You are on page 1of 6

ARTÍCULO ORIGINAL

ESTADO NUTRICIONAL Y HÁBITOS ALIMENTARIOS EN ADOLESCENTES DEL POLIMODAL DE LA ESCUELA MANTOVANI DE SANTA ANA
Norry, Gabriel A. Asesor: Dr. Tolaba, Rene A. RESUMEN Introducción: Es vital que los adolescentes tengan una adecuada nutrición para que su desarrollo sea óptimo. Las alteraciones del estado nutricional están relacionadas con una mala alimentación y los hábitos sedentarios. Objetivos: conocer los hábitos alimentarios, el estado nutricional y la relación entre ambos, también los hábitos sedentarios y la opinión sobre su peso e imagen corporal. Materiales y Método: se realizó un estudio descriptivo de corte transversal a través de una encuesta y la toma de medidas antropométricas en los 196 alumnos entre 15 y 19 años, de ambos sexos, del Nivel Polimodal de la Escuela Mantovani de Santa Ana en julio y agosto de 2006. Resultados: Del análisis de las variables se obtuvo que un 91% de los alumnos tenía una alimentación inadecuada, un 21% se encontraba con sobrepeso o riesgo de sobrepeso. El 73% veía TV o PC más de 2 horas diarias y el 91% comía durante esta actividad. El 56% no realiza actividad física y el 88% no realiza dieta alguna, el 23% respondió que conocía su peso, el 57% estaba conforme con su peso y el 61% con su imagen corporal. Se encontró asociación entre el hábito alimentario y el sexo (Test Chi cuadrado p=0,02). Discusión: Se observó que tanto las alteraciones del estado nutricional como los hábitos alimentarios y el sedentarismo son un problema vigente en esta comuna por lo que se debería implementar un programa de nutrición y un consultorio con especialistas en la materia en esta comunidad. PALABRAS CLAVE: ESTADO NUTRICIONAL - HÁBITOS ALIMENTARIOS - ADOLESCENTES INTRODUCCIÓN Es vital que los niños tengan una adecuada nutrición y una dieta sana para que su potencial de desarrollo sea óptimo. Durante la infancia y la adolescencia, los hábitos dietéticos y el ejercicio pueden marcar la diferencia entre una vida sana y el riesgo de sufrir enfermedades en años posteriores (1). Entre otras citas Eveleth y Micozzi refieren que ”las enfermedades relacionadas con el medioambiente, como la desnutrición, representan un tercio de la carga global de mortalidad en paises en desarrollo” (4). En otra refiere que un niño obeso tiene hasta el 40% de probabilidad de seguir cargando kilos de más en su adultez y se eleva a un 70% si permanece en este estado durante su adolescencia (5). Varela y Lambruschini expresan que “La tendencia en la alimentación del niño se encuentra en una exagerada ingesta de alimentos grasos de origen animal y de carbohidratos y la pérdida de los alimentos de origen vegetal, con consecuencias a largo plazo de patologías cardiovasculares y endocrinológicas” (6). Con fines de aclarar mas la idea de este trabajo se citará a Requejo y Ortega que expresan que “es difícil cumplir una dieta ideal, pero es muy importante acercarse a e ella para educar al niño en
Contacto: Pje. Santiago del Estero 1494, Yerba Buena (C.P. 4107); Teléfono: (0381) 4252502; correo elect.: g_norry@hotmail.com

sus hábitos alimentarios, una cuestión que hasta la fecha no ha sido abordada” (7). Según la Academia Americana de Pediatría estima que el 22% de jóvenes entre 12 y 17 años está en riesgo de sobrepeso y el 11% ya lo tiene (8). Solorzano aclara “Los hábitos y prácticas nutricionales en adolescentes requiere especial cuidado porque es en esta etapa en la que alcanza el 20% de la talla definitiva y el 50% del peso final del adulto” (9). Los niños que comen con sus padres adquieren hábitos alimentarios más saludables que los que no practican esta costumbre, según un estudio publicado por la revista Archivos de Medicina Familiar de los Estados Unidos. La investigación involucró a 16.000 chicos (hijos de enfermeras que participan del Nurses’ Health Study II, un trabajo monumental que incluye a 116.000 de estas profesionales) y fue realizada por expertos de la Universidad de Harvard. En los últimos años, la obesidad infantil mostró un incremento atribuido no sólo a las causas ya conocidas (como la obesidad familiar) sino al aumento en el consumo de fastfood o comida rápida. También el sedentarismo que implica sentarse a ver televisión o jugar con la computadora se potencia con el comer mientras ..., lo que repercute en forma negativa sobre la salud de los chicos (10). En España se ha comprobado que el sedentarismo y la televisión provocan más sobrepeso que ingesta de grasas, también los que
21

REVISTA DE LA FACULTAD DE MEDICINA - VOL. 8 - Nº 1 (2007)

generalmente frente a una computadora y llevan a cabo un tipo de tarea que no requiere ejercicio físico. Entre trabajos de pasantías rurales realizados por alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán. las gaseosas y otras bebidas con demasiada azúcar. En otro estudio realizado en Marapa en el año 2004 sobre un total de 165 personas entre 25 y 69 años se destaco que un 25% eran obesos y el 36% se encontraba con sobrepeso (16). tomaron como universo alrededor de 1. que pasan gran parte del día en la oficina. Los datos fueron obtenidos a través de una encuesta anónima autoadministrada. el 22 5% con sobrepeso y el 4% con obesidad (17). Además. -Determinar hábitos alimentarios de dichos alumnos.029).600 hombres y mujeres. confeccionada para tal fin. y sobre todo el sedentarismo asociado con la televisión y juegos que no requieren actividad física. en “Evaluación del estado nutricional y características de la alimentación en escolares de la localidad de Medinas” se destaca que un 23% de los alumnos se encontraba con bajo peso. Sexo: Condición biológica que diferencia al REVISTA DE LA FACULTAD DE MEDICINA . -Determinar hábitos sedentarios. la prevalencia de sobrepeso y obesidad fue del 30%. se pueden citar trabajos como el realizado en Aguilares. amiláceos. -Conocer la opinión de los alumnos sobre su peso e imagen corporal. MATERIALES Y MÉTODOS Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal. está elevando las tasas de diabetes y otros problemas de salud propiciados por el exceso de peso entre la población infantil de México (12). es decir. la baja ingesta de lácteos (p 0. en localidades del interior de esta provincia. La cantidad de tiempo durante el que se realiza trabajo sedentario fue asociada con un incremento del 68% en el riesgo de ganar peso y llegar a la obesidad (13). vegetales y frutas (14).VOL. La toma de medidas antropométricas (peso y talla) se realizó en las instalaciones de la Escuela. y el consumo diario de jugos y/o gaseosas (p 0. el sexo y la edad de los adolescentes. por lo cual es de esencial valor epidemiológico el conocimiento de éstos. También se halló significación entre baja ingesta de lácteos y alta ingesta de alimentos no nutritivos. no se encontraron trabajos acerca del estado nutricional y hábitos alimentarios en adolescentes de la Comuna de Santa Ana. 8 . Solo el 33% desayuna todos los días. En el trabajo “Hábitos dietéticos en adolescentes de Villa Rio Hondo” (Santiago del Estero) se encontró que un 17% de estos se encontraba con Bajo Peso y un 24% con sobrepeso (18). Una vez terminado el período de pruebas. y entre éstos. En un trabajo que se realizó en Buenos Aires se evaluaron 854 niños. -Establecer si existe relación entre los hábitos alimentarios y estado nutricional existente.019). Como se puede ver la problemática sobre el estado nutricional está en crecimiento permanente. Un equipo de médicos de la Universidad de Queensland en Australia se propuso determinar la causa del aumento de peso en los empleados de oficina. Se hallaron diferencias significativas entre la presencia de sobrepeso y obesidad y: la no ingesta del desayuno (p 0. todos ellos trabajadores full time. sobre una población de alumnos de 152 alumnos entre 12 y 17 años se encontró que 24% padecía de obesidad (15). previo consentimiento escrito del director del establecimiento y de los padres informando la confidencialidad y anonimato de los datos obtenidos. En una entrevista publicada en la Universidad de California informa que la comida chatarra.048). el mismo se llevó a cabo en la Escuela Juan Mantovani de la Comuna de Santa Ana en los alumnos adolescentes del nivel polimodal (n=196) en el mes de julio y agosto 2006. No hubo diferencias entre estado nutricional e ingesta de carnes. Para este estudio. los médicos determinaron que los empleados analizados pasan más de tres horas por día sentados. Según el INDEC el 10% de la población de es de adolescentes entre 15 y 19 años constituyendo 3. en el 2004. Variables estudiadas: Edad: Edad de los alumnos en años cumplidos desde su nacimiento hasta el momento de la toma de datos. ya que las consecuencias a largo plazo de la alteración de los mismos en esta edad y la niñez son determinantes en la calidad de vida del adulto. relacionados con estados nutricionales.dedican más tiempo a dormir la siesta son los que ven más la televisión y a menudo son también quienes tienen más costumbre de comer mucho entre las horas de las comidas (11). Objetivos: -Determinar el estado nutricional de los alumnos del nivel Polimodal de la Escuela Juan Mantovani en base a tablas de Índice de masa corporal según edad y sexo en Julio y Agosto de 2006.304 de habitantes en la Argentina (19).Nº 1 (2007) . como así también la preservación de la integridad física de los alumnos.188.

hábitos alimentarios regulares entre 6 y 7. Peso (P): Es la fuerza que ejerce el cuerpo de una persona sobre la tierra. Lugar donde come: se consideró si la persona comía generalmente: en su casa. Bajo Peso (BP) cuando el IMC se encontró por debajo del percentil 3. 8 . De este grupo de alumnos el 32% (62) fue de 15 años en su mayoría. Horas de Televisión o computadora: Se consideró si la persona veía televisión o usa la computadora: nunca. y el 4% (8) con bajo peso. Imagen corporal física: se interrogó al encuestado si estaba conforme con su imagen corporal o no. merienda y cena. se consideró como femenino (F) y masculino (M). Actividad Física: se consideró si la persona realizaba otro tipo de ejercicio físico aparte del obligatorio realizado en la escuela.Nº 1 (2007) 23 . Procedimiento Los alumnos fueron pesados y tallados. Tipo de alimentación según opinión del alumno: Se consideró si la persona opina que la alimentación que estaba realizando al momento de la encuesta es adecuada o no. siendo estos: desayuno. Nº de comidas que consume diariamente: s e consideró si realizaba entre 1 y 6 comidas diarias. Se consideró Peso Normal (PN) cuando los valores de IMC se encontraron entre los percentil 85 y 3. siguiendo en orden decreciente las otras edades. media tarde. y hábitos alimentarios deficientes cuando contestó 5 o menos preguntas correctas. descalzos y en presencia de algún integrante de la comunidad educativa. almuerzo. bar.D. un 75% (147) de los alumnos se encontraba con peso normal. Se consideró la altura del paciente en centímetros medido de pie en un tallímetro. se lo consideró: hábitos alimentarios adecuados 8 o más preguntas en forma correcta.C. 160 140 120 100 80 60 40 20 0 Bajo peso Peso normal Riesgo de sobrepeso Sobrepeso 23 8 147 18 En cuanto al estado nutricional un 21% (41) IC95%=[15%-27%] se encontraba con riesgo de sobrepeso y sobrepeso. el cual nos dio como resultado el peso de la persona en Kg. Hábitos alimentarios: Es el tipo de alimentación del paciente. comedor. a veces o nunca. Figura 1: Estado nutricional de los adolescentes de la Escuela Mantovani de Santa Ana (n=196).VOL. Talla: Distancia que existe entre la planta de los pies al extremo superior de la cabeza de una persona. RESULTADOS Se encuestaron y realizaron la toma de medidas antropométricas a 196 alumnos (n=196) del nivel polimodal de la Escuela Mantovani de Santa Ana en julio y agosto de 2006. Estado nutricional: se utilizó el índice de masa corporal (IMC) según las tablas de IMC para niños y adolescentes del Centro de Control de Enfermedades (CDC). Riesgo de sobrepeso (RS) entre el percentil 85 y 95. Peso normal de la persona: se consideró según opinión del encuestado que escriba en kilogramos y en valores numéricos cual opinaba que sería su peso normal. Hábito de comer cuando ve Televisión o usa la computadora: Se consideró las respuestas: siempre. luego se realizará el cálculo del IMC según tablas de la C. negocios ambulantes u otros. un 57% (111) fue del sexo femenino. entre 2 y 4 horas por día o más de 4 horas por día. Régimen de alimentos para bajar o subir de peso: Se consideró si la persona realizaba regularmente o no algún tipo de dieta en el último mes. Sobrepeso (SP) cuando el IMC se encontró por arriba del percentil 95. REVISTA DE LA FACULTAD DE MEDICINA .hombre de la mujer. en este caso sobre una balanza. Procesamiento y análisis de los datos Se realizó un análisis descriptivo de las variables estudiadas y de asociación entre las de interés a través del Test Chi cuadrado. Control de peso: se consideró si la persona se pesaba regularmente o no. media mañana. con la menor cantidad de ropa posible. Opinión sobre su peso: se interrogó a la persona si estaba conforme con su peso o no. menos de 2 horas por día.

De estos se puede recalcar que solo un 20% (40). Figura 5: Hábito de comer mientras ve TV o usa PC en adolescentes de la Escuela Mantovani de Santa Ana (n=196) Siempre A veces Casi nunca 0 18 50 54 124 Se pudo observar que el 91% (178) tiene el hábito de comer siempre o a veces mientras ve TV o usa la PC. el 38% (74) 5 o más comidas diarias y el resto menos de 3 comidas diarias. Inadecuado Regular En base a los datos obtenidos sobre los hábitos alimentarios se destacó que un 90% (177) comía carne todos los días. Figura 4: Horas de TV o PC diarias en adolescentes de la Escuela Mantovani de Santa Ana (n=196) 80 60 40 20 0 casi nunca menos de 2 de 2 a 4 más de 4 6 76 68 46 También se vio que el 73% (144) ven TV o usan la PC más de 2 horas diarias. 8 .VOL. 100 150 24 REVISTA DE LA FACULTAD DE MEDICINA .Nº 1 (2007) . un 86% (168) no comía carne de pescado nunca o casi nunca y un 66% no consumía lácteos (129). solo el 9% (17) presentaba hábitos regulares o adecuados (Figura 2). También se puede citar que el 76% (148) de los alumnos opinaba que recibía una alimentación adecuada. no desayunaba. Figura 3: Número de comidas diarias en adolescentes de la Escuela Mantovani de Santa Ana (n=196) 80 60 44 40 20 0 1 2 3 4 5 6 9 11 34 30 68 En cuanto al número de comidas diarias que realizan el 35% (68) tomaba 4 comidas diarias. generalmente.Figura 2: Hábitos alimentarios en adolescentes de la Escuela Mantovani de Santa Ana (n=196) 200 180 160 140 120 100 80 60 40 20 0 179 12 5 Adecuado Con relación a los hábitos alimentarios se concluyó que el 91% (179) IC 95%=[86%-95%] tiene hábitos inadecuados.

no es de menor importancia que estos alumnos tengan en su gran mayoría hábitos alimentarios inadecuados. Según los resultados obtenidos se puede decir que esta comunidad no esta exenta de las tendencias que existen en cuanto a comer alimentos ricos en grasa (como la carne vacuna). También presentaron Hábitos alimentarios inadecuados el 95% (61) de los de 15 años. No se encontró evidencia suficiente para asegurar que el estado nutricional se encuentre significativamente asociado con la edad (p=0. 8 . así como la falta de costumbre de realizar actividad física (como hacer algún tipo de 25 REVISTA DE LA FACULTAD DE MEDICINA . lo cual podría deberse a las largas distancias recorridas a pie o en bicicleta. DISCUSIÓN En este trabajo se observó que tanto las alteraciones del estado nutricional como los hábitos alimentarios de los adolescentes son un problema vigente en esta comuna. ésto sugiere que las enfermedades relacionadas con el medioambiente (obesidad. el 23% (46) respondió que si lo conocía.42) y la edad (p=0. El sobrepeso se presentó en el 20% (22) de las mujeres y el 22% (19) de los varones. tenía peso normal y sobrepeso. ya que casi la totalidad de los alumnos comen en su casa e igualmente tienen hábitos alimentarios inadecuados. El hábito alimentario inadecuado se presentó en el 100 % (7) de los alumnos de bajo peso. costumbre tal vez poco difundida en esta localidad. Se encontró discordancia entre la referencia que muestra que los adolescentes que comen con sus padres adquieren hábitos alimentarios más saludables que los que no lo hacen. se encontró que el 86% (73) de los alumnos de sexo masculino y el 95% (105) de los alumnos de sexo femenino tenía hábitos alimentarios inadecuados. aumentando el riesgo de obesidad y sobrepeso. y a una baja ingesta de pescado y lácteos. Es de igual necesidad recalcar la presencia de hábitos sedentarios como factores de riesgo. en el futuro estas personas (como gran parte de la población adulta) se trasladarán en moto o auto.02). los que a su vez no tienen el hábito de comer en bares o fast-food. en contraposición con la conformidad con su peso e imagen corporal que en su mayoría estaban conformes en un 57% (112) y 61% (120) respectivamente.20) y el sexo (p=0.19). también en el 20% (10) y 16% (4) de los de 17 y 18 años respectivamente. Se observó riesgo de sobrepeso y sobrepeso en el 30% (19) de los alumnos de 15 años. en el 97% (142) y el 100% (42).VOL.17). si bien se vio que el 75% se encuentra con peso normal. Sin embargo. respectivamente. desnutrición) están presentes en este lugar. Figura 6: Hábito alimentario según sexos de los adolescentes del polimodal de la Escuela Mantovani de Santa Ana (n=196) Adecuado 100% 80% 60% 40% 20% 0% 6 Femenino 7 5 Masculino 73 Regular Inadecuado 105 De la relación entre el hábito alimentario y el sexo. que tal vez en esta etapa de la vida se puedan modificar a través de la educación alimentaria. En cuanto a la opinión sobre el conocimiento de su peso. la gran cantidad de horas diarias frente al televisor y la computadora o comer mientras realizan estas actividades. así como las enfermedades relacionadas con los mismos.También se observó que el 56% (110) no realiza otra actividad física que la del colegio y un 88% (172) no realiza ningún tipo de dieta. similar a los textos citados.Nº 1 (2007) . Tampoco se encontró asociación significativa entre el hábito alimentario y el estado nutricional (p=0. estando estas variables significativamente asociadas (Test Chi cuadrado p=0. lo cual podría contribuir hasta el momento como un factor protector. Sólo un alumno respondió que generalmente se alimenta en el comedor escolar. el 92% (46) de 16 años y 84% (21) de los de 18 años.

es/MUFACE/ p152/edu. frase en gran parte cierta.mecon. Trifaro.. (2):22. 16. online: http://www. Ed. V. “El sedentarismo y la televisión provocan más sobrepeso que las grasas. pero estos últimos están más seguros de lograr su intento”.ar/] (23/06/2006). 14. ya nombrados.. Biblioteca Facultad de Medicina. hechos y tendencias”. México. “Nutrición en adolescentes”.S. manual de nutrición pediátrica. “Aprendiendo a comer” en www. Bichara V.buenasalud.. y será una carga futura tanto para el Sistema de Salud como para sus familias. Tucumán. 2004. y a las nuevas costumbres de la sociedad.htm (12/04/2006). 2. 17. Área programática Ce. “Antropometría y enfermedades crónicas en los niños en crecimiento y desarrollo. Washington DC.com. aunque en su estado nutricional no se refleja esto.Nº 1 (2007) .. o el uso de medios de movilidad que no ponen exigencias físicas a sus usuarios. 10.. Bracci. [http://www.. B. causas de la obesidad en México”. tanto de la escuela como de la comunidad en general.com/nota. (30):145. ya que estos adolescentes que sufren de una alimentación inadecuada debido a comer comidas ricas en grasa durante años. Eveleleth – Micozzi. 15. por lo que se debería confeccionar y poner en marcha un programa nutricional para mejorar los hábitos alimentarios de los adolescentes para identificar anualmente alumnos de la escuela con alteraciones del estado nutricional y derivarlos posteriormente al especialista en nutrición. Ramos Mejía. así como el hábito alimentario con la edad.. como el uso de Internet y ver programas de Televisión que imponen una moda. Pasantía Aguilares. Haggerty R.. Es hora que se ponga manos a la obra y se comience a crear una sociedad que sepa comer y dar de comer no solo con alimentos sino también con cultura. “Población total por sexo y razón de masculinidad. UNICEF. (05/07/2006). 19. (05/07/ 2006). Ibídem. 1998. 2004. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. Infosalud. “Hábitos dietéticos en adolescentes de Villa Río Hondo”. 5ta edición. “Promoción de la Salud” En Pediatría de Meneghello. Biblioteca Facultad de Medicina. 2005. “La comida chatarra y el sedentarismo. 3º Edición. 2004. [http://www.. 4. 2003. Haggerty R. Argentina. “Que significa alimentarse bien?” en Educación para la vida: de la Casa a la escuela.cfm?LibDocID= 2109&ReturnCatID=5] (07/07/2006).infolsalud. 2004.com/ detalle. (IV):25. Pasantía T.deporte) nos indica la alta probabilidad de los problemas. de Río Hondo.VOL. Bellony C. Academia Americana de Pedíatría. se observó que el sobrepeso y la obesidad esta en concordancia con las cifras vistas en otros trabajos. Coronel A. “La obesidad en los niños y adolescentes”.noticiasdot. responsables del aumento de peso”. Lendario M. según grupos de edad”. M. Editorial Área de Comunicación. “La oficina y el sedentarismo. Argentina. (14/04/2006). online: http://ucce. demostrado en textos relacionados con este trabajo.asp?ID=709] (07/07/2006). Alberdi. serán un problema en crecimiento mayor con el paso de los años.A. Biblioteca Facultad de Medicina.C nro. “Diagnóstico de Hipertensión arterial y factores de riesgo en adolescentes”.com/lib/ShowDoc. Editorial Panamericana.enplenitud.M. En cuanto a las alteraciones del estado nutricional en la población de adolescentes de Santa Ana. O.. 26 REVISTA DE LA FACULTAD DE MEDICINA . 7. habría que hacer un estudio de seguimiento de estos mismos alumnos para ver en que grado influirá verdaderamente el tipo de alimentación recibida. Fundación Grupo Eroski. Es posible que estos adolescentes en el futuro mantengan este tipo de problemas. sí lo está en sus hábitos alimentarios tanto como en sus hábitos sedentarios. “Conferencia Internacional sobre nutrición”. 8 .asp?articuloid=3608.php?nombre=home&file=verarchivosuplemento&id_noticia= 050727C4A&seccion=Salud. 3. Tamayo T.indec.nutrar. Ed.. Hospital General de Agudos J. Para inculcar buenos hábitos alimentarios. Pasantía J. “Evaluación del Estado Nutricional y características de la alimentación en escolares de la localidad de Medinas”. según demuestra un estudio”.S. [www.pdf (05/07/2006). Bravo S. M. online: http:// www. ya que. Biblioteca Facultad de Medicina. O. Se podría citar una frase de un autor anónimo que dice: “Los médicos trabajan para conservarnos la salud. 5.edu/datastore/ detailreport.U. Diario El Liberal.S.. Si bien no se encontró evidencia suficiente de asociación entre el estado nutricional con el sexo. hábito transmitido de generación en generación. Solórzano C. Comité de Nutrición. 13. 8. 18.elliberal. 11. Pasantía Concepción. American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. 1994. y los cocineros para destruirla. “Alteraciones del estado nutricional en adultos de Marapa”.cfm?usernumber=1862&surveynumber=199. la edad y el hábito alimentario. también habría que recomendar a las autoridades responsables de la Salud de la zona la necesidad de implementar un consultorio de Nutrición con especialistas en la materia para tratar a las personas con este tipo de problemas. 12. 6. Buenos Aires.ucdavis.A.map. Teruel C.com/termometro/boletines/ docs/paises/europa/espana/consumer/2002/consumer_ 14072002.com] (23/06/2006). 11 División Alimentación. E.ar/ secciones. Análisis del estado nutricional y hábitos alimentarios en escolares de la Ciudad de Buenos Aires. que puede llegar a tener esta población de adolescentes en su adultez. online: http://banners. INDEC. 9. [http:// www. Panamericana.P. “Nutrición en adolescentes”. 1992. Apuntes de Cátedra de Salud Pública.