You are on page 1of 2

Una dura realidad

Una dura realidad

Creemos que muchas cosas que pasan a diario como lo es la trata de blancas, la
prostitución obligada, el maltrato físico y demás acciones que afectan la integridad
humana no tienen lugar en nosotros o en nuestro país, es decir que no existen en
nuestro entorno, pensamos que es algo irreal que solo vemos en la televisión y
las noticias pero no esto no es ajeno a nosotros, es una realidad que muchas
veces se tapa a nuestros mismos ojos, y día a día crece sin cesar con un poder
que no lo controla mucha gente si no que tienen unos pocos usándolo para su
beneficio pero sin caer en cuenta que eso conlleva a la degradación de la
sociedad.

Tampoco creemos que en pleno siglo XXI todavía exista la esclavitud, muchos de
nosotros aun pensamos que fue abolida hace muchísimo tiempo pero no, aun hay
esclavitud, sigue siendo vigente, es real. Es una realidad perversa que aun nos
agobia. Es algo tan verdadero que día a día vemos y escuchamos por todos lados
noticias y reportes de estas cosas que parecen no ser posibles, pero no hacemos
nada por evitarlo.

Hoy en día vemos nuevas prácticas de explotación y violencia como la


prostitución, el comercio sexual, el tráfico de personas, la venta de órganos, el
turismo sexual en adultos y niños y la servidumbre.

El tráfico de personas se trata de mujeres niños y hombres que son buscados,


perseguidos, secuestrados o captados por personas siniestras que los trasladan
para burdeles, centros de prostitución, con el fin de hacer dinero y comerciar con
ello fuera de su voluntad. Estas personas que son raptadas normalmente,
desaparecen y nadie los encuentra por que la mayoría de veces son sacados del
país, los aíslan, los torturan y quedan totalmente incomunicados con sus hogares
y familias.

En Colombia esta realidad sigue creciendo, la explotación sexual en nuestro país


cada día se incrementa más y poco a poco sigue aumentando el número de
víctimas que caen en este círculo de degradación. Nuestro país es un país que a
la hora de la verdad es muy barato, es una opción muy económica y factible para
los turistas ya que llegar a Colombia e ingresar a ella no es difícil tanto por la
facilidad de adquirir la visa como en el precio de todo en general. Sin contar las
bellezas, y todas la cultura que se puede observar en nuestras regiones, los
variados paisajes, la gente y demás aspectos que hacen de Colombia un país rico
en Cultura y hermoso en todo aspecto, pero si miramos más a fondo también el
acto sexual con remuneración económica y el turismo sexual es un hecho que se
hace y lo adquiere cualquier persona por muy poco dinero y sin demasiado peligro
de ser demandados o de acatar cualquier ley que defienda la dignidad de una
persona.

El objetivo general del tráfico de personas es la explotación, en la que obviamente


incluimos la explotación sexual, la prostitución, el trabajo no remunerado de
Ángela Álvarez Ovalle (Cód. 2) 1004
Una dura realidad

ninguna clase o muy mal remunerado, la extracción de órganos, el servicio


forzado, y la servidumbre.

Ángela Álvarez Ovalle (Cód. 2) 1004