La leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo

Esta leyenda fue narrada en la crónica Comentarios Reales, escrita por el Inca Garcilaso de la Vega segundo, quien fue hijo del capitán español Sebastián Garcilaso de la Vega y de la princesa inca Chimpu Ocllo. En esta obra, el cronista dice que el padre Sol, compadecido por el estado de salvajismo en el que vivían los hombres, hizo salir del lago Titicaca a una pareja de hermanos y esposos: Manco Cápac y Mama Ocllo. Ellos recibieron el encargo de dirigirse hacia el norte llevando una vara de oro, la cual periódicamente debían tratar de hundir en el suelo hasta encontrar un lugar donde la vara entrase fácilmente para luego establecerse ahí. Esto ocurrió al pie del cerro Huanacaure, adonde convocaron a todos los pobladores de las áreas vecinas. Allí, los convencieron de su origen divino y de su labor civilizadora. De esta manera, y siguiendo los supuestos de su padre Sol, Manco Cápac enseñó a los hombres a cultivar la tierra, el maíz, a hacer canales de riego y a construir casas de madera. Mientras tanto, Mama Ocllo, enseñaba a las mujeres a hilar y tejer para hacer vestidos de lana y algodón. Estas dos leyendas coinciden en indicar una ruta de migración de sur a norte (proveniente del altiplano peruano-boliviano), donde la búsqueda de tierra fértil se hace evidente. Es probable que los fundadores del imperio hayan sido expulsados del altiplano. Otro punto en común es la idea de «ordenación» del mundo: los fundadores míticos ordenan el Cusco, lugar que se hallaba en situación de caos por la pugna entre las etnias que vivían felices.
treinta kilómetros del Cuzco, en un lugar llamado Paccari Tampu (morada de procreación), una colina llamada Tampu Tocco, "la casa de las ventanas" mostraba sus tres aberturas. Según el mito, de ellas salieron los diez ayllus que formaron el Imperio Inca. Después que el Dios Viracocha ordenó el mundo, por esas grietas aparecieron Manco Cápac -quien en ese tiempo se llamaba Ayar Manco- con sus hermanos Ayar Auca, Ayar Cachi y Ayar Uchú, y las cuatro hermanas, Mama Ocllo, Mama Huaco, Mama Cora y Mama Raua. Vestían ropa fina y llevaban al cuello unas bolsas, todo bordado en oro. Durante algunos años recorrieron algunas aldeas. En una de ellas, nació Sinchi Roca, hijo de Cápac y su hermana mayor, Mama Ocllo, quien luego sería el segundo emperador de los incas. Luego, se dirigieron a un cerro llamado Huanacauri (donde debían subir los muchachos incas durante las pruebas de la pubertad) y en sus faldas sembraron papas. Desde la cumbre del Huanacauri, Ayar Cachi tiró unas piedras con su honda, lo que provocó quebradas en cuatro cerros. Después de esta demostración de fuerza, sus hermanos decidieron librarse de él y le dijeron que tenían que regresar a Paccari Tampu para recoger algunos objetos que habían quedado en la cueva de donde habían salido. Cuando Ayar Cachi ingresó a la cueva, sus hermanos cubrieron la entrada con una gran losa encerrándolo y volvieron a Huanacauri. Ayar Uchú se quedó allí, convertido en la huaca de piedra donde luego se construyó una capilla.

sin embargo. la pareja de Manco Cápac. El simbolismo Mama Huaco representaba la mujer guerrera.Cuando Manco Auca y su gente llegaron a Cuzco. la hizo girar en el aire e hirió a uno de los huayas. Ilustración de Luis Falen Manco Capac fue el primer rey de los incas y su mujer. Mama Huaco. la curaca Chañan Curi Coca fue la jefa de los ayllus de Choco-Cachona. Mama Huaco. fueron muy bien recibidos. Mama Huaco tomó una boleadora. y los menores poblaron Hurin Cuzco o Cuzco Bajo. . En la misma leyenda. Los cuatro dirigentes que comandaron los ayllus fueron Manco Cápac. Ayar Auca y su gente se instalaron en el Cuzco Alto o Hanan. soplando fuerte en ellos. luchando junto a los varones y capitaneando un ejército. Las mujeres de abajo eran femeninas / femeninas y las de arriba femeninas / masculinas. y la femenina / masculina. representaba la mujer femenina. los huayas huyeron aterrados y abandonaron Cuzco. el cual quedó en manos de los incas. Mama Ocllo. antiguos habitantes de Acamama. Los reyes que lo sucedieron (Sapa Incas) fueron sus descendientes. Mama Ocllo. Enseguida le abrió el pecho y le sacó los pulmones. Manco Cápac y sus ayllus habitaron el Cuzco Bajo o Hurin y vivían en el templo de Inti Kancha. la pareja divina creada por el Sol. Este mito simbolizaba que el ejército que iba a la guerra estaba compuesto por hombres y mujeres. Al ver esto. La división por mitades tenía un sentido de género y significaba la oposición entre los bandos de Hanan y Hurin. Los varones de Hanan eran masculinos / masculinos y los de Hurin masculinos / femeninos. En cambio Mama Ocllo. la región estaba muy poblada. la que conducía ejércitos. piedras mágicas que en el peor momento de la lucha se transformaron en soldados y lograron el triunfo inca. Sinchi Roca y Manco Sapaca. En la guerra contra los chancas. Estos mitos de los incas revelan su cosmovisión y sus estructuras sociopolíticas. Los hermanos mayores poblaron la parte alta. Esta leyenda rescata la figura de la mujer como parte activa en la conquista del Cuzco. Las representantes de esas mujeres eran la femenina / femenina. maternal y tierna. se cuenta que las pururaucas. eran masculinas y femeninas.

Related Interests