You are on page 1of 2

“En una mano la Biblia y en la otra el periódico”

 

шаблоны RocketTheme Форум вебмастеров
ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN EN 12 ABRIL 2013 ESCRITO POR: NICOLÁS IGLESIAS SCHNEIDER

MARIO CAYOTA Y EMILIO CASTRO

Emilio Castro (1927-2013) El pasado 6 de abril falleció el pastor Emilio Castro. Un ser humano que consagró su vida al servicio de los demás. Desde su compromiso de fe cruzó fronteras geográficas, políticas y religiosas, llegando a ser el único latinoamericano en ocupar el mayor cargo religioso del mundo protestante.

Emilio Castro nació en 1927, en el seno de una familia humilde y de tradición sindicalista, era un “chiquilín de la Aguada” que junto a otros amigos del barrio tiraba piedras contra el techo de la iglesia metodista del barrio. En aquella parroquia estos gurises encontraron a un pastor y una maestra que los recibieron con cariño, escucha y dedicación, factores que transformaron su vida desde la propuesta del evangelio. A los 17 años Emilio viajó a Buenos Aires para estudiar en la Facultad Evangélica de Teología. Allí tuvo un primer encuentro con la diversidad de pensamientos y corrientes teológicas y fue influenciado por el evangelio social en un contexto de mucha efervescencia política.

Dio sus primeros pasos como pastor en los años cincuenta. Continuó sus estudios en Buenos Aires y posteriormente fue enviado a hacer un posgrado en Suiza donde tuvo como profesor y referente a uno de los teólogos más destacados del siglo xx, el suizo Karl Barth. Volvió al continente como pastor de La Paz, Bolivia, donde cumplió su pastorado por dos años. La confrontación con el contexto boliviano amplió su visión de Latinoamérica y alentó su vocación por un ministerio ecuménico. A los 29 años asumió el cargo pastoral de la Iglesia Metodista Central en Montevideo, y así comenzó su tiempo más fecundo y polémico en este país. EL ESCÁNDALO. Fue un pastor para el pueblo, para la gente fuera y dentro de la Iglesia, acompañó y alojó en tiempos de conflictos sociales a aquellos que –sin importar su credo u opción partidaria– precisaran un espacio para refugiarse, para formarse, discutir y tomar decisiones colectivas de resistencia. De esta manera, acompañó pastoralmente a sindicalistas, políticos y estudiantes que luego fueron referentes en la sociedad. El pastor Castro generó “escándalo” en algunos sectores religiosos conservadores que pensaban que él mezclaba el evangelio con la política y que las iglesias no debían meterse en los conflictos sociales y políticos. Su opinión fue requerida en diferentes ámbitos de la sociedad, especialmente en los años sesenta, cuando

. En el mundo evangélico fue clave la fundación de la Federación de Iglesias Evangélicas del Uruguay (1956). Sus convicciones se plasmaron en instituciones y espacios concretos. Escribió con frecuencia en Marcha. aún inspira y desafía a muchos jóvenes. cuyo factor común era la preocupación por generar diálogos. El pastor Castro fue uno de los fundadores del diálogo ecuménico e interreligioso en nuestro país. De él aprendimos la importancia de tender puentes y de ejercitar la fe en diálogo con los desafíos políticos. Escuchamos de Emilio el relato de muchas anécdotas referidas a los tiempos más duros de Uruguay. de la lucha por su libertad”. cuando la misma se da en el plano del servicio a la comunidad. podemos pensar que se animó a cruzar todas las barreras y muros trazados por las instituciones religiosas y sus tradiciones.muchos se acercaban a escuchar los sermones en la Iglesia Metodista Central y cuando Emilio –cual profeta moderno– participaba en las tertulias televisivas de Conozca sus derechos en Saeta tv y Mediodía con usted en Canal 4. sociales y culturales de nuestro contexto. su involucramiento. arriba a la derecha.* Su compromiso político y social siempre fue desde su lugar de pastor. Probablemente una de sus virtudes era ser tremendamente amoroso y terco a la vez.. Esta es la mejor dimensión de toda colaboración humana. y desde ese rol fue valorado en la sociedad. A nivel interreligioso. fue todo un signo la fundación de la Confraternidad Judeocristiana del Uruguay (1958). Con este gesto. que fue vital para la resistencia en tiempos de persecución política. evitar el conflicto armado y tener un análisis crítico de la realidad con perspectiva de derechos humanos y de dignidad para todos y todas sin exclusiones. y a nivel regional la creación del Consejo Latinoamericano de Iglesias (1978). del amor al prójimo. los mismos cuarteles”. Algo que ilustra su concepción de fe como praxis pastoral y política está planteado en el artículo “Las mismas celdas.. donde argumenta que “el diálogo cristiano-marxista dejó de ser una cuestión teórica para pasar a ser una vivencia práctica. El testimonio de Emilio. PARA LEER EL CONTENIDO COMPLETO DE LA NOTA SUSCRIBITE A BRECHA DIGITAL.