You are on page 1of 34

Capítulo 7 GASES PERFECTOS CLÁSICOS Y CUÁNTICOS

7.1 Bosones y Fermiones

Se ha comentado que a bajas densidades y altas temperaturas es muy dificil que dos partículas tengan los mismos números cuánticos, por lo tanto, el efecto de la indistinguibilidad en esas condiciones es puramente estadístico y se limita a la corrección N !. A densidades más altas y a bajas temperaturas, el tipo de estados cuánticos permitidos en un sistema deben ser ulteriormente restringidos en virtud de exigencias de origen puramente cuántico. Para ver como opera esta nueva limitación, consideremos un sistema con dos partículas en un estado cuya función de onda es ª (1 ; 2 ). La notación ª (1 ; 2 ) es una forma abreviada de escribir ª (q 1 ; q 2 ), donde q i indica la posición (o el conjunto de números cuánticos) de la partícula i. Dado que no debe haber ningún modo de distinguir las partículas en los dos estados, ª (1 ; 2 ) o bien ª (2 ; 1 ), cuando intercambiamos una partícula con otra, debe ser jª (1 ; 2 )j2 = jª (2 ; 1 )j2 : De esta condición se desprende que ª (2 ; 1 ) = ex p (i± )ª (1 ; 2 ) ; (7.2) (7.1)

o sea, en el intercambio a lo sumo se produce una alteración de la fase de la función de onda. Pero intercambiando las partículas nuevamente, resulta ª (1 ; 2 ) = ex p (2 i± )ª (1 ; 2 ) y por lo tanto ex p (2 i± ) = 1 ; ex p (i± ) = § 1 : (7.4) El intercambio de los números cuánticos de las partículas produce, a lo más, un cambio de signo de la función de onda ª (1 ; 2 ) = § ª (2 ; 1 ) : (7.5) (7.3)

Si el cambio de signo tiene lugar, el estado se dice antisimétrico. Si no hay cambio de signo, el estado se denomina simétrico. Supongamos que cuando están en el estado ª , las partículas ocupan los estados a y b de partícula única, cuyas funciones de onda son Á a ; Á b , respectivamente.

Bosones y Fermiones

86

Con la notación Á a (1 ), Á a (2 ), queremos indicar que la partícula 1 ; o bien la partícula 2 , respectivamente, ocupan el estado a . Para b regirá una notación similar. Entonces, hay dos formas de escribir la función de onda de dos partículas, ª (1 ; 2 ) = Á a (1 )Á b (2 ), y ª (2 ; 1 ) = Á a (2 )Á b (1 ) . Ambas son soluciones posibles de la ecuación de Schrödinger, dentro de la aproximación de interacción débil. Pero un estado que respete los principios de la física cuántica debe satisfacer la Ec. 7.5 y por lo tanto debe ser construido como una combinación lineal de las soluciones mencionadas. Sólo son posibles dos estados ª S = C S2 [Á a (1 )Á b (2 ) + Á a (2 )Á b (1 )] ; (7.6) que es simétrico, o bien, ª
A

= C

2 A

[Á a (1 )Á b (2 ) ¡ Á a (2 )Á b (1 )] ;

(7.7)

que es antisimétrico; C S2 ;C A2 son constantes de normalización. De la Ec. 7.7 se deduce que si a y b representan el mismo estado, i.e., Á a = Á b , entonces ª A = 0 . Es decir, en un sistema cuyos estados sean antisimétricos, la amplitud de probabilidad que dos partículas ocupen el mismo estado es nula. Los procedimientos para formar las Ecs. 7.6 y 7.7 se extienden facilmente a sistemas con N partículas. En el caso simétrico X ª S = C SN [Á a (1 ) £ Á b (2 )£ ;:::; £ Á n (N )] ; (7.8)
P (1 ;2 ;:::;N )

la suma se extiende a todas las N ! permutaciones, P , posibles de las partículas (los índices a ;b;:::;n representan N estados de partícula única). En el caso antismétrico X ª A = C AN (¡ 1 )¾ P [Á a (1 ) £ Á b (2 )£ ;:::; £ Á n (N )] ; (7.9)
P (1 ;2 ;:::;N )

cada término de la suma se multiplica por (¡ 1 )¾ P , el cual vale § 1 según que la correspondiente permutación sea de clase par o impar; ¾ P es una abreviatura para la paridad de la permutación, ¾ P = 0 o bien ¾ P = 1 , para las pares e impares, respectivamente. Recordemos que la paridad de una permutación está asociada al número de intercambios de dos partículas que es necesario realizar para pasar del orden natural 1 ; 2 ;:::;N a la permutación examinada. La sumatoria en ª A equivale al desarrollo de un determinante N £ N , cuyos elementos son las funciones Á j (I ), en el cual las filas j = a ;b;:::;n corresponden a los N estados de partícula única que se consideran y cuyas columnas I = 1 ; 2 ;:::;N , representan las partículas. Por tal razón, vemos que el resultado ª A = 0 , cuando cualquier par de estados coincide (e.g., Á a = Á b ) es un hecho muy general. En un sistema antisimétrico, dos partículas no pueden ocupar el mismo estado de partícula única. Esta restricción se conoce en mecánica cuántica como el principio de exclusión de Pauli. No hay, en cambio, ninguna restricción en el caso de sistemas simétricos, las partículas pueden ocupar el mismo estado sin limitaciones. En la naturaleza todas las partículas se asocian en sistemas simétricos o antisimétricos. No pueden ocurrir transiciones entre estados simétricos y antisimétricos (por lo menos en las condiciones

La estadística de Boltzmann.

87

actuales del Universo). Todas las partículas elementales se dividen en dos clases bien distintas. Aquellas que tienen funciones de onda antisimétricas, obedecen al principio de exclusión y cumplen un tipo de estadística que se denomina de Fermi - Dirac. La familia correspondiente es la de los fermiones. En cambio, las partículas con funciones de ondas simétricas obedecen la estadística de Bose - Einstein y son llamadas bosones. La regla de pertenencia a las dos familias mencionadas es muy simple. Las partículas cuyo spin es semientero ( 1 ; 3 ;:::, etc.) son fermiones, las partículas con spin 2 2 nulo o entero (0 ; 1 ;:::) son bosones. Las razones profundas de esta división, en dos clases relacionadas con el spin, se comprenden en la teoría cuántica de campos relativísticos. Aquí, admitimos esta propiedad como un hecho experimental fundamental. Cabe notar, sin embargo, que cuando por alguna razón física particular dos fermiones quedan estrechamente acoplados, formando de hecho una partícula compuesta, el par ligado adquiere las características de un bosón. La estadística de pares de fermiones ligados es la de Bose - Einstein. El ejemplo más familiar del gas de fermiones es el de los electrones (spin 1 = 2 ) de conducción de los metales. Son fermiones también los protones y los neutrones (spin 1 = 2 ). Los fotones (spin 1 ) de la radiación electromagnética, las partículas alpha (H e 4 + + , spin 0 ) son bosones, así como también ciertas cuasi-partículas en sólidos, como los fonones. 7.2 La estadística de Boltzmann.

Examinemos como funciona el método de las poblaciones de estados de partícula única en el caso de un gas perfecto con partículas de la misma especie, pero distinguibles. De acuerdo con lo dicho hasta aquí, en un gas la distinguibilidad es hipotética. Pero el cálculo es instructivo y, sobre todo, su utilidad consiste en que nos permite encuadrar mejor la teoría del gas perfecto cuando las partículas son indistinguibles. La estadística correspondiente se remonta a los estudios de Boltzmann. Supongamos haber especificado los estados de partícula única mediante un índice i = 1 ; 2 ; 3 ;::: . Sean n i y " i, el número de partículas y la energía, respectivamente, del estado i -esimo. La contribución del estado i a la energía del gas vale E i = n i" i y la energía total, por la hipótesis de gas perfecto, es aditiva X n i" i; (7.10) E® =
i

donde se suma sobre todos los estados i= 1 ; 2 ; 3 ;::: de partícula única. Estos estados pueden tener su propia degeneración, es decir, distintos valores de i pueden tener el mismo valor de la energía " i, pero por el momento no nos ocuparemos de esta multiplicidad. Como sabemos, el estado global del gas, ® , está definido por el conjunto de números ® = (n 1 ;n 2 ;n 3 ;:::::). Este es el meollo del método de las poblaciones. Si el gas tiene un número fijo, N , de partículas se debe cumplir, además, X n i: (7.11) N =
i

La clave del procedimiento consiste en considerar los valores de E ® como niveles de energía de un único sistema. La pregunta que Boltzmann contestó fue ¿Cuántos

88 estados diferentes hay con la misma energía E ® ? Dicho de otro modo ¿Cual es la degeneración o peso estadístico.:::::) i Hay que subrayar que la suma debe hacerse sobre todas las poblaciones (n 1 .17) i donde la suma es sobre los estados de partícula única.n 3 .n 3 . La probabilidad de E ® contendrá el factor ex p (¡ ¯ E ® ) de la distribución canónica.n 2 . 2 .n 3 .n 2 . (7. una vez elegida una repartición de las N partículas. que hn i i = ¡ siendo Z1 = 1 1 @Z ex p (¡ ¯ " i) = N P . además. ¯ Z @ "i i ex p (¡ ¯ " i ) X i (7.:::::) donde la función de partición Z vale Z = X ³ X N ! Q ex p ¡ ¯ i n i! (7. La observación crucial. La operación tiene sentido si admitimos que se trata de partículas con identidad. Podemos constatar. Entonces la degeneración de E ® se calcula con g (E ® ) = N ! : n 1 !n 2 !.:::::) que sean compatibles con la condición 7. g (E ® ).16) (n 1 . es la siguiente: h i X N Z = ex p (¡ ¯ " i) .12) Ahora podemos averiguar el valor medio de las poblaciones cuando el gas está en contacto con un baño térmico.18) ex p (¡ ¯ " i) .16. E ® queda invariada sólo en aquellas permutaciones que intercambian n i partículas dentro de los mismos estados i. podemos escribir hn j i = 1 Z X N ! Q n j ex p (¡ ¯ E ® ) . de E ® ? En la descripción de estados mediante poblaciones. (7.La estadística de Boltzmann. Hay N ! permutaciones posibles. En efecto. 3 .n 2 .n 2 . (n 1 .13) de modo que hn i i = Por lo tanto.14) (n 1 .n 3 .19) . pero muchas conducen a estados del gas con energía diferente. ahora. multiplicado por el número de estados g (E ® ) que tienen esa energía P (E ® ) _ g (E ® ) ex p (¡ ¯ E ® ) . el desarrollo de la potencia de un polinomio nos lleva precisamente a la expresión 7. (7. podemos permutar todas las partículas entre sí.15) X ® P (E ® )n i : (7. i n i! ´ n i" i : (7.n 3 !::: (7.:::::). en los estados i= 1 .:::.11.

15 .:::::) y las permutaciones son irrelevantes. un gas perfecto de bosones.24 se convierte en un producto de sumas de partícula única Z= Y 1 X i= 1 . pi = P i ex p (¡ ¯ " i) (7. Evidentemente ex p (¡ ¯ " i) .12 debe ser reemplazado por la unidad. 3. escribir hn j i = 1 Z 1 X (n 1 = 0 . la gran suma en la Ec. El factor de degeneración de Ec. 7. porque la suma sobre estados resulta dificil de calcular. El estado ® está completamente determinado por el conjunto de números de ocupación. ® i i i i i respectivamente.:::) h X n j ex p ¡ ¯ i i n i (" i ¡ ¹ ) . 7. 7. Cualquier permutación de partículas no produce cambios de la función de onda del gas.2 .T ) = ¡ N ln (Z 1 ): ¯ (7.25) . 7.21) Esta deducción alternativa de 7. La estadística que resulta se denomina de Bose . A fin de calcular los valores medios de n i no resulta conveniente la distribución canónica.La estadística de Bose-Einstein 89 la función de partición para una sóla partícula.22) (7. Mucho más fácil es emplear la distribución gran canónica. 7.20) es la probabilidad del estado i de una sóla partícula.6. cuya energía es E ® = i n i " i.24) de partículas N ® de un estado ® del gas de bosones.n 2 .n 3 . El conjunto partículas es equivalente a N sistemas independientes de partícula única: Z = (Z 1 )N : La termodinámica se deriva de la energía libre F (V . son La energía P E ® y el número P E® = n " y N = n . En el sentido de la P pregunta de Boltzmann de la precedente sección.n 2 = 0 . y en lugar de la Ec. ® = (n 1 ..n 2 = 0 .7 del capítulo 6.e.3 La estadística de Bose-Einstein Consideremos ahora un conjunto de partículas de spin entero sin interacción.20 y 7.21confirma la Ec.:::) h X ex p ¡ ¯ i i n i (" i ¡ ¹ ) : (7.Einstein. no está degenerado.6. las ideas que hemos aplicado en el capítulo 3 y la Ec.19. el estado ® .::: n i = 0 ex p [¡ ¯ n i (" i ¡ ¹ )] : (7. Puesto que las propiedades de las partículas son independientes.23) donde la función de gran partición vale Z= 1 X (n 1 = 0 . i. (7. puesto que las partículas son indistinguibles.

30) Cuando el sistema tiene un número prefijado de partículas. 7.n 3 . Como en el caso precedente el estado ® del sistema está determinado por los números de ocupación ® = (n 1 . N .::: (7. De la Ec.::: que aparece como suma de los grandes potenciales parciales bi = ¡ 1 ln (Zi) = 1 ln f 1 ¡ ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )]g : − ¯ ¯ (7.n 2 .23 podemos comprobar que hn i i = ¡ bi 1 @ ln (Z) @− 1 : = = ¯ @ "i @ "i ex p [¯ (" i ¡ ¹ )] ¡ 1 (7.V . (7.26) donde hemos sumado la serie geométrica y escribir Y Y Zi = f 1 ¡ ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )]g ¡ 1 : Z= i= 1 .31) Es necesario notar que.La estadística de Fermi-Dirac 90 Podemos introducir. la función de gran partición parcial del estado i -esimo Zi = 1 X n i= 0 ex p [¡ ¯ n i (" i ¡ ¹ )] = 1 . Las partículas forman un gas de fermiones y su estadística lleva el nombre de Fermi .2 . 1 ¡ ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )] (7.::: i= 1 . el potencial químico queda determinado por la condición N = hN i = X i hn i i = X 1 : i ex p [¯ (" i ¡ ¹ )] ¡ 1 (7. Nuevamente. − ¯ ¯ i= 1 . 7.26 dejaría de ser convergente.4 La estadística de Fermi-Dirac Cuando las partículas tienen spin semientero se cumple el principio de Pauli. en el gas de bosones. conviene utilizar el ensemble gran canónico y se obtiene 1 1 h X i 1 X X hn j i = ::: n j ex p ¡ ¯ n i (" i ¡ ¹ ) .¹ ) = ¡ 1 ln (Z) = 1 ln f 1 ¡ ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )]g .2 . el potencial químico ¹ no puede ser positivo porque de otra manera hn ii podría tomar valores negativos (cuando " i ¡ ¹ < 0 ). La función de onda cambia de signo frente a permutaciones de clase impar y las poblaciones n i sólo pueden valer cero o uno.Dirac. como hemos discutido en general en el capítulo 6.32) i Zn =0n =0 1 2 .:::::) y la degeneración de ® vale uno.29) (7. La serie 7.2 .27) La termodinámica se obtiene del gran potencial X b(T .28) Ahora podemos averiguar el valor medio de las poblaciones de bosones.

43) Z= i= 1 . Bose .2 . ¡ 1 . ¹ . para la estadística de Boltzmann.36) i= 1 .41) ¯ i= 1 .Dirac el potencial químico.La estadística de Fermi-Dirac 91 donde Z= n 1= 0 n 2= 0 1 X 1 X h X ::: ex p ¡ ¯ i i n i (" i ¡ ¹ ) : (7. Los promedios de los números de ocupación de fermiones valen hn i i = ¡ bi 1 @ ln (Z) @− 1 = = : ¯ @ "i @ "i ex p [¯ (" i ¡ ¹ )] + 1 (7. dejemos asentado que las ecuaciones básicas de las tres estadísticas para el gas perfecto se pueden escribir de manera compacta.V . y + 1 .¹ ) = ¡ 1 − ln f 1 + ex p [¡ ¯ (" i ¡ " F )]g : (7.2 .2 . i i i ¯ ¯ ¯ (7.::: Finalmente. ex p [¯ (" i ¡ ¹ )] + a (7.::: (7. (7. se obtiene Z= Y Zi: (7.37) de la cual se deriva la termodinámica de los fermiones. La termodinámica se deriva del gran potencial para fermiones X b(T . se indica habitualmente como ¹ = "F .Einstein y Fermi Dirac.2 .33) Podemos reescribir la función de gran partición en la forma Y Z= f 1 + ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )]g i= 1 .38) Tal como en el caso precedente.39) i i ex p [¯ (" i ¡ ¹ )] + 1 En la estadística de Fermi . (7.34) y definiendo las funciones gran partición de cada estado de partícula única Zi = 1 + ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )] .::: . Asimismo Y Zi.42) donde a = 0 . en la forma hn i i = 1 . el potencial químico queda determinado por la condición X X 1 N = hN i = hn i i = : (7.40) donde " F es el nivel o energía de Fermi del sistema. el gran potencial está dado por la expresión X X 1 X bi = ¡ 1 b = ¡ 1 ln (Z) = − − ln (Zi) = ¡ ln (1 + ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )]). respectivamente.::: Por lo tanto.35) (7.

Recordemos (capítulo 6) que en este límite es muy poco probable que más de una partícula ocupe los mismos estados de partícula única. (7.45) con b = ¡ 1 y b = + 1 .48) independiente de a = § 1 y coincidente con el caso del gas de Boltzmann. 1 (7.El límite clásico 92 siendo mientras que el potencial gran canónico se escribe como X 1 b= ¡ 1 − ln f 1 + b ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )]g . como veremos. empleando los valores b = § 1 e incluyendo el límite b ! 0 : .42 .45 desarrollando en serie el logaritmo (ln (1 + bx ) = bx ¡ 1 (bx )2 + :::). En la sección siguiente veremos que tomando el límite b ! 0 en 7. para el cual a = 0.5 El límite clásico Los gases de bosones y fermiones tienen comportamientos muy parecidos en el límite clásico. 7.7. = ¡p = ¡ N . Sin embargo. Las ecuaciones 7.47) i (7. ¯ i= 1 .45 parecen sugerir una gran semejanza entre las estadísticas de bosones y fermiones.V 7.::: b Zi = f 1 + b ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )]g b . Este resultado también se puede obtener formalmente de la Ec. tienen profundas diferencias que se ponen en evidencia a bajas temperaturas y altas densidades.42 se aproxima al valor hn ii = ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )] .¹ ) = ¡ p V y de las termodinámica de las tres estadísticas se obtiene de − fórmulas del capítulo 5 Ã ! ! ! Ã Ã b b b @− @− @− = ¡ S. que nos da el resultado N = hN i = ex p (¯ ¹ ) X ex p (¡ ¯ " i). b = § 1 .2 . Para ambos casos.46) @T @V @¹ ¹ . Los estados son mucho más numerosos que las partículas y ello ocurre cuando ex p (¡ ¯ ¹ ) À 1 .2 . El gran potencial en el límite clásico se obtiene de la ecuación 7.45 se obtiene la estadística clásica.44) (7.V . En efecto · ¸ n 1 lim 1 + ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )] = ex p f ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )]g .49. es decir cuando ¹ < 0 y j¹ j À 1 .45 tomando el límite b ! 0 .45 se obtiene inmediatamente 7. podemos decir que la Ec. respectivamente. para bosones y fermiones.¹ T .::: que corresponde al gas ideal. 2 resulta X X X bi = ¡ k T b= ¡ 1 − − ex p [¡ ¯ (" i ¡ ¹ )] = hn i i = ¡ k T N .45 también contiene las tres estadísticas.: (7. En este caso la ecuación 7. 7.49) i i ¯ i= 1 .V T . La b= − b(T . (7. (7. Por ello.50) n! 1 n y empleando esta expresión en 7. como vimos en el capítulo precedente.

La densidad de estados vale.5).3. según el tipo de estadística y hemos abreviado con g s = 2 s + 1 la degeneración de spin.51 p 4¼ 2gsV m 3=2 1 1 d N (" ) = d ". en el rango de energías (". que Cuando g s = 1 el miembro derecho de esta ecuación es el número de partículas p e hay en un cubo cuyo lado es la longitud de De Broglie térmica (¸ = h = 2 ¼ m k T ).2 Normalización para Maxwell-Boltzmann En el caso de la estadística clásica. Por lo tanto.54) gs 2¼ m k T gs siendo n = N = V . Conviene.Comparación de los números de ocupación en las tres estadísticas 93 7. El número de partículas del gas.51) h3 2 ¼ 2 ~3 La fórmula.48 y obtenemos µ ¶3 3 2 e n h2 n¸ z = ex p (¯ ¹ ) = = .6 Comparación de los números de ocupación en las tres estadísticas 7. ¹ debe ser negativo y en valor absoluto muy grande. se refiere a partículas no relativistas. cuando el propósito no es calcular ¹ .2 y 6.53) N = 0 como ya se ha dicho.5. 7. (7. ahora. a = 0 . El número de estados por intervalo de energía. j¹ j À k T . Cuando se toma en cuenta la degeneración asociada al spin y las partículas tienen spin s . podemos emplear las Ecs. emplearemos el procedimiento de pasar a variables contínuas de la sección 6. d N . naturalmente. existen 2 s + 1 orientaciones de spin distintas por cada estado q . 6. conviene englobar todas las constantes en una y determinar esta por la .6. El espaciado de los niveles " q es muy pequeño para cualquier elección razonable de la masa m de las partículas y del lado L de la caja. vamos a emplear los estados de partícula única en una caja cuadrada (ver secciones 6." + d " ) se obtiene de las Ecs. vale p 4¼ 2V m 3=2 1 ½ (" ) d " = " 2 d ": h3 Este resultado fue obtenido para una partícula sin spin. poner explícitamente en evidencia la degeneración de los estados de una partícula. En este tratamiento el potencial químico ¹ queda determindo por la condición 1 Z d N (" ).1 Densidad de estados de partícula única Como ejemplo de comparación de los valores medios hn ii en las tres estadísticas.6. ecuaciones 6. expresión que ya hemos encontrado por otras vias en el capítulo 6. (7. 6. según la Ec.6.47 . En el límite clásico. entonces. 7.40. § 1 . p 4 ¼ 2 (2 s + 1 )V m 3 = 2 1 (2 s + 1 )V m 3 = 2 1 2 = p ½ (" ) = " "2: (7.1 a 6. (7.52) "2 3 h ex p [¯ (" ¡ ¹ )] + a donde a = 0 .42 y 7. 3 e Sabemos también que en el límite clásico n ¸ ¿ 1 .

Dirac se introducen las funciones especiales 1 F n (® ) = ¡ (n ) de modo que.60) Daremos luego algunas propiedades de las funciones de Fermi. ex p (x ) ex p (® ) + 1 (7.3 y 6. mediante el cambio de variables x = ¯ " y ® = ¡ ¯ ¹ .53 se reescribe en la forma V 2 N = gs 3 p e ¼ ¸ 1 Z 0 x2 dx : ex p (x ) ex p (® ) + a 1 (7. Empleando la fugacidad. 7. ex p (x ) + z (7.56) Estos resultados están estrechamente asociados con los obtenidos en las secciones 3.3 Normalización en Fermi . entonces.Dirac En los casos de las estadísticas cuánticas.61) . Por el momento.62) 1 Z 0 x n ¡1 dx : ex p (x ) + z (7. nos interesa ponerlas en relación con funciones especiales que pueden ser consultadas en manuales o programas de cálculo de uso corriente. ¼ cuya normalización es correcta puesto que 1 Z 0 3 x ex p (¡ x )d x = ¡ ( ) = 2 1 2 p ¼ : 2 (7.5 y por ello la estadística del límite clásico es llamada estadística de MaxwellBoltzmann. podemos escribir z F n (® ) = ¡ (n ) Desarrollando ¡ ¢ 1 = ex p (¡ x ) 1 ¡ z ex p (¡ x ) + z 2 ex p (¡ 2 x ) ¡ ::: .58) x2 dx : ex p (x ) ex p (® ) + 1 V 3 3 F 2 (® ): e ¸ 1 (7. Se obtiene. la Ec. F n (® ).59) (7. 7. z = ex p (¡ ® ) = ex p (¯ ¹ ). en particular. a = § 1 . la distribución de partículas por unidad de intervalo de energía 3 2 1 (7.Comparación de los números de ocupación en las tres estadísticas 94 normalización a n . 2 F 3 (® ) = p 2 ¼ Por lo tanto N = gs 1 Z 0 1 Z 0 x n ¡1 dx .6.55) n (" ) = n ¯ 2 p " 2 ex p (¡ ¯ " ).57) Para la estadística de Fermi .

ex p (x ) ex p (® ) ¡ 1 (7. ® = ¡ ¯ ¹ > 0 . 7. Entonces. ex p (¯ ¹ )): gs 2 3 (7.Einstein. por ejemplo. E 3 (® ) es una función monótona decreciente. a los fines de cálculos numérico.Einstein. asimismo.67) donde hay que recordar que para Bose .612375349 representa una cota superior para E 3 (® ). se llega a la siguiente serie 1 X (¡ z )k F n (® ) = ¡ = ¡ L in (¡ z ) : kn k= 1 (7. la Ec.64) se denomina polilogaritmo. d x = ³ (n ) = n ex p (x ) ¡ 1 k k= 1 (7.65) x n ¡1 dx.63) La función 1 X (z )k L in (z ) = kn k= 1 (7. se introducen las funciones 1 E n (® ) = ¡ (n ) 1 Z 0 3 (7.6.Comparación de los números de ocupación en las tres estadísticas 95 e integrando por partes.68) así que para el cálculo numérico con Maple empleamos la fórmula e 3 n¸ = p o ly lo g ( .66) de modo que la Ec. ¡ ex p (¯ ¹ )): 2 gs 2 7.57 se escribe como e n¸ = E 3 (® ). en cambio. Se puede demostrar. 2 de modo que tenemos la cota E 3 (® ) < E 3 (0 ): (7. 7.70) 2 2 Pero E n (0 ) es la función Zeta de Riemann 1 E n (0 ) = ¡ (n ) 1 Z 0 1 X x n ¡1 1 . se invoca con la notación L in (z ) ! p o ly lo g (n .Einstein Para la estadística de Bose . 2 2 .60 se escribe como e 3 n¸ = ¡ L i 3 (¡ z ) = ¡ p o ly lo g ( .z ).69) Conviene destacar que para ® > 0 . que E n (® ) = L in (z ). En el programa Maple.4 Normalización para Bose . (7.71) así que ³ ( 3 ) = 2. 2 gs 3 (7.

pero para valores muy grandes de z conviene emplear la siguiente expresión asintótica 1 F n (® ) = ¡ (n ) 1 Z 0 j® jn ¼ 2 j® jn ¡ 2 x n ¡1 dx ¼ + + :::. se puede argumentar considerando que en la integral que define F n (® ) la exponencial es prácticamente despreciable frente a la unidad en el rango (0 . resulta el límite clásico F n (® ) ¼ ex p (¡ ® ): (7.77) la cual se comprueba derivando bajo el signo de integral respecto de ® e integrando luego por partes.73) El valor de F n (0 ) (o sea.68. se puede usar la serie Ec. Para valores pequeños de z (® À 1 ) se puede emplear la serie que liga E n (® ) con los polilogaritmos. La plausibilidad del primer término para el caso ® < 0 con j® j À 1 .63 que conecta estas funciones con los polilogaritmos. La definición de F n (® ) se dió en la Ec.74) 2 La serie de potencias es convergente para 0 · z · 1 . ® À 1 . Cuando la fugacidad. se definen para 0 · ® < 1 (0 · z · 1 ).6.5 Propiedades asintóticas de las funciones F n (® ) y E n (® ) Antes de estudiar las propiedades de los gases de fermiones y bosones. @® (7. mediante la fórmula ¶ µ 1 F n (0 ) = 1 ¡ n ¡ 1 ³ (n ): (7. ex p (x ) ex p (® ) + 1 ¡ (n + 1 ) 6 ¡ (n ¡ 1 ) (7.71. utilizando sólo algunos términos E n (® (z )) = z + z2 z3 + + ::: : 2n 3n (7. E n (® ). 7. 7.72) Al orden más bajo.61. 7. es pequeña.75) la cual requiere que (¡ ® ) = ln (z ) À 1 . j® j). truncando a unos pocos términos F n (® (z )) = z ¡ z2 z3 + ¡ ::: : 2n 3n (7.Comparación de los números de ocupación en las tres estadísticas 96 7.64 y 7. z = ex p (¯ ¹ ) = ex p (¡ ® ).78) . Ecs. Las integrales de Bose . 7. para z = 1 ) se puede relacionar con la función Zeta de Riemann. vamos a consignar aquí algunas propiedades de las funciones especiales que se emplean en la teoría. tales com ¡F n ¡ 1 (® )= @F n . Ec. por lo tanto 1 Z 0 x n ¡1 dx ¼ ex p (x ) ex p (® ) + 1 j ®j Z j® jn n ¡1 x dx = : n 0 (7.76) Las integrales de Fermi satisfacen relaciones de recurrencia.Einstein.

para las tres estadísticas. Se comprueba que para densidades electrónicas características de los metales. La curva que corta el eje x = 0 .k B = 1 :3 8 0 7 £ 1 0 ¡ 1 6 . ex p (¯ ¹ )) B ¡ E n¸ 2 3 e = g s = ex p (¯ ¹ ) (7.7 5 E 5 (0 ) = ³ ( ) = 1 :3 4 1 4 8 7 2 5 7 : 2 2 (7. e izquierda corresponden a las estadísticas de Bose . oportunamente adimensionalizada.Dirac. n v 1 0 2 2 ¡ 1 0 2 3 cm¡ 3 y temperatura ambiente. F-D.Einstein ® sólo puede ser positiva. obtenemos 3 E 3 (0 ) = ³ ( ) = 2 :6 1 2 3 7 5 3 4 9 . ® = 0 :2 6 7 8 y B-E.Einstein. Para Bose . respectivamente. Las curvas derecha. ¡ ex p (¯ ¹ )) F ¡ D n¸ 2 . hn ii.81 hemos verificado numericamente que el potencial químico cambia según los siguientes valores. pero si n > 1 estimaciones obtenidas con la función Zeta de Riemann pueden ser suficientes E n (® ) ¼ E n (0 ) = ³ (n ) = donde ® ¿ 1 : Por ejemplo.80) 1 X k= 1 1 . kn (7. En la figura 2 hemos elegido y = 0 :7 6 5 1 5 y a partir de la Ec.Boltzmann y la más alta es la estadística Resumiendo. Maxwell . ® = ¡ ¹ = k T . Tomando el caso g s = 1 . E n (0 ) diverge para n · 1 . con Maple. suponiendo 3 e que el gas tenga el mismo número total de partículas. en la posición más baja corresponde a Fermi Dirac. La figura 1 nos muestra la 3 e densidad. ® = 0 :5 8 2 0 7 . en todos los casos. y = n ¸ = g s . y Fermi . En ese caso los efectos cuánticos deben ser muy fuertes. el potencial químico (sin dimensiones) ® . gs T 2 ± siempre en CGS y K. la intermedia pertenece a Maxwell .m e = 9 :1 0 9 4 £ e = 7 :4 5 3 7 £ 1 0 ¡ 6 £ p1 . las condiciones para determinar el potencial químico en las tres estadísticas son 3 e = g s = p o ly lo g ( 3 . M-B. el factor numérico en la derecha de la ecuación se reemplaza por 5 :2 2 5 4 £ 1 0 ¡ 2 1 para protones. 7. donde la temperatura está en 1 0 ¡ 2 8 (electrones). y = n ¸ = g s . ® = 0 .Boltzmann.81) M ¡ B : n¸ 3 e = g s = ¡ p o ly lo g ( 3 . Las tres estadísticas tienden a coincidir cuando y ! 0 . resulta ¸ T e = 1 :7 3 5 3 £ 1 0 ¡ 7 £ p1 ). debe ser ajustado en cada estadística. Para ello. intermedia.Variación de la densidad con el potencial químico 97 Cuando z = 1 . en función del potencial químico adimensional. como se ha dicho. 2 2 7. puesto que ese límite representa el gas ideal. el número de electrones en el cubo de De Broglie es mucho mayor que la unidad. en función de la energía (adimensional) x = ¯ " en las tres estadísticas. se grados Kelvin (para protones ¸ T obtiene para electrones 3 e n¸ n = 4 :1 4 1 1 £ 1 0 ¡ 1 6 3 .79) Variación de la densidad con el potencial químico Empleando unidades CGS : h = 6 :6 2 6 1 £ 1 0 ¡ 2 7 . Podemos ahora examinar el aspecto del número de ocupación de estados.

y 8 :0 . La curva intermedia corresponde a Maxwell . ¡ ® = ¹ = k T creciente) es evidente en la figura 5. que por cada partícula que ingresa al sistema se libera energía. en cada estadística. 1 :7 7 3 9 . como pide el principio de exclusión y que la saturación de los estados es manifiesta para el valor más alto de ® . La curva de la derecha es para Bose . cuyo número crece fuertemente cerca del estado fundamental. ¡ ® toma valores crecientes. como se ve en la figura 3. ® = 0 :0 0 1 0 3 .e. a los valores F-D. ® = ¡ 1 :7 7 1 3 9 . Es evidente en esta figura la configuración denominada condensación de los bosones a baja energía.Einstein. ® = ¡ 0 :9 1 6 3 y B-E.Boltzmann. es decir. ® = ¡ 0 :9 2 5 1 7 . El potencial químico adimensional en este caso vale F-D. El potencial químico se ajusta ahora. de izquierda a derecha. A bajas energías comienza a acentuarse la tendencia a la saturación de estados de los fermiones. El potencial químico del gas de bosones resulta negativo. El cambio de la forma de la curva del número de ocupación de fermiones.Einstein. La tendencia a formar un escalón por saturación es evidente: los fermiones van llenando los estados de menor energía y los dejan completos sin que ningún fermión . de modo que y = 2 :5 . Cabe advertir que el numero de ocupación de estados no supera nunca la unidad. a medida que aumenta el número de partículas (o a medida que la temperatura disminuye. para y = 1 :5 .. En la figura 4 aumentamos más aún el número total de partículas. Esta tendencia se acentúa a medida que aumenta el número total de partículas del gas.Dirac. y la curva de la izquierda para Fermi . Se nota que a energías cercanas al nivel fundamental los bosones tienden a ser proporcionalmente más numerosos que los fermiones y las partículas clásicas. ® = ¡ 0 :4 0 5 5 y B-E. de Bose .Variación de la densidad con el potencial químico 98 3 e Figura~1 Densidad adimensional y = n ¸ = g s versus potencial químico sin dimensiones ® = ¡ ¯ ¹ . M-B. realizada con el mismo formato de la anterior. en forma incipiente. M-B. 2 :5 . La acumulación de los bosones en las energías más bajas es aún más evidente que en el caso anterior y se advierte también. ® = 0 :1 3 6 5 1 . una tendencia hacia la formación de una meseta de fermiones cerca del estado fundamental. donde en las sucesivas curvas. i. 5 :0 .

® = 0 :5 4 1 1 6 . Las sumas que es necesario aproximar por integrales son las de la ecuación 7. y la normalización que deriva de 7. El gráfico es para el mismo valor del número adimensional de partículas y = 0 :7 6 5 1 5 en los tres casos. ¡ 1 y + 1 . de manera que es necesario ingresar energía junto con cada partícula que se agrega al sistema. B-E y F-D. ® = 0 :2 6 7 7 y B-E. M-B. Parece sensato aceptar que el error que se comete ignorando la discretización de estados. para B-M. Debido al principio de Pauli los siguientes fermiones pasan a ocupar estados de energía mayor.8 Degeneración débil (en la cual a = 0 . Para x = 0 . adicional pueda caber allí. Comenzamos por examinar la validez del procedimiento de reemplazar la suma sobre estados por una integral. 7.Degeneración débil 99 Figura~2 El número de ocupación de estados hn ii en función de la energía adimensional x . y la más alta a B-E. ® = 0 . La aproximación es básicamente correcta cuando el intervalo entre estados discretos es menor que la más pequeña unidad de energía que consideramos relevante en el problema bajo estudio. el potencial químico del gas de fermiones es positivo. F-D. para las tres estadísticas. respectivamente). (7.42 X X 1 N = .82) hn i i = i i ex p [¯ (" i ¡ ¹ )] + a . la curva más baja corresponde a F-D. no puede ser significativo cuando la distancia entre estados adjacentes es mucho menor que la Vamos estudiar los efectos de la naturaleza cuántica de las partículas cuando su influencia sobre el gas comienza a hacerse sentir debilmente. mientras que el potencial químico adimensional se ajusta de acuerdo a los siguientes valores. El cálculo y su interpretación física tiene momentos instructivos que lo convierten en un ejercicio recomendable para el lector. Como vemos. la intermedia a M-B.45.

45 y 7.4) se obtiene considerando el límite ³¹ ´ ex p ¿ 1: (7. Esta última cantidad es del orden de magnitud de k T . ® = ¡ 0 :9 2 5 1 7 . la intermedia a M-B. posiblemente nunca. El comportamiento de gas ideal (ver sección 6. o sea g = 1 . sea violado en las aplicaciones mientras L sea una longitud macroscópica y T no difiera del cero absoluto en menos de 1 = 1 0 9 . Por lo tanto. Para fermiones consideraremos spin 1 = 2 de modo que g = 2 .3) (~2 = 2 m ) (2 ¼ = L )2 . con la integración sobre la densidad de estados como en la Ec.1 a 6. mientras que el espaciado entre estados es (ver Ecs. 7.85) kT . entonces.51. El gráfico es para el mismo valor del número adimensional de partículas y = 1 :5 en los tres casos. para bosones tomaremos el caso de spin cero. raiz de la media cuadrática de las fluctuaciones de energía de una partícula cuando el sistema está en equilibrio. y la más alta a B-E.82 serán evaluadas.83) kT À 2m L Pero esta condición se puede reescribir como ¶2 µ ¶2 µ 2 L h e p À ¸ = p . F-D. el criterio para aplicar la integración es µ 2 ¶µ ¶2 ~ 2¼ : (7. la curva más baja corresponde a F-D. ® = ¡ 0 :4 0 5 5 y B-E. Calculemos el primer término significativo de la desviación del gas respecto del comportamiento clásico.Degeneración débil 100 Figura~3 El número de ocupación de estados hn ii en función de la energía adimensional x . Para x = 0 . Las ecuaciones 7. ¼ 2¼ m k T (7. M-B. como el lector puede comprobar insertando valores numéricos en esta fórmula.84) y este criterio de validez rara vez. mientras que el potencial químico adimensional se ajusta de acuerdo a los siguientes valores. ® = 0 :1 3 6 5 1 . 6. para las tres estadísticas.

En esa sección estabamos realizando una suma sobre números de ocupación n q dentro del logaritmo. Seguimos considerando pequeña esta cantidad. mientras que el potencial químico adimensional se ajusta de acuerdo a los siguientes valores. Pero el argumento empleado en la Ec. eran despreciables. la curva más baja corresponde a F-D. Ec. para las tres estadísticas. ® = 0 :0 0 1 0 3 . que los términos de orden superior al primero. 7. que representaban esa ocupación múltiple. ¯ q 2¯ q ¡ (7.87) bM ¡ B es el valor clásico del gran potencial (correspondiente a la estadística de Aquí − Maxwell . Para x = 0 . es decir. el nuevo término que hemos . ® = ¡ 1 :7 7 1 3 9 . M-B.Degeneración débil 101 Figura~4 El número de ocupación hn ii en función de la energía adimensional x . pero de tal modo que es preciso tomar en cuenta ahora un término más en el gran potencial. Por lo tanto. El gráfico es para el mismo valor del número adimensional de partículas y = 2 :5 en los tres casos. F-D.45.86) que podemos poner en la forma b= − bM − ¡B + 2¹ X b 2"q ex p ( ) ): ex p (¡ 2¯ kT q kT (7. la intermedia a M-B. Note el lector que en el capítulo 6 hemos obtenido el límite clásico argumentando que la ocupación múltiple de un estado de partícula única era un evento improbable.Boltzmann).87 es distinto: aquí la suma sobre n q ya ha sido realizada y ha conducido a las estadísticas cuánticas. ® = ¡ 0 :9 1 6 3 y B-E. y la más alta a B-E. 7. Resulta b = − 1 X 1 ln f 1 + b ex p [¡ ¯ (" q ¡ ¹ )]g ¼ ¯ q b 1 X b X ¡ ex p [¡ ¯ (" q ¡ ¹ )] + ex p [¡ ¯ 2 (" q ¡ ¹ )] .

90) = ¡ ex p ( ) ex p (¡ ¯ kT q kT ¯ kT kT 0 Entonces.5.87 X q 2"q )= ex p (¡ kT 1 Z 0 2" )d " = ½ (" ) ex p (¡ kT 1 µ ¶3 Z 1 2 t )d t: ½ (t) ex p (¡ 2 kT 0 (7.91) − 5 22 . debe ser considerado como la corrección más significativa del gran potencial cuando la condición 7. -1. podemos escribir el término de corrección en la Ec.85 no se cumple estrictamente. -5. 7.7739. Pasamos a evaluar la suma en 7.87 como 1 µ ¶5 Z 2¹ X 1 2 b 2¹ b 2"q " ex p ( ) )= ex p ( ) ½ (" ) ex p (¡ )d ": ex p (¡ 2¯ kT q kT 2 ¯ kT kT 0 (7.88) Por lo tanto. porque esto estaría prohibido en el caso de Fermi Dirac. en las sucesivas curvas de izquierda a derecha. El potencial químico adimensional ® toma valores crecientes. -2. obtenido no debe ser interpretado como debido a la presencia de dos partículas en el mismo estado de partícula única. comparando las dos últimas ecuaciones podemos escribir la Ec. 7. En cambio.89) bM Pero − bM − ¡B ¡B vale 1 Z ¹ X 1 ¹ 1 "q " ) = ¡ ex p ( ) ½ (" ) ex p (¡ )d ": (7.0.87 en la forma · ¹ ¸ ) ex p ( k T b= − bM ¡ B 1 + b : (7. y -8.0.Degeneración débil 102 Figura~5 Distribución del número de ocupación de fermiones hn ii con la energía x .

N ) = F M ¡B + (± F )T . en realidad estamos estudiando una corrección a la cantidad p =N .98) .92) pV = N k T 1 + b 5 22 ¡B donde b = ¡ 1 es para fermiones y b = 1 para bosones. se obtiene = ¡ N k T y que − ¸ · ex p ( k¹T ) . F = F (T .N : (7.V .V .95) d x = (± F )T .V . donde x es un parámetro adicional del sistema.96) como queríamos demostrar. En el caso que estamos estudiando la variación de los potenciales termodinámicos se debe a la corrección cuántica al valor correspondiente al gas ideal. para que podamos examinar si la presión aumenta o disminuye por efectos cuánticos respecto al gas ideal.N b = F ¡ ¹ N .V .V . permanecen constantes? Para ello hay que calcular la presión como una función de T .V .V .x ).93) T . primero hay que averiguar cuanto vale la energía libre en función de las variables apropiadas. supongamos que F = F (T . T .97) T . (7.V . es decir ³ ´ b(T .V .Degeneración débil 103 bM Recordemos.¹ junto con F (T .V .¹ (7. (7.¹ ) = − bM ¡ B + ± − b − .V .N ³ ´ b = ±− . Pero en este planteo del problema N es una magnitud que puede variar.N ). entonces µ ¶ ±F dF = ¡ S dT ¡ pdV + ¹ dN + dx: (7. y N . En símbolos. que − b = ¡ p V .92. vale también Dado que − b= ¡ S d T ¡ pd V ¡ N d ¹ + d− y resulta µ ±F ±x ¶ T . La variación de un potencial termodinámico cuando sus variables naturales permanecen constantes.N µ ±F ±x ¶ T . por lo tanto.V . es la siguiente: ¿Cual es la corrección a la presión de gas ideal debida a efectos cuánticos cuando T .y N .N = ± − : (7. Cuando estas permanecen fijas en 7.N . Con ese propósito. (7. implica una variación igual de otro potencial termodinámico cuando sus propias variables naturales quedan fijas. además. Para interpretar el resultado debemos tomar en cuenta que ha sido calculado como función de las variables T . que son los argumentos naturales del gran potencial.¹ .94) ± x T .¹ En efecto. La pregunta que deseamos responder.V .V .N dx .V .V . esta afirmación es lo siguiente ³ ´ b (± F )T . en cambio.

102) donde n = N = V . que aparecen en tantos elementos.54 .V . El uso de la palabra ”fuerza” aquí es sólo como analogía. entonces.N = pM ¡B ¡ b 3 e N 2k T ¸ 22V 5 2 N kT = V 1¡ b e n¸ 22 5 3 . Este hecho se comprende mejor cuando se estudia la teoría de las bandas de energía en la física del estado sólido.91 tenemos ³ ´ b ±− T .9 El gas de Fermi muy degenerado Vamos a estudiar ahora un gas de fermiones en régimen de alta degeneración (T ! 0 ) calificación que se emplea para indicar un gran apartamiento respecto del comportamiento clásico. Estas propiedades. Para fermiones (b = ¡ 1 ) la presión resulta mayor que el valor del gas ideal. Cuando los átomos se combinan para formar un metal sucede que pierden uno o dos electrones externos cada uno.V . no hay fuerza de interacción entre las partículas puesto que se trata de gases perfectos.El gas de Fermi muy degenerado 104 De la Ec. Con todo. siendo equivalente a la acción de fuerzas atractivas entre las partículas del gas.100) 3 ): e N ¸ F = FM ¡B + b 3 e N 2k T ¸ 22V 5 : Ã ! (7. y N . lo que interpretamos como equivalente a la aparición de fuerzas repulsivas. 7. los cuales no están contemplados en el modelo. Estos electrones liberados son comunes al conjunto de todos los átomos del metal. Para bosones. . (7. térmica y el lustre de la superficie que indica su capacidad de reflejar las ondas electromagnéticas. en cambio. 7.99) Se obtiene. 7. las cuales impiden a las partículas la ocupación múltiple de un mismo estado de partícula única. Notar que la corrección es proporcional al número de partículas que están presentes en el cubo de De Broglie. son indicativas de una razón subyacente común. V ¹ M ¡ B = ¡ k T ln ( (7. la presión es menor que la del gas ideal.¹ bM = b− ¡B ex p ( k¹T ) 22 5 = ¡ bN k T ex p ( k¹T ) 22 5 : (7. Ec. En este nivel de aproximación es suficiente con reemplazar ¹ por su valor clásico. el efecto es de origen cuántico. Entre los elementos de la tabla periódica. La aplicación más importante de este régimen es que sirve de modelo para entender el comportamiento de los electrones de conducción en los metales. Son ellos los que determinan las propiedades metálicas. es llamativo que el gas degenerado de fermiones libres resulte ser una buena aproximación de este problema en vista de la presencia de los átomos del sólido. todos los metales se caracterizan por su alta conductividad eléctrica. Para encontrar la corrección de F hay que eliminar ¹ en favor de T .101) De aquí podemos obtener la presión p = µ @F @V ¶ T .

En el caso de los electrones. 6).1 Temperatura T ! 0 En el límite de temperatura cero. El valor de ¹ 0 queda fijado por la ecuación X 1 N = lim : (7. Indicaremos con ¹ 0 el valor de ¹ cuando la temperatura es cero. La validez del procedimiento se argumenta. entonces. o sea ¡ 3¢ ¼ pF gV 4 3 : (7. p F . Por lo tanto.104) Podríamos usar la Ec. Hasta que finalmente se agotan las partículas disponibles y todo el gas de electrones ha encontrado ubicación. y hn q i. En ese límite.9.51. El espacio de fase de una partícula tiene. el gas de Fermi se dispone en el estado de menor energía compatible con el principio de Pauli. considerando que N debe ser equivalente al número de celdas-estado en el espacio de fase de partícula única contenidas en la esfera de radio p F . completamente ocupada por electrones Es la esfera de Fermi. cuya superficie se denomina superficie de Fermi. Es decir. hasta un momento lineal. 7. considerando que para modelar un metal hay que llenar un número enorme de estados de partícula única. "q ¡¹ ¢ ex p k T + 1 en el límite T ! 0 . cuando " q > ¹ . (7. todas las celdas completas. mientras que para " q < ¹ . desde el origen. llamado momento de Fermi.106) pF = h V 4¼ g . Ya no diremos que esto se justifica porque las fluctuaciones térmicas son mayores que el espaciado de los niveles. T ! 0 . es una función escalón que pasa del valor 1 a 0 (ver Fig. Se puede pensar en una esfera de radio es p F en el espacio de momentos. De este modo su energía cinética va creciendo a medida que se llenan sucesivamente los estados de partícula única. siendo el spin 1 .105) N = 3 h De aquí obtenemos µ µ ¶1 ¶1 3 3 N 3 . Esta configuración corresponde a los números medios de ocupacíon. pero en este caso es más sencillo obtener el resultado. sólo dos electrones pueden ocupar el estado fundamental de partícula única.38. 2 cuya energía cinética es cero. N = lim 1 Z 0 T!0 ½ (" )d " = ex p [¯ (" q ¡ ¹ )] + 1 ¹0 Z 0 ½ (" )d ": (7.103) q ex p [¯ (" q ¡ ¹ )] + 1 T!0 La suma sobre los estados q se aproxima por una integral. hn q i ! 0 . hasta llegar a una energía tan grande que la discretización de los estados no puede ya ser relevante. Ec. 7. p = 0 .El gas de Fermi muy degenerado 105 7. puesto que T ! 0 . en cambio. como función de " q . hn q i = 1 ¡ . no hay ningún electrón con energía mayor que ¹ . con dos electrones por cada estado. Los electrones siguientes deben ubicarse en los estados de partícula única de menor energía que vayan quedando disponibles. hn q i ! 1 .

108) Reemplazando valores numéricos (m = m e = 9 :1 0 9 4 £ 1 0 ¡ 2 8 g. 1 La Ec.108. La presión se calcula con p = ¡ (@ E = @ V )N y teniendo en cuenta la Ec.107) El potencial químico es positivo. entonces. 7. porque todos los estados con " < ¹ 0 ya están ocupados. Por consiguiente. Esta es la presión residual a T = 0 que . T F .51 muestra que ½ (" ) _ " 2 . Ahora. la temperatura de Fermi. tal que kTF h2 = "F = 2m µ N V µ ¶2 3 3 4¼ g ¶2 3 : (7. naturalmente y por lo tanto F = E . En la literatura el valor de ¹ 0 suele ser llamado energía de Fermi y se designa con " F . resulta T F = 8 :5 £ 1 0 4 ±K. porque al agregar una partícula al sistema frecuentemente hay que extraer energía para poder mantener constante la entropía. la densidad numérica de los electrones de conducción. resulta p = 2E : 3V (7.110) La entropía a T = 0 es cero. En el capítulo 5 hemos sostenido que habitualmente es una cantidad negativa. en cambio. Este es un valor muy elevado (compárese con la temperatura de fusión del cobre del orden de los 1 0 3 ±K) lo que significa que en condiciones normales estamos examinando los metales a temperaturas tales que T ¿ T F . n v 1 ¡ 1 0 £ 1 0 2 2 cm¡ 3 ) y tomando n = 8 :5 £ 1 0 2 2 cm¡ 3 para el cobre.El gas de Fermi muy degenerado 106 y entonces resulta p2 h2 ¹0 = F = 2m 2m µ N V µ ¶2 3 3 4¼ g ¶2 3 : (7. Esto es consecuencia de la fuerza repulsiva entre fermiones. E = 3 N "F : 5 (7. tenemos un sistema en el cual no se pueden agregar partículas con energía menor que ¹ 0 . Además. conviene introducir una temperatura característica. La argumentación del capítulo 5. La energía de Fermi es del orden de 8 eV.109) La energía total del estado fundamental del gas de fermiones vale. de origen puramente cuántico puesto que proviene del principio de Pauli. el gas de electrones en los metales está próximo a su límite de baja temperatura y los efectos de temperatura finita aparecen como una perturbación del estado de temperatura nula. sin embargo.111) En el gas de Fermi degenerado la presión a temperatura cero es finita. h = 6 :6 2 6 1 £ 1 0 ¡ 2 7 ergsec. la energía media por fermión en el estado T ! 0 se calcula como " = 0R "F 0 "F R "½ (" ) d " ½ (" ) d " 0 = R "F 0 "F R " 2 d" = " d" 1 2 3 3 "F : 5 (7. 7. g = 2 . En otras palabras. depende de la posibilidad de agregar partículas sin gasto energético.

como por ejemplo la explicación de la ley de Wiedemann y Franz acerca de la existencia de una relación universal entre las conductividades eléctricas y térmicas de los metales. 7. Sólo una pequeña fracción de electrones. permaneciendo a un nivel mucho menor que T F . El modelo era básicamente el de un gas de electrones contenido en el metal. pero esto no ocurre para aquellos electrones cuya energía está lejos del valor ¹ 0 . puede ser excitada y pasar a niveles no ocupados. º (" ) en función de la energía " (normalizada con ¹ 0 ). La teoría tuvo algunos destacados aciertos.111.2 Temperatura T ¿ T F Veamos. de k T . contenida en un intervalo de energía del orden de k T alrededor de la energía de Fermi. que sucede cuando la temperatura aumenta a partir de cero.J. es cierta para todos los gases perfectos. son estrellas metalizadas que se enfrían inexorablemente. La termodinámica del sistema depende básicamente de lo que ocurre en una capa energética de ancho k T . cercana a T = T F . 7.9. Con el descubrimiento del electrón en 1896. Lorentz y otros desarrollaron una teoría basada en las propiedades clásicas de esta partícula con el fin de explicar el comportamiento de los metales. como se indica en la Fig. puesto que depende sólo de la relación " = p 2 = 2 m (ver capítulo 6). J. como se sabe. Pero al mismo tiempo surgieron serias dificultades: si los electrones de los metales formaban un gas clásico debían contribuir al calor específico del material con (3 = 2 ) k por partícula. E = (3 = 2 ) p V . Vale la pena comentar que una consecuencia de la Ec. Las enanas blancas. Thomson. 6. Se . Drude. como previsto por el principio de equipartición. irradiando sus últimas reservas de energía en la etapa final de su evolución. Porque aumentando su energía en un valor k T encuentran todavía estados ocupados y no pueden acceder a ellos debido al principio de Pauli.El gas de Fermi muy degenerado 107 permite mantener el equilibrio de las estrellas denominadas enanas blancas contra las fuerzas gravitacionales. alrededor de la superficie de Fermi. Las partículas se excitan con energías del orden Figura~6 Fermiones: número medio de ocupación.

(7. El estudio del modelo de Fermi para los metales.115) cuando el factor n (" ) del integrando es próximo a una función escalón. Estas integrales se pueden escribir en la forma I = I0 + ± I . sólo una fracción exigua de esas partículas contribuía al calor específico del metal. por el otro. Aquí no avanzaremos más en esa dirección. de estudiar integrales del tipo I = 1 Z 0 f (" ) d ".113) p 2 4¼ V g 2m ½ (" ) "n (" )d " = ¡ 3 h3 "2 d ": ex p [¡ ¯ (" q ¡ ¹ )] + 1 (7. Todos los electrones libres participan en la conducción de la electricidad en el metal. ex p [¡ ¯ (" q ¡ ¹ )] + 1 (7. el número de electrones estimado resultaba demasiado pequeño comparado con el que se obtenía a partir de las propiedades eléctricas del metal.112) Sabemos que para todos los gases perfectos.El gas de Fermi muy degenerado 108 constató que para dar cuenta del valor observado del calor específico de los metales. El campo eléctrico aplicado desplaza la esfera de Fermi globalmente.117) . la densidad de electrones de conducción era del orden de 1 0 2 2 cm¡ 3 . vale la relación 2 hE i = ¡ Resulta. Por un lado. como en la Fig. 6. entonces b = ¡ 2 hE i = ¡ 2 − 3 3 1 Z 0 3b −: 2 3=2 1 Z 0 3 (7.116) f (" ) d ". Con el modelo del gas de Fermi la dificultad puede ser superada. calculemos el potencial gran canónico 1 Z X 1 1 b= ¡ ln f 1 + ex p [¡ ¯ (" q ¡ ¹ )]g = ¡ ½ (" ) ln f 1 + ex p [¡ ¯ (" q ¡ ¹ )]g d ": − ¯ q ¯ 0 (7. son temas específicos de un curso sobre propiedades de materia condensada. Sin embargo. su éxito como primera 2 aproximación y los ajustes que son necesarios para una más satisfactoria aplicación. modificando la cantidad de movimiento de todos los electrones. el calor específico resulta del orden de 3 N k (T = T F ). para explicar la conductividad eléctrica. Si tenemos N electrones.114) Se trata. Volviendo a las propiedades térmicas del gas de fermiones para temperaturas T < < T F . donde I0 = ¹ Z 0 (7. siempre que " _ p . sólo los electrones cercanos a la superficie de Fermi participan de la excitación térmica y contribuyen al calor específico del metal. entonces.

Nos limitaremos a indicar lo esencial. respectivamente. En el caso que se examinen sistemas cuyo número de partículas permanece constante (en ciertos experimentos con metales) hay que admitir que ¹ pueda cambiar con la temperatura.123) Estos resultados corresponden al concepto del ensemble gran canónico. porque hay una compensación parcial de las contribuciones de la integral correspondientes a las áreas faltantes y excedentes respecto de la función escalón. N = N 0 " ¼2 1+ 8 µ kT ¹ ¶2 # : (7. µ ¶ ¶ µ @I 1 @ 2I I = I+ T + T 2 + ::: : (7. El resultado es ¼2 0 I = I0 + (7. en el cual imaginamos el sistema en contacto con un gran baño térmico cuya temperatura permanece constante. que N cambia con la temperatura a fin de que ¹ pueda quedar fijo.121) Vemos.122) 3 h3 y. entonces.120) ¹2 + ¹ 2 (k T ) : − 3 h3 5 4 Como sabemos.El gas de Fermi muy degenerado 109 mientras que ± I es la corrección de temperatura finita. por encima y por debajo de ¹ . El primer término significativo de la corrección es en T 2 . debida a Sommerfeld. el cual provee también un gran reservorio de partículas cuyo potencial químico es constante. puede ser llevada a cabo como un problema.119) f (¹ ) (k T )2 + ::: : 6 Aplicando esta aproximación se obtiene p · ¸ 3=2 2 5 1 2 m 2 4 ¼ V g ¼ 2 2 b= ¡ (7. así que N debe modificarse en consecuencia. cuando T > > T F . pero la variación es pequeña y comienza en el segundo orden de la temperatura. Es importante recordar que vamos a variar T manteniendo ¹ constante. La excitación térmica respecto del estado fundamental está englobada en ± I . (7.118) @T T= 0 2 @T 2 T= 0 El término de primer orden en T resulta ser cero. Se desarrolla I como una serie de Taylor alrededor de T = 0 . Después de todo. por lo tanto. como se ha dicho. El cálculo de la corrección ± I . Podemos escribir p 2 4¼ V g 2m 3=2 3 N 0 = ¹ 2. el número de partículas se calcula con " # p b 2 4¼ V g 2m 3=2 3 @− ¼ 2 (k T )2 ¹2 + : N = ¡ = @¹ 3 h3 8 ¹1 2 (7. . el sistema tiende al comportamiento de gas ideal y ¹ debe pasar de valores positivos a valores negativos.

e. el calor específico de los metales está determinado por las vibraciones de la estructura. Pero ahora sabemos que la variación de ¹ con T cuando se mantiene N constante introduce en la última ecuación una corrección del orden de T 3 .El gas de Fermi muy degenerado 110 Para temperaturas tales que T < < T F procedemos como sigue. N k 2 TF (7. 7. 7. la contribución de los fonones. (7. (7. resulta que N 0 _ ¹ 2 : Pero si ahora N = N 0 se mantiene constante podemos despejar ¹ de la última ecuación (aproximando ¹ con ¹ 0 en el término de la corrección de temperatura) y obtenemos " µ ¶2 # ¼2 kT .N ). 7.V . Los experimentos encuentran una ley de variación lineal de C V con T .122. tal como señala la teoría y el valor medido es C = 0 :8 £ 1 0 ¡ 4 : (7. Recordando la Ec.¹ ) en lugar de S (T . que C V varía linearmente con la temperatura y es del orden de N k (T = T F ).126) ¹ 2k T : @T h3 3 V . Pero a temperaturas inferiores a 1 ±K el calor específico del cobre está dominado por la contribución del gas de electrones. como se mencionó en el capítulo 3 al describir el modelo de Einstein.128) Con esto confirmamos lo anticipado más arriba. ¹ disminuye levemente cuando la temperatura crece a partir de T = 0 .123 como " µ ¶2 #µ ¶ 3 ¼2 kT ¹ 2 N = N 0 1+ .127) y para el calor específico a volumen constante se obtiene también µ ¶ @S ¼2 T CV = T = : N k @T V 2 TF (7. que aquí vamos ignorar. Ponemos ¹ 0 para el valor de ¹ a temperatura cero y reescribimos la Ec.125) ¹ = ¹0 1 ¡ 12 ¹ 0 3 manteniendo por consistencia la corrección sólo hasta el orden T 2 : Vemos que en un gas con un número fijo de fermiones. i. dado que para T 6 = 0 la repulsión es algo menor que en la configuración donde todos los estados de partícula única están saturados.¹ Esta expresión nos da S = S (T ..V . La entropía se calcula con à ! p b @− 4¼ V g 2m 3=2 ¼ 2 1 2 S = ¡ = (7. A temperatura ambiente y también a temperaturas mucho menores.108 podemos reescribir la ecuación de la entropía a bajas temperaturas como S = ¼2 T .129) N kT .124) 8 ¹ ¹0 puesto que en virtud de la Ec. como cabe esperar cualitativamente.

7.67 . e ¸ (7. (7.. la cual no queda contabilizada en la Ec. con ¹ y que aquí el potencial químico sólo puede tomar valores negativos. La dificultad aparece a la densidad crítica n c = 2 :6 1 2 4 £ g s £ 1 3. Recordaremos que se trata de la integral 1 p Z 1 4¼ 2gsV m 3=2 1 N = "2 d ". y ello ocurre para un valor finito de N = N c . a medida que N aumenta el valor de ¹ crece y. Como se ha visto en la sección 7.131) 3 h ex p [¯ (" ¡ ¹ )] ¡ 1 0 que vincula N . hemos visto como se ejecuta la normalización en la estadística de Bose . mientras N y V quedan fijos. O bien.e.10.67 y 7. Allí ocurre la .133) donde claramente tenemos más de una partícula en un cubo de De Broglie. i. 7. cuando N > N c .67 y7.130) N kT un resultado bastante satisfactorio. 7. ¹ = 0 . algo sucede con la diferencia.71. 7. A un cierto punto ¹ alcanza el mayor valor posible.131.132) donde hemos recurrido a las Ecs. 8 :5 £ 1 0 4 ±K. 7. Por lo tanto. debe tender a cero (ver Ecs. con el cual podemos argumentar por analogía. Supongamos que mientras se mantienen V y T constantes. porque. En apariencia.7.131 vale entonces e 3 N c¸ = E 3 (0 ) = ³ ( ) = 2 :6 1 2 4 .128 el valor T F correspondiente al cobre. (7. es el de la condensación del vapor de agua cuando se alcanza la saturación.131 se siga cumpliendo. 2 V gs 2 (7. En tal caso ¹ debe ajustarse también. por lo tanto. 7.T . 7.V . esta cota superior para N no puede ser superada porque ¹ no puede seguir creciendo. la Ec.66 y otras asociadas. la teoría predice C = 0 :6 £ 1 0 ¡ 4 . Consideremos un gas de bosones encerrado en un volumen fijo y en contacto con un baño térmico.70). en efecto.Einstein. considerando las simplificaciones del modelo de gas de fermiones respecto de la complejidad de un metal real.1 La teoría de la condensación de Bose-Einstein En relación con las fórmulas 7.La condensación del gas de Bose 111 Poniendo en la Ec.10 La condensación del gas de Bose 7. Un ejemplo familiar. si pensamos en un experimento en el cual podemos disminuir la temperatura. para que la Ec. vamos agregando partículas y N crece.134) Naturalmente. no se ve ninguna razón por la cual no se puedan seguir agregando partículas al sistema mientras T y V quedan fijos. el problema aparece a una temperatura crítica kTc = 0 :0 8 3 9 gs 2 3 £ 2 h2 £ n 3: m (7.6.

N = P (V = k T ). 7. que ya no está en la Ec. mientras que la presión del vapor permanece constante. En 1 efecto.131 para ¹ = 0 e interpretando que da el número de partículas. Ignoramos. menos cuando consideramos el estado fundamental " = 0 . Para estudiar la termodinámica del gas parcialmente condensado (T < T c ) empleamos la Ec. 7.La condensación del gas de Bose 112 coexistencia de dos fases de la substancia. La ecuación P = N (k T = V ) deja de valer. Queda fija en el valor asignado por E 3 (0 ) (tal como sucede con P c 2 en el caso de la condensación del vapor) mientras que la diferencia N ¡ N c pasa a integrar otra fase de la substancia. Este pasaje de partículas al estado fundamental es similar a una transición de fase y se denomina condensación de Bose-Einstein. pues.136) A medida que ¹ se acerca a cero.131 no consigue llevar correctamente la contabilidad de las partículas? La razón es que hemos empleado una aproximación contínua para la variación de la energía " de los estados (remplazamos una suma por una integral). 7. y manteniendo T y V fijos. porque hemos visto que a medida que j¹ j decrece. a esa presión la diferencia N ¡ N c se condensa en gotitas de vapor de agua. observamos el incremento del número de partículas midiendo la presión P . se describe generalmente la condensación mediante un proceso de reducción del volumen del vapor manteniendo N constante. estamos afirmando que la densidad de estados para " = 0 es cero. el número de partículas del estado fundamental. habiendo empleado la densidad de estados ½ (" ) _ " 2 . (7. cada vez hay más partículas que pueblan los estados de baja energía. pero es incorrecto en el caso de Bose-Einstein.131 no puede aumentar más. ¿Por que la Ec. 7. Pero hay un momento en el cual el crecimiento de P con N cesa y la presión permanece a un valor constante P c = N c (k T = V ). . con pendiente V = k T . aparece en el estado fundamental. El número medio de partículas en el estado fundamental vale hn 0 i = y en el límite ¹ ! 0 1 ex p (¡ ¹ kT )¡ 1 . Pero en ese caso se modifican los estados de partícula única y nosotros preferimos. A medida que se agregan más partículas aumenta la fracción líquida. Entonces. Esto es básicamente correcto. Algo análogo sucede con el gas de bosones: N _ E 3 (¡ ¹ = k T ) crece mientras 2 j¹ j ! 0 y cuando se alcanza el valor crítico N c la integral de la Ec. por simplicidad. Esto es tolerable en el caso de Fermi-Dirac.135) hn 0 i ¼ ¡ kT : ¹ (7. Mientras el vapor no se condensa un gráfico de N versus P muestra un crecimiento lineal. mientras seguimos agregando partículas. comentar el cambio de fase a volumen constante. la mayor parte en estado gaseoso y un condensado en estado líquido. hn 0 i se hace comparable con N y a un cierto punto la diferencia N ¡ N c .131. Sabemos lo que ocurre. En termodinámica. puesto que a lo más hemos perdido una partícula en la contabilidad. como hemos discutido en su oportunidad. Consideremos en primera aproximación el vapor como un gas ideal.

En efecto. = (7. (7. 6. que no están en el estado fundamental. El calor específico a volumen constante vale µ ¶ µ ¶3 @E T 2 CV = = 1 :9 0 N k = 1 :9 0 N ¤k : (7. donde se ha evaluado la función de Riemannn 2 2 con Maple. y recordando la Ec. V . la reescribimos en la forma N ¤ = 1 Z 0 ½ (" )d " = N ex p ( k"T ) ¡ 1 µ T Tc ¶3 2 (7. La función Gamma vale ¡ (5 = 2 ) = 3 ¼ = 4 .71 tenemos E 5 (0 ) = ³ ( 5 ) = 1 :3 4 1 4 9 . 7.66. a esa temperatura C V presenta un punto de cúspide (discontinuidad de la derivada de la 3 función C V (T )) como se ve en la Fig.141) @T V Tc 5 A partir de cero C V crece hasta el valor 1 :9 0 N k para T = T c . ¡ ¹ decrece y comienzan a manifestarse anomalías con respecto al comportamiento de gas ideal.137) (ver Ecs 7. a temperaturas suficientemente altas sabemos que el gas de Bose-Einstein tiende al límite de gas ideal.134). a N . por lo tanto. N 0 . Para obtener la ecuación de estado del gas de bosones lo más directo es recordar el resultado general p V = (2 = 3 ) E del capítulo 6 (Ec. Las partículas restantes.13) y escribir µ ¶3 N kT T 2 p = 0 :5 1 3 : (7. 7.138) Tc Las N ¤ partículas que están en estados excitados se llevan toda la energía del gas.142) V Tc Ahora eliminamos T c empleando la definición y finalmente obtenemos p = 1 :2 kT 3 : e ¸ (7.La condensación del gas de Bose 113 N ¤. 7. Cuando la temperatura disminuye. Podemos finalmente escribir la energía en la forma µ ¶3 T 2 ¤ E = 0 :7 7 0 k T N = N k T . por lo tanto. En particular. podemos escribir 1 p Z "½ (" )d " 4 ¼ 2 g s V (m k T )3 = 2 5 5 (0 )¡ ( ).143) . fijos.132 y 7. puesto que C V _ (T = T c ) 2 cuando T · T c .140) Tc de modo que la dependencia de la energía con la temperatura sigue la ley E _ T 2 . que no es muy distinto del valor que corresponde a los gases ideales monoatómicos 1 :5 N k . están en el estado fundamental " µ ¶3 # T 2 N 0 = N ¡ N ¤= N 1 ¡ : (7. C V aumenta hasta el valor 1 :9 N k para T = T c .139) E = k T E " 2 ex p ( k T ) ¡ 1 h3 2 0 p empleando la Ec.

el ”vapor” de Bose-Einstein. En el tradicional gráfico p versus V de la termodinámica. (7. o sea. En el proceso de condensación de todas las substancias la parte gaseosa tiene una entropía mayor y ocupa un mayor volumen por partícula que el condensado. Esto es exactamente lo que ocurre en el caso de la condensación del vapor de agua. Podemos notar que (@ p = @ V )T = 0 . el condensado tiene entropía cero y ocupa volumen cero. Supongamos que el gas de bosones está contenido en un cilíndro provisto de un pistón móvil.145) es la compresibilidad isotérmica. no tienen un carozo duro (son puntuales) y por eso tienen volumen cero. Que el condensado ocupa volumen cero se argumenta del modo siguiente.144) @T V donde K T 5 1 = ¡ V µ @V @p ¶ T (7. p = co n st:. el resto del volumen está ocupado . la presión del gas no varía. Sin embargo. 7. El volumen cero es posible porque hemos supuesto que las partículas no tienen interacción. las isotérmas del gas de bosones degenerado aparecen como líneas horizontales. es decir. mientras la presión varía como T 2 . Cuando el sistema llega a ¹ = 0 podemos imaginar que hay dos fases en equilibrio. en el sistema líquidovapor cuando todo el vapor se ha condensado. en cambio. en general. Según la Ec. es que forzamos el vapor de Bose-Einstein a condensarse a p y T constante. el condensado con partículas a energía cero y la población de los niveles excitados.143 cuando comprimimos el pistón. La diferencia es que en el caso del gas de bosones.La condensación del gas de Bose 114 Figura~7 Calor específico a volumen constante del gas de Bose . Lo que ocurre. la termodinámica nos enseña que. En efecto. vale µ ¶2 @p Cp¡ CV = TV K T . en sentido figurado. haciendo disminuir el volumen a T constante. que la compresibilidad es infinita. que podría ser llamada. de modo que C p resulta infinito. como sucede en el ejemplo del vapor de agua. es independiente del volumen. Conviene notar que. lo que nos está señalando que para el gas de Bose-Einstein estamos en presencia de una transición de fase similar.Einstein como función de la temperatura.

T S = (5 = 3 ) E . las gotas de líquido se concentran en el fondo del recipiente y se separan del vapor. El condensado contiene un número macroscópico de partículas pero no ocupa un volumen macroscópico. porque p la curva que separa distintas regiones tiene la forma p _ ( N ) _ . 7. 7.La condensación del gas de Bose 115 por un líquido que ofrece una gran resistencia a la compresión y p crece rápidamente cuando se intenta reducir V aún más. En ausencia de gravedad. El volúmen para el cual esto sucede se obtiene resolviendo la Ec. un factor adicional que no hemos incluído en la teoría de la condensación de Bose-Einstein. como ocurre en el caso del condensado de Bose-Einstein. Ec.142. 3T (7. T y c c V 2 N 3 T c _ ( V ) . En efecto. absorbe del medio la cantidad de calor L = T S . pero la entropía del gas. En el caso del vapor de agua. realiza sobre el ambiente un trabajo igual a p V . representa los estados de coexistencia de fase (con ¹ = 0 ) y divide el cuadrante en dos regiones: la inferior corresponde al gas todavía no degenerado (donde ¹ < 0 ) mientras que la superior está ocupada por el condensado. esto es una idealización derivada de la hipótesis de ausencia de interacción entre las partículas. Ello significa que cuando el gas de bosones se expande.146) teniendo en cuenta que E _ T 2 y C V _ T 2 . la fase líquida tendría igual probabilidad de encontrarse en cualquier porción del recipiente mezclada con el vapor de agua. 5 En un diagrama p ¡ T la curva dada por la Ec. Como resulta obvio. que equivale a V ! 0 . Cuando el sistema se expande hasta un volumen V . la cual es 5 = 3 de la energía interna E que adquiere el sistema. para cualquier volumen. p _ T 2 . En verdad. en una representación p ¡ V 5 5 2 3 . En la parte superior reside el gas degenerado con ¹ < 0 y toda el área inferior corresponde a la coexistencia de las dos fases (donde las isotermas son rectas con p = co n st. mientras que p V = (2 = 3 ) E . En cambio. a T y p constantes. la condición para ello es T c ! 1 . .134.138 para N 0 = N teniendo en cuenta la definición de T c . el calor latente en la transición del condensado al ”vapor” es 5 L = TS = 5 E : 3 (7. 7. Hemos dicho que la entropía del condensado es cero.147) Dado que en el diagrama p ¡ V la región de coexistencia de fases corresponde a ¹ = 0 .) puesto que el condensado está en V = 0 . es S = T Z 0 CV 2 dT = C T 3 3 V = 5E . Por lo tanto. partiendo de V = 0 . Pero es fácil comprender que esto se debe a la presencia de la gravedad en un experimento real. o sea que devuelve al ambiente 2 = 3 de la energía final alcanzada. en el presente caso la ecuación de Euler termodinámica se reduce a E = T S ¡ p V . El vapor de Bose-Einstein se transforma en un condensado cuya función de onda tiene amplitud constante en todo el volumen (estado fundamental con energía cero) de modo que las fases gaseosa y condensada se interpenetran en todo el recipiente.

La condensación del gas de Bose 116 7. Véase la Fig. El condensado obedece las leyes del micromundo. Ketterle un físico del MIT generó BECs en su laboratorio enfriando un gas formado por átomos de sodio hasta unos 1 0 ¡ 9 ±K (una temperatura 1 0 ¡ 6 veces menor que la del gas interestelar) A tan bajas temperaturas los átomos se comportan como ondas. 8 que resume esquemáticamente estas ideas. Por mucho tiempo se pensó que ese estado no podía existir en forma pura en la naturaleza. porque las interacciones entre partículas son generalmente dominantes en el comportamiento de la materia a bajas temperaturas. más que como partículas.2 BECs y el premio Nobel para la física de 2001 El condensado de Bose-Einstein. es un objeto cuántico. En 1995. alrededor de 1920 cuando la ”vieja ” mecánica cuántica era reciente y todavía no había nacido la ”nueva” de Heisenberg y Schrödinger. previsto teóricamente durante las primeras décadas del siglo XX. El condensado de Bose-Einstein no es un gas ni un líquido y no se parece a ningún material de la vida corriente porque es un manifestación macroscópica de otro mundo. EEUU) y Carl Wieman (University of Colorado) pudieron generar BECs a partir de átomos de rubidio super-enfriados. Einstein creía que el condensado era demasiado extraño para ser real. Un BEC es un grupo de algunos millones de átomos que se funden para formar una única onda cuántica de materia de algunos milímetros de ancho. siguiendo técnicas para absorber energía térmica conocidas en la práctica del manejo de haces de partículas en aceleradores de altas energías. Cornell and Wieman compartieron en 2001 el premio Nobel con Wolfgang Ketterle del MIT: ”por haber logrado la condensación de Bose -Einstein en gases diluidos de átomos alcalinos. pero por su tamaño se asoma a la realidad macroscópica. denominado brevemente BEC (Bose-Einstein condensate ). como la superfluidez y la superconductividad. El condensado de Bose-Einstein deriva de las estadísticas cuánticas formuladas por el físico indio Satyendra Nath Bose y Albert Einstein. sólo aquel que contiene un número par de neutrones más protones más electrones. podemos afirmar que se ha podido construir artificialmente un nuevo estado de la materia. pasan a tener globalmente el comportamiento de una onda gigante de materia. fue realizado experimentalmente sólo en los últimos años de la década de 1990. la estadística de bosones fue siempre un tema importante en el estudio de la materia condensada. el concepto de la condensación de Bose-Einstein de cuasipartículas permitió comprender las propiedades de los estados especiales de algunos materiales a muy bajas temperaturas. Sin embargo. donde reina la dualidad onda-partícula y donde los comportamientos son probabilísticos. . Pero al fin. Un BEC se forma cuando los átomos del gas cambian de comportamiento y en lugar de asemejarse a un conjunto de bolitas clásicas que chocan entre sí. Ketterle. Por ello. el más célebre de los físicos del siglo XX.10. Los físicos que recibieron el premio Nobel 2001 por este descubrimiento han empleado trampas magnéticas para confinar el gas de partículas y láseres para enfriar el sistema. y por los primeros estudios fundamentales sobre las propiedades de los condensados”. en nuestros dias. No cualquier conjunto de átomos puede formar un condensado de Bose-Einstein. trabajando independientemente Eric Cornell (National Institute of Standards & Technology. dijo en una entrevista: ”Las imágenes de un BEC pueden ser consideradas como fotografías de las funciones de onda”. es decir de soluciones de la ecuación de Schrödinger. En 1995.

Tony Phillips. NASA). Tony Phillips de NASA) . Barry. Barry. origen: Patrick L. Figura~9 Una fotografía por absorción de BECs superpuestos. y Dr. y Dr. origen Patrick L. La sombra revela la figura de interferencia (imagen: cortesía de MIT.La condensación del gas de Bose 117 Figura~8 Esquema de las ideas básicas subyacentes a la noción de BEC (figura cortesía de MIT.

En los lugares donde los dos BECs están yuxtapuestos interfieren. un número que permite la condensación porque el spin del conjunto es par. protones y electrones es 34. no se mezclan tal como ocurre con gases ordinarios. Átomos cuyos constituyentes suman un número impar no pueden dar lugar a BECs. La figura de interferencia de materia se forma de un modo similar al caso de la interferencia de ondas luminosas: donde las crestas coinciden se concentra materia. como lo hacen las ondas: estratos paralelos delgados de materia están separados por estratos delgados de espacio vacío. . Science@NASA web sites).9. Tony Phillips. el número total de neutrones. como se ve en la Fig. Según Ketterle. donde una cresta coincide con un valle la interferencia destructiva cancela la presencia de materia. En ese caso. Barry. ni rebotan como podría suceder con dos sólidos.La condensación del gas de Bose 118 Ketterle formó sus BECs a partir de átomos de sodio. si se generan dos BECs y se los acerca. (información adaptada de Patrick L. y Dr.