EXP. N.

° 4805-2004-HC/TC LA LIBERTAD JOSÉ ARTIDORO RODRÍGUEZ ESQUIVEL

RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
Lima, 9 de febrero de 2005 VISTO

El recurso extraordinario interpuesto por don Raúl Walther Salinas Sosa, en favor del ciudadano José Artidoro Rodríguez Esquivel, contra la resolución de la Segunda Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, de fojas 35, su fecha 19 de noviembre de 2004, que, confirmando la apelada, declaró improcedente la acción de hábeas corpus promovida contra el director del Centro de Rehabilitación Despertad, don Jaime Guzmán Barreno; y,
ATENDIENDO A 1. Que la demanda tiene por objeto que cesen las conductas inconstitucionales presuntamente cometidas en agravio del ciudadano José Artidoro Rodríguez Esquivel, consistentes en habérsele privado de su libertad y habérsele internado contra su voluntad en el Centro de Rehabilitación Despertad, ubicado en la calle Los Cocos, sector El Trópico, carretera a Huanchaco – Trujillo. Que, en el presente caso, y conforme aparece de la resolución de fecha 12 de marzo del 2003, emitida por el Primer Juzgado Especializado en lo Civil de Trujillo y obrante a fojas 10 y 11 de autos, la persona en cuyo favor se ha interpuesto el proceso se encuentra en calidad de interdicto civil provisional por haberlo dispuesto esta misma autoridad judicial mediante resolución del 9 de septiembre del 2002, habiéndose designado como su curadora provisional a doña Sarela Esquivel Castillo, a quien también se ha autorizado para que proceda a internar al supuesto agraviado a un establecimiento especial a fin de que reciba un tratamiento adecuado para su eventual rehabilitación. Por otra parte, y como consta a fojas 8 de autos, es dicha persona (su curadora) quien autorizó expresamente el internamiento de don José Artidoro Rodríguez en el antes referido centro de rehabilitación. Que cabe puntualizar, en el contexto descrito, que la situación jurídica del presunto agraviado obedece a un estado de incapacidad relativa motivado en el hecho de padecer de ebriedad habitual, encontrándose dicha hipótesis prevista en los artículos 44° inciso 6°) y 586° del Código Civil, que habilitan el régimen de curatela para casos como el señalado. En tales circunstancias, es evidente que se trata de una situación prevista por el ordenamiento jurídico y que, por principio, se presume regular, siempre que dicho régimen de restricción se desarrolle bajo los supuestos de ley y sobre todo dentro del respeto a los derechos constitucionales que puedan verse involucrados. Queda claro, en todo caso, que si el status referido se extendiera más allá de lo

2.

3.

facultades o libertades no susceptibles de restricción. el Tribunal Constitucional. con fecha 21 de octubre del 2004. sin embargo. también por su propia voluntad y decisión. ingresó por su propia voluntad al centro de rehabilitación emplazado. Publíquese y notifíquese. con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú RESUELVE Declarar que carece de objeto pronunciarse sobre el fondo de la controversia por haberse producido la sustracción de la materia. resultaría perfectamente legítimo el reclamo y posterior tutela en sede constitucional. en la fecha antes referida. SS. Que. necesariamente ha de estarse a la instrumental de fojas 9.permitido en términos razonables o involucrara aquellos atributos. lo que significa que el supuesto acto violatorio ha dejado de existir. e independientemente de la merituación sobre el tema de fondo. en la que aparece que la persona en cuyo favor se interpuso la demanda. ALVA ORLANDINI GARCÍA TOMA LANDA ARROYO .° 23506. En tales circunstancias. vigente al momento de plantearse la controversia. es evidente que se ha configurado en el caso de autos el estado de sustracción de la materia previsto en el inciso 1) del artículo 6° de la Ley N. para resolver la presente causa. Por estas consideraciones. 4. habiendo procedido a retirarse.

y conforme aparece de la resolución de fecha 12 de marzo del 2003. en favor del ciudadano José Artidoro Rodríguez Esquivel. ubicado en la calle Los Cocos. Que cabe puntualizar. don Jaime Guzmán Barreno. siempre que dicho régimen de restricción se desarrolle bajo los supuestos de ley y sobre todo dentro del respeto a los derechos constitucionales que puedan verse involucrados. a quien también se ha autorizado para que proceda a internar al supuesto agraviado a un establecimiento especial a fin de que reciba un tratamiento adecuado para su eventual rehabilitación.EXP. Que la demanda tiene por objeto que cesen las conductas inconstitucionales presuntamente cometidas en agravio del ciudadano José Artidoro Rodríguez Esquivel. de fojas 35. ATENDIENDO A 1. declaró improcedente la acción de hábeas corpus promovida contra el director del Centro de Rehabilitación Despertad. que.° 4805-2004-HC/TC LA LIBERTAD JOSÉ ARTIDORO RODRÍGUEZ ESQUIVEL RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL Lima. Que. por principio. la persona en cuyo favor se ha interpuesto el proceso se encuentra en calidad de interdicto civil provisional por haberlo dispuesto esta misma autoridad judicial mediante resolución del 9 de septiembre del 2002. que si el status referido se extendiera más allá de lo 2. y como consta a fojas 8 de autos. Por otra parte. es evidente que se trata de una situación prevista por el ordenamiento jurídico y que. En tales circunstancias. en el presente caso. emitida por el Primer Juzgado Especializado en lo Civil de Trujillo y obrante a fojas 10 y 11 de autos. encontrándose dicha hipótesis prevista en los artículos 44° inciso 6°) y 586° del Código Civil. y. sector El Trópico. contra la resolución de la Segunda Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de La Libertad. se presume regular. 3. N. carretera a Huanchaco – Trujillo. . en el contexto descrito. en todo caso. es dicha persona (su curadora) quien autorizó expresamente el internamiento de don José Artidoro Rodríguez en el antes referido centro de rehabilitación. consistentes en habérsele privado de su libertad y habérsele internado contra su voluntad en el Centro de Rehabilitación Despertad. habiéndose designado como su curadora provisional a doña Sarela Esquivel Castillo. 9 de febrero de 2005 VISTO El recurso extraordinario interpuesto por don Raúl Walther Salinas Sosa. que habilitan el régimen de curatela para casos como el señalado. Queda claro. su fecha 19 de noviembre de 2004. confirmando la apelada. que la situación jurídica del presunto agraviado obedece a un estado de incapacidad relativa motivado en el hecho de padecer de ebriedad habitual.

el Tribunal Constitucional. Que. para resolver la presente causa. 4. resultaría perfectamente legítimo el reclamo y posterior tutela en sede constitucional. con fecha 21 de octubre del 2004. ingresó por su propia voluntad al centro de rehabilitación emplazado.permitido en términos razonables o involucrara aquellos atributos. lo que significa que el supuesto acto violatorio ha dejado de existir. Publíquese y notifíquese. en la que aparece que la persona en cuyo favor se interpuso la demanda. vigente al momento de plantearse la controversia. SS. con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú RESUELVE Declarar que carece de objeto pronunciarse sobre el fondo de la controversia por haberse producido la sustracción de la materia. sin embargo. facultades o libertades no susceptibles de restricción. Por estas consideraciones. e independientemente de la merituación sobre el tema de fondo. es evidente que se ha configurado en el caso de autos el estado de sustracción de la materia previsto en el inciso 1) del artículo 6° de la Ley N. en la fecha antes referida. habiendo procedido a retirarse.° 23506. En tales circunstancias. también por su propia voluntad y decisión. ALVA ORLANDINI GARCÍA TOMA LANDA ARROYO . necesariamente ha de estarse a la instrumental de fojas 9.