You are on page 1of 337

1)Busca en el diccionario el significado

de:
1.- Misiones: es el estudio práctico de
cómo cumplir la Gran Comisión hoy
día. e considera cómo ser el !ocero
apto" cómo impartir el e!angelio
efecti!amente" cómo hacer la o#ra
misionera" cómo amar a los po#res"
cómo discipular al nue!o creyente" y
cómo esta#lecer una iglesia
apostólica con conciencia del $eino
de %ios.
&.- con!ento : 'l t(rmino con!ento" del
latín con!entus )ue significa
*asam#lea* o *Congregación*"
procede originalmente de la
asam#lea romana" donde los
ciudadanos se reunían para fines
administrati!os o de +usticia.
,osteriormente" pasó a utili-arse"
fundamentalmente" en un sentido
religioso relati!o al Monasticismo.
.u( es un Con!ento
'le!ación frontal del Con!ento de los
%escal-os /&001)
Como primera acepción" un con!ento es
un esta#lecimiento religioso"
generalmente cristiano" donde los
cl(rigos lle!an una !ida religiosa en
comunidad. e ha#la más
propiamente de con!ento en lugar
de monasterio:
,ara el con+unto de los lugares de !ida de
una comunidad religiosa no
monástica" compuesta por Cl(rigos
regulares /hom#res y mu+eres)2
,ara el esta#lecimiento donde !i!en los
religiosos /frailes o mon+as) )ue
pertenecen a las 3rdenes
mendicantes /franciscanos"
dominicos" carmelitas" agustinos...)"
aun)ue tam#i(n se llama así a la
propia congregación.
'n este sentido" los con!entos se
desarrollan especialmente a partir
del siglo 4555 (poca de consolidación
de las ciudades" de las uni!ersidades
y de las 3rdenes mendicantes. 'n
este conte6to" los con!entos fueron
pensados para ser!ir de lugar de
formación" reunión y descanso de
religiosos )ue esta#an im#uidos en
tareas de predicación y ense7an-a
en el mundo ur#ano. ,ara dichas
comunidades" a diferencia de las
3rdenes monásticas" los con!entos
no consistían en un fin en si mismos.
'l fraile no !i!e para el con!ento.
'ste es sólo su punto de
congregración.
'n 8m(rica" los con!entos fueron cla!es
en el proceso de cristiani-ación de
los territorios hispano-lusitanos.
9a ar)uitectura con!entual
'sta 8r)uitectura fue un instrumento
para esta#lecer la e!angeli-ación y
el dominio religioso del territorio.
9os con!entos construidos por los
franciscanos" agustinos y dominicos
continua#an una tradición
monástica secular )ue se !io for-ada
a adaptarse a las nue!as e6igencias
impuestas por una con)uista y )ue
afectaron profundamente a su
tipología. %esde un punto de !ista
religioso esta ar)uitectura tenía )ue
funcionar como instrumento de
atracción para una po#lación )ue
toda!ía no se ha#ía con!ertido al
cristianismo o )ue aca#a#a de
hacerlo. %e ahí )ue la ar)uitectura
con!entual sur+a caracteri-ada por
la impronta de una coyuntura )ue"
una !e- superada" determina )ue su
funcionalidad" pensada para unas
necesidades concretas" pierda su
eficacia. Mientras las iglesias y las
catedrales de las ciudades
continuaron desempe7ando las
funciones para las )ue se crearon" la
ar)uitectura con!entual" superada
la fase inicial de la e!angeli-ación"
cuando los indios pasaron a ser una
po#lación con!ertida" perdió
muchas de las funciones iniciales
para las )ue fue creada.
Con!ento de an :rancisco anta :e
9a tipología ar)uitectónica del con!ento
americano del siglo 4;5 no fue la
repetición de un modelo resuelto
)ue se trasplanta de 'spa7a a
8m(rica. 9os esta#lecimientos
religiosos tu!ieron inicialmente un
carácter pro!isional hasta )ue poco
a poco configuraron una tipología
)ue" por su adecuación a las nue!as
e6igencias" se con!ierte en un tipo
standard" esta#le y regular )ue se
repite sistemáticamente: un atrio de
planta rectangular con las capillas
posas en las es)uinas" la portería y
la capilla de indios al fondo" la
iglesia" las dependencias de los
frailes y el claustro. $esulta
e!idente" en este sentido" )ue los
constructores de estos con!entos no
se plantearon el pro#lema del estilo
como un pro#lema insepara#le de
una tipología" sino como el
desarrollo de una tipología )ue
sir!iera para atender a unas
necesidades concretas y cuya
e+ecución pudiera ser lle!ada a ca#o
sin el compromiso de una selección
estilística rigurosa. %e ahí" la me-cla
indiscriminada de estilos" la
di!ersidad de planteamientos
formales y )ue en la misma tipología
apare-can soluciones
ar)uitectónicas y decorati!as
góticas" mud(+ares" renacentistas y
autóctonas. 9o cual es de#ido a )ue
en la ar)uitectura con!entual
americana el estilo no se plantea
como un sistema regular sino como
la suma de soluciones )ue los
di!ersos estilos pueden aportar para
resol!er cada pro#lema concreto" de
acuerdo con las e6igencias de
suntuosidad" los conocimientos de
los artistas y la mano de o#ra
disponi#le.
<rgani-ación ar)uitectónica
9o mismo )ue en una 8#adía" el con!ento
presenta una organi-ación
ar)uitectónica y social específica"
)ue depende de la orden religiosa
)ue la fundó.
'l Claustro de anto %omingo
'l Claustro de anto %omingo
Casi de modo tradicional" el edificio de un
con!ento consta de una capilla o
iglesia" las celdas de los religiosos"
un comedor o refectorio" y una sala
de reuniones o sala capitular" todo
ello rodeando un patio cerrado"
claustro. 8demás tiene los locales
necesarios para los ser!icios"
cocinas" almacenes" etc.
8 diferencia de la mayoría de los
Monasterios masculinos y las
a#adías" los con!entos generalmente
son espacios ur#anos con
dimensiones más reducidas )ue los
primeros.
=.-'l monasterio : es uno de los edificios
religiosos más importantes ya )ue
tiene )ue !er con la creación de un
espacio tran)uilo y rela+ado en el
cual los ha#itantes o hu(spedes
pueden dedicarse al re-o diario y a
la cone6ión con su dios. 'l
monasterio reci#e su nom#re del
griego" idioma en el cual significa#a
>la casa de uno sólo?" ya )ue en un
principio los monasterios eran
ha#itados por un sólo mon+e o
creyente.
9os monasterios e6isten desde tiempos
inmemoriales ya )ue han sido
creados por el hom#re para
asegurarse un espacio de perfecta
de!oción con el dios y de íntima
relación con (l. i #ien los
monasterios fueron especialmente
importantes y comunes a partir de
la 'dad Media en 'uropa" muchas
otras religiones /como la #udista)
cuentan con espacios similares en
donde a)uellos indi!iduos )ue los
ha#itan se dedican casi
e6clusi!amente a la refle6ión so#re
la relación del ser humano con su
dios.

9os monasterios se componen
normalmente de am#ientes
especialmente dise7ados y creados
para el re-o /espacios )ue suelen
reci#ir el nom#re de oratorio y en
los cuales se disponen todos los
elementos esenciales de la religión
en cuestión) así como tam#i(n de un
área de ha#itaciones en las cuales
los mon+es se retiran a descansar y a
reali-ar sus tareas pri!adas. 9os
monasterios suelen contar al mismo
tiempo con ha#itaciones comunes
como comedores o patios en las
cuales todos los mon+es se re@nen en
determinados momentos del día.
9a importancia de los monasterios
medie!ales fue !ital en lo )ue hace a
la cultura ya )ue en ellos se
reali-a#an todo tipo de manuscritos
)ue permitieron mantener !i!as las
prácticas religiosas" así como
tam#i(n incenti!ar las
in!estigaciones científicas" la
filosofía" la metafísica y otras
ciencias. 'n la actualidad" los
monasterios siguen e6istiendo para
a)uellos )ue se dedican a la carrera
religiosa y )ue recurren a estos
espacios para centrar sus
pensamientos en %ios" en las
prácticas religiosas y en los !alores
)ue a)uella religión impli)ue.
A.-Cl(rigo pro!iene del griego antiguo
κληρικός - klērikos. En un sentido
extenso, clérigo es sinónimo del
término eclesiástico (no confundir
con el Eclesiástico, un libro de la
Biblia) y puede hacer referencia,
en el cristianismo, tanto a un
miembro del clero regular (monjes
y frailes ordenados) como del clero
secular (diáconos y presbíteros
diocesanos).
Es importante destacar el carácter
genérico del término y la
multiplicidad de significados que
puede tener en distintas religiones.
Así, se utiliza a menudo para
referirse a un dirigente religioso en
el islam.
En el derecho vigente de la Ìglesia
Católica, se entiende por clérigo a
la persona que se incorpora al
orden sacerdotal al menos en el
grado de diaconado. El derecho
canónico establece un estatuto del
clérigo, con la idea de proteger a
los sacerdotes.
En el derecho canónico antiguo, el fiel
se convertía en clérigo al recibir la
tonsura (incluyendo a diáconos,
presbíteros y obispos).
Actualmente ha desaparecido la
tonsura, de modo que el fiel pasa a
ser clérigo en el momento de
recibir el sacramento del orden
sagrado en el grado de diaconado.
Clérigo de cámara. El que obtiene un
clericato de cámara.
Clérigo de corona. El que sólo tiene la
primera tonsura.
Clérigo de mayores. El que ha recibido
las tres órdenes mayores:
subdiaconado, diaconado y
sacerdocio o alguna de ellas.
Clérigo de menores. El que sólo ha
recibido alguna o todas las cuatro
órdenes menores: ostiario, lector,
exorcista y acólito.
Clérigo de misa. Presbítero o
sacerdote.1
Según Ìsidoro de Sevilla[editar · editar
fuente]
En sus Etimologías del siglo VÌÌ, Ìsidoro
de Sevilla escribe que, de manera
general, reciben el nombre de
clérigos todos los que
desempeñan un ministerio en la
Ìglesia de Cristo y sus grados y
denominaciones son los
siguientes:2
Ostiario.
Salmista.
Lector.
Exorcista.
Acólito.
Subdiácono.
Diácono.
Presbítero.
Obispo.
Expresiones relacionadas[editar · editar
fuente]
Clérigo de misa y olla. Eclesiástico de
cortos estudios y poca autoridad.
Lista de religiones
Clero
Sacerdote
Diácono
Monje
Canónigo
Pontífice
2)busca quienes son:
1.-Un mercenario es un sujeto que
realiza por otro una tarea o una
misión a cambio de dinero. A nivel
general, puede decirse que el
mercenario es quien percibe una
paga por sus servicios, aunque el
concepto tiene una connotación
despectiva.
MercenarioUn uso habitual del término
refiere al ámbito bélico. Se conoce
como mercenario a la persona
que, a cambio de dinero, combate
a favor de un poder extranjero.
Puede considerarse que un
mercenario ingresa en una guerra
por su afán de lucro, y no por
motivos ideológicos o éticos.
El mercenario no está comprometido
con el bando para el que lucha. Su
único objetivo es obtener un
beneficio personal. Asesino a
sueldo o sicario son otras nociones
que pueden vincularse con la
noción de mercenario.

Existen empresas privadas que ofrecen
logística y servicios a las fuerzas
militares. Estas compañías
también cuentan con mano de
obra mercenaria, es decir, civiles
que son contratados por los
ejércitos y que cuentan con
autorización para entrar en
operaciones.
La definición de mercenario no es
precisa y depende de cada
legislación nacional. En Estados
Unidos, por ejemplo, un ciudadano
que participa en un conflicto
armado en el que el país es
neutral puede ser sometido a la
Justicia penal. Sin embargo, el
ejército norteamericano contrató a
numerosos civiles para la
ejecución de sus campañas
bélicas más recientes (Afganistán,
Ìrak).
La Guardia Suiza del Vaticano, por otra
parte, es un ejército de
mercenarios que se encuentra
activo desde el siglo XV y que
cuenta con una elevada reputación
internacional.
2.-Los franciscanos son miembros de
una orden religiosa que sigue la
regla de San Francisco de Asís.
Los primeros franciscanos,
llamada la Orden de los Frailes
Menores, después de un ideal de
pobreza total, ya que poseen nada
en común o individualmente.
Prohibido aceptar dinero, viven día
a día de trabajo y la mendicidad.
Cuando comenzó a estudiar y vivir
en las universidades, sin embargo,
tuvieron que modificar su ideal
estricta de la pobreza. En el
momento en San Francisco murió
(1226), la orden se extendió desde
Ìtalia a Ìnglaterra, la Tierra Santa, y
toda Europa. Los hermanos eran
conocidos como los predicadores
de la gente. Vestían una túnica gris
con un cordón blanco en la cintura,
por lo que su nombre Ìnglés Grey
Frailes.
Desde el principio, hubo desacuerdos
sobre la dirección de la orden de
tomar. El ministro general
franciscano, San Buenaventura,
buscó un equilibrio entre los
Conventuales, que quería adaptar
su pobreza a las necesidades de
la época, y los spirituals, que
quería una estricta pobreza. La
pelea se intensificó durante el siglo
14, cuando algunos de los
franciscanos espirituales,
conocidos como los Fraticelli,
fueron condenados (1317 - 18) por
el Papa Juan XXÌÌ. Los
desacuerdos sobre el ideal de la
pobreza trajo una división
permanente en el siglo 15 entre los
Frailes Menores Conventuales y la
Orden de los Frailes Menores. En
el siglo 16, la Orden de los Frailes
Menores Capuchinos establecido
una estricta rama independiente
de los franciscanos.
CREER
Religioso
Ìnformación
Fuente
página web
Nuestra lista de 2.300 Temas Religiosos
E-mail
Predicación, la enseñanza, las misiones
extranjeras, y el trabajo parroquial
siendo la labor de los franciscanos
de hoy. Las Clarisas, monjas
franciscanas, son los de segundo
orden. La Tercera Orden
comprende laicos, hombres y
mujeres que combinan la oración y
la penitencia con la actividad
diaria. Muchas hermanas,
hermanos, sacerdotes y seguir el
ideal franciscano en las
comunidades afiliadas a la Tercera
Orden. Hay comunidades
franciscanas de la iglesia católica
romana y la anglicana (o
episcopales) iglesias.
El filósofo Ìnglés y el científico Roger
Bacon fue un franciscano, al igual
que el filósofo - teólogos Duns
Escoto y Guillermo de Occam.
Otros franciscanos famosos son
San Antonio de Padua, dos papas
del Renacimiento, Sixto ÌV y Sixto
V, y Junípero Serra, fundador de
las misiones de California.
Cipriano Davis
Bibliografía
Lambert, MD, la pobreza franciscana: la
Doctrina de la pobreza absoluta de
Cristo y los Apóstoles en la Orden
Franciscana, 1210 - 1323 (1961);
JR Moorman, una historia de la
Orden Franciscana desde sus
orígenes hasta el año 1517 (1968),
W Corto, Los franciscanos (1989).
Franciscanos
Hermanos Menores
Ìnformación General
Franciscanos o la Orden de los Frailes
Menores, es una orden religiosa
fundada, probablemente en 1208,
por San Francisco de Asís y
aprobada por el Papa Ìnocencio ÌÌÌ
en 1209. Después de dedicarse a
una vida de predicación, el servicio
y la pobreza, Francisco se
reunieron a su alrededor un grupo
de 12 discípulos. Los condujo
desde Asís a Roma para pedir la
bendición del Papa, quien expresó
dudas sobre la viabilidad del modo
de vida que el grupo se proponía
adoptar. Ìnocencio Papa les dio su
bendición, sin embargo, con la
condición de que se conviertan en
clérigos y elegir a un superior.
Francisco fue elegido superior y el
grupo regresó a Asís, donde
obtuvo de la abadía benedictina de
Monte Subasio el uso de la
pequeña capilla de Santa Maria
degli Angeli, en torno al cual se
construyeron chozas de ramas.
Luego, a imitación de Cristo,
comenzó una vida de predicación
itinerante y la pobreza voluntaria.
En este momento la hermandad carecía
de organización formal y un
noviciado, pero como los
discípulos aumentado y su
propagación en la enseñanza, se
hizo evidente que el ejemplo de
Francisco no sería suficiente para
imponer la disciplina entre los
frailes. En 1223 el Papa Honorio ÌÌÌ
emitió una bula que constituían los
Frailes Menores una orden formal
y estableció un noviciado de un
año.
Tras la muerte de Francisco en 1226, el
convento y la basílica de Asís se
construyeron. Su magnificencia
algunos perturbados, que
considera incompatible con los
ideales de Francisco de la
pobreza. Después de mucha
disensión, el Papa Gregorio ÌX
decretó que el dinero podría tener
lugar elegido por los
fideicomisarios de la orden y que
la construcción de conventos no
era contraria a las intenciones del
fundador.
Con el tiempo, creció el orden, el único
órgano de poder igual que los
dominicanos. Los franciscanos, sin
embargo, se convirtió en
fraccionado, y en 1517 el Papa
León X divide el orden en dos
cuerpos, los Conventuales, que se
permitió la propiedad corporativa,
al igual que otras órdenes
monásticas, y los observantes, que
trató de seguir los preceptos de
Francisco lo más cerca como sea
posible. Los observantes han sido
desde entonces la rama más
grande, y temprano en el siglo 16
un tercer cuerpo, los capuchinos,
se organizó fuera de él e hizo
independiente. Al final del siglo 19
León XÌÌÌ agrupado estos tres
cuerpos juntos como la Primera
Orden de Frailes Menores, la
designación de las monjas
conocidas como Hermanas
Clarisas en la Segunda Orden, y
los hombres terciarios, y las
mujeres que viven en la sociedad
secular, sin el celibato, como la
Tercera Orden.
Además de su predicación y obras de
caridad, los franciscanos se han
distinguido por su dedicación al
aprendizaje. Antes de la Reforma
en Ìnglaterra que tenían muchas
posiciones en las universidades,
prominente entre los profesores
que Juan Duns Scoto, Guillermo
de Ockham y Roger Bacon. El
orden ha producido cuatro papas -
Sixto ÌV, Julio ÌÌ, Sixto V y
Clemente XÌV - y un antipapa
Alejandro V.
En su primer viaje al Nuevo Mundo,
Cristóbal Colón fue acompañada
por un grupo de franciscanos. Los
primeros conventos en América
fueron establecidos por los
franciscanos, en Santo Domingo y
La Vega, en lo que hoy es la
República Dominicana. La rápida
conversión de los nativos
americanos y el consiguiente
entusiasmo de los misioneros de
mentalidad en España dio lugar a
la propagación de la orden en las
Ìndias Occidentales, antes de
1505, Fernando V, rey de Castilla,
consideró necesario emitir un
decreto que los nuevos conventos
se debe colocar por lo menos
cinco leguas de distancia. Mientras
los franciscanos españoles se
extendió gradualmente a través de
la parte sur del Nuevo Mundo
hasta el Océano Pacífico, los
frailes franceses, que habían
llegado a Canadá en 1615, a
instancias del explorador francés
Samuel de Champlain, establecer
misiones en todo el norte . Hoy en
día los franciscanos conducta de
una universidad y cinco colegios
en los EE.UU., y un seminario, en
Allegheny, Nueva York. También
participan en el trabajo ordinario
de la parroquia, así como el
trabajo misionero entre los indios
americanos.
El gobierno supremo de la orden recae
en una elección general,
residentes en la Casa Madre
General, en Roma. Subordinados
son los provinciales, que presiden
todos los hermanos en una
provincia, y custodios, o
guardianes (nunca llamado
abades, al igual que sus
homólogos en otros órdenes), a la
cabeza de una sola comunidad o
convento. Estos funcionarios son
elegidos por un período de dos
años.
En eary el siglo 20 una serie de
comunidades franciscanas, tanto
para hombres y mujeres fueron
establecidos por las diversas
iglesias anglicanas. El más
prominente de ellos es la Sociedad
de San Francisco en Cerne Abbas,
Dorset, Ìnglaterra, que mantiene
varias casas en las Ìslas Británicas
y en Nueva Guinea. En 1967 un
grupo similar en Estados Unidos
se unió a estos frailes Ìnglés.
San Francisco de Asís
Ìnformación General
San Francisco de Asís (1182-1226), fue
un místico italiano y predicador,
fundador de los franciscanos.
Nació en Asís, Ìtalia y
originalmente llamado Giovanni
Francesco Bernardone, que
parece haber recibido poca
educación formal, a pesar de que
su padre era un rico comerciante.
De joven, Francisco llevó una vida
mundana y despreocupada.
Después de una batalla entre Asís
y Perugia, fue hecho prisionero en
Perugia desde hace más de un
año. Si bien en prisión, sufrió una
enfermedad grave durante el cual
se resolvió modificar su forma de
vida. De regreso en Asís en 1205,
realizó caridad entre los leprosos y
comenzó a trabajar en la
restauración de iglesias en ruinas.
Cambian Francisco de carácter y
su caridad para los gastos
enfureció a su padre, que
legalmente lo desheredó. Francis
entonces descartado su rica
prendas de obispo manto y dedicó
los próximos tres años para el
cuidado de los leprosos y
marginados en los bosques del
monte Subasio.
Para sus devociones en el monte
Subasio, Francisco restauró la
capilla en ruinas de Santa Maria
degli Angeli 10:05. En 1208, un día
durante la misa, escuchó una
llamada diciéndole que salir al
mundo y, según el texto de Mateo -
14, de poseer nada, sino para
hacer el bien en todas partes. A su
regreso a Asís ese mismo año,
Francisco empezó a predicar.
Reunió a su alrededor los 12
discípulos que se convirtieron en
los hermanos originales de su
orden, más tarde llamada la
Primera Orden, que eligió a
Francisco superior. En 1212
recibió una joven monja, de buena
cuna de Asís, Clara, a la comunión
franciscana, a través de ella se
estableció la Orden de las Damas
Pobres (las Clarisas), después de
la Segunda Orden de los
Franciscanos. Probablemente fue
en 1212 después de que Francisco
establecidos para la Tierra Santa,
pero un naufragio lo obligó a
regresar. Otras dificultades le
impidieron llevar a cabo el trabajo
misionero mucho cuando se fue a
España a predicar a los moros. En
1219 se encontraba en Egipto,
donde él tuvo éxito en la
predicación, pero no en la
conversión, el sultán. Francisco
luego pasó a la Tierra Santa,
permaneciendo allí hasta 1220.
Quería ser martirizado y se alegró
al enterarse de que cinco frailes
franciscanos habían muerto en
Marruecos en el ejercicio de sus
funciones. En su regreso a casa se
encontró con la disensión en las
filas de los frailes y renunció como
superior, el gasto en los próximos
años en la planificación de lo que
se convirtió en la Tercera Orden de
los Franciscanos, los terciarios.
En septiembre de 1224, después de 40
días de ayuno, Francisco estaba
rezando en el monte Alverno
cuando sintió que el dolor se
mezclaba con la alegría, y las
marcas de la crucifixión de Cristo,
los estigmas, aparecieron en su
cuerpo. Cuentas de la aparición de
estas marcas difieren, pero parece
probable que fueran
protuberancias nudosas de la
carne, asemejándose a las
cabezas de clavos. Francisco fue
llevado de vuelta a Asís, donde
sus últimos años estuvieron
marcados por el dolor físico y
ceguera casi total. Fue canonizado
en 1228. En 1980, el Papa Juan
Pablo ÌÌ lo proclamó patrono de los
ecologistas. En el arte, los
emblemas de San Francisco son el
lobo, el cordero, los peces, las
aves, y los estigmas. Su fiesta es
el 4 de octubre.
Rev. Theodore M. Hesburgh
Orden Franciscana
Avanzadas de la información
La Orden Franciscana es uno de los
cuatro siglo XÌÌÌ las órdenes
mendicantes (mendicidad) frailes
(franciscanos, dominicos,
carmelitas, agustinos), creado para
afrontar el reto urgente de
decadencia espiritual, el
crecimiento urbano, y la rápida
propagación de la herejía (en
particular en el sur de Francia y el
norte de Ìtalia). Fue fundada por
Francisco de Asís y formalmente
aprobada por Ìnocencio ÌÌÌ en
1210. A diferencia de anteriores
monaquismo, los frailes vivían una
vida activa en el mundo como
predicadores y ministros a los
necesitados.
profunda desconfianza de Francisco de
la organización formal y el
aprendizaje y su visión extrema de
proverty (incluso contacto físico
con el dinero iba a ser evitados) se
convirtió en el centro de amargos
conflictos dentro de la Orden. Al
principio, surgió la tensión entre
los zelotes, que abogó por la
estricta observancia de la regla del
fundador, y las facciones (la
Laxists, la Comunidad) que
estaban a favor de diversos
alojamientos a la realidad. Bajo los
auspicios del Papa a la Orden fue
organizada por 1240 como un
organismo internacional con sólo
los clérigos pueden optar a la
oficina (otra desviación del espíritu
de Francisco, que estaban a favor
laicos), y se solicitaron a la
propiedad que se celebrará en
fideicomiso para moverse por la
prohibición contra la propiedad.
Durante los años 1257-74
disminuido las tensiones en la
conciliación ministro general de
Buenaventura, quien estableció un
equilibrio moderado entre la
estructura y la vitalidad. Como un
destacado estudioso, también
representó a la afluencia cada vez
mayor de los franciscanos en el
mundo del aprendizaje dentro de
las universidades de base urbana.
Tras la muerte de Buenaventura un
amargo debate subsiguiente sobre
la naturaleza de proverty
apostólica. La visión extrema de
los Espirituales (anteriormente los
zelotes) fue rechazada por el Papa
Juan XXÌÌ, que en 1322 aprobó
oficialmente la propiedad
corporativa de la propiedad, con el
argumento de que Cristo y los
apóstoles como líderes de la
iglesia había bienes de propiedad.
Espirituales que huyeron se
conoció como Fraticelli. Ìncluso
figuras como el ministro general
Miguel de Cesena y Guillermo de
Ockham fue al exilio y denunció el
Papa.
Las difíciles condiciones de la peste, la
guerra, y el cisma papal durante el
siglo y medio antes de la Reforma
dio lugar a una disminución
general en la Orden, pero otro
movimiento para la restauración de
la estricta norma surgió, los
observantes. Ellos se oponen por
el más moderado Conventuales,
que prefiere la residencia urbana a
distancia ermitas. Si no se unen
estas facciones llevó el Papa León
X en 1517 para separar
oficialmente la Orden en dos
ramas independientes, los Frailes
Menores de la Regular Observants
(estricto) y los Frailes Menores
Conventuales (moderada).
Teniendo en cuenta la reforma de
sus instintos, la Observants pronto
dividido en varias facciones,
Descalzos (sin zapatos),
Rocollects, reformada, y
Capuchinos (chimenea de punta).
Este último desempeña un papel
importante en la Contrarreforma y
de 1619 había adquirido una
completa autonomía. Una vez
más, la división interna y la externa
reto de la Ìlustración y
revolucionarias de Europa
debilitado la Orden hasta la
creciente presión llevó el Papa
León XÌÌÌ en 1897 para unir a
todas las ramas atento (con
excepción de los capuchinos, que
conserva su independencia).
Junto a la Orden de los Frailes
Menores, con las tres ramas
independientes de Observantes,
Conventuales y Capuchinos,
surgieron otras dos órdenes
franciscanas, la Segunda Orden
de monjas (Hermanas Clarisas),
fundada por Francisco y su
seguidor Clara en 1212, y la
Tercera Orden (terciarios),
principalmente de los laicos.
Los franciscanos, junto con sus rivales
de los dominicos, representó una
nueva fuerza espiritual en la iglesia
del siglo XÌÌÌ. Como defensores de
la simple vida apostólica de la
pobreza y la predicación, que tocó
una cuerda sensible entre el
creciente número de ciudadanos
que se habían alejado de la
creación monástica y jerárquica.
Sin embargo, en lugar de
convertirse en herejes rebeldes,
los frailes fueron obedientes
servidores de la iglesia
establecida. Me gusta la ciudad, la
universidad se convirtió en un foco
importante de su actividad, ya que
trató de prepararse
intelectualmente para su misión en
todo el mundo, se enfrenta infiel,
hereje, e indiferentes por igual con
la verdad del cristianismo.
Prácticamente todos los
investigadores destacados de esa
edad era un fraile, como
Buenaventura, Juan Duns Escoto
y Guillermo de Ockham entre los
franciscanos. Contrario al espíritu
de Francisco, sin embargo, la
Orden se convirtió en agresiva
asociada con la represión y la
Ìnquisición actividades anti-judío
de la iglesia occidental en su
esfuerzo por consolidar la
sociedad cristiana.
RK Obispo
(Diccionario Elwell Evangélica)
Bibliografía
R. Brooke, la venida de los hermanos;
J. Cohen, Los Frailes y los Judios;
Poco L., Pobreza religiosas y la
economía de beneficio en la
Europa medieval; J. Moorman, una
historia de la Orden franciscana
desde su origen hasta el año 1517.
Francisco de Asís
Avanzadas de la información
(1182-1226)
Francisco de Asís fue el universalmente
admirado fundador de la Orden de
los Frailes Menores (franciscanos).
Nacido Francesco Bernardone,
hijo de un rico comerciante de
telas de Asís, que era un joven
popular, alegre, muy inspirada en
ideales de la caballería del
trovador y el caballero. A los veinte
años que experimentó una
conversión religiosa gradual, pero
profunda, expresada en una serie
de gestos dramáticos, como el
intercambio de ropa con un
mendigo y besar la mano enferma
de un leproso. Después de haber
vendido mercancía de la familia
con el fin de reconstruir una iglesia
local, enfureció a su padre,
disgustado por los instintos
mundana del hijo, lo llevó a juicio
ante la corte del obispo. Aquí
Francisco libremente renunciado a
su herencia y, en un acto
memorable, se despojó de su ropa
así como para significar el
abandono total a Dios.
Francisco pasó los siguientes años
viviendo como un ermitaño en las
cercanías de Asís, ministrando a
las iglesias necesitadas,
reparación, y la atracción de un
pequeño grupo de seguidores a su
simple regla. El Papa Ìnocencio ÌÌÌ
la aprobación de la orden en
ciernes en 1210 fue un gran
triunfo, en lugar de ser rechazado
como un amenazante, el
movimiento herético, los
"hermanitos" se acepta como una
poderosa corriente de la reforma
dentro de la iglesia establecida.
Tras una misión de predicar en el
Oriente islámico (incluida una
notable audiencia con el sultán de
Egipto), Francisco regresó a su
casa en 1219 para hacer frente a
una crisis. El movimiento ya
contaba con unos cinco mil
adherentes, y la presión iba en
aumento a establecer una
organización más formal. Afligida
por esta deriva a partir de la
espontaneidad y la sencillez
anterior, Francisco cada vez se
retiró a vivir su misión con el
ejemplo personal. La intensa
meditación sobre el sufrimiento de
Cristo llevó a la famosa
experiencia de los estigmas, los
signos en su propia carne de las
heridas de su Maestro. Y aunque
fue más un predicador que un
escritor, en 1223 completó una
segunda regla (adaptado como la
Regla de oficiales de la Orden) y
alrededor de 1224 su obra más
famosa, "Cántico del Sol", un
himno de alabanza a Dios y su
creación. Enfermo y casi ciego,
que finalmente fue traído de vuelta
a Asís desde su ermita a distancia
y murió el 3 de octubre de 1226.
Fue canonizado por su amigo
Gregorio ÌX en 1228, y su cuerpo
fue trasladado luego a la basílica
de nueva construcción que lleva su
nombre.
La clave para la vida de Francisco fue
su intento inflexible de imitar a
Cristo de los Evangelios por medio
de la pobreza absoluta, la
humildad y la sencillez. Amaba la
naturaleza como obra buena de
Dios y tenía un profundo respeto
por las mujeres (como su amada
madre y Clara, su seguidor). Al
mismo tiempo, su obediencia al
papado y el sacerdocio les ha
permitido adoptar este reformador
de otro modo radical y santo.
RK Obispo
(Diccionario Elwell Evangélica)
Bibliografía
M. Bishop, en San Francisco de Asís, L.
Cunningham, San Francisco de
Asís; Englebert O., San Francisco
de Asís, A. Fortini, Francisco de
Asís; JH Smith, Francisco de Asís.
San Francisco de Asís
Ìnformación Católica
Fundador de la Orden Franciscana,
nació en Asís en Umbría, en 1181
o 1182 - el año exacto es incierto;
murieron allí, 3 de octubre de
1226. Su padre, Pedro
Bernardone, era un rico
comerciante de tela Assisian. De
su madre, Pica, poco se sabe,
pero ella se dice que perteneció a
una familia noble de la Provenza.
Francisco fue uno de varios niños.
La leyenda que nació en un
establo data del siglo XV, sólo, y
parece tener su origen en el deseo
de algunos escritores para hacer
su vida se asemejan a la de Cristo.
En el santo bautismo recibió el
nombre de Giovanni, que su padre
después alterado a Francesco, a
través de afición sería el caso de
Francia, su empresa adonde le
había llevado en el momento del
nacimiento de su hijo. En cualquier
caso, ya que el niño pasó a
llamarse en la infancia, el cambio
difícilmente puede haber tenido
algo que ver con su aptitud para el
aprendizaje del francés, como
algunos han pensado.
Francisco recibió alguna instrucción
primaria de los sacerdotes de San
Jorge en Asís, aunque quizás
aprendió más en la escuela de los
trovadores, que sólo entonces se
toma para el perfeccionamiento en
Ìtalia. Como quiera que sea, no era
muy estudioso, y su educación
literaria sigue siendo incompleta.
Aunque asociadas con su padre
en el comercio, que mostró poco
gusto para la carrera de un
comerciante, y sus padres parecen
haber consentido todos sus
caprichos. Tomás de Celano, su
primer biógrafo, habla en términos
muy severos de la juventud de
Francisco. Lo cierto es que la vida
temprana del santo no dio
presagio de los años dorados que
estaban por venir. Nadie amó más
de placer Francisco, tenía
preparado un chiste, cantaban
alegremente, encantado por la
ropa fina y vistosa pantalla.
Guapo, alegre, valiente y cortés,
que pronto se convirtió en el
principal favorito entre los jóvenes
nobles de Asís, sobre todo en cada
hecho de armas, el líder de los
festejos civil, el rey de la fiesta.
Pero incluso en este momento
Francisco mostró una simpatía
instintiva con los pobres, y aunque
pasó dinero a manos llenas,
todavía corría en canales como
para dar fe de una magnanimidad
de espíritu. Cuando cerca de
veinte años, Francisco salió con
los hombres del pueblo para luchar
contra la Perugians en una de las
escaramuzas menores, tan
frecuentes en ese momento entre
las ciudades rivales. El Assisians
fueron derrotados en esta ocasión,
y Francisco, se encuentran entre
los prisioneros, fue mantenido en
cautiverio durante más de un año
en Perusa. Un poco de fiebre que
hay contratadas parece haber
dejado atrás su pensamiento a las
cosas de la eternidad, por lo
menos el vacío de la vida que
había estado dirigiendo vino a él
durante ese tiempo la enfermedad.
Con devolver la salud, sin
embargo, el entusiasmo de
Francisco después de la gloria y
volvió a despertar su imaginación
vagaba en busca de victorias, al
fin, decidió abrazar la carrera
militar, y las circunstancias
parecen favorecer a sus
aspiraciones. Un caballero de Asís
estaba a punto de unirse a "contar
con la suave", Walter de Brienne,
que estaba entonces en armas en
los Estados de Nápoles contra el
emperador, y Francis dispuestos a
acompañarlo. Sus biógrafos nos
dicen que la noche antes
enunciados Francisco tuvo un
sueño extraño, en la que vio una
gran sala con armadura colgada
todos marcados con la cruz.
"Estos", dijo una voz, "son para
usted y sus soldados." "Sé que
será un gran príncipe", exclamó
Francisco exultante, ya que
empezó de Apulia. Pero una
segunda enfermedad detenido su
curso en Spoleto. Allí, se nos dice,
Francisco tuvo otro sueño en el
cual la misma voz le dijo que
regresar a Asís. Lo hizo a la vez.
Esto fue en 1205.
Aunque todavía se unió a Francisco a
veces en las fiestas ruidosas de
sus antiguos compañeros, ha
cambiado su conducta claramente
demostró que su corazón ya no
estaba con ellos, un anhelo de la
vida del espíritu ya la había
poseído. Sus compañeros twitted
Francis por su distracción y le
preguntó si estuviera dispuesta a
casarse. "Sí", respondió: "Estoy a
punto de tomar una esposa de
superar la equidad." Ella no era
otro que la Dama Pobreza que
Dante y Giotto han apegado a su
nombre, y quien hasta ahora había
empezado a amar. Después de un
breve período de incertidumbre
comenzó a buscar en la oración y
la soledad la respuesta a su
llamada, él ya había renunciado a
su atuendo gay y formas
desperdicio. Un día, mientras
cruzaba la llanura de Umbría a
caballo, Francis inesperadamente
se acercó un pobre leproso. La
repentina aparición de este objeto
repulsivo lo llenó de repugnancia y
que instintivamente se retiraron,
pero actualmente el control de su
natural aversión que desmontó,
abrazó al pobre hombre, y le dio
todo el dinero que tenía. Casi al
mismo tiempo Francisco realizó
una peregrinación a Roma. Duele
a la miserable oferta que vio en la
tumba de San Pedro, él vació su
bolso. Entonces, como si fuera a
poner su naturaleza exigente de la
prueba, se intercambió la ropa con
un mendigo andrajoso y se quedó
por el resto del día de ayuno entre
la horda de mendigos en la puerta
de la basílica.
No mucho tiempo después de su
regreso a Asís, mientras que
Francisco estaba rezando ante un
crucifijo en la antigua ermita
abandonada de San Damián por
debajo de la ciudad, oyó una voz
que decía: "Ve, Francisco, y repara
mi casa, que como veis es caer en
la ruina. " Tomando esta instancia,
literalmente, se refiere a la ruinosa
iglesia en donde se arrodilló,
Francisco fue a la tienda de su
padre, impulsivamente agrupados
juntos un montón de cortinas de
colores, y cabalgando en su
caballo se apresuró a Foligno,
luego un centro comercial de cierta
importancia, y se vende no tanto
caballo y cosas para la adquisición
de dinero necesaria para la
restauración de San Damián. Sin
embargo, cuando el pobre
sacerdote que ofició allí se negó a
recibir el oro así obtenido,
Francisco remotos que de él con
desprecio. El anciano Bernardone,
un hombre más mezquino, se
enfureció sobremanera en la
conducta de su hijo, y Francisco,
para evitar la ira de su padre, se
escondió en una cueva cerca de
San Damián durante todo un mes.
Cuando salió de este lugar de
ocultamiento y regresó a la ciudad,
desnutridos, con hambre y
miserables con la suciedad,
Francisco fue seguido por una
turba ululante, una lluvia de lodo y
piedras, y otros se burlaban como
un loco. Por último, fue arrastrado
a casa por su padre, golpeado,
atado y encerrado en un armario
oscuro.
Liberado por su madre durante la
ausencia de Bernardone,
Francisco regresó a la vez a San
Damián, donde encontró un
refugio con el sacerdote oficiante,
pero pronto fue citado ante los
cónsules de la ciudad por su
padre. Este último, no contento
con haber recuperado la
dispersión de oro de San Damián,
solicitó también a la fuerza a su
hijo a renunciar a su herencia.
Este Francisco fue muy deseosos
de hacer, declaró, sin embargo,
que desde que había entrado al
servicio de Dios ya no estaba bajo
la jurisdicción civil. Después de
haber tenido por lo tanto ante el
obispo, Francisco se despojó de la
ropa que vestía, y se los dio a su
padre, diciendo: "Hasta ahora te
he llamado a mi padre en la tierra,
a partir de ahora quiero decir sólo"
Padre nuestro que estás en los el
cielo. "Entonces y allí, como Dante
canta, se solemnizó boda de
Francisco con su amada esposa,
la Dama Pobreza, bajo cuyo
nombre, en el lenguaje místico
después tan familiares para él, que
comprendió la entrega total de
todos los bienes mundanos,
honores , y los privilegios. Y ahora
Francisco vagó sucesivamente en
las colinas detrás de Asís,
improvisando himnos de alabanza
a su paso. "Soy el heraldo del gran
Rey", declaró en respuesta a unos
ladrones, que entonces le
despojado de todo lo que tenía y lo
tiró con desprecio en una deriva
nieve. Desnudos y medio
congelados, Francisco se arrastró
a un monasterio vecino y allí
trabajó durante un tiempo como un
pinche de cocina. En Gubbio,
donde iba al lado, Francisco
obtuvo de un amigo de la capa,
faja, y el personal de un peregrino
como una limosna. De regreso a
Asís, atravesó la ciudad
mendigando piedras para la
restauración de San Damián.
Estos llevó a la capilla antigua,
situada en el lugar mismo, y al fin
lo reconstruyó. De la misma
manera Francisco restaurado
después otras dos capillas
abandonadas, San Pedro, a cierta
distancia de la ciudad, y Santa
María de los Ángeles, en la llanura
por debajo de ella, en un lugar
llamado la Porciúncula. Mientras
tanto, redobló su celo en las obras
de caridad, sobre todo de
enfermería a los leprosos.
Cierta mañana de 1208, probablemente
el 24 de febrero, Francisco estaba
oyendo misa en la capilla de Santa
María de los Ángeles, cerca de la
cual había construido él mismo
una cabaña, el Evangelio del día le
dijo a los discípulos de Cristo
fueron a poseer ni oro ni plata, ni
alforja para el camino, ni dos
túnicas, ni sandalias, ni bastón; y
que eran para exhortar a los
pecadores al arrepentimiento y
anunciar el Reino de Dios.
Francisco tomó esas palabras
como si hablado directamente con
él, y tan pronto como la Misa se
tiraron más de los pobres le dejó
fragmento de los bienes del
mundo, sus zapatos, capa, bordón,
y la cartera vacía. Por fin había
encontrado su vocación. Habiendo
obtenido una túnica de lana gruesa
de "bestia de color", entonces el
vestido usado por los campesinos
más pobres de Umbría, y lo ató a
su alrededor con una cuerda
anudada, Francisco salió a la vez
exhortar a la población del país de
cara a la penitencia, el amor
fraternal , y la paz. El Assisians ya
había dejado de burlarse de
Francisco, ahora detenido en
asombro, su ejemplo incluso atrajo
a otros a él. Bernardo de
Quintavalle, un magnate de la
ciudad, fue el primero en unirse a
Francisco, y fue seguido por Pedro
de Cattaneo, canónigo bien
conocida de la catedral. En el
verdadero espíritu de entusiasmo
religioso, Francisco se dirigió a la
iglesia de San Nicolás y trata de
aprender la voluntad de Dios en su
relación de apertura tres veces al
azar el libro de los Evangelios
sobre el altar. Cada vez que se
abrió en los pasajes donde Cristo
dijo a sus discípulos para dejar
todo y seguirlo. "Esta será nuestra
regla de vida", exclamó Francisco,
y dirigió a sus compañeros a la
plaza pública, donde
inmediatamente regaló todas sus
pertenencias a los pobres.
Después de esto, los hábitos
adquiridos en bruto como el de
Francisco, y ellos mismos
construyeron pequeñas chozas
cerca de su en la Porciúncula.
Unos días más tarde Giles,
después de la gran extático y
Sayer de "buenas palabras", se
convirtió en el tercer seguidor de
Francisco. El pequeño grupo fue
dividido y unos, dos y dos, por lo
que tal impresión por sus palabras
y el comportamiento que en poco
tiempo varios otros discípulos se
agruparon alrededor de Francisco
ansiosos de compartir su pobreza,
entre los que Sabatinus, vir bonus
et justus, Moricus, que había
pertenecido a la Crucigeri, Juan de
Capella, que luego cayó, Felipe "el
Largo", y otros cuatro de los
cuales sólo conocemos los
nombres. Cuando el número de
sus compañeros había aumentado
a once, Francisco consideró
conveniente la elaboración de una
norma escrita para ellos. Esta
primera regla, como se le llama, de
los Hermanos Menores no ha
llegado hasta nosotros en su forma
original, pero parece haber sido
muy corto y simple, una mera
adaptación de los preceptos del
Evangelio ya seleccionados por
Francisco de la guía de sus
primeros compañeros, y que él
desea para la práctica en toda su
perfección. Cuando esta regla
estaba listo los Penitentes de Asís,
como Francisco y sus seguidores
se autodenominaban, se dirigió a
Roma a buscar la aprobación de la
Santa Sede, aunque como todavía
no aprobación como era
obligatorio. Existen diferentes
cuentas de la recepción de
Francisco por Ìnocencio ÌÌÌ.
Parece, sin embargo, que Guido,
obispo de Asís, que estaba
entonces en Roma, felicitó a
Francisco al cardenal Juan de St.
Paul, y que en el caso de este
último, el Papa recordó el santo
cuya primera que tenía, ya que
parece, un poco bruscamente
rechazada. Por otra parte, en el
sitio del siniestro las predicciones
de los demás en el Sacro Colegio,
que considera que el modo de vida
propuesto por Francisco como
inseguro y en su defecto,
Ìnocencio, movido, se dice por un
sueño en el que vio el Pobre de
Asís, la defensa de los
tambaleantes Letrán, dio una
sanción verbal a la regla
presentada por Francisco y
concedió al santo y sus
compañeros salir a predicar el
arrepentimiento en todas partes.
Antes de salir de Roma todos ellos
recibieron la tonsura eclesiástica,
Francisco está ordenado diácono
posteriormente. Después de su
regreso a Asís, los Frailes
Menores - por lo que Francisco
había nombrado a sus hermanos,
ya sea después de los minores, o
clases más bajas, como algunos
piensan, o como otros creen, en
relación con el Evangelio (Mateo
25:40-45) , y como un recordatorio
perpetuo de su humildad -
encontraron refugio en una cabaña
abandonada en Rivo Torto, en la
llanura de la ciudad, pero se vieron
obligados a abandonar esta pobre
morada de un labriego salvaje que
conducía en el culo sobre ellos.
Acerca de 1211 y que obtuvo un
pie cerca de Asís, a través de la
generosidad de los benedictinos
de Monte Subasio, que les dio la
pequeña capilla de Santa María de
los Ángeles o la Porciúncula. Junto
a este humilde santuario, ya caro a
Francisco, el primer convento
franciscano se formó por la
construcción de pequeñas chozas
o células de acacia, paja y barro, y
rodeado por un seto. A partir de
este acuerdo, que se convirtió en
la cuna de la Orden Franciscana
(Caput et Mater Ordinis) y el punto
central en la vida de San
Francisco, los Frailes Menores
salieron de dos en dos exhortando
a la gente de los alrededores. Al
igual que los niños "negligente del
día", que vagaban de un lugar a
otro cantando en su alegría, y que
se hacen llamar juglares del Señor.
El mundo entero es su claustro;
dormir en pajares, grutas, porches
o iglesia, que trabajaba con los
trabajadores en los campos, y
cuando no les dio trabajo que
mendigar. En poco tiempo
Francisco y sus compañeros
ganaron una inmensa influencia, y
los hombres de diferentes
calidades de vida y formas de
pensamiento acudían a la orden.
Entre los nuevos reclutas acerca
de esta vez por Francisco fueron
los famosos Tres Compañeros,
que más tarde escribió su vida, a
saber: Angelus Tancredi, un noble
caballero; León, secretario del
santo y confesor, y Rufino, un
primo de Santa Clara, además
Juniper, "el bufón de renombre del
Señor".
Durante la Cuaresma de 1212, una
alegría nueva, grande como era
previsible, llegó a Francis. Clara,
una joven heredera de Asís,
movido por la predicación del
santo en la iglesia de San Jorge, lo
buscó a cabo, y le rogó que se le
permitiera abrazar la nueva forma
de vida que él había fundado. Por
su consejo, Clara, que era
entonces, pero dieciocho años,
salió secretamente de la casa de
su padre en la noche siguiente,
Domingo de Ramos, y con dos
compañeros se dirigió a la
Porciúncula, donde los frailes se
reunieron en su procesión,
portando antorchas encendidas.
Entonces Francisco, después de
haber cortado el pelo, vestidos en
su Minorite el hábito y por tanto,
recibió a una vida de pobreza,
penitencia y recogimiento. Clara
permaneció provisionalmente con
unas monjas benedictinas cerca
de Asís, hasta que Francisco
podría proporcionar un refugio
adecuado para ella, y de Santa
Ìnés, su hermana y las otras
vírgenes piadosas que se han
sumado a ella. Con el tiempo los
estableció en San Damián, en una
vivienda contigua a la capilla que
él había reconstruido con sus
propias manos, que fue dado al
santo por los Benedictinos como
domicilio para sus hijas
espirituales, y que se convirtió así
en el primer monasterio de la
Segunda Orden Franciscana de
Damas Pobres, ahora conocido
como Hermanas Clarisas.
En el otoño del mismo año (1212)
deseo ardiente de Francisco para
la conversión de los sarracenos le
llevó a embarcarse para Siria, pero
al haber sido naufragó en las
costas de Eslavonia, tuvo que
volver a Ancona. En la primavera
siguiente se dedicó a la
evangelización de Ìtalia central.
Acerca de este tiempo (1213)
Francisco recibió del conde
Orlando de Chiusi la montaña de
La Verna, un pico aislado entre los
Apeninos toscanos, se eleva unos
4.000 metros sobre el valle del
Casentino, como un retiro,
"especialmente favorable para la
contemplación", a que podría
retirarse de vez en cuando para la
oración y el descanso. Para
Francisco nunca totalmente
separados de la contemplación de
la vida activa, como las varias
ermitas asociadas a su memoria, y
el pintoresco reglamentos que
escribió para los que viven en ellos
son testigos. En un momento, de
hecho, un fuerte deseo de
entregarse totalmente a una vida
de contemplación parece haber
poseído el santo. Durante el año
siguiente (1214) Francisco partió
para Marruecos, en otro intento de
llegar a los infieles y, si es
necesario, a derramar su sangre
por el Evangelio, pero al mismo
tiempo sin embargo, en España
fue superada por una enfermedad
tan grave que se vio obligado a su
vez de vuelta a Ìtalia una vez más.
detalles auténticos son,
desgraciadamente, carece de viaje
de Francisco a España y la
estancia allí. Es probable que se
llevó a cabo en el invierno de
1214-1215. Después de su
regreso a Umbría recibió varios
nobles hombres y aprendido en su
orden, incluyendo a su futuro
biógrafo Tomás de Celano. Los
próximos dieciocho meses
comprenden, tal vez, el período
más oscuro de la vida del santo.
Que participó en el Concilio de
Letrán de 1215 bien puede ser,
pero no es cierto, sabemos de
Eccleston, sin embargo, que
Francisco estuvo presente en la
muerte de Ìnocencio ÌÌÌ, que tuvo
lugar en Perugia, en julio de 1216.
Poco después, es decir, muy
temprano en el pontificado de
Honorio ÌÌÌ, se coloca la concesión
de la famosa indulgencia
Porciúncula. Se cuenta que una
vez, mientras que Francisco
estaba rezando en la Porciúncula,
Cristo se le apareció y le ofreció
cualquier favor que pueda desear.
La salvación de las almas nunca la
carga de las oraciones de
Francisco, y deseando por otra
parte, para que su amada
Porciúncula un santuario en el que
muchos se salve, suplicó una
indulgencia plenaria para todos los
que, de haber confesado sus
pecados, debe visitar la pequeña
capilla. Nuestro Señor accedió a
esta petición con la condición de
que el Papa debería ratificar la
indulgencia. Entonces Francisco
partió de Perugia, con el hermano
Maseo, para encontrar Honorio ÌÌÌ.
Este último, a pesar de cierta
oposición de la Curia en ese
insólito a favor, concederá la
indulgencia, la restricción de que,
sin embargo, a un día al año.
Posteriormente fijó el 2 de agosto,
en perpetuidad, como el día para
obtener esta indulgencia
Porciúncula, comúnmente
conocida en Ìtalia como il perdono
d'Assisi. Tal es el relato tradicional.
El hecho de que no hay ningún
registro de esta indulgencia, ya
sea en los archivos papales o
diocesanos y ninguna alusión a
que en las primeras biografías de
Francisco u otros documentos de
la época ha llevado a algunos
escritores a rechazar toda la
historia. Este argumentum ex
silentio, sin embargo, se ha
encontrado por M. Paul Sabatier,
que en su edición crítica del
"Tractatus de Ìndulgentia" de Fray
Bartholi ha aportado todas las
pruebas fidedignas de verdad a su
favor. Pero incluso aquellos que
consideran que la concesión de
esta indulgencia como
tradicionalmente se cree que es un
hecho establecido de la historia,
admitir que su historia temprana es
incierto. (Véase la Porciúncula).
El primer capítulo general de los
Hermanos Menores se celebró en
mayo de 1217, en la Porciúncula,
el orden se divide en provincias, y
un reparto hecho del mundo
cristiano en misiones franciscanas
tantos. Toscana, Lombardía,
Provenza, España y Alemania
fueron asignados a cinco de los
principales seguidores de
Francisco, por sí mismo el santo
reservados Francia, y que en
realidad se establece para ese
reino, pero al llegar a Florencia,
fue disuadido de ir más lejos por el
cardenal Ugolino, que se había
hecho protector de la orden en
1216. Por lo tanto, envió en su
lugar Hermano pacificus, que en el
mundo ha sido reconocido como
poeta, junto con el hermano
Agnellus, que más tarde estableció
los frailes menores en Ìnglaterra.
Aunque el éxito llegó de hecho a
Francisco y sus hermanos, con él
llegó también la oposición, y fue
con el fin de disipar los prejuicios
de la Curia podría haber absorbido
en contra de sus métodos que
Francisco, a instancias del
cardenal Ugolino, fue a Roma a
predicar antes de el Papa y los
cardenales en Letrán. Esta visita a
la Ciudad Eterna, que tuvo lugar
1217-18, fue al parecer el motivo
del memorable encuentro de
Francisco con Santo Domingo. El
año 1218 Francisco dedicada a los
viajes misioneros en Ìtalia, que
fueron un continuo triunfo para él.
Por lo general predicó al aire libre,
en las plazas, de las gradas de la
iglesia, de las paredes del patio del
castillo-metros. Seducido por el
conjuro mágico de su presencia,
admirando las multitudes, no
utilizadas en el resto nada
parecido a la predicación popular
en la lengua vernácula, seguido de
Francisco de un lugar a otro
colgando de sus labios; campanas
de la iglesia sonó en su enfoque;
procesiones del clero y la gente
avanzada para su encuentro con la
música y el canto, sino que
llevaban a los enfermos a él para
bendecir y sanar, y besó la tierra
en la que pisaba, e incluso trató de
cortar pedazos de su túnica. El
extraordinario entusiasmo con que
fue recibido el santo en todas
partes fue igualado sólo por el
resultado inmediato y visible de su
predicación. Sus exhortaciones de
la gente, por los sermones que
apenas puede ser llamado, a
corto, hogareño, cariñoso y
patética, incluso tocó el más difícil
y más frívolo, y Francis se convirtió
en verdad un conquistador de
almas. Así sucedió, en una
ocasión, mientras que el santo
estaba predicando en Camara, un
pequeño pueblo cerca de Asís,
que toda la congregación se sintió
tan conmovido por sus "palabras
de espíritu y vida" que se
presentaron a él en un cuerpo y
rogó que ser admitido en su orden.
Fue a adherirse, por lo que podría
ser, al igual que Francisco pide
que concibió su Tercera Orden,
como se llama ahora, de los
Hermanos y Hermanas de la
Penitencia, que pretende ser una
especie de estado intermedio entre
el mundo y el claustro para
aquellos que no podían salir de su
casa o abandonar a sus
ocupaciones acostumbradas para
entrar en cualquiera de la Primera
Orden de Frailes Menores o la
Segunda Orden de Damas Pobres.
Francisco prescrito funciones
específicas para estos terciarios
está fuera de toda duda. Ellos no
iban a portar armas, o tomar
juramentos, o participar en pleitos,
etc También se dice que elaboró
una norma oficial para ellos, pero
está claro que la regla, confirmada
por Nicolás ÌV en 1289, no, al
menos en la forma en que ha
llegado hasta nosotros, representa
la regla original de los Hermanos y
Hermanas de la Penitencia. En
cualquier caso, se acostumbra a
asignar a 1221 como el año de la
fundación de este tercer orden,
pero la fecha no es segura.
En el segundo capítulo general (mayo,
1219) Francisco, empeñados en
hacer realidad su proyecto de
evangelizar a los infieles, le asigna
una misión a cada uno de sus
principales discípulos, él mismo la
selección de la sede de guerra
entre los cruzados y los
sarracenos. Con once
compañeros, incluyendo al
hermano Ìluminado y Pedro de
Cattaneo, Francisco zarpar de
Ancona el 21 de junio, por San
Juan de Acre, y estuvo presente
en el asedio y toma de Damieta.
Después de predicar allí a la
asamblea cristiana fuerzas,
Francisco ha pasado por miedo al
campo de infieles, donde fue
hecho prisionero y llevado ante el
sultán. Según el testimonio de
Jacques de Vitry, que estaba con
los cruzados en Damietta, el sultán
Francisco recibió con cortesía,
pero más allá de la obtención de
una promesa de este gobernante
de un trato más indulgente para
los cautivos cristianos, la
predicación del santo parece haber
efectuado poco.
Antes de regresar a Europa, el santo se
cree que visitó Palestina y obtuvo
para los frailes el punto de apoyo
que aún conservan como
guardianes de los lugares santos.
Lo cierto es que Francisco se vio
obligado a acelerar de nuevo a
Ìtalia a causa de diversos
problemas que han surgido allí
durante su ausencia. Noticias le
había alcanzado en el Oriente que
Mateo de Narni y Gregorio de
Nápoles, los dos vicarios
generales que había dejado a
cargo de la orden, había
convocado a un capítulo que, entre
otras innovaciones, trató de
imponer nuevas ayunos a los
frailes, más grave que el Estado
requerido. Por otra parte, el
cardenal Ugolino había conferido a
las Damas Pobres una regla
escrita que fue prácticamente la de
las monjas benedictinas, y el
hermano Felipe, a quien Francisco
ha cargado a sus intereses, había
aceptado. Para empeorar las
cosas, Juan de Capella, uno de los
primeros compañeros del santo,
había reunido un gran número de
leprosos, hombres y mujeres, con
el fin de formar en ellos una nueva
orden religiosa, y había salido de
Roma para solicitar la aprobación
para el imperio que había
elaborado para estos
desgraciados. Finalmente el rumor
se había extendido en el extranjero
que Francisco había muerto, de
modo que cuando el santo volvió a
Ìtalia con Elias hermano - que
parecía haber llegado a Venecia
en julio de 1220 - una sensación
general de malestar prevaleció
entre los frailes.
Aparte de estas dificultades, la orden
fue entonces que pasa por un
período de transición. Se había
hecho evidente que la forma
simple y familiar, y poco
ceremoniosa que había marcado
el movimiento franciscano en sus
inicios fueron desapareciendo
gradualmente, y que la heroica
pobreza practicada por Francisco y
sus compañeros desde el principio
se convirtió en más difícil como el
aumento de los frailes con
asombrosa rapidez en número. Y
esto Francis no podía dejar de ver
a su regreso. El cardenal Ugolino
ya había emprendido la tarea de
reconciliar inspiraciones tan poco
estudiado y tan libre con una orden
de las cosas que habían dejado
atrás. " Este hombre
extraordinario, que después
ascendió al trono papal como
Gregorio ÌX, fue unido
profundamente a Francis, a quien
veneran como un santo y también,
algunos autores nos dicen,
administrado como un entusiasta.
Que el cardenal Ugolino no pequeña
parte en traer altos ideales de
Francisco "dentro del alcance y la
brújula" parece fuera de toda
duda, y no es difícil reconocer la
mano de los importantes cambios
introducidos en la organización de
la orden en el capítulo denominado
de las Esteras . En esta asamblea
famosos, celebrada en la
Porciúncula, en Pentecostés, 1220
o 1221 (al parecer hay mucho
espacio para la duda sobre la
fecha exacta y el número de los
primeros capítulos), cerca de 5000
los frailes se dice que han estado
presentes, además de unos 500
solicitantes de admisión a la orden.
Chozas de barro y ofrece
alojamiento para esta multitud.
Francisco había hecho a propósito
ninguna provisión para ellos, sino
la caridad de los pueblos vecinos
les proporcionaron alimentos,
mientras que los caballeros y
nobles que les esperaban con
mucho gusto. Fue en esta ocasión
que Francisco, hostigados y, sin
duda, desalienta a la tendencia
traicionado por un gran número de
frailes a relajar los rigores de la
norma, de acuerdo con los
dictados de la prudencia humana,
y la sensación, quizás
incapacitado para un lugar que
ahora llamado gran capacidad
para organizar, renunció a su
cargo de general de la orden a
favor de Pedro de Cattaneo. Sin
embargo, este último muerto en
menos de un año, siendo sucedido
como vicario general por el infeliz
Hermano Elías, que continúa en el
cargo hasta la muerte de
Francisco.
El santo, por su parte, durante los pocos
años que permaneció en él, trató
de impresionar a los frailes de la
enseñanza de silencio ejemplo
personal de qué tipo se hubiera
querido que fueran. Ya, al pasar
por Bolonia a su regreso de
Oriente, Francisco se había
negado a entrar en el convento
porque había oído que la llamada
"Casa de los Frailes" y porque un
Studium ha sido creado allí. Por
otra parte bade todos los
hermanos, incluso los que estaban
enfermos, dejar de fumar que a la
vez, y sólo algún tiempo después,
cuando el cardenal Ugolino había
declarado públicamente que la
casa sea su propiedad, que
Francisco sufrió sus hermanos
para volver a entrar en él . Sin
embargo, fuerte y clara como las
condenas de la santa fueron, y
decidida como su línea adoptada
fue, él nunca fue un esclavo de
una teoría en cuanto a las
celebraciones de la pobreza o
cualquier otra cosa; sobre él de
hecho, no había nada estrecha o
fanática. En cuanto a su actitud
hacia el estudio, Francisco
desiderated para sus frailes sólo el
conocimiento teológico, como era
conforme a la misión de la orden,
que fue ante todo una misión de
ejemplo. Por lo tanto considera la
acumulación de libros como está
en contradicción con la pobreza de
sus frailes profesos, y se resistió a
la preocupación y el interés de
mera erudición, tan frecuente en
su tiempo, en la medida en que se
produjo a las raíces de esa
sencillez que entró así que en gran
medida en la esencia de su vida y
su ideal y amenazó con ahogar el
espíritu de oración, que representó
preferible a todo el resto. En 1221,
por lo que algunos escritores nos
dicen, Francisco redactó una
nueva regla para los Frailes
Menores. Otros consideran esta
así llamada Regla de 1221 no
como una nueva norma, sino como
el primero que Ìnocencio había
aprobado por vía oral, no, de
hecho, su forma original, que no
poseemos, pero con las adiciones
y modificaciones que ha sufrido en
el transcurso de doce años. Como
quiera que sea, la composición
llamada por algunos la Regla de
1221 es muy diferente a cualquier
norma convencional jamás se ha
hecho. Era demasiado largo y
imprecisa para convertirse en una
regla formal, y dos años más
tarde, Francisco se retiró a Fonte
Colombo, un eremitorio cerca de
Rieti, y reescribió la regla en una
forma más compendiosa. Este
proyecto revisado confió al
hermano Elías, que no mucho
después declaró que había
perdido por negligencia. Entonces
Francisco regresó a la soledad de
Fonte Colombo, y la refundición de
la norma sobre las mismas líneas
que antes, sus períodos de tres
capítulos se redujo a doce y
algunos de sus preceptos están
modificando en algunos detalles a
la instancia del cardenal Ugolino.
En esta forma la norma fue
aprobada solemnemente por
Honorio ÌÌÌ, 29 de noviembre, 1223
(Litt. "annuere Solet"). Este artículo
segundo lugar, como suele ser
llamado o Reglamento Bullata de
los Frailes Menores, es la que
desde entonces profesó a lo largo
de la Primera Orden de San
Francisco (véase la Regla de San
Francisco). Se basa en los tres
votos de obediencia, pobreza y
castidad, sin embargo especial
hincapié está puesto en la
pobreza, que Francisco trató de
hacer la característica especial de
su orden, y que se convirtió en el
signo que se contradice. Este voto
de pobreza absoluta en las
órdenes de primero y segundo y la
reconciliación de los religiosos con
el estado secular en la Tercera
Orden de Penitencia son las
principales novedades introducidas
por Francisco en la regla
monástica.
Fue durante el tiempo de Navidad de
este año (1223) que el santo
concibió la idea de celebrar la
Natividad "de una manera nueva",
mediante la reproducción en una
iglesia de Greccio el praesepio de
Belén, y por lo tanto ha llegado a
ser considerado como haber
inaugurado la devoción popular de
la cuna. Navidad en efecto, parece
haber sido la fiesta favorita de
Francisco, y él desea convencer al
emperador para que una ley
especial que los hombres,
después, así para las aves y las
bestias, así como para los pobres,
de modo que todos puedan tener
ocasión a alegrarse en el Señor.
A principios de agosto, 1224, Francisco
se retiró con tres compañeros a
"marcarán estos dos Tíber que el
rock robusto y Arno", como Dante
llamó La Verna, para mantener un
ayuno de cuarenta días en
preparación para San Miguel.
Durante este retiro los sufrimientos
de Cristo se convirtió más que
nunca la carga de sus
meditaciones; en pocas almas,
quizás, con el significado de la
Pasión tan profundamente entró.
Fue en o alrededor de la fiesta de
la Exaltación de la Cruz (14 de
septiembre) mientras rezaba en la
ladera de la montaña, que vio la
visión maravillosa del serafín,
como secuela de lo que apareció
en su cuerpo las marcas visibles
de las cinco llagas del Crucificado
que, dice un escritor precoz, hacía
tiempo que había sido grabada en
su corazón. Hermano León, que
estaba con San Francisco cuando
recibió los estigmas, nos ha dejado
en su nota a la bendición de
autógrafos del santo, conservada
en Asís, una cuenta clara y sencilla
del milagro, que para el resto es
mejor atestiguado que muchos
otros hecho histórico. lado derecho
del santo que se describe como
incidencia en la herida abierta, que
parecía como si se hace por una
lanza, mientras que a través de las
manos y los pies uñas de negro de
la carne, los puntos de los cuales
se inclinó hacia atrás. Después de
la recepción de los estigmas,
Francisco sufrió dolores cada vez
mayor en todo su cuerpo frágil, ya
roto por continua mortificación. En
efecto, condescendiente, como el
santo siempre fue a las
debilidades de los demás, fue
siempre tan implacable consigo
mismo que en el último se sintió
obligado a pedir perdón "hermano
asno", como llamaba a su cuerpo,
por haberlo tratado tan duramente.
desgastado, por otra parte, como
Francisco ahora era de dieciocho
años de incesante trabajo, su
fuerza cedió por completo, ya
veces su vista hasta el momento le
falló que estaba casi totalmente
ciego.
Durante un acceso de angustia,
Francisco realizó una última visita
a Santa Clara en San Damián, y
fue en una pequeña choza de
cañas, hechas por él en el jardín,
que el santo compuesto que
"Cántico del Sol", en la que su
genio poético se expande tan
gloriosamente. Esto fue en
septiembre de 1225. Poco
después Francisco, en la instancia
de urgencia del hermano Elías, se
sometió a una infructuosa
operación para los ojos, en Rieti.
Él parece haber pasado el invierno
1225-26 en Siena, adonde había
sido trasladado para recibir
tratamiento médico adicional. En
abril de 1226, durante un intervalo
de mejoría, Francisco fue
trasladado a Cortona, y se cree
que han sido al mismo tiempo de
descanso en la ermita de la Celle,
que el santo dictó su testamento,
que él describe como un
recordatorio ", un advertencia y
una exhortación ". En este
documento tocar Francisco,
escribiendo desde la plenitud de
su corazón, insta de nuevo con la
simple elocuencia, pocos, pero
claramente definidos, los principios
que debían guiar a sus seguidores,
la obediencia implícita a los
superiores como sostiene el lugar
de Dios, la observancia literal de la
regla de "sin brillo", especialmente
en lo que respecta a la pobreza, y
el deber del trabajo manual, siendo
solemnemente exhorta a todos los
hermanos.
Mientras tanto alarmantes síntomas de
hidropesía se había desarrollado, y
se mueren en una condición que
Francisco de Asís establecidos. Un
rodeo fue tomada por la pequeña
caravana que lo acompañó, ya que
se temía a seguir el camino directo
para que el descarado Perugians
debe tratar de llevar a Francisco
fuera por la fuerza para que
pudiera morir en su ciudad, que de
este modo entraría en posesión de
sus reliquias codiciado. Por lo
tanto, bajo una fuerte guardia que
Francisco, en julio de 1226, fue
finalmente tener en la seguridad
para el palacio del obispo en su
ciudad natal en medio del regocijo
entusiasta de toda la población. A
principios del otoño Francisco,
sintiendo la mano de la muerte
sobre él, se llevó a su amada
Porciúncula, para que pudiera
respirar su último suspiro en su
vocación se había revelado a él y
donde su orden había luchado en
la vista. En el camino hacia allá
pidió ser establecidas, y con el
doloroso esfuerzo invocó una
hermosa bendición de Asís, que,
sin embargo, sus ojos ya no podía
discernir. últimos días del santo
fueron aprobadas en la
Porciúncula en una pequeña
choza, cerca de la capilla, que
servía de enfermería. La llegada
de este momento de la Jacoba
Señora de Settesoli, que habían
venido con sus dos hijos y un gran
séquito para despedir Francisco,
causó cierta consternación, ya que
las mujeres tenían prohibido entrar
en el convento. Pero Francisco en
su oferta agradecimiento a este
noble romano, hizo una excepción
en su favor, y "Hermano Jacoba",
como Francis había nombrado a
su cuenta de su fortaleza, se
mantuvo hasta el final.
En la víspera de su muerte, el santo, a
imitación de su Divino Maestro, ha
traído pan a él ya roto. Esto se
distribuyó entre los presentes,
bendición de Quintaville Bernard,
su compañero en primer lugar,
Elías, su vicario, y todos los demás
en orden. "Yo he hecho mi parte",
dijo otro, "que Cristo os enseñe a
hacer el suyo." A continuación,
deseoso de dar una última
muestra de desprendimiento y
para mostrar que ya no tenía nada
en común con el mundo, Francisco
se quitó el hábito de los pobres y
se acostó en el suelo desnudo,
cubierto con un paño prestado,
alegría que él era capaz de
mantener la fe con su Dama la
Pobreza para el final. Después de
un rato le pidió que se le lee la
Pasión según San Juan, y luego
en tono vacilante que se entonó el
Salmo 141. En el versículo final,
"Saca mi alma de la prisión",
Francisco fue llevado fuera de la
tierra por la "hermana muerte", en
cuyo elogio que poco antes había
añadido una nueva estrofa a su
"Cántico del Sol". Fue la noche
Sábado, 03 de octubre 1226,
Francis está entonces en el año
cuarenta y cinco de su edad, y el
vigésimo de su conversión
perfecta de Cristo.
El santo tenía, en su humildad, se dice,
expresó su deseo de ser enterrado
en el Colle d'Ìnferno, una colina
despreciado sin Asís, donde los
criminales fueron ejecutados.
Como quiera que sea, su cuerpo
fue el 4 de octubre, tener en
procesión triunfal a la ciudad, un
alto que se realizan en San
Damián, que Santa Clara y sus
compañeras pudieran venerar los
sagrados estigmas ahora visible
para todos, y fue coloca
provisionalmente en la iglesia de
San Jorge (actualmente dentro del
recinto del monasterio de Santa
Clara), donde había aprendido el
santo de leer y había predicado
por primera vez. Muchos milagros
se registran que ha tenido lugar en
su tumba. Francisco fue
canonizado en San Jorge por
Gregorio ÌX, 16 de julio 1228. Ese
día siguiente el Papa puso la
primera piedra de la gran iglesia
doble de San Francisco, erigida en
honor del nuevo santo, y allí el 25
de mayo de 1230, sigue siendo de
Francisco fueron trasladados en
secreto por el hermano Elías y
enterrado ahora en el marco de la
altar mayor de la iglesia inferior.
Aquí, después de permanecer
ocultos durante seis siglos, como
la de Santa Clara, el ataúd de
Francis fue encontrado, 12 de
diciembre de 1818, como resultado
de una búsqueda laboriosa que
dura cincuenta y dos noches. Este
descubrimiento del cuerpo del
santo se conmemora en el orden
de una oficina especial el 12 de
diciembre, y la de su traducción
por otro el 25 de mayo. Su fiesta
se celebra en toda la Ìglesia el 4
de octubre, y la impresión de los
estigmas en su cuerpo se celebra
el 17 de septiembre.
Se ha dicho con calidez perdonable que
Francisco entró en la gloria en su
vida, y que él es el santo a quien
todas las generaciones venideras
han coincidido en canonizar. Lo
cierto es que también los que se
preocupan poco por la orden que
fundó, y que sólo tienen poca
simpatía con la Ìglesia a la que
nunca dio su devota fidelidad,
incluso aquellos que saben que el
cristianismo es divino, se
encuentran, ya que instintivamente
se , mirando a través de las
edades para orientar a los
maravillosos Poverello de Umbría,
e invocando su nombre en
recuerdo agradecido. Esta singular
posición de Francisco, sin duda, se
debe en gran medida a su
personalidad singularmente
amable y encantadora. Pocos
santos exhalado "el buen olor de
Cristo" a tal grado que él. Hubo
alrededor de Francisco, además,
una caballería y una poesía que
dio a su otro-mundano muy
romántico encanto y belleza. Otros
santos han parecía totalmente
muerta para el mundo que les
rodea, pero nunca fue Francisco
fondo en contacto con el espíritu
de la época. Se deleitaba en las
canciones de la Provenza, se
regocijó en la libertad recién
nacido de su ciudad natal, y
apreciado lo que Dante llama el
agradable sonido de su tierra
querida. Y este exquisito elemento
humano en el carácter de
Francisco fue la clave para que los
de largo alcance, la simpatía que
todo lo abarca, que puede ser casi
llamó a su don característico. En
su corazón, como un viejo cronista
dice, todo el mundo encuentran
refugio, los pobres, los enfermos y
de los Caídos es el objeto de su
solicitud en una forma más
especial.
Haciendo caso omiso como Francisco
nunca fue de los juicios del mundo
en su propio sentido, que fue
siempre su constante atención a
respetar las opiniones de todos y
para herir los sentimientos de
nadie. Por lo cual exhorta a los
hermanos a utilizar las tablas sólo
media baja y, por lo que "si un
mendigo iban a venir a sentarse
cerca de ellos que él pueda creer
que no era más que con sus
iguales y no es necesario sonrojar
a causa de su pobreza." Una
noche, se nos dice, el convento
fue despertado por el grito de "me
estoy muriendo." "¿Quién eres tú",
exclamó Francisco derivados, "y
por qué están muriendo?" "Me
estoy muriendo de hambre",
responde a la voz de uno que
había sido demasiado propensos
al ayuno. Francis lo cual ha
establecido una mesa y se sentó al
lado del hermano muerto de
hambre, y para que este último
podría ser vergüenza de comer
solo, ordenó a todos los otros
hermanos a participar en la
comida. devoción de Francisco en
consolar a los afligidos lo hicieron
tan condescendiente que no se
redujo a partir de que cumplen con
los leprosos en sus Abominable
lazareto de casas y comer con
ellos de la misma fuente.
Pero sobre todo es su trato con los que
yerran, que revelan el verdadero
espíritu cristiano de su caridad.
"Saintlier que cualquiera de los
santo", escribe Celano, "entre los
pecadores, fue uno de los suyos".
Escribir en un determinado
ministro en la orden, Francisco
dice: "En caso de que un hermano
en cualquier parte del mundo que
ha pecado, no importa lo grande
que sea su culpa puede ser, le
permitió no desaparece después
de que una vez visto tu rostro sin
mostrar piedad hacia él y
misericordia si no buscar, le
pregunté si lo hace, no lo desean
Y con esto me va a saber si amas
a Dios y yo ".. Una vez más, a las
nociones medievales de la justicia
el malhechor estaba más allá de la
ley y no había ninguna necesidad
de mantener la fe en él. Sin
embargo, según Francisco, no sólo
era la justicia, debido incluso a los
malhechores, pero la justicia debe
ir precedida de cortesía como por
un heraldo. De turismo, de hecho,
en concepto de pintorescos de la
santa, era la hermana menor de la
caridad y una de las cualidades de
Dios mismo, quien "de su
cortesía", declara, "da su sol y su
lluvia a los justos y los injustos".
Este hábito de cortesía Francisco
nunca trató de prohibir a sus
discípulos. "Cualquiera puede
venir a nosotros", escribe, "si un
amigo o un enemigo, un ladrón o
un ladrón, le permitió ser recibido
amablemente", y la fiesta que la
propagación de salteadores de
hambre en el bosque de Monte
Casale bastado para muestran que
"como enseña por lo que forjado".
Los mismos animales que se
encuentran en Francisco a un
amigo tierno y protector, por lo que
lo encontramos escrito con el
pueblo de Gubbio para alimentar el
lobo feroz que había arrebatado a
sus rebaños, porque a través de
hambre "Hermano Lobo" había
hecho mal. Y las primeras
leyendas nos han dejado a
muchos una imagen idílica de
cómo las bestias y las aves por
igual sensibles al encanto de
formas suaves de Francisco, entró
en compañía amorosa con él,
cómo la liebre caza trató de atraer
su atención, cómo las abejas
medio congelados a rastrear hacia
él en el invierno que se alimenta,
como el halcón salvaje
revoloteaban a su alrededor, como
el ruiseñor cantó con él en dulce
contenido en el bosque de encinas
en el Cárceles, y cómo sus
"hermanos pequeños de las aves"
escuchado con tanta devoción a
su sermón la carretera cerca de
Bevagna que Francisco se
reprendió por no haber pensado
en la predicación de ellos antes. el
amor de Francisco de la
naturaleza también se destaca en
relieve en el mundo se trasladó
pulg Él encantado de estar en
comunión con las flores silvestres,
la primavera de cristal, y el fuego
amigo, y para saludar al sol, ya
que se levantó sobre el valle de
Umbría justo. A este respecto, de
hecho, San Francisco "don de la
simpatía" parece haber sido
incluso más amplio que St. Paul's,
para no encontramos ninguna
evidencia en el gran Apóstol de un
amor por la naturaleza o para los
animales.
No menos atractivo que su inmenso
sentido de la simpatía fue
francamente la sinceridad de
Francisco y la sencillez sin artificio.
"Queridos hermanos," que una vez
comenzó un sermón tras una
grave enfermedad, "Tengo que
confesar a Dios y que durante esta
Cuaresma he comido tortas
hechas con manteca de cerdo." Y
cuando el guardián insistió en aras
de la calidez a Francisco con una
piel de zorro cosidos bajo su túnica
gastada, el santo consentido sólo
a condición de que otra piel del
mismo tamaño que fuera cosido.
Para ello fue su singular estudio
nunca para esconderse de los
hombres que conoce a Dios. "Lo
que un hombre está en los ojos de
Dios", él se acostumbra a repetir ",
tanto que es y no más" - una frase
que pasó a la "imitación", y ha sido
citado a menudo.
Otro rasgo ganador de Francisco que
inspira el más profundo afecto fue
su franqueza firme de propósito y
la inquebrantable siguiente
después de un ideal. "Su deseo
más querido tanto tiempo como él
vivió", Celano nos dice, "nunca fue
a buscar entre los sabios y simple,
perfecta e imperfecta, los medios
para caminar en el camino de la
verdad." Para Francis fue el amor
más verdadero de todas las
verdades, de ahí su profundo
sentido de responsabilidad
personal hacia sus semejantes. El
amor de Cristo Crucificado y le
impregnaba toda la vida y el
carácter de Francisco, y puso la
principal esperanza de la
redención y la reparación de una
humanidad que sufre en la
imitación literal de su Divino
Maestro. El santo imitado el
ejemplo de Cristo como,
literalmente, como lo fue en que lo
haga, descalzo, y en la pobreza
absoluta, se proclamó el reino del
amor. Esta imitación heroica de la
pobreza de Cristo fue tal vez el
signo distintivo de la vocación de
Francisco, y él fue, sin duda, como
Bossuet expresa, el amante más
apasionado, entusiasta, y
desesperado de la pobreza en el
mundo ha visto hasta ahora.
Después de dinero más detestado
Francisco discordia y divisiones.
Paz, por lo tanto, se convirtió en su
lema, y la patética reconciliación
que efectúe en sus últimos días
entre el obispo y Potesta de Asís
es un ejemplo poco fuera de
muchos de su poder para calmar
las tormentas de la pasión y
restaurar la tranquilidad a los
corazones desgarrados por la
sociedad civil conflictos. El deber
de un siervo de Dios, declaró
Francisco, era levantar los
corazones de los hombres y
moverlos a la alegría espiritual.
Por lo tanto, no era "monástica de
puestos o con el cuidado de la
irresponsabilidad del estudiante
cerrado" que el santo y sus
seguidores se dirigió al pueblo,
"que puso su morada entre ellos y
frente a los males del sistema en
el que la gente se quejó".
Trabajaban a cambio de su precio,
haciendo de los más bajos de la
mano de obra más serviles, y
hablar a los más pobres palabras
de esperanza, como el mundo no
había oído durante muchos días.
En este sabio Francisco salvar el
abismo entre el clero y la
aristocracia de la gente común, y
aunque no enseñó la nueva
doctrina, hasta el momento
repopularized la anterior dado en
el monte que el Evangelio tomó
una nueva vida y pidió un nuevo
amor.
Estas en breve esbozo son algunas de
las características principales que
hacen que la figura de Francisco
un supremo ejemplo de la
atracción que sienten toda clase
de hombres atraídos hacia él, con
un sentido de apego personal. Sin
embargo, pocos de los que sienten
el encanto de la personalidad de
Francisco puede seguir el santo a
su solitaria altura de la comunión
con Dios absorta. Porque, no
obstante la contratación de un
"juglar del Señor", Francisco fue,
no obstante, una profunda mística
en el verdadero sentido de la
palabra. El mundo entero era para
él una luminosa escalera, montar a
los peldaños de la cual se
acercaron y vieron a Dios. Es muy
engañosa, sin embargo, para
retratar vida a Francisco como "a
una altura donde el dogma deja de
existir", y aún más lejos de la
verdad para representar la
tendencia de su enseñanza como
una ortodoxia en la que se hace al
servicio "humanitarismo". Una muy
somera investigación basta
creencias religiosas de Francisco
para mostrar que abarca todo el
dogma católico, ni más ni menos.
Si a continuación, los sermones
del santo fueron en general más
moral que la doctrina, es menos
porque él predicó para satisfacer
las necesidades de su época, y
aquellos a quienes se dirigió no se
había alejado de la verdad
dogmática, sino que siguen
"oyentes" si no " hacedores ", de la
Palabra. Por esta razón, Francisco
de lado todas las cuestiones más
teórico que práctico, y regresó al
Evangelio. Una vez más, para ver
a Francisco sólo el amigo amante
de todas las criaturas de Dios, el
cantante alegre de la naturaleza,
es pasar por alto por completo ese
aspecto de su obra que es la
explicación de todo lo demás - su
lado sobrenatural. Pocas vidas han
sido más totalmente imbuido de lo
sobrenatural, ya que incluso
Renán admite. En ninguna parte,
tal vez, no se puede encontrar una
visión más aguda en el mundo
más íntimo del espíritu, sin
embargo, tan cerca se lo
sobrenatural y la natural mezclado
en Francisco, que su ascetismo
muy a menudo se visten en la guía
de romance, como testigo de su
cortejo de la Virgen La pobreza, en
un sentido que casi dejó de ser
figurativo. Para la imaginación
singularmente vivos Francisco fue
impregnar con las imágenes de la
canción de gesta, y debido a su
marcada tendencia dramática, se
deleitaba en su acción adecuadas
a su pensamiento. Así, también, a
su vez natal del santo de la
pintoresca le llevó a unir la religión
y la naturaleza. Encontró en todas
las cosas creadas, por trivial, una
reflexión de la perfección divina, y
le gustaba admirar en ellos la
belleza, el poder, la sabiduría y la
bondad de su Creador. Y así
sucedió que vio a los sermones,
incluso en las piedras, y bueno en
todo. Por otra parte, sencillo de
Francisco, la naturaleza infantil ata
a la idea, que si todos son de un
mismo Padre, todas son parientes
reales. De ahí su costumbre de
reclamar la hermandad con todo
tipo de objetos animados e
inanimados. La personificación,
por lo tanto, de los elementos en el
"Cántico del Sol" es algo más que
una mera figura literaria. Francisco
del amor de las criaturas no era
simplemente el fruto de una
disposición suave o sentimental,
sino que surgió más bien de que el
sentido profundo y permanente de
la presencia de Dios, que
subyacen en todo lo que dijo e
hizo. Aun así, la alegría habitual de
Francisco no era la de un
descuidado la naturaleza, o de una
virgen por el dolor. Ninguno fue
testigo de Francisco ocultos
luchas, su larga agonía de
lágrimas, o su secreto luchas en la
oración. Y si nos reunimos lo que
pantomima de la música, tocando
un par de palos como un violín
para dar rienda suelta a su alegría,
también encontramos el corazón le
llaga con aprensión por las
disensiones en el orden que
amenazaba con hacer naufragar
su ideal. Tampoco se tentaciones o
debilitar otros males del alma
querer al santo en cualquier
momento.
lightsomeness Francisco tuvo su origen
en que toda la entrega de
presentes y todo lo que pasa, en el
que había encontrado la libertad
interior de los hijos de Dios, sino
que señaló a su fuerza de su unión
íntima con Jesús en la Sagrada
Comunión. El misterio de la
Sagrada Eucaristía, al ser una
extensión de la Pasión, ocupó un
lugar preponderante en la vida de
Francisco, y él no tenía nada más
en el corazón de todo lo que se
refería al culto del Santísimo
Sacramento. Por ello, no sólo oír
hablar de Francisco conjurar el
clero para mostrar el respeto
propio de todo lo relacionado con
el Sacrificio de la Misa, pero
también vemos lo barrer las
iglesias pobres, inquisitiva vasos
sagrados para ellos, y darles altar
panes hechos por él mismo . Tan
grande, de hecho, fue la
reverencia de Francisco para el
sacerdocio, a causa de su relación
con el adorable Sacramento, que
en su humildad que nunca se
atrevió a aspirar a esa dignidad.
La humildad fue, sin duda, la virtud del
santo gobernante. El ídolo de un
entusiasta devoción popular, él
nunca realmente se cree menos
que el más. Ìgualmente admirable
fue la obediencia pronta y dócil de
Francis a la voz de la gracia dentro
de él, incluso en los primeros días
de su ambición mal definidos,
cuando el espíritu de la
interpretación le falló. Más tarde, el
santo, con tan clara como el
sentido de su mensaje como
cualquier profeta ha tenido
siempre, dado ungrudging su
presentación a lo que constituye la
autoridad eclesiástica. N
reformista, por otra parte, fue
alguna vez, menos agresivo que
Francisco. Su apostolado se
consagra la muy noble espíritu de
la reforma, se esforzó por corregir
los abusos mediante la celebración
de un ideal. Estiró sus brazos
hacia el anhelo de aquellos que
anhelaban para el "mejor regalo".
Los demás que dejó solo.
Y así, sin luchas o cisma, los pobres de
Dios Little Man de Asís se convirtió
en el medio de la renovación de la
juventud de la Ìglesia y de imitar el
movimiento religioso más potente
y popular desde los inicios del
cristianismo. Sin duda, este
movimiento tuvo su social, así
como la parte religiosa. Que la
Orden Tercera de San Francisco
fue mucho hacia la re-
cristianización de la sociedad
medieval es una cuestión de
historia. Sin embargo, el objetivo
más importante de Francisco fue
un religioso. Para reavivar el amor
de Dios en el mundo y reactivar la
vida del espíritu en los corazones
de los hombres - tal era su misión.
Pero debido a que San Francisco
busca primero el Reino de Dios y
su justicia, muchas otras cosas se
han añadido a él. Y su exquisito
espíritu franciscano, como se
llama, pasa a cabo en el ancho
mundo, se convirtió en una fuente
permanente de inspiración. Tal vez
los sabores de una exageración
decir, como se ha dicho, que
"todos los hilos de la civilización en
los siglos posteriores parecen
remontarse a Francisco", y que
desde su día "el carácter de toda
la Ìglesia católica romana es
visible Umbría" .
Sería difícil, sin embargo, a
sobreestimar el efecto producido
por Francis en la mente de su
tiempo, o acelerando el poder que
ejercen sobre las generaciones
que le han sucedido. Para
mencionar sólo dos aspectos de
su influencia omnipresente,
Francisco tiene que ser contado
entre aquellos a quienes el mundo
del arte y las letras está
profundamente endeudado. Prosa,
como señala Arnold, no podía
satisfacer el alma ardiente del
santo, lo que hizo poesía. Fue, de
hecho, muy poco versado en las
leyes de la composición para
avanzar mucho en esa dirección.
Pero el suyo fue el primer grito de
una poesía naciente que encontró
su máxima expresión en la "Divina
Comedia", por lo cual Francisco ha
sido el precursor del estilo de
Dante. Lo que el santo hizo fue
enseñar a un pueblo
"acostumbrado a la versificación
artificial de los poetas cortesanos
Latina y el provenzal, el uso de su
lengua materna en simples himnos
espontáneos, que se hizo aún más
popular entre los Laudi y Cantici
de su Jacopone poeta seguidor de
Todi ". En la medida, además,
como repraesentatio Francisco,
como lo llama Salimbene, del
establo de Belén es el primer
misterio de juego nos enteramos
de en Ìtalia, se dice que han dado
un papel en el renacimiento del
drama. Como quiera que sea, si el
amor de Francisco de la canción
llamó a los inicios del verso
italiano, su vida no menos que
sobre el nacimiento del arte
italiano. Su historia, dice Ruskin,
se convirtió en una tradición
apasionada pintadas por todas
partes con deleite. Lleno de color,
las posibilidades dramáticas y de
interés humano, la leyenda
primeros franciscanos que ofrece
el material más popular para los
pintores ya la vida de Cristo.
Apenas, en efecto hizo la figura de
Francisco de hacer una aparición
en el arte de lo que se convirtió a
la vez un tema favorito, sobre todo
con la escuela mística de Umbría.
Tan cierto es esto que se ha dicho
que tal vez siguiendo su figura
familiar "construir una historia del
arte cristiano, de los predecesores
de Cimabue hasta Guido Reni,
Rubens y Van Dyck".
Probablemente, la más antigua imagen
de Francisco que ha llegado hasta
nosotros es que conserva en el
Sacro Speco en Subiaco. Se dice
que fue pintado por un monje
benedictino durante la visita del
santo allí, lo que pudo haber sido
en 1218. La ausencia de los
estigmas, halo, y el título de santo
en este fresco constituyen su
principal reivindicación de ser
considerado como una imagen
contemporánea, no es, sin
embargo, un retrato real en el
sentido moderno de la palabra, y
que son dependientes de la
tradicional la presentación de
Francisco y no en los ideales de
los artistas, como la estatua de
Della Robbia en la Porciúncula,
que sin duda es efigies de la santa
vera, ya que ningún retrato
bizantino llamado alguna vez
puede ser, y la descripción gráfica
de Francisco propuesta por Celano
(Vita Prima, c. LXXXÌÌÌ). De menos
de media altura, se nos dice, y
débiles en la forma, Francisco
tenía una voz mucho todavía
alegre cara y la suave pero fuerte,
ojos pequeños y negro brillante,
pelo castaño oscuro, y una barba
rala. Su persona era de ninguna
manera se establece, sin embargo,
se acerca el santo delicadeza,
gracia y distinción que le hizo más
atractivo.
Los materiales literarios para la historia
de San Francisco son más
abundantes de lo habitual y
auténtico. De hecho, existen pocas
o ninguna vida medieval
documentado más a fondo.
Tenemos en primer lugar los
propios escritos del santo. Estos
no son voluminosos y nunca
fueron escritos con el fin de
exponer sus ideas de forma
sistemática, sin embargo, llevan el
sello de su personalidad y están
marcados por las mismas
características invariables de su
predicación. A pocos líderes tenido
pensamientos "de las palabras del
Señor" parece que le basta a
todos, y estos se repite una y otra
vez, adaptándolos a las
necesidades de las diferentes
personas a quienes se dirige.
Corto, simple e informal, los
escritos de Francisco respira el
amor del Evangelio sin estudiar y
aplicar la misma práctica moral,
mientras que abundan en
alegorías y personificación y
revelan una íntima imbricación de
fraseología bíblica.
No todos los escritos del santo han
llegado hasta nosotros, y no pocos
de estos antes que se le atribuyen
están ahora con una mayor
probabilidad de atribuir a los
demás. Los opúsculos existentes y
auténtica de Francisco
comprenden, además de la regla
de los Frailes Menores y algunos
fragmentos de las demás normas
Seráfico, varias cartas, entre ellos
uno dirigido "a todos los cristianos
que habitan en todo el mundo",
una serie de consejos espirituales
dirigido a sus discípulos, el
"Laudes las Criaturas" o "Cántico
del Sol", y algunas alabanzas
menor, un Oficio de la Pasión
compilado para su propio uso, y
algunas otras oraciones que nos
muestran incluso como Francisco
Celano lo vio, "no tan mucho de un
hombre rezando la oración como
propia ". Además de los escritos
del santo de las fuentes de la
historia de Francisco incluyen una
serie de principios de bulas
papales y algunos otros
documentos diplomáticos, como se
les llama, teniendo a su vida y
obra. Luego vienen las biografías
propiamente dicha. Estas incluyen
las vidas escritas 1229-1247 por
Tomás de Celano, uno de los
seguidores de Francisco, un
conjunto narrativo de su vida
compilado por León, Rufino, y
Angelus, compañeros íntimos del
santo, en 1246, y la leyenda
célebre de San Buenaventura ,
que apareció alrededor de 1263,
además de una leyenda un tanto
más polémico llamado el
"Speculum perfectionis", atribuido
a fray León, el estado del que es
objeto de controversia. También
hay varios importantes del siglo
XÌÌÌ, crónicas de la orden, como los
de Jordania, Eccleston y Bernardo
de Besse, y no una obra posterior
pocas, como la "Chronica XXÌV.
Generalium" y el "Liber de
Conformitate", que son en cierto
modo una continuación de ellos.
Es sobre estas obras que todas las
biografías posteriores de la vida de
Francisco se basan.
En los últimos años han sido testigos de
una verdadera upgrowth de
notable interés en la vida y obra de
San Francisco, sobre todo entre
los no católicos, y Asís se ha
convertido, en consecuencia, el
objetivo de una nueva raza de
peregrinos. Este interés, en su
mayor parte literaria y académica,
se centra principalmente en el
estudio de los documentos
primitivos relacionados con la
historia del santo y los comienzos
de la Orden Franciscana. Aunque
inaugurado unos años antes, este
movimiento recibió su mayor
impulso a partir de la publicación
en 1894 de Paul Sabatier de "Vida
de S. Francisco", una obra que
estaba casi al mismo tiempo
coronada por la Academia
Francesa y el lugar en el Índice. A
pesar de la falta completa del autor
de la simpatía con punto de vista
religioso del santo, su biografía de
Francisco revela vasta erudición,
la investigación profunda, y una
visión crítica rara, y ha abierto una
nueva era en el estudio de los
recursos franciscana. Para
avanzar en este estudio una
Sociedad Ìnternacional de
Estudios Franciscanos fue fundada
en Asís en 1902, cuyo objetivo es
reunir una colección completa de
obras sobre la historia franciscana
y compilar un catálogo de
manuscritos dispersos franciscana;
varios periódicos, dedicados a los
documentos franciscanos y
debates exclusivamente, además
han sido establecidas en distintos
países.
A pesar de una amplia literatura ha
crecido en torno a la figura del
"Poverello" dentro de un corto
período de tiempo, nada nuevo de
valor esencial ha sido añadido a lo
ya conocido del santo. El trabajo
de investigación energética de los
últimos años ha dado como
resultado la recuperación de varios
textos importantes principios, y ha
suscitado numerosos estudios
críticos muy bien hacer frente a las
fuentes, pero la característica
mayoría de la recepción de la
moderna interés en los orígenes
franciscanos ha sido el cuidado de
re- edición y traducción de los
escritos de Francisco y de casi
todas las autoridades manuscrito
contemporáneo teniendo en su
vida. No pocas de las cuestiones
controvertidas relacionadas con
dichas actividades son de
considerable importancia, incluso
para aquellos estudiantes que no,
especialmente de la leyenda
franciscana, pero no se puede
hacer inteligible dentro de los
límites del presente artículo. Debe
bastar, por otra parte, para indicar
sólo algunas de las principales
obras sobre la vida de San
Francisco.
Los escritos de San Francisco han sido
publicados en "Opuscula SP
Francisci Assisiensis" (Quaracchi,
1904); Böhmer, "Analekten zur
Geschichte des Franciscus von
Asís" (Tubinga, 1904); U.
d'Alençon, "Les opúsculos de S .
François d'Assise "(París, 1905);
Robinson," Los Escritos de San
Francisco de Asís "(Filadelfia,
1906).
Publicación de información por escrito
de Pascual. La Enciclopedia
Católica, Volumen VÌ. Publicado
1909. Nueva York: La empresa
Robert Appleton. Nihil obstat, 1 de
septiembre de 1909. Lafort Remy,
Censor. Ìmprimatur. + John M.
Farley, arzobispo de Nueva York
Orden Franciscana
Ìnformación Católica
Un término comúnmente utilizado para
designar a los miembros de las
diversas fundaciones de los
religiosos, ya sean hombres o
mujeres, para observar que
profesan la Regla de San
Francisco de Asís en alguna de
sus diversas formas. El objetivo
del presente artículo es indicar
brevemente el origen y la relación
de estas bases diferentes.
ORÌGEN DE LOS TRES ÓRDENES
Se acostumbra decir que San Francisco
fundó tres órdenes, como se lee
en la Oficina de 4 de octubre:
Tres ordines hic ordinat: primumque
Fratrum nominat Minorum: ajuste
pauperumque Dominarum medius:
sed Poenitentium Tertius utrumque
capit sexum. (Brev. Rom. Serap.,
En Soler. Fran SP., Ant. A.3 ad
Laudes)
Estos tres órdenes - los Hermanos
Menores, las Damas Pobres o
Clarisas, y los Hermanos y
Hermanas de la Penitencia - se
refiere generalmente como la
Primera, Segunda y Tercera Orden
de San Francisco.
Primer Orden
La existencia de los Frailes Menores o
primera orden correctamente data
de 1209, año en que San
Francisco obtuvo de Ìnocencio ÌÌÌ
una aprobación no escrita de la
regla simple que había compuesto
para la orientación de sus primeros
compañeros. Esta regla no ha
llegado hasta nosotros en su forma
original, que fue posteriormente
reescrita por el santo y
solemnemente confirmada por
Honorio ÌÌÌ, 29 de noviembre 1223
(Litt. "Solet Annuere"). Esta
segunda regla, ya que se suele
llamar, de los Hermanos Menores
es la que profesa en la actualidad
en toda la Primera Orden de San
Francisco (véase la Regla de San
Francisco).
Segundo Orden
La fundación de las Damas Pobres o de
segundo orden se puede decir que
han sido establecidas en 1212. En
ese año, Santa Clara, que había
suplicado a San Francisco que se
le permitiera abrazar la nueva
forma de vida que había creado,
fue creado por él en San Damián,
cerca de Asís, junto con varias
otras vírgenes piadosas que se
habían sumado a ella. Es erróneo
suponer que San Francisco nunca
se elaboró una norma oficial para
estas pobres señoras y ninguna
mención de ese documento se
encuentra en ninguna de las
primeras autoridades. La norma
impuesta a las Damas Pobres de
San Damián refundido de 1219
sobre el cardenal Ugolino,
después Gregorio ÌX, fue por
Santa Clara hacia el final de su
vida, con la asistencia del
Cardenal Rinaldo, después
Alejandro ÌV, y en esta forma
revisada fue aprobada por
Ìnocencio ÌV, 09 de agosto 1253
(Litt. "Solet Annuere"). (Ver
Clarisas).
Tercera Orden
La tradición asigna el año 1221 como la
fecha de la fundación de los
Hermanos y Hermanas de la
Penitencia, ahora conocidos como
terciarios. Esta tercera orden fue
ideada por San Francisco como
una especie de estado intermedio
entre el claustro y el mundo para
aquellos que, deseando seguir los
pasos del santo, fue excluido por
matrimonio u otros vínculos de la
entrada o el primer o segundo
orden. Ha habido alguna diferencia
de opinión en cuanto a en qué
medida el santo compuso una
regla para estos terciarios. Es
generalmente admitido, sin
embargo, que la regla aprobada
por Nicolás ÌV, 18 de agosto 1289
(Litt. "Supra Montem") no
representa la regla original de la
tercera orden.
Algunos escritores recientes han
intentado demostrar que el tercer
orden, como ahora lo llaman, fue
realmente el punto de partida de la
Orden Franciscana. Afirman que la
Segunda y Tercera Orden de San
Francisco no se han añadido a la
primera, pero que los tres poderes,
los Frailes Menores, mujeres
pobres, y el hermano y hermanas
de la Penitencia, surgió de la
cofradía de laicos de penitencia
que fue San . intención primera y
original de Francisco, y se
separaron de él en grupos
diferentes por el Cardenal Ugolino,
el protector de la orden, durante la
ausencia de San Francisco en el
Oriente (1.219-21). Esta
interesante, aunque algo arbitraria,
la teoría no carece de importancia
para la historia temprana de los
tres órdenes, pero no es todavía lo
suficientemente probada para
evitar la exposición más habitual
dado anteriormente, según el cual
la Orden Franciscana desarrolló en
tres ramas distintas, a saber, , las
órdenes primero, segundo y
tercero, por el proceso de adición y
no por el proceso de división, y
este sigue siendo el punto de vista
generalmente recibidas.
PRESENTE LA ORGANÌZACÌÓN DE
LOS TRES ÓRDENES
Primer Orden
Viene junto a la actual organización de
la Orden Franciscana, los Frailes
Menores o primera orden,
comprende ahora tres cuerpos
separados, a saber: los Hermanos
Menores propiamente dicha, o tallo
principal, fundada, como se ha
dicho en 1209, los Hermanos
Menores Conventuales y los
Frailes Menores Capuchinos,
ambos de los cuales surgieron de
la madre los padres, y se
constituyeron las órdenes
independientes en 1517 y 1619,
respectivamente.
Los tres órdenes profesan la regla de
los Frailes Menores aprobada por
Honorio ÌÌÌ en 1223, pero cada uno
tiene sus constituciones
particulares y su propio ministro
general. Las diversas fundaciones
menor de frailes franciscanos
después de la regla de primer
orden, que una vez disfrutó de una
existencia separada o cuasi-
independiente, ahora están
extintas, como el Clareni, Coletani
y Celestinos, o han pasado a ser
fusionadas con los Hermanos
Menores, como en el caso de los
observantes, Reformati, Recoletos,
alcantarinos, etc (en todos estos
fundamentos menor, ahora extinto,
véase HERMANOS MENORES)
Segundo Orden
En cuanto a la Segunda Orden, de las
damas pobres, ahora comúnmente
llamada Clarisas, esta orden
incluye todos los diferentes
monasterios de monjas de
clausura que profesan la Regla de
Santa Clara aprobada por
Ìnocencio ÌV en 1253, si
observamos el mismo rigor en
todas sus originales o de acuerdo
con las dispensas otorgadas por
Urbano ÌV, 18 de octubre 1263
(Litt. "Beata Clara") o las
constituciones elaboradas por
Santa Colette (muerto en 1447) y
aprobadas por Pío ÌÌ, 18 de marzo
1458 (Litt. "ETSÌ"). Las Hermanas
de la Anunciación y
Concepcionistas son en cierto
sentido vástagos de segundo
orden, pero que ahora siguen
normas diferentes a la de las
Damas Pobres.
Tercera Orden
En relación con los Hermanos y
Hermanas de la Penitencia o
Tercera Orden de San Francisco,
es necesario distinguir entre la
tercera orden secular y la Tercera
Orden Regular.
Secular. La tercera orden secular fue
fundada, como hemos visto, por
San Francisco sobre 1221 y
abarca a las personas devotas de
ambos sexos que viven en el
mundo y siguiendo una regla de
vida aprobada por Nicolás ÌV en
1289, y modificado por León XÌÌÌ,
30 de mayo , 1883 (Constit.
"Misericors"). Ìncluye no sólo los
miembros que forman parte de
fraternidades lógica, sino también
aislados terciarios, ermitaños,
peregrinos, etc
Regular. La historia temprana de la
Tercera Orden Regular es incierto
y es susceptible de controversia.
Algunos atribuyen su fundación a
Santa Ìsabel de Hungría en 1228,
otros a la Beata Angelina de
Marsciano en 1395. Este último se
dice que han establecido en
Foligno el primer monasterio
franciscano de monjas terciarias
en Ìtalia. Es cierto que las
comunidades superior a principios
del siglo XV de los hombres y
mujeres existe en diferentes partes
de Europa y que los frailes
italianos de la tercera orden
regular eran reconocidos como
una orden mendicante por la Santa
Sede. Dado que alrededor de 1458
este último organismo ha sido
gobernado por propio ministro
general y sus miembros toman
votos solemnes.
Nueva Fundaciones. Además de esta
Tercera Orden Regular,
propiamente llamado así, e
independientemente de ella, un
gran número de congregaciones
terciarias franciscanas - tanto de
los hombres y mujeres - se han
creado, sobre todo desde
principios del siglo XÌX. Estas
nuevas fundaciones han tomado
como base de sus institutos una
regla especial para los miembros
de la tercera orden que viven en la
comunidad aprobado por León X
20 de enero 1521 (Bula "Ìnter").
Aunque esta regla es un gran
modificado por su constitución
particular que, por lo demás,
difieren ampliamente de acuerdo al
final de cada fundación. Estas
diversas congregaciones de
terciarios regulares están o
autónomo o bajo la jurisdicción
episcopal, y en su mayor parte son
franciscana sólo de nombre, no
pocos de ellos después de haber
abandonado el hábito, e incluso el
tradicional cordón de la orden.
Publicación de información por escrito
de Pascual. Transcrito por Beth
Ste-Marie. La Enciclopedia
Católica, Volumen VÌ. Publicado
1909. Nueva York: La empresa
Robert Appleton. Nihil obstat, 1 de
septiembre de 1909. Lafort Remy,
Censor. Ìmprimatur. + John M.
Farley, arzobispo de Nueva York
Bibliografía
Para la controvertida cuestión del origen
y evolución de las terceras
órdenes, ver MÜLLER, Die-des-
Anfange Minoritenordens und der
Bussbruderschaften (Friburgo,
1885), 33 ss;. Ehrle en Zeitschr, jk
Theol, XÌ, 743 ss; Mandonnet, Les
serán anotadas todas et le
gouvernement de l'Ordo de
Paeniltentia au XÌÌÌ siccle en
historique opúsculos de crítica, vol.
l. fasc. ÌV (París, 1902);
LEMMENS en Rom. Quartalschrift,
XVÌ, 93 ss; ORTROY VAN en
Bollandiana Analecta, XVÌÌÌ, 294
ss. XXÌV, 415 ss; D'Alençon en
Franciscaines Estudios, ÌÌ, 646
metros cuadrados; GOETZ en
Zeitschrift para Kirchengeschichte,
XXÌÌÌ, 97-107. Las reglas de los
tres órdenes se imprimen en
Seraphicae Legislationis Textus
origina (Quaracchi, 1897). Un
estudio general general de la
Orden Franciscana y sus diversas
ramas, se da en HOLZ-appel,
Manuale, Historia, OFM (Friburgo,
1909); Heim BUCHER-, Die Orden
und Kongregationen (Paderborn,
1907), ÌÌ, 307-533; también
PATREM, synoptique Tableau de
tout l Ordre Seraphique (París,
1879), y Cusack, San Francisco y
los franciscanos (Nueva York,
1867).
Orden de los Frailes Menores
Ìnformación Católica
(También conocido como franciscanos.)
Este tema puede ser
convenientemente considerado en
las siguientes cabezas:
Ì. Historia General de la Orden;
R. En primer período (1209-1517);
B. Segundo período (1517-1909);
ÌÌ. Las Partes Reforma;
R. En primer período (1226-1517);
B. Segundo período (1517-1897);
(1) Los Descalzos;
(2) El Reformanti;
(3) El Recoletos, entre ellos un estudio
de la historia de los franciscanos
en el Norte, especialmente en Gran
Bretaña e Ìrlanda (Estados Unidos
es tratada en un artículo aparte);
ÌÌÌ. Estadísticas de la Orden (1260-
1909);
ÌV. Los nombres de varios de los Frailes
Menores;
V. El hábito;
VÌ. La Constitución de la Orden;
VÌÌ. General Esfera de la Actividad de la
Orden;
VÌÌÌ. La actividad de predicación de la
Orden;
ÌX. Ìnfluencia de la Orden en la Liturgia
y Devociones religiosas;
X. Misiones Franciscanas;
XÌ. El cultivo de las ciencias;
XÌÌ. Santos y Beatos de la Orden.
Ì. HÌSTORÌA GENERAL DE LA ORDEN
R. En primer período (1209-1517)
Después de haber reunido unos doce
discípulos alrededor de él (1207-
08), San Francisco de Asís se
presentó ante Ìnocencio ÌÌÌ, quien,
después de algunas vacilaciones,
dio sanción verbal a la regla
franciscana. Así se fundó
legalmente la Orden de Hermanos
Menores (Ordo Fratrum Minorum),
la fecha exacta que, según una
antigua tradición en el orden de 16
de abril, 1209. Sus hermanos
tienen aumentado rápidamente en
número y repartidas en varios
distritos de Ìtalia, San Francisco
nombrado, en 1217, los ministros
provinciales (ministri provinciales),
y envió a sus discípulos más lejos.
En el capítulo general de 1219
estas misiones se renovaron y
otros frailes enviados a Oriente, a
Hungría, a Francia, y España. El
propio Francisco visitó Egipto y
Oriente, pero las innovaciones
introducidas durante su ausencia
por algunos de los frailes causó su
rápido retorno en 1220. En el
mismo año en que renunció al
cargo de general de la orden, que
le encomendó primero a Pedro de
Cattaneo, de cuya muerte
temprana (10 de marzo 1221)
nombró a Elías de Cortona.
Francisco, sin embargo, mantuvo
una cierta dirección suprema de la
orden hasta su muerte el 3 de
octubre de 1226.
Elías de Cortona, como el vicario de
San Francisco, convocó el capítulo
de Pentecostés ordinario para el
año siguiente, y el 29 de mayo de
1227, Juan Parenti, un jurista, fue
elegido como primer sucesor de
San Francisco y el primer ministro
general. A menudo ha sido
considerado como un nativo de
Florencia, pero probablemente
procedía de las cercanías de
Roma. Gregorio ÌX empleado el
nuevo general de las misiones
políticas en Florencia y Roma,
autorizó a la Minorites para diseñar
sus propios cementerios (26 de
julio 1227), y los acusó de la
dirección y el mantenimiento de las
Clarisas (01 de diciembre 1227).
En 1228 y los años siguientes,
Elías de Cortona trabajó
celosamente en la construcción de
una iglesia dedicada a San
Francisco de Asís, que fue
canonizado por Gregorio ÌX el 16
de julio 1228. Al día siguiente, el
Papa se puso la primera piedra de
esta iglesia en Asís destinado a
recibir el cuerpo de San Francisco,
y poco después encomendó a
Tomás de Celano la tarea de
escribir la biografía del santo, que
confirmó el 25 de febrero, 1229. La
traducción del cuerpo del santo
desde la iglesia de San Giorgio a
la nueva basílica tuvo lugar el 22
de mayo de 1230, tres días antes
de la hora señalada, y Elías de
Cortona, posiblemente por temor a
alguna perturbación, tomó
posesión del cuerpo, con la
asistencia de las autoridades
civiles, y enterrado en la iglesia,
donde se descubrió en 1818. Elías
fue censurado y castigado por esta
acción en la bula de 16 de junio
1230. El capítulo general de
costumbre se celebró sobre la
misma fecha, y el 28 de
septiembre de 1230, la Bula "Quo
elongati" fue emitida, que trata del
Testamento de San Francisco y
algunos puntos en la Regla de
1223. Mientras tanto Elías dedicó
toda su energía a la realización de
la magnífica iglesia (o más bien la
iglesia doble) de San Francisco,
que se sitúa en la ladera de una
colina en la parte occidental de
Asís, y del monasterio adyacente
con sus enormes columnas y
arcadas . Su elección como
general in1232 le dio alcance más
libre, y le permitió darse cuenta de
la cuestión con éxito de sus
planes. Como politicain, Elías
ciertamente poseía genio. Su
carácter, sin embargo, era
demasiado ostentosa y mundano,
y, aunque bajo su gobierno el
orden desarrollados externamente
y sus misiones y los estudios
fueron promovidos, aún como
consecuencia de su absolutismo,
ejerce ahora con porte altanero y
otra vez a través de los visitantes
imprudente, surgió en la orden de
un antagonismo de su gobierno,
en los que los maestros de la
teología de París y las provincias
Alemán e Ìnglés desempeñó el
papel más prominente. No se
puede detener esta oposición,
Elias fue depuesto, con la
aprobación de Gregorio ÌX, por el
Capítulo de Roma (1239), y hasta
ahora los derechos indefinido y
casi absoluto de la autoridad
general en materia de ingresos y la
legislación de la orden se limita
considerablemente. Elías echó su
suerte con Federico ÌÌ
(Hohenstaufen), fue excomulgado
en consecuencia, y murió el 22 de
abril de 1253. Alberto de Pisa, que
había sido provincial de Alemania
y Hungría, fue elegido en el
capítulo de 1239 para tener éxito
Elías, pero murió poco después
(23 de enero 1240). En Todos los
Santos, 1240, el capítulo de nuevo
se reunió y eligió Haymo de
Faversham, un sabio y celoso
Ìnglés franciscano, que había sido
enviado por Gregorio ÌX (1234) a
Constantinopla para promover la
reunión de los griegos cismáticos
con la Sede Apostólica. Haymo,
que, con Alejandro de Hales
habían participado en el
movimiento en contra de Elías, era
celoso en su visita de las distintas
casas de la orden. Ocupó el
Capítulo Provincial de Sajonia en
Aldenburg el 29 de septiembre,
1242, y, a petición de Gregorio ÌX,
revisadas las rúbricas para el
Breviario Romano y el Misal.
Después de la muerte Haymo en 1244,
el Capítulo General de Génova
elegidos Crescenzio Grizzi de Jesi
(1245-47) para sucederlo.
Crescenzio inició una investigación
de la vida y milagros de San
Francisco y Minorites otros, y
autorizó a Tomás de Celano para
escribir la "Legenda secunda S.
Francisci", sobre la base de la
información (Legenda Trium
Sociorum) provee a la general por
tres compañeros de el santo (Tres
socii, es decir, Leo, Angelus, y
Rufino). De esta época data
también el "Dialogus de vistis
Sanctorum Fratrum Minorum".
Este general también se opuso
enérgicamente a las tendencias
separatistas y particularistric de
unos setenta y dos de los
hermanos. La ciudad de Asís pidió
para él como su obispo, pero la
petición no fue concedida por
Ìnocencio ÌV, quien, el 29 de abril
1252, lo nombró obispo de Jesi, en
el Juan de Parma, que le sucedió
en el generallship (1247-1257 ),
pertenecía a la parte más rigurosa
en el orden. Él era más diligente
en visitar en persona las diversas
casas de la orden. fue durante
este período en el que Tomás de
Celano escribió su "Tractatus de
Miraculis". El 11 de agosto de
1253, Clara de Asís murió, y fue
canonizado por Alejandro ÌV el 26
de septiembre 1255. El 25 de
mayo de 1253, un mes después de
la muerte de los Elías
excomulgado, Ìnocencio consagró
la iglesia superior de San
Francisco, Juan de Parma, por
desgracia para compartir los
puntos de vista apocalíptico y
fantasías de la Joachimites, o
seguidores de Jeachim de Fiore,
que había muchos devotos en el
orden, y fue por consiguiente, no
un poco comprometida cuando
Alejandro ÌV (4 de noviembre de
1255) condenó solemnemente el
"Liber introductorius", una
colección de los escritos de
Joaquín de Fiore con una
introducción extravagante, que se
había publicado en París. Este
trabajo ha sido a menudo atribuido
falsamente al propio general. su
autor real fue Gerardo di Borgo S.-
Donnino, que así le entregue una
arma muy peligrosa contra la
orden de los profesores del clero
secular, celoso del éxito de los
Menores de la Universidad de
París. El capítulo se reunieron en
el convento de Ara Coeli en Roma
obligó Juan de Parma a abdicar de
su cargo (1257) y, en su
recomendación, eligió como su
sucesor de San Buenaventura de
Bagnorea. John fue convocado
para responder por sus
joaquinismo ante un tribunal
presidido por el nuevo general y el
cardenal protector-, y habría sido
condenado sino por la carta del
Cardenal Ottoboni, después Adrian
V. Posteriormente, se retiró a la
ermita de Greccio, la dejó (1289)
en el símbolo del Papa para
proceder a Grecia, pero murió un
hombre roto años en Camerino 20
de marzo, 1289.
San Buenaventura, aprendido y celo
religioso, dedicó toda su energía al
gobierno de la orden. Él abogó
enérgicamente las múltiples
funciones de empuje a la orden
durante su desarrollo histórico - el
trabajo en el cuidado de las almas,
actividades aprendidas, el empleo
de los frailes en el servicio de los
papas y los gobernantes
temporales, la institución de los
grandes monasterios, y la
preservación de los privilegios de
la orden - convencidos de que esa
dirección de las actividades de los
miembros resultaría más
beneficioso para la Ìglesia y la
causa del cristianismo. El acusado
spirituals Buenaventura de laxitud,
sin embargo, trabajó intensamente
para garantizar la exacta
observancia de la regla, y
denunció enérgicamente los
abusos que se habían infiltrado en
la orden, condenándolos en
repetidas ocasiones en sus cartas
encíclica. De conformidad con la
regla, que ocupó un capítulo
general cada tres años: en
Narbona en 1260, en Pisa en
1263, en París en 1266, en Asís en
1269, y en Lyon en 1274, con
motivo del consejo general. Hizo la
mayor parte de las visitas a los
diferentes conventos en persona, y
fue un celoso predicador. El
Capítulo de Narbona (1260)
promulgó los estatutos de la orden
conocida como la "Narbonenses
Constitutiones", la letra y el
espíritu de lo que ejerció una
influencia profunda y duradera en
la Orden Fransican. A pesar de
todo el código no permaneció
mucho tiempo en vigor, muchas de
las disposiciones se conservaron y
sirvieron de modelo para las
constituciones posteriores.
Ìncluso antes de la muerte de
Buenaventura, durante una de las
sesiones del Consejo (15 de julio
1274), el Capítulo de Lyón había
elegido como su sucesor,
Jerónimo de Ascoli, que se
esperaba por el consejo con los
embajadores de la Ìglesia griega.
Llegó, y la reunión de las iglesias
fue efectuada. Jerónimo fue
devuelto por Ìnocencio V como
nuncio a Constantinopla en mayo
de 1276, pero sólo había llegado a
Ancona cuando el Papa murió (21
de julio, 1276). Juan XXÌ (1276 a
1277) empleado Jerome (octubre
de 1276) y Juan de Vercelli, el
general de los dominicos, como
mediadores en la guerra entre
Felipe ÌÌÌ de Francia y Alfonso X de
Castilla. Esta embajada de
ocupados tanto genrals hasta
marzo de 1279, aunque se prefirió
Jerónimo al cardenalato el 12 de
marzo 1278. Cuando Jerónimo
salió a la embajada de los griegos,
había nombrado a Bonagracia de
San Giovanni in Persiceto para
que lo represente en el Capítulo
General de Padua en 1276. El 20
de mayo de 1279, convocó el
Capítulo General de Asís, en la
que Bonagracia fue elegido
general. Jerome más tarde ocupó
la Cátedra de Pedro, Nicolás ÌV
(febrero 15to, 1288-04 04, 1292).
Bonagracia realizó una delegación
del capítulo antes de Nicolás ÌÌÌ,
que era entonces su estancia en
Soriano, y solicitó a un cardenal
protector. El Papa, que había sido
protector, nombró a su sobrino
Matteo Orsini. El general también
pidió una definición de la regla,
que el Papa, después de consulta
personal con los cardenales y los
teólogos de la orden, emitida en el
mes de agosto "Exiit qui seminat",
de 14 de 1279. En esta renuncia
completa de la orden de la
propiedad en la comunicación se
confirmó una vez más, y todos los
bienes a los hermanos estaba en
manos de la Santa Sede, a menos
que el donante desea retener su
título. Todo el dinero iban a ser
mantenidos en fideicomiso por el
nuntii o amigos espirituales, para
los frailes, que sin embargo podría
no plantear la demanda para ellos.
La compra de bienes podría tener
lugar sólo a través de los fiscales
designados por el Papa, o por el
cardenal-protector en su nombre.
La Bula de Martín ÌV "fructus Anuncio
uberes" (13 de diciembre de 1281)
define las relaciones de los
mendicantes al clero secular. Las
órdenes mendicantes desde hacía
mucho tiempo fuera de la
jurisdicción del obispo, y disfrutar
(a diferencia del clero secular) sin
restricciones la libertad de predicar
y oír confesiones en las iglesias
relacionadas con sus monasterios.
Ello ha dado lugar a fricciones y
peleas sin fin abierto entre las dos
divisiones del clero, y, aunque
Martín ÌV concede ningún privilegio
a la nueva mendicantes, la lucha
ahora estalló con aumento de la
violencia, principalmente en
Francia y de manera particular, en
París. Bonifacio VÌÌÌ, modificado
sus relaciones en la Bula "Super
cathedram" de 18 de febrero de
1300, la concesión de la libertad
mendicantes a predicar en sus
propias iglesias y en lugares
públicos, pero no en el momento
en que el prelado de la zona
estaba predicando. Para la vista
de las confesiones, los
mendicantes fueron a presentar
candidatos idóneos para el obispo
en la oficina, y obtener su anction.
Los fieles quedaron libres en
cuanto a los funerales, pero, en
caso de que tendrá lugar en la
iglesia de un claustro, el funerum
Quarta iba a ser dado a la cura de
la parroquia. Benedicto XÌ derogó
esta Bula, pero Clemente V
introducido nuevamente (1312).
Especialmente notable entre los
argumentos más tarde sobre los
privilegios de los mendicantes
fueron los causados por Juan de
Poliaco, un maestro de teología de
París (1320) y por Richard
Fitzralph, arzobispo de Armagh
(1349). En 1516, el Quinto Concilio
de Letrán tratado esta cuestión,
que fue resuelto definitivamente
por el Concilio de Trento.
En la Bula "Exultantes" de 18 de enero
1283, Martín ÌV instituyó la syndici
Apostolici. Este fue el nombre
dado a los hombres designados
por los ministros y custodios para
recibir en nombre de la Santa
Sede la limosna dada a los
franciscanos, y pagarlo de nuevo a
petición de éstos. El syndici
consecuencia sustituye la nuntii y
fiscales. Todas estas normas son
necesarias como consecuencia de
la regla de la pobreza, la
observancia literal e incondicional
de los cuales resultó imposible por
la gran expansión de la orden, por
su búsqueda de aprendizaje, y la
propiedad acumulada de los
claustros en las ciudades grandes.
El nombramiento de los síndicos,
sin embargo, no era ni
subversivos, ni de una evasión de
la norma, sino más bien el
cumplimiento adecuado de sus
preceptos en las condiciones
alteradas de la ÌME. Bajo
Bonagracia (1279-83) y sus
sucesores inmediatos Arlotto da
Prato (desde 1285 hasta 1286), y
Mateo de Acquasparta (1287-89),
un sabio teólogo y filósofo que se
convirtió en cardenal en 1288 y
prestado servicios notables a la
Ìglesia, la espiritual movimiento
estalló en la provincia de Ancona,
bajo la dirección de Pietro
Giovanni Olivi, quien, después del
Capítulo General de Estrasburgo
(1282), causó el fin de
considerables problemas. El
general, Raimondo Gaufredi
(Geoffrey) de la Provenza (1289-
1295), favorecieron los spirituals y
denunció las interpretaciones laxas
de la Comunidad, es decir, la
mayoría de la orden que se
oponían a la minoría, llamados
espirituales o Zelanti. Raimondo,
incluso se atrevió a revisar las
constituciones genral en el
Capítulo General de París en
1292, con lo cual, después de
haber negado el Obispado de
Padua le ofreció por Bonifacio VÌÌÌ,
fue obligado por el Papa a dimitir
de su cargo. Giovanni Minio de
Muravalle, en la teología, fue
elegido general por el Capítulo de
Anangi (1294), y aunque creó
cardenal-obispo de Porto
(Portuense) en 1302, siguió
gobernando la orden hasta
Gonzalves de Valleboa (1304-13),
Provincial de Santiago, España,
fue elegido para sucederle por el
Chaper de Asís.
En su encíclica de 1302, Giovanni Minio
había inculcado la norma de la
pobreza, y se le prohibió tanto la
acumulación de la propiedad y los
ingresos consolidados. Gonzálvez
siguió la misma política (12 de
febrero, 1310), y el capítulo de
Padua (1310) hizo el precepto aún
más rigurosa por parte enoining la
"utilización simple" (usus pauper) y
retirar el derecho de voto en el
capítulo de los conventos que se
no lo apruebe. El mendigo usus
había sido una fuente de
controversia desde 1290,
especialmente en la Provenza,
donde algunos negó que era
vinculante para el orden. Estas
disensiones llevaron a la
Disputatio Magna en Avignon
(1310-1312), a la que Clemente V
convocó a los líderes de los
Espirituales y de la Comunidad o
Relaxati. Clemente puso la lucha
por su toro y Decretal "Exivi di
Paradiso", publicado en la tercera
y última sesión del Concilio de
Viena, 5 de mayo de 1312. Las
prescripciones contenidas en la
Regla franciscana se dividieron en
aquellos que obligados bajo pena
de mortales, y los que obligados
bajo pena de pecado venial.
aquellos, ordenando a la renuncia
a la propiedad y la adopción de la
pobreza se mantuvieron: los
franciscanos tenían derecho sólo a
los usus (uso) de bienes que se
les da, y donde la regla es
prescritos, sólo para el pobre usus
o arctus (simple uso). Todas las
cuestiones relacionadas con el
hábito franciscano, y todos los
almacenes y bodegas permitido en
casos de necesidad, se refiere a la
discreción de los superiores de la
orden.
Los Espirituales de la Provenza y
Toscana, sin embargo, no se
aplacó todavía. En el Capítulo
General de Barcelona (1313), un
maestro de teología de París,
Alejandro de Alejandría
(Lombardía), fue elegido para
suceder a Gonzálvez, pero murió
en octubre de 1314. El Capítulo
General de Nápoles (1316) eligió a
Miguel de Cesena, un moderado
Conventuales. La comisión
designada por el presente capítulo
modificado el estatuto general de
la regla de la pobreza. Los
Espirituales inmediatamente
después reavivado el conflicto de
propiedad, pero interdicción Juan
XXÌÌÌ y suprimido sus nociones
peculiares por la Constitución
"exigit Quorumdam" (7 de octubre
de 1317), así totalmente la
restauración de la unidad oficial de
la orden. En 1321, sin embargo, la
discusión teórica llamada en la
pobreza estalló, el inquisidor, Juan
de Belna, un dominicano, que
toma por excepción a la afirmación
de que Cristo y los Apóstoles
poseían bienes ni en la
comunicación ni en la
especialización (es decir, ni en
común ni individualmente). La
consiguiente lucha degeneró en
una disputa feroz escolar entre los
franciscanos y los dominicos, y,
como el Papa a favor de la opinión
de este último, una crisis muy
peligrosa parecía amenazó los
Menores. Por la Constitución
"canonum conditorem anuncios"
(08 de diciembre 1322) Juan XXÌÌ
renunciado al título de la Ìglesia a
todas las posesiones de los Frailes
Menores, y restauró la propiedad
de orden allí. Esta acción,
contrariamente a la práctica y los
sentimientos expresados por sus
antecesores, puso el Minorites
exactamente en las mismas
condiciones que las otras órdenes,
y era una disposición duras para
un orden que había trabajado tan
incansablemente en los intereses
de la Ìglesia. En muchas otras
maneras, sin embargo, Juan
fomentado la orden. Por lo tanto,
se entiende fácilmente por qué los
miembros inclinados a la laxitud se
unió al partido diaffected, pero
abogó por dejar algunas de las
regulaciones de Juan. Para la
parte disidente pertenecía
Gerardus Odonis (1329-1342), el
general, cuya elección en París en
1329 John se había asegurado en
el lugar de su poderoso oponente
Michael de Cesena. Odonis, sin
embargo, sólo fue apoyado por la
minoría de la orden en sus
esfuerzos para lograr la abolición
de la regla de la pobreza. El
general depuesto y sus
seguidores, los Micaelitas (cf.
Fraticelli), fueron desautorizados
por el Capítulo General de París, y
el orden se mantuvo fiel a la Santa
Sede. Las constituciones prescrita
por Benedicto XÌÌ, el sucesor de
Juan, en su Bula de 28 de
noviembre, 1336, y el nombre de
"Constitutiones Catarcenses" o
"Benedictinae"), no contenía una
sola referencia que tot regla de la
pobreza. Benedicto murió en 1342,
y en la preferencia de Gerardus
Odonis al Patriarcado de
Antioquía, Fortanerio Vassalli fue
elegido general (1.343-47).
Bajo Guilllaume Farinier (1348-1357) el
capítulo de Marsella decidieron
revivir las viejas estatuas, un
propósito que se realizó en las
constituciones generales
promulgadas por el Capítulo
General de Asís en 1354
("Farineriae Constitutiones o
guilemi"). Este código se basa en
la "Narboneses Constitutioners"
(1260), y los Bulls "Exiit" y "Exivi",
pero los edictos de Juan XXÌÌ, de
ser promulgado por el Papa por
encima del capítulo, aún continúa
en vigor. La gran mayoría de los
frailes se acomodaron a estos
reglamentos y se comprometió el
cuidado y la titularidad de sus
bienes, que confió a fratres
procuratores elegidos entre ellos
mismos. La prolongada lucha del
general depuesto (Miguel de
Cesna) con el Papa, en el que el
general fue apoyada con visible el
aprendizaje por parte de algunos
de los principales miembros de la
orden y alentado por el emperador
alemán Luis ÌV (de Baviera), por
razones de forma de gobierno
secular y eclesiástica, dio gran
impulso e irresistible a la laxitud en
el orden y prejuicios ideales del
fundador. Fue Juan XXÌÌ, que
había introducido Conventualism
es el sentido después de la workd,
es decir, la comunidad de bienes,
ingresos y bienes como en otras
órdenes religiosas, en
contradicción con Observantism o
la estricta observancia de la regla,
ahora un movimiento fuerte dentro
de la orden, acrding en que los
miembros iban a celebrar ninguna
propiedad en la comunicación y
renunciar a todos los ingresos
creados y acumulación de bienes.
El Toro "conditorem anuncio", tan
importante en la historia de la
orden, se retiró hasta 01 de
noviembre 1428, por Martin V.
Mientras tanto, el desarrollo de
Conventualism había sido
promovido de muchas maneras.
En 1348 la muerte Negro barrido
devastadoramente sobre Euope,
adelantarse a la ciudad y el
claustro. La riqueza de la orden
increaded rápidamente, y miles de
nuevos hermanos fueron admitidos
sin examen lo suficientemente
cerca en su elegibilidad. El
liverality de los fieles también, si
no una fuente de peligro para los
Menores, por lo menos un ot
incitación constante apartarse en
cierta medida de la regla de la
pobreza. Esta liberalidad se
manifestó principalmente en
donaciones de bienes inmuebles,
por ejemplo en las dotaciones para
las oraciones por los muertos, que
eran entonces generalmente
fundada con los bienes raíces. En
el siglo XÌV también comenzaron
las guerras de la tierra y disputas
(por ejemplo, la Guerra de los Cien
Años en Francia), que relajó todos
los bonos de la disciplina y el
orden. El actual sentimiento de
irresponsabilidad anárquica fueron
también alentados por el Gran
Cisma Wester, durante el cual los
hombres no sólo peleaban relación
con la obediencia al papado, a la
que había tres demandantes
desde el Concilio de Pisa, pero
también en relación con la
obediencia a los generales de la
orden, cuyo número se
correspondía con el número de los
papas.
Guillaume Farinier fue nombrado
cardenal en 1356, pero siguió
gobernando la orden hasta la
elección de Jean Bouchier (de
Buco) en 1357. Juan había muerto
en 1358, la marca de Viterbo fue
elegido para sucederle (1359-66),
que se considere conveniente para
elegir a un italiano, en los últimos
cuatro generales de haber sido
francés, Marcos fue elevada al
cardenalato en 1366, y fue
sucedido por Tomás de Farignano
(1367-1372), quien se convirtió en
patriarca de Grado en 1372, y
cardenal en 1378. Leonardo Rossi
de Giffone (1373 a 1378) sucedió
a Thomas como general, y con el
apoyo Clemente VÌÌ durante el
cisma. Esta acción dio sombra a
Urbano VÌ, que lo depuso y
nombró a su sucesor Ludovico
Donato. Ludovico fue elegido en
1379 por el Capítulo General de
Gran en Hungría en el que, sin
embargo, sólo doce provincias
estuvieron representadas, fue
nombrado cardenal en 1381, pero
fue ejecutado en 1385 con algunos
otros cardenales para participar en
una conspiración contra Urbano
VÌ. Su tercer sucesor, Enrique
Alfieri (1387-1405), sólo podía
llorar por los privilegios subversivo
de la disciplina, por medio del cual
los demandantes para el papado
trató de obligar a sus seguidores
más estrechamente a sí mismos.
sucesor de Alfieri, Antonio de
Pireto (1405-21), dio su lealtad al
Consejo de Pisa y Alejandro V
(1409-15), un hombre de poca
importancia. Con la elección de
Martín V (1417-31) por el Concilio
de Constanza, la unidad fue
restaurada en el orden, que se
encontraba en un estado de la
mayor confusión.
La Observancia (Regularis observantia)
había preparado entre tanto el
terreno para una regeneración de
la orden. Al principio, ningún
movimiento uniforme, sino que
varían en diferentes tierras, se le
dio un carácter definido por San
Bernardino de Siena y San Juan
de Capistrano. En Ìtalia ya en 1334
Valle de Giovanni se había iniciado
en San Bartolomé de Brugliano,
cerca de Forligno, a vivir de
acuerdo con la regla exacta, pero
sin que la exención de la
resolución, que fue prohibida
después por Clemente VÌ en 1343.
Es digno de notar que Clemente,
en 1350, concedió esta excepción
a la lego Gentile da Spoleto, un
compañero de Giovanni, pero
gentil reunidos como una turba
desordenada, incluyendo algunos
de los herejes Fraticelli, que el
privilegio se retiró (1354 ), fue
expulsado de la orden (1355), y
echado en la cárcel. Entre sus
fieles seguidores se Paoluccio
Vagnozzi de Trinci, que fue
permitido por lo general a regresar
a Brugliano en 1368. Como
protección contra las serpientes
tan numerosos en el distrito,
zapatillas de madera (calepodia,
zoccoli) fueron usados por los
hermanos, y, como su uso
continuado en el orden de los
Observantes se conocían siempre
y cuando el Zoccolanti o
lignipedes. En 1373 Paoluccio los
seguidores de diez casas
occcupied pequeño ubria, a la que
pronto se agregó San Damián en
Asís. Ellos recibieron el apoyo de
Gregorio XÌ, y también, después
de algunas vacilaciones, por los
superiores de la orden. En 1388,
Enrico Alfineri, el general
nombrado comisario general
Paoluccio de sus seguidores, a
quien permitió que se enviará a
todos los distritos de Ìtalia como un
incentivo para el resto de la orden.
Paoluccio murió el 17 de
septiembre, 1390, y fue sucedido
por Juan de Stroncone (m. 1418).
En 1414, esta reforma tenía treinta
y cuatro casas, a la que la
Porciúncula se añadió en 1514. En
la decimocuarta centry había tres
provincias españolas: la de
Portugal (también llamado
Santiago), el de Castilla, y la de
Aragón. Aunque las casas de los
reformadores en el que se observó
la norma rididly existían en cada
una de estas provincias alrededor
de 1400, no parece haber ninguna
conexión entre las reformas de
cada provincia - y mucho menos
entre estas reformas y la
observancia italiano - y
consquently el papel de Pedro de
Villacreces en Silos y Aguilera se
ha exagerado mucho.
Ìndependiente también fue la Reforma o
la observancia en Francia, que
tuvo su inicio en 1358 (o más
accuratley en 1388) en el claustro
de Mirabeau en la provincia de
Touraine, y desde allí extendió a
través de Borgoña, Turena, y
Franconia. En 1407 Benedicto XÌÌÌ
ellos exentos de toda la
jurisdicción de los provinciales, y el
13 de mayo de 1408 les dio un
vicario general en la persona de
Thomas de Curte. En 1414 cerca
de doscientos de ellos envió una
petición al Consejo de Constanza,
que con eso concedida a los frailes
de la observantia stricta regularis
un vicario provincial especiales en
todas las provincias, y un vicario
general, sobre todo, Rodolfo
Nicolás de ser el primero en
ocupar el cargo mencionado en
último lugar. Angelo Salvetti,
general de la orden (1421 a 1424),
visto con buenos ojos estos
cambios marcados, pero la
protección Martín V le impidió
tomar medida alguna para derrotar
a su objetivo. Mucho más se
opuso fue el sucesor de Salvetti,
Antonio de Massó (1424-1430).
Las filas de los observantes
aumentado rápidamente en
Francia y España como
consecuencia de la exención. La
rama italiana, sin embargo, se
negó a acogerse a una exención
de los superiores de costumbre, el
provincial y el general.
En Alemania la observancia apareció
alrededor de 1420 en la provincia
de Colonia en el monasterio de
Gouda (1418), en la provincia de
Sajonia en la Marca de
Brandenburgo (1425), en la
Provincia de Alemania Superior
por primera vez en el monasterio
de Heidelberg (1426). Claustros de
la Observants ya existía en
Bosnia, Rusia, Hungría, e incluso
en Tartaria. En 1430 Martín V
(1417-31) convocó a toda la orden,
observantes y conventuales, al
Capítulo general de Asís (1430), "a
fin de que nuestro deseo de una
reforma general de la orden se
cumpla." Guillermo de Casale
(1430-42) fue elegido general,
pero el líder intelectual de Asís fue
San Juan de Capistrano. Las
estatuas promulgada por el
presente capítulo se llama
"Constitutiones Martinianae" en el
nombre del Papa. Cancelaron las
oficinas de los vicarios generales y
provinciales de la Observants y
presentó un plan para la reforma
general de la orden. Todos los
presentes en el capítulo se han
vinculado en juramento para llevar
a cabo sus decisiones, pero
después de seis semanas (27 de
julio 1430) el general fue relevado
de su juramento y obtenidos a
partir de Martín V el "STATUM
anuncio" Resumen (23 de agosto,
1430) , que permitió a los
Conventuales a la propiedad,
como todas las demás órdenes.
Este breve constituye la Carta
Magna de los Conventuales, y en
lo sucesivo cualquier reforma de la
orden en las líneas del Estado
estaba fuera de la cuestión.
La lucha entre los observantes y
conventuales el ahora estalló con
furia creciente tal que incluso San
Juan de Capistrano trabajó para
una división de la orden que fue
sin embargo, todavía más con la
oposición de San Bernardino de
Siena. amargura adicional se
prestó a la lucha cuando en los
príncipes ejemplo, muchos
pueblos por la fuerza y se retiró a
los monasterios antiguos
Franciscanas de los Conventuales
y los entregaron a los observantes.
En 1438 el general de la orden el
nombre de San Bernardino de
Siena, primer Vicario General de la
Observants italiano, una oficina en
la que Bernardo fue sucedido por
San Juan de Capistrano en 1441.
En el Capítulo General de Padua
(1443), Berdini Alberto de
Sarteano, observante, habría sido
elegido general de conformidad
con el papá, deseo no había sido
su elección con la oposición de
San Bernardino. Antonio de
Rusconibus (1.443-50) fue elegido
en consecuencia, y, hasta la
separación en 1517, no
observantes desempeñado el
cargo de general. En 1443 Antonio
nombró a dos vicarios generales
para dirigir la Observants - para la
familia cismontane (es decir, Ìtalia,
Oriente, Austria-Hungría, y
Polonia), San Juan de Capistrano,
y para los ultramontanos (todos los
demás países, incluyendo Estados
Unidos después ) jean Perioche de
Maubert. Por el toro de separación
llamada de Eugenio ÌV, "Ut sacra
minorum ordinis" (11 de enero
1446), se refirió por San Juan de
Capistrano, la oficina del vicario
general de los Observantes fue
declarada permanente, e hizo
prácticamente independiente de el
ministro general de la orden, pero
los Observantes no podría
sostener un capítulo general
separado del resto de la orden.
Después de la canonización en
1450 de Bernardino de Siena (m.
1444), el primer santo de la
Observants, Juan de Capistrano,
con la asistencia de los celosos
cardenal Nicolás de Cusa (m.
1464), prorrogó el Respeto
grandemente en Alemania, que a
partir de ahora podía hacer caso
omiso de los ataques de las
secciones laxa y el momento de
servir, de la orden. En el Capítulo
de Barcelona, en 1451, el llamado
"Statuta Barchnionensia" fueron
promulgadas. Aunque algo
modifica estos mantengan en vigor
desde hace siglos en la familia
ultramontana.
El compromiso ensayó por Santiago de
la Marcha en 1455 era
inherentemente sin esperanza, a
pesar de que concede a los
vicarios del poder de voto
Observants activo en los capítulos
generales. En este compromiso se
basa el "concordiae Bulla" de
Calixto ÌÌÌ (02 de febrero 1456),
que Pío ÌÌ se retiró (11 de octubre
1458). El capítulo de Perugia
(1464) eligió como Francesco della
Rovere general (1464-1469), que
fue elevado al cardenalato en
1468, y posteriormente elegido
Papa con el nombre de Sixto ÌV
(1471-1484). Sixto concedió varios
privilegios a la Fransicans en su
Bula "mare magnum" (1474) y su
"aurea Bulla" (1479), pero fue un
poco más predispuestos a favor de
los Conventuales, a whome había
pertenecido. Los generales
Francisco Nanni (1475-1499), a la
que Sixto le dio el sobrenombre de
Sansón para señalizar su victoria
en una disputa sobre la
Ìnmaculada Concepción, y Egidio
Delfini (1500-1506) que se
muestra un fuerte sesgo a favor de
la reforma de los Conventuales ,
Egidio usando como los motivos
de la llamada "Constitutiones
Alexandrinae" sancionada por
Alejandro VÌ en 1501. Su celo fue
superado ahora en España por el
de los poderosos minoritas,
Francisco Jiménez de los
Cisneros, que expulsó a los
claustros de todos los
Conventuales se opuso a la
reforma. En París, Delfini ganó la
gran casa de estudios para el lado
de los reformadores. El
generalissimum cóndilo en Roma
en 1506 se esperaba que lograr la
unión de las distintas ramas, pero
el plan propuesto no encontró
aceptación, y los estatutos,
elaborado por el capítulo y se
publicó en 1508 bajo el título
"Statuta Ìulii ÌÌ", no podía salvar el
abismo que separa a las partes.
Después de largas deliberaciones
habían tenido lugar en los
generales Rainaldo Graziani
(1506-09), Felipe de Bagnacavallo
(1509-1511), y Bernardino da
Prato Chieri (1513-17), el último
general de la orden unida, León X
convocó el 11 de julio de 1516, un
capítulo generalissimum para
reunirse en la ONF rone la fiesta
de Pentecostés (31 de mayo),
1517. Este primer capítulo
suprimido todas las
congregaciones reformadas y que
se adjuntan a los observantes,
declaró el Observants una orden
independiente, la verdadera Orden
de San Francisco, y los separó por
completo de los Conventuales. El
General de los observantes recibió
el título de Ministro Generalis
ordinis totius Minorum Fratrum,
con o sin la adición regularis
Observantiae, y se le confió el
antiguo sello de la orden. Su
período de mandato se limitaba a
seis años, y que iba a ser elegidos
alternativamente de la cismontana
Familia y la Familia ultramontana -
un reglamento que no no se ha
observado. Por la otra familia
generalis Commissarius siempre
es elegido. En las procesiones,
etc, los observantes tienen
prioridad de los Conventuales.
B. Segundo período (1517-1909)
Cristóforo Numai de Friuli fue elegido
primer general de la Orden de los
Franciscanos Reformados (Ordo
Fratrum Minorum), pero creció un
mes después al cardenalato.
Francesco Lichetto (1518-20) fue
elegido como su sucesor por el
Capítulo de Lyón (1518), donde las
deliberaciones en torno a la
reorganización necesaria del orden
en las provincias y la promulgación
de nuevas constituciones en
general, que se basaban en los
estatutos de Barcelona (1451, cf.
supra). Lichetto y sus sucesores -
Pablo de Soncino (1520-1523),
quien murió en 1523, y Francisco
de Angelis Quiñones (1523-28), los
españoles, con diligencia se
dedicaron a establecer la
observancia sobre una base firme.
Quiñones fue nombrado cardenal
en 1528, y el nuevo general, Paolo
Pisotti (1529-1533),
lamentablemente sin tener en
cuenta el ideal de sus
predecesores y no exclusivamente
a captar el significado de las
reformas en marcha en el
momento (por ejemplo la de los
Capuchinos), fue depuesto en
1533. En 1547 el Capítulo de Asís
prescrito gris como el color del
hábito franciscano, de acuerdo con
la costumbre de la Observants y
prohibió el uso de barba. En el
Capítulo General de Salamanca
(1554), Clemente Dolera de
Moneglia, el general en la oficina
promulgó nuevos estatutos para la
familia cismontane. En el ascenso
de Clemente al cardenalato en
1557, Francisco Zamora, su
sucesor (1559-1565), defendió en
el Concilio de Trento regla de la
orden de la pobreza, que fue
sancionada luego por el consejo
de los observantes y capuchinos.
Bajo Luis Pozzo (Puteus), el
general siguiente (1565-1571), los
Conventuales españoles se
unieron con los Observantes por
orden del Papa, y una reunión
general de las ramas separadas
de la orden parecía inminente. Los
dos generales venideras,
Christophe de Cheffontaines, un
francés (1571-79), y Francisco
Gonzaga (1579-1587), trabajó
diligentemente para la observancia
rigurosa y el Estado de la pobreza,
que era más bien una
interpretación flexible,
especialmente en Francia.
Gonzaga reformó el gran convento
de estudios en París y, en 1581,
fue nombrado, en oposición a sus
deseos, obispo de Cefalú (Sicilia) y
después de Mantua, donde murió
en olor de santidad, en 1620. El
proceso para su beatificación está
en curso en Roma. Francisco de
Tolosa (1.587-93) y Bonaventura
Secusi de Caltagirone (Sicilia,
1593-1600) fueron empleados con
frecuencia en las embajadas de
los papas, y revisó las
constituciones de la orden, en la
que sin embargo, las alteraciones
eran demasiado frecuentes.
Finalmente en el capítulo de
Segovia en 1621, el ministro
general, Benigno de Génova
(1618-1625), aprobó el "Statuta
Segoviensia" para la familia
ultramontana, con adiciones
adecuado tanto para los franceses
y de la nación alemana-belga. A
partir de entonces esta última
nación se adhirieron la mayoría de
perseverancia a los principios de
estos estatutos, para que su
coherencia en este aspecto ha
demostrado ser una fuente de
prosperidad, el vigor y la fuerza
interior que se conoce
universalmente.
Acerca de este período de la llamada
Contrarreforma fue irrumpiendo en
la vida vigorosa en el Norte y el
orden de ingreso en un nuevo
período de vitalidad vigorosa. La
Reforma había asestado un
terrible golpe a los franciscanos en
estas partes, aniquilando en
muchos casos, provincias enteras.
Apoyado ahora por el emperador y
los príncipes católicos, que
avanzan a recuperar su antigua
posición y de fundar nuevos
monasterios, de los cuales podrían
atender a sus rebaños. Para poner
en sujeción las cuatro provincias
francesas más laxa que se conoce
como el confaederatae Provinciae
y desde entonces fueron siempre
demasiado inclinado a escudarse
en el gobierno, el general
Bernardino de Sena (Portugal,
1625-1633), obtenidos a partir de
Urbano VÌÌÌ Bol. de 1 de octubre
de 1625. Los franceses, de hecho,
justamente se quejaron de que el
general de la orden fue elegido
siempre desde Ìtalia o de España.
El privilegio unsurped por los reyes
españoles, de ejercer una cierta
influencia en la elección y, de
hecho asegurando que el general
debe ser una alternativa españoles
y un italiano (pero una de las
tierras de la Corona de España),
estaba en contradiciton a todos los
estatutos y las leyes
Franciscanas . Los generales
españoles, además, residía
habitualmente en Madrid, en lugar
de en Roma, y la mayoría de los
altos cargos estaban ocupados por
los españoles - una situación
anómala que despertó un gran
resentimiento entre los hermanos
de otras naciones, especialmente
en Francia y en Ìtalia, y continuó
hasta 1834. Esta introducción de la
política nacional en el gobierno del
oder demostrado como nocivo a
los intereses de los Hermanos
Menores, como las iglesias
establecidas del siglo XVÌÌÌ hizo a
la causa del cristianismo.
Los generales Juan Merinero de Madrid
(1639-45), Giovanni Mazzara de
Nápoles (1645-48), y Mancro
Pedro (1.651-55) intentó sin éxito
dar leyes sin ninguna duda a la
familia cismontane, mientras que
el "Constitutiones Sambucanae",
elaborado por el general Miguel
Buongiorno de Sambuca (1658-
1664) en el orden del capítulo
general, no permanecen mucho
tiempo en vigor. Ìldefonso
Salizanes (1664-70) y Francesco
Maria rinitis (desde 1670 hasta
1674) fueron elevados a la
espiscopate. José Jiménez
Samaniego (1676-82) celosamente
erradicar los abusos que se habían
deslizado en el orden sobre todo
en España y Francia, y murió
como obispo de Placencia en
España (1692). Ìldefonso Biezma
(1702-16) y José García (1717-23)
fueron nombrados por Breves
papales. El general del día, se la
famosa Cozza Lorenzo (desde
1723 hasta 1727) que, como
Custodio de Tierra Santa, había
evitado un cisma de los maronitas.
Fue creado cardenal por Benedicto
XÌÌÌ. En el capítulo de Milán (1729),
Juan Soto fue elegido general
(1729-1736), y durante su período
de mandato había los estatutos de
la orden de recogida,
reorganizado, y luego publicada en
1734. Raffaello Rossi (1744 a
1750) dio la provincia (también
conocida como la custodia) de la
Tierra Santa su constitución
definitiva. Desde 1700 hasta 1723
ningún capítulo general podría
realizarse como consecuencia del
continuo estado de agitación
causada por las guerras y las
disensiones otros.
Estas diferencias hicieron su aparición,
incluso en la propia orden, y se
desplegaron a una llama de la
rivalidad entre las naciones y entre
las ramas de reforma diferente, el
argumento más acaloradas que
entre los observantes y los
Reformanti. La disciplina interna
de la orden se convirtió así en muy
floja en algunos distritos, aunque
el personale de los Frailes
Menores fue en este momento
excepcionalmente elevada.
Benedicto XÌÌÌ se esforzó en vano
en 1727 para consolidar la unión
entre las diferentes ramas
(observantes, Reformanti,
recuerda, y Descalzos). El capítulo
general de 1750, en la que
presidió Benedicto XÌV y elogió
calurosamente la orden, elegido
Pedro Joannetio de Molina (1750-
56) - el único Descalzos, que ha
sido general. Clemente Guignoni
de Palemo seguidos (desde 1756
hasta 1762) y, a continuación
Joannetio fue elegido general por
segunda vez (1762-68), este
hecho está absolutamente único
en la historia de la orden. Paschale
Frosconi (1768 / 91) de Milán
intentó en vano en varias
ocasiones de celebrar un capítulo
general.
Durante su largo período de oficina, los
españoles tratado de romper con
el orden (1774), y el efecto del mal
de galicanismo y Febronianismo
estaban ya universalmente
sentida, reyes y príncipes de la
supresión de muchos de los
claustros o prohibiendo las
relaciones con Roma. En 1766
Luis XV establecido en Francia, la
Commission des réguliers, que,
presidida por el cardenal de
Brienne y llevó a cabo con la
mayor perfidia, provocado en 1771
una unión entre los Conventuales
y los observantes francés. El
primero tenía más que tres
provincias con cuarenta y ocho
monasterios, mientras que el
segundo tenía siete provincias y
monasterios 287. El Observants
francés, sin embargo, fueron
siempre un poco inclinado hacia la
laxitud, sobre todo en lo que se
refiere a la regla de la pobreza, y
había obtenido en 1673 y 1745 un
breve pontificio, lo que les permitió
conservar bienes inmuebles y los
ingresos consolidados. La
Revolución Francesa trajo consigo
la aniquilación de la orden en
Francia.
En Baviera (1769) y muchos otros
principados alemanes, espiritual y
secular, la orden fue suprimida,
pero en ninguna parte más a fondo
que en los estados austríacos y
belgas de José ÌÌ y en el Reino de
las Dos Sicilias (1788), entonces
gobernado por Fernando ÌV . A la
muerte de Pascual (1791) Pío VÌ
nombró como general los
españoles, Joaquín Compan, y
(1792 a 1806). En 1804, los
franciscanos españoles a cabo,
con la ayuda del rey de España, su
separación completa de la orden,
aunque los semblantes de la
unidad se mantuvo todavía por la
disposición de Pío VÌÌ, que el
general debe ser elegido
alternativamente de los españoles
y la otra nación, y que, durante su
mandato, la otra división de la
orden debe ser gobernado por un
autónomo vicario general. Durante
1793 y 1794 la orden se había
extinguido en Francia y Bélgica, y
desde 1803 en la mayoría de los
distritos en Alemania, desde 1775,
se redujo tristemente en Austria, y
también en Ìtalia, donde fue
suprimida en 1810. La devastación
de la orden y la confusión como
consecuencia de que eran
deplorables. Los generales
nombrados por el Papa, Ìlario
Cervelli (1806 a 1814), Gaudencio
Patrignani (1814-1817), Cirillo
Almeda y Brea (1817-1824), y
Giovanni Tecca de Capistrano
(1824-1830), gobernó, pero una
facción de el orden, aunque las
perspectivas eran poco más
positivo de este período. En 1827,
Tecca publicados los estatutos que
se había elaborado en 1768. Bajo
el general español, Luis Ìglesias
(1.830-34), la separación formal de
Fraciscans español desde el
cuerpo principal de la orden se
completó (1832), pero en 1833 la
mayoría de sus monasterios
fueron destruidos durante la guerra
de los campesinos y la revolución.
El general Bartolomé Altemir
(1834-1838) fue desterrado de
España, y murió en Burdeos en
1843, Giuseppe Maria Maniscalco
de Alessandira (1838-1844) fue
nombrado su sucesor por Gregorio
XVÌ. El Papa también nombró a los
dos generales venideras, Luigi di
Loreto (desde 1844 hasta 1850) y
dos generales venideras, Luigi di
Loreto (1844-50) y Venancio di
Celano (1850-56). El primero, en
1849, llamado Giuseppe Areso
Comisario de Tierra Santa. En
1851, Areso abrió el primer
monasterio de Saint-Palais.
Acerca de este período de Benigno da
Valbona presentó el Reformati en
Francia, y en 1852 fundó su primer
monasterio en Avignon, mientras
que como general Venancio
trabajó incansablemente para la
reanimación de los Observantes
en el mismo país, la fundación de
nuevas misiones y elevar el nivel
de estudios. En Rusia y Polonia,
sin embargo, muchos monasterios
fueron suprimidos en 1831 y 1842,
un estrangulamiento en general
después de ser efectuada por el
ucase de 1864. En 1856, en el
Capítulo general en el Coceli Ara
en Roma, bajo la presidencia
personal del Papa Pío ÌX,
Bernardino Trionfetti de
Montefranco fue elegido general
(1856-62). Los monasterios de
Ìtalia fueron suprimidos por el
Piamonte en 1866, durante el
generalato de Raffaello Lippi de
Ponticulo (1862-69) y en 1873 su
destino fue compartido por las
casas de la provincia romana
previamente inmune. Se inclinó
por el dolor y los años, el general
abdicó (1869), y, en un capítulo
general era imposible, Pío ÌX, un
preferido de la Reformanti
Bernardino del Vago de
Portogruaro (Portu Romatino) al
generalato (1869-1889). Este
general hizo mucho para mejorar
la situación de la orden, y fundó,
en 1880, un órgano oficial para
todo el orden (el "Acta Ordinis
Minorum"), que contiene los
decretos oficiales, la decisión, y
ppublications y también muchos
trabajos sobre el canon la ley y la
teología ascética de la disciplina
de la orden. Durante su mandato
la Kulturkampf de Prusia expedded
la mayoría de los franciscanos
Alemán (1875), la mayoría de los
cuales se establecieron en
América del Norte, y los
monasterios franceses fueron
suprimidos (1880), los
franciscanos esparcidos volver a
montar en Ìtalia. El convento de
Ara Coeli, la antigua sede de la
curia general, después de haber
sido clasificados por el Gobierno
italiano para hacer espacio para el
monumento nacional de Víctor
Manuel, el general se vio obligado
a establecer una nueva madre-
casa. El nuevo Colegio de S.
Antonio, cerca de Letrán fue la
sede del ministro general, es
también un colegio internacional
para la formación de los
misioneros y los lectores (es decir,
profesores de las escuelas de la
orden). Bernardino también fundó
el Colegio de S. Buenaventura en
Quaracchi, cerca de Florencia, que
contiene la imprenta de la orden, y
se destina principalmente para la
publicación de los escritos de los
grandes eruditos franciscanos, y
otras obras aprendido. En el retiro
de Bernardino en 1889, Luigi
Canali de Parma fue elegido
general (1889 a 1897) y preparó el
camino para la unión de las cuatro
ramas de reforma de la orden en el
Capítulo General de Asís en 1895.
La reunión se basa en las
constituciones que se han
elaborado bajo la presidencia de
Aloysius Lauer y aprobado el 15
de mayo de 1897. León XÌÌÌ
completó la unión por su Bula
"quâdam felicitar" de 4 de octubre,
que eliminó toda distinción entre
las ramas, aunque la diferencia de
nombre, y, en consecuencia, existe
hoy una sola Orden, indivisa de los
Hermanos Menores (Ordo Fratrum
Minorum, OFM) . Sobre la
renuncia de Canali como general,
León XÌÌÌ, nombrado Aloysius
Lauer (04 de octubre 1897) de
Katholisch-Willenroth (provincia de
Kassel, Prusia), que introdujo los
principios del sindicato
gradualmente pero con firmeza, ya
que implicaba muchos cambios,
especialmente en Ìtalia y Austria. A
su muerte (21 de agosto, 1901)
Aloysius fue sucedido como vicario
general por David Fleming, un
fraile irlandés adjunto a la
provincia Ìnglés. En el capítulo
general de 1903, Dionisio Schuler,
de Schlatt, en Hobenzollern, que
pertenecía, como el padre Lauer,
de la provincia de Fulda (Turingia)
y había trabajado en los Estados
Unidos desde 1875, fue elegido
general. También se dedicó a la
creación completa de la unión, y
preparó el camino para la reunión
general de los franciscanos
españoles con la orden. En el
Capítulo General (o por mejor
decir los medios de comunicación
Congregatio) de Asís el 29 de
mayo de 1909, la orden celebró el
séptimo centenario de su
fundación glorioso.
En la actualidad (1909) el orden de los
Frailes Menores incluye entre sus
miembros: (1) dos cardenales:
José Sebastián Neto, Patriarca de
Lisboa, creado en 1883 (dimitió en
1907), Gregorio Aguirre y García,
Arzobispo de Burgos, creado en
1907 , (2) seis arzobispos, como
Burgos, creado en 1907, (2) seis
arzobispos, incluyendo Monseñor
Diómedes Falconio, Delegado
Apostólico en los Estados Unidos
desde 1907, (3) treinta y dos
obispos y un prelado nullius (de
Santarem en Brasil ), (4), tres
prefectos Apostólica.
ÌÌ. LAS PARTES EN LA REFORMA
R. En primer período (1226-1517)
Todas las reformas franciscanas fuera
de la Observants recibieron la
orden de ser suprimida por decreto
papal en 1506, y nuevamente en
1517, pero no con éxito. El Clareni
se tratan en Clareno ANGELO DA
cingular, los Fraticelli y espirituales
en sus epígrafes respectivos. El
Caesarines llamada, o seguidores
de César de Speyer (c. 1230 a
1237), nunca ha existido como una
congregación independiente. El
Amadeans altas fundado por João
Pedro Méndez (también llamado
Amadeus), un noble portugués,
que trabajó en Lombardía. Cuando
murió, en 1482, su congregación
había veintiocho casas, pero fue
suprimido posteriormente por Pío
V. La Caperolani, fundado también
en Lombardía por el renombrado
predicador Pietro Caperolo regresó
en 1480 a las filas de los
observantes. Los seguidores
espirituales de Antonio de
Castelgiovanni y Matthias de Tivoli
floreció durante el período 1470-
1490, algunas de sus ideas se
parecían a las de Kaspar Waler en
la provincia de Estrasburgo, que
fueron inmediatamente reprimidas
por las autoridades. Entre las
reformas en España fueron la de
Pedro de Villacreces (1420) y el
della secta llamada Capucciola de
Felipe Berbegal (1430), suprimida
en 1434. Más importante fue la
reforma de Juan de la Puebla
(1480), cuyo alumno Juan de
Guadalupe aumentado la
severidad de la reforma. Sus
seguidores eran conocidos como
Guadalupenses, Descalzos,
Capuciati o Fratres de S.
Evangelio, y que pertenecía Juan
Zumárraga, primer obispo de
México (1530-1548), y San Pedro
de Alcántara (muerto en 1562 cf.
Ìnfra) . El Neutrales vacilaban
Conventuales en Ìtalia que aceptó
la observancia sólo en apariencia.
Fundada en 1463, que fueron
suprimidas en 1467. Esta posición
intermedia entre los observantes y
conventuales fue tomada también
por el Matinianists o Martinians, y
la Reformati (Observants) ministris
sub o de Communiate. Estos se
han basado en los decretos del
Capítulo de Asís (1430), pero
desea vivir bajo ministros
provinciales. Que existía sobre
todo en Alemania y Francia, y en
este último país fueron llamados
Coletani, por lo que la razón no
está muy claro (cf. S. COLETTE).
Para este partido pertenecía
Bonifacio de Ceva, un fuerte
oponente de la separación de los
Conventuales de los observantes.
B. Segundo período (1517-1897)
Ìncluso dentro de los límites de la
observancia regular, lo que
constituye a partir de 1517 el
cuerpo principal de la orden, no
existía mucho espacio para
interpretaciones diversas, sin
perjuicio de la propia norma,
aunque el área discutible había
sido considerablemente restringido
por la definición de sus
necesidades fundamentales y
prescripciones. La Orden
Franciscana, como tal, nunca se
había evadido los principios
fundamentales de la norma, nunca
había sido anulada o prescindir de
ellos por el Papa. Las reformas
desde 1517, por lo tanto, no han
sido en ningún sentido un retorno
a la regla, ya que la Orden de
Hermanos Menores ha nunca se
apartó de él, ni han sido una
protesta en contra de una
interpretación universal laxa de la
norma por parte de la orden, como
la de los Observantes en contra de
los Conventuales. Las reformas
más tarde puede ser más verdad
describe como los reiterados
intentos de acercarse al ideal
exaltado de San Francisco. Con
frecuencia, es cierto, estas
reformas se refería únicamente a
lo externo - ejercicios de piedad
hacia el exterior, las austeridades
de la regla de vida, etc, y estos
fueron en muchos casos, poco a
poco refundición, mitigado, incluso
ha desaparecido por completo, y
en 1897 no fue izquierda, pero el
nombre del. Los capuchinos son
tratados en un artículo separado,
las otras reformas de liderazgo en
la observancia son los Descalzos,
Reformati, y la recuerda. Los
observantes son designados por la
simple adición de observantiae
regularis mientras estas ramas
reformada añadir a la observantiae
título strictoris general, es decir,
"de la más estricta observancia."
(1) Los Descalzos
Juan de la Puebla ha sido considerado
como el fundador de los Frailes
Menores Descalzos, ya que la
provincia de los Santos Ángeles
(de los Angelos), integrado por sus
seguidores, ha mantenido una
provincia de los observantes. Los
Descalzos deben su origen y no a
Juan de Guadalupe (véase más
arriba). Él pertenecía en efecto a la
reforma de Juan de la Puebla,
pero no por mucho tiempo, al
recibir el permiso de Alejandro VÌ,
en 1496, para fundar una ermita
con seis hermanos en el barrio de
Granada, a llevar el hábito
franciscano en su forma original , y
para predicar allí donde él quería.
Estos privilegios fueron renovados
en 1499, pero los reyes españoles,
influenciadas por los observantes
de la provincia, obtuvo su retiro.
Fueron de nuevo atribuidas, sin
embargo, por un breve pontificio
en 1503, anulada en 1507,
mientras que en 1515 estos
religiosos han sido capaces de
establecer la custodia de
Extremadura. El sindicato de 1517
otra vez poner fin a su existencia
separada, pero en 1520 la
provincia de San Gabriel se forma
a partir de su detención, y ya en
1518 las casas de los frailes
descalzos en Portugal constituye
la provincia de la Pietade. La
obstinada pertinacia de Juan
Pasqual, que pertenecía ahora a
los observantes y ahora a los
Conventuales, de acuerdo a las
facilidades que le proporcionen a
seguir las ideas de los ermitaños
de Egipto antiguo, resistió todos
los intentos de represión. Después
de muchas dificultades obtuvo un
breve pontificio en 1541, que le
autorice para recoger compañeros,
tras lo cual fundó la custodia de los
santos. Simón y Judas, o la
custodia de la Paschalites (abolida
en 1583), y una custodia de San
José. El Paschalites ganó un
campeón fuerte en San Pedro de
Alcántara, el ministro de la
provincia de San Gabriel, que en
1557 se unió a los Conventuales.
Como sucesor de Juan Pasqual y
Comisario General de los Frailes
Conventuales reformados en
España, Pedro fundó la ermita
pobre y diminuta de Pedroso en
España, y en 1559 levantó la
custodia de San José a la dignidad
de una provincia. Se prohíbe
incluso sandalias para usar en los
pies, prescribe la completa
abstinencia de la carne, las
bibliotecas prohibido, en todas
ellas medidas que superó con
creces las intenciones de San
Francisco de Asís. De él se deriva
el nombre alcantarinos, que a
menudo se administra a los
menores Hermanos Descalzos.
Pedro murió en octubre de 562, en
una casa de los Observantes, con
el que todas las reformas que los
españoles habían entrado en la
unión en la primavera anterior. La
provincia de San José,
peculiariities de edad. En 1572, los
miembros fueron llamados por
primera vez en los documentos
papales Discalceati o Excalceati, y
1578 que fueron nombrados
Fratres Capucini de observantia.
Pronto otras provincias siguieron
su ejemplo y en 1604 los frailes
descalzos petición de un vicario
general, Definidor general, aunque
muchos se oponían a la cita. A la
muerte de Gregorio (8 de julio,
1623) sus concesiones a los frailes
descalzos se invirtieron por
Urbano VÌÌÌ, que, sin embargo, en
1642 reconoció su provincia como
interdependientes. Ellos no
estaban bajo la jurisdicción de los
comisario general ultramontano, y
recibió en 1703 su propio
procurador general, que fue
elegido después (alternativamente)
para ellos y la recuerda. Nunca
habían estatutos generales, y,
cuando tales fueron preparados en
1761, por Joannetio, un general de
su propia rama, las provincias se
negaron a aceptarlos. Los
Descalzos establecido
gradualmente casas en numerosas
provincias de España, América,
Filipinas, las Ìndias Orientales y el
Reino de Nápoles, que fue en este
período bajo el dominio español.
Las primeras casas establecidas
en Nápoles fueron entregados por
Sixto V a los Conventuales
reformados en 1589. Además de lo
anterior, una casa en Toscana y
otro en Londres debe ser
mencionado. Esta rama fue
suprimida en 1897.
(2) El Reformati
El procedimiento de la general Pisotti
contra las casas de los Recoletos
italiana llevó a algunos de los
frailes de la observancia estricta
bajo la dirección de Francisco de
Jesi y Bernardino de Asti
acercarse a Clemente VÌÌ, que por
la Bula "Ìn suprema" (1532)
autorizó que se vayan por
completo barefoort y les otorgó
una custodia por separado en la
provincia. Ambos dirigentes se
sumaron a los capuchinos en
1535. El Reformati comió los
alimentos cocinados sólo dos
veces en la semana, azotado con
frecuencia, y recitaba a diario,
además del coro universal
prescrito el servicio, la Oficina de
los Muertos, la Oficina de la
Santísima Virgen, los Siete Salmos
Penitenciales, etc, que superaron
con creces la Regla de San
Francisco, y no podía mantenerse
por mucho tiempo. En 1579
Gregorio XÌÌÌ los liberó por
completo de la jurisdicción de los
provinciales y casi completamente
de la de la general, mientras que
en Roma se les dio el famoso
monasterio de S. Francesco a
Ripa. En el mismo año (1579), sin
embargo, el general, Gonzaga,
obtuvo la suspensión del decreto,
y las nuevas Constituciones
promelgated por Buenaventura de
Caltagirone, en general en 1595,
aseguró su afiliación con las
provincias de la orden. Aunque
Clemente VÌÌÌ aprobados estos
estatutos en 1595, que no le
impidió, en 1596, de volver a emitir
breves Gregorio XÌÌÌ de 1579, y la
concesión de la Reformati su
propia fiscal. En el traje de dos
hermanos laicos, en 1621,
Gregorio XV, no sólo confirmó esta
concesión, pero dio la Reformati
su propio vicario general, el
capítulo general, y Definidores
generales. Afortunadamente para
el orden, estas concesiones fueron
revocadas en 1624 por Urbano
VÌÌÌ, que, sin embargo, por su Bula
"nobis Ìnjuncti" de 1639 planteó
todas las custodias de la Reformati
en Ìtalia y Polonia a la dignidad de
las provincias. En 1642 la
Reformati elaboró sus propios
estatutos, los cuales fueron
compuestos en forma natural en
Ìtalia, ya que Ìtalia siempre ha sido
el hogar de esta rama de los
Hermanos Menores. En 1620
Antonio Arrieta un Galbatio fue
enviado por el Reformati en
Baviera, y, a pesar de la oposición
de los Observantes locales, logró
en 1625 para unir en una sola
provincia de la Reformati los
monasterios de la Archduchy de
Baviera, que perteneció a la
Alemania Superior ( Estrasburgo)
provincia. La nueva provincia a
partir de entonces perteneció a la
familia cismontane. Arrieta también
introdujo en 1628 la reforma en la
provincia de San Leopoldo en el
Tirol, en Austria en 1632, y en
Bohemia en 1660, y logró ganar a
estos países más de todo a su
rama, Carintia siguiente en 1688.
Después de muchas decepciones,
las dos Custodias polaco fueron
elevados a la condición de
provincias de la Reformati en
1639. En el transcurso del tiempo,
la proximidad de las casas de la
Reformati y Observants dio pie a
las alegaciones de poco edificante
y la rivalidad, especialmente en
Ìtalia. Entre las figuras heroicas de
la Reformati, San pacificus de San
Severino requiere una mención
especial. San Benito de San
Fidelfo no puede ser contado entre
los Reformati, ya que murió en un
retiro de la recuerda, ni debe de
San Leonardo de Puerto Mauricio,
que pertenecía más bien a la
llamada Riformella, introducida en
la provincia romana por el beato.
Buenaventura de Barcelona en
1662. La casa principal de la
Riformella fue el de S.
Buenaventura en el Palatino. San
Leonardo fundó dos monasterios
similares en la Toscana, una de las
cuales fue la de Ìncontro, cerca de
Florencia. Estos iban a servir como
lugares de recogimiento religioso y
refresco espiritual para sacerdotes
comprometidos en la misión de
trabajo entre la gente. Al igual que
los Descalzos, la Reformati dejado
de tener una existencia
independiente en 1897.
(3) El Recoletos (Recollecti)
(A) El fundamento de "casas de
recogimiento" en Francia, donde
eran muy necesarios, incluso por
los observantes, fue tal vez debido
a la influencia española. Después
de las sangrientas guerras
religiosas, que ejerce un efecto un
enervante en la vida del claustro,
una casa de esta descripción fue
fundada en Cluys en 1570, pero se
interrumpió pronto. El general de la
orden, Gonzaga, emprendió la
creación de esas casas, pero era
Franz Dozieck, un ex capuchino, el
primero que ponerlos sobre una
base firme. Él era el custodio
primera de estas casas, entre las
cuales la de Rabastein fue el más
destacado. Ìtaliano Reformanti
mientras tanto había sido invitado
a Nevers, pero tuvo que retirarse
debido a la antipatía de la
población. En 1595 Buenaventura
de Caltagirone, como general de la
orden, publicada estatutos
especiales para estas casas
francesas, pero con la ayuda del
Gobierno, lo que favoreció al
partido reformado, alberga el
obtenido en 1601 el nombramiento
de un comisario especial
Apostólica. Los miembros fueron
llamados los Recoletos - desde
Réformés fue el nombre dado por
los franceses a los calvinistas - y
también los franciscanos, el
nombre antiguo para los
observantes y conventuales. En
cuanto a la interpretación de la
norma, hubo más diferencias
importantes entre los Cordelier-
Observantes y Recoletos, la
interpretación de este último son
mucho más estrictas. Desde 1606
los Recoletos tenían sus propias
provincias, entre ellas la de St-
Denis (Dionysinus) una provincia
muy importante que llevó a cabo
las misiones en Canadá y
Mozambique. También fueron los
capellanes en el ejército francés y
ganó renombre como
predicadores. Los reyes franceses,
empezando por Enrique ÌV,
honrado y estimado, pero los
mantuvo en la dependencia
demasiado estrecha en el trono.
Así, la notoria Comisión Réguliers
des (1771) permitió a los
Recoletos a permanecer en
Francia sin la fusión con los
Conventuales. En este período los
Recoletos había 11 provincias con
2.534 claustros, pero todos fueron
suprimidas por la Revolución
(1791).
(B) Recolección, las casas son, en
sentido estricto, los monasterios
de frailes que deseosos de
dedicarse a la oración y la
penitencia puede withdarw para
consagrar su vida al recogimiento
espiritual. Desde el inicio mismo
de la Roder las ermitas llamado
para que San Francisco hizo servd
disposición especial para este
objeto. Estos existido siempre en
el orden y fueron, naturalmente, el
primero de los cuales clositers
reformistas trataron de obtener la
posesión. Esta política fue seguida
por los Descalzos español, por
ejemplo, en la provincia de San
Antonio en Portugal (1639). Se ha
tratado en vano (1581) para
hacerse dueños de las casas de
recogimiento de la provincia de
Tarragona, donde fue derrotado su
propósito de Angelo hacer
Bouchier Marcial Paz en 1502
había establecido la institución de
estas casas en cada provincia de
la Observants español, que se
encuentran en todas partes, y de
ellos emitidos los Capuchinos,
Reformati, y la recuerda. La
naturaleza específica de estos
conventos se oponía a su inclusión
en cualquier provincia, ya que
incluso la cura de almas tienden a
derrotar a su principal objeto de la
reclusión y el secuestro del
mundo. El capítulo general de
1676 ordenó la fundación de
conventos tres o cuatro como en
todas las provincias - un precepto
que se repitió en 1758. El ritiri
(Ritiro, una casa en la que se vive
en el retiro), intorduced en la
provincia romana de la Observants
hacia el final del siglo XVÌÌ,
también de esta clase, y aún hoy
en día estas casas se encuentran
entre los monasterios
franciscanos.
(C) Los recoletos de la nación llamada
alemán-belga no tienen nada en
común con cualquiera de las
reformas antes mencionadas. La
provincia de San José en Flandes
fue el único constituido por varias
casas de recuerdo (1629). En
1517 la antigua provincia de
Sajonia (Sajonia), que abarca más
de 100 monasterios, se dividió en
la provincia de Sajonia de los
Observantes (Saxonia S. Curcis) y
la provincia de Sajonia de los
Conventuales (Saxonia S.
Johannis Baptistae). La provincia
de Colonia (Colonia) y el alemán
Superior o Estrasburgo (Argentia)
provincia también se divide
manera parecida Transcurrirá los
Observantes y Conventuales. La
construcción propuesta de una
provincia de Turingia (Turingia)
tuvo que ser abandonado como
consecuencia del estallido de la
Reforma. La provincia de Sajonia
se redujo posteriormente al
monasterio única de Halberstadt,
que contenía en 1628, pero un
sacerdote. La provincia de
Colonia, a continuación, se hizo
cargo de la provincia de Sajonia,
con lo cual los llevó a un
crecimiento rápido y vigoroso, y la
fundación de la provincia de
Turingia (Fulda) se hizo posible en
1633. En 1762 la provincia de
último nombre se dividió en el Alto
y Bajo las provincias de Turingia.
En 1621 la provincia de Colonia ha
aprobado los estatutos de la
recolección-las casas de todos sus
monasterios, aunque no fue hasta
1646 que los frailes adoptaron el
nombre Recollecti. Este ejemplo
fue seguido por las demás
provincias de esta nación y en
1682 esta evolución en Alemania,
Bélgica, Holanda, Ìnglaterra, e
Ìrlanda, todos los cuales
pertenecían a esta nación, se
completó sin ningún cambio
esencial en la regla de vida
franciscana. El Recoletos
conservado en la disciplina
general, muy estrictas. El cargo es
a menudo injustamente contra
ellos que no han producido los
santos, pero su verdadera es sólo
de los santos canonizados. Que
therehave sido numerosos santos,
entre los frailes de esta rama de la
Orden Franciscana es cierto,
aunque nunca se han distinguido
por la canonización - un hecho
debido en parte al carácter
escéptico y fervourless de la
población entre los que vivían y en
parte a la estricta disciplina de la
orden, que prohibió y reprimió todo
lo que destaca por la atención del
fraile individuales. La nación
alemana-belga había un comisario
general especial, y a partir de 1703
el fiscal general en Roma, que
representaba también los
Carmelitas Descalzos. Además,
con frecuencia mantienen un
agente especial en Roma. Cuando
Benedicto XÌÌÌ sancionados sus
estatutos nacionales en 1729,
exigió la renuncia del nombre de
Recoletos y ciertas peculiaridades
de menor importancia en su
hábito, pero en 1731 los recoletos
obtuvo de Clemente XÌÌ, la retirada
de estas medidas cautelares.
Como consecuencia de los efectos
de la Revolución Francesa en
Alemania y la incorporación a los
Delegados Ìmperial "(1803), la
provincia de Colonia fue suprimido
por completo y el de Turingia
(Fulda) redujo monasterios tot
opinión. Los bávaros y sajones
provincias después se desarrolló
rápidamente, y su claustro, a pesar
de la Kulturkampf, que llevó a la
mayoría de los franciscanos de
Prusia a América, donde rica
cosecha esperada de sus labores,
dio sus frutos de manera que la
provincia de Sajonia (cuyos
claustros son, sin embargo en su
mayoría situado en Renania y
Westfalia), a pesar de que ha
fundado tres nuevas provincias en
América del Norte y Brasil, y la
custodia de Silesia, se separó de
ella en 1902, sigue siendo
numéricamente el más fuerte
provincia de la orden, con 615
miembros. En 1894 la custodia de
Fulda fue elevado al rango de una
provincia. La provincia belga fue
re-construido en 1844, después de
que el holandés había sido ya
algún tiempo en existencia. La
existencia separada de la recuerda
también dejó en 1897.
Gran Bretaña e Ìrlanda .-- Los
franciscanos llegaron a Ìnglaterra
por primera vez en 1224 bajo
Agnellus Santísima de Pisa, pero
los números de los ingleses ya
habían entrado en la orden. Por su
estricta devoción y alegre a su
gobierno, los primeros
franciscanos se convirtieron en
figuras visibles en la vida religiosa
del país, se desarrolló rápidamente
su orden y disfrutar del más alto
prestigio en la corte, entre la
nobleza, y entre la gente. Sin
descanso en modo alguno la regla
de la pobreza, que se dedicaron
más celosamente para estudiar,
sobre todo en Oxford, donde el
famoso Robert Grosseteste
muestren hacia ellos un interés
paternal, y donde se alcanzó la
más alta reputación como
maestros de la filosofía y la
teología. De sus establecimientos
a la fecha de Londres y Oxford
desde 1224. Ya en 1230 las casas
franciscanas de Ìrlanda se unieron
en una provincia separada. En
1272, la provincia Ìnglés había
siete custodios, los irlandeses 5.
En 1282, el primero (Provincia
angliae) contaba con 58
conventos, más tarde (Provincia
Hiberniae) 57. En 1316 los 7
Custodias Ìnglés aún contenía 58
conventos, mientras que en Ìrlanda
la custodias se redujeron a 4 y los
conventos y el 30. En 1340, el
número de custodias y casas en
Ìrlanda fueron de 5 y 32,
respectivamente, sobre 1385, 5 y
31. En 1340 y 1385, todavía
quedaban siete custodias en
Ìnglaterra, en 1340 el número de
los monasterios se había reducido
a 52, pero aumentó a 60 por 1385.
Bajo Elías de Cortona (1232-39),
Escocia (Escocia) fue separada de
Ìnglaterra y elevado a la dignidad
de una provincia, pero en 1239 fue
anexado nuevamente a la
provincia Ìnglés.
Cuando se separan de nuevo en 1329,
Escocia recibió con sus seis
claustros sólo el título de la
Vicaría. A petición de Jaime Ì de
Escocia, la primera observantes de
la provincia de Colonia llegó al
país alrededor de 1447, bajo la
dirección de Cornelius von
Ziriksee, y fundó siete casas.
Acerca de 1482 el Observants se
estableció en Ìnglaterra y fundó su
primer convento de Greenwich.
Fue el Observants que se oponían
a la mayoría de valentía la
Reforma en Ìnglaterra, donde
sufrieron la pérdida de todas sus
provincias. La provincia de Ìrlanda
continuaba oficialmente, pero sus
casas estaban situadas en el
continente en Lovaina, Roma,
Praga, etc donde los misioneros
valientes y sabios eminentes
fueron entrenados y la provincia
fue restablecido a pesar de la
opresión inhumana del gobierno
de Ìnglaterra. Mediante la decisión
del Capítulo general de 1625, la
dirección de los frailes se llevó a
cabo a partir de Douai, donde los
franciscanos Ìnglés había un
convento, pero en 1629 fue
confiado al general de la orden. El
primer capítulo se reunieron en
Bruselas el 1 de diciembre de
1630.
John Gennings fue elegido primer
provincial, pero la propuesta luego
bruited para restablecer los
conventos de Escocia no pudo
hacerse realidad. La nueva
provincia en Ìnglaterra, que, como
el irlandés, pertenecía a los
recoletos, dio muchos mártires
gloriosos e intrépido a la orden y
de la Ìglesia. En 1838, la provincia
Ìnglés contenía sólo nueve
hermanos, y en su disolución en
1840, la recuerda belga comenzó
la fundación de nuevas casas en
Ìnglaterra y uno en Killarney en
Ìrlanda. El 15 de agosto de 1887,
las casas Ìnglés se declaró una
custodia independiente, y el 12 de
febrero de 1891, una provincia de
la orden. En la actualidad (1909) la
provincia Ìnglés comprende en
Ìnglaterra y Escocia 11 conventos
con 145 frailes, sus 11 parroquias
que contiene unos 40.000
católicos; la Provincia de Ìrlanda
se compone de 15 conventos con
139 hermanos.
ÌÌÌ. ESTADÍSTÌCAS DE LA ORDEN
(1260-1909)
La Orden de San Francisco se extendió
con una rapidez inesperada, ya
que no tenía precedentes. En el
capítulo general de 1221, donde
por última vez a todos los
miembros sin distinción podría
aparecer, 3000 frailes estaban
presentes. El orden continuaba su
rápido desarrollo, y Elías de
Cortona (1232-1239) se divide en
72 provincias. En la remoción de
Elías el número se fijó en 32, por
1274 se había elevado a 34, y se
mantuvo estable durante los siglos
XÌV y XV. A este período pertenece
la institución de la vicariae, que,
con la excepción de la de Escocia,
estaba en los Balcanes, Rusia y el
Lejano Oriente. Se ha declarado a
menudo que alrededor de 1300 los
franciscanos números 200000,
pero el suyo es sin duda una
exageración. Aunque no es posible
llegar a la cifra exacta, apenas si
han sido más de 60.000 a 90.000
frailes en este período. En 1282
los claustros estaban a punto
1.583 en número. En 1316 las 34
provincias que figuran 197
custodias y conventos de 1408, en
1340, 211 custodios y 1422
conventos, en 1384, coustodies
254 y conventos de 1639. El
Observants completamente
alterado la conformación de la
orden. En 1455 sólo ellos eran
más de 20.000; en 1493, más de
22.400 con más de 1.200
conventos. En la división de la
orden, en 1517, formaron la gran
mayoría de los frailes, que suman
30.000, con unas 1.300 viviendas.
En 1520 los Conventuales se
estima en 20.000 a 25.000. La
división provocó una alteración
completa en la fuerza y los
territorios de las distintas
provincias. En 1517 los
Conventuales aún conservaba las
34 provincias que antes, pero
muchos de ellos fueron debilitados
y atenuadas. Los observantes, por
el contrario, fundado 26 nuevas
provincias en 1517, conservando
en algunos casos los nombres
antiguos, en otros casos la división
del antiguo territorio en varias
provincias.
La Reforma y la actividad misionera de
los Menores en el Antiguo, y
especialmente en el Nuevo Mundo
antes necesitated grandes
cambios en la distribución, el
número y medida, de las
provincias. La confusión era mayor
antes de la inauguración de las
tres grandes ramas reformada, los
Descalzos, Reformati, y la
recuerda, y, como éstos, sin dejar
de ser en la general, formaron dos
provincias distintas, el número de
provincias aumentado
enormemente. Ellos estaban
situadas a menudo en los mismos
distritos geográficos o políticos, y
fueron, excepto en las tierras del
Norte, plegadas entre sí en una
forma más desconcertante - una
condición agravada en el sur
(especialmente en Ìtalia y España)
por un deseo insaciable de que se
encuentran en muchas provincias
como sea posible. La Revolución
Francesa (1789-1795), con sus
consiguientes guerras y otras
alteraciones, hizo grandes
cambios en la conformación de la
orden por la supresión de un
número de provincias, y los
cambios furthur se debieron a la
secularización y la supresión de
los monasterios que salió a la
durante el centry XÌX. El sindicato
de 1897 todavía furthur reducido el
número de provincias, mediante la
fusión de todos los conventos del
mismo distrito en una provincia.
Todo el orden está dividido en doce
circunscripciones, cada una de
ellas abarca varias provincias,
distritos o países.
La primera circunscripción incluye
Roma, Umbría, los conventos, los
frailes y 1443. El segundo abarca
la Toscana y el norte de Ìtalia y
consta de 8 provincias, 138
conventos, y religiosos 2038. La
tercera abarca el sur de Ìtalia y
Nápoles (con excepción de
Calabria), con 4 provincias, 93
conventos, y religiosos 1063. El
cuarto incluye Sicilia, Calabria, y
Malta, y tiene 7 provincias, 85
conventos, y religiosos 1045. El
quinto abarca el Tirol, Carintia,
Dalmacia, Bosnia, Albania y la
Tierra Santa, con 9 provincias, 282
conventos y religiosos 1792. El
sexto comprende Viena, Hungría,
Transilvania, Croacia, Galicia, y de
Bohemia, con 7 provincias,
conventos 160, y los frailes 1458.
El séptimo, que a su
numéricamente el más fuerte, se
encuentran Alemania, Holanda y
Bélgica, con 7 provincias, 129
conventos y religiosos 2553. La
octava comprende Francia,
Córcega, Gran Bretaña y Canadá,
con 7 provincias, 63 conventos, y
religiosos 975. La novena cuenta
con Portugal y el norte de España
con 5 provincias, 39 conventos, y
religiosos 1124. El décimo abarca
el sur de España y Filipinas, con 4
provincias, 48 casas y 910
religiosos. El undécimo incluye
América Central y del Sur, con 12
provincias, 97 conventos, y los
miembros de 1298. El duodécimo
comprende México y los Estados
Unidos, con 7 provincias
(incluyendo el Comisariado de
Polonia en Pulaski, New York), 167
conventos, y religiosos 1195.
Las cifras totales para el orden, en
consecuencia, (4 de octubre,
1908), 81 provincias y 1413
conventos franciscanos 16.894. En
1905 los franciscanos números
16.842 y sus conventos 1373.
Para la segunda década del siglo
XÌX, la cifras más bajas se
registran, las cifras anunciadas en
el Capítulo general de 1889 es:
Observants 6228, Reformati 5733,
Recoletos 1621, Descalzos 858 -
es decir un total de 14.440
franciscanos. Que sólo la recuerda
había aumentado desde 1862
puede verse en las cifras de ese
año: 10.200 observantes,
Reformati, 9889, y recuerda
Descalzos juntos 1813 - un total de
21.902 Minorites. El año 1768 da
las cifras más altas - cerca de
77.000 en 167 provincias. En
1762, los observantes tenía 87
provincias, conventos 2330, y
39.900 miembros, la Reformati
19.000 miembros con 37
provincias y 800 conventos; los
recoletos 11.000 miembros, 490
conventos, 22 provincias, la
Disclaced 7000 miembros 430
conventos, 20 provincias. Total,
76.900 Minorites, claustros 4050,
166 provincias. En 1700 el total fue
de 63.400 Minorites, conventos
3880, y las provincias 154; hacia
1680, 60.000 Minorites, conventos
3420, y las provincias 151.
ÌV. LOS NOMBRES DE VARÌOS DE
LOS FRAÌLES MENORES
El nombre oficial, Fratres Minores (Ordo
Fratrum Minorum - OFM), o
hermanos menores, se ha
traducido de diversas maneras en
el habla popular de la Edad Media.
En Ìnglaterra los Hermanos
Menores fueron conocidos
comúnmente como los hermanos
gris por el color de su hábito. Este
nombre corresponde a la
Grabrodrene de Dinamarca y
Escandinavia. En Alemania se
conoce generalmente como
Baarfüsser (Baarfuozzen,
Barvuzen, Barvoten, Barfüzzen,
etc), es decir, Descalzos (sólo con
sandalias). En Francia se les
llamaba por lo general los
franciscanos de su cuerda de la
cintura (corde, Cordelle), pero
también eran conocidos como los
Menous Frères (de Fratres
Minores). A partir del siglo XV, el
término se aplica tanto a los
Conventuales y Observantes, pero
rara vez más de los Recoletos
(Recoletos). Su nombre popular en
Ìtalia fue el Frati Minori o
simplemente la Frati. Los
observantes eran conocidos
mucho tiempo en ese país como el
Zoccolanti, de su calzado.
V. EL HÁBÌTO
El hábito se ha ido cambiado de color y
algunos otros detalles. Su coulour,
que estaba en primero o un gris
marrón medio, ahora es un marrón
oscuro. El vestido, que consiste en
una bata de mangas sueltas, se
limita por la cintura por un cordón
blanco, del que se cuelga, desde
el siglo XV, el Rosario Seráfico con
sus siete décadas. A largo o corto-
en virtud de la costumbre de la
misma o de diferente color y
pantalones también son usados.
Los zapatos son prohibidos por la
norma, y puede ser usado sólo en
caso de necesidad, porque estas
sandalias son sustituidos, y los
pies son bre. Alrededor del cuello y
los hombros cuelga la cubierta,
muy distinto de la costumbre, y
debajo de ella es el hombro-capa o
mozetta, que es redonda en el
frente y termina en un punto en la
parte posterior. Los franciscanos
no llevan tocado, y tienen la gran
tonsura, de modo que sólo
alrededor de tres traveses de dedo
de pelo siguen siendo, el resto del
cuero cabelludo está afeitando. En
invierno, que llevan sobre sus
cuellos entre la cubierta y el hábito
del manto alrededor de la cual
llega casi hasta las rodillas.
VÌ. LA CONSTÌTUCÌÓN DE LA ORDEN
(Véase la REGLA DE ST. FRANCÌS).
Durante la vida de San Fracis de Asís,
todo estaba dirigido e influenciado
por su personalidad trascendente.
La duración de las oficinas no se
ha definido, por lo que la
constitución fue en un principio
jurídicamente hablando, en
términos absolutos. Desde 1239,
es decir, después de las
experiencias de la orden con
arreglo a Elías de Cortona, el
orden se desarrolló gradualmente
una constitución monárquica. El
capítulo de Definidores para toda
la Orden (siglo XÌÌÌ), el capítulo de
custodias en cada provincia, el
discretus enviados por los
conventos subordinado al capítulo
provincial, etc son instituciones
que desde hace mucho tiempo
dejó de existir. Para el pasado
también pertenece la custodia en
el sentido de la unión de varios
conventos whithin una provincia.
Hoy en día una custodia significa
un claustro pocos que constituyen
una provincia que aún no ha sido
erigida canónicamente.
La actual Constitución es el siguiente:
Todo el orden está dirigida por el
ministro general, elegido por los
ministros provinciales en el
Capítulo general, que se celebra
cada doce años. Al principio de su
mandato es indefinido, es decir,
que era para vida, en 1517 fue
fijado en seis años, en 1571, a las
ocho, en 1587, de nuevo a las
seis, y finalmente el período de
doce años de mandato fue
establecido por Pío ÌX en 1862. El
general reside en el Colegio S.
Antonio, Via Merulana, Roma. El
orden se divide en provincias (es
decir, las asociaciones de los
conventos en un país o distrito),
que establecen y definen el ámbito
de la actividad de los frailes
diversos dentro de su ámbito de
jurisdicción. encuentros Varias
provincias forman una
circunscripción de la que hay doce
en el orden. Cada circunscripción
envía un Definidor general, tomada
a su vez de cada provincia, a
Roma como uno de los consejeros
del ministro general. Estos
Definidores son elegidos por seis
años en el Capítulo general y en la
congregatio intermedia (también
llamada con frecuencia, por un
abuso del término, un capítulo
general), convocado por el general
seis años después de su elección.
El capítulo general y la congregatio
intermedia puede ser convocada
por el general en cualquier lugar.
Las provincias de la orden se rigen
por los provinciales (ministri
provinciales), que son elegidos
cada tres años en el capítulo
provincial y constituyen el capítulo
general. Su mandato, como la de
la general, fue el primero en
indefinido; 1517 a 1547 que fue de
tres años, desde 1547 hasta 1571,
seis años, desde 1571 hasta 1587,
cuatro años, desde 1587, tres
años. Si bien en el cargo, la
provincia tiene cada año (o cada
dos y medio) el capítulo intermedio
(intermedio capítulo), en la que los
jefes de todos los conventos de la
provincia se eligen por un año o un
año y medio. Los superiores
locales de las casas (conventus)
que contengan por lo menos seis
representantes religiosos, están
llamados (guardianes anterior), de
lo contrario recibirá el praeses
título o superior. La provincia tiene
que visitar a su propia provincia y
velar por la observancia de la
regla, el general tiene que visitar
todo el orden, ya sea
personalmente o por medio de
visitantes especialmente
designado por él (vistatores
Generales). Los conventos
individuales consisten de los
Padres (Patres), es decir, los
sacerdotes regulares, los clérigos
a estudiar para el sacerdocio
(fratres Clerici) y los hermanos
laicos comprometidos en el
servicio regular de la casa (fratres
laici). Recién recibido por primera
vez los candidatos deben hacer un
año de noviciado en un convento
especialmente destinados a este
fin. Conventos, que sirven ciertos
propósitos definidos se llaman
colegios (collegia). Estos no
deben, sin embargo, confundirse
con los colegios Seráfico, que se
encuentran en los tiempos
modernos en la mayoría de las
provincias, y se dedican a la
instrucción de los candidatos
jóvenes en las humanidades,
como una preparación para el
noviciado, donde los estudiantes
primero reeive el hábito de la
orden. Ninguno de los hermanos,
el convento, o incluso la propia
orden puede poseer ninguna
propiedad inmueble. (Cf. Regla de
san. FRANCÌS.)
Los derechos de los Padres individuales
varían, de acuerdo, ya que ocupan
oficinas en la orden, o son
contratados en calidad de lectores
(profesores) de las diferentes
ciencias, como predicadores, al
dar las misiones o en otras
ocupaciones dentro o, con el
permiso de los superiores, sin la
orden. El cardenal-protector,
introducido en el orden por el
mismo San Francisco, los
ejercicios de la oficina y los
derechos de un protector en la
Curia romana, pero no tiene poder
sobre la propia solicitud.
VÌÌ. GENERAL ESFERA DE ACTÌVÌDAD
DE LA ORDEN
Como orden religiosa al servicio de la
Ìglesia católica, y bajo su cuidado
y protección, los franciscanos
fueron, según el deseo expreso de
su fundador, no sólo para
dedicarse a su santificación
personal, sino también para hacer
su apostolado fecundo de la
salvación a la gente en el mundo.
Que el primero de estos objetos se
ha cumplido lo indica claramente el
número de hermanos menores que
han sido canonizados y
beatificados por la Ìglesia. A estos
hay que añadir el ejército de
hermanos que tienen en la quietud
de su retiro llevó una vida de
virtud, sabe que su fullnes sólo a
Dios, una mera fracción de cuyos
nombres llenan esos volúmenes
en el "Fraciscanum Martyrologium"
del padre Arthur se Monstier
(París, 1638 y 1653) y el
Menologium Trium Ordinum SP
Fracisci de Fortunato Huber
(Múnich, 1688), que contiene los
nombres de los miles de mártires
que han ofrendado sus vidas por la
fe en Europa y en otros lugares en
virtud de los paganos y herejes.
Al igual que todas las instituciones
humanas, el orden en momentos
cayó por debajo de su primera
perfección. Esta multitud de
hombres, con sus enfermedades y
de los derechos humanos en
constante cambio, nunca
perfectamente se podría traducir
en acciones los ideales exaltados
de San Francisco, como la más
sobrenatural y lo sublime de las
ideas, la más ruda es su colisión
con la realidad y la asignación más
que hizo de la debilidad del
hombre. Que una aspiración
después de que el ideal
fundamental de la gloria de su
fundador ha distinguido la orden se
hace patente a partir de las
reformas cada vez que surjan en
su seno, y especialmente de la
historia de la Observancia,
inauguró y se estableció en la cara
de una probabilidad tan
abrumadores. La orden fue
establecida para atender a todas
las clases, y los franciscanos
tienen en todos los tiempos dados
de alta en las oficinas espiritual de
confesor y predicador en los
palacios de los soberanos y en las
chozas de los pobres. Bajo los
papas, emperadores y reyes que
han servido como embajadores y
mediadores. Un centenar ya han
sido nominados al Sacro Colegio
de Cardenales, y el número de
franciscanos que han sido
nombrados patriarcas, arzobispos
y obispos, es por lo menos 3.000.
Los papas elegidos de entre los
observantes son: Nicolás ÌV (1288-
92), Alejandro V (1409-1410). Sixto
ÌV (1471-84) fue un conventuales
de la época antes de la división de
la orden. Sixto V (1585-90) y
Clemente XÌV (1769-74) fueron
elegidos entre los Conventuales
después de la división. Los papas
a menudo han empleado los
Minoritas como legados y nuncios,
por ejemplo, para allanar el camino
y llevar a cabo la reunión de los
griegos, tártaros, armenios,
maronitas, y otros cismáticos de
Oriente. Minorites Muchos también
han sido designados centros
penitenciarios de cola, es decir, los
directores de los centros
penitenciarios del Papa, y han
servido y Servi todavía en Roma
como penitentiareis Apostólica y
como confesores al propio Papa o
en las basílicas principales de la
ciudad. Así, los observantes se
cargador eof la Basílica de Letrán
en Roma. Como inquisidores
contra la herejía, los franciscanos
estaban en el servicio inmediato
de la Sede Apostólica.
Observación de una norma mucho más
estricta de la pobreza y la renuncia
del mundo que todas las demás
órdenes, los franciscanos ejercido
durante la Edad Media una
influencia social más saludable
sobre las clases esclavizados y sin
privilegios de la población. El
modelo constante de la pobreza
práctica era a la vez consoladora y
elevación. La gran contribución de
sus monasterios touards el
mantenimiento de los más pobres
no puede ser indicado en las filas
de figuras, ni sus contribuciones
similares de la actualidad. También
ejerció una gran influencia social a
través de su tercer orden (véase el
TERCER ORDEN). Tienden a los
leprosos, especialmente en
Alemania, las plagas y las
epidemias recurrentes
constantemente encontrado
alguna vez en su puesto, y miles
de ellos sacrificaron sus vidas al
servicio de la población apestados.
Levantaron enfermerías y
hospitales fundación. El
Observants realizado más
meritoria labor social,
especialmente en Ìtalia por la
institución de montes pietatis
(monti de Piedad), en el siglo
fiteenth, conspicious en este
trabajo que se está Bl. Bernardino
de Feltre con el predicador de
renombre. En Ìnglaterra, que luchó
con Simón de Montfort, por la
libertad de las personas y el ideal
de fraternidad universal, que San
Francisco había inculcado en el
sermón y el verso, y su influencia
puede rastrearse en parte, el
nacimiento de la idea de un
gobierno popular en Ìtalia y el resto
de Europa.
VÌÌÌ. PREDÌCAR LA ACTÌVÌDAD DE LA
ORDEN
San Francisco ejerció gran influencia a
través de su predicación y su
ejemplo ha sido seguido con celo
por su orden a lo largo de los
siglos con éxito conspicucous,
evidente no sólo en el aplauso
popular, pero en los profundos
efectos producidos en la vida de la
gente. Al principio todos los frailes
se les permitió emitir
exhortaciones simple y, con el
permiso de San Francisco,
dogmático y sermones
penitenciales. Este privilegio se
restringió en 1221, y aún más en
1223, después de que el año sólo
especialmente entrenado y
probado frailes se les permitió a
predicar. Los franciscanos han
sido siempre eminentemente
predicadores populares, por
ejemplo, Berthold de Ratisbona, un
alemán que murió en 1272, San
Antonio de Padua (d.1231),
Gilberto de Tournai (d. sobre
1280); Eudes Rigauld, Arzobispo
de Rouen (d . 1275); Leo
Valvassori de Perego, después
obispo de Milán (1263),
Buenaventura de Jesi (d. sobre
1270), Conrado de Sajonia (o de
Brunswick) (d. 1279), Luis, el
llamado Greculus (c 0,1300);
Haymo de Faversham (d. 1244),
Ralph de Rosa (c.1250). El apogeo
de la predicación franciscana fue
alcanzado por los observantes en
el siglo XV, sobre todo en Ìtalia y
Alemania. De los predicadores
ilustres, será suficiente mencionar
San Bernardino de Siena 9d.
1444), San Juan de Capistrano (d.
1456), Santiago de la Marcha
(muerto en 1476); Bl. Alberto
Berdini de Sarteano (d. 1450),
Antonio de Rimini (d.1450); Miguel
de Carcano (Milán) (d.1485); Bl.
Pacificus de Ceredano (muerto en
1482); Bl. Bernardino de Feltre
(d.1494), Bernardino de Busti
(d.1500); Bl. Angelo Carletti di
Chivasso (d. 1495), Andrés de
Faenza (m. 1507). En Alemania se
encuentran: Juan de Minden
(d.1413), Enrique de Werl
(d.1463), Juan de Werden
(d.1437), autor de la famosa
colección de sermones "Dormi
seguro", Juan Brugman (d.1473 );
Dietrich Coelde de Münster
(d.1515), Johann Kannermann (d.
sobre 1470), un predicador en la
Pasión; Johann Kannegieser, "la
trompeta de la verdad" (d. sobre
1500), Johann Gritasch (d. sobre
1410 ), Johann Mader; Johann
Pauli (d. sobre 1530), cuyo trabajo
Schimpf und Ernst fue un favorito
de largo entre el pueblo alemán,
Heinrich Kastner, Stephan Fridolin
(d.1498). En Hungría: Pelbart de
Temesvár (d. sobre 1490). En
Polonia: Bl. Simón de Lipnica
(muerto en 1482); Bl. Juan de
Dukla (| 1484); Bl. Ladislao de
Gienlnow (m. 1505). En Francia:
Oliver Maillard (d. 1502), Michel
Minot (d. sobre 1522), Tomás
apodado Ìllyricus (d. 1529), Jean
Tisserand (d. 1494), Etienne
Brulefer (d. sobre 1507). A
continuación teólogos y
predicadores ilustres españoles
del siglo xvi altas Hermanos
Menores: Alfonso de Castro (m.
1558); Didacus de Estella (d.
1575), Luis de Carvajeal (d. sobre
1500), Juan de Cartagena (d. 1617
), San Pedro de Alcántara (m.
1562). Franciscanos italianos de
renombre fueron: Saluthio (d.
sobre 1630), San Leonardo de
Puerto Mauricio (muerto en 1751);
Bl. Leopoldo de Gaiches (d. 1815),
Luigi Parmentieri de Casovia (d.
1855), Luis Arrieta (muerto en
1875), Arzobispo de Lucca, etc
Otros franciscanos franceses
conocidos fueron Michel Vivien
(siglo XVÌÌ), Laselve Zacharie etc ,
y de los alemanes se pueden citar
de Heinrich Sedulio (m. 1621),
huever Fortunato (m. 1706) y
Franz Ampferle (m. 1646). Ìncluso
hoy en día los Hermanos Menores
tienen entre su número de ilustres
muchos predicadores,
especialmente en Ìtalia.
ÌX. ÌNFLUENCÌA DE LA ORDEN DE LA
LÌTURGÌA Y devociones religiosas
San Francisco ha sido recetado a su fin
la versión abreviada de Breviario
entonces reservado a la Curia
Romana. Dado que este Misal y
fueron revisadas por el general,
Haymo de Faversham, al mando
de Gregorio ÌX, y estos libros
litúrgicos han poco a poco, desde
los tiempos de Nicolás ÌÌÌ (1277-
80), ha sido universalmente
estipuladas o adoptadas en el
orden en esto por sí solo ha
ejercido una gran influencia. El
Breviario de General Quiñónez
(1523-1528) disfrutó de una moda
mucho más corto. Para la Orden
Franciscana de la Ìglesia también
está en deuda para la fiesta de
San José (19 de marzo) y la de la
Santísima Trinidad. La actividad de
los franciscanos en la promoción
de la devoción a la Ìnmaculada
Concepción, desde Scoto (d.
1308) defendió esta doctrina, es
bien conocida. El mismo San
Francisco trabajó intensamente
para promover la adoración de
Nuestro Señor en la Sagrada
Eucaristía, y Cherubino de Spoleto
fundó una cofradía para
acompañar al Santísimo
Sacramento a las casas de los
enfermos. En 1897 León XÌÌÌ
declaró Pascual Baylón (d. 1592)
patrono de ligas eucarística. El
pesebre fue introducido y
popularizado por el fin de que -
especialmente a San Leonardo de
Puerto Mauricio (m. 1751) - ". Las
Estaciones de la Cruz" se debe
también la difusión de la devoción
conocida como El timbre de la
mañana Angelus, al mediodía y
por la noche, fue inaugurado
también por los franciscanos, en
especial por San Buenaventura y
el beato. Benito de Alrezzo (d.
sobre 1520).
X. misiones franciscanas
San Francisco se dedicó a la labor
misionera desde 1219 hasta 1221,
y dedicada en su gobierno un
capítulo especial (xii) a las
misiones. En todas partes del
mundo, los franciscanos han
trabajado con la mayor devoción,
la abnegación, el entusiasmo y el
éxito, a pesar de que, como
resultado de las persecuciones y
las guerras, el resultado de su
trabajo no siempre ha sido
permanente. Los cuatro hermanos
enviados a Marruecos en 1219 en
virtud de Berard Carbio fueron
martirizados en 1220. Electus
pronto compartieron su suerte, y
en 1227 Daniel con seis
compañeros fue muerto en Ceuta.
Los obispos de Marruecos fueron
en su mayoría franciscanos o
dominicanos. En 1420 la
Observants fundó un convento en
Ceuta, y aquí San Juan de Prado
murió en la hoguera en 1632. Esta
misión fue confiada a la provincia
de San Diego en 1641, y la
provincia de Santiago (Galicia,
España) om 1860, después de que
se había constituido una prefectura
apostólica en 1859. En Orán, Libia,
Túnez, Argel, así como a través de
Egipto, los franciscanos han
trabajado conjuntamente desde el
siglo XÌÌÌ, y señalizadas sus
esfuerzos por una serie gloriosa de
los mártires en 1288, 1345, 1358,
1370, 1373, etc esta misión se
encontraba bajo la jurisdicción de
que en la Tierra Santa. En 1686 el
Alto Egipto se separó, y se
convirtió en 1697 una prefectura
apostólica independiente. Bajo
Egipto continuó su relación con la
Tierra Santa hasta 1839, cuando
ambos (con Adén, que se separó
de nuevo en 1889) se formaron en
un Vicariato Apostólico, en el
estado en que aún quedan. En el
Bajo Egipto en la actualidad hay
dieciséis monasterios, el control de
las parroquias y escuelas. En el
Alto Egipto, desde donde los
coptos se separaron en 1892,
ocho monasterios relacionada con
las parroquias.
En 1630 la Congregación de
Propaganda enviado Padres
Marca de Scalvo y Edward de
Bérgamo a Trípoli, y en 1643
nombrado Canto pascual, un
francés, Prefecto Apostólico de
Berbería - un cargo que todavía
existe. La actividad de esta misión,
al igual que los demás en estos
países, no es tanto dirigido a la
conversión de los mahometanos
para el apoyo y la ayuda de los
colonos católicos. Abisinia (Etiopía,
Habech) fue visitado por primera
vez por Juan de Montecorvino (c.
1280). Más tarde, el beato. Tomás
de Florencia, fue enviado allí por
Alberto de Sarteano, y Sixto ÌV,
después de las otras misiones
habían fracasado, envió Girolamo
Tornielli. Muchos misioneros
fueron condenados a muerte, y en
1687 una prefectura especial fue
instituido por la conversión de los
coptos. Este fue restablecido en
1815, y en 1895 una jerarquía
especial fue erigido para el mismo
objeto. En 1700 el Padre Krump
emprendió la fundación de una
nueva misión en Etiopía, cuando
en 1718 tres misioneros fueron
lapidadas hasta la muerte.
Los dos barcos genoveses que
circunnavegó Africa en 1291 tenía
dos Minorites a bordo. Otros
acompañada Vasco da Gama. En
1446 los franciscanos visitó Cabo
Verde, donde Roger, un francés,
celosamente predicó el Evangelio.
En 1459 llegaron a Guinea, de los
cuales Alfonso de Bolaños fue
nombrado Prefecto Apostólico en
1472. Que desde allí se dirigió a la
del Congo, donde se bautizó a un
rey. En 1500 se fueron a
Mozambique en virtud de Alvarez
de Coimbra. El Recoletos francés
trabajó aquí durante el siglo XVÌÌ,
pero desde 1898 los franciscanos
portugueses estaban a cargo de la
misión. A principios del siglo XVÌ
los Hermanos Menores se
asentaron en Melinda y en la isla
de Socotra, cerca de Adén. En
1245 Juan de Plano Carpinis
(Piano di Carpine) fue enviado por
Ìnocencio ÌV del Gran Khan de
Tartaria y desde allí penetraron en
Mongolia. Por orden de Luis ÌX
Guillermo de Rubruck (Rubruquis)
procedió tanto a través de Armenia
y Asia Central a Karakorum.
Las cuentas de los viajes de los últimos
de renombre menciona histórico y
geopgraphical. En 1279 Nicolás ÌÌÌ
envió cinco franciscanos a China,
entre ellos Juan de Montercorvino,
que prached en el viaje de ida en
Armenia, Persia y Etiopía y en su
viaje de regreso en los mismos
países y en la Ìndia. Después de
haber convertido a miles y tradujo
el Nuevo Testamento y los Salmos
en chino, que completó en 1299
una hermosa iglesia en Pekín. En
1307 Clemente V lo nombró
Arzobispo de Cambalue primaate y
del Lejano Oriente y le dio seis
obispos sufragáneos, sólo tres de
los cuales llegó a Pekín (1308).
(Ver CHÌNA, vol. ÌÌÌ, 669-70.)
Desde 1320 hasta 1325 Odorico
de Pordenone trabajó en Persia, la
Ìndia, Sumatra, Java, Borneo,
Cantón, el Tíbet y China. En 1333
Juan XXÌÌ envió veintisiete
franciscanos a China, Giovanni
Marignola de Florencia que le
seguían en 1342. En 1370
Guillermo de Prato fue enviado
como arzobispo a Pekín con veinte
compañeros de Minorites. La
aparición de la dinastía Ming en
1368 trajo consigo la ruina de
todas las misiones. El 21 de junio
de 1579, los franciscanos de
Filipinas penetró una vez más
China, pero el verdadero fundador
de la nueva misión en China fue
Antonio de Santa María (d.1669),
que fue enviado a China en 1633,
y más tarde trabajó en Cochin-
China y Corea.
China también fue visitado en 1661 por
Bonaventura Ìbañez (d. 1691) con
ocho hermanos. En adelante las
misiones franciscanas en China
fueron constantes. En 1684
llegaron los padres italianos en la
famosa Bernardino della Chiesa
(d.1739), incluyendo Basilio Rollo
da Gemona (muerto en 1704) y
Carlo Orazio da Castorano. A
principios del siglo XVÌÌÌ los
franciscanos italianos comenzaron
las misiones en el interior de China
- por primera vez en Shen-si, a
continuación, en Shan-si, Shan-
tung, etc, los números fueron
martirizados, en particular hacia el
final del siglo. A pesar del edicto de
persecución, Ludovico Besi se
inició en 1839 una nueva misión
de Shan-tung. Los franciscanos
continuaron trabajando
persistentemente en la mayoría de
los distritos en China, donde, a
pesar de la persecución, que
ahora tienen nueve de los treinta y
ocho vicariatos. Todos los países,
casi todas las provincias, de
Europa y muchas divisiones de
América se represtented en China
por una o más misioneros. De los
222 franciscanos en la actualidad
(a partir de 1909) que trabajan allí,
77 son italianos, holandeses 27,
25 alemanes, belgas, 25, 16
franceses.
Los primeros misioneros llegaron a la
Argentina en 1577 y fundó la
provincia de San Gregorio. Sus
líderes fueron Pedro de Alfaro
(1576-79), Pablo un Jesu (1580-
83), y San Pedro Bautista (1586-
1591), el primer mártir franciscano
en Japón. Desde Filipinas se
extendieron su campo de trabajo a
China, Siam, Formosa, Japón,
Borneo. En Filipinas, su actividad
fue infatigable; fundaron
conventos, de la ciudad, y los
hospitales; instruyó a los nativos
en mano de obra - la plantación de
café y el cacao, la cría de gusanos
de seda, tejido, y planeó calles,
puentes, canales, acueductos , etc
Entre los más conocidos
arquitectos Franciscanas pueden
incluirse Lorenzo Santa María (d.
1585), Macimo Rico (d. 1780), y
José Balaguer (fallecido en 1850).
Aquí como en otras partes
estudiaron las lenguas y dialectos
de los nativos, y hasta el día de
hoy siga recopilando muy buscado
y muy apreciado gramáticas,
diccionarios, etc La ocupación de
Filipinas por los Estados Unidos
trajo muchos cambios, pero las
misiones de la todavía están en la
provincia de San Gregorio en
España.
El 26 de mayo de 1592, San Pedro
Bautista salió de Manila a Japón
con algunos asociados, erigida en
1594 una iglesia y convento de
Meaco, pero el 5 de febrero de
1597, sufrió el martirio en la cruz
con veinticinco compañeros, de los
cuales tres fueron los jesuitas. Las
misiones de los franciscanos se
vieron interrumpidos por tanto,
para un tiempo, pero se han
renovado varias veces desde las
Filipinas, y tan a menudo la lista de
los mártires agregó a (por ejemplo,
en 1616, 1622, 1628, 1634, etc.)
En 1907 algunos franciscanos se
establecieron en Sappora nuevo
en la isla de Yezo, formando así un
vínculo de conexión con las
tradiciones del pasado.
En 1680 Australia fue visitada por los
franciscanos italianos, que también
predicó en Nueva Zelanda, pero
en 1878 las misiones fueron
trasladados a los franciscanos
irlandeses. De 1859 a 1864,
Patrick Buenaventura Geoghegan
fue obispo de Adelaida, y fue
sucedido por otro Sheil
franciscano, Lucas Buenaventura
(1864-1872). En el norte de
Europa, que en el siglo XÌÌÌ no era
aún totalmente convertida al
cristianismo, los franciscanos
establecieron misiones en Lituania,
whee treinta y seis fueron
asesinados en 1325. El primer
obispo de Lituania fue Andreas
Vazilo. Durante el siglo XV Juan,
por sobrenombre "el Pequeño", y
el beato Ladislao de Gielniow
trabajado con más éxito en este
distrito. En Prusia (ahora las
provincias del oeste y este de
Prusia), Livonia y Curlandia (donde
el Albert minoritas fue obispo de
Marienwerder (1260-90) y fundó la
ciudad de Reisenburg), así como
en Laponia, los habitantes de los
cuales fueron todavía paganos, la
Reforma poner fin a los trabajos de
los Hermanos Menores. Sus
numerosas casas en Dinamarca,
Suecia y Noruega, que formaban
la provincia de Dinamarca (Dania,
Dacia), y las provincias de
Ìnglaterra, Escocia, y en cierta
medida los de Holanda y
Alemania, también fueron
derrocados. Después del año
1530, los franciscanos podían
trabajar en estas tierras sólo como
misioneros, en los que la
capacidad que trabajó allí desde el
siglo XV hasta el XVÌÌÌ y todavía
continúan en cierta medida.
Unas pocas palabras aquí puede estar
dedicado a los hermanos menores
de edad que se puso en pie como
defensores valientes de la fe en
los países del Norte durante el
período de la Reforma. Los
franciscanos y los dominicos
suministrado el mayor número y
los campeones más ilustres de la
Ìglesia, y relativamente pocos
cedió a la tentación o la
persecución y abandonaron a su
fin y su fe. Al igual que en el caso
de los académicos, artistas,
misioneros y hombres santos de la
orden, sólo unos pocos nombres
pueden ser mencionados aquí.
Entre los cientos de nombres de
Gran Bretaña pueden ser citados:
Juan Bosque de Londres,
quemada en la hoguera en 1538,
Godfrey Jones (muerto en 1598),
Thomas Bullaker (d. 1642), Henry
Heath (d. 1643), Arthur Bell (d.
1643), Walter Colman (muerto en
1645) cuyo heroísmo culminó en
todos los casos la muerte. Del
mismo modo en Ìrlanda nos
encontramos con Patrick O'Hely
(d. 1578), Cornelio O'Devany (d.
1612), Boecio Egan (d. 1650), etc
Entre los defensores de los daneses
más distinguidos de la fe es
Nikolaus Herborn (Ferber),
burlonamente llamado "Stagefyr"
(muerto en 1535), en Francia,
Christophe de Cheffontaines
(muerto en 1595) y François
Feuradent; en Alemania, Thomas
Murner (muerto en 1537 ),
Augustin von Alfeld (d. 1532),
Johannes Ferus (Wild) (d. 1554),
Konrad Kling, (muerto en 1556),
Ludolf Manann (d. 1574), Michael
Hillebrand (d. sobre 1540), Kaspar
Schatzgeyer (d. 1527), Johann
Nas (d. 1590), etc Entre 1520 y
1650 más de 500 Minorites dieron
su vida por la Ìglesia. En los mares
Negro y Caspio, los franciscanos
instituido misiones sobre 1270. Los
franciscanos siguientes trabajó en
la Gran Armenia: Santiago de
Russano en 1233, Andrés de
Perugia en 1247, Tomás de
Tolentino en 1290. Haito Rey
(Ayto) ÌÌ de Armenia Menor, y Jean
de Brienne, el emperador de
Constantinopla, ambos entraron en
la Orden Franciscana.
Franciscanos en Persia alrededor
de 1280, y nuevamente después
de 1460. Acerca de este tiempo
Luis de Bolonia fue a través de
Asia y Rusia para despertar el
sentimiento popular contra los
turcos. Los franciscanos estaban
en la Ìndia más de 1500, y trabajó
entre los indígenas, los cristianos
de Santo Tomás, y los
portugueses, que hicieron a ellos
la mezquita de Goa incautada en
1510. La orden había colegios y
escuelas en la Ìndia mucho antes
de la llegada de los jesuitas, que
por primera vez en el franciscano
Arzobispo de Goa, João
Albuquerque (1.537-53).
Desde 1219 los franciscanos han
mantenido una misión en la Tierra
Santa, donde, después de
indecibles trabajos y la confusión
ya expensas de cientos de vidas,
que tienen, sobre todo desde el
siglo XÌV, se recuperaron los
lugares santos querida para los
cristianos. Aquí se construyeron
casas de acogida de los
peregrinos, a los que dio
protección y refugio. Hermanos de
todos los países componen la
custodia de los llamados de la
Tierra Santa, cuyo trabajo en el
pasado, interrumpidas por
incesantes persecuciones y
masacres, constituye una página
sangrienta pero gloriosa en la
historia de la orden. En el territorio
del Patriarcado de Jerusalén, debe
reanudarse en 1847, los
franciscanos tienen 24 conventos,
parroquias y 15; en Siria (la
Prefectura Apostólica de Alepo), al
que también pertenecen Fenicia y
Armenia, que tiene 20 conventos y
parroquias 15, mientras que en el
Bajo Egipto que ocupan 16
conventos y parroquias 16. Como
todas estas (con numerosas
escuelas) están incluidos en la
custodia de Tierra Santa, el total
de la misión es: 58 conventos,
parroquias, 46, y 942 religiosas.
los católicos de rito latino en estos
distritos el número 74.779, de los
Ritos Orientales 893.
Bajo las mayores dificultades y con
frecuencia con la fruta pequeña,
como consecuencia de la
devastadora wasrs recurrentes e
insurrecciones, los misioneros
franciscanos han trabajado en el
sudeste de Europa. Albania,
Montenegro, Bosnia y Bulgaria
recibió Minorites muchos en el
siglo XÌÌÌ, periodo sobre el que
muchos de los ocupados para la
sede arzobispal de Antivari, y en
1340, Peregrino de Sajonia fue
nombrado primer obispo de
Bosnia. En estos distritos la
Fraciscans trabajado intensamente
para conciliar los cismáticos con
Roma. Nicolás ÌV, a sí mismo un
franciscano, envió misioneros de la
orden de Servia en 1288, y otra
misión de seguir (1354) en Fray
Bartolomé, Obispo de Trau
(Tragori). En 1389, Bayaceto Ì
destruyó casi todas estas
misiones, mientras que los que se
restablecieron en 1402 cayó en
manos de los turcos, que sin duda
se apoderó de Servia en 1502. En
1464 el valiente franciscano
Zojedzodovic Ángelus, obtenidos a
partir de Mohammed ÌÌ una carta
de la tolerancia para los católicos,
y se avanzó también en las
misiones franciscanas en Bulgaria,
Valaquia, Moldavia y Podolia. En
Negro Rusia Nikolaus Melsat de
Crosna con veinticinco frailes
iniciaron una misión sobre 1370,
Moldavia se visitó casi al mismo
tiempo por Anthony de Spalato (y
lataer por Fabián de Bachia y
Jaime de la Marca), pero su
trabajo fue interrumpido en 1460
por los turcos, que en 1476
emitidos 40.000 cristianos de estos
barrios en la cárcel. Bonifacio ÌX
trasladado la sede episcopal de
Bakau, Benedicto XÌV Sniatyn. A
principios del siglo XVÌÌ el obispo
Bernardino Quirino fue asesinado
por los turcos, y, por la muerte del
último obispo (Bonaventura
Berardi) en 1818, la misión en
Moldavia y Rumania fue confiada a
los Conventuales, que todavía se
conservan.
Los franciscanos se establecieron en
Constantinopla en el siglo XÌÌÌ. En
1642 esta y las misiones
subordinados se unieron en una
prefectura apostólica, de la cual la
Prefectura de Rodas se separó en
1897. El primero ahora ocupa siete
conventos, mientras que el
segundo tiene siete iglesias y
casas. En 1599, los conventos de
la misión de Albania se
construyeron en una provincia,
que, el 9 de octubre de 1832, se
dividió en cinco prefecturas
Apostólica (Epiro, Macedonia,
Serbia, Pulati y Kastrati), que
están casi por completo de trabajo
de los franciscanos, y fueron el 31
de enero de 1898, puesto por el
general, Aloysius Lauer, en virtud
de un comisario general, con la
autoridad de una provincia. En
Bosnia y Herzegovina, que se
separó de la provincia de Bosnia
en 1847 y elevado al rango de una
provincia en el año 1892, los
franciscanos fueron los primeros
misioneros y pastores, y estos
países siguen siendo casi en su
totalidad bajo la guía espiritual de
la orden, prácticamente todos los
obispos de haber sido
franciscanos. Cuando se propuso
en 1886 para erigir una sede en
Antivari en Montenegro, Simón
Milinovic de la Orden Franciscana
fue designado Arzobispo de
Antivari y Primado de Servia. En
Montenegro los Frailes Menores
administración de diez de las once
parroquias.
Según las estadísticas de 4 de octubre
de 1907, el estado actual de las
misiones franciscanas, que as
distribuidos en los cinco
continentes, es el siguiente: El
número total de los Hermanos
Menores, 4689, incluyendo 2.535
sacerdotes, 620 clérigos, 1396
hermanos legos, y 138 novicios.
Estos son asistidos en su trabajo
por 12.572 hermanas
franciscanas, principalmente
miembros de la Orden Tercera de
San Francisco.
XÌ. CULTÌVO DE LAS CÌENCÌAS
El orden siempre se ha dedicado con
diligencia para el cultivo de las
ciencias, y, aunque San Francisco
es b enumbered lugar entre los
divinamente iluminado que entre la
formación académica, que no era
un enemigo declarado ni un
despreciador de aprendizaje. de
habilitarse para las tareas
asignadas en cada vez mayor
número de su orden extendiendo
rápidamente - que fue venerado
por los ricos y los pobres, fue
empleado por los papas y reyes en
las misiones de todo tipo, y fue a
trabajar por el mejoramiento social
de cada sección de la comunidad -
los franciscanos se vieron
obligados temprano para tomar
ventaja de todas las fuentes
posibles de la cultura científica, y,
dentro de treinta o cuarenta años
después de la muerte de su
fundador, que comparte con los
dominicanos el lugar más
destacado en la reactivación de
aprendizaje. Este lugar se ha
mantenido durante siglos con
distinción y brillancy,
especialmente en el dominio de la
teología y la filosofía. Una lista de
estudiosos franciscanos y sus
obras se llenarían volúmenes,
mientras que muchos de sus
escritos han ejercido una influencia
permanente en los ámbitos de la
ciencia, en la vida religiosa del
pueblo, y sobre todo el género
humano. Cabe hacer mención de
sólo algunos de los eminentes
teólogos dogmáticos y morales, los
filósofos, los escritores en la ética,
historiadores, lingüistas, filólogos,
artistas, poetas, músicos,
geógrafos, etc, que la orden haya
producido.
Anteriormente franciscanos
conferencias en muchas
universidades, por ejemplo, de la
parroquia, Oxford, Bolonia,
Cambridge, Colonia, Toulouse,
Alcalá, Salamanca, Erfurt, Viena,
Heidelberg, Fulda. Aquí podemos
mencionar, Alejandro de Hales (m.
1245), Juan de Rupella (La
Rochelle) (d. 1245), Adán de
Marsh (Marisco) (d. 1258), John
Peckman, el arzobispo de
Canterbury (| 1292) , el cardenal
Mateo de Acquasparta (d. 1302),
Johannes Guallensia (Juan de
Gales) (d. sobre 1300); Richard de
Middleton (de Mediavilla) (d. sobre
1305), Juan Duns Scoto (d. 1308),
el más sutil de todos los
escolásticos, Guillermo de Occam
(d. 1349), William Vorrillon
(Vorilongus) (d. 1464), Nicolas d
Orbellis (muerto en 1465);
Monaldus (d. sobre 1290), Juan de
Erfurt (d. sobre 1310 ), Nicolás de
Lyra (d. sobre 1340), el exégeta
más influyentes de la Edad Media,
David de Augsburgo, mística (d.
1272); Artesanus de Asti (c. 1317),
autor de la famosa "Summa
Casuum", llamado el "Artesana";
Nicolás de Osimo (m. 1450);
pacificus de Ceredano (d. 1482),
autor de la "Summa Pacifica";
Baptista Trovamala de Salis (c.
1485), autor de la "Baptistiniana",
también llamado el "Rosella";
Angelo Carletti di Chivasso (d.
1495), autor de la "Summa
Angelica", Dietrich (Theodore)
Coelde (d. 1515), autor de la
"Christenespiegel", Francesco
Lichetti (d. 1520) ; François
Feuardent (d. 1612), polemista y
exegeta, Lucas Guata (d. 1658),
Florencia Conry (d. 1629), Anthony
Hickey (Hyquaeus) (muerto en
1641); Marchant Pierre (d. 1661),
William Herinex (d. 1678),
Friedrich Stummel (muerto en
1682); Patritius Sporer (d. 1683),
Benjamin Eubel (d. 1756),
Anacleto Reiffenstuel (muerto en
1703); DeGubernatis (d. sobre
1689); Alva y Astorga ( d. 1667),
Jean-de-la-Haye (muerto en 1661);
Lorenzo Cozza (m. 1729),
Hermann Amadus (muerto en
1700); Frassen Claude (muerto en
1711); Assermet François (d.
1730), Jerónimo de Montefortino
(d. sobre 1740), Luca Ferrari (d.
sobre 1750), Giovanni Antonio
Bianchi (muerto en 1758);
Sigmund Neudecker (muerto en 1736);
Benedetto Bonelli (d. 1773), Kilian
Kazenberger (d. sobre 1729);
Vigilus Greiderer (muerto en
1780); Polychronius Gassmann (d.
sobre 1830); Hereculanus
Oberrauch (muerto en 1808); Affo
Ìreneo (muerto en 1797);
Sancatntonio Cimarosto (d. 1847),
Adalberto Waibel (muerto en
1852); Chiaro Vascotti (muerto en
1860); Tonini Gabriele (d. sobre
1870), Antonio María de Vicenza
(d. 1884) ; Estanislao Melchor de
Cerreto (muerto en 1871); Petrus
Hötzl von (d. 1902 como obispo de
Augsburgo), Bernard van Loo
(muerto en 1885); Fidelis un Fanna
(muerto en 1881); Jeiler Ìgnacio
(m. 1704); Marcelino da Civezza
(m. 1906). Los franciscanos no, al
igual que otras órdenes, se limitan
a una u otra escuela escolástica
(del sistema). Eran más apegado a
las enseñanzas de Duns Escoto,
quizás, que a la Escuela de San
Buenaventura, pero no había
obligación oficial en la materia.
Entre los muchos naturalistas, artistas y
poetas de la orden se pueden
mencionar: Tomás de Celano (d.
sobre 1255), autor del "Dies Ìrae";
Giacomino de Verona (c. 1300), un
precursor de Dante, San
Buenaventura (d 1274); Jacopone
de Todi (| 1306), autor del "Stabat
Mater", Juan Brugman (d. 1473),
Gregor Martic (d. 1905), el poeta
croata. Entre los músicos: Julián
de Speyer (d. sobre 1255);
Buenaventura de Brescia (siglo
XV); Pietro Canuzzi; Luigi Grossi
de Viadana (d. 1627), Domenico
Catenacci (d. sobre 1791), David
Moreno (muerto en 1842 );
cantante Petrus (m. 1882). Entre
los naturalistas pueden citar:
Roger Bacon (m. 1294), el llamado
Schwarzer (Negro) Berthold (c.
1300), el reputado descubridor de
la pólvora; Luca Pacioli (d. sobre
1510); Elektus Zwinger (d. 1690),
Charles Plumier (m. 1704).
Para los escritores sobre la historia de
la orden, el lector puede remitirse
a la bibliografía, ya que la gran
mayoría de los libros citados han
sido escritos por los franciscanos.
En los últimos tiempos - en cierta
medida, desde 1880, pero manily
desde 1894 - la investigación de la
historia de los Hermanos Menores,
especialmente durante los
primeros siglos sucesivos la
fundación de la orden, ha
despertado un gran interés y
generalizada en los principales
civilizada tierras y entre los
estudiosos de todas las
denominaciones religiosas y de
creencias.
XÌÌ. Santos y Beatos DE LA ORDEN
El número de hermanos menores que
han sido canonizado o beatificado,
es - incluso si excluimos aquí
como en este artículo, los
miembros de los otros órdenes de
San Francisco (Conventuales,
Clarisas, terciarios y Capuchinos) -
extraordinariamente alto. En esta
enumeración que más nos
limitamos a los que están
oficialmente venerado en toda la
Ìglesia, o por lo menos a lo largo
de todo el orden, con la sanción
canónica. Estos exceda de cien en
número, los nombres, las fechas
de fallecimiento, y fiesta de las
más conocidas son las siguientes.
Santos
Francisco de Asís, d. 03 de octubre
1226 (4 de octubre); Bérard de
Carbio y cuatro compañeros,
mártires 1220 (16 de enero), Pedro
Bautista y compañeros de veinte
FVE, martirizado en Nagasaki,
Japón, 1597 (5 de febrero), Juan
José de la Cruz, d. 1734 (5 de
marzo); Benito de San
Philadelphio, d. 1589 (3 de abril);
Regalda Pedro, d 1456 (13 de
mayo); Pascual Baylon, d. 1592
(17 de mayo), Bernardino de
Siena, d. 1444 (20 de mayo),
Antonio de Padua, d. 1231 (13 de
junio); Nicolás Pick, colgado por
les Gueux en Gorcum (Holanda)
en 1572 con dieciocho
compañeros, de los cuales once
fueron los franciscanos (9 de julio);
Buenaventura de Bagnorea, d.
1274 (15 de julio), Francisco
Solano, Apóstol de América del
Sur, d. 1610 (24 de julio), Luis de
Anjou, obispo de Toulouse, d. 1297
(19 de agosto); pacificus de San
Severino, d. 1721 (25 de
septiembre), Daniel, y siete
compañeros, martirizados en
Ceuta 1227 (13 de octubre); Pedro
de Alcántara, D. 1562 (19 de
octubre); Juan de Capistrano, d.
1456 (23 de octubre); Didacus
(Diego), d. 1463 (12 de
noviembre), Leonardo de Puerto
Mauricio, d. 1751 (26 de
noviembre), Jaime de la Marca
(Monteprandone), d. 1476 (28 de
noviembre).
Beati
Mateo de Girgenti, d. 1455 (28 de
enero);. Andreas de Conti di Signa,
d. 1302 (1 de febrero); Odorico de
Pordenone, d. 1331 (3 de febrero),
Antonio de Stroncone, d. 1461 (07
de febrero), Egidio María de San
José, d. 1812 (09 de febrero),
Sebastián de Apparizio, d. 1600
(25 de febrero), Juan de Triora,
martirizado en China de 1816 (27
de febrero), Tomás de Cora, d.
1720 (28 de febrero), Pedro de
Treia, d. 1304 (14 de marzo),
Salvador de Orta, d. 1567 (18 de
marzo), Juan de Parma, d. 1289
(20 de marzo); Benventuo, obispo
de Osimo, d. 1282 (22 de marzo);
Rizzerius de Mucia, d. sobre 1240
(26 de marzo); Peregrino de
Fallerone, d. sobre 1245 (27 de
marzo); Marcos Fantuzzi de
Bolonia, d. 1479 (31 de marzo),
Tomás de Tolentino, martirizado en
la Ìndia más, 1321, (6 de abril);
Benivoglio de Bonis, d. alrededor
de 1235 (2 de abril); Julain de San
Agustino, d. 1606 (8 de abril);
Archangelo de Calatafimo, d. 1460
(9 de abril); Carlos de Sezze, d.
1670 (10 de abril); Angelo Carletti
di Chivasso, d. 1495 (12 de abril);
Hibernan Andreas, d. 1602 (18 de
abril), Conrado de Ascoli, d. 1290,
(19 de abril), Leopoldo de Gaiche,
d. 1815 (20 de abril);
Ægidus de Asís, d. 1262, (23 de abril),
Santiago de Bitetto, llamado
Ìllyricus, d. alrededor de 1490 (27
de abril); Agnellus de Pisa, d.
1236, (8 de mayo), Francisco de
Fabriano, d. 1322 (14 de mayo);
Benventuo de Recanati, d. 1289
(15 de mayo), Juan Bosque,
martirizado en Londres, 1538 (22
de mayo), Juan de Prado,
martirizado en Marruecos, 1631,
(29 de mayo); Ercolane de
Plagario (Piagale), d. 1451 (29 de
mayo); Stepar James, d. 1411 (1
de junio), Andrés de Spello, d.
1254 (3 de junio); pacificus de
Ceredano, d. 1482 (5 de junio),
Esteban de Narbona y Raimundo
de Carbonna, asesinado por los
albigenses, 1242 (7 de junio);
Bartolomeo Pucci, d. 1330 (8 de
junio), Guido de Cortona, d. cerca
de 1250 (12 de junio); Benvenuto
de Gobbio, d. sobre 1232 (27 de
junio), Simón de Lipnica, d. 1482
(18 de julio), Juan de Dukla (como
el anterior a un poste), d. 1484 (19
de julio), Juan de Laverna, d.
sobre 1325 (09 de agosto); Pedro
de Molleano (Mogliano), d. 1490
(13 de agosto); Sanctes de
Montefabri (Urbino), d. 1385 (14 de
agosto);
Juan de Perusa y Pedro de
Sassoferrato, martirizado en
Valencia en España, 1231 (03 de
septiembre); Gentilis de Matelica,
martirizado en Persia (05 de
septiembre), Vicente de Aquila, d.
1504 (06 de septiembre); Apolinar
con treinta y nueve compañeros de
la Primera y Tercera Orden,
martirizado en Japón, 1617-32 (12
de septiembre), Bernardino de
Feltre, d. 1494 (28 de septiembre),
Juan de Penna (penne), d. 1271
(05 de octubre), Ladislao de
Gielniow, d. 1505 (22 de octubre);
Francisco de Calderola, d. 1407
(25 de octubre), Teófilo de Corte,
d. 1740 (30 de octubre); Liberato
de Loro (Lauro), d. sobre 1306 (30
de octubre), Tomás de Florencia,
d. 1447; Rainerius de Arezzo, d.
1304 (05 de noviembre),
Bernardino de Aquila (fosa), d.
1503 (07 de noviembre), Gabriele
Ferretti, d. 1456 (14 de
noviembre); Humilde de Bisignano,
d. 1637 (05 de diciembre),
Conrado de Offida, d. 1306 (19 de
diciembre), Factor Nicolás, d. 1583
(23 de diciembre).
A estos podría añadirse una larga lista
de Beato, que disfrutan de un culto
sancionado por la Ìglesia, pero
cuyo culto es sólo local, es decir,
limitada a su país natal, o lugares
de enterramiento o de la diócesis
con la que estaban conectados. Si
estas se incluirán en el cómputo, el
número de santos y beatos en
todos los órdenes de San
Francisco supera los 300.
En la actualidad (1909), el postulatura
de la orden en Roma, cuyo oficio
es recoger pruebas sobre los
candidatos a la beatificación y
canonización, está instando a la
causa de alrededor de noventa
miembros de la Primera, Segunda
y Tercera Orden de San Francisco.
Esta lista incluye algunos nombres
que pertenecen a más e incluso
los últimos tiempos, y por lo tanto
se verá que la Orden de los Frailes
Menores no deja de producir
miembros cuya santidad les da
derecho a la más alta distinción
eclesiástica - la del altar. Que el
espíritu de Jesucristo, que San
Francisco trabajó para
untermittently para revivir en el
mundo e inculcó en sus
instituciones aún vive en su orden
a la glorificación del Nombre
Divino, el gran effciency de los
Hermanos Menores en nuestros
días es una prueba suficiente .
3.- dominicos:La obra es el resultado de
un proyecto de investigación
impulsado por las entidades
Santander Universidades, el
Ìnstituto de Humanidades Ángel
Ayala CEU y la Universitat Abat
Oliba CEU con la intención de
aportar la información necesaria
que pondrá en duda el eterno y
tópico debate entre las órdenes de
los jesuitas y los dominicos, entre
modernidad y tradición.
Esta obra colectiva trata de incidir en la
valiosa contribución de los
dominicos de la Corona de Aragón
al pensamiento español en el
ámbito de la filosofía escolástica,
en la construcción de la
espiritualidad española y en el
compromiso político (con especial
acento en las relaciones Ìglesia-
Estado, Ìglesia romana÷Ìglesia
nacional fuente permanente de
conflicto) después del Concilio de
Trento hasta la expulsión de los
jesuitas.
Ante todo, pretende superar los
arquetipos en los que se ha
insertado la confrontación de
dominicos y jesuitas en el marco
cronológico de los siglos XVÌÌ y
XVÌÌÌ. Ciertamente, la Compañía
de Jesús nació con el aura de la
modernidad formal y
procedimental, que recibió no
pocas críticas desde la Orden de
Predicadores en defensa de los
fundamentos tradicionales
respecto al régimen interior y a la
proyección exterior.
Frente a la promoción mediática que ha
caracterizado siempre a la
Compañía de Jesús, la Orden
dominicana ha sufrido, en cambio,
un notable silencio histórico que
este libro pretende contribuir a
redimir, analizando la trayectoria
de su pensamiento no en forma de
corrientes ideológicas o doctrinales
sino a través del estudio de las
biografías de unos personajes
concretos: Hipólita de Rocabertí
(Mª Laura Giordano, Universitat
Abat Oliba CEU) , Juan Tomás de
Rocabertí (Emilio Callado, CEU
Cardenal Herrera de Valencia),
Raymundo Costa y Tomás Ripoll
(Rosa Mª Alabrús, Universitat Abat
Oliba CEU) y Juan Tomás de
Boxadors (Alfonso Esponera,
Facultad de Teología San Vicente
Ferrer de Valencia).
4.-jesuitas : La orden jesuita, o de los
jesuitas, llamada oficialmente
Compañía de Jesús, es una orden
religiosa católica fundada a
mediados del siglo XVÌ (más
específicamente en el año 1534)
en la ciudad de París. Su fundador
fue el religioso luego declarado
santo San Ìgnacio de Loyola. Los
objetivos de la fundación de esta
compañía fueron, obviamente, la
extensión y difusión del mensaje
de Jesús en aquellos territorios y
comunidades en los cuales el
mismo todavía no existiera. Una
de las principales y más destacas
obras de esta compañía tuvo lugar
en América del Sur, en el actual
territorio argentino y paraguayo.

Contamos entre los elementos más
significativos y distintivos de la
obra de la Compañía de Jesús el
interés por sembrar en sus
seguidores y fieles el mensaje de
Jesús a través de la educación y
de la enseñanza evangelizadora.
Los jesuitas no sólo se hicieron
famosos históricamente por
enseñar a comunidades
aborígenes el mensaje católico si
no también por inculcar en ellas
las nociones de espiritualidad y de
la importancia de una vida
dedicada a la reflexión y a la
admiración de las obras del señor
más que al interés por los objetos
materiales y por el dinero. Al
mismo tiempo, los jesuitas
pasaban a sus fieles la idea de
magis, o misión para la que cada
uno de nosotros fue creado y
traído al mundo: descubrir la
propia misión y llevarla adelante
era para los jesuitas un acto de
valentía y completa devoción al
Señor.
Si bien las compañías jesuitas existen
hasta el día de hoy con gran
presencia en espacios como
Latinoamérica, uno de los
momentos más cruciales en su
historia fue la expulsión de
América que los mismos sufrieron
en el siglo XVÌÌÌ a manos de los
reyes Borbones de España y de
otras casas dinásticas europeas.
Los jesuitas representaban valores
políticos y religiosos que no
coincidían con los de los reyes
(quienes querían limitar el poder
Papal y centralizar tanto el poder
político como el religioso en sus
personas). Al mismo tiempo, los
jesuitas habían logrado una
increíble obra de evangelización
en América que iba más allá de las
cuestiones religiosas ya que
habían otorgado a las
comunidades indígenas diferentes
elementos para su organización y
subsistencia. Hoy en día, los
jesuitas siguen existiendo y
cuentan con numerosos adeptos
en todo el mundo.
5.-agustinos: AGUSTÌNO, NA: adj.
Aplicase al religioso o a la
religiosa de la orden de San
Agustín. U. t. s.
- AGUSTÌNOS (ORDEN DE LOS):
Historia eclesiástica. Convertido
San Agustín al catolicismo, el año
de 387, se retiró con algunos
amigos para hacer vida solitaria en
el territorio de Tagaste, no lejos de
Hipona. Su amigo Simpliciano le
dio una túnica ceñida con una
correa que adoptó por hábito. El
obispo de Hipona Valerio, que
deseaba tenerle a su lado y por
sucesor, formó empeño en
conferirle las sagradas órdenes, y
aclamándole con empeño el
pueblo congregado en la iglesia,
hubo de acceder a tan pía y
cariñosa violencia, frecuente en
aquellos tiempos. San Posidio, su
biógrafo, dice que fundó un
monasterio en la Ìglesia para vivir
con recogimiento: Monasterium
intra ecclesiam mox instituit.
Supónese que el monasterio
estaría en paraje contiguo a la
iglesia catedral; aunque no todos
han interpretado la frase del
mismo modo, dando lugar a que
unos creyeran que formó algún
cabildo al estilo monástico, y otros
por el contrario que era
monasterio, o mejor dicho
convento, en el rigor de esta
palabra. Sobre el color y hechura
de la túnica han disputado
también, sosteniendo unos que era
blanca y otros que era negra. Ello
es que los dominicos, trinitarios,
mercenarios, jerónimos y los
mismos agustinos calzados,
adoptaron en el siglo XÌÌÌ y
después la túnica blanca, aunque
usaran la capa negra. Los mismos
cabildos agustinianos en la época
de su austeridad y esplendor
vestían así. A la época de su
muerte florecían seminarios
clericales y monasterios de ambos
sexos por él fundados y regidos.
Los vándalos, devastando el África
a sangre y fuego, destruyeron
muchos de ellos. Huyendo de
aquéllos, y para conservar su
instituto, vino a España San
Donato con setenta monjes,
trayendo consigo muchos libros
que pudo salvar. Se ha
conjeturado que serían agustinos;
pero no consta y faltan pruebas.
En tierra de Valencia fundó el
monasterio servitano ayudándole a
ello una piadosa señora, llamada
Mimicia. Donato había sido
discípulo de un ermitaño; mas al
venir a España con setenta monjes
ya no profesaba vida eremítica,
sino la cenobítica, o de
comunidad.
La regla de San Agustín se extendió por
Europa. En Francia se supone
extendida por San Hilario; en
Alemania por San Severino; en
Ìrlanda por San Patricio.
Las invasiones de los musulmanes,
normandos y otros bárbaros y
piratas, las guerras feudales y el
rebajamiento religioso, destruyeron
casi por completo los monasterios
agustinianos, pero en cambio, la
regla resucitó entre los canónigos,
y al sustituir en el siglo ÌX éstos a
los antiguos presbíteros
civitatenses adoptaron la regla de
San Agustín, pues, como eran
generalmente pobres, o estaban
empobrecidos, les convenía la vida
común encargada por aquella
regla, como sumamente
económica.
En el siglo XÌÌ, según la opinión más
probable, comenzaron a surgir
cenobios agustinianos en los
yermos y despoblados, de donde
tomaron el nombre de ermitaños,
pero en realidad eran cenobitas,
pues la regla para cenobitas se dio
por el Santo a una hermana suya
que vivía en comunidad con otras
señoras piadosas. Atribúyese esta
restauración eremítica a San
Guillermo, continuáronla el Beato
Juan Bono y otros santos y
austeros personajes, pero sin
cohesión ni dirección uniforme.
Viendo Alejandro ÌV la multitud de
disgregaciones, más que
congregaciones agustinianas, que
se iban formando, trató de darles
alguna cohesión y uniformidad
bajo la dirección de un superior
general, para lo cual se celebró un
capítulo general, que se tuvo en el
convento de populo (del alamo) en
Roma, en los meses ele febrero y
marzo de 1256. Adoptaron esta
dirección uniforme todas las
congregaciones llamadas de
Jambonitas, Brictinienses,
Valbirsuta y otras, con algunos
monasterios de los Guillermitas.
Costó trabajo lograr esta fusión, y
principalmente por parte de los
Guillermitas alemanes. Trabajó
mucho para la unión el Cardenal
Ricardo de Anibaldi, Diácono del
título de Sant-Angelo, protector del
Ìnstituto. Como por entonces
surgían los mendicantes con gran
vigor, austeridad y pobreza de
bienes temporales, pero riqueza
de los espirituales, a los Dominicos
y Franciscanos se agregaron los
Agustinos y Carmelitas, venidos de
Palestina, quedando así
constituidos los célebres cuatro
institutos mendicantes primitivos
de la Ìglesia desde el siglo XÌÌÌ.
Dividiéronse los Agustinos en cuatro
provincias: Ìtalia, España, Francia
y Alemania, conservando sus
individuos el título de Ermitaños,
bajo la dirección del P. Lanfranco
Septala, superior que había sido
de los Jambonitas, y prior general
de la Orden en su nueva forma.
Los Guillermitas de Alemania y
Francia promovieron desacuerdos
y disgregaciones. Solo España
permaneció unida. En Ìtalia
surgieron con diferentes nombres
y recuerdos de la antigua
disgregación, una llamada
Congregación de Ìlíceto, en 1385,
la de San Juan de Carbonaria en
1399, la de Perusa en 1419, la de
Lombardía en 1430, la de Monte
Ortono en 1436, la de Génova en
1470, la de la Pulla en 1491 y la de
Calabria en 1501. La de Sajonia se
hubo de separar por completo de
aquella dirección general en 1492.
De ella era Lutero, a quien pueden
los verdaderos Agustinos rechazar
de su instituto como espúreo. El
día en que el catolicismo perdió a
Lutero, ganó el Ìnstituto
Agustiniano en España a Santo
Tomás de Villanueva, uno de los
primeros colegiales y catedráticos
de Alcalá, que profesó en el de
San Agustín de Salamanca,
convento de los más célebres de
la Orden, y quizá el principal de
ella en España, al cual había
ilustrado con su nombre y virtudes
en el siglo anterior San Juan de
Sahagún, llamado el apóstol de
Salamanca.
La epidemia de la peste negra,
denominada en los anales del
monacato español la claustra, por
los muchos conventos que dejó
vacíos, mitigaciones a que dio
lugar su repoblación, y alguna
decadencia en la austeridad por
este motivo, afectó también a
varios conventos agustinianos de
España, pero no a la generalidad
de la Orden, sobre todo en
Castilla, donde estaba más
pujante. Los nombres de los dos
santos citados, y otros que
pudieran añadirse, lo acreditan
bien.
Los Agustinos españoles en el siglo XVÌ
tenían en España fama de
excelentes escriturarios. El nombre
de Fr. Luis de León bastaba para
acreditarlos, y por fortuna no era él
solo. Dióles también gran
celebridad el haber sido los
descubridores de Filipinas y
primeros apóstoles, yendo allá con
Legazpi.