Siento que no soy el mismo

En ocasiones hemos percibido que por más esfuerzo que hacemos por volver al mismo “nivel” que un día tuvimos hablándolo en sentido espiritual, simplemente no podemos o fallamos en nuestro intento. Quizá en algún momento de tu vida consideraste que el nivel espiritual que tenías era el perfecto, pero por diferentes situaciones o circunstancias que te ha tocado vivir sientes que ya no eres el mismo, quisieras volver a ser el de antes, pero por alguna razón aunque intentas sientes que no lo logras. Y es que el evaluar distintos episodios de nuestra vida nos lleva muchas veces a comparar y darnos cuenta que en algún momento perdimos quizá aquel deseo de agradar a Dios a totalidad, o aquel deseo de servirle con todas nuestras fuerzas. Conozco muchas personas que un día tuvieron sueños muy hermosos en el Señor, pero que con el transcurrir de los años se fueron olvidando de ellos o el mismo hecho de descuidarse espiritualmente les hizo creer que aquellos sueños que un día tuvieron no se lograrían nunca. Yo también he sentido en algún momento de mi vida que ya no soy el mismo, he sentido como poco a poco algunas cosas que ya no hacia las he vuelto a hacer, he sentido como el fallarle a Dios ya no me dio tanto dolor como en un inicio y hasta he experimentado lo que se siente acomodarse a los errores que constantemente tenemos sin el menor deseo de superarlos. ¡Es horrible!, saber muchas veces que no nos dimos cuenta en qué momento de nuestra vida dejamos de ser aquellos que un día fuimos y que nos gustaba ser. Es muy duro evaluar y darnos cuenta que muchas veces no somos ni la sombra de lo que un día fuimos o lo que un dijimos que queríamos ser. Ahora bien, ¿Es tu caso?, ¿Sientes que ya no eres el mismo?, ¿Sientes que aunque intentas mejorar en esto o en lo otro terminas siempre en el mismo lugar?, ¿Sientes que te has acomodado a una vida sin el menor deseo de hacer algo por ser mejor para el Señor? Hoy quiero recordarte donde está tu identidad, tu eres un hijo de Dios, fuiste llamado no para acomodarte a una vida sin sentido, fuiste llamado no para dejar de sentir el deseo de agradar a Dios, fuiste llamado para conquistar y no ser conquistado, para ir delante a luchar no en tus fuerzas, sino en las del Señor. ¿Qué pasa contigo?, ¿Hasta cuándo te dejaras dominar por eso que ya muchas veces has podido vencer?, ¡No digas que no puedes!, porque tú mismo sabes que con DIOS de tu lado TODO lo puedes y has sido testigo de eso. ¡Levántate como ese guerrero que eres!, que no se te olvide que eres un guerrero de Dios, que las batallas perdidas no te hagan creer que dejaste de ser ese hombre luchador o esa mujer luchadora, no permitas que el enemigo se siga riendo de tu actual estado, no le des gusto, párate cuantas veces tropieces y vuelve a la lucha, a esa que ganaras con la ayuda de Dios. Cada caída, cada tropiezo, seguramente te servirá para darte cuenta lo vulnerable que eres y para estar atento la próxima vez que seas atacado en ese mismo campo o con esa misma arma.
1

Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú. un hijo de Dios. les daré todo eso. por lo tanto todos aquellos que sientan que estas palabras son para ellos. ¡Vamos Dios en ti puede hacer hasta lo que tú crees imposible! “A los que triunfen sobre las dificultades y sigan confiando en mí. un guerrero de Dios.No hay una arma secreta para que dejes de sentir que ya no eres el mismo.” Salmos 2:7 (Reina-Valera 1960) ¡Vamos! ¡Intentémoslo nuevamente!. “Yo publicaré el decreto. solo hay una palabra de Dios que te recuerda que nunca has dejado de ser lo que siempre fuiste desde el día que renunciaste a ti y te decidiste por Dios. Yo te engendré hoy. Entonces ¡Ve por la Victoria y no te rindas hasta lograrla! Este mensaje es solo para aquellos que saben muy bien quiénes son y qué identidad les fue dada por Dios. seguramente dejaras de sentirte que no eres el mismo y lucharas por ser quien realmente eres en el Señor. y serán mis hijos. ¿Quieres dejar de sentir esa fea sensación de derrota?. un amado por Dios. y yo seré su Dios.” Apocalipsis 21:7 (Traducción en lenguaje actual) 2 . TÚ ERES SU HIJO.

cientos de personas me mostraron su cariño y aprecio dejándome comentarios que me daban mucho ánimo en ese momento de mi vida. reflexionando y asimilando esa respuesta. salude a mi pequeño Uziel quien jugaba en la sala de mi casa. llegue a mi casa. la operación un éxito. que nada malo nos puede pasar o que la enfermedad no puede tocar nuestra vida. Y es que cuando pronunciamos la frase: “¿Por qué a mí?” es como que si no estuviéramos de acuerdo a que eso que nos está pasando. muy feliz él de verme y yo de ver a mi primogénito. pero no nosotros. con tanta seguridad. mi hija Valentina de nueve meses al verme movía sus 3 . sin embargo. pero si lo harán los que Dios quiere y le interesa que comprendan lo que hoy quiero exponer. A veces creemos que somos intocables. Dice el Doctor que solo terminaron la operación. retiraron un tubo de mi boca y rápidamente abrí mis ojos. sentí en mi corazón y en mi mente una respuesta automática que fue: ¿Por qué no a ti? Quizá mucho no entenderán lo que hoy quiero plasmar. Fue el día Jueves por la tarde que me operaron y ya estaba de alta el viernes por la tarde. había orado mucho pidiendo a Dios que me quitara toda enfermedad. pensando. ahora estaba allí. a lo que dije: “Es cierto. realmente yo no recuerdo nada de eso. pero hoy quería escribir acerca de esa frase que yo mismo pensé y hasta pronuncie quizá en algún momento de este percance. de enfermedad. pero cuando el panorama cambia y cuando se presentan momentos reales de dolor. entonces nos preguntamos: “¿Por qué a mí?”. Mientras estaba en esa cama de hospital esperando el momento en que me llevaran al quirófano. con buen humor. poco dolor y ningún efecto secundario de medicamentos y anestesia. bromeando con cada doctor y enfermera. es como que nos sintiéramos que no lo merecemos. estoy seguro que las oraciones de muchos provocaron ese buen ambiente. o que simplemente las cosas siempre serán como nosotros queremos. ¿Por qué no a mi?”. me senté rápidamente y le mostré mi dedo pulgar como aprobando todo. como haciendo alusión de que no nos merecemos lo que nos está pasando. Sentí que Dios me pregunto: ¿Por qué no a ti?. Actualmente sigo con un poco de dolor y recuperándome. le pregunte a Dios: “¿Por qué a mí?”. Entre a esa sala de operación con tanto valor como no imagine. de pronto me quede en silencio total.¿Por qué a mí? La mayoría de nosotros al vernos frente a situaciones difíciles de la vida nos hemos preguntado: “¿Por qué a mí?”. de problemas serios. que cualquier otro lo merece. a una hora y pocos minutos de ser intervenido. Los últimos días he estado enfermo. Esa frase por lo general sale de nuestra boca producto de una frustración momentánea que nos hace pensar que somos los menos afortunados del mundo en ese momento. muchos que leen mi pagina y mi perfil en Facebook se dieron cuenta y estuvieron orando por mí en cada momento que pase. luego me acosté y dormí una hora. con una sonrisa. hace cuatro días me operaron de la apéndice. rápidamente luego que hice esa pregunta a Dios. no dure ni cinco minutos despierto y cuando desperté todo estaba bien. realmente este pasando en nuestra vida.

no necesariamente porque Dios quería que te sucedieran.piececitos y todo su cuerpecito. pero es parte de nuestra naturaleza. suponiendo que eran cien números vendidos y solo uno será el ganador. sino como paciente. pero. ¡No! Simplemente sonreímos y algunos decimos: “Ya sabía que no me iba a ganar nada”. porque la mayoría de veces tampoco lo culpamos por las cosas buenas. ¿Por qué Dios no me sano?. como suele hacerlo. ni mimados. ¿Conoce a un ser humano que nunca tuvo problemas? A veces se nos olvida que venimos a este mundo con un paquete completo y con posibilidades de padecer muchas cosas. lo que a ti te pasa. no necesariamente porque Dios quiera vernos mal. No vamos ir por la vida echándole la culpa a Dios de todo lo malo que nos pasa. Dios no tiene favoritos. ¿No nos damos cuenta que TODOS nosotros estamos expuestos a la enfermedad?. todos sabemos que solo uno será el ganador y que noventa y nueve personas perderán. Nuestra actitud ante esa derrota es normal. Nosotros no elegimos que cosas en la gran mayoría de veces. pero cuando las cosas difíciles ocurren entonces pareciera que Dios es cruel y nos hace sufrir más de lo que merecemos. ¿No estoy propenso a que también me operen?. ahora no como espectador. para Dios todos somos iguales y sería injusto en algunos casos que Dios me responda a mí y no responda a otros que también han pedido lo mismo. ¿Qué pasa cuando sale el ganador y no fuimos nosotros?. sino porque somos humanos y la probabilidad que padezcamos de algo siempre existe. todos queremos las cosas buenas. esa posibilidad de que cualquier cosa podía pasar. pero ¿Acaso no soy un ser humano?. cuando venimos a este mundo venimos consientes o por lo menos deberíamos ser consientes de que venimos con todo un paquete incluido y que en cualquier momento de nuestra vida las cosas pueden suceder. mientras su carita reflejaba un felicidad por verme. ¿Culpamos a alguien?. Pues en la vida del ser humano pasa algo similar. ¿Acaso no voy enfermarme también?. 4 . es parte de la vida del hombre y eso mismo nos tendría que llevar a ser consientes de que Dios no tiene culpa alguna en ello. porque asumimos desde un inicio que solo uno ganaría. todo venimos con las probabilidades que nos pasen cosas buenas y malas. sino porque podían suceder. ¿Nos enojamos con los organizadores?. pero cuando nos suceden la malas nos quejamos. queremos culparlo de todo lo que nos pasa. quizá yo hubiera querido que me sanara. ¿Qué pasa allí?. ¿No nos damos cuenta de que desde que nacemos venimos siendo humanos?. Estando en mi casa descansando comencé a reflexionar mi pregunta. son millones de millones los que pasan por lo mismo. nos decepcionamos y no queremos aceptarlas y esto es porque no asumimos desde un inicio que la posibilidad existía. que no me operaran. allí nos olvidamos de Él. ¿A uno que nunca se le murió un familiar?. Un ejemplo secular y sencillo: Cuando participamos en un sorteo y compramos un numero. a veces queremos actuar como que fuéramos los favoritos de Dios o sus mimados. aquella que me había hecho en ese cuarto de hospital: “¿Por qué a mí?” y de la cual ya Dios me había respondido: ¿Y por qué no a ti? y pensando concluí en lo siguiente: A veces somos crueles con Dios. ¿Conoces a algún humano que nunca se enfermo?. así como a ti o a cualquier otro ser humano de cualquier parte del mundo o a millones a la vez. no te pasa solo a ti en el mundo. sonreía con su papá y su papá aguantando las lagrimas la saludo como la primera vez que la vio en ese mismo quirófano donde ahora él había pasado.

Mi pequeño hijo Uziel de casi cuatro años me dijo: “Papi. no hay razón para huir de él. vivir con Dios de nuestro lado es la mayor garantía que puede existir. Él siempre se encarga de TODO. al contrario. que pase lo que pase estamos seguros en Él. Efesios 1:14 (Nueva Traducción Viviente) Tú fe en Dios. ¿Por qué no voy a creer en Él?. no hay razón para olvidarnos de él. aun cuando pareciera que está en silencio. no tenía razón de vivir. todo lo que me rodea es por Él. entonces. mi vida estaba perdida sin Él. esa seguridad que nos hace estar tranquilos frente a la adversidad. no hay razón para creer que no nos ama o que no le importamos. que me hizo postrarme delante de Él y reconocer que estaba perdido. sin embargo le paso. Señor. sería un desagradecido si por un segundo dudara de Él. tienes razón. ¿Por qué no a nosotros?. o ¿Acaso creemos que no nos merecemos lo que otros si les toca pasara? Quizá este escrito no sea inspirador como tal. mi fe depende de ese amor que un día me mostro. porque ¿Qué tal si no te responde? ó ¿Qué tal si no 5 . lo bueno de todo es que ahora nosotros confiamos en Él. Y ¿Sabes?. porque ¿Qué tal si es nuestro turno de experimentar el dolor?. todo estará bien. ¿Por qué voy a quejarme de algo después de todo lo que Él me ha perdonado y me ha dado. nuestra fortaleza humana y lo bien que nos servirá pasar por cosas como esas y entonces dice: ¿Por qué no a ti? Si Dios no responde a algo que queremos que haga ahora mismo. porque si tú lo crees. jamás debe depender de una respuesta. no es porque no quiera o porque no pueda. nuestra garantía es segura en Él. ¿Por qué no a mi?. es cierto. aun cuando no me responda. sabe que detrás de todo eso también existe un Dios Soberano que toma control de todo. sin embargo Él me la dio. Dios me dijo: ¿Por qué no a ti? y tiene razón. Dios hizo todo esto para que nosotros le diéramos gloria y alabanza”. Mi fe no depende de una respuesta de Dios. es porque tengo la garantía que todo saldrá bien. “El Espíritu es la garantía que tenemos de parte de Dios de que nos dará la herencia que nos prometió y de que nos ha comprado para que seamos su pueblo. aun cuando no lo he merecido?. que nuestra FE esta en Él. jamás debe depender de lo que tú quieres que Él haga. Él me dio la vida que ahora tengo. tú confianza en Él. debemos de seguir creyendo en lo que Él ha hecho en nuestra vida. no tenía una esperanza. Que rico es respirar esa seguridad en Él. porque tenemos a un Dios que vela por los suyos.Yo pienso que Dios ve nuestra capacidad. pero lo que hoy me interesa que entiendas es que si en algún momento Dios no te responde. tus planes siempre son perfectos y me hacen estar seguro de que todo estará bien. a mi las veces que tu creas conveniente. porque hay tanta gente que nosotros creímos que no merecía lo que le paso. porque independientemente de lo que ocurra. quizá no es que te vaya a dar un ánimo de esos que te harán salir a luchar por tu sueño o por tu vida. esa seguridad que a pesar de ver el panorama muy oscuro. todo estará bien”. está haciendo y en lo que hará en nosotros. Él me dio vida.

¿Por qué a ti?. ese amor eterno con el cual te amo. y no otro. Y al fin se levantará sobre el polvo. Al cual veré por mí mismo. En mi carne he de ver a Dios. Y mis ojos lo verán. ¿Por qué no a ti si de tu lado esta Él? “Yo sé que mi Redentor vive. Y después de deshecha esta mi piel.lo hace?. que tu confianza en Él solo dependa de su amor incomparable que siempre te mostro. ¿Te olvidaras de Él?. bueno. Aunque mi corazón desfallece dentro de mí” Job 19:25-27 (Reina Valera 1960) 6 . porque en su amor jamás encontraras error y estar enamorado de Él te hará creer a pesar de. ¿Dejaras de creer en Él?.

Los que somos padres de pequeños. entonces él lo permitirá. pero que previene que en el futuro padezcas dolorosamente de más. sin percatarme que dentro de un tiempo me daré cuenta. saben que preferiríamos que nos las pusieran a nosotros y que el efecto favorable fuera para ellos. no 7 .Duele. Si. llegamos donde el médico. sin darnos cuenta que el que mejor sabe sobre nuestro bienestar es Dios mismo. no lo voy a negar y a veces pienso del ¿Por qué? De las cosas. porque esa vacuna iba a prevenir una enfermedad futura. pero para los que no somos muy amigos de las agujas saben de lo que estoy hablando. A veces he sentido como Dios me vacuna contra muchas cosas. porque ese suceso o experiencia me ayudara en un futuro. pero con el tiempo fue avanzando permitió examinarlo sin ningún problema y a la hora de inyectarlo ni se movió. A veces Dios pareciera que se viste de médico. me duele en su momento. pero a pesar de todo. lo permitirá porque sabe que en ese momento es lo mejor. ni hizo ningún gesto de dolor. me lo imagino esperando el día en el que ese suceso doloroso aparecerá en nuestra vida y en el cual quizá derramaremos lagrimas o sentiremos que dolió demasiado. Si Él quiere que ese día experimente eso que a lo mejor en su momento me dolerá. sino del ¿Para qué? De aquello que me toco experimentar. Uziel fue más valiente de lo que me imagine. al principio muy tímido como es lo normal de un niño al ir al médico. es lo mejor. saliendo de la oficina me dirigí hacia mi casa y en el camino no dejaba de pensar en el episodio que estaba a punto de vivir. Pensando en eso Dios me llevo a imaginarme lo que él siente cada vez que nosotros vamos a pasar por episodios que a lo mejor serán muy dolorosos. y es que ver a tu pequeño llorar en ese momento conmueve. era lo mejor. Personalmente ya lo he dicho en alguna vez: No soy amigo de las agujas ni nada parecido. Toda la semana pase pensando en ese momento y cada vez que me lo imaginaba. el doctor y la enfermera quedaron asombrados y no se diga Yamita y yo. no del porque. Pero el hecho de saber que iban a vacunar a Uziel hacia que mi estomago tuviera una sensación rara. pero es por tu bien La semana pasada teníamos una consulta preventiva con el pediatra de mi hijo Uziel. a lo que aprovechando la visita habíamos programado una vacuna preventiva para mi pequeño de tres años y cuatro meses. nos pone vacunas preventivas que duelen en su momento. sin embargo quizá sea lo mejor para nosotros. como que a mí era el que me iban a vacunar. pensaba en Uziel moviéndose para todos lados. llorando. Llego el día tan esperado. pero en el camino hacia mi casa deje de pensar un momento en el episodio que se avecinaba o en el dolor que mi hijo iba a sentir y me puse a pensar que pese al dolor y el mal momento que posiblemente íbamos a experimentar con él. A veces vemos nuestro bienestar desde el punto de vista nuestro. mientras mi esposa y yo lo deteníamos para que el médico pudiera vacunarlo. se que suena dramático.

no te quejes. el me contesto literalmente esto: “No. andaba corriendo de un lado al otro en el consultorio FELIZ. pero al final todo será para tu bien. estamos tan tensos que una vacuna puede doler más de la cuenta. refiriéndose a que Uziel estaba de lo más relajado y confiado estando Yamita y yo allí. tú confianza en Él fortalece la esperanza en que todo saldrá bien. no reproches. pero estoy seguro que es para tu bien! “Sabemos que Dios va preparando todo para el bien de los que lo aman. ¡Haz el ambiente ideal! ¡Quizá duela mucho. estresados. llorado o gritado. no pasaba de mi asombro y le pregunte al doctor del porque no se había movido. ¡Así es mi hijo! Luego del momento. “Haz el ambiente ideal”. quizá en su momento doloroso. descansamos y confiamos en Él?. ¿Qué tal si a pesar del episodio difícil que vamos o estamos experimentando. si estamos afanados. Segundos después de colocarle la inyección. le pregunte si la inyección o la aguja no dolía. simplemente relájate. A veces el dolor aparece porque estamos más preocupados sobre lo que nos dolerá o las reacciones que tendremos. es decir.me quedo más que felicitar a mi pequeño por tanta valentía mostrada. Él jamás te ha dejado o te dejara. lo que paso fue que se hizo el ambiente ideal”. descansa. preocupados en extremo u otro síntoma que nos lleve a alejarnos de la paz y confianza que tenemos que tener en que Dios tiene el control de todo. de hecho Dios tiene un plan ideal para tu vida y dicho plan es hermoso y perfecto. confía. jamás será avergonzado. Así mismo es en la vida espiritual. Romanos 8:28 (Traducción en lenguaje actual) 8 . estoy seguro que Dios está allí mismo contigo. entonces posiblemente dolerá más de la cuenta. porque el que en Él confía. de los que él ha llamado de acuerdo con su plan”. no pienses en lo doloroso que será o está siendo.

yo hablaba constantemente con Dios y le decía: “Señor. despertaba cada quince minutos y no concilie el sueño. con un poco de dolor. Luego de orar en mi cuarto. solo unas pocas frutas. Sentí como que Dios mismo me decía: “Yo te cuido”. eso significaba que no tendría por qué preocuparme. era algo que jamás en mi vida había experimentado. El sábado no amanecí también bien. más cuando su voluntad es diferente a lo que nosotros quisiéramos. el me estaba diciendo: “Yo te cuido”. me reusaba a pensar que no podría realizar lo que más disfruto. El Jueves pasado fui ingresado de emergencia en un hospital. Al día siguiente me siguieron realizando estudios y llegaron a la conclusión de realizarme una operación. pues jamás me han practicado una y la verdad no soy muy amigo de las agujas ni mucho menos del bisturí. Sin embargo seguí sintiéndome incomodo. que me quitara el dolor que sentía. mareado. así que el Viernes por la tarde regrese a mi casa. tenía tres días de no comer. mientras él jugaba con sus carritos. pero esta vez me tocaba. yo me sentí feliz de saber que podría volver a mi casa. pero casi era una realidad que tendría que pasar. no quisiera pasar por esto. la madrugada se me hizo eterna. y mi pequeño llego donde mí. en una cama de hospital. entonces: acepto”. me sentía indefenso frente a la enfermedad. Estando en esa cama. yo me asuste. Fue así como pase la noche en el hospital. me sentía mal y tome la decisión de ir nuevamente al hospital con la decisión de que si me tenían que operar. pase una de las peores noches que recuerdo. pero si tu quieres que pase.Yo te cuido A veces es difícil aceptar la voluntad de Dios. pues que lo hicieran. Por lo general yo soy de las personas que nunca se enferman. Dentro de mí me negaba a pasar por el quirófano. Por alguna razón nunca llegaron a traerme para la operación. 9 . pero feliz de estar con mi esposa y mi pequeños. Pase un sábado muy mal y el domingo continué sintiéndome mal. era mi turno de experimentarlo. yo me recosté en el sofá mas grande. voy hacia la sala donde estaba mi pequeño Uziel de tres años. me acaricio la cabeza y me dijo: “Yo te cuido”. mi pequeño hijo es un ángel enviado por Dios para darme palabras que necesito. por lo que no estoy acostumbrado a todo ese ambiente que rodea un hospital o una enfermedad. estuve en mi cama un buen tiempo mientras hablaba con Dios y le pedía que me sanara. Por la tarde del domingo avise con el dolor de mi corazón en mi cuenta de Facebook y en mi página de Facebook que estaría ausente unos días y sobre todo que oraran por mí. el doctor llego nuevamente a chequearme y vio que estaba mejor y me dijo que tal vez no la necesitaría. realizándome diferentes estudios para saber qué era lo que me estaba provocando todos los síntomas que tenía. fui a realizarme una ultrasonografía y para mi aflicción no salió tan bien y el diagnostico no era nada alentador. con un dolor muy fuerte en mi abdomen. Para mí fue duro estar allí. lejos de mis seres queridos y lejos de lo que me gusta hacer para el Señor. En ese momento mis ojos se llenaron de lágrimas porque Dios estaba contestando a la oración que hace segundos había hecho. iba pálido. me sentía muy mal. mientras pensaba en que si me operaban estaría muchos días fuera de todo esto y no quería.

¡Absolutamente NO! A pesar del mal momento que yo estaba experimentando. sino lo que tú quieres. Increíblemente esa tarde sentí como muchos elevaron una oración por mí. En el mismo instante que hablaba con Él mi mente se traslado al episodio que Jesús experimento antes de ser arrestado: “«Padre. ya no sentía dolor y físicamente estaba mejor. sino lo que Él quiere. si Él quiere que llore. 10 . ¿Dejaremos de creer en Él?. si Él quiere que sufra. Aceptar la voluntad de Dios es una de las cosas más difícil que el ser humano puede experimentar. Y esa tarde fue especial. Tu fe y la mía no tiene que depender de una respuesta de Dios.Me fui a mi cuarto y hable con Dios. decidido a que pasara cualquier cosa. entonces le dije a Dios: “Solo dame la fuerza que necesito para hacerlo”. eso era un alivio como no tienes una idea. sinceramente me dieron ganas de llorar allí mismo.» ” Lucas 22:42 (Traducción en lenguaje actual) Me imagino lo difícil que habrá sido para Jesús saber que estaba a punto de morir. Hay algo que tenemos que tener claro. TU CONVICCION. no importando lo que estemos pasando. entonces sufriré. lo de él no es nada comparable a lo que yo estaba experimentando. yo no quería que eso me pasara. al examinarme el doctor. mientras llore como un niño. ¿Qué tal si Dios no responde?. más cuando su voluntad es diferente a lo que nosotros quisiéramos. lo de él era más fuerte. Le llame a mi esposa Yamita y le quite un peso de encima. queriéndonos convencer que no le importamos. Si Dios quiere que pase por eso. porque después gozare. yo se que ella estaba más preocupada por mí que yo mismo. no sé si alguna vez lo has experimentado. entonces llorare. Fui al hospital nuevamente el domingo por la tarde. ¡cómo deseo que me libres de este sufrimiento! Pero que no suceda lo que yo quiero. pero no deje de tratar de comprender ese pasaje en base a lo que yo experimentaba y a la vez comprender que a veces no será lo que nosotros queremos. o que no está al pendiente de nosotros. había algo que no estaba en juego. Yo puedo sentir cuando hay personas que están orando por mi vida y la de mi familia. Es allí en donde muchas veces el enemigo se entromete para cuestionar la voluntad de Dios. entonces pasare. el doctor me dijo que no había necesidad de una operación y que pronto estaría mejor. sea esto lo más fuerte que a tu vida le ha tocado experimentar. ¿Dejaremos de confiar en Él?. pero si era necesario pasar por ello. sentí como Dios me dio una fuerza que no tenia y como de pronto me sentí mas fuerte físicamente. ó ¿Qué tal si responde diferente a como nosotros queríamos?. pero a veces uno siente cuando hay personas que interceden por nosotros. todo está bajo su control. mas cuando me dijo que podía comer lo que yo quisiera. porque después sonreiré. se que las oraciones sinceras de muchos estaban siendo escuchadas. y eso era mí: CONVICCION. NO ES NEGOCIABLE. TU FE.

pero hay algo que no se nos tiene que olvidar y Dios te lo quiere recordar. porque si Él me cuida. 11 . ¿Qué me puede pasar? A veces pensamos que las cosas irán de mal en peor.Llegue a mi casa y comencé a sentirme bien. no me siento al cien por ciento. ¡Gloria a Dios! Porque EL NOS CUIDA. lo sé porque Dios me dijo algo que no se me olvidara: “YO TE CUIDO”. gracias por cada palabra de bendición que dirigen hacia mi familia y hacia mi vida. esas palabras eran las que necesitaba. el saber que Él me cuida es mi paz. a Él sea la Gloria. pase lo que pase. que tu vida. no se imaginan cuando valioso es eso para mí y para mi familia. gracias por sus palabras y su tiempo para leerme. tienes que saber que es Él quien te cuida. Esas palabras que Dios dirigió a mi hijo para que me las dijera calaron hondo en mi corazón. pero pronto estaré bien. hoy estoy en mi oficina y escribo esto. No quiero terminar este escrito sin antes agradecer a Dios por su incomparable forma de actuar. tu familia y todo lo que tienes esta bajo la cobertura de Dios y por lo tanto TODO está SEGURO. diciéndote: “YO TE CUIDO” Tu eres propiedad del Señor. También agradecer desde lo más profundo de mi corazón a cada una de las personas que me llevan en sus oraciones. la Honra y la Alabanza por todos los siglos de los siglos. estoy seguro que Dios los ha de recompensar. sus oraciones son escuchadas y prueba de ello es que Dios nos está bendiciendo. los amo en el Señor y están en mis oraciones.

De hecho. porque te ama a tal punto que desea lo mejor para ti. ¡Suéltalo!” y no se porque razón no podía soltarlo. el no quiere verte caer. y es el proceso de la vida. trataba pero no podía dejarlo solo. siguiéndonos a todo lugar donde vayamos. el ya camina mejor. para ella no era difícil.No te preocupes. y es que en la mente de Dios no cabe el hecho de dejarte solo ni un instante. Lo que tomo en este episodio es el hecho de que aunque muchas veces no queremos que Dios nos tome de la mano. y le quitamos las manos porque pensamos que nosotros solos podemos caminar. los primeros días era un sufrimiento para mi el solo hecho de pensar de que se podría caer y golpear. pues en mi mente no cabía la idea de dejarlo solo. cree que el solo puede hacer las cosas. me dice que no quiere que lo agarre. inconscientemente no lo soltaba. y una que otra vez caerás. Dios siempre estuvo ahí observándote. pues. Mi esposa Yamita me decía repetidamente: “Tienes que dejarlo solo. pero para mi era algo que aunque quisiera. pero tarde o temprano pasara. pues mi amor por el no me lo permite. esperando ser la protección que sin que nosotros la pidamos. aun cuando el me quita las manos. El ha tenido a bien brindarnos. tengo que permitir que eso pase. viendo como le quitaste las manos para que te dejara caminar solo. pero tengo que comprender que es parte del proceso de aprendizaje y que mi tarea será enseñarle a levantarse cuantas veces sea necesario. se que algún día tendrá que caminar solo y se caerá muchas veces. me las quita. la forma de cómo El ha sido con nosotros. Sinceramente yo quisiera que mi hijo nunca se fuera a caer y que nunca se golpee. estará ahí para enseñarte que los tropiezos nada mas será una oportunidad para demostrar que no te rindes y que seguirás firme en tu propósito. Ahora unas semanas después. ¿Cómo. para que el aprenda a levantarse y a seguir caminando. Pero yo como un Padre que ama en sobremanera a su hijo. porque a pesar del tropiezo. aun no concibo la idea de dejarlo solo sin supervisión. ni que te golpees. pendiente de que no se vaya a golpear. Dios cuida tus Pasos Como un Padre amoroso anda detrás de ti “De Jehová son los pasos del hombre. Y es que Dios es tan amoroso con nosotros que trata la manera de cuidarte. viendo como hacías las cosas como tu querías. es mas cuando le pongo cerca las manos. quizá en algún momento de tu vida vas tropezar. detrás de nosotros. no quería ni soltarlo para que caminara el solo. entenderá el hombre su camino?” Proverbios 20:24 Desde hace días Dios había inquietado mi corazón de escribir esto y hoy me decidí a hacerlo y es lo siguiente: Desde hace semanas mi hijo Uziel ha ido aprendiendo poco a poco a caminar. voy detrás de el siguiéndolo hacia todo lado donde vaya. pero Dios estará ahí para mostrarte que tienes que levantarte. Aunque ahora ya puedo soltarlo. En esos momentos Dios traía a mi mente y mi corazón. y es que Uzielito se siente ya todo un atleta. pero aun 12 . porque pensaba que se podía golpear. Dios siempre estará ahí.

Amados hermanos. pero que lindo saber que Dios siempre estará ahí para mostrarnos el camino. para levantarte y enseñarte la forma correcta de cómo caminar. quizá últimamente has tenido algunas decepciones que quizá fueron provocadas por tu independencia de Dios. ¿Por qué no dejas que Jesús sea el que guíe tu vida? 13 . anda siempre detrás nuestro. para darte la mano y levantarte y decirte: “HIJO MÍO. YO CONFIO EN TI. Dios ha estado siempre detrás de ti. el siempre anduvo detrás de ti para salir al rescate en el momento necesario.cuando se las quitaste. aun cuando nosotros creemos que el se ha apartado de nosotros. ¡VAMOS! ¡LEVÁNTATE!”. Así es Dios. así es su amor. mas en esta hora quiero recordarte que aun cuando tu fallo te causo dolor. Y es que nuestras actitud independiente muchas veces nos hace tropezar.

En ese momento el se detuvo y me volvió a ver como diciéndome que no podría. Momentos en los que pareciera que Dios me abre el entendimiento espiritual para mostrarte una verdad. subía y bajaba gradas y andaba feliz. 14 .Tú puedes porque eres mi hijo “Cristo me da fuerzas para enfrentarme a toda clase de situaciones”. hacerte creer que no podrás. que es demasiado para ti. Quizá estos días te has enfrentado a esas gradas que consideras que no puedes saltar. que eso no te detendrá. Mientras esperaba a que me dieran un artículo que compre. en ese momento el lo intento y pudo. no en lo que yo pueda. Uziel pudo y siguió jugando como todo niño. todos tenemos la misma ayuda de Dios si tan solo le permitimos ayudarnos. la zozobra se ha apoderado de ti. De pronto sentí algo dentro de mí que comenzó a ministrarme y a hacerme reflexionar sobre lo que sin pensar había dicho: “Tu puedes porque eres mi hijo”. cuando de pronto se enfrento a una grada a la que considero que no podría saltar. mas en este día Dios quiere recordarte que eres su hijo y que por lo tanto TODO lo puedes en El. estaba disfrutándolo. lo que quería decirle a mi pequeño Uziel era que el tenia la capacidad para hacerlo y que no había problema porque yo estaba allí para cuidarlo. El está allí viéndote cómo vas de un lado al otro. situaciones de mi diario vivir que me muestran de una forma especial las maneras de actuar de Dios. Y es que a veces vamos por la vida con temor de no poder hacer esto o no poder hacer aquello. El Domingo andábamos de compras en un lugar. cuando en realidad todo está basado no en mi poder. El enemigo ha querido intimidarte. libre. Yo lo veía y el se escondía. pero Dios sabe que puedes. sino en lo que Dios hace en mi o a través de mí. porque tú eres su hijo y El es tu Padre. El está en su trono observando todos tus movimientos y cuando llegas a una grada que consideras que no puedes saltar o a la que le tienes miedo el te dice: “Tú puedes porque eres mi hijo”. Filipenses 4:13 (Traducción en lenguaje actual) Hay cosas de las que no puedo dejar de escribir. como a veces te quieres esconder. El sabe que tienes la capacidad para salir adelante. mientras tanto yo quede flechado con esas palabras que en mi mente habían andado durante estos últimos dos días y de lo cual tenía que escribir. el temor te ha invadido. jugando como todo un niño. hay tanta inseguridad de que no podrás que pareciera que ya estas vencido sin antes intentarlo. mi esposa Yamita se quedo en la parte baja y junto a mi pequeño Uziel fuimos a la segunda planta. Todos tenemos la misma capacidad para salir adelante. pero el siempre te encuentra. en ese momento entendí que tenía miedo y sin pensarlo le dije lo siguiente: “Tú puedes porque eres mi hijo”. me senté en una silla mientras veía como mi pequeño Uziel corría de una lado a otro.

Hoy Dios te dice: “Tú puedes porque eres mi hijo” 15 .Amados. nunca olvides de quien eres hijo. jamás se te olvide que tu Padre está contigo y que junto a Él eres un VENCEDOR.