EL REINO DE DIOS, SU ENTRADA Y SU ALCANCE

Estudio 14
CONTEXTO: Lucas 13:1-35

6 de Abril 2014
TEXTO BÁSICO: Lucas 13:1-5, 18-30

VERDAD CENTRAL: Hay una sola puerta para entrar al reino de Dios: el arrepentimiento y la fe en Jesucristo; y cuando una persona llega a formar parte de este reino, llega a ser participe de la influencia mas poderosa que haya existido VERSÍCULO CLAVE: Vendrán gentes del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Lucas 13:29 ESTUDIO PANORÁMICO DEL CONTEXTO
El asesinato de los galileos a que alude el primer versículo de este pasaje fue, sin duda, asunto general de conversación en Jerusalén, y en toda la Judea. Ya podemos imaginarnos que todos sus por menores y circunstancias fueron repetidos por millares de hombres que no pensaban en el fin de su propia existencia. Lo mismo sucede hoy día: un asesinato, una muerte repentina, un naufragio, un accidente de ferrocarril, se apoderan de los ánimos de toda una población, y están en boca de todos los que encontramos de día en día. Y sin embargo, a esas mismas personas les disgusta hablar de su propia muerte y de la suerte que les espera más allá del sepulcro. Tal es la naturaleza humana en todos los siglos. En lo que toca a religión, todos están dispuestos a hablar de los demás más bien que de sí mismos. El estado de nuestras propias almas debiera ser lo que primero ocupara nuestra atención. Con sobrada razón se ha dicho que la verdadera religión empieza siempre por el "Yo." El hombre convertido piensa primero, en su propio corazón, en su propia vida, en sus propios merecimientos, en sus propios pecados. ¿Llega a sus oídos la noticia de una muerte repentina? El se dice para sí: "¿Habría estado yo preparado para tal evento?" ¿Le refieren algún crimen horroroso? Se pregunta: "¿Han sido perdonados mis pecados, y me he arrepentido de mis culpas?" ¿Sabe que algunos hombres irreligiosos están cometiendo toda clase de pecados? Se interroga: "¿Quién me ha hecho ser diferente de ellos?" "¿Qué sino la gracia de Dios ha podido librarme de seguir las mismas sendas?"

1. El arrepentimiento: punto de partida para entrar al reino, Lucas 13: 1-5

1. En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.
Parece que ellos querían hablar de los pecados de otros en lugar de hablar de los suyos. Muchos piensan que hay pecadores “malos” y pecadores “respetuosos y más aceptables”. En el capítulo 7:36 -50 Lucas habla de la mujer “pecadora” que fue perdonada de sus “muchos pecados” por Cristo, pero ¿quién no ha tenido “muchos pecados” que necesitan ser perdonados?

2. Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos?
Estas palabras de Jesús indican que así era el concepto del pueblo. Creían que calamidades extraordinarias se debían a pecados extraordinarias. Es el argumento usado por los “amigos” de Job contra él; es decir, esta calamidad que estás sufriendo es la consecuencia de tus pecados. (Job 4:7), “Recapacita ahora; ¿qué inocente se ha perdido? Y ¿en dónde han sido destruidos los rectos?” (11:6), “Conocerías entonces que Dios te ha castigado menos de lo que tu iniquidad merece.” (22:6-10). También los discípulos de Jesús tenían este concepto como vemos en (Juan. 9:2), “Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?” . Teológicamente es difícil saber la razón de los problemas y persecuciones en este mundo:

   

Puede ser un castigo por algún pecado personal o rebelión. Puede ser la maldad personal. Puede ser el resultado de vivir en un mundo caído (el mal estadístico) Puede ser una oportunidad para el crecimiento personal.

11:18. Hebreos 9:27. (Romanos 3:23) “por cuanto todos pecaron. Lucas 13: 22-30 22. El principio de este viaje fue indicado en 9:51. voluntad. según la enseñanza de Jesús la línea de demarcación entre los salvados y los no salvados no era nacionalista sino eminentemente espiritual. la tristeza según Dios. Ahora estaba viajando por ciudades y aldeas.51). 2 Corintios 7:10. solamente aquellos que no sólo oían su enseñanza sino la ponían por obra. Hechos 2:38. sin el cual perecerán eternamente en el infierno 4-5. y en lugar de amarlo ahora lo aborrece (Hebreos 1:9. ¿no era legítima la inferencia que solamente unos pocos entrarían por la puerta al palacio de la salvación? . La primera calamidad horrible sería la destrucción de Jerusalén dentro de unos 40 años. el Espíritu Santo. De hecho. 31. Romanos 12:9). respaldada por los rabíes. y están destituidos de la gloria de Dios”. y del juicio. antes si no os arrepentís. 2 Corintios. ¿Qué es el arrepentimiento?      El reconocer y aceptar el pecado y tener cambio de corazón (intelecto. Israel como un todo sería salvo. Aun cuando sabía que estaba en camino hacia la muerte. antes si no os arrepentís. todos pereceréis igualmente. solamente aquellos que estaban dispuestos a negarse a sí mismos. deberían pensar en las calamidades que vendrían sobre ellos si no se arrepentían. Por lo tanto. 2. y habiendo pecado todos están perdidos y necesitan del perdón de Dios. 11. la predicación. 23. Lo que no es el arrepentimiento: el remordimiento (pesar interno) por el pecado (Mateo. ¿Qué nos lleva al arrepentimiento? La benignidad de Dios. En ese evento no meramente cayó alguna “torre” sino que muchos de ellos fueron sepultados bajo las mur allas de la ciudad que fueron derribadas por los romanos. el temor del castigo (Hechos 24:25). lo que hace. 27:3). Se detuvo en las ciudades y aldeas que había en el camino. Es el cambio de actitud hacia el pecado. Hechos 17:30. 31. Es el cambio de actitud hacia Dios. Pero aun otra calamidad les esperaba en el juicio final si no se arrepentían. emociones) que resulta en cambio de vida (frutos digno del arrepentimiento. 12:41.3. Dios manda que todos se arrepienten: Hechos 17:30. Mateo 3:2. el temor de la muerte. En lugar de concluir que ciertos hombres eran más dignos de castigo que otros. para obtener el perdón de pecados (Lucas 24:47. serían salvos? Eso dejaba fuera a muchos. os digo: No. ¿los salvados serán pocos en número? Según una opinión ampliamente difundida entre los judíos. Hechos 2:38) y para obtener la vida eterna (Hechos 11:18) Es don de Dios: Hechos 5:31. 4:17. continuó predicando a grandes multitudes y sanando. 7:10). al arrepentirse uno entiende lo que es. 17:30. Esta es la segunda vez que Lucas nos recuerda que Jesús intencionalmente iba a Jerusalén (la anterior aparece en 9. 2:37.La salvación en Jesucristo: Única puerta de entrada al reino. Por otra parte. Mateo. Cristo. Parecería que Jesús no tenía prisa. La perspectiva de la muerte no varió la misión de Jesús. 2 Timoteo 2:25.. Romanos 2:4. Alguien le preguntó: Señor. No es sorprendente que alguien preguntara a Jesús si los salvados iban a ser pocos en número. 3:19. O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé. y los mató. Lucas 3:8-14. permaneció suficiente tiempo en estos lugares para poder enseñar en ellas. Es necesario. ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?. Hechos19:19). ¿No es verdad que dondequiera que fuera Jesús proclamaba que solamente aquellos cuyos corazones eran comparables a la buena tierra. 2 Corintios 5:10. el sentir tristeza por el pecado (Hechos. todos pereceréis igualmente. Os digo: No. enseñando y caminando hacia Jerusalén.

dar el todo en el esfuerzo. Ellos mismo son echados fuera”. Mat. tú enseñaste en nuestras calles. 11 de esa parábola. Es todo de gracia. niéguese a sí mismo. es decir. 8:6. b. 12). como para correr una carrera. Habrá lloro y crujir de dientes cuando veáis a Abraham y a Isaac y a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios. También en 2 Tim. Pero él responderá: No sé de donde venís. Se traduce "luchar" en 1 Cor.13: “Con temor y temblor continuad ocupandos en vuestra salvación. Les dijo: Esforzaos por entrar por la puerta estrecha. y tome su cruz (cada día). véase especialmente vv. que el Nuevo Testamento emplea términos relacionados con las carreras y aun con la guerra para enfatizar lo serio y lo intenso del conflicto contra Satanás y. En relación inmediata con el pensamiento del v. El crujir de dientes que lo acompaña es por la rabia frenética. agonizar)". 27. Col. 5:17) La puerta es estrecha y el camino angosto porque tenemos que cambiar. 1:29". involucrando penalidades. véase v. a Isaac y a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios . 6:12. pues Dios es el que está obrando en vosotros tanto el querer como el hacer por su beneplácito”. 9:25. Entonces comenzaréis a decir [o: entonces diréis]: Comimos y bebimos en tu presencia. 26. Por otra parte. Lo que tenemos en vv. Ellos “ven” a (están conscientes de la presencia de) Abraham. lo difícil de ser incluido entre los pocos que se salvan. El responderá y os dirá: No sé de dónde venís. Es muy difícil someter nuestra voluntad a la voluntad de otro. 9:27. es decir. no solamente se l es negó la entrada. Jesús ahora dice a sus oyentes: 28. la ira desenfrenada.29. procurarán entrar y no podrán. Todos los que luchan—obedientes al mandato “esforzaos por entrar”—entrarán. El Señor nos ofrece una puerta angosta y hay tiempo limitado para entrar por ella para ser salvos. 16:24. estas palabras no estaban destinadas a asustar a los hijos de Dios. 25b hasta 27 es una descripción del juicio final según este afecta a los perdidos. "todo aquel que lucha. "Esforzaos a entrar". La verdadera situación se describe en Filipenses 2:12. el reino en su consumación final. Llega el momento en que el dueño del palacio de la salvación —Jesús mismo. 4:7. Además. "Pelea la buena batalla de la fe. por lo tanto. "Si alguno quiere venir en pos de mí. luchar (castellano. 27. norte y sur—están participando en el banquete mesiánico (cf. 10b. diciendo: ¡Señor. ¿Cuántas personas quieren esforzarse tanto. notan el hecho de que tantos otros. incluyendo a los gentiles (convertidos). El lloro es el de la miseria inconsolable y sin fin y la desesperanza completa y eterna. "AGONIZOMAI. Apartaos de mí. oeste. estarán fuera. porque muchos. Aquellos que han rehusado esforzarse. ábrenos! (la puerta). Quiere hacer lo que él mismo quiere hacer. Pablo emplea términos del boxeo para indicar lo intenso de la lucha para ser salvos. echa mano de la vida eterna". Mateo 8:11. . forzando todos y cada uno de los nervios para alcanzar el objetivo. Las palabras “muchos… procurarán entrar y no podrán” son una seria advertencia a todos para que dejen la maldad y la indiferencia de inmediato y reciban al Salvador y la salvación que ofrece como un don gratuito. "luchar como en una competición. y lo pongo en servidumbre". Luc 13:24. Todo el mundo quiere hacer su propia voluntad. "he peleado la buena batalla". del norte y del sur y se reclinarán a la mesa en el reino de Dios. y sígame". os digo. Al pasar por ella uno “cierra la puerta” a la vida pasada y entra en una vida bendecida y dichosa con la esperanza de heredar la vida eterna. El mandamient o “esforzaos por entrar” no quiere decir que después de todo la salvación es producto del esfuerzo humano y no de la gracia. c. "golpeo mi cuerpo. 7. de todas las naciones de la tierra — este. Luc. aun a la voluntad de Dios. Tenemos que destruir otro concepto errado. sino también fueron forzosamente expulsados. La escena descrita aquí nos recuerda Mateo 24:1–13. Y vendrán del oriente y del occidente. todos vosotros obradores de maldad. pero vosotros mismo echados fuera. Es lucha entre la carne y el Espíritu (Rom. pues. Se traduce "pelear" en 1 Tim. Gál.23b. o aun para pelear como soldados en una guerra? 1 Cor. gracia que capacita. Una vez que el dueño de la casa se levante y cierre la puerta y vosotros comenzáis a estar a fuera y tocar a la puerta [o: vosotros estáis afuera y llamáis a la puerta]. Vemos. 24. De este lloro y crujir de dientes hay tres causas: a. 9:23. No quieren decir que la entrada al palacio de la salvación es solamente para quienes están sin pecado. 26 b—cerrará la puerta. de todo se abstiene". tocando furiosamente a la puerta a fin de entrar. 25.

En línea con esta interpretación. De la misma forma. Jesús prosigue: 19. sino para la "manada pequeña" que sinceramente seguía a Jesús. pero los pasaron por alto. En un sentido el evangelio sí es “revolucionario”. Creían que Jesús era hombre insignificante entre ellos. "¿No es éste el hijo del carpintero?" Era reconocido como el carpintero de Nazaret. ricos y famosos. Jesús les dijo. aves de diversas especies encuentran aquí abrigo de la tormenta. Tal pregunta era un artificio para agudizar el interés de la gente. Nótese la sorprendente semejanza en forma a la similarmente doble pregunta que se encuentra en Isaías 40:18 y la de Lucas 7:31. Dn. los “primeros” que entonces serán “últimos” podría señalar a quienes desde el principio tuvieron estos medios de gracia. porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino". "No temáis. En cuanto a las aves que hayan refugio en la sombra del “árbol” (Ez. Romanos 1:16. del crecimiento del reino. En la vida real la planta de mostaza alcanza tres metros y a veces alcanza a los cuatro metros y medio. fijaos bien. Comenzó como semilla de mostaza. La levadura en la harina se refiere a la influencia poderosa del evangelio. (Lucas 12:32). Además. una vez establecido el reino del Dios se extiende y se sigue extendiendo. El reino no se preparó para reyes. En relación con el contexto inmediato. 4:20. entre los “últimos” que entonces serán “primeros” habrá muchos gentiles. cuando las ramas adquieren rigidez. que se refiere a las condiciones contrastantes de los salvados y los perdidos. solamente “algunos”. descanso y sombra del calor del sol. y las aves del cielo anidaron en sus ramas. Dijo pues: ¿A qué se parece el reino de Dios. Muchos menospreciaron a Jesús.2). En forma similar. Entre los “primeros” que serán “últimos” habrá muchos judíos.30. pero cuando los recibieron los aceptaron gozosos. así el evangelio del reino tiene gran poder transformador en el mundo. manada pequeña. Lucas 13:18-21 18. hasta que toda la masa hubo quedado leudado. hay algunos últimos (ahora) que (entonces) serán primeros y hay algunos primeros (ahora) que (entonces) serán últimos. No esperaban nada de importancia de Él. Hablando. Pero no es “revolucionario” en el sentido ordinario. porque hace grandes cambios en e l hombre. por tanto. y creció hasta ser árbol. ¿no indica esto que el reino es una bendición para hombres de toda región. raza y nación? 20-21. completa y penetrante dentro y desde adentro hacia afuera” . Es como la semilla de mostaza que un hombre tomó y planto en su huerto. y con qué lo compararé? Lo que tenemos en v. Jesús y sus discípulos eran como el pequeño grano de mostaza. También hay que tener presente el hecho de que Jesús no dice que todos los que son “primeros” ahora serán “últimos” entonces. 3. en el gobierno y en toda la sociedad humana. 17:22–24. En otoño. En la misma carta explica cómo nuestras vidas son transformadas (Romanos 12:1. Nuevamente dijo: ¿A qué compararé el reino de Dios? Es como la levadura que una mujer tomó y puso en tres medidas de harina de trigo.-UNA INFLUENCIA POSITIVA CRECIENTE: CARACTERÍSTICA DE LOS CIUDADANOS DEL REINO. 18 es una pregunta retórica para despertar el interés. Ejerce “una influencia sana. En cuanto a sus seguidores. príncipes. El reino creció en el primer siglo. "¿De Nazaret puede salir algo bueno?" (Juan 1:46). "el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas". los “últimos” que entonces serán “primeros” podría referirse a las personas que al principio carecieron de los medios de gracia. sino que es una fuerza que tiene que ser recibida en el corazón del hombre para que haga cambios desde adentro. Como la levadura (un trozo de maza fermentada) trabaja y transforma la masa. Lo mismo se aplica a los que son “últimos” ahora.21).