El 18 de septiembre de 1810 se efectuó un Cabildo Abierto en Santiago.

Luego de analizar cómo se debía gobernar el país tras el apresamiento del rey Fernando VII, se estableció la creación de la Primera Junta de Gobierno de Chile. La Junta quedó integrada por: Mateo de Toro Zambrano, como presidente; el obispo de Santiago, José Antonio Martínez de Aldunate, como vicepresidente; cinco vocales, Fernando Márquez de la Plata, Juan Martínez de Rozas, Ignacio de la Carrera, Juan Enrique Rosales y el coronel Francisco Javier de Reyna, y los secretarios, José Gregorio Argomedo y Gaspar Marín.

La Junta asumió el gobierno del país desde el 18 de septiembre de 1810 hasta el 4 de julio de 1811.

Antecedentes Los principios libertarios de la Revolución Francesa y la independencia de Estados Unidos, ocurridas a fines del siglo XVIII, fueron un importante estímulo para el sector progresista de las colonias españolas en América.

No deseaban seguir dependiendo de una Corona que desconocía los problemas y la realidad local y cuyos representantes gobernaban casi de manera autónoma, ya que las órdenes reales tardaban meses en llegar.

En 1808, el ejército francés invadió España, el rey Fernando VII fue apresado por Napoleón Bonaparte y el trono quedó en manos del hermano de este último, José Bonaparte.

Primero en España y después en América, se empezaron a formar Juntas de Gobierno, que destituyeron a las autoridades dependientes de Bonaparte y que gobernarían hasta que Fernando VII recobrara su trono.

En América, la constitución de estas juntas se convirtió en el primer paso de la lucha por la independencia.

Escenario previo En 1808 murió el gobernador de Chile Luis Muñoz de Guzmán, y en su reemplazo se designó a Francisco García Carrasco, quien, por sus medidas, se ganó la oposición de la Real Audiencia (tribunal de justicia) y el Cabildo de Santiago (similar a una municipalidad).

La orden que más conmocionó a la aristocracia santiaguina fue el apresamiento de tres de sus más distinguidos miembros, Juan Antonio de Ovalle, José Antonio Rojas y Bernardo Vera Pintado, acusados de sedición.

Temiendo un motín, la Real Audiencia solicitó la renuncia a García Carrasco (16 de julio de 1810) y nombró gobernador interino a Mateo de Toro Zambrano, por ser el militar de mayor graduación.

El cabildo abierto Accediendo a la presión patriota, Toro Zambrano convocó a un Cabildo Abierto para el 18 de septiembre.

A la reunión, a la que asistieron alrededor de 450 personas, no se invitó a los realistas (liderados por la Real Audiencia). Además, para evitar cualquier levantamiento opositor, se apostó a la milicia en las calles aledañas. La sesión comenzó con la intervención de Toro Zambrano, quien renunció a su cargo de gobernador. Después, el secretario José Gregorio Argomedo indicó la necesidad de determinar lo que se haría con el gobierno, y el procurador del cabildo, José Miguel Infante, sugirió que, al igual que en España, se podía crear una junta para resolver los asuntos políticos y administrativos locales, en ausencia del rey. Al concluir su discurso, los asistentes pidieron en voz alta la organización de una junta.

Esta junta creó nuevos cuerpos militares, convocó a elecciones de un congreso nacional, estableció la libertad de comercio y el contacto con la Junta de Buenos Aires.

Bajo la presidencia de Juan Martínez de Rozas, se llamó a elecciones para formar un Congreso Nacional, constituido por 42 diputados.

Sin embargo, el 1 de abril, día en que debían efectuarse las elecciones, el teniente coronel español Tomás de Figueroa sublevó un cuerpo del ejército exigiendo la disolución de la junta. El motín no tuvo éxito, y Figueroa huyó a refugiarse al convento de Santo Domingo, desde donde fue sacado, sometido a juicio y condenado a muerte.

Antecedentes
En febrero del año 1808 muere el Gobernador de Chile Luis Muñoz de Guzmán, considerado por muchas personas, como el mejor gobernante que España tuvo en nuestro país durante los tres siglos de dominación, quedando en su reemplazo, el brigadier de mayor graduación, Francisco Antonio García Carrasco, un hombre inculto. La aristocracia criolla necesitaba una autoridad que activara los lazos con España y defendiera con propiedad la imagen hispana. Sin embargo, García Carrasco cometió muchos errores durante su gobierno, por lo que la clase dirigente se sintió desprotegida. Esto llevó a que se le solicitara su renuncia, la cual fue presentada en julio de 1810, y se nombró en su reemplazo a Mateo de Toro y Zambrano, Conde de la Conquista, que se encontraba en la asamblea en su carácter de jefe militar.

Se Convoca a Cabildo
De Toro y Zambrano tenía 83 años al asumir el cargo, una frágil memoria debido a su avanzada edad y falta de carácter. Por esta última razón, logró ser convencido por los juntistas para autorizar la convocación a un Cabildo Abierto, que se efectuaría el día 18 de septiembre de 1810, siendo el primer paso del proceso de nuestra independencia. En dicha asamblea y con la presencia de más de 400 vecinos, la mayoría de ellos criollos, se acordó organizar una Junta de Gobierno de carácter provisional, a nombre de Fernando VII. Debido a que la organización de este evento fue asumida directamente por los criollos, la mayoría de los asistentes eran personas afines a las ideas que proclamaban la conveniencia de formar una Junta de Gobierno, de esta manera, se evitaba cualquier alteración que pudiese provocarse durante el Cabildo.

Renuncia Mateo de Toro y Zambrano
El día de la junta, el gobernador De Toro y Zambrano abrió la sesión y renunció a su cargo diciendo: “Aquí está el bastón, disponed de él y del mando”. A continuación, su secretario, José Gregorio Argomedo, ratificó la decisión del conde y solicitó al Cabildo que se evaluaran los pasos a seguir.

En consecuencia, se dirigió a la asamblea el procurador José Miguel Infante quien manifestó que lo más conveniente para el país y para los intereses del rey, era la creación de una Junta de Gobierno. La propuesta fue aceptada por aclamación de la gran mayoría de los asistentes al Cabildo, bajo la consigna de “¡Junta queremos!”. Esta asamblea designó a los miembros de la primera Junta Nacional de Gobierno, la cual quedó integrada por nueve miembros.

Miembros Primera Junta de Gobierno
   

Presidente: Conde de la Conquista, Mateo de Toro y Zambrano. VicePresidente: Obispo electo de Santiago, José Antonio Martínez de Aldunate. Vocales: Juan Martínez de Rozas, Fernando Marqués de la Plata, Ignacio de la Carrera, Juan Antonio Rosales y el Coronel Francisco Javier Reina. Secretarios: Los doctores José Gregorio Argomedo y Gaspar Marín.

De esta forma, todas las autoridades españolas fueron destituidas al formarse la primera junta nacional de gobierno, comenzando a funcionar el principio de soberanía del pueblo, el cual da inicio al período conocido como la Patria Vieja, que abarca desde el año 1810 hasta 1814. La Junta recién formada, que produjo una gran alegría entre los vecinos, logró el reconocimiento de las ciudades y guarniciones militares más importantes del territorio, formándose así un poder centralizado que gozaba de un extenso apoyo. De esta forma comenzó una nueva fase en la historia de Chile, la que se caracterizaría por adoptar medidas que ayudaran a consolidar la nueva realidad política.

El 18 de septiembre de 1810, en un Cabildo Abierto con 450 asistentes se conforma y se lleva a cabo la primera sesión de la Primera Junta de Gobierno de Chile . Esta queda constituida por el entonces gobernador interino,Mateo de Toro Zambrano y Ureta, como Presidente ; José Antonio Martínez de Aldunate, como Vicepresidente ; José Gregorio Argomedo y Gaspar Marín , como Secretarios ;Fernando Márquez de la Plata, Juan Martínez de Rosas e Ignacio de la Carrera, como Vocales; y Francisco Javier Reina junto con Juan Enrique Rosales, como representantes de la Asamblea.

buscar

LA PRIMERA JUNTA DE GOBIERNO EN CHILE.

LA PRIMERA JUNTA DE GOBIERNO EN CHILE.

“Los sucesos ocurridos en España en 1808 afectaron la situación interna de la Capitanía General de Chile.El 10 de febrero de ese año moría el gobernador Luis Muñoz de Guzmán.El brigadier Antonio García Carrasco,quien residía en Concepción,hizo valer su derecho a sucederlo,asesorado por el abogado Juan Martínez de Rozas y apoyado por todos los jefes de graduación del ejército de la frontera.

Ante la actitud amenazante de los militares de Concepción,la Real Audiencia se vio obligada a reconocer al nuevo gobernador y a comunicarle que debía asumir el gobierno.En aquellos años la gran mayoría de los criollos era sincera y profundamente adicta al monarca y a la metrópoli.Aún entre los hombres con espíritu de reforma,existía claramente la fidelidad al rey.Entre ellos tenemos al propio Martínez de Rozas.

La política conservadora de García Carrasco,unida a otros hechos,como el de la fragata Escorpión y el envío al Perú de algunos representantes de la aristocracia criollaa,lo desprestigió enormemente. La fragata Escorpión era uno de los barcos ingleses que contrabandeaba en las costas chilenas.El gobernador supo de un contrabando que se realizaría en las costas de Topocalma,en el distrito de Colchagua, y junto con el norteamericano Enrique Faulkner y otros cómplices acordó apoderarse del barco por el hecho de ser contrabandista, y repartirse el botín.Su captura debía dar solamente participación al Fisco y no a los asaltantes.García Carrasco,sin

embargo,procedió a declarar la fragata como presa de guerra y efectúo el reparto sin tomar en cuenta las anteriores consideraciones.

Otro hecho iría a terminar por completo con el prestigio del gobernador.Las autoridades realistas descubrieron dos focos de agitación revolucionaria:uno en Concepción y otro en Santiago.En Concepción se reunían en casa del abogado José Antonio Prieto,connotados criollos preparando una sublevación militar en la frontera.Asimismo, en Santiago se denunció que en casa del mayorazgo José Antonio de Rojas se efectuaba una reunión en la que se conversaba sobre la posibilidad de un cambio de gobierno.

Inmediatamente se dictó la orden de apresar a tres de ellos:José Antonio de Rojas,Juan Antonio Ovalle,procurador del Cabildo, y al abogado argentino Bernardo Vera y Pintado.Esto sucedía el 25 de mayo de 1810.

Ante tales hechos,el Cabildo de Santiago,por consejo de la Real Audiencia,pidió la renuncia a García Carrasco.El 16 de julio el gobernador presentaba su renuncia y entregaba el mando al conde de la Conquista,Mateo de Toro y Zambrano, a quien le correspondía el cargo por orden de antigüedad”. (Fuente,Revista Apuntes,1984,Nº16.)

Hasta ese momento la idea de formar una Junta de Gobierno no había tomado cuerpo en todos los criollos,mas la Constitución de la Junta de Buenos Aires(mayo 25) y las noticias del repliegue español en la metrópoli estimularon la Constitución de una Junta Gubernativa.

El Cabildo de Santiago,compuesto fundamentalmente por criollos era,en la práctica,el principal impulsor de esta idea.De esta manera,presionando al Conde de la Conquista,logró que éste convocara para el 18 de septiembre a un Cabildo Abierto al cual concurrirían un representante de cada institución y más o menos 400 de los vecinos más destacados de la ciudad.

De este Cabildo Abierto surgirá la Primera Junta Nacional de Gobierno,que quedó compuesta de la siguiente manera:

Presidente:Mateo de Toro y Zambrano,conde la Conquista. Vicepresidente:José Antonio Martínez Aldunate,obispo de Santiago. Vocales: Fernando Márquez de la Plata Juan Martínez de Rozas Ignacio de la Carrera Francisco Javier Reina Juan Enrique Rosales.

“Todos los elegidos juraron cumplimiento fiel a sus cargos, y la Asamblea en pleno juró obediciencia a la nueva Junata de Gobierno instaurada en nombre del rey Fernando VII.Al atardecer,la Asamblea se disolvió en medio de ruidosas manifestaciones de entusiasmo y de alegría.Luego,todas las iglesias echaron al vuelo las campanas y un grupo numeroso recorría la ciudad aclamando las resoluciones del Cabildo y despertando el entusiasmo popular.

En apariencias,nada cambió.El Conde de la Conquista continuaba a la cabeza del Gobierno;la Real Audiencia seguía en la administración de la Justicia,todos los empleados administrativos seguían en sus puestos,ñas antiguas leyes coloniales seguían vigentes y hasta la bandera española seguía siendo la bandera nacional.Sin embargo, en el fondo,el cambio había sido radical.El Presidente de la Junta ya no iba a gobernar en virtud de una real orden,sino por designación del vecindario,era la voluntad de una asamblea popular la que ponía en sus manos el poder y todos sentían que un espíritu nuevo dominaba a Chile.

La junta recién instalada comunicó su designación a todos los gobiernos de América y al Consejo de Regencia de España. El contacto más estrecho lo tuvo con el régimen de Buenos Aires,el que envío a Santiago al agente José Antonio Álvarez Jonte”.(Fuente,Revista Apuntes Educación Media,1984,Nº16).

OBRAS DE LA PRIMERA JUNTA NACIONAL DE GOBIERNO.
La Junta de Gobierno en menos de 10 meses de funcionamiento realizó una serie de medidas de importancia trascendental y que reclamaban una mayor urgencia.Entre ellas podemos destacar:

=La creación de fuerzas militares para asegurar la defensa del país contra la agresión de cualquier enemigo y,especialmente,de la casi segura desaprobación del virrey del Perú,Fernando de Abascal,ante la constitución de un gobierno autónomo.Por ello se decretó la formación de un batallón de infantería,dos escuadrones de caballería y se fortaleció el batallón de artillería.En total,este primer ejército chileno llegó a tener más o menos 1500 hombres,más otros cuadros que ya existía en el país.Atendiendo a esta misma iniciativa,cabe señalar,también las gestiones que se hicieron tanto en Inglaterra,como ante la Junta bonaerense para conseguir armas.Sin embargo ambas iniciativas fueron infructuosas.

=Con el objeto de fortalecer el movimiento criollo se establecieron contactos con el gobierno de Buenos Aires.Los criollos bonaerenses,al conocer la noticia de la formación de la Primera Junta en Chile,enviaron a un representante,cargo que recayó en el abogado argentino,Antonio Álvares Jonte.

=Ante la petición de ayuda en hombres para la defensa de la Junta de Buenos Aires,Chile decidió enviar más o menos 400 hombres que pasaron a Mendoza y posteriormente se incorporaron a los ejércitos criollos aregentinos.Estos patriota sólo volvieron a Chile en 1813,para combatir contra los ejércitos realistas.

=En febrero de 1811 la Junta decretó la apertura de los fuertes chilenos al tráfico comercial con todas las naciones amigas o aliadas de España.Además,se autorizó el ingreso de cualquier tipo de mercaderías.excepto

ron,vino,cerveza,aguardiente,sombreros y especies estancadas en manos del fisco,rapé y naipes.

La apertura del comercio internacional era una antigua aspiración de los criollos más connotados.Mediante un decreto expedido en febrero de 1811,se declararon abiertos al tráfico comercial con naves amigas y neutrales los puertos de Coquimbo,Valparaíso,Talcahuano y Valdivia.

=La Junta también prohibió sacar la moneda divisionaria,el oro y la plata del país.Junto con ello se fijaron valores por concepto de internación de mercaderías provenientes del extranjero,siendo menores aquellas que provinieran de Buenos Aires y de Lima.

=Una medida que muestra claramente la intención de la Junta fue aquella que dispuso la liberación por un año y medio a los libros,planos,cartas,armas,pertrechos de guerra,imprentas,herramientas y maquinarias industriales.

=Una última medida importante de esta Junta de Gobierno fue la convocatoria a elecciones para la constitución de un Congreso Nacional.Este organismo se compondría de 36 diputados.En los primeros días de abril de 1811 debía efectuarse la elección en todos los distritos del país.Sin embargo,en Santiago se debió aplazar debido a que se produjo un alzamiento de tropas encabezadas por el español Tomás de Figueroa, y que tenía como objetivo impedir la realización de las elecciones.Después de un corto enfrentamiento,Figueroa se refugió en el convento de Santo Domingo,de donde fue sacado y ejecutado en la madrugada siguiente.

Ante la nueva situación creada la Junta de Gobierno,influenciada fuertemente por Juan Martínez de Rozas,actúo rápidamente y con la mayor energía,comprobada la participación de la Real Audiencia,la disolvió, y a los oidores los relegó a sitios apartados de la ciudad y a otros los envió al Perú,con respecto al ex gobernador García Carrasco,lo deportó también al Perú.