluci(n acepta&le, aun ue sea definiti#a. +s! ue si usted se siente demasiado desesperanzado para tener esperanzas, no lo #o/ a engañar, esto/ preocupado por usted. B, aun ue no tengo una &ala m.gica para su desesperanza, uiero compartir con usted lo ue sé so&re la desesperanza, su origen / lo ue usted podr!a hacer para ponerle fin. %omo le he dicho a muchos clientes durante años, desear!a poder prescri&irles una in/ecci(n de esperanza o un puñado de pastillas, o mandarlos a leer un li&ro ue les proporcionara ese ali#io inestima&le a su sensaci(n de desesperaci(n. B desear!a ue cual uier cosa ue pudiera hacer por ellos les hiciera efecto de inmediato, no a los d!as, a las semanas o a los meses. H=sas son las fantas!as de los terapeutasI. Pero, desafortunadamente, el contagio de la esperanza de una persona a otra no es tan f.cil. )e uiere de tiempo / las pérdidas, los fracasos / las derrotas repetidas caen en el ho/o de la desesperanza /, a su #ez, se necesita tiempo / ganar / tener é,ito para uno recuperarse. Pero puede lograrse. Se logra. 70

%omo psic(logo profesional, éticamente no puedo recomendar una soluci(n religiosa espec!fica para la desesperanza. Pero esto/ seguro de ue, para algunas personas, esta es la soluci(n. B si encontrar el camino a su Dios es lo ue usted necesita, entonces lo e,horto a ue comience ese #ia0e. B ue lo haga ahora. 8%u.l es el origen de la desesperanza: "na cosa ue de&e sa&er so&re la desesperanza es ue usted no tiene ue estar deprimido para sentirse desesperanzado. $uchas, si no la ma/or!a de las personas deprimidas, e,perimentan alg1n grado de desesperanza. Pero la desesperanza puede apoderarse de cual uiera de nosotros. B la desesperanza, seg1n demuestran las in#estigaciones, es el hilo com1n entre la ma/or!a de uienes eligen la opci(n del suicidio. Desesperadas por un futuro o una soluci(n a sus pro&lemas, las personas totalmente desesperanzadas frecuentemente piensan, ;8De ué #ale: $e0or estar!a muerto.F Para a/udarlo a comprender la desesperaci(n, me apo/aré en el tra&a0o de #arios psic(logos cu/as ideas e in#estigaciones han contri&uido grandemente a comprender este molesto estado mental. $artin Seligman, +aron BecW / muchos otros han estado tra&a0ando para comprender un concepto ue ellos llaman ;la desesperanza aprendida.; *a desesperanza aprendida significa 0ustamente eso: las personas, al e,perimentar fracasos repetidos, al intentar cam&iar su mundo, llegan a aprender ue no importa lo ue hagan, ser.n incapaces de controlar los e#entos ue acontecen en sus #idas. B una #ez ue se sienten impotentes para controlar sus propios futuros, caen r.pidamente en estado de depresi(n / ese cuadro mental llamado desesperanza. + u!, en resumen, es d(nde aparece la impotencia. =,clu/endo a las personas cu/as depresiones tienen un car.cter &iol(gico, la gran ma/or!a de uienes nos deprimimos o nos desalentamos, lo hacemos como respuesta a la pérdida de un ser uerido, o de&ido al fracasos la&orales o escolares, o re#eses financieros o, por ue, por cual uier raz(n, llegamos a creer ue no importa cu.nto lo intentemos, nuestro esfuerzo no importa. -ncluso las personas de é,ito pueden llegar a creer ue no es el esfuerzo, sino la suerte ue uno tenga, lo ue hace la diferencia en la ecuaci(n de la felicidad. =ste sentimiento de ue haga uno lo ue haga no importa, est. en el coraz(n de la 71

desesperanza aprendida. =s como si después de uno ha&er sido golpeado una / otra #ez por la #ida, llegara a creer ue las cosas malas solo le suceden a uno / no ha/ nada ue uno pueda hacer para e#itar ue sucedan. B, cuando uno ha llegado a este e,traño mundo en ue sus esfuerzos por cam&iarlo o controlarlo no importan, est. a un paso del sentimiento de la desesperanza. Sheila, una mu0er 0o#en deprimida con uien /o ha&!a tra&a0ado durante #arias semanas, resumi( su estado de desesperanza e impotencia en pocas oraciones. ;=s como si /o tu#iera una maldici(n,F di0o. ;Traté de ha&lar con mi no#io so&re nuestro pro&lema. Pero él no me escuch(. $e he presentado a entre#istas para una docena de empleos, pero nadie me contrata, hago una dieta / aumento de peso. =l otro d!a me ca! / me fracturé un hueso del to&illo. +hora, ni si uiera puedo salir a &uscar tra&a0o. $e parece ue entre m.s lo intento, menos lo consigo. =s la desesperanza, eso es lo ue es.; Sheila, aun ue ella no lo sa&!a, se a0usta&a perfectamente al patr(n de la desesperanza aprendida. La&!a estado tratando de organizar su #ida, pero nada funciona&a. B, después de intentarlo durante #arios meses, ha&!a llegado a la conclusi(n de ue no importa&a lo ue hiciera, i&a a fracasar. =ntonces, para tratar de reducir al m!nimo su sensaci(n de fracaso / contener la pérdida de su autoestima, comenz( a predecir ue ella fracasar!a incluso antes de intentarlo. ;+hora,F di0o, ;cuando #a/a a una entre#ista para o&tener empleo, sé ue no #an a contratarme. *o sé sin ir a su oficina / puedo #erlo inmediatamente en sus caras. B sa&e, creo ue tam&ién pueden #erlo en mi cara...F Sheila ten!a raz(n. Después de e,perimentar una larga cadena de fracasos, es cada #ez m.s f.cil predecir nuestro propio futuro. *a predicci(n m.s segura, seg1n su propia historia, es ue usted fracasar. otra #ez. B cuando uno comienza a predecir sus propios fracasos, no se siente decepcionado por ue, aun ue uno no se dé cuenta, comienza a hacer cosas ue garantizan esos fracasos. %omo di0era la propia Sheila, ;-ncluso antes de ue me hu&iese ofrecido el empleo, le di0e a la persona ue me hizo la entre#ista ue lo entender!a si me di0era ue no ten!a nada para m!. %reo ue lo a/udé a tomar la decisi(n. 8=st1pido, #erdad:; *o ue Sheila hizo pudo ha&er sido est1pido, pero ten!a sentido para ella. +l anticipar el rechazo, ella amortigu( su pr(,ima ca!da. Pero esta es la psicolog!a de la desesperanza 72

aprendida /, para ser m.s franco, la psicolog!a del perdedor. Sheila no era una perdedora. =lla ha&!a sido una estudiante uni#ersitaria de mucho é,ito. La&!a terminado e,itosamente sus dos años de estudios en la escuela de comercio. La&!a aprendido sola a tocar la guitarra. *e ha&!a a/udado a su mam. a recuperarse después de la muerte de su padre. =n una pala&ra, ella ha&!a hecho muchas cosas ue, desde un punto de #ista o&0eti#o, podr!an considerarse é,itos. Pero, / esta es la cla#e, ella pensa&a ue no ha&!a hecho nada recientemente ue pudiera considerarse e,itoso. "n fracaso ha&!a seguido al otro en cuesti(n de unos meses, ella ha&!a llegado a la 1nica conclusi(n l(gica a su alcance: esta&a condenada a fracasar. 8Perdedores de nacimiento: "na de las grandes cosas ue son capaces de hacer los seres humanos es #ol#er a escri&ir sus historias. Todos nosotros lo hacemos todo el tiempo. 9os tomamos algunas li&ertades con las notas ue ;recordamos; ha&er o&tenido en el preuni#ersitario. +l llenar una solicitud de empleo, ;recordamos; ue tra&a0amos en algo durante un año cuando, en realidad, fueron solamente nue#e meses. ;)ecordamos; ue de0amos plantada a nuestra primera no#ia / no al re#és. =stas pe ueñas distorsiones de lo ue recordamos tienden a a0ustarse a nuestras necesidades en ese momento. $ientras ue lo ue recordamos no dañe a nadie, a nadie le importar. mucho realmente como #ol#emos a escri&ir nuestros propios pasados. Pero, piense por un momento, 8 ué sucede cuando estamos teniendo pérdidas, re#eses / fracasos a un ritmo sin precedentes: 8B ué sucede si, aun ue lo intentemos, no somos capaces de controlar las cosas ue nos est.n sucediendo: 8B ué sucede si estas cosas contin1an ocurriendo durante semanas / meses: 89o comienza a parecernos ue somos impotentes o ue las cosas son irremedia&les: %reo ue s!. +hora, si estamos e,puestos a #ol#er a escri&ir nuestras propias historias, 8no podr!amos entonces, cuando las cosas est.n peor, comenzar a preguntarnos si somos perdedores: B si somos perdedores ho/, 8no lo ha&remos sido siempre: 8B si hemos sido perdedores siempre, no significa ue somos perdedores de nacimiento: %ierto o falso, l(gico o il(gico, cuando nos con#encemos de ue nacimos perdedores, todo en la #ida se torna m.s sencillo, m.s tr.gico / m.s desesperado, pero m.s sencillo. 9adie espera mucho de los perdedores de nacimiento. *os perdedores de nacimiento no 73

esperan nada de los dem.s. *os perdedores de nacimiento no tienen ue intentarlo. *os perdedores de nacimiento no tienen ue le#antarse por la mañana. *os perdedores de nacimiento no tienen ue preocuparse por ser amados o por amar a otras personas por ue, como todo el mundo sa&e, un perdedor de nacimiento tam&ién pierde en el amor. "n perdedor de nacimiento, por definici(n, no tiene esperanzasDpor ue hacerlo ser!a soñar con un mañana me0or. B todos nosotros sa&emos ue los perdedores de nacimiento no merecen mañanas me0ores por ue, después de todo, nacieron para perder. Si e,iste un lema para las personas ue padecen de desesperanza es este, 9acidos para perder. Durante los años en ue /o da&a consultas en una prisi(n, #i este lema tatuado en el &razo de muchos reclusos. ;Seguro ue so/ un perdedor,F sol!an decir a uellos su0etos. ;8Por ué cree usted ue esto/ cumpliendo condena:; Pero se paga un precio mu/ alto por pensar ue uno es un perdedor de nacimientoD/ ese precio es la desesperanza. +dem.s de comenzar a #i#ir en la profec!a de autorrealizaci(n ue dice, ;"na #ez perdedor, siempre perdedor,F tam&ién hacemos todo lo ue podemos para mantener esta identidad hasta ue, un d!a, llegamos a un punto en ue no tiene sentido continuar. 9o sé uién pare hi0os perdedores, por ue toda#!a no conozco los padres de ninguno. =s cierto ue uno encuentra padres ue les dicen a sus hi0os, ;9o eres nada / nunca lo ser.s,F pero creo ue los perdedores de nacimiento se dan ellos mismos ese dudoso t!tulo, como resultado de la desesperanza aprendida, una sensaci(n ue, hagan lo ue hagan, nada cam&iar.. +s! ue si usted ha empezado a sentirse desesperanzado, por fa#or, no dé lo ue ser!a aparentemente el pr(,imo paso. 9o caiga en la trampa de decir, ;*as cosas son irremedia&le, las cosas siempre han sido irremedia&les /, por tanto, siempre ser.n irremedia&les.; Lacerlo re uerir. ue usted dé el pr(,imo paso / comience a #ol#er a escri&ir su propia historia de manera ue tenga sentido. Si usted cree en la l(gica de ue RRlas cosas siempre han sido como ahora / siempre #an a ser as!,F entonces algo de&e andar mal con usted. B eso de&e ser ue "Usted est. desesperanzado.F Para calificar como un caso de desesperanza, usted necesitar. una especie de eti ueta nue#a, una suerte de t!tulo de perdedor. Lom&re cero, fracaso, in1til, tonto / muchos m.s para escoger. 74

=spero ue usted no ha/a hecho esto toda#!a. Pero si lo ha hecho, tal #ez sea el momento de repensarlo. Tal #ez sea el momento de repensar c(mo usted lleg( a sentirse desesperanzado / hacer algo para cam&iar este estado mental. Pro&lemas, pro&lemas, pro&lemas "sted / /o sa&emos ue todos tenemos pro&lemas. Pro&lemas pe ueños, los diarios / los ue #ienen en tallas enormes. Todo el mundo, pero todo el mundo, tiene pro&lemasDel rico / saluda&le, el po&re / enfermo, todo el mundo. 9o es posi&le #i#ir la #ida / no tener pro&lemas. Pero imagine por un momento ue para una persona con esperanzas un pro&lema es un desaf!o, una oportunidad para encontrar una soluci(n ue funcione. Pero para el desesperanzado un pro&lema es solo una nue#a oportunidad para el fracaso. =sta es la diferencia fundamental entre el esperanzado / el desesperanzadoDuno #e el pro&lema como una oportunidad para ganar, el otro como una oportunidad para perder. Por tanto, en mi opini(n, un pro&lema es a uello en lo ue uno lo con#ierta. =n mi tra&a0o profesional con los clientes, he llegado a reconocer las caracter!sticas del pensamiento desesperanzado / c(mo las personas desesperanzadas #en los pro&lemas en sus #idas. =stos son algunos e0emplos: ;Sé ue de&o terminar mi matrimonio, pero es pro&a&le ue me #uel#a a casar con un alcoh(lico como 'red.; ;Sé ue mi tra&a0o me est. matando, pero a la ma/or!a de las personas no les gusta su tra&a0o. 8=ntonces para ué de&o tomarme las molestias:; ;Sé ue tengo ue &a0ar de peso pero, sé ue #ol#er!a a aumentar de nue#o.; =stas personas est.n atrapadas en una actitud desesperanzada. Cen el pro&lema, pero /a sa&en el resultado. Sa&en, sin duda, ue #an a fracasar. B entonces se preguntan, 8para ué intentarlo: Buena pregunta. Si /o cre/era como algunos de mis clientesD ue no e,iste otra soluci(n para un pro&lema ue no sea el fracasoDentonces estar!a con#encido ue mi tra&a0o es in1til / me0or estar!a #endiendo carros de uso. Pero no creo ue mi tra&a0o sea in1til. B no creo ue mis clientes estén tan desesperanzados como ellos creen estarlo. $i tra&a0o con muchas personas desesperanzadas consiste en animarlas, desafiar la forma en ue piensan so&re sus pro&lemas / hacerlas ue #ean las cosas de manera diferente. Bo no sé si usted est. en esta situaci(n o no, pero pienso ue si se ha estado sintiendo 75

desesperanzado por su situaci(n, entonces es posi&le ue ha/a asumido una actitud similar. B, si usted ha estado pensando en la decisi(n del suicidio, entonces puedo estar casi seguro de ue, al menos en algunos aspectos de su #ida, usted ha optado por creer ue el fracaso es el 1nico resultado seguro ue puede esperar. +s! ue, en lo ue resta de este cap!tulo, pretendo desafiar su forma de pensar. Quiero animarlo. B, si me lo permite, uiero ue piense ue, como un ser humano ue ha e,perimentado muchos re#eses 1ltimamente, usted podr!a ha&er #uelto a escri&ir su historia de acuerdo con los hechos seg1n usted los #e ho/. 8Se ha preguntado alguna #ez por ué se suicidan algunas personas ricas / famosas: 8Se ha preguntado en #oz alta alguna #ez, ;Por ué lo har!a ella:F Parec!a tenerlo todo / todos los moti#os necesarios por los cuales #i#ir.; "na me0or pregunta ser!a, ;8Qué le pro#ocar!a tanta desesperanza:; Por ue al hacerse esta pregunta, usted pro&a&lemente podr!a encontrar la respuesta a esa importante pregunta. S!, ella ten!a un pro&lema. S!, le parec!a insolu&le. B, s!, a pesar de su ri ueza, su salud / su aparente é,ito, ella decidi( tomar la decisi(n de suicidarse. %reo ue si pudiéramos sa&er la #erdad acerca de esta persona, encontrar!amos ue una sensaci(n de desesperanza la ha&!a a&rumado / ue, en el fondo de su decisi(n final, #e!a ue su pro&lema tendr!a un 1nico desenlaceDel fracaso. =s, entonces, esta sensaci(n de fracaso la ue pro#oca ue las personas piensen en el suicidio. =s esta sensaci(n de fracaso inminente, de cat.strofe ine#ita&le, la ue nos crea este marco mental en ue el suicidio nos parece tan atracti#o. Podemos, literalmente, con#encernos de ue la derrota est. asegurada / lo 1nico ue nos ueda es e#itarla suicid.ndonos. Pero un momento. $e gustar!a argumentar una alternati#a. $e gustar!a demostrar ue un pro&lema, cual uier pro&lema puede tener m.s de una soluci(n. *uego, me gustar!a demostrar ue no es la ausencia de pro&lemas en nuestras #idas lo ue nos hace felices, sino la sensaci(n de ue somos capaces de resol#er esos pro&lemas. *os pro&lemas, en s! mismos, no tienen nada de especial. Son tan comunes como la llu#ia. B se nos presentan en cual uier estaci(n. 9o son nuestros pro&lemas los ue nos derrum&an, sino c(mo los #emos / c(mo los enfrentamos.

76

=n defensa de la capacidad personal 8"sted recuerda cuando aprendi( a montar &icicleta por primera #ez: 8)ecuerda ué dif!cil era mantener el e uili&rio so&re ese aparato de dos ruedas cuando, o&#iamente, necesitar!a tener cuatro: "sted ten!a ue desafiar nada menos ue la le/ de gra#edad para mantenerse so&re ella. 8Pero ué sucedi( finalmente si usted continu( intent.ndolo: Seguro ue se ca/(. Seguro ue se lastim( un codo o una rodilla. B, s!, en los primeros intentos estu#o m.s tiempo en el suelo ue so&re la &ici. Pero, luego, poco a poco, logr( el e uili&rio. Descu&ri( ue ten!a ue mantenerse pedaleando / mirando hacia delante para e#itar caerse. B, después, como por arte de magia, usted logr( mo#erse unos metros en l!nea recta montado so&re el rid!culo aparato. *uego unas decenas de metros. Después pudo darle una #uelta a la manzana. B mu/ pronto, en cuesti(n de horas, usted se sent!a como el dueño del uni#erso, corriendo calle a&a0o como si fuera su dueño. =ste sentimiento, esa sensaci(n de ser el dueño del uni#erso, es lo ue todos nosotros &uscamos en todo lo ue hacemos. 9o es m.s ue el sentimiento m.s mara#illoso ue podamos conocer. =s poder. =s capacidad personal. =s control. =s agarrar el pro&lema con am&as manos / hacerlo gritar, ;JT!oK; =s, en mi opini(n, la primera, la me0or / la 1nica cura para esa sensaci(n de impotencia, ese estado de desesperanza. Pero aprender a montar &icicleta es f.cil comparado con otros pro&lemas, pensar. usted. %ual uiera aprende a montar &icicleta, usted dir.. Puede ser. Pero si pudiera recordar el primer instante en ue trat( de lograr el e uili&rio so&re dos ruedas, creo ue encontrar!a ue ese sentimiento / los ue tiene en estos momentos so&re alg1n otro tipo de pro&lema ;insupera&le; son e,actamente iguales. *a sensaci(n de desastre inminente, la con#icci(n #isceral de ue ;no puede hacerse,F / ese mon(logo interior en el ue nos decimos, ;no puedo hacerlo;Dtodos estos sentimientos nos son conocidos. =llos acompañan casi todas las cosas dif!ciles ue intentamos hacer por primera #ez. Bo dir!a ue esos sentimientos son inherentes a nosotros como miem&ros de la raza humana. 8Pero de&en detenernos esos sentimientos: 8Por ue podemos caernos nunca #amos a intentar caminar, montar &icicleta o enamorarnos: 8Por ue sur0a un pro&lema ante nosotros tenemos ue &uscar la forma de es ui#arlo o e#itarlo por ue podemos salir lastimados: 8De&emos decir, ;9o tiene soluci(n, as! ue para ué intentarloF: Si usted se hu&iera de0ado 77

derrotar por esos sentimientos / temores al fracaso la primera #ez ue se mont( so&re dos ruedas, 8ha&r!a aprendido a montar &icicleta: 9o, por supuesto ue no. Si usted hu&iera permitido ue sus sentimientos tomaran la decisi(n de asistir o no a su primera cita amorosa, 8lo ha&r!a hecho alguna #ez: Pro&a&lemente no. Si su maestro no le hu&iera insistido o lo hu&iera estimulado para ue usted se parara a ha&lar por primera #ez frente al resto de los estudiantes de su aula de primer grado, 8lo ha&r!a hecho alguna #ez: Pro&a&lemente no. B as! sucedi( con casi todas las cosas ue nos causaron temor al hacerlas por primera #ez. Tu#imos, usted / /o, ue hacer lo ue nos atemoriza&a a pesar de c(mo nos sent!amos. JTu#imos ue actuarK JTu#imos ue poner nuestros sentimientos a un lado / hacerloK Sin importar las consecuencias. B la pr(,ima #ez ue lo hicimos, nos sentimos un poco me0or. B la pr(,ima #ez a1n me0or. B la décima #ez ue lo hicimos, pensamos, ;Le, esto es f.cil. 8Qué era lo ue me preocupa&a:; B por 1ltimo, uiero plantear ue ninguno de nosotros puede darse el lu0o de permitir ue nuestros temores go&iernen nuestras #idas. Si les permitimos a nuestros temores ue nos digan ue no podemos solucionar un pro&lema, entonces no es e,traño ue digamos, ;8Para ué intentarlo:; Si nuestra respuesta a esa pregunta es no intentarlo, 8no estaremos admitiendo ue somos un caso de desesperanza: Sin la desesperanza +hora #iene la parte dif!cil: 8%(mo salir de la desesperanza: $i madre era / es una estupenda terapeuta. =lla tiene una teor!a so&re c(mo #i#ir la #ida ue pro&a&lemente surgiera en su niñez, en una gran0a de -oMa. Dice as!: %on independencia de todo lo dem.s ue uno tenga ue hacer en el d!a, siempre de&e hacerse algo antes del desa/uno. De esa forma, si el resto de las cosas en el d!a salen mal, uno siempre puede mirar atr.s / #er ue, al menos, hizo algo producti#o / ue no perdi( todo el d!a. B de todas las cosas ue he le!do so&re el tratamiento de la depresi(n / la desesperanza, este conse0o es el ue m.s se acerca a lo ue los profesionales entrenados decimos so&re el tema al principio de una terapia. *a f(rmula de mi madre tiene dos ingredientes importantes. 78

=n primer lugar, uno se propone alcanzar un pe ueño o&0eti#o. Puede ser fregar el autom(#il, ponerle un &ot(n ue le falta a una camisa, escri&irle una carta a un amigo, o leer un cap!tulo de un li&roDcual uier cosa ue uno tenga ue hacer en &eneficio de uno mismo o de otra persona. Sea lo ue sea, no de&e ser dif!cil o monumental. Solo de&e ser algo necesario. JB uno lo haceK J*o terminaK J%ompletamenteK *uego, en la segunda parte, al final del d!a Ho a la hora ue sienta ue los dragones est.n a punto de de#orarlo a unoI, uno mira hacia atr.s a la tarea ue, aun ue pe ueña, logr( concluir / se dice, 7J+l menos hice eso ho/K JB con el est(mago #ac!oKF. =ste pe ueño ant!doto contra la desesperanza no es tan pe ueño. Por ue al hacer algo pe ueño, alcanza&le / ue una #ez concluido podamos darnos una palmadita en la espalda, nos da un poco de #alor ue es inestima&le. B ese algo es una sensaci(n de control / realizaci(n. 9o tengo pala&ras para e,presar la importancia de estos sentimientos para cada uno de nosotros, especialmente para usted si est. sintiendo una sensaci(n de desesperanza. Lacer algo, aun ue sea una cosa pe ueña, le de#uel#e las fuerzas a nuestras #idas. + #eces es mu/ dif!cil sentir ue cual uier cosa ue hagamos pueda cam&iar algo en el gran uni#erso de las cosas. Si uno lee los peri(dicos / lo ue est. sucediendo o a punto de suceder con la contaminaci(n am&iental, los accidentes nucleares, las guerras, las ham&runas, la crisis econ(mica / ue los alimentos ue uno pensa&a ue eran sanos a/er podr.n causarle c.ncer mañana, es f.cil caer en una sensaci(n de impotencia /, si las cosas comienzan a salir mal en su #ida personal, una sensaci(n de desesperanza. Pero en este momento no me interesa si toda la raza humana est. en contra de s! misma o ue si no cam&iamos nuestras formas de #ida pronto el planeta de0ar. de ser un lugar ha&ita&le. =sas son cosas ue, aun ue todos los d!as trato de hacer para ue las condiciones me0oren, sé ue al final tengo mu/ poco control so&re el camino ue ha tomado la humanidad / so&re c(mo podr!a terminar todo esto. $.s &ien lo ue me interesa es a uello so&re lo ue usted / /o s! tenemos control. *o ue comemos, el tipo de tra&a0o ue realizamos, c(mo nos preocupamos por nosotros mismos / por los dem.s, lo ue podemos hacer para ue nuestras #idas sean m.s interesantes, gratificantes / e,igentes / c(mo #emos nuestro potencial real como seres humanos 79

Desas son las cosas ue me interesan. =n una pala&ra, el mundo necesita m.s triunfadores, no perdedores de nacimiento o de otro tipo. +s! ue si usted decide hacer algo con relaci(n a su sensaci(n de desesperanza, 8 ué tendr!a ue hacer: Suponiendo ue no #a/a en &usca de la a/uda de un terapeuta / ue no esté tan deprimido ue incluso la idea de intentarlo le parezca imposi&le, creo ue podr!a hacer lo siguiente: 1) Prop(ngase un pe ueño o&0eti#o para mañana. Puede ser cual uier cosa. *impiar el &año. Erdenar un armario o una ga#eta ue lo necesite. =scri&irle una carta a alguien. 'regar, encerar / aspirar el autom(#il. +rreglarse el ca&ello. Pulir los cu&iertos. *lamar a un amigo a uien le gustar!a sa&er de usted. =n una pala&ra, proponerse una tarea ue usted esté completamente seguro de poder concluir. Puede ser algo ue usted ha/a hecho cientos de #eces anteriormente. 2) =ntonces, mañana, Jh.galoK 9o titu&ee. 9o se detenga. 9o se con#enza de no hacerlo. Solo h.galo. 9o es necesario ue usted le ponga fin a la guerra fr!a, aca&e con el ham&re en el mundo, encuentre un nue#o empleo o una nue#a amante, usted nada m.s necesita fregar el auto. 3) Después, cuando ha/a hecho lo ue se propuso, recompénsese. 9o mañana. 9i tampoco la pr(,ima semana. JBo digo ahora mismoK =s posi&le ue usted no tenga h.&ito de recompensarse, pero eso es e,actamente lo ue usted necesita hacer. =s &ueno ue otras personas nos recompensen por nuestras &uenas acciones, pero si usted no se ha fi0ado 1ltimamente, muchos de nuestros amigos / familiares parecen no darse cuenta de eso. +s! ue, m.s temprano ue tarde, usted tendr. ue hacerlo por s! mismo. =so no duele nada. Puede parecer un poco e,traño al principio, pero no duele. 4) *uego, al d!a siguiente, / al otro, / al ue le sigue, uiero ue se proponga nue#os pe ueños o&0eti#os. B m.s. B luego m.s. B tal #ez m.s r.pido de lo ue usted imagina tendremos toda la casa limpia, ha&remos &otado los peri(dicos, ha&remos encerado el carro, las ga#etas estar.n limpias / organizadas, ha&remos le!do esa no#ela / ha&remos llamado a t!a Quanita. 5) +l final de cada d!a, no importa cu.n mal ha/an ido las cosas o cu.n mal usted pueda sentirse, o&l!guese a recordar ue usted logr( por lo menos una cosa ue se propuso hacer en el d!a. D!gase a s! mismo ue no importa ue otra otras cosas no salieran &ien, 80

al menos logré hacer tal cosa. Ser. cierto. B le har. sentir &ien. Si usted se ha percatado de mi intenci(n, creo ue se dar. cuenta de ad(nde uiero llegar. *o ue uiero ue le suceda no es otra cosa ue usted se cure de la impotencia mediante un ant!doto para la desesperanza. Por ue H/ usted puede llamarla terapia por esfuerzo propio si uiereI sé ue usted #a a comenzar a apro#echar estos pe ueños / aparentemente insignificantes pasos para tomar el control de esa parte de su #ida ue usted puede controlar, comenzar. a sentir ue usted, en realidad, s! tiene alg1n control de su #ida. B as! ser. cuando realice esas pe ueñas tareas. B nadie, pero nadie, puede impedir ue usted se sienta de esa forma. *o m.s importante es ue usted comenzar. a sentir ue esa sensaci(n de dominio personal est. regresando. B el dominio personal, esa sensaci(n de ue somos dueños de nuestro propio destino es, en mi opini(n, tan importante para su saludDmental o de otro tipoDcomo el alimento, el agua, el aire / el amor. =ntonces comenzar. a suceder otra cosa. %uando usted comience a tomar el control de los pro&lemas pe ueños de su #ida, los pro&lemas m.s grandes empezar.n a parecer m.s pe ueños. 9o por ue sean m.s pe ueños, sino por ue usted no ser. la misma persona impotente de hace unos d!as o unas semanas atr.s. B si usted contin1a resol#iendo pro&lemas pe ueños, creo ue descu&rir. ue los grandes empezar.n a desaparecer tam&ién. *a raz(n por lo ue esto ocurrir. no es complicada. B el c(mo ocurre no es un fen(meno psicol(gico nue#o / desconocido. Se ha estado escri&iendo / ha&lando de este proceso durante años. Pero escri&ir / ha&lar acerca del desarrollo de la confianza en s! mismo / la autoestima Ho incluso comprender c(mo uno toma las riendas de su propia #idaI no significa nada si las personas ue lo necesitan hacerlo no act1an. De modo ue ese es el reto. +ntes de desechar estas sugerencias m!as, puedo adi#inar ue mientras usted ha estado le/endo esto, de&e ha&er estado diciendo cosas como, 7+h, para él parece tan f.cil. 9o lo es.; E, ;Si él me conociera, no dir!a esas cosas.; E, ;=ste es un &uen conse0o para otra persona, no para m!.;

81

%omo puede #er, le conozco. Sé c(mo piensan las personas desesperanzadas. Sé ue las cosas ue han e,perimentado recientemente les han pro#ocado ciertos pensamientos negati#os Duna forma de pensar ue no dista de ser mortal. B /o sé ue dentro de unos minutos usted tratar. de con#encerse de ue no #ale la pena intentar nada de lo ue le he sugerido a u! por ue, después de todo, no sé a ciencia cierta cu.n desesperanzado pueda estar. =so es e,actamente lo ue espero ue usted haga. Pero est. &ien. -gn(relo. %uando termine de tratar de con#encerse, posi&lemente no pueda proponerse alcanzar un pe ueño o&0eti#o, pero por fa#or piense en otra cosa. J"sted le/( este cap!tulo completoK *o hizo, a pesar de usted mismo, termine esta pe ueña tarea. 89o ser!a un o&0eti#o cumplido: 89o es concluir algo ue usted se propuso hacer: B ahora ue lo ha hecho, 8no ha comenzado a sentir ue tiene control de su #ida / e0erce alg1n poder personal: Su respuesta tiene ue ser s!. Bo no uiero hacerme el listo ni engañarlo sugiriéndole ue por ue termine de leer este cap!tulo usted #a a salir del ho/o de la desesperanza. Pero dir!a ue si lo haceDaun ue pueda parecer pocoDser. una tarea terminada, / eso es algo positi#o. B si est. de acuerdo conmigo en ue es algo positi#o, entonces espero ue tam&ién esté de acuerdo conmigo en ue de&e de uedar un .tomo de esperanza en alg1n lugar dentro de usted. De lo contrario, 8por ué continuar!a le/endo: Tal #ez ser!a &ueno ue supiera ue muchas de las personas m.s desesperanzadas ue he conocido en mi #ida han sido capaces de mantenerse reci&iendo terapia conmigo. =se solo hechoDa pesar de lo ue dec!an sus o0os / sus pala&rasDeran para m! una prue&a de ue continua&an teniendo la esperanza de un mañana me0or. =spero ue as! sea con usted / con su lectura de este li&ro. Sé ue si usted se permite el &eneficio de la duda / hace algo positi#oDaun ue sea pe ueña, insignificante, una #ie0a rutina familiarDlo importante es ue usted lo haga. Por ue cuando lo haga, cuando usted comience a actuar por s! mismo, comenzar. a sentirse m.s fuerte, a actuar con m.s fuerza / ha&r. comenzado a dar los primeros pasos para salir del ho/o de la desesperanza.

82

Capítulo 12... 4ro as& alco!ol 5 errores 'atales Si usted no consume drogas ni alcohol, nunca lo ha hecho / no piensa hacerlo, podr!a saltarse este cap!tulo. Pero si usted usa drogas, alcohol o medicamentos &a0o prescripci(n facultati#a Hespecialmente pastillas para dormir, antidepresi#os o sedantes menoresI, entonces uédese conmigo. =l moti#o por el ue este cap!tulo es importante para usted es ue si usted usa cual uiera de esas sustancias u!micas Hespecialmente si usa drogas / consume alcohol al mismo tiempoI / est. pensando en el suicidio, entonces usted est. caminando por un alero mu/ estrecho / con los cordones de los zapatos desamarrados. Primeramente uiero pedirle ue haga algo. 9o lea este cap!tulo si en este momento est. into,icado o ha ingerido cual uier cantidad de cual uiera de las sustancias mencionadas. =n mi consultorio tengo una regla ue dice: Solo atiendo a personas ue traen todo su cere&ro a la consulta. Ba es &astante dif!cil llegar a comprendernos nosotros mismos / aprender nue#as formas de salir adelante en este mundo sin complicar la tarea into,ic.ndonos con sustancias u!micas. "sted estar. pagando por toda mi atenci(n / /o uiero toda la su/a. +s! ue si usted est. &a0o los efectos de alguna de esas drogas en este momento, h.gase el fa#or de cerrar este li&ro por el momento. )et(melo cuando su ca&eza esté clara. HSi usted est. tomando medicamentos &a0o prescripci(n facultati#a, est. &ien. So&re eso ha&laré un poco m.s adelante.I Bien. +hora tenemos dos cere&ros completos en el mismo lugar. "sted /a sa&e ue el alcohol / las drogas son poderosos / mara#illosos. De lo contrario, tal #ez no estar!a utiliz.ndolas. Pueden hacer con nuestro estado de .nimo lo ue ninguna otra cosa har!a. Podemos ingerirlas, fumarlas, &e&erlas, aspirarlas por la nariz o in/ect.rnoslas en las #enas / el efecto es milagroso. B logramos ese efecto en segundos o minutos. %on una dosis suficiente de lo ue nos gusta, podemos sentirnos como dioses. 9os sentimos #olar, re!mos / ol#idamos las penas, podemos estar con personas / sentir ue nada #ol#er. a herirnos. %on una dosis suficiente de lo ue nos gusta, podemos sentirnos tan &ien ue nos preguntamos, ;8Por ué tendr!a ue #ol#er a sentirme 83

mal:; +hora puedo adi#inar lo ue usted est. pensando. =st. pensando, &ueno, ahora #iene la conferencia: las drogas son malas, las drogas son peligrosas, la &e&ida mata, etc. "sted est. pensando ue /o #o/ a su&irme a una tarima para comenzar a predicar contra los males ue ocasiona el uso inde&ido de drogas / c(mo, si usted despertara / se percatara de las realidades de estas peligrosas sustancias, de0ar!a de utilizarlas en este mismo instante. Pues &ien, lo #o/ a desilusionar. 9o puedo ni si uiera pensar ue pueda con#encerlo de no usar drogas / alcohol en un li&ro como este. Si cre/era ue podr!a hacerlo, lo har!a. Pero sé ue no. Bo he estado tra&a0ando en el campo de las adicciones durante m.s de #einte años. Ceinte años. Si hu&iera una cura r.pida para las personas ue han encontrado ali#io o una #!a de escape en las sustancias u!micas, /o la ha&r!a in#entado / hu&iera registrado la patente hace mucho tiempo. Lace muchos, muchos años, me di cuenta de ue comparado con las drogas, el alcohol / el se,o, lo ue un terapeuta puede ofrecer es sopa aguada. 9o significa ue el tratamiento para la adicci(n no funcione. 'unciona. Pero en este momento de su #ida, esto/ m.s preocupado por lo ue podr!a sucederle a usted si dentro de su organismo se com&inan dos cosas: las ideas suicidas / el alcohol / las drogas. Por eso, de lo ue uiero ha&larle es de las drogas, la &e&ida / los errores fatales. Suponiendo ue usted est. pensando en el suicidio /, adem.s, ue &e&e alcohol o usa alg1n tipo de droga, puedo adi#inar ue usted no hace una cosa sin la otra. $.s &ien, puedo suponer ue cuando usted est. &a0o los efectos de la droga de su elecci(n, usted piensa más en terminar con su #ida, no menos. E, al salir de una into,icaci(n, usted puede pensar en el suicidio, lo cual puede parecer m.s atracti#o ue la resaca o el malestar ue sigue a ese estado. =sto/ especulando &asado en lo ue mis clientes me han dicho. ;%uando empiezo a em&orracharme,F me di0o %arlos, ;me siento mu/ &ien al principio. Siento ue mi estatura es de diez pies. Siento ue todos los pro&lemas de mi #ida son pe ueños / est.n mu/ le0os de m!. Pero luego, cuando la noche a#anza / se me pasa la &orrachera, comienzo a derrum&arme. B entonces empiezo a pensar en el suicidio otra #ez.;

84

Qorge esta&a sentado en una cama en el hospital / /o esta&a ha&lando con él so&re su intento suicida. Se ha&!a em&orrachado, se ha&!a alegrado, se ha&!a entristecido / luego se ha&!a eno0adoDso&re todo con él mismo por ha&erse em&orrado otra #ez. ;8Qué le pas( por la mente antes de ue agarrar el cuchillo:; *e pregunté. ;Pensé...de0e #er...creo ue pensé, ué infierno, las cosas nunca #an a me0orar, ni si uiera puedo mantenerme so&rio.; ;8"sted recuerda las 1ltimas pala&ras ue se di0o a s! mismo:; le pregunté. Qorge pens( por un momento. ;%reo ue fueron, 7JQué dia&losK,; respondi(. Qué dia&los, de ué #ale, nada nunca #a a me0orar, entonces para ué intentarlo. =stos son e0emplos de los pensamientos negati#os ue a menudo tienen las personas mientras se encuentran into,icadas o cuando est.n saliendo de este estado. + menudo son los mismos pensamientos ue cruzan sus mentes antes de atentar contra sus #idas. ;8"sted esta&a e&rio cuando agarr( el cuchillo:; ;%laro ue s!GR respondi( Qorge. ;8Se ha&r!a cortado la muñeca con el cuchillo si hu&iera tenido la ca&eza fr!a, es decir, si hu&iera estado completamente so&rio:; Qorge se encogi( de hom&ros. ;JDemonios, noK JDoler!a demasiadoK; %omo he conocido muchas personas como Qorge, le di0e ue por mucho ue él deseara suicidarse, /o duda&a ue él pudiera hacerlo estando so&rio. B estu#o de acuerdo conmigo. +dmiti( ue él tendr!a ue estar e,tremadamente e&rio para intentar suicidarse. *uego di0o, ;Bo no sé c(mo alguien puede suicidarse sin estar e&rio. =s demasiado doloroso.F *a soluci(n para muchas de las ideas suicidas / el 0uego con pastillas, cuchillos, pistolas / planes suicidas es, en mi opini(n, simplemente mantenerse so&rio. Sé ue puede parecer tonto, pero a tra#és de los años he conocido a docenas de personas uienes solo ten!an pensamientos suicidas cuando esta&an en estado de em&riaguez. =s como si sus pensamientos autodestructi#os no #inieran a sus mentes a menos ue estu#ieran &a0o los efectos de una droga u otra. H+ prop(sito, como el alcohol tam&ién es una droga, en ocasiones utilizo las pala&ras alcohol / drogas como sin(nimos.I Por lo ue me han dicho personas como Qorge, sé c(mo pueden pensar las personas cuando est.n into,icadas. Si est.n de &uen humor cuando comienzan into,icarse, casi siempre ese &uen humor me0ora. Si est.n de mal humor, lo m.s pro&a&le es ue su humor empeore. B si se utilizan altas dosis de drogas o alcohol, es dif!cil predecir en ué estado se puede terminarDinclu/endo la posi&ilidad de llegar al suicidio. +l menos otras dos cosas pueden suceder cuando nos encontramos en estado de em&riaguez. 85

Primero, comenzamos a perder el control de nuestros pensamientos / acciones /, segundo, las cosas no nos atemorizan de la misma forma ue unos minutos o segundos antes. =l alcohol es un disol#ente / una de las cosas ue disuel#e es el temor. +un ue este #alor u!mico solo dura mientras el alcohol est. en nuestro torrente sangu!neo, mientras est. all! funciona mu/ &ien. "n 0o#en t!mido ue ten!a la costum&re de &e&erse tres o cuatro cer#ezas antes de ir a un &aile me di0o, ;8Por ué usted cree ue /o &e&o esta cosa:; Si fuéramos capaces de enfrentar nuestros temores estando so&rios, pro&a&lemente muchos de nosotros no necesitar!amos para nada la &e&ida / las drogas. Pero el temor es el temor /, como las sustancias u!micas funcionan, uno puede llegar a ad uirir el peligroso h.&ito de &e&er o drogarse para enfrentar las cosas ue nos atemorizan o nos resultan dolorosas en nuestras #idas. B cuando hemos estado pensando en nuestra propia muerte Hla proposici(n ue m.s temor nos causa de todasI, es poco pro&a&le ue una &uena dosis de alguna droga o una copa de m.s no lo consigan. JSeguro ue s!K =sa es la realidad con relaci(n a las drogas / el alcoholD siempre funcionan. Pero es ah! donde aparece el riesgo. Si uno utiliza una droga o alcohol para cam&iar el estado de .nimo / el nue#o estado de .nimo le permite pensar m.s en el suicidio, entonces sucede ue, mientras uno est. &a0o los efectos de la sustancia, tiene ma/or pro&a&ilidad de hacer algo ue temer!a hacer en otras condicionesDes decir, suicidarse. *a e#idencia cient!fica so&re el tema, a prop(sito, es mu/ clara. *as personas ue &e&en / usan drogas tienen ma/or riesgo de suicidarse ue uienes no lo hacen. Si el uso de la droga / el alcohol conduce al suicidio, o simplemente le permite a las personas suicidas lle#ar a ca&o sus planes, no es lo ue m.s me interesa en estos momentos. *a de0aré la tarea de resol#er ese pro&lema a los cient!ficos. *o ue me interesa a m! es ue usted / /o comprendamos ue si usted est. &a0os los efectos de esas sustancias / comienza a pensar en el suicidio, usted ha&r. incrementado grandemente las pro&a&ilidades en contra de su propia super#i#encia. =sta es otra forma de pensar en esto. =stando completamente so&rio, 8a/udar!a usted a alguien ue se encuentra &a0o los efectos de la droga a tomar una dosis letal de hero!na: 8Ser!a usted capaz, estando en su sano 0uicio, de ponerle en sus manos una na#a0a para ue se suicide con ella a una mu0er e&ria / o&#iamente deprimida: 8Permitir!a usted, con la ca&eza clara, ue una 86

amiga completamente e&ria, eno0ada / con el coraz(n roto entrara en su auto / se fuera a casa conduciendo: %laro ue usted no lo permitir!a. "sted dir!a, ;JE/e, refrescaK J9o hagas locurasK J9o hagas algo de lo ue luego tengas ue arrepentirteK; =n resumen, suponiendo ue usted estu#iera so&rio, creo ue har!a todo lo ue estu#iera a su alcance para e#itar ue un amigo o un e,traño ue se encuentra e&rio / ue ha estado ha&lando de suicidarse lo hicieran. 8Por ué: Por ue usted sa&e ue cuando esa persona se ha/a recuperado de su estado no uerr. suicidarse. "no no necesita ser doctor para sa&er ue las personas &a0o los efectos de ciertas sustancias no somos capaces de acomodar una esti&a de ladrillos. 9i dos ladrillos de una esti&a. 9i si uiera sa&emos d(nde de0amos el #ag(n. B si uno ni si uiera sa&e d(nde de0( el #ag(n, 8c(mo podr!a uno decidir algo tan importante como si #a a #i#ir o a morir: +s! ue, si usted no de0ar!a a un e,traño e&rio suicidarse, 8por ué tendr!a usted ue 0ugar con el suicidio en las mismas circunstancias: 8Por ué no se dar!a la misma oportunidad para repensar las cosas con la ca&eza fr!a: *os errores fatales *a otra cosa de la ue uiero ha&larle en este cap!tulo es acerca de los errores fatales. +un cuando estamos so&rios, todos cometemos errores, inclu/endo errores fatales. Podemos estar conduciendo distra!dos / hacer un giro a la iz uierda / ponernos delante de un cami(n lechero / ue ese sea el 1ltimo error ue cometamos en la #ida. Podemos lanzarnos en la parte menos profunda de la piscina / golpearnos la ca&eza con el concreto / eso es todo. Podemos trepar a un .r&ol para rescatar a un gatito perdido, caernos / terminar en la pr(,ima #idaD/ pro&a&lemente en esa otra #ida no nos gusten mucho los gatos. Pero estos son errores fatales so&re los cuales, como estamos so&rios, tenemos control. Podr!amos incluso ha&er estado pensando en el suicidio cuando hicimos estas cosas, pero no se trata de ue nos dispongamos a morir por cometer alg1n error est1pido. De ninguna manera. Pero ahora añad.mosle alcohol o drogas / pensamientos suicidas a los peligros de la #ida cotidiana. Trepemos a ese .r&ol para alcanzar el gatito mientras estamos into,icados. %aminemos so&re esa ramita fina del .r&ol estando into,icados. 8Lemos incrementado las pro&a&ilidades de 87

terminar en un error fatal: 8E si &e&emos demasiado / nos ponemos detr.s de la rueda de un #eh!culo: 9o es una sorpresa ue cuando usted ha estado pensando en suicidarse / &e&e o consume drogas / entra en un #eh!culo de dos toneladas ue puede alcanzar ciento sesenta Wil(metros por hora, usted est. creando las condiciones para un error fatal. HB tampoco nos hace un gran fa#or a uienes compartimos la #!a con usted.I De modo ue ha/ errores fatales ue son el resultado de simplemente mezclar las drogas con el alcohol. =l alcohol en com&inaci(n con otras drogas puede ser letal. Sin entrar en una e,plicaci(n complicada acerca de la tolerancia cruzada / la potenciaci(n de los efectos de las drogas, lo ue usted de&e sa&er es ue cuando usted com&ina las drogas con el alcohol en su organismo, se produce una suerte de nue#a matem.tica. =sta #ersi(n de nue#a matem.tica puede matarlo, aun ue morir no sea su intenci(n. *a nue#a matem.tica funciona as!. "na onza de alcohol añadido a una onza de droga no es igual a dos onzas de efecto. =s mu/ diferente. "na onza de droga m.s una onza de alcohol es igual a cuatro, cinco o seis onzas de efecto. =n otras pala&ras, el alcohol potencia el efecto de la droga / #ice#ersa. =sto ocurre tam&ién con los medicamentos &a0o prescripci(n facultati#a, so&re todo con las pastillas para dormir. "na noche del año 3A><, una 0o#en de #einte años &e&i( #arias gine&ras con tonificantes / se tom( algunas pastillas. *a nue#a matem.tica hizo efecto en su cuerpo / ca/( en coma, el cual dur( m.s de una década. Su nom&re era Varen +nn Quinlan. =sta com&inaci(n de drogas / alcohol es responsa&le de cientos de muertes cada año, / no siempre logra esta&lecerse ue la persona ue muere producto de esa nue#a matem.tica realmente lo deseara. =ntre los nom&res ue uno podr!a reconocer est.n los de Qud/ Garland, $aril/n $onroe / =l#is Presle/. B por cada uno de esos nom&res famosos ha/ miles de nom&res m.s, a los ue solo se les dedic( un p.rrafo en la columna de notas necrol(gicas de su peri(dico local. "na de las cosas ue suceden cuando se mezclan las drogas con el alcohol, o uno simplemente comienza a tomar calmantes o sedantes, es ue cuando la droga comienza a hacer efecto, uno comienza a perder la cuenta de cu.ntas pastillas se ha tomado. De&ido a ue la memoria a corto 88

plazo se afecta por el efecto de la droga, uno simplemente pierde la noci(n de la cantidad de sustancia ue ha ingerido. Bo no sé usted, pero cuando a m! un médico me dice ue de&o tomar un medicamento tres #eces al d!a, me resulta dif!cil recordar si lo he tomado o cu.ndo lo tomé. B si tengo ue tomar dos o m.s medicamentos, tengo ue anotar, utilizar otros recursos, o hacer un esfuerzo e,tra para poder cumplir con las instrucciones del médico, por sencillas ue parezcan. Si /o fuera a &e&er alcohol mientras hago mi tratamiento, terminar!a mucho peor ue cuando lo comencé. Pero lo ue m.s deseo enfatizar es ue si usted #a a pensar en tomar la decisi(n de suicidarse, por lo menos de&e hacerlo con la ca&eza clara. =s demasiado f.cil para uno sumirse en la melancol!a, comenzar a em&orracharse o a drogarse, / de0ar a la mente #agar hacia la aparentemente simple soluci(n del suicidio /, como uno no es capaz de sopesar las cosas por ue ha puesto el cere&ro en el armario / sus temores en retirada, uno puede terminar ;accidentalmente; tomando una so&redosis / muriendoDpro&a&lemente por error. Sé el peligro ue representa la com&inaci(n de las drogas con el alcohol. Sé ue son un t(nico mara#illoso cuando nos sentimos mal. Sé ue funcionan m.s r.pidamente ue otras soluciones / ue con ellas podemos disol#er cual uier cosaDel eno0o, la depresi(n, una herida, un coraz(n roto, casi cual uier cosa ue sea dolorosa. B sé ue cuando uno se con#ierte en adicto, la desha&ituaci(n es una tarea ue no podemos hacer en solo una mañana antes de desa/unar. Pero tam&ién sé ue uno puede li&erarse de las drogas. Toma alg1n tiempo, re uiere de a/uda / se necesita fuerza / #alor. Pero uno puede lograrlo. $ientras tanto, como usted ha estado pensando suicidarse, uiero ue sepa ue cuando se mezclan las drogas o la &e&ida con la depresi(n / la desesperanza, el eno0o, la desilusi(n / todo lo dem.s ue pueda estarle causando pro&lemas, uno est. apostando por el 0uego m.s peligroso ue uno pueda imaginar. +un ue es posi&le ue uno no esté completamente seguro de ue desea morir, al permitir ue esa mezcla entre a nuestro organismo, es como si estu#iéramos lanzando nuestra #ida al aire, como si fuera una moneda. Si cae cara, uno gana... si cae cruz, uno pierde. *e pregunto: 8*o ue usted desea hacer es 0ugar esta suerte de 0uego de alto riesgo: Por mi parte, si usted estu#iera conmigo en mi consulta, le dir!a ahora otra de mis reglas: Bo no hago terapia con personas suicidas mientras est.n usando drogas o alcohol. =l riesgo para usted 89

es demasiado grande / ese no es el tipo de 0uego en el ue /o deseo participar. De modo ue, si usted no es capaz de de0ar de usar las drogas o el alcohol por su cuenta o con la a/uda de +lcoh(licos +n(nimos, 9arc(ticos +n(nimos, o alg1n otro grupo de autoa/uda H/ uiero decir ahora mismoI, entonces lo remitir!a para ue fuera ingresado en alguna instituci(n hospitalaria donde pudiera reci&ir un programa ue lo a/udara a desha&ituarse. =sto puede parecer un capricho pero, si he aprendido algo como psic(logo es ue, tanto usted como /o necesitamos ue nuestros cere&ros estén funcionando en perfectas condiciones / a su m.,ima capacidad si deseamos tra&a0ar 0untos de manera efecti#a. $.s importante a1n, como he llegado a #alorarlo a usted como ser humano, no uerr!a ue usted muriera por un error o un mal c.lculo. *a #ida, la su/a o la m!a, es demasiado #aliosa para perderla en una apuesta a cara o cruz.

90

Capítulo 13... 4espu3s de muerto tampoco lo amar$n Si usted no #i#e con sus padres en estos momentos, tal #ez no necesite leer este cap!tulo. + uienes uiero dirigirme es, fundamentalmente, a los 0(#enes ue a1n #i#en con sus padres. B la raz(n por la ue uiero hacerlo es ue, de muchas maneras, est.n m.s atrapados, m.s encerrados, / tal #ez se sientan m.s desesperanzados ue uienes estamos fuera de ese mundo, #i#iendo por nuestra cuenta. + riesgo de ue los padres ue lean este cap!tulo se eno0en conmigo, diré lo ue tengo ue decir / al dia&lo con las consecuencias. $i o&ligaci(n es escri&ir este li&ro para las personas ue est.n pensando suicidarse / para nadie m.s. +s! ue all. #amos. %omo he dicho antes, no sé cu.l es su causa, no sé ué clase de padres tiene. Pero s! sé algunas cosas so&re las familias. B sé algunas cosas acerca del tipo de familias en las ue las personas comienzan a pensar en el suicidio. Para comenzar, se supone ue nuestras familias son el lugar donde podemos sentirnos seguros, amados / respetados. %uando el mundo est. en contra de nosotros o estamos fracasando o nos sentimos rechazados o amenazados, se supone ue sea en nuestras familias donde &us uemos apo/o / comprensi(n. Se supone ue las familias sean nuestros puertos durante la tormenta, el lugar ad(nde ir cuando no tenemos a uién dirigirnos. Pero como muchos de nosotros sa&emos, esto no es necesariamente as!. "n muchacho ue conoc! intent( ahorcarse. *a soga ue trat( de utilizar se rompi( / no lo consigui(. +l escuchar eso, su padre di0o, J;Demonios, ni si uiera eso es capaz de hacerlo &ienK; "na madre tra0o a su hi0a al cuerpo de guardia después de ue la muchacha se ha&!a tomado #arias docenas de ta&letas de aspirina en un intento de morir. ;=lla no uer!a hacerlo,F le di0o la madre al médico. ;'ue un accidente. =lla no sa&!a lo ue esta&a haciendo. =lla realmente no uer!a hacerse daño. 9o se preocupe, cuando me la lle#e a casa #o/ a #elar por ue ella no #uel#a a intentar algo como eso otra #ez. JDios sa&e ue nosotros no le enseñamos a actuar de esa maneraK J*a #o/ a castigar durante un mesK; 8Son estos padres amorosos: Pro&a&lemente. 8Sa&en ellos ué hacer con su niña suicida: 91

Pro&a&lemente no. =stos padres esta&an tan tur&ados ue cada uno de ellos hac!a algo ue a menudo hacen los padres cuando han estado sin sa&er ué hacerDculpa&an a la #!ctima. =so sucede todo el tiempo. B si usted piensa ue por ue intente suicidarse de repente #a a tener padres amorosos, podr!a estar e ui#ocado. "sted podr!a conseguir atraer su atenci(n / ue ellos piensen ue algo anda mal, pero es mu/ pro&a&le ue lo ue ellos hagan sea pensar ue algo anda mal con ustedDno con ellos. *os padres no son perfectos %reo ue algunos adultos sencillamente no sa&en c(mo ser padres &uenos / amorosos. Tal #ez sus propios padres no fueron personas amorosas / nunca tu#ieron la oportunidad de aprender a ser &uenos padres. Seguramente no e,iste una uni#ersidad a la ue puedan ir las personas ue desean ser padres para entrenarse para ser &uenos padres. $uchos padres tratan de ser &uenos en su tarea pero, admit.moslo, no todos logran aprender c(mo de&en educar a sus hi0os. =ntonces ha&lemos un po uito acerca de los padres. =n primer lugar, aun ue nuestros padres comienzan siendo las personas m.s importantes en nuestras #idas, eso no es as! para siempre. Tarde o temprano, comenzamos a necesitarlos cada #ez menos. + medida ue crecemos, nuestros amigos nos parecen cada #ez m.s importantes hasta ue, un d!a, nos enamoramos de alguien / nos #amos a constituir nuestras propias familias. 9uestras familias son la l!nea de partida en nuestras #idas, no la de llegada. B a #eces es &ueno recordar ue, aun ue sean nuestros padres, nosotros no los elegimos. *os padres inmaduros Le conocido muchas madres / padres ue eran, e,cepto por su edad, no mucho m.s maduros ue sus hi0os. =mocionalmente, a1n eran adolescentes. +ctua&an inmadura / egocéntricamente /, por lo general, pon!an sus necesidades por delante de las de sus hi0os. B cuando sus hi0os necesita&an amor / comprensi(n, no eran capaces de d.rselo o no sa&!an c(mo hacerlo. +s! ue, al menos, en una de las cosas en ue usted podr!a pensar es si sus padres sa&en c(mo darle lo ue usted necesita. =l hecho de ue usted necesite ue ellos lo amen / lo comprendan no significa ue ellos puedan o sepan hacerlo. =n ocasiones nuestros padres no eran m.s ue niños cuando nos tu#ieron. Ten!an sueños, planes / esperanzas de hacer algo con sus #idas /, por muchas razones, tal #ez nunca llegaron a hacer esas cosas. Por eso est.n frustrados. 92

"sted / sus hermanos / hermanas comenzaron a llegar /, antes de ellos darse cuenta, /a ten!an una familia, cuentas por pagar, o&ligaciones, / sus sueños, por m.s ue desearan #erlos con#ertirse en realidad, comenzaron a desaparecer. +un ue parezca triste, algunos padres comienzan a culpar a sus hi0os por su infelicidad. Dicen, ;Si no hu&ieras nacido, /o hu&iera podido ser...; / usted puede completar los espacios en &lanco. =ntre usted / /o, esto es una carga pesada. B una carga in0usta. Pienso ue cada uno de nosotros es responsa&le, en gran medida, de nuestra propia felicidad. Si no #i#imos nuestros sueños / nos esforzamos por las cosas ue ueremos / tomamos el control de nuestros propios futuros, no tenemos a uien culpar ue no sea a nosotros mismos. B no es correcto o 0usto culpar a nuestros hi0os por nuestras propias faltas. Pero eso no significa ue los padres no lo hagan. *o ue uiero ue usted comprenda es ue mientras sus padres lo culpen por su infelicidad, usted no tiene ue aceptarlo. "sted no tiene ue, como he #isto a muchos hi0os hacerlo, aceptar ue ellos lo culpen a usted de ha&erles hecho la #ida desdichada. Por ue si usted acepta esa culpa, 8 ué puede hacer usted: 8Luir: 8De0ar de comerse la comida / de ponerse sus ropas: 8Desaparecer: Si usted es uien les impide alcanzar sus sueños / los hace infelices, entonces tal #ez lo ue de&a hacer es ali#iarlos de esa carga H ue es ustedI / suicidarse. Pro&a&lemente usted ha pensado, ;Si /o me suicidara, mi madre estar!a feliz. =lla podr!a regresar a la escuela / hacer todas las cosas ue dice ue uiere hacer. =sto/ atra#esado entorpeciendo su camino.; Pero perm!tame sugerirle algo. 8B si /o le di0era ue la felicidad de su madre es tarea de ella / no su/a: 8B si /o le di0era ue, a1n si usted se suicidara, ella pro&a&lemente no estar!a feliz /, en realidad, ser!a m.s infeliz: Por ue ahora, adem.s de los otros fracasos ue ella ha tenido, su suicidio la con#ertir!a en un total fracaso como madre. +un ue los padres pueden decir cosas ue lo hagan sentir a usted como una carga para ellos, el hecho de ue usted salga de escena no significa necesariamente ue ellos #an a crecer / a hacerse cargo de su propia felicidad. B si /o tu#iera ue apostar por lo ue ellos har!an después de su suicidio, apostar!a a ue ellos simplemente &uscar!an a otra persona a uien culpar por no ha&er logrado #i#ir seg1n sus sueños. Que usted se suicide para de0arles el camino li&re a ellos no es la soluci(n para la infelicidad de sus padres. *a infelicidad de ellos es pro&lema de ellos, no su/o. 93

*os padres eno0ados *a falta de amor / comprensi(n de los padres inmaduros es un tipo de dolor con el ue el hi0o a #eces tiene ue #i#ir, pero e,iste algo peor. + #eces los padres de uno est.n eno0ados / hostiles / pelean a&iertamente entre ellos. + #eces parecen estar en guerra entre ellos / pueden llegar incluso a golpearse mutuamente. Puede ha&er insultos / maldiciones. Puede ha&er incluso amenazas mutuas de muerte. E uno de los padres puede amenazar con suicidarse para regresar al otro. "n niño atrapado en una familia donde esté presente la #iolencia o se amenaza con la #iolencia, est. en un lugar mu/ dif!cil / no cuesta tra&a0o comprender c(mo un niño as! podr!a comenzar a pensar en salir de la zona en guerra mediante la #!a de escape del suicidio. =s mu/ dif!cil crecer en familias como esas. + #eces este tipo de padres no desean ue uno crezca. + #eces lo necesitan a uno all!, 0ustamente en el medio, para ue les a/udemos a amortiguar las peleas. + #eces el padre se le acerca a uno para pedirle ue uno se ponga de su lado / en contra de la madre. E al re#és. =stas son elecciones terri&les / nadie de&e ser forzado a hacerlas, pero eso no cam&ia las cosas. B si usted est. atrapado en una familia como esa / est. pensando en el suicidio, de&e sa&er ue no est. solo. $uchos hi0os atrapados en familias como esa piensan en el suicidio como una #!a de escape. "na de las cosas ue les suceden a los chicos atrapados en familias eno0adas como esas es ue los padres suelen decir, ;JSi no fuera por los niños, me ir!aK; E, ;JSi no fuera por estos malditos niños, te ha&r!a de0ado hace añosK; %uando uno escucha eso, 8 ué piensa: *o ue uno piensa es ue est. interfiriendo lo ue ellos dicen ue uieren. =llos dicen ue uieren su li&ertad / uno es la cadena / los grillos de ellos. "no comienza a sentirse como una uinta rueda o un tercer pulgar. "no comienza a preguntarse ué puede hacer para resol#er el pro&lema de ellos. %on raz(n, muchos niños empiezan a pensar ue son la causa de los pro&lemas entre sus padres / ue, si ellos sencillamente se apartan del medio, sus padres ser.n felices / #ol#er.n a enamorarse. B, lo ue es peor, los padres les permiten pensar de ese modo. Sharon era una muchacha de diecisiete años a uien los padres mandaron a #erme por ue esta&a presentando pro&lemas en la uni#ersidad. =lla esta&a sintiendo p.nico / no pod!a 94

concentrarse. Siempre ha&!a sido &uena estudiante, pero ahora ha&!a repro&ado tres asignaturas. 9o pod!a dormir. =ra la m.s pe ueña de tres hermanos, la 1nica ue a1n #i#!a con sus padres. %omo sus pro&lemas parec!an empeorar cada #ez m.s, ha&!a comenzado a pensar ue tal #ez de&er!a suicidarse. ;8Por ué crees ue de&es suicidarte:,; le pregunté. ;Por ue eso lo resol#er!a todo.; ;8Qué cosas:; ;Todo.F ;8%(mo ué:; ;Bo saldr!a.F di0o Sharon. ;Saldr!a para siempre.; ;8Salir de ué:; ;De la uni#ersidad. De la casa.; Bo sa&!a ue Sharon ha&!a sido una &uena estudiante. La&!a sido acti#a en los deportes. Siempre le ha&!a gustado la escuela. ;Dime ué es lo ue est. pasando en tu casa,F le suger!. Sharon comenz( a llorar. =ntonces me cont( la historia. Su padre ha&!a estado teniendo una relaci(n e,traNmatrimonial con otra mu0er /, tres meses atr.s, su madre lo ha&!a descu&ierto. La&!a ha&ido una gran pelea. 9o hu&o golpes, pero su madre ha&!a amenazado con uitarse la #ida si su padre no de0a&a de #er a la otra mu0er. Sharon los ha&!a escuchado discutiendo una noche. La&!a escuchado a su madre decir, ;Si no fuera por Sharon, me matar!a.; B su padre ha&!a dicho, ;J9o permitas ue eso te detengaK; B su madre di0o, ;+h, /o no lo har!a ahora mismo, esperaré hasta ue ella se #a/a para la uni#ersidad.; Pero delante de Sharon sus padres actua&an como si no sucediera nada. %ontinua&an con su #ida familiar / fing!an ue todo esta&a &ien. Pero, por supuesto, no todo esta&a &ien. Sharon, ue era una &uena chica / no uer!a otra cosa ue no fuera la felicidad de sus padres, hizo lo ue cual uier hi0o ha&r!a hecho: comenz( a pensar en ué pod!a hacer para mantener #i#a a su madre. "na de las cosas ue decidi( hacer fue no ir m.s a la uni#ersidad. =lla razon( ue mientras estu#iera en casa, su madre no se suicidar!a. +l hacer esto, se esta&a con#irtiendo en una prisionera. Todo lo ue ten!a ue hacer era sacrificar su felicidad, su futuro / su #ida. Pero el plan no esta&a funcionando. B como no esta&a funcionando, ella comenz( a pensar en el suicidio. *e pregunté a Sharon en ué pensa&a especializarse en la uni#ersidad. ;Psicolog!a,F respondi(. =ntonces se sonri(. ;%reo ue me gustar!a poder a/udarlos a ellos.; ;Ba t1 los est.s a/udando,F di0e, ;/ no se te est. pagando.; 95

Bo sa&!a ue ten!a la paciente inadecuada en mi consulta / se lo di0e a Sharon. =ntonces llamé a sus padres / les ped! ue #inieran. + tiempo, logramos resol#erlo todo / la familia se mantu#o unida. Sharon se fue a la uni#ersidad al año siguiente / nadie tu#o ue cometer suicidio. *a morale0a de la historia de Sharon es ue, como muchos chicos atrapados entre sus padres, ha&!a llegado a creer ue ella era la 1nica responsa&le de mantener a sus padres 0untos /, en su caso, de mantener #i#a a su madre. $uriendo por atenci(n $argarita ten!a dieciocho años cuando la conoc!. =ra &onita / pe ueña / su ca&ello era ru&io / largo. +un ue era #erano, lle#a&a una &lusa de mangas largas. "sa&a mangas largas todo el año. *as mangas largas le tapa&an las cicatrices en sus muñecas, ten!a #arias. *a ma/or parte de la niñez de $argarita ha&!a sido infeliz. Su madre se ha&!a di#orciado de su padre cuando ella ten!a diez años /, como muchos padres solteros, su madre ha&!a comenzado a salir con otros hom&res con la esperanza de encontrar a alguien con uien compartir su #ida. Pero la madre no ha&!a tenido é,ito en su &1s ueda / ella tam&ién era infeliz. *a madre de $argarita empez( a &e&er / se pasa&a los fines de semana con sus no#ios fuera del apartamento. $argarita esta&a sola, desatendida e ignorada / comenz( a preguntarse si su madre realmente la uer!a. %omenz( a preguntarse si su madre podr!a encontrar otro esposo si ella desaparec!a ;*a primera #ez ue me corté fue un domingo por la mañana,F di0o ella. ;De&e ha&er sido alrededor de las doce. $i madre ha&!a salido desde el #iernes por la noche / /o no sa&!a d(nde esta&a. %uando por fin lleg( a casa, me encontr( sangrando.; ;8Qué sucedi( entonces:,; pregunté. ;Eh, ella se puso mu/ mal. *lor( / di0o ue me ama&a / ue nunca #ol#er!a a de0arme sola.; ;8*o hizo:; ;S!. Pero solo dur( dos semanas. $e compr( ropas nue#as / me lle#( a comer pizza. Pero luego comenz( a salir otra #ez / a uedarse fuera durante los fines de semana.; ;8Qué espera&as ue sucediera cuando te cortaste:; ;9o lo sé,F di0o $argarita. ;%reo ue pensé ue ella se uedar!a en casa / estar!a conmigo. E ue se ocupar!a de m!. Pero ella est. tan inmersa en su propia #ida. =s como si /o no e,istiera.; ;8Quer!as morir:; $argarita pens( por un momento. ;%reo ue s!. +l menos no uer!a #i#ir m.s.; $argarita se ha&!a cortado las muñecas #arias #eces, cada #ez un poco m.s profundo / m.s 96

seriamente. B cada #ez ue su madre llega&a a casa / la encontra&a sangrando, ha&!a &esos / a&razos / promesas de ue las cosas me0orar!an. Pero esas promesas no dura&an mucho. $argarita / su madre esta&an atrapadas en un 0uego suicida, un 0uego en el ue una persona tiene ue amenazar con matarse para ue la otra persona le preste un poco de atenci(n / le demuestre ue la uiere. =ste es un 0uego peligroso en el ue nunca ha/ ganadores. + la larga todo el mundo pierde. Bo no sé c(mo un padre puede estar tan inmerso en su propia #ida como para ignorar a un hi0o carente de atenci(n, amor, tiempo / comprensi(n, pero esa clase de padres e,isten / si, por casualidad, usted tiene uno as!, entonces de&e sa&er ue no est. solo. B si su padre no es capaz de darle el amor / dedicarle el tiempo ue usted necesita, usted ser. uien tendr. ue ser tolerante / comprensi#o /, de cierta forma, m.s maduro. Si usted piensa ue no lo uieren Bo no sé si uno de sus padres o am&os, en el fondo, realmente lo uieren. Tal #ez usted tampoco lo sepa. Pro&a&lemente s!. *o ue s! sé es esto: amenazar con uitarse la #ida o realizar un intento suicida no le permitir. o&tener ninguna prue&a de su amor. S!, con el intento suicida llamar. su atenci(n. S!, el intento suicida los har. darse cuenta de ue algo anda mal. Pero ue usted intente suicidarse no necesariamente conducir. a cam&ios permanentes. B e,iste un gran riesgo en esto. =s mu/ posi&le ue si usted intenta suicidarse sus padres lo uieran menos, no m.s. Si usted trata de suicidarse / falla, ellos pueden eno0arse con usted. Pueden sentir temor por usted. Pueden no uerer de0arlo solo por temor a ue #uel#a a intentarlo. B, de esto esto/ seguro, se sentir.n resentidos por ue usted ha tratado de con#ertirlos en prisioneros. 8Prisioneros: S!. %uando uno intenta suicidarse para llamar la atenci(n de alguien o para hacer ue esa persona diga ue le ama o ue le uiere, uno ha utilizado el arma m.s poderosa ue cual uiera de nosotros podr!a utilizarDesa arma es la propia #ida de uno. Si uno est. dispuesto a morir para o&tener lo ue uiere, entonces es mu/ pro&a&le ue logre al o de lo ue uiere. "no lograr. atenci(n. *ograr. ue los dem.s lo escuchen. Pero lo har.n no por ue ha/an descu&ierto de repente ue uieran a uno, sino por ue temen perderlo o tener ue pasar por la #ergXenza de ue uno se suicide. 97

+s! ue realmente, 8 ué ha hecho uno: 89o ha dicho uno, ;JSi ustedes no me aman, me #o/ a suicidarKF: Si uno hace esto, las personas a las ue uno se lo hace se sienten amenazadas / atrapadas. Sentir.n ue uno las ha tomado prisioneras. Sentir.n ue si no hacen e,actamente lo ue uno uiere ue hagan, entonces uno se suicidar. / ellas ser.n culpadas. "no las ha puesto en una prisi(n emocional, pero igualmente una prisi(n. %uando ponemos a nuestros padres Ho a cual uier otra personaI en una prisi(n como esa, de seguro ocurre una cosa. +un ue ellos no sean capaces de admitirlo, uno comienza a caerles mal. Pueden incluso llegar a odiarnos por la forma en ue los estamos controlando mediante la amenaza de suicidarnos. B a nadie le gusta sentirse controlado. 9o hace mucho escuché a un chico cu/a madre esta&a amenazando con irse de casa / di#orciarse de su padre. =l chico le di0o a su madre ue si ella hac!a eso, se matar!a. *o di0o muchas #eces. B cada #ez ue lo dec!a, su madre #acila&a en su decisi(n de marcharse. +s! ue, luego de amenazar una #ez m.s con suicidarse si su madre se i&a, ella se eno0( / di0o, ;8Por ué no de0as de ha&lar / terminas de hacerlo: =so no #a a cam&iar mi decisi(n.; =l chico se suicid( esa misma noche. =l final de la historia tampoco es feliz. -nmediatamente después del funeral, la madre se fue seg1n lo ha&!a planificado. +s! ue lo ue /o uiero ue usted entienda es ue, no importa cu.n necesitado de amor / comprensi(n de sus padres usted pueda sentirse, amenazar con suicidarse no le traer. ese amor / esa comprensi(n. Tal #ez, sus amenazas solo sir#an para empeorar las cosas. B, en segundo lugar, si usted ha llegado a pensar ue de alguna manera el matrimonio de sus padres podr!a sal#arse con su muerte, usted estar!a cometiendo un gran error. Tal #ez ellos necesiten a/uda, pero su muerte no es esa a/uda. *a 1ltima cosa ue uiero decirle es ue, al menos en algunas familias, se espera ue uno se suicide. *os padres no le dir!an al hi0o a&iertamente, ;8Por ué no te suicidas:,F pero con sus acciones, podr!an estar sugiriendo ue la familia estar!a &ien sin su presencia. Sé ue puede parecer in#eros!mil, pero lo he #isto en m.s de una ocasi(n. Tom.s ten!a once años de edad cuando su t!o Quan se suicid(. 'ue una tragedia familiar ue le 98

caus( una gran impresi(n. *uego, cuando Tom.s esta&a en el preNuni#ersitario su padre se eno0( con él por ue ha&!a tra!do &a0as calificaciones a casa. ;J=res un perdedor como tu t!o Quan,F di0o su padre, ;/ t1 sa&es lo ue él hizoK; Lerido / eno0ado, Tom.s interpret( ue eso significa&a ue él tam&ién de&!a suicidarse antes de salir mal en la escuela. B aun ue él realmente no ha&!a intentado suicidarse, desde la e,presi(n de su padre no ha&!a pasado un d!a en ue no hu&iera pensado en a uello. Bo no sé si el padre de Tom.s supo el impacto ue ha&!a causado en el chico al compararlo con su t!o ue se ha&!a suicidado, pero para Tom.s tu#o un efecto de#astador. 'ue como si le hu&iera dado una sentencia de muerte. %ada #ez ue su padre se eno0a&a con él por cual uier cosa, Tom.s inmediatamente pensa&a en suicidarse. 9o sé si el padre de Tom.s realmente lo uer!a muerto. *o dudo. Pero a lo me0or s!. 9o ser!a imposi&le. )ealmente algunos padres han deseado #er a sus hi0os muertos. *o ue ha/ ue tener en cuenta es ue los padres pueden decir / hacer cosas ue, si se detu#ieran a pensar en el impacto de sus pala&ras o acciones, se arrepentir!an. = incluso, si no se arrepintieran / realmente sintieran lo ue dicen, seguir!a siendo pro&lema de ellos, no su/o. Por 1ltimo, uiero ue sepa esto: %uando uno nace tiene derecho a la #idaDtanto derecho como cual uier otra persona. *o dicen las le/es / todo el ue tiene el de&er de hacer ue se cumplan, har. todo lo ue esté a su alcance para ue uno disfrute su derecho a la #ida. 9adie, ni si uiera sus padres, pueden uitarle ese derecho. +s! ue si por casualidad, usted ha nacido en una familia en la ue sus padres realmente no lo uieren, no sa&en c(mo darle cariño, o usted ha llegado a creer ue tiene ue morir para complacer a alguien o para hacer feliz a alguien, por fa#or, recuerde estas cosas: "sted es uien m.s importa. "sted no es tanto el hi0o de sus padres como el resultado de la #ida misma. "sted es el mundo como de&e ser. B, como di0e al inicio, después de muerto ellos tampoco lo amar.n.

99

Capítulo 1#... 6ara los que lo !an intentado Después de pensar en uiénes podr!an leer este li&ro, me di cuenta de ue al menos algunos lectores /a podr!an ha&er hecho un intento suicida. Tal #ez usted esté sentado en el cuarto de un hospital de d!a con suturas recientes en sus muñecas. E tal #ez esté solo en casa. Tal #ez nadie sepa ue usted ha intentado suicidarse. 9o sé cu.l es su situaci(n, pero como tengo alguna noci(n de lo ue usted pueda estar pasando, uiero ha&larle acerca de lo ue ha intentado hacer / lo ue pienso ue significa ha&erlo hecho. Desde el punto de #ista de las estad!sticas, muchos e,pertos consideran ue cuando uno ha hecho un intento suicida, tiene ma/or riesgo de #ol#er a intentarlo /, pro&a&lemente un d!a, conseguirlo. Si es posi&le, me gustar!a poder reducirle ese riesgo. %omo no puedo sa&er lo ue ha sucedido en su #ida para llegar a tomar la decisi(n de suicidarse, no puedo ha&lar de esas cosas e,cepto en términos m.s generales. +s! ue lo ue m.s me interesa hacer es ha&lar con usted de lo ue pueda estar pasando en estas horas / d!as, después de ha&er intentado suicidarse / a/udarlo a comprender ue, ha&er intentado cometer suicidio, no significa ue usted de&a o #a/a a intentarlo otra #ez. Sus reacciones $uchas personas ue han intentado suicidarse / no lo han conseguido, se sienten como si hu&ieran fallado otra #ez, como en casi todo lo dem.s ue han hecho 1ltimamente. +lgunos est.n eno0ados con ellos mismos. Se sienten confundidos / culpa&les. Se sienten est1pidos / tontos / como si hu&ieran terminado empeorando las cosas, a pesar de ha&er pensado ue con lo ue trataron de hacer pudieron ha&erlas me0orado. $.s de una persona ue ha intentado cometer suicidio recientemente me ha dicho, ;*o ue he hecho realmente es complicar m.s las cosas, 8no es as!:; B, para ser sincero, a #eces es cierto. So&re algunas de las posi&les consecuencias de un intento suicida fallido ha&laré en otro cap!tulo, pero por ahora uiero concentrarme en esto por lo ue usted est. pasando / lo ue usted puede aprender de lo ue ha sucedido. *a ma/or!a de las personas con las ue he ha&lado, en las horas siguientes a su intento se han 100

sentido atemorizadas por lo ue hicieron. Durante los d!as u horas pre#ias al intento, muchas de ellas sintieron una sensaci(n de control so&re su futuro inmediato, como si finalmente hu&ieran sido dueñas de la situaci(n ue parec!a tan imposi&le. +lgunas de ellas sintieron cierta calma / serenidad durante las 1ltimas horas antes de intentar suicidarse. Pero después de fallar el intento, repentinamente sintieron ue la sensaci(n de control se les escapa&a, como si estu#ieran siendo arro0ados otra #ez al mundo ca(tico del ue ha&!an tratado de escapar. Descu&rieron ue el mundo no ha&!a me0orado / ue, en ocasiones, parec!a a1n peor. =ntonces, a medida ue comenzaron a aceptar el hecho de ue no ha&!an muerto, comenzaron a sentirse atemorizadas por la fuerza de sus propias emocionesDemociones ue pudieron empu0arlas a un acto de autodestrucci(n. +lgunas personas han manifestado ha&er sentido una sensaci(n de ali#io por ha&er so&re#i#ido un intento suicida. $uchas me han dicho ue después de todo se alegraron de no ha&er muerto, ue se alegraron de pensar en sal#arse en el 1ltimo minuto o de ue otras personas hu&ieran estado all! para rescatarlas de su intento. Sin em&argo, otras han sentido 0ustamente lo contrario. ;8Por ué se molestaron en sal#arme:; di0o $ar!a. ;Bo uer!a morir. 8Por ué no me de0aron morir: 89o se dieron cuenta de ue eso era lo ue /o uer!a:; $ar!a se ha&!a tomado una so&redosis letal / de no ha&er sido por el tra&a0o heroico de los médicos / las enfermeras, ha&r!a muerto. =sta&a eno0ada con el personal del hospital. *os maldi0o. =llos ha&!an hecho fracasar sus planes / la ha&!an o&ligado a #i#ir. Lasta ue conoc! a $ar!a, nunca ha&!a #isto a nadie tan insistente en su deseo de suicidarse. =lla ha&!a tomado la decisi(n, ha&!a hecho sus planes / los ha&!a lle#ado a ca&o. Solo un golpe de suerte Hun #ecino fue a su casa para pedirle prestada una gu!a de la programaci(n tele#isi#aI permiti( ue fuera encontrada inconsciente / lle#ada al hospital. =n las semanas siguientes al intento suicida de $ar!a, ella continua&a eno0adaDeno0ada con ella misma, eno0ada con las personas ue la ha&!an sal#ado, eno0ada con el 0uez ue le orden( #erme, eno0ada conmigo por tratar de con#encerla de ue la #ida era me0or ue la muerte / eno0ada con el mundo en general. Pero con el tiempo $ar!a lleg( a comprender su eno0o, su origen, su significado / aprendi( ue ella pod!a con#ertir su eno0o en energ!a para lograr un 101

cam&io positi#o. =l eno0o de $ar!a, al final, fue lo ue la sal#(. $ar!a ten!a derecho a estar eno0ada con la #ida por muchas razones, pero con a/uda, fue comprendiendo gradualmente ue ella no ten!a la culpa de todas las cosas ue ha&!an salido mal en su #ida. %on el tiempo comenz( a #er ue suicidarse era solo una de las formas en ue ella pod!a lidiar con su eno0o. La&!a otras formas m.s producti#as de utilizar el eno0o /, a medida ue fuimos tra&a0ando 0untos, encontr( la forma de reorientar su eno0o hacia o&0eti#os m.s saluda&les / producti#os. $uchos meses después su intento suicida, $ar!a me di0o, ;%reo ue esta&a eno0ada con la persona incorrecta. Pero eso no significa ue no siga eno0ada. =ste sigue siendo un mundo mu/ as ueroso.F Toda#!a diez años m.s tarde, sigo reci&iendo una tar0eta de 9a#idad de $ar!a. %ontin1a eno0ada, pero por lo menos /a no se culpa a s! misma por todo lo ue sale mal. Para muchas personas un intento suicida es suficiente. "na sola pincelada con la posi&ilidad real de morir, es suficiente para ue la persona descu&ra una nue#a perspecti#a de la realidad. $uchas personas al recuperarse de sus crisis e intentos suicidas, han decidido ue el moti#o por el ue pensaron ue desea&an morir no era suficientemente &ueno / han seguido adelante con sus #idas, con una nue#a #isi(n de lo ue puede ser la #ida. %omo me di0era una 0o#en después de un intento suicida por la pérdida de su no#io, ;JB pensar ue casi me suicido por ese #aga&undoK; Para otras personas, sin em&argo, el primer intento suicida se con#ierte en un recuerdo ue las acecha, una serie de pensamientos negati#os ue las acosan cada #ez ue se sienten heridas, deprimidas o solas. Lan intentado la soluci(n final una #ez /, después de ha&erlo hecho esa #ez, a #eces se sienten o&ligadas a #ol#er a intentarlo. =sta, en mi opini(n, es la maldici(n de la profec!a de la autorrealizaci(n. *a profec!a de la autorrealizaci(n es, simplemente, la creencia de ue uno tiene un determinado destino / ue, haga lo ue haga, uno est. o&ligado a #i#ir ese destino. Si, por e0emplo, uno piensa ue #a a morir un d!a por sus propias manos, / uno nunca reta esa creencia o trata de cam&iarla o desecharla, entonces esa creencia se esta&lece en alg1n lugar de nuestra conciencia / ueda a la espera de las circunstancias adecuadas. B es entonces ue, cuando las cosas salen mal / comienza la desesperaci(n, JBEE$K +parece 102

el #ie0o pensamiento: ;JTengo ue suicidarmeK; "n fil(sofo di0o una #ez , ;*a idea del suicidio es un gran consueloG gracias a ella logramos pasar con é,ito muchas malas noches.F =sta afirmaci(n, para m! al menos, es un e0emplo de c(mo pensar ue el suicidio puede ser un ali#io / un enemigo potencial al mismo tiempo. =s un ali#io para todos nosotros sa&er ue podemos terminar con nuestro sufrimiento cuando lo deseemos, pero ese pensamiento se con#ierte en un enemigo si pensamos ue una idea tiene la fuerza de una le/ impuesta por nosotros mismos. =s como si uno di0era, ;Sé ue si las cosas se ponen mu/ malas, puedo suicidarme.F =sto es mu/ diferente a la idea, ;Sé ue si las cosas se ponen mu/ malas, ten o ue suicidarmeK; +s! ue aun ue usted ha/a intentado suicidarse una #ez, no significa ue necesariamente usted tenga ue, tarde o temprano, uitarse la #ida. Si la #ida es una o&ra de teatro / usted es el guionista, 8entonces uién dice ue usted no puede cam&iar el acto 2: 8Quién dice ue usted no puede #ol#er a escri&ir el final de su propia o&ra: Dicho de forma sencilla, aun ue su #ida ha/a estado transcurriendo recientemente como una tragedia griega / su intento suicida sea una prue&a positi#a de ello, eso no significa ue tenga ue terminar de esa manera. "sted podr!a, como /o suelo hacer frecuentemente con mis clientes, preguntarse, ;=n cual uier caso, 8 uién est. escri&iendo esta o&ra:; *as reacciones de las dem.s personas Quiero referirme &re#emente a las formas en ue otras personas pueden reaccionar a su intento suicida. B uiero hacerlo para ue, si usted ha hecho un intento suicida recientemente, sepa algo acerca de lo ue otras personas pueden estar sintiendo o pensando. =n primer lugar, no e,iste una reacci(n 1nica o ue pueda predecirse hacia un intento suicida. +lgunas personas muestran una simpat!a / comprensi(n inmediatas . Etras se eno0an con uien lle#a a ca&o el intento, como si hu&iera hecho algo para herirlas o ponerlas en una situaci(n em&arazosa. +lgunas se sienten a#ergonzadas por usted, a#ergonzadas por ue usted pudiera ha&er hecho algo tan terri&le contra usted / contra Dios. "na reacci(n puede predecirse casi siempre: usted ha&r. atemorizado a las personas ue le conocen / le uieren. *a forma en ue mane0en el temor por su acto contra la #ida puede #ariar, pero puede estar seguro de ue de&ido a ue usted atent( contra su #ida, esas personas sienten temorDun temor ue se de&e en parte a su preocupaci(n por usted / en parte a su preocupaci(n 103

por ellas mismas. ;Pl realmente no uer!a hacerse daño,F di0o el padre de un adolescente. ;Pl solo esta&a &romeando,F =l chico en cuesti(n ha&!a intentado ahorcarse / ha&!a sido encontrado cuando esta&a a punto de uedar inconsciente. Pero no ha&!a dudas de ue ha&!a hecho un intento suicida. =l padre necesita&a negar ue hu&iera alg1n pro&lema con su hi0o, con él o con su familia, ten!a la esperanza de con#encerse a s! mismo / a todos los ue uisieran escucharlo de ue todo esta&a &ien. *a negaci(n es una de las armas psicol(gicas de defensa m.s importantes contra el temor / la ansiedad /, todos nosotros, la utilizamos en un momento u otro. *a negaci(n del intento suicida por parte su/a o de los dem.s, sin ha&er sido e,aminado / analizado, no le a/uda ni a usted ni a ellos. =s como si alguien di0era, ;"sted realmente no trat( de suicidarse. 8Por ué no acordamos ol#idar el incidente:; =sa conspiraci(n de silencio, en mi e,periencia, no le hace &ien a nadie /, en todo caso, solo aumenta la pro&a&ilidad de ue las razones por las ue usted trat( de terminar con su #ida sigan siendo un misterioDe,cepto para usted. B si usted se de0a lle#ar por uienes esperan ;ol#idar; todo el incidente, se uedar. solo con los mismos pro&lemas de antes /, por tanto, las mismas ideas acerca de c(mo corregirlos. De modo ue si ha/ un momento para romper esa conspiraci(n de silencio, este es el momento de hacerlo. B si desea hacerlo, salga de su familia o de su c!rculo de amigos / &us ue a alguien ue sea capaz de comprender lo ue usted ha intentado hacer para ue, con a/uda o&0eti#a, pueda encontrar una me0or soluci(n ue la del suicidio. +lgunas de las personas ue le rodean manifestar.n su temor eno0.ndose con usted / culp.ndolo por lo ue ha intentado hacer. Tal #ez digan algo as! como, ;J$ira lo ue me has hechoK; E, ;J8%(mo pudiste ser tan necio:K; Tal #ez esa sea la reacci(n ue usted espera&a. Tal #ez usted esta&a eno0ado con esas personas / su intento suicida fue una forma de hacerles sa&er lo eno0ado ue usted esta&a. Tal #ez usted se propuso demostrar ue uien se eno0( con usted lo hizo por ue realmente no lo uer!a /, ahora ue ha intentado suicidarse, usted tiene prue&as de ello. 9o lo sé. Pero lo ue s! 104

sé es ue lo ue usted intent( demostrar /a lo demostr(, entonces espero ue una prue&a de su amor sea suficiente / ue usted, en el futuro, no #uel#a a sentir la necesidad de #ol#er a poner a esas personas a prue&a. =l me0or resultado *o ue espero ue ha/a ocurrido Ho ue ocurraI con usted si ha intentado suicidarse, es ue se produzca alg1n cam&io en su #ida, alg1n cam&io positi#o. *as razones por las ue las personas intentan suicidarse son muchas, pero creo ue todos los ue lo hemos intentado tenemos la esperanza de ue morir o amenazar con hacerlo puede cam&iar las cosas. =speran poner fin a su sufrimiento, a su dolor, a su soledad, o detener el flu0o constante de pérdidas en sus #idas. Para ellas su intento suicida ten!a un moti#o /, al menos en sus mentes, un &uen moti#o. +s! ue si usted ha intentado suicidarse espero ue, por su &ien, a partir de ahora comiencen a suceder cosas &uenas. =spero ue ahora ue usted ha so&re#i#ido la crisis, se dé cuenta de ue es hora de &uscar nue#os comienzos, nue#as posi&ilidades, nue#as oportunidades / nue#as relaciones. La&er atentado contra su #ida no tiene necesaria / autom.ticamente ue, por esa terri&le fuerza de la profec!a de autorrealizaci(n, conducir a un nue#o intento. $.s &ien, espero ue su intento suicida sea una oportunidad para un nue#o comienzo, un renacer, si le parece. Terr/, un &uen amigo m!o ue intent( suicidarse cuando era mu/ 0o#en, cuando supo ue /o esta&a escri&iendo este li&ro me di0o, ;Paul, /o no comencé a #i#ir hasta después de ha&er intentado morir.; Bo no pretendo ue todo el ue ha intentado suicidarse dé un &rinco / salga corriendo a cam&iar toda su #ida en un a&rir / cerrar de o0os. Pocos pueden hacer eso. Pero con a/uda, tiempo / la comprensi(n de ue la #ida puede ser me0or de lo ue ha sido hasta ahora, no tengo dudas de ue usted podr. encontrar al menos un poco de eso ue &usca. Ba sea amor, é,ito, felicidadG al menos esto/ seguro de una realidad: de estas cosas solo pueden disfrutar los #i#os.

105

Capítulo 1%... ¿7 si no lo consi ue" Tu#e un largo de&ate conmigo mismo so&re si escri&ir este cap!tulo o no hacerlo. Por un lado, lo ue tengo ue decirle a u! es desagrada&le /, algunas personas podr!an argXir, innecesario. Por otro lado, le promet! un li&ro honesto. %omo la ma/or!a de las personas ue intentan suicidarse no lo consiguen, me parec!a ue estar!a haciéndole trampa si no compartiera con usted lo ue sé acerca de lo ue sucede cuando uno trata de suicidarse / no lo consigue. =ntonces, cumpliré mi promesa. *a primera #ez ue me di cuenta ue el suicidio no era una cosa segura / tampoco una forma inteligente / f.cil de resol#er nuestros pro&lemas, fue mientras entre#ista&a a un hom&re ue ha&!a sido ingresado en una sala psi ui.trica. *e llamaremos %arlos. %arlos ha&!a estado deprimido durante muchos meses. =ra un hom&re de mediana edad, ha&!a estado sin tra&a0o durante casi todo un año / sus &onos de desempleado /a ha&!an cesado. Ten!a una familia ue alimentar /, desesperado como esta&a, no encontra&a ninguna soluci(n a su crisis. Desde su punto de #ista, le ueda&a una sola alternati#a: el suicidio. Pl ha&!a re#isado su p(liza de seguro de #ida, / encontr( ue no ha&!a ninguna restricci(n para el pago de sus &eneficios por muerte, si él mor!a por sus propias manos. Después de su muerte, su familia reci&ir!a #arios miles de d(lares, d(lares ue él pensa&a alcanzar!an para mantener a su familia en su ausencia. +l d!a siguiente de su ingreso en el hospital, %arlos se le#ant( temprano / fue para el &año con su cuchillo de cazaDun cuchillo con una ho0a larga / afilada. Se uit( la camisa. Puso la punta del cuchillo entre dos costillas, 0usto encima del lugar en ue él pensa&a ue esta&a su coraz(n /, con am&as manos, empu0( el cuchillo hacia adentro tan fuerte como pudo. Pero %arlos fall(. Por fracciones de pulgada no logr( atra#esarse el coraz(n. ;=l dolor era terri&le,F di0o. La&!a sangre por todas partes. Se arruin( la alfom&ra.; Bo era un psic(logo mu/ 0o#en cuando conoc! a %arlos /, francamente, su historia me conmo#i(. Sent! temor al imaginar ue un hom&re pudiera estar tan deprimido / desesperado, 106

como para apuñalarse en el pecho por unos miles de d(lares. Lasta ese momento /o, tal #ez como usted, siempre ha&!a pensado ue el suicido era un acto limpio / ordenado en el ue, después ue la persona ha muerto, usted la #e reposando en su ata1d como cual uier otra personaDcon todos los signos de trauma #isi&les en el cuerpo, cuidadosamente disimulados a la #ista de familiares / amigos, gracias a la pericia del funerario. Pero a u! ten!amos a un hom&re con todo el pecho #endado, ha&lando tran uilamente de c(mo hu&iera uerido sa&er &ien d(nde esta&a situado su coraz(n para ha&er podido cortarlo en dos / morir. ;De&! ha&erme dado un tiro,F di0o %arlos, ;pero necesita&a dinero / tu#e ue #ender mis armas hace unos meses atr.s.; *a esposa de %arlos ha&!a encontrado a su esposo en el &año en una piscina de sangre /, con la a/uda de sus hi0os, ha&!a logrado lle#arlo al cuerpo de guardia donde los ciru0anos le sacaron el cuchillo, lo suturaron, / lo en#iaron de #uelta a la sala de psi uiatr!a. +hora esta&a #i#o, pero no fuera de peligro. B no fue hasta #arios meses m.s tarde, / gracias a la a/uda de un plan de reha&ilitaci(n #ocacional ue lo entrenara para una nue#a profesi(n, ue %arlos pudo regresar a su casa / a su familia. *os seres humanos son dif!ciles de matar *a ma/or!a de las personas ue piensan en el suicidio, no se dan cuenta de lo dif!cil ue es matar a un ser humano. )ealmente estamos hechos de un material mu/ fuerte /, aun ue uno #e en la tele#isi(n / en las pel!culas ue las personas se mueren f.cilmente, en la #ida real no es as!. Pro&a&lemente, producto de esas #ersiones de ficci(n con respecto a la muerte / a nuestro deseo de creer ue la muerte es algo sencillo, no comprendemos ue el acto de morir puede ser dif!cil / doloroso. %arlos tu#o ue pagar un alto precio para sa&erlo / lo mismo les ha sucedido a muchas personas ue han intentado matarse. %iertamente, e,isten métodos de pro#ocarse la muerte ue son m.s efecti#os ue otros. Pero hasta los métodos m.s letales pueden fallar. -magine lo ue le sucedi( a las siguientes personas, cu/as identidades se han cam&iado para protegerlas en la #ida real: Tom.s, un adolescente, se apunt( a la ca&eza con una pistola .55 / apret( el gatillo. *a &ala le entr( por su sien, le atra#es( el cere&ro, re&ot( dentro del cr.neo / se alo0( en su mand!&ula. 9o 107

muri(. +hora #i#e con un daño cere&ral se#ero e irre#ersi&le ue no le permite estudiar ni tra&a0ar. $ar!a se arro0( al r!o desde un puente alto. $uchas personas han muerto a causa de un salto como este. Pero $ar!a no. =n su caso, entr( al agua en un .ngulo incorrecto / se rompi( la columna. *a rescataron antes de ue se ahogara. $ar!a #i#e en una silla de ruedas. Qorge se dispar( en el est(mago con una pistola de gran cali&re. Se destru/( un riñ(n. +fortunadamente ten!a dos. Br/an fue arrestado por traficar drogas / temeroso de la reacci(n de sus padres, intent( ahorcarse en la prisi(n. Solo logr( estrangularse / uedar inconsciente. *a falta de o,!geno le pro#oc( daño cere&ral permanente. Qanice se cort( las muñecas. "na de las heridas result( ser profunda / le afect( un tend(n. Qanice toca&a piano. +1n lo toca, pero no tan &ien como antes. Podr!a continuar, pero creo ue he logrado e0emplificar lo ue uer!a. Si usted pensara en los intentos suicidas como lo hacemos nosotros los terapeutas, sa&r!a ue e,isten intentos serios, intentos de primer grado, de segundo grado / de tercer grado. *os intentos suicidas de primer grado son actos planificados, deli&erados / premeditados ue utilizan los medios m.s letales. *os intentos de segundo grado son m.s impulsi#os, no planificados, ni premeditados. *os intentos de tercer grado son a uellos en los ue la persona, deli&eradamente, se pone en una situaci(n peligrosa ue le puede causar la muerte, aun ue su intenci(n no es tan clara. Pero todos los intentos, incluso mu/ serios, los de primer grado, no garantizan los resultados esperados. =s posi&le ue a usted no le interesen estas diferencias. E tal #ez usted no ha pensado en todas las posi&ilidades. Pero si est. pensando suicidarse, por fa#or, sea consciente al menos de otro resultado potencial: !Usted podr"a no morir# *a regla general es ue entre m.s letal es el método utilizado, ma/or daño sufrir. el organismo / ma/or la pro&a&ilidad de terminar desfigurado o discapacitado si su intento falla. 108

Parecer. crudo / dif!cil, sin em&argo, es cierto. *as so&redosis de pastillas pueden causar un fallo respiratorio / un coma del cual usted tal #ez nunca m.s se recupere. "n cho ue en un autom(#il a alta #elocidad puede de0arlo in#.lido para toda la #ida. %ortarse las muñecas no solo puede de0ar cicatrices, sino ue tam&ién puede causarle daño permanente a los tendones / m1sculos ue controlan sus manos. %omo &ien sa&en Tom.s / las otras personas, incluso un disparo a la ca&eza con una pistola no garantiza la muerte. Por cruel ue parezca, he escuchado a médicos / enfermeras e,presar, acerca de alguien ue aca&an de sal#ar de la muerte / ue sa&en ue uedar. desfigurado o discapacitado permanentemente, ;Tal #ez hu&iera estado me0or muerto.; B por fa#or, recuerde ue de&ido a los modernos métodos / tecnolog!as ue se utilizan para sal#ar #idas, los médicos cada d!a sal#an m.s / m.s personas ue, hace solo unos años, ha&r!an muerto como resultado de los daños auto infligidos. %omo sa&en algunas personas ue han cometido intentos suicidas, un intento fallido puede con#ertirse en una maldici(n do&le. 9o solo han fallado en el intento de hacer lo ue desea&an, sino ue, en algunos casos, no podr.n #ol#er a disponer de los medios, la li&ertad, o la capacidad f!sica para concluir la tarea. Pueden #erse confinadas a una cama, en un hogar para personas discapacitadas, incapaces de cuidar de s! mismas / prisioneras de sus propios actos. B cuando el e uipo médico sa&e ue usted ha hecho un intento suicida, tomar.n todas las precauciones posi&les para ue usted no #uel#a a repetirlo. 9o le permitir.n ue tenga consigo nada cortanteDni cuchillos para cortar la carne, ni na#a0as para afeitarse. =s posi&le ue no le de0en ni tener un cinto para su0etarse los pantalones. 9o le permitir.n ir al &año solo. *o pondr.n &a0o lo ue se conoce como 7#igilancia u o&ser#aci(n suicidaF / tendr. mu/ poca o ninguna pri#acidad. =n una pala&ra, nadie confiar. en usted por temor a ue intente suicidarse otra #ez. +1n cuando las consecuencias de un intento suicida fallido no sean tan desastrosas como una discapacidad permanente, la confinaci(n a un hogar para discapacitados, o un hospital psi ui.trico, e,isten otras consecuencias desagrada&les. +na era una muchacha de uince años de edad cuando se cort( las muñecas por primera #ez. =lla me a/ud( a #er otro pro&lema en el ue /o no ha&!a pensado antes de conocerla. ;Bo tengo ue usar &lusas de manga larga todo el tiempo,F di0o ella. ;-ncluso en el #erano. %uando a uellos 109

pulsos grandes / toscos esta&an de moda, a #eces no me pon!a mangas largas. *os pulsos me cu&r!an las cicatrices, siempre ue no me miraran mu/ de cerca. Bo nunca #o/ a nadar en una piscina o a &añarme en la pla/a por ue uno no puede ocultar estas cicatrices cuando est. en &iWini,F +na me cont( ue cuando las personas nota&an las cicatrices en sus muñecas, a #eces le pregunta&an inocentemente, ;8Qué te pas( en las muñecas:; *uego, al darse cuenta de c(mo es ue uno generalmente se hace esas cicatrices, sol!an disculparse. ;=sto es mu/ em&arazoso,F di0o +na. ;"no se siente o&ligado a in#entar alguna historiaDde lo contrario pensar!an lo peor.F Sé ue lo ue he dicho a u! podr!a parecer una suerte de t.ctica para amedrentarlo, ue esto/ tratando de atemorizarlo para ue de0e de pensar en el suicidio como una soluci(n. B, de cierta forma, creo ue es as!. Pero como he conocido a tantas personas ue han intentado suicidarse / han fallado, pensé ue de&!a compartir con usted las cosas ue he #isto, escuchado / aprendido de otras personas. Sé ue no &asta con ad#ertir a las personas ue desean suicidarse de ue, si lo intentan, pueden fallar / luego pueden aparecer algunas consecuencias impre#istas terri&les. Pero como sé ue cuando uno est. en un lugar horri&le / solitario, en medio de una terri&le crisis entre la decisi(n de #i#ir o morir, uno puede llegar al autoNcon#encimiento de ue la soluci(n ue encontramos ser. n!tida, limpia, organizada / definiti#a. =sto es parte de la l(gica del suicidio: ue la muerte ser. r.pida / f.cil. Pero #o/ a citar la *e/ de $urph/, ;Si algo puede salir mal, saldr. mal.; B pienso ue la *e/ de $urph/ se cumple para los intentos suicidas, como se cumple para todo lo dem.s. Etras consecuencias +dem.s del posi&le daño a su cuerpo, si usted no muere en el intento, e,isten muchas otras complicaciones. *a ma/or!a de ellas est.n relacionadas con la forma en ue las personas puedan reaccionar a su intento, c(mo usted se #a a sentir / #a a pensar de usted mismo / de c(mo su #ida puede cam&iar como resultado de no ha&er muerto. Le tratado de escri&ir acerca de algunas de esas consecuencias en otro cap!tulo de este li&ro. 110

Pero a u!, por el momento, solo uiero recordarle ue, un intento suicida es como tirar una piedra en un estan ue de aguas tran uilasDel impacto de la piedra esparce ondas ue lo afectan a usted / a todas las personas ue conoce. B ese efecto es muchas #eces desconocido, un efecto ue ni /o ni nadie puede predecir.

Por 1ltimo, espero ue lo ue he dicho a u!, realmente cree un poco de incertidum&re en su forma de #er el suicidio. Tal #ez pueda con#encerlo de ue, hasta los planes me0or conce&idos pueden salir mal, / ue usted puede terminar en condiciones peores de lo ue es capaz de imaginar. =ntonces, pro&a&lemente lo piense dos #eces antes de tomar la decisi(n de suicidarse. +lgo ue /o sé mu/ &ien es ue si usted es capaz de soportar / sortear los tiempos dif!ciles por los ue atra#iesa, comprender., m.s temprano ue tarde, ue usted es m.s fuerte de lo ue piensa. Dentro de unos años mirar. atr.s a esta crisis como esoDuna crisis como muchas otras ue usted ha so&re#i#ido / so&re#i#ir.. 9o ha/, en mi opini(n, nada rom.ntico, misterioso ni en#idia&le en morir mediante el suicidio. B no conseguir morir en un intento suicida es una iron!a triste / tr.gica. Si los diarios pu&licaran todas las historias de lo ue le sucede a las personas como Tom.s, %arlos, +na / otros miles, cu/os planes suicidas han fallado / han terminado lisiados, desfigurados o discapacitados, nos har!an pensarlo, no dos, sino tres #eces antes de intentar el suicidio. %omo me di0o +na, ;D!gales ue no lo intenten. =s una estupidez.F

111

Capítulo 1)... ,as personas que a.andona =s posi&le ue a usted no le guste lo ue tengo ue decir en este cap!tulo. B esto tal #ez lo haga sentirse un poco culpa&le por los pensamientos ue ha tenido so&re c(mo terminar con su #ida. Pero eso no es un pro&lema para m!. Desde el comienzo le promet! un li&ro honesto. +s! ue, aun ue a usted no le guste lo ue est. a punto de leer, he decidido ue no tiene caso llegar tan le0os / no llegar hasta el final. B llegar al final inclu/e las respuestas a las preguntas 78B si...:F %omo en ;8B si /o me suicido:; +lgunas personas podr!an argumentar ue ha&lar de las personas ue uno a&andona si se suicida, puede in#ocar m.s culpa en uno ue lo ue uno es capaz de tolerar. Bo no creo ue eso sea cierto. *o ue s! creo es ue si usted intenta suicidarse, entonces de&e sa&er, / mu/ &ien, cu.les son todas las consecuencias de tal acto, inclu/endo las consecuencias para los dem.s, si usted lo consigue. 8Quiénes son los dem.s: =llos son sus padres, sus hermanos / hermanas, primos, t!as / t!os, amigos / seres ueridos, los compañeros de escuela, los compañeros de tra&a0oDliteralmente todas las personas ue le conocen. Ba ue ninguna otra pala&ra los descri&e tan &ien, los profesionales en mi campo le llaman a estas personas las #!ctimas. *os so&re#i#ientes del suicidio son #!ctimas por ue, de una forma u otra, sufrir.n por usted ha&erse suicidado. +lgunos de ellos necesitar.n amor / comprensi(n para recuperarse de la tragedia de su muerte. =ntre m.s cercanas a usted sean, m.s sufrir.n. B nadie #a a sufrir m.s ue su familia. Bo he ha&lado con muchas personas suicidas ue se mienten a s! mismas. Se mienten a s! mismas por ue lo necesitan, por ue es la 1nica forma ue tienen de 0ustificar su suicidio, sa&iendo, como tal #ez lo sa&en todas las personas suicidas, ue cuando intentan herirse a s! mismas, tam&ién hieren a los dem.s. + continuaci(n un e0emplo de c(mo una 0o#en se minti( a s! misma. ;$e #eo tendida en un ata1d. Tengo puesto un #estido azul / mis manos est.n cruzadas so&re mi pecho. Ceo a mis padres / a mis amigos parados a m! alrededor. =st.n llorando.; ;8Qué dicen:,; le pregunté. ;=st.n diciendo ue me #eo mu/ &ella, ue parezco mu/ tran uila. $i 112

hermana est. diciendo, RSé ue )enee est. feliz ahora.; ;8Qué m.s est.n diciendo ellos, )enee:; ;Que me #an a e,trañar.; ;8=st.n diciendo ue hu&ieran uerido ue no te hu&ieras suicidado:; ;9o.; ;8+lguno de ellos est. eno0ado:; ;9o.F =n ese momento interrump! lo ue llamamos una fantas!a guiada e hice regresar a )enee al mundo real. *a hice regresar para decirle c(mo ser!a realmente la escena de su funeral. S!, sus padres, sus hermanas / amigos estar!an llorando / diciendo esas cosas atentas so&re lo sosegada ue parec!a, ue esta&a tran uila en la muerte, tan 0o#en / &ella /, s!, 8no era una l.stima ue ella hu&iera muerto antes de ue su #ida realmente comenzara: Pero a pesar de todas estas e,presiones de amor / afecto e,presadas cuidadosamente, est. sucediendo algo m.s en las ca&ezas / las mentes de sus #!ctimas. =sas personas est.n conmo#idas. 9o pueden creer lo ue ha sucedido. =st.n adormecidas / adoloridas. =s como si estu#ieran atrapadas en una pesadilla / cuando despierten, la pesadilla continuar. intermina&lemente. =n medio de la confusi(n / el aturdimiento, se preguntan si alguna #ez podr.n recuperarse de su muerte, o si las cosas #ol#er.n a ser normales otra #ez. =st.n tristes. %uando la conmoci(n / el adormecimiento desaparecen, los so&re#i#ientes de un suicidio se sumen en un per!odo de una enorme / permanente tristeza. Despre#enidas como est.n, el dolor puede ser casi f!sico / aun ue ha/a un &uen d!a ocasional o un momento de luz, la tristeza las in#ade una / otra #ez. =st.n eno0adas. +un ue uisieran no estarlo, no pueden e#itar sentir eno0o hacia usted. "sted les ha uitado algo preciado / no ha/ forma de recuperarlo. =st.n eno0adas con usted por defraudarlas, por rechazarlas, por no ha&erles dado la oportunidad de a/udarle a curarse de lo ue lo esta&a atormentando. Si esta&an en un error, entonces con su muerte, usted ha anulado cual uier oportunidad para ue ellas rectificaran. +hora no pueden disculparse. +hora no pueden aprender a escuchar. %on su suicidio, las ha despo0ado de cual uier oportunidad para comprenderlo o amarlo. B de esa forma, esas personas sienten un eno0o terri&le con ustedDun eno0o ue desaparecer. con el tiempo, pero ue estar. all!, en sus mentes, durante el resto de sus #idas. B producto de su eno0o, sentir.n culpa. Sa&en ue no es correcto ue estén eno0adas con usted, pero sentir.n ese eno0o de todas formas. B al hacerlo, se sentir.n culpa&les por estar eno0adas con usted. 113

=sta es una culpa ue no pasa. =s una culpa ue las persigue, no durante una semana o un mes, sino por el resto de sus #idas. Se preguntar.n ué hicieron mal, pero tam&ién se preguntar.n por ué usted decidi( herirlas como lo hizo. Pueden llegar a odiar a Dios tam&ién. B tam&ién sentir.n culpa por eso. Sus #idas nunca #ol#er.n a ser como antes. %uando usted se ha/a suicidado, ser. como si hu&iera uitado todas sus fotograf!as felices del .l&um familiar / en su lugar, hu&iera escrito la pala&ra S"-%-D-E con letras &lancas so&re su cara. 9ada, pero nada #ol#er. a ser igual para ellas. =ntre las cosas ue pueden sucederle a las personas ue usted a&andona est.n las siguientes. Pueden con#ertirse en suicidas. Por la necesidad de escapar del dolor ue est.n sintiendo, llegan a preguntarse si el suicidio ser!a una &uena soluci(n para ellas tam&ién. +lgunos so&re#i#ientes incluso piensan en suicidarse para reunirse con la persona ue se ha suicidado. Pueden sentir ue se est.n #ol#iendo locas o est.n perdiendo el control. Su mundo repentina e ine,plica&lemente se ha #irado al re#és / se ha hecho añicos /, como ocurri( con Lumpt/ Dumpt/, nadie ni nada es capaz de armar otra #ez a Lumpt/ Dumpt/. Producto de la pena ue sienten, no son capaces de ha&lar con nadie para desahogar su dolor. Pueden comenzar a usar drogas / alcohol. Pueden caer en una depresi(n larga / peligrosa para sus #idas. %omo m!nimo sentir.n culpa, eno0o / confusi(n. Tratar.n de recordar c(mo era usted cuando esta&a feliz / tratar.n de sal#ar los recuerdos de su #ida ue puedan. Pero siempre ha&r. un final triste e insoporta&le. "n final ue no podr.n &orrar con nada ue hagan. Si usted es padre o madre, les ha&r. de0ado algo mu/ parecido a una maldici(n a sus hi0os. *a maldici(n reza: ;$e he suicidado. Tal #ez uieras hacer lo mismo alg1n d!a. Por mi acto, tienes mi permiso.; Si usted es hi0o, les ha&r. ro&ado algo a sus padres, algo ue nunca podr.n sustituir. "sted les ha&r. ro&ado el futuro ue soñaron para usted, la satisfacci(n ue les ha&r!a producido #erlo con#ertirse en adulto / tener é,ito en lo ue tal #ez ellos fallaron. "n padre manifest( acerca del suicidio de su 1nico hi0o, ;Pl me ha ro&ado a mis nietos. *e ha puesto fin a nuestro apellido.F

114

Si usted es esposo, ha&r. dicho acerca de su matrimonio, "$lla me ha hecho fracasarK; E, si usted es esposa, su suicidio dir!a, ;J$iren como él me trata&aK JTu#e ue suicidarmeK; De cual uier forma, la persona ue usted am( una #ez 0am.s podr. perdonarlo por la forma en ue usted ha denunciado su relaci(n p1&licamente. Tal #ez lo ue usted desea es causarle dolor. 9o lo sé. Pero si de eso se trata, sacrificar su #ida para solo #engarse por eno0o es pagar un alto precio. Si usted es hermano o hermana, usted ha&r. dicho ue, aun ue parecieran mu/ unidos, no eran suficientemente unidos. B les ha&r. legado el e0emplo. "n amigo m!o me di0o so&re un hermano su/o ue intent( suicidarse, ;Bo esta&a tan eno0ado con él, ue lo amenacé con matarlo /o mismo si alguna #ez #ol#!a a intentar algo como eso.; La/ otra cosa ue e,perimentar.n sus so&re#i#ientes: pérdida s1&ita, dolor s1&ito / pesar s1&ito. =,iste una diferencia entre la muerte natural / la muerte no natural. *a primera podemos soportarla / aprendemos a #i#ir con ella por ue, a medida ue tomamos conciencia de la muerte a tra#és de la muerte natural de alguien a uien conocemos / amamos, llegamos a aceptar nuestras propias muertes / esperamos enfrentarlas con honor / dignidad. Pero con la muerte no natural, con la muerte s1&ita, con el suicidio, no ha/ tiempo para prepararse para la pérdida. 9os toma despre#enidos. B nos uedamos con muchas preguntas, preguntas ue nadie nos puede responder. Después de ocurrido el hecho, nos preguntamos una / otra #ez. ;8B si...:; preguntamos. ;8Si solo...:; pensamos. ;89o pudimos tener tan solo una hora m.s o un d!a m.s para disuadirte:; ;89o ha/ algo ue pudo decirse o hacerse ue hu&iera hecho innecesario todo este dolor / esta agon!a:; 9os preguntamos. 9os preguntamos... =n una pala&ra, ninguno de nosotros est. preparado para la muerte s1&ita / no natural. *os accidentes ue matan personas son tragedias. *os suicidios, en comparaci(n son tragedias do&lesDpor ue dentro de las muertes s1&itas, son los ue podr!an e#itarse. +un ue usted ha/a, en alguna medida, comprendido lo ue he escrito a u!, en mi opini(n no ha/ forma de preparar completamente a las personas ue lo aman para su suicidio. "sted puede intentarlo, pero fallar.. *as notas, e,plicaciones o ad#ertencias m.s detalladas no pueden ali#iar 115

el dolor de las personas ue a&andona. =star!a engañ.ndose si pensara de otra manera. *a historia de =lena "na madre con la ue tra&a0é, ha&!a decidido suicidarse el d!a de noche&uena. La&!a estado frustrada / eno0ada con su esposo / la familia e, incluso en los me0ores d!as, su #ida era apenas tolera&le. =lla esta&a deprimida / sola / sent!a ue nadie uerr!a o podr!a escucharla. Desesperanzada por no ser comprendida, su plan era esperar hasta ue todo el mundo se hu&iera acostado, tomar una so&redosis / acostarse cerca de los regalos de&a0o del .r&ol de na#idad, donde seg1n imagina&a , su familia la encontrar!a por la mañana. Bo he escuchado muchos planes suicidas pero este, francamente, me eno0( / as! se lo di0e a =lena. ;8Por ué est. usted eno0ado:; pregunt(. ;Bo so/ uien #a a hacerlo.; ;8Qué le est.s diciendo a tu familia:; pregunté. ;Que los amo,F respondi(. ;8*os amas:; ;Bueno, cuando /o esté muerta / /a no esté en su camino, podr.n lle#arse mucho me0or. 9o tendr.n ue soportar m.s mis regaños. 9o se preocupe.F di0o =lena, ;ellos se recuperar.n.; ;*o dudo,F le di0e. ;+ mi me parece ue les estar.s diciendo, 7J$iren lo ue me han hechoK $e he suicidadoKF B se lo est.s diciendo de una forma ue 0am.s podr.n ol#idarlo.F ;8De ué forma:,; pregunt( =lena. ;9unca m.s tendr.n otra noche&uena ue no sea arruinada por tu suicidio. 9o ha&r. alegr!a en esos d!as festi#os / si la ha/, ser. dentro de un largo tiempo. Tal #ez dentro de un par de generaciones puedan ol#idar c(mo moriste.; Producto de su eno0o, =lena ha&!a elegido lo ue era tradicionalmente el d!a m.s feliz del año para su familia para suicidarse. B solo después de ha&er ha&lado larga / honestamente acerca de lo ue esto podr!a significar para su esposo / sus hi0os, fue ue ella pudo #er / aceptar ue su eno0o con ellos / con ella misma era real, poderoso / destructi#o. *e di0e ue d.ndoles ese e0emplo, esta&a poniendo una pistola cargada en las manos de sus hi0os, una pistola ue un d!a podr!an apuntar a s! mismos. =sto atemoriz( a =lena. ;9o pensé...,F di0o ella. ;9o pensé en eso de esa forma.; Pero a medida ue =lena comenz( a comprender completamente, cu.les ser!an las consecuencias de su suicidio para uienes ella dec!a ue ama&a / lo ue sufrir!an sus #!ctimas, / durante cuanto tiempo sufrir!an, comenz( a comprender la profundidad de su eno0o. =ntonces, con a/uda, empez( a hacer algo positi#o al respecto. B a medida ue #io ue las cosas 116

comenza&an a cam&iar, =lena desisti( de su plan suicida. %on el tiempo su #ida comenz( a enderezarse. =lena, como muchos otros, en el fondo era una persona decente / amorosa. Pero como muchos otros ue est.n atrapados en la l(gica del suicidio, no pod!a #er todas las partes, todos los finales posi&les, todas las consecuencias. %iega por el eno0o / el dolor, no pod!a pre#er todo lo ue podr!a suceder si ella lle#a&a a ca&o su plan. B cuando comenz( a #er el #erdadero daño ue podr!a ocasionar, se dio cuenta de ue no se esta&a suicidando ella sola, sino ue tam&ién esta&a aca&ando con las #idas de las personas ue ama&a. Si, por casualidad, usted est. pensando como =lena /, por las mismas razones, usted #a a suicidarse para #engarse de alguien o para demostrar ue le han fallado de alguna manera, entonces piense en lo ue =lena me di0o. ;$e parece ue uer!a herirlos. Quer!a ue ellos supieran cu.nto me esta&an hiriendo. %reo ue pensé ue a&andon.ndolos les estar!a demostrando ue /o pod!a herirlos m.s de lo ue ellos pod!an herirme a m!. 9unca #i mi suicidio como ego!smo. +hora sé ue lo es.; 9o sé sus razones para uerer suicidarse. =s posi&le ue para usted tengan sentido ahora. -ncluso podr!an tener sentido para m! si usted me las e,plicara. Pero independientemente de lo &uenas, cre!&les o razona&les ue puedan ser sus razones, espero ue comprenda ue el suicidio no es una cosa 1nica / silenciosa ue usted hace solamente con usted. $.s &ien, es como tirar de la espoleta de una granada de mano mientras est. rodeado por todas las personas ue le conocen. S!, es posi&le ue usted no le caiga &ien a algunas de esas personas, tal #ez algunas hasta lo odien, pero a algunas de ellas s! les cae &ien / lo aman. =s cierto, usted puede lograr suicidarse cuando tire de la espoleta, pero seguramente ue cuando la granada e,plote, los fragmentos alcanzar.n a todos los ue est.n a su alrededor / ser.n #!ctimas tam&ién. C!ctimas inocentes. Pensé ue de&!a sa&erlo, por su &ien / el de esas personas.

117

Capítulo 1+... El tiempo cura Si usted /a ha le!do todo o casi todo este li&ro, seguramente /a se ha dado cuenta de ue mi ma/or prop(sito al escri&irlo est. encaminado a un fin mu/ sencilloDa hacer ue usted se detenga, a ue piense las cosas detenidamente / a ue se dé tiempo para ue pueda reconsiderar la decisi(n de suicidarse. + pesar de las limitaciones de nuestra relaci(n, espero ha&er logrado todo eso. Si lo he logrado, entonces sé ue e,iste al menos la posi&ilidad de ue en el tiempo ue ha pasado desde ue usted seleccion( este li&ro, su situaci(n tal #ez ha/a comenzado a cam&iar. =spero ue el cam&io ha/a sido para me0orar. =n el pr(,imo cap!tulo, ha&laré con usted so&re c(mo / ad(nde usted puede dirigirse para o&tener a/uda profesional si sus pro&lemas persisten, pero por el momento, uiero ha&larle del tiempo. + este cap!tulo lo titulé ;=l tiempo cura; por ue el tiempo s" cura. *as in#estigaciones realizadas en personas ue se encuentran en espera de conse0er!a o ser#icios de salud mental han demostrado una / otra #ez ue, hasta donde podemos decir, el mero paso del tiempo produce una me0or!a de los s!ntomas. )epetidamente, si la persona ha estado esperando durante una o #arias semanas para #er a un conse0ero, los moti#os por los ue esta&a pertur&ada / por los ue solicit( la consulta, ha&r.n desaparecido / la persona /a no estar. interesada en la a/uda profesional. + este fen(meno le llamamos recuperaci(n espont.nea. *a recuperaci(n espont.nea no nos a/uda a e,plicar ué le sucedi( a la persona pertur&ada ni por ué se est. sintiendo me0or. Pudo ha&er ha&lado de sus pro&lemas con un amigo, pudo ha&er encontrado un empleo, pudo ha&er encontrado un nue#o amor, pudo ha&er de0ado de usar drogas por s! misma, o pudo ha&er ha&lado con su pastor o sacerdote / ha&er encontrado ali#io. 'rancamente, no sa&emos realmente por ué las personas me0oran sin la a/uda profesional ue &usca&an. Pero gracias a Dios ue as! sea. *o ue s! sa&emos es ue, seg1n pasa el tiempo, muchas personas pertur&adas comienzan a sentirse me0or / los s!ntomas ue ten!an comienzan a desaparecer. Pudiera ser algo ue las personas hacen por s! mismas o tal #ez ue sus circunstancias me0oran / con ello termina la 118

crisis. Tal #ez #alga la pena tener dos cosas en mente. *as crisis, inclu/endo las crisis suicidas, son limitadas en el tiempo. Por su propia naturaleza, una crisis no puede continuar / continuar / continuar. +lgo tiene ue ceder. B, siempre / cuando usted no se suicide, algo en alg1n momento #a a ceder. %on el solo paso del tiempo las cosas pueden empeorar, pero con el mismo paso del tiempo, las cosas pueden me0orar. + no ser ue usted pueda predecir su futuro perfectamente, me parece ue usted no puede sa&er con certeza ue, en realidad, las cosas #an a empeorar. "sted puede pensar ue las cosas siempre #an a empeorar, pero eso es solo un pensamiento, / tal #ez uno de esos pensamientos no tan racionales ue suelen acompañar a la l(gica del pensamiento suicida. Personas normales, pro&lemas normales *a segunda cosa en la ue tal #ez usted uiera pensar, es en ue las razones ue la ma/or!a de las personas esgrimen para uerer suicidarse, no son catastr(ficas. $u/ por el contrario. %uales uiera sean las razones por las ue usted ha estado pensando suicidarse, / sin importar cu.n asom&rosos e insoporta&les parezcan sus pro&lemas ahora, /o sé ue si usted pudiera #er esas mismas razones desde alg1n punto en su futuro Hdentro de unas semanas o unos mesesI a usted le parecer!anD/ espero ue as! seaDinsuficientes, tal #ez incluso risi&les. $uchas crisis me0oran. Ecurren miles de cam&ios en el curso de nuestras #idas. Pero de alguna manera, tarde o temprano, la crisis pasa, los pensamientos suicidas desaparecen /, como una tur&onada repentina en la superficie de un lago, el #iento cesa, las olas uedan uietas / se a&re un camino por donde momentos atr.s no e,ist!a ninguno. %reo firmemente ue usted pospondr. la decisi(n de terminar con su #ida / ue, en los pr(,imos d!as / semanas, encuentre cada #ez menos razones para optar por el suicidio. *o ue parece tan imposi&le e insoporta&le ho/, ser. en alg1n lugar / tiempo futuro tan solo un mal recuerdo. 8De ué otra forma, le pregunto, podr!an estar a1n #i#as todos los millones de personas ue alguna #ez han pensado suicidarse:

119

Capítulo 1-... En .usca de a5uda =l otro d!a escuché una historia familiar. Quan, un psic(logo amigo m!o, consulta en un hospital uni#ersitario. Pl descri&i( c(mo una 0o#en de la uni#ersidad se ha&!a cortado las muñecas superficialmente / luego ha&!a atra#esado el recinto uni#ersitario para llegar al cuerpo de guardia. %on la sangre corriéndole por am&as muñecas, le di0o a la enfermera de guardia, ;%reo ue necesito a/uda.; =lla reci&i( a/uda. Pero Quan / /o nos pregunt.&amos, 8por ué tendr!a ue cortarse las muñecas: 9o sé si leer un li&ro como este le sea de utilidad a usted a la larga, pero espero ue lo ue tengo ue decir en este cap!tulo lo moti#ar. a &uscar a/uda antes de tomar alg1n tipo de medida ue ponga en riesgo su #ida. %omo director de un centro de salud mental en la comunidad, puedo asegurarle ue a pesar de lo larga ue pueda ser la lista de espera, todo el ue nos llama / nos dice ue ha estado pensando suicidarse se atiende ese d!a o, a m.s tardar, en la mañana siguiente. B en su propia comunidad, esto de&e ser similar, en su cl!nica de crisis, centro de salud mental, u otra agencia dedicada a ofrecer a/uda de salud mental. *a pre#enci(n del suicidio es una de las razones fundamentales de nuestra e,istencia. Su renuencia Pro&a&lemente m.s all. de lo ue usted pueda imaginar, uienes tra&a0amos en el campo de la conse0er!a sa&emos cu.n dif!cil es para cual uier persona salir en &usca de a/uda. Lacerlo significa ue tenemos ue admitir algo ue es pr.cticamente inadmisi&le en nuestra cultura como estadounidenses, es decir, ue no hemos sido capaces de resol#er alg1n pro&lema por nosotros mismos. De&ido a la forma en ue somos educados / a c(mo se nos enseña a ser independientes / a curarnos nosotros mismos, pedir a/uda cuando enfrentamos una crisis en nuestras #idas puede ser algo mu/ dif!cil de hacer. Si pedir a/uda es dif!cil para las mu0eres, para los hom&res a #eces es imposi&le. )ecientemente esta&a con#ersando con un 0o#en ue ha&!a sido ingresado en un hospital para reci&ir tratamiento para su alcoholismo. $e pidieron ue lo #iera por ue ha&!a estado pensando suicidarse. Samuel, un talador de .r&oles de profesi(n, es un &uen e0emplo de c(mo se sienten algunos hom&res por tener ue pedir a/uda. 120

;8La intentado suicidarse alguna #ez:; pregunté. ; 9o realmente,F di0o Samuel. ;89o realmente:; ;Bueno, una #ez me arro0é con mi cami(n por un precipicio.F =ntonces se ri( con una de esas risitas ner#iosas. ;9o era un precipicio mu/ profundo.; 78+lg1n otro intento:; ;"na #ez me lancé a nadar en un r!o. %ompletamente &orracho. Pero no me ahogué.; ;8La&!a solicitado a/uda alguna #ez anteriormente:; le pregunté. ;8Bo: JDia&los, noK Bo no necesito ninguna a/uda.; B a u! esta&a Samuel, sentado en un hospital, adicto al alcohol, arrastrando su #ida. *a #ida de Samuel ha&!a estado ca/endo en picada durante casi diez años. =stando into,icado ha&!a pensado suicidarse #arias #eces / ha&!a 0ugado con su #ida en m.s de una ocasi(n. Pero nunca se le ha&!a ocurrido &uscar a/uda. E, si alguna #ez pens( ue podr!a necesitar a/uda, seguramente no se la i&a a pedir a nadieDeso no ser!a ;de hom&re.F "sted podr!a pensar ue el caso de Samuel es la e,cepci(n. Bo no. %reo ue es la reglaDespecialmente en los hom&res. *as mu0eres, cuando se trata de pedir a/uda, son mucho m.s inteligentes ue los hom&res. *a morale0a de la historia de Samuel es ue él, tal #ez como usted, no pod!a permitirse le#antar el teléfono / ha&lar con alguien acerca de lo ue él esta&a pensando, de c(mo se esta&a sintiendo / del desastre en ue se ha&!a con#ertido su #ida. E tal #ez, él pens( ue sus pro&lemas no eran tan serios. 9o lo sé. *o ue s! sé es ue solamente pensar en el suicidio es, en mi opini(n, un moti#o suficiente para pedir a/uda. 8Qué otra e,cusa necesita una persona: =n &usca de a/uda =n casi todas las comunidades, de cual uier tamaño, e,iste lo ue se denomina una l!nea de a/uda, l!nea caliente, l!nea de llamadas de emergencia, centro para la pre#enci(n del suicidio o centro de salud mental /, por lo general, sus n1meros se pu&lican en la primera p.gina de su directorio telef(nico local. =n la ma/or!a de las comunidades m.s pe ueñas, los n1meros de l!neas de crisis se encuentran en ciudades #ecinas. =sos n1meros aparecen en su directorio por una raz(n. =st.n ah! para usted. +lgunas de las me0ores personas de los =stados "nidos est.n al lado de esos teléfonos durante las #einticuatro horas del d!a. =stos e,celentes ciudadanos, por lo general son #oluntarios entrenados ue tra&a0an &a0o super#isi(n profesional, han dado el paso al frente para estar disponi&les para personas como usted: personas en crisis, personas con pro&lemas, 121

personas ue est.n pensando suicidarse. Bo conozco estos #oluntarios / los conozco mu/ &ien. %réame, ellos desean ue usted llame. Su 1nico prop(sito es entregar gratuitamente parte de su tiempo a su comunidad / a usted. =n caso de ue usted no lo sepa, todas las llamadas a esas l!neas de a/uda o de crisis son totalmente confidenciales. "sted ni si uiera tiene ue dar su nom&re. "sted puede, por #einticinco centa#os, literalmente llamar a una de esas l!neas / compartir lo ue le ha estado molestando, con alguien ue ha sido entrenado para escuchar / a/udarlo a conocer el tamaño / la forma de sus pro&lemas / ue puede, si usted lo necesita, remitirlo a alguien o a alg1n grupo ue puede ser lo ue usted m.s necesita. =so no uiere decir ue de #ez en cuando usted encuentre a alguien ue no le sea de tanta a/uda. Pero, si eso sucede, usted puede llamar en otro momento. *a idea es no hacer una e#aluaci(n final desfa#ora&le de una l!nea de crisis de&ido a la respuesta deficiente de un #oluntario. =n una pala&ra, contin1e insistiendo. *a a/uda profesional =n caso de ue usted deseara m.s informaci(n acerca de c(mo funciona la a/uda profesional de salud mental, en ué consiste la terapia, as! como alguna orientaci(n so&re c(mo acceder al tipo de a/uda ue usted necesita, he escrito otro li&ro acerca de este tema titulado $l libro de las personas atormentadas% &u"a de usuario al mundo de la Psicoterapia ' los Psicoterapeutas H(he (roubled People )oo*% + ,onsumer-s &uide to the .orld of Ps'chotherap' and Ps'chotherapists )/ ,ontinuum/ 0e1 2or*/ 02% 3A@4I. Pero a continuaci(n, para ue pueda disponer de alguna informaci(n ahora mismo, me referiré r.pidamente a las cuestiones fundamentales ue usted de&e sa&er / su&ra/aré una o dos preocupaciones ue tengo. *ES $PD-%ES D= '+$-*-+ "na / otra #ez, se nos recuerda ue #eamos a nuestro 7médico de familiaF si tenemos pro&lemas, inclu/endo los pro&lemas emocionales. Bo, personalmente, considero ue este conse0o por lo general no es #.lido para las personas ue sufren una crisis emocional. %on algunas honrosas e,cepciones / e,clu/endo a los psi uiatras, la ma/or!a de los médicos no tienen el entrenamiento o la e,periencia necesaria para poder a/udar a las personas con trastornos emocionales. 122

*os profesionales ocupados, muchos a menudo no tienen el tiempo para escuchar a alguien ue tiene grandes pro&lemas en su #ida / ue puede estar pensando suicidarse. $uchos de ellos tra&a0an con un cronograma de uince minutos Hes decir, uince minutos por pacienteI /, como resultado, la ma/or!a simplemente no dispone de una hora para sentarse a escuchar a una persona ue tiene pro&lemas. %omo resultado de ello, / tan tr.gico como pueda parecer, muchas personas ue cometen suicidio han sido tratadas recientemente por sus médicos de familia, a #eces el mismo d!a en ue se suicidan. $.s al grano, muchas personas ue intentan el suicidio usan los mismos medicamentos ue les son suministrados por sus médicos. 9ing1n médico ue /o conozca, le suministrar!a intencionalmente una dosis de medicamento letal a una persona suicida. De modo ue, si usted #a a su médico de familia a contarle sus pro&lemas, cerci(rese de decirle ue usted tiene ideas / sentimientos suicidas. Si su doctor no desea ha&lar con usted de sus pro&lemas, o le da la impresi(n de ue est. demasiado ocupado para escucharlo, o no lo remite a alguien ue tenga el tiempo para escuchar, por el amor de Dios, &us ue a alguien ue esté entrenado, tenga el tiempo / comprenda lo ue es una crisis emocional / suicida. %onozco a muchos médicos de familia. *a ma/or!a de ellos sa&en e,actamente ué hacer si usted les dice ue usted est. pensando suicidarse. *a ma/or!a, por lo general, lo remitir.n a un psi uiatra o a un psic(logo ue conozcan / respeten /, como es su o&ligaci(n, #erificar.n con el médico a uien lo remitieron ue usted reci&a la a/uda ue necesita. +s! ue, por fa#or, recuerde, ning1n médico puede leer las mentes /, a pesar de lo deprimido o desesperanzado ue usted pueda sentirse, usted no puede esperar ue su médico adi#ine lo ue est. sucediendo dentro de usted. *o m.s pro&a&le es ue él no le pregunte si usted est. pensando suicidarse. +s! ue, por dif!cil ue parezca, usted simplemente tiene ue decirle c(mo se est. sintiendo. *ES PS-Q"-+T)+S Dentro de la profesi(n médica, los psi uiatras son los me0or entrenados para a/udarlo con cual uier pro&lema ue usted tenga, especialmente los pro&lemas ue han pro#ocado ue usted 123

ha/a comenzado a pensar en tomar la decisi(n de suicidarse. La&iendo sido médicos generales primero, los psi uiatras han tenido entrenamiento especializado durante #arios años en .reas del comportamiento humano. =llos lo sa&en todo con relaci(n al pensamiento suicida / han dedicado la ma/or parte de sus #idas profesionales a a/udar a personas ue sufren de depresi(n, eno0o, soledad / todas las otras cosas ue nos hacen desdichados e infelices. %omo los psi uiatras son los 1nicos profesionales de salud mental acreditados para prescri&ir medicamentos / si, por e0emplo, usted piensa ue tal #ez necesita alg1n medicamento para contrarrestar su se#era depresi(n, entonces haga esa primera consulta con un psi uiatra o en una cl!nica o centro de salud mental ue cuente con los ser#icios de esos especialistas. 9o sir#e de nada perder tiempo / dinero con otros tipos de profesionales, inclu/endo médicos de otras especialidades, si no son capaces de diagnosticar / tratar adecuadamente la dolencia ue a usted le a ue0a. *ES PS-%Y*EGES "n psic(logo es alguien con un doctorado en psicolog!a / ue, si est. ofreciéndole ser#icios al p1&lico, de&e de tener una licencia otorgada por el estado. Pueden ser Doctores en 'ilosof!a HPhDI o Doctores en =ducaci(n H=dDI, pero en cual uier caso estar.n especializados en conse0er!a o .reas cl!nicas / contar.n con un alto ni#el de entrenamiento / una gran e,periencia en el comportamiento humano / los pro&lemas asociados a la #ida, inclu/endo los pensamientos / sentimientos suicidas. *os psic(logos tra&a0an en todo tipo de escenariosDhospitales, cl!nicas, en la pr.ctica pri#adaD/ todos ellos de&en tener una &uena relaci(n de tra&a0o con un psi uiatra u otro médico a uien poder remitirles sus pacientes ue re uieran una e#aluaci(n médica /, si es necesario, medicamentos adecuados para a/udarlos a com&atir un pro&lema emocional. *ES T)+B+Q+DE)=S SE%-+*=S %omo el resto de las profesiones ue inclu/o a u!, los tra&a0adores sociales son un grupo heterogéneo de a/udantes profesionales / muchos, o la ma/or!a de ellos, est.n entrenados para el tra&a0o cl!nico. +un ue no todos los tra&a0adores sociales son psicoterapeutas entrenados, muchos de ellos se han especializado en esta .rea / son tan competentes como cual uiera de los otros profesionales de salud mental para a/udarle a usted con sus pro&lemas. De acuerdo con sus propias normas para la pr.ctica profesional, los tra&a0adores sociales 124

de&en poseer el t!tulo de m.ster en tra&a0o social, certificado estatal Hsi procede en su estadoI /, preferentemente, ser miem&ro de la +cademia 9acional de Tra&a0adores Sociales %ertificados H9ational +cadem/ of %ertified Social SorWersI. =sta +TS% H+cademia de Tra&a0adores Sociales %ertificadosI es su me0or gu!a para encontrar un tra&a0ador social en su comunidad ue tenga todas las ha&ilidades / credenciales adecuadas. *+S =9'=)$=)+S =SP=%-+*-Z+D+S =9 PS-Q"-+T)[+ *as enfermeras, desde los inicios de esa profesi(n, han sido parte integral del e uipo de salud mental. $.s recientemente, surgi( la especialidad de enfermer!a psi ui.trica / cada #ez m.s / m.s, enfermeras con este tipo de entrenamiento, est.n disponi&les para a/udar a las personas con pro&lemas. +ctualmente, algunas escuelas de enfermer!a ofertan maestr!as Halgunas ofertan incluso doctoradosI en la especialidad de psi uiatr!a /, si ha/ personas as! en su comunidad, usted puede apostar con seguridad ue tienen todo el entrenamiento / la e,periencia necesarios para comprenderlo / a/udarlo a usted con su crisis. *ES T=)+P="T+S %E9 T[T"*E D= $+ST=) =,iste un gran n1mero de escuelas ue ofertan lo ue se llaman ;las maestr!as terminales; en profesiones de a/uda. =stas se conocen por muchos nom&res, pero la realidad es ue algunos programas son &uenos / algunos no son tan &uenos. +lgunos estados e,igen ue los terapeutas con t!tulo de m.ster sean licenciados o estén certificados, otros no. +lgunos de estos terapeutas tra&a0an en cl!nicas o centros de salud mental, otros en el sector pri#ado. +lgunos son super#isados por funcionarios de salud p1&lica o médicos, otros no. B, aun ue algunas de estas personas son e,celentes terapeutas, no conozco ninguna forma sencilla de guiarlo hasta alguien ue pueda hacer un &uen tra&a0o con usted. H$.s adelante sugeriré c(mo ;triangular; un &uen terapeuta.I =* %*=)E %omo muchas personas #an donde su sacerdote, pastor o clérigo en &usca de a/uda, es importante ue usted comprenda ue aun ue esas personas del clero conocen / comprenden los pro&lemas humanos, no todos han reci&ido entrenamiento en conse0er!a. Sin em&argo, cada #ez m.s clérigos reci&en entrenamiento / super#isi(n en lo ue se denomina %onse0er!a Pastoral %l!nica H%linical Pastoral %ounselingI /, si usted encuentra a alguien con esa 125

e,periencia en su iglesia o en su comunidad, puede estar seguro de ue ha&r. encontrado a alguien con la capacidad / la e,periencia necesarias para a/udarle con sus pro&lemas. =sto no uiere decir ue por ue su pastor o sacerdote no ha/a tenido este tipo de entrenamiento especializado, no pueda a/udarleG simplemente significa ue no ha tomado los cursos ni cumple con los re uisitos para su certificaci(n. *a ma/or!a de los clérigos ue conozco hacen mucha conse0er!a /, cuando piensan ue no pueden a/udar adecuadamente a alguien con sus pro&lemas, lo remiten a alguien ue ellos sepan ue pueda hacerlo. *ES =SP=%-+*-ST+S =9 D)EG+S B +*%ELE* *a ma/or!a de los especialistas en drogas / alcohol tienen un amplio entrenamiento en lo relacionado con el comportamiento humano, inclu/endo ué hacer para a/udar a una persona ue se encuentre en una crisis suicida. Sin em&argo, como sucede con cual uier especialidad profesional relati#amente nue#a, el ni#el de entrenamiento / e,periencia de estos profesionales es desigual /, por tanto, no puedo decir ue todos sean competentes para a/udar a una persona en una crisis suicida. Sin em&argo, si sus pensamientos / sentimientos suicidas aparecen mientras est. &e&iendo o drog.ndose, o después de ha&er salido de un estado de into,icaci(n / usted tiene moti#os para pensar ue pro&a&lemente sus pro&lemas se de&an al uso / a&uso de sustancias u!micas, entonces usted estar. ganando tiempo si comienza con un especialista en drogas / alcohol. Tam&ién algunos psic(logos, psi uiatras, tra&a0adores sociales / terapeutas con t!tulo de m.ster se han especializado en el .rea de las dependencias de sustancias u!micas /, si usted est. teniendo pro&lemas con las drogas o el alcohol, son los profesionales m.s indicados ue usted pueda consultar. %inco pasos para encontrar un &uen terapeuta H3I SE*-%-T= "9+ )=$-S-Y9 %uando usted ha/a decidido &uscar a/uda profesional, necesitar. el nom&re de alguien a uien pueda consultar. "na remisi(n es como una recomendaci(n / la forma m.s r.pida de o&tenerla es a tra#és de alguien ue uno conozca. Preg1ntele a un amigo, llame a su médico, ha&le con alguien en un centro de salud mental, o llame a su l!nea de crisis. $uchas agencias en la comunidad ofrecen ser#icios gratis de informaci(n / remisi(n. 126

*e sugiero ue ha&le con #arias personas / o&tenga una lista de nom&res. *a ma/or!a de las personas le dar.n tres nom&res de personas ue conocen / respetan. "sted pro&a&lemente encontrar. ue los mismos nom&res se repiten una / otra #ez. =stas son las personas ue se de&en llamarDtienen la me0or reputaci(n. H5I C=)-'-Q"= *+S %)=D=9%-+*=S Si usted se siente ner#ioso en el momento de aceptar la remisi(n e ir a #er a alguien, puede hacer un par de cosas. =n primer lugar, puede llamar a la organizaci(n profesional a la ue pertenecen HSociedad $édica del %ondado, +sociaci(n Psicol(gica =statal, +sociaci(n 9acional de Tra&a0adores Sociales, etc.I para #er si la persona en la ue usted est. pensando tiene una &uena reputaci(n como miem&ro de esas organizaciones. =n segundo lugar, usted puede llamar al profesional / entre#istarlo por teléfono. =sto puede parecer un poco em&arazoso, pero si usted tiene dudas acerca de su afiliaci(n, credenciales, entrenamiento, etc., entonces &a0o ning1n concepto de0e de hacer esas preguntas. + la ma/or!a de los terapeutas les satisface responder esas preguntas. Si no es as!, contin1e &uscando. H2I -9'Y)$=S= +%=)%+ D=* =9'EQ"= E =ST-*E D=* T=)+P="T+ Si, como la ma/or!a de las personas, usted se siente inseguro so&re lo ue #a a suceder cuando #ea al terapeuta, pregunte todo lo ue desee sa&er cuando ha&le con esa persona por teléfono. =s recomenda&le anotar todas las preguntas antes de hacer la llamada. 8Ca a ser atendido solo o en compañ!a de su pare0a o de su familia: 8Qué tipo de terapia practica el terapeuta: 8%u.nto cuesta: 9o esto/ sugiriendo ue usted tenga al terapeuta al teléfono durante treinta minutos, lo ue esto/ sugiriendo es ue usted o&tenga todas las respuestas ue necesite para sentirse conforta&le al enfrentar esa primera cita. H<I SE*-%-T= Q"= *+ P)-$=)+ %-T+ S=+ "9+ %E9S"*T+ =n lugar de esta&lecer un compromiso para continuar en la terapia, a #eces es m.s inteligente pedir ue la primera cita sea una consulta. +lgunos terapeutas no co&ran por esa primera #isita. "na consulta difiere de la terapia en ue ni usted ni el terapeuta est.n haciendo compromiso para una serie de sesiones terapéuticas. $.s &ien, esta es una hora durante la ue cada uno de ustedes puede decidir si la otra persona es alguien con uien se pueda tra&a0ar. =ste es un paso mu/ importante. 9o todo el mundo se siente c(modo con otra persona en un primer encuentro / 127

una mala cone,i(n para la terapia puede ser peor ue la ausencia total de terapia. H4I S- T-=9= D"D+S, SE*-%-T= "9+ S=G"9D+ EP-9-Y9 Después de tener una lista de terapeutas / ha&er entre#istado / ha&er sido entre#istado por uno de ellos, pueda ue considere ue ustedes dos no tendr.n una &uena cone,i(n. Si eso sucediera, no de0e entonces de &uscar una segunda opini(n. Si usted siente ue en esa primera cita el terapeuta no ser. capaz de a/udarle Ho ue esa persona se mostr( fr!a, indiferente, demasiado peculiar, o demasiado algoI, entonces llame a la pr(,ima persona en su lista. Su #ida es demasiado importante para no tener la precauci(n en esta etapa de o&tener la a/uda ue usted necesita. 8Qué tipo de profesional: %ual uiera ue no esté familiarizado con el amplio espectro de los profesionales de salud mental, al decidir &uscar a/uda, se preguntan: ;8+ uién de&o #er:; E0ala /o tu#iera una respuesta f.cil pero, francamente, el mundo de los terapeutas es confuso. Sin em&argo, la regla general es ue entre m.s serio sean sus pro&lemas, me0or entrenado de&er. estar su terapeuta. Si usted est. padeciendo de una depresi(n se#era, cam&ios de estado de .nimo o pro&lemas emocionales ue le est.n impidiendo ir al tra&a0o o a la escuela H/ especialmente si tiene alg1n tipo de medicamento indicadoI, entonces usted de&e comenzar con un psi uiatra. Si #er a un psi uiatra pri#ado es demasiado costoso, entonces contacte un centro de salud mental o una cl!nica para pacientes am&ulatorios donde ha/a un ser#icio de psi uiatr!a. Sin em&argo, en mi e,periencia, la ma/or!a de los terapeutas calificados sa&en cu.ndo usted necesita ser atendido por un psi uiatra e incluso si usted comienza a ser atendido por alguien ue no es psi uiatra, lo remitir.n para ser e#aluado / medicado por ese especialista si es necesario. Desafortunadamente para los clientes, gran parte del conflicto / la confusi(n en el campo de la salud mental tiene su origen en las disputas entre nosotros los profesionales con relaci(n a uién est. calificado para hacer ué con uién / durante ué tiempo / por ué precio. Tal #ez sir#a de consuelo recordar ue estas son profesiones relati#amente nue#as / ue a1n no lo tenemos todo definido. Pero lo ue m.s me interesa ue recuerde es ue, a pesar de nuestras diferencias, todos los ue hemos estado en este campo alg1n tiempo estamos familiarizados con 128

los pensamientos / los sentimientos suicidas / sa&emos ué hacer para a/udarlo con cual uier crisis por la ue esté atra#esando. 'inalmente, no pienso ue todo el mundo ue atra#iesa una crisis suicida necesite a/uda profesional. La/ cientos de cosas ue usted puede hacer por usted mismo, sin necesidad de orientaci(n profesional. Puede hacer e0ercicios, cuidar me0or de usted mediante la dieta / la nutrici(n, &uscar respuestas espirituales en su iglesia, su Dios, o a tra#és de la meditaci(n. Puede unirse a los grupos de autoa/uda ue est.n tra&a0ando en pro&lemas como el su/o. Puede leer li&ros de autoa/uda / emprender pro/ectos de autoNsuperaci(n encaminados a cam&iar la direcci(n / la calidad de su #ida. Puede cam&iar las amistades per0udiciales, de0ar la &e&ida / las drogas / comenzar a cuidar me0or de usted mismo. Pero si estas cosas fallan, entonces recuerde por fa#or, ue nosotros los profesionales / #oluntarios estamos ah! esperando su llamada. B uiero decir, literalmente, d!a / noche.

129

Capítulo 1/... Una 'iloso'ía de la (ida 9o sé si usted tiene una filosof!a de la #ida o no. Pero tal #ez, si usted ha estado pensando en la decisi(n de suicidarse, no. Pro&a&lemente, de&ido a ue la #ida le ha estado pareciendo tan insoporta&le 1ltimamente, sus con#icciones so&re lo ue es positi#o, #alioso / meritorio de la #ida est.n hechas añicos. Tal #ez, en esta hora oscura, a usted le est. costando tra&a0o encontrar un prop(sito, un sentido, un moti#o para continuar #i#iendo. Bo no sé c(mo es para usted /, a menos ue nos conozcamos en alg1n lugar alg1n d!a, tampoco lo sa&ré. Pero después de ha&er tra&a0ado con muchas personas como usted, sé &ien ue una de las cosas ue m.s necesitamos tener durante los momentos dif!ciles es la con#icci(n de ue la #ida, a pesar del dolor / las desilusiones es, en el an.lisis final, me0or ue cual uiera de las cosas ue la muerte nos reser#a. B esta con#icci(n, cual uiera sean nuestras pala&ras o acciones, es nuestra filosof!a de la #ida. Bo no sé cu.ndo o c(mo uno desarrolla una filosof!a de la #ida. 9o esto/ seguro de c(mo es ue uno llega a tener un grupo de #alores, ideas, con#icciones o principios particulares, o como decidamos llamarle a esas creencias ue nos rodean / ue hacen ue nuestras #idas sean m.s o menos lle#aderas, pero ue de cierta manera, a medida ue pasan los años, creo ue todos nosotros llegamos a la conclusi(n de ue ocupamos un lugar 1nico en la humanidad, en el mundo / en el cosmos. B, por lo menos desde mi punto de #ista, si no conocemos ese lugar, nunca estaremos completos, nunca estaremos satisfechos / nunca estaremos totalmente en paz en este mundo a #eces loco / doloroso. *o m.s importante es ue, sin sa&er en ué creemos realmente, somos como las espigas de las hier&asD ue se mue#en f.cilmente hacia un lado u otro con los #ientos de las crisis. Sin un n1cleo central de creencias firmes, fe en nosotros mismos o en Dios, podemos con#ertirnos en #!ctimas de nuestras propias dudas, #!ctimas de nuestras propias emociones /, s!, #!ctimas de nuestra propia hostilidad / desesperanza. $uchas #eces he pensado ue mucho de lo ue un cliente deduce después de consultar a su terapeuta, tiene menos relaci(n con lo ue hace el terapeuta ue con a uello en lo ue el cliente 130

creeD ue es por lo ue siempre he estimulado a los terapeutas 0(#enes a tener una actitud positi#a hacia la #ida, hacia el esp!ritu humano / hacia la capacidad del hom&re de crecerse ante las circunstancias / de me0orar su #ida. Si el terapeuta no tiene esperanzas, 8c(mo puede tener esperanzas el cliente: Si el terapeuta no reafirma el #alor de la #ida / emite argumentos s(lidos contra de la muerte / el suicidio, 8c(mo podr. hacerlo el ue sufre: %uando comencé a escri&ir este li&ro, le! todo lo ue pude so&re la ética del suicidioDlos argumentos a fa#or del suicidio racional, los argumentos seg1n se de&e permitir ue las personas se suiciden si as! lo desean, los argumentos acerca de si los terapeutas tienen derecho o no a imponerles sus creencias a otras personas, o inter#enir o no con la fuerza de la le/ para inter#enir o pre#enir ue una persona se suicide. B mientras le!a todo ese material, me choc( ue mucho de lo ue los e,pertos dicen so&re el tema, no es m.s ni menos ue la e,presi(n de sus propias filosof!as de la #idaDsu #alor, lo ue se considera sagrado, su prop(sito, su utilidad para los dem.s o para el futuro de la humanidad. +s!, supongo, es como de&e ser en el mundo de la ética / la filosof!a. %omo no so/ e,perto, no lo sé. Pero mi lectura s! me de0( algo claro. =n mi tra&a0o con las personas suicidas he decidido ue cuando alguien ha entrado a mi consulta / a mi marco de referencia, ha entrado a mi sistema de #alores, a mi mundo personal /, s!, filos(fico tam&ién. B por tanto, como terapeuta / conse0ero, mi decisi(n siempre ser. hacer todo lo ue pueda para e#itar lo ue considero un acto suicida innecesario. %omo /a usted ha le!do casi todo este li&ro, supongo ue /a lo he engañado. =s pro&a&le ue antes de comenzar a leer lo ue he escrito, usted esperara ue /o 0ustificara ue, en realidad, su #ida no #al!a la pena ser #i#ida. B ahora usted descu&re, en el 1ltimo cap!tulo, ue /o no ofrec! tal 0ustificaci(n / ue so/ enemigo de la decisi(n del suicidio en casi todas las circunstancias. =spero ue no se sienta engañado, pero si es as!, espero ue #ea mi prop(sito de la forma ue /o lo conce&!D/ ese prop(sito est. en correspondencia con lo ue pienso: mantenerlo #i#o hasta ue usted encuentre sus propios razones para #i#ir. +s! ue, al final de este li&ro, #o/ a pedirle ue piense en su filosof!a de la #ida o, si cree ue no tiene ninguna, ue piense ue podr!a necesitar unaD ue usted necesita encontrar nue#os moti#os para #i#ir. Por ue esto/ con#encido de ue usted se #a a tomar su tiempo para 131

e,aminar su #ida, sus o&0eti#os, sus rasgos positi#os / negati#os, sus logros / sus fracasos, ue usted #a a ser m.s fuerte de&ido al esfuerzo / ue esa fuerza, ese conocimiento de s!, una #ez ue lo ha/a ad uirido, es la me0or defensa contra la idea de suicidarse. 9o creo ue sea posi&le #i#ir m.s de una docena de años sin desarrollar algunas creencias so&re lo ue es la #ida / lo ue significa ser un ser humano. B, no importa ué edad usted tenga ahora, pienso ue usted cree ue algunas cosas son #erdaderas / ue, aun ue no lo crea, usted /a tiene algo de lo ue puede ser una filosof!a de la #ida. Pueden ser creencias religiosas, creencias espirituales, creencias so&re c(mo son las personas, c(mo act1an / c(mo de&en 7tratarseF unas a otras. B creo ue usted /a sa&e &astante acerca de usted mismo. *a cuesti(n, entonces, no es si usted tiene una filosof!a de #ida, sino m.s &ien ue usted necesita ampliar la ue /a tiene, enri uecerla, nutrirla de alguna manera, para ue se con#ierta en un gran #olante ue gire / gire / gire / lo transporte a tra#és de los malos momentos. 9o llegar a sa&er en ué uno cree /, por ende, lo ue significa la #ida de uno es, tal #ez, comenzar a incu&ar nuestra propia muerte / c(mo alcanzarla. *a idea de nuestra propia muerte mediante el suicidio puede uitarnos el sueño durante largas / solitarias noches, pero son nuestros sueños de mañana los ue hacen nuestros d!as soporta&les / #aliosos. %omo di0era alguien una #ez: Sin nuestros sueños, morimos. $i propia filosof!a de la #ida no es importante. B aun ue he pensado mucho en lo ue creo, no le pedir!a a nadie ue #ea las cosas como /o, o ue sienta las cosas de la misma forma ue /o las siento, o ue llegue a las mismas conclusiones ue /o so&re la condici(n humana / el significado de pertenecer a esa especie. $i filosof!a es m!a / aun ue tal #ez algunos la compartan, no la compartir.n todos. Tampoco esperar!a ue as! fuera. *o ue es importante para m! es ue tengo una filosof!a personal / ue, cuando es necesario tomar decisiones dif!ciles, puedo hacerlo con alg1n sentido de consistencia interna, una sensaci(n de ue esto/ actuando so&re la &ase de principios ue he llegado a considerarlos m!os. Pueda ue sean correctos o incorrectos, pero uiero poseerlos / decir de ellos ue son los ue me hacen uien so/, no lo ue so/. L.gase un regalo *o ue me gustar!a pedirle ahora es ue se haga un regalo mu/ preciado. =se regalo es el 132

siguiente: el tiempo, el espacio / la soledad para comenzar a sa&er lo ue significa para usted ser un ser humano / tener una #ida ue #i#ir. =sta es una indagaci(n espiritual, incluso e,istencial. B algunos podr!an argumentar ue un psic(logo no tiene por ué meterse en cuestiones filos(ficas, religiosas o espirituales. Pero lo ue los dem.s piensen so&re m! en este momento realmente no importa. *o ue importa es mi #erdadero apego a esas creencias, / una de esas firmes creencias es ue si uno #a a comenzar a mirarse por dentro / a darse a la dif!cil tarea de &uscar uién es, eso lo hace a uno m.s fuerte. =n estos momentos, pro&a&lemente el tiempo m.s dif!cil de su #ida, sé ue esa &1s ueda le resultar. dif!cil. Pero es demasiado f.cil, pienso, para todos nosotros simplemente aceptar las creencias de otros como si fueran nuestras. Ci#imos en una era de comidas r.pidas, tiendas con#enientes / sarcasmos atracti#os ue pasan por sa&idur!a /, a #eces, me he preguntado si no todos somos #!ctimas de una mentalidad de senda r.pida, ue produce soluciones sencillas como el suicidio, m.s f.cil ue luchar con nuestras propias ideas, temores / dudas / aprender a hacer sacrificios por el amor, en lugar de esperar a ue se nos dé con un reci&o de garant!a. Seguramente usted ha&r. escuchado una e,presi(n &astante popular ue dice, ;*a #ida es una meretriz / al final siempre te mueres.R =ste es un dicho inteligente ue se escucha en cual uier parte. 8Pero es eso real: 8=s eso real para usted: %uando las cosas no han ido &ien en mi mundo, /o mismo he repetido esta frase. =sta es una sentencia poderosa / negati#a so&re la #ida / aun ue /o la use en &roma de #ez en cuando, realmente no creo ue sea cierta en mi caso todo el tiempo / en todas las circunstancias. Todo lo contrario. Bo tam&ién podr!a decir, ;*a #ida es un picnic, pero a #eces te pican las hormigas.F *a primera frase 0ustifica mi pesimismo ocasional, la segunda es un reto para ue /o #ea la #ida con optimismo. Bo eli0o entre ellas. Bo hago esa elecci(n conscientemente todos los d!as. Bo le pedir!a a usted ue hiciera lo mismo. Pienso ue aun ue lleguemos a creer en algo, es importante ue nos detengamos, pensemos / decidamos si realmente creemos en lo ue decimos. Por ue cuando la decisi(n de suicidarnos empieza a darnos #ueltas dentro de nuestras ca&ezas, 8no es demasiado f.cil e#itar las preguntas dif!ciles / optar por salir de la 1nica #ida ue tenemos: 89o es demasiado f.cil decirnos a nosotros mismos ue si ;*a #ida es una meretriz, / al final siempre te mueres..., entonces por ué no morirse ahora / terminar /a de una #ez:; Por ue, si es as!, es demasiado 133

simple. 3emasiado astuto. 3emasiado perfecto. =s una filosof!a de diez centa#os en un mundo de un mill(n de d(lares. Por eso, le preguntar!a, 8no es hora de hacer algunas de las cosas dif!ciles por usted mismo:, 8de comenzar a hacerse las preguntas dif!ciles so&re usted mismo:, 8no ha&r. llegado el momento de sa&er uién es usted / en ué cree: Si usted es como el resto de nosotros, no le gustar.n algunas de las cosas ue #er. en el espe0o. Pero, 8/ ué:Dla perfecci(n nos est. reser#ada para la pr(,ima #ida. =n este momento tenemos ue con#i#ir con los chichones, los granos, los malos h.&itos, las de&ilidades, los fracasos, las cosas feas de nuestro car.cter ue preferir!amos no tener, pero ue est.n adheridas a nosotros como la pez. =n este momento, nosotros, todos nosotros, necesitamos aceptarnos m.s, de forma ue, a pesar de nuestras imperfecciones, podamos continuar con lo ue es &ueno, #alioso / meritorio / aprender a de0ar de herirnos a nosotros mimos / a las personas ue amamos. 9o ser. una noticia escalofriante para usted ue nadie sale #i#o de esta #ida / ue, mientras estamos en este mundo, necesitamos algo en ué creer ue nos haga seguir adelante. 9o sé ue ser. eso para usted ,ni d(nde podr. encontrarlo, pero sé ue si &usca encontrar. algo, algo por lo ue #alga la pena #i#ir, un moti#o para poner un pie frente al otro hasta ue #engan d!as me0ores. Co/ a confesarle / a compartir con usted ue las horas de terapia ue me han parecido m.s largas son las ue pasado 0unto a pacientes suicidas ue esta&an completamente con#encidos de ue sus #idas esta&an aca&adas / lo 1nico ue les ueda&a por hacer / de&!an hacer era ocuparse de sus muertes. =sas personas no eran capaces, a pesar de sus esfuerzos / los m!os, de encontrar una forma de sentirse &ien con la #ida. Pero como ni ellas ni /o nos dimos por #encidos, lo logramos. B, a tiempo, resol#imos los pro&lemas / nosotros H/ digo nosotros) so&re#i#imos. *e diré lo ue por lo general les he dicho a otras personas ue han estado atra#esando una crisis suicida / en &usca de alg1n moti#o para continuar. =llas, tal #ez como usted, se sent!an perdidas / desesperadas / como si nada fuera promisorio para ellas. 9o ten!an fe en ning1n 134

poder superior ue las sostu#iera. B, a pesar de cu.nto me ha&r!a gustado contagiarlas con mis deseos de #i#ir / mi filosof!a de la #ida, no es una cosa f.cil de hacer. Por ue, por todas las razones por las ue una persona entra en una crisis suicida, este no es una estado mental ue pueda cam&iarse f.cilmente solo con el optimismo de otras personas. B por eso, como una forma de encontrar un terreno com1n para esperar el momento propicio, les he contado la siguiente historia. *es he dicho ue somos como dos personas en un &arco perdido en el mar /, ue sepamos, el capit.n ca/( por la &orda / no ha/ nadie al tim(n. *a radio no funciona. La/ una nie&la densa alrededor de nosotros / nadie sa&e nuestro rum&o. 9o podemos #er ning1n faro de luz de una costa amiga. 9o podemos escuchar el sonido de un &arco de rescate. "no de nosotros tiene mucho miedo. =l otro H/oI tam&ién tiene miedoDpero un poco menos. Bo tengo un poco menos de miedo por ue tengo algo ue hacer ue me mantiene ocupado. Tengo una tarea ue hacer. $i tarea es transmitir consuelo hasta ue nos encuentren o hasta ue la nie&la desaparezca / am&os podamos #er claramente otra #ez. Pero esta es una relaci(n &idireccional. Para ue /o pueda sentirme &ien &rindando apo/o, consolando / estimulando, necesito ue usted se uede conmigoD ue no se lance al aguaDpor ue su miedo a lo desconocido es ma/or ue su miedo al a u! / ahora. B de este modo, 0untos, compartiremos nuestro miedo. B en este intercam&io llegaremos a conocernos mutuamente. La&laremos, &romearemos, nos contaremos historias / seremos ama&les el uno con el otro. Pueda ue no nos rescaten pronto o pueda ue no nos rescaten nunca, pero mientras estemos perdidos estaremos 0untos /, 0untos, nuestros temores desaparecer.n / tendremos una raz(n para e,istir. =spero, ahora ue ha le!do este li&ro, ue usted haga por usted mismo lo ue de&e hacer para continuar adelanteD&uscar, hacer esa llamada telef(nica, ha&lar con alguien ue usted conozca / respete, &uscar un terapeuta, #ol#er a encontrar su camino hacia Dios, o lo ue sea ue usted necesite hacer para ponerle fin a su aislamiento / a su sufrimiento. Si usted hace esto, ahora, ho/, / se da el tiempo necesario para ue la nie&la se le#ante / la crisis pase, sé ue entonces lo lograr. / me parecer. mara#illoso ha&er compartido este tiempo con usted.

135

Quisiera de0arlo con un pensamiento del Talmud. ;Quien uiera ue preser#e una #ida, ser. como si preser#ara al mundo entero.; Si elige #i#ir, usted puede ser esa persona.

136

Epílo o Desde su pu&licaci(n por primera #ez del li&ro $l suicidio% una decisión para siempre han ocurrido muchas cosas. %a/( el muro de Berl!n. %omenz( / termin( una guerra. =l #irus de inmunodeficiencia, conocido como S-D+, ha causado un nue#o tipo de terror en los corazones de las personas en todo el mundo /, repentinamente, nuestras creencias acerca de la santidad de la #ida est.n siendo reNe,aminadas &a0o una potente luz. *os recientes a#ances de la medicina moderna son casi milagrosos /, mientras las personas a1n mueren de muerte natural, nuestras posi&ilidades de alargar los d!as, los meses / los años son desconcertantes. Pero, muchos ahora se preguntan, 8a ué precio: 8B con ué calidad de #ida: %omo la li&re elecci(n es la #erdadera definici(n de la li&ertad, ha/ muchos a u! en =stados "nidos / en otros lugares, ue ahora uieren ampliar la definici(n de li&ertad a tener el derecho de aca&ar con su propia #ida, con o sin la asistencia legal de un médico. =l é,ito del li&ro de 4alida final H5inal $6it) pu&licado recientemente por DereW Lumphr/ de la Sociedad LemlocW Hun li&ro so&re c(mo suicidarseI sugiere ue e,isten muchos miles de personas ue sienten ue necesitan esta informaci(n. %omo no conozco las mentes de las personas ue est.n comprando el li&ro del Sr. Lumphr/, puedo adi#inar ue la gran ma/or!a de ellas son personas inteligentes uienes, conociendo ue podr!a llegar un momento en sus propias #idas en el ue, al enfrentar la realidad de una muerte lenta, dolorosa, costosa e indigna, podr!an optar por tomar una decisi(n para siempre. Para los ue realmente est.n a punto de morir, / de&ido a ue este es un asunto profundamente personal, considero ue no me corresponde, personal o profesionalmente, ofrecer argumentos l(gicos, cl!nicos o morales en contra de una acci(n pensada cuidadosamente. Pero como un psic(logo ue ha tra&a0ado con cientos de personas suicidas, tam&ién sé ue, dolorosamente, la depresi(n es el catarro com1n de nuestra sociedad, ue las depresiones desaparecen incluso sin tratamiento, ue la terapia funciona, ue el insidioso pre0uicio de nuestra sociedad hacia la #e0ez Hel cual afecta tanto a los #ie0os como a los 0(#enesI inspira la autodestrucci(n / ue la gran ma/or!a de los pro&lemas por los ue las personas terminan con sus #idas no son esos pro&lemas e,traordinarios como enfrentar una muerte dolorosa, sino 137

pro&lemas ordinarios como corazones destrozados / sueños rotos. -ncluso la m.s sal#a0e de las desesperanzas pasa, a #eces sin otra cosa ue no sea el &.lsamo del tiempo. Desde la pu&licaci(n de este li&ro, he reci&ido muchas cartas de los lectores uienes, aun ue sus identidades de&an permanecer an(nimas, pueden a/udarle con sus ideas a comprender lo importante ue es darse alg1n tiempo para entender, descansar, aprender, reconsiderar, sanar / continuar hasta otro mañana. NDurante alg1n tiempo he estado pensando en el suicidio / lo 1nico ue me ha impedido hacerlo es la idea de ue tal #ez falle en el intento. 8)ealmente se producen m.s intentos fallidos ue suicidios: De&o ser &ien est1pido para no tener confianza en mi capacidad para aca&ar con mi propia #ida. )ealmente mucha gente lo consigue. Si /o supiera ue #o/ a lograr suicidarme, seguramente no estar!a escri&iendo ahora, ni tampoco hu&iera le!do su li&ro. N=l 34 de 0unio de este año esta&a tra&a0ando con calma en los detalles de mi suicidio cuando recordé su li&ro, el cual no ha&!a le!do. +s! ue decid! leerlo...correcto. =scri&o para decirle ue es posi&le ue usted ha/a sal#ado mi #ida. %omo se promete en su li&ro, al d!a siguiente un amigo me llam( desde +rizona para decirme ue #en!a a #isitarme. +hora #o/ a reci&ir a/uda. Gracias por la esperanza / el #alor para continuar adelante. N$e siento como si lo conociera. Lo/ fui a la &i&lioteca en &usca de li&ros so&re e,periencias relacionadas con la muerte para 0ustificar mis deseos de ponerle fin a mi #ida. 9o encontré ninguno de esos li&ros, pero para hacer corta una larga historia, pasé la tarde le/endo su li&ro $l suicidio una decisión para siempre. $e sent! o&ligado a leer todo el li&ro. $e parece ue logr( su o&0eti#o por ue /o pospuse mi suicidio uno o dos d!as. B me parece ue, teniendo en cuenta la intensidad de mi aflicci(n, a1n podré esperar. NBo compré su li&ro $l suicidio... en enero de 3A@@. =n ese momento impidi( ue /o me uitara la #ida. Dos meses m.s tarde, no pensé #ol#er a mirarlo antes de tomarme una so&redosis. =n dos ocasiones m.s en el @@ #ol#! a intentar ignorar su sa&io conse0o / pasé un tiempo en una unidad de atenci(n al gra#e. + pesar de mis intentos autoNdestructi#os pasados / posi&lemente futuros, creo ue su li&ro es el ue me0or se ha escrito so&re el tema... Gracias por compartir una parte de usted con los dem.s. Se lo agradezco. 138

NTem!a ue si continua&a le/endo pudiera sentir la necesidad de uitarme la #ida. Pero después de leer el li&ro no puedo decir ue esté curado, pero me siento mucho me0or. Se lo #o/ a dar a mi terapeuta para ue lo lea. NPensé ue de&!a escri&ir una carta para decirle ue agradezco la honestidad de su li&ro. -ntenté suicidarme en 0unio / me di0e a m! mismo ue lo #ol#er!a a intentar en enero, pero me cerciorar!a de hacerlo &ien esta #ez. Pero a/er tomé la decisi(n de #i#ir. *e #o/ a entregar la pistola Huna cali&re .55 de mi padreI a mi psi uiatra el ? de octu&re. Su li&ro me enseñ( mucho. %reo ue ha/ cosas me0ores para m! / #o/ a luchar duro para alcanzarlas. NBo no #o/ a contarle la historia de mi #ida, pero #o/ a decirle ue intenté suicidarme / ue pensé ue sa&r!a suministrarme una so&redosis Hso/ enfermeraI. *a dosis ue tomé de&i( ha&er funcionado, pero a1n esto/ #i#a. Co/ a #ol#er a leer su li&ro. %omo estamos en 9oche&uena, gracias por el me0or regalo de 9a#idadDsu intuici(n, su esperanza / su aliento. NDisfruté mucho su li&ro. $is deseos de suicidarme #ienen / #an frecuentemente. %ompré su li&ro la misma noche ue compré un frasco de T/lenol. Decid! leer su li&ro primero. B cuando lo terminé, 8sa&e lo ue hice: =ché las pastillas al inodoro. *eer su li&ro primero fue, pro&a&lemente, una de las cosas m.s inteligentes ue he hecho en mucho tiempo. Solo uer!a ue supiera ue funcion(. Por 1ltimo, tengo la esperanza de ue después de leer este li&ro / estas cartas, usted encuentre la forma de regalarse la #ida.

139