You are on page 1of 5

El perfil del hombre y la cultura en México Samuel Ramos considera que lo esencial de la cultura está en un modo de ser del

hombre y se plantea analizar de manera fundamental el ser psíquico del mexicano. Una cultura está condicionada por cierta estructura mental del hombre y los accidentes de su historia. En México no existe una cultura ori inal sino deri!ada porque nuestro país se ha alimentado" durante toda su existencia" de cultura europea. #uando nuestro país se hace independiente en el si lo $%$ la minoría más ilustrada" en su afán de !ol!erse culta a la europea tiene el interés y el aprecio por el !alor de la cultura extran&era para importarla" re!elando con esta actitud su desprecio por la realidad mexicana y su pertenencia a una clase específica. 'os fracasos de la cultura en nuestro país han dependido de un !icio en el sistema con que se ha aplicado. (al sistema !icioso es la imitaci)n que se ha practicado en México desde que se independizo políticamente de Espa*a. 'os mexicanos han imitado mucho tiempo de manera inconsciente creyendo que de esa forma estaban incorporando la ci!ilizaci)n al país. 'os hechos que adquieren ran o hist)rico son aquellos que aparecen determinados por una profunda necesidad social. Entonces la sucesi)n temporal de los hechos se alinea en un desarrollo continuo en el que la situaci)n actual a*ade siempre un elemento nue!o al pasado" de manera que éste nunca se repite i ual en el presente. En suma" si concebimos la historia como debe concebirse" no se nos aparecerá como la conser!aci)n de un pasado muerto" sino como un proceso !i!iente en que el pasado se transforma en un presente siempre nue!o. En la historia cada momento tiene su fecha y no !uel!e a repetirse &amás. +uestra cultura es derivada" pero no consideraremos como cultura mexicana la que se deri!e por medio de la imitaci)n. Un procedimiento me&or para deri!ar de un modo natural una cultura de otra es la asimilación. En el desarrollo de la cultura en ,mérica debemos distin uir dos etapas- una primera de trasplantaci)n" y una se unda de asimilaci)n. .ara que podamos decir que en un país se ha formado una cultura deri!ada" es preciso que los elementos seleccionados de la cultura ori inal sean ya parte inconsciente del espíritu de aquel país. En México se utilizaron el idioma y la reli i)n como recursos para la trasplantaci)n de la cultura en la época colonial. Estos dos factores mencionados fueron los ob&eti!os fundamentales de la obra educati!a que lle!aron a cabo los misioneros espa*oles y que representaron la conquista espiritual de México. /esde su ori en" la or anizaci)n colonial tendía a deprimir el espíritu de la nue!a raza. 'os conquistadores tu!ieron que explotar sus nue!as posesiones por medio de la raza !encida. .or eso el traba&o en ,mérica tu!o el si nificado de un oprobio que se sufre en beneficio de los amos. 'a !oluntad y la iniciati!a de los mexicanos carecían de oportunidad en que e&ercitarse y por lo tanto" la mayoría de la poblaci)n reducida a la inacti!idad se hizo perezosa y resi nada a la pobreza. 'a riqueza se obtenía de la minería y la a ricultura era de manera in&usta explotando en el traba&o a las clases dominadas y por si fuera poco dicha riqueza huía toda a Europa" enerando que la economía de la +ue!a Espa*a haya sido desastrosa. (oda esta situaci)n no permiti) que se fortificara el carácter mexicano sino que

/e esta situaci)n des!enta&osa naci) el sentimiento de inferioridad. b3 El pelado representa el desecho humano de la ran ciudad. Es necesario repetir que realmente el mexicano no es inferior" sino que se siente inferior" lo cual es al o muy diferente. f3 Es un animal que se entre a a pantomimas de ferocidad para asustar a los demás" . 0rancia llam) la atenci)n de los mexicanos por sus ideas políticas" a tra!és de las cuales el interés se eneraliza a toda la cultura francesa. a3Es un indi!iduo que lle!a su alma al descubierto" sin que nada esconda en sus más íntimos resortes. El sentimiento de inferioridad es una ilusi)n colecti!a que resulta de medir al hombre con escalas de !alores muy altos" correspondientes a países de edad a!anzada. Se presentaba en la historia cuando ya imperaba toda una ci!ilizaci)n madura" que solo a medias podía comprender un país naciente. e3 Sus explosiones son !erbales" y tienen como tema la afirmaci)n de si mismo en un len ua&e rosero y a resi!o. 'a norma de su acti!idad es la imitaci)n irreflexi!a y el país que admira con entusiasmo es 0rancia" a la que considera como el arquetipo de la ci!ilizaci)n moderna. 4stenta cínicamente ciertos impulsos elementales que otros hombres procuran disimular. c3 'a !ida le ha sido hostil y su actitud ante ella es de resentimiento. El pelado. En base a esas teorías supone un comple&o de inferioridad en todos los indi!iduos que manifiestan una exa erada preocupaci)n por afirmar su personalidad1 que se interesan !i!amente por todas las cosas o situaciones que si nifican poder" y que tienen un afán inmoderado de predominar" de ser en todo los primeros.dler.unque el país más a!anzado políticamente en el si lo $%$ es %n laterra" el espíritu re!olucionario de 0rancia ofrece a la elite diri ente del país una ideolo ía que es utilizada como arma para destruir el sistema social caduco. 'a pasi)n política actu) en la asimilaci)n de ésta cultura" del mismo modo que antes la pasi)n reli iosa en la asimilaci)n de la cultura espa*ola. Samuel Ramos se propone analizar la psicolo ía mexicana y para ello se apoya de manera met)dica en las teorías psicol) icas de . d3 Es un ser de naturaleza explosi!a cuyo trata es peli roso" porque estalla al roce más le!e. Se 2n .dler" el sentimiento de inferioridad aparece en el ni*o al darse cuenta de lo insi nificante de su fuerza en comparaci)n con la de sus padres. Psicoanálisis. . El tipo de hombre que se adue*a de la situaci)n en México en el si lo $%$ es el mestizo y su pasi)n fa!orita es la política. En la &erarquía econ)mica es menos que un proletario y en la intelectual un primiti!o. #uando naci) México se encontr) en el mundo ci!ilizado en la misma relaci)n del ni*o frente a sus padres.repercuti) per&udicialmente en la psicolo ía mexicana destruyendo en su espíritu todo ímpetu de reno!aci)n. 5a creado un dialecto propio cuyo léxico abunda en palabras de uso corriente a las que da un sentido nue!o.

.l unos de sus sentimientos de menor !alía sona3 /ebilidad b3 /es!aloraci)n de si mismo 9menor !alía3 c3 Sentimiento de incapacidad d3 Sentimiento de deficiencia !ital e3 El reconocimiento que el indi!iduo da a su inferioridad se traduce en una falta de fe en sí mismo. #omo el autoen a*o consiste en creer que ya se es lo que se quisiera ser" . El bur ués mexicano por su condici)n tiene más facilidades para consumar de un modo perfecto la obra de simulaci)n que debe ocultar su sentimiento de inferioridad. Mexicano de ciudad. Es como una forma a priori de su sensibilidad.2n cuando los hechos no lo &ustifiquen" no hay nada en el uni!erso que el mexicano no !ea y &uz ue a tra!és de su desconfianza. El resultado extremo de su desconfianza es que ha suprimido de su !ida la noci)n de futuro. (al actitud es pre!ia a todo contacto con los hombres y las cosas. Una característica íntimamente relacionada con la desconfianza es la susceptibilidad.haciéndoles creer que es más fuerte y decidido. 8ur ués Mexicano 'a psicolo ía del bur ués mexicano es resultado de las reacciones en contra de un sentimiento de menor !alía. Su desconfianza no se circunscribe al énero humano1 se extiende a todo cuanto existe y sucede. 3 (oda circunstancia exterior que pueda hacer resaltar el sentimiento de menor !alía" pro!ocara una reacci)n !iolenta del indi!iduo con la mira de sobreponerse a la depresi)n. 'a diferencia entre el bur ués mexicano y el 6pelado7 mexicano es que el primero oculta por completo su sentimiento de menor !alía. 'a reacci)n que suscita este sentimiento de inferioridad en el bur ués mexicano es superponer a lo que se es la ima en de lo que se quisiera ser" y dar este deseo por un hecho. El 6pelado7 busca la ri*a como un excitante para ele!ar el tono de su 6yo7 deprimido.la !irilidad. h3 (iene un espíritu belicoso y una irritabilidad que lo hace re*ir con los demás por el moti!o más insi nificante. El mexicano desconfía de todos los hombres y de todas las mu&eres. Es casi su sentido primordial de la !ida. . +ecesita un punto de apoyo para recobrar la fe en si mismo" pero como esta despro!isto de todo !alor real" tiene que suplirlo con uno ficticio. /icho sentimiento de inferioridad pro!iene del hecho de ser mexicano. 'a nota de su carácter es la desconfianza. Estas anomalías psíquicas pro!ienen de un comple&o de inferioridad experimentado como desconfianza de sí mismo y que se traduce finalmente en desconfianza del mundo y de los hombres. Se trata de una desconfianza irracional que emana de lo más íntimo del ser. Se presenta haya o no fundamento para tenerla.

'a primera se fund) en el ideal de una cultura que puede subsistir separada de la !ida. /e hecho" en los 2ltimos a*os se ha hecho escuchar por primera !ez una !oz profunda que pro!iene de misma entra*a de nuestra alma.mbas tendencias son da*inas. (rataremos de definir el perfil de la cultura que puede aparecer en México dada una cierta constituci)n or ánica de la sociedad y del hombre" producto de una historia peculiar. EL PERFIL DE LA CULTURA MEXICANA México ha abusado de la imitaci)n a la cultura europea de manera arbitraria sin otra ley que el capricho indi!idual. . México debe tener en el futuro una cultura 6mexicana71 pero no la concebimos como una cultura ori inal distinta a todas las demás. El nacionalismo" animado por un resentimiento contra todo lo extran&ero" se funda sobre el ideal de rehacer nuestra cultura como si fuera posible anular toda nuestra historia. Si nos interesa saber en que rado es posible el ad!enimiento de un a cultura mexicana" es necesario saber primero en que condiciones .abandona el esfuerzo a fa!or de su me&oramiento efecti!o. Esto es una no!edad y los mexicanos deben acudir pronto al llamado de esa !oz para reflexionar sobre nosotros mismos y sobre nuestra situaci)n.ara construir la cultura 6mexicana7 es necesario impulsar la educaci)n destinada a la &u!entud y orientada hacia el amor al conocimiento y la disciplina de la !oluntad y la inteli encia. Esta norma no puede ser otra que nuestra realidad" pero esta fue i norada y despreciada porque todo el interés y la atenci)n estaban !ueltos hacia Europa. Sin embar o" a raíz de la experiencia del mimetismo europeo y del nacionalismo mexicano debemos plantearnos la superaci)n de ambos. Entendemos por cultura mexicana la cultura uni!ersal hecha nuestra" que !i!a con nosotros" que sea capaz de expresar nuestra alma. EL PERFIL DEL H M!RE El tema de nuestra reflexi)n es el destino de la cultura en México. El hombre es el ser donde radica el principio y el fin de toda cultura. . El error de nuestro mimetismo ha sido carecer de una norma para seleccionar de la cultura europea los elementos positi!os que pudieran ser aplicables a nuestras necesidades peculiares. El nacionalismo cree que México ya existe con su fisonomía nacional definida y que solo basta sacarla a la luz del día" como se desentierra un ídolo. Es consolador obser!ar que la conciencia mexicana se ha propuesto realizar un !erdadero esfuerzo de reflexi)n nacional" pero tal examen de conciencia debe emprenderse con ri or" la hondura" la ob&eti!idad y la pasi)n por la !erdad que el caso requiere. Un !erdadero examen de conciencia nacional deberá darnos una claridad sobre la manera de ser de nuestra alma" es decir" un conocimiento científico del alma mexicana. Se intenta aislar a México de todo contacto con el mundo exterior" para librar a su ori inalidad de toda mezcla extra*a. +o podemos se uir practicando un mimetismo europeo falso" pero tampoco un nacionalismo falso. #uando esto pase todo indi!iduo que lle ue a ser culto no despreciara nuestra realidad nacional sino que su cultura le permitirá comprenderla y estimarla me&or.

or lo tanto" no se puede esperar que de estos hombres !en a la iniciati!a de construir la cultura nacional !erdadera. 'os hombres sobresalientes por su capacidad y cultura que existen en México son partidarios del mimetismo europeo y por lo tanto" desprecian e i noran la realidad.or otra parte están los nacionalistas radicales que por lo eneral son hombres incultos.espirituales se encuentran los mexicanos que deben crear esa cultura.ara coadyu!ar !erdaderamente a la realizaci)n de la cultura 6mexicana7 es necesario también orientar la nue!a educaci)n mexicana en un sentido humanista" dado que se ha perdido por completo la noci)n de humanismo. . . 'as personalidades intelectuales que ten an una conciencia clara de nuestro sin ular destino hist)rico y que sean capaces de orientarnos en medio del caos que nos en!uel!e son escasas. . El humanismo en la educaci)n es fundamental para contrarrestar los efectos de una ci!ilizaci)n en a*osa que transforma en máquinas a los hombres. . México no ha escapado a la in!asi)n uni!ersal de la ci!ilizaci)n maquinista.ara lle!ar a cabo la ran empresa de construir la cultura 6mexicana7 es necesario que los mexicanos se liberen de los comple&os inconscientes que hasta hoy han cohibido el desarrollo de su ser !erdadero. El impulso de la educaci)n humanista chocara con la educaci)n práctica. . #uando tales comple&os deprimentes se des!anezcan" desaparecerá automáticamente el falso carácter que se superpone al ser autentico de cada mexicano para compensar los sentimientos de des!alorizaci)n que lo atormentan y el espíritu quedara libre para la conquista de su destino.