You are on page 1of 3

COGITATIONES POENAM NEMO PATITUR «nadie puede ser penado por sus pensamientos» 1.

CONCEPTO Es una expresión latina que se usa en el ámbito del Derecho penal para expresar que solamente una conducta, y no un simple pensamiento, puede ser constitutiva de delito. Entre ser y no ser el delito, hay una porción de grados, hay una serie de pensamientos, de incertidumbres, de resoluciones, de actos preparatorios, y de actos en fin de ejecución. Ciertamente la ley no debe hacer más de lo que prevé porque á ella no le corresponde otras explicaciones que las de los hechos que caen bajo su poder. La ley penal no tiene que decir nada de las cosas que no castiga; porque ya ha declarado que la pena no alcanza sino a lo que ella designa previamente. Solo tiene que ocuparse de aquello que se eleve a la categoría del delito. El delito no aparece de improviso, obedece a un proceso, el denominado "camino del delito" o “iter criminis”. Para llegar a la consumación del delito, es necesario seguir un camino, que va, desde la idea de cometerlo, que surge en la mente del sujeto, hasta la consumación. En esta primera fase de la generación del delito se encuentra el pensamiento, el deseo, las vacilaciones. Estos diversos grados deben reunirse bajo un mismo punto de vista porque en ellos no puede encontrar ni señalar diferencias la justicia humana. Hay entre ellos todos una cualidad común, que los exime de su jurisdicción: la de ser actos de la conciencia que no trascienden al mundo exterior y no puede servir de base teórica para el delito. No hay acción ni omision, y por consiguiente no hay nada punible. 2. ORIGEN Ulpiano fue quien consagro este principio con su sentenciosa y concisa expresión cogitationis poenman nemo patitur. Es un sagrado de la conciencia, cuando el hombre está encerrado en sus pliegues. De todas formas el principio es en última instancia un producto de las ideas de la Revolución Francesa. En él se refleja la constante preocupación del liberalismo de defender al individuo frente al poder del Estado. La distinción radical que el pensamiento liberal establece entre moral y derecho, afectando la primera a la esfera interna del individuo, mientras que el derecho se ocupa solo de los actos que se han exteriorizado, obliga a considerar impunes los pensamientos y la resoluciones delictivas, en tanto no se manifiesten en actos encaminados a la comisión del delito. 3. REFERENCIA NORMATIVA El principio se encuentra consagrado por la Constitución que establece que las acciones que no ofendan y no estén prohibidas no son sancionables. (Art. 19 – principio de reserva).

en el Código de Merlín o de Brumario. la cual. 2. así como. CONCEPTO Non bis in idem es una expresión que se utiliza para expresar que una persona no puede ser juzgada dos veces por lo mismo. al establecer que quien a otro acusa por una causa que ya antes había sido procesado y condenado.NON BIS IN IDEM No dos veces por lo mismo 1. debe someterse a la mejora. a pesar de que en el juicio primigenio fue absuelto o condenado por los hechos que se pretenden analizar por segunda ocasión. esto es. el poder judicial sólo podría ocuparse una vez respecto de la misma cosa. con el Derecho Inglés y Alemán. hasta su reconocimiento e inclusión en la quinta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América y dentro de los derecho de los ciudadanos “Bill of rights”. al establecerse en el primero. A partir de la reforma constitucional de 1994. ya que en los procesos judiciales que se instauraba en esa época. por la misma o diferente acción. una vez nacida la relación jurídica procesal. por la unificación llevada a cabo por el Derecho Canónico y. No fue sino hasta la Revolución Francesa como se hizo notar el primer cambio en el derecho positivo. Garantiza a toda persona que no sea juzgado nuevamente por el mismo delito o infracción. entre . respecto de la cosa juzgada. el Código de Instrucción Criminal. inciso 22). se daba la prohibición de promover un nuevo juicio a través de la promoción de una segunda demanda sobre la misma materia. que surge del sistema republicano y del estado democrático de derecho. Esta máxima se desarrolló en la mayoría de los sistemas jurídicos de origen latino o que en un momento dado sintieron su influencia desde su inicio. al citar pasajes de Platón y Demóstenes que recogen de alguna forma el significado de la máxima. al formularse la frase non bis in idem. REFERENCIA NORMATIVA La Constitución Nacional no previó originalmente y de manera expresa la garantía del non bis in idem aunque con arreglo al artículo 33 se le ha reconocido como una garantía no enunciada. en el Derecho Español con el Rey Alfonso X y Las Siete Partidas. Sin embargo. posteriormente. con independencia de la decisión que se adoptara en un juicio. La doctrina Alemana lo configura como un principio íntimamente unido a la institución de cosa juzgada. ORIGEN Y EVOLUCION El origen o nacimiento del principio non bis in idem. se puede ubicar en Roma. sería repetida constantemente en leyes posteriores. el principio o aplicación de la cláusula double jeopardy o doble juego. existen otros autores que sitúan el origen de este principio en diversos pasajes del antiguo derecho griego. y en el segundo. 3. sobre la cual. con la incorporación a la Constitución de diversos instrumentos internacionales con jerarquía constitucional (artículo 75.

Nuevamente. que la garantía contra la doble persecución reconoce por fundamento sustancial que: “…no es posible permitir que el Estado. Aunque la Corte en ese caso no mencionó expresamente la regla “ne bis in idem” ya que se basó en la defectuosa fundamentación del tribunal al que ordenó emitir nuevo pronunciamiento.7 establece que: nadie podrá ser juzgado un sancionado por un delito por el cual haya sido ya condenado o absuelto por una sentencia firme. entre otros. en el caso “Jacobo Belozercovsky” (Fallos 292:202) se dejó sin efecto una resolución que no atendía adecuadamente un planteo de cosa juzgada basado en la existencia de un proceso anterior concluido con un sobreseimiento. el dictamen del procurador general que aludía de manera expresa a esa regla. sí invocó.los que se encuentra la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) en su artículo 8 inciso 4 enuncia: "El inculpado absuelto por sentencia firme no podrá ser sometido a nuevo juicio por los mismos hechos". Entre los instrumentos internacionales dotados de obligatoriedad jurídica que se preocupan por garantizar la aplicación de este principio. de acuerdo con la ley y el procedimiento penal de cada país. En 1975. . JURISPRUDENCIA En el caso “Polack” resuelto en 1998 (Fallos 321:2826) fue considerada violatoria de la garantía contra la doble persecución la sentencia del tribunal superior que anulaba el fallo de absolución y el debate previo. Los considerandos de este fallo de la Corte son verdaderamente destacables y enuncian claramente algunos principios que era indispensable ratificar. Con lo cual esta garantía ha sido reconocida con carácter constitucional. no a los derechos de las víctimas. que la garantía del debido proceso ha sido establecida a favor del acusado (considerando 15) y. la acción por delito de desacato. 4. La Ley 1996-B-644) consideró imperativo el dictado de un sobreseimiento con valor de cosa juzgada que impidiera al damnificado querellarse por delitos contra el honor luego que quedara extinguida por derogación de la ley. con todos sus recursos y poder. por otra parte. un criterio francamente contradictorio con el fundamento de la prohibición de doble persecución: poner límites a las potestades de los órganos del estado. de evitar la cosa juzgada y la obstaculización al derecho del particular damnificado de querellarse por hechos de acción privada. En 1996 la Corte. Expresamente desautorizó el alto tribunal el temperamento adoptado por la instancia anterior que se limitó a ordenar el archivo de actuaciones con el propósito. rev. entonces. en la causa “Peluffo” (Fallos : . el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de Nueva York. en sustento de su determinación. específicamente enunciado. se cuentan. Por un lado. lleve a cabo esfuerzos repetidos para condenar a un individuo por un supuesto delito…” (Considerando 17).7 que en su artículo 14. en razón de errores y vicios de la acusación.