You are on page 1of 38

GRADO EN DERECHO

GRADO EN CIENCIAS JURÍDICAS DE LAS
ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

DERECHO ADMINISTRATIVO I
Curso 2013/2014


GUÍA DE LA ASIGNATURA
EQUIPO DOCENTE
Dr. D. Juan-Cruz Alli Turrillas, Profesor Titular, coordinador asignatura.
Dr. D. Rafael Gómez-Ferrer Rincón, Profesor Titular, coordinador ejecutivo.
Dr. D. Antonio Fabeiro Mosquera, Profesor Colaborador.
D. Diego Cámara Del Portillo, Profesor Asociado.

HORARIO DE GUARDIA
Dr. D. Juan-Cruz Alli Jueves, de 10:30 a 13:30 91-398.61.27
Dr. D. Antonio Fabeiro Miércoles, de 10: 30 a 13:30 91-398.61.27
Dr. D. Rafael Gómez-Ferrer Rincón Jueves, de 10:30 a 13:30 91-398.61.27
D. Diego Cámara Martes, de 16:00 a 19:00 91-398.61.27


AVISO IMPORTANTE SOBRE BIBLIOGRAFÍA

La bibliografía básica de la asignatura es la siguiente:

R. PARADA VÁZQUEZ,
Derecho Administrativo I. Introducción. Organización Administrativa. Empleo
Público,
23ª ed. Revisada y reestructurada, Editorial Open Ediciones Universitarias,
Septiembre 2013.

SUMARIO

I.- PLAN DE TRABAJO. Programa de la asignatura............................. 3
II.- ORIENTACIONES DE CARÁCTER GENERAL
SOBRE EL ESTUDIO DE LOS CONTENIDOS DE
LA ASIGNATURA .................................................................................. 12
III.- ORIENTACIONES AL ESTUDIO DE LOS
CONTENIDOS DE LA ASIGNATURA POR
BLOQUE TEMÁTICO........................................................................... 29
IV.- GLOSARIO...................................................................................... 51

2

I
Programa de la asignatura

Advertencias muy importantes:
1) Para el estudio de la materia, debe utilizar el manual, guiándose por las
indicaciones y contenidos aquí expuestos.
2) En el programa se indican algunos epígrafes que no son materia de examen final
de la materia, pero que, por estar en el programa, pueden ser parte de las Pruebas
de Evaluación Continuas (PEC).
3) Cuando un epígrafe esté excluido del examen lo está en todo su contenido (así,
por ejemplo, el excluido epígrafe 1 del tema XI incluye sus tres subepígrafes).
Cuando solamente un subepígrafe queda excluido, no incluirá los demás (por
ejemplo, en el tema XIV, el epígrafe 2.1 solamente incluye este y no el 2.2).
4) En el BOE de 30 de diciembre de 2013 se ha publicado la Ley 27/2013, de 27 de
diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local. Dado
que la Ley se ha publicado una vez iniciado el curso, las novedades que introduce
(y que inciden fundamentalmente en los temas del programa dedicados al
régimen local –Temas VIII a X-), NO serán objeto de examen. Los alumnos
pueden, por tanto, preparar el examen por la bibliografía recomendada sin
necesidad de actualizarla.
PRIMERA PARTE. EL DERECHO ADMINISTRATIVO Y SU SISTEMA DE FUENTES
TEMA I. EL DERECHO ADMINISTRATIVO
1. Concepto de Derecho administrativo
2. Derecho administrativo, Derecho público, Derecho garantizador
3. El concepto de Administración pública y su relativa extensión a la totalidad de los poderes
del Estado
3.1. El Derecho administrativo como Derecho de la Administración pública
3.2. La Administración y el poder legislativo
3.3. La Administración y los jueces
4. El desplazamiento del Derecho administrativo por el Derecho privado (La “huida del
Derecho administrativo”).

3
TEMA II. LAS FUENTES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO
1. El sistema de fuentes en el Derecho administrativo
1.1. La colaboración de la Administración con el poder legislativo
1.2. Las fuentes tradicionales del ordenamiento positivo español y su crítica
1.3. Los principios ordenadores de las fuentes del Derecho
2. La Constitución
3. La Ley y sus clases
3.1. Ley orgánica y ley ordinaria
3.2. Estatutos de autonomía, leyes autonómicas y leyes de conexión entre los
ordenamientos
3.3. El procedimiento legislativo
4. Las normas del gobierno con fuerza de ley
4.1. El Decreto-ley
4.2. El Decreto-legislativo: textos articulados y textos refundidos
5. Los tratados internacionales
6. El sistema de Derecho de la Unión Europea
6.1. Caracteres generales
6.2. Derecho originario y Derecho derivado (clases de normas “derivadas”)
7. Otras fuentes del Derecho administrativo
7.1. La costumbre
7.2. Los precedentes y prácticas administrativas
7.3. Los principios generales del Derecho español
7.4. La jurisprudencia
TEMA III. EL REGLAMENTO: LA NORMA ADMINISTRATIVA POR EXCELENCIA
1. Concepto y posición ordinamental del reglamento
2. Clases de reglamentos
3. Límites y procedimiento de elaboración de los reglamentos
4. Eficacia de los reglamentos. El principio de inderogabilidad singular
5. Control de los reglamentos ilegales y efectos de su anulación.
4
SEGUNDA PARTE. LA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA
TEMA IV. LOS PRINCIPIOS GENERALES DE LA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA (1)
1. Organización administrativa y Derecho
2. La potestad organizatoria
2.1. Los titulares de la potestad organizatoria
2.2. Los límites de la potestad organizatoria
2.3. El principio de personalidad jurídica
3. El órgano administrativo
3.1. Teoría del órgano
3.2. Límites a la imputación al órgano administrativo.
3.3. Clases de órganos
3.4. La creación de órganos
4. Los órganos colegiados (epígrafe de lectura recomendada, no entra en el examen)
4.1. Regulación y clases
4.2. Los miembros. Presidente, secretario, vocales
4.3. Convocatoria y sesiones
4.4. El acta
5. Las bases de la organización administrativa
5.1. La competencia
5.2. La distribución vertical de competencias: la jerarquía
5.3. Centralización y descentralización
5.4. Descentralización funcional
5.5. Desconcentración
TEMA V. LOS PRINCIPIOS GENERALES DE LA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA (Y 2)
1. Transferencia de competencias entre entes públicos territoriales
1.1. Delegación intersubjetiva
1.2. Gestión forzosa y encomienda de gestión
1.3. Avocación intersubjetiva, sustitución y subrogación
5
2. Transferencia interorgánica o entre los mismos órganos de un ente público
2.1. Delegación interorgánica
2.2. Delegación de firma, suplencia y encomienda de gestión interorgánica
2.3. Avocación
3. Conflicto de competencias
3.1 Evolución del sistema de conflictos
3.2 Conflictos intersubjetivos
3.3 Conflictos interorgánicos
4. Mecanismos de control
4.1. La actividad de control
4.2. Clases de control según sus objetivos o fines
4.3. Clases de control según sus técnicas
5. Mecanismos de relación
5.1. Coordinación: concepto, principios y sus fórmulas
5.2. Cooperación: principios y sus fórmulas
TERCERA PARTE. LOS SUJETOS (I): LA ADMINISTRACIÓN TERRITORIAL
TEMA VI. LA ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO
1. Caracterización general y principios de organización
2. El Gobierno y su Presidente
2.1. La formación del Gobierno
2.2. El Presidente y sus funciones
2.3. Los Vicepresidentes
2.4. El funcionamiento del gobierno
A) El Consejo de Ministros
B) Las Comisiones delegadas del Gobierno
C) Órganos de apoyo: Secretarios de Estado, Comisión General de Secretarios y
Subsecretarios de Estado, Secretariado del Gobierno y gabinetes
3. Los Ministros y los departamentos ministeriales
4. Secretarías y Secretarios de Estado
5. Subsecretarios y secretarios generales
6
6. Direcciones generales y Secretarías generales técnicas
6.1. Directores y subdirectores generales
6.2. Secretaría general técnica
7. La Administración periférica del Estado
7.1 Concepto y evolución jurídico histórica
7.2 Delegaciones del Gobierno en las CC. AA.
7.3 Subdelegados del Gobierno
8. La Administración exterior del Estado
TEMA VII. LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS
1. El Estado autonómico (El modelo autonómico de Estado)
1.1. El modelo de Estado en la Constitución de 1978
1.2. Las diferencias con el sistema federal
1.3. El proceso autonómico
1.4. Hacia el modelo confederal: las reformas estatutarias de 2007
1.5. La STC sobre el Estatuto Catalán de 2010 (lectura recomendada, no objeto de examen)
2. La distribución de competencias
3. Los límites del modelo autonómico y su control
3.1. Los límites de la autonomía
3.2. El control:
A) Clases
B) Control por el TC
C) Control por el Tribunal de Cuentas
D) El Defensor del Pueblo
E) Control Gobierno-Senado
F) Delegado del Gobierno
G) Control de la estabilidad presupuestaria y de la sostenibilidad económica
3.3. Senado y organización judicial
4. La organización de las Comunidades autónomas
4.1. Asamblea legislativa o Parlamento
4.2. Gobierno ejecutivo autonómico
5. El sistema fiscal y financiero (no es materia de examen).
7
TEMA VIII. EL MUNICIPIO. ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN
1. Niveles de la Administración territorial, tipología de entidades locales y legislación aplicable.
2. El Municipio constitucional y su despliegue territorial (encarecemos su lectura, pero no es objeto de
examen).
2.1. Origen revolucionario del mapa municipal.
2.2. Generalización y prevalencia del criterio demográfico sobre el territorial en el mapa
municipal
2.3. La reducción de municipios en Europa y la pervivencia española del minifundismo
municipal.
3. El municipio. Concepto y naturaleza
4. Elementos del Municipio
4.1. El término municipal y sus alteraciones
4.2. La población municipal
4.3. El gobierno y administración municipal
A) Organización y estructura de los municipios de régimen común, gran población y
pequeños municipios y régimen de Concejo abierto
B) El pleno del Ayuntamiento
C) El ejecutivo municipal: el Alcalde, naturaleza, elección, funciones, competencias
D) La Junta de gobierno local
5. Infra y supramunicipalidad
5.1. Entidades locales menores
5.2. Mancomunidades, consorcios.
5.3. La Comarca
5.4. Las áreas metropolitanas
TEMA IX. LA PROVINCIA
1. La provincia (solamente el epígrafe 1.1. entra en examen; el resto es de lectura recomendada)
1.1. Concepto y elementos
1.2. La organización provincial
A) Pleno de la Diputación provincial
B) Presidente de la Diputación y la Junta de Gobierno Provincial
1.3. Regímenes provinciales especiales
A) Archipiélagos
8
B) Territorios históricos
TEMA X. COMPETENCIAS Y RÉGIMEN DE LAS CORPORACIONES LOCALES
1. La autonomía municipal
1.1. Antecedentes
1.2. Regulación tras la Constitución de 1978 y regulación en la LBRL
1.3. La garantía constitucional de la autonomía de los entes locales y su defensa ante el TC
2. Las competencias municipales: Régimen de las competencias propias y delegadas
3. Las competencias provinciales
4. El control sobre los entes locales
4.1. El control del Estado liberal sobre los entes locales
4.2. La tutela municipal por el TC y la judicialización de las relaciones de control y tutela
5. El status de los miembros de las Corporaciones locales
6. Régimen de funcionamiento de las Corporaciones locales
6.1. Sesiones
6.2. Grupos políticos
6.3. Régimen de acuerdos, de actos y de ordenanzas
6.4. Impugnación de actos, acuerdos y ejercicio de acciones
CUARTA PARTE. LOS SUJETOS (II): LA ADMINISTRACIÓN ESPECIALIZADA
TEMA XI. LA ADMINISTRACIÓN INSTITUCIONAL
1. Evolución histórica de la Administración institucional (lectura recomendada, no será objeto
de examen)
2. Los organismos públicos estatales
2.1. Régimen general
2.2. Organismos autónomos
2.3. Entidades públicas empresariales
2.4. Agencias estatales
2.5. Entes públicos atípicos o apátridas
4. Entes instrumentales de Derecho privado. La sociedad mercantil.
5. Las fundaciones públicas
9
6. Organismos especializados locales
7. La administración institucional en las Comunidades autónomas.
8. Empresas de economía mixta
TEMA XII. LAS ADMINISTRACIONES INDEPENDIENTES
1. Idea general y concepto de Administraciones independientes
2. Tipología y problemática general en España (no es objeto de examen)
2.1. Supuestos de autonomía institucional constitucionalmente garantizada
2.2. Administraciones independientes no previstas en la Constitución
TEMA XIII. LA ADMINISTRACIÓN CORPORATIVA
1. Caracterización general
1.1. Concepto y naturaleza jurídica
1.2. Evolución histórica (lectura recomendada, no es objeto de examen)
2. El marco constitucional
2.1. La obligación de afiliación a los Colegios profesionales
2.2. Las “Corporaciones públicas voluntarias” y su régimen de adscripción
2.3. Asociaciones privadas de configuración legal
3. Delimitación, naturaleza y régimen jurídico de las Corporaciones públicas
4. Los Colegios profesionales
5. Las Cámaras oficiales (No es objeto de examen)
5.1. En especial, las de Comercio, Industria y Navegación
5.2. Otras Cámaras oficiales
6. Las Federaciones deportivas (No es objeto de examen)
TEMA XIV. ADMINISTRACIÓN CONSULTIVA Y DE CONTROL
1. Problemas generales y clases de órganos consultivos
2. El Consejo de Estado
2.1. La evolución histórica (epígrafe de lectura recomendada, no es objeto de
examen)
2.2. El Consejo de Estado a partir de la Constitución de 1978
2.3. Régimen, naturaleza, competencias y funciones del Consejo de Estado
3. Los Consejos autonómicos
10
4. Los Consejos económicos y sociales estatales y autonómicos (no es objeto de examen)
5. Asesoramiento jurídico, representación y defensa en juicio de la Administración
6. Los órganos de control interno (No es objeto de examen)
7. Los Tribunales de Cuentas
8. Otro órganos de control político e institucional (No es objeto de examen)
8.1. Comisiones de investigación parlamentaria
8.2. Defensor del pueblo

11

II
ORIENTACIONES DE CARÁCTER GENERAL
SOBRE EL ESTUDIO DE LOS CONTENIDOS DE
LA ASIGNATURA

SUMARIO:
1. EL DERECHO ADMINISTRATIVO 1. 1. EL DERECHO ADMINISTRATIVO, EN GENERAL 1. 2. EL
DERECHO ADMINISTRATIVO EN LOS SUCESIVOS PLANES DE ESTUDIO 2. ALGUNAS
CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE EL ESTUDIO 2. 1. LA FORMA DE ESTUDIO DEL
DERECHO ADMINISTRATIVO 2. 1. TÉCNICAS DE APRENDIZAJE 2. 2. LA LADERA FÁCTICA 2. 3.
ENSEÑANZA A DISTANCIA Y ENSEÑANZA LIBRE 3. BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA 3. 1.
BIBLIOGRAFÍA Y PROGRAMA 3. 2. BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA 4. APRENDIZAJE Y
EVALUACIÓN CONTINUA EN EL PLAN BOLONIA 4. 1. EL CURSO VIRTUAL COMO MEDIO DE
APOYO 4. 2. CRONOLOGÍA DE ESTUDIO 4. 3. METODOLOGÍA DEL ESTUDIO Y EVALUACIÓN
CONTINUA 5. LOS EXÁMENES 5. 1. EL EXAMEN DE LA ASIGNATURA 5. 2. LA REVISIÓN DE LOS
EXÁMENES 6. ¿EL DERECHO ADMINISTRATIVO, PARA QUÉ?

1. EL DERECHO ADMINISTRATIVO
1. 1. EL DERECHO ADMINISTRATIVO, EN GENERAL
El Derecho administrativo es aquella parte del ordenamiento jurídico que regula la
organización de las Administraciones públicas y las relaciones de éstas con los particulares. Es
algo así como el Derecho común del Derecho público, parecido a lo que el Derecho civil es al
Derecho privado: su elemento básico y modular. El Derecho administrativo es asimismo el
tronco del que han nacido otras disciplinas jurídicas, como el Derecho fiscal y el Derecho laboral
(este último en cuanto regulador de la intervención administrativa en las relaciones industriales).
El Derecho administrativo estudia ahora las fuentes del Derecho –especialmente los
reglamentos, fuente de origen administrativo–, la organización del Estado y de las restantes
Administraciones públicas (Comunidades Autónomas, Provincias, Municipios, Corporaciones
Profesionales, Cámaras, Administración institucional, etc.) las relaciones de estas
Administraciones con sus funcionarios (empleo público o función pública), sus actos, los
contratos que celebran, los procedimientos administrativos, las clases de actividad de las
Administraciones públicas (policía, fomento, servicio público, actividad sancionadora, actividad
arbitral), la expropiación forzosa y la responsabilidad administrativa, los recursos administrativos
y los procesos para defenderse de las Administraciones públicas (procesos contencioso-
administrativos, recurso de amparo y, ahora, recursos y procesos ante la Administración y el
12
Tribunal de la Unión Europea, TJUE), los bienes públicos (dominio público, aguas, puertos,
aeropuertos, minas, montes, carreteras, patrimonio histórico, etc.).
Además al Derecho administrativo, en lo que se considera su parte especial, corresponde la
responsabilidad del estudio de las relaciones sectoriales de dichas Administraciones públicas con
los ciudadanos en todos los órdenes de la vida (seguridad ciudadana, sanidad, enseñanza,
urbanismo, medio ambiente, transportes, comunicaciones, deportes, cultura, comercio, industria,
turismo, sistema financiero, etc.), relaciones que suelen ser muy intensas, pues la Administración,
para nuestra suerte o desgracia, está cada vez más presente en nuestra vida. Como decía Sidney
Webb, fundador de la Fabian Society, y recuerda GARRIDO FALLA, un habitante de una ciudad
inglesa,
“se despierta en la vivienda que le ha proporcionado el municipio por las campanas de un reloj municipal,
enciende la luz eléctrica municipal, hace su aseo con el agua del abastecimiento municipal, calentada con el gas de la
fábrica municipalizada. En la calle, naturalmente municipal, torna el tranvía o el autobús municipal. Gracias a
la policía municipal, llega con seguridad a la oficina… Smith leerá los periódicos o revistas en una biblioteca
municipal, contemplará las obras de arte en un museo municipal, practicará deporte en un parque municipal,
consumirá alimentos conservados en cámaras frigoríficas municipales, y distribuidos en mercados municipales. Si no
pertenece a la clase bastante pudiente de la ciudad, será asistido y hospitalizado en los establecimientos y por los
facultativos municipales y allí dará a luz su mujer. Cuando se encuentre sin trabajo acudirá a la oficina municipal
de colocación. Y habrá realizado sus estudios en las escuelas municipales. Un día, como todos los humanos, John
Smith morirá, y después de la inscripción en el registro municipal, será llevado por el servicio fúnebre municipal al
cementerio municipal”.
1. 2. EL DERECHO ADMINISTRATIVO EN LOS SUCESIVOS PLANES DE ESTUDIO
La anterior descripción no es hoy ninguna irrealidad, pues pese a los intentos privatizadores al
uso, la presencia de las Administraciones públicas en nuestras vidas, bien sea para asistirnos –
como hacían ya los municipios ingleses de primeros de siglo– o bien para controlarnos, es un
hecho incontestable, hasta el punto que puede afirmarse sin exageración que más del noventa por
ciento del ordenamiento jurídico lo integran normas de Derecho administrativo. Basta con
repasar el conocido Repertorio de Legislación Aranzadi para darse cuenta de la veracidad de este
aserto. La creación de diecisiete Parlamentos de otras tantas Comunidades Autónomas y los
poderes legislativos y reglamentarios de que éstas hacen uso frecuente, ha multiplicado nuestro
objeto de estudio hasta extremos antes inimaginables.
En términos cuantitativos, no hay comparación posible pues, entre el material normativo de
que debe dar cuenta, explicar e investigar el Derecho Administrativo en tan sólo cuatro
cuatrimestres de la licenciatura, con el que corresponde a otras disciplinas jurídicas, como por
ejemplo el Derecho civil, que dispone de ocho para los 1976 artículos del Código civil y algunas
pocas leyes especiales (Ley Hipotecaria, de Arrendamientos, etc.) o con el Derecho penal cuyo
Código lo integran 639 artículos y que dispone igualmente de dos cursos; y la comparación podría
hacerse igualmente con ventaja para el Derecho administrativo con cualesquiera otras disciplinas
de la carrera de Derecho.
Asimismo a resaltar que la mayor parte de las normas que hoy integran el Derecho de la Unión
Europea (UE), por sus contenidos materiales y por sus técnicas de garantía, se encuentran dentro
13
14
de nuestra disciplina porque modifican, sustituyen o complementan anteriores preceptos
administrativos, lo que significa que la Administración de la UE, las normas que rigen las
relaciones entre éstas y su personal –los llamados eurócratas– y, lo que es más importante, la
mayor parte de los contenidos materiales de sus reglamentos y directivas sólo pueden investigarse
y enseñarse desde los conceptos y las técnicas del Derecho administrativo.
Pues bien, a pesar de la complejidad y el creciente intervencionismo de las Administraciones
públicas y su traducción normativa en términos cuantitativos antes inimaginables –y aun
reconociendo que los preceptos constitucionales, penales, procesales, civiles o mercantiles exigen
un conocimiento más profundo y un superior grado de atención que la generalidad de las normas
administrativas– la desproporción en los planes de estudio entre las materias a explicar y el
espacio o crédito académico, sigue siendo demasiado desfavorable al Derecho administrativo.
Dicha desproporción se evidencia comparando nuestros obsoletos planes de estudio con los de
otros países, como Francia, que ha estructurado la carrera de Derecho sobre dos cursos comunes
y tres para cada una de las especialidades en Derecho público y privado, y en donde al Derecho
administrativo –sin prejuicio de su estudio como asignatura básica o troncal en el primer ciclo– se
le reserva la práctica totalidad del espacio o crédito de la especialidad en Derecho público.
En España, sin embargo, el plan de estudios de nuestra licenciatura permanece anclado en la
situación del ordenamiento jurídico de la segunda mitad del siglo XIX, lo que explica que, como
dijimos, se asigne al Derecho administrativo una importancia igual a la que se concede, por
ejemplo, al Derecho constitucional o al Derecho penal, y la mitad de la que se asigna al Derecho
Civil, entre otras posibles comparaciones.
Consecuencia directa de esa falta de espacio o crédito, ha sido el retraimiento de los estudios y
enseñanzas del Derecho administrativo a unos cuantos capítulos que se integran en la
denominada parte general. Incluso el estudio de esta parte se hace con abandono de importantes
materias, como la organización y la función pública o el empleo público, que son, evidentemente,
materias generales y a las que nosotros dedicamos atención especial. En todo caso, en las
Facultades de Derecho se está instalando la peligrosa práctica de prescindir de la investigación y
enseñanza de las importantísimas consideradas tradicionalmente como el Derecho administrativo
especial (dominio público, aguas, minas, montes, carreteras, patrimonio histórico-artístico,
seguridad ciudadana, sanidad, enseñanza, urbanismo, transporte, comunicaciones, deportes,
cultura, comercio, industria, servicio exterior, intervencionismo económico, turismo, ecología y
medio ambiente, defensa nacional, etc.), como si estas trascendentales facetas o dimensiones de
nuestra vida cotidiana carecieran de la menor importancia para el Derecho.
La penuria de espacio del Derecho administrativo en el Plan de estudios se refleja en este
programa, y en los que le seguirán, lo mismo que acontece en otras Facultades de Derecho. No
obstante se ha intentado no descuidar las fundamentales materias de la organización
administrativa y el empleo o función pública, y dedicar al dominio público, bienes públicos y
Derecho urbanístico la atención que merecen. Pero, insistimos, no es posible responder aquí, ni
exigir, como se debiera, a la atención que merecen otras importantísimas materias de la llamada
parte especial y cuyo estudio requeriría ampliar los créditos de esta asignatura.
Las anteriores consideraciones deben entenderse sólo como una crítica al actual reparto de
créditos entre las disciplinas o asignaturas responsabilizadas en dar cuenta del Derecho positivo
que nuestros planes de estudio establecen, sin que suponga alinearse con aquellos que pretenden
15
eliminar a radice de las Facultades de Derecho la fundamental dimensión humanística en la
formación de los juristas a cargo del Derecho romano, la Historia o la Filosofía jurídicas. El
problema del nuevo plan de estudios, como el de los anteriores, no era de recortes o facilidades
para las titulaciones, sino de reestructuración entre las actuales asignaturas, que debía haber sido
orientado a reforzar la formación jurídica en correspondencia con la mayor complejidad de la
vida y el Derecho positivo de nuestro tiempo, sobre todo ante la imposición ex lege de un
discutible, pero ya vigente, primer ciclo o diplomatura con efectos sobre las oposiciones a
funcionarios (Cuerpo de Gestión, por ejemplo) y para el ejercicio profesional de algunas
actividades (habilitados de clases pasivas, agentes de la propiedad inmobiliaria, etc.). Pero esa
reestructuración no se ha producido de acuerdo con la realidad de un ordenamiento,
caracterizado por un espectacular crecimiento de las normas administrativas internas y de origen
internacional, y que nada tiene que ver con el ordenamiento vigente hace siglo y medio, cuando
se regularon por primera vez los planes de la licenciatura de Derecho.
2. ALGUNAS CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE EL ESTUDIO
2. 1. LA FORMA DE ESTUDIO DEL DERECHO ADMINISTRATIVO
El estudio del Derecho administrativo requiere, en primer lugar, como en cualquier otra rama
del saber, la adquisición de unos conocimientos básicos. Lo mismo que un idioma requiere el
aprendizaje de un vocabulario, el Derecho no se conoce ni se entiende si, de alguna forma, no se
memorizan unos cuantos conceptos. Para eso sirven los manuales o el directo entendimiento y
aprendizaje de los códigos, lo que es conveniente hacer cuando la rama del Derecho en cuestión
está codificada en términos de extraordinaria brevedad y concisión, como ocurre en Derecho civil
o penal. Esa memorización racional es el camino y la técnica que han seguido, por ejemplo, los
mejores profesionales del Derecho, como los Notarios o los Abogados del Estado, los
Registradores de la Propiedad, etc. En todo caso, se recomienda aquí, al igual que es necesaria la
lectura de los Códigos civil o penal o las leyes procesales en otras asignaturas, la consulta y
entendimiento directo de las grandes leyes administrativas (procedimiento, expropiación forzosa,
funcionarios, jurisdicción contencioso-administrativa, contratos del Estado, patrimonio, etc.).
Pero el estudio del Derecho y su ejercicio profesional requiere, además de un bagaje de
conceptos básicos, inmediatamente disponibles en nuestra memoria, la aptitud para manejar una
mínima biblioteca, sin la cual no es concebible un nivel respetable de conocimientos y buen hacer
(como no se concibe la medicina sin una clínica, unos aparatos y unos libros de consulta),
biblioteca que conviene se vaya formando a lo largo de la carrera adquiriendo diversos manuales
o tratados por cada asignatura y la legislación y jurisprudencia necesaria. Un abogado sin
experiencia en consultar libros y repertorios de legislación y jurisprudencia no es tal, por muy
bien que crea haber aprendido unas unidades didácticas, un manual o unos códigos.
La necesidad de disponer de esta mínima biblioteca es aún más necesaria en Derecho
administrativo, aunque sólo sea por ese aspecto cuantitativo y cambiante de la legislación
administrativa al que antes nos hemos referido. Y es que en Derecho administrativo comienza a
ser un problema saber con exactitud el Derecho vigente por la cada vez mayor superposición de
16
instancias legislativas (Unión Europea, Estado, Comunidades Autónomas,) y los defectos y
contradicciones que esa prolífica y motorizada legislación ocasionan. Ello obliga a resolver las
cuestiones acudiendo más que en ninguna otra materia jurídica –lo que constituye una paradoja
por ser el Derecho administrativo el Derecho cuantitativamente más positivizado– a los
principios generales del Derecho, superando así las ocurrencias de tantos funcionarios con acceso
a escribir en los cada vez más numerosos boletines oficiales.
En todo caso, la sobreabundancia de materiales legislativos, de doctrina y jurisprudencia
impide esa actitud de sosegada reflexión y profundo comentario a que invitan los manejables,
seguros y centenarios textos civiles o penales. Ante la inmensa, escurridiza e insegura legislación
administrativa debe responderse, por el contrario, con una mayor rapidez y ni¡ juicio más
arriesgado y solitario, sin la seguridad que presta el aval de una doctrina y jurisprudencia
reiteradas. Por ello, a los que quieran dedicarse al Derecho administrativo como especialidad
habría que decirles que la perspicacia para comprender las más variadas materias, la rapidez en el
manejo de la legislación y la jurisprudencia y el coraje para resolver en situaciones de objetiva
inseguridad jurídica, son condiciones precisas para andar de administrativista por la vida,
advertencia al fin y a la postre parecida, salvata distancia, a la que se hacía a los aspirantes a oficial
en las plazas montadas de los viejos Ejércitos:
“Si no tiene la mirada del águila, la velocidad del rayo y el corazón del león, desmonta y echa píe a
tierra porque no eres digno de mandar el huracán de la Caballería”.
En definitiva, una disposición psicológica de mayor rapidez y serenidad ante la inseguridad, así
como una biblioteca de mayores dimensiones, son condiciones necesarias para el estudio del
Derecho administrativo y, desde luego, para su ejercicio profesional.
2. 1. TÉCNICAS DE APRENDIZAJE
“Olvido lo que oigo, recuerdo lo que veo y aprendo lo que hago”
(Proverbio)
Llegados a este punto, pudiera ser útil reflexionar sobre la metodología del estudio de la
asignatura A algunos las reflexiones que siguen les parecerán sin duda innecesarias, pero a otros
probablemente les resulten útiles las observaciones que al respecto suele hacer a sus alumnos el
Profesor Prieto de Pedro:
A) El estudio ha de ser inicialmente más comprensivo que memorístico, debiendo tomar
como unidades de trabajo las diferentes instituciones que se exponen en el programa (concepto,
fuentes, actos, contratos, expropiación, etc.). Revolotear a salto de mata por el programa no es
una estrategia para dominarlo. Las instituciones del Derecho administrativo son unidades teóricas
–dotadas de fuerte coherencia interna y lógica propia que sólo se pueden aprehender en su
globalidad y no de forma fragmentaria. Es decir, antes de pasar a otra materia hay que haber
“machacado”, como se dice, en la jerga estudiantil, el conjunto de temas en los que se desarrolla
la institución precedente.
B) Una propuesta de método concreto de trabajo en el estudio de cada institución debería
contemplar las siguientes fases:
17
1. Lectura panorámica, que ha de reiterarse cuantas veces sea necesario. El objetivo
metodológico debe ser básicamente el de captar la lógica global de la institución. El objetivo
práctico, aislar todos los conceptos que se desarrollan en la misma e incluso trasladarlos a un
cuaderno de trabajo.
2. Lectura focal. Aproximación analítica por temas a los elementos e ideas que sustentan los
conceptos. La actividad práctica se ha de concretar en este momento en el subrayado
3. Fijación de las líneas de argumentación que hilvanan las ideas y conceptos de la
institución. El resultado práctico será, en este caso, la realización de una síntesis o resumen
escrito de los temas.
4. Realización de un esquema recordatorio que no es sino el esqueleto estructural del texto
estudiado. Desaconsejamos el estudio de resúmenes, sobre todo si no los ha realizado quien haya
leído y estudiado el tema correspondiente.
5. Y, por último, relectura panorámica. Es el momento del ajuste fino de las ideas
aprendidas y de los matices.
2. 2. LA LADERA FÁCTICA
El Profesor Juan del Rosal, Catedrático de Derecho penal, frente a las pretensiones de quienes
éramos sus alumnos en la Universidad de Valladolid para que comentase en clase los crímenes de
actualidad –lo que era más divertido que sus genéricas y abstractas consideraciones sobre la teoría
jurídica del delito– solía contestarnos, con su acento andaluz, que “pasara lo que pasase, muriera quien
muriese, la Cátedra jamás descendería a la ladera fáctica de la asignatura”.
Aunque esa actitud de rechazo radical a los aspectos prácticos de la disciplina jurídica no sea
de recibo, hay, sin embargo, bastante de verdad en la afirmación de que “no hay mejor práctica
que una sólida formación teórica”. De la superioridad de esta sólida formación teórica hemos,
pues, de partir pero reconociendo que, al fin y a la postre, la hora de la verdad llegará cuando la
vida los arroje por la ladera “fáctica”.
Pues bien, para preparar ese evento he, aquí algunas recomendaciones sobre los casos
prácticos y la manera de relacionarse con los Tribunales:
Sobre lo primero, no hay necesidad de que se adquieran libros sobre casos prácticos, que
algunos hay, ni que los Profesores y Tutores pierdan el tiempo imaginándolos, porque casos
prácticos se encuentran a carretadas, y además casos reales, en la jurisprudencia contencioso-
administrativa. Los alumnos, por consiguiente, pueden completar su formación teórica con la
búsqueda en jurisprudencia que publican las editoriales se series de sentencias sobre las
instituciones de Derecho administrativo sentencias sobre aspectos concretos de las instituciones
de Derecho (por ejemplo: el valor en venta de los bienes como criterio para la determinación del
justiprecio expropiatorio; infracciones de precedimiento que determinan la nulidad de los actos
administrativos, etc.).
En cuanto a la relación con los Tribunales, predomina la escritura escrita pues la oralidad está
prácticamente proscrita en los procesos contencioso-administrativos, aunque se observa un cierto
renacimiento de la misma con las reformas de la Ley de Enjuiciamiento Civil y del proceso
18
contencioso-administrativo. En este punto pues, casi todo se reduce al aprendizaje de la correcta
redacción de los diversos escritos con que los administrados y los recurrentes se relacionan con la
Administración y los Tribunales (instancias, recursos administrativos, demandas, escritos de
proposición y práctica de pruebas, conclusiones) lo que no tiene, mayores dificultades para
quienes saben redactar con corrección. En todo caso, este tipo de ejercicios debe hacerse en las
tutorías, de modo que cada alumno haya tenido la oportunidad de redactar por sí mismo los
diversos escritos que se producen en vía administrativa y contencioso- administrativa, desde una
simple instancia hasta un escrito de conclusiones.
2. 3. ENSEÑANZA A DISTANCIA Y ENSEÑANZA LIBRE
Refiere el Profesor Villar Palasí, Catedrático de Derecho administrativo y titular del Ministerio
de Educación cuando se aprobó el Decreto de 18 de agosto de 1972, por el que se creó la
Universidad Nacional de Educación a Distancia, que en el proyecto original la denominación
prevista era la de “Universidad libre”, porque se pretendía se recogiesen en ella los alumnos libres
de todas las universidades, en las que se suprimía esta modalidad, y refiere también que dicha
denominación fue rechazada por el Presidente del Gobierno Carrero Blanco por considerarla
políticamente excitante.
Para muchos esa equiparación entre la Universidad a Distancia y enseñanza libre es vista como
una degradación o una enseñanza de menor categoría, y lo podría ser si como primera condición
el nivel de enseñanza en las Universidades presenciales efectivamente justificase la asistencia
regular de los alumnos a sus clases.
Pero desgraciadamente no es ahora así, ni lo ha sido nunca. Añejas disposiciones recogidas en
la Novísima Recopilación ponen en evidencia que en la Universidades españolas de los siglos
XVII y XVIII (Salamanca Valladolid, Alcalá) los alumnos prescindían de las clases, sin duda
porque el aprendizaje poco tenía que ver con la asistencia a las aulas, hasta el punto que para
forzar a ésta se inventaron unos certificados de asistencia que condicionaban el derecho a
examinarse: “sin esta asistencia no se dará a nadie cédula de curso, ni ganará matrícula, ni gozará de fuero, ni
podrá obtener grado alguno de la Universidad” (Ley VIII, Título VII, Libro VIII).
Contra esa “tiranía” académica y en nombre de las más genuina de las libertades –que conlleva
también el derecho a ilustrarse por cuenta propia y a que ese aprendizaje sea reconocido por el
Estado, dado que se ha reservado el monopolio de las titulaciones– los liberales del siglo XIX
reaccionaron distinguiendo perfectamente entre la prestación educativa, que se facilita en los
centros de enseñanza públicos y que los ciudadanos pueden coger o rechazar –como pueden
aceptar o rechazar la asistencia sanitaria o el transporte públicos–, y el derecho de éstos a
aprender por su cuenta y a ser simplemente examinados, obteniendo los correspondientes títulos
facultativos cuyo monopolio de expedición se reserva el Estado.
Nace así, sobre el irreductible derecho a ser examinado, la enseñanza y los alumnos libres
como una de las peculiaridades de sistema educativo español que, entre otras características,
ofrecía la de ser intrínsecamente incompatible con las actuales limitaciones de ingreso en las
Universidades (numerus clausus), la limitación del número de convocatorias o con la regla del curso
por curso. Y nace justamente sobre la creencia de que los alumnos pueden aprender por sí
mismos sin que sea siempre necesaria la palmeta del maestro oficial, surgiendo así la enseñanza
19
libre, precisamente al servicio de los mejores y mejor dotados ciudadanos y no como una
enseñanza rebajada o de segundo orden pues, como proclamaba Ruiz Zorrilla en la Exposición
de Motivos del Decreto de 21 de octubre de 1868: “el Estado se encarga de enseñar a los que prefieren las
lecciones de sus maestros; pero no hace obligatoria la asistencia de los alumnos a las clases ni pone obstáculos a la
enseñanza de los particulares. Lejos de eso, abre las puertas de los establecimientos públicos a los que, teniendo
ciertas condiciones, quieren hacer una prueba de sus fuerzas, dar a conocer sus aptitudes y contribuir a la
propagación de los conocimientos útiles”. Por ello, se reconoce a los discípulos de los profesores
particulares, el derecho de obtener los títulos y grados de las instituciones oficiales, siempre que
se sometan “a los mismos exámenes que sufren los que asisten a las lecciones públicas”. Asimismo, se
proclama que la libertad de enseñanza exige también que la duración de los estudios no sea igual
para capacidades desiguales, pues “el Estado no tiene derecho para compeler a un joven, rápido en sus
concepciones, seguro en sus juicios y perseverante en el trabajo, a seguir el paso perezoso del que es tan tardo en
concebir, como ligero en juzgar y no siente amor a la investigación de la verdad (...). Estudie cada cual según su
capacidad el número de asignaturas que sea proporcional a sus fuerzas, y mientras uno concluirá sus estudios en
pocos años, sufrirá otro las consecuencias de su desaplicación o del desconocimiento de su falta de capacidad”.
De acuerdo con ello, el articulado del Decreto revolucionario de 1868 establecerá que la
“enseñanza es libre en todos sus grados y cualquiera que sea su clase” (art.5); La inscripción en la matrícula de
los establecimientos públicos no es obligatoria más que para los alumnos que quieran recibir la enseñanza en ellos.
No tendrán, sin embargo, obligación de asistir a las lecciones del establecimiento para ser admitidos a examen de
las asignaturas en que se hubiesen matriculado” (art. 7); “para obtener los grados académicos no se necesitará
estudiar un número determinado de años, sino las asignaturas que fijen las Leyes, sufriendo el alumno un examen
riguroso sobre cada una y el general que corresponda” (art.11).
Como esos viejos liberales progresistas, también creemos aquí, aún con todas sus evidentes
limitaciones , en la superioridad pedagógica de la UNED, heredera de la antigua enseñanza libre,
sobre las Universidades presenciales, ya que en ésta se ha dado la espalda a lo único que
justificaba la asistencia a las aulas: el oír de cuando en cuando una clase realmente magistral. Si las
lecciones magistrales ya no se dan porque la más reciente política educativa se ha empeñado en
banalizar la docencia, que ha rebajado los niveles de exigencia para el acceso a las cátedras, y si las
lecciones magistrales ya no son posibles en un contexto de masificación profesoral, la enseñanza
a distancia ofrece la ventaja de no defraudar ni hacer perder el tiempo en desplazamientos y
asistencias diarias a unas clases que, en la mayor parte de los casos, y salvo honrosas excepciones,
no son más que una repetición de un texto que los alumnos tienen a la vista. A fin de cuentas, el
nivel de enseñanza superior en España no depende en absoluto de la asistencia a las aulas, sino de
la mayor o menor calidad de los textos o materiales didácticos que los alumnos trabajan para
preparar sus exámenes y el nivel exigido en éstos, que determina el grado de esfuerzo y
dedicación del alumnado.
Por otro lado, las tutorías de la UNED y las convivencias ofrecen con gran ahorro de tiempo
(que en su mayor parte debe estar disponible para el estudio personal) y sin fraude en la calidad
de la enseñanza prometida (presuntamente excelsa y magistral en todas las Universidades
presenciales), la imprescindible asistencia teórico-práctica y el calor y compañía necesarios para
conjurar el desánimo que la soledad inevitablemente proyecta sobre cualquier humana actividad.
Además de la ventaja de disponer de dos niveles de profesorado que complementan el nivel
teórico y el práctico –el universitario tradicional y el de los profesores tutores, que se reclutan,
entre buenos profesionales–, la, UNED contabiliza a su favor el tener entre sus alumnos un
20
porcentaje muy elevado de personas que trabajan y, por consiguiente, dotadas del superior nivel
de preparación y de responsabilidad que esa circunstancia, normalmente conlleva.
En todo caso, ese perfil laboral de nuestro alumnado y la circunstancia de ser la Universidad a
Distancia la heredera de la tradición de la enseñanza libre obligan, y obligan jurídicamente, a no
entender las reglas del numerus clausus y de la limitación de convocatorias de forma mimética a las
restantes Universidades, restringiendo apriorísticamente las admisiones o expulsando a los que
por los motivos que fuesen no tienen fortuna en los exámenes. Estas reglas no tienen en Derecho
más justificación que las limitaciones asistenciales del servicio público, limitaciones que en nuestra
Universidad sólo estarían justificadas si se probase que nuestra capacidad examinadora no es
posible a partir de determinado número de alumnos, lo que está muy lejos de acreditarse.
En definitiva, el término “a distancia” que califica a nuestra Universidad debe interpretarse, a
nuestro juicio, no como alejamiento, sino como libertad, pues su singularidad –y por ende su
prestigio– no radica en reproducir miméticamente el modelo de las desprestigiadas Universidades
presenciales, sino en subrayar su carácter de institución flexible y abierta sobre todo a los que,
además de trabajar para ganarse la vida, están sobrados de ingenio y ansia de saber.
3. BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA
3. 1. BIBLIOGRAFÍA
La bibliografía básica de la asignatura es la siguiente:

PARADA VÁZQUEZ, R., Derecho Administrativo I. Introducción. Organización
Administrativa. Empleo Público, 23ª ed. Revisada y reestructurada, Editorial Open
Ediciones Universitarias, Septiembre 2013
1
.

Tengan en cuenta que la parte de Empleo Público que incluye el libro no es objeto de esta
asignatura (Derecho Administrativo I) sino de Derecho Administrativo III (que se estudia en el
Tercer Curso del Grado en Derecho y en el segundo Curso del Grado en Ciencias Jurídicas de las
Administraciones Públicas).
Debido al amplio objetivo con el que ha sido elaborado este manual, de modo que sirva tanto
para alumnos de carrera como para que opositores y para abogados y funcionarios en ejercicio
puedan consultar en él sus dudas y encontrar una explicación cabal –histórica y comparada– de
las instituciones de Derecho administrativo, el alumno encontrará más contenido del
estrictamente preciso para preparar la asignatura. Esto, lejos de ser un impedimento o distorsión,
facilita una mejor comprensión de la asignatura y es, asimismo, un acicate para “bucear” en su
contenido, en busca de la respuesta a las cuestiones que, sobre ese más amplio contenido,

1
Este libro sustituye, no solo por su actualización, sino por su formato a los anteriores libros de R. Parada,
Derecho administrativo tomo II (primera parte) y Concepto y fuentes de Derecho adminstrativo (también incluido
en el tomo I), editados por Marcial Pons (última edición de 2011).
21
constituyen el programa de la asignatura. Además, la sistemática tradicional de los manuales
difiere del plan de estudios de esta carrera, por lo que hemos tratado de ajustarnos lo más posible,
aunque esto exige unas ciertas explicaciones.
3. 2. BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA
Junto con la bibliografía básica antes indicada existen otros de magnífica factura en el mercado
como, por ejemplo: Curso de Derecho Administrativo de E. GARCíA DE ENTERRIA y T. R.
FERNÁNDEZ RODRIGUEZ, y el Tratado de Derecho Administrativo de F. GARRIDO FALLA y
los Principios de Derecho Administrativo de J. A. SANTAMARIA PASTOR y el Derecho Administrativo
Español de F. GONZÁLEZ, NAVARRO, el Tratado de Derecho Administrativo y Derecho Público
General de S. MUÑOZ MACHADO, el Derecho Administrativo. Parte General de M. SÁNCHEZ
MORÓN, y las Lecciones de Derecho Administrativo de L. PAREJO ALFONSO, entre otros muchos.
Con menores pretensiones –más en la línea de los précis franceses– han sido escritos los libros de
los también Catedráticos R. ENTRENA CUESTA y J. COSCULLUELA MUNTANER. Lo
ideal sería que el alumno construyese sus propias lecciones, manejando a tal efecto varias de estas
obras y la legislación administrativa.
A tal efecto, es también necesario aprender a manejar desde los estudios de licenciatura los
repertorios de legislación y jurisprudencia ya clásicos, como son los de la Editorial Aranzadi.
Evidentemente hoy las obras de aquella editorial y las de otras (La Ley, el Derecho, Colex, etc.) se
pueden adquirir y manejar en soporte informático y, a través de internet, es posible acceder
gratuitamente a las leyes y otras normas que promulga la Unión europea, el Estado y las
Comunidades Autónomas.
Para la consulta rápida y no exhaustiva hay en el mercado diversas colecciones de normas
administrativas que recogen lo más importante de nuestra legislación. Por último, y en cuanto a
las revistas especializadas, son varias lasque vienen publicándose con regularidad y que han
acumulado un fondo muy estimable de trabajos doctrinales, noticias legislativas y
jurisprudenciales y reseñas de libros. La más veterana, nacida en la década de los años cincuenta,
es la Revista de Administración Pública (RAP), que edita el Centro de Estudios Constitucionales. Le
siguen en importancia la Revista Española de Derecho Administrativo (REDA), de la Editorial Civitas,
y la Revista de Estudios de la Administración Local y Autonómica y Documentación Administrativa editadas
ambas por el Instituto Nacional de Administración Pública.
4. APRENDIZAJE Y EVALUACIÓN CONTINUA EN EL PLAN BOLONIA
4. 1. EL CURSO VIRTUAL COMO MEDIO DE APOYO
La función de tutorización de los nuevos Grados Bolonia corresponde, en exclusiva, a
los Profesores Tutores en y desde los centros asociados. La UNED ha establecido el mapa
correspondiente a los Centros asociados y la zona en la que le atenderán. También corresponde
a su Profesor Tutor de zona o equivalente la atención virtual a través de la plataforma
ALF-UNED, actual sistema de curso virtual.
22
Sin perjuicio de la atención por parte de los Profesores Tutores en sus centros asociados, el
Equipo Docente y un grupo de tutores les atenderá en el Foro virtual y, asimismo, los profesores
del Departamento estarán disponibles durante el horario de atención a los alumnos señalado más
arriba.
En el curso ALF existen, además, videoclases de introducción básica por capítulos y otras
sesiones grabadas a través de Radio Nacional (que luego quedan guardadas en la UNED:
http://teleuned.uned.es/teleuned2001/html/).

Queremos insistir, al respecto, en que –en justo ejercicio de la libertad de cátedra y de la total y
exclusiva competencia de los departamentos ope lege para dictar los métodos docentes y de
investigación– este departamento insiste en que la atención virtual es un medio de apoyo que,
bajo ningún concepto, sustituye al esfuerzo de estudio personal e intenso del manual aconsejado.
Por ello este departamento ni ampliará la materia contenida en tal manual, ni
adjuntará resúmenes o esquemas, ni realizará debates o colgará contenidos en la página
virtual ajenos o complementarios a los manuales oficiales exigidos para superar la
materia.
Asimismo tampoco realizará evaluaciones ni otras prospecciones de conocimiento, o trabajos
de contenido fuera de la PEC y de los exámenes establecidos en el calendario oficial de la UNED
y en los lugares y fechas previstos también oficialmente. Por todo ello aconsejamos a nuestros
alumnos que no pierdan el tiempo necesario para el estudio personal en otros fines, y que utilicen
la plataforma virtual solamente como un medio de apoyo para resolver aquellas cuestiones que,
tras un intenso estudio personal, no puedan ser resueltas por los tutores en los centros asociados.
También encarecemos a todos a que no se enzarcen en debates improductivos que restan ánimos
para encarar una materia compleja y exigente como ésta y acaten todas las normas de utilización
de los foros que ahí serán expuestas, pues se trata –en todo caso– de foros tutelados.
4. 2. CRONOLOGÍA DE ESTUDIO
Algo debe decirse, aunque sea de forma puramente orientadora, de la cronología del estudio,
dado el poco tiempo del que dispone el alumno para preparar una asignatura tan amplia. Se trata
de indicaciones generales que, en ningún caso, deben ser tomadas como imperativas, puesto que
cada alumno debe seguir su ritmo de estudio, sin descuidarse, claro está. En todo caso, en este
ámbito el papel del tutor y el ritmo de estudio y trabajo que él les proponga será esencial.
En la herramienta calendario de la plataforma virtual se incluirá este mismo plan de trabajo y
se señalarán las convivencias en los diversos centros que realicemos los profesores de la
asignatura, así como la posible emisión de clases a través de Radio Nacional y Videoclases (que
luego quedan guardadas en la UNED: http://teleuned.uned.es/teleuned2001/html/). En el
horario que esté previsto en cada centro asociado tienen al tutor de la materia dispuesto a
ayudarles en el estudio y marcarles un ritmo de trabajo. Además, como ya ha sido indicado,
existen profesores del área disponibles en el teléfono de guardias y permanencia del
departamento, con el fin de resolver dudas telefónicamente.
- Febrero, Marzo y primera quincena de abril: estudio de los temas I a XIV
23
- Segunda quincena de Abril, y primera quincena de mayo: re-estudio de los temas I a XIV
- Terecera semana de mayo: repaso final global.
- Cuarta semana de mayo: Exámenes primera semana
Lógicamente, aquellos alumnos que no se examinen en primera semana, sino en segunda
semana (mes de junio), deberán acomodar esta orientación cronológica a esta circunstancia.
4. 3. METODOLOGÍA DEL ESTUDIO Y EVALUACIÓN CONTINUA
Fundamentalmente, la metodología de estudio consiste en preparar los epígrafes del programa
de la asignatura con la bibliografía básica y la legislación correspondiente. Asimismo, encontrará
apoyo complementario en el curso virtual, como y conforme a lo que se ha dicho.
Adicionalmente, el alumno podrá realizar una actividad de evaluación continua. De
conformidad con lo anteriormente indicado, el reparto de las horas de trabajo del alumno debería
ser el siguiente:
– Trabajo con contenidos teóricos (tutorías, Alf, consulta de los materiales didácticos
adicionales): 10 %
– Realización de actividades prácticas bajo la supervisión del tutor (actividad de evaluación
continua, en su caso): 25 %
- Trabajo autónomo (fundamentalmente estudio de los contenidos y preparación del examen
final): 65%
La evaluación continua se realizará a través de una prueba de evaluación a distancia
(PEC). El contenido de la prueba, así como las indicaciones para su realización, se
expondrán en la plataforma Alf, a comienzo del curso (finales de febrero de 2014). La
prueba, que tendrá dos partes, la preparará el Equipo Docente y será corregida por los
Profesores Tutores en cada centro asociado.
La realización de esta prueba de evaluación a distancia será voluntaria. Por lo tanto,
para aquellos alumnos que no realicen la prueba de evaluación continua, la calificación
de la asignatura coincidirá con la calificación del examen final.
Sin embargo, para aquellos alumnos que sí realicen la prueba de evaluación continua, la
calificación de la asignatura será el resultado de la ponderación entre el examen final (un 75 por
100 de la calificación final) y la prueba de evaluación continua (25 por 100 de la calificación final).
La prueba de evaluación continua se tendrá en cuenta tanto en la calificación de la convocatoria
ordinaria de junio como, en su caso, en la extraordinaria de septiembre.
En relación con los alumnos que sí realicen la prueba de evaluación continua, es muy
importante destacar que para superar la asignatura es imprescindible haber aprobado el
examen final; por tanto, la evaluación continua en ningún caso podrá compensar un
examen final “No Apto”. En el caso de que el alumno no haya aprobado el examen final,
la prueba de evaluación continua no se tendrá en cuenta.
Resulta oportuno poner algún ejemplo sobre las distintas situaciones que pueden plantearse –
en relación con la calificación final- para un alumno que decide realizar la PEC:
24
Caso 1. Nota PEC (8/10) y Nota Examen (5). Calificación final: (8 x 0,25) + (5 x 0,75) = 2+3,75=5,75
Caso 2. Nota PEC (8/10) y Nota Examen (4). Calificación final: 4
Caso 3. Nota PEC (2/10) y Nota Examen (5). Calificación final: (2 x 0,25) + (5 x 0,75) = 0,5+3,75=4,25
5. LOS EXÁMENES
5. 1. EL EXAMEN DE LA ASIGNATURA
El examen de la asignatura se realizará en los Centros Asociados, según el calendario y
convocatorias previstos por la UNED, y tendrá una duración de UNA HORA Y MEDIA. Es
competencia del equipo docente de la asignatura evaluar las pruebas presenciales.
1) El examen original de Nacional y Nacional-UE (primera y segunda semana en la
convocatoria de junio y semana única en la convocatoria de septiembre) y el examen de
reserva Nacional-UE correspondiente a la convocatoria de septiembre constará de veinte
(20) preguntas tipo test con cuatro (4) alternativas de respuesta, de las cuales el estudiante
deberá marcar la que considere correcta –solo una es válida–.
Para la realización de este tipo de examen se entregará un ejemplar del examen –cuestionario–
y una hoja de lectura óptica, donde el estudiante deberá plasmar, además de sus datos personales,
las respuestas correspondientes. La evaluación de la prueba tipo test se hará teniendo en cuenta
los resultados marcados en la hoja de lectura óptica. La calificación se expresa en una escala de 0
a 10. Las preguntas acertadas sumarán 0,5 puntos, las erróneas restarán 0,2 y las no
contestadas no se calificarán.
En el examen se incluirán dos preguntas adicionales de reserva (la 21 y la 22) que el
alumno debe también responder, pero que no se evaluarán, salvo que por, detectarse un error en
alguna de las preguntas del examen (de la 1 a la 20), dicha pregunta errónea sea anulada. En el
caso de que una pregunta (de la 1 a la 20) se anule, será sustituida por la pregunta 21. En el caso
de que se anulara una segunda pregunta (de la 1 a la 20) sería sustituida por la pregunta 22.
- La anulación de una pregunta implica que no se evaluará para ningún alumno, evaluándose
en cambio la pregunta que la sustituye (la 21 y, en su caso, también la 22).
- Tales preguntas (21 y 22) NO se evalúan ni se tienen en cuenta, en ningún caso, en caso de
no anulación de las originales (1 a 20).

2) Los exámenes de Extranjero no UE, Centros Penitenciarios y las reservas (incluida
la reserva correspondiente al examen de Unión Europea de la convocatoria de junio)
consistirán en cinco preguntas de desarrollo a responder en un solo folio por ambas caras. En
relación con las reservas hay que reiterar que se excluye únicamente de esta modalidad de examen
de desarrollo el examen de reserva Nacional-Unión Europea de la convocatoria de
septiembre que, como ya se ha dicho, es de tipo test.

25
3) Los alumnos discapacitados podrán optar entre hacer el mismo examen que el resto de
alumnos o pedir adaptación. Los exámenes adaptados serán siempre de cuatro preguntas de
desarrollo medio, a responder en un solo folio por ambas caras, aunque se atenderá la
discapacidad que se trate, mediante la adaptación del examen en espacio, así como en su
plasmación mediante diferentes medios de escritura o grabación (braillé, casette, CDrom, etc).

4) Los exámenes extraordinarios de Diciembre (original y reserva) constarán de tres
preguntas de desarrollo sobre el temario de la asignatura.

* * *
ATENCIÓN. En el examen NO se permitirá la utilización de material alguno:
programa, guía del curso, Códigos legislativos, apuntes, o cualquier otro. El
incumplimiento de esta norma –acogida al Reglamento de Pruebas presenciales
(aprobado el 28 de junio de 2011)– conlleva la expulsión del Aula y la apertura de
expediente disciplinario, no pudiendo aprobarse la materia, con independencia del
contenido del examen y de las circunstancias de la situación producida.
Vd se puede presentar en cualquiera de las dos semanas de exámenes de febrero, pero, en
ningún caso, puede examinarse en ambas, pues ello implicaría la calificación automática de No apto.
5. 2. LA REVISIÓN DE LOS EXÁMENES
En desarrollo de las “Normas de Revisión de Exámenes”, aprobadas por el Consejo de
Gobierno de la UNED, el 29 de junio de 2010, el Departamento de Derecho Administrativo,
en su Consejo de Departamento aprobó el 18 de abril de 2012 (BICI nº 29 de 7 de mayo de
2012) la siguiente Normativa de Revisión de Calificaciones, modificada por Acuerdo del Consejo
del Departamento de 12 de junio de 2013:


Artículo 1. Objeto.
1. La presente normativa tiene por objeto la regulación del procedimiento de revisión de las calificaciones
otorgadas por los equipos docentes del Departamento de Derecho Administrativo a los exámenes de las
asignaturas adscritas al mismo y realizados en las pruebas presenciales.
2. Quedan excluidas de este procedimiento las impugnaciones relativas a los enunciados y contenidos de las
preguntas del examen.
3. En el marco del procedimiento de revisión de calificaciones no se atenderán solicitudes de explicaciones de
contenidos de las asignaturas, ni peticiones de aclaraciones adicionales a la corrección de los exámenes, ni a las
contestaciones de revisiones.

Artículo 2. Medio de presentación de escritos de revisión.
1. Las solicitudes de revisión de calificaciones al profesor responsable de la corrección del examen y las
reclamaciones a la Comisión de Reclamaciones del Departamento se presentarán de la forma que establezca el
equipo docente en la guía de la asignatura.
2. En el caso de que equipo docente establezca la dirección de correo electrónico de la asignatura como medio
de comunicación, se utilizará esta vía única y exclusivamente.
3. El profesor que haya corregido el examen contestará las solicitudes de revisión utilizando la misma forma
de comunicación establecida para la presentación de dichas solicitudes.

26
Artículo 3. Plazo de presentación de solicitud de revisión de examen.
1. La solicitud de revisión de examen deberá hacerse en el plazo de 7 días naturales, contados a partir del día
de la publicación de la calificación en la Secretaría Virtual de la UNED (SIRA e Internet).
2. La solicitud de revisión deberá incluir todos los elementos que permitan la identificación del alumno:
Nombre, apellidos, NIF; y la localización del examen: Tipo de estudios (Grado, Licenciatura), Plan de
estudios, Centro Asociado en el que se realizó, semana o fecha de realización, etc.

Artículo 4. Motivación.
Las solicitudes de revisión de calificaciones y las reclamaciones ante la Comisión de Reclamaciones del
Departamento deberán expresar, sobre la base de las contestaciones recogidas en el examen y el contenido
exacto que recogen los materiales docentes, las razones que justificarían otra calificación. Las solicitudes de
revisión y las reclamaciones a la Comisión de Reclamaciones del Departamento que carezcan de motivación no
serán admitidas.

Artículo 5. Resolución de la solicitud de revisión.
El profesor responsable de la revisión deberá contestar a la solicitud de revisión de forma motivada y
ajustándose a los criterios académicos de corrección establecidos por el equipo docente.

Artículo 6. Comisión de Reclamaciones del Departamento.
1. Contra las resoluciones de las solicitudes de revisión podrá presentarse reclamación ante la Comisión de
Reclamaciones del Departamento.
2. La reclamación deberá presentarse dentro del plazo de los 5 días naturales siguientes a la contestación de la
primera revisión a través del correo electrónico.
3. La Comisión de Reclamaciones del Departamento estará integrada por tres profesores titulares y uno
suplente, designados en cada Curso Académico por el Director del Departamento.
4. Si uno de los miembros de la Comisión de Reclamaciones fuese el profesor responsable de la contestación de
la solicitud de revisión, será sustituido por el miembro suplente.
5. Si el estudiante, en su solicitud a la Comisión de Reclamaciones del Departamento, pidiera la participación
de la representación de estudiantes, se solicitará, por medios telemáticos, informe a dicha representación. Este
informe no podrá entrar en la valoración técnica y académica de los contenidos del examen. A todos los efectos,
este informe constituirá el voto del representante de alumnos en la Comisión.
6. Las resoluciones de la Comisión de Revisión del Departamento serán notificadas por correo certificado con
acuse de recibo a los interesados.

DISPOSICIÓN FINAL PRIMERA.
Las presentes normas serán de aplicación a partir del Curso Académico 2012/2013.





LA DIRECCIÓN DE CORREO ELECTRÓNICO A LA QUE HAY QUE ENVIAR LAS SOLICITUDES
DE REVISIÓN DE EXÁMENES DE LA ASIGNATURA DERECHO ADMINISTRATIVO I ES LA
SIGUIENTE:
derechoadministrativo1@der.uned.es

LAS SOLICITUDES RECIBIDAS POR CUALQUIER OTRO MEDIO NO SE PUEDEN TENER POR
ATENDIDAS, NI SERÁN ADMITIDAS (CURSO VIRTUAL, EMAILS PERSONALES, TELÉFONO, FAX,
ESCRITO EN CENTROS ASOCIADOS O DECANATO, ETC.).

27
- El departamento no facilita, en ningún caso, las calificaciones personales, que han de
consultarse en lugares que se indican (SIRA: 902 25 26 51 o internet). Sí procede, obviamente,
subsanar los errores o problemas que se deriven de la ausencia de las notas en dichos lugares.
- En relación con los exámenes tipo test hay que añadir que después del examen de la 2ª
semana (en la convocatoria de junio) se colgará en la plataforma ALF la solución provisional y se
abrirá un breve plazo para solucionar las dudas de preguntas/respuestas de ambas semanas, cada
una en su foro. Se dará instrucciones de cómo hacerlo para que todo resulte fácil de ver y
solucionar. En la convocatoria de septiembre se procederá del mismo modo una vez concluida la
semana de exámenes de dicha convocatoria.
Transcurrido dicho plazo, se colgará la plantilla definitiva que se utilizará para la corrección de
los exámenes.
- Finalmente queremos destacar que en el caso de que, como consecuencia de dudas,
consideremos, como Equipo Docente, que en alguna de los exámenes o de sus plantillas de
soluciones hay alguna pregunta errónea, procederemos a anular la pregunta y a su sustitución por
la pregunta de reserva número 21. Si hubiera que anular una segunda pregunta del examen, se
sustituiría por la pregunta de reserva número 22. Todo ello según las instrucciones que se han
detallado anteriormente.

6. ¿EL DERECHO ADMINISTRATIVO, PARA QUÉ?
Lo hasta aquí dicho debe complementarse con algunas observaciones sobre la utilidad
profesional del estudio del Derecho administrativo, lo que de otra manera se suele designar como
las “salidas profesionales”.
En primer lugar, el conocimiento del Derecho administrativo ofrece una vertiente profesional
de creciente importancia en el ejercicio libre de la abogacía, tanto para el asesoramiento de la
Administración y los particulares, con lo para la formulación de toda clase de recursos
administrativos y contencioso-administrativos.
De otro lado, el conocimiento de las administraciones públicas y de su Derecho es cada vez
más imprescindible para hacer un papel mínimamente decoroso en la vida política y constituye
una exigencia inevitable, articulada a través de los programas de las oposiciones, para aspirar a
una plaza de funcionario en cualquiera de los múltiples cuerpos que sirven a las Administraciones
públicas que, como se estudiará en las lecciones de organización administrativa y empleo público,
pueblan nuestro país.
En cualquier caso, y por encima de estas consideraciones utilitaristas, el estudio de esta
asignatura, como el aprendizaje de cualquier rama del saber, debe constituir para el universitario
cabal un motivo bastante por sí mismo, una pasión que encuentra en el puro conocimiento su
satisfacción y justificación últimas, en la idea de que es cierto aquello de que nos resta por vivir
tanto cuanto nos queda por conocer. Por ello, el deseo de los Profesores de Derecho
administrativo, en cuyo nombre me honro en hablar, es que su estudio sirva a nuestros alumnos
28
para ganarse dignamente la vida, pero también para engendrar en ellos una curiosidad apasionada
por el conocimiento científico de las instituciones que nos gobiernan.
Sea como fuere, estas son nuestras opiniones, que –como acostumbramos a decir los juristas
al final de los dictámenes – sometemos con gusto a cualesquiera otras mejor fundadas.

En todo caso y para posteriores modificaciones y precisiones de lo que aquí se
contiene –que, insistimos, en ningún caso, modificarán lo substancial o variarán las
condiciones generales de examen o del contenido del programa de la asignatura– nos
remitimos al aula virtual, encareciendo a un adecuado y mesurado uso de ésta.


J. Ramón Parada Vázquez,
Catedrático de Derecho Administrativo
(revisado por Juan-Cruz Alli Turrillas y Rafael Gómez-Ferrer Rincón profesores titulares
de Derecho administrativo)
29

III.
ORIENTACIONES AL ESTUDIO DE LOS
CONTENIDOS DE LA ASIGNATURA POR
BLOQUE TEMÁTICO

Atención: en la exposición inicial del programa aparecen los epígrafes
que son de lectura, no de examen.

PRIMERA PARTE. EL DERECHO ADMINISTRATIVO Y SU SISTEMA DE FUENTES
TEMA I. EL DERECHO ADMINISTRATIVO
A) OBJETIVOS
- Aprender el concepto de Derecho administrativo
- Situar el Derecho administrativo en relación con otros ámbitos del Derecho
- Conocer los principales retos que se plantean al Derecho administrativo actual
B) DESCRIPCIÓN DEL CONTENIDO
El aspecto principal, por ser imprescindible para seguir avanzando, es conocer –y memorizar–
qué es el Derecho administrativo, así como señalar sus notas esenciales y sus conexiones con
otras ramas del Derecho. Pero todo concepto viene acompañado de una serie de precisiones que
conviene conocer. Entre ellas tanto las provenientes de la elaboración que han realizado los
pensadores jurídicos como de aquéllas otras que provienen de la dura realidad con la que tiene
que lidiar el Derecho administrativo y la Administración pública. Esto es así porque no estamos
ante una ciencia abstracta alejada de la realidad, pues el Derecho administrativo esencialmente
volcado a regular una realidad vital, viva y en perpetuo cambio: la Administración pública siempre
al servicio de los intereses generales, también variables según los tiempos.
C) PROGRAMA
1. Concepto de Derecho administrativo
2. Derecho administrativo, Derecho público, Derecho garantizador
3. El concepto de Administración pública y su relativa extensión a la totalidad de los poderes
del Estado
3.1. El Derecho administrativo como Derecho de la Administración pública
3.2. La Administración y el poder legislativo
30
3.3. La Administración y los jueces
4. El desplazamiento del Derecho administrativo por el Derecho privado (La “huida del
Derecho administrativo”)
D) PREGUNTAS DE AUTOEXAMEN
2

1) El Derecho administrativo es…
a) Una parte del Derecho encargada de regular las relaciones del ciudadano con el Estado
b) Una parte del Derecho cuyo objeto es el control de los poderes del Estado
c) Una parte del Derecho público cuyo objeto es la regulación de la Administración pública y sus
relaciones con los ciudadanos.
d) Una parte del Derecho público cuyo objeto son las relaciones de los ciudadanos en cuanto
miembros de una sociedad

2) El Derecho administrativo se aplica a todos los poderes del Estado
a) No, solamente a la Administración pública
b) Sí, se aplica a la actividad materialmente administrativa que realizan los otros poderes
c) Sí y no. Depende de qué poder estemos hablando
d) Efectivamente es el Derecho del poder judicial y legislativo, además del ejecutivo.

El Derecho administrativo es, principalmente, el Derecho de la Administración pública, brazo del
poder ejecutivo, por lo que su objeto principal es ésta y las relaciones de los ciudadanos con ella (respuesta
c de la pregunta 1ª). Se aplica a la actividad materialmente administrativa que realizan los otros poderes del
Estado, pero no a la que les es propia (legislar, juzgar) que tiene su regulación propia (respuesta b de la
pregunta 2ª).

TEMA II. LAS FUENTES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO
A) OBJETIVOS
- Conocer el sistema de fuentes en su aplicación al Derecho administrativo
- Ahondar, especialmente, en las normas del Gobierno con fuerza de ley
- Saber la incidencia de las fuentes no normativas en el Derecho administrativo
B) DESCRIPCIÓN DEL CONTENIDO

2
Estas preguntas son meramente orientativas y tienen como única finalidad ayudar a apreciar al alumno, una
vez ha estudiado el correspondiente capítulo, si ha comprendido globalmente algunos aspectos capitales del mismo y,
a través de ello, si conoce detalles concretos del capítulo y está capacitado para responderlos con exactitud. No son el
modelo de preguntas que serán realizadas en el examen.
31
El estudio tradicional del Derecho incluye el sistema de fuentes jurídicas que utiliza para su
existencia esa concreta rama del Derecho. No se trata tanto de estudiar las normas concretas que
regulan los diversos aspectos materiales del Derecho administrativo, lo que se irá haciendo a lo
largo de la asignatura, como de apreciar cuáles son las fuentes formales que utiliza el poder
público para su manifestación.
Interesa fijarse especialmente en aquéllas fuentes más utilizadas por la Administración pública,
de ahí que se incida especialmente en las normas del gobierno con fuerza de ley y se destaquen,
después, las fuentes no normativas que tiene que ver con el funcionamiento de la Administración
pública (precedentes, prácticas). Y, también, que se estudien todas esta fuentes desde la
perspectiva de su incidencia en el Derecho administrativo.
C) PROGRAMA

1. El sistema de fuentes en el Derecho administrativo
1.1. La colaboración de la Administración con el poder legislativo
1.2. Las fuentes tradicionales del ordenamiento positivo español y su crítica
1.3. Los principios ordenadores de las fuentes del Derecho
2. La Constitución
3. La Ley y sus clases
3.1. Ley orgánica y ley ordinaria
3.2. Estatutos de autonomía, leyes autonómicas y leyes de conexión entre los
ordenamientos
3.3. El procedimiento legislativo
4. Las normas del gobierno con fuerza de ley
4.1. El Decreto-ley
4.2. El Decreto-legislativo: textos articulados y textos refundidos
5. Los tratados internacionales
6. El sistema de Derecho de la Unión Europea
6.1. Caracteres generales
6.2. Derecho originario y Derecho derivado (clases de normas “derivadas”)
7. Otras fuentes del Derecho administrativo
7.1. La costumbre
7.2. Los precedentes y prácticas administrativas
7.3. Los principios generales del Derecho español
7.4. La jurisprudencia

32
D) PREGUNTAS BREVES DE AUTOEXAMEN
1ª) Los Decretos legislativos son normas aprobadas por el gobierno
a) Con rango de ley por delegación del Parlamento
b) Dictadas por motivos de urgencia y necesidad
c) Para refundir normas dispersas o reordenar panoramas normativos confusos
d) Que manifiestan el poder legislativo que la Constitución otorga al Gobierno

2ª) El precedente administrativo…
a) Es una costumbre reiterada de la Administración pública con carácter vinculante
b) Se trata de una práctica realizada con anterioridad a la decisión a tomar
c) No puede ser desdicho salvo que una ley lo permita
d) No obliga a resolver en su mismo sentido, siempre que se motive el cambio.

Los Decretos legislativos son normas aprobadas por el gobierno que tienen fuerza de ley sobre la base
de una delegación (ley de bases) que le otorga el Parlamento bien para que realice un texto refundido, bien
un texto articulado sobre una materia, normalmente, de alto contenido técnico; por eso la respuesta más
correcta es la a).
El precedente administrativo no es, propiamente, una suerte de costumbre administrativa, sino tan sólo
un práctica previa de la que puede desvincularse la Administración si lo justifica (respuesta d).
TEMA III. EL REGLAMENTO: LA NORMA ADMINISTRATIVA POR EXCELENCIA
A) OBJETIVOS
- Definir al reglamento como la norma administrativa por excelencia
- Conocer el contenido, naturaleza y los elementos esenciales del reglamento
- Saber precisar cuál es la dinámica de funcionamiento del reglamento y cuáles son las
formas de control del mismo.
B) DESCRIPCIÓN DEL CONTENIDO
El reglamento es la norma inferior a la ley dictada por una Administración pública. Su
importancia en la pirámide normativa propia del Derecho administrativo es fundamental, pues
sirve como escalón imprescindible entre la ley, como norma del poder legislativo y el acto
administrativo, como forma precisa y particular de actuación de la Administración pública. Saber
situar al reglamento entre una y otro es un requisito fundamental.
Asimismo al ser una norma no legal, sin el complejo y soberano procedimiento de elaboración
con que cuentan las leyes y quedar en manos de la Administración pública su elaboración y
aplicación, nuestro ordenamiento ha dispuesto una serie de exigentes mecanismos de control.
C) PROGRAMA
33

1. Concepto y posición ordinamental del reglamento
2. Clases de reglamentos
3. Límites y procedimiento de elaboración de los reglamentos
4. Eficacia de los reglamentos. El principio de inderogabilidad singular
5. Control de los reglamentos ilegales y efectos de su anulación.

D) PREGUNTAS DE AUTOEXAMEN
1ª) ¿Puede darse un reglamento que congele una materia, de tal manera que no pueda ser, después regulada por una ley?
a) Sí, cuando existe una materia reservada a la potestad reglamentaria
b) Sí, cuando una ley formal así lo ha permitido (decreto legislativo)
c) No, porque el reglamento solamente puede desarrollar lo que establezcan las leyes
d) No, porque en nuestro Derecho no existe el principio de reserva reglamentaria.

2ª) Si ha pasado el plazo para impugnar un reglamento que Vd. considera contrario a Derecho ¿qué puede hacerse?
a) Nada, pues ese reglamento es ya firme, por lo que tan solo cabe que lo anule el Tribunal
Constitucional
b) Puede impugnarse a través de un recurso indirecto, atacando un acto administrativo de
aplicación de ese reglamento ilegal
c) Solamente cabe interponer una querella penal contra la autoridad que lo aprobó
d) Puede instarse a que un organismo administrativo interponga un recurso directo, pues un
particular no puede ir contra una norma reglamentaria

No existe en nuestro ordenamiento el principio de reserva reglamentaria y sí el de reserva legal, por lo
que no puede congelarse una materia en el nivel reglamentario. No obstante sí caben reglamentos en
ausencia de norma legal (reglamentos independientes). Por eso la respuesta es la d).
A la segunda pregunta la respuesta correcta es la b) porque todas las demás contienen imprecisiones y,
en todo caso, siempre está abierta la vía indirecta, que tiene unos efectos limitados.
SEGUNDA PARTE. LA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA
A) OBJETIVOS (COMUNES A LOS DOS CAPÍTULOS)
- Conocer la relación entre Derecho administrativo y organización administrativa y sus
influencias mutuas
- Entender y saber qué es el órgano administrativo y la competencia y cuáles son los
principios básicos de la organización administrativa que les afectan
34
- Saber las formas de relación entre la estructura administrativa y los sujetos que actúan en y
por ella. Especialmente saber cuáles son las relaciones entre órganos y administraciones
B) DESCRIPCIÓN DEL CONTENIDO (COMUNES A LOS DOS CAPÍTULOS)
Las Administraciones públicas adoptan una serie de formas de organización, basadas en unos
principios de actuación, que es, precisamente, el Derecho administrativo quien se encarga de
regular. El objeto de los dos capítulos de esta segunda parte es estudiar estos principios generales
en cuanto aplicables a todas las Administraciones existentes, tanto en su autoorganización como
en las relaciones de unas con otras.
En el primer capítulo se examina tanto la relación del Derecho administrativo con los
principios, como el órgano como base fundamental de toda organización administrativa. Luego
se pasa a ver las bases principales sobre las que se fundamenta la organización principios
generales de la organización.
En el segundo capítulo se estudian más detenidamente las relaciones que surgen entre el
órgano, la competencia y los principios de organización. Relaciones jurídicas y administrativas
que implican en su funcionamiento siempre a las personas e instituciones en que éstas se agrupan.
La importancia de este estudio tan extenso radica en que lo que aquí se expone constituye la
retícula sobre la que se teje toda organización administrativa y toda administración pública, por lo
que es muy importante conocer claramente todos los aspectos de esta segunda parte.
C) PROGRAMA
TEMA IV. LOS PRINCIPIOS GENERALES DE LA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA (I)
1. Organización administrativa y Derecho
2. La potestad organizatoria
2.1. Los titulares de la potestad organizatoria
2.2. Los límites de la potestad organizatoria
2.3. El principio de personalidad jurídica
3. El órgano administrativo
3.1. Teoría del órgano
3.2. Límites a la imputación al órgano administrativo.
3.3. Clases de órganos
3.4. La creación de órganos
4. Los órganos colegiados(epígrafe de lectura recomendada, no entra en el examen)
4.1. Regulación y clases
4.2. Los miembros. Presidente, secretario, vocales
4.3. Convocatoria y sesiones
35
4.4. El acta
5. Las bases de la organización administrativa
5.1. La competencia
5.2. La distribución vertical de competencias: la jerarquía
5.3. Centralización y descentralización
5.4. Descentralización funcional
5.5. Desconcentración
TEMA V. LOS PRINCIPIOS GENERALES DE LA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA (II)
1. Transferencia de competencias entre entes públicos territoriales
1.1. Delegación intersubjetiva
1.2. Gestión forzosa y encomienda de gestión
1.3. Avocación intersubjetiva, sustitución y subrogación
2. Transferencia interorgánica o entre los mismos órganos de un ente público
2.1. Delegación interorgánica
2.2. Delegación de firma, suplencia y encomienda de gestión interorgánica
2.3. Avocación
3. Conflicto de competencias
3.1 Evolución del sistema de conflictos
3.2 Conflictos intersubjetivos
3.3 Conflictos interorgánicos
4. Mecanismos de control
4.1. La actividad de control
4.2. Clases de control según sus objetivos o fines
4.3. Clases de control según sus técnicas
5. Mecanismos de relación
5.1. Coordinación: concepto, principios y sus fórmulas
5.2. Cooperación: principios y sus fórmulas
D) PREGUNTAS DE AUTOEXAMEN
1ª) Cuando un órgano administrativo encarga a otro jerárquicamente inferior que realice el ejercicio de una determinada
competencia, a eso se lo llama:
a) Delegación interorgánica
36
b) Delegación intersubjetiva
c) Encomienda de gestión
d) Delegación de firma

2ª) La descentralización funcional…
a) Es una desconcentración de materias entre órganos de la Administración pública
b) Es una descentralización en sentido pleno y efectivo, es decir intersubjetiva
c) No existe como tal, es una ficción carente de contenido real
d) Es una “falsa” descentralización, no territorial, sino por funciones o materias

3ª) La avocación se produce
a) Cuando se retira la delegación que se había hecho
b) Cuando un órgano superior retira todas las competencias a un órgano inferior
c) Como una delegación, pero en sentido inverso
d) Cuando el órgano que debe resolver es manifiestamente incompetente

En la primera pregunta se contempla una delegación interorgánica (respuesta a). En la segunda hay que
señalar que la descentralización funcional no es una propia descentralización política, sino una ficción
nominal en la que se produce una descentralización por funciones (respuesta d). Finalmente la avocación
es una delegación en sentido inverso, puesto que no se trata de retomar una competencia antes delegada
(respuesta c).
TERCERA PARTE. LOS SUJETOS (I): LA ADMINISTRACIÓN TERRITORIAL
TEMA VI. LA ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO
A) OBJETIVOS
- Conocer la estructura básica que forman parte de la Administración del Estado
- Saber describir los elementos básicos –concepto, elementos esenciales y competencias– de
cada escalón de la Administración del Estado
- Conocer la estructura periférica y exterior de la Administración del Estado
B) DESCRIPCIÓN
La Ley de organización y funcionamiento de la Administración general del Estado 6/1997, de
14 de abril (LOFAGE) y la Ley del Gobierno 50/1997, de 27 de noviembre, son las normas
básicas que han regulado cómo se organiza tanto la Administración general del Estado como los
37
órganos de dirección política (el Gobierno), que tienen una naturaleza bifronte: órgano de
dirección política y estructura superior de la Administración pública.
En este capítulo se describen cuáles son todos estos órganos, su definición, naturaleza y
funciones principales, aspectos que deben ser conocidos con suficiente detalle. Pero no todo es
una Administración central, puesto que ésta cuenta con una serie de órganos que extienden su
capacidad a todo el territorio nacional: Delegaciones y subdelegaciones del gobierno; y al exterior,
apoyando la labor diplomática del Estado.
C) PROGRAMA
1. Caracterización general y principios de organización
2. El Gobierno y su Presidente
2.1. La formación del Gobierno
2.2. El Presidente y sus funciones
2.3. Los Vicepresidentes
2.4. El funcionamiento del gobierno
A) El Consejo de Ministros
B) Las Comisiones delegadas del Gobierno
C) Órganos de apoyo: Secretarios de Estado, Comisión General de Secretarios y
Subsecretarios de Estado, Secretariado de Gobierno y gabinetes
3. Los Ministros y los departamentos ministeriales
4. Secretarías y Secretarios de Estado
5. Subsecretarios y secretarios generales
6. Direcciones generales y Secretarías generales técnicas
6.1. Directores y subdirectores generales
6.2. Secretaría general técnica
7. La Administración periférica del Estado
7.1 Concepto y evolución jurídico histórica
7.2 Delegaciones del Gobierno en las CC. AA.
7.3 Subdelegados del Gobierno
8. La Administración exterior del Estado
D) PREGUNTAS DE AUTOEXAMEN
1ª) Los Ministros son:
a) Órganos directivos de la Administración general del Estado
b) Órganos políticos de la Administración general del Estado
c) Órganos superiores de la Administración general del Estado
38
d) Órganos delegados del Presidente del Gobierno

2ª) En las Comunidades Autónomas pluriprovinciales existe:
a) Un gobernador civil, un Delegado del gobierno y un Subdegado
b) Un Delegado del Gobierno, y un Subdelegado en cada provincia
c) Solamente un Delegado del Gobierno
d) Un gobernador civil con más o menos poderes según el territorio que ocupe al correspondiente
Comunidad.

Los Ministros, siendo órganos políticos nombrados por el Presidente no son estrictamente órganos
delegados de éste, para realizar la dirección superior (respuesta c). En todas las CC. AA. existe un
Delegado del gobierno, cuando son pluriprovinciales además hay un subdelegado en cada provincia
(respuesta b).
TEMA VII. LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS
A) OBJETIVOS
- Describir de manera general el modelo autonómico previsto en la Constitución de 1978
- Conocer los elementos básicos de la organización de las Comunidades autónomas
- Saber cuáles son los límites y el sistema de control previsto sobre las CC. AA.
B) DESCRIPCIÓN GENERAL
Por ser objeto de tratamiento más completo en otras asignaturas, especialmente en Derecho
político y por suponer una suerte de nueva administración completa “en miniatura”, no se hace
un tratamiento exhaustivo del ser y funcionamiento básico de las Comunidades Autónomas (CC.
AA.) en nuestro sistema territorial y político, señalándose solamente algunos aspectos capitales.
El capítulo se centra, así, en los principios generales del modelo: su evolución y modelización
constitucional. Sin entrar en la compleja distribución competencial, se fija en los principios y
límites del sistema (unidad, solidaridad, igualdad, libre circulación, armonización, etc.) y en los
sistemas y mecanismos de control, que deben conocerse en sus grandes líneas y clases, sin
detenerse detalladamente en cada órgano. El tema concluye con el estudio de la organización de
las Comunidades Autónomas.
C) PROGRAMA
5. El Estado autonómico (El modelo autonómico de Estado)
5.1. El modelo de Estado en la Constitución de 1978
5.2. Las diferencias con el sistema federal
5.3. El proceso autonómico