You are on page 1of 9

LA VIOLENCIA EN EL AULA

Realizado por: Laura Caro Burrillo y Natalia Puente Castillo Primero grupo de Magisterio. Tercer

Fecha: 25-11-2013 Asignatura: Educación Psicología de la

INDICE

El fenómeno de la violencia escolar………………………...….páginas 1 y 2 Teoría de la violencia escolar……………………………..……páginas 3 y 4 Casos de violencia en la escuela…………………………………….página 5 Prevención de la violencia escolar…………………………………..página 6 Bibliografía…………………………………………………………página 7

EL FENOMENO DE LA VIOLENCIA ESCOLAR
La vida diaria de numerosos centros educativos se ve afectada por una serie de incidentes que entorpecen el desarrollo de la docencia e impiden la existencia de un marco de convivencia normalizada. Es lo que se conoce como el fenómeno de la violencia en la escuela. Este término ha sido sustituido por la palabra anglosajona bullying. Los primeros estudios científicos sobre este fenómeno se llevaron a cabo durante la década de los setenta del siglo XX. Debemos considerar el bullying como un fenómeno grupal en el que el agresor es considerado por el grupo popular y poderoso y que el intimidar a otro compañero afianza el prestigio del agresor en el grupo. Por otra parte la víctima es considerada sumisa, insegura, físicamente débiles y en una posición de rechazo y escasa influencia en el grupo; además de estar socialmente marginada. Los agresores necesitan testigos de sus demostraciones de poder y por ello se entiende que los compañeros estén presentes en la mayoría de los incidentes. El resto del grupo en vez de apoyar a la víctima actúan de diversas formas para favorecer y mantener el bullying ya sea con risas, muestras de ánimo o simplemente presenciándola en silencio. Sin embargo, la mayoría de los niños tienen actitudes negativas hacia el bullying pero rara vez apoyan a la víctima o intervienen en los incidentes. Esto es debido a que no sepan cómo actuar en favor de la víctima o que tengan miedo de sufrir ellos los mismos ataques en un futuro. Según Juvonen y Galvan los niños no intervienen por dos motivos. El primero, porque desean mejorar su estatus social pareciéndose más al agresor y el segundo motivo es la autoprotección ya que al ponerse de parte del agresor el niño disminuye su riesgo de convertirse en la siguiente víctima. Podemos distinguir cuatro tipos de maltrato: el primero de ellos, el maltrato físico, el más frecuente entre los alumno de Primaria; el segundo el verbal, en forma de insultos, burlas, motes etc. El tercero el maltrato psicológico, éste va encaminado en dañar la autoestima de la victima provocando el miedo y la inseguridad en sí mismo. Por último, encontramos el maltrato social el cual persigue el aislamiento y la exclusión de la víctima del grupo de iguales. Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial se han dado importantes movimientos migratorios lo que ha dado lugar a sociedades pluriculturales. Lo que ha dado lugar a encontrarnos en muchas aulas niños de muy diferentes culturas. Siendo ellos, en ocasiones, los afectados por el bullying pasando a considerarse bullying racista, un tipo de agresión injustificada que es percibida por la víctima como un ataque a su identidad de origen cultural. El alumnado del grupo cultural minoritario es víctima de formas personales de agresión verbal, intimidación y en general malos tratos entre iguales.

En los últimos años se ha dado un incremento en el número de acoso, humillación y violencia protagonizada por escolares haciendo uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Es lo que se conoce como cyberbullying o bullying electrónico. Tippet lo define como un acto agresivo he intencional utilizando formas electrónicas de contacto desarrollado por un individuo o grupo de forma repetida y mantenida en el tiempo sobre una víctima que no puede defenderse fácilmente por sí misma. Para Nancy Willard consiste en ser cruel con otra persona mediante el envió o publicación de material dañino o la implicación en otras formas de agresión social usando Internet u otras tecnologías digitales. Es un fenómeno muy grave porque implica grabar actos de intimidación, de insultos, amenazas o violencia física para difundirlos entre los compañeros del colegio o colgarlos en Internet ayudados de videocámaras, teléfonos móviles y ordenadores. Los teléfonos móviles son el medio más utilizado para grabar y difundir tanto imágenes como textos amenazantes. Sin embargo, este tipo de acoso y violencia se suele dar más en la adolescencia pues tienen más fácil el acceso a estas tecnologías. Debido a todo esto en 1998 se creó en Francia el “Observatorio europeo de la violencia escolar”. Surge a partir de las noticias que reflejaban un ambiente conflictivo en muchos centros educativos. No todos los países contemplan la violencia escolar de igual manera. Para unos, este fenómeno es inseparable del contexto social y cultural de cada país y para otros, los conflictos en la escuela son hechos aislados que deben ser abordados desde el propio centro, evitando la intervención de autoridades extraacadémicas.

TEORIAS DE LA VIOLENCIA ESCOLAR
Las teorías que pretenden explicar los comportamientos agresivos se han estudiado desde dos puntos de vista. Unas afirman que algunas personas nacen con una tendencia a la agresividad; otras por otra parte, resaltan la influencia del medio ambiente. Teoría psicoanalítica o instintiva

El psicoanálisis pretende explicar la conducta humana. Para el psicoanálisis, las motivaciones tienden siempre a la búsqueda del placer o la agresividad; ambas tendencias manifiestan una dosis de egoísmo. Según Freud la agresividad es una tendencia innata en el ser humano. La base de esta conducta agresiva es el instinto de muerte. En un primer momento un instinto de autodestrucción y posteriormente una conducta que pretende volcarse hacia los demás. Por otra parte Lorenz entiende la agresividad como un instinto de lucha donde en la sociedad deben sobrevivir los más fuertes. Teoría del aprendizaje social

Según Bandura, los seres humanos no nacen con predisposición a la agresividad sino que se adquiere a través de la experiencia y la observación; mediante la cual se aprende como expresar la agresividad, con que personas ser agresivas, que comportamientos deben ser castigados con violencia y en que situaciones la violencia puede ser considerada apropiada o inapropiada. Los niños que han presenciado actos agresivos reproducían esas conductas agresivas que habían observado en los adultos. Sin embargo, los niños que habían observado al adulto no agresivo, no manifiestan ninguna conducta agresiva. Cuando un niño ofrece una conducta agresiva debemos interpretarla como una reacción ante un conflicto que se puede haber originado por una necesidad no satisfecha, por oposición a los otros, por rechazo de una orden impuesta o por un castigo desproporcionado. También se considera que la conducta agresiva depende de la experiencia personal, de una situación específica o de los efectos que han provocado en él el uso de esta conducta en situaciones anteriores.

-

Teoría biológica

Algunos estudios han intentado ligar el estado biológico con la agresividad. Las „investigaciones sobre la serotonina han descubierto que altos niveles de esta hormona conllevan a un menor nivel de impulsos. Por el contrario, altos grados de hormonas masculinas suponen un mayor nivel de enfado. Sin embargo, aunque debido a esto exista un proceso de activación biológica, no pueden ser considerados causa de la agresividad humana. Teoría de la frustración o del impulso:

La agresividad nace del impulso evocado desde el exterior y que lleva a dañar a los demás. Se conoce la frustración como la interferencia en la obtención de una meta, la cual genera un impulso para dañar al objeto. El origen de esta puede provenir de un error cometido, de un roce con otra persona, de un malentendido o de una contrariedad. Teoría sociogenética:

Esta teoría afirma que el hacer humano obedece a factores culturales. Según la “teoría del campo” de Lewin todos los factores del medio, incluso las características de la personalidad, inciden como determinantes que rigen el comportamiento. Según él, el comportamiento agresivo se debe más al ambiente social que a las propiedades intrínsecas del individuo. Sin embargo, hay personas que superan el medio ambiente negativo social en el que viven; y por el contrario, individuos que aun viviendo en un ambiente positivo no siguen las características propias de este. Teoría conductista:

Watson afirma que el comportamiento humano está formado de reflejos condicionados. Según los conductistas, la conducta humana obedece a la fórmula de: estimulo – respuesta. Explica como los seres humanos aprenden a través de refuerzos repitiendo aquellas conductas que van seguidas de estímulos agradables. Mientras que si las consecuencias son negativas, esta conducta tendera a extinguirse.

CASOS DE VIOLENCIA EN EL LA ESCUELA
“Nos encontramos ante un alumno de 5º de primaria que insulta y desprecia constantemente a uno de los alumnos más trabajadores y con mejores resultados de la clase. En un primer momento consideramos que el primer alumno tiene celos del otro ya que no consigue los buenos resultados del segundo. Se cita a los padres para tener una tutoría y hablar del comportamiento de éste. Los padres nos explican que tanto él como su hermano tienen el mismo comportamiento hacia un tercer hermano. Que presenta las mismas características que la victima de clase. El niño ha aprendido de su hermano con que personas se puede ser agresiva sin recibir ninguna reacción por parte del otro.” Este caso se explica desde la teoría del aprendizaje social en la que aprende de alguien más mayor, en este caso el hermano, con quien ser agresivo y de qué manera.

“En el recreo, los alumnos de 3º primaria están jugando a fútbol. Juan, un alumno de la clase, se dedica a dar balonazos constantemente a otro alumno, Pedro. Cada vez que realiza este comportamiento el resto de los alumnos de la clase se ríen de Pedro y animan a Juan a que lo siga haciendo. Por lo que él lo sigue realizando cada recreo ya que provoca un estímulo positivo para éste. Pedro no se atreve a decírselo a ningún profesor pues tiene miedo a ser rechazado por el resto de la clase. Sin embargo, un día la profesora observa este comportamiento. Y decide castigar a Juan en la hora del recreo, lo que provoca un estímulo negativo en él.” Según la teoría conductista, al conllevar consecuencias negativas para Juan, esta conducta se debería extinguir.

PREVENCION DE LA VIOLENCIA ESCOLAR
Existen dos tipos de modelos de actuación contra el maltrato entre iguales, los modelos sancionadores y los modelos regeneradores. Los modelos sancionadores se aplican cuando se han incumplido las normas fijadas anteriormente. Las consecuencias que entonces se aplican al sujeto que ha vulnerado esas normas deberán de ir siempre encaminadas a que no se vuelva a repetir la actuación que le ha llevado a recibir la amonestación. Por otro lado, los modelos regeneradores son aquellos que tratan de ver el fenómeno acontecido como algo que podemos abordar y cambiar, apostando así por medidas educativas que ven este problema de la violencia escolar como algo social en el que todos y todas tenemos algo que aportar para su reducción. Uno de los procedimientos educativos que pueden ayudar a prevenir la violencia en las aulas es el aprendizaje cooperativo en equipos heterogéneos. Este método puede ayudar a: adaptar la educación a la diversidad, desarrollar la motivación de los alumnos por el aprendizaje, mejorar la cohesión del grupo y las relaciones dentro del propio y distribuir las oportunidades de protagonismo académico. Se podría llevar a cabo el ejercicio en el que la víctima, el agresor y los testigos se cambian los papeles. Lo que hace que todos vean como se sienten en cada caso. Por otro lado, una de las dinámicas que podríamos seguir para combatir la violencia consistiría en que una vez reconocido por la clase un alumno intimidador, cada día un alumno distinto escriba en la pizarra un mensaje para que éste pueda tomar conciencia de su actuación y se sienta inducido a rectificar. Algunos de estos mensajes podrían ser: Queremos ser compañeros no matones. Con puñetazos y malos tratos no se gana la amistad. Se goza más haciendo el bien que haciendo el mal.

BIBLIOGRAFIA
http://www.ugr.es/~erivera/PaginaDocencia/Posgrado/Documentos/ValdiviesoPablo.p df http://www.unioviedo.es/mdelbuey/documentos/area%20academica/bases/curso%20 2000-2001/conductas%20agresivas%2000-01.PDF http://wwwisis.ufg.edu.sv/wwwisis/documentos/TE/362.829%202B467f/362.829%202-B467f-CAPITULO%20II.pdf http://www.csicsif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_13/LYDIA_SAG_.pdf GÓMEZ, Amalia. La escuela sin ley Madrid: La Esfera de los libros, 2009 EDO 2459 ORTEGA, Rosario (Coord.). Agresividad injustificada, bullying y violencia escolar. Madrid: Alianza, 2010. EDO 1651. TARTAR GODDET, E. Prevenir y tratar la violencia en la escuela. Bilbao: Mensajero, 2008 EDO 2379 VALERO GARCÍA, J.M. La escuela que olvidó su oficio: cómo eliminar la violencia en la escuela. Madrid: ICCE (Instituto Calasanz de Ciencias de la Educación), D. L. 2006 EDO 2184