LA PAZ EN CONSTRUCCIÓN

Un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador

Asociación PRO-BÚSQUEDA de Niñas y Niños Desaparecidos, con el apoyo de Save the Children, Suecia

Enero 2002

un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador

La paz en construcción

ÍNDICE
1. 2. 3. 4. Presentación Introducción Antecedentes y contexto
Revisión histórica – Familias salvadoreñas y cuidado sustituto

Página 3 Página 5 Página 10 Página 17

El fenómeno de los niños y niñas desaparecidas
Quitándole el agua al pez – Niños y niñas que desaparecieron en las ciudades: “casas de seguridad” – La responsabilidad de los miembros del FMLN en la separación forzada de niños y niñas – Niños y niñas desaparecidas debido a las circunstancias de la guerra – Niños y niñas salvadoreñas desaparecidas en Guatemala y Honduras – Las estadísticas de la investigación de PRO-BÚSQUEDA

5.

Sobre la pista de los niñas y niños desaparecidos
Orfanatos – Adopción dentro del Sistema Legal salvadoreño – Adopción “de hecho” o apropiación – Tráfico de niños y niñas – Creciendo en una base militar – La Cruz Roja Salvadoreña – La Procuraduría General de la República y la identidad personal de los niños y niñas – Paradero de los niños y niñas desaparecidas – Lugar de residencia actual de los niños y niñas localizadas

Página 23

6.

Las políticas de negación
Cómo ha manejado el tema el Gobierno salvadoreño – La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos – Niñas y niños desaparecidos en los tribunales salvadoreños – La Corte Suprema de Justicia – La Fuerza Armada de El Salvador

Página 52

7.

Problemas de salud mental
Las niñas y niños desaparecidos – Las familias de los niños y niñas desaparecidas – La reunificación de la familia

Página 63

8.

PRO-BÚSQUEDA: la organización y acciones principales
Acerca de la organización – Equipo de Investigación – Equipo de Psicología – Esfuerzos legales – Esfuerzos públicos

Página 76

9.

En retrospectiva
¿Qué posibilitó la desaparición de los niños y niñas? – Reconciliación – El valor de la experiencia de PRO-BÚSQUEDA – Otras lecciones aprendidas

Página 84

10.

Conclusiones
Recomendaciones

Página 91

2

un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador

La paz en construcción

1. Presentación
Este estudio aborda la problemática de la niñez desaparecida en El Salvador a partir del trabajo y la experiencia acumulados por PRO-BÚSQUEDA entre los años 1994 y 2001. Esta investigación se realizó en coordinación con Save the Children de Suecia, en el marco de una serie de estudios de casos de niñas y niños separados de sus familias en distintos países del mundo. A través de este documento esperamos presentar, tanto a instituciones como a particulares, la problemática de la niñez desaparecida en El Salvador: su magnitud, impacto, relevancia e implicaciones. La forma en que los niños y niñas desaparecieron durante la guerra civil salvadoreña no siempre fue la misma. Hubo casos en donde niños y niñas fueron literalmente arrancados de los brazos de sus madres, a punta de pistola, por miembros de la Fuerza Armada. En otros casos, niños y niñas fueron encontrados con vida después de una masacre o un enfrentamiento armado. Además, en las situaciones de extremo peligro generadas por el conflicto, muchas familias se vieron forzadas a confiar sus niños y niñas al cuidado de una tercera persona o institución; la mayoría de las veces, a pesar de los intentos de búsqueda, jamás los volvieron a ver. De la misma manera, lo que les ha ocurrido a los niños y niñas después de su desaparición no responde a un patrón único. Después de que fueron separados forzosamente de sus familias, algunos sufrieron situaciones de explotación y abuso sistemático. Otros fueron recibidos y criados en hogares en donde los llenaron de amor y atención. Es posible que algunos de ellos todavía no sepan que viven con una familia adoptiva. Algo que todos los niños y niñas desaparecidas tienen en común es que perdieron su nombre, o parte de él, y los nexos con su ambiente familiar. Y con ello perdieron una parte fundamental de su identidad. Los esfuerzos de PRO-BÚSQUEDA se enfocan en devolver esta parte perdida de sus vidas a los niños y niñas desaparecidas, quienes ahora son adolescentes o adultos jóvenes, y enriquecer así sus vidas. Asimismo, la labor de PRO-BÚSQUEDA tiene el propósito de compensar el daño y el dolor de las familias de los niños y niñas desaparecidas, para que puedan comenzar una vida nueva, incluyendo una relación con su pariente que se encontraba desaparecido. Durante los primeros años, PRO-BÚSQUEDA solamente podía especular acerca de las implicaciones sociales y psicológicas de la problemática. Además, la reacción de las instituciones gubernamentales hacia el tema era incierta. En este momento, la organización tiene mucha más claridad acerca de todos estos aspectos y considera apropiado compartir un informe acerca de su experiencia. Este documento acerca de los niños y niñas desaparecidas en El Salvador de ninguna manera es un informe definitivo o final. Es más bien un intento por presentar el tema de una manera objetiva, con el fin de que deje de ser un problema que sólo concierne a las familias de los niños y niñas desaparecidas y se convierta en un tema básico en un país que necesita la paz y la reconciliación.

3

En atención a la petición de algunos testigos que aparecen en este documento. 4 . eran menores de 13 años. sus nombres han sido cambiados.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción La mayor parte de la información que este informe contiene procede de la documentación de los casos que PRO-BÚSQUEDA ha investigado. El documento también cita otras fuentes de información. El análisis y las estadísticas reflejan los casos de niños y niñas que. al momento de su desaparición. especificando siempre su fuente. tales como demandas judiciales y periódicos.

dentro del marco de su organización. ha sido uno de los obstáculos más grandes para las familias y los investigadores de PRO-BÚSQUEDA. La noticia se difundió por todas las comunidades de Chalatenango como una ola de esperanza. El número de casos reportados se incrementó cada año. responder a las demandas de verdad. que tuve el mandato de documentar y clarificar las violaciones a los Derechos Humanos ocurridos durante la guerra civil. y mandar una circular a los orfanatos salvadoreños. PRO-BÚSQUEDA ha definido como su objetivo principal “buscar a los niños y niñas desaparecidas a consecuencia del conflicto armado en El Salvador. de la cooperación de los testigos de las desapariciones. Las familias decidieron que la prioridad de PRO-BÚSQUEDA debe ser la búsqueda de los niños y niñas desaparecidas. También se incrementó la cantidad de casos resueltos. El primer reencuentro familiar se llevó a cabo. Las posibilidades de concretar reencuentros dependen. Cuando se dieron cuenta de que las instituciones estatales no tenían disposición de cumplir con su mandato legal en relación al tema. tales como una conferencia de prensa en la capital. por salvadoreños refugiados procedentes de Honduras. ubicado en el departamento de Chalatenango. Los retos han sido grandes —y continúan siéndolo. El primer grupo de familiares que formó PRO-BÚSQUEDA se reunió durante el proceso de documentación de las violaciones a los Derechos Humanos que ocurrieron en Chalatenango1. San Salvador. algunas de las personas más perseguidas durante los primeros años del conflicto armado. en el pueblo de Guarjila. La renuencia a proporcionar información. 1 5 . las familias decidieron continuar con la búsqueda por su propia cuenta. PRO-BÚSQUEDA ha promovido los reencuentros de las familias en base al principio de reconciliación entre la familia Los resultados de dicho proceso fueron presentados a la Comisión de la Verdad. El padre Jon Cortina y sus colaboradores en una comisión local de Derechos Humanos apoyaron la iniciativa de búsqueda de las familias y las ayudaron a preparar sus demandas en los tribunales de Chalatenango. mostrada por las instituciones estatales y también por algunas instituciones privadas. en los últimos años de la guerra. Otras familias que habían sufrido y continuaban sufriendo la desaparición de sus niños y niñas se presentaron y hablaron con el grupo inicial para participar en la búsqueda. el 16 de enero de 1994. Introducción PRO-BÚSQUEDA es una asociación de familias salvadoreñas que han sufrido —y en muchos casos aún sufren— la desaparición forzada de sus niños y niñas a causa de la guerra civil en El Salvador. informantes e instituciones involucradas. Ya que sus pequeños habían desaparecido en circunstancias similares. también los nuestros lo están”. lo que le dio una señal de esperanza a las familias.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción 2. El grupo se encargó de otras acciones. Las familias afectadas por las desapariciones vivían en las comunidades repobladas. una iniciativa auspiciada por las Naciones Unidas como parte de los Acuerdos de Paz. y a través de su encuentro. y contribuir a la creación de herramientas legales e institucionales para encontrar la solución a esta problemática”. los parientes concluyeron: “Si estos niños están vivos. en gran parte. La búsqueda de los niños y niñas desaparecidas es un proceso largo y difícil. justicia y reparación.

la estructura interna de las organizaciones político-militares en las áreas urbanas se caracterizó por su clandestinidad: sus miembros alquilaban casas para esconder gente y armas. a punta de pistola. los líderes de la guerrilla presionaron a las familias para que se separaran de sus niños y niñas. La forma en que estos niños y niñas desaparecieron no siempre fue la misma. por lo que había niños y niñas viviendo en esas casas. En otras muchas ocasiones.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción biológica. los niños fueron encontrados con vida en medio de cadáveres después de una masacre o un enfrentamiento armado. En estas casas. Algunos de los niños y niñas ya localizados —que ahora son jóvenes adultos— vivieron en diferentes orfanatos del país después de su desaparición. La represión política fue más selectiva cuando estuvo dirigida hacia personas involucradas en sindicatos de trabajadores o estudiantiles que se sospechaba tenían conexiones con la guerrilla. Para encubrir. Además. los niños encontrados y la familia adoptiva (en los casos en los que se llevó a cabo una adopción). algunos de los miembros de los grupos aparentaban ser esposos y tener su propia familia. Las dinámicas del conflicto armado en las áreas urbanas fueron diferentes a las de las áreas rurales. La mayoría de las personas detenidas en esas circunstancias todavía se encuentra desaparecida. Los violentos acontecimientos durante la guerra generaron innumerables situaciones imprevistas. En algunos casos. y en muchos casos los progenitores jamás se pudieron reunir nuevamente con sus hijos e hijas. fueron literalmente arrancados de los brazos de sus madres por miembros de la Fuerza Armada que participaban en operativos militares de contrainsurgencia. incluyendo los niños y niñas. Por otro lado. También hubo casos en los que el FMLN obligó a algunos de sus miembros a dejar a sus hijos e hijas en las “casas de seguridad” para que sirvieran como pantalla de las actividades clandestinas. El destino de los niños y niñas después de su desaparición varía. también a los miembros de la fuerza guerrillera del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se les considera responsables de separaciones familiares forzadas. De una manera diferente. para que funcionaran como lugares de almacenaje o imprentas y para realizar reuniones secretas. a pesar de los desesperados esfuerzos por buscarlos. realizaban un allanamiento. Los enormes desplazamientos de personas y la fragmentación de la familia en busca de refugio y seguridad contribuyeron a convertir a la separación involuntaria de niños y niñas en un problema que en la actualidad afecta a miles de familias salvadoreñas. Hay dos casos documentados en los que los niños y niñas. los miembros de las células guerrilleras trataban de dar la imagen de una familia normal. las situaciones de peligro extremo causadas por el conflicto armado obligaron a muchas familias a dejar a sus hijos e hijas bajo el cuidado de terceros o instituciones. Las investigaciones de PRO-BÚSQUEDA conducen a identificar algunas tipificaciones generales. Cuando uno de los cuerpos de seguridad del Estado descubría una de estas casas. En 6 . llamadas también “casas de seguridad”.

en los resultados de su trabajo. De los niños y niñas que pasaron la mayor parte de su niñez y juventud en una base militar. Tradicionalmente. La verdad y su reconocimiento público tienen. y ha contribuido a promover el trabajo sobre este tema en otros países de la región. La contribución proporcionada por PRO-BÚSQUEDA al movimiento de Derechos Humanos en general. Tienen. En un país con altos niveles de impunidad. Los métodos de documentación e investigación activa de PRO-BÚSQUEDA han posibilitado la apertura de 653 expedientes en un período de seis años. La motivación principal del Gobierno es el miedo a que la investigación acerca de los acontecimientos del pasado pueda poner en peligro la impunidad de la que disfrutan los responsables de las violaciones a los Derechos Humanos. De hecho. por otra. por sí mismos. en la búsqueda de los niños y niñas desaparecidas. la impunidad ya no es vista únicamente como un crimen sin castigo (y jamás debió ser vista de esa manera). con sus identidades total o parcialmente cambiadas. el Gobierno de El Salvador expresó formalmente esta política pública de “borrón y cuenta nueva”. y a los derechos de los niños y niñas y adolescentes en particular. la problemática gira entre dos tendencias: por una parte. constituyen los objetivos principales y el propósito central de la Asociación. La desaparición forzada de personas en El Salvador. a donde fueron llevados después de su desaparición. y en muchos otros países de la región. Efectivamente. PRO-BÚSQUEDA dio prioridad a la búsqueda de la verdad y la reconciliación y ha dejado la decisión de tomar acciones legales a cada familia. Aunque existen innumerables crímenes relacionados con las desapariciones forzadas. mucho más que el miedo al castigo. son pocos los que han sido encontrados.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción muchos otros casos. entre los cuales se cuentan funcionarios del Gobierno en funciones. Efectivamente. no se limita a haber colocado el problema de la desaparición forzada de niños y niñas a la vista del público. el movimiento público de Derechos Humanos demanda justicia y. valor de justicia. la postura oficial insiste en el “perdón y olvido”. y la resolución de más del 30% de dichos casos. La decisión de elegir la búsqueda de la verdad como forma de orientar su trabajo da como resultado el reconsiderar el concepto clásico de impunidad. más aún. Su contribución principal consiste en los métodos que ha utilizado y. los niños y niñas. el esfuerzo de PRO-BÚSQUEDA ha permitido al público conocer detalladamente las características de la desaparición forzada infantil en El Salvador. el valor moral y la capacidad de prevenir e impedir violaciones a los Derechos Humanos. con 7 . PRO-BÚSQUEDA optó por la búsqueda de la verdad y por la reconciliación entre los niños y niñas y sus padres. Después de que la Comisión de la Verdad publicó su informe. en lugar de acusar y buscar castigo para los culpables. es un tema delicado y que todavía aguarda solución. A fin de respaldar legalmente esta posición. La impunidad también es la ausencia de verdad. redactó y aprobó una Ley General de Amnistía. Otros niños fueron víctimas de apropiación ilegal o de tráfico infantil. PRO-BÚSQUEDA ha mostrado el alcance de las desapariciones forzadas de niños y niñas en este país. La verdad y la reconciliación no son solamente dos palabras para PROBÚSQUEDA. fueron dados en adopción “legal” a familias extranjeras.

un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador

La paz en construcción

dificultades para investigar las violaciones a los Derechos Humanos, la actividad de PRO-BÚSQUEDA tiene el valor y la fuerza para dar un ejemplo. Naturalmente, el tema de los niños y niñas desaparecidas no se resuelve automáticamente con el descubrimiento de la verdad y localizando a los niños y niñas. El reencuentro de la familia es el punto de partida para una nueva fase en la vida de los niños y niñas encontradas, la familia biológica y la familia adoptiva. La separación violenta, la ausencia de los padres biológicos durante los momentos cruciales del desarrollo de un niño o niña, y las diferencias culturales y sociales entre la familia adoptiva y biológica, son sólo algunos de los factores que afectan al proceso de reintegración familiar. La sociedad civil salvadoreña y algunos de los medios de comunicación locales han reconocido el trabajo de la Asociación durante estos años. PRO-BÚSQUEDA hizo visible la problemática de los niños y niñas desaparecidas, de tal manera que diferentes sectores de la sociedad reconocen ahora la importancia del tema. La Asociación ha trabajado, a través de los años, en involucrar a las instituciones gubernamentales en su trabajo. El 20 de mayo de 1999, la Asociación hizo una propuesta pública de crear la “Comisión Nacional de Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidas a consecuencia del Conflicto Armado en El Salvador”. Aunque los partidos de derecha en la Asamblea Legislativa eventualmente rechazaron la propuesta, ésta originó una discusión interesante, a alto nivel, acerca del tema. La insistencia de PRO-BÚSQUEDA dio como resultado la creación de un grupo de trabajo multi-institucional coordinado por el Procurador General de la República. Otros países de la región centroamericana que sufrieron los efectos de los conflictos durante los años setenta y ochenta no están exentos del problema de los niños y niñas desaparecidas. Al igual que en El Salvador, el tema no se visibilizó hasta que, en los años noventa, se recopiló y estudió la información sobre las violaciones a los Derechos Humanos en general, y específicamente sobre los niños y niñas desaparecidas. Grupos de Derechos Humanos y de Derechos del Niño en Guatemala, Honduras y Nicaragua han solicitado la asesoría de PRO-BÚSQUEDA, y la Asociación ha apoyado la creación de iniciativas de rastreo de niños y niñas desaparecidas en Guatemala y Nicaragua. El reporte de la Comisión de Esclarecimiento Histórico2 (CEH), titulado “La Memoria del Silencio” y publicado en febrero de 1999, indica la existencia de al menos 680 casos de niños y niñas víctimas de desapariciones forzadas en Guatemala (el 11% de ellos desapareció durante operativos militares). Aproximadamente, de estos 680 niños y niñas, 300 eran menores de 12 años. La CEH declaró3 que durante el
Auspiciada por las Naciones Unidas, la Comisión de Esclarecimiento Histórico investigó y documentó las violaciones a los Derechos Humanos acaecidas durante la guerra civil de Guatemala. 3 La Comisión de Esclarecimiento Histórico propuso acciones para compensar a las víctimas de las desapariciones forzadas y pidió “al Gobierno de Guatemala promover urgentemente las actividades orientadas a la búsqueda de niños desaparecidos”. Entre ellas, “la creación de una Comisión Nacional para la búsqueda de niños y niñas desaparecidas con la función de buscar a los niños y niñas desaparecidas, aquellos adoptados ilegalmente o separados ilegalmente de sus familias y para documentar su desaparición”. Esta propuesta es semejante a la que PRO-BÚSQUEDA propuso al Gobierno de El Salvador.
2

8

un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador

La paz en construcción

conflicto en Guatemala “existió una separación generalizada de niños y niñas de sus familias”. También en Nicaragua se han registrado casos de niños y niñas desaparecidas4. PRO-BÚSQUEDA ha contribuido al necesario proceso de curación en toda la región centroamericana, a fin de ayudar a superar las experiencias traumáticas colectivas de las guerras civiles. El trabajo de la Asociación contribuye a la reconstrucción del tejido social destruido por la guerra. También llama la atención pública sobre la importancia de diseñar políticas enfocadas a la familia, la niñez, y la juventud, como mecanismo para enfrentar el tema de la violencia en el país. Además de contribuir a encontrar la verdad en muchos casos individuales, PRO-BÚSQUEDA también ha contribuido al descubrimiento de la verdad colectiva, la cual es fundamental para dignificar y reconciliar una sociedad desgarrada por la guerra. En la actualidad, las acciones de PRO-BÚSQUEDA son variadas: enfrentar el problema de la desaparición forzada de niños y niñas durante la guerra, buscar la verdad, promover la reconciliación de las familias y ayudar a reconstruir el tejido social, luchar contra la impunidad y contribuir a la compensación moral de las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos. Todas estas acciones posibilitan que el trabajo de PRO-BÚSQUEDA tenga un impacto sobre las políticas estatales y ayude a transformar a los niños de la guerra en adultos pacificadores.

4

Según un estudio de Estela Heredia (Análisis de situación de menores víctimas de guerra – Anexos, citado en UNICEF, Nicaragua, 1996), 1191 niños y niñas entre los 0 y los 15 años, y 1565 entre los 15 y los 19 años fueron secuestrados en el marco del conflicto.

9

un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador

La paz en construcción

3. Antecedentes y contexto Revisión histórica El Salvador es un pequeño país situado sobre la costa del Pacífico de Centro América. Una larga cadena de volcanes, valles y lagos atraviesa el país desde el oeste al este. La frontera con Honduras está formada en su mayor parte por cordilleras montañosas y el río Lempa recorre El Salvador por muchos kilómetros antes de llegar al Océano Pacífico. Muchos de sus casi seis millones de habitantes viven de las actividad agrícola: cultivo de maíz y frijoles. La mayoría de la actividad económica se concentra en la capital, San Salvador, donde también están ubicadas las cedes de las instituciones gubernamentales. Durante todo el siglo pasado, la pobreza se difundió en El Salvador. Los ingresos per cápita están entre los más bajos del hemisferio5 y se distribuyen desigualmente entre los salvadoreños. La distribución de la tierra también es muy desigual, colocando las principales riquezas del país (las fincas de café) en las manos de pocos grandes terratenientes. A lo largo de la historia de El Salvador, una pequeña clase privilegiada ha monopolizado las riquezas y el poder político. La negativa de estos privilegiados a permitir cambios políticos y económicos, tales como la Reforma Agraria y el incremento del salario mínimo, creó la polarización social que desembocó en la guerra civil. Es importante tomar en cuenta que el conflicto salvadoreño se desarrolló en un contexto regional. Durante tres décadas, la lógica de insurgencia y contrainsurgencia determinó una parte importante de la historia de Latinoamérica6. En 1972, por primera vez en la historia de El Salvador, la oposición democrática ganó las elecciones presidenciales. Para revertir este proceso y mantener el poder, los militares y el Gobierno de aquel entonces cometieron un fraude a gran escala. Después de esto, muchos sectores de la oposición fueron arrastrados hacia una resistencia más radical. Comenzaron a operar pequeñas unidades de guerrilla urbana, saboteando los intereses del Gobierno. También el movimiento popular de trabajadores cobró fuerza y expresó su descontento con el Gobierno. El Ejército y las Fuerzas de Seguridad comenzaron a dirigir operaciones secretas para monitorear y reprimir a la oposición. En 1975 reprimieron violentamente una manifestación de estudiantes en contra del Gobierno, lo que dejó docenas de muertos y desaparecidos. La inconformidad se diseminó hasta las áreas rurales empobrecidas del país, en donde las organizaciones de campesinos crecían rápidamente, tanto en número como en influencia. En 1976 se dio un nuevo fraude electoral y el General Romero tomó el poder con la promesa de intensificar la represión.
5 6

US$ 470 en 1983 – Marvin E. Gettleman, El Salvador: Centro América en la nueva Guerra Fría, 1986. Muchos conflictos ocurrieron en este contexto de Guerra fría en Latinoamérica. Algunos ejemplos son: el golpe de Estado contra Jacobo Arbenz, en Guatemala; la Revolución Cubana; el golpe de Estado en Chile, de 1973; la Guerra Sucia, en Argentina; y la Revolución Sandinista, en Nicaragua.

10

un golpe militar expulsó del poder al General Romero y se instaló una Junta Militar integrada y apoyada por oficiales jóvenes inclinados a las reformas. 11 . Monseñor Romero. el movimiento popular organizó una gran manifestación exigiendo reformas y el fin de la violencia. Sin embargo. Dos meses después. la Guardia Nacional y los escuadrones de la muerte masacraron a familias enteras. un tirador de los escuadrones de la muerte asesinó al Arzobispo Romero mientras celebraba una misa en una capilla de San Salvador. principalmente dedicados al cultivo de alimentos básicos y jornaleros. La Iglesia Católica llegó a ser una de las voces más importantes del país en contra de la violencia. la concentración de personas más grande que se ha visto en el país. Arzobispo de San Salvador. La muerte de Monseñor Romero es considerada por muchos como el hecho que marcó el principio de la guerra civil de El Salvador. estos jóvenes militares aportaron algunos elementos progresistas al Gobierno a fin de comenzar con las reformas.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción En el campo. Por su impresionante trabajo en favor de los Derechos Humanos lo llamaron “ la voz de los sin voz”. Varios miembros de la Junta renunciaron y fueron forzados al exilio. la Guardia Nacional asesinó al jesuita Rutilio Grande en el pueblo de Aguilares. La Iglesia también jugó un papel importante en el conflicto. crecientes sectores de la oposición optaron por la lucha armada. La Guardia Nacional disparó a los asistentes desde los techos causando gran mortandad. muchos sacerdotes animaron la creación de organizaciones de trabajadores y lucharon junto a ellos en favor de las reformas. Miles de personas asistieron a su funeral. fue uno de los pocos salvadoreños que tuvo el valor de denunciar públicamente lo que estaba pasando. al principio en forma secreta y después abiertamente. Francotiradores en los techos mataron a docenas de manifestantes. se dieron cuenta de que los sectores de la derecha habían recuperado el control del Ejército. rápidamente. En 1977. Los grandes terratenientes contrataron a miembros de la Guardia Nacional y otras fuerzas de seguridad para evitar que los campesinos tomaran el mando de sus propiedades e incluso para asesinar a los líderes de la oposición. el clamor por la Reforma Agraria cobró más fuerza. En octubre de 1979. y la represión se intensificó. Durante los meses siguientes a su 7 Agricultores. Como respuesta a la violencia represiva. Los campesinos7 que sobrevivieron huyeron a áreas más remotas y formaron campamentos con la intención de defenderse de la Guardia Nacional y los grupos paramilitares. Las fuerzas de seguridad dispersaron violentamente la marcha de protesta. por tanto. El Gobierno armó y auspició estos grupos. Los parientes de las personas desaparecidas por las fuerzas de seguridad pidieron ayuda a la Iglesia. Casi un millón de personas se concentró en las calles de la capital. En las zonas rurales en donde comenzaron las actividades guerrilleras. Como resultado de la influencia de la “Teología de la Liberación” en El Salvador. las autoridades también persiguieron a miembros de la Iglesia salvadoreña. Por todo el país aparecieron escuadrones de la muerte vinculados a la extrema derecha. En enero de 1980.

pues la consideraba la fuerza y sostén del FMLN en las zonas conflictivas. maestros y sindicalistas eran constantemente capturados y desaparecidos. En 1980. tal como se consideran en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. que luchó por años en una guerra a “las escondidas” con el Ejército salvadoreño. En octubre de 1980. Esta estrategia se denominó “quitarle al pez el agua”. los cinco grupos acordaron formar un frente común. El atribuir estas violaciones a las actividades de la guerra y sus consecuencias es una simplificación. El FMLN lentamente se constituyó en un ejército formal. En 1981 y 1982. se suprimieron de acuerdo a los intereses de las partes en conflicto. El Batallón Atlacatl asesinó sistemáticamente a más de mil personas en la provincia de Morazán. Los soldados masacraron a miles de personas8. que contaba con mejor equipo. La naturaleza política e ideológica del conflicto no Por ejemplo. de acuerdo a los movimientos del Ejército en el área. muchos pueblos y cantones ya habían sido abandonados. Cabañas. 10 La masacre de El Mozote es la más conocida de estas operaciones.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción muerte. se defendió y forzó a los rebeldes a huir a las montañas. destruían cultivos y ganado. niños y niñas. estudiantes. En la ciudad. En las áreas más conflictivas (los departamentos de Chalatenango. los batallones especiales. quemaban caseríos. ejecutado por el Gobierno después de la fracasada insurrección de 1932. Usulután y Morazán). las fuerzas guerrilleras consolidaron su influencia en ciertas áreas que llamaron “zonas liberadas”. Después de la ofensiva. A finales de 1982. 9 Farabundo Martí fue un líder comunista de El Salvador. masacraban a miles. incluyendo mujeres. En el campo. Solamente grupos pequeños que no quisieron dejar el país se quedaron en las montañas con los guerrilleros. Durante las operaciones de contrainsurgencia10. 8 12 . del 11 al 13 diciembre de 1981. el Ejército salvadoreño dirigió su estrategia militar en contra de la población simpatizante de la guerrilla. Los rebeldes pudieron tomar algunos de los centros urbanos. la mayoría de los partidarios civiles de la guerrilla que sobrevivieron había huido a los campamentos de refugiados en Honduras. conocido como el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional9. dando paso a violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos. San Vicente. Durante la guerra civil. En ese momento había cinco movimientos guerrilleros operando en el país y cada uno contaba con algunas pocas piezas de artillería u otras armas. las fuerzas guerrillas lanzaron una ofensiva militar a escala nacional. dejando toda el área devastada. miles de personas fueron asesinadas. Miles de civiles partidarios de los rebeldes vivían en los campamentos o en los caseríos abandonados. El 10 de enero de 1981. desplazándose de un lugar a otro. las garantías legales básicas. el Ejército salvadoreño mató aproximadamente a 600 refugiados en un solo ataque cerca del Río Sumpul. el Ejército atacaba sorpresivamente los campamentos de refugiados y los caseríos en los que creía se escondían personas simpatizantes de la guerrilla. entrenados en Estados Unidos. el 14 de mayo de 1980. la guerrilla trasladó de la ciudad al campo sus actividades principales para preparar una insurrección popular a gran escala. pero el Ejército. Cuscatlán.

a la empleada que los asistía y a la hija de ésta. La ayuda militar desde Estados Unidos y las estrategias de contrainsurgencia jugaron un papel importante en este régimen de terror. miles de casos de violaciones a los Derechos Humanos. que incluyó la inserción política de los ex guerrilleros. el Gobierno se comprometió a un extenso proceso de democratización del sistema político salvadoreño.000 desaparecidas y más de un millón en el exilio. el Gobierno de El Salvador firmó los Acuerdos de Paz. los que les proveían de comida u otros suministros y aquellos que tenían nexos familiares con los miembros del grupo. Además. dirigida por jesuitas. Cuscatlán y Cabañas. como resultado de dichos Acuerdos. miles fueron asesinados y el Ejército salvadoreño institucionalizó prácticas de tortura y desaparición forzada. la creciente presión internacional por el negativo récord en Derechos Humanos propició que las violaciones cambiaran de un patrón indiscriminado a otro más selectivo. En su informe.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción solamente creó un “enemigo” que utilizó la violencia en contra del grupo de oposición. en noviembre de 1989. A finales de los ochenta. La guerra continuó y entró en una fase de estancamiento militar. la Comisión de la Verdad puso al servicio de la sociedad la información sobre las atrocidades cometidas durante 12 años de guerra. A partir de 1986. La presión internacional también fue esencial en la decisión del Gobierno de aceptar las negociaciones de paz. El informe concluyó que durante el conflicto armado se violaron sistemáticamente los derechos más básicos de miles de hombres y mujeres salvadoreñas. el Gobierno salvadoreño se convirtió en uno de los más grandes violadores de los Derechos Humanos en el hemisferio oeste. titulado “De la locura a la esperanza”. en un período de ocho meses. más de 7.000 personas muertas. Durante esta ofensiva. en México. Los soldados mataron a seis sacerdotes jesuitas. A principio de los ochenta. los refugiados regresaron a sus lugares de origen en Chalatenango. El 16 de enero de 1992. poniendo así fin a 12 años de guerra civil. 13 . Naciones Unidas formó una “Comisión de la Verdad” para examinar los “actos de violencia que sacudieron a la sociedad salvadoreña”. Una nueva ofensiva de la guerrilla. Por primera vez. demostró que no era posible que se diera una solución militar al conflicto. El conflicto armado en El Salvador dejó más de 70. Entre los sacerdotes se encontraba Ignacio Ellacuría. sino que también la represión afectó a aquellos que compartían las ideas o simpatizaban con aquél. rector de la Universidad y el crítico más destacado de las prácticas del Ejército y el Gobierno. A cambio de la desmovilización definitiva de la guerrilla. Morazán. una unidad del Batallón Atlacatl rodeó las instalaciones de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA). Sus consecuencias son ampliamente conocidas: más de un millón de salvadoreños tuvieron que huir de sus hogares. las presiones internacionales que siguieron a este suceso forzaron al Gobierno salvadoreño a montar una persecución en contra de un oficial del Ejército. La Comisión de la Verdad tuvo la difícil tarea de documentar.

Con mucha frecuencia. Diferentes organizaciones comunales. La mujer tiene entonces que depender de su extensa familia para la crianza de sus hijos. incluyendo las referidas al destino de miles de salvadoreños desaparecidos. Los elementos que influyen sobre este comportamiento son el machismo y las normas religiosas. la tradición no favorece el control natal o la planificación familiar. y acarrea la violación simultánea de otros innumerables derechos. la Comisión propuso varias recomendaciones orientadas hacia la reconciliación y democratización de la sociedad salvadoreña. del proceso de paz. no son raras las familias de ocho hijos. Familias salvadoreñas y cuidado sustituto Típicamente. Los niños y niñas comienzan a trabajar desde muy jóvenes: las niñas generalmente en los oficios de la casa y los niños en la agricultura. para que presentaran sus casos. Los adultos consideran este trabajo como parte de la formación básica de los niños y niñas. Las familias de madres solteras son muy comunes. El trabajo en nombre de la compensación para las víctimas y la reconciliación nacional se dejó entonces en manos de varios sectores de la sociedad civil. Esta labor constituyó la base para ayudar a las familias y parientes a organizarse en la búsqueda de la verdad acerca de sus seres queridos desaparecidos. Pese a ser una de las peores violaciones a los Derechos Humanos. En el campo. La inestabilidad de esta unión es relativamente alta. con el apoyo de organizaciones de Derechos Humanos. La mayoría de las recomendaciones hechas por la Comisión de la Verdad fueron rechazadas por el Gobierno y. el hombre no asume la responsabilidad social ni económica de los hijos.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Para cumplir con su mandato oficial. aun las de las áreas más remotas. Aunque en algunos lugares este patrón está comenzando a cambiar. por lo tanto. jamás se implementaron. La desaparición forzada es una violación a los Derechos Humanos que no prescribe mientras el niño o la niña no aparezca o sea localizada. o éstas se encuentran muy 14 . La falta de tiempo y de recursos impidió la investigación de la mayoría de los casos que la Comisión documentó. dejando así sin respuesta muchas preguntas. En el área rural. En algunas áreas rurales remotas no hay acceso a escuelas. la desaparición forzada de niños y niñas es uno de los asuntos todavía pendientes. recopilaron las denuncias e hicieron un esfuerzo por ayudar a las personas afectadas. las familias salvadoreñas se caracterizan por ser numerosas. la Asamblea Legislativa aprobó una Ley de Amnistía que sepultó las esperanzas de justicia. protegió a los culpables y anuló cualquier procedimiento legal relacionado con los crímenes cometidos durante el conflicto. Cinco días después del lanzamiento oficial del Informe de la Comisión de la Verdad. y de urgente solución. ni la Comisión de la Verdad ni las organizaciones de Derechos Humanos existentes tomaron en sus manos el asunto de la desaparición forzada de niños y niñas. las uniones entre el hombre y la mujer con frecuencia no se formalizan con el matrimonio. Sin embargo.

muchos huérfanos de la guerra. terminaron en instituciones o fueron adoptados por familias que no tenían ningún tipo de relación con la familia biológica del niño o niña. los fuertes vínculos familiares de las comunidades rurales se reforzaron. pero. Por otra parte. Muchos de los pueblos más pequeños. en algunos casos. se destruyeron. en otros. algunas comunidades fueron literalmente divididas por los conflictos políticos. es muy común para los abuelos. Para los refugiados. los abuelos son los que brindan el cuidado sustituto. Las organizaciones religiosas y comunales dependieron en gran medida de los nexos entre las familias para crecer y ganar fuerza en muchas partes del campo. Sin embargo. Si esto no era posible. En aquellos años. en las comunidades repobladas en diferentes partes del país. Durante los primeros años de la guerra. Durante la guerra. llevan el nombre de la primera familia que se estableció en el lugar. es muy común que los vínculos familiares se extiendan a grandes secciones de la comunidad. A finales de los setenta. En la ciudad. cuidan a los niños y niñas. las familias de la comunidad absorbían a los niños y niñas que habían perdido a sus padres. Con frecuencia. los parientes más cercanos protegían a los niños y niñas. había muy 15 . o sólo asiste a primer y segundo grado. especialmente en las épocas de la corta de café y caña. Estos patrones rurales se reproducen en las familias urbanas. u otros niños y niñas desprotegidas o sin acompañamiento. pronto comenzó a tocar a familias o comunidades enteras. Un porcentaje considerable de los niños y niñas que viven en el campo no asiste a la escuela. la lógica de la supervivencia se imponía a cualquier otro interés. la organización comunal alcanzó completamente a la estructura familiar. Comúnmente. con frecuencia. Por otro lado. principalmente para la abuela. La difícil situación económica de la mayoría de las familias obliga a muchas madres y padres a trabajar fuera de su pueblo permanentemente o durante largos períodos de tiempo. y todavía se mantienen.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción lejos. el Ejército también intentó ganar una base de apoyo en el área rural a través del patrocinio de organizaciones anticomunistas paramilitares. Especialmente en el área rural. aunque en menor grado. Cuando era posible. Considerando la población del país y la situación económica y social. los vínculos de solidaridad y amistad entre los refugiados eran muy fuertes. la familia nuclear llega a ser más importante y disminuye el número de hijos por familia. los niños y niñas huérfanos eran acogidos por las familias de sus parientes consanguíneos. Esto crea una situación en la cual la extensa familia tiene gran importancia en la vida del individuo. veinte años después. De esta manera. o hermanos y hermanas mayores. En el campo. ya fuera con el movimiento de oposición o con el Ejército. si no. en las zonas rebeldes del país. también las tías y los tíos. era más común que una comunidad determinada ya hubiera desarrollado una afiliación política uniforme. para entonces. otros miembros del grupo de refugiados los mantenía a su cargo. tener un papel importante en la crianza de los niños y niñas. la mayoría de las familias que viven allí están relacionadas por vínculos de parentesco. Aunque al principio la violencia era selectiva. conocidos como “cantones” o “caseríos”.

16 . En los ochenta. esta situación cambió y aparecieron docenas de hogares de niños y niñas a lo largo de todo el país. La Ley de Adopción se ajustó para facilitar las adopciones a gran escala. el Gobierno consideró la adopción internacional como la opción más viable (y posiblemente la más barata) para solucionar la crisis de huérfanos del país. muchos niños y niñas fueron adoptados por familias extranjeras. por eso. principalmente de los orfanatos dirigidos por el Gobierno. Sin embargo.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción pocos orfanatos en El Salvador antes de la guerra.

durante los años de 1980. especialmente entre 1980 y 1984. Estos operativos se dirigieron contra la población civil en las áreas del campo en donde la guerrilla tenía una fuerte presencia. hombres. los militares encerraron a cientos de menores dentro del convento de la iglesia de El Mozote. Lógicamente. vinieron a poner una mano blanca sobre la puerta de nuestra casa.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción 4.. Durante el operativo. El caso más conocido de esta tragedia es el asesinato colectivo de niños y niñas cometido. mujeres. “En 1980. el Ejército salvadoreño llevó a cabo campañas militares diseñadas bajo el concepto estadounidense de contrainsurgencia de “quitarle al pez el agua”. y les dispararon con ametralladoras hasta que todos murieron12. Cuscatlán. Cabañas. los tribunales y la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos los reconstruyeron. para privar a los guerrilleros de esa fuente de suministro e información. El fenómeno de los niños y niñas desaparecidas “Quitarle al pez el agua” En esta sección se presentan los casos de los niños y niñas desaparecidas tal como las familias o los testigos los presentaron a PRO-BÚSQUEDA. Ver el Informe de la Comisión de la Verdad. El objetivo de dichos operativos era el de destruir la base de apoyo de la insurgencia. Morazán y en las áreas del norte de San Salvador.) Todo esto comprueba que estas muertes se registraban bajo un patrón de conducta de una estrategia deliberada para eliminar o aterrorizar a toda la población de las zonas de actividades guerrilleras. mataron a agricultores. página 171. 17 . Usulután.. un cantón en el departamento de Morazán. en los cuales los elementos de la Fuerza Armada. los operativos más grandes ocurrieron en las “zonas de conflicto”. simplemente por considerarlos cooperadores de la guerrilla. en donde la presencia de guerrilleros era muy común. Durante los primeros años del conflicto. En muchos de los casos se usaron los dos métodos al mismo tiempo. 1981 y 1982. (. y 11 12 Informe de la Comisión de la Verdad para El Salvador. "De la locura a la esperanza". en diciembre de 1981. San Miguel. ONU. por miembros del Batallón Atlacatl. Las fuerzas gubernamentales ocuparon dos “métodos”: el “desplazamiento forzado” y la “eliminación”. o de la misma manera en que el equipo investigador de las organizaciones. Este tipo de operativos tuvo lugar en los departamentos de Chalatenango. El Informe de la Comisión de la Verdad se refiere repetitivamente a estos operativos y expresa que “la Comisión recibió testimonios directos. San Vicente. El utilizar estas fuentes ha hecho posible detectar y documentar patrones y circunstancias para presentar una vista general del tema y sus implicaciones. porque la amenaza de asesinato obligaba a los sobrevivientes a desplazarse en busca de refugio. niños y niñas quienes no opusieron ninguna resistencia. de muchas ejecuciones masivas. así como también de la posibilidad de esconderse o pasar inadvertidos entre la gente”11. En muchos de estos grandes operativos militares se asesinó a niños y niñas. durante el curso de los operativos antiguerrilla.

Huimos durante semanas completas. En 1981. las escuadras en las que los soldados eran drogados por sus superiores. todos sucios y llenos de lodo. Mucha gente murió de enfermedades o fueron asesinados. en su mayoría. Además. Vivíamos en las montañas y teníamos que resistir cada operativo de la Fuerza Armada. Tengo mucho que decir de todo lo que sufrimos. sino también raptados de las zonas conflictivas.) Sólo podías ver sus cabecitas asomándose con una expresión de miedo en sus caras”14. muy pequeños. Sobrevivimos porque Dios es grande y poderoso”13.. Algunos ex soldados declararon que. Cargaban niños y niñas con ellos. el 31 de mayo de 1982. por lo tanto.. habían recibido órdenes de llevarse a cualquier niño o niña que encontraran durante el ataque a posiciones enemigas. San Salvador. lo que indicaba que los niños y niñas no solamente eran asesinados. muchos niños y niñas sobrevivientes de las masacres y batallas fueron vistos en el cuartel general al que fueron llevados por los soldados. 1995. pues eran menos capaces de protegerse. desde los primeros operativos militares en 1980. a punta de pistola. Una vez que caían en las manos de la Fuerza Armada. sin comida o agua para beber. todo se empeoró. el posible motivo de la sustracción: "Los soldados nos dijeron que no nos preocupáramos y no lloráramos. Testimonio de Raúl Casco. era también menos probable que los consideraran como “enemigos” y. Chalatenango. Los niños y niñas que desaparecieron a consecuencia del conflicto eran...). huir o esconderse del peligro.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción esto significaba que si no nos íbamos nos matarían. Los soldados del Batallón Belloso que. a través de sus comentarios. porque los niños y niñas iban a servir al Gobierno y no a 13 14 María Lorenza Guardado. Los habían amarrado a sus pechos o los habían colocado dentro de sus mochilas. otros huyeron a Honduras y otros simplemente desaparecieron. Arcatao. 15 Pertenecientes a la Asociación de Desmovilizados de la Fuerza Armada (ADEFAES). Ex miembros de la Fuerza Armada salvadoreña15 declararon en entrevistas con investigadores de PRO-BÚSQUEDA que lo que pasaba con los niños y niñas que se encontraban dependía de las circunstancias. elementos de la Fuerza Armada reunieron a un grupo de aproximadamente 200 campesinos que habían capturado en la zona. uno detrás de otro. 1994. jurisdicción de San Antonio de la Cruz en la zona noroeste de Chalatenango. en un lugar conocido como Loma Pacha. Me acuerdo una vez que iba caminando hacia arriba para el Instituto y fijamos la mirada en la línea de soldados marchando dentro del pueblo. incluyendo niños y niñas. Eran niños chiquitos que no podían caminar solos. “En aquellos tiempos era muy frecuente oír que habían traído niños y niñas cuando regresaban de un operativo militar (. arrebataron a Nelson Anívar Ramos (de seis meses de edad) de su madre María Magdalena Ramos.) y que los tenían en sus cuarteles (.. (. de la escuadra y del comandante en jefe. señalaron. tenían menor probabilidad de ser asesinados. desde 1982.. 18 . había más probabilidad de que eliminaran a todos. Algunas veces los soldados regresaban caminando a Chalatenango y les gustaba exhibirse. cargando a los niños y las niñas más pequeños. Durante una masiva operación militar. Según estas fuentes. Casi todos se enfermaron.

Mi visión era salir de allí para algún día ver de nuevo a mis hijos. Chalatenango.m. tenía seis meses de edad. Todas las mujeres lloraban y se lamentaban para que los soldados no las mataran. él era muy pequeño. un gran número de niños y niñas fue separado de sus familias. 11 de diciembre de 1981. Caí. Chalatenango. Durante este operativo.. porque su esposa no podía tener hijos. Una mujer que vendía en el mercado me dijo que habían traído un camión lleno de niños y niñas de El Mozote y otro del Cerro Pando”18. cuando vieron que la mayoría eran ancianas y niños les ordenaron que se fueran a un lugar llamado ‘Finca Virginia’ (municipalidad de Tecoluca... cuando comenzaron a matar a las mujeres.m. El helicóptero hizo tres viajes ese día y también oí los motores de los carros. Sólo nos quedamos paradas mirando irse el helicóptero. Mi mamá estaba parada a mi lado. el 31 de mayo de 1982. en el cantón Santa Anita. Morazán. empecé a correr detrás de los soldados y subí por la ventana del helicóptero para tratar de buscarlo (. regresó dos veces.. departamento de Morazán.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción nosotros y que nosotros solamente los íbamos a cargar a través de las montañas para que les sirvieran a los guerrilleros”16. 1997 – Testimonio de la desaparición de sus cuatro hijos en la masacre de El Mozote. cerca del final del helicóptero. otros decían que debían matarlos. Un soldado me agarró y me tiró hacia abajo. durante los operativos en otras zonas conflictivas del país. departamento de San Vicente). 16 19 . el oficial militar amenazó con llevársela ‘voluntariamente o por la fuerza’. “Una patrulla de soldados encontró a un grupo de mujeres. llevándose niños y niñas. 17 Ídem. repetidamente. la desaparición forzada de niños y niñas ocurrió en el contexto de represión general. u otro. Me dijeron que en Meanguera se habían llevado un camión lleno de niños y niñas. Me aseguré que yo fuera la última en la fila. pero ellos les dijeron: ‘No lloren porque se las va a llevar el diablo’. No sé si era el mismo soldado. No lo podía ver. Todas las mujeres estaban llorando. solamente niños y niñas”17. Cuando llegaron. San Antonio Los Ranchos. En ese momento caí de rodillas y le pedí a Dios que me perdonara y que me sacara de allí y así fue como pude esconderme. pero me tiró hacia abajo de nuevo. enérgicamente.. separó del resto del grupo a una niña llamada Leonor y dijo que la haría ‘la hija de su esposa’. San Antonio de la Cruz.) oí a los soldados comentar que debían llevarse a los niños y las niñas.). Me quedé en tierra. “Ellos me sacaron alrededor de las 5 p. Luego el helicóptero regresó. “Cuando se llevaron a mi hijo. Jocoaitique. Por lo general. 18 Rufina Amaya. y había niños de todas las edades. Escenas similares ocurrieron. porque no quería soltar a mi hija. por el otro lado.). El helicóptero se levantó. 1994 – Testimonio de la desaparición de su hijo Nelson Anívar Ramos. A las 11 p. el comandante en jefe los recibió (. pero volví a levantarme y fui a ver por la ventana. Pero se la llevaron de todos modos. mujeres y hasta los niños y niñas que gritaban porque los estaban matando a cuchilladas y balazos. Ante las protestas y súplicas de la anciana Leonor López.. luego empujó a la María Magdalena Ramos. Oí cuando mataron a hombres. Él. (. y luego las mataron. que incluyó asesinatos y la destrucción de cultivos y propiedades.

Soyapango. Por otra parte. acerca de un operativo militar realizado por diferentes Escuadras de la Fuerza Armada. Este caso indica que. Se llevaron muchos niños y niñas. ellos asumían que eras del FMLN.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción anciana. todo se dejaba como estaba”20. por lo menos cincuenta. Los soldados mataron a mi esposo y se llevaron a mi niña Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos. el 4 de noviembre de 1982. Dicha motivación aparece en otros casos en donde PRO-BÚSQUEDA ha podido entrevistar a testigos oculares de los hechos. también existieron otros motivos. Vi cuando el soldado agarró del pelo a mi hija para meterla en el helicóptero. En algunos casos no ha sido posible obtener testimonios de la desaparición del niño o niña debido a que todos los posibles testigos fueron asesinados durante el hecho. Llevarse a los niños y niñas para darlos en adopción fue una de las maneras de sacar provecho de la falta de protección que los niños y niñas y sus familias sufrieron durante el conflicto armado. además de la separación de los niños y niñas de sus familias como parte de las estrategias de contrainsurgencia. en el cantón de Lagunita. entre el 31 de mayo y el 2 de junio de 1982. en el Cantón Perical. porque ningún rastro de ellos quedó atrás. Durante aquel tiempo uno tenía que estar callado. quien continuaba rogándole que no se llevara a la niña”19. Enfrente de la casa encontró los cuerpos de Estela. “Mi hermano fue al pueblo dos días después de que los militares habían pasado por allí. No obstante. 20 Maribel Sosa. José Ricardo y Roberto Sosa. María Rosenda y Milagro y el de un hombre muy viejo llamado Nicolás. miembros de la familia han oído los relatos de los vecinos que cuentan cómo los militares se llevaban a los niños y niñas después de haber matado a sus familias. las familias han concluido que los militares se llevaron a sus hijos vivos. 4 de junio de 1981. 19 20 . Las Flores. Además. Chalatenango. pero yo estaba escondida con mi otra hija de 11 años y un niño de 2 años y tenía que cuidarlos. La gente decía: ‘Bajaron los niños y niñas de los helicópteros. porque si decías algo. PRO-BÚSQUEDA ha identificado un total de 15 operativos militares en los que los soldados se llevaron consigo a niños y niñas. Nueva Trinidad y Arcatao). El operativo militar en donde la mayoría de niños y niñas desapareció se llevó a cabo en la zona noroeste de Chalatenango (municipalidades de San Antonio de la Cruz. existen casos dispersos en los cuales la captura y desaparición de niños y niñas aparece como un incidente aislado durante el operativo militar. Vivíamos cerca del pueblo de Chalatenango en ese tiempo. y en esos días la gente decía que habían traído aproximadamente 10 niños y niñas en los helicópteros. “Debido a que yo estaba escondida detrás de unas matas. Resolución Caso SS-0449-96. pero no había señales de los niños. quizá sus padres están muertos’. municipalidad de Tecoluca. Nosotros ni siquiera tratamos de ver a los niños. 1995 – Testimonio de la desaparición de sus dos sobrinos. quería ir a ayudarla. Entonces. ni una pista. porque en esos días si tú ibas a reclamar un niño o niña así nomás (a los cuarteles) uno podía quedarse allí también. San Vicente. El número de casos documentados varía entre tres y treinta y nueve por operativo. vi cuando se llevaron a mi hija Juana en el primer viaje.

En San Salvador. Los miembros de la guerrilla alquilaban casas que usaban para esconder armas y personas. el impacto del conflicto armado en El Salvador no fue el mismo para la ciudad y las áreas rurales. el 27 de julio de 1981. después de un enfrentamiento armado con los miembros de la guerrilla en el Reparto Los Héroes de esta ciudad. un orfanato cerca de la capital. ya fueran hijos de alguno(s) de los miembros de la célula guerrillera o de otras personas que. Usulután. Expediente 66-A-12-80. murió. 1995 – Testimonio de la muerte de su esposo y la desaparición de su hija. las investigaciones indican que Carlos Moisés. El Calabozo. Carlos Moisés fue bautizado con el nombre de Jorge Armando en el Hogar del Niño “Adalberto Guirola”. Comunidad Ita Maura. en algunos casos. y llevado al Hogar del Niño “Adalberto Guirola”. con nuestro 21 Amparo Martínez. Niños y niñas que desaparecieron en las ciudades: “casas de seguridad” Como ya se mencionó. Por ello. La desaparición forzada de niños y niñas sucedió con frecuencia durante los operativos militares de los primeros años de la década de los ochenta. 22 Juzgado Segundo de Menores. “Mi esposa estaba en una casa de seguridad en el Reparto Los Héroes. quien fue recogido por miembros de la Compañía de Detectives de la Policía Nacional de San Salvador. Chalatenango. La persecución política era más selectiva y dirigida a los individuos involucrados en sindicatos o movimientos estudiantiles. era normal que en cada casa habitaran niños y niñas. San Salvador. bajo el nombre de Jorge Armando N. se les hacía difícil o imposible residir con ellos. Parte de las desapariciones fue consecuencia de una estrategia deliberada de contrainsurgencia. Otra parte fue la secuela inesperada de las masacres y desplazamientos de los civiles. San Miguel. por sus responsabilidades con el movimiento guerrillero. Estos grupos eran acusados de estar vinculados con la guerrilla y sus miembros eran perseguidos. en el Hospital Bloom de San Salvador. En todas las masacres de campesinos ocurridas entre 1980 y 1982 y que aparecen en el Informe de la Comisión de la Verdad (Río Sumpul. Un ejemplo es el caso de Carlos Moisés González Molina. municipalidad de Arcatao. La guerrilla operaba en la ciudad de manera clandestina.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción pequeña. y no pude hacer nada”21. los miembros de la célula guerrillera trataban de dar la imagen de una familia normal. para tener imprentas y provisiones y también para llevar a cabo sus reuniones clandestinas. El niño de tres años de edad “salió corriendo a la calle. En estas “casas de seguridad”. La Libertad. 2 de junio de 1982. y. Juana Martínez. las desapariciones parecen haber sido motivadas por las ganancias económicas que se obtenían por la apropiación del niño o la niña. el 18 de septiembre de 1980. Santa Ana y Chalchuapa hubo varios casos de niños y niñas que desaparecieron junto con los adultos de las casas de seguridad. PRO-BÚSQUEDA ha documentado casos de desaparición forzada de niños y niñas.. miembros de la policía lo llevaron allí (al orfanato)”22. debido a un paro cardiorrespiratorio irreversible. Ciudad Arce. llorando. El Mozote). 21 . en el cantón Cerro Grande. Hasta la fecha. cuando encontró a su madre muerta en la casa.

).. 1998 – Testimonio del desmantelamiento de una casa de seguridad en la ciudad de Usulután. pero lo capturaron antes del amanecer. Estaban comiendo alguna fruta que había caído de un árbol. amueblada y bonita. Cuando las fuerzas de seguridad del Gobierno descubrían una casa de seguridad. La responsabilidad de los miembros del FMLN en la separación forzada de los niños y niñas PRO-BÚSQUEDA ha recopilado evidencia de que. atacaban y desmantelaban el lugar. El Ejército capturó a dos mujeres y a una niña de 14 años. comiendo y bebiendo. Tenían entre dos y tres años de edad (. pero olvidaron su promesa”26.). Nos obligaron a dárselos a una familia extraña. 1997 – Testimonio de la desaparición de su hijo. Nadie sospechaba que fuera una casa de la guerrilla. 26 Francisca Barrera. Nos obligaron a mi hermana y a mí a regalar a nuestros hijos. los líderes de las diferentes fracciones del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional presionaron a las familias para que dejaran a sus hijos e hijas bajo el cuidado de otras personas. en diciembre de 1983. otras. Debido a que yo estaba lesionado. 23 22 . Los adultos que capturaron en la casa. Algunas veces los miembros de la célula guerrillera oponían resistencia. encontramos dos niños enfrente de la casa abandonada (. La Libertad.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción hijo. ella me dijo que ella iba a ir a recogerlo. no sabía qué hacer. En ese entonces me habían herido (en un operativo guerrillero) y. cuando me di cuenta que ella había sido asesinada en la casa. era grande. fueron encontrados muertos después”25. Nos dijeron que ellos (los niños y niñas) se irían y nosotras los tendríamos de regreso. Juan Pablo Barrera. Usulután. pero el hecho es que nunca regreso”23. mientras íbamos para el cementerio a llevar flores a los muertos24.. en algunos casos. “El 1o. la gente que vivía en la casa era tomada por sorpresa y capturada. 1995 – Testimonio acerca de la desaparición de su hijo Carlos Moisés.. Casi todas las personas que fueron detenidas bajo estas circunstancias todavía se encuentran desaparecidas. Tal vez ya la estaban siguiendo. una celebración latina para recordar a los muertos. ellos (los líderes guerrilleros) nos intimidaron y no nos dejaron hablar. 25 Jesús Benítez. San Salvador. Cuando ella fue a recoger a mi hijo. Algunos de los vecinos decidieron llevárselos a su casa. el Ejército montó un operativo nocturno contra una casa que estaba a media cuadra de donde nosotros vivíamos en ese tiempo. En la mañana. la desaparecieron. incluyendo los niños y niñas.. Las familias pasan ese día en el cementerio decorando las tumbas de sus seres queridos. Algunos días después. una mujer me enseñó un recorte de un periódico en donde mi hijo aparecía en el Hogar del Niño “Adalberto Guirola”. Vicente de Paúl González. de noviembre. “A mi hermana y a mí nos dijeron que regaláramos a nuestros hijos porque no podíamos correr (con los niños y niñas). 24 El dos de noviembre es el “Día de los Muertos”. usando el argumento de que los pequeños eran “un obstáculo para realizar las tareas concernientes a la guerra”. Dijeron que un hombre intentó escapar. 1982. una vez que fuéramos libres.

Cuscatlán. un escuadrón del Ejército Revolucionario del Pueblo32 (ERP) obligó a Santos Eulogio Guillén Funes. de cierta manera. La organización nos ayudó trayendo médicos a verla y dándonos dinero para la medicina. se enfermó a punto de muerte. Nos dijeron que no nos preocupáramos. “A mi pequeño hijo se lo llevaron los guerrilleros de 'Guaruma'. 1995 – Testimonio de la desaparición de dos de sus hijos. 32 Otro de los cinco grupos que formaban el FMLN. Los hijos de un hombre llamado ‘Mingo’ se lo llevaron porque eran guerrilleros. Nos dijeron que esa gente cuidaba los niños y niñas de los guerrilleros que estaban en combate. En ese entonces. eran “útiles” para el movimiento guerrillero. algunos de los compañeros30 nos dijeron. Por eso fue difícil negarnos cuando nos pidieron que les diéramos a la niña. en 1981. Cuando ella estaba con nosotros en San Miguel. a mí también me podían matar mientras trataba de cuidar a mis hijos. ella tenía 3 años. Él nos dijo que no nos preocupáramos. pero dentro del contexto del movimiento guerrillero el significado se asemeja al de “camarada”. quien en ese entonces tenía ocho años. los niños y niñas. pero nos encontramos con que la mujer que la cuidaba había huido. Por otra parte. 27 23 . Suchitoto. especialmente el que Pablo Mejía Muñoz. Arcatao. Fui a hablar con los miembros de la guerrilla para que me regresaran a mi hijo y ellos me amenazaron. 1999 – Testimonio de la desaparición de su hija. que él iba a coordinar con los otros compañeros para encontrar una manera de verla.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción “Los líderes exigían que teníamos que regalar a los niños y niñas porque estaban en peligro de que los mataran y. no se va a hacer. 31 Damián de Jesús Mejía. pero jamás encontró una conexión. le explicamos esto a la persona encargada de nuestro grupo. porque la íbamos a ir a ver una vez al mes. llevándose a nuestra hija. Dora Alicia Mejía Guardado. Él dijo: ‘si insistes demasiado. Las familias con casos similares declaran que los líderes del FMLN presionaban fuertemente para que obedecieran la orden. En algunos casos. la organización (FPL29) nos mandó a una casa en San Miguel en donde vivíamos como una familia para encubrir el verdadero uso de la casa. Ellos habían tratado de llevárselo varias veces antes. El hombre que estaba a cargo de mis hijos fue asesinado y ahora nadie sabe dónde están mis hijos”27. el líder guerrillero a cargo usó simultáneamente los argumentos de la seguridad de los niños y de la necesidad de su disponibilidad para los esfuerzos de la guerra. Fermín y María Isabel. En el caso de Pablo Mejía. Ellos habían gastado mucho dinero en ella. Cuando regresamos a San Miguel. porque lo que no se puede hacer. una de las cinco organizaciones miembros del FMLN. 28 Ídem. según ellos. La segunda vez que fuimos a verla a San Salvador. en 1980. que era necesario llevar la niña a otro lugar para usarla también como encubrimiento. Ellos los iban a llevar a estas personas que eran parte de la misma organización. y esto (encontrar a tu hija) es simplemente demasiado complicado’”31. Morazán. En 1980. porque podían usarlos como parte del encubrimiento de un operativo clandestino. los líderes “utilizaron amenazas severas si la familia no estaba dispuesta a darles los niños y niñas”28. voy a tener que castigarte. llegamos a la casa donde la mantenían. a mi esposa y a mí. 29 Fuerzas Populares de Liberación. a salir de su casa en Cacaopera. En 1980. 30 La palabra “compañero” generalmente indica colega o amigo. “En 1978. Insistí en seguir buscándola y en cada reunión preguntaba por qué no podíamos encontrarla.

era bastante común que elementos de la guerrilla reclutaran por la fuerza a niños mayores. iba a ser posible encontrar a sus hijos e hijas. todavía se encuentran extraviados. la denuncia de la señora Marina Funes es la única recibida en PROBÚSQUEDA por reclutamiento forzado de la guerrilla a un niño menor de 12 años. son algunas de las razones del porqué estos niños y niñas. Por otra parte. los comandantes de la guerrilla consideraban como “traición” o “deserción” la salida no autorizada de su área de control.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción estaba de comandante”33. Paradójicamente. En Soyapango (fuera de la zona de conflicto). Niños y niñas desaparecidas debido a las circunstancias de la guerra Los escenarios anteriormente descritos ilustran parte del impacto que el conflicto armado tuvo en la sociedad salvadoreña. incluyendo la ejecución sumaria. Por una parte. Por las circunstancias de la guerra. Cacaopera. muchas familias tuvieron como prioridad garantizar la seguridad de sus hijos e hijas. todos nos bajamos del bus. después de la firma de los Acuerdos de Paz. ahora adultos jóvenes. Esta acusación podía implicar graves consecuencias. y la pobre cooperación recibida de los miembros del FMLN. Hasta ahora. 1997 – Testimonio de la desaparición de su hijo. Durante dichos desplazamientos. para ir a un campamento de refugiados. por lo que era difícil mantenerlos vigilados a todos. Santos Eulogio Guillén Funes. Éramos solamente tres adultos y muchos niños y niñas. Hay muchos casos de niños entre 12 y 17 años que fueron víctimas de reclutamiento forzado por parte de la guerrilla o el Ejército salvadoreño. nueve años después de los Acuerdos. Íbamos camino a la iglesia para que el sacerdote nos llevara al refugio. “Yo iba escapando de la zona de conflicto. las familias con frecuencia perdían contacto con sus hijos e hijas mientras trataban de encontrarles lugares más seguros para residir. todas con hijos. frente a la fábrica de calzado ADOC. ir hacia un área controlada por la Fuerza Armada podía causarles la muerte si eran identificados como “guerrilleros”. Las estadísticas son impresionantes: más del 15% de la población salvadoreña tuvo que abandonar sus casas en el transcurso del conflicto. Después de caminar una cuadra. muchas familias se separaron de una manera voluntaria o involuntaria. el margen de seguridad que podían ofrecerles era muy relativo. Los parientes esperaban que. la gente que formaba parte de la base de apoyo de la guerrilla no podía moverse libremente. Morazán. especialmente si contaban con la ayuda de ex guerrilleros del FMLN. La falta de integridad de algunos de los responsables de llevarse a los niños y niñas. En las áreas del conflicto. Sin embargo. Sin embargo. con mis siete hijos. En nuestro grupo había otras tres madres. en 1980. hijas de Marta Alicia Barillas. 33 24 . nos dimos cuenta que Marina Funes. Las familias que buscan a sus hijos e hijas están decepcionadas por la actitud de algunos líderes del FMLN que estuvieron involucrados en la separación y desaparición de sus hijos e hijas. La señora Tránsito de Paz tenía dos hijos propios y dos niñas.

sin poder informar a los miembros de la familia sobre el paradero de los niños y niñas. María Esperanza. Era demasiado peligroso y también tenía muchas responsabilidades en el frente. Regresamos a la parada de buses a buscarla. En otros casos. Cuscatlán. porque era muy peligroso que se quedara donde estaba. Sin embargo. Fuimos a la terminal de buses (en San Salvador) para tomar el bus a Guatemala y había un alboroto increíble. Las prioridades eran otras. las personas temporal o permanentemente a cargo de los niños y niñas fueron víctimas de la guerra. Albertina López Arévalo. Cuando la niña estaba en el refugio. como reunir y distribuir comida y medicina y curar a los niños y niñas que llegaban de las zonas conflictivas con toda clase de enfermedades. ellos (la gente que trabajaba en el refugio) dijeron que yo había muerto en combate. Estas desapariciones. Fue allí (en medio de la confusión) que perdimos a la niña. “Debido a la situación de la guerra. “Cuando Verónica murió. No estaba allí. mientras estábamos poniendo nuestras maletas en el bus. San Salvador. Ciudad Delgado. recibió la sugerencia de los líderes locales del FMLN de enviar a su hija a un lugar más seguro. 1996 – Testimonio de la desaparición de su pequeña hermana durante la ofensiva militar del FMLN. es por eso que dieron a mi hija en adopción a una familia extranjera. en noviembre de 1989. no pude salir del área y llevar yo misma a la niña. En 1984. mi hermana más pequeña.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Yancy Barillas ya no estaba con el grupo. “Durante la ofensiva de la guerrilla en 1989. pero nunca hubo ninguna respuesta”34. el período en el que la mayor cantidad de personas se vio obligada a huir de sus casas. los casos de niños y niñas desaparecidas debido a las circunstancias de la guerra ocurrieron aún durante los últimos años del conflicto armado. 1998 – Testimonio de la desaparición de Yancy Barrillas. Nadie había visto lo que le pasó. Pero yo no estaba muerta. Con la ayuda de la iglesia dimos aviso acerca de la niña extraviada en diferentes estaciones de radio. Cuscatlán. 35 María Gloria Menéndez. la única persona que 34 Eulalia Mendoza. Finalmente. yo estaba en el frente con el FMLN”36. huimos de nuestra casa con mis papás y todos mis hermanos. departamento de La Libertad. Suchitoto. mientras que los casos de desaparición forzada de niños y niñas tuvieron lugar casi exclusivamente durante los años de 1980 hasta 1984. 36 Albertina López Arévalo. Tenancingo. en su mayoría. 25 . Cuando un grupo de personas iba saliendo de la zona de conflicto. ocurrieron durante los primeros dos años de guerra. 1997 – Testimonio de la desaparición de su hija. una joven guerrillera. Teníamos tanto miedo”35. Por lo general. Durante los primeros cinco años de la guerra. en estos lugares se hizo muy poco esfuerzo por encontrar a las familias de los niños y niñas que llegaban sin la compañía de adultos. que era dirigido por el Arzobispado y que estaba ubicado en la ciudad de Zaragoza. el dos de septiembre de 1980. La buscamos pero no la encontramos. decidimos irnos a Guatemala sin ella. ella mandó a su hija de 4 años con ellos a un refugio llamado “Bethania”. las condiciones de vida en los campamentos de refugiados y en los orfanatos eran deplorables.

esta institución humanitaria resolvió cientos de casos. Cuando las fuerzas de seguridad detectaban las casas de seguridad y las atacaban. muchas veces fueron abandonados debido a la falta de recursos. En muchos casos similares a los descritos en este estudio. los esfuerzos tuvieron éxito y las familias se reunieron. A través de búsquedas e investigaciones. 1995 – Testimonio de la desaparición de sus dos nietos en Chalchuapa. era su hermano Sergio. las organizaciones guerrilleras salvadoreñas contaban con apoyo e infraestructura secretas en los países vecinos. 1980. También la Iglesia Católica y otros grupos llevaron a cabo el rastreo de familias durante los años de la guerra. Santa Ana. San Salvador. el periódico hondureño La Tribuna cita al Teniente Carlos Quezada. es claro que fue la guerra civil en El Salvador la que generó las condiciones que posibilitaron las separaciones involuntarias entre los niños y niñas y sus familias. En una nota titulada “Golpe Mortal contra los Secuestradores”.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción sabía dónde estaban sus hijos. tanto adultos como niños y niñas podían ser eliminados o desaparecidos. Durante la guerra. estableciendo contacto entre los niños y sus familias. Él participó con el FPL en la misma área de Santa Ana. liberado el día anterior por la policía en la Colonia La Campaña. No obstante. Niños y niñas salvadoreñas desaparecidas en Guatemala y Honduras Durante los ochenta. En este contexto. Honduras y El Salvador trabajaban juntos como parte de un plan regional de contrainsurgencia. pero nadie dijo nada. Muchas veces las mismas condiciones de la guerra hicieron que los esfuerzos de la búsqueda fueran extremadamente difíciles o infructuosos. el CICR dejó docenas de casos sin resolver y otro gran número jamás fue presentado a este grupo mientras operaba en el país. El oficial también indicó que “el grupo secuestraba niños con el propósito de dar 37 María Catalina Galdámez. muchos casos que involucraban a niños y niñas desaparecidas se presentaron ante el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Sus padres u otras personas que los cuidaban eran parte de las estructuras clandestinas del FMLN que trabajaban en esos países. Cada caso tiene sus propias características. de Tegucigalpa. Sin embargo. en donde era necesaria una completa investigación. Intentamos obtener información con los ‘compañeros’. Quezada afirmó que el grupo que mantuvo prisionero al hombre de negocios Jack Casanova. pertenecía al FMLN. Luego él también murió y no supimos nada acerca de los niños. los casos más complicados. jefe de Relaciones Públicas de la Fuerza de Seguridad Pública de Honduras. algunos niños y niñas salvadoreñas que vivían fuera del país también fueron víctimas de desaparición forzada. Todo era tan secreto y reservado que era imposible averiguar algo”37. Sin embargo. Él nos dijo que los niños estaban bien y que iba a ir a recogerlos para dármelos. No existe un escenario único de las desapariciones que permita explicar de manera general cómo los niños y niñas fueron desconectados de sus familias debido a las circunstancias de la guerra. Los Gobiernos y las fuerzas de seguridad de Guatemala. del 20 de mayo de 1982. principalmente en campamentos de refugiados y en orfanatos. 26 .

José Burgos. Roberto Coto Escobar. el 19 de abril de 1981. Honduras. 20 de mayo de 1982. eran dados en adopción. pero debido a la escasez de información ha sido imposible avanzar en la investigación de estos casos. Inicialmente. Luis Antonio Saracay fue visto por un conocido en el cuartel general de la Policía de Hacienda. dos días después de haber sido capturado en Guatemala. se encontró a otro niño pequeño. los miembros del FMLN Ana Milagro Escobar. ejecutada por la Policía hondureña. Hiride Marazo Beltrán tenía ocho meses de embarazo cuando desapareció.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción la impresión de que era una familia integrada la que vivía en la casa”38. en otra casa de seguridad del FMLN. diferentes familias extranjeras adoptaron a los tres niños. en San Salvador. cree en la posibilidad de que su hijo haya nacido cuando Hiride estaba en prisión en Guatemala o en El Salvador. Hasta ahora. Estos casos parecen ser el escenario más común para desaparecer a los niños y niñas durante la Guerra Sucia de Argentina: los niños y niñas. Durante esta operación. Todas las personas capturadas durante esta operación todavía se encuentran desaparecidas. fue rescatado con vida. los intentos de la familia por encontrar a Roberto Coto Escobar se frustraron por la falta de cooperación de las autoridades hondureñas. María Berta Menjívar de Lovo. nacidos cuando sus madres estaban en cautiverio en un centro de detención ilegal del Ejército. Como indicó el Tribunal de Menores de Tegucigalpa. la única víctima adulta de esta operación que ha sido identificada es Ana Milagro Escobar. e Hiride Marazo Beltrán. Las fuerzas de seguridad también encontraron a un niño y una niña. trató de buscar al hijo de María. tuvo conocimiento sobre lo que pasó. identificada en los periódicos como "Olga". mientras que la madre era asesinada después. Con la ayuda de PRO-BÚSQUEDA pudieron establecer contacto con la familia adoptiva de Roberto. debido al secreto que rodeaba al grupo guerrillero. 27 . En vista de la complejidad de este caso. una ciudadana chilena. Todos los adultos formaban parte de una estructura secreta del FPL en la ciudad de Guatemala. identificados solamente como "Alex" y "Néstor". quien es salvadoreño. fue solamente hasta años después de ocurridos los eventos en Honduras que su familia. que vivía en El Salvador y Costa Rica. El mismo día. ambos menores de dos años. Su esposo. Cuando la familia se enteró. en la Colonia Matamoros de Tegucigalpa. junto con su madre. es evidente que sólo la completa cooperación de las autoridades hondureñas facilitaría el establecimiento de las identidades de las niñas El caso de Walter Ernesto Lovo Menjívar es igual de complejo. Sin embargo. ambos ciudadanos salvadoreños. 38 39 La Tribuna. y dos hombres. PROBÚSQUEDA tiene conocimiento de otros dos casos de niños o niñas que posiblemente nacieron en prisión39. La identidad de las niñas que se encontraron en las casas de seguridad durante esta operación todavía continúa en el misterio. el hombre de negocios que se encontraba cautivo dentro de la casa. Jack Casanova. fueron asesinados. Walter desapareció a los cinco años de edad. 14 años después de su desaparición. y tres personas más: José Santos Gallegos y Luis Antonio Saracay.

Las Fuerzas Armadas de Guatemala. Durante los setenta. Honduras y El Salvador coordinaron los operativos descritos en este documento. Para resolver estos casos será necesario coordinar los esfuerzos de búsqueda. los regímenes suramericanos diseñaron el “Plan Cóndor” para rastrear y eliminar a activistas políticos izquierdistas en Suramérica. Es éste un problema regional que surgió como consecuencia de las guerras civiles y las políticas de contrainsurgencia implementadas en la mayor parte de la región centroamericana. La Fuerza Armada salvadoreña coordinó este tipo de operativos con las fuerzas de seguridad de los países vecinos. de una manera similar a lo que ocurrió en Suramérica40. 40 28 .un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Los casos en Guatemala y Honduras indican que las desapariciones forzadas de niños y niñas no ocurrieron únicamente en El Salvador. más allá de las fronteras nacionales.

informantes particulares.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Las estadísticas de la investigación de PRO-BÚSQUEDA Los gráficos que se muestran reflejan parte de la información recopilada por PRO-BÚSQUEDA durante los siete años continuos de investigación sobre los casos de niños y niñas desaparecidas. más casos de desaparecidos se habrán añadido a la investigación y se espera que más niños y niñas. Fuentes independientes son aquellas que no tienen un vínculo directo con el caso. la organización ha logrado localizar a 174 niños y niñas. En el futuro. Después de cada gráfico se presenta un breve análisis acerca de la información. ahora adultos jóvenes. ahora adultos jóvenes que contactaron a PRO-BÚSQUEDA. sean localizados. expedientes de 41 La fuente se refiere a cómo tuvo conocimiento PRO-BÚSQUEDA del caso. 29 . periódicos. por fuente41 Fuentes indepedientes 18% (114) Niños/Niñas 4% (26) Familia 78% (478) La mayoría de los casos fueron denunciados a PRO-BÚSQUEDA directamente por las familias de los niños y niñas desaparecidas. PRO-BÚSQUEDA estaba trabajando en 653 casos de niños y niñas desaparecidas. A través de la búsqueda. por ejemplo. Niños y niñas desaparecidas. Algunos de los niños y niñas. Al momento de la elaboración de estas estadísticas (noviembre 2001). La base de datos de PRO-BÚSQUEDA cambia cada mes. Toda la información incluida en las estadísticas se refiere a los niños y niñas desaparecidas de nacionalidad salvadoreña y menores de 13 años de edad. Los niños que fueron separados de sus familias a consecuencia de la guerra también proporcionan por sí mismos un número significativo de casos. viven fuera de El Salvador. como.

30 .un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción adopción y otros.

En este gráfico no se incluyen 19 casos en los cuales no ha sido posible determinar el año exacto de la desaparición del niño o niña. principalmente. por año de desaparición 193 129 85 67 52 21 26 13 10 6 10 17 5 1978 1979 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 Las desapariciones ocurrieron.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Niños y niñas desaparecidas. Si comparamos esta estadística con la información respecto a la cantidad por año de víctimas civiles de la guerra en general. durante los primeros años de la guerra. 31 . que afectaron grandes extensiones de tierra. especialmente en las regiones montañosas menos pobladas. encontramos una curva similar. la mayoría de los desplazamientos tuvo lugar en las zonas rurales. De 1980 a 1984. Durante estos años. la Fuerza Armada llevo a cabo los operativos de “tierra arrasada”.

El otro grupo más grande de desaparecidos responde a las circunstancias de la guerra. por responsabilidad de la desaparición 351 253 41 7 Circunstancis Fuerza del Conflicto Armada de El Salvador Frente Guerrillero FMLN Ejército de Honduras 1 Cuerpos de Seguridad de Guatemala En el gráfico de responsabilidades. Si combinamos esta información con la relativa a los años de la desaparición.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Niños y niñas desaparecidas. 32 . la Fuerza Armada de El Salvador sobresale como el primer causante de las desapariciones de los niños y niñas. es claro que la cantidad más grande de niños y niñas fue desaparecida durante los operativos militares en el campo (las operaciones de “tierra arrasada” mencionadas anteriormente).

Según algunos testigos.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Niños y niñas desaparecidas. esto no se refleja claramente en las estadísticas. Sin embargo. 42 33 . las estadísticas indican una cantidad similar de niños y niñas que desaparecieron durante los operativos militares. Aunque en algunos casos los sobrevivientes de las masacres han indicado que pudieron existir “preferencias” por el género masculino42. los soldados preferían llevarse a los varones porque era más probable que se convirtieran en guerrilleros cuando crecieran. por género N iñ as 48 % (31 5) N iñ o s 5 2% (3 38 ) La desaparición de los niños y niñas a consecuencia del conflicto ha afectado a una cantidad similar de niños y niñas.

Este rechazo puede expresarse mediante la indiferencia. vinculando la profesión médica con los temas relacionados al respeto de los Derechos Humanos. La búsqueda de los niños y niñas desaparecidas ha sido —y sigue siendo— el esfuerzo principal de PRO-BÚSQUEDA. 34 . La separación de la familia marcó un punto de partida hacia una nueva era en la cual los conceptos de referencia y sistemas de valores de los niños y niñas fueron modificados por completo. Por lo general. en el transcurso de las investigaciones. los niños y niñas sufrieron muchos cambios. El que entonces era un niño o niña es ahora un adolescente o adulto joven. Sobre la pista de los niños y niñas desaparecidas Después de separarse de sus padres y parientes. PRO-BÚSQUEDA ha establecido varios escenarios posibles que indican lo que les pasó a los niños y niñas después que fueron separados de sus familias. con base en Boston. en Seattle. entre doce y veinte años han pasado desde la desaparición del niño o niña. quien podría reconectarse con una parte perdida de su historia personal. El objetivo de las investigaciones no es el de documentar los casos con fines científicos. Además. Algunos niños y niñas fueron inclusive enviados a diferentes países.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción 5. La separación ha marcado las vidas de los niños y niñas en formas diferentes. la negación o el mentir acerca de su verdadero origen. Los escenarios responden a los casos que PRO-BÚSQUEDA ha podido resolver hasta el momento. Algunos de los niños y niñas se criaron con familias que les dieron protección. Otros crecieron en lugares en donde fueron víctimas de diferentes tipos de abuso y explotación. Esto es muy importante de tomar en cuenta si se quiere saber a quiénes se está buscando. sino que también está buscando a una persona nueva y diferente. PRO-BÚSQUEDA tiene un acuerdo con PHR para la elaboración de todas las pruebas de ADN relacionadas con los casos de niños y niñas desaparecidas. salvo pocas excepciones. En algunos casos las instituciones 43 Physicians for Human Rights (Médicos para los Derechos Humanos) es un grupo norteamericano de médicos. a un hogar sustituto o a una familia adoptiva. con culturas e idiomas diferentes. En los casos que requieren una identificación positiva. amor y cuidado. Los casos han demostrado que el ambiente del niño o niña después de la separación fomentó algún tipo de rechazo hacia sus orígenes. Las pruebas se realizan en el laboratorio Mary Claire King. primero fueron trasladados a una base militar y después a un orfanato. sino más bien hacer posible la identificación y promover la reunificación de la familia. las personas e instituciones involucradas en recibir y cuidar a los niños y niñas después de la separación de sus familias de origen muchas veces no buscaron a los parientes sobrevivientes. que trabajan en diferentes proyectos de Derechos Humanos alrededor del mundo. PRO-BÚSQUEDA realiza una prueba de ADN. con la ayuda de Physicians for Human Rights (PHR)43. Por otra parte. PRO-BÚSQUEDA no está buscando solamente al niño desaparecido o la niña desaparecida. En esta sección presentamos alguna información básica de los casos en los que se ha podido localizar a los niños y niñas desaparecidas y restablecer el contacto con su familia biológica. aun hasta en la adolescencia. Es crucial tomar en cuenta que.

Los casos de niños y niñas adoptadas por una familia después de su desaparición se dividen en dos categorías principales: adopciones en las que existe un proceso formal de adopción y adopciones “de hecho” (casos en que los niños o niñas fueron registrados como los hijos biológicos de los padres adoptivos). No obstante.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción involucradas prefirieron no documentar los orígenes de los niños y niñas. la mayoría de los niños y niñas internadas en estos hogares procedían de las zonas de conflicto. transportar e internar a los niños y niñas en diferentes orfanatos es relevante para la investigación del paradero actual de los mismos. Algunos de los internos estaban allí debido a las razones de “costumbre”44. y los niños. tales como el abuso infantil o la desintegración de la familia. Aunque la Cruz Roja Salvadoreña no les brindaba refugio a los niños y niñas por más de un par de días. Los niños y niñas que crecieron en orfanatos y los que crecieron en cuarteles militares forman las otras categorías. El estudio también presenta una descripción de algunos casos que pertenecen a la categoría de tráfico de niños y niñas. cuando el conflicto finalizó. Esto permite visualizar los obstáculos que las investigaciones de PRO-BÚSQUEDA han encontrado. la mayoría de los orfanatos cerraron. Para efectos de este estudio. Un indicador de este hecho es que. Aunque judicialmente no se ha comprobado que los niños y niñas desaparecidas fueron víctimas del tráfico ilegal de niños y niñas. el papel que jugó al cuidar. analizamos el papel que desempeñaron la Cruz Roja Salvadoreña (CRS) y la Procuraduría General de la República (PGR) en algunos de los casos de niños y niñas desaparecidas. Esto hace que este tipo de casos sea uno de los más complejos y difíciles de resolver que PRO-BÚSQUEDA ha encontrado. Orfanatos Según varias fuentes. Este segundo grupo también puede llamarse de “apropiación”. PROBÚSQUEDA ha recopilado muchas evidencias que indican que esta práctica existía. sino más bien facilitar su adopción o institucionalización. la institución solamente cumplió con su responsabilidad en muy pocos casos. El tráfico de niños y niñas se caracteriza por la completa erradicación de la identidad del menor. Este hecho explica la falta de cooperación de algunas instituciones para con las investigaciones de PRO-BÚSQUEDA. legal y psicológicamente a estos niños y niñas. niñas y 44 Casos que ocurren también en tiempos de paz. Los diferentes eventos que ocurrieron después de la separación de su familia todavía marcan social. durante los años ochenta. Antes de presentar las estadísticas de esta sección. la gran variedad de casos se ha clasificado en cinco categorías. Algunas fuentes revelan que algunos niños y niñas pudieron haber sido capturados durante operativos militares con el objetivo premeditado de venderlos para adopción. 35 . La PGR es la institución encargada de velar por el derecho que tienen los niños y niñas a su identidad. durante el período del conflicto funcionaron no menos de 50 orfanatos. En muchos de ellos no se ha establecido la situación actual del niño o niña. Sin embargo.

1995.. La Libertad. Estuvimos allí unos pocos meses y vivíamos aislados en la misma casa. Esta persona inventaba la información acerca de la identidad del niño o niña.46. En los últimos tres años. 36 . el libro de expedientes de los años 1980 a 1985 consiste en un legajo de papeles. sin embargo. El expediente sólo muestra un libro de registros con las entradas y salidas de niños y niñas. En el Hogar del Niño “Adalberto Guirola” no existen expedientes individuales sobre los niños y niñas que estuvieron internos durante los años ochenta. el nombre de la madre. Después nos llevaron a un orfanato. ha revisado y recopilado una parte importante de los expedientes de los orfanatos que funcionaron durante la guerra. San Salvador. Los trabajadores de la institución afirmaron que el libro estaba en esas condiciones porque no habían recibido fondos para comprar uno nuevo45. como una alternativa para la adopción. dicen no tener documentación del trabajo realizado durante ese tiempo. Así es como la casa se llenó de niños y niñas y allí fue donde nos quedamos hasta que terminamos la escuela”47. En el Orfanato “Rosa Virginia Peletier”. Este procedimiento se explicará detalladamente más adelante en este estudio. pero no conocíamos a ninguno. allí nos dieron dulces y juguetes y nos olvidamos de todo. lugar de nacimiento. El Juzgado de Menores y la PGR arreglaban las adopciones. que contiene solamente unos pocos registros con nombres y fechas inteligibles. una organización internacional que tiene su base en Austria. Los lugares como las Aldeas Infantiles S. el cuidador del niño o niña iba a una oficina municipal cercana para obtener una partida de nacimiento. como el Hogar Santa María Goreti de Santa Ana. más bien. completamente rasgado e ilegible. La práctica común en algunos orfanatos era la de dar en adopción a los niños y niñas a familias extranjeras. uno de los niños encontrados. 46 Aldeas Infantiles SOS. Otros orfanatos. o la Comunidad Oscar Arnulfo Romero (COAR). el orfanato obtenía la documentación básica para los niños y niñas que habían llegado sin estos documentos. para 45 La falta de recursos económicos fue y todavía es un grave problema en la mayoría de las instituciones gubernamentales. la falta de éstos. junto con la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos. El argumento refleja. Algunos de los niños y niñas no fueron adoptados en los orfanatos porque eran demasiado grandes para darlos en adopción internacional. 47 Armando Ascencio. la principal fue el mal estado de los expedientes o. ofrecieron una institucionalización a largo plazo. Este trabajo enfrentó serias limitaciones.S. Cuando era necesario. el orfanato del Arzobispado. los fondos que se requieren para comprar un libro de registros obviamente no constituyen una gran erogación en el presupuesto general. Generalmente. ubicado en Zaragoza. el Equipo de Investigación de PRO-BÚSQUEDA. tal como el apellido.O. etc. con muy poca información acerca de los orígenes y características de éstos.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción jóvenes que fueron internados allí durante la guerra actualmente viven con sus familias o independientemente. Había otros siete niños y niñas allí. pero nos llevaron al cuartel militar de Sensuntepeque. pensé que me iban a llevar a una familia. uno de los principales centros que funcionaron durante el conflicto. la falta de importancia que se le dio y da a la identidad y los antecedentes de los niños y niñas. La Cruz Roja los trajo. en algunos casos. “Cuando me llevaron. Trajeron más niños y niñas a la casa.

gracias a la precaria situación económica de la familia. El cambio de las identidades ha dificultado en gran manera la búsqueda de los niños y niñas desaparecidas. que se obtenía. PRO-BÚSQUEDA ha identificado y localizado a 14 niños y niñas desaparecidas. Aldeas Infantiles S. tanto antes como después del reencuentro con su familia de origen. algunos cuentan con el apoyo de la institución en donde crecieron y. Por lo general. Algunos de los niños y niñas desaparecidas que crecieron en orfanatos mantuvieron sus nombres propios. los investigadores de PRO-BÚSQUEDA cuentan con muy pocos elementos para buscar a los niños y niñas desaparecidas entre los miles de niños y niñas que pasaron por los orfanatos durante los años ochenta. pero su fecha de nacimiento. la representación legal del menor era responsabilidad del Fiscal General de la República. el consentimiento del progenitor para que se realizara la adopción del niño o niña. el otro. que vivían en diferentes orfanatos del país. Los niños y niñas más pequeñas. drogas. En los casos de niños y niñas provenientes de las zonas de guerra. en la mayoría de los casos. la adopción de un niño o niña era posible si se cumplía uno de dos preceptos legales: uno. maras y violencia. Los trabajadores sociales asignados a la 48 Villas Infantiles San Martín es un orfanato gubernamental a 20 kilómetros de la capital. A causa de los nombres cambiados y de los orígenes imposibles de rastrear. y Villas Infantiles San Martín48. poner al niño o niña en adopción. en algunos casos. Cuando un juez declaraba a un niño o niña en estado de abandono moral y material. lugar de origen y nombres de los padres fueron cambiados. Otra seria deficiencia de la mayoría de los expedientes de los orfanatos es la falta de referencias a los motivos de la internación de los menores. En este proceso. los jueces declaraban un estado de abandono sin agotar todas las posibilidades de encontrar a los miembros sobrevivientes de sus familias. la falta de protección familiar. Por otro lado. aunada a la imposibilidad de encontrar a los parientes sobrevivientes. Hasta ahora. con el de su familia de origen. 37 . Otros niños y niñas que crecieron en orfanatos no han tenido el apoyo suficiente y han enfrentado la pobreza extrema. ahora jóvenes. desde el reencuentro. La adopción dentro del Sistema Legal salvadoreño Durante los años ochenta. PRO-BÚSQUEDA encontró evidencias de estas prácticas en COAR. La mayoría está exitosamente en tránsito hacia una vida más independiente.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción recibir una partida de nacimiento y después poder matricular al niño o niña en la escuela o. sufrieron un cambio completo en su identidad legal. Las consecuencias de estos cambios de nombres no serían tan graves si hubiera existido un registro adecuado con un resumen de la historia personal de cada niño y niña. una declaración de abandono moral y material ordenada por el Juez de Menores o.O.S. motivaban al juez a declarar un estado de abandono. en El Salvador. jueces y abogados promovieron las adopciones en base al consentimiento de la familia biológica. por lo general.

los jueces requirieron información de la Fuerza Armada con respecto a los orígenes de los niños o niñas. a la familia Craig de Estados Unidos. las adopciones tuvieron como justificación la pobreza de los progenitores. aun a las instituciones oficiales. PRO-BÚSQUEDA ha revisado docenas de expedientes de adopción de niños y niñas que fueron llevados por el Ejército a los orfanatos. En algunos casos. que se abrió el 24 de agosto de 1984. como una manera de mejorar la situación económica del resto de ellos y aliviar la suya propia. en la mayoría de los casos de niños y niñas adoptadas durante los años ochenta. no registra ninguna petición a la Fuerza Armada para ayudar a determinar los orígenes de la niña. sobre los padres de la niña. Aparentemente. Generalmente. Sus padres están vivos y residen en el departamento de San Vicente con sus dos hijos más pequeños. Thomas Craig. casi exclusivamente. Sus padres son desconocidos. Para las familias estas publicaciones eran casi siempre inefectivas. Además. y no se sabe si están vivos o muertos”50. De Vásquez simplemente contestó que se presumía que estaban muertos51. Yolanda Meyers de Vásquez. Sus estudios de casos de adopción se enfocaban. la historia de la niña fue documentada así: “En el mes de junio de 1984. cuyo nombre de nacimiento es Imelda López Laínez. En el expediente del tribunal. Juzgado Segundo de Menores. Imelda Betty Rubio. De acuerdo a los expedientes. las explicaciones que acompañaban a las fotos omitían elementos importantes que podrían haber ayudado a identificar a los niños y niñas. Los expedientes de las adopciones en los tribunales reflejan que. trece años después de la adopción. El padre adoptivo. Llama la atención que. o Gina Craig. 50 Expediente 70-A-6. u otras instituciones de protección de niños. la mujer decidía dar a uno de sus hijos en adopción. la situación conflictiva llevó. el 13 de noviembre del mismo año. el Fiscal General de la República publicó fotos de los niños y niñas en los periódicos49. a auto restringir las preguntas cuando se trataba de exigir explicaciones a la Fuerza Armada. En la mayoría de estos casos.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción investigación de los antecedentes del niño o niña argumentaban que no podían ir a las zonas de conflicto a causa de los riesgos que ello implicaba. reencontró a su familia biológica en 1997. los padres no habían asumido la responsabilidad de sus hijos y la madre enfrentaba sola la pobreza extrema. en la situación social y económica de la familia adoptiva. porque presentaba una herida de bala en su muslo derecho. la familia dio su consentimiento para la adopción. Su fotografía no fue publicada en los periódicos e Imelda fue dada en adopción. 49 38 . preguntó a la jueza que autorizó la adopción. pues los periódicos pocas veces llegaban a las zonas conflictivas. 51 A través de la ayuda de PRO-BÚSQUEDA. el infante fue llevado al Hospital San Pedro en Usulután por elementos de la Fuerza Armada. El de Imelda Betty Rubio es el caso de una niña que el Ejército se llevó de una zona conflictiva. los expedientes declaran que. PRO-BÚSQUEDA detectó estos tipos de publicación en los dos periódicos de mayor circulación del país: La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy. en ninguno de los casos. a causa de su pobreza. El expediente de adopción.

La guerra empeoró radicalmente la situación económica de miles de familias salvadoreñas. que estaban muy conscientes del carácter irreversible de la adopción. ocultaron este hecho a las familias. “Mi hijo Andrés tenía una fiebre muy alta. los abogados las convencieron de dar a sus hijos e hijas en adopción afirmando que éstas regresarían a sus casas después de que la guerra finalizara. arregladas mediante engaños. Durán se vio obligada a huir de su casa en Palo Grande. a causa de la guerra. Ruiz. o en algunos casos mintieron para convencer a las familias y continuar con el proceso de adopción. me dijo. dije yo. Carballo le dijo que las niñas que ella daba en adopción regresarían cuando tuvieran 12 años de edad. Ruiz. la señora María Graciela Ruiz declaró que el Dr. el abogado pudo arreglar la adopción de dos niños haciéndolos pasar por hijos de la Sra. del Dr. también en estos casos. sino también la de dos de sus hijos: José Ruiz y Reynaldo Ruiz. Pedro Carballo Álvarez. de dos años. para que los puedas mandar a la escuela’”53. 1996 – Testimonio sobre la adopción de dos de sus hijos. Ella recuerda que. ella accedió a dar a dos de sus cuatro hijas en adopción: Graciela Yaneth Ruiz. Toda la información en los protocolos del Dr. ‘yo no puedo dar a mi hijo para nunca más volver a verlo’. 54 Dr. La Sra. Ruiz jamás dio a luz un niño. PRO-BÚSQUEDA ha recibido una docena de denuncias por las adopciones. Algunos abogados utilizaron engaños para convencer a las madres u otros miembros de la familia para que dieran al niño o niña en adopción.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción No obstante. ¿El problema? La Sra. Ruiz acudió a PROBÚSQUEDA en busca de ayuda para contactar a sus hijas. fuente de ingresos y apoyo de la familia. En 1981. Lo vamos a traer de regreso para que tú lo puedas ver’. María Inés Durán. la guerra civil salvadoreña jugó un papel importante. que trabajó en muchos casos de adopción durante la guerra. Incluso un tribunal civil detectó irregularidades en los procedimientos de Un abogado salvadoreño. Protocolos uno y diecisiete del Libro Número Diecinueve. con seguridad. PRO-BÚSQUEDA descubrió que el Dr. Según las madres afectadas. Carballo le pidió la cédula de identidad personal y ella se la dio y se la dejó. Pedro Carballo Álvarez52. ‘vamos a traerlo de regreso en dos años. doctor’. rico e influyente. En un caso diferente. Los miembros de la familia que normalmente habrían ayudado a mantener a la familia estaban perdidos como resultado de la violencia. Utilizando únicamente este documento. de cuatro. también anda a Suchitoto a sacar su partida de nacimiento y de allí vas a venir conmigo a Migración’. Carballo no solamente había arreglado la adopción de las hijas de la Sra. uno en 1983 y el otro en 1984. y Ana Silvia Ruiz. la Sra. San Salvador. llevó a muchas madres a dar a sus hijos e hijas en adopción. En 1982. el Dr. Los abogados. ‘No’. a dos diferentes familias italianas. La perspectiva de criar a un hijo o hija sin casa. Él dijo: ‘y también te vamos a ayudar para que la gente que lo adopte asuma una responsabilidad de ayudarte con tus otros hijos que tienes. el Dr. 53 52 39 . para facilitar el papeleo. Carballo me dijo: ‘te voy a dar 300 colones para que le tomés los exámenes a tu hijo. Le vas a sacar sus exámenes de sangre. Ruiz. Suchitoto. Muchas personas perdieron sus casas a causa de los enfrentamientos. ‘Mire. Carballo ante la Corte Suprema de Justicia54 concuerda con la información aportada por la Sra.

ella nunca explica (en el texto) el porqué se decidió a darla en adopción. En febrero de 1981. En otros. Juzgado Tercero de lo Civil. al Dr. En algunos casos. Como parte del seguimiento de este caso. con el deseo de encontrar a su familia biológica. 16-RDV-83. hijo de Juliana Pérez. una niña: Rosa Cándida Padilla. Empleados de la Alcaldía de Lolotique buscaron. arregló cientos de adopciones. Juliana Pérez. sin embargo. de dar a su hija en adopción. hay una que relata lo siguiente: ‘Partida de nacimiento número siete: . Los procedimientos de adopción del Tribunal de Menores asignaron casi todos 55 56 Expediente. alfabeta. un investigador de PRO-BÚSQUEDA visitó el cantón El Jícaro. Carballo certificó los papeles con el consentimiento que la madre supuestamente había firmado. la mayoría para familias italianas. empleada doméstica. nació a las quince horas del día treinta del año pasado. El Dr. “Aunque la madre de la niña expresa su consentimiento y aprobación en el documento autenticado. en El Jícaro. Pedro Antonio Silverman contactó a PRO-BÚSQUEDA. Carballo. emitida por las Autoridades Municipales de este cantón’”. Durante los ochenta. la identidad verdadera de Pedro Antonio Pérez no está clara. A pesar de los comentarios en este expediente. actuaron de una manera sospechosa cuando el primero pidió omitir a la madre de la audiencia del tribunal. pero registra el nacimiento de alguien diferente. Pedro Carballo Álvarez y Germán Atilio Anaya.. es difícil probarlo porque los expedientes de algunas ciudades fueron destruidos a consecuencia de los ataques de la guerrilla.) En el Libro de Partidas de Nacimiento que esta Alcaldía emitió en el año de 1974. Los abogados utilizaron sus contactos en las alcaldías de diferentes comunidades para obtener esos documentos56. una familia de Estados Unidos lo adoptó después de un breve procedimiento en el Juzgado Primero de Menores de San Salvador. el registro correspondiente a la cédula de identidad personal de la Sra. La partida de nacimiento usada para la adopción expresa: “(. de este domicilio y dirección. Uno de los mecanismos utilizados por los abogados era obtener para los niños y niñas partidas de nacimiento falsas. durante los años ochenta.PEDRO ANTONIO PÉREZ. Juliana Pérez y concluyeron que ese número jamás existió. El Dr. Hasta la fecha. una simple investigación puede probar que la partida es falsa. infructuosamente. San Salvador. posiblemente. 40 . cantón de esta jurisdicción. en donde los vecinos afirmaron que en ese lugar no había vivido ninguna mujer bajo el nombre de Juliana Pérez. da esta información y presentó su cédula de identidad personal número tres-nueve-cerocero-tres mil quinientos ochenta y uno. quien asegura ser la madre del recién nacido. en Lolotique. incluso a través de los tribunales salvadoreños.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción adopción del Dr. La partida de nacimiento número siete de 1974 sí existe. Carballo se le permitió continuar procedimientos de adopción. Este y otros casos prueban la existencia del tráfico de niños. quienes intervinieron como abogados.. Ya se demostró que algunos abogados falsificaron los documentos para poder llevar a cabo el procedimiento de adopción de un niño o una niña. Su caso indica que. en julio de 1996. La madre jamás se presentó al tribunal”55. varón. el Tribunal de Menores facilitó las adopciones sin tener conocimiento del cambio de identidad de algunos niños y niñas.

un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador

La paz en construcción

los niños y niñas a familias extranjeras, principalmente de Estados Unidos, Francia e Italia. Según la Embajada Americana, durante los años ochenta, se extendieron visas a 2,357 niños y niñas para viajar a Estados Unidos57. PRO-BÚSQUEDA ha revisado muchas de los procedimientos de adopción que se realizaron en el transcurso de los ochenta. Hasta el momento, la Asociación ha identificado 45 casos de niños y niñas desaparecidas en operativos militares y, en consecuencia, adoptadas por familias extranjeras a través de los tribunales. Adopción “de hecho” o apropiación Anteriormente hemos explorado cómo los tribunales facilitaron la adopción de niños y niñas procedentes de zonas de guerra. Sin embargo, muchos niños y niñas nunca fueron sometidos a un proceso formal de adopción. A través de diferentes canales, algunos niños y niñas terminaron viviendo en un ambiente familiar. Algunos de los que los cuidaban decidieron adoptarlos “como si fueran sus hijos biológicos”, especialmente en aquellos casos en donde los niños solamente tenían dos o tres años de edad. Hasta la fecha, muchos de estos niños y niñas todavía no saben que son adoptados. “De lo que la gente del pueblo me dijo después (de la desaparición de mi hija), un soldado se llevó a mi hija de 16 meses del lugar de la masacre que ellos cometieron en La Joya de San Luis58 y se la llevó al cuartel militar de Ciudad Barrios. Un oficial en el cuartel le compró ropa, zapatos y leche, la vistió bien y bonita. Mi mamá (la abuela de la niña) fue al cuartel después de unos días a preguntar por ella. Les preguntó a los soldados por la niña que habían traído de La Joya de San Luis y les dijo que la niña era su nieta. Los soldados le dijeron que no había ninguna niña en el cuartel, pero que si la mamá de la niña viniera a reclamarla, ella se tendría que quedar allí en el cuartel59. Ellos dijeron que el oficial se quedó con mi hija. Dijeron que una empleada doméstica con un motorista llegaron para tomar a mi hija y llevarla a su casa”60. Algunos miembros de la Fuerza Armada deseaban tomar en adopción a algunos de los niños y niñas que habían sido separados de sus familias durante los operativos militares61. PRO-BÚSQUEDA ha documentado esta práctica por medio de testimonios de ex participantes en los operativos del Ejército. “La niña que yo crié fue traída de las montañas de San Isidro, Cabañas. Un escuadrón militar la recogió. En nuestro campamento provisional, la trajeron. Ella tenía 10 meses de edad y se veía muy descuidada. Tenía fiebre y su cuerpo estaba lleno de granos. Le pedí al jefe de mi escuadrón, Capitán José Alfredo Jiménez, permiso para
The Boston Globe, 14 de julio de 1996, página 15. Tomar nota que este procedimiento de visa se usa exclusivamente para las adopciones. 58 Una pequeña comunidad en la parte norte del departamento de San Miguel. 59 Esto se considera una amenaza. Significa que si la madre de la niña llegaba a reclamarla, ella jamás saldría del cuartel; en otras palabras, los soldados la matarían. 60 María Secundina Funes, San Salvador, 1996 – Testimonio acerca de la desaparición de su hija, Rosa del Carmen Funes, en noviembre de 1982. 61 Ver también: Resolución de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, citada en página 56.
57

41

un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador

La paz en construcción

llevarle la niña a mi mamá. Él le preguntó al Coronel Domingo Monterrosa y lo convenció”62. “Justo después de la batalla, recogí a la niña. Estaba acostada en una trinchera. Una señora estaba muerta a la par. También había un niño pequeño, que lo recogió otro soldado del Grupo de Defensa Civil de Santiago o San Pedro Nonualco. Yo cargué a la niña en mis brazos. Mis colegas me dijeron: ‘tenemos que matar a esta niña, es la semilla del comunismo. Tenemos que cortar la plaga desde las raíces’. Pero la defendí y les dije que, si la mataban, tendrían que matarme a mí primero. Cuando llegamos al cuartel militar, le pedí permiso al Coronel para llevarla a mi casa y él me lo dio. Entonces la adoptamos y fui a la Alcaldía para sacarle la partida de nacimiento”63. Según la información proporcionada por personas que han pedido que protejamos su identidad, docenas de niños y niñas acabaron en las casas de oficiales militares u otros miembros de la Fuerza Armada. Las investigaciones de PROBÚSQUEDA ha confirmado algunos de estos casos. Los individuos que han informado a PRO-BÚSQUEDA acerca de los niños y niñas adoptadas por oficiales del Ejército manifiestan que tienen miedo a ser descubiertos. Para disminuir este miedo y facilitar su cooperación, es esencial que la Fuerza Armada, como institución, apoye activamente la clarificación de los casos de los niños y niñas desaparecidas. No sólo las familias de elementos del Ejército salvadoreño realizaron adopciones “de hecho” o apropiación. Según las investigaciones de PRO-BÚSQUEDA, familias salvadoreñas normales se hicieron cargo de la mayoría de los niños y niñas que no fueron enviados a un orfanato o al Tribunal de Menores. La mayor parte de estas familias jamás formalizó la adopción del niño o niña. “Durante aquellos días, la gente comentaba que los soldados traían niños y niñas, cuando regresaban de los operativos. Algunos fueron a verlos al cuartel y dijeron que eran niños y niñas muy pequeños, aunque tenían un par de niños un poco más grandes. Les dijeron que si alguno se los quería llevar, le darían el niño o la niña a esa persona para que lo cuidara. Algunas familias en Chalatenango hicieron eso, adoptaron a estos niños y niñas”64. La motivación de la familia adoptiva para hacerse cargo de un niño o niña puede variar de un caso a otro. La guerra y el pobre control de registros civiles crearon un clima en el cual, muchas veces, registrar a los niños y niñas como hijos propios era la solución más fácil y segura para arreglar la compleja situación legal del menor. “Encontraron a los niños sentados solos enfrente de la casa en donde se llevó a cabo el operativo militar la noche anterior. Los llevamos a nuestra casa. Esperamos por
Alonso García, San Salvador, 1997 – Testimonio con respecto a un operativo militar del Batallón Atlacatl, durante el mes de agosto de 1982. 63 Norberto Arévalo, Zacatecoluca, la Paz, 1996 – Testimonio de un ex soldado, en Zacatecoluca, acerca del operativo militar que se llevó a cabo en Tecoluca, San Vicente, el 19 de junio de 1982. 64 Maura Franco Casco, Chalatenango, 1996 – Testimonio con respecto a los niños y niñas que llegaban a la ciudad de Chalatenango después de los operativos militares.
62

42

un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador

La paz en construcción

un tiempo para ver si algún miembro de su familia venía a reclamarlos, pero nadie vino. Durante la guerra, era difícil y peligroso para alguien venir, buscarlos y preguntar por ellos. Cuando los niños crecieron tuvimos que conseguirles papeles. Así que fuimos a registrarlos a la Alcaldía como nuestros propios hijos”65. Legalmente, este tipo de adopción constituye una apropiación incorrecta, debido al falso testimonio, en el cual se establece la relación legal entre el niño o niña y la familia. Pero no siempre significa que la familia adoptiva haya tenido la intención de esconder la verdadera identidad del niño o niña. PRO-BÚSQUEDA ha encontrado familias adoptivas que han ayudado de muchas maneras a rescatar los orígenes de su hijo adoptivo, incluso antes de tener cualquier indicación del paradero de la familia biológica. Pero también hay familias adoptivas que no quieren cooperar con PROBÚSQUEDA, algunas incluso esconden evidencia crucial acerca de los orígenes de los niños o niñas. Tráfico de niños y niñas La guerra debilitó aún más a las ya débiles instituciones del Gobierno salvadoreño. La línea de separación entre lo que podía ser una adopción legal y un acto ilegal de cambiar la identidad de un niño o niña llegó a ser muy delgada. A causa del conflicto armado, hubo muchos niños y niñas “disponibles”, especialmente para aquellas personas que buscaban ganancias económicas a través del arreglo de sus adopciones. La investigación sobre el tráfico de niños y niñas ha sido difícil. Conscientes de las implicaciones criminales de sus actos, los abogados y otras personas involucradas en el tráfico encubrieron los casos lo más que pudieron. El tráfico de niños y niñas se caracteriza por una total eliminación de la identidad del niño o niña, que, además de facilitar la adopción, borra toda la evidencia de la sustracción ilegal del niño. Es extremadamente difícil reconstruir la identidad de los niños y niñas que fueron víctimas de dicha práctica. Generalmente, las únicas personas que podrían proporcionar pistas para descubrir la identidad del niño o niña son las personas involucradas en la transacción ilegal. Durante el curso de sus investigaciones, PRO-BÚSQUEDA ha recopilado evidencia que vincula la desaparición forzada en los operativos militares con una red de tráfico de niños y niñas. PRO-BÚSQUEDA se reserva parte de la información recabada sobre este tema debido a sus implicaciones legales. No obstante, daremos ejemplos de algunas de las fuentes que ofrecen pruebas de esta práctica. En documentos que fueron desclasificados, en 1988, por el Departamento de Estado de Estados Unidos, acerca de El Salvador, hay un párrafo con respecto a José Alfredo Jiménez, un oficial del Batallón Atlacatl, que afirma que “Jiménez está implicado en documentos de los tribunales salvadoreños, desde 1983, por haber secuestrado bebés

65

Juan Felícito Cortez, San Salvador, 1998 – Testimonio de la adopción de sus dos hijos, en la ciudad de Usulután, 1982.

43

Ese mismo año. La señora Urrutia dio a conocer que algunos niños son robados. el Tribunal de Menores arregló las adopciones para una familia en Estados Unidos. Urrutia cumplió condena en la cárcel. octubre de 1988. El testimonio de la Sra. de tres años. El objeto de estas guarderías es cuidar a los menores mientras el abogado Roberto del Cid (hermano de los dos antes mencionados) les tramita documentación falsificada y los envía al extranjero 'adoptados'. el tráfico de niños y niñas es un delito. No hubo más preguntas sobre la verdadera identidad de Carlos Alberto. La Sra. Sin embargo. No se realizaron más investigaciones en este caso. informó haberlos recibido del señor Rubén Alfonso del Cid Aguirre y éste. hasta principios de la década de los noventa. Urrutia muestra que la práctica del tráfico de niños y niñas había sido cometida por algún tiempo por los hermanos Del Cid. Las autoridades salvadoreñas rescataron al niño Carlos Alberto Reyes. 44 . En 1983. en 1983. pero que Carlos Alberto procede del cantón Palo Grande67 y fue traído por el Mayor del Cid. Las personas responsables de esta práctica deben ser enjuiciadas por el sistema de justicia. de la señora Marta Aracely Urrutia Martínez. según las noticias. lo cual se reparten”. Bajo cualquier circunstancia.. Sin embargo. 66 67 La embajada de Estados Unidos de América en El Salvador. Los registros de adopción indican que. Los casos de los niños y niñas capturados en los operativos militares y vendidos para adopciones todavía están bajo investigación. quien es la única de las tres que guarda prisión (. Hasta ahora. Refirió que el verdadero nombre del niño es desconocido. PRO-BÚSQUEDA está en contacto con muchos niños y niñas salvadoreñas que quieren conocer a sus familias biológicas y fueron “adoptados” a través de la oficina del Lic. el abogado Del Cid continuó gestionando activamente adopciones internacionales. se ha confirmado que algunos de los niños y niñas desaparecidas en El Salvador fueron víctimas de esta práctica ilegal.). luego de un operativo realizado en la zona. Una aldea en el cerro de Guazapa. PRO-BÚSQUEDA ha confirmado que la documentación utilizada para las adopciones de estos niños y niñas es falsa. era utilizada para el tráfico de niños y niñas. Yolanda Meyers de Vásquez. Palo Grande había sido abandonado por sus habitantes originales y era usado únicamente como un albergue temporal por refugiados civiles y fuerzas guerrilleras. la Policía Nacional irrumpió por la fuerza en una guardería infantil de San Salvador. poco tiempo después. El trabajador social asignado informó sobre el caso: "La persona que cuidaba los niños. miembro del batallón Atlacatl. a su vez. efectivamente. percibiendo entre 15 y 20 mil dólares por cada niño. Del Cid u otros abogados. que. Los hermanos Del Cid nunca fueron enjuiciados por sus actos. señora de Salazar. Dra. ningún caso se ha resuelto. PRO-BÚSQUEDA ha podido documentar que. ya que el de Carlos Alberto Reyes fue puesto por ellos. es muy desalentador e inquietante que las autoridades salvadoreñas no muestren interés por tomar acciones legales en estos casos..un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción de las zonas conflictivas para venderlos en adopción”66. también debe obligárseles a cooperar en el reestablecimiento de la identidad de sus víctimas. quien fue puesto bajo la orden de la jueza de Menores.

Quizá porque los soldados creyeron que estábamos demasiado pequeños para ser culpables de lo que estaba pasando.) así que nosotros mismos nos aislamos en cierta zona para escondernos y protegernos de la Fuerza Armada. San Salvador. y el Ejército salvadoreño y la Guardia Nacional atacaron a los refugiados acampados en el lado salvadoreño del río. pero nos encontraron y allí mataron a mi mamá. General Juan Rafael Bustillo. Más de 600 personas fueron asesinadas. eran mensajeros. mascotas o simplemente “los niños de alrededor” de la propiedad restringida del cuartel. Había meses que no salíamos para nada. no sólo en lo relativo a la separación de sus familias. y nos obligaron a entrar en un helicóptero (. La Fuerza Aérea pagó por nuestros estudios hasta que mi hermano y yo terminamos el bachillerato”70. capturados y desaparecidos por la Fuerza Armada en la masacre del Río Sumpul69. Mauricio y Amílcar Guardado.). no nos iban a criar bien y no tendríamos todo lo que necesitábamos (. Si había muchos muertos.. Vi muchos cadáveres.) (pero) las cosas no salieron como las planificaron (. habían presenciado el asesinato de su madre y de su pequeño hermano de dos años. “No pudimos cruzar el río (. Durante la masacre. si nos llevaban a otro lugar. Demasiado pequeños para ser soldados. “Desde los cinco hasta los diecisiete años viví con el personal y los pacientes de la Enfermería de la base. fueron llevados a la base de la Fuerza Aérea en Ilopango. Estos niños crecieron en un ambiente militar durante el tiempo de la guerra. hasta después de los Acuerdos de Paz.. Puedes decir que casi llegué a ser insensible a la muerte. 1995 – Testimonio de la separación de su familia.. El Comandante de la Fuerza Aérea. del 14 de mayo de 1980. Luego decidieron llevarnos al cuartel militar. mi hermano menor y dos señoras que estaban con mi mamá.). sino también.. en una vida diaria marcada por la guerra y la violencia. 14 de mayo de 1980. Amílcar y Mauricio se quedaron en la base de la Fuerza Aérea por doce años. cuando fueron capaces de mantenerse económicamente por sí mismos. fue la primera masacre de campesinos a gran escala en El Salvador. San Salvador. los dos hermanos. a lo largo del Río Sumpul. El Ejército hondureño cerró la frontera con El Salvador.. 69 La masacre del Sumpul. después de su desaparición. Algunas veces alguien del personal de enfermería nos llevaba a una breve excursión fuera de la base. 70 Amílcar Guardado..). La guerra marcó su niñez. PRO-BÚSQUEDA ha documentado información sobre otros casos similares al de Amílcar Guardado. Teníamos que caminar por allí para llegar a nuestro dormitorio.. Así que (el Comandante de la Fuerza Aérea) decidió dejarnos allí en la base de la Fuerza Aérea”68... La idea del Comandante en Jefe no era que nosotros nos quedáramos allí (. Chalatenango. pero eso era todo. se aseguró que fuéramos a la escuela.. Vivía a la par del reloj de la Enfermería y del resto de la base. de 5 y 8 años de edad.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Creciendo en una base militar Un escenario diferente es el de los niños y niñas recogidas en operativos militares y dejadas para que se quedaran indefinidamente en la base militar. los amontonaban en los corredores. 68 45 . Tal vez pensaron que. no nos mataron a mi hermano y a mí. a orillas del Río Sumpul. limpiabotas. en 1980.

Cuando PRO-BÚSQUEDA indago sobre qué les había pasado a estos niños y niñas después de que las Damas Voluntarias los trasladaran a San Salvador. la señora 71 72 Testimonio de Lucio Hernández. Él y otros niños crecieron en el cuartel rodeados de imágenes de violencia. pues debía consultar con sus superiores.). “Aquí en Chalatenango. había un montón de niños. Amílcar afirma que su historia personal fue un tipo de tabú. 1995. desde recién nacidos hasta dos de 12 años. indicaron que. Nosotros teníamos acceso a poder reunirnos con ellos a jugar fútbol (. 85. 46 .un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción los hermanos Guardado. es útil examinar sus procedimientos de la época en que se llevaron a cabo los operativos militares de gran escala en las áreas rurales... las Damas Voluntarias de la Cruz Roja les entregaron una docena de niños y niñas provenientes de la zona conflictiva de Chalatenango. La institución jugó un papel crucial en algunos de los casos de niños y niñas desaparecidas. El acta de la reunión del 16 de junio de 1982 dice lo siguiente: “Nuestro programa de consejería y atención a los desplazados ha continuado creciendo en el departamento de Chalatenango. incluso en la base. Madres con sus hijos hemos traído un total de diez. gracias a Dios. 86 o por ahí (. Ellos nos contaban un poco sus historias.. de la cual sus propios padres habían sido víctimas. En las manos de sus captores no podía vindicar justicia.. Chalatenango. Los demás son niños y niñas pequeñas. Este trabajo probablemente ha sido lo más difícil que hemos tenido que hacer y. Alguno decía que los habían matado (a los padres)”71. Las investigaciones con el Instituto Salvadoreño de Protección al Menor. pero enfatiza que la base del Ejército no era el lugar adecuado para que él creciera. se le permitió revisar el libro de actas de las reuniones de las Damas Voluntarias de 1982.). ni siquiera lamentar la pérdida de su madre y de su hermano. El investigador de PRO-BÚSQUEDA le pidió información sobre los niños y niñas desaparecidas a la secretaria del grupo de mujeres.. pocos días después de la operación militar de mayo de 1982.. Estamos hablando del 84. en los orfanatos bajo su jurisdicción72.). Hemos hecho cinco viajes a Chalatenango. en el cuartel. Ellos hacían cosas para los soldados y les pagaban unas moneditas (. las Aldeas Infantiles de San Martín y otros hogares de niños y niñas salvadoreñas. Cuando el investigador regresó algunos días después. El Hogar del Niño “Adalberto Guirola”. El primer contacto de PRO-BÚSQUEDA con miembros de la Cruz Roja se llevó a cabo en junio de 1994. hubo suficientes Damas que cooperaron y han tenido que traer a los bebés en sus brazos”. Ella le dijo al investigador que regresara otro día. con el permiso respectivo de parte de la administración y hemos traído al regreso 52 huérfanos. Amílcar manifiesta estar agradecido por el apoyo que ha recibido de algunos de los miembros de la Fuerza Armada. y me empecé a dar cuenta que había algunos niños que no tenían ni mamá ni papá. La Cruz Roja Salvadoreña Aunque la Cruz Roja Salvadoreña no proporcionó refugio de largo plazo para los niños y niñas desaparecidas.

los empleados de las Aldeas Infantiles de San Martín aseguraron que Marina López también se quedó en el hogar de niños por unos pocos días. de meses de edad. el Libro indica que la Cruz Roja Salvadoreña nuevamente trasladó a los cuatro niños y niñas del Hogar del Niño: a los hermanos Pablo y Emilio. la Sra. en septiembre de 1982. y que habían hecho un trabajo similar. PRO-BÚSQUEDA no ha podido detectar ningún otro rastro de ella. por esa razón. como Cuscatlán. de 6 años de edad. pero con menor cantidad de niños y niñas. 47 . de 6 años de edad. el 16 de junio de 1982. no podía proporcionar más información a PRO-BÚSQUEDA. El Libro de Entradas del Hogar del Niño “Adalberto Guirola” registra el ingreso de los niños y niñas. mientras estaban en ese hogar de niños. y a Marina. el Tribunal Salvadoreño de Menores los dio en adopción a familias francesas. durante un operativo militar en el cantón de El Perical. en julio de 1982. después que la Cruz Roja Salvadoreña la recogió del Hogar del Niño “Adalberto Guirola”. Francisca López. en otros departamentos. Novoa afirmó que habían hecho este trabajo a petición de los oficiales de la Fuerza Armada: el Ejército llamó a la Cruz Roja Salvadoreña para que fuera al cuartel y evacuara a los niños y niñas Otro ejemplo del papel de la Cruz Roja Salvadoreña en la problemática es el caso de seis niños y niñas capturados por el Ejército. de 3 años de edad: los cuatro niños y niñas depositados por la Cruz Roja Salvadoreña. La Sra. los menores eran responsabilidad del Gobierno.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Isabel Novoa73 declaró que fueron internados en diferentes orfanatos. después de internar a los niños y niñas en los orfanatos. capturados por miembros de la Fuerza Armada en el cantón Los Sitios de Arcatao. Ella afirmó que la Cruz Roja Salvadoreña había perdido las copias de dichas tarjetas y que. Los expedientes de adopción de la Procuraduría General de la República mencionan que. Novoa. y no de la Cruz Roja. Durante una conversación con miembros de PRO-BÚSQUEDA. el 2 de junio de 1982. Aunque no hay expedientes disponibles. junto con sus padres. Según la Sra. y Emilio N. ubicado en el departamento de San Vicente. el grupo de mujeres los trasladó a un lugar diferente. Sin embargo. Pero en el Hogar del Niño “Adalberto Guirola” el libro de entradas de 1982 registra que. un tiempo después de que las Damas Voluntarias internaron al grupo de niños y niñas originarios de Chalatenango. Cabañas.. hasta que una mujer. a Francisca. Tecoluca. PRO-BÚSQUEDA pudo establecer que Pablo y Emilio fueron llevados a las Aldeas Infantiles de San Martín y que. La Fuerza Armada asesinó a los padres de los niños y niñas y se llevaron a los cuatro menores a su base militar en Chalatenango. En el caso de Francisca. las Damas Voluntarias habían traído no menos de cien niños y niñas de Chalatenango. Este es el caso de los hermanos y hermanas López Rivera. respaldada por una nota de la Cruz Roja Salvadoreña. acompañados cada uno de una tarjeta de expediente. pero también incluye a Marina López. 73 Presidenta de las Damas Voluntarias de la Cruz Roja Salvadoreña en 1982 y miembro activo hasta la fecha. La Paz y San Vicente. En el acta de las Damas Voluntarias del 4 de junio de 1982 se lee que los siguientes niños y niñas fueron enviados al Hogar del Niño “Adalberto Guirola”: Pablo López. declaró ser la ‘madrina’ de la niña y se la llevó (la mujer no pidió ver a los hermanos de la niña). en 1982. Chalatenango. Novoa declaró que.

En estos casos. El caso de las hermanas López Rivera prueba que el papel de las Damas Voluntarias no se limitó a entregar a los niños y niñas a las instituciones gubernamentales correspondientes. quien no quiso ser identificado. han perdido la posibilidad de poder obtener pruebas de su identidad original. basada en la experiencia del trabajo. la representante legal de los niños y niñas que. 75 74 48 . La Sra. algunas familias vinculadas con la institución adoptaron75 niños y niñas que llegaron de las zonas conflictivas. en la que los apropiadores aparecen como padres biológicos del niño o niña. la Cruz Roja Salvadoreña internó a seis niños y niñas en el centro “Rosa Virginia Peletier”74. funcionando como un registro.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción el 23 de junio de 1981. El trabajador social de la Procuraduría General entrevistó a la Sra. podría ayudar a establecer el paradero de las hermanas López Rivera y de otros niños y niñas desaparecidas. En algunos de los casos. la cooperación sincera de la Cruz Roja Salvadoreña. sino que tomaron a los niños y niñas y los registraron como si fueran sus hijos biológicos. ha sido alterada. en las que toda la información. Según un empleado de la Cruz Roja. El empleado se negó a proporcionar más información detallada a PRO-BÚSQUEDA. Exp: 10-Ca-82. Estas familias probablemente no siguieron un procedimiento legal de adopción. La Procuraduría General de la República no hizo ningún intento por buscar a los parientes supervivientes en el departamento de San Vicente y autorizó que las familias extranjeras adoptaran a los niños y niñas. La alteración consciente de la identidad del niño o niña permitía a la familia adoptiva criar al niño o la niña como si fuera propio. fueron abandonados después de un enfrentamiento armado (entre soldados y guerrilleros)”. Francisca y Marina López todavía se encuentran desaparecidas. estos niños y niñas. Obviamente. La mayoría de los niños y niñas desaparecidas tienen partidas de nacimiento falsificadas. por ley. La Procuraduría General de la República es. en su calidad de presidenta de las Damas Voluntarias. se procedió a falsificar una partida de nacimiento cuando había necesidad de establecer o presentar evidencias documentales de la identidad del niño o niña para matricularlo en la escuela. El documento describe la investigación sobre la posibilidad de dar a los niños y niñas en adopción. o incluso como una evidencia legal. En otros casos. y específicamente de las Damas Voluntarias. Novoa expresó que “en su opinión personal. las partidas de nacimiento falsas tenían el objetivo de apropiarse de los niños. Informe Social sobre la adopción. La Procuraduría General de la República y la identidad personal de los niños y niñas PRO-BÚSQUEDA ha documentado docenas de casos en los que la identidad personal de niños y niñas ha sido alterada de diferentes maneras. incluyendo la relativa a sus progenitores. Novoa. tanto las familias adoptivas como algunos orfanatos se avocaron a este procedimiento. debido a cualquier circunstancia. La Procuraduría General de la República debió haber revisado todos los casos de pérdida de identidad de los niños y Procuraduría General. probablemente huérfanos.

el dos de mayo de 1975. Cuando PRO-BÚSQUEDA revisó el libro de registros de partidas de nacimiento del pueblo. Andrea trató de obtener su partida de nacimiento original. ello hubiera generado preguntas acerca de su situación legal como familias adoptivas. A veces los niños o niñas tienen hasta tres diferentes partidas de nacimiento. en el caso de los niños y niñas desaparecidas. Abajo de la tinta fresca de los nombres nuevos. Como se documentó. Estas irregularidades se generaron en el contexto de la guerra civil. la PGR solamente cumplió esta tarea con algunos de los niños y niñas que atravesaron el sistema de adopción y en el caso de los hermanos Guardado. las familias se arriesgaban a ser sometidas a un proceso de evaluación acerca de la adopción del niño o la niña. sin saberlo. La mayoría de las familias adoptivas y orfanatos (incluso abogados. Sin embargo. permisos y licencias. cuyo nacimiento real se registró en la Alcaldía de Arcatao76. Por otro lado. como consecuencia. La mayoría de los casos de niños y niñas que perdieron su identidad debido a situaciones relacionadas con la guerra jamás recibió atención por parte de la Procuraduría General de la República. títulos. en este caso. tales como matrimonio. 49 . tienen muchos problemas con su documentación legal. mediante la partida de nacimiento número setenta y nueve. Vale apuntar que. Las modificaciones a la información sobre su origen esconden la verdad sobre sus progenitores y su pasado. que podría haber culminado en el retorno de los menores a los orfanatos o en el traslado de la custodia hacia otras familias adoptivas. hacen imposible el reencuentro con sus parientes sobrevivientes. hay muchos niños y niñas que. Debido a que no habían atravesado el procedimiento formal de adopción. Esta situación genera toda clase de problemas con respecto a situaciones legales o trámites. El Ejército salvadoreño la capturó y desapareció en un operativo militar. las autoridades municipales de Arcatao dijeron que no estaba registrada. los cambios en las identidades aún tienen implicaciones relevantes. como mostramos en la sección acerca de las adopciones) prefirió obtener partidas de nacimiento directamente. Después del reencuentro con su familia. quienes crecieron en un cuartel militar. Como ejemplo podemos mencionar el caso de Andrea Dubón. a través de la localización y el reencuentro con su familia de origen. la partida número setenta y nueve apareció. el dos de junio de 1982. en enero de 1994. porque se obtenían fácilmente en las diferentes alcaldías de todo el país. y. En primer lugar. todavía podían distinguirse los 76 Una ciudad en el departamento de Chalatenango. Al principio. compraventas. pero con otros nombres en los espacios donde el nombre de Andrea y el de sus padres debían estar. los niños y niñas desaparecidas que han rescatado su verdadera identidad. la Fuerza Armada solicitó las partidas de nacimiento de los niños y la PGR se las proporcionó sin realizar preguntas sobre la situación de los niños. viven con una identidad alterada o falsa.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción niñas separadas de su familia a causa del conflicto. Si las familias adoptivas de los niños y niñas hubieran pedido a la PGR la representación legal requerida por la ley.

50 . 1975. 77 Alcaldía de Arcatao. Libro de Partidas de Nacimiento.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción nombres originales. los cuales habían sido eliminados con borrador77. página 193.

PROBÚSQUEDA ha encontrado casos en los que el niño o niña murieron después de la desaparición. es claro que el mayor porcentaje de los casos aún no se ha resuelto.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Paradero de los niños y niñas desaparecidas (estado actual de la investigación) Muerte Confirmada Confirmación de Identidad Pendiente Contactados Reunidos con la Familia Desaparecidos 21 46 51 123 412 0 100 200 300 400 500 Este gráfico refleja el estado actual de las investigaciones de PRO-BÚSQUEDA. en el curso de la investigación. 51 . Algunos de estos niños murieron porque continuaron involucrados en las circunstancias de la guerra y otros murieron por diferentes causas. También es importante destacar que. con relación a la ubicación de los niños y niñas desaparecidas. mientras estaban al cuidado de una familia adoptiva o una institución. Aunque se han hecho importantes avances.

La localización de estos niños y niñas ha sido posible gracias a los archivos de su adopción. han sido localizados en ocho diferentes países. Muchos de los niños y niñas encontradas fuera del país han regresado a reunirse con su familia. muchos otros planean visitar el país en un futuro cercano. La presente estadística retoma los datos del Área de Psicología de PRO-BÚSQUEDA (la cual se ocupa de los contactos con los y las jóvenes encontradas en los distintos países) y parte del total de casos registrados a junio de 2001 (169). 52 . un gran número de niños y niñas fue adoptado por familias en Europa y Estados Unidos. la mayoría de niños y niñas ha sido encontrada en El Salvador. las más importantes son: el idioma. además. las niñas y sus familias. Como se aprecia en el gráfico. Vivir en un país diferente implica una serie de dificultades en el restablecimiento del contacto entre los niños.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Lugar de residencial actual de los niños y niñas localizadas 80 29 18 11 25 3 El Salvador Honduras Estados Unidos Francia Italia Suiza 2 Bélgica 1 Países Bajos En el proceso de investigación de PRO-BÚSQUEDA. ahora adolescentes o jóvenes adultos. 174 niños y niñas. las distancias y la falta de recursos económicos para vencer estas distancias.

o algo parecido. aceptan que algunos de los hechos relacionados con los niños y niñas desaparecidas puedan ser ciertos y. ¿Dónde están los niños? ¿Están en algún orfanato secreto? ¿O nos comimos a los niños? ¿Horneados? ¿rostizados? o ¿hervidos? Realmente no entiendo por qué continúan contando esas historias”78. SS-0449-96. Algunos representantes de instituciones no niegan que puedan existir niños y niñas desaparecidas. “En conclusión. pero no hacen nada por contribuir a resolver el problema. No se ha encontrado ningún informe oficial acerca de ninguna acción que el Estado haya llevado a cabo. ha dependido de la ayuda positiva de diferentes sectores de la sociedad. PRO-BÚSQUEDA. La tercera posición es la de responsabilidad y compromiso. San José Mercury News. tratan de no hablar acerca del tema. lo que cierra las posibilidades de investigación y desacredita a los que las promueven. y sin el deseo de confrontar. en algunos casos. La primera es la negación del problema. Ayudar a las madres desconsoladas a reclamar un derecho legítimo. 53 . Las personas e instituciones que deberían ayudar a resolver este problema carecen de voluntad política para hacerlo. como es el de saber dónde están sus hijos. 1 de julio de 1995. Políticas de negación PRO-BÚSQUEDA ha detectado en la sociedad salvadoreña tres actitudes hacia el tema de los niños y niñas desaparecidas. debe ser una acción conjunta. Resolución sobre niños y niñas desaparecidas. Esto nunca sucedió. para poder resolver los casos que hasta la fecha maneja. El análisis de cómo el Gobierno ha manejado el tema de los niños y niñas desaparecidas descubre la negligencia con la que diferentes instituciones han actuado sin negar la existencia del problema. sino también del rechazo de la búsqueda de los parientes y de impedir la reunificación de las familias. “El Estado (salvadoreño) no solamente es responsable del secuestro y la desaparición de los niños y niñas. Únicamente de esta manera seremos capaces de lograr una sociedad reconciliada en paz. Simplemente. para que la amarga experiencia de la guerra sea conocida por las 78 79 General Retirado Mauricio Ernesto Vargas.. Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos. La segunda actitud que PRO-BÚSQUEDA ha encontrado es la de una aceptación pasiva. “(Esta acusación sobre los niños y niñas desaparecidas) realmente es como una novela de Gabriel García Márquez. hay muchas preguntas sin respuesta sobre el tema (de los niños y niñas desaparecidas) que todos los sectores de la sociedad tienen la obligación de responder. prometen acciones futuras que nunca se realizan..un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción 6. incluyendo la de algunos elementos de la Fuerza Armada. a fin de promover la recuperación física y psicológica y la integración social de los niños secuestrados. Todas estas violaciones a los derechos de los niños constituyen una negación a los diferentes preceptos consagrados en la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas”79.

la desaparición forzada como tal no era tipificada como un delito. es útil dar un breve vistazo a los aspectos legales involucrados. A finales de los 70. En agosto del mismo año. página 8-A. a El Salvador. en un país con una débil administración de justicia. durante el período comprendido entre 1975 y 199482. 31 de diciembre de 1995. Aunque no era la primera vez en la historia humana que ocurrían estas desapariciones forzadas83. la Subcomisión de Prevención de Discriminación y Protección de Menores de las Naciones Unidas trató concienzudamente el tema de las desapariciones forzadas y propuso medidas concretas que la Comisión pudiera ratificar84. la Asamblea General pidió a la Comisión de los Derechos Humanos de Naciones Unidas que investigara el tema los y las desaparecidas y recomendara una serie de medidas.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción nuevas generaciones. El carácter secreto y mórbido de las desapariciones inspiró terror en la población. ONU. con el mandato de “servir como un canal de comunicación entre las familias de los desaparecidos y los Gobiernos. Hasta hace muy pocos años. 84 Folleto Informativo No. En 1979. Siendo la única excepción la resolución sobre niños y niñas desaparecidas. Cómo ha manejado el tema el Gobierno salvadoreño A fin de explorar cómo el Gobierno salvadoreño ha manejado el tema de los niños y niñas desaparecidas. 54 . 589-590. la desaparición forzada ocurrió repetida y sistemáticamente. Una investigación realizada por el Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (IDHUCA) revela que los grupos de Derechos Humanos en El Salvador registraron 5. incluyendo. a sus miembros de la faz de la tierra. la falta de un cuerpo era y es un gran obstáculo para que el caso llegue a los tribunales. En 1980. Naciones Unidas creó un Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias. tampoco ha ofrecido ningún resarcimiento a los parientes de las víctimas. Campaña Mundial Pro-Derechos Humanos. 82 Revista ECA. para que éstas puedan poner todo su esfuerzo y voluntad a fin de que la historia no se vuelva a repetir”80. La desaparición forzada continúa siendo un tema tabú en El Salvador. a través de la resolución 33/173. el Gobierno no ha reconocido oficialmente la práctica de la desaparición forzada en el contexto de la guerra civil81. Durante la guerra civil salvadoreña. la desaparición forzada aparece como una práctica sistemática en varios países de Latinoamérica. por supuesto. Los regímenes militares adoptaron la práctica con el fin de suprimir la oposición. eliminando. 83 Se han encontrado antecedentes en la Primera y Segunda Guerra Mundial y antes. la sistemática y masiva aparición de este fenómeno en Latinoamérica motivo a que la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) brindara especial atención a este tema. para asegurar que los casos sean 80 81 "Los Niños Desaparecidos". Además. literalmente. Adolfo Blandón.254 desapariciones forzadas. aun cuando las víctimas fueron niños y niñas pequeñas. La Prensa Gráfica. 6. página 1129. emitida en 1998 por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos. Hasta hoy.

) desea expresar su esperanza que (.. 90 Preámbulo. cometida por agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúen con la autorización. 1998. En 1997. “El Grupo de Trabajo sigue preocupado ante las escasas medidas adoptadas para esclarecer los mas de 2. Las violaciones se agravaron debido a que se violentaron los debidos procesos legales pertinentes en los casos de desapariciones forzadas y a que se infringió al derecho a la verdad en el caso de las familias de las víctimas. Ídem. la desaparición forzada “es la privación de libertad de una persona o más. el Grupo de Trabajo había registrado 2. 5 y 4 de la Convención Interamericana de los Derechos Humanos. los sistemas de protección de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la OEA han considerado medidas especiales para estos casos. mientras no se encuentre a la persona”90. en el caso de la desaparición forzada de Manfredo Velásquez Rodríguez89 se violaron los siguientes derechos: el derecho a la libertad personal. como sí lo fueron los adultos. apoyo y permiso del Estado. que marcó un precedente. ONU. 88 Autoridad de más alto rango en el Sistema de Justicia Interamericano de la OEA. Art. Convención Interamericana acerca de la Desaparición Forzada de Personas. “La práctica sistemática de las desapariciones forzadas es un crimen para la humanidad. 1991. la mayoría de ellas ocurridas entre 1980 y 198385.) desea recordar al Gobierno de El Salvador que. el derecho a la integridad personal y el derecho a la vida (Artículos 7. relativo al derecho de las víctimas y sus familiares a una indemnización”86. Artículo II... De acuerdo a la sentencia del Tribunal Interamericano88. todavía no ratificado por El Salvador. OEA.. con arreglo al artículo 13 de la Declaración. está obligado a llevar a cabo una investigación exhaustiva e imparcial mientras no se haya aclarado la suerte de la víctima de una desaparición forzada y (. por lo que ellos. bien documentados y claramente identificados y que se defina la ubicación de las víctimas desaparecidas”. de ser aplicables.. Debido a que los casos de los niños y niñas víctimas de desaparición forzada muestran características específicas.). La acción penal y la pena que se impone judicialmente a la persona responsable de tal acto no están sujetas a prescripción. en efecto. 55 . 1991. respectivamente). Generalmente. viven todavía. solamente que 85 86 Informe del Grupo de Trabajo acerca de las Desapariciones Forzadas.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción investigados.000 casos pendientes y (. La ofensa (de desaparición forzada) se considera permanente y continua. III y VII. se presume que los niños y niñas no han sido asesinados. 87 Convención sobre la Desaparición Forzada de Personas. Según la Organización de Estados Americanos (OEA).661 casos de demandas de desapariciones forzadas en El Salvador. seguido de la falta de información o la negativa a reconocer tal privación de libertad o de informar acerca de la ubicación de la persona. 89 Caso sobresaliente de desaparición forzada. aplicarán las disposiciones del artículo 19 de la Declaración. lo que crea un obstáculo para el ejercicio de los recursos legales y las garantías de las demandas pertinentes”87. presentado contra el Estado de Honduras. por cualquier medio..

a la prosecución y clarificación de todos los casos de desapariciones forzadas que ocurrieron durante la guerra civil. También se ha establecido el compromiso del Gobierno por reestablecer la identidad de un niño o niña si ésta se ha alterado o violado. cuando se le pida.. información básica acerca del paradero del familiar o familiares ausentes”94. al niño o. 95 Después de los Acuerdos de Paz. ratificada por El Salvador en 1978). 8. 94 Art. nombre y relaciones familiares. “Los Estados Partes prevendrán y censurarán el secuestro de niños de padres víctimas de la desaparición forzada y de niños nacidos durante la desaparición forzada de sus madres y dedicarán sus esfuerzos a la búsqueda e identificación de estos niños y a la restitución de ellos a sus familias de origen”92. el nombre. pero no ratificadas. La presión política95 de la comunidad internacional no ha sido suficiente para revertir esa tendencia. La Convención sobre los Derechos del Niño estipula importantes mecanismos para proteger a los niños y niñas separadas de sus familias en situaciones relacionadas con la persecución política de sus parientes.) de uno de los padres del niño o de ambos. nacionalidad y protección de la familia no pueden suspenderse en un estado de excepción. El Gobierno salvadoreño no está obligado únicamente por normas morales. 9. incluyendo —y sobre todo. el Estado Parte proporcionará. El Gobierno salvadoreño ha eludido los compromisos relacionados con la Legislación Internacional de Derechos Humanos. 20. el Estado deberá prestar la asistencia y protección apropiadas con miras a restablecer rápidamente su identidad”93.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción con una su identidad alterada o falsa91. “Cuando un niño sea privado ilegalmente de alguno de los elementos de su identidad o de todos ellos. En el artículo 27 de esta Convención previa se especifica que el derecho de reconocimiento de la persona jurídica. a los padres. Declaración acerca de la Protección de todas las Personas de Desaparición Forzada. la deportación o muerte (. Art. 1992. algunas de las declaraciones internacionales pertinentes únicamente han sido firmadas por el Gobierno. el exilio. el derecho a la identidad se incorporó en los criterios jurídicos internacionales desde la instauración de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos (1969. 1989. la presión internacional ejercida sobre el Gobierno salvadoreño para que descubra el paradero de los y las desaparecidas ha sido débil. el derecho a la identidad incluye nacionalidad. si procede. 93 Art. con frecuencia El Salvador ha sido presentado ante la comunidad internacional como un ejemplo de conciliación. sino también por acuerdos internacionales. ONU. el encarcelamiento. o del niño. de acuerdo a algunas disposiciones— los casos que involucran a niños y niñas. como la detención.. por lo que la comunidad internacional no puede formalmente juzgarlo responsable por el La experiencia de Argentina y El Salvador ha arrojado gran cantidad de evidencia de esta práctica. De acuerdo a la Ley Internacional de Derechos Humanos. “Cuando esa separación (del niño de uno o ambos padres) sea resultado de una medida adoptada por un Estado Parte. a otro familiar. ONU. Convención sobre los Derechos del Niño. ídem. antes que como un país en donde el Gobierno todavía tiene una gran deuda con las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos y con sus parientes. En los pasados siete años. 92 91 56 . Por otra parte. Aun antes de esta importante Convención.

si la desaparición en la actualidad todavía persiste. trató de obtener apoyo de una importante nueva institución gubernamental que se creó como resultado de los Acuerdos de Paz: la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH). las instituciones mencionadas no han cumplido con las recomendaciones de la resolución. en la resolución. resolución del caso SS-0449-96. lo que excluye la posibilidad de investigar y procesar los casos de los miles que desaparecieron durante la guerra civil. Eduardo Peñate Polanco. El nuevo procurador de los Derechos Humanos99. ONU. La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos En 1986. Fue solamente hasta 1998 cuando. la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos presentó una resolución en marzo de 1998. se hace explícito en el texto que los artículos pertinentes no se aplicarán a casos que ocurrieron antes de 1998. 96 57 . Con base en la investigación y el seguimiento del debido proceso legal en algunos de los casos que las familias habían presentado a los tribunales. el delito de desaparición forzada se reflejó en el nuevo Código Penal97. por primera vez. 97 Art. y la Declaración acerca de la Protección de todas las Personas de Desaparición Forzada. OEA. ha mostrado poco Las más relevantes son la Convención Interamericana sobre la Desaparición Forzada de Personas. es necesario hacer notar que. 1992. la perpetración del crimen también continúa”98. una institución salvadoreña reconoce la práctica de desapariciones forzadas en el país y pide a las autoridades pertinentes cumplir con sus deberes constitucionales con relación al tema. la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos refuta claramente el argumento de una posible prescripción legal de los casos: “es conveniente remarcar que la desaparición forzada de las personas es un crimen permanente siempre y cuando los perpetradores continúen escondiendo información acerca del paradero de las personas desaparecidas y mientras los hechos no se hayan clarificado. La Procuraduría investigó 145 casos de niños y niñas víctimas de desaparición forzada durante la guerra civil. 99 La Asamblea Legislativa elige al Procurador de los Derechos Humanos para un período de tres años. PRO-BÚSQUEDA. 364. La resolución también sienta un precedente. enfrentando estas circunstancias tan desalentadoras. Aunque en la actualidad un gran volumen de Legislación internacional sobre Derechos Humanos aborda el tema de las desapariciones forzadas. 98 Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos . en el sentido de que. por primera vez.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción incumplimiento de estas disposiciones96. En este sentido. También. la Fuerza Armada. La resolución incluye recomendaciones para los tribunales. la Fiscalía General de la República y la Asamblea Legislativa. La Legislación nacional ofrece muy pocos elementos para la protección de los y las desaparecidas. incluyendo niños y niñas. 1991. Sin embargo. tanto de adultos como de niños y niñas. 365 y 366 del actual Código Penal. Sin embargo. hasta ahora. Su contenido es un punto de partida para el procesamiento de los casos de niños y niñas desaparecidas. la Legislación nacional no cumple con disposiciones importantes contempladas en los tratados internacionales que El Salvador ha firmado (y aun ratificado).

varias familias decidieron. Niños y niñas desaparecidas en los tribunales salvadoreños Después de la firma de los Acuerdos de Paz. Tribunal de Primera Instancia. Los batallones elite de contrainsurgencia especial Atlacatl y Belloso. la madre de las dos niñas presentó un Habeas Corpus103 a la Corte Suprema de Justicia salvadoreña (CSJ). 103 Literalmente. página 87. su importancia ha sido principalmente histórica. 104 Resolución de la Corte Suprema de Justicia sobre el caso de Ernestina y Erlinda Cruz Serrano. una herramienta legal usada para establecer la condición y paradero de una persona privada de su libertad por el Estado. el 30 de abril de 1993. Chalatenango. Chalatenango. las familias pudieron presentar. sin haber realizado diligencias sustanciales. presentar sus casos al Tribunal de Primera Instancia de Chalatenango. los batallones del Ejército101 implicados ya no existían. nuevamente. la madre de las dos niñas acusó formalmente al Batallón Atlacatl. Aunque la resolución de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos relativa a los niños y niñas desaparecidas constituye un antecedente importante. 105 Causa 113/93. el Tribunal resolvió archivar el caso. El 22 de septiembre de 1993. ambas desaparecidas en Nueva Trinidad. el juez usó el argumento de que. en 1993. Chalatenango. en el Tribunal de Primera Instancia de Chalatenango. ignorando así los nuevos Causas 110/93 y 114/93. En respuesta a esto. Para archivar los casos de María Elsy Dubón. hasta ahora. Aunque PRO-BÚSQUEDA ofreció dos nuevos testimonios acerca de la desaparición de las niñas Serrano. denuncias sobre la desaparición de niños y niñas desaparecidas sin temor a represalias por parte del Ejército o las Fuerzas de Seguridad. en el tribunal respectivo. 102 Causa 112/93. Chalatenango. Marta Ábrego Romero y Angélica Ábrego Romero100. unos pocos meses después de su presentación. “en virtud de que no había más diligencias que realizar en el proceso”105. el 15 de mayo de 1997. página 23.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción interés en el seguimiento de la resolución. “muestre el cuerpo”. 101 100 58 . Tribunal de Primera Instancia. Tribunal de Primera Instancia. Sin embargo. Pero es improbable que se pueda realizar algún progreso con el Gobierno salvadoreño si éste no cambia la política oficial de “perdón y olvido” por una búsqueda activa de justicia y reconocimiento para las miles de víctimas de violaciones a los Derechos Humanos durante la guerra civil. el juez archivó los casos. el dos de junio de 1982. En este nuevo contexto. La Corte Suprema de Justicia resolvió que el Tribunal de Primera Instancia de Chalatenango debía continuar las investigaciones e informar a la CSJ sobre cualquier avance104. la resolución podría ser un punto de partida para que el Gobierno trate de manera diferente el tema y. 14 de marzo de 1996. en esta dirección. y parece menos preocupado por los Derechos Humanos que en complacer a ciertos partidos políticos a fin de mantenerse en el cargo. En el caso de las hermanas Serrano. la causa fue archivada porque "no se estableció quién secuestró a Ernestina Serrano y Erlinda Serrano”102. ofrece valiosos elementos. Sin embargo. a consecuencia de los Acuerdos de Paz.

14 de marzo de 1996. mediante los hechos violatorios de negación de justicia e incumplimiento al derecho de recibir justicia sin demora. La Corte Suprema de Justicia El papel de la Corte Suprema de Justicia en los casos de los niños y niñas desaparecidas se limita a la resolución sobre el Habeas Corpus presentado por la madre de las niñas Serrano. y Pastor Omar Ayala Ortega. La Fuerza Armada contestó que no tenía ningún registro de la información solicitada. con el apoyo del Centro de Justicia y el Derecho Internacional. Los tribunales no han completado aún la fase preparatoria de las causas. ha presentado una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por el caso de las hermanas Serrano. ventiladas ante el Juzgado de Primera Instancia de Chalatenango”. Los tribunales no han resuelto ninguno de los casos. PRO-BÚSQUEDA. en las actuaciones judiciales sobre la desaparición de las menores Erlinda y Ernestina Serrano Cruz. no es una alternativa para realizar investigaciones acerca de desapariciones de personas. no obstante el interés de PRO-BÚSQUEDA de aportar todos los elementos necesarios para el éxito de las investigaciones. 22 de enero de 1996. El Procurador de los Derechos Humanos llegó a la misma conclusión en otros casos examinados de niños y niñas desaparecidas. La Resolución de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos describe el caso de las hermanas Serrano y establece “la violación al debido proceso legal. 106 59 . la Corte Suprema de Justicia argumentó que el Habeas Corpus no era un recurso legal adecuado para los casos de las desapariciones forzadas. Actualmente. 8 de enero de 1999. Las familias que participan en PRO-BÚSQUEDA presentaron tres diferentes Habeas Corpus entre 1995 y 1998. Después de este simple intercambio de correspondencia. Ernestina y Erlinda Serrano Cruz. nos estamos Miriam Sánchez.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción elementos vertidos en los testimonios. los casos de niños y niñas desaparecidas están completamente paralizados en los tribunales salvadoreños. “el Habeas Corpus es para obtener la libertad de una persona detenida ilegalmente. En los tres casos. ningún caso ha ido a juicio. Por esta razón. 107 Resolución de la Corte Suprema de Justicia sobre el caso de Pastor Omar Ayala Ortega. “El Habeas Corpus es una garantía de protección contra detenciones ilegales. Sin embargo. el juez examinador cerró la investigación sin llevar a cabo ninguna otra diligencia. 8 de enero de 1999. el juez examinador asignado le solicitó información a la Fuerza Armada sobre los operativos militares y los oficiales responsables de esos operativos. este tema corresponde a la Policía o a la Fiscalía General de la República”(sic)107. También de acuerdo a la CSJ. En las tres resoluciones106. Han transcurrido ocho años desde la presentación de los primeros casos en Chalatenango y las familias de los niños y niñas desaparecidas han presentado a los tribunales de justicia varios casos nuevos. En el caso en cuestión. pero no es una fuente para investigar el paradero de una persona ilegalmente detenida hace trece años. la resolución no ha tenido ningún efecto en la administración de justicia.

Aun cuando en algunos casos pueda ser verdad que no existe actualmente. disuelto después de la firma de los Acuerdos de Paz. o para descubrir si ellos detuvieron legalmente a la persona y. y el consecuente cambio de circunstancias. La Fuerza Armada de El Salvador Miembros y ex miembros de la Fuerza Armada salvadoreña han expresado 108 Resolución de la Corte Suprema de Justicia en el caso de Ernestina y Erlinda Serrano Cruz. en sentido estricto. pueden hacer las investigaciones más viables. así que los jefes en comando de este Batallón no pueden ser notificados (acerca de estas acusaciones). durante la guerra.) El Habeas Corpus normalmente sería el instrumento judicial adecuado para encontrar a una persona presumiblemente detenida por las autoridades. Esta interpretación del Habeas Corpus se contradice con las definiciones expuestas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos: “La falta de elementos o condiciones que permitan acciones penales (en el caso de Desapariciones Forzadas) requiere de la existencia de un recurso ideal para redimir la violación. 14 de marzo de 1996. El primer paso necesario para la solución del problema es clarificar los hechos de cada uno de los casos. sentencia del 29 de julio de 1988. 60 . lo que hace difícil su investigación (…). como consecuencia directa de la detención. sino para determinar responsabilidades (criminales).un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción refiriendo a la detención realizada por miembros del Batallón Atlacatl. la experiencia de PROBÚSQUEDA demuestra que los años transcurridos desde las desapariciones. estos son actos que ocurrieron hace trece años. El objetivo de las familias de PRO-BÚSQUEDA al momento de presentar el Habeas Corpus no era el de deducir responsabilidades penales. La demanda penal no es ideal para encontrar a la persona desaparecida. porque el objetivo de las resoluciones sería lograr la liberación de las personas detenidas y dado que en 1996 todavía se desconoce dónde se encuentra detenida esta persona y qué autoridad le coarta su libertad. Si la Corte Suprema de Justicia es sincera cuando manifiesta que las resoluciones no significan que “la sala de audiencias es indiferente al problema de los desaparecidos en el conflicto pasado110”. cerrar los canales legales para tratar el tema no ayuda al problema. sino el de establecer el paradero de las víctimas. 14 de marzo de 1996. procesar su liberación”109. los Habeas Corpus que se presentaban enfatizando que la Fuerza Armada era responsable de alguna detención casi nunca resultaban en la resolución del caso. la identidad de la víctima fue suprimida y cambiada permanentemente. sobre la desaparición forzada de Manfredo Velásquez Rodríguez. Ciertamente. 109 Corte Interamericana de Derechos Humanos.. el 12 de septiembre de 1981. si viene al caso. Además. en Tegucigalpa. No tiene sentido declarar ilegal la detención que tuvo lugar en junio de 1982. una acción que continúa afectando a la persona desaparecida. necesitamos recordar que. (.. en lugar de más difíciles. Por otra parte. Honduras. una detención física ilegal de la víctima. la resolución no lo lograría”108. 110 Resolución de la Corte Suprema de Justicia en el caso de Ernestina y Erlinda Serrano Cruz.

El Coronel retirado Sigifredo Ochoa Pérez hizo algunas declaraciones de prensa que confirman la versión del General Blandón.. si bien era verdad que la Fuerza Armada transportó niños en helicóptero. algunos entregados a las instituciones de socorro y de beneficencia. que durante el conflicto ocurrieron casos de niños encontrados en zonas de guerra en situación de extremo peligro que fueron evacuados a las sedes de las diferentes unidades. pero la mayoría desaparecía”. PRO-BÚSQUEDA ha intercambiado opiniones con el jefe del Departamento de Derechos Humanos del Ejército. en un artículo sobre los niños y niñas desaparecidas. 112 PRO-BÚSQUEDA ya había resuelto y publicado este caso dos años antes de la primera reunión con el Ejército. De la misma manera. otros entregados al cuidado de algunas familias y otros quedaron bajo la responsabilidad de la unidad que evacuó la zona. “Yo recuerdo que en Cabañas y 111 Media docena de reuniones sostenidas entre PRO-BÚSQUEDA y la Fuerza Armada salvadoreña han sido supervisadas por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.. a la Embajada Americana y embajadas europeas. con más de 26 años de servicio en el Ejército. El General retirado Adolfo Blandón expresó. declararon. la mayor parte del cuerpo castrense concuerda que sí hubo casos de niños y niñas desaparecidas (o niños y niñas separadas de sus familias como consecuencia de la guerra). respondiendo a una petición de PRO-BÚSQUEDA. que “se ha comprobado por medio de declaraciones de algunos jefes y oficiales del ejército.) Si queremos encontrar la verdad sobre qué pasó con los niños que desaparecieron en la guerra. a las instituciones de socorro y beneficencia. 114 "Los Niños Desaparecidos". los militares han expresado ideas muy variadas acerca de las dimensiones que el problema tendría. “fue un acto humanitario tomarlos y evacuarlos (a los niños) del peligro en los combates. cit. 61 . (. Al referirse al caso de la desaparición de niños en la “Guinda de Mayo” de 1982. declaró que. el Coronel Félix Ramírez. pero no sabemos lo que hacían con ellos. en mayo de 1980112. que “después de importantes operativos militares siempre había niños en los cuarteles generales. es necesario interrogar a los dos principales actores: a la Fuerza Armada y al FMLN. porque eso era problema de los oficiales. No obstante la falta de disposición para tratar el tema. en Chalatenango. 9 de junio de 1995. también hay que pedir informes a los habitantes de las zonas ex conflictivas. y a ex altos funcionarios y profesionales que podrían haberse ocupado de adopciones aprovechando la situación imperante”(sic)114. Adolfo Blandón. 113 Primera Plana. La solicitud de cooperación que PRO-BÚSQUEDA ha presentado al Ejército para resolver los casos aún no ha tenido respuesta. dos muchachos que fueron alistados en la Base de la Fuerza Aérea de Ilopango después de ser recogidos en un operativo militar en el Río Sumpul. No es cierto que esto fuera parte de una campaña antiguerrillera”113. Algunos eran bien conocidos porque llegaban a ser lustradores de zapatos o mensajeros dentro de los cuarteles militares. El único caso del cual el Ejército ha admitido formalmente tener conocimiento es el de los hermanos Guardado. Dirigentes de ADEFAES. op.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción diferentes opiniones sobre lo que pasó con los niños y niñas desaparecidas. En reuniones111. en 1996.

Ellos aún hicieron tratos de negocios con ellos y los llevaron a otros países. la Cruz Roja hizo mucho trabajo. La Montañita. el Juez del Tribunal de Primera Instancia de Chalatenango requirió información acerca del oficial a cargo de la operación militar que tuvo lugar en el cantón de Los Alvarenga. fechado 02JUNIO1982. obligando a los guerrilleros a huir hacia la frontera con Honduras. jurisdicción de Nueva Trinidad”117. San Salvador. Nueva Trinidad. el procedimiento empleado cuando se encontraban niños y niñas sin compañía dependía de los comandantes del Ejército. entre ellos San Antonio La Cruz. qué se hizo después con ellos”115. San José Las Flores. Cerro Eramón. 118 La Prensa Gráfica. el Batallón Atlacatl no tuvo ningún operativo militar en el cantón Los Alvarenga. yo creo que algunos abogados y grupos de gente inescrupulosa sacaron provecho de la adopción de estos niños. 3 de junio de 1982. todos estos son lugares que están muy cerca a la frontera con Honduras”118. Los dos batallones mencionados se dirigieron a otros sectores. Yo creo que esto se dejaba al criterio de los comandantes. Escobillal. Esto pasó con regularidad y es importante encontrar dónde están los niños y qué se hizo con ellos. página 3. algunos de los comandantes (también). Y de allí. El Ministro de Defensa respondió que “de acuerdo a nuestro registro. como el de cuidar de esos niños. en algunos casos sobre niños y niñas desaparecidas el juez ha solicitado un informe al Ministro de Defensa. Una simple mirada a los periódicos locales de aquella época contradice la negativa del Ministro de Defensa a reconocer la autoría de los operativos militares en los que desaparecieron los niños y niñas. Esta negativa del Ministerio de Defensa parece responder a una política definida. Las Vueltas. que algunas unidades militares pueden ayudar. agosto de 1998. Chalatenango. En respuesta a la petición del juez sobre el caso de dos niñas desaparecidas 115 116 Entrevista concedida a la Agencia de Prensa Reuters. Éste ha respondido evasivamente a las solicitudes. debido a las implicaciones que nosotros (los comandantes) pensamos que (este asunto) tendría. Tribunal de Primera Instancia. De acuerdo al Coronel Ochoa Pérez. así como también la lista de miembros del Batallón Atlacatl del dos de junio de 1982. donde en ese tiempo yo era comandante. Por ejemplo. si ellos tomaron los niños o si no lo hicieron. Fuentes militares informaron que "Los Batallones 'Atlacatl' y 'Belloso' han evacuado las posiciones de la guerrilla cerca de las instalaciones de la Presa Hidroeléctrica 5 de Noviembre. esto se dejaba a la decisión de cada comandante”116. Ídem. San Antonio Los Ranchos y otros lugares de la parte sur-este del departamento de Chalatenango. en este sentido. Gualsimaca y las montañas de El Sapo. que otros eran llevados a los cuarteles generales. 62 . La carta oficial no hace ninguna referencia a la requisición de revelar la lista de nombres de oficiales y soldados que servían en el Batallón Atlacatl en ese entonces. no había política u orden. jurisdicción de Nueva Trinidad. Nombre de Jesús. Existe el rumor de que algunos negociaban con los niños. 117 Causa 112/93. que es por lo que yo puedo responder. El Fraile y El Caracol. Pero en mi caso. página 23. Y yo creo. Como respuesta a la insistencia de PRO-BÚSQUEDA.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción en Chalatenango. La Montañita. “No había políticas de la Fuerza Armada (sobre el tema). Arcatao. por lo menos (a saber) qué pasó.

la Fuerza Armada salvadoreña simplemente niega cualquier participación para obstruir las investigaciones y evitar ser considerada responsable. 119 63 . tal como la Masacre de El Mozote. Causa 187/97. enfatizó que “la Fuerza Armada no puede establecer que el Batallón Atlacatl de Reacción Inmediata estuviera en el lugar mencionado”119. General Jaime Guzmán Morales. el ministro de Defensa. Aun en el caso de un acontecimiento publicado internacionalmente. sobre la desaparición de Ana Julia y Carmelina Ramírez Mejía. San Francisco Gotera. Morazán. Tribunal de Primera y Segunda Instancia.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción en el contexto de la Masacre de El Mozote.

el significado que la reunificación familiar tiene para los parientes y para el niño o niña encontrado no es el mismo. Lejos de un ambiente de paz y amor. Además. están vivos. el sexo. De muchas maneras. La mayoría de ellas. las repercusiones psicológicas del hecho son similares en los parientes y en los niños y niñas. En esta sección recapitulamos y analizamos brevemente algunos de los elementos más comunes que PRO-BÚSQUEDA ha encontrado durante la búsqueda y la reunificación de la familia. También son los supervivientes. a pesar de todo lo que les ha pasado. Es importante tomar en cuenta que la desaparición de los niños y niñas no fue un suceso aislado. Los familiares y los niños y niñas desaparecidas experimentan los traumáticos sucesos de forma diferente. Antes de sufrir la separación forzosa de sus padres. que se divide en tres aspectos principales: los niños y niñas desaparecidas. y la experiencia después de la desaparición.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción 7. pérdida y exilio: los traumas que marcaron —y continúan marcando— a la sociedad salvadoreña de una manera importante. separación y muerte. Sin embargo. el rol en los sucesos. Sus familias han estado buscándolos por más de veinte años. sino algo que ocurrió en un contexto de violencia. por ejemplo. Muchos de los y las jóvenes fueron testigos de la muerte violenta y brutal de sus padres y otros parientes. solamente que ahora están viviendo sus vidas con una identidad alterada y un historial personal incompleto. Es obvio que la experiencia de la desaparición ha sido extremadamente traumática para todos los involucrados. Estos factores varían de una persona a otra. estuvieron sometidos a situaciones de violencia. sufrió los episodios más crueles de la guerra. los que. la edad. Los niños y niñas desaparecidas Los niños y niñas desaparecidas fueron testigos conscientes o inconscientes de una secuencia de experiencias muy traumatizantes. En la actualidad. los juegos. el amor y las ilusiones. Estas familias vivían en algunos de los cantones más alejados del país y perdieron todas sus modestas posesiones durante los operativos militares de “tierra arrasada”. Problemas de salud mental Durante los primeros años de la guerra civil. otras pérdidas. 64 . gente del campo. sus parientes y la reunificación de la familia. La guerra y la ausencia de sus progenitores no les permitieron a los niños y niñas desaparecidas disfrutar de su niñez. muerte. las familias de los niños y niñas desaparecidas están tratando de reconstruir sus vidas y buscando las formas de mitigar el dolor. estos niños y niñas han sido las víctimas silenciosas e ignoradas de este conflicto. los menores ya habían observado y vivido múltiples actos de violencia y destrucción. en un clima de terror absoluto. cientos de niños y niñas fueron separados forzosamente de sus familias. En este capítulo exponemos el trabajo de PRO-BÚSQUEDA en lo relativo a la salud mental. En muchas facetas. muchos factores dotaron de características específicas a cada experiencia. etc.

muestran traumas muy similares a aquellos sufridos por sus parientes cercanos. Aunque ella tenía casi la misma edad de Elsy y desapareció en el mismo operativo militar121. Y cualquiera que fuera el papel que desempeñaran en sus familias adoptivas. En otros casos. como María Elsy Dubón. con un idioma y costumbres diferentes. Cuando estaba en el orfanato en El Salvador. como las clases eran en español. ¡Todos los demás sabían tanto! Las personas me veían en una forma María Elsy Dubón. la escuela me gustaba mucho y. Taller con niños encontrados. del 30 de mayo al 8 de junio de 1982. al llevarla al campamento base del Ejército. esto se explica porque eran muy pequeños para saber lo que estaba sucediendo. Pero en Francia me sentía realmente estúpido. Él me llevó con él en medio de las balas que pasaban. el tiempo que han pasado lejos de su entorno familiar ha añadido otro elemento importante que debe de tomarse en cuenta. tenía siete años. Uno de los cambios que muchos de los niños y niñas sufrieron fue el de pasar de un medio rural a uno urbano. Algunos de los niños y niñas encontradas tienen dificultades para asimilar sus raíces campesinas. Los niños y niñas desaparecidas enfrentan dos mundos diferentes e irreconciliables. recuerdan los acontecimientos de la separación. yo era uno de los mejores estudiantes. Yo no sabía qué estaba sucediendo. “Mi mamá iba huyendo de las bombas y balas y mi papá también. Para Andrea. la reacción de los niños y niñas a los sucesos presenciados ha sido la de reprimir cualquier recuerdo. Llegamos a un cruce de la calle y mi padre se quedó allí parado viendo cuál camino seguir. había mucha sangre. “Fue muy difícil para mí (después de la adopción). Sin embargo. Mi padre salió herido.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Algunos niños y niñas que PRO-BÚSQUEDA ha encontrado. la historia de su vida comienza en el orfanato. las personas tienden a ver de menos a los residentes de las áreas rurales. no recuerda los sucesos. En la ciudad. Este es el caso de Andrea Dubón. Los sobrevivientes conocen este operativo. tradiciones y cultura. PRO-BÚSQUEDA. Era como el infierno”120. los niños y niñas no fueron quienes habrían sido si no los hubieran separado de sus familias biológicas. “Operativo Limpieza”. En algunos casos. 1996. Los mismos soldados que mataron a su padre la alejaron de la escena. La escuela era muy difícil. El nuevo medio con frecuencia careció de referentes que facilitaran el proceso de transición. Otros niños y niñas no recuerdan los sucesos trágicos de la separación familiar. que tenían la edad suficiente para experimentar conscientemente los horrores de la guerra y la separación de su familia. los niños y niñas tuvieron que llevarse bien con personas extrañas. se puede afirmar que los niños y niñas desaparecidas. en un país extraño. Entonces ellos comenzaron a disparar desde una casa cercana. Mi madre (adoptiva) contrató un profesor privado para que me diera clases de francés. De repente. sus costumbres. San Salvador. algún grado de su lengua nativa. Los niños y niñas adoptadas por familias del exterior del país sufrieron un cambio radical en su identidad. aplicado en la parte noroeste de Chalatenango. Por lo general. han crecido en un contexto de muchas maneras diferente al de su familia de origen. tuve miedo. como la “Guinda de Mayo”. Perdieron su nacionalidad. 121 120 65 .

tienden a sentirse traicionados por la familia adoptiva. Esta es una de las razones del porqué en algunos países es obligatorio que los padres adoptivos informen a sus hijos e hijas sobre su condición y compartan con ellos la información existente sobre su origen. a los niños y niñas que PRO-BÚSQUEDA ha encontrado ya se les había informado acerca de su condición de adoptivos. Las personas son muy frías y muy diferentes a los joviales salvadoreños. Lógicamente. Por otra parte. 1998. Hay mucho racismo en Francia. ello preparó a estos niños y niñas para lo que estaba por venir: noticias acerca de sus familias en El Salvador. los niños y niñas adoptadas informalmente dentro de El Salvador a menudo no han sido informadas acerca de su condición de hijos e hijas adoptivas. Cuando la conocen. En los casos en donde las familias adoptivas ocultan a los niños y niñas su historial personal. La gente en El Salvador cree que es bonito irse a otro país. los recuerdos son vagos y el significado de la familia se centra en la pérdida de la separación. pero no es así. compartir con el niño o niña la verdad acerca de su origen fortalece la confianza en la relación con su familia adoptiva. es usualmente difícil para los niños y niñas relacionarse no solamente con su medio ambiente adoptivo. quien fue adoptado por una familia francesa cuando tenía 8 años.. los niños y niñas desaparecidas se enfrentan con la imposibilidad de asumir completamente su identidad. A la larga.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción extraña. los niños y niñas pueden sentir que verdaderamente no pertenecen a su familia adoptiva. De repente. hubiera sido muy difícil esconderles esto en un país extranjero.. En estos casos. es duro para el niño o niña recuperar la confianza en su familia adoptiva. la intervención de PRO-BÚSQUEDA causa gran trastorno en la familia y desata muchas emociones. Antes del reencuentro familiar. En estos casos. niño encontrado. porque echan de menos el elemento de origen. Pablo López. En uno de los casos que PRO-BÚSQUEDA investigó. sino también con su medio ambiente original. Aun cuando la noticia de ser un hijo o hija adoptiva es dolorosa. Me sentía en el aire. La familia adoptiva tiende a tomar una actitud defensiva hacia PRO-BÚSQUEDA. 66 . Al momento del reencuentro familiar. La información acerca de su origen es insuficiente. ¿Quién me garantiza que estas personas que he conocido hoy sean en realidad la familia en donde nací? ¿Por qué ellos y no otras personas? ¿Racionalmente yo entiendo que ellos 122 Emiliano Martínez. colapsan las bases sobre las que se construyó la identidad de los niños y niñas. En aquellos casos en donde la adopción ocurrió dentro de los sistemas legales. los niños y niñas no pueden sentirse parte de ésta. expresó su sentimiento de nopertenencia de la siguiente manera: “Me sentía sin raíces. Debido a la falta de elementos comunes y experiencias para relatar a su familia de origen. cuando descubren la verdad. En un grupo de cierta edad (los que tenían entre 0 y 3 años cuando ocurrió la separación de su familia). San Salvador. Tú no conoces tu lugar”122. Los niños y niñas adoptivas. es casi inevitable que ellos descubran por sí mismos la verdad. Es duro y frío. resienten fuertemente que la familia no se los haya dicho antes.

en combinación con su red de relaciones sociales. en la mayoría de los casos. Cada persona tiene un “yo propio” que lo hace diferente a los demás y. Sin embargo. apellidos. tales como solidaridad y afecto. Como hemos explorado en una sección anterior de este estudio. quiénes son y qué hacen. los y las jóvenes necesitan recibir apoyo de parte de sus familias de origen y adoptiva. Integrar estos dos mundos es el desafío más grande de los y las jóvenes encontradas. La mayoría de los y las jóvenes tienen partidas de nacimiento en las que se les ha cambiado sus nombres.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción son mi familia. Sin embargo. Para construir una identidad coherente. El esfuerzo del adolescente de darle sentido a su vida es un proceso normal y saludable que contribuye a fortalecer el “yo” en la vida adulta. nombre de los padres. 67 . pero en la adolescencia cobra especial relevancia. Las raíces de una persona en un mundo determinado. La identidad emocional de los niños y niñas desaparecidas es compleja y refleja muchas de las contradicciones de las que fueron víctimas. pero emocionalmente es difícil para mí aceptarlos?”123. La capacidad de compartir con sus parientes. Chalatenango. El conflicto experimentado en este momento estimula su desarrollo personal124. lugar y fecha de nacimiento. constituyen su identidad personal. 1997. a nivel de salud mental. Asumir nuestra identidad también significa reivindicar estas raíces y redes. o justo llegando a la adultez. que por tantos años estuvieron ausentes. La construcción de la identidad personal es un proceso de toda la vida. 1997. Papalia y Wendkos. los problemas relacionados con los problemas de identidad son mucho más complejos. para los niños y niñas desaparecidas la adolescencia se convierte en una etapa muy complicada por la falta 123 124 Pablo López Rivera. Aunque casi todos los niños y niñas desaparecidas tienen sentimientos similares (aunque por lo general en menor grado). existe una serie de irregularidades con relación a la identidad legal de los niños y niñas desaparecidas. Muchos de los y las jóvenes encontradas demuestran gran capacidad para sacar sentimientos positivos. aun bajo circunstancias muy difíciles de reencuentro familiar. La verdad acerca de la procedencia y el historial personal forma tanta parte de la vida de los niños y niñas como los años de crecimiento en su medio ambiente adoptivo. cada persona se siente parte de una comunidad y una sociedad. la mayoría de los niños y niñas desaparecidas están en esa etapa de sus vidas. Los niños y niñas desaparecidas (por lo menos aquellos que saben que fueron separados de su familia biológica) pasaron una parte importante de sus vidas preguntándose: ¿quién soy? ¿de dónde vengo? ¿quiénes son mis padres? ¿dónde nací? ¿cuál es mi fecha de nacimiento? El nombre que uso. ¿es el verdadero? Martín Baró (1986) enfatiza que los elementos que distinguen a un individuo de otro son los nombres. al mismo tiempo. fortalece los nexos y parentescos familiares. está socialmente vinculada a un grupo o grupos. Adicionalmente. es esencial evaluar las experiencias y realidades de ambos mundos. A fin de tener éxito. se recuperan rápidamente. cuando conocen a su familia biológica. Actualmente.

El nombre aparece en la partida de nacimiento que él usó antes de reencontrar a su familia. el sobrenombre de su padre. La experiencia de la guerra ha marcado sus personalidades. Las familias de los niños y niñas desaparecidas La mayoría de las familias de los niños y niñas desaparecidas vivían en las zonas conflictivas. Estas personas presenciaron incontables actos de violencia. como ejemplos vivientes de los daños que puede causar una guerra y concienciar para que ésta no se repita jamás. a mi hermano y a mí. porque nuestros pies estaban destruidos por los hongos. 2000. No podíamos caminar. después de que el Ejército lo capturó. Ahora. y otros como víctimas. por años consecutivos. escondiéndonos entre las piedras en el desfiladero del río. nuestros hijos desnutridos. conductas y formas de ver la vida. los niños y niñas encontradas sienten con intensidad que ellos son una parte de la historia del país y que merecen el reconocimiento como tal. Además de reconocer la importancia de haber rescatado parte de sus raíces. en un constante estado de ansiedad. Por otra parte. pero siento que soy diferente al resto de la gente”125. Los zancudos picaban nuestra 125 Amílcar Guardado. Yo no sé a qué se parece una familia amorosa. Algunas veces ellos nos llevaban. He logrado salir adelante en la vida. Muchos de ellos se consideran a sí mismos como supervivientes. Nosotros éramos niños que vivían como reclutas. Por lo general. La iniciativa de varios de los niños y niñas encontradas de escribir y publicar un libro sobre las historias de sus vidas muestra que ellos toman esto con mucha seriedad.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción de elementos vitales para una definición del yo. por lo que significa más para él que el nombre que su familia le puso originalmente. La herencia de la familia de origen y de la familia adoptiva se interpreta de un modo único y personal. perdieron miembros de su familia. también están muy conscientes de que hay muchas cosas que nunca serán capaces de recuperar. 68 . y por un buen número de años subsistieron escondiéndose de los operativos. “Durante todos los años en la base del Ejército. La construcción de la identidad personal intenta reivindicar el yo. San Salvador. él duda en cambiárselo. En esta etapa es crucial la posibilidad de encontrar a su familia y conocer su verdadera historia personal. amigos y vecinos. Él se ha identificado con este nombre toda su vida. Los niños y niñas desaparecidas. olvidé lo que es vivir como una familia. a visitar a las familias de los oficiales de la base. tienden a enfatizar que la singularidad de su experiencia es parte de su identidad. pero nunca establecimos un nexo especial con ninguna familia. especialmente los que han estado más activos en PRO-BÚSQUEDA. “Casi todos los días yo recuerdo cuando estábamos en guerra. La calidez y el amor que una familia puede darte es algo que probablemente nunca experimente. Un ejemplo de esto es que uno de los niños desaparecidos que fue encontrado usó como apellido.

Yo estaba cargando a mi niña pequeña. Yo estaba abrazando a mi niña. Leticia Menjívar. por largos períodos de tiempo. Muchos parientes trataron desesperadamente de buscarlos. sin conocimiento de lo que era la guerra. tienden a sentir que fallaron en sus responsabilidades como protectores y cuidadores de sus hijos e hijas. ¡Todo pasó tan rápido! Finalmente yo salté dentro del desfiladero. Por días seguidos no teníamos comida… Había madres que tenían que cargar tres o cuatro hijos. la falta de oportunidades para buscar a los niños y niñas hacía crecer el complejo de culpa. Los parientes sobrevivientes a menudo se vieron forzados a buscar refugio lejos de su lugar de origen. Los niños y niñas desaparecidas eran seres inocentes. Los parientes de los niños y niñas desaparecidas tuvieron que enfrentar la secuencia de muchos hechos traumáticos: muertes. mitad en el agua y bajo el tabique del desfiladero. La bala la hirió en la cabeza. 1995. pero una bala había herido a mi hija cuando yo salté. Las madres de los niños y niñas desaparecidas muestran muy fuertemente este sentimiento. pero encontraron tantos obstáculos y peligros en el camino que eventualmente se dieron por vencidos. El agua nos llegaba hasta las rodillas. Momentos después los soldados inundaron el área y lo agarraron. Nos quedamos allí por tres días. desaparición y emigración forzosa. Yo ya había perdido a mi otro hijo también. pero yo no quería aceptar que ella estaba muerta. Era triste estar atrapado allí. sin ser capaces de regresar a su área o a su país (en el caso de los que huyeron a Honduras). 69 . pero la otra gente me obligó a soltarla para ir a enterrarla en la noche. 1995.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción piel. Aunque estas experiencias ocurrieron en el pasado. Después de la crisis inmediata a la desaparición. Algunos de nosotros no lo logramos. Todos saltamos dentro de un barranco esquivando las balas. Yo me pregunto todo el tiempo: ¿qué hubiera pasado si yo hubiera ido detrás de los soldados para quitarles a mi hijo? ¿qué hubiera pasado si yo no hubiera saltado?”127. Estas pérdidas causaron un tremendo impacto en su salud mental. Además. Nos refugiamos dentro de una cueva. sus causas y consecuencias. Tecoluca. La gente con la que nos estábamos escondiendo decía: ‘¡vamos! ¡corre! ¡salta!’. no teníamos nuestros documentos de identificación. “No habíamos comido por varios días. teníamos que pedir a los soldados hondureños un permiso especial. pasan horas imaginando qué hubieran podido hacer para evitar la desaparición del niño o niña (por ejemplo. todavía continúan jugando un papel activo y real 126 127 Victoria Martínez. resistiendo las lluvias. Arcatao. No sabía qué hacer. San Vicente. porque no sabíamos qué le había pasado a los que habíamos dejado atrás en El Salvador”128. San Nicolás Lempa. 128 Testimonio de María Julia Amaya. porque ella ya estaba muerta. así que mi pequeño hijo me dijo que iba a ir a conseguir algunos mangos. Sobreviví a la caída dentro del agua. huir antes de la zona de guerra o no haber participado en ninguna organización revolucionaria). Y aun cuando los parientes no son culpables por las circunstancias que provocaron la desaparición del niño o niña. San Salvador. “Éramos como prisioneros en el campo de refugiados. Si queríamos salir del lugar. Nosotros no terminamos de contar todo lo que sufrimos durante la guerra”126. Ellos murieron. resistiendo el hambre.

133 Concepto propuesto por Maldonado y Troya . Los síntomas referidos van desde el cansancio. También es importante tomar en cuenta que. Esta conducta se refleja más tarde en la dificultad del individuo de mantenerse en contacto con sus sentimientos. Becker y Lira. Debido a la intensidad del conflicto en El Salvador. el trauma se profundiza y aumenta sus consecuencias psicosomáticas. este proceso era aún más complicado porque no podían saber cuál había sido la pérdida: si era que sus hijos e hijas estaban muertos o vivos. muchos salvadoreños sufren de traumatización extrema. Este concepto hace énfasis en el contexto social en el que se genera y mantiene el trauma. la guerra civil no permitió a las familias obtener el apoyo necesario para completar el proceso de duelo por las pérdidas. La traumatización extrema está marcada por una forma de ejercer el poder en la sociedad. Esto privó a las familias de dos elementos básicos necesarios para un proceso de duelo: la certeza de la muerte y la posibilidad de realizar la ceremonia de la sepultura132. El terror obligó a las personas que lo sufrieron a construir defensas para no demostrar temor. por las perturbaciones y los efectos patógenos que provoca en la organización psíquica y social. usado 129 130 Becker y Castillo. 1991. Un trauma con tales características sociales requiere también del resarcimiento social130. 70 . ira o tristeza. “La traumatización extrema es un proceso en la vida de los sujetos de una sociedad que se caracteriza por su intensidad y por la incapacidad de los sujetos y de la sociedad de responder adecuadamente a este proceso. acompañada de una negativa social a reconocer la existencia de la desaparición. las sociedades con estructuras sistemáticamente dominantes niegan la existencia del daño causado. la persona tiene que tratar de lidiar con fuertes sentimientos de culpa por haber sobrevivido y no haber sido asesinado como sus compañeros o parientes. dolor de cabeza. 1991. Si no se verifica este reconocimiento y resarcimiento social. generando una serie de síntomas que pueden clasificarse como síndrome de “traumatización extrema”. o por no haber sido capaz de salvar al resto de la gente. está de hecho presente en la sociedad. problemas del corazón y aun cáncer. El daño no sólo está presente en el sujeto. 131 Puget. Además. 1990. En el caso de los parientes de los niños y niñas desaparecidas. con frecuencia. 1994. Por otra parte. donde la estructura sociopolítica se basa en la desestructuración y el exterminio de algunos miembros de la misma sociedad por otros de sus miembros”129. 1989. alteración del sueño y apetito. Esta negativa por parte de los responsables de la desaparición abrió una herida adicional: la incertidumbre131. Bunayevich y Palento. Los parientes de los niños y niñas desaparecidas enfrentaban la incertidumbre sobre el destino de sus niños y niñas. Y aún peor. es posible examinar el proceso psicológico conocido como “duelo congelado133”. hasta úlceras. si era que pronto los verían otra vez o si nunca tendrían noticias acerca de su paradero.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción en las personas sobrevivientes. página 4. 132 Becker.

El niño o niña desaparecida algunas veces ocupa un lugar tan importante en la casa que coloca en segundo plano a los otros niños y niñas de la familia. yo empiezo a pensar que ella ya murió. ocupada con los quehaceres diarios de la casa. Aguilares. Si nunca la encontramos: ¿qué vamos a hacer? Si ella murió en algún lugar en la selva. lentamente. De todos los elementos que tan terrible situación puede incluir. el dolor desaparece. La familia está segura que puede ir al cementerio para el funeral. Cuando tú no sabes qué pasó. en algunos casos. Esto causa mayor desesperación. 1998. aun cuando de la investigación pueda también resultar la confirmación de la pérdida. 71 . a fin de resignarte con fe. A través de este mecanismo. con frecuencia se generan grandes expectativas en la familia.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción para designar el proceso en el cual las demandas de la guerra o del desastre son tales que las personas no tienen la oportunidad de llorar por sus seres queridos. es terrible. Tú estás constantemente moviéndote alrededor de la esperanza y la desesperación”134. pudo haber perdido su cuerpo. especialmente a los niños y niñas más pequeñas. Algunas veces la veo en mis sueños moliendo maíz. las familias pueden transmitir la responsabilidad de la investigación a la próxima generación para garantizar su continuidad. se sabe que están muertos. sino también la carga emocional de la desaparición. Tú quieres saber qué pasó. Cada día. algunas de las cuales ya han encontrado a sus hijos o hijas. Cuando el personal de PRO-BÚSQUEDA analiza con la familia la posibilidad de no encontrar al niño o niña desaparecida. Hay un proceso de duelo que puede durar años. El niño o niña desaparecida continúa estando dolorosamente presente en cada familia. Para muchas de las familias. Este fenómeno afecta negativamente a la familia. Cuando la familia denuncia su caso y se une a los esfuerzos de investigación de PRO-BÚSQUEDA. Pascuala Linares. La familia prefiere mantener viva la esperanza. Sin embargo. una parte importante de sus vidas involucra a las personas desaparecidas. Algunas veces. cuando me acuesto en la cama para dormir. se vigoriza la esperanza de encontrar al niño o niña y las familias se sienten fortalecidas por la Asociación y por conocer a otras familias que tienen el mismo problema. pero yo le ruego a Dios que su alma se haya salvado. La dolorosa pérdida se intensifica constantemente debido a la ansiedad causada por la incertidumbre. Yo la imaginaba recordándome. la desaparición forzada es el más destructivo. 1998. Anteriormente mencionábamos la traumatización extrema causada por la eliminación de un grupo de la sociedad por otro grupo. “Algunas veces yo creo que mi hija ahora ya es una adulta. “De aquellos que murieron. de los que desaparecieron. Morazán. Además. siento el dolor que carga una madre por sus hijos o hijas (desaparecidos)”135. no solamente se transfiere la esperanza del hallazgo. pero entonces. no hay certeza de si él o ella vive o si ha muerto. los parientes tienden a tener dificultades para aceptarla. 134 135 María Juana Benavides. y no hay forma de descubrirlo. Especular acerca del hallazgo del hijo o hija es con frecuencia la válvula de la seguridad emocional.

Además. después de muchos años. Usualmente. No obstante. me sentí feliz. Taller en Morazán. me volví completamente loca y sentí una enorme presión en mi pecho. La reunificación de la familia Al ubicar a un niño o niña desaparecida. Al principio. la familia substituta y el niño o la niña que ha sido encontrada. El grupo contestó lo siguiente: “nos entristeceríamos si no cumpliéramos el objetivo. Además. en la antesala de un reencuentro pueden también aflorar dudas y preocupaciones. pero nos esforzaríamos más. que el niño o niña pudiera compartir los mismos sentimientos y afectos que la familia siente por él o por ella y que pudiera regresar a vivir con ellos. Al momento del reencuentro. una de las psicólogas preguntó qué harían las familias si PRO-BÚSQUEDA no fuera capaz de encontrar a los niños y niñas. durante el reencuentro. Sin embargo. Nuestros niños y niñas tendrían que continuar. especialmente por los parientes. y entonces me puse muy triste”137. y sus nietos y nietas. 1998. la principal preocupación de la familia de origen ha sido la de localizar a sus hijos e hijas. muy profundamente. esta familia no ha previsto los problemas de adaptación que el niño o niña pueda tener en el reencuentro. Incorporaríamos al resto de la familia para trabajar juntos en la búsqueda. trabajaríamos más duro y haríamos más. Puede ser difícil para ellos asimilar que el niño o la niña ahora es un adulto. el reencuentro remueve heridas del pasado que no han sido sanadas. Durante años. pero mi mente regresó al momento en que la perdí. dos sentimientos chocaron dentro de mí: felicidad y tristeza. La familia esperar encontrar a su niño o niña desaparecida tal como lo han mantenido vivo en la memoria. Por lo general. este es un acontecimiento lleno de alegría. y el retroceso que produce el reencuentro y que conecta a los parientes con un pasado muy doloroso. algunas familias expresan que ellos estarían satisfechos con sólo ver al hasta entonces desaparecido. Existen dos sentimientos que se confrontan: la satisfacción que acontece cuando se da la noticia a los padres de que el niño o la niña ha sido encontrado. largamente esperado. cuando recibí la noticia de que ella había sido encontrada. Existen tres actores que juegan un papel determinante en el proceso de reunificación: la familia de origen. Chalatenango. mayo de 1997.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Durante un taller con familiares en Morazán. el Equipo de Salud Mental de PROBÚSQUEDA prepara un reencuentro familiar. como si este único acontecimiento pudiera liberarlos de toda la ansiedad acumulada durante los años de separación. 136 137 Equipo de Salud Mental de PRO-BÚSQUEDA. Antes de tener alguna noticia sobre el paradero del niño o niña. Francisca Romero. Continuaremos buscando hasta obtener resultados. y así sucesivamente. se nota que ellos desean. 72 . “Cuando vi a mi hija otra vez. Continuaríamos la lucha sin descansar”136. los parientes tienden a cifrar grandes esperanzas en el reencuentro.

Andrea Dubón fue uno de los primeros niños que PRO-BÚSQUEDA encontró. 139 Andrea Dubón creció en las Aldeas Infantiles SOS. la guerra ha desorganizado la familia. Los niños y niñas creen que encontrarán una “familia ideal”. sienten amor. encontrarme con mi familia nuevamente era mi única gran ilusión. San Salvador. la actitud de la familia adoptiva cambia cuando la familia de origen reconoce y valora el papel que aquélla ha desempeñado para el niño o niña. No obstante. Ella declaró que el encontrarse con su familia significó “lograr un propósito. Queremos compartir esto como una gran familia”138. a menudo han idealizado a la familia que perdieron. especialmente aquellos que por años han querido conocer a sus parientes. de tal forma que él o ella únicamente puede reunirse con parte de su familia. de la situación en que se encuentre al momento de que se le localiza. Para un niño o niña que ha considerado a su familia adoptiva como la única referencia familiar. 1997. Con frecuencia. Los niños y niñas. por lo general. Durante toda mi vida. Al principio. disociador o inapropiado. se confunden cuando no sienten amor Testimonio de Juan Alejandro Ochoa. el amor que la familia adoptiva siente por su hijo o hija los ha hecho aceptar a la familia de origen como parte de su propia familia. en ocasión del reencuentro de sus hijos adoptivos con su familia de origen. el reencuentro puede considerarse difícil de manejar. principalmente. 1997. En otros casos. producto del miedo a que el reencuentro afecte negativamente la relación con su hijo o hija adoptiva. es de gran importancia la actitud de la familia adoptiva hacia el acontecimiento y hacia el niño o niña adoptiva. En algunos casos. Lourdes. Generalmente. Algunas familias adoptivas muestran recelo. “Debido al reencuentro con la familia de origen (de nuestro hijo adoptivo). Si no los hubiera encontrado. El amor que nosotros sentimos por ellos nos hace estar cerca el uno del otro. Es algo hermoso tener una familia que te pueda visitar y ayudarte. Encontrarlos cambió mi vida. pero no teníamos una familia. En el hogar de niños139 recibíamos amor y cosas materiales. aduciendo el bienestar del niño o niña. Colón. Ellos pueden considerar a la familia de origen como intrusos de su relación familiar. en muchos casos PRO-BÚSQUEDA ha visto realizados los deseos de los niños y niñas. Para un niño o niña que creció en un orfanato.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Al momento del reencuentro. 138 73 . La reacción del niño o niña hacia el reencuentro depende. sentimos que nuestra familia se ha agrandado. un padre y hermanos y hermanas. Santa Tecla. siempre me estaría preguntando quiénes eran mis padres”140. la familia adoptiva se siente honrada y puede tener éxito en reajustar su papel como parte de la historia personal de su hijo o hija adoptiva. Ellos nos han reunido. compuesta por una madre. pero. gratitud y reconocimiento por la familia adoptiva. los padres adoptivos harán todo lo que esté a su alcance para evitar que el reencuentro se lleve a cabo. los niños y niñas tienen dificultades para identificarse emocionalmente con sus familias de origen. Los lazos afectivos de su vida actual influencian mucho en la manera cómo ven a su familia. encontrar a su familia y dejar de ser llamado “huérfana” es usualmente un deseo de toda la vida. 140 Andrea Dubón.

Chalatenango. La familia de origen tendrá que reconstruir y reavivar cuidadosa y pacientemente la confianza y el afecto. Comunicación es la palabra clave y es también donde se manifiestan la mayoría de las limitaciones. Le conté que casi me había vuelto loca por lo que pasó. Cuando llegamos al lugar en donde solía estar nuestra casa. esta angustia solamente duró un año. Por otra parte. tales como trabajo o escuela. San Salvador. yo me emocioné. El reencuentro era un motivo de gran alegría y una satisfacción personal.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción “natural” en la relación con la familia de origen. ella y Belarmino eran muy unidos. costumbres e ideologías. Por otra parte. niño encontrado. San José Las Flores. Los niños o niñas y sus familias pueden explorar. cerca de la casa donde él creció. Cuando supe que ellos (PRO-BÚSQUEDA) habían encontrado a mi familia. Julio César Campos. pero nunca recuperar. Más tarde visitamos la tumba de la abuela. Uno de los elementos cruciales de ese proceso es la reconstrucción de la historia familiar. Cada reencuentro es único y diferente: las reacciones de los niños y niñas y de las familias involucradas dependen de muchos factores. pero que al mismo tiempo no les es familiar. la 141 142 Esta reacción es bastante común en la familia. 143 Concepción Brizuela. Para que el reencuentro se convierta en una reintegración familiar de más larga duración. al lugar en donde él desapareció. Esto ha sido un gran acontecimiento para mí”142. pero no tanto en los niños y niñas. nosotros le contábamos lo que había sucedido (aquel día). Belarmino se paró y preguntó: ¿dónde está el río? Comenzó a contarles a todos los demás cómo se bañaba en el río con otros niños. especialmente a su hermanita Isabel”143. la edad del niño o niña y los recuerdos de la relación familiar antes de la separación. el niño o niña ha cobrado afecto por otra familia y otras personas. me pregunté: ¿quién soy yo? ¿de dónde vengo? Afortunadamente. Mientras íbamos hacia la montaña. 1998. es muy importante que la familia de origen tome en cuenta que los largos años de separación han marcado a sus familiares desaparecidos. 74 . Los niños y niñas con frecuencia viven lejos de sus familias biológicas y tienen que cumplir con responsabilidades relacionadas a su ubicación. La relación entre ellos tiene que establecerse con base a sus vidas actuales. marcan el acontecimiento. Su abuela murió de tristeza un mes después de que se lo llevaron. y sobre todo. la disposición de la familia adoptiva hacia la familia de origen. Él me contó acerca de su vida en Italia y de cómo nos extrañó a todos. La reintegración de la familia es un proceso largo y gradual. En el caso de los niños o niñas que viven fuera del país. se encuentran con una familia que es suya. “(Después del reencuentro) llevamos a Belarmino al lugar en donde los soldados lo capturaron. tales como las circunstancias en las que ocurrió la separación. la cual debe emprenderse conjuntamente con el niño o niña y sus parientes. “Cuando me di cuenta que no era verdadero hijo de mis padres adoptivos. en algunos reencuentros ha ocurrido un reestablecimiento curiosamente rápido de los nexos y afecto familiares: los niños y niñas trataron a los miembros de la familia como si el drama de la separación hubiese ocurrido solamente unos pocos días antes y ahora ellos están de regreso en casa sanos y salvos141. los diferentes valores. los años de separación. 1996.

Siento que mis heridas han sanado. algunos de los niños y niñas dijeron que preferían ignorar su pasado. En el proceso de reconstrucción de la historia familiar. después de varias visitas. 75 . Esta comprensión también les permite a los niños y niñas entender más a fondo el significado y la carga emocional que tiene el reencuentro para su familia. Ellos pueden comprender las condiciones extremas que forzaron la separación. “Regresar a mi país ha sido doloroso. comienza a establecer nuevos nexos con la familia de origen. Desde arriba en el cielo podíamos ver las llamas de los árboles que ardían”144. una de las mayores dificultades. Después de que los soldados mataron a mis padres. la actitud de los niños y niñas tiende a cambiar. La barrera del idioma es. Hemos pasado momentos agradables juntos. Ver aquel tronco le ayudó a Emilio a recuperar su recuerdo. San José Las Flores. los niños y niñas pueden comenzar a sentir que son parte de su familia. Ahora. Chalatenango. Hemos hecho viajes de pocos días con la familia. Tan pronto como el niño o niña está capacitada para participar en el proceso de reconstrucción. El enfrentarse a tan difícil verdad acerca de su historia puede ser muy doloroso. Pero ahora. No sabíamos acerca de qué hablar. “Al principio. Emilio López Rivera. es más fácil de digerir que la incertidumbre. nos sentíamos extraños y torpes. 1998. aunque nunca olvidaré lo que nos pasó durante la guerra”145. Poco a poco.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción comunicación se limita al uso del correo o al teléfono. los niños y niñas entienden que sus familias nunca quisieron abandonarlos. pero al mismo tiempo ha sido útil. Gloria Rivera. al Río Sumpul. 144 145 Emilio López Rivera. no obstante dolorosa. El tronco del árbol quemado todavía estaba allí. 1997. nos llevaron (a los niños) en un helicóptero. 1996. Durante una caminata con su familia biológica. 147 Andrea Dubón. yo espero ir a Guarjila146 a visitar a mi familia”147. quien actualmente vive en Francia. me siento cómodo con ellos. 146 Un cantón en el departamento de Chalatenango. en estos casos. San Salvador. Una vez que este rechazo se ha superado. La verdad acerca de su pasado. si la familia de origen tiene acceso a éste. Antes del reencuentro. de repente recordó algo y expresó: “Por aquí caminábamos de noche y podíamos oír el sonido del río.

4. 5. 2. catedrático en la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” y sacerdote de la Parroquia de Guarjila. La Junta Directiva de PRO-BÚSQUEDA es elegida de entre sus miembros por un período de 2 años. el 20 de agosto de 1994. La organización está dirigida por una Asamblea General que se reúne ordinariamente una vez al año. Los miembros de la organización son familiares de los niños y niñas desaparecidas. 6.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción 8. de acuerdo al siguiente patrón representativo: las familias (6 miembros). Promover la búsqueda de los niños y niñas desaparecidas a consecuencia del conflicto armado. la familia de origen y la familia adoptiva o sustituta. PRO-BÚSQUEDA: la organización y actividades principales Acerca de la organización: La Asociación PRO-BÚSQUEDA de Niñas y Niños Desaparecidos es una organización humanitaria sin fines de lucro. Defender los derechos de filiación correspondientes de las familias y de los niños y niñas encontradas. en la ciudad de Guarjila. Promover la participación de instituciones gubernamentales y no gubernamentales para encontrar soluciones adecuadas para el problema de los niños y niñas desaparecidas. Los objetivos generales de PRO-BÚSQUEDA son los siguientes: 1. En tanto se defiendan los Derechos de la Familia. Así pues. Promover la integración entre los niños y niñas encontradas. Otros de los miembros son los niños y niñas que fueron encontrados en el proceso de búsqueda y voluntarios comprometidos a luchar por el respeto a los Derechos Humanos en El Salvador. justicia y reparación y contribuir a la creación de herramientas legales e institucionales para encontrar la solución a esta problemática”148. 7. Ídem. Chalatenango. estos familiares representan a más de 450 familias que sufrieron la desaparición de sus hijos e hijas durante la guerra. 3. Entre los miembros fundadores se encuentra el Padre jesuita Jon Cortina. 76 . Defender el Derecho de Identidad de los niños y niñas desaparecidas. Como lo establece claramente la Convención. Apoyar la reparación moral y material para las familias de los niños y niñas desaparecidas y de los niños y niñas encontradas. Contribuir a la construcción de una memoria histórica digna en El Salvador149. el niño o niña siempre estará protegida. El objetivo principal de PRO-BÚSQUEDA es “buscar a los niños y niñas desaparecidas a consecuencia del conflicto armado en El Salvador y. el bienestar del niño o niña es el factor que orienta las decisiones de PRO-BÚSQUEDA en cada caso. La Convención de 1989 sobre los Derechos del Niño es la principal guía ética y moral para las actividades de PRO-BÚSQUEDA. el origen y los lazos familiares son derechos 148 149 Plan Estratégico de PRO-BÚSQUEDA 1998-2000. a través de su encuentro. PRO-BÚSQUEDA fue fundada. niños y niñas encontradas (2 miembros) y los voluntarios (2 miembros). durante la primera asamblea general de familias de niños y niñas desaparecidas. responder a las demandas de verdad.

excepto la documentación de los casos de la Comisión de la Verdad. PRO-BÚSQUEDA es un miembro activo de la Red para la Infancia y la Adolescencia150. PRO-BÚSQUEDA participa activamente en varias iniciativas nacionales e internacionales que defienden y promueven los Derechos Humanos y los Derechos del Niño. 151 Une diferentes organizaciones de Derechos Humanos en la lucha por la clarificación de la suerte de los y las desaparecidas y el fin de la impunidad. Pan para el Mundo y Terre des Hommes. con sede en Boston. Equipo de Investigación La pregunta básica para el área de investigación de PRO-BÚSQUEDA es. a fin de confirmar la identidad del joven encontrado. Los métodos de investigación se han desarrollado durante los seis años de rastreo y error. Save the Children. brindan a PRO-BÚSQUEDA asistencia técnica en varias áreas y coordinan. y el Concejo Nacional de Iglesias. con el Laboratorio de la Universidad de Washington Mary Claire King. la Iniciativa Cristiana Monseñor Romero. 150 77 . de Suecia. el Equipo de Investigación comenzó su tarea sin ninguna experiencia previa a la cual referirse. Por su labor en nombre de los niños y niñas y a favor de los Derechos Humanos. en Costa Rica. Los resultados de la investigación realizada hasta ahora nos permiten acercarnos al tema de los niños y niñas desaparecidas en cualquiera de sus diferentes facetas. En 1994. La Asociación también es miembro de la Federación Latinoamericana de Familias de Detenidos y Desaparecidos (FEDEFAM). Son diversas las fuentes de donde proviene la información que el Equipo de Investigación documenta en los casos de los niños y niñas desaparecidas. naturalmente: ¿dónde están los niños y niñas desaparecidas? Responder a esta pregunta es el reto más grande de PRO-BÚSQUEDA. de Alemania. Save the Children y CAFOD. de Estados Unidos. la Comisión de Trabajo en Derechos Humanos “PRO-MEMORIA HISTÓRICA”151 y la iniciativa civil para la construcción de un monumento a las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos durante el conflicto salvadoreño. PRO-BÚSQUEDA recibe apoyo monetario de diferentes agencias de cooperación internacional. entre ellas: NOVIB. la realización de pruebas de ADN. Estados Unidos. Enfants d’ El Salvador (EDES) ayuda a PRO-BÚSQUEDA en los casos de los niños y niñas encontradas en Francia y SKIP en caso de que los niños y niñas fueren encontrados en Suiza. del Reino Unido. de los Países Bajos. de Suiza.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción fundamentales e inalienables de cada niño. la Pestalozzi Foundation (SKIP). PRO-BÚSQUEDA se considera a sí misma como parte de la sociedad salvadoreña y no tiene afiliación con ningún partido político. brinda asesoría legal a PROBÚSQUEDA. La familia es la principal fuente de información y el punto de partida de la mayoría de las Una iniciativa para coordinar esfuerzos entre docenas de organizaciones e instituciones salvadoreñas comprometidas con los derechos del niño. El Centro para la Justicia y la Ley Internacional (Center for Justice and International Law (CEJIL)). Los Médicos para los Derechos Humanos (Physicians for Human Rights).

la Asociación cuenta con cinco investigadores de alto rango que trabajan con un equipo de apoyo. a fin de ser capaces de concluir algunos de ellos. son algunas de las actividades que se realizan después de recibir la denuncia de un caso. documentar el caso lo más detalladamente posible. buscando los eslabones para establecer una investigación continua. incluyendo testimonios grabados. ha documentado más de 40. Un equipo voluntario de estudiantes universitarios. El investigador discute el caso con uno de los psicólogos de PRO-BÚSQUEDA. El Equipo de Psicología participa en las siguientes visitas y en la preparación del reencuentro de la familia. el cual comprende voluntarios y estudiantes 78 . Cuando las pistas se multiplican y el caso se acerca a la resolución. dejando claro que PRO-BÚSQUEDA los respeta. Las entrevistas a los testigos. por ejemplo. A menudo. actualmente el 35% está bajo investigación activa. El documentar el contexto local de la desaparición (valiéndose de otras fuentes) completa la información que los parientes proporcionan. establecer una relación sincera y verdadera con la familia involucrada y. dedicados especialmente a esta tarea. Es importante mencionar que PRO-BÚSQUEDA ha podido examinar todos estos expedientes. Al inicio del caso. De los casos no resueltos. partidas de nacimiento). el Equipo de Investigación ha tenido que priorizar un número de casos cada año. El investigador evalúa acerca de la necesidad de la prueba del ADN e informa a la familia de origen. El proceso de investigación se adapta a la información disponible en cada caso. tanto a ellos como a su relación con sus hijos adoptivos. el establecer las posibles huellas del niño o niña después de la desaparición e intentar verificarlas. surgen dos preocupaciones fundamentales: por un lado. PRO-BÚSQUEDA utiliza diferentes instrumentos para documentar el proceso.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción investigaciones. La información anterior se compara con la que PRO-BÚSQUEDA ha recopilado —y continúa recopilando— en los orfanatos y otras instituciones. Debido a la gran cantidad de casos denunciados. el reconocimiento del lugar en donde ocurrió la desaparición. Otras fuentes que los investigadores exploran son las autoridades locales y las entrevistas a los ex soldados que pudieron haber participado en el operativo. que monitorea y acompaña el proceso de reintegración de la familia. una entrevista con los parientes inmediatos.000 expedientes sobre niños y niñas atendidas por instituciones y orfanatos durante los ochenta. El caso se transfiere gradualmente del Equipo de Investigación al de Psicología. el investigador habla primero con la familia adoptiva (si existe). por otro. ofrece elementos muy valiosos para dirigir las siguientes investigaciones. incluyendo miles de expedientes de adopción. Esta información se encuentra disponible en una base de datos y puede compararse con la información que los parientes han proporcionado acerca de sus casos. fotografías. En todo momento se mantiene informados a los parientes acerca del desarrollo del caso. Cuando se realiza el contacto. a fin de evaluar la situación. copias y documentación que ayude a probar la existencia del niño (tales como. las actividades se intensifican. Actualmente. gracias a que la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos autorizó el acceso a ellos. conducida apropiadamente.

el esfuerzo del equipo se ha canalizado a través de tres tipos de taller: talleres con familias que no han encontrado a sus niños y niñas. La labor de investigación también ha encontrado apoyo en muchas de las instituciones a las que PRO-BÚSQUEDA presentó los casos. talleres con familias que han encontrado a sus niños o niñas y talleres con niños y niñas encontradas. Aunque los grupos tienen diferentes perspectivas y puntos de partida. construyen vínculos permanentes de apoyo mutuo. Al principio. los esfuerzos se complementan y se comparten entre los grupos. y poner en perspectiva las expectativas sobre sus niños y niñas desaparecidas. a la larga. por lo menos. El equipo ha acumulado una valiosa y rica experiencia al trabajar durante seis años en este tipo de situaciones. se discute el significado de participar en PRO-BÚSQUEDA. Los parientes consideran y examinan los diferentes escenarios (el niño es encontrado. Los talleres con los parientes que no han encontrado a sus niños o niñas se enfocan en abordar las pérdidas del pasado. hospitalidad. la reintegración de la familia es el tema principal del debate. El trabajo principal se enfoca en ayudar a los niños y niñas desaparecidas a recuperar su completa identidad. El tercer grupo de talleres está diseñado para los y las jóvenes encontradas. Éstas han ayudado proporcionando información. Honduras y Nicaragua. el niño no puede ser encontrado o se descubre que el niño ha muerto). una de la otra. Cada proceso de intervención psicosocial consiste en aproximadamente diez talleres de. principalmente durante la etapa de los reencuentros. Los acontecimientos relacionados con la búsqueda de su familia y 79 . La Asociación ha proporcionado apoyo técnico a organizaciones en Guatemala. Actualmente. especialmente. existen serias dificultades en la reintegración familiar. Durante los talleres con las familias que ya han encontrado a sus niños y niñas desaparecidas. La experiencia pionera de PRO BÚSQUEDA en esta clase de trabajo investigativo es única en la región centroamericana. y el significado y las características de las relaciones familiares se abordan a profundidad a lo largo de todos los talleres. nombres. con frecuencia. en las ciudades o en los lugares más lejanos de nuestro país. medio día de duración cada uno. direcciones y. Se examinan los casos individuales. Además de un seguimiento más individualizado de los casos. sobre cómo manejar los diferentes problemas y hacer su mejor esfuerzo para que el proceso de integración sea un éxito. Las familias aprenden. Las familias que viven cerca llegan a conocerse a través de estos talleres y. La investigación ha sido posible gracias a la cooperación de muchas personas. las familias comparten consejos.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción universitarios. Además. países en los que la experiencia de PRO-BÚSQUEDA también puede aplicarse en beneficio del reencuentro de los niños y niñas desaparecidas Equipo de Psicología En las primeras reuniones familiares se evidenció la necesidad de que las familias y los niños y niñas tuvieran la compañía profesional de un psicólogo durante el reencuentro y el proceso de reintegración. PRO-BÚSQUEDA cuenta con un equipo de tres psicólogos para este trabajo.

un reconocimiento de la particularidad de su situación y su historia. Los y las jóvenes que han finalizado los talleres han podio mantener el grupo unido. desafortunadamente. El restablecimiento de la identidad legal tiene implicaciones prácticas y también emocionales. no siempre pueden experimentarlo.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción la recuperación de su identidad deben ayudar a los niños y niñas a enriquecer sus vidas. Después de años de dificultades para arreglar los documentos de los y las jóvenes. los y las jóvenes son capaces de alcanzar con éxito importantes formas de integración en sus vidas. con el fin de luchar por el reconocimiento y compartir su experiencia con muchos otros que. Un gran éxito para la Asociación fue lograr que la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos investigara parte de una muestra de 145 casos de niños y niñas víctimas de desaparición forzada denunciados por PRO-BÚSQUEDA. en ninguno de los casos presentados. cualquiera que ésta sea. en muchos diferentes aspectos de sus vidas. Esfuerzos legales PRO-BÚSQUEDA ha proporcionado apoyo legal a aquellas familias que querían iniciar acciones legales. algo muy valioso para ellos. En marzo de 1998. Cinco de ellos han puesto en marcha una iniciativa para escribir un libro acerca de la historia de sus vidas. Al principio. PRO-BÚSQUEDA ha presentado un caso modelo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. tanto nacional como internacionalmente. Como se describe en una sección anterior. El reestablecimiento de la identidad legal es un reconocimiento oficial y social muy importante. Durante los talleres. con el tiempo. todavía no se han reunido con sus familias. PRO-BÚSQUEDA apoya la decisión de ellos. Uno de los fundamentos éticos de este trabajo es que PRO-BÚSQUEDA no impone la reintegración de los y las jóvenes a sus familias de origen. Los talleres para niños y niñas encontradas han crecido desarrollando trabajos de apoyo para muchos de ellos. los tribunales salvadoreños no han sido capaces de aplicar la justicia. de garantizar que los niños y niñas desaparecidas puedan obtener nuevamente su identidad legal. Por esta razón. PRO-BÚSQUEDA ha tratado. comparten experiencias con otros jóvenes que han tenido una experiencia similar. Compartir sus historias de vida ha creado fuertes nexos entre los participantes. o aun los debidos procesos legales. e incita a las familias para que hagan lo mismo. los y las jóvenes evalúan la relación con su familia de origen. a través de diferentes medios. Los mismos jóvenes toman la decisión de dónde y con quién vivir. El derecho a la identidad es un concepto legal con muchas implicaciones a nivel de salud mental. la PDDH emitió una resolución reconociendo la existencia de casos de 80 . pero usualmente. PRO-BÚSQUEDA ha llegado a un acuerdo con la Procuraduría General de la República a fin de que este proceso se facilite. Discuten la importancia de aceptar a su familia tal como es y son estimulados a tomar la iniciativa de construir una relación más cercana con su familia de origen.

La principal recomendación que el informe contenía era la creación de una Comisión Nacional de Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidas. el Instituto Salvadoreño de Protección al Menor (ISPM). la Procuraduría General de la República. Como ya se expresó en este estudio. PRO-BÚSQUEDA llegó a un acuerdo con la Procuraduría General de la República para que facilitara la recuperación de la identidad legal de los niños y niñas desaparecidas. La experiencia ganada en Argentina por la Comisión Nacional para el Derecho a la Identidad ha demostrado que la creación de una comisión investigadora específica para el tema puede ser el instrumento más adecuado para sortear los obstáculos que se enfrentan en la búsqueda de los niños y niñas desaparecidas. incluyendo las órdenes judiciales y las pruebas certificadas. se creó un área nueva de trabajo. los esfuerzos legales de PRO-BÚSQUEDA se centran en el reestablecimiento de la identidad legal de los niños y niñas. Aun cuando la Asociación ha trabajado desde el inicio con la prensa nacional e internacional. integrada por diferentes instituciones gubernamentales. Esfuerzos públicos En un primer momento. hasta la fecha. Con frecuencia. sobre la marcha. en 1998 lanzó por primera vez un informe público sobre las investigaciones. Más tarde. La Comisión necesitaría tener los medios efectivos para recolectar la información sobre los niños y niñas desaparecidas. e interviniera en los casos en los que la familia adoptiva fuera renuente a aceptar una reunión familiar. Esta comisión necesita estar integrada por diferentes sectores de la sociedad. Las recomendaciones fueron dirigidas a las instituciones nacionales para que contribuyeran en el esfuerzo de encontrar a estos niños y niñas y para que facilitaran el trabajo de PRO-BÚSQUEDA. con reuniones con la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos. La Comisión tendría la facultad de documentar e investigar todos los casos de niños y niñas desaparecidas a consecuencia del conflicto armado y desarrollar programas encaminados a la reparación moral y material de los y las jóvenes y sus familiares.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción desaparición forzada de niños y niñas en El Salvador. Sin embargo. PRO-BÚSQUEDA priorizó la investigación de los casos y el acompañamiento psicológico. en 2000. Las gestiones para procurar la aprobación de esta propuesta se iniciaron en 1998. las diferentes instituciones no han cumplido con las recomendaciones. incluyendo al Ministerio de Defensa y a PRO-BÚSQUEDA. con el propósito de hacer llegar el tema a la atención del público. La Comisión monitorearía los casos presentados a los 81 . Se realizó también parte de la difícil tarea de lograr que el Gobierno reconozca la práctica de la desaparición forzada de niños y niñas durante el pasado conflicto. la Fuerza Armada de El Salvador y miembros de los diferentes partidos políticos en la Asamblea Legislativa. El resultado del proceso fue el borrador de una propuesta para una comisión con participación de instituciones gubernamentales y representantes de la sociedad civil. el procedimiento se torna muy complicado. Aparte de presentar a un tribunal los casos de niños y niñas desaparecidas.

El trabajo de la Asociación ha contribuido a la 82 . Por otra parte. Desde mayo de 1999. PRO-BÚSQUEDA ha acompañado y brindado asesoría. creando una conciencia de los esfuerzos que requiere la reconciliación nacional de El Salvador. la posibilidad de obtener información de la Fuerza Armada permitiría superar las dificultades del proceso de investigación. El 20 de octubre de 1999. el Gobierno decidió la creación de un grupo de trabajo interinstitucional sobre el tema de los niños y niñas desaparecidas dirigido por la Procuraduría General de la República. Sería la primera vez que el Estado reconociera oficialmente la problemática de las personas detenidas y desaparecidas. PRO-BÚSQUEDA ha estado compartiendo sus experiencias y conocimientos con los otros países de la región centroamericana. para asegurar el cumplimiento de los debidos procesos y la continuidad de las investigaciones. Después de varios retrasos. más aún. del estudio “Hasta encontrarte”. la Comisión procedería con sus propias investigaciones sobre los informes que se le presentarían. sobre el tema de los niños y niñas desaparecidas durante el conflicto en Guatemala. la creación de una Comisión Nacional de Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidas habría tenido un enorme impacto histórico. PRO-BÚSQUEDA no considera muy probable que este grupo de trabajo efectivamente ayude a resolver los casos. a la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG). la Mujer y el Niño de la Asamblea fue la encargada de transformar la propuesta del anteproyecto en una ley. A lo largo de los últimos tres años. sobre el tema de la búsqueda de los niños y niñas desaparecidas durante el conflicto armado en Guatemala. votos necesarios para aprobar la ley de la Comisión Nacional de Búsqueda. la Asamblea Legislativa aceptó formalmente comenzar a trabajar en la propuesta para crear la Comisión. La propuesta “Abriendo Fronteras para los Niños y Niñas Desaparecidos de Centroamérica” es un proyecto regional conjunto de UNICEF y PRO-BÚSQUEDA que se inició en junio de 2000.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción tribunales. Como una concesión a las demandas de PRO-BÚSQUEDA. finalmente los partidos políticos de la derecha no le otorgaron sus votos a la propuesta. Por otra parte. Sería la primera acción gubernamental de compensación moral y material para las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante el conflicto armado. La Comisión Nacional de Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidas constituyó una luz de esperanza para cientos de familias que todavía no han encontrado a sus hijos e hijas. PRO-BÚSQUEDA ha colocado el tema de la desaparición forzada de niños y niñas en la agenda nacional. y especialmente la desaparición forzada de niños y niñas. El primer resultado de esta colaboración fue la publicación. pero ha decidido asistir a las reuniones y proporcionar la información solicitada con la esperanza de que se obtengan algunos resultados. PRO-BÚSQUEDA esperaba que la participación de las instituciones gubernamentales y. el 8 de agosto de 2000. El Salvador y Nicaragua y trabajar juntos en la búsqueda de los niños y niñas desaparecidas en la región. El propósito del proyecto es reforzar el intercambio de experiencias entre Guatemala. La Comisión para la Familia.

ha contribuido no sólo a la cicatrización individual. Debido a estos esfuerzos.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción comprensión social de la magnitud y características del fenómeno de las desapariciones forzadas de niños y niñas. España. 83 . en la Ciudad de Reus. PRO-BÚSQUEDA recibió un Premio de Derechos Humanos. en el año 2000. sino también a la construcción de una memoria colectiva que puede ayudar a compensar a las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos. Barcelona.

Esta política de terror causó los desplazamientos masivos. porque involucraron a los niños y niñas en sus estrategias de guerra en contra del régimen. Esto explica el porqué no desaparecieron más niños y niñas. podemos señalar algunos factores que causaron la separación y otros que hicieron que ésta no pudiera revertirse con anterioridad. El Ejército salvadoreño no estaba solo en esta violenta campaña. como saciar el hambre o curar al enfermo. La desaparición de niños y niñas se puede entender únicamente desde el punto de vista de que el objetivo de los operativos militares era eliminar a los adultos. podemos detectar fácilmente actores y acciones específicos que provocaron la separación de los niños y niñas. Algunas de las otras instituciones que estuvieron en contacto con los niños y niñas que no tenían la compañía de su familia trataron de regresarlos a su entorno familiar. La principal causa de la desaparición es el hecho de que el Ejército salvadoreño violara excesivamente los tratados internacionales relacionados con las acciones militares y la persecución de civiles.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción 9. a menudo corriendo grandes riesgos para hacerlo. las instituciones carecían de recursos o de la experiencia para tener éxito en este esfuerzo. El furor anticomunista fue apoyado por Estados Unidos. que proveyó de armamento. o simplemente las prioridades eran otras. Los jueces y 84 . Sin embargo. una estrategia para reducir el apoyo a los rebeldes. las familias trataban de proteger a sus niños y niñas durante los disturbios. en lugar de permitir la reunificación. hacía todo lo posible para que la situación fuera permanente (la lógica de la contrainsurgencia). Por otro lado. Los encargados de la mayoría de los orfanatos a los que fueron a parar los niños y niñas sin acompañamiento no intentaron encontrar a los parientes. algunos miembros de la guerrilla también fueron responsables de ciertas desapariciones. exponiéndolos a tremendos peligros que derivaron en la desaparición de algunos de ellos. a menudo el causante de la separación. En retrospectiva ¿Qué posibilitó la desaparición de los niños y niñas? Parecería obvio decir que fue la guerra la que posibilitó la desaparición de cientos de niños y niñas en El Salvador. La violación de los Derechos Humanos era una política. Además de lo que tenemos documentado en este estudio. entrenamiento e incluso diseñó algunas de las más terribles y devastadoras estrategias militares. las masacres y la desaparición de muchos niños y niñas. era muy poco lo que se hacía por regresarlos a sus familias. El problema surgió cuando las situaciones de peligro llegaron a ser tan extremas que a las familias les fue imposible evitar separarse de sus niños y niñas. Una vez que los niños y niñas se separaban de sus parientes. El Ejército. Pero con demasiada frecuencia los peligros que involucraba seguir la pista de la familia eran demasiado grandes. Con muy pocas excepciones. Además.

que “los niños y niñas estarían mejor sin sus familias guerrilleras”. En realidad. Estos prejuicios se relacionan con la actitud discriminadora de ciertos sectores de la sociedad salvadoreña. aunque algunos ordenaron una publicación de la fotografía del niño o niña en el periódico. principalmente. Las condiciones que la guerra generó eran tan extremas que seguir la pista de la familia a menudo no se consideraba una prioridad. Después de la destrucción causada por el Ejército. Algunas personas pueden defender el derecho para algunos y negarlo para otros. en 1983. o. El problema no reside únicamente en no haber priorizado la búsqueda de los parientes. a familias campesinas pobres. especialmente a principios de los ochenta. Muchos de los asilos y orfanatos carecían de las provisiones más básicas. tradicionalmente marginadas y discriminadas en El Salvador. o que “de todas maneras los padres de los niños y niñas habían muerto”. existe poca conciencia en la sociedad salvadoreña acerca de la importancia del derecho a la identidad. en el clímax de la crisis. Otro aspecto digno de ser examinado es la falta de recursos. esta institución resolvió muchos casos y fue capaz de reunir a cientos de familias 85 . Los niños y niñas pertenecían. Todo tipo de prejuicio se anteponía en el manejo del tema de la familia extraviada de los niños y niñas. un sector de la sociedad en el cual estos prejuicios tienden a ser particularmente fuertes. Obviamente. Algunas personas realmente creyeron que les estaban haciendo un favor a los niños y niñas al no buscar a sus familias o al darlos en adopción.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción trabajadores sociales involucrados en los trámites de la adopción tampoco trataron de buscar activamente a las familias. sino también en no haber documentado adecuadamente los diferentes casos de niños y niñas bajo la responsabilidad de la institución. las actitudes hacia los niños y niñas sin acompañamiento que provenían de la guerra también cargaban con un componente ideológico: los niños y niñas eran etiquetados como los hijos e hijas de los guerrilleros. peor aún. la misma lógica aplicó mucha gente involucrada en el cuido de los niños y niñas sin acompañamiento durante la guerra. Las personas a cargo de las guarderías institucionales generalmente provienen del seno de la clase media urbana. Una crítica común hacia el trabajo de PRO-BÚSQUEDA es “para qué remover el pasado. posiblemente la organización más calificada para haber realizado la búsqueda. Cuando el Comité Internacional de la Cruz Roja comenzó a trabajar en El Salvador. tales como que “a los guerrilleros no les importaban sus hijos e hijas”. a menudo inconscientemente. si los niños y niñas ahora están en mejores condiciones”. a cuestionar la calidad de la paternidad o maternidad que los pobres proveen a sus niños y niñas. Por otra parte. En las instituciones privadas y gubernamentales. la mentalidad anteriormente descrita fue la que hizo posible la desaparición masiva de niños y niñas durante la guerra civil salvadoreña. en muchos casos se negó a hacerlo. La discriminación de los campesinos y el rechazo a los guerrilleros son dos factores importantes que ayudan a entender el porqué se hizo tan poco para tratar de regresar a los niños y niñas a sus familias. La Cruz Roja Salvadoreña. prestaron mucha atención al rastreo de la familia. La fuerte discriminación de clase que existe en el país se extiende.

se concederá al niño la misma protección que a cualquier otro niño privado permanente o temporalmente de su medio familiar (. Existen pocas dudas de que la Cruz Roja Internacional debió enfrentar los mismos obstáculos que PROBÚSQUEDA ha experimentado en sus investigaciones. Como hemos examinado. sienten que el reconocimiento de estos crímenes favorecerá políticamente a la oposición y. y especialmente la Fuerza Armada.. Aparte de preguntarnos qué fue lo que..8 en vigencia en El Salvador desde el 9 de mayo de 1990..) por proteger y ayudar a todo niño refugiado y localizar a sus padres o a otros miembros de su familia. incluidos la nacionalidad. posibilitó las desapariciones. 86 . el nombre y las relaciones familiares de conformidad con la ley sin injerencias ilícitas. En el caso de los niños y niñas desaparecidas. la falta de cooperación gubernamental es el principal factor responsable de la continuidad de las desapariciones. los estados Partes deberán prestar la asistencia y protección apropiadas con miras a restablecer rápidamente su identidad”153. a fin de obtener la información necesaria para que se reúna con su familia. viola los Tratados Internacionales que El Salvador ha firmado y ratificado.7. 152 153 ONU. Cuando un niño sea privado ilegalmente de algunos de los elementos de su identidad o de todos ellos. tienen temor de que los casos de niños y niñas desaparecidas revelen los crímenes cometidos durante la guerra. tienen miedo de que el conocimiento de la verdad conduzca a demandar justicia. Artículos 3. “Los Estados Partes cooperarán. Intuimos que este miedo radica en dos razones: la primera.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción salvadoreñas. 22. ídem. La forma en que el Gobierno salvadoreño ha manejado el tema de los niños y niñas desaparecidas.) como dispone la presente Convención”154. en la forma que estimen apropiada. “Los Estados Partes se comprometen a respetar el derecho del niño a preservar su identidad. Algunos de los familiares de niños y niñas desaparecidas habían denunciado sus casos al CICR años antes de asociarse en PRO-BÚSQUEDA. en primer lugar. 8. tanto durante como después de la guerra. 154 Art. ídem. La misma Convención también considera la necesidad de atención especial en el caso de que los niños y niñas fueran afectados directamente por el conflicto armado. la segunda. 1989. Las instituciones gubernamentales. la protección más concreta es la que ofrece la Convención sobre los Derechos del Niño152. Una de las limitantes que encontró al trabajar con niños y niñas no acompañados fue la pobre documentación de los casos en los orfanatos. en todos los esfuerzos de las Naciones Unidas y demás organizaciones intergubernamentales competentes u organizaciones no gubernamentales (.. también es necesario formular las preguntas sobre lo que hace posible que todavía el problema no se resuelva. La CICR abandonó la mayoría de sus actividades en El Salvador dejando muchos casos sin resolver y sin haber establecido claramente un mecanismo para dar seguimiento a los mismos. En los casos que no se pueda localizar a ninguno de los padres o miembros de la familia. con la agravante de que las investigaciones de la CICR tuvieron lugar durante el conflicto. Art.

Nos hablan y nos cuestionan sobre la viabilidad y el futuro de nuestro país: o democracia real. “Los niños desaparecidos nos siguen hablando hoy (. en ocasión de la presentación del Informe de la Comisión de la Verdad. “De la Locura a la Esperanza”. Informe de la Comisión de la Verdad. Las personas preguntan si la publicación de este Informe156. Esa recuperación y reintegración se llevarán a cabo en un ambiente que fomente la salud. o farsa en la que se mezcla lo ridículo con lo sangriento. Sacar la verdad a la luz no es solamente un componente. los temores que hemos mencionado pesan más sobre las políticas gubernamentales que los tratados internacionales sobre Derechos Humanos. 87 . José María Tojeira. Los niños desaparecidos (. Co-Latino.) o conflictos armados. rector de la UCA. ONU. ídem.. 158 “Los Niños Desaparecidos”. los salvadoreños deben atravesar la catarsis de enfrentar la verdad. y en la que la arbitrariedad. con igualdad ante la ley. Reconciliación “Algunas personas preguntan por qué es necesario examinar el pasado y reabrir viejas heridas...) porque de la suerte de los débiles depende el futuro de todo el país.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción “Los Estados Partes adoptarán todas las medidas apropiadas para promover la recuperación física y psicológica y la reintegración social de todo niño víctima de cualquier forma de abandono. La reconciliación nacional debe ser el producto de todos los esfuerzos hechos por superar los resentimientos y sanar las heridas del pasado.) nos dicen mucho más que una historia bonita.. hasta ahora. 39. 15 de marzo de l993. Estas son preguntas válidas porque revelan una gran paradoja. 1993. Sin el reconocimiento público de la verdad. Es imposible hablar de reconciliación en la sociedad salvadoreña sin que se involucre directamente a aquellos que fueron afectados por el conflicto. 157 Discurso de Boutros Boutros Ghali. Mientras se esconda la evidencia o se obstruyan los medios para identificar y sanar las heridas del pasado. sino una parte integral del proceso de reconciliación y reunificación de la sociedad salvadoreña. La Legislación internacional regula claramente las obligaciones del Gobierno con relación al tema. explotación o abuso (. El insistente seguimiento al tema por parte de PRO-BÚSQUEDA y la política de la Asociación de darle prioridad a la clarificación de los casos y no a sus implicaciones penales ha abierto un limitado pero valioso espacio para trabajar con las instituciones gubernamentales. Desgraciadamente. podrían tener un efecto negativo sobre los esfuerzos en favor de la reconciliación nacional. la reconciliación no es posible”157.. New York. 155 156 Art. a fin de reconstruir una vida sobre la base del respeto mutuo. el respeto de sí mismo y la dignidad del niño”155. si el conflicto ya terminó y la paz se ha establecido. la corrupción y el abuso son los protagonistas”158. 21 de mayo de 1998. a fin de dejar atrás el trauma de la guerra. o por lo menos algunas de sus conclusiones más relevantes. cuando al fin se llega al reencuentro con los parientes. la nación estará trabajando en contra de la paz y la reconciliación nacional.. secretario general de Naciones Unidas. La filosofía mediante la cual se creó la Comisión de la Verdad declara que.

PROBÚSQUEDA ha recibido incontable y valiosa información de parte de diferentes personas que. La pregunta fundamental que los niños y niñas desaparecidas de El Salvador se formulan es si se permitirá que los intereses políticos pongan en peligro. y los padres adoptivos oficiales de la Fuerza Armada. una vez más. La negativa a reconocer la existencia de los niños y niñas desaparecidas y la indiferencia hacia el tema constituyen un ataque contra la reconciliación. los niños y niñas encontradas. En algunos casos. el verdadero interés del país de alcanzar la reconciliación y la construcción de la paz. El reencuentro de los niños y niñas desaparecidas ha sido una forma importante de extender el mensaje de reconciliación a la familia salvadoreña. La construcción de un Estado de Derecho en El Salvador implica asumir la responsabilidad por las deudas del pasado. Por otro. a fin de promover la verdadera reconciliación en nuestra sociedad. el reencontrar a los niños y niñas desaparecidas podría ser una realidad en la mayoría de los casos todavía pendientes. Es importante para los niños y niñas que el reencuentro se realice en un contexto de verdadera reconciliación. El valor de la experiencia de PRO-BÚSQUEDA El valor de la experiencia de PRO-BÚSQUEDA puede analizarse desde dos niveles: por un lado. los cientos de niños y niñas todavía no encontrados constituyen una amenaza en contra de ella. Con la cooperación de cada uno de los involucrados.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Muchas veces los niños y niñas desaparecidas crecieron en un medioambiente ideológico diferente u opuesto al de su origen. querían. el rol que la Asociación ha jugado en el escenario nacional. todavía existe en mucha gente e instituciones un temor a enfrentar el pasado. pese a no tener una conexión directa con el caso. En el caso de los niños y niñas desaparecidas. los padres biológicos eran miembros del FMLN. 88 . La ayuda que diferentes instituciones y personas han proporcionado. Los niños y niñas desaparecidas llevan consigo las contradicciones que condujeron a la polarización y confrontación de todo el país. durante el proceso de búsqueda de los niños y niñas desaparecidas. Es tiempo que el Gobierno salvadoreño aprenda de este ejemplo. Sin embargo. de la misma manera que docenas de reencuentros representan un testimonio de reconciliación. promover la reunificación de las familias separadas durante el conflicto armado. para que puedan ser capaces de aceptar el pasado y su presente. el nivel de sus beneficiarios directos: las familias. PRO-BÚSQUEDA ha demostrado que con responsabilidad y determinación es posible reparar el daño causado por la guerra. a través de su colaboración. la posibilidad que ellos tienen de reencontrarse con sus familias depende de la forma en que las instituciones gubernamentales hagan suyo este reto. La falta de cooperación de las instituciones gubernamentales niega la disposición del Gobierno a promover la reconciliación nacional. constituye un valioso testimonio de la voluntad de reconciliación de muchos sectores de la sociedad. Nueve años después de la firma de los Acuerdos de Paz.

una guerra pudiera haber sido peleada de manera diferente. Amílcar Guardado. Organizarse para la búsqueda de sus niños y niñas extraviadas puede servir como un paso para retomar el control de sus vidas y las de sus familias. Los soldados no preguntan. La dignidad restablecida de la familia. En este sentido. 2000. La falta de verdaderos esfuerzos de reconciliación en el país también puede poner en peligro la construcción de una paz permanente. después de la destrucción causada por la violencia. en lo relativo al respeto a los Derechos Humanos. Ellos creen improbable que. El valor principal que ellos atribuyen a su experiencia es que puede servir para que una cosa como esta no se vuelva a repetir. Chalatenango. la búsqueda por sí misma tiene un gran valor simbólico. Algunos de ellos creen que es posible que se dé otra guerra en El Salvador si no mejora la situación social y económica del país. respondieron: “para que nunca vuelva a haber guerra”. sino también la voz y dignidad de cada uno como ser humano y como familia. 2000. la satisfacción es grande. Si como resultado de los esfuerzos de la búsqueda de la familia un niño o niña es encontrado. 159 160 María Magdalena Ramos. Mientras existan guerras. Es una experiencia el tratar de recuperar no sólo a los niños y niñas que estuvieron perdidos. simplemente destruyen”160. aun aquellas que son inocentes. aunque eran muy pequeños. 89 . el grupo de niños y niñas que están trabajando en un libro acerca de la historia de sus vidas. No estábamos demandando nada que no fuera nuestro. ¡De buscarlo o buscarla por todas partes!”159. produce un eco positivo en los miembros que están con vida. San Salvador. las familias serán asesinadas y separadas. Dijeron que nos estábamos moviendo en terrenos peligrosos y que tal vez nos matarían por hacerlo. “La destrucción es el objetivo de la guerra. a fin de evitar que otra se lleve a cabo. los y las jóvenes encontradas creen que su esfuerzo debería enfocarse en concienciar sobre los horrores de la guerra. ¡Esta es nuestra causa! ¡Estos son nuestros niños y niñas! Si una madre ha perdido a su hijo o hija.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Para los parientes involucrados en PRO-BÚSQUEDA. Cuando se les preguntó cuál podría ser la lección principal desde sus experiencias individuales. Los niños y niñas que desaparecieron son parte de las víctimas más complejamente afectadas por la guerra. ella tiene todo el derecho del mundo de ir y preguntar por su niño o niña en cualquier parte que ella quiera. A menudo han visto la guerra desde ambos bandos y. Como dice uno de los parientes: “Algunas personas nos dijeron que estábamos locos al buscar a nuestros niños y niñas de esa manera. Pero juntos hemos tenido fuerza suficiente. esta experiencia les ha ayudado a entender la guerra de una forma más objetiva de lo que su familia puede hacerlo. La guerra ha marcado sus vidas de manera tan drástica que están muy conscientes del daño que puede causar.

90 . En la situación que actualmente enfrenta PRO-BÚSQUEDA. aun en medio de los horrores de la guerra civil salvadoreña. principalmente si Estados Unidos hubiera ajustado su posición sobre este tema. habrían ayudado. debería ser preocupante para la comunidad internacional que sea tan grande la brecha entre lo que se ha discutido y firmado en los foros internacionales y lo que pasa en el país. en muchos casos. es aconsejable poner paro a la adopción internacional si ésta se practica en el país. La importancia de haber encontrado a su familia es fuertemente reconocida. También puede ser muy útil entrenar a todas las instituciones y personal que trabajan con niños y niñas sobre los aspectos básicos del derecho a la identidad y el rastreo familiar. También analizan su experiencia partiendo de los valores de solidaridad y fortaleza que les ayudaron a sobrevivir y construir sus vidas en condiciones adversas. En una situación de crisis deben tomarse medidas inmediatas para evitar que los niños y niñas sean separados de sus parientes de forma permanente.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción Además. mayor presión internacional sobre el tema del respeto a los Derechos Humanos pudo haber marcado la diferencia. Otras lecciones aprendidas Muchas acciones pudieron haber prevenido o disminuido los casos de niños y niñas desaparecidas. la principal lección aprendida puede ser la de la fuerza derivada de la organización y la perseverancia. más recursos para el rastreo de la familia. más restricciones a las adopciones. ellos esperan que sus esfuerzos puedan ayudar a reunir a otros niños y niñas con sus familias. Además. Por otra parte. Además. más control de las partidas de nacimiento y otros documentos oficiales son algunas de las medidas que. El registro adecuado de niños y niñas sin acompañamiento.

constituye un reto para la sociedad salvadoreña. el caso de los niños y niñas desaparecidas fue objeto de un trato especial. un importante antecedente. En este sentido. La Legislación nacional no ofrece protección suficiente para los niños y niñas en situaciones excepcionales y no define adecuadamente el derecho a la identidad. este principio no se llevó a cabo debido a sus implicaciones políticas. La creación de una Comisión Nacional de Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidas sería una solución apropiada también en El Salvador. Este derecho incluye la clarificación de los hechos. Esta realidad generó la negación de la existencia de las víctimas que sufrieron abusos y atrocidades durante la guerra. la decisión judicial. tanto como sea posible. Al examinar la Legislación nacional e internacional sobre el tema. El Gobierno y ciertas instituciones privadas han evitado asumir sus responsabilidades. 91 . el castigo a los culpables y la reparación material y moral con el propósito de resarcir. En el caso de los crímenes perpetrados a causa del conflicto armado. La Legislación salvadoreña aplicable al tema de la desaparición de niños y niñas refleja claramente que la existencia del problema no fue tomada en consideración al momento de su elaboración. que condujo a la creación de mecanismos singulares para su búsqueda y localización. puede concluirse que la Legislación salvadoreña no siempre refleja el contenido de los tratados internacionales que el país ha firmado.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción 10. el Sistema Jurídico salvadoreño no fue capaz de hacer justicia en los casos relacionados al conflicto. la búsqueda de los niños y niñas desaparecidas podría realizarse involucrando a todas las instituciones gubernamentales. el daño causado a la víctima y a su familia. La creación de tal Comisión constituiría un ejemplo de reconciliación y transición democrática. Conclusiones La problemática de los niños y niñas desaparecidas de El Salvador. El derecho de resarcimiento de las víctimas es uno de los principios de un Estado de Derecho. PRO-BÚSQUEDA. Sin embargo. la sociedad salvadoreña tiene una deuda pendiente con todas las víctimas civiles y sus familias. La falta de coherencia con la Legislación internacional cuestiona la validez del compromiso que El Salvador ha adquirido al firmar y ratificar tratados internacionales. que conecte con los criterios legales internacionales sobre el tema. tal como se describe en este estudio. Durante la guerra. lo que ha acarreado consecuencias negativas para la búsqueda. el fallo. por lo tanto. Sus implicaciones van más allá de los efectos sobre las familias y los niños y niñas desaparecidas. insiste que el problema requiere de una respuesta legislativa específica. Hubo también un informe para la clarificación de las violaciones a los Derechos Humanos y una amnistía para los involucrados. en este sentido. De esa manera. El proceso de transición en Argentina ha pasado por etapas similares a las del proceso en El Salvador. La respuesta del Estado argentino ante la situación de los niños y niñas desaparecidas constituye.

tanto como sea posible. lo que originó desilusiones para las víctimas y familias.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción “Para alcanzar la meta del perdón es necesario detenerse a considerar ciertas consecuencias que se coligen del conocimiento de la verdad sobre los graves hechos que en este informe quedan descritos. asimismo. reparación. Una de ellas. La otra es la reparación debida a las víctimas y a sus familiares”161. b) Involucrar. material y moral para las víctimas del pasado conflicto).). la compensación alcanzará a la familia y a los niños y niñas de una forma muy concreta. la clarificación de los hechos y la reunificación de la familia. Al Estado salvadoreño: a) Crear una Comisión Nacional de Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos. página 222. “La justicia no se agota en sanciones: reclama. c) Difundir y compartir su experiencia con otras organizaciones de Derechos Humanos y Derechos del Niño. el Gobierno salvadoreño no cumplió con la recomendación. o en la cobertura de la impunidad de los responsables”162. ONU. estuvieron entre las causas de los hechos de violencia (. a la familia y a los niños y niñas en los esfuerzos de la Asociación. 161 162 Informe de la Comisión de la Verdad. es una obligación del Estado en todo cuanto la acción u omisión del poder público. sus familiares. b) Ratificar los tratados internacionales pendientes. Ídem. Estos requerimientos apuntan en dos direcciones. De esta manera. la compensación que sus familias anhelan es. en la mayor parte de los casos. tienen derecho a resarcimiento moral y material.. principalmente. acaso la más difícil de encarar dentro del actual contexto del país es la de satisfacer los requerimientos de la justicia. provee una base jurídica e histórica en esta dirección. Las víctimas y. Este deber compete al FMLN respecto a los casos que le son imputables. En cambio. o los medios que éste suministra. Una es la sanción a los responsables. Recomendaciones A PRO-BÚSQUEDA: a) Continuar con la búsqueda y la labor de reintegración familiar.. En el caso de los niños y niñas desaparecidas. Desdichadamente. La propuesta de la Comisión de la Verdad (que el Gobierno creara un fondo nacional de compensación para implementar la compensación. 92 .

A la comunidad internacional: a) Monitorear el desarrollo de la problemática de los niños y niñas desaparecidas en El Salvador. c) Facilitar la cooperación de los Estados en aquellos casos en donde los niños y niñas fueron adoptados por extranjeros. a fin de que armonice con los compromisos internacionales. especialmente. 93 . para los niños y niñas sin acompañamiento en los tiempos de guerra o desastres naturales y. cuando se requiera.un estudio sobre la problemática de la niñez desaparecida por el conflicto armado en El Salvador La paz en construcción c) Modernizar la Legislación nacional. promover y verificar su implementación. d) Desarrollar políticas claras de protección para los niños y niñas que son afectados por los conflictos armados y. b) Incitar al Gobierno salvadoreño a que cumpla con las recomendaciones de este estudio.