You are on page 1of 8

Economía Política Unidad I: La Economía o Economía Política es una disciplina cuyo objeto de estudio es el sistema económico, entendido como

un subsistema del sistema social. Economía y conceptos cercanos: Teoría económica, Análisis económico, Ideología y Doctrina económica: Cuando se habla de “análisis económico” nos referimos también a “ciencia económica” o “teoría económica” no siendo estos dos últimos sinónimos. La importancia de la teoría económica es la de tratar de explicar e interpretar la economía. Lo hace a través de “modelos”, ya que como ciencia social, los fenómenos sociales son irreproducibles. En Economía es difícil demostrar fehacientemente que un modelo supere a otro, porque la medición, en el mejor de los casos sólo es un indicador de que la teoría resulta más o menos aceptable, pero en ningún caso es prueba concluyente a favor o en contra. Por consiguiente, la Ciencia Económica no está en condiciones de proveer una sola explicación “correcta” de cada problema. En lugar de ello, trata de identificar la explicación más plausible, que es aquella que incorpore más elementos de realismo a su modelo. En definitiva, se puede decir que la teoría económica nos proporciona una manera de aprehender la realidad. Política económica – Planeamiento económico: Es un proceso de naturaleza compleja que requiere, de parte del poder público (ejecutor): - Un adecuado conocimiento de la estructura del sistema económico. - Una clara definición de objetivos, efectuando opciones cuando se plantearen conflictos. - Identificar las acciones que es necesario desplegar para lograr esos objetivos, a partir de un marco apropiado de teoría económica. - Lograr un nivel de consenso en torno a los objetivos generales como precondición para sustentar políticamente su accionar. - Resolver las discrepancias con sectores de la sociedad y que se manifiestan en el problema de política económica abordado por el gobierno, sea a través de la negociación o bien mediante el debilitamiento de la oposición de esos sectores. Sistema Económico La actividad económica: La base humana de la actividad económica: Todos los aspectos de la actividad económica tienen al ser humano como protagonista, bien sea esforzándose en la producción, transformando de mil formas la naturaleza, o consumiendo los productos que él u otros elaboran. La satisfacción de las necesidades sociales: Necesidad: En sentido amplio, es todo aquello que se desea. Insatisfacción o carencia, de los cuales su satisfacción requiera un determinado esfuerzo, esto es, siempre que no la podamos alcanzar gratuitamente. Necesidades primarias o materiales: ropa, comida, etc. Necesidades secundarias o inmateriales: cultura, educación, etc. Actualmente, el concepto de necesidad primaria no se reduce solo a la idea de la mera supervivencia. Hoy en día se concibe en la disposición de todo aquello que permite el desarrollo integral (político, económico, social y cultural) de los individuos. Lo que permite a la persona ejercer como ciudadano en la sociedad, de acuerdo al modo de vida imperante en esta en un momento dado. Contexto social: Las necesidades del individuo no han sido siempre las mismas ni satisfechas de la misma forma. La tecnología, las pautas culturales, los gustos o modas, o incluso los propios fines que persiga la organización social como un todo, determinan los deseos humanos y conforman un determinado estado de necesidad. Las necesidades las crea la propia sociedad y en función de cuál sea la naturaleza de ésta y de los intereses que en ella prevalezcan, así serán las necesidades que sienta el ser humano. Sistema económico: En nuestro sistema, lo que se produce no es lo que necesita el ser humano, sino aquello que es rentable, susceptible de proporcionar ganancias. Y eso es precisamente lo que origina que en nuestras sociedades predomine lo que llamamos deseos inducidos por la oferta,

necesidades que no son imprescindibles para ningún aspecto de nuestra vida social, pero cuya satisfacción por el consumo en fuente de importantes beneficios. Necesidades insatisfechas: Escasez, desigualdad o despilfarro. Los bienes económicos: Los bienes son toda cosa disponible que los hombres juzgan útil para satisfacer sus necesidades. Hay 4 connotaciones en la definición de un bien: - Existencia de un deseo humano. - La existencia de la cosa apta para satisfacerlo. - El conocimiento del individuo de que la cosa posee capacidad para satisfacerlo. - La posibilidad de utilizarlo. Los bienes económicos son aquellos que no se encuentran a disposición de los seres humanos de forma libre y gratuita y cuya adquisición requiere, por tanto, una asignación específica o recursos en detrimento de la que pudiera realizarse para otros. Son bienes escasos, de obtención costosa y por ello se les diferencia de los bienes no económicos, a los que precisamente se les suele denominar bienes libres o gratuitos. Existen bienes de consumo y de inversión, bienes de lujo y de primera necesidad, y entre perecederos y duraderos. Valor: Acumulación del trabajo o esfuerzo humano para la obtención de un bien. Precio: Valor de cambio, en su expresión monetaria. Con estas definiciones, se concluye que el valor y el precio de un bien no siempre coinciden. El desarrollo de la actividad económica: Factores productivos: La producción es el conjunto de actividades encaminadas a combinar diferentes recursos con el fin de obtener bienes y servicios destinados a ser consumidos o también para emplearse en otras producciones. A esos recursos se les suele llamar factores productivos, y son el trabajo, la tierra y el capital. Trabajo: Es el esfuerzo humano aplicado para realizar alguna tarea en el proceso de producción. Ese esfuerzo no tiene por qué ser exclusivamente de índole material o física sino que también consideramos trabajo a la aplicación de nuestra inteligencia o de nuestros conocimientos. Se puede decir que el trabajo es la medida de todas las cosas y que ningún otro factor o recurso podría ser utilizado ni llegaría a tener valor si no es por su intermedio. Retribución: Salario, ganancia o beneficio. Tierra: Todos aquellos recursos que proporciona la naturaleza y no solamente al espacio terrestre. Retribución: Renta/Alquiler. Capital: Todos aquellos bienes y servicios que se utilizan para producir otros bienes y servicios. Retribución: Interés. Intercambio: El intercambio se da gracias a la distribución, que es el proceso en virtud del cual se reparten las rentas y beneficios que se generan en la actividad económica. Los individuos no producen las mismas cosas, por eso se hace preciso encontrar a quien disponga de lo que necesitamos y por medio del cambio obtener los bienes y servicios singulares que se deseen. Producción, cambio y consumo: - Por medio de la producción, los individuos hacen que los recursos resulten adecuados para satisfacer necesidades humanas. La producción crea objetos. La distribución determina, según las leyes sociales establecidas para definir los derechos de apropiación, la proporción en que los individuos participan de esos productos. - El cambio proporciona los productos particulares por los que se desea cambiar la parte que ha correspondido a través de la distribución. Reparte lo repartido según los deseos individuales. - En el consumo, los productos se convierten en objetos de disfrute. El objeto satisface la necesidad y desaparece de la órbita del cambio. Formas de organización de la actividad económica: Debe darse respuesta a tres cuestiones: ¿Qué producir, cómo producir y para quién producir? Cada sociedad da respuestas distintas a cada una de estas preguntas y organiza la actividad económica de diferente forma. Por eso, para comprender estas cuestiones se debe tener en cuenta el contexto social y político en el que se conjugan los intereses de los seres humanos.

Sistemas económicos: Los sistemas económicos tienen los siguientes aspectos: - Cuál es el sujeto económico que lleva la iniciativa y responsabilidad; al que le es reconocida la capacidad de decidir sobre las actividades económicas y al que se reconoce la responsabilidad y el beneficio de las mismas. - En función de qué fin se llevan a cabo las actividades económicas. - Qué procedimiento o procedimientos son utilizados para organizar el uso de los recursos. Tradicionalmente se ha considerado que existen dos grandes soluciones alternativas y extremas: el capitalismo y el socialismo. En el capitalismo, el sujeto de la acción económica es el individuo, el fin perseguido la utilidad individual y el mayor beneficio, y el procedimiento de asignación es el mecanismo de mercado basado en la libertad de contratación y propiedad privada. Por el contrario, en el socialismo el sujeto sería la sociedad en su conjunto, el objetivo el bienestar colectivo y el procedimiento se basaría en la planificación democrática. La economía capitalista moderna: En primer lugar, se basa en el reconocimiento de la libertad individual para llevar a cabo iniciativas económicas. Esta iniciativa se orienta esencialmente al lucro, es decir, a la consecución de beneficios. En segundo lugar la propiedad del capital necesario para llevar a cabo la producción de bienes y servicios es privada. Por esto, se deducen tres consecuencias importantes: - Disociación entre los planes de producción y las demandas de consumo, puesto que los primeros no responden, como se ha dicho, más que al objetivo de realización de beneficios. - La base de la economía capitalista no es la satisfacción de las necesidades, sino el lucro de quien produce. - La condición sine qua non de la producción es el beneficio, no la insatisfacción: sólo si hay beneficios se producirá para el mercado. Por otro lado, la existencia de propietarios y no propietarios, o de agentes que acceden en desigualdad de condiciones al uso de los recursos productivos, hace que también sea desigual la contribución y el disfrute de los diferentes agentes económicos. Finalmente, las economías capitalistas se caracterizan porque, al orientar toda la actividad a la búsqueda de beneficio, tienden a incorporar a la órbita del intercambio mercantil todo aquello susceptible de proporcionarlo; se universalizan, así, las relaciones mercantiles. Todo lo que puede ser rentable termina convirtiéndose en mercancía, con independencia de que ello se derive la imposibilidad de satisfacer de manera inmediata las necesidades sociales. El mercado y el mercado capitalista: Mercado: Entendido en su forma más simple como ámbito (no necesariamente espacial o físico) en donde se realizan los planes de compra y venta de bienes, servicios o capitales. En los mercados, los agentes compran o venden, y de sus respectivas estrategias individuales se derivan los resultados sobre la producción y la demanda globales. Como ya fue señalado anteriormente, en las economías capitalistas predomina el sistema de mercado que garantiza una mayor satisfacción del interés privado (puesto que es autónomo), una mayor eficacia (puesto que incentiva el uso más económico de los recursos) y una mayor posibilidad de ganancia (puesto que se olvida de las necesidades que quedan insatisfechas y para las que no detrae coactivamente recursos que pudieran mermar la ganancia global). Análisis crítico de denominaciones y definiciones. Podemos definir a la economía como la ciencia que estudia la conducta humana como una relación entre medios limitados que tienen diversa aplicación y fines. A partir de aquí tenemos muchísimas definiciones, pero esta es la más cercana a mi criterio. Ciencia normativa y ciencia positiva. Las ciencias positivas están interesadas en conocer los hechos tal cual son, es decir, de presentar una descripción empírica de los mismos y descubrir las cadenas de relaciones y de causalidad entre ellos.

En las ciencias sociales esto se dificulta ya que la relatividad de los resultados resulta tan grande que es difícil establecer hechos concretos. Sin embargo, por su frecuencia ante una situación específica, existen algunos actos que resultan ser regulares en ciertas circunstancias. Las descripciones o juicios que se formulan en la economía como ciencia son descriptivos, objetivos y pueden ser sometidos a prueba contra la evidencia: este tipo de juicios se denominan juicios de hecho y por tal razón es positiva. En cambio, las ciencias cuyo juicios se refieren a la evaluación subjetiva de las consecuencias de acciones económicas, o que agregan razones no económicas como criterios de decisión se denominan ciencias normativas y se basan en juicios personales realizados sobre la parte de los propios sentimientos acerca de lo que son buenos pensamientos y buenos comportamientos: son juicios sobre lo que debe ser o juicios de valor. En pocas palabras, la ciencia positiva dice lo que es independientemente si es bueno o malo, mientras que la normativa tiene juicios de valor que determinan su idea sobre la economía. Con la teoría normativa se ve una estrecha relación con la ética y la moral, que constituye la base fundamental de este punto de vista, sabiendo que el mismo se caracteriza por juicios subjetivos del sistema económico. El razonamiento de la ciencia económica: variables, hipótesis y teoría. Como ya sabemos, a la economía le competen las relaciones sociales que se generan sobre recursos materiales tales como el producir, etc. y las relaciones medios-necesidad, precios y mercado, distribución de los ingresos, el consumo, etc. Los hechos precisados y definidos constituyen el dato o “variable” que se quiere incluir en una hipótesis y luego cuantificar. La hipótesis es la explicación provisional de los hechos observados. En cambio, una teoría la relación y la organización total que conforman el conjunto de variables que están en juego. Cuando hablamos de “supuestos” dentro de la teoría económica, nos referimos a los casos en que obviamente no son la realidad, sino que se utiliza para representar modelos de un mundo sin gobierno, o un mundo de dos sectores y dos productos, o un mercado perfectamente competitivo, etc. Los modelos económicos. En la economía se razona frecuentemente a través de la utilización de un conjunto de hipótesis enlazadas que se denomina “modelo”. Los modelos resultan aptos para entender más claramente las distintas situaciones ya que son realmente simplificaciones intensas de situaciones reales (como dijimos arriba). La pregunta que surge inmediatamente es: si tanto la teoría como los modelos son abstracciones y ambos se componen de un conjunto de variables acerca de la realidad, ¿cuál es la diferencia específica entre “modelo” y “teoría”?. En economía se usan estos términos de forma indistinta o indiscriminada. Actividades y conductas humanas que estudia la economía: decisiones racionales y sus consecuencias sobre la eficiencia y la equidad. El hombre realiza sus actividades económicas para satisfacer sus necesidades, y para ello procura la riqueza y el dinero. El hombre tiene necesidades primarias (salud, vivienda, comida, etc) y secundarias (culturales, deportivas, sociales, artísticas, etc). Otras características de las necesidades son su variabilidad, su ritmo de crecimiento y, en algunos casos, su grado de saciabilidad, su falta de límite. De ahí surge la disparidad entre necesidades y recursos. Por eso es necesario evaluar y decidir que necesidades se satisfará en primer término;

efectuada la elección es imprescindible ver cuáles son los recursos adecuados, ya sean materiales o servicios. La economía estudia el uso de recursos limitados o escasos. Mientras que los deseos y las necesidades de las personas no presentan límites, en cambio, los recursos disponibles son de distinto carácter. La eficiencia de los recursos va a determinar el grado de satisfacción de las necesidades a las que se va a utilizar el bien o servício. La restricción de los recursos está dada por la disponibilidad de los factores de producción (tierra, trabajo y capital). Eficiencia significa evitar los derroches o la mala utilización de los insumos o factores. Los recursos son los elementos que disponemos o podemos utilizar para lograr una cosa distinta. Estos elementos incluyen objetos materiales y también cualidades que generalmente los hombres pueden adquirir con el tiempo, la experiencia, la educación, etc. Los recursos son más conocidos como FACTORES DE PRODUCCIÓN, y estos son la tierra, el trabajo y el capital. Tierra (L): espacio para producir. Trabajo (T): incluye todos los recursos humanos en general. Capital (K): se aplica generalmente este nombre a los bienes que el hombre utiliza en el proceso de producción y que, a su vez, han sido producidos con anterioridad, es decir se trata de un capital real (físico). Al considerar el factor capital se incluye y se distingue entre: a) el capital fijo, (bienes durables, como edificios) b) el capital circulante (stock de materias primas por ejemplo) Clasificación de bienes: Se clasifican según: * La naturaleza: hablamos de bienes o servicios. Los primeros son cosas materiales, físicas así como el derecho de disponer de ellas. Los servicios, en cambio, son prestaciones de las personas. * Según el grado de escasez: los bienes raros no son susceptibles de reproducción por tratarse de obras únicas (como ciertas pinturas) y normalmente no se transan en el mercado ni tampoco tienen un precio conocido o determinado con las reglas usuales. Los bienes libres no cuesta producirlos y su uso no está limitado y resultan, en consecuencia, gratis (aire, luz solar, etc). * Según el grado de terminación: los bienes pueden ser intermedios, materias primas o finales. La explicación acá creo que también sobra .. no? * Según su uso o destino económico: los bienes pueden ser bienes de consumo, intermedios o de capital. La economía estudia la racionalidad de las decisiones alternativas entre medios y fines. Los hombres organizan o combinan recursos; se proponen algún fin a alcanzar de conformidad con el régimen legal, el sistema económico, las instituciones intervinientes, las costumbres, etc. Normalmente tanto en la proporción de los fines en la elección de los recursos, así como en la forma de relacionar unos con otros nos valemos de principios de racionalidad. La racionalidad económica en general se caracteriza a aquellas decisiones que implican el uso de medios y de tiempo que se consideran apropiados para ayudar al decisor a lograr sus objetivos. La economía estudia las consecuencias de la aplicación de distintos criterios de eficiencia en la producción y de equidad en la distribución. En economía el concepto eficiencia se asocia al a asuencia de derroches y de desperdicios de recursos, especialmente durante el proceso de producción; y el concepto de equidad se relaciona preferentemente con el proceso de distribución. En ambos casos, por otra parte, la conseuencia

de la falta de eficiencia y de equidad es la creación de problemas que deterioran a la larga el ritmo de crecimiento de las economias. Eficiencia en la producción. En el caso de la eficiencia en la producción, ésta se manifiesta en tres formas: eficiencia administrativa, eficiencia tecnológica y eficiencia económica. Hablamos de eficiencia administrativa, cuando la organización empresarial cumple con las necesidades de los clientes y usuarios en los plazos determinados y que la empresa presente las reglamentaciones correspondientes, a fin de actuar siempre de la mejor administración posible y aumentar los beneficios. Cuando hablamos de eficiencia tecnológica nos referimos a utilizar las tecnologías mas adecuadas para lograr una unidad de producto de acuerdo a la calidad deseada. Eficiencia económica es cuando la producción es realizada con el menor costo posible. Además de la eficiencia el funcionamiento de un sistema económico se juzga por consideraciones de equidad. Los problemas de eficiencia en la producción como las dificultades en la asignación de los ingresos a que nos hemos referido, conducen a crear los problemas de crecimiento económico. Productividad: se entiende como la cantidad de producto que se logra durante una unidad de tiempo. La frontera de producción Es el conjunto de combinaciones de factores productivos o tecnologías en los que se alcanza la producción máxima. Refleja las cantidades máximas de bienes y servicios que una sociedad es capaz de producir en un determinado período y a partir de unos factores de producción y unos conocimientos tecnológicos dados. Escasez: es la insuficiencia de recursos para satisfacer las necesidades de los hombres. Desempleados son aquellos que estando en edad, condiciones y disposición de trabajar -población activa- carece de un puesto de trabajo. Crecimiento: cuando una empresa satisfacen la demanda, obtienen ganancias y de ellas se puede invertir para generar más producción y por ende más ganancias, estamos en un proceso de crecimiento económico. Modelos económicos: Economía ortodoxa: adhiere a una estructura individualista. Se aceptan las cosas como “dadas”, y acepta la realidad tal cual como es. Economía heterodoxia: Adhiere a una estructura estructuralista. Pone en duda la realidad. Guerrero dice: si el problema es la subsistencia ¿cómo resuelve la sociedad este conflicto? Lo hace a través del trabajo como proceso de producción. La especie humana produce mucho más de lo que necesita para subsistir, esto genera acumulación pero los que acumulan son pocos, lo que genera distintas clases sociales y escasez en muchas de ellas. Estos son los rasgos fundamentales del sistema capitalista. Un sistema basado en el mercado y el intercambio, pero con posibilidades diferentes para cada persona, y por lo tanto con gente más apoderada que otra, lo que genera pobreza. Como es posible ver, las diferencias económicas se originaron a través de un proceso histórico. Estas diferencias son el resultado del proceso de producción en donde debería ser apropiado por los que en realidad tendrían que adquirir las ganancias. Etapas lógicas e históricas del capitalismo. Con la aparición del dinero surge lo que conocemos el intercambio monetario, es decir, cambiar bienes o servicios a través de dinero.

En el intercambio se hace un proceso en donde se compra mercancías por dinero generando, obviamente, una ganancia. Por esto asume gran importancia el proceso de producción. Este proceso productivo tiene un gran cambio en el sistema capitalista ya que aparece el trabajo asalariado como núcleo de la instancia productiva. Esto genera que el propietario del capital se adueñe de las ganancias del proceso productivo. Hoy en día surge la acumulación de capital en el mercado financiero, lo que se conoce como financiarización del capitalismo. Como nadie puede predecir con exactitud lo que va a pasar en las finanzas es natural que surjan crisis económicas por especulaciones financieras. Unidad III Relaciones inter-industriales Un sistema económico moderno constituye un complejo tejido de relaciones directas e indirectas, por las cuales los hombres llegan a disponer de una variada gama de bienes, capaces de satisfacer sus múltiples necesidades y deseos materiales. Así, los hombres dividen socialmente su trabajo y actúan integrados mediante una extensa corriente de intercambios de productos y prestación de servicios mutuos. Las unidades productoras concretan la división social del trabajo desempeñando funciones que se integran en el funcionamiento global del sistema. La diversidad de papeles que desempeñan las muchas unidades de un sistema productivo clasifica sus actividades en 3 grandes sectores. Primario, el que abarca actividades que se ejercen próximas a las bases de recursos naturales. Secundario, que reúne las actividades industriales mediante las cuales los bienes son transformados. Terciario: de servicios que surgen a partir de las varias actividades anteriores. Cada sector está integrado por un grupo de empresas que llevan a cabo la producción de bienes y servicios, que pueden ser: Bienes intermedios o insumos: no satisfacen directamente las necesidades de consumo ni de inversión por lo que hay que transformarlos, es decir, agregarles valor por medio del trabajo humano. Ej. Materias primas y los productos semielaborados. Bienes finales: no requieren agregado de valor porque su estado actual los hace idóneos para cumplir sus fines. Pueden ser de consumo o de inversión. La producción bruta o valor bruto de la producción es la producción total de bienes y servicios, tanto a nivel sectorial como a nivel global. Constituye todo lo que es vendido por las empresas que componen los 3 sectores. El producto bruto, en cambio, sólo incluye la producción de bienes y servicios para la demanda final, es decir, los bienes de consumo y capital. No incluye las duplicaciones (a diferencia del VBP). Por otro lado, es igual a la suma de los valores agregados por los diferentes sectores en las sucesivas etapas del proceso de producción. Y el valor agregado equivale a la totalidad de los ingresos de que se apropian los responsables por los factores implicados en el proceso productivo (trabajo, capital y recursos naturales). El valor agregado consiste en el ingreso de la comunidad en un período determinado. Flujo circular La circulación presenta dos polos. Las empresas, que pueden ser integradas en el aparato productivo, y las unidades familiares, que responden por la propiedad de los factores y por el consumo de los bienes acabados. El aparato productivo, por un lado, es responsable de la producción y oferta de servicios y bienes de consumo; por otro, emplea los factores que demandan sus funciones de producción. Las unidades familiares adquieren productos acabados y contratan el empleo de los factores trabajo, tierra y capital. Se dan entonces dos acontecimientos importantes: el mercado de bienes y servicios de consumo y el mercado de servicios de factores.

La circulación de bienes y servicios se presta a la integración de las actividades productivas. Las materias primas, artículos semiacabados, productos finales, etc. Que recorren continuamente el sistema constituyen el flujo real. Como las transferencias de propiedad ocurridas en la circulación de bienes son acompañadas también por una contrapartida financiera se constituye una corriente nominal que se desarrolla en sentido inverso al del flujo real.