AUTOPSIA CARDIACA EN PATOLOGÍA FORENSE Benito Morentin-Campillo, María Paz Suárez-Mier y Beatriz Aguilera-Tapia

El artículo materia de análisis trata respecto de la muerte súbita, de origen cardiaco u otro, el mismo que ha sido considerado en el ámbito médico legal el ejemplo característico de muerte sospechosa de criminalidad. Su presentación rápida y su carácter inesperado, con desconocimiento de la causa última de muerte, no permiten descartar su origen violento. Esto obliga al médico asistencial a la emisión del correspondiente parte judicial de defunción.

En el presente artículo los autores detallan

que corazón es esencial en la

investigación de un gran número de autopsias judiciales, pues los autores toman como base los estudios realizados en España donde se concluye que la primera causa de muerte súbita (MS) en adultos mayores de 30 años es la cardiopatía isquémica, mientras que en los más jóvenes predominan las miocardiopatías y las muertes inexplicadas (sin lesión aparente), que pueden ser debidas en muchos casos a canalopatías a las que pertenecen el síndrome de QT largo, síndrome de Brugada, síndrome de QT corto y taquicardia ventricular polimórfica

catecolaminérgica. Por lo que los autores explican de manera detallada cuales son las formas o protocolos que se deben utilizar al momento de realizar una autopsia para lo que se requiere un examen macroscópico y microscópico protocolizado. Sin embargo, es necesario recordar que en patología forense no es suficiente con el estudio del corazón, sino que es preciso efectuar un examen minucioso del lugar de los hechos, un estudio clínico detallado (antecedentes personales y familiares) y una autopsia completa (bien documentada fotográficamente), con estudios toxicológicos e histopatológicos de otros órganos. Solo así se puede realizar una correcta interpretación sobre la causa y mecanismo de la muerte.

En tal sentido podemos concluir que La autopsia sigue siendo un elemento válido e imprescindible en la investigación clínica. Aunque en las muertes súbitas generalmente se produce un fenómeno arrítmico letal no identificable a nivel

patólogos y médicos forenses que favorecería la posible identificación de factores de riesgo. químico. etc. junto con una información clínica completa. el estudio autópsico exhaustivo con técnicas radiológicas. En este sentido. y de esta manera poder eliminar o encontrar sospechas del modo de muerte de la persona a analizar. pues como lo mencione anteriormente se debe corroborar además con un examen minucioso del lugar de los hechos.toxicológicas y anatomopatológicas. patologías asociadas o la demostración de resultados compatibles con las hipótesis clínicas. constituye unelemento fundamental en la investigación de este tipo de muertes. ..histopatológico. testigos. es necesaria una estrecha colaboración entre clínicos.