CAPITULO 15

AMOR
Persona y personalidad Historia de la persona Significado de la persona Inter!>Ubjetividad Amor personal Amor para toda la humanidad Lugar del amor en la ética

1. ¿Qué es la persona? 2. ¿Por qué son las personas intersubjetivas? 3. ¿Por qué se muestra la intersubjetividad como amor? 4. ¿Cómo podemos querer a todos los hombres? 5. ¿Cuál es el lugar del amor en la ética? PERSONA Y PERSONALIDAD

PROBLEMA El tema del capítulo anterior se prolonga en éste. La idea del amor es sencillamente demasiado importante para despachada con unas pocas observaciones acerca del empleo de la misma por los situacionistas. El individuo que no tiene amor alguno en su vida apenas puede concebirse como ser humano. Aunque el amor podrá ser demasiado ciego como guía y demasiado poco crítico como norma, de modo que no podamos utilizado para mostramos lo que es bueno, no cabe duda, con todo, que es la inspiración más noble y la fuerza más dinámica que podemos tener para impulsamos hacia cualquier clase de bien que conocemos. Se nos brinda en ocasiones la elección entre una ética de la ley o una ética del amor. El situacionismo ha efectuado dicha elección y ha optado por la ética del amor. El legalismo apenas constituye una teoría ética distinta, pero es el caso que las deontologías estrictas, tales como el estoicismo o el kantianismo, optan por una ética de la ley, sin prestar mucha atención al amor. Podemos preguntar si una opción de esta clase es siquiera necesaria. En efecto, ¿son acaso el amor y la ley tan opuestos que no podamos tener los dos? Puesto que hemos dado una explicación relativamente extensa de la ley, y que en nuestro estudio del situacionismo habremos parecido acaso conceder poca importancia al amor, ha llegado el momento de un tratamiento más extenso de éste. Un concepto importante en conexión con el amor es el de persona, puesto que el amor sólo puede existir entre personas. Tenemos los siguientes puntos:

HISTORIA DE LA PERSONA
Los griegos empezaron la filosofía como un estudio del mundo externo, pero con escasas reflexiones, en cambio, sobre el yo. Ni siquiera tenían una palabra para persona, sino que habían de expresar la idea indirectamente. No fue hasta que los cristianos empezaron a especular sobre la Trinidad y la Encarnación, que se efectuó una distinción entre naturaleza y persona, y la palabra persona* se hizo de uso corriente. La definición clásica de persona la halló Boecio: "la persona es una substancia individual de naturaleza racional".:I: Esta definición repetida y comentada durante todo el periodo medieval, ~e explica en el sentido de que la persona no es un ¿qué?, sino un ¿quién? No un objeto, sino un sujeto; no una cosa sino un yo, que es dueño de sus actos, propietario de sí mismo; que se posee y se controla a sí mismo, con una singularidad que es inconmensurable con~cualquier otra cosa o cualquier otra persona. • El estudio de estos rasgos es, sin duda, exacto hasta aquí, pero es el caso que conceptualiza la persona y la universaliza como cualquier otro concepto. Todo ser humano es una persona, del mismo modo que todo ser

* Los griegos se servían de la palabra prosopon (cara). y los latinos de la palabra persona (máscara). :f Boecio, "A Treatise against Eutyches and Nestorius" en The Theological Tractates. The Loeb Classical Library. Citado por Santo Tomás, Summa Theologica, 1, q. 29, r. 1.

146

como antídoto del naturalismo y el positivismo. que reducen el peligro de distorsión. tanto en Descartes como en Kant. de Martin Buber. ni porque la naturaleza del hombre acontezca ser la naturaleza humana. La persona no ha de comprenderse como opuesta a la naturaleza. por otra parte. y en Alemania. con todo. pero nadie más puede ser la persona que soy yo. Deberíamos decir. que el hombre es un ser cuya naturaleza es humana. Este yo no puede. Naturaleza y persona no son dos cosas en el hombre. el carácter único de esta persona singular en su imposibilidad absoluta de repetición. pues. aquello que más interesa a los pensadores modernos es. compartirse con otro miembro alguno de la misma especie. del "pienso. aunque los dos conceptos se contrapongan a menudo uno a otro. En efecto. que no es más que una parte de la persona. La relación "yo-tú".* 147 puede derivarse de Henri Bergson. con Emmanuel Mounier. en Francia. El movimiento personalista en filosofía se inició alrededor de fines del siglo pasado y comienzos del presente. Somos todos personas. porque su naturaleza indica que son fines en sí mismos. los seres racionales se designan como "personas". cuya dis tinción entre las moralidades abierta y cerrada. que en el hombre hay tanto naturaleza como persona. filosofía que centra todo el conocimiento en el yo. Kant habló bien al decir: Los seres cuya existencia no depende de nuestra voluntad sino de la naturaleza. Pero estas dos cosas no se dicen exactamente en la misma forma. que se prescinda de todos los demás seres dotados de existencia. si no son seres racionales. sólo poseen un valor relativo como medios y se designan. Principios fundamentales de la metafísica de la moral. de modo que lo que queda sea un sujeto centrado en sí mismo y emparedado en su propia soledad. frente a la moralidad abierta. luego soy". Es posible tener una ética tan centrada en la naturaleza del hombre. contribuyó a dramatizar la intersubjetividad y la interpersonalidad de la vida humana y a mostrar que el eslabón que conecta a las personas es un eslabón de amor. Borden Parker Bowne fundó en Estados Unidos de Norteamérica el personalismo. y decir. aquel identifica el "yo" con la mente. Desafortunadamente. SIGNIFICADO DE LA PERSONA Esta acentuación de la dignidad de la persona contribuyó mucho a situar la persona en el centro de la ética. esto es. Alguna sugerencia hacia esta forma de pensar * Kant. sin pensamiento alguno acerca de cómo dicho hombre individual deba aplicar estos requisitos generales a su propia vida. cosas que no pueden utilizarse simplemente como medios. y no como el sujeto que experimenta. Las meditaciones de Descartes sobre el "yo". que el aspecto del individuo que es más importante para la ética no es la naturaleza. con Max Scheler. la moralidad cerrada de las leyes y los deberes. condujo a una ética de respuesta personal. Todos los escritos sobre la materia son tan notoriamente imprecisos. la humanidad expresa lo que en nosotros hay de común. Es posible tener una ética tan centrada en esta persona particular. en consecuencia. esto es. sin desarrollar particularmente el aspecto ético de la personalidad o el aspecto del amor. sin embargo.Persona y personalidad humano es humano. dos partes de él. en tanto que la personalidad expresa lo que en cada uno de nosotros es único. y es esta perso- . ya que esto no hace más que designar la naturaleza del hombre entre todas las demás naturalezas. más bien. Podemos admitir. y saber cómo esta persona verifica en sí misma el concepto general de personalidad. Un movimiento más vigoroso de personalismo hizo su aparición alrededor de 1930. ni la naturaleza ni la persona son suficientes por sí solas. de la inspiración pr'Jveniente de las ensefianzas y el ejemplo de individuos nobles. y que todo lo que tiene naturaleza humana es necesariamente una persona. quienes relacionan ambos la persona y el amor. El hombre está obligado a vivir moralmente. que únicamente se consideren los requisitos generales de la humanidad. Así. Aunque es importante saber lo que hace persona a la persona. como "cosas". Pero. seco 11. sino la persona. en su identidad única. con todo. la persona sigue considerándose como un objeto susceptible de ser estudiado. La siguiente exposición reúne los pensamientos de cierto número de autores modernos. no porque tenga una naturaleza. inician la tendencia moderna hacia lo subjetivo. tratando de extraer de ellos algunos elementos comunes. tanto en la personalidad humana como en la divina. sino porque la naturaleza del hombre tiene la forma de personalidad. sino que son dos conceptos distintos que representan dos aspectos suyos. aunque vea que la persona es el centro de la conciencia. ya que todas las cosas la tienen.

Metafísica. En este sentido podemos e s t ar de acuerdo con los existencialistas.148 Amor nalidad la que hace de la vida moral la vida apropiada para el hombre. porque la persona incluye el cuerpo. La persona es el hombre entero. pero es el caso que. Se convierten en objetos por nuestro conocimiento de ellas. Véase también objeto para nosotros mismos. en cambio. Para mí. r. Así. cap. centra su atención en la integración de grupos de rasgos experimentados y de personalidad. no un objeto. debemos escoger la palabra correcta. r. de modo que fuera posible tener una división de la personalidad o personalidades sucesivas en el mismo cuerpo. Todos los intentos de formar una noción objetiva del sujeto están condenados al fracaso. con todo. Mi intuición de la subjetividad es existencial y no presenta esencia alguna que pueda comprenderse en un concepto. libro VII. Los que comparten la teoría de la individualización. Pero. En cierto sentido. cap. la persona es un centro de conciencia. Por consiguiente. y esto es lo que pone al hombre en condiciones de guiarse a sí mismo y de ser una persona de libre albedrío y responsable. En el hombre. que no es. I034a 5. Lo que distingue la persona no es su espiritualidad ni su mentalidad. Por consiguiente. pero el resultado es que no llegamos con ello en forma alguna a la persona. la individualidad dice: "soy yo mismo y nadie más". parte 1. Así. Mediante el intelecto y la voluntad. Summa conocimiento es de objetos y que no podemos ser Theologica. cap. la persona no es solamente una memoria unificada o una corriente de conciencia. pues. Pero tratamos aquí. libro XII. Tal parece que solo podamos conocer nuestra propia persona. simple:f Maritain.* de Santo Tomás. aunque la idea de persona y la idea de individuo se recubran en 'parte y en parte coincidan. puesto que somos sujetos para nosotros mismos. tenemos un conocimiento vago de nosotros mismos. todo paisaje consta de objetos y. Sin embargo. La cosa peculiar de la persona es que es un sujeto que no puede convertirse en objeto.:f Puede verse en esta explicación por qué puede haber animales. Tratamos de hacerlo cuando formamos el concepto universal de persona. Sólo conocemos los aspectos parciales que presenta a la mente. 2. Cuando la psicología habla en esta forma. y toda diferencia entre estos conceptos no debería exagerarse. cap. en el hombre. no una parte de él. desde donde contempla el paisaje del universo. las únicas cosas que existen en el mundo real son sujetos. equivaldría a encerrarse uno para siempre en su propia pobreza. y percibir únicamente a través de nuestra conciencia. 8. pues. una persona. . l. del yo que se halla a la base de todas dichas manifestaciones como su sujeto. pero sin que sean personas. cap. "puso manos sobre mi persona". Tal fue el error de Descartes. por su cuerpo. La persona no debe entenderse como opuesta al individuo. Sino que al hablar del hombre. 3. seco 5. 47. y con esto se quiere dar a entender que todo nuestro * Santo Tomás. 1. Sólo podemos mirar a través de nuestros ojos. 2. En efecto. El objeto es algo del sujeto transferido por el proceso de conocimiento a la mente cognoscente. ¿hasta qué punto podemos conocer inclusive esto? Cada uno de nosotros está situado en el centro de su mundo. La clase de individualidad que posee el hombre es la individualidad personal. el individuo es la persona y la persona es el individuo. No ir más allá. en la torre de observación de su propia personalidad. En efecto. El lenguaje popular está en los cierto cuando dice. 8. El Ser y la Nada. I-Il. Being and Essence. * Sartre. una nada radical en el centro de nuestra conciencia. esta conciencia está ligada al cuerpo y actúa a través de éste. q. ya que la forma sólo puede repetirse siendo recibida en una porción distinto de materia cuantificada. es intelectual. Lo que distingue a la persona es su subjetividad. La personalidad dice: "soy yo mismo. 1. The Person and the Common Good. su alma. la subjetividad es un abismo insondable. Pero la forma del hombre. él mismo. sino a un concepto abstracto de personalidad. éstos no constituyen más que la personalidad fenoménica. 4. pero abierto a los demás". el hombre es este individuo. yo solo soy el sujeto. 63. y así nunca acabamos de descubrirlo. es el caso. Pero es el caso que Aristóteles. ni siquiera la mejor parte. no negamos la individualidad del hombre porque sea persona. que en toda persona individual son la misma cosa. plantas y partículas inorgánicas individuales. La persona es un sujeto. en medio de todos ellos. pese a que distingamos entre la persona y el individuo en el mismo hombre. l074a 33. dicen que por su materia. una noche impenetrable. que la psicología ha explorado con gran ingeniosidad y éxito como parte de su campo propio. * quienes dicen que tenemos un agujero en medio de nuestro ser. la persona es responsable ante el universo entero y especialmente para con las demás personas. q. en cambio.

en la misma forma en que yo los conozco a ellos. Lo que ellos conocen es el yo-en-ellos. y yo contribuyo al suyo. un pobre substitutivo de yo-en-mÍ-mismo. pero estoy en el ser y participo en el ser. Con algunos de estos objetos. La persona no es totalmente la persona si está sola. Soy el centro del mundo. y lo que me ocurre a mí reviste importancia absoluta para mí. y esto es lo que nunca podemos ser. porque esta es la forma en que aquellas se hacen presentes a mi mente y la única forma en que puedo conocerlas. podrá pensar acaso de ello como mi moralidad. Pese a que sólo lo conozca como objeto. con todo. El ser mismo no es interior ni exterior al yo que conoce. El ser incluye tanto el sujeto como el objeto. lo que sólo me proporciona una percepción subjetiva de mí mismo. cualquier moralidad que yo personalmente quiera adoptar para mi propia vida. que es precisamente la cosa misma que no puedo hacer nunca. En efecto. cuya realidad objetiva no puedo certificar. que siente que ha acertado el color o la palabra apropi~dos. No es esto conocimiento científico. puesto que también esto me está dado en conciencia. podrá estar acaso totalmente desinteresada con respecto al bien de las demás personas y contentarse perfectamente con tratar a las demás personas como cosas. sin ser capaz de explicar por qué. en la misma forma. como objetos. 149 INTERSUBJETIVIDAD Hemos hablado de subjetividad. si la filosofía se toma como ciencia. En otros términos. No todos ellos han descubierto el amor. que sólo procede por conceptos. y los medios de comunica- . Nada podría estar más lejos de la dignidad de la persona humana que semejante subjetivismo egoísta. Semejante objetivación. Hay que poner cuidado en distinguirla del subjetivismo. debemos ver que es lo que hace el amor posible. Cualquiera moralidad que yo acontezca adoptar no se hace verdadera o buena por el mero hecho de que yo la adopte. Quiero conocerme a mí mismo tal como soy realmente. La primera es la condición de ser un sujeto y el rasgo distintivo de la personalidad. soy egoísta y orgulloso. un substitutivo deficiente de la experiencia subjetiva. igualando así mi personalismo con el subje- tivismo. conceptualización o universalización no es falsa en cuanto a las esencias. A partir de semejantes reflexiones. sino que hay también la comunicación del amor. al oír hablar de la ética de la persona o de la moralidad personal. de modo análogo al conocimiento connatural. Pero es falso con respecto a la subjetividad como subjetividad. objetivamente. pues. Dijimos que solamente podemos conocer a los demás. No afirmo ser sin afirmarme a mí mismo. no como sujeto. que presenta nuestras inclinaciones morales tempranas. por el hecho de existir como sujetos. en el mismo momento. inclusive a las demás personas. Esto es intercomunicación. en tanto que el otro es la teoría de que yo existo y que todo lo demás que parece existir no es más que un estado mío. Sin embargo. así también me está tomando él a mí en sí. esto es. Esto es más bien un sentimiento que un conocimiento. Pero objetivamente no cuento. Así. pero suficiente. o como la intuición creadora del artista. Oscilo lamentablemente entre las perspectivas subjetivas y objetivas.Intersubjetividad mente por el hecho de ser nosotros mismos. observo que puedo comunicarme por medio de signos. inclusive en el sentido más amplio de la palabra. De igual modo a como yo lo estoy tomando en mí mismo y absorbiendo sus sentimientos y pensamientos en la medida en que puede comunicarlos. esto es. la única forma de conocer al otro precisamente como otro está en ser este otro. Yo no soy el ser mismo. el conocimiento no es la única forma de comunicación. Lo que les ocurre a los demás es para mí un mero incidente. ni conocimiento filosófico. no soy más que una cosa entre cosas y me he perdido a mí mismo. Y si absorbo todas las cosas en mí. y esta es la razón de que no podamos conocerlas. Me conozco a mí mismo como soy para mí mismo. o sea. para permitirme saber que el otro es una persona. los existencialistas pueden lanzarse a la enajenación y la angustia. Antes de tratar del amor. Contribuye a mi crecimiento por lo que comparte conmigo. porque es el caso que. Esto sería totalmente contrario al personalismo como ética de la persona. sé objetivamente que es un sujeto. soy falso a mi singularidad. Si me deslizo en un objeto. esto es. Es pura y simplemente. Los demás me conocen como objeto. esto es. subjetivamente. un centro de conciencia como yo mismo. El estudiante. pero no es intersubjetividad. estoy separado de mí mismo y herido en mi identidad. porque cada uno sólo sigue siendo un objeto para el otro. y no me afirmo a mí mismo sin afirmar un objeto opuesto a mí. y no puedo hacerla sin convertirme a mí mismo en objeto. por medio de símbolos objetivos pero significativos.

Si se la pudiera encontrar. mostraría que el amor era de una calidad inferior. pero no del tipo más alto. Esto no es en modo alguno un concepto abstracto. hay seis actos de amor. fueran. es una unión que une. Amante y amado comparten un valor común que ha de estar presente en ambos. con el amante. El sujeto está presente a sí mismo como la fuente secreta y profunda de toda la actividad que constituye su vida. en la presencia indescriptible. pero si el amor es personal. universal. para mí. sino como amado por sí mismo. tú eres Tú. con todo. Encuentro que aquello que amo en mí mismo no está confinado en mí. que está aquí enfrente. En un determinadb sentido. Pero es mucho más satisfactorio. y hacia él yo tengo obligaciones. ¿Por qué no decimos vos? Nos servimos de la forma más familiar para indicar que ha de ser singular. Nuestra relación es una relación de justicia y perfectamente suficiente para establecer un orden social viable. no como un concepto .150 Amor directamente a lo amado como persona. La comunión en el amor requiere comunidad en bondad. aunque este reconocimiento sea en el plano objetivo y conceptualizado. un amor por varias cualidades deseables que tú puedes tener. hasta la relación yo-tú. De este modo. me doy. que estar solo. En cambio. comunicamos acerca de él. ¿Por qué te quiero? Porque eres tú. que va. Para mí. Ya más allá de su manera de ser. En cuanto uno. Lo que hace falta es amor. El sujeto está presente para el otro y el otro para él. Tres personas podrán quererse mutuamente. puesto que ve en el otro alguna imagen de sí mismo y. pero no permanecen totalmente en sí mismos. que es la verdadera razón de ser amado. Tenemos aquí una transición de la relación yo-ello a la relación yo-él. El amor es presencia. el tú se convierte en un segundo yo como sujeto. hasta alcanzar su yo. como una cosa. pero no con él. sino una experiencia viva. El amor es dos en el sentido de que la unión no suprime a los amantes. y no debe despreciarse en ningún caso. El amor hace del otro un tú. sino que debo respetarlo como un fin en sí mismo. El término del amor es la identidad del otro. Entre nosotros puede establecerse un orden ético de un alto tipo. y de quien estamos hablando. en su propia persona. El es alguien otro. una imagen idealizada de lo que quisiera que los dos. AMOR PERSONAL En su sentido más pleno. irreemplazable. la relación yo-tú subsiste. Significa la relación entre un centro de conciencia (yo) y otro centro de conciencia (tú). Ya más allá de la relación yo-ello y yo-él. El amor es don de sí. El otro. incomunicable como persona. al tú. su subsistencia única. esto es. y puedo discurrir racionalmente que debo tratarle como quisiera que él me tratara a mí. Unicamente en la medida en que amo a otro me amo realmente a mí mismo. El otro es reconocido como una persona como yo mismo. conservando su carácter único como persona. no como perfeccionador del amante. Este amor inferior del deseo es un amor auténtico. tan semejante a mi propia presencia de mí mismo. la conciencia de mí mismo como yo. no como una naturaleza existente. y si el amor es correspondido. Si el amor es para una persona. con todo. en presente. Esta autoentrega es indispensable para el complemento de mi per- ción son objetivos. y yo soy tú para ti. como otras naturalezas. sino que se extiende al tú. está centrado en dicha persona sola. ni se le debe utilizar o consumir como un medio para mi fin. el amor es uno. pero contiene más de un elemento de egoísmo y no se eleva tan alto como el amor en su plena perfección. pero el tú nunca pierde su iden ti dad para fundirla con el yo. pero en otro sentido es dos. un yo que subsiste en su propia bondad. tanto él como su ser am ado. El amor es comunión. Ello es una cosa que puede utilizarse como medio. más allá de todas las cualidades deseables de lo amado. El amor es silencioso. No se le debe tratar como un ello. esto es. esto es. que se designa con el tú. yo puedo ponerme en su lugar. Es el sujeto de derechos. en el mejor amor. Con mi amor. abierto a mí en la misma forma en la que yo estoy abierto a mí mismo. y esto podría ser más bien un amor de las ventajas que dichas cualidades podrían reportarme a mí que un amor de ti. . Porque el amado es semejante al amante este puede extender su amor al otro. ni siquiera en el reconocimiento abstracto de su subjetividad y personalidad. no como un ello sino como un él. Los amantes se aman. No hay razón alguna y es vano buscar una. el amor humano es una experiencia de intersubjetividad. esto es. Desde el punto de vista conceptual. se centra reflexivamente en mí. se convierte en cierto modo en uno. basada en la semejanza.

Pero ¿no es acaso Dios el valor supremo? Ciertamente. porque no es evocado por la presencia del otro. El viaje recíproco del yo al tú y del tú al yo se traduce en el nosotros. Sin embargo. si reflexionamos. El amor no crea la personalidad original del otro. y simplemente por ser quien es ha hecho que su ser brille en el mío. El amor no se opone a realidad existente alguna. este amor ha de estar en un plano secundario. Se extiende a aquellos que nunca hemos visto o de quienes nunca hemos oído. al complemento de mí mismo. resultado de la reflexión sobre su condición y la nuestra. Cuando hablamos de amor del prójimo y entendemos por prójimo todo el mundo. con todo. Es posible tener un amor que no sea correspondido. vemos que el amor lo ha de ser todo o nada. sino una entrega vigorosa hacia la realización del tú. pues. respetándolas. es el valor de la persona.Amor para toda la humanidad sonalidad. en el amor del hombre por Dios y en el amor de Dios por el hombre. En efecto. El amor es su propio valor. en un plano infinitamente más alto. El amor resultante carece de emoción. como tampoco hacemos cualquier cosa alguna perfectamente. así como en el propio amor de Dios por sí mismo. El nosotros del amor es el encuentro de dos sujetos cuyo ser está en cada yo. No es un sentimiento de ensueño o un reposo perezoso. e inclusive a aquellos que nos han perjudicado. sino que constituye una exigencia ética. sino que expresa su mutualidad. pero el carácter en satisfactorio de semejante amor salta a la vista. podemos ser amables con todo el mundo pero amar sólo a unos pocos. El ser amado existe en el mundo. El hecho de que nuestro semejante sea una persona le confiere una dignidad que lo hace acreedor a nuestra estima más allá del respeto de sus derechos mínimos. sino que la encuentra. Este deseo de ser amado manifiesta la componente inevitable del amor de sí mismo en todo amor. pero cuyo tener está en el yo del otro y en la conciencia de esta comunión. Pero no modelándolo o retorciéndolo en algo distinto de él mismo. porque podemos amar más o 151 menos. Amar implica tanto el deseo como el hecho de ser amado. Así. y nunca amar perfectamente. No es solamente posible. es verdadero amor. Todo lo que hemos dicho aquí acerca del amor entre dos personas humanas se verifica. despliega en él su personalidad. en Dios. en cambio. sino al del tú. Quiero la existencia continuada del otro y su desarrollo autónomo. y personal solamente en el sentido de que sabemos objetivamente que el otro es una persona. No en su ejercicio real. Aprecio su libertad como aprecio la mía. Influye sobre otro centro de conciencia y lo hace crecer en presencia del amante. el amor es creador mediante cooperación con la obra del amado. le ayudo a ser él mismo. El amor es creador. pero Dios es Amor. o en una sociedad organizada de miembros cooperantes. Nuestro amor por ellos ha de ser un amor razonado. a aquellos a quienes no podemos querer. Podremos querer no excluir a nadie de nuestra amistad. a menos que su unión sea vista como una participación en el amor de Dios. que no absorbe ni al tú ni al yo. Aquí somos víctimas de la angostura de nuestra experiencia y de las limitaciones de nuestras facultades. de crear su propia personalidad completa. sino que es simplemente la consideración del valor de uno mismo como persona. en armonía con el ideal que está persiguiendo y que yo anticipo en él. Con ellos no podemos tener una intimidad experimentada ni participación alguna en su subjetividad misma. De este modo. Lejos de sujetarlo a mí. esto es. sino que las anima todas. Puede haber un nosotros inferior. Podremos discutir esto. Mi objetivo está en hacer al otro infinitamente amable. o en un grupo laxo de conciencia de clase. pero sólo podemos incluir positivamente en ella a aquellos con quienes establecemos una relación de yo-tú. Debido a que el don de mí mismo nunca es total. AMOR PARA TODA LA HUMAI\IIDAD El intenso amor personal de que hemos hablado no puede extenderse a la humanidad entera. porque es conceptualizado y no espontáneo. exactamente del mismo modo que uno considera el valor como persona del otro. y no porque respondamos a la atracción de su personalidad. el amor une a las personas en una comunidad. Inclusive el amor entre personas humanas es incompleto. El amor es recíproco. Nuestra naturaleza social nos hace ver en él a . un amor de sí mismo que no necesita en modo alguno ser egoísta. que es la verdadera culminación de la personalidad y del amor. que consista en una mera multitud. pero. El amor es el valor supremo. pero no está dirigida. el amor puede crecer siempre. Es una entidad heterogénea del yo y el tú. pero el nosotros del amor. es la relación personal yo-tú. en el pleno ejercicio de su libertad autodirectora.

Nuestro amor mutuo es así un espejo del amor de Dios para sí mismo y para nosotros. hemos de desear lo mismo a nuestro prójimo. Inclusive el eras no está limitado al sexo. Puesto que no puede haber amor sin justicia. Y el amor es justicia extendida al ámbito más amplio de la dignidad de la persona. en la medida en que se refiere al amor. Así. entre los filósofos. Pero los dos pueden darse también combinados. esto es. Luego. a quien amamos. da sus dones sin medida ni restricción. Pero. en nuestra exposición del amor. es magnánimo y generoso. La justicia está conectada con la ley. y deberían ·darse en el tipo más alto de amor. El personalismo es toda filosofía basada en la importancia central y la dignidad eminente de la persona. destinado a perseguir en común con nosotros la realización de su ser. y mide sus concesiones según igualdad y mérito. Es por esto que puede decirse que . como lo muestra la historia del misticismo. puede haber sexo con amor. Del mismo modo que nos deseamos a nosotros todo el bien y ningún mal. Son personas porque son imágenes del más personal de todos los seres. El amor de esta clase incluye justicia. un compañero en el VIaje a través de la vida. y esto es ciertamente como el sexo debiera ser. la palabra griega que significa caridad o la clase más alta de amor. podemos amar a toda la humanidad. No hemos mencionado el sexo. los requisitos de la justicia han de cumplirse primero. Nuestro amor de Dios puede ser apasionado y consumidor. Falta en este capítulo una exposición de las teorías opuestas. tan lejos como el hombre es capaz de ir. que provienen de la misma raíz. podría designarse como agapismo. este eras presente o no. y más bien los complementa que se opone a ellos. con todo. el amor impele hacia adelante. permite que nuestro amor pase a través de El hacia ellos. Nuestra abertura hacia Dios. Amor y justicia se contraponen a menudo. como nuestros hermanos. sino que es cualquier clase de deseo. la justicia es el amor limitado a los requisitos absolutos de la igualdad básica humana. Puede haber amor sin sexo y sexo sin amor: los dos son cosas distintas. pero va más allá. y se alegra de tener algo que dar. El lector podrá no estar conforme con los detalles aquí presentados. no en la forma profunda e intensa que une a los amantes en un solo corazón. El amor. pero es el caso. ¿Cuál teoría de la moral puede permitirse pasar por alto el supremo de los valores morales? RESUMEN La persona fue definida por Boecio como "una substancia individual de naturaleza racional". aumenta al máximo y es positivo. con la obligación. hacia quien también ellos están abiertos. Ve lo más lejos que puedas en dar a otro aquello que pueda serIe útil. pero esto no es más que un signo de su falta de adecuación. Dios sí lo hace. y lo hemos hecho deliberadamente. Esto es amor. una vez la justicia establecida. La justicia y el amor son las dos grandes virtudes sociales que gobiernan a los hombres que viven juntos. Por supuesto. El amor. La justicia se reduce al mínimo y es negativa en su acento: no quites a otro aquello que es suyo en derecho ni lo prives de ello. al amor. de agape. como lo hacen algunos. alguien con quien debemos compartir cargas y esperanzas comunes. pero del tipo amplio y omnicomprensivo que abarca la humanidad entera. Está íntimamente presente en la subjetividad de cada una de sus criaturas. los derechos y los deberes. los ama. Aunque nosotros no podamos estableceruna relación yo-tú con todos y cada uno de los humanos existentes. sin eros. y su infinitud le permite abrazadas a todas. y no un problema relativo al amor. La justicia y el amor provienen de motivos distintos. en cambio. lo que confiere al amor su valor moral es el elemento de la agape. pero es el caso que no existe oposición sistemática.152 Amor queremos a nuestro proJImo en Dios. en cambio. Una filosofía deísta puede conferir al amor del prójimo una dimensión que habrá de faltar necesariamente en los diversos humanismos seculares. Pero esto constituye un problema en relación con el sexo. porque Dios. pues. LUGAR DEL AMOR EN LA ETICA La teoría ética aquí presentada podrá considerarse como más bien ecléctica en su forma de personalismo y. Todo amor desordenado sería eros sin agape. ¿Pretenderá acaso alguien que el amor no es un bien? La ética del amor parece ser perfectamente compatible con todos y cada uno de los puntos de vista filosóficos que hemos descrito. inclusive a aquellos que nunca podrán entrar en nuestra experiencia. Hay teorías éticas que negligen el amor. y el amor fraterno por el prójimo podría ser agape. No oponemos aquí agape a eros. En efecto.

y añade su propio desarrollo. sino por amor. léase Emmanuel Mounier. para no estorbar la plenitud del don. La persona es el individuo entero. no por conocimiento. que nunca debiera ser tratado como cosa? ¿Se trata acaso de otra cosa que de mi propia arrogancia. esto es. PREGUNTAS PARA EXAMEN 1. pero va más allá de ésta. porque se niega a hacer para ella lo que su conciencia claramente le indica que está muy mal? lnviértanse los sexos. . centrada en mí mismo como ser superior. ¿Y qué decir de la esposa que acusa al marido de no quererla ya. ¿cuál es para nosotros el significado de la personalidad? 2. porque. Sólo podemos definir la persona conceptualizándola y haciendo de ella un objeto. de modo que la justicia ya no se necesita cuando hay amor? 5. o bien que son antitéticos en motivo y en espíritu. porque no puede dar razón alguna de sí mismo. que creó a las personas a imagen de su propia personalidad. La persona es un sujeto que no puede convertirse en objeto. como sujeto. que no se basa en la experiencia directa de la personalidad de los demás. ¿Tenemos una experiencia directa de nosotros mismos como personas? ¿Podemos desprendemos. El sujeto sólo es conocido por experiencia directa. sin traza alguna de amor de sí mismo. es recíproco. y Jacques Maritain. sino que es compatible con lo que hay de bueno en todas ellas. una fase menor y otra mayor de la misma cosa. Anders Nygren inició una corriente de escritos sobre el amor con su Agape and Eros. aunque la persona se considere principalmente como el centro de la conciencia. es creador. es valor supremo. El amor por toda la humanidad es un amor menos Íntimo. y Dios es amor. es presencia. Incluye justicia. transferida a otros y redundando atrás hacia mí? 3. The Person and the Common Good y Existence and the Existent. LECTURAS Acerca de la persona. los sujetos cognoscentes. ya que penetra todos los demás valores. Vamos más allá de la relación yo-ello y yo-él. El amor es silencioso. no solamente su mente. Es elevado al plano supremo. se convierte en un segundo yo para el yo como sujeto. no dirigido al complemento de mí mismo. ' La intersubjetividad es posible. es don de sí mismo. una clase de amor superior a la que se describió en el texto? 4. Y sólo tengo una experiencia directa. sino del otro. porque ayuda al otro en la labor creadora de realizar su personalidad. sino en el conocimiento razonado de que son personas. si se quiere.Resumen La persona no se opone en el hombre a la naturaleza. cuando se funde con el amor de Dios. con el tú como sujeto. es comunión. Love in the Western World. La ética del amor no se opone a otras teorías éticas. aun si se concibe a la persona en el aspecto más importante para la étim. Denis de Rougement tiene una obra conocida. ¿Nos guía acaso un amor totahnente desinteresado. porque soy el solo sujeto que puedo ser. pese a la relación del individuo con la materia y de la persona con la forma. de nosotros mismos como objeto conocido? Si no podemos. Personalism. ni al individuo. hasta la relación yo-tú. Martin D'Arcy responde a Nygren en The Mind and Heart 01 Love. porque 153 une a dos sin destrucción alguna de su identidad. por cuanto el encuentro del yo y el tú se traduce en el nosotros. de mí mismo. ¿Cree el lector que la justicia y el amor son continuos. en el que uno fuera totalmente para el otro. La~ característica distintiva de la persona es la subjetividad. ¿Qué hay de tan especial en la persona. nosotros.

de Martin Buber.' The Metaphysics of Love. de Maurice Nédoncelle. S. de Rollo May. The Art of Loving. y The Meaning of Love. de Frederick Wilhelmsen. Una buena parte de nuestro material ha sido tomado de estos dos. de C. y Love and Will. . Léase Love and the per!~on. de Robert Johann. contiene existence and the Existent. The Four Loves. cap. de Erich Fromm. de Maritain. The Idea of Love. así como de Maritain. de Robert Hazo. Austin Fagothey Right and Reason-an Anthology. 3. También I and Thou.154 Amor Lewis.