You are on page 1of 8

PERIODISMO CIENTIFICO Y TECNOLOGICO

*

RAUL RIVADENEIRA PRADA**

MARCO DE REFERENCIA El periodismo se ha desarrollado, desde las “Gazettas” venecianas hasta nuestros d´ ıas -y mucho m´ as en las u ´ltimas d´ ecadas-, a tal punto que constituye ya un verdadero complejo de conocimientos y t´ ecnicas dif´ ıcil de entender en su estructura y funcionamiento y de prever sus resultados, sus efectos, a menos que se adopte una posici´ on cr´ ıtica y se cuente con el concurso de varios especialistas en otras ramas. Tal desarrollo significa, entre otras cosas, un avance sorprendente en la tecnolog´ ıa para producir materiales impresos: veloces m´ aquinas capaces de tirar m´ as de 80 mil ejemplares por hora; asombrosa nitidez en las fotograf´ ıas; incre´ ıble adelanto en el uso del color y los ensayos de sustancias clorosas para presentar avisos comerciales en un ambiente m´ as “natural” y darle mayor fuerza persuasiva al mensaje. Se han perfeccionado las t´ ecnicas de recolecci´ on, selecci´ on, elaboraci´ on y distribuci´ on de las noticias, comentarios y materiales propagand´ ısticos. Todo esto, con el auxilio de las ciencias de la comunicaci´ on y los aportes que ellas han hecho para la investigaci´ on sobre el periodismo y las posibilidades de ´ este de constituir un objeto de tratamiento cient´ ıfico. El periodismo, con las caracter´ ısticas que tiene hoy, es decir, un informativo impreso cotidiano, aparece en 1702, cuando sale a la calle el primer diario ingl´ es, el Daily Courant. Sin embargo, esto no supone que antes de esta fecha no existiera el periodismo. Lo hab´ ıa, s´ ı, pero con un criterio de noticia m´ as primitivo, una periodicidad m´ as espaciada y en muchos casos con aparici´ on irregular, desordenada. Los contenidos de este periodismo se elaboraban sin sujeci´ on a t´ ecnica alguna, con estilos que hoy nos llaman la atenci´ on como reliquias ret´ oricas espont´ aneas, ingenuas o explosivas. Tambi´ en se hac´ ıa periodismo antes de la invenci´ on de la imprenta. Era intensa la actividad de los “rapportisti” de la Europa medieval (Venecia, Augsburgo y Frankfurt) que elaboraban hojas informativas de pu˜ no y letra, conocidas como “noticias manuscritas” destinadas a clientes particulares, generalmente nobles, pol´ ıticos, comerciantes, obispos y otros que pagaban bien por un servicio confidencial y exclusivo, m´ as pr´ oximo, empero, a la chismograf´ ıa y a la intriga de alcoba que al concepto de informaci´ on que se maneja en nuestros d´ ıas. Todos tenemos una idea bastante aproximada de lo que es esa actividad llamada periodismo, a causa de nuestro permanente contacto con sus productos. Inclusive poseemos una imagen estereotipada del periodista, a quien representamos como una persona excesivamente preguntona, curiosamente incisiva; que siempre lleva consigo libreta de apuntes y bol´ ıgrafo; una grabadora o una c´ amara fotogr´ afica colgada al hombro; alguien que trabaja frente a una m´ aquina de escribir, a la luz de una l´ ampara de campana y que se protege la vista con una visera bien ajustada a la frente. Esta imagen est´ a muy lejos de revelar lo que es, en realidad, el periodista y mucho menos lo que es su profesi´ on. Por ejemplo, poco o casi nada sabemos acerca de los procesos de selecci´ on en fuente, percepci´ on de se˜ nales y direccionalidad de las informaciones, hasta que los especialistas e investigadores nos abren los ojos: La informaci´ on recibida en fuente provoca procesos de decodificaci´ on y codificaci´ on en la mente del periodista y eso equivale a una serie de experiencias comunicacionales del tipo intrapersonal o intraps´ ıquico.
* Ponencia presentada en la 2a. Conferencia sobre Ingenier´ ıa y Educaci´ on, organizada por el CERETI en Guadalajara, Jalisco, M´ exico, del 24 al 28 de noviembre de 1980. ** Especializado en periodismo, radio y T.V. en el Instituto Konrad Adenauer, 1965-1966, Bonn, Munich, Alemania; Jefe del Departamento de prensa de la Escuela de ciencias de la comunicaci´ on del ITESO de Guadalajara, 1974-1976, y asesor acad´ emico en la Facultad de Turismo de la Universidad Aut´ onoma de Baja California (Unidad Tijuana).

1

mediante un canal llamado peri´ odico. minero. Cada uno de estos periodismos posee y desarrolla un lenguaje muy peculiar. dentro de ´ el. EL PERIODISMO CIENTIFICO Una cosa es el periodismo cient´ ıfico y otra. LAS ESPECIALIDADES Un fen´ omeno com´ un a todas las ciencias es la atomizaci´ on la subdivisi´ on cada vez mayor de ellas. ideas y sentimientos procedentes de una o varias fuentes para transmitirlos a destino. ¿en qu´ e medida se bloquea y anula la eficacia del mensaje? Estos son problemas que competen a las ciencias de la comunicaci´ on. y. p´ ag. Ed. periodicidad universalidad geogr´ afica y tem´ atica y acceso p´ ublico. el lenguaje futbolero que emplea expresiones como ´ estas: “La pelota envenenada pas´ o lamiendo el horizontal. municipal. El periodismo se ocupa del hecho cient´ ıfico-noticia. Hay m´ as especialidades derivadas de las fuentes de donde proceden los acontecimientos noticiables: periodismo pol´ ıtico tur´ ıstico. la ciencia del periodismo.” “El tremendo ca˜ nonazo anid´ o el bal´ on en la porter´ ıa.” Esta proposici´ on tendr´ a que complementarse con la anotaci´ on de los atributos del periodismo: actualidad. sindical. tal vez con la sana intenci´ on de llegarle mejor al receptor. la ciencia se ocupa del periodismo como hecho sociocultural. 1980. Periodismo. televisivo y cinematogr´ afico. El primero es un g´ enero especializado. diplom´ atico. 1 RIVADENEIRA. a simple vista. que maneja materiales informativos de la ciencia. distinto del lenguaje ordinario que empleamos para la comunicaci´ on en nuestras relaciones humanas personales. auditiva y audiovisual. pero su cancerbero le saca la pelota de un guada˜ nazo. Otras especialidades resultan de los g´ eneros period´ ısticos de informaci´ on. cuando se refiere a los avisos comerciales. RAUL. Se trata. 34.” “El l´ ıbero hace una finta. Hay tambi´ en un periodismo que usa se˜ nales t´ actiles en peri´ odicos impresos con el sistema Braille para que los ciegos lean las noticias al contacto de los dedos. Tomemos un ejemplo ilustrativo y simp´ atico por su originalidad: el c´ odigo deportivo y. que procesa acontecimientos. En cuanto al tipo de se˜ nal que se emplea para la comunicaci´ on: visual. cultural.. 211 ed. directas y rec´ ıprocas. Tal vez ser´ ıa m´ as correcto denominar a esta actividad periodismo de la ciencia porque periodismo cient´ ıfico deja un amplio margen de duda acerca de si es un modo de informar sobre hechos cient´ ıficos con valor noticiable o si es informar en torno a un hecho cualquiera de manera cient´ ıfica. M´ exico. bicicletea. la teor´ ıa general de los sistemes y la ciencia de le comunicaci´ on. las combinaciones. econ´ omico. opini´ on. literario. bancario. el periodismo es impreso radiof´ onico. empresarial. deportivo. nunca fuera de ´ el. cient´ ıfico y otros.” Las anteriores expresiones s´ olo tienen valor significante para quienes est´ an familiarizados con el futbol y en el contexto espec´ ıfico de un encuentro deportivo determinado.¿QUE ES EL PERIODISMO? Una definici´ on propuesta por el autor de este trabajo 1 expresa: “Periodismo es un sistema abierto de la comunicaci´ on humana tecnificada. 2 . agropecuario. petrolero. como si el que informa fuera un cient´ ıfico. Trillas. universitario. industrial. entretenimiento y propaganda. ¿Se logra esto y en qu´ e medida?. esta u ´ltima llamada tambi´ en publicidad o “advertising”. de un excesivo y temerario uso de met´ aforas. distinta. los conceptos actuales de multidisciplinariedad e interdisciplinariedad. Al periodismo le ha sucedido lo mismo que a cualquiera otra parcela del conocimiento y actividad humanos.

se edita a partir de 1665 el Journal des Savants. bajo el nombre de Zeitungswissenschaft (Ciencia del periodismo). anota que un Journal es “una relaci´ on de lo que ha pasado d´ ıa por d´ ıa”. tambi´ en se divulgaron los acontecimientos cient´ ıficos por medio de almanaques escritos en lat´ ın.3 Por lo que se ve. 26. 3 . digamos que los historiadores han encontrado almanaques egipcios en los que se grabaron relaciones de los d´ ıas del a˜ no. Baste decir que cada asociaci´ on 2 WEILL. C. 1979. p´ ag. Los cient´ ıficos tienen varios canales para intercambiar sus experiencias. y a los descubrimientos que hab´ ıan seguido a la invenci´ on del microscopio y del telescopio. meteorolog´ ıa. analizarlos y contraponerlos. J. a partir de una noci´ on hist´ orica del peri´ odico. a la astronom´ ıa. para enterarse de los progresos en los predios del conocimiento que no son de su dominio. En Francia. m´ usica. que es la m´ as completa historia del periodismo conocida hasta ahora. La combinaci´ on de ciencia y literatura dio por resultado el g´ enero de ciencia ficci´ on que. una historia quiz´ a m´ as antigua que la de otros g´ eneros period´ ısticos. poes´ ıa. conferencias y otras reuniones. Estos constituyen vasos comunicantes entre los cient´ ıficos. pintura. Mensajes hechos por cient´ ıficos y para cient´ ıficos. UTEHA. literatura. adem´ as de los simposios. edici´ on de 1648. afirma: “Este peri´ odico -el Journal des Savants. El matrimonio con la literatura ha sido duradero.” CIENCIA Y LITERATURA De 1712 a 1764. Cualquier suplemento dominical de nuestros d´ ıas puede certificar la fidelidad y solidez de esta uni´ on. Descartes y Galileo. 24. Ya es consenso que la narrativa de Julio Verne se adelant´ o a hechos cient´ ıficos del siglo xx y que algunos de ellos los propici´ o. los jesuitas publicaron en Francia Memorias para servir a la historia de las ciencias y de las artes.empez´ o en un momento oportuno. escultura y arquitectura es tambi´ en antiguo. Houzeaus investig´ o en 1870 varios almanaques que conten´ ıan noticias sobre astronom´ ıa. por lo menos en traducci´ on espa˜ nola. a˜ no en que Karl Bucher organiza el Leipziger Institut fur Zeitungskunde (Instituto de Leipzig para la Ciencia del Periodismo). Hoy se admite casi un´ animemente que el objeto del periodismo. Aunque parezca llevar las cosas a lejan´ ıas sorprendentes. a fines del siglo XVII. Weill destaca que este peri´ odico “a pesar de la gran parte dada a la pol´ ıtica religiosa. ciencia y arte. Ed. hace que la mente lleve los hechos conocidos a una dimensi´ on fant´ astica. datos atmosf´ ericos y consejos de higiene. Estas inquietudes tendr´ ıan que madurar hasta 1916. tuvo un puesto honorable en la prensa literaria y cient´ ıfica por la seguridad de sus informaciones”.. ) El peri´ odico consagr´ o mucha mayor atenci´ on a las ciencias. no era ya posible conformarse con las correspondencias personales que durante largo tiempo hab´ ıan sido el medio de tenerse al corriente los sabios entre s´ ı. el periodismo cient´ ıfico existi´ o mucho antes de lo que pod´ ıamos suponer y su parentesco con la literatura. congresos.Tenemos noticias sobre preocupaciones cient´ ıficas en Alemania. Imposible ser´ ıa enumerar aqu´ ı ni siquiera los t´ ıtulos de las principales publicaciones de este g´ enero. Despu´ es del impulso dado por Bacon. 3 Ibid.. tienen especial importancia las revistas. acerca de los descubrimientos realizados en otras partes (. folletos y boletines especializados. . que se conoc´ ıa tambi´ en como el Journal de Tr´ evoux. El periodismo cient´ ıfico tambi´ en tiene su historia. con inserciones de noticias sobre ciencia. pag. Entre esos canales. Durante el Renacimiento. para discutir teor´ ıas elaborar modelos. GEORGES. sobre una base de conocimientos cient´ ıficos. pero en la cual la verosimilitud est´ a dada por los datos y combinaciones de datos que relaciona la imaginaci´ on del escritor de un modo a veces perspectivista. El Diccionario de la Academia Francesa. seminarios. M´ exico. Georges Weill. incluidas la demoscop´ ıa y la psicolog´ ıa social as´ ı como la recientemente dise˜ nada sociolog´ ıa de las comunicaciones masivas. que era entonces tan popular. El Peri´ odico. un bolet´ ın semanal destinado a noticias de la ciencia y las letras.2 en su monumental obra El Peri´ odico. en cuanto ciencia. es la opini´ on p´ ublica y que los m´ etodos para su estudio son los mismos de las ciencias de la comunicaci´ on.

Filosof´ ıa de la ciencia. . Los modelos tecnol´ ogicos tendr´ an que guardar relaciones coherentes con los modelos cient´ ıficos. cada centro de investigaci´ on. Estos argumentos. sea industrial. tiene al menos un bolet´ ın de este tipo. CIENCIA Y TECNICA El criterio que hoy predomina sobre lo que ha de entenderse como ciencia es mucho m´ as flexible y menos pretensioso que el acu˜ nado por el positivismo. Pero. Pero. cada cient´ ıfico queda siempre inseguro de haber cumplido exactamente. n. cada universidad. Veamos lo que dice Poincar´ e: 4 “Es una clasificaci´ on. en un tiempo T. absolutamente. no es tarea f´ acil ni leg´ ıtima trazar una l´ ınea divisoria r´ ıgida entre la ciencia y la tecnolog´ ıa y decir a secas: La ciencia es teor´ ıa y la t´ ecnica praxis. La tecnolog´ ıa es un conjunto de procedimientos destinados a la obtenci´ on de un producto. Luego. ya esgrimidos con mayor fuerza de detalles por Henri Poincar´ e. la ciencia en s´ ı misma no es ni objetiva ni subjetiva. las relaciones dentro del sistema. Una formulaci´ on ya a˜ neja del procedimiento cient´ ıfico es aquella que dice: “Si se cumplen las condiciones a.” El car´ acter contingente de las leyes cient´ ıficas significa que no es posible reproducir. Al mismo tiempo. no hay condiciones exactamente id´ enticas sino variables de una experimentaci´ on a otra. En otros t´ erminos. Objetivos son los hechos y. por peque˜ na que sea. c. ya sea para su difusi´ on entre los investigadores o para extensi´ on a otros sectores humanos. Esta apretada relaci´ on hace imposible separarlas y tomarlas individualmente. 32. 2a ed. Este punto parece importante para el periodista porque le se˜ nala el tipo de mensaje que puede contener un suceso de la ciencia. en cualquier momento.. Adem´ as. 1978. ¿qu´ e es la ciencia? Hay tantas definiciones que no se pueden citar todas. . es el uso material de equipos. es decir. b. A su vez. ha hecho variar la formulaci´ on cient´ ıfica de este modo: “Si se cumplen las condiciones a. a fin de continuar con el discurso de este tema. la ciencia es un sistema de relaciones. de educaci´ on y otros. p´ ag. por incompleto que sea. Pero. a comienzos de este siglo. HENRI. podemos convenir en que la objetividad de la ciencia est´ a en los tipos de relaciones establecidas.cient´ ıfica. de servicios. que el periodista no puede pasar por alto. He aqu´ ı otro aspecto del problema. nuevas teor´ ıas modifican constantemente los modelos tecnol´ ogicos. M´ exico. 4 POINCARE. . . herramientas y recursos aptos para ejecutar los procedimientos antes mencionados. distinto del tiempo en que era v´ alida la formulaci´ on. comercial. sino la probabilidad de que un hecho se produzca. si entendemos que la t´ ecnica es la aplicaci´ on pr´ actica de las leyes cient´ ıficas de car´ acter hist´ orico.” Si adoptamos este criterio sistem´ atico. . Sabemos que. un modo de relacionar hechos que las apariencias separan aunque est´ en ligados por alg´ un parentesco natural y oculto. UNAM. 4 . c. hay que tomar por lo menos un concepto operable. todas las condiciones del modelo. con las condiciones iniciales requeridas y no puede afirmar que no hubiera olvidado algo. como no es ni buena ni mala. n.” Las experiencias cient´ ıficas han demostrado que ´ esta es una f´ ormula m´ as aceptable ya que la primera postulaba una inalcanzable pretensi´ on de marcos absolutos. una experiencia tecnol´ ogica puede modificar a una ley cient´ ıfica y dar elementos para la elaboraci´ on de nuevas teor´ ıas. b. precisado despu´ es por el fil´ osofo argentino Francisco Romero. La ciencia actual ya no declara en forma tajante que su prop´ osito sea descubrir la verdad. Ed. m´ as que ellos. . entonces es seguro que el resultado ser´ a siempre R. entonces es probable que se produzca el resultado R.

Veamos. ha ocasionado varios trastornos en la filosof´ ıa. principalmente en materia de revistas. ¿Qu´ e tanto impone la moda por tal o cual ciencia una proliferaci´ on de comunicados. pero trata al mensaje como material de interacci´ on humana y hace que el hecho se conozca dentro de un contexto.EL HECHO CIENTIFICO El periodismo debe su existencia a los hechos noticiables. en un modelo de informaci´ on. Si nada ocurriera en ninguna parte. La ciencia ha provocado cambios en la econom´ ıa. porque. habitualmente. Mart´ ın Heidegger afirma que ella. medicina. no aislado de ´ el. no podemos abandonar el postulado central sobre el concepto de noticia. tambi´ en con una referencia sobre los efectos sociales. y qu´ e tanto detr´ as de esas publicaciones hay un inter´ es econ´ omico o la justificaci´ on de un sueldo percibido en una instituci´ on? La pseudociencia m´ as cercana a la charlataner´ ıa parece tener mayores canales de divulgaci´ on. la cibern´ etica. sin que el hombre com´ un se d´ e cuenta cabal y a veces ni siquiera sospeche las razones y fundamentos de esos cambios. Nadie puede poner en duda la importancia del periodismo cient´ ıfico. ´ esta ser´ ıa una gran noticia. el fen´ omeno transnacional de la informaci´ on y la transculturaci´ on. El hecho cient´ ıfico es un hecho noticiable de derecho propio. El hecho cient´ ıfico es material period´ ıstico m´ as a menudo requerido por el p´ ublico. a tal punto que en una publicaci´ on p´ ostuma. no el hecho per se. Sin embargo. lindan m´ as 5 . por ejemplo. la radio y la televisi´ on publican lo que verdaderamente interesa a sus p´ ublicos? Tras esta interrogaci´ on hay una corriente cr´ ıtica sobre el comportamiento comunicacional e informativo de los medios masivos. es la dispersi´ on de esfuerzos period´ ısticos. La conocida definici´ on: “Noticia es lo que publican los diarios” no es cient´ ıfica y no es confiable. comunicaciones. cuestionamientos al consumismo y a la publicidad que lo proh´ ıja. hay preguntas acerca de la ideolog´ ıa dominante. transform´ andolas. aunque pens´ andolo bien. La multiplicidad de materiales lleva consigo el riesgo de que se difundan versiones contradictorias que. suceso reciente que tiene valor para las personas en tiempo y espacio definidos porque les afecta en sus intereses materiales y espirituales. ciencia de la regulaci´ on y el control autom´ atico. mucho menos en la ´ epoca actual. farmacolog´ ıa y la ingenier´ ıa mec´ anica. que podr´ ıa apuntarse tambi´ en como uno de sus males. pretextando -la mayor´ ıa de ellas. ¿qui´ en nos garantiza que los diarios. los intereses definidos por las pol´ ıticas comunicacionales. para dar s´ olo algunos ejemplos. tal vez la mejor de todos los tiempos. pero consider´ andola no como un hecho simplemente transmisible de un punto a otro.un servicio de clarificaci´ on de los problemas sexuales y una apertura contra el “tab´ u sexual”. su manipulaci´ on. sino como algo comunicable. LAS DIFICULTADES Una de las principales dificultades del periodismo cient´ ıfico. sino acompa˜ nado de sus antecedentes y consecuentes y. a trav´ es de un canal Y. pero habr´ a que tener puestos los cinco sentidos en la atenci´ on de lo que puede hacerse con la divulgaci´ on de la ciencia y sus alcances y posibilidades. causan desorientaci´ on e incrementan la incertidumbre. No lo obvio sino lo ignorado. La informaci´ on consiste en un proceso de transmisi´ on de un mensaje desde una fuente hasta un destino. La comunicaci´ on tiene su base material en la informaci´ on. medios de transporte. la transmisi´ on de un hecho concreto y hasta anecd´ otico. Esta exigencia obliga al periodista a especializarse en este g´ enero informativo. ¿Qu´ e es noticia? Lo nuevo. si hemos de hablar de comunicaci´ on social. la ecolog´ ıa. Lo es m´ as en esta ´ epoca en que las masas est´ an m´ as pr´ oximas al acontecimiento cient´ ıfico y porque los adelantos en este campo han repercutido hondamente en las sociedades. La cibern´ etica. ser´ a la nueva filosof´ ıa a corto plazo. en vez de informar. la proliferaci´ on de revistas sobre sexolog´ ıa que. lo desconocido hasta que alguien toma conocimiento del suceso y se lo comunica a otro. no habr´ ıa periodismo.

el voluntario del Cuerpo de Bomberos y la empleada dom´ estica. Resulta del siguiente razonamiento: El p´ ublico es heterog´ eneo. en la publicidad. de diferencias culturales acentuadas. las intoxicaciones y las muertes que causan. a la difusi´ on indiscriminada y de contenido meramente comercial de sustancias medicinales. gran n´ umero de empresas decide cometer el crimen transnacional del siglo inundando el mercado de los pa´ ıses en desarrollo de art´ ıculos peligrosos. El periodista que se decida por la ciencia tendr´ a que fijarse mucho m´ as que sus colegas de otros g´ eneros en el receptor y preguntarse constantemente qui´ en es y c´ omo es ese destinatario del mensaje: en qu´ e sociedad vive. fen´ omenos. Emplea vocablos con valores significantes muy diferentes de los que esos mismos vocablos tienen en el lenguaje ordinario. t´ ecnicas.” En cambio la penicilia se introduce en el organismo y sus consecuencias pueden ser fatales. relaciones. el ama de casa. se venden libremente en las farmacias latinoamericanas como si se tratara de caramelos. salvo corriendo el riesgo de que la prenda no le quede bien y que un entendido en modas le diga: “Te estafaron. instrumentos que encuentra en su camino y que le sirven para su trabajo. un c´ odigo que se ha ido haciendo poco a poco. pero todas ellas unidas por un inter´ es b´ asico com´ un: la necesidad de estar y ser informadas. nuevas constantes y magnitudes y unidades de medida. cu´ ales sus experiencias pasadas y sus expectativas. Puede que as´ ı sea. abstracci´ on necesaria como presupuesto gu´ ıa para el comunicador. el obrero. con la comunicaci´ on y con qu´ e probables efectos. u ´selas”. si su uso no est´ a bajo control m´ edico profesional. Esa divulgaci´ on de marcas. que consiste en que una persona imberbe en medicina y farmacolog´ ıa se autodiagnostica y autorreceta. M´ exico. no siempre se atienden las prescripciones m´ as elementales de formaci´ on 5 Revista Contextos. resultados. integrado por el profesor universitario. 6 . La automedicaci´ on. que este otro: “La penicilina cura todas las infecciones. desde una perspectiva clara y comprenderse a s´ ı mismo dentro de la realidad y hallar su ubicaci´ on. octubre 1980. sumada a la irresponsabilidad de comerciantes que expenden medicamentos sin receta m´ edica. por ejemplo. posolog´ ıas. Los periodistas y otros comunicadores sociales tenemos una alta cuota de responsabilidad culposa en todo esto. A este respecto. ocasiona estragos en varios pa´ ıses. El cient´ ıfico tiene que bautizar con algunos nombres a los objetos. sin importarles las lesiones org´ anicas y psicol´ ogicas. al crearse las voces que han de designarlos. en parte. es uno de los males m´ as extendidos en Am´ erica Latina y atribuible.” Uno se pone una camisa sin consecuencias relevantes. a qui´ en va a llegarle con la informaci´ on. en suma. dice el Bolet´ ın 416 de la UNESCO: “Del desarrollo natural de la ciencia y de la t´ ecnica surgen todos los d´ ıas conceptos. Tal vez este punto de vista suene a un alegato existencialista. Una reciente denuncia anotaba que incluso productos considerados nocivos en otros pa´ ıses. m´ aquinas. Algunas veces -antes m´ as que ahora.con la pornograf´ ıa que con el servicio informativo con que se encubren. los productos que elaboran. La investigadora Mother Jones 5 escrib´ ıa en una revista: “Cuando les proh´ ıben vender en su pa´ ıs. cu´ al es su cultura. vademecums.” El receptor de un mensaje del tipo masivo es el “hombre promedio”. Y ocurre que. pero sirve para reforzar la proposici´ on de que se haga divulgaci´ on del conocimiento cient´ ıfico con una finalidad provechosa para el hombre. de estatus disparejos. que el comunicador lance el mensaje: “Las camisas Manhattan son las mejores. modelos. en el curso evolutivo de la especialidad.recurre a ra´ ıces griegas y latinas o a expresiones de estas lenguas para dar nombres. aparatos nuevos. o mejor dicho. No es lo mismo. u ´sela. pero ahora echa mano de palabras corrientes. diremos que ese inter´ es com´ un ser´ a la adquisici´ on de conocimientos que le permitan entender el mundo en que vive. Todos estos elementos tienen que recibir un nombre. personas dis´ ımiles. El cient´ ıfico emplea un lenguaje. Nø 11. Las camisas Manhattan no son las mejores y ya est´ an pasaditas de moda. Para el caso del hecho cient´ ıfico.

2) La explosi´ on informativa de nuestro tiempo. Y. es un motivo para reavivar los celos profesionales de los periodistas. diferente. Ambas experiencias tienen el mismo peso por lo que resulta dif´ ıcil inclinar la balanza en uno u otro sentido. Un viejo pleito no zanjado. con lo cual el lenguaje de los t´ ecnicos va perdiendo precisi´ on y se˜ nor´ ıo. y con mucha frecuencia se dejan de lado estas reglas y se acude a voces ya usadas en el habla vulgar. 20 de mayo de 1963. p´ ags. Y as´ ı diremos: “La sal de la vida”. fusi´ on denominada cloruro de sodio. 1977. ese nombre com´ un de la sustancia qu´ ımica que nos ocupa tendr´ a diferentes significados en diferentes contextos y un significado u ´nico en cada uno de ellos. Madrid. Ed. Manuel Calvo Hernando.del idioma correspondiente ni las formas de prestancia y dignidad que debieran caracterizar al lenguaje cient´ ıfico y tecnol´ ogico. con valores significantes u ´nicos. una sustancia que conocemos ordinariamente como sal com´ un. del significado de la palabra sal. entre ellos: 1) La extensi´ on y complejidad de la ciencia. De tal modo que transferir la ciencia a un idioma corriente es labor period´ ıstica ardua y salvar los escollos de la vulgarizaci´ on demanda enorme capacidad comunicacional y habilidad interpretativa del emisor poco com´ un. un cuerpo. Poner el lenguaje de la ciencia en c´ odigo accesible al “hombre promedio” de que hemos hablado. dif´ ıcilmente inteligible. Lo natural ser´ ıa. se plantea de este modo: ¿Debe socializarse al periodista en ciencias o es preferible capacitar al cient´ ıfico en la t´ ecnica del periodismo.”6 Adem´ as del lenguaje cient´ ıfico formado para dar nombre a los elementos que tienen los sistemas de las ciencias. al menos en las lenguas cient´ ıficas occidentales. Periodismo cient´ ıfico. 7 CALVO Bolet´ ın Nø 416. a su vez. nuevas convenciones o alteraciones de tipo sociocultural o pol´ ıtico. En el lenguaje corriente. hay otros lenguajes simb´ olicos como los de la matem´ atica. HERNANDO. cuya caracter´ ıstica es la polisemia (varios significados). Par´ ıs. 3) El rezago de la ense˜ nanza frente al avance de las ciencias. formar las nuevas palabras con ra´ ıces griegas o latinas y terminaciones adecuadas a la fon´ etica y a la morfolog´ ıa del idioma en cuesti´ on. a menos que tenga mal gusto: “El Cl Na de la vida”. para que la comunicaci´ on sea m´ as eficaz y provechosa? ¿Qu´ e es mejor? Hay experiencias que demuestran que un buen m´ edico puede llegar a ser un excelente periodista y que un periodista puede manejar informaci´ on m´ edica con solvencia. Cl Na ser´ a siempre una combinaci´ on molecular de cloro y sodio. lo que es peor. cabe tomar nota de las dificultades de codificaci´ on que se le opondr´ an al periodista en su tarea de elaboraci´ on del mensaje que porte un contenido cient´ ıfico. impulsor del periodismo cient´ ıfico. no es tarea f´ acil ni est´ a exenta de riesgos. tomada en aislamiento. a veces. su car´ acter monos´ emico. Imposible de que adquieran otra significaci´ on y sean permeables a transformaciones por causas subjetivas. puesto que tendr´ a que trasladar los significados de un c´ odigo a otro c´ odigo m´ as llano. 6 UNESCO. a una distorsi´ on grave de todos sus conceptos. La semiolog´ ıa y la sem´ antica han clasificado a dichos lenguajes como los “s´ ımbolos puros” y les ha reconocido. y la tendencia monos´ emica de los s´ ımbolos de la ciencia. se˜ nala varios problemas de la divulgaci´ on.7 periodista espa˜ nol. En el lenguaje simb´ olico de la qu´ ımica. y 4) Las falsas ciencias. Y a nadie se le ocurrir´ a poner en un verso. MANUEL. la f´ ısica y la qu´ ımica. entre otros atributos. hasta llegar a convertirse en una especie de habla llana. A prop´ osito de este car´ acter polis´ emico del lenguaje com´ un. Puede conducir a una depauperaci´ on de los contenidos cient´ ıficos y. pero las preocupaciones del que las crea suelen ser de muy otra naturaleza. Paraninfo. 7 . “estoy salado” o “p´ asame la sal”. 135-14. Pero ´ este no es el problema de fondo sino simplemente una interrogaci´ on que compete a la funci´ on acad´ emica del periodista o del comunicador. que sostienen los investigadores y docentes del periodismo.

me parece que el periodismo cient´ ıfico y tecnol´ ogico es uno de los puntales m´ as s´ olidos para el sostenimiento de pol´ ıticas de desarrollo en Am´ erica Latina. El periodismo puede y debe contribuir a que se abran las puertas que esconden celosamente al know-how y sembrar ideas destinadas a acciones que transformen los privilegios de unos pocos en derechos leg´ ıtimos de las mayor´ ıas marginadas. agua potable. Por tanto. Sabemos que la transferencia tecnol´ ogica es uno de los m´ as graves problemas que confronta el desarrollo del Tercer Mundo. Esto habr´ a que tener bien fijado en la conciencia. abaratamiento de los costos de construcci´ on de viviendas. En cuanto a la tecnolog´ ıa. procesa y emite. 8 . . puede y debe ponerse al servicio de la divulgaci´ on de la ciencia con miras a que el conocimiento no sea un privilegio de clase. sin mucho esfuerzo. y luego. La informaci´ on acerca de la ciencia puede provocar tambi´ en esos efectos.LA PREGUNTA CLAVE La regla general en el periodismo es que la pregunta m´ as importante a que ha de responder el comunicador es ¿qu´ e?. mediante una toma de conciencia abierta y honrada sobre la responsabilidad del comunicador ante la sociedad y sobre el peligro que representa el poder destructor de la ciencia moderna. para dar vida o matar. por ejemplo. . vienen las cuestiones clave que emergen del tipo de mensaje que se emita y el contexto en que se percibe. a la vez que sobre sus posibilidades constructivas. La ciencia puede ser usada para beneficiar o perjudicar. En el caso del mensaje cient´ ıfico. para democratizar o tiranizar. El periodismo cient´ ıfico ejercido con alto sentido ´ etico y compromiso social. para liberar u oprimir. suponemos que el ´ enfasis debe recargarse en la pregunta ¿para qu´ e? ¿Para qu´ e se comunica lo que se comunica? Nuestro criterio personal es que las respuestas pueden hallarse. en fin. servicios de energ´ ıa. el periodismo no s´ olo tiene el derecho sino la obligaci´ on de divulgar t´ ecnicas provechosas que representen. as´ ı como el periodismo literario y otros g´ eneros de la cultura tienden a socializar los bienes culturales de la humanidad pero poniendo sumo cuidado para no caer en la vulgarizaci´ on del conocimiento.