II Congreso

CIENCIA Y TECNOLOGÍA











MÉTODOS DE GENERACIÓN DE TABLAS DE AYUDA PARA EL
DISEÑO DE LOSAS CON VIGAS DESCOLGADAS


Ing. Marcelo Romo Proaño, M.Sc.



Centro de Investigaciones Científicas
Escuela Politécnica del Ejército
mromo@espe.edu.ec



RESUMEN


Se analiza el comportamiento de las losas macizas y nervadas sustentadas en vigas
descolgadas a partir de 144 modelos computacionales de losas rectangulares y 18 modelos de
losas triangulares, y 144 modelos adicionales de losas nervadas, que utilizan como
herramienta al SAP 2000.

Se presentan metodologías para la obtención de información adimensional, empleada
en la creación de tablas de ayuda para el diseño de losas con vigas descolgadas.

Se realiza un análisis comparativo del comportamiento de las losas macizas y las losas
nervadas.

Se presentan tablas para losas macizas y para losas nervadas. Se desarrolla un
ejemplo de aplicación del uso de las tablas generadas.

Palabras claves: adimensionalidad, adimensionalidad compensada, losas macizas, losas
nervadas, vigas descolgadas.



1. INTRODUCCIÓN


Cuando las losas tienen vigas con suficiente peralte comparado con el de las losas, las
losas trabajan apoyadas sobre las vigas. También tienen influencia importante, en el
comportamiento de las losas, las condiciones de continuidad o discontinuidad en sus bordes
perimetrales.

2

Figura 1 Losas con vigas descolgadas.

Las cargas gravitacionales se transmiten directamente a las losas que, por estar
apoyadas en las vigas las transmiten a estas últimas. Por su parte, las cargas sísmicas son
casi totalmente absorbidas por las vigas y columnas de los pórticos.

La generación de tablas adimensionales ayuda considerablemente a los procesos de
diseño de losas con vigas descolgadas, que de otra manera aumentarían considerablemente el
grado de complejidad del análisis de toda la estructura. Diversos autores han desarrollado este
tipo de tablas, que normalmente se ajustan a l as geometrías más comunes (generalmente
losas rectangulares) y al tipo de carga más frecuente (uniformemente distribuida). En muchas
ocasiones se requiere otro tipo de geometrías (triángulos, trapecios, etc.), y otros tipos de
cargas (triangulares, concentradas, etc.).

Resulta conveniente la creación de tablas para estas nuevas geometrías y estos tipos
de carga especiales, siendo particularmente importante definir el método de generación de
dichas tablas para geometrías y cargas no contempladas en los manuales de diseño.


2. EL COMPORTAMIENTO DE LAS LOSAS MACIZAS Y DE LAS LOSAS
NERVADAS


La ecuación general, que describe el comportamiento de las losas bidireccionales
macizas, de espesor constante, es conocida como la Ecuación de Lagrange o Ecuación de
Placas, que se presenta a continuación:

D
q
y
w
y x
w
2
x
w
4
4
2 2
4
4
4
=


+
∂ ∂

+



( )
2
3
1 12
h . E
D
µ −
=


Las losas nervadas, por su parte, están gobernadas por la Ecuación General de la
Flexión de las barras:

) x ( I ) x ( E
) x ( M
x
w
2
2

− =




Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



3

La ecuación de la flexión en barras también puede ser expresada en función de las
cargas distribuidas “q”, con lo que se puede visualizar la analogía que existe entre la flexión en
barras y en placas.

) x ( I ) x ( E
) x ( q
x
w
4
4

=




El comportamiento bidireccional de las losas macizas provoca mecanismos de
deformación adicionales a los de la elástica de flexión en barras, como las distorsiones
angulares de torsión, que alivian ligeramente las deformaciones por flexión.

Además, el efecto de confinamiento del hormigón por las franjas paralelas contiguas
sometidas a flexión también restringe la magnitud de las deflexiones, a la vez que provoca
flexión transversal por la deformación de Poisson.


3. EL MODELAMIENTO GEOMÉTRICO Y ESTRUCURAL DE LAS
LOSAS, Y SUS CONDICIONES DE BORDE


Por los procesos de diseño y construcción vigentes en nuestro país, se vuelve
necesario modelar tanto losas macizas como losas nervadas.

En la generación de las tablas de ayuda se emplean losas aisladas en las que la
integración con el resto de la estructura se logra mediante la fijación de condiciones de borde
apropiadas.


Figura 2 Modelo computacional de una losa maciza triangular empotrada en dos bordes y libre
en el tercero.

4

Figura 3 Modelo computacional de una losa maciza rectangular empotrada en los cuatro
bordes.

Las losas macizas requieren ser modeladas mediante elementos finitos cuadriláteros
planos de flexión, mientras que las losas nervadas se conforman mediante mallas espaciales
de barras estructurales que interactúan en los puntos de cruce de los nervios con otros nervios
o con las vigas de sustentación.


Figura 4 Modelo computacional de una losa nervada cuadrada empotrada en los cuatro
bordes, modelada mediante una malla espacial de barras.

La continuidad de una losa, provocada por una losa vecina en uno de los bordes si las
luces libres de las losas son similares, se puede representar como un empotramiento.

Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



5


Figura 5 Continuidad de losas.

También puede modelarse como continuidad a la integración de una losa con un muro
vertical de rigidez comparable, adecuadamente apoyado en la dirección transversal. En este
caso el muro sirve de apoyo transversal a la losa, y la losa es apoyo transversal para el muro.


Figura 6 Continuidad entre losa y muro.

La presencia de una viga de borde descolgada en uno de los extremos de una losa
representa una limitación en cuanto al desplazamiento vertical en ese borde, pero la restricción
a la rotación es muy limitada, por lo que en las losas se modela esa condición como un apoyo
fijo continuo (ocupa todo el borde de la losa).


Figura 6 Viga de apoyo en el borde de la losa.

El borde libre modela la inexistencia de una viga de borde de mayor peralte que la losa,
la inexistencia de una losa contigua, y la inexistencia de un muro de hormigón integrado a la
losa, que provean apoyo y continuidad
6


Figura 7 Losas con borde libre.

Convencionalmente se emplea la siguiente simbología gráfica para representar las
condiciones de borde descritas con anterioridad.


Figura 8 Simbología gráfica para las condiciones de borde.


Figura 9 Representación gráfica de losas con sus condiciones de borde.

En el caso en que exista continuidad de losas, pero el tramo contiguo sea de una
longitud comparativamente menor (menor al 60%) que la luz de la losa analizada, se presenta
un semiempotramiento (intermedio entre apoyado y empotrado).


4. LOS MODELOS COMPUTACIONALES ADIMENSIONALES


Una característica básica de las tablas que pueden ser utilizada con múltiples
propósitos es su generalidad. Para lograr este resultado se requiere manejar las losas
mediante modelos cuyas dimensiones básicas sean unitarias (longitud base = 1, altura base =
1, módulo de elasticidad = 1, etc.). El resultado de este procedimiento es que las magnitudes
detalladas en las tablas constituyen coeficientes adimensionales (independientes de las
dimensiones básicas), que se transforman fácilmente en valores dimensionales al afectarlos
por factores propios de las características de la estructura real.

Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



7

Para la definición de las dimensiones base, es necesario fijar los factores de
conversión de magnitud adimensional en la tabla, a magnitud dimensional en la estructura real.
En el presente caso esos factores corresponden a las deflexiones y a los momentos flectores.

El factor básico de conversión de deflexiones es el siguiente:

δ ⋅









= ∆
3
4
x
h E
L . q


Donde:

q: carga uniformemente distribuida sobre unidad de área en la losa
L
x
: luz de la losa en la dirección x
E: módulo de elasticidad del material
h: espesor o altura de la losa
δ: factor adimensional de deflexión obtenido en la tabla
∆: deflexión de la losa real

Todas las magnitudes que forman parte del factor de conversión deben (q, L
x
, E, h)
manejarse con unidades compatibles.

El segundo factor básico de conversión corresponde a los momentos flectores, y es el
siguiente:

[ ] m L q M
2
x
⋅ ⋅ =

Donde:

q: carga uniformemente distribuida sobre unidad de área en la losa
L
x
: luz de la losa en la dirección x
m: factor adimensional de momento flector obtenido en la tabla
M: momento flector por unidad de ancho en la losa real

Los factores básicos de conversión para tablas que contengan información para el
cálculo de otro tipo de parámetros se pueden obtener rápidamente de las fórmulas genéricas
que se utilizan para calcular los parámetros que se desean modelar (para la fuerza cortante por
unidad de ancho de la losa real el factor sería q.L
x
).

Para facilitar el uso de las tablas, ante el hecho de que muchas veces los coeficientes
pueden tener valores extremadamente pequeños o extremadamente grandes, se puede
multiplicar los coeficientes básicos por una constante única a cada parámetro de modo que se
vuelva manejable el empleo de esos factores. En el presente caso los factores básicos se han
modificado en función de las siguientes ecuaciones:

δ ⋅









= ∆
3
4
x
h E
L . q
). 0001 . 0 (
[ ] m L q ) 0001 . 0 ( M
2
x
⋅ ⋅ =

Al haber multiplicado por 0.0001 a las ecuaciones básicas de desplazamiento, se está
admitiendo que los factores que aparecen en las tablas fueron previamente multiplicados por
10000 para facilitar el uso de los coeficientes tabulados (este es solamente un artificio
matemático conveniente).
8
a. Modelos de Losas Macizas Rectangulares

Los modelos utilizados incluyeron variaciones geométricas del lado corto respecto al
lado largo de 0.50, 0.60, 0.70, 0.80, 0.90 y 1.00. Cada lado del rectángulo fue dividido en 10
segmentos iguales lo que define un continuo superficial de 100 elementos finitos rectangulares.


Figura 10 Representación gráfica de los elementos finitos en una losa maciza rectangular con
relación lado corto / lado largo de 0.70.

Se generaron 18 condiciones de borde para cada relación lado corto / lado largo, lo que
proporciona 144 modelos diferentes de losas macizas.


Figura 11 Modelos analizados de losas macizas rectangulares.
Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



9


En las losas macizas rectangulares, la adimensionalidad de los resultados se logró con
los siguientes parámetros unitarios:

E = 1 (módulo de elasticidad unitario)
h = 1 (altura de la losa unitaria)
Lx = 1 (longitud en dirección x unitaria)
q = 1 (carga distribuida unitaria)


Figura 12 Módulo de elasticidad unitario, altura de losa unitaria y modelo thin shell de los
elementos finitos.


Figura 13 Longitud en dirección x unitaria.

Es necesario que se especifique que el tipo de modelo de comportamiento de los
elementos finitos sea Thin Shell (Figura 12), lo que garantiza que el efecto de flexión sea el
que se modele en la losa, y que las deformaciones por corte sean despreciadas.



10
b. Modelos de Losas Macizas Triangulares

Los modelos estructurales utilizados incluyeron variaciones geométricas de lado corto
respecto al lado largo de 0.50, 0.60, 0.70, 0.80, 0.90 y 1. 00. La diagonal del triángulo fue
dividida inicialmente en 2 segmentos iguales para simular un cuadrilátero, y cada lado del
pseudo-cuadrilátero fue dividido en 10 segmentos iguales, lo que definió un continuo superficial
de 100 elementos finitos rectangul ares.

Figura 14 Representación gráfica de los elementos finitos cuadrilateros de flexión en una losa
maciza triangular con relación lado corto / lado largo de 0.70.

Para evitar que durante la generación de la matriz de rigideces de los elementos se
vuelva indeterminada dicha matriz cuando 2 bordes del cuadrilátero pertenecen a la misma
recta (la geometría corresponde a un triángulo y no a un cuadrilátero), fue necesario desplazar
ligeramente al vértice ficticio del cuadrilátero una magnitud generalment e del orden del 0.2%,
para tener un auténtico cuadrilátero, y a la vez no alterar la geometría de la losa en su
totalidad.


Figura 15 Modificación de coordenadas x del vértice ficticio (de 0.500 a 0.501) para obtener
matrices de rigideces no indeterminadas.

Se generaron 3 condiciones de borde para cada relación lado corto / lado largo, lo que
proporciona 18 modelos diferentes de losas macizas triangulares.

Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



11


Figura 16 Modelos analizados de losas macizas triangulares.

Igual que en las losas macizas rectangulares la adimensionalidad de los resultados se
logra con los siguientes parámetros unitarios:

E = 1 (módulo de elasticidad unitario)
h = 1 (altura de la losa unitaria)
Lx = 1 (longitud en dirección x unitaria)
q = 1 (carga distribuida unitaria)

También es necesario que se especifique que el tipo de modelo de comportamiento de
los elementos finitos sea Thin Shell.

c. Modelos de Losas Nervadas Rectangulares

Los modelos utilizados incluyeron variaciones geométricas del lado corto respecto al
lado largo de 0.50, 0.60, 0.70, 0.80, 0.90 y 1.00. Cada lado del rectángulo fue dividido en 10
segmentos iguales, lo que definió una malla de 220 barras en direcciones ortogonales.

También se generaron 18 condiciones de borde para cada relación lado corto / lado
largo, lo que proporciona 144 modelos diferentes de losas nervadas.


Figura 15 Modelos de losas nervadas rectangulares.

12
A diferencia de las losas macizas, en las losas nervadas fue necesario recurrir a una
adimensionalidad compensada que consiste en que a partir de los factores de
adimensionalidad normal se modifican ciertos componentes del factor (se multiplican o
dividen por una constante) a cambio de que otros componentes también sean modificados para
compensar la distorsión provocada.

La necesidad de recurrir a este tipo de procedimiento se debe a que al manejar
longitudes unitarias y alturas unitarias simultáneamente, los elementos sometidos a flexión ven
dominado su comportamiento por las deformaciones de cortante, lo que es incompatible con el
comportamiento de las losas. Es por ello que la altura de la losa se dividió para 100 (con esto
cada barra en la dirección x tenía 10 veces más longitud que altura lo que es propicio para
modelar el comportamiento a flexión en el cálculo de momentos flectores), mientras el módulo
de elasticidad se multiplico por 100
3
(para el cálculo de deflexiones, la relación entre altura de
una barra e inercia es cúbica).

La adimensionalidad de los resultados se logró con los siguientes parámetros compensados:

E = 1000000 (módulo de elasticidad)
h = 0.01 (altura de la losa)
Lx = 1 (longitud en dirección x unitaria)
q = 1 (carga distribuida unitaria)


Figura 16 Altura de 0.01 y módulo de elasticidad de 1000000.


5. OBTENCIÓN DE LOS RESULTADOS DE LOS MODELOS
COMPUTACIONALES Y CONSTRUCCIÓN DE LAS TABLAS DE
DISEÑO


Una vez procesados los 306 modelos se extrajo la información de diseño que incluía la
deflexión y los momentos flectores por unidad de ancho en x y en y, tanto positivos como
negativos. Dicha información se la organizó tubularmente en el siguiente numeral.

La detección de la información relevante que debería formar parte de las tablas, y la
extracción de dicha información, se la realizó mediante las interfaces gráficas de SAP 2000.



Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



13


Figura 17 Elástica de un continuoespacial y deflexión máxima.


Figura 18 Perfiles de momentos flectores en x y momento flector negativo máximo.


Figura 19 Perfiles de momentos flectores en y y momento flector positivo máximo.


6. LAS TABLAS DE AYUDA DE DISEÑO


Se generaron tablas para los 18 modelos estructurales de losas macizas rectangulares,
para los 3 modelos de losas macizas triangulares y para los 18 modelos de losas nervadas
rectangulares. En cada tabla se colocaron valores adimensionales para el cálculo de las
máximas deflexiones y los momentos flectores más representativos de cada sector de la losa.

14

Figura 20 Modelos de losas macizas rectangulares incluidos en las tablas de ayuda de diseño
y momentos flectores relevantes.


Figura 21 Modelos de losas macizas triangulares incluidos en las tablas de ayuda de diseño y
momentos flectores relevantes.


Figura 22 Modelos de losas nervadas rectangulares incluidos en las tablas de ayuda de
diseño y momentos flectores relevantes.
Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



15

Tabla 1 Diseño de losas macizas rectangulares modelos 1, 2, 3, 4, 5 y 6, sustentadas
perimetralmente y sometidas a cargas distribuidas uniformes (µ = 0.20)
Losa Fórmula Coef Lx / Ly
1.00 0.90 0.80 0.70 0.60 0.50

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m x+
150
508
220
509
220
182
585
264
531
217
215
665
312
544
204
249
738
358
543
182
278
796
397
535
164
297
825
422
516
155

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m x+
185
540
229
604
274
237
649
292
659
288
286
771
367
709
293
379
903
443
762
287
460
1030
532
788
287
536
1150
613
795
287

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m x+
186
611
269
549
225
213
673
306
561
225
241
732
343
566
225
266
782
376
566
225
286
819
402
566
225
298
838
418
566
225

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m x−

m x+
222
217
697
319
301
287
795
353
410
382
900
385
557
508
1010
408
748
666
1100
414
976
850
1180
414

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x+
222
697
319
217
243
742
348
217
264
781
374
217
281
813
397
217
294
834
413
217
301
842
422
217

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m x+
254
691
306
691
306
309
791
367
731
306
371
897
435
764
306
438
1010
508
786
306
504
1100
579
797
306
561
1180
641
797
306

16
Tabla 2 Diseño de losas macizas rectangulares modelos 7, 8, 9, 10, 11 y 12, sustentadas
perimetralmente y sometidas a cargas distribuidas uniformes (µ = 0.20)
Losa Fórmula Coef Lx / Ly
1.00 0.90 0.80 0.70 0.60 0.50

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x+
329
836
391
318
380
920
446
318
433
1000
504
318
487
1090
562
318
538
1160
617
318
581
1210
661
318

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m x−

m x+
329
318
836
391
424
400
923
414
546
502
1010
430
698
628
1090
433
879
774
1160
433
1079
932
1200
433

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m x+
468
443
443
571
528
449
694
629
449
838
744
449
999
871
449
1167
1000
449

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mxb−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

Mxb+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m xb−

m x+
m xb+
324
562
143
696
909
330
434
487
692
170
805
1120
377
524
757
872
202
936
1390
429
635
1216
1130
237
1090
1750
483
767
2018
1500
269
1260
2230
531
910
3421
2060
281
1450
2810
531
1030

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

Myb−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Myb+ = 0.0001 q.m yb+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m yb−

m y+
m yb+
m x−

m x+
324
696
909
330
434
562
143
325
734
911
353
439
563
147
325
769
911
374
440
563
149
325
798
911
393
440
563
150
325
820
911
408
440
563
151
325
832
911
417
440
563
151

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mxb- = 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

Mxb+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m xb−

m x+
m xb+
617
795
196
898
1310
459
661
895
973
227
1010
1560
508
769
1325
1210
260
1150
1890
556
889
2002
1540
292
1290
2280
596
1010
3070
1980
309
1430
2740
612
1110
4725
2570
295
1570
3250
612
1140

Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



17

Tabla 3 Diseño de losas macizas rectangulares modelos 13, 14, 15, 16, 17 y 18, sustentadas
perimetralmente y sometidas a cargas distribuidas uniformes (µ = 0.20)
Losa Fórmula Coef Lx / Ly
1.00 0.90 0.80 0.70 0.60 0.50

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

Myb−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Myb+ = 0.0001 q.m yb+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m yb−

m y+
m yb+
m x−

m x+
617
898
1310
459
661
795
196
640
968
1330
504
689
799
204
657
1040
1350
549
711
802
210
667
1110
1360
593
725
802
214
672
1160
1370
635
732
802
216
672
1210
1370
669
734
802
217

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

Mxb+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x+
m xb+
1196
1170
269
605
949
1639
1410
298
640
1050
2270
1700
324
661
1140
3170
2070
337
661
1210
4440
2530
337
661
1220
6188
3090
337
661
1220

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Myb+ = 0.0001 q.m yb+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m yb+
m x−

m x+
1196
605
949
1170
269
1303
692
1040
1200
290
1404
785
1120
1220
310
1492
884
1190
1230
323
1561
985
1250
1230
332
1607
1080
1290
1230
336

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

Mxb+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m x+
m xb+
1372
343
821
1090
1970
408
932
1270
2911
491
1060
1480
4448
592
1200
1720
7076
713
1370
2000
1184
0
855
1530
2300

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Myb+ = 0.0001 q.m yb+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m yb+
m x+
1372
821
1090
343
1439
884
1150
352
1501
950
1200
358
1553
1020
1240
362
1594
1080
1280
365
1620
1150
1300
366

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

Myb−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mxb−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

δ
m y−

m yb−

m x−

m xb−

4697
1440
2970
1440
2970
5733
1680
3310
1500
3240
6973
1990
3670
1570
3520
8415
2380
4050
1640
3780
1001
0
2860
4420
1700
4000
1162
0
3430
4760
1740
4150

18
Tabla 4 Diseño de losas macizas triangulares modelos 19, 20 y 21, sustentadas
perimetralmente y sometidas a cargas distribuidas uniformes (µ = 0.20)
Losa Fórmula Coef Lx / Ly
1.00 0.90 0.80 0.70 0.60 0.50

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

Myb−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mxb- = 0.0001 q.m xb+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m yb−

m y+
m xb-
m x−

m x+
24
206
248
88
206
248
88
29
234
282
99
227
259
95
36
266
306
116
250
265
104
45
303
348
135
272
262
113
58
345
404
156
298
249
119
74
387
460
181
320
233
129

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m x+
37
339
157
339
157
45
377
177
372
175
56
419
200
405
200
71
472
229
444
194
90
537
262
479
211
116
607
303
528
228

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m x+
254
589
143
589
143
311
655
152
648
167
385
744
165
716
206
480
857
175
802
234
668
993
194
918
263
911
1175
207
1055
308

























Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



19

Tabla 5 Diseño de losas nervadas rectangulares modelos 1, 2, 3, 4, 5 y 6, sustentadas
perimetralmente y sometidas a cargas distribuidas uniformes
Losa Fórmula Coef Lx / Ly
1.00 0.90 0.80 0.70 0.60 0.50

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m x+
200
564
258
564
258
241
659
319
577
242
281
752
378
574
208
315
830
428
559
157
336
878
459
538
126
339
887
464
520
123

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m x+
265
597
269
718
354
347
736
362
779
368
443
899
473
819
359
545
1071
590
829
318
635
1222
694
808
239
691
1317
759
773
179

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m x+
265
718
354
597
269
297
790
401
586
240
322
850
439
568
205
339
888
464
548
185
345
902
473
532
167
339
888
464
520
177

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m x−

m x+
323
231
853
440
456
340
985
498
644
496
1119
547
894
705
1232
566
1191
952
1288
525
1479
1191
1268
400

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x+
323
853
440
231
340
891
465
199
351
914
481
183
354
921
485
174
348
909
477
165
335
878
458
178

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m x+
406
839
428
839
428
489
980
525
857
409
572
1120
621
852
369
644
1240
704
827
310
693
1323
761
793
271
712
1353
782
764
238

20
Tabla 6 Diseño de losas nervadas rectangulares modelos 7, 8, 9, 10, 11 y 12, sustentadas
perimetralmente y sometidas a cargas distribuidas uniformes
Losa Fórmula Coef Lx / Ly
1.00 0.90 0.80 0.70 0.60 0.50

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x+
569
1118
616
433
630
1220
687
375
681
1303
746
311
715
1360
785
269
729
1382
802
252
718
1364
790
238

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m x−

m x+
569
433
1118
616
754
587
1225
654
979
775
1304
659
1230
984
1334
615
1469
1183
1308
527
1644
1329
1246
434

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m x+
969
765
765
1170
932
737
1371
1101
665
1550
1250
547
1684
1361
439
1749
1416
397

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mxb−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

Mxb+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m xb−

m x+
m xb+
355
542
113
698
898
344
471
567
664
128
800
1132
384
596
944
834
125
925
1452
432
766
1637
1084
86
1086
1886
490
993
2935
1494
14
1298
2456
563
1278
5348
2205
7
1552
3131
639
1575

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

Myb−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Myb+ = 0.0001 q.m yb+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m yb−

m y+
m yb+
m x−

m x+
355
698
898
344
471
542
113
337
746
877
374
457
543
122
327
791
859
403
446
542
124
326
829
858
428
445
538
125
326
853
857
442
445
532
127
326
856
856
445
445
522
127

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mxb−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

Mxb+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x−

m xb−

m x+
m xb+
789
768
126
914
1390
484
807
1230
943
113
1039
1721
538
1000
1768
1196
87
1194
2145
603
1241
3216
1584
42
1388
2668
681
1527
5298
2201
7
1607
3254
758
1816
8520
3133
4
1799
3760
800
1977

Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



21

Tabla 7 Diseño de losas nervadas rectangulares modelos 13, 14, 15, 16, 17 y 18, sustentadas
perimetralmente y sometidas a cargas distribuidas uniformes
Losa Fórmula Coef Lx / Ly
1.00 0.90 0.80 0.70 0.60 0.50

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

Myb−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Myb+ = 0.0001 q.m yb+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m yb−

m y+
m yb+
m x−

m x+
789
914
1390
484
807
768
126
758
990
1369
536
793
775
151
718
1074
1335
593
771
780
165
679
1159
1296
651
744
780
176
674
1233
1287
701
739
775
174
672
1278
1285
733
737
764
179

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

Mxb+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y−

m y+
m x+
m xb+
1937
1191
88
698
1406
2866
1486
52
770
1665
4277
1912
16
998
1941
6355
2522
0
907
2183
9192
3343
0
916
2284
1251
0
4292
0
8187
2093

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Myb+ = 0.0001 q.m yb+ .Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m yb+
m x−

m x+
1937
698
1406
1191
88
1941
776
1430
1189
138
1895
870
1426
1196
196
1800
983
1394
1208
239
1676
1108
1341
1214
267
1620
1225
1309
1208
262

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

Mxb+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m x+
m xb+
2005
337
1078
1533
3182
368
1150
1945
5274
393
1248
2521
9241
409
1384
3353
1745
0
415
1580
4622
3662
0
409
1873
6703

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My+ = 0.0001 q.m y+ .Lx
2

Myb+ = 0.0001 q.m yb+ .Lx
2

Mx+ = 0.0001 q.m x+ .Lx
2

δ
m y+
m yb+
m x+
2005
1078
1533
337
1908
1128
1482
369
1795
1187
1422
392
1678
1250
1357
396
1654
1304
1336
407
1651
1334
1334
406

∆ = 0.0001 q.δ.Lx
4
/ (E.h
3
)
My−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

Myb−
= 0.0001 q.m y−
.Lx
2

Mx−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

Mxb−
= 0.0001 q.m x−
.Lx
2

δ
m y−

m yb−

m x−

m xb−

1133
0
1720
3528
1720
3528
1366
0
2026
4113
1758
3621
1592
0
2358
4692
1760
3626
1777
0
2709
5191
1734
3566
1882
0
3095
5527
1705
3503
1868
0
3572
5625
1699
3505

22
La simbología empleada en las tablas es la siguiente:

δ : valor adimensional para determinar la deflexión máxima en la losa
k : división entre la distancia entre nervios y el ancho de los nervios (b / b
o
)
∆ : deflexión máxima en la losa
Lx : longitud más corta de la losa rectangular
Ly : longitud más larga de la losa rectangular
E : módulo de elasticidad del hormigón
h : espesor de la losa maciza equivalente en inercia a la losa nervada
q : carga uniformemente distribuida por unidad de superficie de losa
m
y
: valor adimensional para calcular momento flector crítico alrededor del eje y
m
x
: valor adimensional para calcular momento flector crítico alrededor del eje x
M
y
: momento flector crítico alrededor del eje y, por metro de ancho de losa real
M
x
: momento flector crítico alrededor del eje x, por metro de ancho de losa real

EJEMPLO:

Determinar la deflexión máxima por carga de servicio y los momentos flectores últimos por
metro de ancho que se presentan en la losa maciza B-C-1-2 de la figura, si en todos los ejes
existen vigas descolgadas y sobre la losa actúa una carga de servicio q de 0.8 T/m
2
. y una
carga última de 1.2 T/m
2
. La losa tiene un espesor de 12 cm y el hormigón con el que se la
construirá tiene una resistencia característica de 210 Kg/cm
2
.



SOLUCIÓN:

El modelo básico de condiciones de borde de la losa es:



Para ajustarse a las geometrías de las tablas (modelo 2 con longitud corta en la dirección x) es
necesario rotar 90º al gráfico anterior.

Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



23



La relación Lado Corto / Lado Largo es:

m 5
m 4
L
L
y
x
= = λ
80 . 0 = λ

De la tabla se obtienen los siguientes valores adimensionales:

286 = δ
771 m
y
=


367 m
y
=
+

709 m
x−

293 m
x
=
+


Las fórmulas para el cálculo de los valores dimensionales correspondientes a la losa B-C-1-2
son:

δ ⋅









= ∆
3
4
x
h . E
L q
) 0001 . 0 (
[ ]
− −
⋅ ⋅ ⋅ =
y
2
x y
m L q ) 0001 . 0 ( M
[ ]
+ +
⋅ ⋅ ⋅ =
y
2
x y
m L q ) 0001 . 0 ( M
[ ]
− −
⋅ ⋅ ⋅ =
x
2
x x
m L q ) 0001 . 0 ( M
[ ]
+ +
⋅ ⋅ ⋅ =
x
2
x x
m L q ) 0001 . 0 ( M

Donde:

2
s
m / T 8 . 0 q =
2
u
m / T 2 . 1 q =
m 4 L
x
=
2 2
m / T 1085000 ) m / T 2170000 ( ) 5 . 0 ( E = ⋅ =
m 12 . 0 h =
24

El módulo de elasticidad ha sido disminuido al 50% porque al encontrarse sometida la losa a
momentos flectores, la fi suración de la zona traccionada provoca una disminución de alrededor
del 50% en el producto E.I.

En el caso de losas nervadas la altura h se calcula a partir del peralte equivalente de una losa
maciza cuya inercia sea igual a la inercia de la losa nervada.

Los valores dimensionales correspondientes al ejemplo (para modelar deflexiones, q es la
carga de servicio; y para diseño a flexión, q es la carga última) son:

m 00312 . 0 ) 286 (
) 12 . 0 ).( 1085000 (
) 4 ( ) 8 . 0 (
) 0001 . 0 (
3
4
= ⋅









= ∆
m c 312 . 0 = ∆
[ ] ) 771 ( ) 4 ( ) 2 . 1 ( ) 0001 . 0 ( M
2
y
⋅ ⋅ ⋅ =


m T 0 48 . 1 M
y
− =


[ ] ) 367 ( ) 4 ( ) 2 . 1 ( ) 0001 . 0 ( M
2
y
⋅ ⋅ ⋅ =
+

m / m T 705 . 0 M
y
− =


[ ] ) 709 ( ) 4 ( ) 2 . 1 ( ) 0001 . 0 ( M
2
x
⋅ ⋅ ⋅ =


m / m T 1.36 M
y
− =


[ ] ) 293 ( ) 4 ( ) 2 . 1 ( ) 0001 . 0 ( M
2
x
⋅ ⋅ ⋅ =
+

m / m T 0.563 M
y
− =




7. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES


Las tablas con valores adimensionales permiten el diseño ágil de losas con vigas
descolgadas en su perímetro.

El empleo de tablas para diseño de losas disminuye el grado de complejidad en el
análisis y diseño de la estructura global.

Para la generación de las tablas con valores adimensionales es necesario proporcionar
a las losas parámetros referenciales cuyo valor es unitario.

Cuando el tipo de comportamiento de una estructura cambia en función de los valores
de los parámetros escogidos, se puede recurrir a la adimensionalidad compensada para que
los modelos utilizados para la generación de los valores tabulares se comporten de manera
análoga a las estructuras reales.

Se pueden generar, sin gran problema, tablas para otros tipos de geometrías de losas
y otros tipos de cargas.

En términos generales, los coeficientes de momentos flectores y deformaciones que se
obtienen para losas nervadas son ligeramente mayores que los que se logran para losas
macizas, por los diferentes modos de comportamiento.


Ing. Marcelo Romo, M.Sc.



25

8. REFERENCIAS

1. Romo M., (2006), Apuntes de Hormigón Armado, Centro de Investigaciones Científicas,
Escuela Politécnica del Ejército, 420 p, Internet
http://publiespe.espe.edu.ec/librosvirtuales/hormigon/temas-de-hormigon-armado.htm.

2. Jiménez P., García A. y Morán F., Hormigón Armado, Mateu Cromo, Artes
Gráficas, S. A

3. Park R. y Gamble W., Losas de Concreto Reforzado, Editorial LIMUSA S.A.