SOBRE LOS REIDEÓLOGOS_@PRISTAS.

COM
(¡Cuidado!...ahí vienen los euro ideólogos...otra vez) El APRA surgió como un impulso creativo, como una madura búsqueda de la identidad latinoamericana, como una insurgencia de la AUTOESTIMA, frente a la vulgar “importación de ideas” de nuestras costras de re - intelectuales. HAYA DE LA TORRE llegó a decir que mejor dicho, los vio copiar ramplonamente. Ese tipo de vasallaje mental o tutela cultural que nos lleva a buscar en otras realidades la solución o las soluciones a problemas propios de nuestra realidad latinoamericana, aparecía también entre los mismos apristas de cuando en cuando, PERO EL MAGISTERIO DE VICTOR RAÚL IMPEDÍA QUE LAS CORRIENTES EUROCENTRISTAS COBRARAN CUERPO ENTRE NOSOTROS. Su advertencia acerca de la autonomía (no concluyente y dialéctica) de la doctrina aprista, evitaba que los neologismos y los esnobismos disgregaran la ideología misma. POR EJEMPLO............ DURA TE LOS..... AÑOS 20 APARECIERO LOS... PROPO IA CO GRA DILOCUE CIA...

“apristas” radicales Una ruptura total, nihilista, con el sistema y la toma anarcosindicalistas. del poder por la violencia. “apristas” leninistas suponían que el Aprismo era “antesala” del socialismo “apristas” populistas – Reducirlo todo a una estatización monopólica y dirigir eseristas totalmente el mercado. “apristas” weberianos Reconocer la multiplicidad inorgánica de los factores Históricos. Desconocer la posibilidad de explicar la historia, aun desde el punto de vista de cualquier observador. Partidiarios del populismo y el burocratismo. Tendencia a un Indeterminismo social completamente ecléctico. Proponían la estatización de la economía y la aventura revolucionaria.

AÑOS 30

AÑOS 40

“apristas” popperianos “apristas” peronistas “apristas” sartreanos

AÑOS 50 “apristas” castristas

“apristas” marcusianos AÑOS 60 “apristas” nasserianos “apristas” touraineanos AÑOS 70 “apristas” mariateguistas

Adoptar concepciones de las sociedades opulentas para explicar nuestras sociedades. Formar un bloque de países “no marxistas” y “no capitalistas”. (Nasser-Nehru- Tito). La dinámica de las transformaciones sociales imprime la necesidad de transformar permanentemente las instituciones.

neo- Suponen que el debate ha sido Haya de la TorreMariátegui y no Haya de la Torre-Lenin. Desconocer la dialéctica hegeliana y marxista de la historia a favor del concepto de “olas” de desarrollo cultural. Autocrítica acérrima, relanzamiento indiscriminadas post-gobierno aprista. y purgas

“apristas” tofflerianos AÑOS 80 “apristas” gorbachovianos “apristas” fukuyamistas AÑOS 90 “apristas” Giddensbleairemos. “apristas” reingenieristas AÑOS 200-2001 “apristas” refundacionales relanzadores. AÑOS 2003 2002“apristas” stiglitzeanos

Eliminar toda tradición partidaria y suplantarla con teorías transformacionistas Ubicarse a la derecha de la izquierda social demócrata internacional. Aplicar indiscriminadamente teorías administrativas post- industriales en la idea de que Partido = Empresa

Imponen una lectura sesgada de la historia del PAP. o durante los noventas: la sociedad habría desbordado al partido. Para éstos Partido = Estado. Reducen la defensa de los países “pobres” a la sola reestructuración de las instituciones jurídicas. Ven en la globalización únicamente una variación del mercado.

HAY POR AHÍ algunos teóricos – que sólo han protagonizado revoluciones mundiales en los tres metros cuadrados de una pizarra universitaria - empecinados en superar, refundar, modernizar, adecuar, corregir, enmendar y/o solventar, además de otros verbos igualmente pretenciosos, lo que hasta hoy quizá no han comprendido. AL PARECER la presencia intelectual y biográfica de HAYA DE LA TORRE ofende su autoestima. Así, la carrera maratónica a la que se han avocado pareciera denominarse “superar a HAYA DE LA TORRE@.com” de tal manera que la figura de HAYA DE LA TORRE no debe ser definitoria, hay que oponerle – (no lo dice) – otra realidad, aunque sea des-realizada, virtual, lexicográfica blaireana, touraineana, weberiana o popperiana.

LOS REINGENIERISTAS... (Historias sobre disyuntivas) Se han leído un par de libritos sobre administración moderna, por ejemplo Drucker o uno de esos best seller de los estantes de metro, Wong o Santa Isabel, o tal vez... Les han dicho en la universidad o en su círculo de amigos inteligentes que tal autor o tal otro trae la última novedad en materia organizacional, hay que rendirles al culto de la novofilia, quizás.... Las propuestas que se vienen ofreciendo son de dos tipos: aplicaciones textuales o cambios de nombre y más de lo mismo. DICEN Relanzamiento del partido. PERO DEBERIAN DECIR Relanzamiento de la clase dirigencial del partido. Pues es un insulto desconocer el trabajo, contra viento y marea, de los compañeros en todas las bases y células de la República durante los difíciles noventas.

No se puede cosificar una institución como el partido. No se está analizando el factor humano. Los “Sociólogos” dicen que el APRA es un partido y le aplican sus acategorías es decir, unas cuantas Transformación de las estructuras planilla y parámetros que detienen su dialéctica y justifican su falta organizacionales del partido. imaginación profesional. Si fueran físicos discriminarían el indeterminismo en su supuesta cienciología no entran términos como Fraternidad o Mística. La situación del Partido La situación del Partido y la de los militantes. No se plantea por ejemplo un censo interno socioeconómico de la familia aprista ni se proponen las guías de servicios profesionales entre apristas.

Cómo ES CIERTO que los apristas sí se han avocado a la organización funcional más que a la base territorial, (¿se olvidan que los sectores estaban y siguen “vacíos”, viéndose los a mismos las Menos Secretarías (pero inventan mismas caras?). Los apristas no han descuidado el trabajo social, un sin número de comisiones ¿acaso no están en todas partes?. El Problema estriba en que hubo un nacionales) divorcio entre su trabajo socia y el partido. El problema se llama: falta de coordinación. Se rompió el puente entre el activista aprista y el partido. ¡O tuvieron culpa de ello las sempiternas y exosféricas cúpulas dirigenciales. ¿Estaremos involucionando hacia un estructuralismo criollo?. Cada quien se imagina un Colón administrativo. La matemática está vigente con las mismas palabras de un Pitágoras o un Al Juarismi. El problema del Partido es lo que se denomina recurso humano. Ese recurso humano son los militantes. Dejémonos de huachaferías organigramistas y centrémonos en el problema humano de la familia aprista. De lo contrario, llámese como se llame: Secretaría, Comisión, Comité, Oficina, Buró; tenga la estructura que tenga: vertical, horizontal,

helicoidal, funcional, coyuntural, conjetural o diagonal (las palabras también pueden prostituirse), estarán condenadas al fracaso. Luis Alberto Sánchez lo llamaba masturbación mental. Siempre con Fe, unión Disciplina y acción.