PRACTICO: TEORIA E HISTORIA DE LA HISTORIOGRAFIA

LA ESCUELA DE ANNALES.
Principales historiadores, obras y líneas de investigación. El periodo de los primeros annales se extiende desde 1929 a 1941, después de la segunda guerra mundial la revista pasa a llamarse les annales ESC. Durante las décadas de los 50 y 60, con la fuerte presencia de Braudel, se profundiza la geografía histórica, la historia económica y la demografía histórica, y en la década de los 70 se inicia el periodo estudio de las mentalidades. La escuela de los annales se erige contra el dominio de la escuela positiva y hace hincapié en los periodos de larga duración, la actividad económica, la organización social, la psicología colectiva y trata de aproximar las ciencias humanas. Sus máximos exponentes son Febvre, M. Bloch y F. Braudel. Febvre; formo parte de la Revue de Synthése, empresa de H. Berr que reaccionara contra la escuela metódica. Fue cofundador y principal inspirador de la revista les annales HES, a partir de 1946 será el responsable de la nueva orientación de la AESC desde la historia económica y social hacia la historia de las mentalidades. Febvre rechaza la concepción de la historia como simple registro de una serie de acontecimientos apoyados en documentos escritos y considera conveniente la utilización de vestigios arqueológicos y recurrir a las ciencias próximas como la lingüística y etnología. Además aconseja no aislar en compartimientos la realidad social sino hacer patentes sus interacciones e invertir el orden de análisis de lo económico a lo político. Esbozara el perfil de otra historia, opuesta a la tradición de la escuela metódica, una historia que deja de estar centrada en los zares y las intrigas palaciegas para preguntarse por todos los aspectos de la actividad humana; la vida del país, las migraciones, los pescadores, campesinos y sus técnicas, los terratenientes, las ciudades y la burguesía, entre otras cosas. No solo va a ser critico de la historia historizante, sino que va abrir nuevas perspectivas con su obra sobre la religión de Rebeláis, al iniciar el estudio de las estructuras mentales. Febvre confronto a sus héroes con la sociedad de su tiempo, deslizándose desde el personaje ilustre hacia la exploración de las mentalidades. También es considerado como fundador de la Geohistoria. M.Bloch; Su pensamiento esta Influido por Marx, quien despierta el interés en las estructuras económicas y las clases sociales y por Simiand y Hauser, los cuales lo llevan a estudiar las fluctuaciones económicas a partir de las series de precios. Sus obras principales son, Los reyes taumaturgos, un estudio acerca del poder sobrenatural atribuido al poder real, Los caracteres originales la historia rural francesa, donde analiza la evolución de las estructuras agrarias en el occidente medieval y moderno desde el siglo XI al XVIII y La sociedad feudal, síntesis de los conocimientos acerca de la edad media. también reflexiono sobre el método en la historia oponiéndose al manual de Langlois y Seignobos, si bien apreciaba el progreso de la erudición del siglo XIX, afirma que el stock de documentos no es ilimitado y aconseja no usar exclusivamente documentos escritos y recurrir a otros materiales como los arqueológico, artísticos, ampliando el campo de la historia. Y considera necesario que los historiadores conozcan las técnicas básicas de su oficio y las ciencias próximas como la geografía, etnografía, demografía, economía, sociología y la lingüística. El recurso al método comparativo, formación pluridisciplinar, la realización de investigaciones colectivas, se explica por su convicción de la unidad de las ciencias humanas “no hay mas que una ciencia humana en el tiempo” Braudel, al igual que Bloch y Febvre defiende la unidad de las ciencias humanas, intenta construir una historia total y mantiene la relación pasado-presente. En la obra de su vida, El mediterráneo en la época de Felipe II, el protagonista no es

Felipe II sino el mediterráneo, un espacio marítimo. Intenta realizar una geohistoria y concibe la idea de la pluralidad de duraciones, descompone la historia en planos y distingue un tiempo geográfico, uno social y otro individual. El primero es el nivel de larga duración, una historia casi inmóvil la de los hombres en relación con su medio, así descubre las oscilaciones mas lentas que conoce la historia. El segundo plano es una historia estructural de ritmos lentos, el tiempo medio de la coyuntura (una curva de precios, una progresión demográfica, el movimiento de salarios) y, finalmente, el tiempo corto del acontecimiento. Labrousse con la historia de la coyuntura fundada por el, y la aplicación de técnicas cuantitativas, tanto en la dimensión económica y social, tuvo una gran influencia en una generación entera de historiadores vinculados a la escuela de annales. Finalizada la segunda guerra esta escuela descubre el dominio de la historia demográfica. Meuvret vincula las crisis de subsistencias y los accidentes demográficos, Goubert marca un giro historiográfico al ofrecer un modelo para evaluar el movimiento de la población en la época preestadistica, y en este sentido Henry y Fleury brindaran una metodología rigurosa. La escuela se desplaza desde la demografía histórica de carácter cuantitativo hacia la antropología histórica de carácter cualitativo, comienzan a preguntarse por la vida de los hombres; historia familiar, la actitud frente a la vida y la muerte. Hay un desplazamiento desde el análisis de los mecanismos demográficos al de los comportamientos colectivos. Hacia fines de los 60 annales relaciona la historia y la etnología. Le Roy revive una comunidad rural del siglo XIV y Wachtel, en la visión des vaincus, reconstruye la visión de los pueblos del imperio inca. Según Vovelle annales se remonta desde una historia económica y demográfica hacia una historia cultural en los 70. Esta generación va a interesarse por la historia de las mentalidades, los modos de pensamiento, las creencias, tradiciones y costumbres. Los principales paradigmas de la escuela de annales. Annales represento una autentica revolución en la teoría de la historia, antipositivista, académica y de importa francesa. El modelo de annales estuvo constituido por un conjunto de paradigmas esenciales; el método comparativo, la perspectiva de la historia global, la historia problema, la reivindicación de la historia abierta y la teoría de las temporalidades. Para los primeros annales no hay historia verdaderamente científica que no sea al mismo tiempo comparatista. En este sentido, fueron hombres claves, H. Pirenne y mas tarde M.Bloch, para este comparar es elegir dentro de uno o varios medios sociales diferentes, dos o mas fenómenos que aparenten a primera vista, mostrar entre ellos ciertas analogías, describir luego las curvas de su evolución, comprobar sus similitudes y sus diferencias y explicar tanto las unas como las otras. El método permite delimitar los elementos generales, comunes o universales de los hechos, fenómenos y procesos históricos, distinguiéndolos de sus aspectos particulares y singulares. Esto permite detectar tendencias y postular posibles leyes del acontecer histórico. La historia global o total. La historia de los primeros annales es global por la dimensión de su objeto de Studio, definida como ciencia de los hombres en el tiempo. Y al mismo tiempo, es global en tanto, exige situar al problema o tema estudiado dentro de las sucesivas totalidades que lo enmarcan. En palabras de Braudel se trata de sobrepasar sistemáticamente los límites específicos del problema abordado, explicitando sus vínculos y puentes con las totalidades diversas que le corresponden. El tercer paradigma de la historia de annales es la historia interpretativa o historia problema; la interpretación es el punto de partida de la investigación histórica, presente a lo largo del trabajo y en la actividad del historiador. La historia siempre parte de problemas que intenta resolver para llegar a nuevas problemáticas. Para annales, la realidad solo habla según se le interroga y se encuentra solo lo que se esta

buscando. Por lo cual la erudición depende de esa interpretación previa que se plasma en hipótesis y herramientas de análisis que el historiador tiene en el momento inicial en que acomete el tratamiento y examen de sus fuentes y de sus materiales históricos. Es el propio historiador el que da luz a los hechos históricos construyendo los objetos y problemas que investiga, para obtener un conjunto de explicaciones globales elaboradas por el mismo. El cuarto paradigma es el de la historia abierta o en construcción, una historia que incorpora nuevos territorios, técnicas, procedimientos, conceptos y teorías y que posee el mismo espesor de lo humano, su progreso seguirá avanzando con los cambios y desarrollos de las ciencias sociales y cuyo final aun no se distingue dentro del horizonte. El quinto paradigma, los diferentes tiempos históricos y la larga duración; el propósito original de annales era ofrecer una alternativa a la práctica historiográfica dominante, superando el estrecho enfoque político, diplomático y militar en favor de la apertura de otros campos de investigación. Dicha ampliación se hizo sobre la base del rechazo de temas políticos en beneficio de estudios de Historia económica y social: entre 1929 y 1945, el 57,8% de los artículos publicados en Annales versaban sobre temática económica, el 26,2% sobre Historia social, y sólo el 2,8% sobre Historia política. El privilegio otorgado al estudio de fenómenos económicos y sociales tuvo como resultado la preferencia por un esquema temporal de larga duración, sobre el que pudieran establecerse y analizarse estructuras sociales, ciclos económicos, permanencias, constantes y regularidades en la conducta de las comunidades humanas pretéritas. Y esta ralentización de la noción de tiempo histórico remató el abandono de la esfera política en su calidad de ámbito propio del tiempo corto, breve e inconstante de las acciones humanas que había cultivado la historia tradicional. Desde la publicación la obra de Braudel el paradigma estructural geo-histórico marcara el trabajo de investigación de los integrantes y colaboradores de Annales. Su historia privilegiaba una perspectiva temporal que rebajaba y devaluaba la importancia de los acontecimientos políticos y militares y las decisiones humanas conscientes y meditadas. El Mediterráneo no presentaba y trataba a los acontecimientos como síntomas de fenómenos más profundos en una dialéctica tripartita con estructuras y coyunturas, más bien aparecían como apéndices sin nexo necesario, como espuma superficial cambiante y desconcertante. Para moradiellos esto representa una triste e irónica paradoja porque, esa teoría y su obra, fueron concebidas mientras Braudel era prisionero de guerra en un campo de concentración alemán. (LAS CARAS DE CLÍO. Una introducción a la Historia. Enrique Moradiellos)

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful