Tema 6 El sexenio Democrático (1868-1874) 1.

- Las Causas de la Revolución

1.1.- La Crisis económica
Durante el reinado de Isabel II, se vio una expansión económica por Europa, pero en 1866 se inicio una crisis económica, coincidió con la crisis de subsistencias, que tuvo consecuencias en las clases populares. Esta crisis empezó por las inversiones ferroviarias, que no tuvo gran demanda. Los inversores pidieron subvenciones al gobierno, pero este carecía de ellas, esto conllevo a que las entidades financieras cancelaran sus créditos. Esta crisis, también coincidió con la crisis industrial, las industrias textiles utilizaban algodón exportado de América, pero la guerra de sucesión americana, enriqueció este producto, haciendo a España sufrir una falta de algodón. La crisis de subsistencia dieron un resultado a una escasez de trigo, en poco años, el trigo subió hasta un 65%, esto también ocurrió con otros muchos productos básicos. La unión de estas crisis llevo a la violencia social, y al paro masivo, provocando un descenso del nivel de vida. 1.2.- El deterioro político En 1866 por el descontento de la población O’Donnell fue apartado del gobierno, por Isabel II, y continuaron gobernando el partido moderado mediante Narváez, haciendo oídos sordos a los problemas del país. El partido progresista, liderado por Prim junto al partido Demócrata, hicieron un trato, El Pacto de Ostende para acabar con el moderantismo en el poder. Esta unión supuso el fin de la monarquía Isabelina, dejando el poder en manos de las cortes. A este pacto se unieron los unionistas tras la muerte de O’Donnell. Esta unión aporto gran parte del ejército, pero el carácter conservador de los unionistas contrarresto el peso demócrata, convirtiéndola en un levantamiento militar.

2.- La Revolución de Septiembre de 1868
2.1.- La revolución del 68 y el gobierno provisional En 1868 Juan Bautista hizo un levantamiento militar contra Isabel II, Mientras Prim y Serrano exiliados de España, se unieron a los sublevados para buscar apoyo para defender la libertad de España con las armas, Prim sublevo posteriormente las ciudades de Málaga, Almería y Cartagena. El 28 de Septiembre hubo una guerra en Alcolea, en la que salieron victoriosos los revolucionarios, dando lugar a que Isabel II se exiliara a Francia, donde fue acogida por Napoleón III. En muchas ciudades españolas, se constituyeron Juntas revolucionarias, que organizaron levantamientos en busca de libertades. El radicalismo de algunas juntas no era compartido por algunos unionistas, que ya habían visto cumplido su deseo de derrocar a la monarquía, estos nombraron a Serrano como regente, y a Prim como presidente del gobierno provisional, estos mandaron disolver las juntas y la milicia nacional. 2.2.- La Constitución de 1869 y la regencia