You are on page 1of 36

Concepción Talcahuano TECNICO EN ENFERMERÍA

Apuntes de clase Enfermería del adulto y adulto mayor Musculo esquelético Piel y mucosas

Marcela Becerra A E.U.

1

Trastornos Músculosqueléticos Los trastornos del sistema Músculosqueléticos son la causa principal de los dolores crónicos y de la discapacidad física. Aunque los componentes de dicho sistema se desarrollan bien con el uso, se pueden desgastar, lesionar o inflamar. Las lesiones de los huesos, los músculos y las articulaciones son muy frecuentes. El grado de la lesión puede variar desde un tirón muscular leve a una distensión de ligamentos, una dislocación de articulaciones o una fractura. La mayoría de estas lesiones se cura por completo, aunque son generalmente dolorosas y pueden dar lugar a complicaciones a largo plazo. La inflamación es una respuesta natural a la irritación o al deterioro de los tejidos; causa hinchazón, enrojecimiento, sensación de ardor y limitación del funcionamiento de la zona afectada. La inflamación de una articulación se denomina artritis y la de un tendón, tendinitis. Existen dos formas de inflamación: una localizada, es decir, limitada a una parte del cuerpo, como, por ejemplo, una articulación o un tendón lesionado; otra generalizada, como sucede en el caso de ciertas enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide. Una inflamación puede convertirse en crónica y persistente, como consecuencia del movimiento continuo y la sobrecarga mecánica o por reacciones inmunes, infecciones o depósitos de sustancias anormales. Las infecciones de los huesos y de las articulaciones pueden ser invalidantes; sin embargo, un tratamiento inmediato puede prevenir las lesiones permanentes de las articulaciones. Los tumores benignos y el cáncer se pueden originar en los huesos y el cáncer puede propagarse desde un hueso a otras partes del cuerpo. Los desequilibrios metabólicos u hormonales también pueden afectar a los huesos y a las articulaciones. Un ejemplo es la osteoporosis, una disminución de la masa ósea producida por una desmineralización de los huesos. Otro es la gota, que provoca la formación de depósitos de cristales en las articulaciones de las personas propensas, que tienen un valor anormalmente alto de ácido úrico en sangre. Las pruebas de laboratorio pueden aportar una información útil acerca de algunos trastornos musculosequeléticos; sin embargo, esta información no es suficiente para un diagnóstico. Las radiografías sirven para evaluar las zonas de dolor en los huesos, dado que pueden, con frecuencia, detectar fracturas, tumores, heridas, infecciones y deformidades. Para determinar la extensión y el emplazamiento exacto de la lesión, se pueden realizar pruebas como la tomografía computarizada (TC) o la exploración por imágenes de resonancia magnética (RM). Ésta última es especialmente valiosa para examinar los músculos, los ligamentos y los tendones. Es posible analizar una muestra de líquido articular para identificar la bacteria que causa una infección o controlar los cristales que confirman un diagnóstico de gota o seudogota. Para ello, el médico extrae el líquido con una aguja, por lo general un procedimiento rápido, fácil y casi indoloro realizado en el consultorio. El tratamiento está sujeto al tipo de trastorno musculoesquelético y las lesiones se tratan frecuentemente con reposo, compresas tibias o frías y quizás analgésicos e inmovilización con entablillado o vendajes. Por otra parte, las enfermedades que afectan simultáneamente a varias articulaciones, se tratan a menudo con fármacos para reducir la inflamación y suprimir la respuesta inmune del organismo. Sin embargo, la mayoría de las articulaciones con deterioro crónico no se puede curar con fármacos. Algunas articulaciones gravemente afectadas se pueden sustituir por otras

2

artificiales, requiriendo a menudo un tratamiento combinado entre médicos, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas. 1.-ARTROSIS La artrosis es una enfermedad articular que se produce por fibrosis o degeneración de la misma. Se presenta en personas de edad avanzada y afecta a las articulaciones de la columna vertebral, las caderas, rodillas, manos, etc.

La mayoría de las personas mayores de 70 años presentan síntomas de artrosis en alguna articulación por lo menos, siendo el dolor y la alteración de la movilidad los síntomas principales. CAUSAS La degeneración del cartílago articular por la edad es la principal causa. La artrosis afecta más a las mujeres que a los hombres y a partir de los 75 años casi todas las personas tiene artrosis en alguna articulación. La obesidad y la falta de ejercicio son factores predisponentes para la artrosis. Los círculos indican las articulaciones más frecuentemente afectadas por la artrosis a nivel de la columna vertebral (cervical y lumbar), las manos, los pies, las caderas y las rodillas.

DIAGNÓSTICO

3

La presencia de dolor articular y falta de movilidad de las articulaciones de una persona mayor de 50 años (pueden aparecer a veces a los 40) hace presumir el diagnóstico de artrosis. Es un dolor que aparece con el ejercicio o con el movimiento de pesos, y que mejora tras el descanso. Los métodos diagnósticos que se utilizan sonlos exámenes de sangre para detectar procesos inflamatorios, y la radiología con cambios degenerativos en los huesos. TRATAMIENTO El objetivo del tratamiento es mejorar la movilidad de las articulaciones y disminuir el dolor de las mismas. Para ello se usan los antiinflamatorios no esteroidales (AINEs). También, y con este objetivo se utiliza la infiltración intraarticular de esteroides. Luego debe ser aplicado un programa de ejercicios de rehabilitación para mantener la funcionalidad de las articulaciones. La cirugía se utiliza para casos de incapacidad funcional grave de ciertas articulaciones realizando el re-emplazamiento total de las articulaciones (cadera y rodilla), que se sustituyen por prótesis artificiales metálicas. La artrodesis es la fijación de la articulación, es decir que perderá su función a costa de mejorar el dolor. No es una cirugía tan agradecida como la prótesis y por ello el planteamiento es siempre más extremo.

2.- LUMBALGIA Y LUMBOCIATICA El dolor de espalda (lumbalgia) es un problema de salud muy frecuente, que suelen padecer las personas mayores y que puede aparecer y desaparecer durante un periodo de varios años. En la mayoría de los casos, la causa del dolor de espalda no es grave y el dolor desaparecerá con un simple tratamiento en casa y con el paso del tiempo. La mayoría de los dolores de espalda está relacionada con la tensión o la torcedura de un músculo o ligamento. Pero también existen dolores de espalda que afectan a los nervios de la espina dorsal, produciendo dolor en las nalgas y en toda la pierna por su parte posterior hasta el talón, lo que se conoce como síndrome ciático, ciática o lumbociática. CAUSAS Las vértebras de la columna están separadas por unos discos o almohadillas cartilaginosas llamadas discos intervertebrales. El desgaste de estos discos ocurre por la edad o por trauma. La gran mayoría de los casos de ciática se deben a una hernia discal o del disco intervertebral, situación que ocurre cuando la parte gelatinosa central (o núcleo pulposo) del disco intervertebral se escurre a través de una zona debilitada del disco, comprimiendo e irritando la raíz del nervio ciático. SÍNTOMAS La ciática es un dolor muy intenso de espalda irradiado a las nalgas, piernas y pies, que se acompaña de hormigueo o adormecimiento de piernas/pies y que puede llevar a debilidad muscular en etapas tardías. En casos extremos puede ocurrir pérdida del control de la vejiga o del intestino y dificultad al andar o al mantener el equilibrio. Esto ocurre cuando la hernia discal es

4

tan grande que llena el canal vertebral por completo. Esta situación se llama síndrome de Cauda Equina o de Cola de Caballo, y es una urgencia médica. DIAGNOSTICO 1. Historia clínica y exploración. Pueden ser suficientes para el diagnóstico (Medicina basada en la evidencia). 2. Radiografía de columna: Ayuda a descartar otras causas de ciática, pero no es diagnóstica en la hernia de disco. 3. Resonancia nuclear (RNM) o Scanner (T.A.C.) de columna: Muestran la compresión del canal por el núcleo pulposo herniado. 4. Mielografía: En ocasiones es necesario este estudio especial con contraste para ver el tamaño y localización de la hernia discal. 5. Electromiografía (EMG). Es una prueba que detecta el nivel exacto de afectación de las raíces nerviosas en la columna. Consiste en insertar diminutos electrodos en los músculos de la pierna, y buscar señales eléctricas anormales en una pantalla de video que nos señalan si el nervio está irritado o comprimido al salir de la columna, y a qué nivel. TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN La mayoría de los episodios de ciática se curan por si mismos con la ayuda de algunos cuidados en casa. Se puede intentar las siguientes medidas caseras para reducir el dolor y estimular la curación:    Descansar durante veinticuatro horas una vez haya empezado el dolor para evitar cualquier otra lesión. Dormir en un colchón duro con una tabla debajo. Acostarse sobre un lado con una almohada entre las piernas para evitar que las caderas tengan un movimiento rotatorio y aumente la presión en la espalda o acostarse sobre la espalda, con una toalla enrollada bajo la nuca y almohadas bajo las rodillas. Evitar acostarse sobre el estómago. Levantarse de la cama lentamente y con cuidado, primero sentándose y luego poniéndose de pie. Aplicar hielo o compresas frías durante veinte minutos cada dos horas durante las primeras veinticuatro a cuarenta y ocho horas para reducir el dolor y los espasmos musculares. Después de cuarenta y ocho horas aplicar calor para mejorar la circulación y la curación. La utilización de hielo o calor es una elección individual que depende de lo que se prefiera y de lo que reduzca el dolor. Tomar medicamentos analgésicos y antiinflamatorios sin receta médica, como por ejemplo la aspirina o ibuprofeno. Las mujeres embarazadas deben consultar con su médico antes de tomar cualquier medicación. Además debe evitarse la actividad enérgica durante seis semanas después de que el dolor haya desaparecido para conseguir una curación completa y evitar que la lesión se vuelva a producir.

 

 

Otras medidas de tratamiento para el dolor de espalda crónico o recurrente causado por una lesión nerviosa incluyen:

5

  

Terapia de estimulación eléctrica del nervio. Medicamentos específicos orales o inyectables para aliviar el dolor, reducir la hinchazón y relajar los músculos. Tablas de ejercicios y programas específicos de reducción de peso. Consejos posturales. Adoptar siempre una buena postura, siguiendo estos

pasos:       Distribuir el peso uniformemente mientras esté de pie. Mantener un pie elevado sobre una caja o peldaño si se está de pie durante períodos largos. Mantener la cabeza y los hombros hacia atrás mientras se camine. Mantener la espalda recta y apoyada en una silla, con ambos pies apoyados en el suelo o elevados en un reposapiés, y evitar hundirse en la silla. Llevar zapatos con tacones bajos o planos para evitar la tensión en la espalda. Realizar los movimientos del cuerpo correctamente al levantar objetos pesados o difíciles.

TRATAMIENTO QUIRURGICO Hay varias opciones de cirugía en las hernias discales. Las principales son: 1. Discectomía. Quitar el disco herniado para aliviar la presión sobre la raíz nerviosa. 2. Laminectomía. Quitar la lámina vertebral, el "tejado" del canal vertebral al nivel en el que existe la compresión. 3. Fusión vertebral. Fijar la vértebra de encima y la de abajo con un injerto óseo. Se hace cuando existe mucha inestabilidad de la columna en el segmento afectado. 3.- OSTEOPOROSIS La osteoporosis es una disminución de la masa ósea y de su resistencia mecánica que ocasiona susceptibilidad para las fracturas. Es la principal causa de fracturas óseas en mujeres después de la menopausia y ancianos en general. La osteoporosis no tiene un comienzo bien definido y, hasta hace poco, el primer signo visible de la enfermedad acostumbraba a ser una fractura de la cadera, la muñeca o de los cuerpos vertebrales que originaban dolor o deformidad. CAUSA Los huesos están sometidos a un remodelado continuo mediante procesos de formación y reabsorción, y también sirven como reservorio de calcio del organismo. A partir de los 35 años se inicia la pérdida de pequeñas cantidades de hueso. Múltiples enfermedades o hábitos de vida pueden incrementar la pérdida de hueso ocasionando osteoporosis a una edad más precoz. Algunas mujeres están, también, predispuestas a la osteoporosis por una baja masa ósea en la edad adulta. La menopausia es la principal causa de osteoporosis en las mujeres, debido a la disminución de los niveles de estrógenos. La pérdida de estrógenos por la menopausia fisiológica o por la extirpación quirúrgica de los ovarios, ocasiona una rápida pérdida de hueso. Una mayor probabilidad de desarrollar osteoporosis se relaciona con:

6

       

Menopausia precoz, natural o quirúrgica Consumo del alcohol o cafeína Tabaquismo Períodos de amenorrea Algunos medicamentos como el uso prolongado de corticosteroides Procesos como enfermedad tiroidea, artritis reumatoide y problemas que bloquean la absorción intestinal de calcio Dieta pobre en calcio por períodos prolongados, especialmente durante la adolescencia y la juventud Vida sedentaria

IMPACTO EN LA POBLACIÓN La osteoporosis afecta a una de cada cinco mujeres de más de 45 años y a cuatro de cada diez de más de 75. DIAGNÓSTICO Se puede medir la masa ósea, y por tanto su disminución en el adulto, con técnicas de densitometría o de tomografía computadorizada cuantitativa. TRATAMIENTO El mejor tratamiento de la osteoporosis es la prevención. Una ingesta adecuada de calcio y el ejercicio físico durante la adolescencia y la juventud, puede incrementar el pico de masa ósea, lo cual redunda en una reducción de la pérdida de hueso y en un menor riesgo de fractura en años posteriores. El consumo adecuado de calcio y de vitaminas durante la madurez es esencial para la salud del hueso. En situaciones de menopausia precoz, las mujeres deben tomar estrógenos para prevenir la pérdida post-menopáusica de hueso. El reemplazamiento estrogénico es un tratamiento efectivo para prevenir la pérdida post-menopáusica de hueso y es también efectivo en la prevención de fracturas osteoporóticas. El caminar y los ejercicios de extensión de la columna pueden estabilizar o incluso incrementar ligeramente la masa ósea y mejorar el balance y la fuerza musculares, previniendo caídas y fracturas.

4.- OSTEOMIELITIS La osteomielitis es una infección de hueso aguda o crónica. CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO 1. Osteomielitis aguda. Puede ocurrir por un traumatismo que exponga el hueso y lo predisponga a la infección; o bien, la infección se ubica en otro lugar del cuerpo, y se extiende a los huesos por la sangre (osteomielitis hematógena). En los niños afecta normalmente a los huesos largos. En los adultos, los más comúnmente infectados son la columna vertebral y la pelvis. Los microorganismos más frecuentes podrían ser una bacteria (especialmente estafilococo dorado) o un hongo. En el hueso se forma pus, lo que puede provocar un absceso del hueso, alterando su normal abastecimiento de sangre.

7

2. Osteomielitis crónica. La osteomielitis crónica se da cuando la falta de abastecimiento de sangre hace que el tejido del hueso muera. La infección crónica puede llegar a persistir intermitente durante años, en focos localizados que se suelen llamar "secuestros". Factores de riesgo para la osteomielitis crónica son los traumas recientes, la diabetes y el uso de drogas intravenosas. SÍNTOMAS CLÍNICOS      dolor y sensibilidad extrema de la extremidad afectada. hinchazón local del pie, tobillo o pierna. fiebre, escalofríos, sudoración. malestar general, incomodidad. supuración por la piel, en el caso de infección crónica.

DIAGNÓSTICO      Examen físico. Muestra la sensibilidad del hueso y la hinchazón de la zona. Exámenes de sangre como hemograma y VHS Los cultivos de sangre identifican al organismo causante. Biopsia. A veces es necesaria una biopsia de la lesión de hueso para detectar el organismo. Radiografías. Pueden estar alteradas en el hueso afectado.

TRATAMIENTO 1. Infección aguda. El objetivo del tratamiento es eliminar la infección y prevenir el desarrollo de una infección crónica. La administración de dosis altas de antibióticos intravenosos se comienza inmediatamente, y sólo debe suprimirse ante resultados de los cultivos repetidamente negativos. 2. Infección crónica. En los casos de infecciones crónicas, suele estar indicada la extirpación quirúrgica del tejido muerto del hueso, que se reemplazará con un injerto de hueso, o un material que produzca el desarrollo de un nuevo tejido. Se continuará con medicación durante, por lo menos, 3 semanas después de la intervención quirúrgica. 3. Infección de prótesis ortopédica. Se extraería la prótesis y el tejido de toda la zona. Dependiendo de la gravedad del caso, se implantará otra prótesis en la misma operación o al cabo de cierto tiempo PRONOSTICO El índice de mortalidad es casi nulo en los casos de infecciones normales. Es más alto en infecciones crónicas, incluso en los que se someten a la operación. Una osteomielitis crónica puede terminar en amputación. 5.-DISTROFIA MUSCULAR Como distrofia muscular se conoce a un grupo de enfermedades, todas hereditarias, caracterizadas por una debilidad progresiva y un deterioro de los músculos esqueléticos, o voluntarios, que controlan el movimiento. Dependiendo de la enfermedad, puede afectar a diferentes edades, severidad de los síntomas diferente, músculos afectados y rapidez de progresión.

8

La forma más frecuente y grave es la distrofia muscular Duchenne, que afecta a jóvenes varones, en una proporción de 1 entre cada 3500 varones nacidos, con una expectativa de vida alrededor de los 20 años. Las complicaciones serias en más del 80 por ciento de los pacientes están relacionadas con problemas pulmonares, donde hay insuficiencia respiratoria. Causas Toda forma de distrofia muscular es causada por un defecto en un gen. Los genes son las unidades básicas de la herencia en el organismo y determinan características físicas hereditarias como la estatura, el color del cabello y el desarrollo muscular. En la mayoría de los casos, la tarea de un gen específico es decirle a las células cómo hacer una proteína específica, en este caso la distrofia. A través de toda su vida, una célula muscular fabrica 10,000 proteínas diferentes, cada una de las cuales tiene una función específica, esencial para el crecimiento, desarrollo o actividad muscular normales. Una anormalidad que se presente en uno sólo de esos genes, impidiendo la producción de una sola de esas 10,000 proteínas, puede causar una enfermedad de los músculos como la distrofia muscular. Epidemiología Su presencia es mundial, y no hay país donde no haya individuos afectados por algún tipo de distrofia muscular. Se considera que la distrofia muscular en general tiene una incidencia cercana a 1 entre cada 2000 nacimientos; mientras que de forma individual la incidencia de los dos tipos de distrofia muscular más comunes, la DM Miotónica (la forma adulta más común) y la DM tipo Duchenne (la forma infantil más común y severa), es de 1 entre cada 10 000 personas nacidas (de ambos sexos) en la primera, y de 1 entre cada 3500 varones nacidos en la segunda. Síntomas La característica principal, presente en toda la vida de una persona con DMD, es el progresivo debilitamiento de los músculos. Exámenes diagnostico     Electromiografía (EMG) Biopsia muscular Exámenes de sangre Pruebas genéticas

Pronóstico En general, los niños afectados quedan confinados a una silla de ruedas a los 10 ó 12 años de edad. La progresión de la debilidad les hace propensos a la pulmonía y otras enfermedades, y la mayoría muere antes de los 20 años de edad. Tratamiento No tienen curación. Se fomenta la actividad muscular, ya que la inactividad (como permanecer en cama) puede empeorar la enfermedad muscular. Se utiliza fisioterapia paliativa, dispositivos ortopédicos y algunos corticoides como la prednisona.

9

6.- LESIONES TRAUMATICAS EN LOS HUESOS Y ARTICULACIONES Las lesiones de los huesos, articulaciones y musculosa ocurren con frecuencia. Estas son dolorosas pero raramente mortales; pero si son atendidas inadecuadamente pueden causar problemas serios e incluso dejar incapacitada la víctima. Las principales lesiones que afectan a los huesos, tendones, ligamentos, músculos y articulaciones son:  Fracturas  Esguinces  Luxaciones  Calambres  Desgarros A veces es difícil distinguir si una lesión es una fractura, una luxación, un esguince, o un desgarro. a.- FRACTURAS Ocurre cuando un hueso se rompe total o parcialmente. Puede causarla una caída, un golpe fuerte y, a veces un movimiento de torsión (contracción violenta de un músculo). La mayoría de las veces se requiere una fuerza considerable para que un hueso se rompa, pero en niños y ancianos los huesos son mas frágiles, razón por la cual son más frecuentes las fracturas en estas personas. Estas lesiones solamente pueden poner la vida en peligro si van acompañadas de hemorragia arterial o si comprometen el sistema nervioso, produciendo parálisis como en las fracturas de la columna vertebral. Las fracturas pueden ser:  FRACTURA CERRADA: Es aquella en la cual el hueso se rompe y la piel permanece intacta.  FRACTURA ABIERTA: Implica la presencia de una herida abierta y salida del hueso fracturado al exterior. Las fracturas abiertas son las mas peligrosas; estas conllevan el riesgo de infección y de hemorragia. Las fracturas además pueden ser:  MULTIPLE O CONMINUTA: Cuando el hueso se rompe en varias fracciones, denominadas esquirlas.  INCOMPLETA: Fisura o un leño verde cuando la ruptura del hueso no es total.

b.- LUXACIONES

10

Las LUXACIONES generalmente son más obvias que las fracturas. Una luxación se observa cuando un hueso se ha desplazado de su articulación. Este desplazamiento es causado, generalmente, por una fuerza violenta que desgarra los ligamentos que mantiene los huesos en su sitio. Cuando un hueso se sale de su sitio la articulación deja de funcionar. El hueso desplazado a menudo forma una hinchazón, una prominencia, o una depresión, que normalmente no esta presente. Las articulaciones más afectadas son: hombro, codo, cadera, rodilla, tobillo, dedo pulgar, dedo grueso del pie y mandíbula. En caso de accidente automovilístico es frecuente la luxación de las vértebras cervicales.

c.- ESGUINCES Cuando una persona se tuerce una articulación, los tejidos (músculos y tendones) que están bajo la piel, se lastiman. La sangre y los fluidos se filtran a través de los vasos sanguíneos desgarrados y ocasionan inflamación y dolor en el área de la lesión.

Un esguince serio puede incluir una fractura o luxación de los huesos de la articulación. Las articulaciones que se lastiman con más facilidad son las que se encuentran en el tobillo, codo, la rodilla, la muñeca y los dedos. Es posible que la víctima no sienta mucho dolor y continúe sus actividades normalmente, con esto se retarda la recuperación de la articulación y se puede producir una lesión mayor. d.- DESGARROS MUSCULARES Un desgarro muscular ocurre cuando los músculos o tendones se estiran y se desgarran. Las distensiones a menudo son causadas al levantar algo pesado o al forzar demasiado un músculo. Generalmente afectan a los músculos del cuello, la espalda, los muslos o la parte posterior de la pierna (la pantorrilla). Algunas distensiones pueden volver a ocurrir, sobre todo las que ocurren en el cuello o la espalda.

11

SEÑALES GENERALES A menudo no es posible, determinar si se trata de una lesión en un músculo, hueso o articulación; sin embargo, algunas señales pueden darle indicios. La determinación del tipo de lesión y su gravedad, generalmente se hacen por medio de las radiografías.

Tratamiento El tratamiento inicial para la mayoría de las lesiones osteomusculares (a excepción de las fracturas) es RHCE (reposo, hielo, compresión y elevación). El reposo debe comenzar inmediatamente para reducir al mínimo la hemorragia, la lesión y la tumefacción. El hielo limita la inflamación y reduce el dolor. La compresión y la elevación reducen el edema. La parte lesionada debe estar elevada. Sobre la parte lesionada se debe colocar una bolsa de frío o llena de hielo picado (que se adapta mejor) o en cubitos envuelta en una toalla. Se aplica un vendaje elástico sobre la bolsa de frío y alrededor de la parte lesionada sin comprometer el flujo sanguíneo. Después de 10 min se retira la bolsa y el vendaje, pero se mantiene elevada la zona lesionada. Se alternan 10 min con frío y sin éste durante 60 a 90 min, varias veces al día durante las primeras 24 h. Después de las 24 horas se puede aplicar compresas tibias, lo que favorece la circulación de la zona afectada.

12

Las inyecciones de corticoides periarticulares o intraarticulares pueden aliviar el dolor y reducir la inflamación y son un complemento útil a los analgésicos y el reposo. Si sospecha que hay lesión grave en un músculo, hueso o articulación INMOVILICE (entablille), la parte lesionada, mientras la víctima es trasladada a un centro asistencial. El tratamiento inicial de una fractura va enfocado a:       Alinear la extremidad Cohibir la hemorragia Evitar contaminación externa Analgesia Inmovilización Tratamiento definitivo (quirúrgico)

ACTIVIDADES A DESARROLLAR 1.- Juan Castro 27 años obrero de la construcción, durante su desempeño laboral cae de altura sufriendo contusiones múltiples, es trasladado a un centro asistencial donde se le diagnostica fractura de fémur, de radio y contusiones múltiples, se le indica reposo, valva de yeso en brazo y pierna, y próxima cirugía para osteosíntesis, en este caso indique lo siguiente: a) Que objetivos cumple el reposo y la valva de yeso b) Como se evalúa la presencia de una fractura c) De qué forma se trasladan estos pacientes al centro asistencial y que cuidado hay que tener d) Mencione los cuidados de enfermería para este paciente e) Mencione los tipos de fractura 2.- La señora Isabel Fernández tiene 70 años es diabética, tiene una artrosis, hoy al ir caminando se dobla su tobillo y cae al suelo, cursa con dolor impotencia funcional y aumento de volumen , llevada a un hospital, se diagnostica fractura de cadera, tracción de partes blandas, cirugía en los próximos días para reducir la fractura. a) Mencione cuál es el objetivo de la cirugía en esta paciente b) Que es la tracción de partes blandas y la tracción transesquelética y para que sirven c) Mencione los cuidados de enfermería para esta paciente 3.- Don Pedro Venegas es un paciente de 60 años quien se queja de dolor lumbar, se estudia y se diagnostica una artrosis a) Cuál es la diferencia entre la artrosis y la osteoporosis b) Que exámenes se necesitan para diagnosticarla c) Mencione los cuidados de enfermería para este paciente

13

4.- Ignacio Alvarado de 25 años realizando actividad física, partido de basquetbol sufre caída, cursa con dolor, aumento de volumen, y equimosis progresiva en el pie izquierdo, por lo que es llevado a un servicio de urgencia, luego de los primeros auxilios, en el centro asistencial diagnostican esguince de tobillo izquierdo, indican reposo inmovilizar y analgesia. En relación a este caso indique a) Mencione cual es el objetivo del reposo b) Confeccione un cuadro comparativo entre las distintas lesiones traumáticas osteoarticulares c) Mencione los cuidados de enfermería para este paciente 5.- Juan Pérez, 30 años, deportista en un partido de futbol sufre esguince de tobillo izquierdo, es llevado al servicio de urgencia en el hospital donde usted trabaja, indique a) definición de esguince. b) signos y síntomas de un esguince c) tratamiento. d) cuidados de enfermería 7.- Haga un cuadro resumen con las diferencias en relación a dolor, aumento de volumen equimosis, estado funcional y deformidad de la extremidad afectada, entre esguince, fractura, luxación y desgarro

14

CUIDADOS EN ALTERACIONES DE PIEL Y MUCOSAS Biología de la piel La piel no es sólo una capa protectora. Es un sistema que regula la temperatura corporal, percibe los estímulos de dolor y placer, no permite que determinadas sustancias entren en el organismo y representa una barrera protectora frente a los efectos perjudiciales del sol. El color, la textura y los pliegues de la piel contribuyen a identificar a los individuos. Cualquier alteración en el funcionamiento o en la apariencia de la piel puede tener consecuencias importantes para la salud física y mental. Diagnóstico de las enfermedades de la piel Muchas enfermedades de la piel se pueden diagnosticar exclusivamente mediante una exploración física exhaustiva. Dicha exploración debe incluir las uñas y las zonas que no pueden ser autoexploradas (como la mucosa oral, la región anogenital y el cuero cabelludo). Resulta fundamental disponer de una buena iluminación. Para realizar el diagnóstico hay que identificar las lesiones primarias y secundarias por su morfología. La distribución de las lesiones puede ser característica de cada enfermedad. Muchos de los problemas que se presentan en la piel quedan limitados a la misma. Sin embargo, en algunos casos, la piel indica una alteración de cualquier parte del cuerpo. Por ejemplo, las personas que tienen lupus eritematoso sistémico presentan una erupción rojiza inusual en sus mejillas, generalmente tras una exposición al sol. Métodos especiales de diagnóstico La biopsia resulta esencial para el diagnóstico de las dermatosis extrañas, sobre todo en los casos crónicos o si existen dudas sobre la posible malignidad de las mismas. Se suele elegir para la biopsia una lesión típica completamente desarrollada, aunque en el caso de las lesiones vesiculosas, ampollosas o pustulosas puede resultar más útil una lesión inicial. Los cultivos y las pruebas de sensibilidad a antibacterianos se recomiendan para las infecciones bacterianas agudas de la piel, pero no debe retrasarse el tratamiento por realizarlos. Es fundamental obtener una buena muestra. Si la lesión es claramente pustulosa, se realiza un raspado, colocando el material obtenido rápidamente en el caldo de cultivo. En las infecciones crónicas (como la TBC o las micosis profundas), en las que la flora puede ser mixta y relativamente escasa, cultivan muestras más grandes y se necesitan medios de cultivo especiales. A veces el cultivo de las infecciones micóticas superficiales es positivo, aunque el raspado sea negativo. LESIONES PRIMARIAS DE LA PIEL Las lesiones primarias son alteraciones precoces de la piel, que todavía no han sufrido su evolución natural ni se han modificado por manipulación. La mácula es pequeña (<10 mm), plana, de forma variable y discrómica. Una placa no sobreelevada es una mácula de gran tamaño (>10 mm). Ejemplos de estas lesiones son los nevos planos, los tatuajes, las manchas y los exantemas de la rubéola, el sarampión y algunas erupciones medicamentosas alérgicas.

15

Una pápula es una lesión sólida y elevada que generalmente mide menos de 10 mm. Una placa es una lesión parecida a una meseta de >10 mm o un grupo de máculas confluyentes. Ejemplos de estas lesiones son las verrugas, algunos nevos, la psoriasis, el chancro sifilítico, el liquen plano, algunas erupciones medicamentosas, las picaduras de insectos, las queratosis seborreicas y actínicas, algunas lesiones del acné y los carcinomas cutáneos. Un nódulo es una lesión sólida, palpable, de >5 o 10 mm, que puede ser elevada o no. Los nódulos mayores de 20 mm se denominan tumores. Ejemplos de estas lesiones son los quistes epidermoides, los lipomas pequeños, los fibromas, el eritema nodoso, algunos linfomas y otras neoplasias. Una vesícula es una lesión circunscrita y elevada que contiene un líquido seroso y mide <5 mm. Si mide 5 mm o más se denomina bulla (ampolla). Las vesículas y las bullas se producen por irritantes primarios, dermatitis de contacto alérgica, traumatismos físicos, quemaduras solares, picaduras de insectos o infecciones víricas (herpes simple, varicela o herpes zóster), aunque también se asocian con erupciones medicamentosas, pénfigo, dermatitis herpetiforme, eritema polimorfo, epidermólisis ampollosa y penfigoide. Las pústulas son lesiones elevadas superficiales que contienen pus y se pueden deber a la infección o evolución seropurulenta de una vesícula o ampolla. Entre las causas de esta lesión destaca el impétigo, el acné, la foliculitis, los forúnculos, el ántrax, determinadas micosis profundas, la hidrosoadenitis supurativa, el querion, la miliaria pustulosa y la psoriasis pustulosa de las palmas y las plantas. Los habones son lesiones elevadas, transitorias, determinadas por un edema localizado. Son reacciones alérgicas frecuentes producidas por reacciones medicamentosas, picaduras o mordeduras de insectos o sensibilidad al frío, al calor, la presión o la luz solar. Cuando se observan áreas más extensas de edema en el tejido subcutáneo se habla de edema angioneurótico. La palabra púrpura es un término global que alude a la presencia de sangre extravasada. Las petequias son pequeños focos puntiformes de extravasación bien circunscritos, mientras que las equimosis son lesiones confluyentes de mayor tamaño. El término hematoma alude a zonas de hemorragia masiva en la piel y los tejidos subyacentes. Las telangiectasias son dilataciones de los vasos superficiales y se pueden producir en la rosácea, en determinadas enfermedades sistémicas (ataxia telangiectasias) o en el tratamiento prolongado con corticosteroides fluorados tópicos, aunque la mayor parte de los casos son idiopáticos. Las telangiectasias también se pueden producir como parte de enfermedades hereditarias, como la ataxia telangiectasias o la telangiectasias hemorrágica hereditaria. LESIONES SECUNDARIAS DE LA PIEL Las lesiones secundarias se producen por la evolución natural de las lesiones primarias (vesículas rotas) o por la manipulación del paciente (vesícula rascada). Las escamas son colecciones de partículas del epitelio queratinizado y se suelen asociar con enfermedades como la psoriasis, la dermatitis seborreica, las infecciones

16

micóticas superficiales, la pitiriasis versicolor, la pitiriasis rosada y cualquier tipo de dermatitis crónica. Las costras (escara) corresponden a sangre, suero o pus desecados y se observan en muchas enfermedades inflamatorias o infecciosas. La erosión es una pérdida focal de toda la epidermis o de una parte y se suele asociar con la infección por virus herpes y el pénfigo. Las úlceras son pérdidas focales de la epidermis y de una parte de la dermis como mínimo. Cuando las úlceras se deben a un traumatismo físico o a una infección bacteriana aguda, la causa suele resultar evidente, pero existen otras causas menos evidentes, como las infecciones bacterianas y micóticas crónicas, diversas enfermedades vasculares y neurológicas periféricas, la esclerodermia sistémica y los tumores. La excoriación es una zona costrosa lineal o excavada producida por rascado, frotamiento o picadura. La liquenificación corresponde a una zona de piel engrosada, con refuerzo de los pliegues cutáneos, y se asocia de manera típica con la dermatitis atópica y el liquen simple crónico (dermatitis localizada por rascado). La atrofia se manifiesta como una piel adelgazada y arrugada. Se observa en los ancianos, en el LE discoide, tras el uso prolongado de esteroides tópicos potentes y, en algunas ocasiones, después de quemaduras. Las cicatrices son áreas de tejido fibroso que sustituyen a la piel normal después de la destrucción de una parte de la dermis; se pueden asociar con quemaduras o cortes, siendo menos frecuentes en otras enfermedades como el LE discoide. ENFERMEDADES DE LA PIEL DERMATITIS O ECCEMA La dermatitis (eccema) es una inflamación de las capas superficiales de la piel que se acompaña de ampollas, enrojecimiento, inflamación, supuración, costras, descamación y, frecuentemente, picores. El rascado y el frotado continuo de la piel pueden provocar un engrosamiento y endurecimiento de la misma. Algunos tipos de dermatitis sólo afectan a partes específicas del cuerpo. Dermatitis por contacto La dermatitis por contacto es una inflamación causada por el contacto con una sustancia en particular; la erupción queda confinada a un área específica y suele estar bien delimitada. Las sustancias que producen dermatitis por contacto pueden causar la inflamación de la piel por uno o dos mecanismos: irritación (dermatitis irritativa) o reacción alérgica (dermatitis alérgica). Incluso los jabones suaves, los detergentes y ciertos metales pueden irritar la piel tras un contacto frecuente. En ocasiones una exposición reiterada, incluso al agua, puede secar e irritar la piel. Los irritantes fuertes,

17

como los ácidos, los álcalis (como los quitamanchas) y algunos solventes orgánicos (como la acetona de los quitaesmaltes de uñas) pueden causar cambios en la piel en cuestión de pocos minutos.

En una reacción alérgica, la primera exposición a una sustancia en particular (o en ocasiones, las primeras exposiciones) no causa ningún síntoma, pero la siguiente exposición puede producir prurito y dermatitis en un lapso de 4 a 24 horas. Las personas pueden usar (o estar expuestas) a determinadas sustancias durante años sin problemas y repentinamente desarrollar una reacción alérgica. Incluso los ungüentos, las cremas y las lociones usadas para tratar la dermatitis pueden provocar esta reacción. Alrededor del 10 por ciento de las mujeres son alérgicas al níquel, la causa más frecuente de dermatitis producida por joyas. También es posible desarrollar dermatitis a partir de cualquier material que una persona toque mientras trabaja (dermatitis laboral). Una dermatitis que tiene lugar cuando una persona toca determinadas sustancias y después expone su piel a la luz solar, recibe el nombre de dermatitis por contacto fotoalérgica o fototóxica. Entre estas sustancias se encuentran los filtros solares, las lociones para después del afeitado, ciertos perfumes, antibióticos, alquitrán de hulla y aceites. Síntomas Los efectos de la dermatitis por contacto varían entre un enrojecimiento leve y pasajero y una inflamación grave con formación de ampollas. A menudo la erupción consiste en diminutas ampollas que producen prurito intenso (vesículas). Al principio las lesiones se limitan a la zona de contacto, pero posteriormente pueden extenderse. La zona afectada puede ser muy reducida (por ejemplo, los lóbulos de las orejas si los pendientes producen dermatitis) o bien puede cubrir una gran superficie del cuerpo (por ejemplo, si la dermatitis aparece a causa de una loción para el cuerpo). Si se suprime la sustancia causante de la erupción, el enrojecimiento suele desaparecer en pocos días. Las ampollas pueden exudar y formar costras, pero se secan rápidamente. La descamación residual, el prurito y el engrosamiento temporal de la piel pueden durar días o semanas. Diagnóstico No siempre resulta fácil determinar la causa de la dermatitis por contacto porque las posibilidades son infinitas. Además, la mayoría de las personas no son

18

conscientes de todas las sustancias que tocan su piel. Con frecuencia, la localización de la erupción inicial es un factor importante. Si el médico sospecha de dermatitis por contacto pero no descubre la causa con un cuidadoso proceso de eliminación, puede realizar una prueba del parche. Para esta prueba, se colocan durante 2 días sobre la piel pequeños parches con sustancias que suelen causar dermatitis, para comprobar si se produce una erupción debajo de alguno de ellos. Tratamiento El tratamiento consiste en eliminar o evitar lo que esté causando la dermatitis por contacto. Para prevenir la infección y evitar la irritación, la persona afectada debería limpiar el área regularmente con agua y jabón suave. Las ampollas no deberían reventarse. Los vendajes secos también pueden ayudar a prevenir una infección. Las cremas o ungüentos con corticosteroides suelen aliviar los síntomas de la dermatitis por contacto leve, a menos que la persona presente muchas ampollas, como en el caso de reacción ante la hiedra venenosa. Los comprimidos con corticosteroides (como la prednisona) a veces suelen administrarse en casos de dermatitis por contacto. Aunque en algunas situaciones los antihistamínicos alivian el picor, no son particularmente beneficiosos en la mayoría de los casos de dermatitis por contacto. Dermatitis atópica La dermatitis atópica es una inflamación crónica pruriginosa en las capas superficiales de la piel y suele afectar a individuos que tienen fiebre del heno o asma, o bien a familiares con estas enfermedades. Los afectados de dermatitis atópica suelen presentar muchos otros trastornos alérgicos. No está clara su relación con la dermatitis; algunas personas pueden tener una tendencia hereditaria a producir una excesiva cantidad de anticuerpos, como inmunoglobulina E, en respuesta a estímulos diferentes. Muchas enfermedades pueden empeorar la dermatitis atópica, incluyendo el estrés emocional, los cambios de temperatura y humedad, las infecciones bacterianas de la piel y el contacto con prendas irritantes (especialmente de lana). En algunos niños pequeños, las alergias alimentarias pueden provocar dermatitis atópica. Síntomas En algunos casos la dermatitis atópica aparece en los primeros meses de vida. Los bebés pueden desarrollar lesiones rojas, exudativas y costrosas en la cara, el cuero cabelludo, en la zona de los pañales, en las manos, los brazos, los pies o las piernas. Por lo general, la dermatitis desaparece hacia los 3 o 4 años de edad, a pesar de que con frecuencia vuelve a aparecer. En los niños algo mayores y en los adultos, las lesiones suelen presentarse (y recurrir) en una zona en particular o en alguna otra región, especialmente en la parte superior de los brazos, en la parte anterior de los codos o detrás de las rodillas. Si bien el color, la intensidad y la localización de las lesiones pueden variar, éstas producen siempre picor. Éste lleva a un rascado incontrolable, que activa un ciclo de picor-rascado-erupción-picor que empeora el problema. El rascado y el frotamiento

19

de la piel pueden también dañarla, permitiendo el paso de bacterias y causando infecciones. Por razones desconocidas, los individuos con dermatitis atópica de curso prolongado en ocasiones desarrollan cataratas entre los 20 y los 30 años de edad. En los que padecen dermatitis atópica, el herpes simple, que normalmente afecta a una pequeña zona y es leve, puede producir una grave enfermedad con eccema y mucha fiebre (eccema herpético). Diagnóstico Pueden ser necesarias varias visitas hasta que el médico logre establecer el diagnóstico. No existe ningún análisis para detectar la dermatitis atópica. El médico efectúa el diagnóstico en función de las características propias de las lesiones y a menudo tiene en cuenta la existencia de posibles alergias en otros miembros de la familia. A pesar de que la dermatitis atópica puede parecerse mucho a la dermatitis seborreica de los niños, los médicos tienen que tratar de diferenciarlas ya que sus complicaciones y tratamiento son diferentes. Tratamiento No existe cura, pero ciertas medidas pueden resultar beneficiosas. Evitar el prevenir la erupción. Las cremas o ungüentos con corticosteroides pueden mitigar las lesiones y controlar el prurito. Sin embargo, las cremas con corticosteroides potentes que se aplican sobre grandes áreas, o bien durante un tiempo prolongado, pueden causar graves problemas médicos, en especial en los niños, porque estos medicamentos son absorbidos hacia el flujo sanguíneo. Si una crema o ungüento corticosteroides pierden eficacia, pueden ser reemplazados por gelatina de petróleo durante una semana o más para luego reanudar el tratamiento. Aplicar gelatina de petróleo o aceite vegetal sobre la piel puede ayudar a mantenerla blanda y lubricada. Cuando se reanuda el tratamiento con el corticosteroides tras una breve interrupción, es más probable que sea otra vez efectivo. Algunos individuos con dermatitis atópica descubren que bañarse empeora la erupción; el agua, el jabón y también el hecho de secar la piel, especialmente al frotarla con una toalla, puede causar irritación. En estos casos, bañarse con menos frecuencia, secar ligeramente la piel con una toalla y aplicar aceites o lubricantes inodoros como las cremas humectantes resulta de gran ayuda. Un antihistamínico (difenhidramina, hidroxizina) puede a veces controlar el picor, en parte porque actúa como sedante. Como estos fármacos pueden causar somnolencia, es mejor aplicarlos por la noche. Mantener las uñas cortas puede ayudar a reducir el daño causado a la piel por rascado y además disminuye las probabilidades de infección. Aprender a reconocer los signos de infección cutánea producida por dermatitis atópica (mayor enrojecimiento, inflamación, estrías rojas y fiebre) y buscar atención médica lo antes posible es muy importante. Estas infecciones se tratan con antibióticos orales. Como los corticosteroides en comprimidos y cápsulas pueden producir graves efectos colaterales, los médicos sólo los usan como último recurso para los individuos de difícil tratamiento. Estos fármacos orales pueden detener el crecimiento, debilitar los huesos, inhibir la función de las glándulas suprarrenales y causar muchos otros

20

problemas, especialmente en los niños. Además, sus efectos beneficiosos sólo son temporales. Dermatitis seborreica La dermatitis seborreica es una inflamación de las capas superficiales de la piel que produce escamas en el cuero cabelludo, la cara y ocasionalmente en otras áreas. La dermatitis seborreica suele afectar a varios miembros de una misma familia y el clima frío suele empeorarla. Síntomas La dermatitis seborreica suele comenzar gradualmente, causando una descamación seca o grasienta en el cuero cabelludo (caspa), a veces con picor pero sin pérdida de pelo. En los casos más graves aparecen pápulas amarillentas o rojizas a lo largo de la raya del pelo, detrás de las orejas, en el canal auditivo, sobre las cejas, en el puente de la nariz, alrededor de la nariz y en el pecho. En los bebés menores de un mes, la dermatitis seborreica puede producir una lesión costrosa, amarilla y gruesa (gorra del lactante) y a veces una descamación amarilla detrás de las orejas además de pápulas rojas faciales. Frecuentemente, junto a la erupción del cuero cabelludo aparece otra muy persistente en el área del pañal. Los niños mayores pueden desarrollar en la piel unas lesiones gruesas, persistentes y con grandes escamas.

Tratamiento En los adultos, el cuero cabelludo puede ser tratado con champús que contengan zinc, sulfuro de selenio, ácido salicílico, sulfuro o brea. La persona suele usar estos champús a diario hasta controlar la caspa y luego dos veces a la semana. Por lo general el tratamiento debe continuar durante varios meses; si la dermatitis reaparece una vez que el tratamiento se suspende, puede comenzarse de nuevo. Las lociones que contienen corticosteroides también se usan sobre la cabeza y otras áreas afectadas. Sobre la cara sólo deberían usarse lociones con corticosteroides no muy potentes, como hidrocortisona al uno por ciento. Incluso los corticosteroides débiles deben ser utilizados con precaución porque el uso prolongado puede reducir el espesor de la piel y causar otros problemas. Si la terapia con corticosteroides no elimina las lesiones, en algunos casos se usa una crema con ketoconazol. En los niños pequeños que presentan una gruesa costra en el cuero cabelludo, todas las noches se puede frotar suavemente ácido salicílico en aceite mineral sobre la

21

lesión, utilizando un cepillo de dientes blando. Además, hay que lavar la erupción con champú todos los días hasta que la costra haya desaparecido. En los lactantes, el cuero cabelludo se lava con un champú suave para bebés y a continuación se les aplica una crema con hidrocortisona. Acné Es la inflamación de las glándulas pilosebáceas de la piel que cursa con la obstrucción de sus poros y la aparición de diferentes lesiones en la piel. Causa El acné es muy frecuente en los adolescentes, pero puede aparecer en ambos sexos y en todas las edades. Parece ser que hay una tendencia familiar a desarrollar acné. Normalmente comienza en la pubertad y puede continuar a lo largo de muchos años. Tres de cada cuatro adolescentes tienen acné de algún alcance, probablemente ocasionado por cambios hormonales que estimulan las glándulas sebáceas produciendo grasa. Otros cambios hormonales, como los que ocurren durante el período menstrual o el embarazo, y los producidos por el uso de píldoras de control de la natalidad o el stress, también agravan el acné. Existen dos formas clínicas: una leve, llamada acné polimorfo juvenil o acné superficial y otra más grave, denominada acné quístico y conglobata o acné profundo.

El acné se produce cuando las glándulas sebáceas, que producen grasa y desembocan en el mismo folículo del pelo, generan más secreción de la que la piel es capaz de eliminar por descamación, de tal forma que se producen tapones de grasa en los folículos (comedones). Cuando la superficie del tapón se oscurece se llaman espinillas. Al romperse el tapón pueden entrar células muertas de la piel que con la grasa acumulada y las bacterias de la zona forman nódulos infectados llamados pústulas. Si estas áreas infectadas de la piel son profundas, pueden expandirse para formar quistes. Un quiste sebáceo se forma cuando la glándula sebácea continúa produciendo grasa. En vez de romper la pared del folículo, éste continúa agrandándose y formando un bulto duro (conocido como quiste) debajo de la piel. El quiste normalmente no es doloroso a menos que llegue a estar infectado. El acné aparece normalmente sobre la cara y hombros pero puede extenderse al tronco, brazos y piernas.

22

La suciedad no es la causa del acné, pero la suciedad y la grasa sobre la cara pueden agravar el problema. Otros factores que aumentan la posibilidad de aparición del acné son los cambios hormonales, la exposición a climas extremos, tensión, piel grasa, alteraciones endocrinas, ciertos tumores, y el uso de ciertos medicamentos (tales como la cortisona, testosterona, estrógenos, y otros). El acné no es contagioso. La tendencia a tener acné puede persistir hasta los 30 ó 40 años. Prevención La tendencia a tener acné es heredada. Aunque no puede prevenirse, la higiene adecuada puede ayudar a disminuir los efectos. Diagnóstico El diagnóstico se basa en la apariencia de la piel. Normalmente no se requiere ningún test. Tratamiento El tratamiento se diseña con el fin de prevenir la formación de nuevas lesiones y ayudar a sanar las lesiones viejas. Los medicamentos locales / tópicos que secan la grasa y/o promueven el peeling de la piel, suelen contener peróxido benzoico, sulfuro, resorcinol, ácido salicílico o etetronina, o ácido retinoico (Retin-A). Si las lesiones se infectan se pueden prescribir antibióticos tales como la tetraciclina o la eritromicina. También se usan antibióticos tópicos (aplicados justo en el área afectada de la piel) tales como la clindamicina o la eritromicina para controlar la infección. La tetraciclina oral no está indicada en los niños, hasta que no tienen todos sus dientes permanentes, ya que puede decolorar los dientes que todavía se están formando. Otra forma de tratamiento consiste en la administración de cortisona local o inyectada. También existen procedimientos quirúrgicos como el peeling profesional de la piel (químico) pelando la piel, y la dermoabrasión, o la extracción o drenaje de los quistes. Las pequeñas exposiciones solares mejoran el acné. Sin embargo, una excesiva exposición al sol o a los rayos ultravioletas no está recomendada porque aumenta el riesgo de cáncer de piel. Hay tratamientos domésticos que pueden disminuir los efectos del acné:  Limpiar la piel suave pero completamente con jabón y agua, quitando toda la suciedad o maquillaje. El lavado tan frecuente como se necesite controla la grasa. Hay que realizarlo por lo menos a diario y después del ejercicio. Usar un paño limpio todos los días para prevenir infecciones. Vapor o compresas húmedas cálidas para abrir los poros atascados.

23

       

Lavar el pelo con champú por lo menos dos veces por semana. Usar un champú anticaspa si es necesario. Peinar el pelo hacia atrás para mantener despejada la cara. Usar astringentes locales para quitar el exceso de grasa. No rascar, tocar o frotar las lesiones. Estas acciones pueden aumentar el daño de la piel. Lavarse las manos antes y después del cuidado de sus lesiones para reducir el riesgo de infección. No apoyar la cara sobre las manos. Esto puede irritar la piel de la cara. Identificar y evitar cualquier cosa que agrave el acné. Esto incluye cuidar las comidas, lociones, maquillaje, etc ... Evitar las cremas o cosméticos grasosos, que pueden agravar el acné. El acné a menudo mejora en verano. Incluso hay comidas que agravan el acné, que pueden tolerarse en verano pero no en invierno.

Pronóstico El Acné es normalmente crónico desde la pubertad hasta la edad adulta, pero eventualmente disminuye. Generalmente responde bien al tratamiento después de unas pocas semanas, pero puede aflorar de tiempo en tiempo. No es peligroso a excepción del que no se trata y se convierte en una severa infección . Las cicatrices aparecen normalmente en gente no tratada de su acné. Infecciones bacterianas de la piel La piel representa una barrera notablemente eficaz contra las infecciones bacterianas. A pesar de que muchas bacterias viven sobre la piel, normalmente son incapaces de provocar una infección. Las infecciones bacterianas de la piel pueden afectar a una sola zona y tener el aspecto de un grano o bien propagarse en unas horas y afectar a un área mucho más extensa. Las infecciones cutáneas pueden presentar un grado de gravedad variable, desde un acné sin importancia hasta una enfermedad potencialmente mortal, como el síndrome de la piel escaldada producido por estafilococos. Muchos tipos de bacterias pueden infectar la piel. Los más frecuentes son los Staphylococcus y los Estreptococos. En los hospitales o las residencias pueden producirse infecciones causadas por bacterias menos comunes, al igual que cuando se realizan trabajos de jardinería o se nada en un estanque, un lago o en el mar. Algunas personas presentan un riesgo específico de contraer infecciones de piel; por ejemplo, los diabéticos, que poseen una irrigación cutánea disminuida, en especial la de las manos y de los pies, y los enfermos de SIDA, que presentan un sistema inmunológico deprimido. La piel dañada por los rayos del sol, las rascaduras u otra irritación también tiene más posibilidades de infectarse. De hecho, cualquier lesión en la piel predispone a una persona a sufrir una infección. Por lo general, mantener la piel intacta y limpia evita las infecciones. Cuando la piel sufre un corte o un arañazo, lavar la zona con agua y jabón ayuda a prevenir una infección. Si bien la mayoría de las cremas y ungüentos con antibióticos son poco eficaces para prevenir o tratar las infecciones cutáneas, algunas cremas más recientes, como la mupirocina, son eficaces en ciertos casos. Los baños calientes pueden incrementar la llegada de sangre a la zona infectada y ayudan a curar una infección confinada a un área reducida. Si la infección se extiende, los antibióticos deben ser tomados, ya sea por vía oral o mediante inyecciones.

24

Impétigo El impétigo es una infección cutánea causada por Staphylococcus o Estreptococos, que se caracteriza por la formación de pequeñas ampollas llenas de pus (pústulas). Esta enfermedad afecta principalmente a los niños y puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque frecuentemente lo hace en la cara, los brazos y las piernas. Las ampollas pueden ser del tamaño de un guisante o como grandes anillos. El impétigo puede seguir a una lesión o una enfermedad que provoque una lesión en la piel, como una infección micótica, las quemaduras por el sol o una picadura de insecto. El impétigo también puede afectar a la piel normal, en especial las piernas de los niños. El tratamiento precoz puede evitar que el impétigo infecte la piel más profunda (ectima). Antibióticos como la penicilina o una cefalosporina son habitualmente administrados por vía oral. En alguna rara ocasión, el impétigo causado por Estreptococos puede conducir a una insuficiencia renal. Foliculitis, furúnculos y carbuncos La foliculitis es una inflamación de los folículos pilosos causada por una infección por Staphylococcus. En los folículos pilosos se forma una pequeña cantidad de pus, que hace que se irriten y enrojezcan. La infección daña los pelos, los cuales se pueden arrancar fácilmente. La foliculitis tiende a volverse crónica en los sitios en que los folículos pilosos se encuentran profundamente arraigados en la piel, como en la zona de la barba. Los pelos rígidos pueden curvarse y penetrar en la piel, produciendo irritación, aunque no exista una infección importante. Los furúnculos son áreas grandes, dolorosas, inflamadas y sobre elevadas originadas por una infección por estafilococos alrededor de los folículos pilosos. Lo más frecuente es que aparezcan en cuello, mamas, cara y nalgas y son particularmente dolorosos cuando se forman alrededor de la nariz, de las orejas o en los dedos. Los furúnculos a menudo tienen pus en el centro. Por lo general, eliminan un exudado blanquecino, ligeramente sanguinolento. En algunas personas se forman furúnculos molestos y recurrentes (forunculosis) y se pueden producir epidemias entre los adolescentes que viven en barrios hacinados y carecen de una higiene apropiada. Los carbuncos son grupos de furúnculos que producen grandes escaras en la piel y finalmente cicatrices. Los carbuncos se desarrollan y curan más lentamente que los furúnculos aislados y pueden acompañarse de fiebre y de cansancio, ya que representan una infección más grave. Aparecen con mayor frecuencia en los varones y más frecuentemente en la parte posterior del cuello. Las personas mayores, los diabéticos y quienes padecen enfermedades graves son más proclives a presentar carbuncos. Tratamiento Mantener la piel limpia, preferiblemente con un jabón líquido que contenga un agente antibacteriano, es la mejor forma de evitar el contagio de estas infecciones. El

25

calor húmedo favorece la acumulación de pus y puede hacer que un furúnculo exude espontáneamente. Cuando aparece un furúnculo cerca de la nariz, los médicos suelen tratarlo con antibióticos porque la infección puede propagarse rápidamente hacia el cerebro. Cuando surgen furúnculos o carbuncos, se suele tomar una muestra de pus para su evaluación en el laboratorio y se administran antibióticos orales. Quienes presentan furúnculos recurrentes pueden requerir antibióticos durante meses o incluso años. Erisipelas La erisipela es una infección cutánea causada por estreptococos. Habitualmente, la infección aparece en la cara, en el brazo o en la pierna, y a veces comienza en una zona de piel lesionada. Aparece una erupción brillante, roja, dolorosa, ligeramente inflamada y a menudo se forman pequeñas ampollas. Los ganglios linfáticos en torno a la zona infectada pueden hincharse y ser dolorosos; las personas aquejadas de infecciones particularmente graves presentan fiebre y escalofríos. El tratamiento oral con penicilina o eritromicina durante dos semanas suele curar las infecciones leves. Cuando la infección es aguda, lo primero es administrar el antibiótico mediante inyección. Celulitis La celulitis es una infección difusa en las capas profundas de la piel y a veces incluso debajo de ellas. La causa más frecuente de la celulitis, sobre todo si había una herida previa, es una infección estreptocócica. No obstante, muchas otras bacterias pueden causar celulitis, especialmente después de mordeduras de personas o animales o tras lesiones producidas en el agua. La infección afecta sobre todo a las piernas y a menudo comienza con una alteración cutánea causada por una lesión menor, una úlcera o una infección micótica entre los dedos La celulitis produce inflamación, dolor, calor y enrojecimiento. Algunas áreas tienen aspecto de magulladura y pueden presentar pequeñas ampollas. Los síntomas de la infección pueden ser fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y complicaciones más graves como confusión, hipotensión y taquicardia. La celulitis es fácilmente reconocible, pero identificar las bacterias causantes de la infección resulta más difícil. Los médicos suelen tomar muestras de sangre (a veces de piel) que son enviadas al laboratorio, donde se cultivan y se identifican las bacterias. Tratamiento El tratamiento inmediato puede prevenir la propagación rápida de la infección y su llegada a la sangre y a otros órganos. La celulitis suele tratarse con penicilina o un fármaco similar a ésta, como la dicloxacilina. Los pacientes con celulitis leve pueden tomar antibióticos orales; los de mayor edad y los que presentan una celulitis de rápida difusión, mucha fiebre u otra evidencia de infección grave requieren primero el antibiótico por inyección antes de comenzar con los de uso oral. Si la infección se localiza en las piernas, mantenerlas elevadas y aplicarles paños fríos y húmedos alivia el malestar y reduce la inflamación.

26

Si la celulitis se vuelve recurrente, es probablemente producida por otra enfermedad (como el pie de atleta) que debe ser convenientemente tratada. Paroniquia La paroniquia es una infección que rodea el borde de una uña de la mano o del pie. La infección suele comenzar a partir de una rotura de la piel, una manicura demasiado traumática o una irritación crónica. Como la región de las uñas dispone de poco espacio para inflamarse, la infección tiende a ser bastante dolorosa. A diferencia de la mayoría de las infecciones de piel, la paroniquia puede estar causada por diferentes bacterias, como Pseudomonas y Proteus, así como por hongos como Cándida. Tratamiento Las compresas o los baños calientes ayudan a aliviar el dolor y con frecuencia a eliminar (drenar) el pus. Los baños calientes también aumentan la circulación sanguínea, lo que a su vez ayuda a combatir la infección. En ocasiones el médico drena la infección practicando una pequeña incisión en la bolsa purulenta (absceso) con un bisturí. Las infecciones en las que se consigue un drenaje adecuado pueden no necesitar el tratamiento con antibióticos. Si la infección tiene tendencia a extenderse, el médico puede prescribir antibióticos orales. Si la paroniquia está causada por un hongo, el médico drena la infección y prescribe una crema antifúngica que contenga ketoconazol, ciclopirox o miconazol y aconseja baños calientes. En casos graves se prescribe un antifúngico oral. HONGOS DE LA PIEL (MICOSIS CUTÁNEAS) Enfermedades infecciosas de la piel por hongos. Las hay por hongos del tipo levadura (Cándida), que causan las candidiasis, y por hongos del tipo moho (dermatofitos), que causan las dermatofitosis o tiñas. Causas, incidencia y factores de riesgo El organismo aloja normalmente una serie de microorganismos (bacterias y hongos); algunos le son tiles, mientras que otros pueden multiplicarse rápidamente y causar infecciones. Las infecciones por hongos están causadas por levaduras o mohos microscópicos que viven en la piel, el pelo, o las uñas. Candidiasis Infección de la piel por Cándida. Muy frecuente, causa gran parte de las dermatitis del pañal, y es especialmente común en la diabetes y en el embarazo, así como en obesos y en zonas de especial transpiración (pliegues cutáneos, sobre todo). El muguet oral es una forma de candidiasis que afecta a las mucosas de la boca, y que se da especialmente en tratados con corticoides inhalados (asma) y en inmunodeprimidos (infección HIV, etc.). Dermatofitosis (Tiñas) Infección de la piel por mohos o dermatofitos. Puede ocurrir en cualquier zona de la piel, pero ocurre sobre todo en áreas cálidas y húmedas de la piel, y dependiendo de su localización, las tiñas se llaman de forma distinta. Por ejemplo:

27

   

Pie: Pie de atleta (Tinea pedis) Ingles/Área genital: Eczema marginado de Hebra. Áreas descubiertas: Herpes circinado. Cuero cabelludo: Tiña tonsurante, tinea capitis.

La dermatofitosis es muy contagiosa, y se transmite por contacto directo y a través de zapatos, calcetines, toallas, duchas y piscinas. La susceptibilidad a la infección está aumentada en situaciones de poca higiene, calzado oclusivo, humedad y lesiones de la piel o las uñas. Síntomas Las micosis cutáneas producen enrojecimiento local, picor y escozor en la zona afectada, y a veces, agrietamiento y fisuración de la piel. La apariencia de la piel es característica y orientará al médico o dermatólogo. Diagnóstico    Examen. La apariencia de la piel es característica. Los dermatólogos utilizan la llamada luz de Wood para observar las lesiones en las que se sospechan dermatofitos. KOH. Examen de la escama dérmica en hidróxido de potasio (KOH). Muestra la presencia de dermatofitos. Cultivos específicos para hongos.

Tratamiento y prevención          Antifúngicos tópicos o sistémicos (miconazol, cotrimazol, ketoconazol, etc.) Mantener la piel seca y limpia, lavándola frecuentemente con agua y jabón. Secado muy cuidadoso de la piel, especialmente en áreas de pliegues. Mantener todo lo posible la piel al aire libre. Cambiar frecuentemente los pañales en niños pequeños, utilizando pañales desechables de un solo uso. Cambiar frecuentemente de calcetines, y evitar calzado cerrado que mantenga el pie cálido y húmedo. Utilizar toallas limpias y de uso personal. En las duchas y baños públicos, utilizar sandalias de plástico o chanclas. Si se tienen que utilizar sprays de esteroides inhalados (asma, etc.), usar cámaras espaciadoras de inhalación y enjuagarse la boca tras las inhalaciones.

INFECCIONES PARASITARIAS DE LA PIEL La mayoría de los parásitos cutáneos son diminutos insectos o gusanos que se esconden dentro de la piel haciendo de ella su hábitat natural. Algunos parásitos viven en la piel durante alguna de las etapas de su ciclo biológico; otros son huéspedes permanentes de la piel, en la cual depositan sus huevos y se reproducen. Sarna La sarna es una infestación causada por pequeños insectos que produce diminutas pápulas rojizas y un intenso picor.

28

La sarna está causada por el ácaro Sarcoptes scabiei. La infestación se transmite fácilmente de persona a persona a través del contacto físico y con frecuencia afecta a toda una familia. Los ácaros, que apenas pueden distinguirse a simple vista, suelen transmitirse cuando las personas duermen juntas. Raras veces se propagan por la ropa de vestir o de cama, así como por otros objetos compartidos; su supervivencia es breve y un lavado normal los destruye. La hembra del ácaro cava túneles y surcos bajo la capa superior de la piel y deposita sus huevos en ellos. Las formas jóvenes del ácaro (larvas) nacen a los pocos días. La infestación causa un picor intenso, probablemente como resultado de una reacción alérgica a los ácaros. Síntomas La característica peculiar de la sarna es un intenso picor, que empeora sobre todo durante la noche. Los surcos de los ácaros aparecen como líneas onduladas de un centímetro y medio de longitud aproximadamente, que en algunos casos presentan una diminuta pápula en un extremo. Estos surcos son más frecuentes y el picor es más intenso en los espacios interdigitales de las manos, las muñecas, los codos, las axilas, rodeando los pezones mamarios de las mujeres, en los genitales masculinos (pene y escroto), alrededor de la cintura y en la parte inferior de las nalgas. Rara vez se infesta la cara, excepto en niños pequeños, donde las lesiones pueden aparecer en forma de ampollas llenas de agua. Con el paso del tiempo, los surcos pueden resultar difíciles de ver, ya que quedan enmascarados por la inflamación provocada por el rascado. Diagnóstico y tratamiento Generalmente, la presencia combinada de surcos y picor es suficiente para que el médico pueda efectuar el diagnóstico de sarna. En cualquier caso, también puede hacer un raspado de los surcos y examinarlo al microscopio para confirmar la presencia de los ácaros. La sarna puede curar aplicando una crema que contenga permetrina o una solución de lindane. Ambas son efectivas, pero el lindane tiende a irritar la piel, es más tóxico y no resulta apropiado para los niños pequeños. Algunos ácaros de la sarna han desarrollado resistencia al tratamiento con permetrina. En ocasiones se utiliza una crema con corticosteroides, como la hidrocortisona, durante algunos días después del tratamiento con permetrina o lindane para calmar el picor hasta que todos los ácaros hayan sido eliminados. Los familiares y las personas que mantienen un estrecho contacto con la persona afectada, como la pareja sexual, deben tratarse simultáneamente. El lavado extenso y el fumigado de la ropa de vestir o de cama no son obligatorios. Infestación por piojos La infestación por piojos (pediculosis) causa intenso picor y puede afectar prácticamente cualquier zona de la piel. Los piojos son insectos sin alas, apenas visibles, que se transmiten fácilmente de persona a persona a través del contacto corporal o tras compartir ropa y otros elementos personales. Los piojos que se encuentran en la cabeza son muy similares a los que se localizan en el cuerpo, pero en realidad son especies diferentes. Los piojos que se localizan en la zona púbica tienen el cuerpo más ancho y corto que los de las

29

otras dos especies. Su forma redondeada les hace asemejarse a las ladillas (origen de la denominación popular de estos persona; sin embargo, los piojos corporales también suelen encontrarse en las prendas de vestir que están en contacto con la piel. Los piojos de la cabeza se transmiten mediante contacto personal y por compartir peines, cepillos, sombreros y otros objetos personales. La infestación en ocasiones se extiende a las cejas, las pestañas y la barba. Los piojos de la cabeza son un tormento para los niños en edad escolar sea cual sea su estrato social. Los piojos del cuerpo no se transmiten tan fácilmente como los de la cabeza. Suelen infestar a personas cuya higiene es deficiente y a quienes viven en espacios limitados o en instituciones hacinadas. Estos piojos pueden transmitir enfermedades como el tifus, la fiebre de las trincheras y la fiebre recurrente. Los piojos del pubis, que infestan la zona genital, se transmiten por lo general durante las relaciones sexuales. Síntomas La infestación por piojos causa picor intenso. El rascado insistente suele causar excoriación de la piel, que puede complicarse con infecciones bacterianas. En ocasiones los ganglios linfáticos de la parte posterior del cuello se inflaman a raíz de una infestación del cuero cabelludo. Los niños apenas notan la presencia de piojos en su cabeza o sólo sienten una vaga irritación en el cuero cabelludo. El picor que producen los piojos del cuerpo es generalmente más intenso en los hombros, las nalgas y el abdomen. Los piojos del pubis causan picor alrededor del pene, la vagina y el ano. Diagnóstico La hembra del piojo pone huevos brillantes, blanco-grisáceos (liendres), que pueden verse como diminutos glóbulos que se fijan firmemente al pelo. Los piojos del cuerpo adultos y sus huevos se encuentran no sólo en los pelos del cuerpo sino también en las costuras de las prendas de vestir que están en contacto con la piel. Los piojos del pubis diseminan unas manchas minúsculas de color pardusco (excrementos de los piojos) en la ropa interior en la zona en que entran en contacto con los genitales y el ano. Los piojos del pubis son particularmente difíciles de encontrar y pueden aparecer como diminutas manchas azuladas sobre la piel. A diferencia de los otros piojos, las liendres aparecen en la base de los cabellos, muy cerca de la piel. Tratamiento De las medicaciones contra los piojos, la permetrina es la más segura, eficaz y agradable de usar. El lindane (que puede aplicarse en forma de crema, de loción o de champú) también cura las infestaciones por piojos, pero no es apropiado para los niños debido a que en algunas raras ocasiones puede causar complicaciones neurológicas. A veces se utiliza también la piretrina. Todos estos medicamentos pueden ser irritantes y todos ellos requieren una segunda aplicación después de 10 días para eliminar los piojos recién nacidos. La infestación de las pestañas y de las cejas es difícil de tratar; los parásitos suelen retirarse con pinzas. La gelatina de petróleo simple puede eliminar o debilitar los piojos asentados en las pestañas. Si las fuentes de infestación (peines, sombreros,

30

prendas de vestir y ropa de cama) no se desinfectan por aspiración, lavado y planchado al vapor o lavado en seco los piojos pueden persistir vivos en ellas y volver a infestar a la persona. INFECCIONES VIRALES DE LA PIEL Herpes Simple El herpes simple de afectación labial es una enfermedad muy frecuente causada por la infección del virus del herpes simple tipo I, que se presenta en forma de erupción de pequeñas ampollas más o menos molestas, que aparecen en las labios, en la zona peri labial o incluso en otras zonas circundantes de la cara. Causas La infección primaria o inicial por el virus del herpes simple tipo I puede ser asintomática o causar únicamente úlceras en la mucosa oral, posteriormente el virus permanece en forma acantonada en el tejido de los nervios de la cara. En ciertas personas, por causas de estrés, exposición solar o por cuadros infecciosos, se reactiva y causa las lesiones características de una calentura en los labios, con la formación de pequeñas ampollas, exudación y formación de una costra, casi siempre en la misma zona. El virus del herpes es contagioso y se puede transmitir por contacto directo con la exudación del comienzo de la erupción de persona a persona o a través de elementos contaminados como cubiertos, vasos, toallas, platos, etc. La primera infección del virus genera los primeros síntomas una o dos semanas después del contacto con otra persona infectada, las lesiones del herpes labial permanecen durante siete a diez días y luego comienzan a desaparecer haciendo una costra cicatricial. Pero como se ha dicho anteriormente el virus queda latente en la estructura de los nervios y puede volver a rebrotar más o menos frecuentemente. Síntomas Lo primero que suele aparecer es picor y quemazón en la zona que posteriormente se localizará la erupción. El aumento de la sensibilidad en la zona y quemazón suele aparecer uno o dos días antes de la aparición de las lesiones típicas del herpes simple que son:        Erupción de la piel con vesículas localizadas alrededor de los labioso o boca. Las vesículas contienen un líquido claro amarillento. Pueden juntarse apareciendo ampollas enrojecidas. La zona queda dolorosa y con quemazón. Posteriormente tanto las vesículas como las ampollas se rompen y forman una costra amarilla. Esta costra caerá a posteriormente dejando una piel cicatricial. Puede aparecer algo de fiebre y engrosamiento de los ganglios del cuello.

Tratamiento

31

La erupción puede tener una evolución total de 10 días con o sin tratamiento. La utilización precoz, antes de la erupción, con antivirales (Acyclovir) disminuye la extensión de la erupción, mejora las molestias y dura menos días. Siempre se debe mantener la zona muy limpia para evitar infecciones bacterianas. Intentar tener precaución para no infectar a otras personas tanto por contacto directo como por los utensilios de comida o de higiene diarios. ENFERMEDADES CUTÁNEAS SUPERFICIALES La capa superior de la piel, llamada estrato córneo o de queratina, está compuesta por varias capas de células muertas planas y actúa como una barrera que protege el tejido subyacente de posibles lesiones e infecciones. Al disminuir la evaporación, los aceites de esta capa cutánea ayudan a mantener la humedad en las capas más profundas, manteniendo la textura de la piel blanda y flexible. El estrato córneo es sólo una parte de la epidermis, una fina capa de piel que recubre casi la totalidad del cuerpo. En algunas zonas, como en las palmas de las manos y en las plantas de lo pies, la epidermis es gruesa y el estrato córneo le brinda una protección extra contra los impactos y las abrasiones. La epidermis también puede ser gruesa y dura en las zonas excesivamente secas. Las enfermedades de las capas superficiales de la piel interesan al estrato córneo y las capas más profundas de la epidermis y pueden causar desde un malestar temporal hasta graves alteraciones crónicas. Dentro de las enfermedades que se encuentran en esta clasificación encontramos: Piel seca, hiperqueratosis o ictiosis, queratosis pilosa, callosidades y callos, líquen plano y la psoriasis. Esta última, por sus especiales características y por ser bastante común es la que definiremos a continuación. Psoriasis La psoriasis es una enfermedad crónica y recurrente que se reconoce por sus florescencias escamosas plateadas y placas de diversos tamaños (pápulas abultadas). La descamación se produce por un crecimiento y una producción anormalmente elevada de las células cutáneas. Se desconoce la causa de este acelerado crecimiento celular, pero se cree que los mecanismos inmunes tienen un papel importante. Esta enfermedad suele afectar a varios miembros de una misma familia. La psoriasis es frecuente y afecta del 2 al 4 por ciento de la población blanca; las personas de etnia negra son menos afectadas. La psoriasis a menudo se inicia en individuos de entre 10 y 40 años, pero puede aparecer a cualquier edad. Síntomas La psoriasis suele comenzar como una o más pequeñas placas que se tornan muy escamosas. Es posible que se formen pequeñas protuberancias alrededor del área afectada. A pesar de que las primeras placas pueden desaparecer por sí solas, enseguida pueden formarse otras. Algunas placas pueden tener siempre el tamaño de la uña del dedo meñique, pero otras pueden extenderse hasta cubrir grandes superficies del cuerpo, adoptando una forma de anillo o espiral.

32

La psoriasis suele afectar al cuero cabelludo, los codos, las rodillas, la espalda y las nalgas. La descamación puede ser confundida con caspa grave, pero las placas características de la psoriasis, que mezclan áreas escamosas con otras completamente normales, la distinguen de la caspa. La psoriasis también puede aparecer alrededor y debajo de las uñas, que aumentan de grosor y se deforman. Las cejas, las axilas, el ombligo y las ingles también pueden resultar afectados. Por lo general, la psoriasis sólo produce descamación. Ni siquiera es frecuente el picor. Cuando se curan las zonas cubiertas con escamas, la piel adopta una apariencia completamente normal y el crecimiento del pelo se restablece. La mayoría de las personas con psoriasis limitada tiene pocas molestias además de la descamación, a pesar de que el aspecto de su piel puede resultar desagradable. Sin embargo, otras personas sufren psoriasis extensa (generalizada) o experimentan graves efectos a raíz de esta enfermedad. La artritis psoriásica produce síntomas muy similares a los de la artritis reumatoide. En muy raras ocasiones, la psoriasis cubre la totalidad del cuerpo y produce la piel cumpla la función de barrera protectora contra las lesiones y la infección. En otra forma poco frecuente de psoriasis, la psoriasis pustulosa, se forman granos grandes y pequeños llenos de pus (pústulas) en las palmas de las manos y las plantas de los pies. En algunas ocasiones estas pústulas se extienden por todo el cuerpo. La psoriasis puede surgir sin motivo aparente, o bien derivar de una quemadura solar grave, una irritación de la piel, el uso de medicamentos antipalúdicos, el litio, los betabloqueadores (como el propranolol y el metoprolol), o incluso cualquier ungüento o crema. Las infecciones estreptocócicas (especialmente en los niños), las contusiones y los arañazos también pueden estimular la formación de nuevas placas. Diagnóstico Al inicio puede ser de diagnóstico incierto porque muchas otras enfermedades pueden cursar con placas y descamaciones similares. A medida que la psoriasis avanza, los médicos pueden reconocer fácilmente su patrón de descamación característico, por lo que, en general, no hace falta hacer pruebas diagnósticas. De todos modos, para confirmar el diagnóstico, el médico puede realizar una biopsia de piel (extrae una muestra de piel para su examen al microscopio). Tratamiento Cuando una persona sólo presenta unas pocas placas, la psoriasis responde rápidamente al tratamiento. Utilizar ungüentos y cremas lubricantes de la piel (emolientes) una o dos veces al día puede mantenerla hidratada. Los ungüentos que contienen corticosteroides son muy eficaces y su efecto puede ser aún mayor si tras aplicarlos se cubre la zona con celofán. Las cremas con vitamina D también son eficaces en muchos pacientes. Los ungüentos y las cremas que contienen ácido salicílico o alquitrán de hulla también se usan para tratar la psoriasis. La mayoría de estos medicamentos se aplican dos veces al día sobre la zona afectada. En ciertos casos también se usan medicamentos más fuertes como la antralina, pero pueden irritar la piel además de manchar las sábanas y la ropa. Cuando el cuero cabelludo resulta afectado, suelen utilizarse champús que contengan estos principios activos. La luz ultravioleta también puede ayudar a eliminar la psoriasis. De hecho, durante los meses de verano, las zonas de piel afectada que son expuestas al sol pueden curarse espontáneamente. Tomar sol suele contribuir a eliminar las placas en

33

grandes superficies del cuerpo; la exposición a rayos ultravioleta bajo control médico también constituye otra terapia frecuente. En las formas graves de psoriasis y en la psoriasis diseminada, el médico puede administra metotrexato. Utilizado para tratar ciertas formas de cáncer, este fármaco interfiere en el crecimiento y la multiplicación de las células cutáneas. Los médicos utilizan metotrexato en las personas que no responden a otras formas de terapia. Puede ser eficaz en casos extremos, pero puede tener efectos adversos sobre la médula ósea, los riñones y el hígado. Otro medicamento efectivo, la ciclosporina, también presenta graves efectos colaterales.

ACTIVIDADES A DESARROLLAR Sopa de letras Identifique los siguientes conceptos: Lesión pequeña (<10 mm), plana, de forma variable y discrómica. Una placa no sobreelevada es una mácula de gran tamaño (>10 mm). 2. Lesión sólida y elevada que generalmente mide menos de 10 mm. Una placa es una lesión parecida a una meseta de >10 mm o un grupo de máculas confluyentes. 3. Lesión sólida, palpable, de >5 o 10 mm, que puede ser elevada o no. 4. Lesión circunscrita y elevada que contiene un líquido seroso y mide <5 mm. Si mide 5 mm o más se denomina bulla (ampolla o flictena) 5. Lesiones elevadas superficiales que contienen pus y se pueden deber a la infección o evolución seropurulenta de una vesícula o ampolla. 6. Elevadas, transitorias, determinadas por un edema localizado. Son reacciones alérgicas frecuentes. 7. Presencia de sangre extravasada. 8. Pequeños focos puntiformes de extravasación bien circunscritos. 9. Dilataciones de los vasos superficiales y se pueden producir en la rosácea. 10. Colecciones de partículas del epitelio queratinizado y se suelen asociar con enfermedades como la psoriasis 11. Sangre, suero o pus desecados y se observan en muchas enfermedades inflamatorias o infecciosas. 12. Pérdida focal de toda la epidermis o de una parte y se suele asociar con la infección por virus herpes y el pénfigo. 13. Pérdidas focales de la epidermis y de una parte de la dermis como mínimo. 14. Zona costrosa lineal o excavada producida por rascado, frotamiento o picadura. 15. Zona de piel engrosada, con refuerzo de los pliegues cutáneos, y se asocia de manera típica con la dermatitis atópica. 16. Adelgazada y arrugada. Se observa en los ancianos. 17. Áreas de tejido fibroso que sustituyen a la piel normal después de la destrucción de una parte de la dermis
1.

34

Q W X C V S D G T G H X C V S D G A S D Q W E X C V S D G S A R S D G T G H X C V S D G A S D Q W E X C V S D G P H M T Y U S D G A S D S D G T Y I S D F S D G T Y I S D F N M L C B E V P R T Y I S D F Y I P D F P M L T B E I Ñ Z C X W C Z I R C D S N A A I C S P S S L E A

E

E B A X B A T R B A T A X B A T R B A N I A T A P P A P P T I T P P F E O U A S A O Q J A N

R N Q C N Q P T N Q S Q C N Q P T N Q U C Q P Q U H J F E O U Y U H Q A T B F A S E I L G

T Y U I M Q E R W E R T V B N M M Q E R W E R T U S T U Y U I O M Q E R W E R T O C W D W E R T V B N M M Q E R W E R T U S T U Y U I O M Q E R W E R T P A S H I O P R W W U R U P D F R E R T Q E R A K L I W B U A G Q D C S U I O A H J I M B O N A H J I C A O P S T E L E W R C S S I D A R Q S M S D G A S N Ñ C A T R O R F J K E G H C C O N A L J I C U O P S R E L E

O T Y Q T Y L P T Y V P A P U L A F G A V P A S A F G A V P A S S A A V P A S F L O A S S A

P Y U E Y U A H Y U H A Q Z Y S Y U H B H A Q J L U H B H A Q J A N B H A Q J I Ñ S Q J A N

A U I R U I S M U I J D E X O C U I J O J D E I U I J O J D E I L G O J D E I A V T E I L G

S I O T I O D N I O I F R C P V I O I N I F R S C O I N I F R S U E N I F R S R F R R S U E

D O P Y R A L U C I S E V V L N C I S E S E V K A T R O F I A O F C R F R A S K T A A O F C

F P I R T Y F P I R K T A B O B I R K S K T A K M R K S K T A S K T U O T O D K A S A S K T

G A O T Y U G A O T J Y S D K N O T J D K N O T J T J D K N O D K A I G S P N J S U O D K A

H S P Y U I H S P Y E U U N J M P Y E N J M P Y E Y E N J M P N J S J M P I Ñ S N J P N J S

J K D F A S U I I O O P J K D F A S U I T O L H D F M Ñ F D K L A S U I T O M Ñ F D K L A S U I T O U I T O M Ñ F D K L A S M Ñ F D I A F D K L A S G H O M C N M Ñ F D A S M Ñ F D I A

L G D O P I L G D O Y J G J L Ñ D O Y J L Ñ D O Y O Y J L Ñ D J L T L Ñ D K U B J L D J L T

Ñ H F P A O Ñ H F P U K H R F O F P U R F O F P U P U R F O F N O I C A C I F I N E U Q I L

Z J G A S P Z J G A I L J E S U G A I E S U G A I A I E S U G U E R O Y U O D K A S A S K T

35

I

C

A

I

R

N

O

I

C

A

I

R

O

C

X

E

P

A

S

D

U

X

36