Repensar el ministerio ordenado en una iglesia “toda ministerial” El “año sacerdotal” propuesto por Benedicto XVI el pasado 19 de junio

, parecería convocar solamente a los sacerdotes a repensar su ministerio, actualizarlo, renovarlo. ero cuando nos sentimos miem!ros de la i"lesia, comenzamos a entender #ue los asuntos eclesiales no son solamente de los directamente implicados sino #ue toda la comunidad $a de involucrarse en ello. % dic$o de otro modo, dependiendo del inter&s #ue suscite un acontecimiento eclesial, se podr' perci!ir cu'l es el modelo eclesial #ue vivimos en la pr'ctica. or eso, si #ueremos se"uir a(ianzando el modelo de i"lesia comuni)n *marcado tan claramente en Vaticano II* es !ueno #ue todos pensemos #u& si"ni(icaría o por d)nde nos "ustaría #ue se diera una renovaci)n del ministerio ordenado. +l"unos podrían pensar #ue esto es competencia solo de los sacerdotes. ,imilar situaci)n pasa en las (acultades de teolo"ía #ue tienen pro(esores laicos -varones . mujeres*. +llí al"unos estudiantes consideran, #ue como se est'n (ormando para el ministerio ordenado, de!erían tener solo pro(esores sacerdotes. Es entendi!le est' postura por#ue la teolo"ía $asta $ace poco estuvo reservada solo a los varones cl&ri"os. ero es tam!i&n una visi)n limitada del ministerio ordenado /. por supuesto del ministerio teol)"ico0 #ue #ueriendo servir a la comunidad eclesial, no reconoce #ue es precisamente esa comunidad -#ue se $ace e1plícita cuando $a. variedad de miem!ros en ella* la #ue puede (ormarlos inte"ralmente. En una i"lesia comuni)n no podemos olvidar un punto de partida esencial2 la participaci)n de todos los (ieles en el o(icio sacerdotal, pro(&tico . real de 3esucristo. 4odos . todas llamados a ser mediaci)n entre 5ios . el pue!lo. 4odos . todas con la capacidad de consa"rar el mundo a 5ios a trav&s de sus o!ras /6umen 7entium 890. ,)lo en ese $orizonte de una comunidad #ue vive su sacerdocio (undamental, puede ad#uirir verdadero si"ni(icado el ministerio ordenado #ue esta para el servicio de la comunidad a trav&s de la predicaci)n del evan"elio, el cuidado de los (ieles . la cele!raci)n del culto divino /67 :;0. 6a V <on(erencia de +parecida va en esa misma línea. El ministerio ordenado es radicalmente comunitario, “tarea colectiva” /19=0. > en ese $orizonte, los pres!íteros $an de (ormarse cuali(icadamente /191, :??0 para conocer la cultura actual . así poder sem!rar la semilla del Evan"elio de manera comprensi!le, esperanzadora . relevante /1990. +dem's $an de ser $om!res de oraci)n, cultivando relaciones (raternas con sus $ermanos pres!íteros, o!ispos . laicos@as. 4am!i&n ellos, a ima"en del Buen astor, $an de ser $om!res de misericordia, cercanos al pue!lo /19;0, comprometidos con la de(ensa de los m's d&!iles . promotores de la cultura de la solidaridad /1990. odríamos señalar m's aspectos #ue $arían m's cuali(icado . m's pertinente este ministerio eclesial. ,in em!ar"o lo #ue interesa su!ra.ar a#uí es la ima"en paulina del <uerpo de <risto donde se pide #ue “no $a.a divisiones dentro del cuerpo, sino #ue m's !ien cada uno de los miem!ros se preocupe de los dem's. <uando uno su(re, todos los dem's su(ren con &l ., cuando reci!e $onor, todos se ale"ran con &l” /1 <or 1:,:=*:A0. 6as di(icultades por las #ue $o. pasa la vivencia del ministerio ordenado a(ectan a todo el

repensar su identidad en ese conte1to eclesial.<uerpo de <risto. vitalidad . Es tiempo de vivir una i"lesia toda ella ministerial . pertinencia vendr'n de un tra!ajo colectivo donde los laicos@as podamos e1presar lo #ue se espera de ese ministerio . ero al mismo tiempo su renovaci)n. una i"lesia verdaderamente comuni)n. . por eso. los pres!íteros est&n dispuestos a escuc$ar . Es tiempo de aca!ar con las distorsiones #ue privile"iaron unos ministerios e impidieron otros.