You are on page 1of 70

U N I V E R S I D A D D E C O L I M A

POSGRADO INTERINSTITUCIONAL DE CIENCIAS
PECUARIAS
POTENCI AL DE LA PLANTA ACUATI CA Lemna gibba
EN LA ALI MENTACI ON DE CERDOS
T E S 1 S
QUE PARA OBTENER E L GR A D O D E :
MAESTRA EN CI ENCI AS PECUARIAS
P R E S E N T A :
KARLA LORENA GUTIERREZ GOMEZ
ASESORES: DR. FERNANDO PEREZ-GIL ROMO
M. en C. LEONOR SANGINES GARCIA
TECOMAN, COLIMA 2000
A mis padres con todo mi cariño y agradecimiento por la
confianza y el apoyo incondicional que siempre me han brindado.
A todos y cada uno de los que colaboraron a mantener la ilusión
para alcanzar el éxito. Esto es también de ustedes.
Yace aquí el hidalgo fuerte
que a tanto extremo llego de valiente,
que se advierte que la muerte no triunfó
de su vida con su muerte.
ÍNDICE GENERAL..................................................................................1
Índice de cuadros y figuras.............................................................................................II
Resumen................................................................................................................................III
Summary..............................................................................................IV
1. INTRODUCCIÓN....................................................................................................................1
II. REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA..........................................................................................3
2.1 Sistemas de ,producción agropecuaria en la región de
Xochimilco..........................................................................................................3
2.2 Recursos alimenticios no convencionales y su empleo en la
alimentación del cerdo.............................................................................................4
2.3 Clasificación de subproductos industriales....................................................................6
2.4 Descripción de alimentos no convencionales...........................................................................8
2.5 Características de las plantas acuáticas....................................................10
2.6 Composición química de las macrófitas acuáticas.........................................13
2.7 Utilización de plantas acuáticas en la alimentación animal ..................................18
2.8 Pruebas de digestibilidad ...................................................................................21
2.8.1 Definición de digestibilidad............................................................................. 22
2.8.2 Tipos de digestibilidad ........................................................................22
2.8.3 Aspectos metodológicos. Formas de medición de la
digestibilidad..........................................................................53
III.JUSTIFICACIÓN ....................................................................................................26
IV.OBJETIVOS ................................................................................................................28
V.HIPÓTESIS .............................................................................................................29
VI.METODOLOGÍA .....................................................................................................30
6.1Diagrama de flujo ..................................................................................................30
6.2Recolección de la planta ...............................................................................32
6.3Análisis químico .................................................................................................33
6.4 Formulación de dietas ............................................................................................33
6.5 Prueba de comportamiento productivo......................................................................... 35
6.6 Prueba de digestibilidad.................................................................................................................. 36
6.7 Análisis estadístico .........................................................................................................................................37
VII. RESULTADOS Y DISCUSIÓN.................................................................................................................38
7.1 Composición química......................................................................................................................38
7.2 Factores antinutricionales y tóxicos .......................................................................................46
7.3 Determinación de minerales...............................................................................................................48
7.4 Resultados de la engorda..........................................................................................................50
7.5 Resultados de las pruebas de digestibilidad aparente total ............................................54
VIII. CONCLUSIONES................................................................................................................................ 57
IX. RECOMENDACIONES................................................................................................................. 58
X. LITERATURA CITADA...................................................................................................................... 59
ÍNDICE DE CUADROS Y FIGURAS..............................................................................II
1. Principales grupos de alimentos alternativos y sus elementos representativos
más importantes...............................................................................................................7
2. Composición química de algunas macrófitas acuáticas........................................................15
3. Composición de las dietas (8 Base seca) para cerdos en crecimiento
(30-60 kg)......................................................................................................................................34
4. Composición química de la materia prima (base seca).........................................39
5. Composición química de distintas muestras de Lemna gibba
(base seca)..................................................................................................................................41
6. Composición aminoacídico de Lemna gibba, dieta testigo y
dieta experimental ....................................................................................................................43
7. Composición aminoacídica de la Lemna gibba, harina de soya y harina
de carne y huesos, expresadas como g/lOO gde proteína................................44
8. Comparación de los requerimientos de aminoácidos
esenciales (g/kg alimento) para cerdos en engorda con lo
aportado en la dieta testigo y la experimental..........................45
9. Contenido de factores presentes en la planta acuática
L e mn a g i b b a . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 6
10. Composición de minerales de la planta acuática Lemna
gi bba. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
ll. Resultados del comportamiento productivo de cerdos
alimentados con Lemna gibba..........................................................................51
12. Índices de digestibilidad de MS, PC y Energía en cerdos
alimentados con Lemna gibba.......................................................................52
Figura 1. Patrón de crecimiento de cerdos alimentados
diferentes niveles de la planta acuática Lemna gibba en relación
a datos estándares.............................................................................53
Figura 2. Consumo de cerdos alimentados con diferentes niveles de inclusión
de la planta acuática Lemna gibba en relación a datos
estándares.........................................................................................54
Figura 3. Índices de digestibilidad de cerdos alimentados
con diferentes niveles de la planta acuática Lemna
gibba ......................................................................................................................55
El obj eti vo del presente trabaj o fue eval uar el
aprovechamiento de la planta acuática Lemna gibba en cerdos
de engorda, para l o cual se real i zó una prueba de
comportamiento productivo y una de digestibilidad aparente
total. Ambas consideraron dos tratamientos (0 y 10% Lemna);
la primera utilizó 20 animales machos castrados de raza
híbrida de los 23 a los 66 kg de peso vivo (10 repeticiones
por tratamiento)y la segunda se realizó con 8 animales de
iguales características, con 4 replicas por tratamiento. En
ambas pruebas se empleó un diseño estadístico t de student
completamente al azar con nivel de significancia de 0.05. La
dieta testigo se elaboró a partir de una mezcla de sorgo,
pasta de soya y una premezcla de vitaminas y minerales,
mientras que a la experimental se incluyó Lemna (10%)
cosechada en la región de Xochimilco. En la engorda no se
encontraron diferencias estadísticamente significativas
(p>O.O5) para la ganancia diaria de peso, el consumo, la
conversión y la eficiencia alimenticia, sin embargo, la Lemna
fue responsable de una disminución significativa (p<O.O5) en
la digestibilidad de la materia seca (84.30" y 81.31b%) y la
proteína (71.68" y 67.26b%), pero no así en la energía (91.14
y 91.40%). De lo anterior, se puede concluir que, el uso de
la planta acuática Lemna gibba, es una opción viable de
usarse en un 10% en las dietas de cerdos en engorda.
RESUMEN ...............................................................................................................III
SUMMARY .....................................................................................................IV
The purpose of this study consisted in evaluating the
productive performance and the total digestibility of pigs
fed with Lemna gíbba at different levels of inclusion (0,
10%). In the first trial, twenty castrated hybrid males were
used from an average of 23 to 66 kg of BW in a completely
randomized design with 2 treatments and 10 repetitions, for
the second one, there were used 8 animals (4 repetitions per
treatment). The control diet consisted of a mixture of
sorghum, soya mea1 and a vitamin and mineral premix. Results
were statistically analyzed through a t-student analysis with
a significance leve1 of P>O.O5. There were not found
significant differences among treatments for liveweight gain
(730 and 770 g/day respectively), feed conversion (2.93, 2.96
DM/kg) and fi nal wei ght (66.43, 69.81 kg) . Si gni fi cant
differences (PCO.05) were only found at the digestibility
trial for de dry matter (84.30" ,81.31h %) and protein
digestibility (71.68" ,67.26b %).
It was concluded, that 10% of Lemna gibba inclusion in a pig
ration is able to use under practica1 conditions.
1. INTRODUCCIÓN
A medida que aumentan las necesidades de carne, leche y huevo
para consumo humano, se origina una competencia entre los
cultivos destinados para el consumo del hombre y los producidos
para los animales. Por otro lado, los altos precios y en
ocasiones la baja disponibilidad reduce la gama de ingredientes
a emplearse en la alimentación animal.
El sistema de producción porcino que se ve más afectado
por esta situación, es el de traspatio o de subsistencia, el
cual sigue teniendo un peso importante en casi todo el país.
Alrededor de 40% de las existencias de cerdos vivos son
producidas bajo este sistema, cuyas principales características
son las siguientes: la producción es destinada a satisfacer
necesidades alimenticias 'de la familia y de la comunidad
representando la mayoría de la veces la única forma de consumir
proteína de origen animal, así como a la obtención de ingresos;
predominan las razas nativas y sus cruzas con razas mejoradas;
utilización mínima de productos veterinarios; el cuidado de los
animales está a cargo de la familia y generalmente el hato se
constituye de 1 a 5 vientres,Y en algunos casos por un
semental. Su alimentación se basa primordialmente en los
diferentes recursos de la agricultura local, desperdicios
caseros y eventualmente alimentos balanceados.
Esta ganadería se practica virtualmente en todo el territorio
nacional, incluso en la zona metropolitana de Ciudad de México
es común encontrar en casas habitación de las zonas
semiurbanas, áreas con un pequeño hato de cerdos. Tal es el
caso de los barrios del Ajusto, Milpa Alta, Xochimilco,
Tláhuac, Cuajimalpa y Magdalena Contreras (Suárez, 1995; Conejo
y Nava, 1995).
Como en todos los sistemas de producción animal, en el
traspatio la alimentación requiere una mayor atención, por lo
2
que resulta apremiante emplear recursos alternativos; locales
regionales, muchos de ellos desconocidos y por lo tanto
subutilizados.
El beneficio más importante asociado al incremento en la
utilización de los recursos no convencionales, es la
posibilidad de disminuir el costo por concepto de alimentación
sin afectar el desarrollo de los animales, además de evitar la
contaminación de suelo, aire y agua. El futuro de la ganadería
radicará en aumentar el uso de todos los subproductos
agrícolas, desarrollar sistemas alimentarios apropiados e
identificar los objetivos claramente en términos de producción
y aprovechamiento.
La necesidad de encontrar fuentes alternas para la
alimentación porcina, justifica el uso de las plantas acuáticas
presentes en los canales de Xochimilco, obteniéndose un doble
beneficio, siendo el primero el aprovechamiento de un recurso
con posible potencial para el cerdo, y el segundo la
utilización de residuos contaminantes del medio ambiente.
Por lo que el objetivo del presente trabajo fue evaluar el
aprovechamiento de la planta acuática Lemna gibba en cerdos de
engorda.
II. REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA
2.1 Sistemas de producción aqropecuaria en la reqión
de Xochimilco
La región de Xochimilco, que comprende las delegaciones de
Milpa Alta, Tláhuac y Xochimilco, ha sido una sido una zona de
gran productividad agropecuaria desde la época prehispánica.
Los procesos de producción mas importantes son la agricultura
(vivero y huerto familiar) y la ganadería de traspatio.
En lo agrícola, existen tres zonas importantes; la
lacustre, en donde crecen diferentes plantas acuáticas; las
chinampas donde se cultivan hortalizas y flores y finalmente la
zona de montaña caracterizada por la 'riqueza de su flora
nativa.
La producción animal se observa en la chinampa (sin
atención) o bien en las zonas urbanizadas de la ribera.
En la primera, se incluyen básicamente la presencia de bovinos
de leche y ovinos. Su objetivo es la engorda de machos,
utilizando chinampas abandonadas con problemas de salinidad y
agua, empastadas en forma natural. Los animales son
transportados en trajineras a la chinampa seleccionada, donde
permanecerán un promedio de 24 meses para el caso de bovinos y
de seis para los ovinos. El sistema de pastoreo es libre o por
franjas, este último practicado bajo procedimientos de amarre
en estaca. La atención a los animales es mínima, reducida a
visitas esporádicas del productor, para cambiar de lugar al
animal.
En las zonas urbanizadas se practica el traspatio de cerdos,
aves, conejos y aves canoras; caracterizado por la presencia de
razas de alto potencial productivo y animales criollos,
sistemas de alojamiento rústicos de una sola unidad con el uso
de piso de concreto en algunas especies, alimentados con una
amplia gama de productos derivados de la industria alimenticia
(tortilla, serna y salvado de trigo entre otros) y algunos
recursos provenientes de la chinampa (principalmente forrajes
como pasto kikuyo, cañuela (xacaltule), quelite y rastrojo de
maíz y con un manejo sanitario adecuado a la presencia de
enfermedades endémicas como cólera porcina, Newcastle, entre
otros (Soriano y Losada, 1993).
Los ingredientes empleados en la alimentación de estos
animales, llegan a ser escasos e insuficientes, lo que obliga
la búsqueda de otros ingredientes potenciales, como las plantas
acuáticas presentes en la región chinampera.
2.2 Recursos alimenticios no convencionales y su
empleo en la alimentacion del cerdo
La producción de alimentos y combustibles es uno de los
requerimientos primarios para el desarrollo y bienestar de una
sociedad. Actualmente la mayor parte de los países cuentan con
un patrón de producción agrícola que no permite la
autosuficiencia en la producción de alimentos. Mayores
restricciones existen en los países en vías de desarrollo
debido a su baja productividad agrícola y a un incremento
constante en la población '.
En México, durante las últimas décadas el costo y
disponibilidad de materias primas para la producción de
alimentos para animales se ha dificultado enormemente, sobre
todo en lo relativo a granos de cereales como fuentes de
energía e ingredientes como la pasta de soya entre las fuentes
de proteínas; de hecho se importa el 40% de los granos de
cereales y el 60% de las oleaginosas que se consumen. Así, la
insuficiencia de la cosecha nacional ha encarecido el costo de
’ Aguilera, B.A. Potencial de los subproductos industriales en la alimentación animal. Sin publicar
los insumos primarios para la producción animal intensiva,
aunado a la inexistencia de subsidios para la adquisición de
materias primas (Cuarón, 1993).
En la producción de cerdos, dependiendo de los sistemas,
los costos por concepto de alimentación representan entre el 60
y 80% del total, lo cual indica la necesidad de ampliar el
universo de ingredientes para la fabricación de alimentos.
Dichos ingredientes deben de cumplir con requisitos de calidad,
precio y disponibilidad(Cuarón, 1993).
Todo lo anterior obliga la búsqueda de ingredientes
alternativos para la fabricación de alimentos para animales con
el fin de obtener proteína de origen animal y que esto no
implique una competencia por los alimentos entre el humano y
los animales.
Dentro de estos ingredientes se encuentran los llamados
recursos no convencionales, que se definen como aquéllos que no
se utilizan actualmente o se emplean de manera escasa en la
alimentación de los animales. Una opción son los subproductos
originados de diversas industrias y que normalmente no se
emplean en la alimentación de los cerdos (Grande et al., 1993).
2.3 Clasificación de subproductos industriales
Los subproductos agroindustriales son muchos y muY
heterogéneos, los cuales fueron divididos por la FAO en 4
categorías de acuerdo al tipo de nutrimentos que aportan, ya
sea energía ó proteína, su papel en los sistemas de
alimentación y su contribución cuantitativa:
l Grupo 1. En el se encuentran los subproductos que proveen
energía y forman la mayor parte de las raciones. Se
caracteri zan por ser ri cos en hi dratos de carbono
fermentables y escasos en fibras y proteínas. Algunos
ejemplos son los derivados de la caña de azúcar, remolacha,
frutas cítricas, yuca, papas, plátanos, café y piña entre
otros.
l Grupo 2. Clasifica a alimentos empleados como una fuente de
proteína, como las pastas y harinas de leguminosas,
oleaginosas, subproductos de origen animal, follajes de
leguminosas, proteínas de hojas y proteína unicelular.
l Grupo 3. Considera a los subproductos procedentes de la
molienda de los cereales como trigo, arroz y maíz; los cuales
pueden suministrar proporciones muy importantes de energía y
proteínas. Las limitaciones generales son la calidad de la
fibra y las proteínas.
l Grupo 4. Corresponde a los desperdicios procedentes de la
industrialización de frutas y verduras.
Con base a su origen, Grande et al. (1993) clasifican a
los principales alimentos no convencionales para la
alimentación del cerdo en 6 grupos, mismos que se presentan en
el cuadro 1.
Cuadro 1. Principales grupos de alimentos alternativos y sus
elementos representativos más importantes.
ELEMENTOS
Flora y fauna nativa
EJ EMPLOS
Diversas especies vegetales
no cultivadas
DE Cultivos 0 especies Varias especies vegetales de
ACTIVADADES PRIMARIAS subexplotadas cultivo incipiente 0 reciente
Diversos organismos Bacterias, levaduras, algas Y
unicelulares hongos
DE Sobrantes actividades Pajas, rastrojos, estiércoles
agroforestales, pecuarias y
pesqueras
Sobrantes del beneficio o Suero de leche, desperdicios
procesamiento de productos de rastro
agropecuarios 0 pesqueros
DE Sobrantes del consumo Desperdicios de cocina o
humano restaurantes
Grande et al. ( 195 ,3)
2.4 Descripción de alimentos no convencionales
La descripción de alimentos no convencionales de acuerdo a
Grande et al. 2 es la siguiente: ’
l.Recursos naturales; incluyen una amplia variedad de plantas y
animales; ejemplos de ello son el pino, encino, costilla de
vaca, ámate, mezquite, huizache, guaje, nabillo, plantas
acuáticas como el lirio y la lentejilla, o bien especies
animales como moscas y lombrices.
Z.Productos de actividades primarias; incluye recursos como
semillas de bambú y diversas leguminosas forrajeras y no
forrajeras; especies cultivadas tales como achiote, calabaza,
amaranto, marañón, plátano, remolacha, camote y la papa.
3.La proteína unicelular representada por microorganismos como
algas, bacterias, hongos y levadura.
4.Los subproductos de actividades primarias representan el
grupo con mayor disponibilidad dentro de los recursos
alternativos para la alimentación animal. En este grupo esta
comprendido por subproductos de origen agropecuario,
pecuario y forestal.
a)Subproductos de las actividades agropecuarias, entre los que
se incluyen esquilmos agrícolas como las pajas, y rastrojos
de cereales o los de leguminosas, la cáscara de cacao,
desperdicios de la papa, etc.
b)Subproductos de actividades pecuarias que incluyen
fundamentalmente la cama de pollos o las excretas de especies
22 Grande. D: Sanginés. L: Aguilera. A y Pérez-Gil F. Los recursos forrajeros alternativos: importancia y
potencialidades para el desarrollo de la ganadería sustentable. Sin publicar.
domésticas como las aves o los cerdos e inclusive afluentes
del ensilaje de maíz.
c) Subproductos de actividades forestales, se pueden mencionar
la viruta de madera y la corteza o el follaje de diversos
árboles.
5.Subproductos agroindustriales; destacan los originados en las
industrias de la conservación de frutas y hortalizas, de
alcoholes, azucarera, cervecera, aceitera, productora de almidón,
láctea y cárnica, dentro de las cuales, además de sobrantes de
diversos cultivos agroindustriales como los cítricos, manzana,
uva, cacahuate, algodón, girasol, jojoba, palma de aceite, caña
de azúcar , yuca, sobresalen otros residuos como el suero de
queso, subproductos de curtiduría, la harina de cuernos, cascos y
plumas hidrolizadas e incluso subproductos menos conocidos como
las vísceras, órganos endocrinos o los contenidos estomacales de
algunas especies domésticas.
6.Los residuos de consumo humanos están constituidos
fundamentalmente por desperdicios orgánicos generados en los
hogares o en unidades de servicio como restaurantes, comedores
escolares, industriales y mercados.
La gran mayoría de los recursos alimenticios que se pueden
agrupar en esta clasificación están disponibles en México y
varios de ellos actualmente son subutilizados, por lo que se
considera tienen un potencial elevado para utilizarse en las
dietas porcinas. Además de que el empleo de éstos involucran la
utilización de tecnologías que aporten soluciones concretas al
grave problema de la contaminación ambiental y el deterioro de
recursos (Ortiz, 1988).
Lo anterior lleva a remarcar que antes de que muchos de estos
posibles alimentos se introduzcan en la práctica, deben existir
investigaciones sobre sus propiedades químicas y físicas, de
tecnología de procesamiento (de ser necesario para su consumo
posterior), valor biológico, toxicidad, disponibilidad,
análisis de costo y primordialmente estudiar sus efectos sobre
la salud del animal e incluso sobre la calidad de los productos
animales finales (Grande et al., 1993).
Finalmente es necesario subrayar que los cerdos son una
especie pecuaria que por sus características fisiológicas y
productivas ofrecen grandes posibilidades para el empleo de
recursos no convencionales en su alimentación (Grande et al.,
1993).
2.5 Características de las plantas acuáticas
Las plantas acuáticas superiores 0 macrófitas acuáticas
son importantes componentes ecológicos de los sistemas acuosos
al ser productoras primarias que proveen hábitat para
invertebrados, epífitas, peces y una gran diversidad de otros
organismos y constituyen un recurso que hasta la fecha ha sido
casi o totalmente subutilizado (Hopson y Zimba, 1993; Wychera
et al., 1993).
No existe una estricta definición del término macrófitas
acuáticas, puesto que algunas plantas pueden desarrollarse en
la zona de transición entre los ambientes terrestres y el agua
o bien en zonas inundadas durante ciertas épocas del año,por
lo que se consideran plantas acuáticas aquellas que crecen
asociadas al agua o que al menos están presentes en suelos
cubiertos de este elemento durante la mayor parte de su
crecimiento (Arredondo, 1993; Boyd, 1968 y Dewanji, 1993).
CLASIFICACIÓN
Las macrófitas acuáticas se dividen en cinco grupos de
acuerdo a la forma de vida que presentan:
l Acuáticas enraizadas emergentes: Este grupo comprende plantas
localizadas generalmente en cuerpos de agua de poca
profundidad, enraizadas al sustrato, pero con hojas y flores
flotadoras, así como tallos rastreros sobre el fango 0
flotadores también. Ejemplos son Potamogeton, Sagittarias y
Heteranthera.
l Acuáticas enraizadas sumergidas: Las plantas de este grupo
son estrictamente acuáticas que permanecen todo su ciclo
biológico sumergidas. Ejemplos: Najas, Zannichellia y
Tillaea.
l Acuáticas libre flotadoras: Se incluyen todas las plantas que
flotan libremente sobre la superficie y que a menudo cubren
grandes extensiones en presas o bordes debido a su enorme
capacidad de reproducción vegetativa. Podemos citar a Lemna,
Wolffia y Eichhornia.
l Subacuáticas: Estas plantas tienen su máximo desarrollo no
estando dentro del agua, pero requieren elevadas cantidades
de humedad, por lo que normalmente se desarrollan en los
márgenes de cualquier tipo de cuerpo acuático, en zonas
inundables o entre rocas o piedras a lo largo de ríos o
arroyos. Ejemplos: Bacopa Limosella y Lindernia.
l Tolerantes: Se consideran a las plantas que comúnmente crecen
en los márgenes de cuerpos de agua, pero que sin embargo
pueden desarrollarse perfectamente en suelos secos, bajo
condiciones de 'poca humedad. Ejemplos: Polygonum, Mimulus
dentilobus o Lippia nodiflora (Siqueros, 1989; Weldon et al.,
1973).
Las plantas acuáticas han sido utilizadas para la
manufactura de papel y cartón, elaboración de tejados, lazos y
canastos, como hortalizas, abono y hábitat en peceras.
Recientemente se ha desarrollado interés en el uso de éstas
para el tratamiento de aguas residuales por su capacidad de
captar metales pesados y otros elementos en medios con alta
carga orgánica, lo que permite purificar en alto grado las
aguas contaminadas por la agricultura y la industria.
Dicho efecto se logra gracias a los microorganismos presentes
en sus raices y tallos.
Por otro lado, un gran numero de estas plantas han sido
empleadas en la alimentación animal (Gopal y Sharma, 1979; Niño
y Lot 1983; Boyd, 1969).
La utilización de ésta vegetación como materia prima para la
extracción de proteína foliar representa una nueva fuente de
proteína para la dieta humana y animal (Boyd, 1969; Bates y
Hentges, 1976).
El contenido nutrimental de las macrófitas varia
considerablemente entre las especies y es altamente dependiente
de la estación, localidad y morfología de la planta. La
proteína está presente en relativamente baja concentración en
la planta fresca y se asocia con material intracelular y
estructural. Durante la extracción de un concentrado proteico,
además se obtiene un alto contenido de carotenos, xantófilas,
almidón y minerales como hierro, calcio y fósforo (Virabalin et
al., 1993; Bates y Hentges, 1976).
Este concentrado se puede utilizar para alimentar cerdos,
becerros, pollos y peces. Puede funcionar como un complemento
alimenticio junto con cereales ya que la proteína foliar es
GENERALIDADES
rica en lisina (Bates y Hentges, 1976; Boyd 1969; Ali y
Leeson, 1994).
2.6 Composición química de la macrófitas acuáticas
La calidad y el valor nutritivo de éstas plantas varia
dependiendo de la especie a la que pertenece, de la calidad del
agua en donde se desarrolla, la edad en el momento de su
cosecha y del tratami ento posteri or a su col ecta.
Las macrófitas tienen un alto contenido de agua (90-95%),
lo que representa ciertos inconvenientes durante su recolección
y utilización.
En cuanto a su composición química, Boyd (1968) encontró que el
análisis químico en base seca de las mismas, evidencian que
contienen igual o mayor cantidad de proteína cruda y minerales
que muchos de los alimentos convencionales e inclusive tienen
menor cantidad de fibra cruda que los forrajes. En cuanto a su
contenido aminoacídico, son ricas en lisina y deficientes en
aminoácidos azufrados como la metionina.
Por otro lado, el contenido de cenizas es alto (en las plantas
subacuáticos puede ser de hasta un 60%) y el de xantófilas es
comparable al de los cereales forrajeros (Muztar et al.; 1976;
McDowell et al., 1990).
Poseen cantidades importantes de fósforo, magnesio, cobre, zinc
y manganeso, con niveles similares a los encontrados en los
forrajes terrestres, sin embargo el aporte de sodio puede
llegar a ser lo-100 veces más alto y el del potasio de 3-6
veces. Los niveles de calcio también son elevados (National
Academy of Sciences, 1976).
Ciertas sustancias tóxicas tales como nitratos, oxalatos,
taninos y glucósidos cianogénicos no se presentan en cantidades
que lleguen a ser perjudiciales (National Academy of Sciences,
1976) .
Los niveles de caróteno y xantófilas varían dependiendo de la
especie. Muztar et al. (1979) reporta que el contenido de
dichas sustancias es superior al encontrado en la alfalfa y el
gluten de maíz y que el 80-85% de las xantófilas propias de
estas plantas son biológicamente disponibles para la coloración
de la grasa y la piel de aves alimentadas con ellas.
Con respecto a los hidratos de carbono solubles y el almidón,
presentan valores entre 8-11%.
Para aumentar el valor nutritivo de las plantas acuáticas, se
puede obtener un concentrado de proteína foliar.
Dewanji (1993) determino la composición química y el
perfil aminoacídico de las hojas de 5 especies de este tipo de
plantas, evidenciando que llegan a contener arriba del 8% de
extracto etéreo y 5% de fibra cruda, 2.5 a 4.3 kcal/g de
energía bruta, 38.3-54.2% de proteína cruda y son ricas en
lisina. Las pruebas de digestibilidad in vitro indicaron que
todas las plantas presentaron una digestibilidad superior al
70%.
Resumiendo, las plantas acuáticas en base seca contienen
de 20-30% de PC, 12-18% de fibra cruda y 500-650 mg/kg de
xantófila; son ricas en lisina, treonina, y valina, así como en
calcio, magnesio, sodio y elementos traza como el manganeso y
el hierro.
Cuadro 2. Composición química de algunas macrófitas acuáticas.
Proteina cruda, % 30,28 31.26 12.51, 15.4
Cenizas, % 17.31 16.49 17.53 20.4
Fibra cruda, % - I 19.87 14.1
Ext. etereo % 4.28 3.63 -- 2.8
E. bruta, kcal/g 3.04 *m 2.94 2.83 ,,
.
’ F’ND, g/lOO g 27.32 27.44 36.96 67.5
FAD,g/100g 26.29 29.36 i8.65 51.9
‘.
Ca, % 1.94 0.866 1.80 1.5
P, % 0.51 0.50 0.25 0.4
Fe, mg/kg. --- --- 877 --
a. Escamilla A., 1998
b. McDowell et al., 1990.
c. Ali y Leeson, 1994.
MACRÓFITAS DE LA FAMILIA LEMNACEAE
Dentro de éste grupo destacan las pertenecientes a la
famílía Lemnaceae,que comprende a cerca de 35 especies
divididas en 4 géneros: Spírodela, lemna Wolfíella y Wolffia.
Su crecimiento ocurre en regiones primordialmente en climas
tropicales, subtropicales, y templados; son cosmopolitas y
gregarias pudiéndose encontrar tanto en el continente
Americanco, Asia y Europa.
Son flotadoras y forman un manto verde en la superficie de
aguas con poco movimiento. El rango de temperatura en el que
crecen es de 6 a 33'C. Se reproducen asexualmente alcanzando un
tasa de crecimiento muy acelerada ya que duplican su biomasa en
un promedio de 2 a 3 días bajo condiciones óptimas.
Son plantas de morfología simple que carecen de tallos y hojas
verdaderas y que consisten de un pequeño cuerpo oval y plano
llamado fronda que mide de 0.8 a 1.5 cm. Cada fronda produce
cerca de 20 frondas hijas durante su tiempo de vida que es de
cuatro semanas aproximadamente (Arredondo 1993; Slocumn y
Robinson, 1997; Leng et al., 1995; Hillman, 1961).
Naturalmente han sido fuente de alimento para peces y aves
silvestres como patos, gansos, garzas, así como mamíferos
incluyendo al hombre, pero se consideran como p.laga cuando su
crecimiento es desmedido.
Las lemnáceas han sido estudiadas por representar un medio
potencial reductor de la concentración de nutrimentos
inorgánicos y de contaminación orgánica en aguas de desechos;
así como una fuente alterna de alimentación animal, indicador
biológico y de la calidad del agua y como un material modelo en
el estudio de poblaciones vegetales (Arredondo, 1993; Slocum y
Robinson, 1997; Westerdahl y Getsinger, 1988; Ali y Leeson,
1994).
Como agentes descontaminantes, las lemnáceas son excelentes
reductores de materia orgánica para la obtención del nitrógeno
y fósforo necesario para su crecimiento. El potencial de estas
plantas se debe su rápido crecimiento y fácil propagación así
como su capacidad de adaptación a cualquier medio (Hillman y
Culley, 1978).
Comparadas con otras, las lemnáceas contienen un bajo
contenido de fibra (menor al 5% en base seca en el caso de las
cultivadas) debido a que no requieren de estructura de soporte,
por lo que poseen poco material indigerible incluso para los
monogástricos.
Pueden ser cultivadas para proveer alimento a animales,
requiriendo cuidado en el manejo, protección al viento, control
en la densidad poblacional mediante una cosecha constante y la
provisión de nutrimentos en el agua. Cuando se logra cubrir
estos parámetros, la producción puede ser de 10-30 toneladas de
materia seca/hectarea/año; en condiciones óptimas, las
lemnáceas pueden llegar a contener 35-43% de proteína, 5-15% de
fibra y hasta un 5% de grasa poliinsaturada.
El cultivo es relativamente fácil, se puede hacer en estanques
excavados en la tierra o bien estanques en tierra forrados con
polietileno alimentados de efluentes procedentes de
biodigestores plásticos.
El manejo de los estanques debe de cumplir los siguientes
requisitos: profundidad de 20-25 cm; concentración de nitrógeno
de 20 mg N\litro; aplicar la semilla a nivel de 200 g\m2;
cosecha de la planta cada dos días dejando como semilla 100 g
Lemna\m2 y limpiar cada 20 días el estanque regando el
contenido a los cultivos como fertilizante y renovar tanto el
medio como la semilla (Leng et al., 1995).
Russof et al. (1980) determinaron el potencial proteico y
aminoacídico de diferentes lemnáceas crecidas en aguas de
desecho. La composición encontrada, en base seca, fue: 25.2 -
36.5% de proteína cruda, 8.8 - 11% de fibra cruda, 4.7 - 6.6%
de grasa y 14.1 - 17.1% de cenizas. Encontraron 1.5-2% de
lisina en el concentrado de dichas plantas.
2.7 Utilización de las lemnaceas en la alimentación
animal
La escasez y el alto costo de fuentes de proteína para la
alimentación animal obliga a la búsqueda de alternativas para
la producción de alimento.
Dentro de este grupo de opciones se encuentran las plantas
acuáticas flotadoras de la familia Lemnaceae, las cuales tienen
las siguientes ventajas:
a) Su rápido y abundante crecimiento en aguas estancadas y
canal es, l o cual no i mpl i ca cui dados agronómi cos.
b) Son una fuente de proteína y un menor contenido de fibra en
comparación con otras proteínas foliares.
c) El balance aminoacídico de las lemnáceas puede llegar a ser
más rico que el de diversas fuentes de proteína vegetal
(principalmente en lisina) e incluso que las de origen animal
como leche y quesos (Hillman y Culley, 1978; Hamid et al.,
1992).
Estas han sido empleadas por pequeños productores en
climas tropicales de países en vías de desarrollo para
alimentar aves, cerdos y peces, principalmente como una fuente
de proteína. En rumiantes, podrían representar una fuente de
fósforo y nitrógeno.
Las lemnáceas presentan como inconveniente un alto
contenido de humedad (90-95%), lo que reduce la cantidad de
alimento en fresco que pueden consumir los animales y que
disminuye significativamente la cantidad de nutrimentos
ingeridos por los mismos; por lo que resulta necesario el
secado de las plantas para disminuir su volumen y lograr la
concentración de los nutrimentos, además de facilitar su manejo
y evitar su descomposición por hongos (Leng et al., 1995;
Porath et al., 1979).
Hanczakowski et al., (1995) realizaron pruebas en ratas
para determinar el valor nutritivo de las lemnáceas crecidas en
plantas purificadoras de agua, la composición química
encontrada fue similar a la reportada por otros autores. La autores
utilización neta de proteína (NPU) de la Lemna minor L (NPU=29)
fue comparable al valor de la harina de hueso (NPU=30), pero
menor al NPU presente en la soya (NPU=49).
El valor nutritivo encontrado en este estudio, propone a las
lemnáceas como una posible fuente de proteína y carotenoides
que pueden utilizarse en la alimentación de ganado y aves de
postura.
Haustein et al. (1990) sustituyeron harina de pescado por
Lemna gibba hasta en un 40% en dietas para aves de postura para
evaluar sus parámetros de producción y la calidad del producto.
Encontraron que esta planta acuática se puede incluir
satisfactoriamente hasta en un 15% sin que se afecte la
producción de huevo. Por otro lado la pigmentación de la yema y
el contenido proteico del huevo aumento conforme aumento la
cantidad de Lemna incluida. Estos resultados ponen de
manifiesto la importancia de las lemnáceas para utilizarlas en
la dieta de gallinas ponedoras en sustitución de los alimentos
tradicionalmente usados en las dietas como la harina de pescado
y la soya.
Pruebas de comportamiento realizadas con pollitos en
crecimiento alimentados con hasta 30% de Lemna gibba,
evidenciaron que el consumo voluntario y la ganancia diaria
peso disminuyeron conforme aumentaba el porcentaje de la planta
en la dieta, pero al someter a estos grupos a una dieta
tradicional, demostraron un crecimiento compensatorio.
Las aves de postura y los pollos en engorda presentan una mayor
capacidad para aprovechar las plantas acuáticas que los
pollitos en crecimiento (Haustein et al., 1992).
Haustein et al. (1994), encontraron que la inclusión
máxima del 15% de lemna gibba en dietas para pollitos en
crecimiento, produce similares valores en la ganancia de peso y
la eficiencia alimenticia que las dietas tradicionales, ademas
de que aumenta significativamente la coloración de la piel y la
grasa de las aves.
Las plantas acuáticas como lemna gibba, es una excelente fuente
de proteína que puede utilizarse en sustitucion de la harina de
pescado y de la soya.
Van Lai (1999) realizo un experimento en un poblado del
Norte de Vietnam, utilizando 8 cerdos de raza rústica Mong Cai
y 8 cerdos Large White (12 kg de peso promedio). A la dieta
tradicionalmente usada para alimentar cerdos (ensilado de yuca
y salvado de arroz) se le agregó planta Lemna cosechada
diariamente en los canales del poblado. Los resultados
demuestran que los cerdos Mong Cai crecieron más rápido (200
g/d) que los otros (87 g/d). Sin embargo el autor encontró en
otro estudio similar aún no publicado, que esta situación se
presentó durante los primeros dos meses, pero en los
subsecuentes, los cerdos Large White rebasaron la ganancia de
peso de los Mong Cai, lo que es indicativo de que aún las razas
superiores genéticamente son capaces de aprovechar la riqueza
proteíca de la Lemna.
Thanh Hang (1999) realizó un experimento con 44 cerdos
híbridos (Large White x Mong Cai) de 23-25 kg de peso inicial
para comparar los efectos de la suplementación de la dieta
tradicional en Vietnam (raíces de yuca ensilada, desechos de
destilerías, salvado de arroz y el follaje de la papa dulce)
con hojas de yuca ensilada o la planta Lemna minor en fresco,
ambos como fuente de proteína.
Se encontró que los cerdos alimentados con la Lemna, finalmente
fueron más pesados (86.31 kg), ganaron peso más rápido (0.552
g/d) y obtuvieron una mejor conversión alimenticia (3.66) que
los cerdos que consumieron la dieta tradicional (67.5 kg; 0.404
g/d y 4.50 respectivamente).
Debido a lo descrito anteriormente, se justifica la
investigación del empleo de la Lemna gibba en dietas de cerdos.
2.8 Pruebas de diqestibilidad
En la producción porcina es muy importante la eficiencia
con que son utilizados los alimentos, si se tiene en cuenta que
por lo regular alrededor del 70% del costo de producción
depende de los insumos empleados. A su vez la eficiencia en el
aprovechamiento digestivo ha quedado bien establecido que está
estrechamente relacionado con rasgos de comportamiento como
ganancia diaria, consumo diario de alimento y la conversión
alimenticia. Esto tiene una relevante importancia en la
alimentación no convencional del cerdo para la determinación
del valor nutritivo en un nuevo alimento.
2.8.1 Definición de diqestibilidad
La digestibilidad es el índice que cuantifica el proceso
de transformación que sufren los alimentos en el tracto
gastrointestinal del animal desde su aprehensión e ingestión
hasta la defecación o excreción de los residuos de alimentos
que no han sido aprovechados por el mismo.
Se expresa como un porcentaje:
digestibilidad, % = (consumo - excrecion fecal) / consumo x 100
En general, los valores de la digestibilidad obtenidos son
aparentes, ya que normalmente no se hacen mediciones ni
correcciones de los aportes metabólicos y endógenos como
enzimas, hormonas, metabolitos y células de descarnación. Cuando
dichos valores son corregidos se obtiene la digestibilidad
verdadera (Maynard, 1986).
2.8.2 Tipos de diqestibilidad
La digestibilidad de un alimento suele expresarse como la
digestibilidad del mismo en base seca y como la digestibilidad
de sus principios nutritivos, obtenidos del esquema analítico
de Weende, es decir, cenizas, materia orgánica (materia seca
menos cenizas), proteina cruda (N x 6.25), extracto etéreo,
fibra cruda y extracto libre de nitrógeno, el que incluye el
almidón y otros azúcares solubles 3.
La tendencia actual toma en cuenta dos tipos de
digestibilidad de los alimentos:
a)La digestibilidad boca-recto o total,que mide toda la
desaparición del alimento en el tracto gastrointestinal y
comprende las llamadas digestión enzimática (hasta el íleon)
y la microbiana que tiene lugar en el intestino grueso.
b)La digestibilidad boca-ileón o prececal 3.
22
2.8.3 Aspectos metodolóqico. Formas de medición de la
diqestibilidad
Los métodos para la medición de la digestibilidad que
implican el empleo de animales vivos (in vivo)resultan
costosos en cuanto al tiempo, mano de obra calificada, cantidad
de alimento y el numero de análisis químicos; pero poseen menos
posibilidades de error en relación a los métodos alternos.
(Maynard, 1986)
Existen dos métodos para medir la digestibilidad de un
alimento, el directo y el indirecto.
En el directo se registra exactamente el consumo de alimento y
la excreción fecal de un animal sometido a un tratamiento
dietético dado, en un período de tiempo exacto,que
generalmente no es menor de 5 días consecutivos, después de un
período de adaptación que generalmente no es menor a una
semana. Para efectuar este tipo de trabajo se requiere el
alojamiento individual de los cerdos en las llamadas jaulas
metaból i cas,que deben ser di señadas para recoger
cuantitativamente y por separados excretas y orinas;con un
comedero que permita al cerdo consumir su alimento sin
desperdiciarlo y con la facilidad de 'recoger sin pérdida los
residuos en caso de que existan, por otro lado que permita al
animal libertad de movimiento y finalmente que sea de fácil
limpieza y desinfección.
En este tipo de prueba es indispensable hacer análisis tanto al
alimento como a las heces, ya que los componentes que se
pierden en estas corresponden a la mayor pérdida individual de
los nutrimentos ingeridos, en virtud de que una vez que un
alimento sufre los procesos de degradación gastrointestinal se
expulsa el remanente en las heces (De la Peña, 1993).
En el método indirecto para medir la digestibilidad no se
requiere cuantificar ni el consumo ni la excreción fecal,
puesto que se utiliza un marcador que puede añadirse al
alimento o que está incluido dentro de él en forma natural.
El marcador de digestibilidad .deber ser inerte, es decir, no
debe sufrir ninguna transformación a su paso por el tracto
gastrointestinal del animal; inocuo; debe transitar por el
tracto gastrointestinal a la misma velocidad que el alimento
que marca y su determinación química debe ser cuantitativa.
Dentro de los marcadores se encuentra el carmín, disprosio,
cerio radiactivo, oxido férrico, óxido crómico, sulfato de
bario y hollin.
Entre las ventajas de este métodos se encuentra el que no se
necesitan instalaciones especiales ni un alojamiento específico
para el cerdo. Por otra parte, las extracciones rectales de
excretas pueden hacerse en los animales que se utilizan en las
pruebas de comportamiento, lo que a su vez facilita la
correlación entre los índices digestivos y los zootécnicos de
ganancia diaria entre otro (De la Peña, 1993).
La digestibilidad de los nutrimentos de un alimento es
distinta y depende, por una parte, de la proporcionalidad que
guarden entre si, influyendo de manera decisiva la fibra, ya
que además de su poca digestibilidad en los animales
monogástricos, su presencia en grandes cantidades disminuye la
digestibilidad de los otros componentes.
El aumento del tránsito intestinal, influenciado por la
cantidad de fibra que contenga el alimento, reduce la
digestibilidad del mismo debido a la limitación del tiempo para
que se lleven a cabo la digestión y posterior absorción. Además
cuando el alimento transita lentamente por los intestinos se ve
sujeto a fermentaciones excesivas que reducen la digestibilidad
por una degradación tal que hace que se desperdicie el valor
nutricio del mismo.
Aunado a lo anterior, existen variaciones en los animales
en cuanto a la digestibilidad de un alimento. Dentro de una
misma especie también existen diferencias más 0 menos
importantes en el aprovechamiento del alimento y dependen de la
raza, edad, estado de salud, que en conjunto muestran hábitos y
requerimientos alimentarios diferentes (De la Peña, 1993).
III. JUSTIFICACION
El sistema de producción porcino de traspatio 0
subsistencia, sigue teniendo un peso importante en casi todo el
país. Alrededor de 40% de las existencias de cerdos vivos son
producidas en estas unidades.
Desafortunadamente, el estímulo a los sistemas intensivos
de producción animal a través de programas implementados por el
Gobierno Federal, ha desmotivado el desarrollo de los sistemas
de produccion animal de traspatio; en otros casos, se ha
buscado cambiar radicalmente el sistema y sus objetivos de
producción, sin considerar su papel socioeconómico, ecológico,
cultural y nutricional directo o indirecto (autoconsumo 0 el
ingreso extra que proporciona a la familia), éste último muy
importante ya que este tipo de producción es una de las
alternativas mas viables para elevar el nivel nutricio de la
población rural (Suárez, 1995; Conejo y Nava, 1995).
Al igual que en todos los sistema de producción animal, el
rubro que mayor atención requiere es la alimentación, lo que
limita en gran medida su desarrollo. Una posible solución sería
el empleo de recursos no convencionales, muchos de los cuales
se desconocen sus cualidades nutritivas y se encuentran
disponibles.
Es por ello que en este estudio se plantea la inclusión de
planta acuática Lemna gibba crecida en la región de Xochimilco
en los sistemas de producción porcino a nivel familiar.
El comprobar la viabilidad del empleo de dicha planta en
la alimentación de cerdos, explica la importancia de su estudio
y de los posibles beneficios, tanto a nivel productivo como
ecológico, en virtud de que esta planta puede llegar a provoca
problemas de contaminación ambiental y más específicamente en
los canales del Lago de Xochimilco.
Este proyecto forma parte de una línea de investigación
que actualmente se esta desarrollando en el Departamento de
Nutrición Animal del I.N.N.S.Z., cuyo objetivo principal es
evaluar el comportamiento productivo de cerdos , al ser
alimentados con alimentos no convencionales. La relación que
tiene este proyecto con la Nutrición animal, es la siguiente:
ASPECTO ECONÓMICO
En las comunidades rurales y semiurbanas, los cerdos cumplen
con diversas funciones: en primer lugar, su producción
constituye un mecanismo de ahorro y una fuente de ingresos, ya
que dentro de las actividades económicas de la familia, la cría
de cerdos es la que tiene un carácter comercial más marcado.
Muchos de los ingredientes que se utilizan en su alimentación
llegan a ser escasos, lo que limita su productividad. Es por
esto que se ve la necesidad de buscar alternativas que permitan
al productor alimentar a su ganado de manera adecuada y a un
menor costo, por lo que el empleo de la planta Lemna gibba
puede ser una solución.
ASPECTO NUTRITIVO
Gran parte de la producción de traspatio se destina al
autoconsumo y esto permite proporcionar una fuente de proteína
de alto valor biológico para la familia y la comunidad. Debido
a lo anterior, el investigar una fuente alterna de alimentación
que permita continuar la producción de cerdos bajo este
sistema, resulta prioritario.
IV. OBJETIVOS
4.1 OBJETIVO GENERAL
Evaluar el aprovechamiento de la planta acuática Lemna
gibba en cerdos de engorda.
4.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS
Analizar la composición química de la Lemna gibba
procedente de la región chinampera de Xochimilco.
Evaluar el efecto de la inclusión de Lemna gibba (10%) en
la dieta para cerdos de engorda sobre la digestibilidad de la
materia seca, proteína cruda, y energía.
Evaluar el efecto de la inclusión de Lemna gibba (10%) en
la dieta para cerdos de engorda, sobre la respuesta productiva
de los animales.
V. HIPÓTESIS
La inclusión del 10% de la planta acuática Lemna gibba en
la dieta para cerdos en engorda, no afectará la digestibilidad
de la misma ni la respuesta productiva de los animales.
VI. METODOLOGÍA
6.1 DIAGRAMAS DE FLUJO
I
OBTENCIÓN Lemna gibba
1
l
ANÁLISIS QUíMlCO PROXIMAL Y ENERGíA BRUTA
1
FORMULAClON DE DIETAS
PRUEBA BIOLÓGICA
Prueba de comportamiento productivo
I
SELECCIÓN AL AZAR DE ANIMALES Y PESAJE
1
1 LOTIFICACIÓN DE ANIMALES AL AZAR PARA CADA TRATAMIENTO )
1 1
MFDICIÓN DEL CONS PFSAJF
1 1
EVALUACIÓN DE GANANCIA DIARIA DE PESO, CONSUMO Y
CONVERSIÓN ALIMENTICIA
1
I
ANÁLISIS ESTADíSTICO Y REPORTE FINAL
Prueba de digestibilidad aparente
SELECCION DE ANIMALES
1
l
ADAPTACIÓN A JAULA Y DIETA
1
RECOLECCIÓN DE HECES
1
I
ANÁLISIS QUíMICO PROXIMAC Y ENERGíA BRUTA A HECES
1
CÁLCULO DE íNDICES DE DIGESTIBILIDAD Y ANÁLISIS
ESTADÍSTICO
6.2 RECOLECCION DE LA PLANTA
La colecta de la planta se realizó en el pueblo de San
Luis Tlaxialtemalco, localizado en la región chinampera de la
Delegación Xochimilco al sureste del D.F.; dicha región se
ubica entre los paralelos 19° 14' OO" y 19° 17'00" y los
meridianos 98° 58'00" y 99° 06'00". Su altura al nivel del mar
es de 2300 m y el clima, según la clasificación de Köeppen,
corresponde a un templado subhúmedo con bajo grado de humedad
(C (WO) (WI 1, con una temperatura media anual de 16°C, mínima de
8°C y máxima de 31°C. La precipitación pluvial está en el rango
de los 600 a 900 mm anuales, distribuida en los meses de mayo a
octubre (Soriano R. y Losada H., 1993)
Para la recolección de la Lemna gibba se contó con. el apoyo de
la Subdelegación del Plan Lago de la Delegación Xochimilco,
durante los meses de febrero a julio de 1999.
La macrófita fue cosechada manualmente con una red llamada
zaranda e inmediatamente se secó al sol en unos bastidores
ubicados en una chinampa cercana. Ya seca, se recogió y se pasó
por un tamiz para eliminar la materia ajena a este estudio.
6.3 ANÁLISIS QUÍMICOS
Los análisis químicos se realizaron en los laboratorios de la
Dirección de Nutrición del Instituto Nacional de la Nutrición
Salvador Zubirán, a través de:
1) Análisis Quimico Proximal (A.O.A.C., 1990)
a) Materia seca (MS). .método 934.0 1
b) Proteína Cruda (PC) . . . .método 976.05
c) Extracto etéreo (EE) . . . . . . . método 920.39
d) Fibra cruda (FC). . . .método 978.10
e) Cenizas totales (CT). . .método 942.05
f) Extracto libre (ELN).....método 974.06
de nitrógeno
2)
a) Energía Bruta (EB). ........... ............. .Calorimetría (1990)
b) Fracciones fibra (FF). .......................... Van Soest (1963)
c) Minerales (Cu, Zn, Ca, Mg, Na, K, Fe, Pb) ............. (A.O.A.C.: 965.17)
d) Aminograma .................................... (HPLC.A.O.A.C.:994.12)
e) Factores antinutricionales:
ácido tánico.. ..................................... (A.O.A.C.: 9.5203)
alcaloides ......................................... (Domínguez, 1979)
saponinas ......................................... (Monroe, 1952)
glucósidos cianogénicos ................... (A.O.A.C. : 936.11)
6.4 FORMULACIÓN DE DIETAS
El cri teri o de formul aci ón di etari a se basó en l os
requerimientos de proteína cruda y energía señalados en las
tablas porcinas del NRC (1988) para la etapa de crecimiento
(16% PC y 3,300 kcal).
Se formularon dos dietas, una testigo cuyos ingredientes fueron
sorgo, pasta de soya y premezcla de vitaminas y minerales; y
una experimental que además incluía Lemna gibba en un 10%. Las
dietas fueron isocalóricas e isoproteícas y se analizaron por
los métodos antes mencionados (cuadro 3).
Cuadro 3. COMPOSICIÓN DE LAS DIETAS (% BASE SECA) PARA CERDOS
EN CRECIMIENTO (30- 60 Kg.)
Lerma gibba, %
Los analisis se realizaron por duplicado * TND = PC(0. 75) + EE(0.9)(2.25) + FC(0.5) +ELN (0.75)
f desviación estándar 1 kg TND = 4.409 kcal Energía digestible
* Contiene por kg de dieta: 2,400OOO IU Vit.A; 600000 UI Vit. D3; 4400 IU Vit. E; 0.60 g Vit.
K; 1.6 g Riboflavina; 4 mg Vit. B12; 4 g Ác. Pantoténico; 6 g Niacina; 20 mg Bi ot i na; Ác.
Fólico 100 0.4 Tiamina; 24 g Fe; Mn 20 mg; g g; Zn 24 g; Cu 3.2 g; Se 80 mg; 1 160 mg; Colina
200 g; Antioxidante 40 g; excipiente c.b.p. 1000 g.
INGREDIENTES %
SORGO 79.25 73.37
j PASTA DE SOYA 1 20.45 16.33
LEMNA GIBBA ! 10.0
PREMEZCLA * 0.3 0.3
ANALISIS QUIMICOS - -
PC % 17.70 17.79
±0.05 ±0.04
Cenizas, % 2.92 4.42
±0.003 ±0.007
Fibra cruda,% 2.58 4.90
±0.05 ±0.007
Extracto etéreo,% 2.54 3.39
±0.01 ±0.007
Ext. libre de N,% 74.26 69.5
±0.07 ±0.06
TND, % 75.40 74.78
±0.017 ±0.010
j Energía digestible, 3324.4 3297.31
kcallkg ** *0.77 *0.45
Energía bruta, 3442 3447
kcal/kg kO.065 +
0% 10%
6.5 PRUEBA DE COMPORTAMIENTO PRODUCTIVO
La prueba de comportamiento productivo se realizó en una granja
porcina de pequeños productores ubicada en San Luis
Tlaxialtemalco, Xochimilco, D.F.
6.5.1 ANIMALES EXPERIMENTALES
Se utilizaron 20 animales experimentales con las siguientes
características:
6.5.1.a CRITERIOS DE INCLUSIÓN
a)Machos castrados
b)Peso promedio de 23 kg
c)Raza comercial (cruza Landrace x Dur oc
d)Desparasitados interna y externamente y vacunados contra
fiebre porcina clásica
6.5.1.b CRITERIOS DE EXCLUSIÓN
a) Cualquier cerdo con problemas en patas, piel y ojos
b) Que no se adapten a las condiciones del corral o a la dieta
Antes de iniciar la engorda, los animales se identificaron,
pesaron y se distribuyeron al azar, alojándolos en corrales
individuales, con diez repeticiones por tratamiento. Se les dio
un período de adaptación al corral y a la dieta de una semana,
cambiando paulatinamente el alimento.
Se les proporcionó la dieta una vez al día, llevándose registro
del consumo, para lo cual se pesó el alimento ofrecido y el
rechazado. El agua se ofreció a libertad.
Los pesajes se efectuaron al inicio y al final de la prueba (59
días).
Al finalizar la engorda se calculo el consumo de alimento, la
ganancia diaria de peso, la conversión alimenticia y la
eficiencia alimenticia.
6.6 PRUEBAS DE DIGESTIBILIDAD APARENTE
Se seleccionaron al azar ocho animales, empleándose cuatro por
tratamiento, de acuerdo a los criterios de inclusión
anteriormente descritos. Los cerdos fueron alojados en jaulas
individuales de acero inoxidable, se les dio un período de
adaptación de 5 días y la recolección de heces se realizó
durante 3, diariamente las heces fueron pesadas y
posteriormente se tomó una alicuota del 10% que se conservó en
congelación; al terminar el periodo de recolección se mezclaron
las alicuotas de los tres días para su posterior análisis de
materia seca, proteína cruda y energía.
El cálculo de los índices de digestibilidad de materia seca
(MS), energía (E) y proteína cruda (PC)se realizaron con la
siguiente fórmula:
digestibilidad, % =(consumo - excreción fecal)/ consumo x 100
6.7 ANÁLISIS ESTADÍSTICO
Se empleó un diseño completamente al azar tanto para la prueba
de comportamiento productivo como para la de digestibilidad
aparente. Los resultados se analizaron a través de la prueba t
de student.
Para la engorda, se consideraron dos tratamientos con diez
repeticiones cada uno. Las variables de respuesta consideradas
fueron: peso inicial, peso final, consumo de alimento, ganancia
diaria de peso, conversión alimenticia y eficiencia
alimenticia.
En el caso de la prueba de digestibilidad se consideraron dos
tratamientos con cuatro repeticiones, siendo las variables de
respuesta la digestibilidad de materia seca, proteina cruda, y
energia.
Los datos obtenidos de cada una de las variables de respuesta
fueron analizados mediante el modelo t de student con un nivel
de significancia de 0.05, utilizando el procedimiento de
Modelos Lineales Generales del paquete estadístico SAS, 1990.
El modelo matemático para el diseño referido es el siguiente
(Gill, 1978):
t = x1 - x*
s V1/N1 + l/n2
VII. RESULTADOS Y DISCUSIÓN
7.1 COMPOSICIÓN QUÍMICA DE LA MATERIA PRIMA
Los resultados de la composición química de las materias
primas utilizadas en este estudio se presentan en el cuadro 4.
En este se puede observar que tanto los valores de proteína
cruda (PC) del sorgo como los de la pasta de soya se encuentran
dentro de los rangos reportados por las tablas porcinas del
NRC, 1988 (9.8 y 53.8% respectivamente).
El valor de la PC de la Lemna (27.82 %) es intermedio entre el
del sorgo y la pasta de soya y por su nivel mayor al 20%, se
puede considerar como una fuente proteínica. Al incluirla en un
10% en la dieta experimental (Cuadro 3)‘ disminuyó en un 20% la
cantidad de pasta de soya empleada en la dieta testigo, lo que
implica un ahorro (también en un 20%), en el costo de la fuente
proteica.
CUADRO 4. COMPOSICIÓN QUÍMICA DE LA MATERIA PRIMA (BASE SECA)
SORGO PASTA DE SOYA LEMNA GIBBA
MS, % 85.66 88.02 89.04
da.03 kO.02 +_0.007
PC, % 10.64 54.47 27.82
da.03 0.03 0..03
EE, % 3.22 3.05 1.106
0.05 hO.01 da.03
CEN, % 1.98 7.08 24.15
AO. *o. .009 Hl.02
ELN, % 79.48 32.97 35.84
HI.03 0..08 *0.07
FC, % 4.66 2.40 11.07
0..01 *0.02 0..02
FND, %
* *
47.84
kO.036
FAD, %
* *
35.027
O.096
LIGNINA, %
* *
8.48
O.063
CELULOSA, %
* *
18.56
0.013
SÍLICE, %
* *
8.31
O.063
TND, %
ENERGíA
DI GESTI BLE, kcal/g
EB, kcal/g
76.45 72.98 55.52
M. l l O.007 O.043
3370.84 3217.83 2448.2 1
4. 90 a. 35 *1.77
3240 4072 2.03
M.131 0. 120 0.02
Los análisis se realizaron por duplicado
f desviación estándar
* No determinado
El cuadro 5 muestra la composición química de Lemna gibba
reportada en la literatura. Comparando con lo mencionado por
Russof et al. (1980), Haustein et al. (1994) y Escamilla
(1998) ; los valores encontrados en este estudio, en general
están dentro de los rangos reportados; sin embargo fueron
menores en cuanto a PC y EE asi como mayores en cenizas en
comparación a lo obtenido por Escamilla (1998) quien trabajo
con Lemna de la misma zona.
Estas variaciones en la composición química pueden deberse a
diversos factores como son la calidad del agua donde se
desarrolla la planta, la edad de la misma, la localidad, etc.
CUADRO 5.COMPOSICIÓN QUÍMICA DE DISTINTAS MUESTRAS DE LEMN
GIBBA (BASE SECA)
MS, %
PC, %
EE, %
CEN, %
FC, %
FND, %
FAD, %
LIGNINA, %
CELULOSA, %
SÍLICE, %
Haustein et aL,
.1994
89.8
32.9
3.9
22.1
16. 1
Russof et aL,
1980
88.02
25.2 - 36.5
4.70 - 6.6
14.1 - 17.1
8.8 - ll
*
*
*
*
*
Escamilla,
1998
83.2
30.28
4.28
17.3 1
*
27.32
26.29
Resultados
presente
estudio
89.04
27.82
1.106
24.15
11.07
47.84
35.027
8.48
18.56
8.31
* No determinado
En lo correspondiente a el valor nutritivo de la proteina
dietaria, esta va a depender primordialmente de su perfil
aminoacidico. La calidad puede considerarse como la capacidad
de la proteína para administrar los aminoácidos particulares
que necesitan las células, esto es, la similitud de la proteína
dietética con el perfil de aminoácidos de las células del
animal. El valor de la proteína será mayor conforme alcance los
requerimientos de aminoácidos del animal. Así, se considera
como proteínas de alto valor biológico a aquellas que contienen
suficiente cantidad de todos los, aminoácidos nutricionalmente
esenciales (Fuller, 1994).
En el cuadro 6 se presentan los resultados de los aminogramas
realizados a la planta, la dieta testigo (sorgo + pasta de
soya) y a la dieta experimental (sorgo + pasta de soya + 10%
Lemna gibba).
Tomando en cuenta los conceptos descritos, se puede considerar
a la proteína de la Lemna como un nutrimento de alto valor
biológico, ya que es una fuente rica en lisina, metionina y
treonina considerados como aminoácidos limitantes para el
cerdo.
Es importante hacer notar que la relación aminoacídica entre
las dietas fue muy similar y que el introducir 10% de Lemna no
afectó dicha relación.
El aminograma de Lemna gibba reportado por Russof et al.
(1980, evidencia la riqueza de la planta en aminoácidos
esenciales tales como lisina, leucina, isoleucina, valina y
treonina (4.13; 7.15; 3.87; 4.96; y 3.20 g/lOO g proteína
respectivamente), siendo los resultados de este estudio
similares.
CUADRO 6. COMPOSICIÓN AMINOACÍDICA DE LEMNA Y DIETAS.
AMINOACIDO
ESENCIALES
Metionina
Met + Cys
Lisina
Treonina
Isoleucina
Leucina
Valina
Histidina
Fenilalanina
SEMI-ESENCIALES
Cisteina
Arginina
NO ESENCIALES
Glicina
Serina
Prolina
Alanina
Ác. Aspartico
Ác. Glutamico
Lemna gibba Dieta testigo Dieta experfmental
g/lO0 g.Proteina g/1OOg Proteina @OO g Proteina
1.52 1.69 1.79
2.58 3.50 3.51
4.18 3.95 3.90
3.89 3.61 3.77
3.68 4.01 3.90
6.85 9.82 9.26
5.07 4.86 5.16
1.2 2.15 1.98
4.18 4.86 4.70
1.06 1.81
4.48 5.14
1.72
5.03
4.61
3.93
3.72
5.54
9.21
3.61 4.10
4.91 4.76
6.27. 5.89
6.49 6.61
9.15 9.13
18.69 16.34
9.34
Al comparar el contenido de aminoácidos esenciales de la planta
con el patrón de referencia de la FAO (FAO, 1973): Lys 4.2; Ile
4.2; Leu 4.8; Met 2.2; Phe 2.8; Thr 2.8 y Val 4.2, encontramos
que presenta valores superiores para la Leucina (6.85 VS 4.8),
fenilalanina (4.18 VS 2.8), treonina (3.89 VS 2.8) y la valina
( 5 . 0 7 V S 4 . 2 ) .
El perfil aminoacídico de la Lemna comparte las características
nutritivas de las fuentes proteínicas tradicionalmente usadas
en la alimentación animal (pasta de soya, harina de pescado y
de sangre): ricas en lisina y deficientes en metionina; lo que
indica su gran potencial como suplemento proteico para las
dietas basadas en cereales.
Sin embargo, es importante hacer notar que los valores de la
planta en estudio para la lisina, cistina y metionina fueron
marcadamente superiores a los reportados para la harina de soya
y la harina de carne y huesos, pero no así en la harina de
pescado (cuadro 7).
Cuadro 7. Composi ci ón ami noací di ca de la Lemna gi bba
har i na de soya y algunas f uent es de proteína(g/lOO g de proteína).
A B A B A B
ARGI NI NA 4.48 3.25 3.20 3.57 3.74 3.13 3.65
ISOLEUCINA 3.68 2.06 2.00 2.44 2.85 1.03 1.47
LEUCI NA 6.85 3.40 3.37 4.24 4.48 2.27 3.02
LISINA 4.18 2.75 2.90 4.27 4.74 2.03 2.89
CI STI NA 1.06 ‘0.66 0.66 0.56, .~ 0.58 0.33 0.46
METIONINA 1.52 0.59 0.52 1.61 1.75 0.54 0.68
TREONINA 3.89 1.72 1.70 2.45 2.51 1.24 1.60
VALINA 5.07 2.15 2.02 2.82 3.19 1.59 2.14
4. Mariscal, et al. (1998) B. NRC, 1988.
La dieta con Lemna, cumple de manera adecuada con la mayoría de
los requerimientos de aminoácidos esenciales estipulados por
las tablas porcinas NRC (1988) para la etapa de los 30-60 kg
(cuadro 8) e inclusive, con excepción de la lisina, todos
sobrepasan las necesidades aminoacídicas del cerdo.
Es importante hacer notar que no se encontró diferencias entre el
porcentaje aportado por la dieta testigo y la dieta suplementada
con Lemna en cuanto al perfil de aminoácidos.
Cuadro 8. Comparación de los requerimientos de aminoácidos
esenciales (g/kg alimento) para cerdos en engorda (30-60 kg) con lo
aportado en las dietas testigo y experimental.
ARGININA 0.27
ISOLEUCINA
0.91 0.89
0.51 0.71 0.69
LEUCINA ‘0,66. 1.74 1.65
LISINA 0.83 0.70 0.69
MET+ CI S 0.45 0.62 0.62
HISTIDINA 0.24 0.38 0.35
TREONINA 0.53 0.64 0.67
VALINA 0.53 0.86 0.92
7.2 FACTORES ANTINUTRICIONALES Y TÓXICOS
Se consideran como factores antinutricionales a aquellos
componentes que existen en las plantas y que no son benéficos
para los animales. Estos se dividen en tres grupos: tóxicos,
antifisiológicos y alteradores de la digestión.
En el cuadro 9 se presentan los resultados de algunos de los
factores antinutricionales y tóxicos determinados en la planta
Lemna gibba; los análisis se realizaron en forma cualitativa
con excepción del ácido tánico y el plomo.
Cuadro 9. Contenido de factores antinutricionales y tóxicos
presentes en Lemna gibba.
.' :
ÁCIDO TÁNICO (g/lOOg) 1 0.039
ALCALOIDES 2
SAPONINAS 3 +
GLUCÓSIDOS CIANOGÉNICOS,
Plomo mg/100 g r, 0.01908 ,
- negativo + escaso ++ abundante
1. A.0.A.C ( 9.5203); 1990
2.Domínguez,1979
3.Monroe,1952
4. A.0.A.C (936. ll); 1990
5. A.0.A.C ( 965.17), 1990
Factores antinutricionales Valores
Los alcaloides y los glucósidos cianogénicos no fueron
detectados en esta planta; por otra parte la cantidad presente
de ácido tánico fue muy baja considerando que se requieren
valores superiores para causar efectos negativos en el consumo
y en la digestibilidad de materia seca. En lo concerniente a
las saponinas, su presencia fue escasa por lo que no se puede
pensar en que cause problemas al animal.
Debido a que el Lago de Xochimilco se ha recuperado a
partir de la inyección de aguas tratadas provenientes del Cerro
de la Estrella (Escamilla, 1998), y que las plantas acuáticas
son fijadoras de metales pesados, mucho se ha especulado sobre
la presencia de estos en el agua del lago y por lo' tanto en las
diversas plantas que crecen ahí; por lo anterior se determinó
la presencia del plomo en la Lemna.
Puls (1990) menciona que normalmente una dieta para cerdos
puede llegar a contener de 0.002 - 0.008 mg de Pb. Si se
considera que el nivel de inclusión de la planta en la dieta
fue del lo%, el aporte de plomo en la misma fue de 0.0019
mg/100 g y la cantidad necesaria para causarle toxicidad al
animal es de 66 mg/ 100 g, por lo que los valores obtenidos en
la planta de este estudio, se encuentran muy por debajo de los
niveles tóxicos.
7.3 DETERMINACIÓN DE MTNERALES
El contenido de minerales de Lemna, se presenta en el cuadro
10.
Cuadro 10. Composición de minerales en distintas muestras de
Lemna gibba.
mg/100 g mg/100 g
/
..,.... . . . . cu . . . ..._..." . . . . . . ..[ . . . . . . . . . . . . . . . _ -......-..,.. ~..~~~'2 . . . . . . . . . . . . . . ..~..... "_.^ ._..I...._....,. _ . ..__............_..... 1 . 1 9 _..<._... . .j
j
._I. _ --._- -_----___
ZN --f-.----
22.78 17.71
C A --j----
-____-._"_____l_
1054.35
-......_ -r-_.--._-- --... -."- ..._.I..._..._. _
1944.35
/ .-... .." . ..rt........... _ . . . . ..-.......l j. . . . . . . . . . . 1" . . . . . . . .._.^.......___.........................." . .._." ~__.,_...,.,____.._ __.___,.... .," ,_._,_ ._,
m j
466.35
. ~..
484.07
.- .." . . . . . _ . . . . II..^..^ -.-...-..-... -.j...- ..-...,....-..-.......-. ~13317.27 . . . _ . .._. _ . . . . . ..___... . . . . . . . . ._ . . . . . . .._.._.._....._ _^ ._ _
NA 1
896.66
.j
Los valores encontrados, corresponden a los parámetros de la
familia de las lemnacéas, siendo una fuente rica de calcio,
magnesio, sodio y potasio.
Al comparar los datos obtenidos con los reportados
por
Escamilla (1998), quien analizó Lemna crecida en la región de
Xochimilco, se observa su similitud.
Cabe mencionar que la concentración de minerales que puede
presentar la planta acuática, varia dependiendo de distintos
factores ambientales, la riqueza del agua en que se desarrolla
e inclusive de los tratamientos posteriores a su recolección.
Puls (1990), indica como dosis tóxicas (kg dieta) de algunos
minerales las siguientes: 2.7 % Ca; > 500 ppm Cu; 2000 - 5000
ppm Zn; 900 mg/kg Fe; > 0.30% Mg y 4 -7 % Na.
Comparando con los datos obtenidos y considerando que sólo se
empleo un 10% de inclusión de Lemna en la dieta experimental,
las concentraciones encontradas en la planta no son
perjudiciales para los animales. Por otro lado, ninguno de los
cerdos mostró síntomas de una intoxicación por minerales, como
es la anorexia, diarrea, pérdida de peso, decaimiento, etc.
Los resultados encontrados en la prueba de comportamiento
(cuadro l l ), no mostraron evi denci a de di ferenci a
estadísticamente significativa (p>O.O5) entre tratamientos
tanto para la ganancia diaria de peso (g/día), consumo de
materia seca (kg/día), conversión(kg MS/kg aumento) ni
eficiencia alimenticia.
Al comparar los parámetros productivos obtenidos con los
recomendados por el NRC 1988 para esta etapa (700 g/d GDP; 1.9
kg Consumo; 2.71 kg MS/kg CA y 0.368 EA) se observa que los
valores de ganancia diaria de peso fueron superiores, debido a
un consumo mayor a lo esperado en relación a las
recomendaciones, lo cual repercutió en la conversión y
eficiencia alimenticia haciéndolas ligeramente menos
eficientes, sin embargo esto no representó una diferencia
importante.
7.4 RESULTADOS DE LA ENGORDA.
CUADRO 11. Resultados del comportamiento productivo de cerdos
alimentados con Lemna gibba *.
V A R I A B L E S *
, ï
INCLUSIÓN Lemna gibba
/
No. Animales 10 10
Peso inicial, kg 23. 36 24. 26
~t3. 076 *3. 61
Peso final, kg 66. 43 69. 81
+_6. 38 10. 58
GDP, g/día 730 770
i 7. 3 k12. 83
I I
Promedio Consumo, 2.09
2. 23
kg /d
Conversión alimenticia,
kg MS/kg
kO. 26 k0. 36
2.93
2.96
Eficiencia alimenticia,
kg MS/kg
0. 35 0. 34
*0. 04 *0. 025
I I
*desviación estándar
* No se encontró diferencia estadísticamente significativa (p O.05)
Comparando con los valores reportados por Herradora" para la
ganancia diaria de peso (figura l), el consumo y la conversión
alimenticia (625g; 1.95 kg y 3.09 respectivamente) los cerdos
alimentados con Lemna, obtuvieron una mayor ganancia diaria de
peso (770 g/d), un mayor consumo (2.23 kg) y una conversión más
eficiente (2.96).
Los animales alimentados con Lemna gibba obtuvieron un promedio
mayor en el consumo (figura 2) probablemente por el sabor de la
dieta o bien porque ésta contenía mayor cantidad de fibra (4.90
VS 2.58 %). El incremento de fibra, generalmente produce un
aumento en el consumo voluntario debido a que el animal trata
de alcanzar sus requerimientos de energía. El ARC (1981)
menciona que por cada 1% de aumento de fibra en la dieta, el
consumo aumenta en un 3%. Este comportamiento se observó en
este experimento, pues la dieta con Lemna contenía 2.32% más de
fibra, así que el consumo de los cerdos de este tratamiento fue
6.69% mayor.
Sin embargo, como ya se mencionó, estas diferencias no fueron
significativas.
El aumento en el consumo observado en este estudio concuerda
con lo obtenido por Van Lai (1999) al incluir Lemna en la dieta
de cerdos. Concluye que el crecimiento de los animales se
estimuló debido a la buena calidad de la proteína foliar.
La inclusión de Lemna en la dieta, produjó un mayor ganancia
diaria de peso, lo que también fue observado por Hang (1999) en
cerdos en engorda alimentandos con esta misma planta,logrando
animales más pesados (testigo: 78.1 kg; 0.435 g/d; con Lemna:
86.31 kg; 0.552 g/d respectivamente).
7.5 RESULTADOS DE LAS PRUEBAS DE DIGESTIBILIDAD
APARENTE
Los resultados obtenidos, se muestran en el cuadro 1.2.
CUADRO 12. ÍNDICES DE DIGESTIBILIDAD DE ,MATERIA SECA, PROTEÍNA
CRUDA Y ENERGÍA EN CERDOS ALIMENTADOS CON;Lemna gibba.
. : . ' , O%. 10%
DIGESTIBILIDAD,‘ %
Materia Seca 84.30 a 81.31 b
f 0.76 f 1.50
Proteína Cruda 71.68 a 67.26 b
f 2. 009 zt 3.16
Ener gí a 91.14 91.40
* 0.94 f 1.86
ab
Medi as con di f erent es l et ras superscri pt as di f i eren
estadísticamente pcO.05
f Desviación estándar
Se encont ró que l a Lemna gi bba, hi zo descender
significativamente (p < 0.05) las digestibilidad de la materia
seca (MS) y la proteína cruda (PC). Sin embargo, no hubo efecto
de tratamiento en la digestibilidad de la energía (Figura 3).
El porcentaje de FC de la dieta experimental fue 2.3% superior
en relación a la testigo y esto pudo haber sido la causa de la
disminución en los índices de digestibilidad tanto para la
materia seca y proteína.
Se conoce que la digestibilidad de todo tipo de dieta suele
decrecer, en mayor o menor grado en los cerdos, a medida que
los animales consumen niveles crecientes de fibra en el
alimento.
Hang et al. (1997) realizaron pruebas de digestibilidad
con cerdos alimentados a base de jugo de caña y Lemna gibba,
los índices encontrados para la materia seca y la proteína
fueron de 85.9 y 67.7% respectivamente, valores que concuerdan
con los encontrados en este trabajo.
Como se mencionó con anterioridad, la proteína aportada
por la planta es de buena calidad, por lo que se puede
descartar que las diferencias se deban a un desequilibrio de
sus aminoácidos, además que el perfil aminoacídico de las
dietas empleadas es muy similar.. .
Es muy probable que' este comportamiento se deba a que un
procentaje importante de la proteína este ligada a la fibra, lo
que di smi nuye de manera notori a su di gesti bi l i dad.
Otra posible explicación,.es :; que la dieta con Lemna
también aportaba un mayor porcentaje de,cenizas (4.42 VS 2.92);
se conoce
disminuye su valor nutritivo. '.
.
Finalmente, debido a los 'resultados 'encontrados en este
/'
estudio se puede recomendar la utilización de Lemna gibba en la
alimentación de cerdos en niveles de 108, sin que se obtengan
efectos negativos en el comportamiento productivo decomportamiento productivo de
animales, esto contribuiría ala utilización de recursos
potenciales para la subsistencia del traspatio porcino en la
región de Xochimilco, el cual tiene un papel muy importante en
la economía de sus habitantes al ser un medio de autoconsumo
y/o un ingreso extra para la familia.
Por otro lado, sería un medio eficiente de controlar el
crecimiento desmedido de la planta, el cual en ocasiones
dificulta el transito en los canales.
VIII. CONCLUSIONES
1) La planta acuática Lemna gibba es una opción
viable para usarse como una fuente de proteína en
dietas para cerdos (30-60 kg de peso).
2) Lemna gibba posee una proteína de excelente
calidad ya que es rica en aminoácidos esenciales.
Se puede considera como una fuente de lisina.
3) La inclusión del 10% de Lemna gibba en la dieta
para cerdos no afectó la respuesta productiva de
los animales.
a) Realizar pruebas de engorda con dietas que incluyan
mayores porcentajes de la planta.
b) Realizar evaluación de las canales de cerdos
alimentados con Lemna gibba.
IX. RECOMENDACIONES
X.LITERATURA CITADA
ARC (Agricultura1 Research Council).(1981). The Nutrient
Requirements of Pigs.Slough, England: Commonwealth
Agricultura1 Bureaux.
Ali, M.A y Leeson,S.(1994).Nutritional value and utilization
of aquati c weeds i n the di et of poul try.Worl d' s
Science Journal, 50:237-251. Poultry
Association of Analytical Chemists.(l990). A.O.A.C.Official
Methods of Analysis (15 ed). Washington, D.C.
Arredondo, F. (1993).Fertilización y fertilizantes, su uso y
su manejo en la acuacultura. U.A.M.,48-62 pp.
Bates, R. y Hentges, R. (1976). Aquatic weed- erradication or
cultivate?. Econ.' Bot., 30: 39-50.
Boyd, C.E. (1968). Fresh-water plants:
protein. Econ. Bot., 22: 359-368. A potential source of
Boyd, C.E. (1969). The nutritive value of three species of
water weeds. Econ. Bot., 23: 123-127.
Conejo, J. y Ortega R. (1995).Problemas de la Porcicultura
Rural de Traspatio en los Países en Desarrollo En: La
Fproducción P orcícola en México,Contribución ai 1 Desarrnlln de
una Visión Integral. UAM-Iztapalapa y Universidad Michoacana de
San Nicolás de Hidalgo, México. (pp 199-223).
Cuarón 1 J. (1993). Alternativas para la alimentación de los
cerdos. Desarrollo Porcícola, 10 (mayo) :5-12.
De la Peña, C. M. (1993).Evaluación experimental del
funcionamiento intestinal en perros con síndrome de intestino
corto mediante pruebas de digestibilidad. Tesis Licenciatura.
Universidad Iberoamericana. México, D.F.
Dewanji, A. (1993). Aminoacid composition of leaf proteins
extracted from some aquatic weeds. J.Agric Food Chem, 41:
1232-36.
Domínguez P. Y Ly J. (1997). Balance de N y energía en cerdos
alimentados con dietas de mieles de caña y harina de Azolla
(Azolla spp). Rev. cubana Cienc. Agríc, 31: 75-82.
Domínguez X.A. (1979). Métodos de la
Fitoquímica.Limusa. México. Investigación
Escamilla, L A. (1998). Composición quimica y obtención de
concentrados de proteina foliar de planta acuáticas presentes
en los canales de Xochimilco. Tesis Licenciatura. Universidad
Nacional Autónoma de México.
FAO. (1973). Energy requirements and protein requirements. FAO
Nutrition Meeting Report Series 52, Rome, 53 pp.
Fuller, M.F. (1994). Amino Acid Requirements for maintenance,
body protein accretion and reproduction in pigs. In: Amino
Acids in Farm Animal Nutrition.D' Mello J.P.(Ed).Cab
International, UK, 155-180 pp.
Gill, J.L. (1978). Design and analysis of experiments in the
animal and medical science. The Iowa Stae Univesity, USA.
Gopal, B. y Sharma, K.P. (1979). Aquatic weed control versus
utilization. Econ. Bot., 33:340-6.
Grande, D.; Sanginés, L.; Pérez-Gil, F.; Suarez, B. (1993).
Recursos alimenticios no convencionales y su empleo en la
alimentación del cerdo. Conapor,3:27-37.
Hamid, M.A., Chowdhury, D., Razzak, A. y Roy R.C.(1993).
Effects of feeding an aquatic weed Lemna trisulaca as partial
replacement of fish mea1 on the performance of growing
ducklings. J Sci Food Agric,61:137-139.
Hanczakowski, P.; Szymczyk, B. y Wawrzynski, M. (1995).
Composition and nutritive value of sewage-grown duckweed (Lemna
minor L.) for rats. Animal Feed Science and Technology, 52:339-
343.
Haustein, A.T.; Gilman, R.H.; Skillicorn P.W.; Guevara, V.;
Vergara, V.; y Gastañaduy, A. (1990). Duckweed, a useful
strategy for feeding chickens: performance of layers fed with
sewage-grown lemnacea species. Poultry Science,69: 1835-44.
Haustein, A.T.; Gilman, R.H.; Skillicorn P.W.; Guevara, V.;
Díaz, F.; Vergara, V.; Gastañaduy, A. y Gilman, J.B. (1992).
Compensatory growth in broiler chicks fed on Lemna gibba. Brit
J of Nutrition,68: 329-335.
Haustein, A.T.; Gilman, R.H.; Skillicorn P.W.; Hannan, H.;
Díaz, F.; Guevara, V.; Vergara, V.; Gastañaduy, A. y Gilman
J.B. (1994). Perfomance of broiler chickens fed diets
containing duckweed (Lemna gibba). J Agricultura1 Science,
Cambrigde,l22: 285-289.
[illman, W.S. (1961). The Lemnaceae, or duckweeds: A review of
.he descriptive and experimental literature. Botan. Rev. 27:
21-87.
:illman, W.S y Culley D.D. (1978) . The uses of Duckweed.
merican Scientist,66: 442-51.
:opson, M.S. y Zimba, P.V. (1993). Temporal variation in the
'iomass of sumerged macrophytes in Lake Okeechobee, Florida. J.
.quat. Plant Manage, 31: 78-81. -
eng, R.A; Stambolie, J.H y Bel1 R. 1995. Duckweed - a
otencial high-protein feed resource for domestic animals and
ish. Livestock Research for Rural Development, 7:141-152.
anual de operación de la bomba de combustión con oxígeno Parr
odelo 1108. (1990).
ariscal, G; Avila,E; Tejada, I; Cuarón, J y Vasquez, C. 1998.
abla de contenido de aminoácidos totales y digestibles
erdaderos para cerdos de los principales ingredientes
tilizados en Latinoamérica.Centro Nacional de Investigación
n Fisiología y Mejoramiento Animal, INIFAP, México.
aynard, A.L.; Loosli, K.J.; Hintz, F.H. y Warner, G.R. (1986).
utrición Animal. MacGraw-Hill (4a. ed.). México, D.F.
cDowel1, L.R., Lizama, L.C., Marion, J.E., Wilcox, C.J.
1990). Utilization of aquatic plants Elodea canadensis and
'ydrilla verticillata in diets for laying hens. 1. Performance
nd egg yolk pigmentation. Poultry Science, 69: 673-78.
onroe EF. (1952). Detection and estimation of steroidal,
apogenins in plant tissue. Anal Chem, 8:1337-1341.
uztar, A.J, Slinger, S.J.y Burton, J.H. (1976). Nutritive
alue of aquatic plants for chicks. Poultry Science ,55: 1917-
2 .
uztar, A.J, Slinger, S.J, Burton, J.H. (1979). Chemical
omposition of aquatic macrophytes.4. Carotenoids, soluble
ugars and starch in relation to their pigmentation and
nsiling potential. Can. J Plant-Sci.,59:, 1093-1098.
ational Academy of Sciences. (1976). Making aquatic weeds
seful: some perspectives for developing countries. NAS (ed) .
ashington, D.C.
iño, S.y Lot, A. (1983). Estudio demográfico del lirio
cuático Eichornia crassipes (mart) Solms: Dinámica de
crecimiento de dos localidades selectas. Boletín de la Sociedad
Botánica de México. No 45.
N.R.C. (1988). Nutrient Requirements of swine. National Academy
Press (9 ed). Washington, D.C.
Ortiz, M. B. (1988). Fuentes no tradicionales de alimentos y su
empleo en la alimentación del cerdo: estudio recapitulativo.
Tesis Licenciatura. Universidad Nacional Autónoma de
México.México,D.F.
Porath, D; Hepher, B y Koton A. (1979). Duckweed as an aquatic
crop: evaluation of clones for aquaculture. Aquatic Botany, 7:
273-78.
Puls, R. (1990) . Mineral levels in Animal Health: Diagnostic
Data. Sherpa International (ed). Canada.
Ramos, V.L. y Novelo, R.A. (1993). Vegetación y Flora acuáticas
de la Laguna de Yuriria, Guanajuato. México. Acta Botánica
Mexicana, 25: 61-79.
Russof, L.; Blakeney, E. y Culley, D. (1980). Duckweeds
(Lemnaceae Family): a potencial source of protein and amino
acids. J Agric. Food Chem, 28: 848-850.
SAS User's Guide: Statistics. (1990). SAS Inc. New York.
Siqueiros, M.A. (1989) . Contribución a la flora acuática y
subacuática de Aguascalientes. U. Autónoma de Aguascalientes.
Slocum, P. y Robinson, P. (1997). Water gardening:water lilies
and lotuses. Timber Press. Portland, Oregon.
Soriano, H. y Losada, H. (1993). Modelos de Producción
Agropecuaria en la Región de Xochimilco. II. La Zona Lacustre.
En Memorias del Congreso Nacional de Investigación En Sistemas
De Producción Agropecuarios.UAEM. México.
Suárez B. (1995). La Porcicultura de Traspatio y su
potencialidad. En: La Producción Porcícola en México,
Contribución al Desarrollo de una Visión Integral. UAM-
Iztapalapa y Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
México .:173-184 pp.
Thanh Hang D; Van Lai N; Ly J y Rodríguez L. (1997). Nitrogen
digestion and metabolism in Mong Cai pigs fed sugar cane juice
and different foliages as source of protein. Livestock Research
for Rural Development,9,(2).http:// www.cipav.org/
Thanh Hang, D. (1999). Ensiled cassava leaves and duckweed as
protein sources for fattening pigs on farms in Central Vietnam.
Livestock Research for Rural Development,lO,
http://www.cipav.org/
I'
Van Lai, N. (1999). On-farm comparison of Mong Cai and Large
White pigs fed ensiled cassava root, rice bran and duckweed.
L i v e s t o c k Re s e a r c h f o r Ru r a l
Development,lO(3).http://www.cipav.org/
Van Soest, P.J. (1963) . Use of detergents in the analysis of
fibrous feed. II. A rapid method for the determination of fiber
and lignin. J. Assoc. Offic. Agric. Chem, 46:829-835.
Virabalin, R; Kositup, B. y Punnapayak, H. (1993). Leaf protein
concentrate from water hyacinth.J. Aquat. Plant Manage, 31:
207-209.
Weldonn, L.W.; Blackburn, R.F. y Harrison, D.S. (1973). Common
Aquatic Weeds. General Publishing Company, LTD. Canada.
Westerdahl, H y Getsinger,K. (1988). Aquatic Plant
Identification and Herbicide Use Guide. Department of the Army
(ed) . Washington, D.C.
Wychera, U., Zoufal, R. Christof-Dirry, P. y Janauer, G. A.
(1993). Structure and enviromental factors in macrophytes
stands. J. Aquat. Plant Manage, 31, 118-22.