You are on page 1of 13

UNIVERSIDAD DE YACAMBU FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y POLITICAS VICERECTORADO DE ESTUDIOS A DISTANCIA

Autor: Salazar, David CI. 14.898.073 EXP. CJP 131‐00002v

La responsabilidad civil puede definirse como la obligación que tiene el autor de un delito o falta de reparar económicamente los daños y perjuicios causados o derivados de su infracción. El objetivo de la responsabilidad civil es compensar a la víctima por los daños causados por lo que persigue un interés privado.

La comisión de un delito por parte de un sujeto culpable determina la responsabilidad penal y por ello la sujeción del trasgresor a las consecuencias que son indicadas por el orden jurídico que es la pena. En el articulo 113 enuncia: Toda persona responsable criminalmente de algún delito o falta, lo es también civilmente.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 120 del Código Penal Venezolano, la responsabilidad civil comprende: La restitución la cual debe ser hecha de la misma cosa, siempre que ello sea posible, son pago de los deterioros o menoscabos, a regulación del Tribunal. Tal restitución debe hacerse aún cuando la cosa se halle en poder de un tercero que la posea legalmente, salvo su repetición contra quien corresponda. La restitución no procede, cuando el tercero ha adquirido la cosa en la forma y con los requisitos establecidos en las leyes para hacerla reivindicable. Este se encuentra desarrollada en el artículo 121 del Código Penal que dice lo siguiente: Si no fuere posible la restitución de la cosa, se reparará la pérdida pagándose el valor de ella.

La reparación se hará valorando la entidad del daño a regulación del tribunal, atendido el precio natural de la cosa, siempre que fuere posible, y el grado de afección en que la tenga el agraviado; y solo se exigirá cuando no haya lugar a la restitución. La indemnización de perjuicios. La responsabilidad se extiende además a los perjuicios irrogados, por razón del hecho punible, a su familia o a un tercero. Y el importe de tal indemnización será regulado por el tribunal en los términos fijados para la reparación del daño en el artículo 121 del Código Penal.

La indemnización de perjuicios comprenderá no solo los ocasionados al agraviado, sino también a sus familiares o a terceros. Si la víctima, por medio de su conducta, hubiera contribuido a la producción del daño o perjuicio sufrido, podrá disminuirse el importe de su indemnización. Artículo 122.- La indemnización de perjuicio comprenderá no solo los que se hubiesen causado al agraviado, sino también los que se hubieren irrogado por razón del delito, a su familia o a un tercero. Artículo 123.- La obligación de restituir, reparar el daño o indemnizar los perjuicios, se trasmite a los herederos del responsable, pero hasta concurrencia del monto de la herencia, siempre que la acepten bajo beneficio de inventario.

Civilmente ex delicto son quienes han realizado el hecho que genera la responsabilidad penal. En el Artículo 124. enuncia: Si el hecho punible es imputable a varias personas, quedan éstas obligadas solidariamente por el daño causado. Asimismo, el Código Penal prevé la responsabilidad civil de quien se ha beneficiado de los efectos de un hecho punible hasta el monto de su enriquecimiento. Por tal motivo el Artículo 125. dice: El que por título lucrativo participe de los efectos de un delito o falta, esta obligado al resarcimiento hasta la cuantía en que hubiere participado.

En nuestro ordenamiento jurídico existen excepciones en cuanto a la responsabilidad civil derivada de la pena. En este caso el Código Penal fija diversas reglas de acuerdo a las cuales en algunos casos el irresponsable penal responde civilmente. De la misma forma fija la legislación supuestos de responsabilidad civil subsidiaria en que responde otra persona en lugar de otro obligado directamente. Artículo 114.- La exención de la responsabilidad penal declarada en el artículo 62 número 4 del artículo 65 y artículos 69, 72 y 73, no comprende la exención de la responsabilidad civil, la cual se hará efectiva con sujeción a las reglas siguientes: 1.- Son responsables civilmente por los hechos que ejecuten los locos o dementes y demás personas comprendidas en el artículo 62, sus padres o guardadores a menos que hagan constar que no hubo por su parte culpa ni negligencia.

En primer lugar, los inimputables, que no responden penalmente, tienen responsabilidad civil de conformidad con el Código Civil. El código Penal establece algunas responsabilidades en casos específicos como los enfermos mentales y los menores y sordomudos. Ver Art. 114 del Código Penal. Primera regla. 2.- Son responsables civilmente las personas en cuyo favor se haya precavido el mal, a proporción del beneficio que hubieren reportado. Los Tribunales señalaran, según su prudente arbitrio, la cuota proporcional de que cada interesado deba responder.

Además, responden civilmente, en caso de estado de necesidad las personas en cuyo caso se haya precavido el mal, en proporción del beneficio que hubieren reportado. Señalando los tribunales la cuota proporcional que cada interesado deba responder. Ver Art. 114 ejusdem. Segunda regla. En caso de omisión responden civilmente los que causaron la omisión y, en su defecto, los que hubieren incurrido en ella, con la salvedad de los últimos, el beneficio de la competencia. Ver Art. 114 ejusdem. Regla cuarta. Exceptuando los casos antes descritos, las personas irresponsables penalmente, quedarán también exentas de responsabilidad civil. Enunciado en el Art 115 del Código Penal.

Los responsables civilmente ex delicto establece el Código Penal algunos supuestos de responsabilidad subsidiaria, según la cual pueden ser llamados a responder otras personas en lugar de los obligados en propiedad. Entonces estaríamos refiriéndonos a personas que responden subsidiariamente. El código Penal establece los siguientes casos: En primer lugar responden los padres y guardadores de los inimputables, menores, locos o dementes o sordomudos irresponsables criminalmente, a menos que conste que no hubo de su parte culpa o negligencia.

Según el Art. 116 ejusdem, son responsables civilmente en defecto de los que lo sean criminalmente, los posaderos, dueños de casas, de ventas de víveres o licores y cualesquiera otras personas o empresas, por los delitos que se cometieren en los establecimientos que dirijan, siempre que por su parte o la de sus dependientes haya habido infracción de los reglamentos de policía. igualmente se establece en el artículo 117 varias responsabilidades subsidiarias También son responsables subsidiariamente, según el artículo 118, los maestros y las personas dedicadas a cualquier género de industria, por las faltas o delitos en que incurran sus discípulos, oficiales o aprendices en el desempeño de su obligación. Finalmente en el artículo 119, se establece el caso de la solidaridad en la responsabilidad civil que deriva de los daños y expropiaciones causados por fuerzas rebeldes.

En el proceso penal, la responsabilidad civil puede definirse como la obligación que tiene el autor de un delito o falta de reparar económicamente los daños y perjuicios causados o derivados de su infracción. En resumen son responsables civiles: 1. Los que hubiesen cometido el delito o falta (autores) y sus cómplices. 2. Los aseguradores si el riesgo estuviese asegurado. 3. Los padres o tutores, por los daños y perjuicios causados por los delitos o faltas cometidos por los menores de edad y por los mayores sujetos a su patria potestad o tutela que vivan en su compañía, siempre que exista culpa o negligencia. Las personas naturales o jurídicas que se dediquen a la industria o el comercio, por los delitos o faltas que hayan cometido sus empleados o dependientes, representantes o gestores en el desempeño de sus obligaciones o la prestación de sus servicios.